Printer Friendly

Virtual communities as horizontal system of care among women: the case of families that come to assisted reproduction in Spain/Las comunidades virtuales como marcos de cuidados horizontales entre mujeres: el caso de las familias que acuden a la donacion reproductiva en Espana.

Introduccion

Desde los anos 70 hasta la actualidad, el trabajo domestico y la division sexual del trabajo han sido objeto de un extenso debate, en el que han participado diferentes teoricas ligadas al movimiento feminista y de mujeres. Uno de los conceptos mas analizados en este debate ha sido el de cuidados, del que han cuestionado, en especial, la dicotomia produccion/ reproduccion en la que se le suele enmarcar, dentro de la cual se priorizaba un ambito (el productivo) frente al otro (el reproductivo), para plantear como alternativa la idea de reproduccion del sistema global. El concepto de cuidados, por otro lado, se ha vinculado con el analisis del trabajo domestico, como una extension imprescindible de el que indica que los seres humanos, ademas de ser atendidos en el hogar, necesitan carinos, apoyos, relacionarse con la comunidad, aprender y establecer relaciones, que se presentan no tanto como un conjunto de tareas sino de necesidades que hay que satisfacer (Carrasco, 2009). Los aspectos emocionales y relacionales del cuidado--que tienen que ver con la calidad de vida de las personas--se han destacado cada vez que ha sido preciso valorar esta actividad por si misma, reconocerla como el trabajo fundamental para que la vida continue.

Una de las primeras pensadoras que teorizo sobre el cuidado fue Carol Gilligan (1982), que planteo desde el feminismo una <<etica del cuidado>> contextualizada en las relaciones humanas, senalando otra perspectiva desde la cual enfocar el valor de este, las relaciones, la cooperacion y la afectividad. A partir de las teorias de Gilligan se derivaron diferentes discusiones a nivel internacional; unas se centraron en la medida en que la etica del cuidado es una etica feminista (Held, 1995; Koehn, 1998), otras en las relaciones interpersonales de cuidado y las instituciones que se crean en torno a el (Noddings, 1984) y otras ampliaron el tema a las intersecciones entre la esfera politica y el cuidado (Tronto, 1993; Sevenhuijsen 1998).

En Espana, Ma. Angeles Duran ha sido pionera en la investigacion sobre la economia del cuidado y el uso del tiempo (Duran y Rogero, 2009; Duran, 2012), destacando su obra De puertas adentro (Duran, 1988), donde realiza un analisis de la sociedad espanola a partir de las relaciones de produccion domesticas y la distribucion temporal del trabajo en este ambito. Cristina Carrasco, por su parte, ha profundizado en los cuidados como parte inherente del sostenimiento de la vida, ademas de hacer aportaciones analiticas al trabajo domestico y reinterpretaciones de la Encuesta de Poblacion Activa, que ha invisibilizado sistematicamente este tipo de actividad desempenada en su mayoria por mujeres (Carrasco, 1991 y 2013; Carrasco y Rodriguez, 1999). Otras autoras que han investigado sobre los cuidados han sido Ma. Jesus Izquierdo, que ha hecho una revision critica de los procesos de socializacion para la division sexual del trabajo (Izquierdo, 1988 y 2003), o Ma. Luz Esteban, que se ha aproximado a los cuidados entre mujeres y la construccion de la identidad a traves del cuerpo femenino (Esteban, 2003 y 2014). Algunas se han ocupado del tema atendiendo a aspectos de bienestar social y de la familia (Murillo, 1996 y 2003; Agullo, 2001; Torns, 2008; Martin, 2008), y otras prestando atencion al uso del tiempo de mujeres y hombres, particularmente en lo que se refiere al trabajo domestico (Ramos, 1990; Page, 1996; Colectivo IOE, 1996).

Por ultimo, estan las aportaciones a lo que se ha definido como la <<crisis de los cuidados>>, que plantea la necesidad de establecer un nuevo orden economico donde se reconozcan los trabajos invisibles realizados tradicionalmente por las mujeres y que generan graves desigualdades entre los generos a diferentes niveles, lo que se enlaza con la crisis actual del sistema financiero y de los modelos economicos capitalistas, poniendo en jaque su sostenibilidad (Borrego, Perez Orozco y Rio, 2003; De Villota, 2005; Perez Orozco, 2006 y 2014; Ezquerra, 2011).

En suma, los estudios se han centrado sobre todo en el ambito domestico, subrayando la division sexual del trabajo, asi como el papel de las mujeres como proveedoras de cuidados (a la familia propia y/o a las ajenas), pero en la mayoria de los casos se han dejado fuera otras maneras de cuidar que se dan entre mujeres o analizar a estas tambien como receptoras de cuidados.

En este articulo, abordamos formas de cuidado mutuo en el marco de comunidades virtuales constituidas por mujeres que buscan ser madres mediante tecnicas de reproduccion asistida con donacion (TRA-D) (1a). Su participacion en dichas comunidades suele restringirse al tiempo que media hasta alcanzar la maternidad, y durante el mismo se convierten tanto en proveedoras como en receptoras del cuidado de las demas, razon por la cual hemos calificado a estas comunidades como espacios de cuidados horizontales entre mujeres; entendiendo los cuidados como las acciones que llevan a cabo para propiciar el bienestar tanto de si mismas como de otras.

Desde un planteamiento proximo, Ma. Luz Esteban analiza <<redes de apoyo>> entre mujeres feministas del Pais Vasco. Se trata de comunidades estables que se proporcionan un <<apoyo mutuo, simbolico y practico que trasciende las necesidades cotidianas y comunes a cualquier persona y se concretaria en la proteccion y el soporte para desarrollar formas de vida y proyectos individuales y colectivos alternativos a los modelos hegemonicos>> (2014: 677). Esteban hace pivotar su analisis en conceptos como el de amistad o parentesco, y no tanto--al menos esta vez--en el de cuidados. Sin embargo, buena parte de sus conclusiones podrian ser aplicables a las comunidades virtuales estudiadas por nosotras, a pesar de que la participacion de las mujeres en ellas no sea <<estable>>, sino circunscrita por lo comun a un momento concreto de sus vidas (el de los tratamientos de reproduccion asistida con donacion reproductiva) (2).

1. Metodologia

El estudio se ha basado en una investigacion etnografica realizada en Espana, para el desarrollo de la cual se han hecho entrevistas a familias y observacion en espacios virtuales. Las entrevistas etnograficas se han aplicado entre mayo y diciembre del ano 2014, utilizando dos criterios principales para la diversificacion de la muestra: el modelo de familia (homoparental, monoparental y heteroparental) y la fase de desarrollo de su proyecto de maternidad/paternidad (en tratamiento, fase de embarazo y con hijos/as), dejandose de hacer entrevistas al alcanzarse el punto de saturacion. El numero de entrevistas ha sido de 66, distribuidas del siguiente modo:
TABLA 1. Familias entrevistadas segun modelo familiar y fase de
desarrollo de su proyecto de maternidad/paternidad.

                             Homoparental
                                                 Mono-      Hetero-
                     Lesbianas       Gays        parental   parental

En tratamiento           1                          1          1
Etapa de embarazo        2             1            3          8
Con hijos/as            10       3 + 1 (de co-      20         15
                                 parentalidad)
Totales                 13             5            24         24

Fuente: elaboracion propia.


Otra de las tecnicas de investigacion ha sido la observacion en diversos foros y blogs de Internet donde participan y/o han sido creados por algunas de las familias entrevistadas. Se ha observado desde diciembre de 2012 a enero de 2015 en los siguientes foros: Galesh, Galehi, OvoDonacion, Formar Familia, MSPE de Forosactivos, Mares-una decisio en solitari, Maternidad subrogada en la India, Mis dos mamis, Foro IVI; y en los blogs: Mis OvoMellizos, Diario de una esperanza, Mi vida con la infertilidad, Yendo por el segundo, Aventuras y desventuras de una MSPE, Voy caminando a nuestro futuro, En busca de la maternidad, Pareja de 3-un viaje en busqueda de formar una familia, Aunque el sol se esconda, Laberinto hacia la maternidad, Ilusion en la India y Maternidad subrogada.

El material recopilado ha sido objeto de codificacion y tratamiento siguiendo el modelo analitico basado en la Grounded Theory de Strauss y Corbin (1990).

2. Resultados

2.1. Las comunidades virtuales en torno a las TRA-D como espacios de mujeres

Es comprensible que los hombres no participen en foros on-line y/o blogs centrados en modelos familiares compuestos solo por mujeres, que han optado por un proyecto monoparental o lesboparental y han acudido a las TRA-D debido a no tener pareja masculina o a no tenerla de ningun modo, como sucede, por ejemplo, con el foro MSPE, con Mares, una decisio en solitari o con Mis dos mamis. Ahora bien, nos encontramos con una situacion parecida cuando se trata de espacios virtuales en que concurren sobre todo familiares heteroparentales con problemas de infertilidad, es decir, que afectan a parejas de hombre y mujer, como sucede con los foros OvoDonacion y Formar Familia o con los blogs Mis OvoMellizos y En busca de la maternidad. Esta ausencia masculina no es, con todo, sorprendente, sino que pone de manifiesto algo que diversas investigaciones sobre las TRA-D han destacado: que hombres y mujeres experimentan y se enfrenta de diferente manera a la infertilidad (Greil, 1997; Becker, 2000; Thomson, 2005; Greil, Slauson-Blevins y McQuillan, 2010), debido a que ellas se sienten mas presionadas para ser madres y a que los tratamientos de reproduccion asistida se despliegan principalmente sobre sus cuerpos, incluso cuando la infertilidad afecta a sus parejas masculinas, por lo que invierten mas esfuerzos en tener hijos/as y, de este modo, tambien en acceder a recursos que les ayuden a conseguirlo.

Una situacion distinta se evidencia cuando se observa lo que ocurre en los blogs y foros de Internet relacionados con la gestacion subrogada, donde participan hombres tanto heterosexuales como homosexuales, lo que puede hallar parte de su explicacion en el hecho de que, en ellos, aparte de relatarse la experiencia vivida en el camino a la paternidad/ maternidad, cobra mayor importancia la accion reivindicativa, orientada generalmente a conseguir la inscripcion en el Registro Civil de los ninos/ as nacidos por subrogacion, a que se legalice en Espana esta opcion para tener hijos/as o a vigilar la legislacion internacional que pudiera afectar a la gestacion subrogada en los paises adonde acuden para ello. Se trata, por tanto, de espacios virtuales que otorgan menor peso a la expresion de las emociones o al relato de las experiencias (que se alinea del lado de lo privado) que a la reivindicacion politica (que se alinea del lado de lo publico).

Asi, la distincion privado/publico, una separacion de espacios tradicional entre los generos, vuelve a reproducirse en el marco de las comunidades virtuales creadas en torno a las TRA-D, poniendo de relieve que aunque se convierten en espacios donde se va construyendo una <<nueva cultura del parentesco>> (3), no es tan claro que se produzcan cambios semejantes en el sistema de las relaciones de genero, al menos en el seno de las parejas heteroparentales.

Comentar, finalmente, que las mujeres que participan en estos espacios on-line, los usan y los significan de dos maneras distintas. En unos casos, son vividos como--lo que cabria denominar con Vaquerizo (2014: 540-541)--un <<espacio-para-si>>, mientras que, en otros, son experimentados como un <<espacio-para-otras>>. Asi, si bien todas las mujeres entran a formar parte de estas comunidades cuando se deciden a recurrir a las TRA-D (o en una etapa temprana del proceso), la mayoria suelen dejar de participar cuando logran ser madres (o, a veces, quedarse embarazadas), dandoles comunmente un uso y un significado orientados hacia si mismas (como un lugar donde encontrar la informacion, el apoyo, los canales de expresion ... que necesitan durante ese periodo), lo cual no excluye que, con sus intervenciones, hagan tambien aportaciones a las demas. Otras mujeres, sin embargo, despues de quedar embarazadas o de tener a sus hijos/as, deciden seguir participando, pero ahora para <<ayudar>> a las que comienzan o continuan en su camino hacia la maternidad, de suerte que, para ellas, se convierten en un <<espacio-para-otras>>, lo cual tampoco excluye que, igualmente en su caso, se presenten como un lugar desde el cual construir colaborativamente (en el sentido en que lo plantea Esteban, 2014) unas formas de hacer familia que no son las convencionales. La continuidad de su participacion en una determinada comunidad virtual se origina en una <<responsabilidad>> o en un sentimiento de deuda con respecto a la misma, es decir, que lo entienden como una contraprestacion que ellas, ahora que son <<veteranas>>, hacen a la ayuda que recibieron, cuando eran <<nuevas>>, de las otras mujeres participantes.

2.2. Compartiendo recursos

Uno de los cuidados que se prodigan las participantes en estos espacios on-line consiste en proporcionarse mutuamente informacion, que se refiere, principal aunque no exclusivamente, al proceso biotecnologico al que se estan sometiendo o al que se van a someter. Las mujeres disponen de poca informacion sobre el antes de acudir a las TRA-D, lo que constituye una de las razones por las que la mayoria de ellas llegan a los foros y a los blogs avidas de esa informacion y, a veces, desorientadas sobre lo que dicho proceso les va a suponer.

Hay diversos factores que inciden en esa falta de informacion previa. Uno consiste en que el conocimiento sobre el embarazo (sobre como conseguirlo y como llevarlo), que es el que preocupa en primer lugar a quienes participan en estos espacios on-line, esta en manos del conocimiento experto, no de las mujeres (como pasa, por el contrario, con el embarazo <<natural>>, a pesar de la medicalizacion de que ha sido objeto en la sociedad contemporanea), rompiendose asi las cadenas tradicionales de transmision de informacion sobre la maternidad entre madres-hijas-hermanas-amigas (Visa y Crespo, 2014: 25). Las mujeres del entorno inmediato no les pueden servir como referencia, porque el proceso esta dominado por el saber medico, y tambien porque es una experiencia por la que no es probable que esas otras mujeres hayan pasado, razon por la cual no disponen de un saber que las pueda orientar, que les ayude a visualizar en que consiste el camino de llegar a ser madres mediante las TRA-D. Por ello, cuando no reciben la informacion que precisan de las clinicas de reproduccion asistida, recurren a otras mujeres que han atravesado y estan atravesando por la misma experiencia, a las que localizan a traves de estas comunidades virtuales.

Una de las primeras cuestiones sobre las que buscan informacion es sobre las clinicas a las que pueden acudir; asi, bucean en estos espacios virtuales y/o preguntan en ellos acerca de las clinicas que hay en su entorno geografico, si el tratamiento que precisan se lo pueden hacer por la Seguridad Social o deben ir a una entidad privada, que imagen de las diferentes clinicas tienen las otras participantes o que experiencia han tenido en ellas, cuales son los medicos mas recomendables, etc.

Segun sostienen las mujeres entrevistadas, las clinicas no les facilitan toda la informacion que precisarian (sobre pruebas medicas, medicacion, tratamientos, opciones que tienen ante una determinada situacion, etc.) para poder tomar las decisiones adecuadas cuando tienen la posibilidad de hacerlo (por ejemplo, elegir entre FIV--fecundacion in vitro--con sus propios ovulos u ovodonacion). Otras veces no es que no hayan recibido una informacion suficiente, sino que echan en falta asesoramiento para poder determinar, a partir de el, lo que mas les conviene en cada caso, por lo que piden consejo en los foros y blogs. O precisan que les traduzcan el lenguaje tecnico usado por los/as profesionales, es decir, que les expliquen el significado de una terminologia, en principio, oscura para ellas y que les hagan comprensibles los diagnosticos y/o los tratamientos que les prescriben. El esfuerzo por entender el proceso de intervencion biotecnologica sobre sus cuerpos termina convirtiendo a algunas en grandes entendidas en reproduccion asistida; lo que se evidencia en la manera en que asimilan y manejan ese lenguaje. De este modo, las comunidades virtuales tienen la funcionalidad, importante sobre todo en las etapas iniciales del proyecto de maternidad, de poner a su disposicion informacion practica sobre los procedimientos que les van a permitir alcanzar su objetivo de tener hijos/as, lo que transforma areas de conocimiento dominados por el conocimiento biomedico en accesibles a personas legas que se estan planteando o estan en tramites de usar las TRA-D:

Busque mucho, claro, sobre la histerosalpingografia, sobre el diagnostico ... porque tampoco me dijeron nada. Me dieron el sobre con el resultado y fue cuando ... Porque al principio lo lees, y te pone que las trompas estaban bien y dices: <<!Ah! Estupendo>>. Pero luego, venia esto de: <<probabilidad de incompetencia uterina>>. Y yo no sabia que era eso. Entonces, ahi lei mucho. Y lei tambien sobre causas posibles y tal, pero luego, fundamentalmente, en el foro del IVI (4) (Rosa, pareja lesbica).

Las comunidades virtuales poseen la virtud de su gran accesibilidad. Es otra de las razones por las que se acude a ellas, pues ya no es que los/ las medicos proporcionen o no informacion o lo hagan de una forma mas o menos comprensible para las mujeres, sino que a veces cuando estan en la consulta, no les surgen las preguntas que luego ocupan su atencion. Y, otras veces, cuando se las formulan, no tienen la posibilidad de plantearselas a las y los medicos. Por ello es por lo que algunas mujeres <<se meten>> en los foros y blogs antes de acudir a las clinicas, precisamente para saber que deben preguntar a los/las medicos, que tratamientos, tecnicas, pruebas, etc., pueden pedirles (en lugar de esperar a que sean ellos/ as quienes se los propongan) y/o como actuar en los casos en que no quieran aceptar sus peticiones o requerimientos. En cualquier caso, esta participacion en los espacios on-line creados en torno a las TRA-D dota a las mujeres de seguridad y confianza en si mismas a la hora de interactuar con el personal experto, asi como un cierto control sobre el proceso de acceso a la maternidad en el que estan embarcadas.

Aparte de la rapidez con que se puede conseguir la informacion que se necesita en cada momento, las mujeres destacan tambien la simetria que caracteriza a estos espacios on-line al estar conformados por mujeres que se encuentran o se han encontrado en la misma situacion vital (<<entre las chicas, todo es como mucho mas sencillo>>, dice Camino en la entrevista, y <<es mas facil entre mujeres>>, afirma Diana en la suya). Esta situacion, frente a la asimetria implicada en la relacion medico-paciente, facilita las interacciones entre ellas y, por tanto, la expresion de interrogantes, dudas y preocupaciones que, de otro modo, tal vez no se expresarian.

Las mujeres acuden a estos foros y blogs asimismo porque en ellos encuentran informacion sobre la reproduccion asistida en forma de experiencias, es decir, a traves de la manera en que es vivida por otras mujeres, y no solo <<la parte aseptica>>, que es como se la presentan en las clinicas o en otro tipo de espacios de Internet:

Lo fui leyendo [el foro] pero sin darme de alta, simplemente como busqueda de informacion, sobre todo de experiencias, porque al final en la pagina web de las clinicas ves la parte aseptica, pero no la parte humana. De hecho, desde que ya soy madre soltera me han contactado por lo mismo amigas de amigas que querian hacer lo mismo, porque tienes la informacion pero quieres saber de primera mano como se vive, que pasa, si seras capaz o no eres capaz (Justina, monoparental).

Hay otros aspectos implicados en el proceso de reproduccion asistida, aparte de los medicos, que son igualmente importantes para estas mujeres. Uno es el costo de los tratamientos o, en el caso de la subrogacion, la confianza que pueden depositar en las agencias que les hacen de intermediarias. Informarse adecuadamente de los tramites y de los agentes sociales involucrados en la subrogacion, por ejemplo, es tanto mas valioso cuanto que se refieren a procesos no muy conocidos aun en Espana y durante los cuales se corren riesgos, entre ellos los economicos (<<que a uno le enganen>>), que se perciben como mas probables en la medida en que se desarrollan fuera del pais. En los foros y blogs encuentran a otras mujeres que--como se ha indicado--pueden despejarles dudas e inquietudes desde sus propias experiencias, lo que se presenta como una garantia de la veracidad de las informaciones:

Era un blog, Maternidad subrogada. Y alli conte un poco nuestra experiencia de como habia ido todo. Pues, porque sabia que otra gente se hacia las mismas preguntas que yo me habia hecho. Y por correo te enviaban un mail: <<?Puedo llamarte?>>. Y, bueno, cuando oian tu voz: <<!Existes, es verdad! No es algo inventado (se rie), que ha colgado una agencia que se ha inventado aqui una historia para, !yo que se!, para atraer a gente>> (Melinda, pareja heterosexual).

Quedarse embarazadas es lo que constituye el primer y mas importante objetivo de estas mujeres, pero con el nacimiento y la crianza de estos/as tambien se les presentan retos particulares (Jociles y Rivas, 2014) que deben enfrentar asimismo sin encontrar referentes en su entorno social inmediato, por lo que las comunidades virtuales vuelven a ser una de las fuentes de informacion fundamentales a este respecto. Por ejemplo, entre las parejas lesbicas, un tema tratado con frecuencia es el relativo a la inscripcion de sus hijos/as en el Registro Civil de modo que se reconozca su filiacion con las dos madres; algo que, aunque previsto por el articulo 7 de la Ley 14/2006 de Reproduccion Asistida, algunos Registros se han resistido a hacer debido, sobre todo, a un desconocimiento de la normativa, motivo por el cual estas mujeres se intercambian informacion y consejos acerca de como conseguirlo en cada caso.

[E.--?Y en Mis dos mamis de que cosas se trata?] Pues, de kedadas, de que se van de casa rural muchas veces, o de temas informativos. Por ejemplo, cuando yo inicie todo el tratamiento y ya me habia quedado, o antes de quedarme, ya no me acuerdo, pues, el proceso que seria de inscripcion del bebe, que de Mis dos mamis me lo mandaron todo por correo. Porque: <<?Que hago?>> O sea, a mi me viene un bebe y que hago. Entonces, claro: <<Pues, tienes que ir aqui. Depende del Ayuntamiento, tienes que hacer un pre-registro>>. Toda esta serie de cosas: <<Te tienen que dar en la clinica los documentos, que no se te olvide, y llevatelos>> (Celia, pareja lesbica).

En los espacios on-line frecuentados por mujeres de familias heteroparentales, un tema abordado recurrentemente es el de comunicar o no a los hijos/as la ausencia de un vinculo genetico con la madre y/o el padre, y se pasan entre ellas titulos de libros infantiles u otros recursos narrativos que pueden servirles para ello. Mientras que las monoparentales y las parejas lesbicas son, por lo comun, partidarias de este tipo de revelaciones (Brewaeys, 2001; Murray y Golombok, 2005; Landau y Weissenberg, 2010; Jociles, Rivas y Poveda, 2014), la mayoria de las parejas heterosexuales optan por guardar el secreto, lo que se constata tanto en los casos de ovodonacion como de donacion de semen, de embriones o de doble donacion (Kunstmann, 2004; Burr y Reynolds, 2008; Jadva, Freeman, Kramer y Golombok, 2009). En los foros y blogs construyen, de manera colectiva, argumentos tanto a favor como en contra de <<contarlo>> y comparten estrategias e informacion para, en su caso, poder hacerlo.

Incluso hay algunas personas que han escrito cuentos, cuentos que te recomiendan contar al nino o a la nina: de como viene, de que ha venido de una probeta o bien que el ovulito era de otra persona. Uno es el de La habita magica, que decia que la donante era un hada y que nos habia regalado una habita, que con esa habita habian nacido ellas [sus hijas] y tal. Hay mucho en el foro sobre ello (Catalina, pareja heterosexual).

Asi, no solo estan preocupadas por conocer los tratamientos de reproduccion asistida, sino sobre las consecuencias (en su salud, relaciones sociales, autoimagen, etc.) que tendran para ellas sus futuros hijos/as y/o sus parejas. Lo que pone de manifiesto que el acceso a la maternidad mediante las TRA-D es algo mas que un proceso medico; es un proceso social que, segun las propias mujeres, se deja a <<su autogestion>>, por cuanto no es atendido, al menos a este respecto, en las clinicas (5).

Cuando tu te vas a hacer el tratamiento en la clinica, la informacion que te dan es un poco tecnica: en que consiste el proceso, tal y cual. Pero, al final, las decisiones que tu tomes a nivel etico, de que hago o no lo hago, o de si se lo contare o no se lo contare, el renunciar a la herencia genetica ... todo eso son cosas que te autogestionas tu. Son cosas que ni en las clinicas te han ayudado. [...] Entonces, por eso la gente se mueve tanto en los foros y todas esas cosas, porque existe esa carencia y esa necesidad (Lali, pareja heterosexual).

En algunas comunidades virtuales, ademas, tambien se da un intercambio de objetos entre las participantes, que van desde la medicacion que les ha sobrado a ropa infantil y premama, pasando por carritos gemelares. Y, en alguna ocasion, se han convertido incluso en espacios de solidaridad economica, como ocurrio en el caso de Nerea, una monoparental que consumio todos sus ahorros intentando ser madre por gestacion subrogada en EEUU, y solo pudo seguir en ese empeno gracias a la colaboracion del foro MSPE:

En este ultimo tratamiento ya no llegaba a mas, y ya no podia mas, y desde el foro ... bueno, algunas integrantes del foro, pues, hicieron una cosa, que lo llamaron la <<Operacion C.>>, que fue intentar que la gente hiciera aportaciones para que yo pudiera continuar y, entonces, la verdad es que eso estuvo genial. Y luego ya desde el foro ... ya con el paso de los anos, pues, se ha quedado en una amistad, que ya no es que sea un grupo como tal, sino que son amigas, que las llamas cuando quieres o quedas con ellas. [E.--?Y hubo respuesta?] Si, muchisima, muchisima, muchisima. Recaudamos como unos 12.000 euros (Nerea, monoparental).

2.3. Compartiendo emociones y sentimientos

Ahora bien, si importante es para estas mujeres intercambiar recursos instrumentales de diverso tipo, tanto mas lo es compartir emociones, el poder expresarlas con una cierta libertad (<<desahogarse>>), sin el riego de encontrarse con contradicciones u hostigamientos, asi como recibir apoyo emocional, en particular, en las etapas criticas del proceso en que estan embarcadas.

La reproduccion asistida con donante es <<dura>>, tanto para sus cuerpos como para sus psiques, y lo es especialmente en ciertos momentos de la misma, como el diagnostico de infertilidad (en los casos en que se da, que son todos los de heteroparentales y algunos de los otros dos colectivos de mujeres) y, en general, el tiempo que precede a la decision de recurrir a las TRA-D o, cuando se trata de monoparentales y lesboparentales, de hacerlo ademas en el marco de un modelo familiar que es minoritario y cuyos retos a menudo no estan seguras de poder/saber asumir; la busqueda de una donante de ovulos que encaje con el perfil que se busca (esto, obviamente, en los casos de ovodonacion); la hormonacion que acompana a la transferencia de embriones hasta el utero ... Pero, en particular, el periodo que denominan <<la beta-espera>>, con la consiguiente recepcion de <<un negativo>>, cuando el embrion no se ha quedado implantado, o de <<un positivo>>, cuando si lo ha hecho; o que el embarazo <<se pare>> despues de haberse conseguido. En estos momentos, las mujeres intensifican sus intervenciones en las comunidades virtuales, en primer lugar, para expresar lo que les va ocurriendo y los sentimientos que las embargan:

Para mi es importante poder contar con gente con quien compartirlo, porque yo me considero una tia fuerte, pero, !ostras!, es un proceso duro. Con la carga hormonal que llevas, es muy duro. Para mi es muy importante poder compartirlo, [...] pues, que has tenido un negativo, que has tenido un positivo o: <<Mira, ocho semanas y no>>. Todo el proceso mio fue bastante duro porque me hice muchisimas ilusiones. Ya estaba embarazada y, a las ocho semanas, voy a una ecografia !y no y no! Y te dicen que te tienes que hacer un legrado al dia siguiente. Es que lo que pasa por tu cabeza ese dia tienes que sacarlo como sea. Y ya ni con mi marido. Ya tenia que compartirlo con gente que me entendiera, que lo hubiera pasado. Y el foro de Internet a esto me ayudo mucho, porque eran chicas que habian pasado por lo mismo (Edelmira, pareja heterosexual).

Y, en segundo lugar,--por lo que se refiere a las otras participantes --para interesarse por la evolucion que experimenta cada una y apoyarla emocionalmente respondiendo a sus inquietudes, dandole animos, solicitandole que las ponga al corriente de los acontecimientos, sugiriendole nuevas formas de ver las cosas, exponiendo sus propias experiencias en esas situaciones ... Y, sobre todo, mostrando que <<estan ahi>> para cuando se las necesite. Esto es, hacen un seguimiento pormenorizado de los avances y retrocesos animicos que cada mujer experimenta en su camino hacia la maternidad.

Y te llega a enganchar el foro. Yo hubo un momento en que si habia una chica que un dia le daban los resultados, es que enseguida tenias que estar mirando que le pasaba para animarla o para felicitarla. !Pero ademas de llegar a preocuparte! Yo recuerdo un caso especial de una chica que habia perdido a una hija, habia fallecido y habia empezado a hacer tratamientos y llevaba ni se sabe los tratamientos y estaba destrozada. Cada vez que le daban un negativo era un disgusto tremendo. Ademas, incluso con la perdida de su hija, pues, la apoyabamos los dias que coincidian con el cumpleanos, cuando se cumplia el ano que habia pasado (Camino, monoparental).

Ahora bien, el apoyo emocional no se vehicula tan solo a traves de este seguimiento del proceso vivido por cada una, sino que a menudo simplemente se encuentra, es decir, no es que se de, sino que se halla leyendo las experiencias de las otras mujeres, siendo fruto del compartir y no del intercambiar; un compartir que les permite darse cuenta de que <<no estan solas>>, de que hay otras como ellas, con sus mismos deseos, temores, vivencias y zozobras.

El apoyo emocional es muy visible en los momentos en que <<se esta decidiendo>>, sea emprender un proyecto monoparental o lesboparental, sea, en todos los casos estudiados, acudir a la donacion reproductiva, pues la participacion en los foros y blogs contribuye a mostrarlo como viable, a que las mujeres superen sus miedos y reticencias, asi como a que no se sientan como <<bichos raros>> por haber optado por un modelo familiar no convencional o, en general, por los sentimientos que las invaden por tener que recurrir a las TRA-D. Entre las heteroparentales, una etapa particularmente dolorosa es la que sigue al diagnostico de infertilidad de ella, de su pareja o de ambos, en la que deben decidir si optar o no por la donacion reproductiva. Los foros y blogs donde participan estan llenos de mensajes en que expresan, a la par que su fuerte deseo de ser madres, sus temores de que ellas mismas, sus parejas y/o su entorno socio-familiar no acepten como <<hijo propio>> o como <<miembro de la familia>> a un nino/a que no lleva sus genes, o sus vacilaciones acerca de si contarle o no al futuro hijo/a la donacion reproductiva. Ante estos mensajes, las comunidades se movilizan para relativizar esos sentimientos y animar a las mujeres a seguir adelante. Las monoparentales, sin embargo, lo que expresan es su preocupacion sobre su capacidad para sacar adelante solas su proyecto de familia, como comunicarselo a sus familias de orientacion, cuales pueden ser las consecuencias de tener hijos/as <<sin padre>>, como explicarles a ellos/as esta opcion, contarlo o no en el entorno social de los ninos/as (escuela, amigos, etc.) o como reaccionaran cuando lleguen a la adolescencia. Entre las lesboparentales, adquieren prioridad las inquietudes que se refieren al papel que cada miembro de la pareja desempenara con respecto al futuro hijo/a; y, derivada de ello, la duda de si la madre no genetica podra quererlo como suyo.

En suma, los momentos criticos en la construccion de sus proyectos parentales son diversos, pero en todos ellos las comunidades virtuales desempenan un rol fundamental en despejar las dudas, los miedos, los desvelos que estas mujeres experimentan cuando optan por construir sus familias a traves de unos medios (y, a veces, mediante un modelo familiar) para los que no tienen referentes en su entorno social y del que, por tanto, no pueden recibir tampoco la ayuda emocional que necesitan.

3. Discusion y conclusiones

La proliferacion de foros on-line y blogs se ha tendido a interpretar como fruto de ciertas caracteristicas de la sociedad posmoderna. En primer lugar, el exhibicionismo, que se pondria de manifiesto en el hecho de que los/las participantes en estos espacios virtuales cuentan sus vidas de manera publica, de modo que ciertos <<hilos>> de los foros y los blogs se presentan como diarios personales en los que, en este caso, las mujeres que acuden a las TRA-D expresan las vicisitudes que experimentan en sus caminos hacia la maternidad, es decir, que los diarios que antano eran personales, dirigidos a ser leidos si acaso por una misma, en Internet se <<exhiben>> ante otros.

En las comunidades virtuales se muestran, en efecto, aspectos de la vida de las mujeres considerados privados, desde sentimientos o experiencias relativas a sus vidas personales y familiares a fotografias de sus hijos/as (comunmente preparadas para que no se les pueda identificar) o ecografias del utero o del neonato. De hecho, es la presencia de este tipo de contenidos la que ha llevado a algunos a hablar de <<exhibicionismo>> o de <<exhibicionismo extremo en Internet>> (Lerner, 2011; Lopez, 2013; Stegmann, 2014), pero no es tan claro que sea interpretable unicamente como un enfasis contemporaneo en exhibir lo privado, sino como una consecuencia de que sea a veces uno de los pocos canales de expresion con que cuentan las personas en ciertas situaciones; ademas, tratar esos contenidos en los foros/blogs pone en cuestion una dicotomia publicoprivado que omite las necesidades materiales y afectivo-relacionales de los cuidados, los cuales han sido absorbidos por un planteamiento ortodoxo de la economia (Perez Orozco, 2006; Ezquerra, 2011). Asi, las mujeres que acuden a las TRA-D no relatan ni muestran en la red mas que aquello que contarian y mostrarian a sus familiares y amigas de no darse algunas circunstancias que las disuaden de ello (una estigmatizacion de la infertilidad que les hace ser cautelosas con respecto a lo que comunican a su entorno social; la decision de mantener en secreto la donacion reproductiva cuando se trata, paradojicamente, de un tema que ocupa buena parte de sus preocupaciones; el deseo de no deteriorar sus relaciones sociales mas cercanas con su afan por llegar a ser madres; el no conocer a otras familias que atraviesen o hayan atravesado por la misma experiencia, etc.).

Ahora mismo mi apoyo es solo el foro, porque no lo comento a nadie mas, claro. Lo tenemos ahi secret-secret. Entonces, me muero de ganas de contarselo, por ejemplo, a una de mis amigas, pero es que no quiero. Me tengo que aguantar, es que me tengo que aguantar. No queda mas remedio. [E.--?Por la presion?] O por supersticion, por si me sale mal. No se, por la presion y por supersticion. Por aquello de que si cuentas algo, sale mal. !Mira tu que tonteria! (Edelmira, pareja heterosexual).

En segundo lugar, se aduce la tendencia a la inmediatez en la satisfaccion de las necesidades, por cuanto ya no es solo que, en estos espacios on-line, las mujeres pueden expresar inmediatamente, es decir, en el momento en que les surgen, las cuestiones que les preocupan, sino que, dada la gran accesibilidad del medio (basta tener un ordenador en casa y conexion a Internet), las otras participantes pueden leerlo tambien de manera inmediata y, de este modo, responderles y/o comentar sus palabras en poco tiempo.

[E.--A mi me llamo la atencion que hablaras de tus <<amigas del foro>>, porque, entonces, ?son amigas?] Es que son amigas, es que llega un momento ... cuando estas a las tres de la manana que no puedes dormir, y te conectas al foro y puedes hablar con ellas hasta las siete de la manana de tus sentimientos, de lo que estas pasando y ves que es alguien que lo entiende, porque hasta que no lo pasas, nadie lo puede entender, pues, te consideras amiga (Catalina, pareja heterosexual).

Y, por ultimo, se alega el predominio de <<los lazos debiles>> en las sociedades contemporaneas por encima de los <<lazos fuertes>>, propios de instituciones como la familia o la amistad. Se asegura que los <<lazos debiles>> caracterizan a las comunidades virtuales, siendo asi calificados al considerar que los que se establecen en ellas no serian <<redundantes>>, formarian parte de <<un mundo diferente al nuestro>>, un mundo de <<conocidos>> en lugar de <<amigos>>, y compondrian lo que se califica de <<red extensa>>, en la que los sujetos interactuan menos intensamente, menos regularmente y, por tanto, se conocen tambien menos (Granovetter, 2000: 48). Ahora bien, de atender a lo que las mujeres que recurren a las TRA-D dicen acerca de (y a las interacciones que tienen lugar en) las comunidades virtuales en las que participan, habria que concluir o bien que dichos <<lazos debiles>>, de serlo, tienen una gran fuerza (Granovetter, 2000: 42), habida cuenta que invierten una gran cantidad de tiempo en rastrear y/o intervenir en ellas, se sienten ligadas emocionalmente a las otras participantes, a las que expresan su intimidad, aunque solo sea en los aspectos ligados a su proceso de acceso a la maternidad, y se prestan mutuamente servicios fundamentales para construir sus proyectos de familia; o bien, que los limites entre los lazos de uno y otro tipo son difusos y permeables (recuerdese, por ejemplo, como Catalina--en el anterior verbatim--considera <<amigas>> a las otras mujeres con las que interactua en el foro) (6).

Las mujeres presentan estos espacios on-line como el principal interlocutor y, a menudo, el principal acompanamiento que han tenido durante sus largos y, a veces, tortuosos caminos hacia la deseada maternidad. En ellos han encontrado el apoyo que su entorno familiar y social mas cercano no les puede proporcionar, y que se concreta en intercambiar informacion, en poder expresarse siendo oidas sin negaciones u hostilidades, en apoyarse psicologicamente y en proveerse de recursos de diferente tipo.

La forma y la intensidad con que se vivencian las relaciones con las otras participantes en estas comunidades permiten tambien poner en duda que dichas relaciones, por el hecho de no ser presenciales, de establecerse comunmente desde el anonimato y de estar mediadas por la tecnologia, sean <<simulacros>> o <<protesis>> respecto del contacto humano (Hopkins, 2014), o incluso <<impedimentos a la sociabilidad>>, lo que conlleva, por otra parte, que esta se identifique exclusivamente con la que tiene lugar << en la vida real>>.

Desde nuestro punto de vista, se trata de <<autenticos>> vinculos sociales, al menos los que se entablan en los espacios on-line que estamos considerando, de modo que, aunque pudiera sostenerse que tienen una naturaleza peculiar (virtuales, anonimos y tecnologicamente mediados), ello no los convierte en <<impedimentos a la sociabilidad>> ni en <<simulacros>>. En cuanto a lo primero, cabe senalar que hay circunstancias, como las que viven estas mujeres, que hacen que esa naturaleza de los vinculos (el anonimato con su posibilidad de expresar lo que no se considera expresable <<cara a cara>>, la mediacion tecnologica con su potencial de conectar a personas espacialmente dispersas, etc.) sea precisamente la que facilite una sociabilidad que, de no existir estas comunidades, no se daria <<en la vida real>> (Appadurai, 1996: 195; McLelland, 2002: 391; Herrero, Meneses, Valiente y Rodriguez, 2004: 456).

Por otro lado, los foros y blogs creados en torno a las TRA-D son a veces el punto de arranque para la constitucion de grupos de mujeres que se relacionan mas alla de ellos, es decir, en la referida <<vida real>>. Esto varia en funcion de las caracteristicas socio-demograficas de las mujeres, en especial del modelo de familia por el que han optado, pues es frecuente que acontezca entre las monoparentales y parejas de lesbianas, pero mucho menos entre las que conforman una familia heteroparental, aunque en todo caso pone de manifiesto que los espacios on-line no solo no obstaculizan la sociabilidad off-line, sino que establecen a menudo la posibilidad de que pueda darse entre personas que, a pesar de compartir intereses y/o experiencias, es poco probable que interactuaran en su vida cotidiana debido a factores diversos, como la dispersion geografica, la invisibilidad y/o el escaso volumen del colectivo o no ocupar posiciones similares en el espacio social.

En cuanto a lo segundo (a que son <<simulacros>>), por esos vinculos virtuales circulan recursos que adquieren una importancia vital para estas mujeres (informacion, apoyo psicologico, expresion emocional, relatos de experiencias en ambitos que <<les importan>>, consejos, un lenguaje que les permite romper con tabues como el de la infertilidad o entender de otro modo opciones como la maternidad en solitario o lesboparental, herramientas para afrontar los retos que se les presentan en sus procesos para llegar a ser madres, etc.). Las comunidades virtuales que se constituyen en torno a las TRA-D desempenan funciones que, de hecho, no cumplen, al menos no completamente, ni las clinicas de reproduccion asistida ni las instituciones del magro Estado del Bienestar espanol ni, a menudo, los entornos sociales mas cercanos (como la familia y/o los circulos de amistad) de las mujeres que recurren a esas tecnicas.

El papel que los foros y los blogs tienen en la vida de estas mujeres depende, en especial, de ciertas caracteristicas de sus contextos sociofamiliares, de la existencia o no de otras comunidades creadas ex profeso en torno a sus formas especificas de hacer familia y de que dispongan o no de una red de sociabilidad previa con presencia y/o visibilidad de mujeres que hayan pasado por la misma experiencia (7). Todo lo cual presenta diferencias sobre todo en funcion del modelo familiar por el que han optado. Asi, las parejas de lesbianas y las mujeres que deciden ser madres solas cuentan con asociaciones que agrupan a familias homoparentales (Galehi, Galesh, FLG, etc.) o monoparentales (Asociacion MSPE), comunican a sus familias y a sus entornos mas inmediatos que han optado por las TRA-D, lo cual esta mejor valorado en su caso que otros medios para convertirse en madres (como la reproduccion coital) y, en lo que se refiere a las parejas lesbicas, debido a que se han socializado en un <<ambiente LGTB>>, tienen generalmente grupos de amigas que comparten tanto el modelo familiar como la via de acceso a la maternidad. En cuanto a las monoparentales, estos grupos de amigas suelen constituirse, no previamente, sino a partir de la participacion en los propios foros y/o en las asociaciones.

En estos dos colectivos, la sociabilidad on-line con otras mujeres que recorren o han recorrido caminos similares de acceso a la maternidad se superpone a la sociabilidad que desarrollan off-line a traves de esos otros canales (asociaciones y grupos de amigas), de manera que el apoyo que encuentran en las comunidades virtuales es adicional al que reciben a traves de ellos. Quiza por esto pocas mujeres monoparentales o lesboparentales aducen el <<sentirse>> o el <<estar solas>> como la motivacion que les ha llevado a participar en dichas comunidades, mientras que es la mas habitual entre las heteroparentales.

[E.--?Y por que decidiste meterte en un foro?] Es que la infertilidad te crea una soledad inmensa. [E.--?A pesar de tener pareja?] Si, si, si. Incluso la pareja se siente muy sola. La infertilidad empieza a manejar tu vida entera, ?sabes? Tu vida entera se empieza a basar en ella, en el deseo de tener un bebe. Entonces, !te sientes tan incomprendida!, porque, claro, no puedes estar hablando continuamente de eso con nadie. Te sientes muy sola. Necesitas hablar con gente que este pasando exactamente lo mismo que tu, para que entiendan, para desahogarte y, muchas veces, para no sentirte mala persona o un bicho raro (Julia, pareja heterosexual).

Por otra parte, las monoparentales y lesboparentales, aunque no puedan obtener de sus familias de orientacion la ayuda que precisan sobre cuestiones especificas relativas a las TRA-D (y/o a los modelos familiares por los que han optado), se decantan por hablar con ellas sobre su decision de utilizarlas. Sin embargo, las heteroparentales se decantan mayoritariamente por mantener en secreto la donacion reproductiva, incluso ante sus familias de orientacion, lo que supone que casi la unica via de comunicacion que acaban teniendo sea el de las comunidades virtuales. En unas ocasiones, son ellas quienes no lo quieren decir; en otras, se encuentran con que no les es posible hallar en su entorno a otras personas con las que compartir su experiencia.

Josefina.--Y bueno, tambien es importante a nivel psicologico no sentirte agobiada, porque esto a nivel familiar y de entorno no lo sabe nadie. Saben que es un tratamiento, que hemos estado para la in vitro, y que Davinia ha sido fruto de un tratamiento, pero no saben que tipo de tratamiento, ni tampoco ellos entran.

Juan.--Cuando estas en tratamiento, te das cuenta de que hay mucha gente que esta en tratamiento y que no lo dice. O sea, hasta que tu no se lo comentas, no te dicen: <<!Ostras!, pero para mi hijo tambien tuvimos que ir a fecundacion o a inseminacion>> (Josefina y Juan, pareja heterosexual).

Ello se relaciona con el hecho de que el anonimato de los blogs y de los foros publicos adquiera diferentes significados para cada uno de estos colectivos. En todos los casos, es un elemento que da pie a expresarse con libertad, a sentirse libre de exponer las emociones y los pensamientos con sinceridad. Ahora bien, ese anonimato no impide, entre monoparentales y parejas lesbicas, que algunas mujeres se conozcan entre si e incluso que --como se ha dicho--conformen grupos off-line, mientras que es muy improbable que ello ocurra entre las heteroparentales. Dado que estas no quieren que se sepa que el futuro hijo/a no estara vinculado geneticamente con uno o los dos miembros de la pareja, el anonimato se convierte en una condicion sine qua non para poder mantener ese secreto, que no arriesgan ni siquiera para encontrarse con otras mujeres que estan en su misma situacion. En estas circunstancias, las comunidades virtuales aparecen como el principal, si no unico, espacio de apoyo y de acompanamiento del que disponen. Hay que tener en cuenta que a menudo tampoco pueden compartir sus experiencias con sus maridos, bien sea porque estos no entienden su fuerte deseo de maternidad o los estados de animo que les causan los tratamientos de reproduccion asistida, bien sea porque ellas mismas no quieren <<agobiarlos>> con sus altibajos emocionales:

Es que tu pareja no lo entiende: <<?Por que lloras?, ?por que estas llorando?>> Pero, <<?Y por que no voy a llorar?>> Es que tu no sabes lo que es estar hormonada y pensar que esto puede enganchar o no enganchar, y te da miedo moverte y te da un suplicio comer no se que. O sea, una serie de historias que aunque te pongas un muro, es que las tienes ahi. Entonces, ellos eso no lo entienden, porque es el periodo de espera, de la beta-espera; o antes, cuando ya el endometrio no llega a tanto grosor, y dices: <<!Dios, me ha venido la regla! !Me muero!>> Por eso tienes una comunicacion especial en el foro (Catalina, pareja heterosexual).

Otro de los motivos que aducen para participar en estos espacios online consiste en poder interactuar con <<personas que te entienden>>, que no son otras que las mujeres que atraviesan por experiencias similares. Asi, incluso cuando su entorno social conoce que estan siendo sometidas a tratamientos de TRA-D, participan en ellos porque es donde encuentran a <<gente que lo ha vivido>>, <<que ha pasado por lo mismo>> y, de este modo, puede comprender su necesidad de hablar y de ser escuchadas sin que se minimice la importancia de su deseo de ser madres.

Asi, lo fundamental para sentirse comprendidas, acompanadas, cuidadas, es el hecho de compartir experiencias, y ello en el doble sentido de la expresion: tenerlas en comun y ponerlas a disposicion de las demas. Es lo que las mujeres encuentran en las comunidades virtuales constituidas en torno a las TRA-D. Estas comunidades se caracterizan, en definitiva, por un compartir y un intercambiar que, en conjunto, conforman la manera en que las mujeres se cuidan unas a otras. Ello nos lleva a plantear si todo proceso de cuidados no es, en realidad, bidireccional, en el que todos y todas damos y recibimos o, dicho en palabras de Izquierdo, en el que todos somos <<a la vez cuidadores y objeto de cuidados, curadores y objeto de cura>> (2003: 3).

Maria Isabel Jociles Rubio

Universidad Complutense de Madrid

Begona Leyra Fatou

Instituto Complutense de Estudios internacionales

Enviado: 14.02.2015

Aceptado: 15.05.2016

DOI: 10.11156/aibr.110203

Referencias bibliograficas

Agullo, Ma. S. (2001). Mujeres, cuidados y bienestar social: el apoyo informal a la infancia y a la vejez. Madrid: Instituto de la Mujer.

Appadurai, A. (1996). Modernity at Large: Cultural Dimensions of Globalization.

Minneapolis, MN: University of Minnesota Press.

Becker, G. (2000). The Elusive Embryo: How Women and Men Approach New Re-productive Technologies. Berkeley, CA: University of California Press.

Borrego, C.; Perez Orozco, A. y Rio, S. del (2003). Precariedad y cuidados. Materiales de Reflexion Rojo y Negro, 7: 1-11.

Brewaeys, A. (2001). Review parent-child relationships and child development in donor insemination families. Human Re-production Update, 7: 38-46.

Burr, J. y Reynolds, P. (2008). Thinking ethically about genetic inheritance liberal rights, communitarianism and the right to privacy for parents of donor insemination children.

Journal of Medical Ethics, 34: 281-284.

Carrasco, C. (2013). El cuidado como eje vertebrador de una nueva economia. Cuadernos de relaciones laborales, 31(1): 39-56.

Carrasco, C. (1991). El trabajo domestico y la re-produccion social. Madrid: Instituto de la Mujer.

Carrasco, C. y Rodriguez, A. (1999). Trabajos y cuidados: hacia una reorganizacion social del tiempo y el trabajo. Servicios sociales y politica social, 45: 61-84.

Colectivo IOE; Pereda, C.; Actis, W. y De Prada, M. (1996). Tiempo social contra reloj. Las mujeres y la transformacion en los usos del tiempo. Madrid: Instituto de la Mujer.

De Villota, P. (2005). Sobre el coste que pagan las mujeres por su dedicacion al cuidado. Aequalitas: Revista juridica de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, 17: 60-74.

Dentrea, P. y Moren-Cross, J.L. (2005). Social capital and social support on the web: the case of an internet mother site. Sociology of Healt & Illness, 27(7): 920-943.

Duran, Ma. A. (2010). Tiempo de vida y tiempo de trabajo. Madrid: Fundacion BBVA.

Duran, Ma. A. (1988). De puertas adentro. Madrid: Instituto de la Mujer.

Duran, Ma. A. y Rogero, J. (2009). La investigacion sobre el uso del tiempo. Madrid: Centro de Investigaciones Sociologicas.

Esteban, Ma. L. (2014). Relaciones amorosas y comunidades de apoyo mutuo: dialogos con los estudios del Parentesco y la familia desde las experiencias de mujeres feministas vascas. Actas del XIII Congreso de Antropologia de la Federacion de Asociaciones de Antropologia del Estado Espanol (pp. 663-682). Tarragona, 2-5 de septiembre de 2014.

Esteban, Ma. L. (2003). Genero y Cuidados: algunas ideas para la visibilizacion, el reconocimiento y la redistribucion. Jornadas SARE <<Cuidar Cuesta: costes y beneficios del cuidado>>. Bilbao: Emakunde.

Ezquerra, S. (2011). Crisis de los cuidados y crisis sistemica: la reproduccion como pilar de la economia llamada real. Investigaciones Feministas, 2: 175-194.

Gilligan, C. (1982). In a different voice: Psychological theory and women's development. Cambridge, MA: Harvard University Press.

Granovetter, M. (2000). La fuerza de los lazos debiles. Politica y Sociedad, 33: 41-56.

Greil, A.L. (1997). Infertility and psychological distress: a critical review of the literature. Social Science and Medicine, 45(11): 1679-1704.

Greil, A.L., Slauson-Blevins, K. y McQuillan, J. (2010). The experience of infertility: A review of recent literature. Sociology of Health & Illness, 32(1): 140-162.

Held, V. (1995). Justice And Care: Essential Readings In Feminist Ethics. Boulder: Westview Press.

Herrero, J.; Meneses, J.; Valiente, L. y Rodriguez, F. (2004). Participacion social en contextos virtuales. Psicothema, 16(3): 456-460.

Hopkins, C.(2014). El chileno Marco Antonio de la Parra pre senta su Odisea.com. Pagina 12. En: http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/17-33428-2003-02-10. html. Accedido el 21 de septiembre de 2014.

Izquierdo, Ma. J. (2003). Del sexismo y la mercantilizacion del cuidado a su socializacion: Hacia una politica democratica del cuidado. Jornadas SARE <<Cuidar Cuesta: costes y beneficios del cuidado>>. Bilbao: Emakunde.

Izquierdo, Ma. J. (1988). El malestar en la desigualdad. Madrid: Catedra-Universitat de Valencia.

Jadva, V.; Freeman, T.; Kramer, W. y Golombok, S. (2009). The experiences of adolescents and adults conceived by sperm donation comparisons by age of disclosure and family type. Human Re-production, 24(8): 109-119.

Jociles, M. I. y Rivas, A. M. (2014). Procesos de socializacion infantil y construccion de la normalidad en familias monoparentales por eleccion. Derecho de Familia. Revista Interdisciplinaria de Doctrina y Jurisprudencia, 65: 337-351.

Jociles, M. I. y Rivas, A. M. (2009). Entre el empoderamiento y la vulnerabilidad: la monoparentalidad como proyecto familiar de las MSPE por reproduccion asistida y adopcion internacional. Revista de Antropologia Social, 18: 127-170.

Jociles, M. I.; Rivas, A. M. y Poveda, D. (2014). Monoparentalidad por eleccion y revelacion de los origenes a los hijos nacidos por donacion de gametos. El caso de Espana. Convergencia. Revista de Ciencias Sociales, 21 (55): 65-91.

Koehn, D. (1998). Rethinking Feminist Ethics: Care, Trust and Empathy. London: Routledge.

Kunstmann, J. M. (2004). Secret, anonymat et assistance medicale a la procretion, cecos de Cochin. Seance 15-01-2004, Universite Rene Descartes.

Landau, R. y Weissenberg, R. (2010). Disclosure of donor conception in single-mother families views and concerns. Human Re-production, 25(4): 942-948.

Lerner, R. (2011). El exhibicionismo y las redes sociales. Espacio de crianza. En: http:// educared.fundacion.telefonica.com.pe/espaciocrianza/2011/09/26/el-exhibicionis-moy-las-redes-sociales. Accedido el 26 de septiembre de 2011.

Lesser, E.L. y Storck, J. (2001). Communities of practice and organizational performance. IBM Systems Journal,40 (4): 831-841. En: http://firgoa.usc.es/drupal/files/lesser.pdf. Accedido el 20 de diciembre de 2014.

Lopez, N. (2013). Exhibicionismo 2.0. Gonzoo. En:http://www.gonzoo.com/zoom/story/ exhibicionismo-2-0-153. Accedido el 12 de febrero de 2013.

Martin, Ma. L. (2008). Los cuidados y las mujeres en las familias. Politica y Sociedad, 45 (2): 29-47.

McLelland, M. (2002). Virtual Ethnography: Using the Internet to Study Gay Culture in Japan. Sexualities, 5: 387-406.

Murillo, S. (2003). Cara y cruz del cuidado que donan las mujeres. Jornadas SARE <<Cuidar Cuesta: costes y beneficios del cuidado>>. Bilbao: Emakunde.

Murillo, S. (1996). El mito de la vida privada. De la entrega al tiempo propio. Madrid: Siglo XXI.

Murray, C. y Golombok, S. (2005). Solo mothers and their donor insemination infants Follow-up at age 2 years. Human Reproduction, 20(6): 1655-1660.

Noddings, N. (1984). Caring: A Feminine Approach to Ethics and Moral Education. Berkeley: University of California Press.

Page, A. (1996). Los usos del tiempo como Indicadores de la discriminacion entre generos. Madrid: Instituto de la Mujer.

Perez Orozco, A. (2014). Subversion feminista de la economia. Aportes para un debate. Madrid: Traficantes de Suenos.

Perez Orozco, A. (2006). Amenaza tormenta: la crisis de los cuidados y la reorganizacion del sistema economico. Re-vista de Economia Critica, 5: 7-37.

Ramos, R. (1990). Cronos dividido. Uso del tiempo y desigualdad entre mujeres y hombres. Madrid: Instituto de la Mujer.

Rivas, A.M. y Jociles, M.I. (2012). La maternidad tardia: el papel de los foros on-line en el caso de las madres solteras por eleccion (MSPE). En Modos y maneras de hacer familia. Las familias tardias, una modalidad emergente. N. Konvalinca, Ed. Madrid: Biblioteca Nueva.

Schank, P.; Fenton, J.; Schlager, M. y Fusco, J. (1999). From MOO to MEOW: Domesticating Technology for Online Communities. Proceedings of the Third International Conference on Computer Support for Collaborative Learning (pp. 518-526). Stanford, CA. En: https://www.researchgate.net/publication/221034130_From_MOO_to_MEOW_ domesticating_technology_for_online_communities.

Sevenhuijsen, S.L. (1998). Citizenship and the Ethics of Care. Feminist Considerations on Justice, Morality and Politics. London: Routledge.

Stegmann, J.G. (2014). Exhibicionismo extremo en Internet. ABC. En http://www.abc. es/tecnologia/20140916/abci-exhibicionismo-redes-sociales-201409142016.html. Accedido el 17 de septiembre de 2014.

Strauss, A. y Corbin, J. (1990). Basics of qualitative research: Grounded theory procedures and techniques. London: Sage.

Thompson, C. (2005). Making Parents: The Ontological Choreography of Reproductive Technologies. Cambridge, MA: MIT Press.

Torns, T. (2008). El trabajo y el cuidado: cuestiones teorico metodologicas desde la perspectiva de genero. EMPIRIA. Revista de Metodologia de Ciencias Sociales, 15: 53-73.

Tronto, J. (1993). Moral boundaries: A political argument for an ethic of care. New York: Routledge.

Vaquerizo, E. (2014). Procesos de socializacion en la transexualidad masculina: una aproximacion etnografica en un espacio asociativo. Politica y Sociedad, 51(2): 533-563.

Vayreda, A. (2013). Mujeres en las comunidades virtuales de autoayuda en temas de salud: ?control o resistencia? Mujeres en Red. El periodico feminista. En: http://www. mujeresenred.net/spip.php?article2160. Accedido el 13 de enero de 2015.

Visa, M. y Crespo, C. (2014). Madres en red. Del lavadero a la blogosfera. Madrid: Clave Intelectual.

(1.) El articulo es parte de los resultados de un proyecto que se desarrolla en la actualidad (enero 2013-diciembre 2015), titulado Revelacion y secreto de los origenes en las familias con descendencia por donacion de gametos: variaciones segun los modelos familiares (Ref. CSO2012-36413), dirigido por Ma Isabel Jociles y apoyado por el VI Plan Nacional I+D+i del Gobierno de Espana.

(1a.) Con <<tecnicas de reproduccion asistida con TRA-D>> o <<donacion reproductiva>> nos referimos a aquellos casos en que se acude a donantes, entendiendo por tales tanto a los/ as que proveen de gametos como a aquellas otras que lo que <<donan>> es su capacidad genesica, como es el caso de las gestantes subrogadas. No entramos aqui a discutir si, en el marco de un mercado reproductivo, es apropiado o no calificar de <<donacion>> a ambos fenomenos. Con relacion a lo primero, es el termino socialmente utilizado y, con relacion a lo segundo, consideramos que hay igualmente una provision de material reproductivo.

(2.) En los paises hispanohablantes, apenas hay estudios sobre el uso de espacios on-line por parte de quienes constituyen sus familias a traves de las TRA-D. En Espana, hay uno que aborda el aumento de los blogs alrededor del tema de la maternidad, donde se dedican dos apartados a la tipologia de mujeres a la que se alude en este articulo (La infertilidad en la blogosfera y Maternidad en solitario; Visa y Crespo, 2014: 58-70 y 78-80). Antes se habian publicado otros dos trabajos, esta vez referidos a las Madres Solteras por Eleccion (a partir de ahora MSPE), en que se trataba la tematica de los foros de Internet (Jociles y Rivas, 2009: 162-168; Rivas y Jociles, 2012). Se ha investigado mas el uso de espacios on-line relacionados con la salud (Vayreda, 2013), y tambien hay varios estudios internacionales sobre el apoyo que las madres, en general, obtienen a traves de comunidades virtuales (Dentrea y Moren-Cross, 2005).

(3.) Que se refiere, en general, a una redefinicion del parentesco que otorga mayor peso a la intencionalidad (al deseo y a la voluntad de ser padres, por ejemplo) y a la parentalidad (al desempeno de las tareas y responsabilidades asociadas a una determinada posicion parental) que a los vinculos geneticos.

(4.) IVI es una clinica privada de reproduccion asistida que cuenta asimismo con un foro on-line.

(5.) Esta idea puede relacionarse con el concepto moral pioneers elaborado por Rapp (1999 y 2011) en su estudio sobre la amniocentesis, cuando sostiene que las mujeres, cuando se enfrentan a tecnologias nuevas e invasivas, no lo hacen como si se tratara de un << territorio virgen>>, sino que para ello hacen uso de recursos disponibles derivados de sus relaciones de genero, generacionales, de clase, etc., convirtiendose en <<pioneras morales>> al usar <<recursos comodos>> para descifrar << situaciones incomodas>>.

(6.) Todo ello, a su vez, pone en cuestion las propias <<imposiciones>> y el <<deber ser>> de las relaciones interpersonales, abriendo el foco de interes hasta la importancia de los cuidados en su mas amplia consideracion de necesidad multidimensional a la que se responde con diversas maneras de ayuda y apoyo mutuo (ver las referencias a los cuidados planteadas en la introduccion del articulo).

(7.) Estos espacios on-line fortalecen, asi, el caracter intersubjetivo de los cuidados, implicando la deconstruccion de los conceptos de altruismo, emotividad o subjetividad, que ha tenido tanto peso en los planteamientos feministas acerca del cuidado y de lo <<domestico>> (De Villota, 2005; Carrasco, 2013; Perez Orozco, 2014).
COPYRIGHT 2016 Asociacion de Antropologos Iberoamericanos en Red
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Rubio, Maria Isabel Jociles; Fatou, Begona Leyra
Publication:Revista de Antropologia Iberoamericana
Article Type:Ensayo
Date:May 1, 2016
Words:10100
Previous Article:Foundation and paradoxes of the global indigeneous culture, race and sovereignty. An analysis from the Mapuche case/Constitucion y aporias del...
Next Article:Old problems and new neighbours. The results of a large reform in the Raval District, Barcelona/Viejos problemas y nuevos vecinos. Consecuencias de...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |