Printer Friendly

Uso medico del agua en el mundo hispanico bajo medieval (siglos XII-XV).

INTRODUCCION

Es conocido que la utilizacion del agua con fines medicinales ha venido siendo una constante a lo largo de la historia, por lo que, sin duda, este planteamiento debe ser extensible al mundo hispano medieval, pero, que sepamos, no se han ocupado del empleo terapeutico o preventivo del agua en el mundo medieval excesivos estudiosos. Entre ellos, encontramos a Garijo Galan, que trata de los efectos terapeuticos del agua recogidos por Ibn al-Baytar (1) o Santo Tomas Perez que escribe sobre los banos en el Valladolid medieval (2). Ahora, el hecho de haber realizado recientemente, en colaboracion con la Dra. Pena, estudios sobre la fiebre en autores medievales y los medios empleados para la conservacion de la salud en la misma epoca*, podemos concretar algunos aspectos de interes sobre este interesante tema (3).

FUENTES DEL TRABAJO

Hemos utilizado, basicamente, los siguientes textos procedentes del ambito hispanico compuestos entre los siglos XII al XV:

--Kitab al-Agdiya (Libro de los alimentos) del sevillano Avenzoar.

--Kitab al-kulliat fi l-tibb (Libro de las generalidades) del cordobes Averroes.

--Kitab tadbir al-sihha (Libro sobre los cuidados de salud) de Maimonides, igualmente nacido en Cordoba.

--Liber regimen sanitatis ad inclitum regem Aragonun (Libro de los cuidados de salud para los inclitos reyes de Aragon) del valenciano Arnau de Vilanova.

--Liber de conservanda sanitatis (Libro de la conservacion de la salud) del lisboeta Pedro Hispano.

--Kitab al-tibb al-qastali al-maluki (Libro de la Medicina castellana Regia) de un anonimo judio castellano.

--Kitab al- wusul li-hifz al-sihha fi l-fusul (Libro de la consecucion del cuidado de la salud segun las estaciones del ano) del lojeno Ibn al-Jatib.

--Sevillana Medicina de Juan de Avinon que, aunque nacido en el Languedoc, desarrolla su actividad medica en Sevilla.

--Menor dano de la medicina del conquense Alonso Chirino.

Tambien nos han sido utiles Sobre las aguas aires y lugares de Hipocrates, Sobre la dieta de Galeno; el Kitab al- Qanun fi l-tibb (Libro de la norma en medicina) de Avicena; el Libro de la generacion del feto y regimen de embarazadas y recien nacidos de Arib Ibn Sa'id; el Liber febribus de Ishaq Israeli; el Libro del Regimen de la Salud ... de Luis Lobera de Avila, etc.

OBJETIVOS

Poner de manifiesto algunos de los mas importantes usos medicinales del agua en la Edad Media hispana, especialmente el empleo de la crenoterapia y los banos, tanto para la curacion de las enfermedades, como para la conservacion de la salud. A la vez, sacar a la luz algunos aspectos sociales sobre el bano menos conocidos.

CRENOTERAPIA

La ingestion de aguas minerales con fines medicinales es un aspecto poco usual en los textos preventivos manejados. La razon de ello es la asimilacion tradicional de que mineral es igual a veneno, pues es sabido que los productos procedentes del reino animal, los mas parecidos al hombre, constituyen por excelencia los alimentos, los del reino vegetal corresponden al amplio campo de los medicamentos y los del reino mineral son generalmente considerados venenos.

No obstante, vemos como los medicos medievales manejan conceptos tales como que las aguas que corren por minas reciben la influencia del mineral sobre el que discurren y que, por ejemplo, las aguas ferruginosas fortalecen los organos internos y las que contienen cobre pueden alterar la complexion humana. Del mismo modo, las aguas salobres, por la frialdad que comunican al paciente, enflaquecen, demacran y secan la sangre. Las aguas termales, debido a su calor, perjudican a los jovenes, en los que predomina el calor en su complexion, y a las personas adultas con complexion caliente, como sucede con los biliosos y sanguineos. Sin embargo, son muy recomendables para los ancianos, en los que predomina la frialdad y la sequedad y tambien para las personas que poseen una complexion fria, como sucede con los flematicos o en los que predomina la bilis negra. Las aguas amoniacales hacen fluir la menstruacion y la orina y las de alumbre laxan y corrigen la salida excesiva de sangre menstrual, del pulmon y de las hemorroides. Las aguas sulfurosas se utilizan en las afecciones de la piel y contra el exceso de humedad en la matriz de la mujer, pero perjudican enormemente a la vision, produce dolor de cabeza, calientan el higado y corrompen la sangre. Lo propio ocurre con las aguas con cobre, que resuelven los colicos y curan las ulceras del pulmon, pero producen excoriaciones en el intestino. El agua ferruginosa fortalece el corazon, el estomago y el higado, resuelve la hinchazon del bazo y provoca la ereccion. La que contiene plomo, provoca colicos, retiene la orina, etc. (4).

Encontramos tambien dos conceptos, en relacion con la medicina de tipo empirico-creencial y, posiblemente, magica, como son el que el agua en la que se ha enfriado hierro brunido fortalece el corazon, facilita la ereccion y el coito. Ademas, es reconfortante para los organos beber agua en la que se haya enfriado oro previamente calentado. Sin duda la fortaleza del hierro y la nobleza del oro comunican sus virtudes al agua y de ahi pasa al cuerpo de la persona que la ingiere.

LOS BANOS MEDIEVALES

Su uso, junto con la crenoterapia, constituye la otra gran forma de utilizacion del agua con fines medicos. Los locales destinados a ello derivan directamente de las termae romanas, que estaban compuestas de seis salas: apodyterium, laconicum, caldarium, frigidarium, tepidarium y unctuarium (5), a las que se podian anadir una palestra o un gimnasio adosado. Los banos medievales tenian, al menos, las siguientes estancias:

Sala fria, que corresponde al frigidarium romano. Solo la usaban aquellos que deseaban recibir banos de agua fria, ya que no todos la usaban, puesto que el uso del agua fria tenia muchas contraindicaciones.

Sala templada, el tepidarium romano. En ella hay varios pilones con agua templada, donde se van sumergiendo los pacientes bien para tratar su enfermedad o para ir acomodando el cuerpo a la zona de maximo calor o para aclimatarse al frio del exterior, tras haber pasado por la sala caliente.

Sala caliente, el bano por excelencia. Es el caldarium de las termae romanas. Tiene varias grandes pilas en las que se introducen los pacientes, mientras los empleados aportan agua muy caliente hasta obtener y mantener la temperatura deseada. Alli el paciente bracea y se mueve estimulado por el calor del agua.

De modo inconstante encontraremos dos estancias mas:

Guardarropa. Es el apodyterium romano, sala en la que el paciente se despoja de sus vestidos y queda cubierto unicamente por una toalla.

Sala de reposo. El unctuarium romano. En un ambiente calido, pero no excesivo, el paciente permanece, tras el bano, un cierto tiempo durmiendo o descansando, sin realizar actividad fisica alguna. Alli podia ser afeitado, masajeado y friccionado con unguentos; tomar alimentos y bebidas, oir musica, practicar un juego de mesa, etc.

Los banos debian tener un ambiente agradable, con amplios espacios, mucha agua: Avicena senalaba que los banos mejores eran los que estaban instalados en edificios antiguos, espaciosos, con gran cantidad de aire fresco y mucha agua dulce (6).

En la Castilla medieval los usaban los hombres los martes, jueves y sabados; las mujeres, los lunes y miercoles; quedando los viernes y domingos a disposicion de los judios (7). En al-Andalus, las horas de la manana se destinaban a los hombres y las de la tarde a las mujeres, existiendo para estas ultimas unas mujeres encargadas del bano.

Tipos de banos, segun el agua empleada:

--Agua dulce, que suelen ser los habituales.

--Agua de mar; no son recomendables, por la sequedad y frialdad que comunica al cuerpo del paciente el agua salada.

--Aguas mineromedicinales: son un termino medio entre los dos anteriores y se usan generalmente como curacion de enfermedades de la piel.

--De vapor: tambien conocidos como bano seco, de estufa, o sin agua. Segun determinados autores no se debian usar, pues el excesivo calor corrompe los humores (8).

EL BANO EN LA CURACION DE LA ENFERMEDAD

Se utilizaba el bano con agua, en la que se ha hervido un determinado medicamento para, por ejemplo, tratar de curar una afeccion de la piel. Sin embargo, lo mas interesante es su uso en el tratamiento de las fiebres. Para ello, tomamos como ejemplo la fiebre hectica en la que, segun Galeno, lo caracteristico en ellas es el calor y la sequedad (9), por lo que la humedad que le comunica el bano al paciente le es sumamente beneficiosa (10).

Tomamos de Ishaq al-Israili el tratamiento de la misma (11): Se bana al paciente para humedecerle externamente y completar la labor con la humectacion interna, haciendole ingerir leche. Para ello, cuando la fiebre decline, se sumergira al enfermo en agua templada, en un local proximo a la casa del paciente, puesto que lo han de llevar en una camilla para evitar que ande, pues el movimiento le produce calor y esto agrava aun mas la enfermedad. Se recomienda que el paciente permanezca sentado durante bastante tiempo en el fondo de la pila del bano, de forma que reciba la humedad del agua y se le acreciente la facultad digestiva. La pila debe ser espaciosa, y no estar ocupada por mucha gente. El agua no estara ni muy caliente, puesto que aumentara el calor de la fiebre, ni tampoco completamente fria, porque anade una frialdad excesiva a los organos menos nobles, reduce el calor natural, cierra los poros y hace al cuerpo espeso, duro y aspero. Ademas, el agua caliente tiene la virtud de abrir los poros de la piel obstruidos por la enfermedad, reblandece la piel, sirve para deleite de cuerpo, para que descansen los organos y la sangre vaya a las partes de afuera. En el fondo del bano se pondran medicamentos frios y humedos, por ejemplo hojas de lechuga (12) y antes de entrar al bano se procedera a untar con leche todo el cuerpo del enfermo. Cuando el cuerpo del enfermo este rojo e hinchado se le sacara antes de que disminuya la hinchazon, pues si se le deja en el bano mas de lo necesario se consume. Acabado el bano, se recubre la piel con aceite de oliva para que la piel conserve la humedad y no le afecte excesivamente el aire frio al salir del local. Es conveniente que los pacientes hecticos se banen varias veces al dia. La primera, por la manana, antes de tomar el agua de cebada, o la leche, con el fin de enfriar el cuerpo. La segunda, a la hora de visperas, para que la leche o el agua de cebada este digerida en el estomago. Y si el paciente esta fuerte puede banarse alguna vez mas (13).

EL BANO EN LA PREVENCION DE LA ENFERMEDAD

El uso preventivo del bano estaba basado en dos supuestos teoricos:

a) La diaetia galenica, o lo que es lo mismo, la regulacion de la jornada del paciente mediante el recto empleo de las llamadas seis cosas no naturales:

--aire y ambiente

--comida y bebida

--ejercicio y descanso

--sueno y vigilia

--retenciones y excreciones

--movimientos o pasiones del anima

Se trata de seis grupos de elementos que permanecen en torno al hombre, pero que no forman parte de su naturaleza, de ahi denominarlos no naturales. En el mundo bajo medieval fueron conocidas como cosas necesarias. El bano caia dentro del ambito de las retenciones y excreciones, puesto que por medio del bano, el coito y el ejercicio se eliminaban de forma natural los restos de las digestiones, a mas de otras utilidades.

b) Un componente moral, basado en la doctrina del justo medio aristotelica por medio de la cual era preciso huir siempre de las situaciones extremas y acomodarse en el centro para obtener los mejores resultados. La cosa necesaria administrada no debe serlo ni por exceso, ni por defecto.

Los banos con agua caliente

Procedimiento seguido:

--Se vierte sobre el paciente agua bastante lo bastante caliente para que haga efecto, pero no tanto que le queme.

--A continuacion, de le pasa a la sala templada, donde se le sumerge en agua cada vez menos caliente o incluso fria.

--El paciente debera sudar copiosamente, durante un cierto tiempo.

--Se le limpia el sudor con un pano o con la estrigila romana, una especie de raedera.

--Se le masajea abundantemente, con o sin aceite.

--Es conveniente que duerma en una sala adyacente, pero nunca dentro del bano propiamente dicho.

Efectos del agua caliente:

--Facilita la expulsion de los desechos por medio del sudor. En cierto modo, estos banos se utilizan para suplir o, en su caso, completar la labor del ejercicio, pues el calor dilata los poros de la piel, favorece la eliminacion de los residuos de las tres digestiones y fluidifica los humores espesos del organismo, haciendolos acudir a la piel, desde donde se eliminan.

--Calienta y relaja el cuerpo debido al aporte de calor y tambien relaja el espiritu, convirtiendo los banos en un lugar de esparcimiento, comun en todas las culturas.

--Humedece el cuerpo, gracias a la humedad que le comunica el agua.

--Calma la sed y alivia la fatiga despues de largos viajes, muchos de ellos bajo un sol ardiente.

--Endurece el cuerpo.

--Previene la enfermedad en los ancianos, al aportarles un calor del que carecen, pues paulatinamente han ido perdiendo el calor innato con el que se nace.

--Proporciona alegria y gozo, lo que explica que muchas personas canten mientras se banan.

--Adelgaza al paciente, tomados en ayunas, pues reduce la obesidad de los cuerpos, eliminando lo sobrante.

--Engorda, si se hace con el estomago lleno, antes de acabar las tres digestiones, o al menos una de ellas. Avicena sostiene que banarse tras una comida copiosa produce un aumento de peso (14).

--Estimula el apetito y, por tanto, favorecen el engordar.

--Induce al sueno, como ya Galeno y Avicena lo indicaron en su momento.

--Limpia el cuerpo del sudor producido por el ejercicio y desobstruye los conductos por donde circulan los humores.

--Raspa y limpia la superficie de la piel.

--Atenua los dolores propios de las enfermedades degenerativas.

--Prepara el organismo para sufrir las agresiones externas.

--Madura los abscesos y previene la diarrea, aspectos senalados por Avicena (15).

Inconvenientes del uso del agua caliente:

--Su empleo prolongado es nocivo, pues primero aumenta el calor innato del paciente, y a continuacion lo disminuye, ya que pasa a la superficie de la piel, y desde alli se pierde en el exterior.

--En los cuerpos llenos de residuos, a consecuencia de realizar comidas copiosas o no hacer nada de ejercicio, los poros se obstruyen al salir las impurezas, apareciendo los escalofrios.

--Debilita las fuerzas del cuerpo, sobre todo tras su uso prolongado. De este modo veia el cancionero castellano lo que les sucedia a los soldados que abusaban de los banos:
   Y por quitar esos danos
   Fue provechoso y honesto
   Que el rey D. Alfonso el sesto
   Hizo destruir los banos
   Quelos sabios le dijeron

   Que los suyos se perdieron
   Porque en banos ocupados
   Como hombres acobardados
   De la batalla se huyeron.

   Almirante Fadrique Enriquez (s. XV) (16)


--Despues de comer, el calor perjudica al bazo, que es un organo de naturaleza fria por excelencia.

--Produce un efecto nocivo sobre el coito, lo mismo que los banos de agua salada. Usado de forma abusiva, aparece en el paciente una sudoracion excesiva, que hace disminuir la potencia del semen, debilitando el apetito sexual. Esto tiene un lado positivo ya que un semen con menos vigor se suponia que engendraba hembras: los que deseen tener hijas, se banaran abundantemente, segun indica Arib Ibn Sa'id. (17)

Si, ademas, el agua esta excesivamente caliente ocurre que:

--Mueve los humores que estan en reposo, facilitando su putrefaccion.

--Disminuye la capacidad de los organos nobles, produciendo el sincope o la nausea. Avicena senala que, si el paciente permanece mucho tiempo dentro del bano, se produce debilidad del corazon (18).

--Genera abscesos en los miembros, porque facilitan la afluencia de sustancias que tienden a la supuracion.

--Aporta un excesivo calor al corazon, que es un organo dotado naturalmente con gran cantidad de calor, por lo que el bano puede conllevar a que este enferme.

Precauciones en su uso:

--En general, no deben banarse con agua caliente aquellos pacientes que tengan temperamentos biliosos o sanguineos, constituciones ambas tendentes al calor. Si, a pesar de esto desean hacerlo, tomaran antes y despues del bano algun medicamento de naturaleza muy fria, como pueden ser el oximiel o el triasandalo (19).

--En el caso de enfermos, debiles o convalecientes no es recomendable banarse con el cuerpo lleno de humores alterados, pues el calor los esparcira por todo el cuerpo. Para evitarlo se evacuaran previamente mediante un purgante. Tampoco es recomendable este bano a los que padecen entumecimientos, pues de este modo se aumentarian los padecimientos.

--En esta misma linea, esta prohibido tomar un bano con agua caliente en caso de fiebre, pues el calor de esta aumenta con el calor aportado por el bano. Tambien lo esta tras realizar un gran esfuerzo.

--No deben usarlo los que tengan muy pocas fuerzas, un escaso calor natural o esten agotados por una larga enfermedad, pues en este caso puede sobrevenirles la muerte. Han de tener cuidado al banarse los enfermos de disenteria, ulceras, luxaciones, tumores, llagas o apostemas.

Pese a lo indicado, parece ser que habitualmente se desoian los consejos pues sabemos que se banaban personas que padecian:
   [...] Unos de mal de rinones,
   Otros sarna y comezon,
   Catarros e hinchazones,

   Y otras diversas pasiones
   Que no sufren relacion [...]

   Cristobal de Castillejo, (Siglo XVI)


Tambien hay que tener en cuenta otra serie de precauciones al realizar el bano con agua caliente:

--No debe estar excesivamente caliente, pues consume al organismo y enflaquece al paciente.

--El tiempo del bano no debe ser prolongado; puede producir corrupcion de los humores y aparecer su muestra inmediata: los desmayos.

--Hay que comenzar el bano por la cabeza, si esta libre de humores corruptos, pues asi no subiran humores y vahos a la misma. Si no lo estuviera, se lavara la cabeza al final del bano, porque asi los vahos ya los ha absorbido la piel.

--El paso entre las estancias debe ser gradual, tanto al entrar como al salir, para que los cambios bruscos no afecten al paciente.

--No se debe ingerir agua, ni ninguna otra cosa de naturaleza fria en el interior del bano. Tampoco inmediatamente despues de hacerlo porque, al tener abiertos los poros por el calor, el frio llega de inmediato al corazon o a otras partes nobles produciendo consuncion y fiebre hectica, segun Avicena (20). Si el paciente no puede resistir la sed tomara agua con jarabe de corteza de cidra, jarabe de almaciga, jarabe de rosas o bebida de cebada con granos de granada, azucar perfumada con almizcle, lignum aloe y clavo (21).

--No debe tomar cosas excesivamente calientes, pues pueden producir quemaduras en el intestino y disenteria; igualmente se podrian desecar las partes principales del cuerpo y el humedo radicalis, otro componente natural, y contraer la tisis, pues el calor penetra rapidamente en los organos y predispone al cuerpo a la debilidad y a la fiebre.

--No se saldra del bano con la cabeza descubierta, ni con el cuerpo desnudo, pues si hace frio en el exterior se le cerraran los poros y si hiciese mucho calor desecaria el humedo radicalis del cuerpo (22).

--No deben usar el bano despues del coito, ni recien administrada una purga, porque serian dos evacuaciones, potenciandose entre si.

--El paciente tomara las comidas recomendadas, como buen pan, buen vino y buena gallina y que se reconforte con medicamentos como el diamargariton, azucar rosado, diacitron o con rosada novella, si el paciente es bilioso. Si es flematico, tomara diambra, diantos, pliris y semejantes (23).

--Es bueno que tras el bano se divierta y alegre para que se aleje de todo tipo de preocupaciones, evitando que le dane el temperamento del espiritu, ciertamente alterado por el bano.

Banos con agua templada y fria

El uso del agua templada no tiene contraindicaciones, cosa que no sucede con la fria.

Ventajas del bano de agua templada:

--Aumenta la produccion de semen.

--Tomado en ayunas, es un buen medio para conservar la salud.

--Previene la aparicion de hemorroides.

--Endurece los miembros de los jovenes, pero solo si se toma despues del ejercicio.

--Hidrata y fertiliza todos los cuerpos.

--Es el bano de eleccion para aquellos pacientes cuya complexion es caliente.

Ventajas del bano de agua fria:

--Aumenta el ardor en los jovenes de complexion equilibrada y les da fortaleza.

--Hace que el calor natural, que se esta derramando hacia el exterior gracias al bano caliente, retorne a su posicion dentro del organismo.

--Equilibra la complexion de los que tienen un temperamento caliente.

--Abre el apetito.

--Constrine el cuerpo e incrementa las fuerzas naturales.

--Enfria el cuerpo.

--Cierra los poros.

Restriciones en el uso del agua fria:

No todos los pacientes pueden tomar banos de agua fria, se reserva solo aquellos que:

--Estan entre los 25 y 40 anos, pues el bano frio hace disminuir el calor natural del cuerpo, para incrementarlo despues.

--Poseen una complexion fuerte y tendente al exceso de calor, un buen estomago y no sienten movimientos en el mismo.

--No hagan muchas deposiciones al dia, ni tengan descendimiento de humores.

--No tengan el estomago, ni muy lleno, ni muy vacio.

Por el contrario, les esta vedado usar el agua fria a:

--Ninos y los jovenes con humores nocivos, pues puede producirles fiebres de un dia, o incluso fiebres mas intensas y peligrosas.

--Los ancianos, porque la frialdad natural de su cuerpo se acrecienta con la del bano.

--Los convalecientes de una larga enfermedad, por medio de la cual han perdido el calor innato, o aquellos que esten muy cansados.

--Los aquejados de dispepsia, vomitos, diarrea e insomnio y, en general, de cualquier enfermedad.

--Los cuerpos robustos, flacidos y gordos no deben utilizar el agua fria y procurar la exudacion con garbanzos, borax y alcali.

Precauciones con el uso del agua fria:

--No debe estar excesivamente fria.

--A continuacion hay que tomar otro bano con agua caliente, para asi hacer llegar el calor al vientre.

--Despues del bano, hay que secar bien la piel y, si se le pone el vello de punta, o el paciente tirita de frio, no debe seguir tomandolos.

--No se debe usar despues del coito, ni tras una gran vigilia.

--Despues del bano el paciente ha de recibir friegas en todo el cuerpo.

OTROS TIPOS DE BANOS

Conocemos la existencia del bano caliente y seco y del bano frio y seco. Para el primero se agregan al agua medicamentos calientes y secos como romero, laurel, almoradux, nebeda y otros parecidos (24). Sirve especialmente para los que padecen gota, fiebre cuartana y afecciones cronicas. Tambien se le denomina asi al que solo utiliza arena y que se recomienda unicamente a los enfermos, no a los sanos. Entre ellos los que tienen diarrea y sudan mucho, y los que son muy gruesos o con muchas humedades. Del mismo modo, lo usaran los que tienen ahogo, dolor de cabeza, lepra, sofocacion de la matriz, y gota en las articulaciones. Para el bano frio y seco se utilizan medicamentos frios y secos como el arrayan o zumaque, las agallas, el ajolinar o parecidas (25).

EL BANO EN LOS ANCIANOS, MUJERES Y NINOS

Los consejos de salud medievales van generalmente dedicados al hombre maduro, por lo que son infrecuentes las consideraciones a otras etapas de la vida o al sexo femenino.

Los ninos son los que, teoricamente, menos necesitarian del bano puesto que el calor y la humedad que aporta estan ya en su naturaleza. Escogeremos tan solo algunos consejos sobre ellos: Averroes indica que se debe banar al recien nacido cada dia, precisamente cuando el estomago este vacio de la leche ingerida, pues si no se hace asi los alimentos se esparcirian por el cuerpo, sin acabar de ser digeridos. La digestion se hace mas correctamente si el nino duerme un periodo largo de tiempo. Los que tengan mas de mas de tres anos deben banarse despues de realizar algun ejercicio, y siempre antes de comer. El bano debe ser con agua templada, porque el agua fria les impide el crecimiento y el sueno. Arib Ibn Sa'id indica algo que contradice lo anterior y es que, junto con los banos de agua tibia habituales, es conveniente ir acostumbrando al nino al agua fria. Y esto debe hacerse incluso cuando el nino cuente aun con pocos dias.

Por el contrario, los ancianos necesitan mucho del bano pues, con el paso de los anos les disminuye el calor innato por lo que, practicamente, carecen del mismo; y, como hacen menos ejercicio, se les estrechan los poros de la piel por donde se eliminan los restos de las digestiones con el sudor, lo que hace que se acumulen los residuos en la piel. Por estas razones es conveniente que las personas mayores acudan frecuentemente a tomar banos calientes, nunca frios, incluso tres o cuatro veces al dia.

Sobre las mujeres tenemos algun trabajo sobre el bano femenino en general (26). Sin embargo, ninguno de los autores estudiados se ocupan de resenar las ventajas que puedan obtener las mujeres con el bano preventivo. Tan solo lo encontramos resenado cuando estan ejerciendo su funcion de madre o de lactante. Por ejemplo, al hablar del embarazo, Arib Ibn Sa'id indica la conveniencia de que, a partir del septimo mes, la embarazada aumente sus visitas a los banos.

FRECUENCIA Y MOMENTO DEL DIA ACONSEJADOS

Habitualmente se deja al arbitrio de cada medico la cadencia de los banos, segun las caracteristicas fisicas del paciente, su edad, complexion, lugar y epoca del ano. Hemos visto que oscila entre el bano diario, en el caso mas permisivo, a ocho o diez dias de intervalo, en el caso contrario. Tambien hay autores que no recomiendan el bano en absoluto y muestran sus preferencias hacia un simple lavado del cuerpo por partes, mas o menos concienzudo.

Se preconiza que el bano se haga por la manana, antes del amanecer, estando el paciente en ayunas, o bien despues de realizar los ejercicios fisicos y antes de comer. Averroes mantiene que si se come dos veces al dia (27), debe banarse una vez por la manana y otra por la noche. Hay pacientes a los que les gusta mas el bano por la tarde, al anochecer, para luego irse a dormir, pues asi el estomago esta ni muy lleno, ni muy vacio.

UNA CIERTA POLEMICA: ?SE DEBE USAR AGUA CALIENTE EN EL LAVADO DE LA CABEZA?

Se parte de la base de que la cabeza es la parte mas fria del organismo, y la pregunta es ?debe emplearse agua caliente en su lavado?, puesto que de hacerse asi, podria producir graves alteraciones. Se trata de un punto en el que hay una notable divergencia entre autores; un buen numero de ellos no desea entrar en la cuestion, y el resto ofrecen varias respuestas: Avenzoar prohibe taxativamente el empleo del agua caliente, pues el calor del agua danaria al cerebro. Sin embargo, en otro libro indica lo contrario, que el agua debe ser lo mas caliente posible, opinion que suscriben completamente Maimonides y Juan de Avinon (28). Averroes prefiere mantenerse en una posicion intermedia y solo indica que no es conveniente usar el agua fria, pero no dice si estara templada, caliente o muy caliente, como en el caso de los tres autores antes mencionados.

EL BANO SEGUN LA COMPLEXION DEL PACIENTE Y LAS ESTACIONES DELANO

Estas son las opiniones de tres autores, los que mejor se ocupan del tema, con respecto al bano de pacientes con una de las cinco complexiones: sanguinea, bilis amarilla, flematica y bilis negra, junto con la equilibrada, y en relacion con las distintas estaciones del ano. Recordemos que hay semejanza: en la constitucion sanguinea predomina el calor y la humedad, lo mismo que en la primavera; en la de bilis amarilla el calor y la sequedad, lo mismo que en el estio; en la flematica la frialdad y la humedad, como en el otono y en la de bilis negra la frialdad y la sequedad, al igual que en el invierno.

Como vemos, no hay excesiva unanimidad. Se mantiene una tonica parecida en cuanto a la utilizacion del agua templada o fria en primavera y verano; y caliente o vapor en otono-invierno. Sin embargo, vemos que Averroes es el unico que no recomienda el bano a los flematicos, dada su humedad natural, pero a los que podria serles util el calor del bano, pues tienen una naturaleza fria y mas aun en el otonoinvierno. Para el resto de los pacientes recomienda el bano templado, en cualquier estacion. Sin duda lleva la doctrina del justo medio aristotelica hasta sus ultimas consecuencias. Pedro Hispano es partidario del bano de vapor frente a Averroes que no lo utiliza nunca, e Ibn al-Jatib, que solo lo utiliza en una ocasion.

EL BANO, ELEMENTO DIFERENCIADOR ENTRE LAS COMUNIDADES HISPANICAS MEDIEVALES

Entendemos que el bano, en su origen fue un elemento de aseo y solaz, que paso mas tarde a tener aplicaciones preventivas y curativas. Sin embargo, con el tiempo, llego a tener en la Peninsula Iberica una connotacion religiosa y politica, al convertirse en un elemento diferenciador de culturas: El uso del bano sera una caracteristica distintiva de musulmanes y judios, por lo que en el ambito cristiano, el pensamiento mas radical sostendra que debe evitarse el bano, y en ultimo extremo, cerrar los locales. El origen del problema debio estar en la actitud negativa de la Iglesia con su practica, que recordaba a los padres de la misma las costumbres paganas en cuanto a erotismo, regalo y culto al cuerpo, mas propias de tiempos anteriores. La Regla de San Benito se hace eco de lo que puede significar el bano para sus monjes en su norma XXXVI, que dice: Cuantas veces sea necesario se les concedera [a los enfermos] la posibilidad de banarse, pero a los que esten sanos y particularmente a los jovenes, se les permitira mas raramente.

Medicos como Luis Lobera de Avila, ya en el siglo XVI, no tienen mejor concepto sobre el uso de los banos y sus efectos perniciosos (29): De los banos artificiales ha habido dos usos: el primero y mas antiguo [...] fue inventado para la recreacion y regalo del miserable y corruptible cuerpo y muchas veces a costa de la perdicion del anima, porque en semejantes lugares se han cometido o tenido principio gravisimos y detestables males de que las unas historias y las otras estan llenas.

Fadrique Enriquez, en la Castilla del siglo XV, se pregunta retoricamente si es pecado asistir a los banos. Su respuesta es que, al menos, fomentan un pernicioso contacto entre ambos sexos, y los que los frecuentan acaban siendo lujuriosos, y adquieren vicios como el afeminamiento, el incesto o cosas parecidas:
   Que los que en ellos se juntan
   Hacen pecados mortals

   Entrar por necesidad
   Siendo por vicio y maldad

   Que se hacen lujuriosos
   Delicados y viciosos,
   Con achaques de salud.
   Quedan flacos, sin virtud,
   Cobardes y temerosos.
   Pues si bien es concedido,

   A todos es prohibido.
   Y con mujeres estranas,
   Y con peligrosas companas.
   Y aun el hijo con su padre.
   Y mucho mas con su madre,
   Que son muy torpes hazanas


En una linea parecida, Cristobal de Castillejo, en el siglo XVI, glosa en sus versos los grandes inconvenientes que se siguen de acudir a los banos, dada la promiscuidad social que muestran los que alli acuden, un hecho que perturbaba grandemente la natural convivencia:
Vienen de todos estados
tras estos locos placers
muchos mal aconsejados:
frailes, clerigos, casados,
hombres varios y mujeres,
caballeros y senores,
hidalgos y cortesanos,
mercaderes, ciudadanos,
oficiales, labradores,
ninos, mancebos, ancianos.

Las mujeres a manadas:
mozas y viejas barbudas
muchachas, amas, criadas,
de placer regocijadas,
solo por verse desnudas.
Andamos alli mezclados
en el agua a todas horas,
despues de una vez entrados,
los amos con los criados,
las mozas con las senoras.


Por otra parte, era evidente que el cierto contenido ludico del bano se enfrentaba de lleno a la pacata moral cristiana, lo que no tardo en propiciar que fuese declarado lugar no santo para los que practicaban el cristianismo. Todo lo contrario sucedia en la cultura musulmana y judia, en las que se recomendaba el uso del agua como elemento de purificacion. Esto les permitia acudir a los banos sin problemas, conviertiendolos, muy posiblemente a su pesar, en una sena de identidad.

Tal identificacion, islamismo y banos, llevaria a conductas extremas por parte de las autoridades cristianas, en un intento de aculturizar y limar las diferencias existentes entre ambas comunidades. Asi, se propuso suprimir por decreto los banos usados durante siglos por los musulmanes. Lo recogera, ya en el siglo XVII, Francisco Bermudez de Pedraza, quien al hablar de las normas que el rey exige guardar a los moriscos granadinos, se dice: Se manda que no usen de banos artificiales, y los que hubiere, se derriben (30). No debemos olvidar que los moriscos eran cristianos, aunque la inmensa mayoria solo lo fuese de nombre y, por lo tanto, debian imitar lo mas posible al resto de los cristianos, y no usar el bano.

De este modo se expresaba Francisco Nunez Muley, noble converso granadino, intentando persuadir a los gobernantes cristianos en 1567 de que los banos no son una sena de identidad para su pueblo y, por tanto, no deben prohibirse por las autoridades empenadas en borrar las senas de identidad moriscas (31): ?Podrase pues averiguar que los banos se hacen por cerimonia? No por cierto [...] Los banos son minas de inmundicias; la cerimonia o rito del moro requiere limpieza y soledad [...] Banos hubo siempre en el mundo por todas las provincias, y si en algun tiempo se quitaron en Castilla, fue porque debilitaban las fuerzas y los animos de los hombres para la guerra. Los naturales deste reino no han de pelear, ni las mujeres han menester tener fuerzas, sino andar limpias [...] Que aun para ir a los banos naturales por via de medicina en sus enfermedades les ha de costar trabajo, dinero y perdida de tiempo en sacar licencia para ello ...

No les sirvieron para nada las razones apuntadas. El abuso de bienes y personas por parte de los cristianos granadinos a lo largo de la primera mitad del siglo XVI, unido al incumplimiento sistematico de las Capitulaciones establecidas en la toma de Granada, en las que se estipulaba que no se alterarian sus usos ni costumbres, llevaron a los moriscos a sublevarse contra la Corona, como es sabido. Podemos pensar que la prohibicion sobre el bano pudo constituir la ultima gota que colmase el vaso, obligandoles a tomar tan drastica decision.

* Para la realizacion de estos trabajos hemos contado con la ayuda de la British Academy y la Wellcome Fundation for The History of Medicine, ambas del Reino Unido de la Gran Bretana.

(1) GARIJO GALAN, I.: Usos medicinales del agua en al-Andalus: Ibn al-Baytar. Ciencias de la Naturaleza en al-Andalus. Textos y Estudios, V. ed. C. Alvarez de Morales, Granada, CSIC, 1998, pp. 89-120.

(2) SANTO TOMAS PEREZ. M.: Los banos publicos en Valladolid: agua, higiene y salud en el Valladolid medieval, Valladolid, Ayuntamiento de Valladolid, 2002.

(3) PENA MUNOZ, C.; GIRON IRUESTE, F.: La prevencion de la enfermedad en la Espana Bajo Medieval, Granada, Universidad de Granada, 2006.

(4) Recogido de Ibn al-Baytar quien, a su vez, lo toma de Rufo de Efeso y de al-Razi; vease GARIJO GALAN, I.: Usos medicinales del agua ... pp. 115-120.

(5) DECHAMBRE, A. (dir.): Dictionnaire Encyclopedique des Sciences Medicales, Paris, Victor Masson et Fils, vol. 8, pp. 202-205.

(6) AVICENNA, The Canon of Medicine (al-Qanun fi l-tibb) ..., adapted by L. Bakhtiar from translations of volume I by O. Cameron Gruner, Chicago, Published by Great Books of the Islamic World, Inc., 1999, p. 234

(7) SANTO TOMAS PEREZ, M.: Los banos publicos en Valladolid ..., pp. 88 y ss.

(8) Asi opinaba Abu Marwan 'Abd al-Malik Ibn Zuhr (abuelo de Avenzoar). Vease, Ibn Abi Usaybi'a, Uyun al-Anba fi Tabaqat al-Atibba, Sources d' information sur les classes des medecins. XIII chapitre: Medecins de l' Occidente Musulman, publie, traduit et annote par H. Jahier et A. Noureddine, Alger, 1958, p. 86.

(9) K., VII, 314

(10) PENA MUNOZ, C.; GIRON IRUESTE, F.: The Identificacion of Medieval Fivers according to Al-Isra'li, Avenzoar and Bernard of Gordon, Cronos, 8, 2005: 95-120, pp. 114-115.

(11) Sobre Abu Ishaq al-Israili, vease Ullmann, M., Die Medizin im Islam, Leiden, E.J. Brill, 1970, pp. 137 y ss.

(12) Andres Laguna dice de la lechuga que es fria y humeda en exceso. Vease Dioscorides anazarbeo, Acerca de la materia medicinal ... traducido de la lengua griega ... por el Dr. Andres de Laguna, Salamanca, Por Mathias Gast, 1566, [edicion facsimil, Barcelona, 1994], p. 221.

(13) Ishaq Israeli. Tratado de las Fiebres. Edicion de la version castellana y estudio por el R. P. J. Llamas, O.S.A. Madrid, CSIC, Instituto Arias Montano, 1945, pp. 79-81.

(14) Avicena, The Canon of Medicine ... p. 236.

(15) Idem, p. 388.

(16) Alfonso VI habia sufrido las tremendas derrotas de Sagrajas (Badajoz) y Ucles (Cuenca) a manos de los almoravides. La explicacion de las mismas, como vemos, se hace a partir de los efectos debilitantes del bano, cuando la explicacion mas acertada hubiese sido achacarlas a las malas tacticas empleadas en ellas y a la mejor preparacion guerrera de los combatientes africanos.

(17) Arib Ibn Sa'id, El libro de la generacion del feto, el tratamiento de las mujeres embarazadas y de los recien nacidos de [...] por A. Arjona Castro, Cordoba, Diputacion Provincial, p. 34.

(18) Avicena, The Canon of Medicine.., p. 388.

(19) El oximiel estaba compuesto por vinagre, cinco heminas; sal marina, una mina, miel; diez minas y agua, cinco sestarios. Se hierve diez veces y se enfria otras tantas. Dioscorides nos habla de varias utilidades, pero ninguna en relacion con lo que nos ocupa. El triasandalo estaba compuesto por tres sandalos: citrino, blanco y rojo. Su accion era fria en tercer grado y seca en el segundo. Vease, Dioscorides anazarbeo, Acerca de la materia medicinal ..., pp. 516 y 28.

(20) Avicena, The Canon of Medicine ..., p. 388.

(21) Andres Laguna indica que el jarabe de cidra es util para templar la sed. Vease, Dioscorides anazarbeo, Acerca de la materia medicinal ..., p. 106; La almaciga era de naturaleza templada, ni caliente ni fria, segun Andres Laguna. Conforta al estomago. Ibid, pp. 54-55, sv. Lentisco; La granada tiene naturaleza fria, segun Andres Laguna. Ibid, pp. 97-99. El almizcle era caliente en segundo grado y seco en tercero, segun Andres Laguna. Ibid, pp. 28-29. El aloe y su zumo, el acibar, son calientes en grado primero o segundo; se usan como purgantes. Ibid, pp. 279-280.

(22) Avicena, The Canon of Medicine.., p. 388.

(23) El diamargariton estaba confeccionado a base de perlas y otros ingredientes desconocidos para nosotros. Vease Herrera MT, (dir.) Diccionario espanol de textos medicos antiguos. Madrid, Arco Libros, S.L., 1996, p. 527; el diacitron era un electuario hecho a base de cidra. Ibid., p. 525; la cidra se consideraba fria y seca en grado tercero. Vease Dioscorides anazarbeo, Acerca de la materia medicinal ..., p. 106. La rosada novella era un electuario de rosas. Vease Herrera MT, (dir.), Diccionario espanol. ... p. 1.396. Las rosas son frias en grado segundo. Vease Dioscorides anazarbeo, Acerca de la materia medicinal ..., p. 85. El diambra era un electuario a base de ambar. Vease Herrera MT, (dir.) Diccionario espanol. ... pp. 527-528. Segun Averroes, el mejor ambar es el gris, que es caliente y seco en grade segundo. Vease Abu-l-Walid ibn Rus#d (Averroes) El libro de las generalidades de la medicina (Kitab al-Kulliyyat fi l-tibb). Traduccion de M. C. Vazquez de Benito y C. Alvarez Morales, Madrid, Editorial Trotta, 2003, p. 341; el diantos era un electuario cuya base es la flor del romero. Herrera MT, (dir) Diccionario espanol ... p. 528; el pliris era un electuario de contenido desconocido, tambien llamado arcotizon. Vease Herrera MT, (dir) Diccionario espanol ... p. 1.235.

(24) El romero era considerado de naturaleza caliente y seca en grado segundo. Vease el comentario de Andres Laguna, en Dioscorides anazarbeo, Acerca de la materia medicinal ... p. 321; del laurel se afirma que calienta y seca, pero sin indicar el grado. Ibid, p. 65. La nebeda es caliente y seca en grado tercero, Ibid, p. 292, s.v. calaminta. En castellano calamento, en portugues neveda. Lo mismo sucede con el almoradux o mejorana. Ibid, p. 295.

(25) El zumaque era seco en tercer grado y frio en segundo; Vease Dioscorides anazarbeo, Acerca de la materia medicinal ..., especialmente los comentarios de Andres Laguna, s.v. Rhu. p. 96; las agallas [de roble], son secas en grado tercero y frias en el segundo, Ibid, p. 95 y el ajolinar, frio y seco, sin que se precise el grado. Ibid, p. 99.

(26) TENA TENA, P.: Digresiones (y transgresiones) a proposito del bano femenino en al-Andalus. Electronic Journal of Oriental Studies, VII, 8, 2004, pp. 1-13. p. 11.

(27) No se aconsejaba comer y cenar todos los dias, puesto que la cena interferia el proceso de digestion del almuerzo, causando problemas al organismo si se mantenia durante varios dias seguidos. Una pauta saludable era ingerir alimentos tres veces cada dos dias.

(28) La explicacion a esta contradiccion la podemos encontrar a en que la primera obra, o al menos el parrafo que lo contiene, no sea de Avenzoar, sino de otro autor, como su padre, Abul-'Ala Zuhr. No es infrecuente que los textos de esta epoca aparezcan entremezclados, o con los nombres de los autores confundidos. El hecho de que ambos fuesen Ibn Zuhr hace mas factible lo que decimos.

(29) Luis Lobera de Avila, El libro del Regimen de la Salud, y de la esterilidad de los hombres y mujeres y de las enfermedades de los ninos y otras cosas utilisimas. Con una introduccion y numerosas notas del Dr. B. Hernandez Briz, Madrid, Imp. y Encuadernacion de Julio Cosano, 1923, p. 166.

(30) BERMUDEZ DE PEDRAZA, F.: Historia Eclesiastica de Granada, Granada, Por Andres de Santiago, 1638 [ed. facsimil, Granada, Universidad de Granada, 1989], fol. 238 r, 2a col.

(31) GARCIA ARENAL, M.: Los moriscos. Granada, Universidad de Granada, 1975, p. 53.

Fernando GIRON IRUESTE

Profesor Titular de Historia de la Ciencia. Departamento de Anatomia Patologica e Historia de la Ciencia. Universidad de Granada.
                     Primavera           Verano

Equilibrada

Averroes             Templada           Templada
Pedro Hispano        Templada             Fria
Ibn al-Jatib      Caliente y Fria    Templada o Fria

Sanguinea

Averroes             Templada           Templada
Pedro Hispano        Templada             Fria
Ibn al-Jatib       No o Templada     Templada o Fria

Bilis amarilla

Averroes             Templada           Templada
Pedro Hispano        Templada             Fria
Ibn al-Jatib           Fria          Templada o Fria

Flematica

Averroes                No                 No
Pedro Hispano        Templada             Fria
Ibn al-Jatib      Bano de vapor      Templada o Fria
                      o Fria
Bilis negra

Averroes             Templada           Templada
Pedro Hispano        Templada             Fria
Ibn al-Jatib         Templada       Caliente Caliente

                       Otono            Invierno

Equilibrada

Averroes             Templada           Templada
Pedro Hispano      Bano de vapor      Bano de vapor
Ibn al-Jatib         Caliente           Caliente

Sanguinea

Averroes             Templada           Templada
Pedro Hispano      Bano de vapor      Bano de vapor
Ibn al-Jatib            No              Caliente

Bilis amarilla

Averroes             Templada           Templada
Pedro Hispano      Bano de vapor      Bano de vapor
Ibn al-Jatib      Templada o Fria       Caliente

Flematica

Averroes                No                 No
Pedro Hispano      Bano de vapor      Bano de vapor
Ibn al-Jatib         Caliente           Caliente

Bilis negra

Averroes             Templada           Templada
Pedro Hispano      Bano de vapor      Bano de vapor
Ibn al-Jatib         Caliente
COPYRIGHT 2006 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2006 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Giron Irueste, Fernando
Publication:Anales de Hidrologia Medica
Article Type:Report
Date:Jan 1, 2006
Words:7908
Previous Article:La cura climatica en "La Montana Magica", de Thomas Mann.
Next Article:Figuras galaicas del termalismo.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters