Printer Friendly

Y todo el resto es literatura / Et tout le reste est litterature.

El doble titulo de este trabajo obedece menos a una preocupacion de traduccion o a un afan de bilinguismo que a una voluntad de mostrar algunas apariciones de esta afirmacion en tres autores francofonos e hispanohablantes de primera magnitud, apariciones que permitiran preguntarnos por ese "resto" que es la literatura y por el "restar". En cuanto al termino "litterature", sabemos que su sentido varia en el paso del siglo XVIII al XIX y que esto, lejos de ser un simple cambio terminologico, es un cambio de regimen de escritura, es el paso de un regimen mimetico a un regimen estetico, paso resumible en terminos de un nuevo reparto de lo sensible/inteligible/decible (y sin que esto implique la sustitucion del regimen anterior por el posterior). Por cierto, estoy siguiendo aqui a Ranciere. Pero ahora nos concentraremos en "el resto" y en el "restar" que es la literatura.

Contrariamente al orden de presentacion en el titulo de estas lineas, una primera aparicion de "Y todo el resto es literatura" se produce en frances, en Paul Verlaine, en un poema que lleva por nombre "Art poetique", de 1874 (publicado en 1882 en revista y luego en 1884 en Jadis et naguere, consagrado ya como manifiesto simbolista/decadentista). Dicho de otro modo, aparece por primera vez en un poema que, desde su titulo, se anuncia, segun la tradicion de las poeticas greco-romanas y francesa, como una preceptiva, como un programa de escritura, aunque posteriormente Verlaine haya procurado sacarle ese caracter y minimizarlo, tildandolo de "chanson". (1) Fuera de esto, es insoslayable que tanto el titulo como una serie de verbos en imperativo dirigidos a un "tu" que se dispone a escribir llevan a considerar ese texto como un programa poetico.

"Art poetique" se inicia con algo asi como una exhortacion: "De la musique avant toute chose", y concluye, justamente, con "Et tout le reste est litterature". En el medio, en el recorrido del poema, Verlaine defiende una poesia hecha de versos impares, es decir, de versos que suspendan la cadencia, el arrullo, de los alejandrinos, con sus dos hexasilabos cesurados que interrumpen la fluidez. En numero impar, sin posibilidad de hemistiquio, el verso, dice Verlaine, puede ser mas "vague" y "plus soluble dans lair, sans rien en lui qui pese ou qui pose" ("mas vago y mas soluble en el aire, sin nada en el que pese o que se pose"). Verso soluble en el aire, sin peso, sin cuerpo ni gravedad que le permita posarse, verso como la frase musical. De igual modo, este verso, afirma Verlaine en su poema, debe darse en los tonos y los matices, no en los colores: "rien que la nuance", solo matices. Dejando de lado la dificultad empirica que plantea distinguir entre un color y su matiz (en principio, todo color es un matiz de un espectro y todo matiz es color), puede entenderse la diferencia metaforica, que hace del "matiz" un grado de distanciamiento de lo que si estaria provisto de "peso" y desprovisto de "vaguedad", es decir, del color. Por esto, Verlaine exhorta en su poema a torcerle el cogote a la elocuencia: "tords-lui le cou a l eloquence".

Ahora bien, en estas circunstancias, de que esta hecho todo ese resto que es literatura? Que es lo designado por "tout le reste" que, segun este poema, es "literatura"? Hay al menos tres respuestas.

En una primera lectura, segun lo recien dicho, ese "tout le reste" es lo que no es "musica", es aquello que, provisto de un cuerpo material y provisto de colores (no de aproximaciones matizadas al color), pesa y se posa; lo que se somete a la elocuencia y, tambien, es elocuente, porque es poseedor de una fuerza de persuasion, de mover al otro, porque pesa y se posa. Pero tambien, en una segunda, ese "tout le reste" puede estar designando "ce qui reste"--"lo que resta"--, es decir, lo que queda, lo que permanece, lo que perdura. En sentido estricto, el resto es lo que resta, lo que queda.

Y, en una tercera lectura, "Et tout le reste est litterature" no es lo previamente repudiado por el poema (pesar, posarse, ser elocuente, tener color), sino todo el resto de lo que pueda decirse, el resto de lo que aun no llego a decirse, de lo que podria suceder que llegara a enunciarse: "tout le reste" es lo que esta por venir, como experiencia de la palabra poetica por acaecer, experiencia musical y sin elocuencia. En ese sentido puede entenderse la ubicacion postrera del verso, en la frontera ultima del texto, en el umbral del silencio o de lo por venir.

Estas segunda y tercera lecturas violentan nuestros habitos interpretativos, ya que entre nosotros predomina la lectura primera, que desprecia la literatura y/o la minimiza, aunque no en nombre de la solubilidad aerea del verso, sino, paradojicamente, en nombre de la falta de peso del texto literario: suele predominar la consideracion de la literatura como un "no es mas que literatura", carente de peso, de gravedad y de efecto si no es, a veces, un efecto de evasion entretenida e inane, sin mas.

En todo caso, este parece haber sido el partido tomado por el poeta Guillaume Apollinaire en un articulo que publica en Nord-Sud, la revista de Pierre Reverdy que, desde su fundacion en 1917, establecio un paralelismo entre lo que habia sido Verlaine para los jovenes poetas finiseculares y lo que habia de ser Apollinaire para los jovenes poetas de entonces. En ese articulo de octubre de 1917, a un ano del armisticio de la Primera Guerra, en visperas de la Revolucion Rusa y a un ano tambien de la propia muerte del poeta, herido en el frente de guerra, Apollinaire recuerda la superioridad del patriotismo frances ante cualquier otro patriotismo, superioridad dada por el sentido del deber frances, que se confunde con la gran tradicion humana: fue por el "derecho de gentes" que se sacrificaron tantos franceses, segun escribe el gran poeta amigo de los artistas con los que el siglo XX estaba comenzando, revuelto y fecundo.

Sin embargo, Apollinaire aboga por una recompensa material para los soldados franceses, con el fin de insuflarles mayor espiritu patriotico, porque el interes frances por los destinos de la humanidad estaba muy bien, pero los soldados alemanes tenian como acicate las tierras de Francia, mientras que los franceses no encontraban estimulo alguno en las tierras de Alemania. Por lo tanto, convenia ofrecer a los franceses algun incentivo para su ardor patriotico, atendiendo en particular a las reivindicaciones que existian antes de esa "lucha gigantesca", asi como a las que pudieran haber surgido desde entonces. "Et tout le reste est litterature", concluye Apollinaire, antes de retomar lo que entiende es la actitud "literaria" del momento, a saber, una denuncia de la "rutina, la vejez y las anticuallerias", en tanto que tambien "ejercitos enemigos". Ante el apremio del momento, anos postreros de una guerra de masacres inauditas y que Francia no puede perder, el poeta Apollinaire parece oponer la materialidad de las recompensas que insuflaran patriotismo a los franceses a una suerte de resto sin efectividad ni eficacia, puesto que es un resto hecho de "litterature".

El "Et tout le reste est litterature" aparece en espanol en autor y lugar destacado: me refiero a Jorge Luis Borges, en la dedicatoria de sus Obras completas a Leonor Acevedo de Borges, su madre. Luego de enumerar agradecido el legado materno, que se remonta a un pasado colonial e independentista, Borges concluye: "Aqui estamos hablando los dos, et tout le reste est litterature, como escribio, con excelente literatura, Verlaine" (OC 9).

Abundan en Borges las referencias a Verlaine, autor que se encuentra entre los que suele encomiar. En este caso, la del "Arte Poetica" de Verlaine permite varias lecturas. La primera cultiva la paradoja que surge de la condena de la literatura por la literatura, condena paradojicamente salvifica. En efecto, la literatura en tanto que resto, o sobra o exceso total, puede ser rescatado por su propia excelencia, por un decir "con excelente literatura". Aparece asi el tema de las palabras que fallan, aunque esa falla solo sea decible gracias a otras palabras, o el tema de lo que solo es literatura, y que la literatura permite mesurar en su solo ser eso.

Sin embargo, al mismo tiempo, esta cita que Borges hace de Verlaine permite una lectura no paradojica, sino cuasi literal, al pie de la letra. En esta dedicatoria de Borges se arma una escena en que se rememora un mundo pasado abundantemente poblado por unos y otros--Padre, Norah, los abuelos, los patios, los esclavos, el aguatero, la carga de los husares del Peru y el oprobio de Rosas, etc.--; sin embargo, ese mundo numeroso es rememorado porque integra el legado materno, lo que la madre lego al hijo, y es como legado materno que se convoca.

En consecuencia, el hijo puede concluir ese legado inverso que es la dedicatoria de sus propia obra completa a la madre, diciendo "aqui estamos los dos", aqui estamos vos y yo, y todo el resto es literatura. La escena que Borges inventa para la dedicatoria de su obra completa consta entonces de tres elementos: el hijo, la madre y todo el resto, es decir, la literatura; o de tres personas, yo, vos y la tercera persona, la literatura, la que exenta de la historicidad de la enunciacion, resta, queda, permanece.

Desde esta perspectiva, "todo el resto" es el nombre de esa totalidad que no es ni madre ni hijo, pero que transita en ambos sentidos de la filiacion.

La simplicidad sentenciosa de "Y todo el resto es literatura" no alcanza para anular la indeterminacion de sus sentidos, que pueden ser divergentes u opuestos entre si. Por otra parte, esta simplicidad sentenciosa tampoco alcanza para ocultar el hecho de que si bien el resto tiene nombre y puede nombrarse--el resto o todo el resto se nombra con el nombre "literatura"--, lo que no forma parte de todo ese resto no recibe nombre.

En efecto, que es o como se llama todo eso que no es el resto que es literatura? Musica, poesia, palabra inane, o, drasticamente en Borges, nada, puesto que la escena de la dedicatoria reune a la madre, al hijo y a todo el resto que es literatura. Lo que no es literatura no tiene lugar, en Borges, o no tiene nombre, lo que es un poco lo mismo.

Dicho de otro modo, la simplicidad sentenciosa de "Y todo el resto es literatura", al tiempo que parece depreciar la literatura--es un resto, es lo que resta, lo que saca--revela que el gran minuendo, la gran dimension que no es literatura solo puede ser nombrada negativamente, por lo que no es: no es literatura. Entonces uno se pregunta, si no hubiera literatura, como llamariamos y reconoceriamos y dariamos lugar a eso que no es literatura?

Porque patentemente, eso que no es literatura recibe su nombre, nombre negativo, de lo que si recibio nombre positivo, a saber, la literatura. Es justamente la literatura la que da nombre, en esta sentencia que parece menguarla, a lo que no es ella, es la literatura la dadora de nombres.

Sin embargo, las "ciencias", humanas o inhumanas, ocupadas como estan con lo que no es literatura, es decir, ocupadas con eso que la literatura nombro, no pueden reconocer en esta su fuerza nominadora, denominadora y dominadora, sino que, por el contrario, suelen entender la literatura no como lo que "resta por decir", o lo que permanece cuando lo que no tiene nombre se desvanece, sino como un resto, al fin de cuentas, prescindible.

OBRAS CITADAS

Apollinaire, Guillaume. "La guerre et nous autres". Nord-Sud 8 (1917): 10-11.

Borges, Jorge Luis. "A Leonor Acevedo de Borges". Obras completas. Buenos Aires: Emece, 1974.9.

Verlaine, Paul. "Projet de preface pour la reimpression des premiers livres de lauteur". OEuvres posthumes II. Paris: Messein, 1913. <https://fr.wikisource.org/wiki/Page:Verlaine_-_%C5%92uvres_posthumes,_Messein,_II.djvu/261>

Alma Bolon

Universidad de la Republica

(1) Escribe Paul Verlaine, en su "Projet de preface pour la reimpression des premiers livres de lauteur", en enero de 1890: "Puis, n'allez pas prendre au pied de la lettre mon 'Art poetique' de Jadis et Naguere, qui n'est qu'une chanson, apres tout.--JE N'AURAI PAS FAIT DE THEORIE". Y a continuacion, anticipando la muy previsible objecion, agrega: "C'est peut etre naif ce que je dis la, mais la naivete me parait etre un desplus chers attributs du poete, dont il doit se prevaloir a defaut dautres. / Et jusqu' a nouvel ordre je m'en tiendrai la. Libre a dautres d'essayer plus. Je les vois faire et, s'il faut, j'applaudirai".
COPYRIGHT 2019 University of Pittsburgh, Borges Center
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Bolon, Alma
Publication:Variaciones Borges
Date:Jul 1, 2019
Words:2108
Previous Article:Primeras publicaciones de/sobre Borges en Turquia y su presencia actual en las letras turcas.
Next Article:El horror de la multiplicacion: dobles, panteismo y espejos en "Los espejos velados" y "El otro".

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters