Printer Friendly

Zonas francas de la Republica Dominicana, ?sobreviviran a la liberalizacion del comercio del vestido?

Resumen

Este trabajo discute el caso de la Republica Dominicana como el modelo mas dinamico del crecimiento de industrias ensambladoras en las zonas francas de exportacion del Caribe y Centroamerica. Las posibilidades para la creacion de una industria sostenida y duradera del sector textil y de prendas se vieron amenazadas por el Tratado de Libre Comercio de America del Norte (TLCAN), que junto con la devaluacion de la moneda mexicana a finales de 1994 provoco una desviacion del comercio en favor de Mexico y en prejuicio de algunos paises caribenos como la Republica Dominicana. Ahora esta por determinarse si el Acta de Desarrollo Comercial del 2000, puesta en vigor por el gobierno estadounidense, revierte la tendencia descendente en el empleo del sector textil y si la Republica Dominicana podra resistir a la eventual liberalizacion del comercio a partir del Acuerdo sobre Textiles y el Vestido (ATV) de la Organizacion Mundial del Comercio.

Palabras clave: Republica Dominicana, Tratado de Libre Comercio de America del Norte, Acuerdo sobre Textiles y el Vestido, industrias ensambladoras.

INTRODUCCION

Los cambios globales y regionales que han surgido a consecuencia del Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT) y del Tratado de Libre Comercio de America del Norte (TLCAN) han repercutido de manera significativa en las industrias ensambladoras localizadas --en su mayoria-- en las Zonas Francas de Exportacion (ZFE) del Caribe y Centroamerica. Las industrias que componen este sector surgieron en la segunda mitad del siglo veinte, por lo que son un fenomeno relativamente reciente, no obstante, constituyen hoy dia un importante sector economico para los paises sedes y ademas representan un vinculo o punto adicional de integracion a la economia estadounidense.

Este trabajo discute el caso de la Republica Dominicana como el ejemplo mas dinamico de este fenomeno. El pais tiene el mayor numero de plantas ensambladoras en sus numerosas ZFE en toda la cuenca caribena, lo cual lo convierte en una especie de vitrina o modelo exitoso en esta materia. En el ano 2000, aproximadamente 195 660 trabajadores laboraban en las ZFE dominicanas, generando de esta forma unos 4.7 mil millones de dolares en exportaciones (fob), de los cuales 2.5 mil millones correspondian al sector textil. (1) En este articulo nos centraremos en el desempeno del sector textil y de prendas, que es el lider en las ZFE dominicanas y en el resto del Caribe. (2)

Las posibilidades de crear una industria sostenida y duradera se vieron amenazadas por el TLCAN hasta que entro en vigor la llamada Acta de Desarrollo Comercial del 2000, impulsada por el gobierno estadounidense (Trade Development Act of 2000). Luego de inaugurado el TLCAN, se produjo una desviacion del comercio en favor de Mexico y en perjuicio de algunos paises caribenos como la Republica Dominicana, que a finales de 1994 se vieron afectados ademas por la devaluacion de la moneda mexicana en un 50%. Esta por determinarse si la nueva legislacion norteamericana revierte la tendencia descendente en el empleo de este sector tan importante para paises como el que aqui se analiza.

EL CASO DE LA REPUBLICA DOMINICANA

La extension territorial de la Republica Dominicana es de 48 730 kilometros cuadrados y aunque todavia se le tipifica como una economia predominantemente agricola, las cifras economicas no parecen sostener esta aseveracion. El pais tiene importantes industrias manufactureras, de mineria, de zona franca y de turismo. Datos preliminares de la Comision Economica para America Latina (CEPAL) indican que para el 2000 la participacion agricola en el Producto Interno Bruto (PIB) del pais fue de 11.1%, mientras que la industria de la manufactura represento 17.0% (CEPAL, 2001, 17). La categoria denominada otros servicios, que incluye el sector turistico, registro el porcentaje mas alto con 42.2%.

Durante el ultimo quinquenio del siglo pasado, la economia dominicana mostro un notable dinamismo en su tasa de crecimiento en el contexto latinoamericano. Incluso considerando las discrepancias, (3) constituye un factor sobresaliente que ha atraido la atencion de los economistas dentro y fuera de la region. El PIB a precios corrientes de mercado fue de 17 000 millones de dolares para el ano 1999, segun el Banco Mundial. Aunque es dificil obtener estimaciones de la aportacion de las ZFE al PIB, se calcula que estos parques industriales contribuyeron con 83.2% de las exportaciones de la Republica Dominicana para el 2000 (CEPAL, 2001, 23).

Segun calculos del Banco Mundial la poblacion del pais sumaba 8.4 millones de personas en 1999, con una tasa anual de crecimiento de 1.8%. La fuerza de trabajo, conforme datos del Banco Interamericano de Desarrollo para 1995, ascendia a 3.3 millones de personas, mientras que la tasa de participacion en el mercado laboral era de 64.2%. La tasa de desempleo se ubico en 14.3% para el ano 1998. Una creciente fuente de empleo para el trabajador dominicano lo constituye la zona franca de exportacion.

Para finales del ano 2000 unos 195 660 trabajadores laboraban en 481 establecimientos localizados en 46 zonas francas de exportacion en la Republica Dominicana. En el cuadro 1 se observa el desempeno del sector de ZFE durante los ultimos 15 anos. Asimismo, el impacto que tuvieron los acontecimientos de finales de 1994 sobre el empleo en las ZFE se puede apreciar en el ano 1995. Las cifras globales de empleo para el ano 2000, expuestas en el cuadro 1, muestran una recuperacion de alrededor de 4% luego del descenso de 3.5% registrado el ano anterior. En aquella ocasion, el Consejo Nacional de Zonas Francas de la Republica Dominicana responsabilizo por el descenso en el empleo a la ventaja lograda por Mexico en sus exportaciones textiles hacia los Estados Unidos.

El cuadro 2 presenta la distribucion de empresas y de empleo segun los principales sectores industriales de las zonas francas en la Republica Dominicana. Se observa que 57% de los establecimientos pertenece al sector textil o de prendas y reune al 73% de la fuerza laboral de la zona franca. A este sector le siguen los del tabaco y la electronica, el primero agrupa 6% del empleo y 5% el segundo, por lo que se refiere al numero de empresas, comprenden el 6 y 3% respectivamente. Entre los sectores no identificados en el cuadro 2, pero tambien presentes, se encuentran los de cueros, productos deportivos, de plastico, agroindustriales y equipaje, entre otros.

En el resto del Caribe predomina la industria del vestido en las zonas francas de exportacion. Segun fuentes estadounidenses, para mediados de la decada de los noventa, este renglon representaba 90% (USITC, 1997b, 2-5) del valor de importaciones provenientes de fabricas de produccion compartida (4) (o plantas gemelas) en paises beneficiarios de la Iniciativa para la Cuenca del Caribe. (5) Anade la fuente que ninguna de las otras industrias (de dispositivos medicos, joyeria y varios articulos electronicos como tablas de circuitos) sujetas a produccion compartida representan mas de 5% del valor total de esas importaciones (USITC, 1997b).

LA INDUSTRIA DEL VESTIDO

Aunque el comercio mundial de la ropa todavia esta altamente reglamentado por los llamados Acuerdos Multifibras (AMF), la situacion esta cambiando de forma gradual. Los AMF son negociados entre los paises exportadores e importadores para establecer las cuotas de entrada sobre rubros especificos de ropa con el proposito de proteger a la industria domestica del pais importador.

Con respecto a los Estados Unidos, parte de las importaciones de ropa realizadas bajo los Acuerdos Multifibras esta sujeta al pago de aranceles sobre el valor agregado en el exterior bajo la seccion 9802.00.80 del Nuevo Codigo Aduanero Armonizado. Los productos que cualifican para entrar al mercado estadounidense conforme a la seccion 9802 son aquellos supeditados solo a procesos de ensamblaje en el exterior con base en componentes mayoritariamente estadounidenses. Como la mayoria de la ropa confeccionada en las zonas francas de la Republica Dominicana es exportada a los Estados Unidos, y gran parte de esta entraba hasta hace poco bajo la seccion 9802.00.80, (6) naturalmente estuvo sujeta al pago de aranceles sobre el valor agregado fuera de ese pais, pero ademas fue reglamentada por una serie de cuotas numericas, de las cuales la seccion 9802.00.8010 (antes conocida como la seccion 807a) era la mas generosa, por ser en la practica casi ilimitada. Aunque esto ha cambiado a raiz de la implementacion del Acta Comercial del 2000, es necesario examinar este esquema para entender el desempeno del sector de zona franca en el Caribe en anos anteriores.

El gobierno estadounidense establecio en 1986 la seccion 807a, se aplica mediante un Programa de Acceso Preferencial (PAP) a los articulos importados de paises beneficiarios de la Iniciativa para la Cuenca del Caribe que tienen acuerdos bilaterales sobre textiles con los Estados Unidos. Aunque dos anos mas tarde se creo un programa similar para Mexico, no seria tan ventajoso para ese pais como lo fue la 807a para el Caribe (USITC, 1994, A-3). Con la inauguracion del Acta de Desarrollo Comercial por los Estados Unidos en octubre del 2000, este esquema se vuelve a alterar con respecto al Caribe. (Vease discusion mas adelante.)

Los acuerdos bilaterales celebrados en el contexto del PAP para paises caribenos comprendian dos tipos de mecanismos: 1) "nivel o niveles de acceso garantizados" (NAG) (guaranteed access levels) bajo la seccion 807a del Codigo Aduanero de Estados Unidos (CAEU), que se referia solamente a la ropa confeccionada con tela fabricada y cortada en Estados Unidos; 2) cuotas regulares para la tela cortada o fabricada fuera de este pais. Segun la Comision de Comercio Internacional de los Estados Unidos (USITC, por sus siglas en ingles):
   En general, se negocia un NAG por cada tipo de prenda bajo el AMF
   que a su vez cualifica bajo el acuerdo bilateral del PAP junto con
   un Limite Especifico (LE) o un Nivel Designado Mediante Consulta
   (NDMC) para cuotas regulares. Ha sido posible incrementar los NAG
   mediante solicitud del exportador salvo que ocurra algun disturbio
   de mercado, mientras que los LE estan sujetos a unos incrementos
   porcentuales anuales establecidos y los NDMC pueden ser
   incrementados solo luego de consultas bilaterales [USITC, 1997c,
   A-5a A-6].


De esta forma, los Estados Unidos favorecian a su propia industria de tejidos (esto como mecanismo para desalentar la fuga de empleos) a expensas, por ejemplo, de la industria de los paises del Lejano Oriente que en su mayoria es mas eficaz que la norteamericana en terminos de costos. Aunque existen fabricas en paises caribenos, como la Republica Dominicana, que confeccionan ropa con tela producida en el Lejano Oriente y la envian a los Estados Unidos, esta ropa esta sujeta a cuotas mas restrictivas denominadas limite especifico o nivel designado mediante consulta (Bailey y Eicher, 1991, 8-9).

A pesar de que el gobierno estadounidense, mediante el mecanismo de cuotas, favorecio la produccion 9802.00.8010 en las ZFE del Caribe, empresas del Lejano Oriente evitaban exportar a Estados Unidos bajo ese regimen, prefiriendo utilizar tela de origen no-estadounidense. Esta tendencia fue confirmada por fuentes norteamericanas (USITC, 1994, 2-19), que senalaron que empresas asiaticas generan mayor valor agregado en el Caribe al llevar a cabo operaciones de corte y confeccion (cut, make and trim) en el area. Esta practica distingue a las empresas asiaticas de las estadounidenses, cuya produccion compartida utiliza la seccion 9802.00.8010. Ademas, descualifica a las exportaciones de estas empresas asiaticas a Estados Unidos para la reduccion de aranceles dispuesta en la seccion 9802.00.80. A pesar de esta situacion, las cuotas restrictivas y aumentos salariales en sus propios paises de origen motivan a las empresas asiaticas a utilizar el Caribe y Centroamerica como plataformas para penetrar el mercado estadounidense. Durante la primera mitad de la decada de los noventa, los lideres al respecto fueron los coreanos, con inversiones que para junio de 1992 sumaban 70 millones de dolares (USITC, 1994, 2-19).

Aunque el numero de establecimientos coreanos en las ZFE dominicanas sobrepasa al de todos los paises extranjeros, (7) excepto los Estados Unidos, cifras recientes evidencian la fuerte presencia de inversiones panamenas, calculadas en 36 millones de dolares (cuadro 3). Esta cifra es superada por la de inversiones de origen estadounidense (747 millones de dolares), de origen dominicano (312 millones de dolares), y coreano (75 millones de dolares). A estos les sigue en quinto lugar Holanda con ocho millones de dolares invertidos. Por otro lado, el cuadro 4 presenta datos sobre importaciones realizadas por empresas de ZFE segun el pais de origen. Se estima que gran parte o la totalidad de estas importaciones son insumos de produccion. Las principales naciones proveedoras de estos son, Estados Unidos, que abastece a 409 empresas; Corea del Sur, a 33; les siguen China e Italia cuyos insumos son importados por 29 y 18 empresas respectivamente. Esto no toma en consideracion las 60 companias que realizan "importaciones" del territorio nacional dominicano.

Para obtener informacion mas precisa sobre la procuracion insumos, se intento entrevistar a gerentes de empresas asiaticas, pero los representantes de establecimientos coreanos se mostraron renuentes a colaborar con la encuesta, por ende, no se obtuvo la informacion que pudiera confirmar los usos antes mencionados. No obstante, el gerente de una empresa de inversion conjunta, con capitales de Dominicana y Hong Kong y dedicada a la produccion de sudaderas, informo que utilizaba exclusivamente tela de Hong Kong que luego era cortada en Republica Dominicana, lo que calificaba a su empresa como manufacturera, en lugar de mera ensambladora. En contraste, otra empresa de inversiones conjuntas, con capital coreano minoritario, estaba llevando a cabo la produccion de ropa para hombre y mujer bajo la seccion 9802. Ninguna fabrica de origen no-asiatico incluida en la muestra utilizaba tela de paises asiaticos (Mathews, 1995, 81).

Sin embargo, las estrictas reglas de origen estipuladas por el Acta de Desarrollo Comercial del 2000 no favorecen el uso de tela del Lejano Oriente. Por otro lado, el panorama futuro es incierto si se toma en consideracion la eventual liberalizacion del comercio con el Acuerdo sobre Textiles y el Vestido (ATV) firmado por la Organizacion Mundial de Comercio (OMC-GATT), y la posible entrada de China a ese organismo mundial.

Las respuestas que paises como Republica Dominicana puedan ofrecer al reto de la apertura de los mercados de prendas y textiles dependeran de una serie de factores que incluyen los costos salariales y estrategias de diversificacion de productos. Es importante indicar que la Republica Dominicana se ha especializado en una pequena cantidad de productos. En el cuadro 5 se puede ver que la ropa interior de algodon ha incrementado su participacion entre las exportaciones de prendas, aumentando 2% del valor total de las ventas hacia los Estados Unidos en 1989, a 10% en 1997 y 12% en 1999. La participacion de la mayoria de los otros productos en el valor total de exportaciones se ha mantenido relativamente estable en terminos porcentuales. Los pantalones de algodon para hombres registran el valor mas alto, entre 463 y 468 millones de dolares. Sin embargo, lo que a primera vista parece ser un sector en auge ha sido afectado de manera significativa por los acuerdos regionales de comercio.

Hasta la fecha, el TLCAN ha provocado en algunos casos cambios a favor de Mexico en el patron de comercio hemisferico del vestido. Los paises mas afectados son aquellos cuyos costos salariales son relativamente elevados, por lo que la adversa repercusion del TLCAN no se ha distribuido uniformemente entre todos los paises caribenos con ZFE en sus respectivos territorios nacionales (Gitli y Arce, 2000, 1). Si bien es cierto que las exportaciones de ropa del Caribe hacia los Estados Unidos en las ultimas dos decadas se han desarrollado al amparo de tratos preferenciales como la seccion 807a de la Iniciativa de la Cuenca del Caribe, tambien es cierto que esta ventaja regional se vio, hasta hace poco, amenazada por el TLCAN y, mas a largo plazo, por el futuro desarrollo del libre comercio en todo el planeta. En las proximas secciones se abunda sobre el impacto que han tenido el TLCAN y la devaluacion mexicana sobre las industrias de ZFE de la region y sobre lo que puede ocurrir si, en el contexto mundial, prevalece el libre comercio.

EL IMPACTO DEL TLCAN Y LA DEVALUACION MEXICANA

Mexico y la Republica Dominicana se encuentran entre los principales paises beneficiarios de la coproduccion textil con los Estados Unidos. Esto queda de manifiesto en el cuadro 6, que presenta los valores de las importaciones estadounidenses de fibras y productos de fibra bajo el Codigo Aduanero 9802 correspondientes a los principales paises beneficiarios de este programa en el hemisferio. Las cifras estan divididas entre el 9802 regular y el Programa Especial, que agrupa aquellas importaciones de ropa confeccionada con tela fabricada y cortada en los Estados Unidos (la antigua seccion 807a, en el caso del Caribe y Centroamerica). (8)

Para dramatizar el impacto que ha tenido el TLCAN y la devaluacion mexicana de 1994 sobre el comercio textil con los Estados Unidos, se incluyeron cifras de un ano anterior y uno posterior a estos sucesos. En 1992, en el marco del Programa Especial, los Estados Unidos realizaron importaciones de ropa mexicana que fueron valoradas en 521 millones de dolares, mientras que las procedentes de Republica Dominicana ascendieron a 536 millones. Para 1995 vemos que Mexico suple una cantidad tasada en 2.3 mil millones, sobrepasando de forma sorpresiva las mismas exportaciones dominicanas que fueron calculadas en 767 millones.

Tal como se indico al principio de este trabajo, se ha producido una desviacion del comercio a favor de Mexico y en perjuicio de algunos paises caribenos como Republica Dominicana a consecuencia del efecto combinado de la devaluacion mexicana y el comienzo del TLCAN. Este ultimo significo la eliminacion del arancel estadounidense sobre el valor agregado en Mexico de ropa destinada a los Estados Unidos bajo el Programa Especial. De conformidad con el Programa Especial 807a, vigente hasta hace poco para los paises que integran la Iniciativa para la Cuenca del Caribe, se aplicaba un arancel sobre el valor agregado fuera de los Estados Unidos. Segun datos ofrecidos por la Comision Internacional del Comercio de los Estados Unidos, los pantalones casuales de algodon de origen mexicano tenian para 1995 un costo 14% menor en relacion con el mismo producto proveniente de Republica Dominicana (USITC, 1996, 5-7). La mitad de esta diferencia en el costo fue atribuido en ese momento al arbitrio que cobraba el gobierno estadounidense a las importaciones provenientes del Caribe (USITC, 1996, 5-7).

A raiz de esta situacion surge el clamor de los gobiernos del Caribe por algun tipo de "paridad" con el TLCAN que evite la fuga de empresas textiles. En estos momentos es dificil hacer un pronostico definitivo debido al poco tiempo que ha transcurrido desde la inauguracion del Acta de Desarrollo Comercial del 2000. Ademas es dificil saber que sucedera con la liberalizacion de los mercados de prendas y textiles propuesta para el 2005. A pesar de ello, se pueden identificar una serie de factores que influyen en cualquier panorama futuro.

EL ACTA DE DESARROLLO COMERCIAL DEL 2000

Respondiendo a presiones de influyentes grupos comerciales y manufactureros norteamericanos, como la American Apparel Manufacturer's Association (AAMA) y el American Textile Manufacturer's Institute (ATMI), mas que al clamor de los paises de la cuenca del Caribe, el gobierno estadounidense aprobo en mayo el Acta de Desarrollo Comercial del 2000; la ley entro en vigor el 1o. de octubre de ese ano, se mantendra vigente hasta el 30 de septiembre del 2008 y otorga acceso al mercado estadounidense libre de cuotas y aranceles para:

1) Articulos elaborados en uno o mas paises del Caribe con base en tela producida y cortada en Estados Unidos y hecha ademas de hilo de origen 100% estadounidense. (Esto incluye ropa transformada mediante procesos de bordado y operaciones de lavado.) Bajo esta descripcion se incluye la ropa que cualificaba ante la seccion 9802.00.8010 y su precursor el 807a.

2) Ropa cortada y ensamblada en uno o mas paises beneficiarios del Caribe con hilo de costura estadounidense y usando tela de ese pais creada con hilo estadounidense.

3) Articulos tejidos (tejer punto) en un pais beneficiario con hilo estadounidense (con la excepcion de calceteria), y ropa tejida (tejer punto excluyendo camisetas), cortada y ensamblada en uno o mas paises beneficiarios a partir de tela producida en el Caribe con base en hilos estadounidenses. Esta no puede exceder el limite del equivalente de 250 millones de metros cuadrados de tela de punto para el primer ano de vigencia de la ley. A partir de ese ano, la cuota aumentara a una tasa anual de 16% por un periodo de tres anos.

4) Ademas, se establece un limite maximo de 4.2 millones de docenas de camisetas (T-shirts) producidas en uno o mas paises beneficiarios del Caribe con tela elaborada en uno o mas paises beneficiarios con base en hilo estadounidense que puede entrar libre de aranceles a los Estados Unidos durante el primer ano de vigencia de la ley. Luego esta cuota aumentara a una tasa anual de 16% hasta el ano 2004.

5) Brasieres o sostenes cortados y ensamblados en algun pais beneficiario del Caribe, siempre y cuando el costo total de la tela usada en su produccion contenga un valor minimo de 75% de origen estadounidense.

6) La concesion se extiende a articulos ensamblados en el Caribe que sean producidos con fibra, hilo o tela de origen no estadounidense (o sea, no-TLCAN) solo si se establece de antemano que tales insumos no estan disponibles de fuentes norteamericanas en cantidades comerciables. En este caso, se requiere de una disposicion o proclama del presidente de los Estados Unidos.

7) Articulos folcloricos o productos elaborados a mano debidamente certificados.

8) Equipaje textil elaborado en un pais beneficiario del Caribe a partir de tela producida en los Estados Unidos con hilo tambien manufacturado en este pais. La misma puede haber sido cortada en los Estados Unidos o en el pais beneficiario del Caribe.

Aunque esta ley tuvo sus detractores, promete beneficios tanto para paises de la cuenca del Caribe como para grupos comerciales y manufactureros estadounidenses. Charles Bremmer, de la ATMI, calcula en 700 millones de dolares los ahorros que habran de adjudicarse los importadores de confecciones caribenas (Welling, s/f). Por otro lado, Jose Manuel Torres, director ejecutivo de la Asociacion Dominicana de Zonas Francas (Adozona) estima en 30 000 la cantidad de nuevos empleos que serian generados en las zonas francas de su pais durante el primer ano de vigencia de la ley. Esto representaria un aumento de 25% en el empleo y un incremento que variaria entre $ 600 y $ 1000 millones en las exportaciones del sector (Martinez, s/f).

A pesar de los beneficios que el Caribe recibe del Acta de Desarrollo Comercial del 2000, esta no otorga una "paridad" estricta con el TLCAN. Ademas, la aplicacion de la ley es precaria pues representa un programa unilateral y no contractual con una vigencia limitada de ocho anos. Esto significa que los Estados Unidos pueden hacer alteraciones a la misma o descalificar a un beneficiario sin tener que responder a protestas o sujetarse a un mecanismo de solucion de disputas tal como se estipula para Mexico en el TLCAN. Entre las otras limitaciones de esta ley se encuentran las restricciones al valor agregado, que mantienen unas reducidas oportunidades para la integracion vertical de la industria de ropa mas alla de la etapa del ensamblaje.

Como se anticipo, la ley privilegia los insumos estadounidenses a usarse en las confecciones caribenas; por lo menos 93% del hilo incorporado en los articulos de ropa debe tener ese origen. (9) Ningun producto textil de la region cualifica para tener acceso libre de impuestos al mercado norteamericano si no es por medio de su incorporacion a la produccion de un articulo. No obstante, productos elaborados con base en tela de punto fabricada en paises beneficiarios del Caribe gozan de acceso privilegiado a ese mercado, pero solo en ciertas cantidades. Estas, constituidas en las cuotas antes mencionadas, fueron distribuidas a los paises beneficiarios del Caribe. En el cuadro 7 se registra la distribucion de los 250 millones de metros cuadrados de tela de punto, y en el cuadro 8 la de los 4.2 millones de docenas de camisetas.

En el caso de la cuota del equivalente de los 250 millones de metros cuadrados de tela de punto para el primer ano, una cuarta parte le corresponde a Honduras, seguido por El Salvador con un 21.4%, Guatemala con 19.4%, y luego Republica Dominicana con 18.13%. Con relacion a las cuotas de camisetas, Honduras vuelve a encabezar la lista con 42% de la cuota para el primer ano, seguido por El Salvador con 20.78% y Republica Dominicana con 14.5%. En los anos posteriores al 2004, queda a discrecion del Congreso estadounidense la tasa de crecimiento de estas cuotas para cada pais beneficiario. Es el sentir del Congreso que la determinacion de dichas tasas debe estar basada en el desempeno de las exportaciones estadounidenses a cada uno de los paises beneficiarios, como consecuencia del trato especial a estos productos durante los cuatro primeros anos de vigencia de la ley. En otras palabras, si el aumento en la cuota de un pais beneficiario ha propiciado un correspondiente incremento en las exportaciones estadounidenses a ese pais, este tendra mayores posibilidades de obtener un incremento en la tasa de crecimiento de su cuota luego del 30 de septiembre del 2004.

Al margen de lo logrado mediante esta ley, es relevante tomar en cuenta el creciente proteccionismo consecuencia del ambiente preelectoral. Ademas, la relacion de EE.UU. con los paises caribenos debe sustentarse en la liberalizacion reciproca de mercados, en lugar del otorgamiento de ciertas ventajas unilaterales tal como ocurrio con la ICC. La paridad representa un beneficio unilateral para los productores del Caribe que dificilmente se puede defender en un contexto mundial en donde la apertura de mercados esta a la orden del dia.

Quizas de mayor importancia sera el impacto que puede tener la globalizacion o libre comercio mundial impulsado y custodiado por la OMC. Los acuerdos regionales, como el TLCAN, proveen a sus integrantes un margen de ventaja sobre paises que quedan fuera del bloque en materia de comercio, pero tal ventaja podria desvanecerse. En este sentido, la interaccion de los Acuerdos de la Ronda Uruguay con el TLCAN es de suma trascendencia para la configuracion futura del comercio regional.

LA RONDA URUGUAY Y LA ORGANIZACION MUNDIAL DE COMERCIO

Uno de los exitos mas sobresalientes de la Ronda Uruguay (10) para los paises en vias de desarrollo, fue la decision de liberalizar el comercio de textiles mediante la eliminacion progresiva del sistema de cuotas existente por muchos anos bajo los Acuerdos Multifibras. En este sentido, el Acuerdo sobre Textiles y el Vestido establece un itinerario para la eliminacion de cuotas en los paises miembros de la OMC y, de cumplirse la letra y el espiritu de este ATV, quedara eliminada toda restriccion sobre este renglon para el ano 2005.

Sin embargo, la conclusion de la Ronda Uruguay no significa que vaya a prevalecer el libre comercio con respecto a este producto, ya que permanecera en vigor un nivel significativo de proteccion arancelaria. En funcion de esos acuerdos, el gobierno de los Estados Unidos se comprometio a reducir los aranceles aplicados a productos textiles en general en un promedio de 9%. En terminos mas especificos, el arancel promedio aplicado a la ropa en algodon bajaria de 16.6% a 15% (USITC, 1995, 14). El arancel impuesto a la ropa en fibra sintetica bajaria de un promedio de 25.5% a 23.7% (USITC, 1995, 14). Estas dos categorias de bienes representan importantes industrias para los paises en vias de desarrollo.

SE PERFILA UNA CRISIS EN LA CADENA PRODUCTIVA DEL VESTIDO

Aunque la eliminacion de los AMF tambien significa la desaparicion del sistema de cuotas estadounidenses bajo la seccion 9802 del Codigo Aduanero Armonizado, no implica que las exportaciones de ropa desde el Caribe o aun desde Mexico hacia los Estados Unidos continuaran en ascenso. Es precisamente el sistema estadounidense de cuotas lo que ha frenado el flujo de importaciones de ropa barata proveniente del Lejano Oriente y simultaneamente ha sido el factor principal que ha motivado a muchas empresas textiles del Lejano Oriente a reubicarse en la region del Caribe para aprovechar las cuotas relativamente mas generosas de estos paises. Por ende, es probable que la eliminacion de dicho sistema de cuotas reduciria el atractivo de la region caribena como base de exportacion para empresas asiaticas al mercado norteamericano.

?Cuales serian los paises mas beneficiados por estos cambios? De cumplirse la eliminacion de las cuotas textiles, tal como se vislumbra en el ATV, se espera que China y paises como Indonesia, Pakistan y Bangladesh (entre otros) sean los mas beneficiados. El aumento en las importaciones estadounidenses de ropa proveniente de estos paises con salarios bajos, ya esta afectando adversamente a la industria norteamericana de tejidos al igual que a su contraparte complementaria de confecciones en el Caribe, Centroamerica y Mexico. Se informo para finales de julio del 2001 que durante la primera mitad de ese ano, la industria textil estadounidense perdio 39 000 empleos mientras que 30 000 fueron eliminados de la rama del vestido. Durante los ultimos seis anos 612 000 empleados fueron despedidos del sector textil en los Estados Unidos. (11) Si China logra ingresar a la Organizacion Mundial del Comercio, puede agudizarse aun mas la situacion.

Cualquier pronostico sobre la configuracion futura de la industria del vestido en el hemisferio seria dificil, pues no depende de una sola variable. En el caso de paises como Republica Dominicana, tambien hay que tomar en cuenta el impacto que tendra la eliminacion de incentivos a las ZFE a partir de enero del 2003, segun los requerimientos de la OMC. El pais esta obligado a seguirle los pasos a Mexico que, a partir del 1o. de enero del 2001, tuvo que efectuar modificaciones al Programa de Importaciones Temporal para Producir Articulos de Exportacion (PITEX) para sumarse a la disciplina del organismo mundial. (12) Aunque es un tema muy complejo, vale la pena hacer una distincion entre los acuerdos mundiales de globalizacion impulsados por la OMC, por un lado, y los acuerdos regionales relevantes como, en este caso, el Tratado de Libre Comercio de America del Norte. Aunque no resulten ser del todo eficaces para hacer competitiva la cadena productiva textil norteamericana y enfrentar a los productores asiaticos cuando entra en vigor el ATV de la OMC, las reglas de origen del TLCAN claramente favoreceran los insumos textiles de los paises que integran ese bloque en el corto plazo.

EL TLCAN O LA OMC (LO REGIONAL O LO GLOBAL), ?CUAL PREVALECERA?

A partir de la puesta en marcha del TLCAN, a principios del 1994, los Estados Unidos eliminaron las cuotas a cerca de 90% de las importaciones de ropa proveniente de Mexico, que antes estaba sujeta a restricciones (el resto de las cuotas quedaria eliminado para el 2004) (USITC, 1995, 13). (13) Los aranceles sobre aproximadamente 30% de las importaciones de ropa de Mexico fueron anulados de inmediato y para el ano 2000 se suprimieron a casi toda la ropa que cumple con los normas de origen del Tratado importada por los Estados Unidos desde Mexico (USITC, 1995, 14).

Dadas las reglas de origen, el TLCAN mantiene elementos de proteccionismo, por ejemplo, en el caso de la industria textil, el uso casi exclusivo de hilazas de paises miembros del bloque. En otras palabras, para que la ropa y otros bienes textiles cualifiquen para la totalidad de los beneficios del TLCAN (o sea, la exencion del pago de aranceles), deben haber sido producidas con hilaza hecha en un pais miembro del tratado (la regla de hilaza hacia adelante, o en ingles, yarn foreward). Esta regla ha sido blanco de severas criticas debido a la proteccion que otorga a la industria norteamericana (Hufbauer & Schott, 1993, 44).

Sale a relucir aun mas este proteccionismo al comercio textil bajo el TLCAN cuando se consideran dos notables excepciones a la referida ley de origen de hilaza hacia adelante. En el caso de la tela tejida de algodon y de la tela de fibra sintetica (tejida y no tejida), se requiere que la fibra que compone la hilaza sea originaria de un pais miembro del bloque. Tela de algodon y fibra sintetica que no cumpla con estas reglas de origen podra penetrar los mercados del TLCAN pero solo en ciertas cantidades y pagando unas tasas arancelarias preferenciales denominadas TPL (Tariff Preference Levels o Niveles Arancelarios Preferenciales). Estos TPL se crearon para aliviar situaciones de escasez, particularmente en lo que a insumos de la manufactura se refiere. Las reglas de origen favorecen a los proveedores de paises miembros del TLCAN aun frente al ATV custodiado por la OMC. (14) Como se ha mencionado anteriormente, este ultimo acuerdo establece la eliminacion gradual de cuotas de importacion pero no la eliminacion de los aranceles.

CONCLUSIONES

Las industrias de ZFE y la industria maquiladora de ropa, en particular en el Caribe y Centroamerica, operan como enclaves economicos. Esta caracteristica es el principal obstaculo para que logren convertirse en una base industrial viable y sostenible a largo plazo y asi coadyuvar al desarrollo economico de los paises. La maquila de ropa en la region representa un pequeno segmento de la cadena productiva de la industria de la aguja y por ende contribuye muy poco al valor agregado desde una perspectiva industrial. Ademas, este segmento descansa sobre una base precaria que es la mano de obra barata. Dicha industria puede prosperar o quedar en quiebra dependiendo de las fluctuaciones en las monedas nacionales de los paises competidores frente al dolar. La caracteristica de manufactura liviana y altamente movil facilita la reubicacion de empresas de esta industria precisamente en areas donde la fuerza de trabajo resulta mas barata.

A pesar de estas desventajas, la escasez de alternativas para empleos y la necesidad de generar divisas a corto y mediano plazo convierten la atraccion de estas industrias de enclave en una alta prioridad de los gobiernos de paises como Republica Dominicana. El Banco Mundial se hace eco de estas politicas en una publicacion del 1997:
   La Republica Dominicana se encuentra en una encrucijada. El
   desempeno de la economia durante los ultimos 15 anos demuestra
   claramente la habilidad del pais de competir efectivamente en
   el mercado internacional al igual que la inhabilidad de los sectores
   de turismo y zonas francas de revivir por si solos el crecimiento
   sostenible ... En la transicion a una economia mas abierta y
   encabezada por el sector privado, sin embargo, las perspectivas de
   crecimiento a mediano plazo continuaran dependiendo fuertemente del
   dinamismo del turismo y las ZFE [World Bank, 1997; traduccion del
   autor].


Como las ZFE de Republica Dominicana no son faciles de sustituir, es imprescindible que continuen las politicas comerciales a su favor.

La integracion al TLCAN tambien puede ser necesaria a mediano plazo si opera en favor de la integracion vertical de la industria de tejidos, como han sugerido algunos autores que estudian el caso de Mexico bajo el TLCAN. Por ahora, la entrada en vigor del Acta de Desarrollo Comercial del 2000 significa que las empresas de ZFE de Republica Dominicana pueden empezar a incursionar en procesos o segmentos mas alla del ensamblaje de ropa. La integracion del pais al TLCAN, aunque restringe el uso de insumos provenientes fuera del bloque, teoricamente abre la posibilidad de la incorporacion de tela e hilaza producida en el suelo nacional. Aunque Republica Dominicana no posee una ventaja comparativa en todos los eslabones de la cadena productiva de la industria de ropa, si tiene una reconocida capacidad de diseno que podria verse integrada. De todas formas, este problema debe ser abarcado desde una perspectiva regional o aun hemisferica.

Cualquiera que sea la configuracion final de la cadena productiva de la industria de ropa en el hemisferio, la realidad es que tendra que enfrentar el reto de los productores asiaticos para el ano 2005, cuando culmine el proceso de liquidacion de los AMF. Esos productores tienen una capacidad reconocida de ofrecer el proceso completo incluyendo la distribucion (el full package) a los mercados mundiales, y a precios muy competitivos. Por ende, los intereses hemisfericos de la cadena productiva de la industria de ropa deben cooperar combinando sus recursos y competencias de la manera mas efectiva, y aprovechando las ventajas relativas de las distintas regiones. Esta es la unica manera de enfrentar el "reto asiatico" con algun grado de exito. El TLCAN es un paso hacia esta direccion, aunque la mejor opcion seria la extension del acuerdo al hemisferio completo.

En cuanto al "modelo de zona franca" en la Republica Dominicana (y mas aun en el resto del Caribe), estas zonas estan muy concentradas en una industria (la ropa) y en una sola etapa de la cadena productiva (la confeccion). El futuro se encamina hacia el aumento en el valor agregado por un lado y la diversificacion de industrias y de mercados por el otro. Empresas nacionales que integran todos los eslabones de la cadena productiva de ropa se conforman con vender al mercado nacional cobijados tras altas barreras arancelarias. Esta opcion se desvanece ante la globalizacion y la regionalizacion. Los gobiernos de nuestra region deben crear las condiciones para integrar estas industrias domesticas al sector de ZFE o hacer que ellas mismas empiecen a exportar por su cuenta.

Articulo recibido el 05/10/01, aceptado 25/04/02

BIBLIOGRAFIA

Bailey, Thomas y Theo Eicher 1991 "The Effect of a North American Free Trade Agreement on Apparel Employment in the US", documento preparado para el Bureau of International Labor Affairs, del U.S. Department of Labor, octubre.

Comision Economica para America Latina y el Caribe (CEPAL) 2001 Republica Dominicana: evolucion economica durante 2000, LC/ MEX/L.471, ONU, 30 de mayo.

Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportacion 1998 Informe estadistico 1997, Sector de Zonas Francas, Santo Domingo, Departamento de Informacion y Estadisticas.

Gitli, Eduardo y Randall Arce 2000 Que significa la ampliacion de beneficios para los paises de la Cuenca del Caribe, Heredia, Centro Internacional de Politica Economica para el Desarrollo Sostenible (CINPE).

Government of the United States of America 2000 Trade and Development Act of 2000, Washington D.C., Government Printing Office.

Hufbauer, Gary Clyde & Jeffrey J. Schott 1993 NAFTA: An Assessment, Washington D.C., Institute for International Economics.

Lustig, Nora, Barry P. Bosworth & Robert Z. Lawrence (eds.) 1992 North American Free Trade: Assessing the Impact, Washington D.C., The Brookings Institution.

Martinez Fornos, Eva s/f "The Dominican Triumph", en Apparel Industry International [en linea], disponible en internet: <http://www.aiimag.com/ aiieng/jul00stor2.html>, consultado el 31 julio 2000.

Mathews, Dale T. 1995 Export Processing Zones in the Dominican Republic: Their Nature and Trajectory, tesis doctoral, University of Sussex, Inglaterra.

United States Department of Labor-Bureau of International Labor Affairs 1992 Trade and Employment Effects of the Caribbean Basin Economic Recovery Act, Economic Disc. Paper 41, octubre.

United States International Trade Commission (USITC) 1984 Tariff Schedules of the United States Annotated: 1984, Washington D.C., USITC.

1994 Production Sharing: US Imports Under Harmonized Tariff Schedule Provisions 9802.00.60 and 9802.00.80, 1989-1992, Washington D.C., USITC Publication 2729, febrero.

1995 Trade and Industry Summary: Apparel, Washington D.C., USITC Publication 2853, enero.

1996 Production Sharing: Use of U.S. Components and Materials in Foreign Assembly Operations, 1991-1994, Washington D.C., USITC Publication 2966, mayo.

1997a Caribbean Basin Economic Recovery Act: Twelfth Report, 1996, Washington D.C., USITC Publication 3058, septiembre.

1997b Production Sharing: Use of US Components and Materials in Foreign Assembly Operations, 1992-1995, Washington D.C., USITC Publication 3032, abril.

1997c Production Sharing: Use of US Components and Materials in Foreign Assembly Operations, 1993-1996, Washington D.C., USITC Publication 3077, diciembre.

Welling, Holly s/f "Caribbean Boon: Lurching After NAFTA", Apparel Industry Magazine [en linea], disponible en internet: <http://www.aimagazine. com/archives/200008/c20000731044226i6855a. cfm>, consultado el 31 julio 2000.

Willmore, Larry 1996 "Export Processing in the Caribbean: Lessons from Four Case Studies", ECLAC Working Paper No. 42, septiembre.

World Bank 1997 "Dominican Republic: Country Overview", Trends in Developing Economies, 1996, Washington D.C., World Bank.

s/f <http://devdata.worldbank.org/external/dgprofile.asp? RMDK= 82640&SMDK=1&W=0>

DALE T. MATHEWS

University of the Virgin Islands *

* University of the Virgin Islands, RR02 Box 10,000, Kingshill, St. Croix, Virgin Islands, 00850.

E-mail: dmathew@uvi.edu

(1) Cifras preliminares del Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportacion de la Republica Dominicana.

(2) Vease Gitli y Arce (2000, 1) y Willmore (1996, 5).

(3) Para 1999, la CEPAL calculo la tasa de crecimiento en 8.3% mientras que el Banco Mundial, en 7.3%.

(4) El concepto produccion compartida se refiere a la produccion llevada a cabo en mas de un pais y que generalmente entra a Estados Unidos bajo el titulo 9802 de su Nuevo Codigo Aduanero Armonizado, lo que antes se conocia como el titulo 807.

(5) La Iniciativa para la Cuenca del Caribe es un programa de acceso preferencial al mercado estadounidense que este pais extendio a ciertos productos provenientes de algunos paises caribenos a partir de 1983.

(6) Refierase a Mathews (1995, 77).

(7) Segun cifras del Consejo Nacional de Zonas Francas de la Republica Dominicana, el numero de empresas con capital de origen coreano suma 26, mientras que las de origen taiwanes ascienden a ocho para el ano 1999.

(8) El Programa Especial incluye el Programa de Acceso Especial aplicado a los paises que integran la Iniciativa de la Cuenca del Caribe, al igual que el Regimen Especial establecido por los Estados Unidos para Mexico.

(9) "MT's Summary Review of CBTPA Benefits", Manchester Trade, Washington D.C., junio, 2000.

(10) Los acuerdos de la Ronda Uruguay fueron negociados bajo el Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT) y entraron en vigor a principios de 1995.

(11) "USA: Textile Industry Faces Worst Crisis in 60 Years", en Just-Style.com, consultado el 27 de julio, 2001.

(12) Todo subsidio que incide directamente sobre la exportacion de bienes esta prohibido por el Acuerdo sobre Subsidios y Medidas Compensatorias de la OMC.

(13) Se tomo como base para estos porcentajes el comercio en 1991.

(14) Aun con esta ventaja arancelaria, se pronostica que los paises asiaticos podran dominar el mercado textil norteamericano.
CUADRO 1. Republica Dominicana: empleo y
exportaciones en ZFE, 1985-2000

Ano    Empleo         Exportaciones (fob)
                 (miles de millones de dolares)

1985    30 902                215
1986    51 231                246
1987    66 012                332
1988    83 815                520
1989   122 946                735
1990   130 045                839
1991   135 491              1 053
1992   141 056              1 194
1993   164 296              2 511
1994   176 311              2 716
1995   165 571              2 907
1996   164 639              3 107
1997   182 174              3 596
1998   195 193              4 100
1999   189 458              4 331
2000   195 660              4 655 *

* Datos preliminares.

Fuente: Consejo Nacional de Zonas Francas.

CUADRO 2. Industrias de ZFE (diciembre, 2000) Sectores
industriales que agrupan a mas de 2 700 empleados

Sector industrial        Num. de    % total de   Num. de    % total de
                        empleados   empleados    empresas    empresas

1. Textiles              141 945        73%        275          57%
2. Calzado                 7 067         4%         18           4%
3. Tabaco                 12 107         6%         27           6%
4. Electronica            10 439         5%         16           3%
5. Utensilios medicos      7 206         4%         13           3%
6. Joyeria                 3 128         2%         14           3%
7. Servicios               5 855         3%         59          12%
8. Otras industrias        7 913         4%         59          12%

Suma                     195 660       100%        481         100%

CUADRO 3. Inversiones de empresas de zona franca por pais de origen
Inversiones mayores de 6 millones de dolares (diciembre del 2000)

Pais                   Inversion (millones de dolares)

Estados Unidos                       747
Republica Dominicana                 312
Corea del Sur                         75
Panama                                36
Holanda                                8
Taiwan                                 6
Otros                                 38

Fuente: Consejo Nacional de Zonas Francas.

CUADRO 4. Pais de origen para importaciones por numero de empresas
de zona franca. Origen de importaciones correspondiente a mayor de
doce empresas (diciembre del 2000)

Pais proveedor de insumos   Num. de empresas importadoras

Estados Unidos                           409
Republica Dominicana                      60
Corea del Sur                             33
China                                     29
Italia                                    18
Puerto Rico                               17
Taiwan                                    15
Mexico                                    14

Fuente: Consejo Nacional de Zonas Francas.

CUADRO 5. Valores de principales importaciones
estadounidenses de ropa y textiles provenientes de
la Republica Dominicana (productos cuyo valor fue mayor
de 50 millones de dolares en por lo menos uno de
los anos de 1989 a 1999)

                                      Millones de dolares

Categoria       Descripcion        1989   1993   1997   1999

   338       Camisas tejidos de     27     49     77    129
             algodon para varon
   339         Blusas tejidas       17     36     77    122
                 de algodon
   347         Pantalones de       137    278    468    463
             algodon para varon
   348         Pantalones de        40    129    175    222
             algodon para mujer
   352         Ropa interior        14     95    220    279
                 de algodon
   435       Chaquetas de lana      15     74     87     42
                 para mujer
   633      Chaquetas deportivas    17     27     63     42
             de FS * para varon
   635        Chaquetas de FS       12     62     66     14
                 para mujer
   647        Pantalones de FS      46     84    149    168
                 para varon
   648        Pantalones de FS      20     42     59     45
                 para mujer
   649        Brasieres de FS       48    108    151    174
   659        Otra ropa de FS       12     46     65     74

                                     % total importaciones

Categoria       Descripcion        1989   1993   1997   1999

   338       Camisas tejidos de     4%     3%     3%     5%
             algodon para varon
   339         Blusas tejidas       3%     2%     3%     5%
                 de algodon
   347         Pantalones de       21%    19%    21%    19%
             algodon para varon
   348         Pantalones de        6%     9%     8%     9%
             algodon para mujer
   352         Ropa interior        2%     7%    10%    12%
                 de algodon
   435       Chaquetas de lana      2%     5%     4%     2%
                 para mujer
   633      Chaquetas deportivas    3%     2%     3%     2%
             de FS * para varon
   635        Chaquetas de FS       2%     4%     3%     1%
                 para mujer
   647        Pantalones de FS      7%     6%     7%     7%
                 para varon
   648        Pantalones de FS      3%     3%     3%     2%
                 para mujer
   649        Brasieres de FS       7%     7%     7%     7%
   659        Otra ropa de FS       2%     3%     3%     3%

* Fibra sintetica.

Fuente: Departamento de Comercio de EE.UU.

CUADRO 6. Valor de importaciones de fibras AMF bajo CAEU
9802 (807) segun principales beneficiarios: 1992 y 1995

                                  1992

                     9802       Programa    Suma
                   Regular      Especial
                   millones     millones
                  de dolares   de dolares

Rep. Dominicana      513          536       1049
Mexico               364          521        885
Costa Rica           379          102        481
Jamaica               74          146        220
Guatemala            255           57        312
Honduras             246            0        246
El Salvador          131            0        131
Haiti                 62            0         62
Colombia             204            0        204

                                  1995

                     9802       Programa    Suma
                   Regular      Especial
                   millones     millones
                  de dolares   de dolares

Rep. Dominicana      798           767      1565
Mexico               219          2322      2541
Costa Rica           141           529       670
Jamaica              203           246       449
Guatemala            362           158       520
Honduras             676             0       676
El Salvador          458            19       477
Haiti                                5         5
Colombia

Nota: Se excluyen anos posteriores a 1995 pues disminuyo el
uso del CAEU 9802 como mecanismo de penetracion al mercado
estadounidense por parte de Mexico debido a la puesta en
marcha del TLCAN.

Fuentes: Para 1992, base de datos del Departamento de Comercio
de EE.UU.; para 1995, USITC (1996, 5-5).

CUADRO 7. Cuotas para el Caribe Acta de Desarrollo Comercial, 2000

                               250 millones de
                              metros cuadrados

Pais                         Ano 1         Ano 2

Republica Dominicana
  - % participacion         18.13%        16.88%
  volumen de cuota        45 334 750    489 607 000
  - tasa de crecimiento       n/d          8.00%
Caricom - Haiti
  - % participacion          4.93%         8.87%
  volumen de cuota        12 312 500    25 708 500
  - tasa de crecimiento       n/d         108.80%
Costa Rica
  - % participacion          7.48%         6.94%
  volumen de cuota        18 690 250    20 138 470
  - tasa de crecimiento       n/d          7.70%
Nicaragua
  - % participacion          1.97%         4.43%
  volumen de cuota         4 925 000    12 854 250
  - tasa de crecimiento       n/d         161.00%
El Salvador
  - % participacion         21.40%        19.90%
  volumen de cuota        53 496 000    57 711 450
  - tasa de crecimiento       n/d          7.90%
Guatemala
  - % participacion         19.40%        18.04%
volumen de cuota          48 496 250    52 317 740
  - tasa de crecimiento       n/d          7.90%
Honduras
  - % participacion         25.20%        23.43%
  volumen de cuota        62 995 250    67 959 180
  - tasa de crecimiento       n/d          7.90%
Panama
  - % participacion          1.50%         1.50%
  volumen de cuota         3 750 000     4 350 000
  - tasa de crecimiento       n/d         16.00%
SUMAS
  - % participacion         100.00%       100.00%
  volumen de cuota        250 000 000   290 000 290
  - tasa de crecimiento       n/d         16.00%

                              250 millones de
                              metros cuadrados

Pais                         Ano 3         Ano 4

Republica Dominicana
  - % participacion         15.61%        15.54%
  volumen de cuota        52 518 768    60 652 516
  - tasa de crecimiento      7.30%        15.50%
Caricom - Haiti
  - % participacion         14.78%        15.27%
  volumen de cuota        49 703 100    59 583 303
  - tasa de crecimiento     93.30%        19.90%
Costa Rica
  - % participacion          6.43%         6.39%
  volumen de cuota        21 637 248    24 947 020
  - tasa de crecimiento      7.40%        15.30%
Nicaragua
  - % participacion          4.93%         4.93%
  volumen de cuota        16 567 700    19 218 532
  - tasa de crecimiento     28.90%        16.00%
El Salvador
  - % participacion         18.40%        18.28%
  volumen de cuota        61 911 056    71 323 192
  - tasa de crecimiento      7.30%        15.20%
Guatemala
  - % participacion         16.68%        16.5694
volumen de cuota          56 124 976    64 657 775
  - tasa de crecimiento      7.30%        15.20%
Honduras
  - % participacion         21.67%        21.52%
  volumen de cuota        72 904 608    83 988 302
  - tasa de crecimiento      7.30%        15.20%
Panama
  - % participacion          1.50%         1.50%
  volumen de cuota         5 046 000     5 853 360
  - tasa de crecimiento     16.00%        16.00%
SUMAS
  - % participacion         100.00%       100.00%
  volumen de cuota        336 413 456   390 224 000
  - tasa de crecimiento     16.00%        16.00%

CUADRO 8. Cuotas para el Caribe Acta de Desarrollo Comercial, 2000

                                4.2 millones de docenas de camisetas

Pais                        Ano 1       Ano 2       Ano 3       Ano 4

Republica Dominicana
  - % participacion        14.50%      13.35%      12.00%      11.00%
  cuota                    609 000     650 412     678 182     721 134
  - tasa de crecimiento      n/d        6.80%       4.30%       6.30%
Caricom - Haiti
  - % participacion         5.00%      10.00%      16.00%      17.50%
  cuota                    210 000     487 200     904 243    1 147 259
  - tasa de crecimiento      n/d       132.00%     85.60%      26.90%
Costa Rica
  - % participacion         1.50%       1.50%       1.50%       1.50%
  cuota                    63 000      73 080      84 773      98 336
  - tasa de crecimiento      n/d       16.00%      16.00%      16.00%
Nicaragua
  - % participacion         4.00%       6.00%       7.00%       7.00%
  cuota                    168 000     292 320     395 606     458 903
  - tasa de crecimiento      n/d       74.00%      35.30%      16.00%
El Salvador
  - % participacion        20.78%      19.14%      17.69%      16.52%
  cuota                    872 655     932 257     999 697    1 083 012
  - tasa de crecimiento      n/d        6.80%       7.20%       8.30%
Guatemala
  - % participacion        11.22%      10.34%       9.55%       8.30%
  cuota                    471 345     503 536     539 963     544 128
  - tasa de crecimiento      n/d        6.80%       7.20%       0.80%
Honduras
  - % participacion        42.00%      38.68%      35.76%      37.18%
  cuota                   1 764 000   1 884 475   2 020 803   2 437 433
  - tasa de crecimiento      n/d        6.80%       7.20%      20.60%
Panama
  - % participacion         1.00%       1.00%       1.00%       1.00%
  cuota                   42 000.00    48 720      56 515      65 558
  - tasa de crecimiento      n/d       16.00%      16.00%      16.00%
SUMAS
  - % participacion        100.00%     100.00%     100.00%     100.00%
  cuota                   4 200 000   4 872 000   5 679 783   6 555 763
  - tasa de crecimiento      n/d       16.00%      16.58%      15.42%


FREE TRADE ZONES IN THE DOMINICAN REPUBLIC,

WILL THEY SURVIVE THE LIBERALIZATION OF THE CLOTHING INDUSTRY?

Abstract

This paper discusses the role of the Dominican Republic as the most dynamic example of growth in assembly industries in the free export zones of the Caribbean and Central America. The possibilities for creating a sustained and lasting industry in the textile and ready to wear sector were threatened by the North American Free Trade Agreement (NAFTA), which together with the devaluation of the Mexican currency towards the end of 1994 provoked a movement of commerce in favor of Mexico and in prejudice of other Caribbean countries such as the Dominican Republic. It now remains to be seen if the Commercial Development Act 2000, put in to action by the North American government will reverse the downwards trend in employment in the textile sector and if the Dominican Republic can resist the eventual liberalization of commerce following the Agreement on Clothing and Textiles at the World Trade Organization.

Key words: Dominican Republic, North American Free Trade Agreement, Agreement on Textiles and Clothing, Assembly industries.

Resume

La Republique Dominicaine presente le modele le plus dynamique de la croissance des ateliers de montage dans les zones franches d'exportation caraibes et centreamericaines. La creation d'une industrie durable (secteurs textiles et vetements) est menacee par le TLCN (Traite du Libre Commerce Nordamericain); depuis a devaluation, fin 1994, de la monnaie mexicaine ce dernier pays profite du commerce au detriment de quelques pays de la Caraibe, dont la Republique Dominicaine. L'Acte de Developpement Commercial de 2000, mis en vigueur par les Etats-Unis d'Amerique, renversera-t-elle cette tendance dans le domaine textile? La Republique Dominicaine resistera-t-elle a l'eventuelle liberation du commerce? Accord sur les Textiles et les Vetements (ATV) de l'Organisme Mondiale du Commerce.

Mots-clefs: Republique Dominicaine, Traite de Libre Commer Nord-americain, Accord sur les textiles et vetements, industries de montage.

Samenvatting

Dit artikel analyseert het geval van het Dominikaans Republiek als het meest dynamisch model van assamblage fabrieken in de vrije exporthandelszones van het Carabisch gebied en Centraal-Amerika. De NAFTA, gecombineerd met de devaluatie van de Mexicaanse peso in 1994, begunstigde de Mexicaanse handel ten nadele van de Caribische landen zoals het Dominikaans Republiek, welke resulteerde in de crisis van een duurzame textiel- en andere vormen van deze industrie. De vraag is nu of het Verdrag voor Commerciele Ontwikkeling van 2000, in gang gebracht door de regering van de Verenigde Staten, deze negatieve tendens in de textiel sector zal ombuigen en of het Dominikaans Republiek weerstand kan bieden tegen de eventuele liberalisering van de handel zoals verwoord in het Verdrag over Textiel en Kleding van de OMC.

Kernwoorden: Dominikaanse Republiek, NAFTA (North American Free Trade Agreement), Overeenkomst over Textiel en Kleding, ensamblage-industrieen.
COPYRIGHT 2002 La Universidad de Quintana Roo
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2002 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Mathews, Dale T.
Publication:Revista Mexicana del Caribe
Date:Jan 1, 2002
Words:9771
Previous Article:Paul Estrade, Jose Marti: Los fundamentos de la democracia en Latinoamerica.
Next Article:La migracion y la crisis de los pueblos coloniales en el Yucatan del siglo XVIII.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters