Printer Friendly

Valle-Inclan y el negocio de sus libros: la venta de Jardin Novelesco, la publicacion de Sonata de Estio (1906) y algunos datos mas.

De sobra se conocen las dificiles y hasta conflictivas relaciones de Ramon del Valle-Inclan con los editores y libreros cuyo "concepto pacato, ruin, miserrimo del comercio" denunciaba en 1910 (Castro y Villarmea 655), y tambien su deliberado e inveterado mariposeo editorial que le llevo a cambiar de administrador o de editor para unas obras mayoritariamente autoeditadas. "Ser su propio editor y distribuir su produccion a traves de sellos editoriales y libreros" (Joaquin del Valle-Inclan 48), esta fue su constante aspiracion y/o practica, con algunas excepciones, y el estudio de las relaciones contractuales establecidas en 1906 por Valle-Inclan con la casa editorial Perlado, Paez y Cia Sucesores de Hernando, una editorial fundamentalmente escolar (Botrel, "Nacimiento y auge ..." 385-470), pero tambien administradora a partir de 1904 de las Obras de Perez Galdos (Botrel, "Sobre la condicion ..." 261-70), permite ilustrar, con datos fidedignos y precisos (1), las condiciones de publicacion y venta de dos titulos de Valle-Inclan, y comparar la marcha editorial y economica de estas obras con la de otras obras de escritores coetaneos.

La venta de Jardin novelesco

Observan los comisarios de la Exposicion Valle-Inclan, de 1998 (Joaquin y Javier del Valle Inclan , "Las artes ..." 8-9, III) que "desde la aparicion de Sonata de Estio hasta 1906, todos los titulos exceptuando Antes de que te cases y Jardin umbrio carecen de editor" y reconstituyen el metodo seguido por don Ramon: "primeramente la compra de papel, que suministraba al impresor contratado para la edicion; enviaba los originales, cuidaba la impresion y encuadernacion, y una vez lista la obra, la vendia a libreros y editores que ponian en ella su sello o simplemente la distribuian.".

Este es claramente el metodo seguido para Jardin novelesco, segun se puede deducir de la documentacion existente.

En efecto, por documento privado de 30 de abril de 1906 (2), Valle-Inclan vende a Perlado, Paez y Cia 985 ejemplares de Jardin novelesco: Historias de santos, de almas en pena, de duendes y de ladrones, impreso en Madrid, en la Tipografia de la Revista de Archivos, Biblioteca y Museos, en 1905 (3), por la cantidad de 1. 477, 50 pesetas, o sea al precio de 1, 50 peseta el ejemplar (segun Bibliografia Espanola de 1906, el precio de venta al publico es de 3, 50 peseta).

Que se tratara de una impresion hecha a cuenta de autor, lo prueba un recibo, que acompana la escritura, con sello de la Tipografia de la Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos, y firmado por su Administrador, Jose Pillado, que dice lo siguiente: "He recibido de los Sres Perlado, Paez y Cia la cantidad de 455 pesetas por cuenta de D. R. del Valle Inclan quedando saldadas nuestras cuentas hasta el dia con el Sr. Valle Inclan con dicha cantidad".

En una hoja sin fecha que tambien acompana, vienen los siguientes apuntes: "Fe: 120, Imprenta: 455, Pueyo: 300 = 875 + 602.50= 1477.50".

Un billete de Valle Inclan dirigido, el 27 de mayo de 1906, al librero Fernando Fe (4), que tambien se conserva en la carpeta, da la explicacion para las 120 pesetas. Dice asi: "Amigo Fernando: Habiendo hecho (sic) con la casa Hernando para la publicacion y venta de mis libros, estos Senores le liquidaran, bien en numerario, bien en ejemplares, el saldo de 120 pesetas que tengo en contra de la ultima liquidacion para lo cual bastara la presentacion de esta carta autorizacion. Siempre su amigo, Valle-Inclan".

No es muy arriesgado suponer que las 300 pesetas asociadas con el nombre de Pueyo tambien corresponden a una deuda de Valle Inclan al librero-editor Gregorio Pueyo (5), y deducir que de las 1477.50 pesetas, solo cobra efectivamente Valle-Inclan las 602.50.

La historia editorial de Jardin novelesco seria, pues, esta: Valle Inclan encarga a la Tipografia de la Revista de Archivos, Biblioteca y Museos donde tambien se imprimen, en 1905, Sonata de Invierno, y Sonata de otono, la impresion de al menos 985 ejemplares (6). Con el producto de su venta, por casi un 43% del valor venal de la tirada, abonado de una vez y en el acto, se libra, a traves de quien resulta ser tambien su banquero, de tres deudas, quedandose con el efectivo remanente, o sea: 602.50 pesetas. El "editor" se ira resarciendo de las 1.477.50 pesetas abonadas vendiendo directa o indirectamente los ejemplares existentes, hasta que se agoten, sin derecho a ninguna preferencia para otra edicion. De hecho la siguiente edicion de Jardin novelesco, se hara en Barcelona, por Maucci, se supone que con la venta de los derechos de una edicion (7).

Para explicar por que Valle Inclan entablo contactos con Perlado, Paez y Cia, interrumpiendo sus relaciones con Fe y posiblemente Pueyo, sirve, tal vez, una carta dirigida a Perez Galdos que Hormigon (145, III) situa en abril de 1906 donde le dice: "Se olvido usted de (sic) asunto de mis libros con Hernando o Jubera?" (8). Como es sabido, Galdos al encargar a Perlado, Paez y Cia, el 15 de enero de 1904 "la administracion exclusiva de todas sus obras publicadas hasta el dia y las que pueda publicar hasta 31 de diciembre de 1907" (Botrel, "Sobre la condicion ..." 261-70), disfrutaba entonces de unas condiciones economicas bastante ventajosas (se quedaba con el 60% o el 65% del precio de venta de cada ejemplar), y no es de descartar que, aunque al fin no consiguio las mismas condiciones que Galdos (9), Valle Inclan, quien algunos anos atras, en 1902, se consideraba como "literato indigente" susceptible de recibir socorro de la Fundacion San Gaspar (Hormigon 317, I), tambien deseara probar fortuna con una casa que disfrutaba de una merecida fama de eficaz distribuidora y adinerada banquera (Botrel, "Nacimiento y auge ..." 385-470), en un periodo en que nuevamente se le habria "descompuesto el presupuesto", con las consiguientes estrecheces y la endemica inestabilidad economica (Castro y Villarmea 658).

Lo cierto es que, muy poco tiempo despues de venderle los ejemplares de la primera edicion de Jardin novelesco a Perlado, Paez y Cia, tambien le va a vender Valle Inclan la segunda edicion de su Sonata de estio, pero con otras condiciones.

La segunda edicion de Sonata de estio

Con la segunda edicion (1906) de Sonata de estio. Memorias del Marques de Bradomin (Serrano y De Juan, E15), parece que Valle Inclan renuncia transitoriamente a sus practicas de autoedicion y pretensiones a la autonomia editorial, ya que, como se vera a continuacion, vende los derechos de esta edicion y, sin desentenderse de ella, renuncia de hecho a regir todos sus aspectos materiales: una excepcion mas a las apuntadas por Joaquin del Valle-Inclan (48).

Las distintas clausulas o "condiciones" del contrato firmado el 17 de julio de 1906 son las siguientes (10):

1a. Los gastos de edicion o sea: el papel, la impresion y la encuadernacion en rustica se hara por cuenta de la casa editora.

2a. La tirada sera de 1.000 ejemplares (mil) utiles para la venta.

3a. La casa editorial tendra en calidad de deposito los ejemplares destinados a la venta y llevara la cuenta de los ejemplares vendidos.

4a. El autor percibira el 25 por ciento del precio senalado en la condicion 6a y solo de los ejemplares que se vendan.

5a. Se haran liquidaciones semestrales.

6a. El precio fijado para la venta al publico: 3.50 peseta el ejemplar en rustica.

El libro, segun Hormigon (413, I), se publico en noviembre de 1906 (11) y, con fecha de 25 de mayo de 1907, firma Valle-Inclan el siguiente recibo:
      He recibido de los Sres Perlado, Paez y Cia la cantidad
   de 875 pesetas por derechos de una edicion de
   1.000 ejemplares de mi obra Sonata de estio que marca
   el precio de venta al publico tres cincuenta pesetas, quedando
   en completa libertad dichos Sres para hacer el
   cambio de cubierta con una rebaja sobre dicho precio si
   asi conviene a sus intereses. Quedando liquidadas todas
   nuestras cuentas hasta hoy.


Con respecto a la situacion anterior (la expuesta para Jardin Novelesco), se conoce que Valle-Inclan ha desistido de ser su "propio editor" y, al no costear la edicion, acepta unas condiciones economicas menos ventajosas (un 25% neto en vez de un 30%) y un pago diferido aunque no escalonado como preveia el contrato ya que la liquidacion total de los 1.000 ejemplares se hace al semestre de publicarse el libro, mediante la aceptacion por Valle de la posibilidad de que se venda el libro a un precio inferior al estipulado (12).

En cuanto al control del aspecto fisico de su libro, ?pudo cuidar Valle-Inclan la segunda edicion con el mismo esmero que la primera? Un cotejo entre ambas nos ensena que si bien Valle pudo haber decidido algunos cambios o mejoras en el (su) texto, la calidad de la segunda edicion resulta mas bien inferior (13).

De buenas a primeras, el aspecto del libro impreso en la Tipografia de los Sucesores de Hernando apenas se diferencia del impreso por A. Marzo en 1903, con una disposicion de la portada similar, con el mismo motivo tipografico de igual tamano en la parte superior, aunque la V sustituye a la U en la composicion de "Marqves" y "pvblica" (como para Jardin novelesco y Sonata de invierno en 1905). Pero, para las letras capitales, se emplea tinta negra en vez de tinta cardena (14), y mucho ha empeorado la calidad del papel (ya no imita el papel verjurado). Ha cambiado el formato (17x11/15, 3x10, 5), y, debido al cuerpo del nuevo tipo empleado, ha aumentado el numero de paginas (262 pp./215 pp.).

En el texto propiamente dicho, sin pretension a un cotejo sistematico, se puede observar (42) la desaparicion de la nota de la pagina 15 en la edicion de 1903 (15), la adicion de unas lineas al final del capitulo (221), despues de "General Diego Bermudez" (16), de "Asi termina la Sonata de estio " al final, y algunas variantes mas (17).

En el paratexto, la adicion de una Dedicatoria a Ruben Dario (9), y una evolucion logica de la lista de "Obras del autor" (11), son con lo ya senalado, senal de que Valle-Inclan ha proyectado una verdadera segunda edicion cuyo aspecto formal no controla del todo, sin embargo.

En total, no se puede decir que con la segunda edicion de su Sonata de estio, Valle-Inclan haya progresado mucho en la via de afirmacion de su autoria y editoria, sin que se sepa si, una vez mas, su situacion economica y personal pudo mas que su afan por afirmar su dignidad y responsabilidad autorial.

Comparadas con las condiciones vigentes en la Casa editorial Perlado Paez y Cia o en Renacimiento para situaciones similares (Botrel, Libros y lectores ... 264), las aceptadas por Valle no son ni mejores ni peores, aun cuando Ruben Dario, por ejemplo, pudo, en la misma epoca, lograr mayores beneficios de la edicion por Perlado, Paez y Cia, a costa --eso si-- de incumplir parte del contrato firmado el 6 de diciembre de 1907 (18).

Lo cierto es que la siguiente edicion de Sonata de estio, la de 1907, no se hara por Perlado, Paez y Cia sino en Barcelona, por F. Granada y Cia, con un formato y un numero de paginas nuevamente distintos (18x13 cm y 221 p.) y que, tras esta experiencia derrogatoria, conforme con su habitual mariposeo editorial y librero (19), Valle publicara o vendera sus siguientes libros a traves de otras editoriales: F. Granada y Cia de Barcelona para Aguila de Blason y M. Perez Villavicencio en Madrid para Aromas de leyenda, se conoce, sobre esta ultima obra, que con pretensiones de conseguir condiciones economicas mas ventajosas, aunque luego le salieran hasta peores que las pactadas con Hernando en 1907: "Siento mucho que se haya dejado enganar por Villavicencio que es una sociedad de ladrones. A mi me ha estafado 1.000 pesetas y usted debe asegurarse antes de entregar el original" le escribira a Ruben Dario (Hormigon 104, III) (20).

Los mieles del rosal y demas obras

Posteriormente, se reanudaran de alguna manera las relaciones de Valle con Perlado, Paez y Cia: en 1909, los tomos II y III de la Guerra carlista tambien se distribuyen por Perlado, Paez y Cia, conjuntamente con Pueyo, y en 1910, edita Perlado, Paez y Cia, por cuenta de Anton del Olmet y Prudencio Canitrot, un libro de Valle-Inclan, el primer tomo de la "Biblioteca de escritores Gallegos", Los mieles del rosal (Serrano y De Juan, E37), "una antologia de su prosa inmaculada", dice el anonimo prologuista (posiblemente el propio Anton del Olmet). Pero no parece que Valle-Inclan, ausente de Espana, haya tomado cartas en el asunto ni que esto haya supuesto unas nuevas relaciones contractuales directas con Perlado, Paez y Cia quienes en la lista de "Obras de escritores gallegos que se hallan de venta en la Casa de los Sres Perlado, Paez y Cia" en la que entran las de Rosalia de Castro, Curros Enriquez, Prudencio Canitrot y Luis Anton del Olmet y tambien las de Sofia Casanova, Vicente Garcia de Diego, Basilio Alvarez, Javier Valcarce, Jose Pan de Soraluce (Micromegas), Ricardo Barros Pintos, Francisco Tettamancy y Ulpiano Nogueira, no incluyen las de Valle, a pesar de que "Valle-Inclan es gallego, (...) gallegos son la mayoria de sus personajes, de sus narraciones, de sus complejidades, (...) ha escrito las legendarias tierras del Noroeste, y (...) se ha metido en el alma de aquellos bravios hidalgos que viven en los Pazos y en las orillas de las rias" como escribe el prologuista de Los mieles del rosal y de que dos anos depues, se verificara su "retorno a Galicia" (21).

Posteriormente, con base a un nuevo acuerdo (del que se desconocen los terminos), consta que Perlado, Paez y Cia se encargaran, en 1913, no se sabe si en exclusiva, de la edicion o distribucion de los tomos II (Flor de santidad), IV (El embrujado), VI (Sonata de estio), IX (Aromas de leyenda) de las Opera Omnia, impresos entre marzo y julio (Lavaud, Valle-Inclan: Du journal au roman ... 607-08) (22), y, en 1914, de los tomos X (La cabeza del dragon), XI (Corte de amor), XII (Jardin umbrio. Historias de santos, de almas en pena, de duendes y ladrones donde se publica, por primera vez, Mi bisabuelo (Devoto ed.), y XV (Romance de lobos) (23).

En 1916 Valle-Inclan redactara un prologo para el Entremes de la guarda cuidadosa de Cervantes editado por Perlado, Paez y Cia.

Con estos datos ineditos aportados por la historia del libro y de la edicion, se confirman, en alguna medida, la hipotesis de Joaquin del Valle-Inclan sobre las practicas editoriales de Ramon del Valle Inclan y se ilustra la de Castro y Villarmea (655) sobre su aspiracion a "triunfar en los dos extremos de la cadena, el literario y el economico (que) explica el alto grado de exigencia que demanda en las condiciones de edicion y los conflictos que esto supone".

Con la diversificacion (incluso geografica) de los cauces de publicacion de sus obras y la multiplicacion de las apariciones de la firma Valle-Inclan --de su persona y de sus obras--, a pesar de las cortas tiradas de cada edicion de sus libros (24), va consiguiendo Valle-Inclan, progresivamente, como por acumulacion y saturacion, lograr una amplia difusion de su obra que acompana y favorece la consiguiente notoriedad literaria.

Falta saber si las contrapartidas economicas esperadas o imaginadas tambien acompanaron: para decidirlo no bastan las declaraciones del propio autor ni siquiera algun dato suelto. Solo conste, por ahora, que, en 1906, la venta de Jardin novelesco supuso para Valle-Inclan un beneficio neto de 1.038 peseta o sea: casi el 30% del precio de venta de cada ejemplar del libro y que, en 1907, la segunda edicion de Sonata estio le rindio 875 pesetas. Al comparar con el precio del pan de libra y media (0.28 peseta en Barcelona (25)) o con el presupuesto anual de una familia (obrera) de cuatro individuos en 1909 (26), o tambien con la remuneracion recibida por escribir La cara de Dios (27), los ingresos de Perez Galdos o de Ricardo Leon y el sueldo anual de los catedraticos Giner de los Rios (9.750 pesetas en 1902) u Ortega y Gasset (6.000 pesetas en 1914 (28)).

Sirvan, pues, estos datos como una ilustracion mas (documentada y cifrada) de las tacticas y sinsabores que supone para Valle Inclan la pertinaz estrategia de reivindicacion de una imperfectamente lograda autonomia literaria y financiera y tambien de la necesidad de seguir estudiando el dificultoso proceso de afirmacion de la condicion moderna del escritor, con todas sus implicaciones para la historia intelectual y literaria de Espana.

OBRAS CITADAS

Blanquat, Josette y Jean Francois Botrel, eds. Clarin y sus editores (65 cartas ineditas de Leopoldo Alas a Fernando Fe y Manuel Fernandez Lasanta,1884-1893). Rennes: Universite de Haute-Bretague, 1981.

Botrel, Jean-Francois. "Sobre la condicion de escritor en Espana: Galdos y la casa Editorial Perlado, Paez y Cia, sucesores de Hernando (1904-1920)". Letras de Deusto 4.8 (julio-diciembre 1974): 261-70. (Reproducido en: Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.)

--. La diffusion du livre en Espagne (1868-1914). Les libraires. Madrid: Casa de Velazquez, 1988.

--. "Nacimiento y auge de una editorial escolar: la casa Hernando de Madrid (1828-1902)". Libros, prensa y lectura en la Espana del siglo XIX. Ed. Jean-Francois Botrel. Madrid: Fundacion German Sanchez Ruiperez, Ed. Piramide, 1993. 385-470.

"Ricardo Leon: exito editorial y crematistica". Homenaje a Jose Maria Martinez Cachero. Vol. 2. Oviedo: Universidad de Oviedo, 2000. 263-75.

--. "La recepcion de la obra de V. Blasco Ibanez en Francia (1902-1938)". Vicente Blasco Ibanez: 1898-1998. La vuelta al siglo de un novelista. Actas del Congreso Internacional celebrado en Valencia del 23 al 27 de noviembre de 1998. Ed. Juan Oleza y J. Lluch. Valencia: Generalitat Valenciana, 2000. 967-76.

--. Libros y lectores en la Espana del siglo XX. Rennes: JFB, 2008.

Buil Pueyo, Miguel Angel. "Gregorio Pueyo (1860-1913): librero y editor del modernismo". El Fingidor 27-28 (enero-junio 2006): 20-21.

Castro Delgado, Luisa y Cristina Villarmea Alvarez. "Valle Inclan frente a la industria del libro". Anuario Valle-Inclan IV/Anales de la literatura espanola contemporanea 29.3 (2004): 91-114.

Conard, Pierre y Albert Lovett. "Problemes d'evaluation du cout de la vie en Espagne: I. Le prix du pain depuis le milieu du XIX siecle". Melanges de la Casa de Velazquez 5 (1969): 411-41.

Devoto del Valle-Inclan, Jorge. Prologo y edicion de Mi bisabuelo por Ramon del Valle-Inclan. Santiago de Compostela: Universidade de Santiago de Compostela, Biblioteca de la Catedra Valle-Inclan, 2007.

Hormigon, Juan Antonio. Valle-Inclan. Biografia cronologica. 4 vols. Madrid: Publicaciones de la Asociacion de Directores de Escena de Espana, 2006-2007.

Lavaud, Eliane. "Estudio bibliografico de las ediciones y reediciones de las obras de Valle Inclan (1895-1936)". Saint-Etienne: CIEREC (decembre 1974): 95-147.

--. Valle-Inclan du journal au roman (1888-1915). Paris: Klincksieck, 1979.

Serrano Alonso, Javier y Amparo de Juan Bolufer. Bibliografia general de Ramon del Valle-Inclan. Santiago de Compostela: Universidade de Santiago de Compostela, 1995.

Valle-Inclan Alsina, Joaquin del. Ramon del Valle Inclan y la imprenta (Una introduccion). Madrid: Biblioteca Nueva, 2006.

Valle-Inclan, Joaquin y Javier del. Bibliografia de don Ramon Maria del Valle Inclan (1888-1936). Valencia: Pre-textos, 1995.

Valle-Inclan Alsina, Joaquin y Javier del. "Las artes del libro". Coord. Joaquin y Javier del Valle-Inclan Alsina. Exposicion Don Ramon Maria del Valle-Inclan (1866-1898). Santiago de Compostela: Universidade de Santiago de Compostela, 1998. 4-20.

JEAN FRANCOIS BOTREL

Universite Rennes 2-Haute-Bretagne

NOTAS

(1.) Este estudio tiene por base documental una carpeta denominada "Contratos para consultar en caso de necesidad", conservada en la editorial Hernando y consultada en julio de 1973. Se desconoce su actual paradero, con la consiguiente imposibilidad, hoy por hoy, de reproducir los documentos entonces aprovechados.

(2.) Rectifico la fecha que consta en mis apuntes de 1973: 1905, que no puede ser la adecuada

(3.) Vease Joaquin y Javier del Valle Inclan (Bibliografia ... 49) y Serrano y De Juan (Bibliografia ..., E12). Incluye catorce narraciones. Consta de 262 pp. con una caja 10 x 7 cm con 18 lineas. El ejemplar consultado en la Biblioteca Nacional de Espana mide 16x12 cm). El dibujo de cubierta es de Ricardo Baroja. "El Boletin de la libreria lo menciona en mayo de 1906" (Hormigon 387, I), o sea: inmediatamente despues de ajustar la venta.

(4.) Con Fernando Fe, librero madrileno de referencia para la literatura (Blanquat y Botrel, 9; Botrel, La diffusion du livre en Espagne ...), ya estaba relacionado Valle-Inclan, con "cuentecilla", como prueba la carta sin fecha en que le propone quedarse con los doscientos ejemplares de Epitalamio en "35 durejos (Estan al cincuenta por cien, y hago una rebaja de 25 ptas" sin que Fe lo acepte, por lo visto ("No conviene por ahora. Estamos en mala epoca" comenta F. Fe) (Hormigon 42, III).

(5.) Sobre Pueyo, vease el articulo de Buil Pueyo (20-21).

(6.) Puede ser que Valle Inclan se haya quedado con algunos ejemplares, pero la tirada no pasaria mucho de la prudencial cantidad de 1.000 ejemplares.

(7.) Esta nueva edicion de esta coleccion de cuentos y novelas cortas se publica con cinco nuevos titulos y sin Don Juan Manuel (Lavaud, "Estudio bibliografico de las ediciones ..." 105, nota 45).

(8.) En algun momento, Galdos pudo hacer de mentor editorial para Valle Inclan. Vease, por ejemplo, lo que escribe Hormigon (315, I): en 1902 "el maestro le aconseja que debe darlos (sus libros) al contado y un descuento solo del veinticinco por ciento y no del cincuenta".

(9.) Las condiciones economicas conseguidas por Valle-Inclan (casi un 43% del precio de venta con los gastos de impresion a su cargo) son mucho menos ventajosas que las reservadas a Galdos en 1904 (un 65% para las obras a 2 pesetas y un 60% para las demas) pero un poco mas ventajosas que las que regiran a partir de 1906 para la venta en comision de las obras de Galdos (un 40%, descontandose de las primeras liquidaciones los gastos de impresion en la imprenta de Hernando de las nuevas ediciones (Botrel, "Sobre la condicion ..." 261-70). Observese que ambos siguen siendo propietarios de sus obras. Algunos anos despues, en 1919, en la misma casa editorial, otro autor auto-editado, Ricardo Leon, se queda con el 50% (Botrel, "Ricardo Leon: exito ..." 263-75).

(10.) Por las razones expuestas en la nota 1, no se garantiza la literalidad de las distintas condiciones, si su contenido.

(11.) Madrid, Tip. de los Sres Sucesores de Hernando, 1906, 17x12 cm, 262 pp.

(12.) No sabemos, por ahora, si Perlado, Paez y Cia efectivamente cambio la cubierta (la lamentable costumbre de quitar las cubiertas al encuadernar los libros en rustica priva de muchos indicios a los "bibliografos materiales"), pero es clara senal de que a cambio del pago del total de la edicion, Valle-Inclan renuncia a ejercer la parte moral o simbolica de sus derechos de autor, al aceptar una posible rebaja en el precio, sin hablar de venta a precios de saldo ...

(13.) De la primera edicion (Madrid, Imp. de A. Marzo, 1903, 215 p. 16 cm) se conservan en la Biblioteca Nacional de Espana dos ejemplares, uno de ellos (1/19685) que mereceria conservarse en la Reserva, con la bonita firma de "Ramon del Valle Inclan" y la reconocible grafia de la I temblada y prolongada hacia abajo y una rubrica en cada cuaderno; el otro (7/107013) lleva comentarios marginales con lapiz de un lector y muchas palabras subrayadas tambien con lapiz por algun lector interesado pero poco respetuoso del libro.

(14.) Los comentarios sobre el escudo y el monograma de la pagina 11 (?), por falta de ejemplares a la vista, no se pueden hacer por ahora.

(15.) "Estas paginas son un fragmento de las 'memorias amables' que empezo a escribir el Marques de Bradomin. !Aquel viejo cinico, descreido y galante como un cardenal del renacimiento".

(16.) "Yo sentia una fiera y dolorosa altivez al dominarme. Mis enemigos, los que osan acusarme de todos los crimenes, no podran acusarme de haber renido por una mujer. Nunca como entonces he sido fiel a mi divisa: 'Despreciar a los otros y no amarse a si mismo'".

(17.) Por ejemplo, p. 42: "mezclabase el mareante" (1906)/"al mareante" (1903), p. 63: "los aventuros espanoles/los aventureros espanoles" (1903), p. 213: "llegamos al jacal" (1906)/"Jacal" (1903, p. 183), y alguna modificacion de la puntuacion, como en la p. 99. Pero algunas de las variantes encontradas tambien pueden deberse a algun descuido en la composicion no salvado en la correccion de las pruebas. Ya se atribuye una tilde a la A mayuscula acentuada (p. 214, por ejemplo) y los distintos capitulos se abren en paginas impares.

(18.) Segun dicho contrato, Ruben Dario (Legacion de Nicaragua) vende a Perlado, Paez y Cia la primera edicion de sus Obras escogidas y otra de Poesias originales por la cantidad estipendiada de 1.500 pesetas pagadas al contado ("que me seran entregadas al presentar este documento" dice), mas 500 ejemplares de cada uno de los tomos. Ruben Dario cobrara las 1.500 pesetas (el 9-12-1908 en nombre de Ruben Dario su secretario Fernando Villar cobra las 250 pesetas que restan de la venta hecha hace dias), pero no entregara al editor el original del tomo de Poesias. Solo le queda a Perlado, Paez y Cia no entregar los 500 ejemplares de los dos volumenes de Obras escogidas. Como observa Gabino Paez en una nota al pie del contrato "el perjuicio realmente fue para nuestra casa".

(19.) En 1907, segun datos conservados en el archivo de la Asociacion de Escritores y Artistas Espanoles, Valle tiene depositadas en la Libreria de dicha asociacion varios ejemplares de distintas obras que, en julio de 1907, le devengan 18 pesetas.

(20.) Vease al respecto la carta de Insua a Ruben Dario de 26 de abril de 1907, citada en Hormigon (436, I).

(21.) Sobre las obras de escritores gallegos editadas o administradas por los Sucesores de Hernando entre muy especialmente Rosalia de Castro, Curros Enriquez y la "Biblioteca de Escritores Gallegos", tengo previsto publicar un estudio especifico.

(22.) Sin embargo, segun los datos de que dispongo, en los tomos III, V, VII y VIII tambien impresos por las mismas fechas en la Imprenta Helenica no consta referencia alguna a Perlado, Paez y Cia.

(23.) En cambio, la reedicion (?) del tomo V, y la del VI no implicaria a Perlado, Paez y Cia. Convendria, tras un trabajo mas exhaustivo de bibliografia material, poder aclarar esta confusa situacion y lo de la "emision" de partidas diferentes de una obra en el mismo ano: los distintos "editores" serian de hecho los administradores de una misma edicion e impresion (cf. Castro y Villarmea 651).

(24.) Comparense con las tiradas de Galdos, Ricardo Leon, Felipe Trigo o Blasco Ibanez (Botrel, "Sobre la condicion ..." 261-70; Libros y lectores ...; "Ricardo Leon: exito ..." 263-75; "La recepcion de la obra ..." 967-76)

(25.) Segun Conard y Lovett (411-41). En 1906, cada ejemplar de Jardin novelesco le daria, pues, para 3 panes y medio de libra y media (690 gramos), comprados en Barcelona.

(26.) Segun el Calendario del obrero para 1910 (35-36) la alimentacion "siempre igual y nada apetitosa" cuesta 755, 85 pesetas y el alumbrado y limpieza 108, 65 pesetas.

(27.) Segun Hormigon (284, I), por cada cuadernillo de 24 pp. de La cara de Dios (con 25/35 lineas y 10-12 palabras) cobro 28 pesetas o 75 pesetas por 74 paginas de la Cara de Dios. Por un articulo para El Globo cobraba en 1902, 50 pesetas (Hormigon 329, I).

(28.) Inclusive, en ambos casos, el plus de 1.000 pesetas recibidos por residir en Madrid. (Fuente: www.filosofia.org/ave/001/a205.htm).
COPYRIGHT 2009 Society of Spanish and Spanish American Studies
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2009 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Francois Botrel, Jean
Publication:Anales de la Literatura Espanola Contemporanea
Date:Jun 22, 2009
Words:5144
Previous Article:Perversion y maldad en algunas protagonistas Valleinclanianas.
Next Article:Tras la huella de Bergson: fundamentos para un estudio del intuicionismo en Valle-Inclan.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters