Printer Friendly

ZIZEK, SLAVOJ. (2013). Repetir Lenin.

ZIZEK, SLAVOJ. (2013). Repetir Lenin. Madrid: Akal. ISBN: 978-84-460-1860-5. Numero de paginas: 157.

Introduccion

SLAVOJ ZIZEK ES UNO DE LOS MAS IMPORTANTES FILOSOFOS y pensadores de nuestra contemporaneidad; sus opiniones y premisas son cada vez mas escuchadas y atendidas por la sociedad y por la academia, en general; y su voz esta cada vez mas autorizada en los llamados estudios criticos y culturales. Gran parte de su apuesta teorica ha consistido en realizar una importante e interesante (re)lectura del marxismo, tarea que, para nadie es un secreto, se ha echado de menos despues de la inminente caida del "socialismo real" y la supuesta liquidacion del marxismo como "meta-relato". Sin embargo, Zizek no ha caido en tan sombrias elucubraciones antes, por el contrario, se ha inmiscuido en la teoria marxista para darle un empuje de vitalidad.

Repetir Lenin es una prueba fehaciente de la mencionada apuesta teorica y practica de Zizek. Desde nuestra perspectiva, es una gran muestra de retorno y revitalizacion del llamado pensamiento o teoria leninista. Mas alla de realizar un resumen exhaustivo de los trece capitulos del texto (lo cual excederia nuestras pretensiones), queremos poner en discusion los contenidos de esta obra e invitar a su atenta y profunda lectura ya que, como se comento un poco antes, volver al marxismo no significa prescindir de la atenta mirada al pensamiento de Lenin, cosa que Zizek entiende y demuestra con clarividencia. Asi pues, esperamos que este texto pueda ser un insumo para ver en Slavoj Zizek un gran interesado por la teoria politica radical.

Volver a Lenin a partir de su repeticion

PARTE DE LA FINALIDAD DE ESTE LIBRO consiste en dar luces sobre un posible/necesario retorno a Lenin; mas en concreto, recoger pistas que nos ayuden a resolver la pregunta de ?que nos podria decir Lenin en la segunda decada del siglo XXI ? No obstante, esta premisa central de Repetir a Lenin, tiene que partir de la base, segun Zizek, de reivindicar la figura de Lenin como un practico de la politica radical. Es decir, para reconstruir un proyecto politico de izquierda radical, es imperioso (asi vaya en contravia de la opinion de muchos) volver a traer a colacion la figura de un sujeto como Lenin.

?Pero, por que habria de volver a Lenin (es decir, a la politica radical) en tiempos en los que, aparentemente, la izquierda revolucionaria esta cada vez mas desacreditada? Pues bien, la respuesta de Zizek a tan repetido interrogante, es precisamente la de que Lenin (como un teorico y un practico de la revolucion), nacio a su vez en un momento devastador para la izquierda revolucionaria y radical. En palabras de Zizek: "La utopia leninista surge del ajuste de cuentas con la ortodoxia de la segunda internacional". Ortodoxia que no solamente nego el contenido "revolucionario de la revolucion" sino que, ademas, sustituyo en si el pilar humano, dialectico, antagonico y contingente del proceso social revolucionario, por un timido evolucionismo logico. De alli que uno de los mas grandes aciertos de la politica leninista sea, de ante mano, el de haber puesto la consigna de que "la revolucion se autoriza por si misma". Es decir, que en la medida de que el proyecto politico revolucionario colinde con un solido proceso politico de base (en terminos de Zizek), a partir de un fuerte trabajo de micro-politica revolucionaria, el proceso encontrara una oportunidad historica de concrecion. En otras palabras, no se requiere del "momento teleologico maduro de la crisis final en el que la revolucion estallara a su debido tiempo" sino, mas bien, Lenin se circunscribe en aquellos que:

son conscientes de que la revolucion no tiene un "debido tiempo", los que perciben la oportunidad revolucionaria como algo que surge y que hay que atrapar en los periplos propios del desarrollo historico "normal". Lenin no es un "subjetivista" voluntarista: en lo que insiste es en que la excepcion (el conjunto extraordinario de circunstancias, como las de Rusia en 1917) ofrece una via para socavar la propia norma [statu quo]. (p. 13)

Asi pues, como lo menciono en algun momento Lukacs, volver a Lenin implica necesariamente retomar la importancia de la idea de revolucion, porque Lenin es ante todo un practico y un teorico de la praxis revolucionaria. (1)

Sin embargo, en esta iniciativa de retorno es necesario enfrentar lo que Zizek llama la tragedia leninista: el estalinismo. El estalinismo se erige como un problema fundamental o, incluso, como tragedia, en la medida de que se piensa (y ello pareciera ser un consenso) que el leninismo es la "partera" del estalinismo; o, lo que es lo mismo, que el estalinismo fue la consecuencia historica, politica e ideologica del leninismo. A este respecto, Zizek realiza una pertinente aclaracion: 1) El leninismo como creacion ideologica del estalinismo; y, 2) la verdadera practica politica e ideologica de Lenin.

Si bien el leninismo fue una creacion propia del estalinismo (2) o, mejor el corazon propio de su regimen, lo anterior no puede subsumir la significacion politica y revolucionaria de Lenin (como sujeto y como significante). "Resulta crucial, por lo tanto, distinguir el "leninismo" (como autentico corazon del estalinismo) de la verdadera practica politica y de la verdadera ideologia politica del periodo de Lenin: la verdadera grandeza de Lenin NO es la del mito (autentico) estalinista del leninismo" (p. 37).

De esta manera, llegamos a un escenario en el que el original (que aparentemente se mostraba como autentico), no era mas que una caricatura (estaliniana) de lo que Lenin fue o pudo representar en el pasado. En suma, lo que se entiende es que, para volver a Lenin, es necesario hacer primero un franco acto de repeticion, en donde la proyeccion de Lenin se de bajo la necesaria escision radical entre su re-interpretacion y retorno, y el "autentico original" que el estalinismo creo y la derecha reprodujo. De igual forma, es claro para Zizek que el acto de reinterpretacion "nos dice algo que el propio original autentico [estaliniano] no solo reprimia y omitia sino que, de hecho, tenia la funcion de reprimir" (p. 45).

En definitiva, podriamos decir hasta este punto que volver a Lenin implica, en Zizek, la necesidad de la repeticion. Entendiendo este ultimo termino no como un acto neutral de simple remision pasiva al "original" sino, por el contrario, un radical acto de interpelacion y reinterpretacion que nos lleva a reconocer la vitalidad de un Lenin "revolucionario" que cada vez cobra mas vigencia.

Lenin, la praxis como criterio de verdad

EN ESTA APUESTA TEORICA y claramente practica de "repetir a Lenin", es importante traer a colacion un primer elemento de reivindicacion politica de su legado historico, siendo este el de la concepcion de la verdad y de la teoria del conocimiento. En primicia, lo que se deberia plantear inicialmente es que, reinventar a Lenin en el siglo XXI implica necesariamente la tajante impugnacion a la nocion de verdad que se ha instaurado como consecuencia de la ideologia liberal-burguesa, por un lado, y de la ideologia totalitaria, por el otro. En cuanto a la concepcion de verdad liberal, hay un claro sofisma con respecto a que la categoria de verdad se extrapola a las categorias de multiculturalismo y pluralidad; en consecuencia, la verdad asume un papel de "relativismo absoluto" en donde cualquier determinacion concreta reviste una perspectiva totalitaria. Ahora bien, lo ironico de este asunto se halla en el entendido de que el liberalismo burgues ya es, de por si, una ideologia y una posicion concreta, la cual somete la aclamada "diversidad de posturas" al rasero de su propia unilateralidad. En sentido opuesto, se encuentra la posicion totalitaria, en donde la verdad se vislumbra como una imposicion "arbitraria cuya funcion no es mas que la de legitimar las decisiones pragmaticas de los Gobernantes" (p. 21) Ambas posturas son, en estricto sentido, pura apariencia de verdad.

De esta manera, bajo un primer acercamiento a la postura de Lenin respecto a esta compleja nocion de ?que es la verdad?, habria que aducir que Lenin rompe con cualquier nocion posmoderna y/o relativista pero, tambien, con cualquier nocion totalitaria. Ello, dado que "para Lenin, la verdad universal y el partidismo, el gesto de tomar partido, no solo no son mutuamente excluyentes, sino que se condicionan de manera reciproca: la verdad universal de una situacion concreta solo se puede articular desde una postura por completo partidista" (p. 22); en ultimas, para llegar a la verdad concreta, se requiere tomar una posicion igualmente concreta.

Pero, para llegar a esa nocion de verdad concreta, Lenin entendio que se requeria tambien de una nocion de teoria del conocimiento puesto que, como se dijo anteriormente, para Lenin, la verdad no podia ser una mera cuestion de relatividad (idealista), ni tampoco una cuestion de imposicion (totalitaria). De ahi que hubiese seguido los pasos del materialismo de Marx para poder formular ciertas tesis que pudiesen reafirmar su nocion concreta de verdad. No obstante, habria que introducir en este punto, que en el contexto de Lenin la nocion de verdad y de teoria del conocimiento era de por si un debate en boga, debate que tuvo que sortear con ciertos pensadores "idealistas" discipulos de la Filosofia "empiriocriticista" de Mach y Avenarius y, del cual, a su vez, surgiria su famoso texto (criticado por muchos, incluso por Zizek) titulado: Materialismo y Empiriocriticismo. En este, segun Zizek, la tesis de Lenin se centro en "El rechazo a reducir el saber a un instrumentalismo fenomenico o pragmatico, bajo la afirmacion de que, en el conocimiento cientifico, llegamos a saber como existen las cosas de manera independiente a nuestras mentes" (p. 23); en otros terminos, la conocida "teoria del reflejo".

Zizek acierta en la critica sensata a esta teoria, bajo la premisa de que la respuesta de Lenin a los idealistas de su tiempo, fue una respuesta construida a partir de un idealismo implicito, en donde la realidad material se presenta como un objeto por fuera de la conciencia. Si bien es comprensible la critica de Lenin hacia los idealistas, en cuanto a que percibian la relacion sujeto-objeto como una relacion establecida en y por el sujeto, y en y por la conciencia, es claro que el propio Lenin yerra al formular la critica al idealismo bajo el entendido del completo desligamiento del objeto con el sujeto, es decir, bajo la posicion de que la realidad material se presenta por fuera de la conciencia y ajena al propio sujeto.

No obstante, consideramos que Zizek no toma en cuenta la reconfiguracion teorica que el propio Lenin realiza posteriormente en sus Cuadernos filosoficos, ya que, si bien, continua con su "teoria del reflejo", la reformula de manera radical. Tal como lo menciono Adolfo Sanchez Vasquez en su Filosofia de la praxis: a diferencia de la concepcion idealista de Materialismo y Empirocriticismo, en los Cuadernos filosoficos el conocimiento es la aproximacion eterna, infinita, del pensamiento al objeto. El reflejo de la naturaleza en el pensamiento del hombre se entiende ya no en forma inerte, abstracta, carente de movimiento y de contradicciones (al estilo de la concepcion de Materialismo y Empiriocriticismo') sino en el propio proceso de la praxis humana. En otras palabras, Lenin entiende, releyendo el materialismo de Marx, que la verdad concreta no puede desligarse en ningun momento de la praxis humana concreta; que el conocimiento tiene una relacion indisoluble con la practica, siendo esta ultima, a la vez, abstracta y concreta, universal y concreto-real (Sanchez Vazquez, 2003, p. 255). De esta manera, Lenin retoma la Tesis II sobre Feuerbach que otrora Marx escribiera en la primavera de 1845, en donde planteaba que:

El problema de si al pensamiento humano se le puede atribuir una verdad objetiva, no es un problema teorico, sino un problema practico. Es en la practica donde el hombre tiene que demostrar la verdad, es decir, la realidad y el poderio, la terrenalidad de su pensamiento. El litigio sobre la realidad o irrealidad de un pensamiento que se aisla de la practica, es un problema puramente escolastico. (Marx & Engels, 1974, pp. 7-8)

Asi, la verdad solo puede ser posible, bajo y por el criterio de la praxis humana que se encarna en la realidad concreta (3).

Lenin, la lucha de clases como forma de lo social

TAL COMO SE HA MENCIONADO en las lineas precedentes, el significante Lenin representa entre muchas otras cosas, el revuelco a la lucha de clases como forma de lo social (antagonico). El trascendente papel de Lenin en la historia del movimiento revolucionario tiene que ver en esencia con su concepcion decisiva y profunda sobre la lucha de clases, ya que como lo menciono en su esbozo biografico sobre Marx, no es posible pensarse la politica al margen de la lucha de clases, puesto que "toda lucha de clase es [por esencia] una lucha politica". (Lenin, 1981, p. 35).

Bajo el entendido de la premisa anterior, Zizek trae a colacion la propuesta de Ernesto Laclau y Chantal Mouffe de que la sociedad no es un campo positivo. Por el contrario, en ella se inscriben una serie de desajustes politicos que estan incorporados en el mismo fundamento de lo social; de ahi que para Marx, por ejemplo, ese desajuste politico "societal", sea asumido bajo la perspectiva de la lucha de clases. Ahora bien, ese papel estructural de la lucha de clases puede verse, en terminos de la politica de Lenin, como que el mismo antagonismo de clase erige, o cimenta la forma de lo social. De tal manera que cada fenomeno social, al estar sobre-determinado por la lucha de clases, hace imposible la existencia de algun tipo de neutralidad politica (4) (p. 34).

Empero, el elemento critico que surge bajo esta comprension de la lucha de clases como marco de lo social, deviene en la pregunta de ?cual es el papel de la lucha politica en el desarrollo de la lucha de clases? Es decir, el problema que se plantea Zizek es el de como reconocer la politica sin llegar a "esencializarla", dejando a un lado otras disputas como la economica, por ejemplo. Y, por otro lado, como se reconoce la lucha politica sin que se desligue del antagonismo de clase; en otros terminos, como y bajo que perspectiva practica y teorica es posible la no escision entre la reivindicacion politica (de genero, raza, etnia, etc.) con la lucha de clases. Frente a estos cuestionamientos, y bajo la lectura de Marx y Lenin, Zizek solventa dichos interrogantes de la siguiente manera.

i) Una de las proyecciones teoricas mas importantes de Zizek radica en su clara oposicion contra la "pura politica", es decir, contra aquella nocion teorica que percibe la politica como un escenario omnipresente y autosuficiente. En contraposicion a esta postura, nuestro autor aduce, bajo la optica de Marx, que "la politica es un espectaculo que para ser descifrado, debe encontrar sus referencias en la esfera de lo economico" (p. 82). Es decir, una de las lecciones marxistas que Lenin recoge magistralmente, consiste en que la lucha de clases se desenvuelve en medio de un sistema economico concreto y que, por ello mismo, una revolucion no solamente puede ser estrictamente politica sino que debe ser, necesariamente, una revolucion en las fuerzas productivas y en las relaciones sociales de produccion. El Lenin estratega politico, no puede ser desvinculado del Lenin "tecnocrata" que sonaba con la reorganizacion de la produccion con miras a la construccion del socialismo.

ii) Asi y todo, el debate frente a la politica no termina; existe claramente una discusion frente a que tipo de tactica escoger: ?"lucha de clases, o lucha de reivindicaciones particulares"?, debate que empieza a jugar un papel trascendental en la segunda mitad del siglo XX y en los inicios del XXI. Con respecto a esto, es necesario poner de presente que no existe ningun tipo de contraposicion entre la lucha de clases y las luchas reivindicativas (de genero, raza, etnia, etc.); es decir, en principio diriamos que poner en contradiccion estas dos categorias es incurrir en una falsa oposicion. Sin embargo, es importante destacar que una de estas cumple un papel "estructurante" que la otra no puede cumplir. Es decir, la lucha de clases (como se expuso mas arriba) cumple la funcion de ser el marco o la forma en donde se evidencia el desajuste/ruptura en la totalidad social. Ello, porque vislumbra con claridad el problema de la dominacion dentro de una formacion socioeconomica concreta: el capitalismo.

De esta manera, Zizek reconoce que si bien la politica posmoderna tiene el gran merito de politizar y repolitizar ciertos ambitos que antes se consideraban apoliticos o privados, es necesario asimismo repolitizar la lucha contra el capitalismo bajo la revaloracion explicita de la lucha de clases. En ultimas, reconocer que la lucha contra estos "ismos" (sexismo, racismo, machismo etc.) soporta y dinamiza la lucha de clases (Zizek, Butler & Laclau, 2011, pp. 104-106).

Lenin, el partido y la organizacion politica

PARA ABORDAR LA NOCION DE LA ORGANIZACION politica en Lenin, es necesario distinguir dos elementos trascendentales en la construccion de la llamada teoria leninista de la organizacion: a) la conciencia de clase, y b) la teoria del partido revolucionario.

A. LA CONCIENCIA DE CLASE

CON RELACION AL FACTOR CONCIENCIA, es necesario comenzar formulandonos una pregunta central: ?Es del todo acertado aseverar que en la sociedad capitalista la conciencia de clase puede emanar, per se, del mismo desarrollo de la lucha de clases ? Para resolver este interrogante profundamente "leninista", es imperioso recapitular la famosa cita del ?Que hacer? de Lenin, en donde el propio Lenin toma el argumento kautskiano (5) de las dos conciencias, para plantear que: si bien en el propio devenir de las relaciones sociales de produccion en el capitalismo el proletariado crea necesariamente un tipo de conciencia politica, esta solo puede ser, stricto sensu, una conciencia de tipo "tradeunionista" o economicista, en donde la clase obrera solo puede velar por conseguir reivindicaciones que se limiten exclusivamente a mejorar las condiciones de explotacion en el capitalismo. Esto en profunda asimetria con un tipo ideal de conciencia de clase plenamente revolucionaria que asuma el papel fundamental de la lucha por el socialismo:

El socialismo y la lucha de clases surgen juntos, aunque de premisas diferentes; no se derivan el uno de la otra. La conciencia socialista moderna solo puede surgir de profundos conocimientos cientificos (...) y el proletariado, por mucho que lo desee, no puede crear ni la una ni la otra; de la ciencia no es el proletariado, sino la intelectualidad burguesa: es del cerebro de algunos miembros de este sector de donde ha surgido el socialismo moderno, y han sido ellos quienes lo han transmitido a los proletarios destacados por su desarrollo intelectual, los cuales lo introducen luego en la lucha de clase del proletariado, alli donde las condiciones lo permiten. De modo que la conciencia socialista es algo introducido desde fuera (von auBen Hineingetragenes) en la lucha de clase del proletariado, y no algo que ha surgido espontaneamente (urwuchsig) dentro de ella. (Lenin, 1981, p. 45)

Claramente, la posicion kautskiana (reproducida por Lenin en el ?Que hacer?) plantea el argumento contundente de que la conciencia de clase debe, necesariamente, ser introducida a la clase obrera desde afuera de su propia orbita, ya que ella, en sus propias capacidades historicas, esta en clara incapacidad de desarrollarla. De esta manera y, desde una primera mirada, podriamos estar de acuerdo con la mencionada tesis, ya que como lo plantea Atilo Boron: "Despues de un siglo de densas confrontaciones sociales, NO surgio de los propios obreros una concepcion sobre la naturaleza del orden social capitalista, los dispositivos mediante los cuales se produce la explotacion, y una vision clara de los mecanismos integrales de la dominacion de clase" (Boron, 2004, p. 26). En otras palabras, la propia historia de la lucha de clases ha comprobado el famoso dicho que dice: "rebelarse contra el amo no necesariamente convierte al esclavo en un enemigo de la esclavitud".

Ahora bien, lo anterior puede ser problematico si se tiene en cuenta que la conciencia de clase no puede ser tomada como una categoria absoluta; es decir, la conciencia de clase no puede ser o, no ser, sino que por el contrario, debe tener ciertos grados y matices. Por ello, no es posible enlazar de forma abrupta la conciencia de clase con la teoria cientifica del socialismo (como lo hace Kautsky) sino reconocer, tal como lo hace Adolfo Sanchez Vazquez, que la conciencia de clase surge en la praxis misma, es decir, en la lucha de clases, incluso, aun cuando no se ha desarrollado la teoria revolucionaria socialista. Por su parte, la teoria no puede surgir al margen de un punto de vista de clase; antes, por el contrario, debe emanar en relacion con la practica, la cual, como lo mencionamos anteriormente, esta indisolublemente ligada a la lucha de clases. Es asi como la conciencia de clase no puede verse exterior a la clase (proletaria); por el contrario, la conciencia esta en constante elevacion en la medida de que se enriquece de un doble proceso practico y teorico: de asimilacion de la teoria y de desarrollo de la practica politica de clase (Sanchez Vazquez, 2003, pp. 378-381).

Solo habiendo aclarado lo anterior se entiende una de las ideas centrales de Zizek frente a este punto: no es posible construir una nocion clara de organizacion politica sin antes abordar el papel que juega la conciencia y la clase en esta construccion. Es decir, "es pertinente formular nuevamente la tesis de que la conciencia de clase "adecuada" no nace de manera espontanea; no deviene de una tendencia inmanente de la clase obrera [pero tampoco nace exogenamente, por fuera del sujeto revolucionario], sino que por el contrario, se forja, o es conquistada, a partir de un duro trabajo [de lucha constante]" (p. 32). En ultimas, para forjar una conciencia verdaderamente revolucionaria, se requiere de una praxis politica que contenga esas mismas calidades.

B. LA TEORIA DEL PARTIDO REVOLUCIONARIO

HABIENDO ABORDADO ALGUNOS ELEMENTOS que giran en torno al problema de la conciencia de clase, es necesario que tambien nos adentremos de manera sucinta en algunos elementos explicativos para el siguiente interrogante: ?cual podria ser el llamado reivindicativo de la "teoria del partido revolucionario de Lenin" en el siglo XXI? Ya que, como lo vimos hace un instante, la conciencia de clase y la praxis politica son elementos consustanciales.

En primicia, para Zizek, uno de los grandes meritos de Lenin consistio en que el no se limito a "traducir adecuadamente la teoria marxista en practica politica"; en otras palabras, no solo reprodujo acertadamente el valor/necesidad de la practica politica en la lucha por el socialismo, sino que "formalizo a Marx, definiendo el Partido como forma politica de su intervencion historica" (p. 34). Para Lenin, la praxis politica "adecuada" no podia prescindir de la organizacion politica; ello, en el entendido de que solo a partir de la organizacion, la politica puede obtener un caracter beligerante, radical y revolucionario. En consecuencia, prosigue Zizek, bajo la idea de que en la actualidad el malestar social aumenta y, por otro lado, los movimientos de indignados elevan su composicion cuantitativa de forma vertiginosa, esto nos situa ante un problema completamente leninista en donde la cuestion se centra en "?como inventar la forma organizativa que confiera a ese malestar la forma de la exigencia politica universal ?"

Sin la forma del partido, el movimiento permanece atrapado en el circulo vicioso de la resistencia. La leccion leninista crucial es la siguiente: la politica sin la forma organizativa del partido es la politica sin politica. La respuesta a los que solo quieren ver a los "nuevos movimientos sociales" es la que dieron los Jacobinos a los Girondinos "!Quereis una revolucion sin revolucion!", (p. 111)

De esta manera, es comprensible que en Lenin la organizacion politica adquiera un papel absolutamente central. Por un lado, es el propulsor de la conciencia de clase y, por otro lado, es el "formalizador" de la lucha politica revolucionaria. De ahi que el reproche a los liberales consista en que estos pretendan enervar el malestar social y politico de las masas, pero no tengan la capacidad organizativa ni la voluntad real de poner en peligro al sistema. Solo a partir de una organizacion politica concreta, que con decision agrupe las experiencias de la lucha social y que amplie a las nuevas nociones de clase proletaria y explotada (como veremos mas adelante), se pueda llegar a erigirse una verdadera alternativa de transformacion radical de lo existente.

Lenin, la fulminante critica del capitalismo

UNA DE LAS MAS IMPORTANTES LECCIONES DE LENIN ES, sin duda alguna, su acerrima critica al capitalismo de su tiempo, capitalismo que se perfilaba bajo un nuevo sistema de economia imperialista. Ciertamente, es imposible ser marxista sin ser un profundo estudioso y critico del capitalismo como sistema de opresion y de dominacion mundial; pero tambien, como un sistema que se encuentra en constante renovacion y transformacion; en palabras de David Harvey (2009): "El sistema capitalista es (...) fuertemente dinamico y expansivo; forma una fuerza permanentemente revolucionaria que de manera continua y constante remodela el mundo en el que vivimos" (p. 256). En suma, tal como lo plantea Zizek, el limite del capitalismo es el propio capitalismo, es decir, el capitalismo como modo de produccion esta al imperio de su propio exceso.

Pero, precisamente, en la medida de que la regla general del capitalismo se convierte en la transgresion constante de sus propios limites y de su propio equilibrio, es imposible que prescinda de sus crisis ciclicas de reproduccion sistemica, las cuales dimanan, entre otras cosas, por el propio desajuste existente entre el valor de uso y el valor de cambio. Es decir, la logica del valor de cambio (en el mercado), progresivamente va acunando un proceso enloquecido en el que la produccion se desliga abruptamente de las necesidades de las personas reales (p. 90). Ademas, es importante senalar que la figura del capitalista que desde el marxismo se asume (y que Lenin secunda), dista mucho de ser la de un sujeto avaro, acaparador y egoista con sus propias riquezas; por el contrario, el triunfo del capitalista radica en la cantidad de dinero que es capaz de reinvertir en el proceso de circulacion. Zizek sintetiza esta tesis de la siguiente manera: "El capital es dinero que ya no se limita a ser una sustancia de la riqueza, su encarnacion universal, sino valor que, mediante circulacion, genera mas valor. La circulacion ya no tendra por obj eto final la satisfaccion de las necesidades del individuo, sino la consecuencia de mas dinero" (p. 95).

A partir de la anterior idea se concluye que la tesis capitalista par excellence consiste en que el proceso de circulacion de capital, el capital se engendra a si mismo produciendo mas y mas valor, es decir, para el capitalista, el dinero tiene la capacidad economica de producir mas dinero (6). Sin embargo, como denuncia Zizek, este proceso de "auto-engendramiento" no es mas que un falaz proceso de encubrimiento de una completa fantasia. "En realidad, el capital no se engendra asi mismo, sino que requiere explotar el plusvalor del obrero para sostener sus pretensiones acumulativas" (p. 96). En ultimas, para crear riqueza, el capitalismo requiere obligatoriamente de la dominacion y la explotacion del trabajador, ya que como lo dijera Marx en la Critica al programa de Gotha: "En la medida de que el trabajo se desarrolla socialmente, convirtiendose asi en fuente de riqueza y cultura, se desarrollan tambien la pobreza, la explotacion y el desamparo del obrero" (Marx & Engels, 1976, p. 11). Empero, el desarrollo fetichizado del capitalismo encubre toda esta denigrada realidad en medio de la ilusion libertaria y comoda del sistema de mercado; de esta manera, sentencia Zizek que: "?En el universo de los bienes de consumo y materias primas las relaciones entre las personas pueden asumir la apariencia de las relaciones entre las cosas ? En la economia de mercado, las relaciones entre las personas pueden aparecer como relaciones del mutuo reconocimiento de la libertad y la igualdad: de por si, la dominacion ya no se percibe ni se visibiliza de forma directa" (7) (Zizek & Tolokonnikova, 2014, p. 81. Traduccion propia).

Lenin, la nueva nocion del proletariado

EN CONSECUENCIA, SE ENTIENDE que para recuperar la nocion de dominacion y explotacion capitalista se requiere a su vez revitalizar la nocion de clase proletaria o proletariado. No es posible entender la reconfiguracion de un sistema socioeconomico concreto, sin antes delimitar tambien a los sujetos que se desenvuelven en dicho sistema. Por ello, es fundamental traer a colacion un ultimo elemento que, a nuestro parecer, Zizek rescata de la teoria leninista en su tarea de Repetir a Lenin: la nocion del proletariado como clase social fundamental en la brega por transformar radicalmente el mundo.

En un primer momento, es necesario plantear que la division entre capital y trabajo no ha desaparecido en ningun instante de nuestro modo de produccion capitalista, por mas que este se haya "financiarizado", "post-industrializado", etc. Antes, por el contrario, esta division se ha profundizado en la medida en que, geopoliticamente, ha habido una reconfiguracion de la division mundial del trabajo. Por ejemplo, mientras que en EE.UU. se planifica la gestion empresarial, financiera y de servicios, en China se trabaja en condiciones ideales para la explotacion capitalista: ausencia de huelgas, salarios bajos, limitacion de la libertad de movimiento de la fuerza de trabajo, etc. Sin detrimento, claro esta, de las fabricas clandestinas norteamericanas en donde laboran inmigrantes latinos, "chicanos", entre otros grupos sociales subalternos (p. 105).

Por otro lado, frente a la ya anotada reconfiguracion de la division mundial del trabajo, es importante advertir que este afamado sistema capitalista post-industrial, cada vez prescinde mas y mas de la fuerza de trabajo disponible en el mundo; en otros terminos, cada vez el ejercito de reserva de sujetos desempleados aumenta con mas rigor, al mismo tiempo que emergen otro tipo de trabajadores "simbolicos", "ciber-trabajadores", subcontratados, tercerizados, subempleados, entre otras vertientes de empleo de la fuerza de trabajo, en especial, en el mercado de los servicios.

La pregunta es entonces: ?acaso podemos hablar actualmente de una desaparicion del proletariado, a raiz de la presunta extincion de la clase obrera? La respuesta mas leninista de Zizek es precisamente que, en nuestro contexto contemporaneo, no se debe extraer como conclusion la liquidacion del proletariado sino, por el contrario, su perentoria ampliacion. Es necesario ver que la nocion del proletariado como clase social, o no-social, debe entenderse a partir del fenomeno de la explotacion y la opresion que ejerce el capitalismo sobre los sujetos; la nocion del proletariado no puede desligarse de la consigna del Manifiesto comunista, en donde el proletario es aquel que no tiene nada que perder excepto sus cadenas, hay "que recordar que, en la oposicion entre el proletariado y el capitalista, el proletariado es para Marx el sujeto, el representante de la pura subjetividad sin sustancia, lejos de ser el objeto subordinado al capitalista qua sujeto. Aqui tenemos la clave para buscar donde estan los proletarios actuales: donde hay sujetos reducidos a una existencia sin raices, privados de todos los vinculos sustanciales" (p. 163).

Conclusion. Lenin y la pasion por lo real

EL LIBRO DE SLAVOJ ZIZEK REPETIR LENIN, es una clara apuesta teorica de reformular las premisas mas trascendentales del leninismo, a la luz de una lectura des-estalinizada pero, completamente radical, de un Lenin que sin duda alguna tiene mucho que aportarle a la politica de izquierdas del siglo XXI. La lectura del libro de Zizek debe significar una invitacion abierta y profunda a leer o (re)leer a Lenin desde una optica de renovacion teorica y practica de sus suenos y utopias. Tal como lo mencionara Zizek al finalizar el texto, la repeticion de Lenin debe ser el ejemplo fundamental de una politica de la sustraccion, una politica que se distancie de las alternativas politicas que son hegemonicas en el sistema demo-liberal burgues (capitalista) y que, a su vez, pretenden cooptar el rico escenario que se construye a partir de la lucha por la hegemonia.

Repetir a Lenin, entonces, debe ser, para Zizek, la necesidad de dar nueva vida a esta esperanza que continua atormentandonos: "la esperanza de que la hoz y el martillo invocaban la utopia de que al final, la historia se pondria de lado de aquellos que luchan por la justicia fraterna" (p. 155). Por ende, repetir a Lenin no es sepultarlo tres metros bajo tierra y aceptar que, si bien, hizo cosas importantes, !ya ha muerto ! Por el contrario, repetir a Lenin, o volver a Lenin, implica hacer lo que el no pudo hacer, lo que no logro; implica concretar las oportunidades que perdio. Por ello mismo, si se preguntan: ?Por que Lenin? La respuesta mas franca seria: Lenin es la significacion mas clara del regreso a la premisa de que, para cambiar el estado de cosas actual, no solamente se requiere interpretar el mundo de forma radical, sino tambien (y mas complejo aun), tener la templanza y la voluntad de hacer que esas aspiraciones subversivas se conviertan, por mas dificil que sea, en una realidad.

doi: 10.11144/Javeriana.uph32-65.rzrl

Referencias

Boron, A. (2004). Actualidad del ?Que hacer? Buenos Aires: Luxembug.

Harvey, D. (2009). Espacios del Capital. Madrid: Akal.

Lenin, V. I. (1981). ?Que hacer? Moscu: Progreso.

Lenin, V. I. (1981). Obras Escogidas. Tomo I. Moscu: Progreso.

Lukacs, G. (2014). LENIN, La coherencia de su pensamiento. Cuba: Ocean Sur.

Marx, C. & Engels, F. (1974). Tesis sobre Feuerbach. Obras Escogidas. Tomo I. Moscu: Progreso.

Marx, C., & Engels, F. (1976). Critica del Programa de Gotha. Obras Escogidas. Tomo III. Moscu: Progreso.

Sanchez Vazquez, A. (2003). Filosofia de la praxis. Mexico D.F.: Siglo XXI . Zizek, S. (2002). ?Quien dijo Totalitarismo? Valencia: Pre-Textos.

Zizek, S. (2013). Repetir Lenin. Madrid: Akal.

Zizek, S. & Tolokonnikova, N. (2014). Comradely Greetings. London: Verso.

Zizek, S., Butler, J. & Laclau, E. (2011). Contigencia, hegemonia, universalidad. Buenos Aires: F.C.E.

JUAN FELIPE GONZALEZ JACOME

Pontificia Universidad Javeriana

gonzaleteja@hotmail.com

(1) De acuerdo con Lukacs (2014, p. 28): "El enriquecimiento que el marxismo debe a Lenin consiste simplemente (!simplemente!) en el nexo mas intimo, mas visible y mas cargado de consecuencias de las acciones aisladas con el destino general, el destino revolucionario de la clase obrera en su totalidad. Significa simplemente que cada cuestion actual (por lo pronto en la medida que es una cuestion del orden del dia) se ha vuelto, a la vez, un problema fundamental de la revolucion".

(2) Recuerdese respecto a este punto, la famosa obra de J. Stalin titulada "Los fundamentos del leninismo", publicada para mayo de 1924. En dicho texto, el propio Stalin pretende sintetizar los puntos mas relevantes de la teoria de Lenin. Lo mas ironico de este hecho, radica en que es a partir de esta "sistematizacion teorica", que Stalin recoge la concepcion de Partido, de Estado y de Dictadura de Clase que posteriormente primara en su regimen. "El legado de Lenin se extrae desde la optica "leninista" de Stalin".

(3) De ahi que Zizek plantee que en Lenin la revolucion, como expresion maxima de la praxis humana, "sea su propia prueba ontologica, un indice inmediato de su propia verdad" (p. 74).

(4) Con relacion a este punto, se capta el porque de la imposibilidad de la "apoliticidad" en el marco de las ideologias que abundan en el espectro politico. En ultimas, la apoliticidad ya es, de por si, una postura politica que usualmente comulga con ideologias tendientes a la conservacion del statu quo. El apolitico, stricto sensu, NO existe.

(5) Karl Kautsky, fue fundador del Partido Socialdemocrata Aleman y asi mismo, se destaco como uno de los mas importantes teoricos de la Segunda Internacional. Sus tesis sobre la conciencia de clase y la teoria socialista, que Lenin aprobaria y elogiaria en el ?Que hacer? son extraidas de su proyecto de nuevo programa del Partido Socialdemocrata Austriaco.

(6) El ejemplo mas fehaciente de esto, consiste en que en el capitalismo contemporaneo, lo que importa no es tanto la cantidad de dinero que se tiene, sino mas bien, la potencial capacidad de endeudamiento. El ideal capitalista consiste, en tener la capacidad de producir dinero a partir de la inversion del dinero prestado. (Ej. La figura del Repo en el mercado publico de valores).

(7) "In the universe of commodities relations between people can assume the guise of relations among things? In the market economy, relations betweenpeople can appear as relations of mutually recognized freedom and equality: domination is no longer directly enacted or visible as such"
COPYRIGHT 2015 Pontificia Universidad Javeriana
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Gonzalez Jacome, Juan Felipe
Publication:Universitas Philosophica
Date:Jul 1, 2015
Words:6613
Previous Article:ZIZEK, SLAVOJ. (2003). El sublime objeto de la ideologia. Buenos Aires : Siglo XXI Editores.
Next Article:ZIZEK, SLAVOJ. (2008). En defensa de la intolerancia. Madrid: Sequitur.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |