Printer Friendly

William B. Taylor, Theater of a Thousand Wonders. A History of Miraculous Images and Shrines in New Spain.

William B. Taylor, Theater of a Thousand Wonders. A History of Miraculous Images and Shrines in New Spain. Cambridge: Cambridge University Press, 2016.

El libro de William B. Taylor, Theater of a Thousand Wonders. A History of Miraculous Images and Shrines in New Spain (Cambridge, Cambridge University Press, 2016) es un detallado y brillante analisis de la historia de los santuarios que albergaban imagenes sagradas a las que se les rendia culto en Nueva Espana, durante los siglos XVI al XVIII. En paralelo, la obra trata sobre la cultura material que rodeaba al santuario, las formas de veneracion popular, los milagros, las peregrinaciones, las procesiones, las romerias, las reliquias y las distintas advocaciones de la virgen Maria, en suma, "en la economia y politica de lo milagroso". (7) El autor advierte que "un estudio sinoptico de santuarios e imagenes no solo es un compuesto de evidencia serial, sino tambien un intento de descubrir que contextos estaban en juego". (8)

Durante decadas, Taylor ha estudiado con profundidad santuarios, imagenes asociadas a milagros y el espacio sagrado en el Mexico colonial. Si el lector repasa anteriores titulos de su pluma, como Ministros de lo sagrado. Sacerdotes y feligreses en el Mexico del siglo XVIII, (9) Shrines and Miraculous Images in Mexico before the Reforma (10) y Marvels and Miracles in Late Colonial Mexico: Three Texts in Context, (11) por mencionar solo algunos de sus trabajos, entonces se entiende mejor como el investigador estadounidense cierra el circulo tematico con su ultimo libro, Theater of a Thousand Wonders. Este es el gran corolario de una larga trayectoria academica en la que por espacio de muchos anos el autor ha profundizado sobre temas de la historia religiosa de nuestro pais. Empero, con este libro Taylor busca cubrir un reto mayor: lograr "un relato historico mas completo". (12) El presente estudio, en suma, no solo exhibe la geografia sagrada del Mexico colonial, ya que estos "santuarios de imagenes", literalmente dibujaron el paisaje espiritual del Virreinato, sino que tambien explica el pensamiento religioso en las practicas devocionales, lo que lo convierte en un trabajo de muy largo aliento en lo que a la disciplina historica se refiere.

Un eje constante en las obras de William B. Taylor es la busqueda de continuidades profundas y duraderas en los temas que estudia, asi como la indagacion sobre los procesos de cambio. El catolicismo sin duda representa una de las grandes continuidades. Gracias a sus dias sagrados, sacramentos, liturgia, imagenes sagradas, instituciones eclesiasticas, cofradias de laicos y, por supuesto, de santuarios de imagenes sagradas, la fe catolica se volvio importante para la identidad colectiva y personal. Los devotos buscaban la presencia divina o un refugio para el espiritu a traves de una imagen honrada en el santuario. La mistica de imagenes sagradas y de la presencia sobrenatural fue un rasgo duradero del legado catolico que fue atractivo para todas las clases sociales y que se reflejaba en sus tradiciones. Las instituciones que el autor estudia en este volumen surgieron, se desarrollaron y se transformaron con el paso del tiempo.

La presente investigacion parte de una serie de cuestionantes que el historiador se hace en torno a cuando y como se desarrollaron los santuarios, por que algunos tuvieron mayor duracion que otros, como se extendio la devocion a estos, cual fue la razon de que unos fueran mas prominentes que otros, quienes eran los devotos, como eran recibidas las imagenes alli expuestas o quienes administraban la devocion. Las respuestas que da Taylor a cada una de estas preguntas constituye un original aporte a la historiografia actual.

Todos los estudios que ha llevado a cabo William B. Taylor durante su prolongada trayectoria como historiador tienen un caracter exhaustivo y esta no es la excepcion. El libro se divide en dos partes: la primera marca el rumbo de los patrones historicos y de los lugares de los santuarios de imagenes. Esta, a su vez, se divide en cuatro capitulos que tratan sobre el desarrollo formativo de los santuarios de imagenes sagradas (1520-1720), su crecimiento, los cambios y continuidades que experimentaron durante el ultimo periodo colonial, las imagenes milagrosas de Cristo y de la Madre de Dios y las advocaciones de la virgen Maria.

La segunda parte del libro sondea sobre la presencia divina y las creencias en el poder de las cosas. Cuenta con cinco capitulos en los que se analizan los milagros, las reliquias y otros portentos, al igual que se refiere a los impresos religiosos y sus usos, la presencia de la Cruz en el Mexico colonial, las peregrinaciones, procesiones y romerias, es decir, todo lo que rodea al santuario mismo.

El estudio aporta una generosa introduccion del autor y conclusiones para cada capitulo que dan al lector una sintesis de las ideas principales, asi como una conclusion general. El corpus del libro viene acompanado de una lista de figuras, otra de mapas y tres sugerentes anexos. Taylor hace un analisis exhaustivo de las diversas fuentes que dan luz sobre cada tema, aunque advierte que hay poca documentacion sobre peregrinaciones, santuarios, practicas de los devotos, milagros, suenos, etcetera, con excepcion de los casos de Nuestra Senora de Guadalupe y de los Remedios. Cabe tambien senalar que el aparato critico constituye todo un estudio en si mismo, un fascinante tratado bibliografico comentado con amplitud y erudicion, una obra-dentro-de-una-obra.

A la par, Taylor aporta juicios de valor muy importantes sobre diversos conceptos y temas historicos. Ofrece interesantes disertaciones sobre el Barroco, sobre el quehacer del historiador, sobre la hermeneutica de toda investigacion historica y de otras formas de abordar fuentes y distintos aspectos de la vida cotidiana, todo ello conducido a entender la historia social y cultural del Mexico colonial.

En la introduccion, Taylor define que el santuario era considerado literalmente como una nave de tesoros sagrados y un lugar de refugio, cuyo fin era recibir, honrar, proteger y contener la presencia divina que habia sido objeto del favor local, como en un "teatro de mil maravillas", frase que utiliza ya en 1750 el franciscano Manuel de Loizaga en su Historia de !a virgen de Ocotlan.

En la primera parte del libro, que habla sobre los patrones historicos y los lugares donde se ubican los santuarios de imagenes cristianas en Nueva Espana, Taylor rastrea las raices europeas que operaron en su formacion y tambien las tendencias que incidieron en contra de esas tradiciones. Como investigador meticuloso, atento al detalle, Taylor ha estudiado con detenimiento el desarrollo de los santuarios, desde su fundacion en el siglo XVII hasta su consolidacion y expansion en el XVIII. Ha revisado la historia de alrededor de 500 santuarios e imagenes asociadas a estos. El "largo siglo XVI" (pues Taylor coloca esos procesos de cambio de 1570 a 1720, como se ha subrayado ya) marca el inicio de los santuarios. Hacia 1580 existen ya, pero aun no se tiene la "infraestructura" de las devociones, del relato de milagros o imagenes de culto. Los mas tempranos santuarios se localizaban en o cerca de las ciudades coloniales. Entre los mas antiguos se encuentran el de Nuestra Senora de los Remedios, el de Guadalupe, el del Cristo de los siete velos, el de la virgen de Ocotlan, el de Nuestra Senora de Guanajuato, el de Nuestra Senora de Zacatecas y el de "La Conquistadora" de Puebla. En aquella centuria aun no se les asumia como imagenes prodigiosas. Las historias de apariciones dieron lugar a imagenes milagrosas, sobre todo, despues de 1580, pero "el cambio sorprendente hacia las imagenes de culto en America en el siglo XVII siguio a acontecimientos en la Europa catolica". (13)

Concretamente, los anos de 1580 a 1720, que Taylor denomina "de desarrollo formativo", le merecen especial atencion. Si bien este siglo no fue un tiempo de robusta prosperidad en Nueva Espana, tampoco lo fue de crisis, como en la metropoli, y los santuarios fueron promovidos. A estos siguio una rica cultura material. Taylor observa que, tanto las cofradias, mas numerosas en la segunda mitad del siglo, como las historias devocionales impresas fueron determinantes para el impulso de santuarios e imagenes, pero ninguna fue escrita antes de 1621. Posteriormente a esta fecha, aumentaron las publicaciones sobre la historia de las imagenes devocionales, a tal grado, que en este siglo Mexico se considero "Capital de los sagrado".

El ano 1680 reporta crecimiento demografico y economico. Durante este periodo, se formaron santuarios coloniales que tuvieron una larga duracion. Destacan el de Nuestra Senora de San Juan de los Lagos, el de Nuestra Senora de la Soledad (Oaxaca), el de Nuestra Senora del Pueblito (Queretaro), el de Nuestro Senor de Chalma (Malinalco) y otros. Cada uno siguio patrones distintos. Para estos anos los santuarios eran ya una caracteristica general de la Nueva Espana, parte fundamental de su paisaje sagrado. El desarrollo de estos iba acorde con las practicas en Espana, pero Taylor tambien senala las diferencias.

Asimismo, se dio un creciente interes en imagenes sagradas y en la creencia en maravillas. Se utilizaban profusamente las imagenes en el culto y la oracion. Las imagenes fueron promovidas especialmente por los jesuitas y franciscanos, obispos y sacerdotes diocesanos, conscientes en emplearlas para impresionar, excitar e infundir sentimientos en la feligresia. El siglo XVII es tambien una epoca de visionarios, mortificacion de la carne, caceria de brujas y juicios inquisitoriales.

Mas adelante en el libro se trata sobre el crecimiento, cambios y continuidades de los santuarios en el periodo colonial tardio. En el siglo XVIII, que es la centuria que aporta mas informacion sistematica sobre los santuarios, ya no aparecen tantos nuevos y se establece tambien un menor numero de cofradias. Taylor explica las razones de ello: por el escepticismo de la Ilustracion, por el cobro de impuestos por parte del gobierno virreinal a estas instituciones, por la promocion de la sobriedad devocional y otros factores. La busqueda de la piedad y de la salvacion personales fue un rasgo de la religiosidad de ese tiempo.

Despues de 1720 se llevaron a cabo las reformas religiosas dictadas por la monarquia espanola para las practicas e instituciones. Es la epoca de obispos regalistas que vigilan mas los espacios de culto. Deseaban evitar supersticiones y excesos en las creencias y en las practicas devocionales del pueblo, pero sorprendentemente apoyaron la mistica de los santuarios y de las imagenes sagradas. Aunque la reforma fue mas evidente en Europa, tambien se dejo sentir en America, a partir de una religiosidad mas restringida y en la laicizacion de devociones.

En el siglo XVIII, algunos santuarios fueron suprimidos y otros mas no prosperaron. En otros casos, no es que se perdieran algunas instituciones, sino que se iban redefiniendo. Unos cuantos santuarios fueron reconocidos y registrados por varias razones que el autor explica con amplitud, entre otras, por la politica gubernamental y las regulaciones del Estado borbonico. Pero tambien habia un ambiente de escepticismo religioso y de anticlericalismo, incluso, entre las propias autoridades eclesiasticas.

Cuando Taylor explica sobre la consolidacion y expansion de algunos santuarios e imagenes en esta centuria, se refiere al aumento de publicaciones, en la produccion de miles de imagenes de Santos, de la Virgen y de Cristo que circulaban por todo el reino. El encanto por las imagenes sagradas no declina pese al impulso de la Ilustracion por dominar la naturaleza, aplicando principios cientificos que ganaron un lugar en el discurso politico hacia el final de la era colonial. La mayoria de las imagenes en los santuarios religiosos continuaron como centros de culto, aunque tambien tuvieron variaciones a nivel local.

Uno de los hitos del libro es la sintesis que William Taylor lleva a cabo sobre la historia de las advocaciones de la virgen Maria en el periodo colonial. Destacan naturalmente los mayores santuarios de Nueva Espana: el de Nuestra Senora de Guadalupe, el de Nuestra Senora de los Remedios, el de la virgen de Zapopan, el de la virgen del Pueblito o la de Ocotlan, por citar algunos. De 1709 a 1760, el culto a Nuestra Senora de Guadalupe crecio dramaticamente. Empero, tambien otras devociones lo hicieron, gracias a ambiciosos programas promocionales, muchos de ellos orquestados por la Compania de Jesus. Sus miembros estaban muy interesados en las imagenes con un fin didactico. Tras su expulsion en 1767, fueron relevados por los franciscanos.

Interesado en lo ritual y lo simbolico, Taylor se concentra en la triada: santuario, imagen y en el sentido de lo divino expresado en el Barroco novohispano. Sin importar el tamano del santuario, su singularidad durante el periodo colonial era que en el se vivia lo sagrado y lo profano, la promocion y la devocion. El autor estudia el uso que se le daba a las cosas consideradas sagradas, como esculturas, pinturas, cirios, altares, cuentas de rosarios, incienso, etcetera. La gente se acercaba al santuario porque pensaba que la Virgen estaba presente en sus imagenes, tanto es asi que por ello a estas representaciones se les considera "artefactos historicos", disenados generalmente por las autoridades eclesiasticas, quienes se encontraban siempre atentas para evitar una mala interpretacion por parte de los devotos.

Por otro lado, Taylor senala que los elementos del pasado prehispanico son tambien rasgos de continuidad en la tradicion sagrada de Nueva Espana. Aunque reconoce que ha habido mucho debate sobre esto, algunos principios, practicas y el conocimiento ritual precolonial persistieron y sufrieron tambien procesos de transformacion. El historiador encuentra varias similitudes entre la tradicion mesoamericana y la iberica, analiza con detalle la cosmovision mesoamericana y puntualiza la dificultad que entrana dar una explicacion definitiva sobre como esta sobrevivio y en que forma estas practicas y tradiciones de alguna manera pervivieron, mientras que ciertos topicos, como la idolatria, por ejemplo, fueron muy atacados por las autoridades. Algunas actitudes del pasado indigena, como la fascinacion por las imagenes, fueron aprovechadas por el grupo eclesiastico en pos de fines religiosos cristianos.

Por todas las razones expuestas es que en este libro convergen estudios religiosos, historia del arte, antropologia, literatura colonial, historia y sociologia, tanto sobre la temprana modernidad en Europa como en America Latina. Ademas, la narrativa historica se acompana de ejemplos de casos concretos directamente tomados de las fuentes primarias, que ayudan al lector a ver realidades distintas dentro de la esfera de accion de individuos protagonistas de los sucesos del pasado.

Taylor es un estudioso que senala a cada paso la dificultad que entrana al historiador dar respuestas faciles a fenomenos complejos y no pierde de vista que en el desarrollo de los acontecimientos del pasado se sucede en cada elemento de analisis la adicion, la sustraccion, la mezcla, la hibridacion, la reconstitucion, la acomodacion, la fusion, el sincretismo, la conjugacion, el intercambio asimetrico y la convergencia. Le ha interesado ver a las personas "en accion", en su entorno, en su "sentido de lugar", y ha puesto enfasis en la circulacion de gente y cosas, ademas de senalar la manera como la tradicion se establece y renueva. El autor tiene especial interes en como la tradicion y la transgresion, el conflicto y la cooperacion, la persistencia y la transformacion, la promocion y la recepcion asi como la devocion espontanea desempenaban simultaneamente, de manera distinta asi como tambien de manera secuencial y similar entre la gente en distintos lugares y temas. Le importa desentranar las creencias populares y las practicas y experiencias devocionales. Taylor se niega a reducir contextos y relaciones humanas a una sola causa o patron, pues "el pasado es accesible en fragmentos circunstanciales". Deja claro que la cultura religiosa no es algo uniforme ni fijo. Entender, pues, el contexto, establecer la comparacion y hacer conexiones son sus principales metodos de analisis.

El titulo del libro no podia ser mas propicio para una obra que muestra, que exhibe y profundiza con rigor y amplitud sobre las creencias religiosas y sus manifestaciones materiales en un gran espacio de trescientos anos. ?No es el teatro el espacio donde la vida se pone en escena? El teatro es una expresion de la cultura. Por ello, Theater of a Thousand Wonders de William B. Taylor es una sustancial contribucion al estudio del cristianismo en general y del catolicismo en particular en los extensos reinos de Espana en ultramar.

DOI: http://dx.doi.org/10.22201/iih.24486922e.2018.59.66427

BIBLIOGRAFIA

TAYLOR, W. B. (1996). Magistrates of the Sacred: Priests and Parishioners in Eighteenth-Century Mexico. Stanford: Stanford University Press.

--(2008). Ministros de lo sagrado. Sacerdotes y feligreses en el Mexico del siglo XVIII. Trad. O. Mazin y P. Kersey. Mexico: El Colegio de Mexico.

--(2010). Shrines and Miraculous Images in Mexico before the Reforma. Albuquerque: University of New Mexico Press.

--(2011). Marvels and Miracles in Late Colonial Mexico: Three Texts in Context. Albuquerque: University of New Mexico Press.

ALICIA MAYER

Universidad Nacional Autonoma de Mexico

Instituto de Investigaciones Historicas

(7) Taylor llama a este conjunto de elementos "la cultura material de la devocion" (2016, p. XXII).

(8) Taylor (2016, p. 15).

(9) Taylor (1996).

(10) Albuquerque: University of New Mexico Press, 2010.

(11) Albuquerque: University of New Mexico Press, 2011.

(12) Al decir del autor, "mi propio estudio se ha inclinado a una historia mas analitica, centrada en la problematica historica, pero como la mayoria de los historiadores que conozco busco un entendimiento mas amplio", Taylor (2016, p. 14).

(13) Taylor (2016, p. 45).
COPYRIGHT 2018 UNAM (Estudios de Historia Novohispana)
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Mayer, Alicia
Publication:Estudios de Historia Novohispana
Date:Jul 1, 2018
Words:3179
Previous Article:Juan Ortiz Escamilla, Calleja: guerra, botin y fortuna.
Next Article:Francisco Quijano Velasco, Las republicas de la monarquia. Pensamiento constitucionalista y republicano en Nueva Espana, 1550-1610.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters