Printer Friendly

Zozobra eterna.

[ILUSTRACION OMITIR]

Tuvieron que pasar meses de audiencias de presentacion de testimonios y desahogo de pruebas para que el Tribunal de Juicio Oral de Juarez diera su fallo condenatorio contra cinco de los seis implicados en 11 feminicidios ocurridos entre 2011 y 2012. La sentencia se emitio el 19 de julio ultimo y es uno de los casos de justicia exitosos de los ultimos tiempos. Sin embargo, las madres de las jovenes agraviadas no se muestran seguras porque, dicen, uno de los imputados, Jose Gerardo Puentes Alva, fue absuelto por falta de pruebas en el juicio 267/2014.

CIUDAD JUAREZ, CHIH. -- En julio pasado, durante la sesion del Tribunal de Juicio Oral que analizaba el caso de 11 mujeres asesinadas entre 2011 y 2012, dona Norma Laguna Cabral exclamo: "Yo quisiera saber cuales fueron las ultimas palabras de mi hija. Diganme como le hago para no pensar, cuando mis hijos salen a la escuela y mi esposo a trabajar, que ya no van a regresar".

Ese dia, las jueces Catalina Ruiz Pacheco, Emma Teran Murillo y Mima Luz Rocha Pineda dictaron por unanimidad una condena de 697 anos de prision a cinco de los seis presuntos implicados en esos feminicidios: Jesus Hernandez Martinez, El Gordo Maloso o El Chuy; Cesar Felix Romero Esparza, El Felix; Edgar Jesus Regalado Villa, El Piwi; Jose Antonio Contreras Terrazas, El Koyac, y Manuel Vital Anguiano Don Meny.

[ILUSTRACION OMITIR]

Los inculpados, que pertenecen a la banda Los Aztecas y se dedicaban a la trata de personas, deberan pagar tambien 839 mil 274 pesos a los familiares de las victimas por reparacion del dano.

Dona Norma es madre de Idali Juache Laguna, una de las 11 ejecutadas. Durante meses, ella y los familiares de las otras mujeres recorrieron las calles, hoteles y burdeles de esta ciudad para recabar testimonios, incluida la presentacion de restos oseos localizados en el Valle de Juarez, hasta localizar a los implicados y llevarlos ante la justicia.

Despues de analizar las pruebas aportadas por las madres de las victimas y un adolescente llamado Luis Raul Ramirez Loera--el "testigo estrella"--, el fiscal especializado en delitos contra mujeres, Ernesto Jauregui Venegas, admitio que en este caso es probable la participacion de militares, policias de los tres niveles y autoridades penitenciarias. El era integrante de Los Aztecas y comenzo a "trabajar" a los 13 anos con su tio Poncho (Proceso 1939 y 2012).

El 19 de julio a las 2:00 horas, el tribunal los encontro culpables y absolvio por falta pruebas--no por ser inocente--a Jose Gerardo Puentes Alva, quien obtendra su libertad cuando se agoten los recursos de casacion y amparo que promovera el Ministerio Publico (MP).

Al iniciar el juicio, Jauregui Venegas considero que se trataba de una red "pequena" de trata de personas cuyos integrantes se movian solo en el centro.

Por ello, el organo colegiado ordeno que el MP inicie una investigacion contra uniformados, custodios y funcionarios de los dos reclusorios de Ciudad Juarez ante la presuncion de posibles actos de corrupcion durante el traslado de las victimas y por facilitar su ingreso a los penales.

Las 11 mujeres fueron explotadas y asesinadas porque se encontraban en condiciones de vulnerabilidad. Eran muy jovenes, fisicamente agraciadas y de condicion economica precaria. Y como carecian de redes de apoyo, fueron presas faciles para los tratantes de blancas.

"En el acto de desaparicion fueron explotadas sexualmente, formaron indicios importante de que las reclutaron, las mantuvieron cautivas sin poder transitar libremente, las incomunicaron de sus familias", segun el tribunal.

El juicio incluyo los casos de Maria Guadalupe Perez Montes, quien desaparecio cuando tenia 17 anos; Lizbeth Aviles Garcia, 16; Perla Ivonne Aguirre Gonzalez, 15; Idaly Juache Laguna, 19; Beatriz Alejandra Hernandez Trejo, 20; Jesica Leticia Pena Garcia, 15; Deysi Ramirez Munoz, 16; Andrea Guerrero Venzor, 15; Monica Liliana Delgado Castillo, 18; Jessica Terrazas Ortega, 18, y Jazmin Salazar Ponce, 17.

Nuevos riesgos

La absolucion de uno de los imputados, representa un riesgo, comenta dona Norma a Proceso. "Ya nos miro. Ahora no vamos a poder andar por el centro con nuestros hijos. Es un riesgo--insiste--porque si no estabamos seguras desde la desaparicion de nuestras hijas, ahora hay mas preocupacion. Sin embargo, voy a seguir hasta que Dios me mande llamar".

Luego del fallo, Norma Ledezma Ortega, coadyuvante del MP a traves de la organizacion Justicia para Nuestras Hijas, advirtio: "Que la fiscalia no piense que con esto nos va a tranquilizar ... Tiene que continuar inmediata e ininterrumpidamente las investigaciones para judicializar los otros casos de victimas no encontradas y otras que si se han encontrado; tiene que abrir carpetas de investigacion hacia todos los servidores publicos, militares y policias responsables".

El compromiso debe ser mayor porque la fiscalia de genero no tiene suficientes recursos pues no se le ha dado toda la importancia", agrego.

Por lo pronto, comenta el abogado coadyuvante por la Red Mesa de Mujeres, Santiago Gonzalez, quedan mas carpetas abiertas y cuatro detenidos a punto de llegar a juicio oral.

Imelda Marrufo, directora de la Red Mesa de Mujeres, senala que la Procuraduria General de la Republica debe investigar tambien a los agentes y funcionarios involucrados. Le corresponde hacerlo; ademas, cuenta con indicios.

El caso recien concluido fue sobre 11 feminicidios, aunque hay testimonios y registros periodisticos de por lo menos otras 16 muertes ocurridas en el Valle de Juarez y falta encontrar a otras desaparecidas del centro de Juarez. "El caso es complejo, sobre todo porque las autoridades no actuaron inmediatamente despues de la comision del delito", asegura Marrufo.

Miriam Sanchez, quien iba a declarar como testigo protegido, por ejemplo, fue asesinada en junio de 2014. Su testimonio solo pudo ser leido en la audiencia.

Sergio Gonzalez considera que las autoridades deben brindar proteccion a las victimas sobrevivientes, sobre todo a las que aportaron su testimonio, y a las que no se presentaron a declarar ante el tribunal por temor a represalias. Ademas, hay muchas mujeres desaparecidas en circunstancias identicas en la zona centro entre 2009 y 2011.

"De esta magnitud es el problema que hoy se empieza a abordar; esta plagado de complicidades, corrupcion, negligencia. Falta de la debida diligencia y otros tantos vicios del estado, dentro de los cuales operaron con absoluta impunidad miembros del crimen organizado", asegura.

Desde el 14 de abril pasado, cuando se inicio el juicio 267/2014 y con el desahogo de 182 testimonios y diferentes pruebas, se evidenciaron indicios para determinar que policias municipales, estatales, federales, militares y autoridades penitenciarias estuvieron implicados o encubrieron a la red (Proceso 2017).

De acuerdo con uno de los testigos protegidos--un adicto a las drogas--, agentes municipales que encubrian a la red lo golpearon y amenazaron para inducir su declaracion. Gonzalez solicito a las juezas que dieran vista al MP para que se investigue su caso. El tribunal acepto.

Jesus Damian Perez Ortega, El Patachu, es otro testigo y tambien uno de los imputados en el caso. Varios testigos expusieron que el se encargaba de enganchar y transportar a las jovenes. Sin embargo, el expuso que estuvo detenido de 2005 a 2012 por transportacion de droga. Po lo que es imposible que haya cometido los ilicitos estando en prision.

Sin embargo, el fiscal Jauregui Venegas refuto esa version y expuso que habia una evidente corrupcion penitenciaria. Y puso varios ejemplos:

"Jesus Hernandez estaba ligado con el lider de la red de trata, Adrian Roldan de la Cruz, alias El Miguelito o Zeta 1. El trato con mujeres, como Jessica Pena, quien era introducida al penal con muchisima seguridad.... (Asimismo), se proceso al custodio Lucio Cuevas por corrupcion, por permitir el ingreso de droga (al penal), asi como a personas no autorizadas."

Las razones del tribunal

El 14 de julio, Norma Ledezma solicito la reclasificacion del delito de homicidio como delito emergente para que las juzgadoras tomaran en cuenta que el delito de trata llevo al de homicidio. Si se veian de manera aislada, expuso, no habia forma de probar como, con que y que participacion tuvo cada uno de los imputados en los asesinatos. El tribunal acepto.

"El homicidio lo cometieron para disponer de la vida cuando (las mujeres) ya no les servian. Las victimas de trata sufren un desgaste psicologico y emocional por los contactos sexuales y con las drogas que les suministran. Por eso, cuando ya no les servian, se deshicieron de ellas", argumento Santiago Gonzalez a la defensora publica Yesica Jaquez.

Ella asevero que eran delitos de naturaleza distinta, para evitar que se acreditara el homicidio.

Para el fallo fue clave la declaracion de Raul Ramirez Loera: "Se hizo creible el testimonio del testigo 'estrella' , quien senalo la participacion de cada uno de los acusados. Es creible para el tribunal que trabajo para la empresa, entre otros, de trata y prostitucion", segun el documento del tribunal.

Ramirez Loera era menor cuando fue detenido e imputado en 2013 por su presunta participacion en dos feminicidios. Como aporto informacion para resolver algunos casos, se convirtio en testigo protegido.

Su testimonio coincidio con el de otros testigos que vieron a ocho de las 11 jovenes en el hotel Verde, y el tribunal determino que el hecho de encontrarlas a todas en el Valle de Juarez, bajo las mismas circunstancias, evidencia que se trata del mismo grupo delictivo: Los Aztecas.

Una carga de prueba importante fue el testimonio del agricultor Hector Garcia Trevizo, quien encontro los primeros restos oseos en el Arroyo del Navajo, cerca del ejido San Jose de los Paredes, en el municipio de Praxedis Guerrero, el 21 de octubre de 2011.

El Valle de Juarez era "resguardado" y "vigilado" por cientos de militares y agentes federales que llegaron a reforzar la guerra contra el narcotrafico en 2008 durante el Operativo Conjunto Chihuahua.

En 2012 las autoridades hicieron mas rastreos y localizaron mas restos, prendas de vestir y cuerdas con nudos profesionales en el Valle de Juarez. Con los peritajes concluyeron que las mujeres fueron atadas y llevadas con vida por sus victimarios, quienes utilizaron brechas de partes altas.

En cuanto al delito de trata, las llevaban a una casa de seguridad en la Avenida 16 de Septiembre, a unas cuadras del Distrito Delicias de la policia municipal, y al hotel Verde, donde eran violadas y retenidas. Luego eran removidas a otros puntos, como la ciudad de Chihuahua o al extranjero, donde eran prostituidas.

Dos de los inculpados en el juicio de los 11 feminicidios--El Felix y Don Menyoperaban en el centro de la ciudad, ambos ofrecian trabajo a las jovenes. El primero se dedicaba a la venta de droga; el segundo utilizaba su tienda de abarrotes como pantalla para contratar a las mujeres y "ponerlas" a los delincuentes para que las prostituyeran. A Don Meny lo ubican como responsable de la desaparicion de mujeres desde 1995, entre ellas Olga Leticia Carrillo Perez.

El Chuy es un sicario y mano derecha del presunto lider de la red de trata, Roldan de la Cruz. El controlaba prostibulos ambulantes que la organizacion promovia como salas de masajes y se dedicaba a extorsionar; El Piteis era responsable de privar de la vida a victimas. Es uno de los mas mencionados dentro del grupo que las "levantaba" para ir a asesinarlas, junto con El Patachu, El Pifas y El Koyac. A este ultimo lo vincularon con los homicidios de Nancy Gomez Farias y Jusalet Alejandra de la Cruz.

El recuerdo de Marisela Escobedo

Con el miedo a que los imputados fueran absueltos y a vivir lo mismo que vivio la activista y companera de varias de ellas, Marisela Escobedo Ortiz--la activista asesinada en la puerta de palacio de gobierno, en diciembre de 2010--, las madres de las victimas estuvieron durante tres meses en el juicio oral, realizado en la sala de audiencias 2 de la Ciudad Judicial de esta frontera.

La tanatologa de la Red Mesa, Gabriela Reyes, explico que los principales sentimientos de las madres en el juicio fueron el miedo y coraje, lo que reconocieron en las terapias que realizaron varias de ellas.

Durante las audiencias, algunas madres pasaron al estrado y hablaron. Su sana Montes Rodriguez, mama de Maria Guadalupe, recordo: "Yo le decia: 'Ten mucho cuidado' ... Para ese entonces ya empezaban a haber esos casos. Me decian que era trata, que tuviera cuidado, pero no entendia. Nunca imagine que me la iban a entregar como me la entregaron".

Dora Venzor, mama de Andrea Guerrero Venzor, llego rota a la tribuna: "Siento coraje, culpa. Mi familia se esta desintegrando, yo no quiero ir a terapia psicologica. Yo quiero justicia, y aqui estoy. Yo queria estar aqui desde que me entregaron los restos oseos. Me duele no haberle cerrado los ojos a mi hija en el momento en que ella expiro. Quiero que (sus asesinos) se lleven eso en su mente".

Siguio Norma Laguna, quien expuso: "Nunca pense que hubiera gente tan mala, y menos porque ellos salieron de una mujer y ojala que nunca sepan lo que se siente. Cuando siento esto, tengo deseos de quitarme la vida, de quedarme dormida para que esto ya no duela; para no pensar que ya no voy a besar a mi hija".

Y siguio su exposicion: "Al mes estuve en un hospital psiquiatrico porque cuando nos hacen esto ... a veces ya no quiero mandar a la escuela a mis hijos. Esas personas que den gracias a Dios por su familia, porque a nuestras hijas las trataron como si ya no sirvieran, como si no valieran, como si no tuvieran derechos".

El 27 de diciembre de 2013 sepulto a su hija Idali.

Los imputados insistieron en su inocencia. Finalmente, el 19 de julio pasado, a las 2:00 horas, cinco de los seis implicados fueron declarados culpables.

[ILUSTRACION OMITIR]
COPYRIGHT 2015 CISA Comunicacion e Informacion, S.A. de C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:condena a hombres acusados de asesinato de mujeres en Juarez, Mexico
Author:Mayorga, Patricia
Publication:Proceso
Date:Aug 9, 2015
Words:2478
Previous Article:A reganadientes, la alerta de genero en Edomex.
Next Article:"Podemos contribuir" a poner un cuartel de la PF en Oaxaca.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters