Printer Friendly

Universidad de San Carlos de Guatemala Facultad de Humanidades programa de: Maestria en Docencia Universitaria.

Con especial agrado recibi el encargo de dictar la Leccion Inaugural de la Maestria en Docencia Universitaria. En primer termino, porque despues de ocho anos vuelvo a mi querida Casa de Estudios; y en segundo, porque ciertamente el tema que desarrollare, intitulado: "Surgimiento y Desarrollo de la Pedagogia Universitaria en Centro America", forma parte de las investigaciones que llevo a cabo en los ultimos tiempos; aunque a decir verdad, sus antecedentes aparecen en una publicacion de 1963: "Principales Problemas de la Pedagogia Universitaria", que presente en este mismo recinto. Posteriormente, como Director del Instituto de Investigaciones y Mejoramiento Educativo, tuve el honor de dirigir el primer programa integral de Formacion docente de la Universidad de San Carlos, que lamentablemente solo pudo existir durante tres anos. En mi estancia en Costa Rica me incorpore de inmediato al Departamento de Docencia Universitaria, que depende de la Universidad de Costa Rica, y da orientacion y asesoria a todas las unidades academicas que integran esa entidad. Las experiencias logradas en ese lapso, y las investigaciones realizadas, me permitieron reestructurar y ampliar aquella publicacion del 63, y ofrecerla a mi primigenia Casa de Estudios, como homenaje a ella. Se trata del trabajo: "Principios Pedagogicos de la Ensenanza Superior".

Considero que las reflexiones pertinentes en esta singular ocasion, podrian ofrecer a los participantes una semblanza general sobre el desarrollo historico de la Pedagogia Universitaria en Centroamerica; sobre la conceptualizacion teorico-metodologica del tema de la Pedagogia de la Ensenanza Superior, y sobre los fundamentos en que, a nuestro juicio, se deben apoyar los programas de esta indole, a partir de una integracion de estrategias didacticas para la formacion del docente universitario.

El desarrollo de la vida universitaria en los paises que integran la America Central, ofrece grandes similitudes; sus antecedentes los encontramos en los Colegios Conventuales y Colegios Mayores que funcionaron durante la epoca colonial.

La Universidad de San Carlos de Guatemala, fundada en 1676, conquisto en tiempos recientes su autonomia, por virtud del movimiento revolucionario de octubre de 1944, e inicio un programa de reformas tendientes a dar solucion a sus mas ingentes problemas. La autonomia implicaba su independencia, no solo de las organizaciones estatales sino de otras influencias que pudieran restringir su derecho de crecer y desarrollarse libremente. Por primera, vez la voz estudiantil se hizo oir en los distintos conclaves universitarios, y el gobierno interno se constituye con la participacion de alumnos.

La Universidad de El Salvador fue creada conjuntamente con un colegio de secundaria el 16 de febrero de 1841. Como antecedentes, habian existido en la epoca colonial algunos colegios tuvieron rango universitario. En los comienzos, inicio su vida academica en el convento de San Francisco, y posteriormente en el de Santo Domingo. Un siglo despues de su creacion, adquirio status de autonomia.

En Honduras se encuentran antecedentes universitarios remostos (o remotos) en la catedra Gramatica Latina creada en 1602. Unos sesenta anos despues (1662) se creo en Comayagua el colegio Seminario, que no solo absorbio a la antigua catedra de Latinidad, sino que adquirio el rango de antecedente de la Universidad, sobre todo despues de su reforma en las postrimerias del siglo XVIII. Y luego de un largo periodo, en el que se hacen multiples gestiones para crear la Universidad, se logra por fin, en 1847, consolidar como tal la antigua Academia de Literatura en Honduras. Se funda el Claustro Universitario, otorgandole el derecho de conferir grados de licenciados y doctores. En 1957, la nueva ley organica de la Universidad senala que es una Institucion autonoma con personalidad juridica.

Los antecedentes de la Universidad en Nicaragua se encuentran en la catedra de Latinidad y Lenguas indigenas, creada en 1678. Prosigue un periodo de gestiones tendientes a crear un seminario, el cual se fundo en 1681, disponiendose a las reglas del Colegio tridentino de Guatemala. Este centro se creo bajo la advocacion de San Ramon Nonato.

En 1807 aquel seminario se habia erigido en "Universidad Menor", adoptando como guia las constituciones de la Universidad de San Carlos. Posteriormente, las Cortes de Cadiz crean la Universidad de Leon en 1812; esta disposicion se hizo realidad en 1816. Un poco mas de un siglo despues, aquel centro se trasforma en la Universidad Nacional de Nicaragua y adquiere el status de autonomia.

En Costa Rica los estudios superiores se establecieron a finales del siglo XVIII, con la creacion de la catedra Gramatica Latina y Castellana. Mas adelante se crea la Casa de Ensenanza de Santo Tomas en 1814, la cual fue erigida Universidad de Costa Rica. Nueve anos despues, la Asamblea Constituyente amplia su status juridico de autonomia. Posteriormente, se crean en el pais otras universidades: en 1963, la Universidad Nacional y el Instituto Tecnologico de Costa Rica; recientemente, se da vida a la Universidad Estatal a Distancia en 1978.

En Panama, al igual que en lo otros paises Centroamericanos, existieron colegios conventuales y seminarios, como antecedentes de la Universidad. Sin embargo, fue hasta 1935 cuando surgio la Universidad Nacional de Panama, la cual en corto tiempo ha logrado una gran expansion, cubriendo una amplia gama de carreras profesionales. En la ultima decada comparte sus tareas con la Universidad de Santa Maria la Antigua.

La catedra universitaria, sin embargo, poco ha gozado del espiritu renovador que se ha producido, como consecuencia de los avances cientificos y tecnologicos, y justo es reconocer que no es concebible una reforma en la actividad academica, si no incluye innovaciones de caracter eminentemente pedagogico.

La Pedagogia Universitaria no se reduce al examen de los metodos de ensenanza; trasciende a otros campos del quehacer academico, tales como la formacion de la ciencia, la investigacion organizada, las relaciones entre profesores y estudiantes, la organizacion de la materia didactica, el regimen de promocion, el reciclaje profesional, etc.

Para lograr una fundamentacion logica y racional de la actividad academica en nuestra epoca, debemos partir de un nuevo analisis del hecho educativo, que lo considere como un fenomeno estrechamente ligado al desarrollo historico de la sociedad, inmerso en un proceso de causalidad y vinculado con otros hechos con los que guarda relacion de interdependencia. Nos compete igualmente identificar el papel que juega el hecho educativo en la evolucion economica de una nacion, orientando a la sociedad en los procesos de la produccion y preparando los recursos humanos necesarios para el desarrollo autentico del pais. Por otra parte el hecho educativo se puede considerar como un fenomeno eminentemente social que refleja, mediante una relacion de interaccion, la estructura social con todas sus caracteristicas, desempenando ademas una funcion ideologica, que nos replantea el agudo problema de establecer los fines de la educacion y determinar en quien radica el derecho de implantar una politica educativa, indicando quien es el legitimamente responsable de proponer "aquello que debe ser aprendido en el recinto universitario".

Todas estas consideraciones son inherentes a la ensenanza superior pero, a decir verdad, su responsabilidad es mas alta con respecto de los otros niveles de la ensenanza, por interactuar directamente frente a la sociedad, y tener la responsabilidad de determinar sus propias formas de desarrollo. La discusion de los temas anteriores nos proporciona algunos elementos para la deteccion de los principios que deben regir a la pedagogia de la ensenanza superior; que nos garanticen que el conocimiento que se maneje en el ambito universitario tenga realmente un caracter cientifico. Nos permite asimismo, establecer con la mayor claridad la relacion que debe existir entre los contenidos de ensenanza y las formas metodologicas pertinentes, para la consecucion de los objetivos propuestos; determinar en que consiste lo que podriamos llamar una asimilacion activa del conocimiento, en oposicion a un aprendizaje dogmatico, memoristico y repetitivo; indagar hasta donde es posible, la relacion que existe entre el saber teorico y la practica, identificada esta ultima como la forma de desarrollo de la teoria. Existe en efecto, una interaccion entre teoria y practica, al punto que la existencia de una, hace suponer la existencia de la otra, llegando a ocupar un lugar relevante en el desarrollo de la ciencia; y finalmente que se aprecien con absoluta objetividad las raices psicosociales de la integracion del conocimiento cientifico en el acto de aprender, asi como su repercusion multidisciplinaria en el diseno curricular.

No nos detendremos en las cuestiones meramente tecnologicas, que competen a una didactica de este nivel de la ensenanza; pero tratamos de aproximarnos a su fundamentacion filosofica, psicologica y social.

Tocale Tocandole a la moderna Pedagogia Universitaria, demostrar a los docentes las virtudes de los metodos activos, aquellos que para muchos solo tiene cabida en los niveles anteriores del sistema educativo; pero que, sujetos a un nuevo examen y sobre todo, ampliamente experimentados, se les considera apropiados para la educacion superior.

Creemos firmemente que la actividad universitaria es una obra de amor y responsabilidad: amor a la sabiduria, amor al trabajo creador y fecundo; y amor y devocion por la conservacion, el acrecentamiento y la transmision de la cultura. Sin esta vocacion universitaria los mas grandes proyectos corren el riesgo de fracasar.

Es inconcebible una universidad que no tenga como meta la busqueda de la felicidad del genero humano: profesionales, investigadores y estudiantes, deben formar una conjuncion armoniosa de estudio de la realidad, de dominio de la ciencia y analisis cuidadoso de la historia. El estudio de la realidad nos coloca frente a los problemas y nos obliga a asentar firmemente los pies en el suelo; el dominio de la ciencia nos permite emplear los medios adecuados para resolver los problemas, y el analisis de la historia nos da temporalidad, de perspectiva social y cultural.

No hay otra institucion en la epoca moderna que tenga tanta o mayor responsabilidad en la organizacion de la vida nacional como la universidad. Investigadores, docentes, profesionales y estudiantes deben integrar un gran equipo de trabajo, encargado de estudiar y planificar la economia, la salud, la agricultura, la construccion material, la investigacion de los valores culturales, la educacion, etc. Para desarrollar esta conciencia, y para llevar este mensaje al estudiante, se necesita una nueva actitud de caracter pedagogico, que a la vez que configure la problematica, de los medios para su tratamiento y solucion. Han quedado atras aquellos tiempos en que la Universidad era la cuspide aristocratica de la sociedad, y su saber se hallaba encerrado en una camara de cristal. En esa antigua concepcion universitaria, la funcion pedagogica quedaba ciertamente reducida a una mera transmision de conocimientos. Modernamente el estudiante debe recibir influencias estimulativas, guiadoras y didacticas para su proceso integral y para la formacion de su conciencia y responsabilidad.

1. PROGRAMAS DE MEJORAMIENTO DOCENTE EN LAS UNIVERSIDADES CENTROAMERICANAS

La calidad de la docencia en el ambito universitario tiene una estrecha relacion con el sistema de captacion de profesores y con los estimulos que ofrece el Estatuto de la Carrera Docente. En las universidades Centroamericanas la captacion de profesores se ha llevado a cabo por diferentes vias: designacion por las autoridades universitarias; concursos de oposicion de meritos; orientacion de estudiantes pasantes que muestren vocacion por la docencia, etc. El resultado ha sido el mismo, y consiste en que el profesor se ha improvisado en la practica, con todos los riesgos que esta circunstancia conlleva. El enfasis para la seleccion de profesores se ha puesto algunas veces en la erudicion cientifica, y otras en las cualidades meramente pedagogicas. En realidad, los rasgos que definen a un buen profesor involucran las dos dimensiones: la cientifica y la pedagogica, pero no siempre existen en una misma persona. Entre un profesor que sabe bien lo que ensena aunque no tenga grandes dotes pedagogicos, y otro que posee cierto dominio sobre tecnicas educativas, pero no tiene la base cientifica suficiente, creo que nos quedariamos con el primero. La respuesta a esta antinomia, que se presenta como una alternativa veridica, consiste en que la seleccion de profesores deberia partir de las cualidades cientifico-profesionales; y la universidad organizaria en forma sistemica todo genero de actividades de capacitacion y mejoramiento docente, desde cursillos ocasionales y actividades demostrativas, hasta programas integrales de formacion docente.

Algunas universidades latinoamericanas, entre la que figura la nuestra, se han lanzado a la creacion de maestrias orientadas a la formacion docente de sus profesores. La primera campanada la dio Mexico cuando en 1970, creo la Maestria en Educacion Superior, dedicada a los docentes de todas las especializaciones. Diversas razones existieron para crear paralelamente un Centro de Didactica, que prestaba un servicio horizontal a todas las unidades academicas; reforzaba sus actividades con documentos programados y diagramados en forma muy atractiva. De este Centro, que tanta resonancia tuvo en las universidades de America Latina, surgio el actual Centro de Investigacion y Servicios Educativos --CISE- que cuenta con un programa de formacion que los profesores pueden cursar por un sistema modular que responde a las necesidades del postulante. Ademas el CISE lleva a cabo constantemente investigaciones sobre diversos topicos de la Pedagogia de la Ensenanza Universitaria.

El problema de las maestrias en educacion superior, consiste en que, para ajustarse a las necesidades y demandas de la universidad, deben tener un algo nivel de excelencia, en el cual deben privilegiarse los principios de flexibilidad, interdisciplinariedad y conexion con la practica. Estas caracteristicas hacen posible atraer una clientela selecta de docentes universitarios, que a menudo, son refractarios a estos programas.

En las universidades Centroamericanas, han coincidido varios factores que las han obligado a hacer una reestructuracion pedagogica. Figuran entre estos, el acelerado crecimiento de la matricula estudiantil que se ha producido en las ultimas tres decadas; la toma de conciencia del rapido progreso que se da en nuestro tiempo en la ciencia y la tecnica; los nuevos requerimientos del sistema productivo, y el desarrollo normal de la vida academica, que promueve nuevos modelos pedagogicos, acordes a nuestra realidad.

En las decadas de los anos 60 y 70, se llevaron a cabo varios hechos importantes: En la Universidad de San Carlos se crea el Instituto de Investigaciones y Mejoramiento Educativo. En la Universidad Nacional de Honduras se da vida a la Direccion de Docencia; en las universidades de El Salvador y Nicaragua, se crean cursos especificos de capacitacion docente, y en la Universidad de Costa Rica, se implanta el Centro de Docencia Universitaria. Recientemente, en Nicaragua se inicio un Curso Permanente de Superacion Pedagogica para profesores de la Universidad. Y mas reciente aun, la Universidad Nacional de Costa Rica habilita el Centro de Investigacion y Docencia en Educacion, (1982), que incluye entre sus cometidos o contenidos "planificar, ejecutar y evaluar los planes de formacion en Docencia Universitaria".

De todas estas instituciones se han creado cursos, cursillos y en algunos casos, programas integrales de formacion docente, destinados a los profesores en servio es y estudiantes avanzados que muestran interes por la carrera docente. En apoyo de estos esfuerzos se crea, en la mayoria de universidades Centroamericanas, el Estatuto de la Carrera Docente, que establece las escalas de puestos y salarios de los profesores. Pese a todo podemos decir, sin temor a equivocarnos, que no existe por ahora en la region un modelo que pueda considerarse confiable en lo tocante a la seleccion, promocion y formacion docente de los profesores universitarios. Los esfuerzos realizados, esporadicos y disimiles que han producido distintos resultados que no se pueden considerar satisfactorios. Hay sin embargo, un hecho altamente positivo, y es haber logrado llamar la atencion de la comunidad universitaria sobre la necesidad de reinterpretar a la universidad, como una entidad pedagogica por excelencia.

Algunos organismos internacionales como la UNESCO, se han adherido a este proyecto, al crear en Caracas el Centro Regional de Educacion Superior para America Latina y el Caribe--CRESALC-. Por su parte, la Organizacion de Estados Americanos--OEA- mantiene en Lima, Peru, el Centro Interuniversitario de Desarrollo Educativo. En Santiago de Chile, funciona un proyecto regional de Pedagogia Universitaria, y en Mexico, el CISE, al que nos referimos anteriormente.

2. CONCEPCION TRIDIMENSIONAL DE LA FORMACION DOCENTE

Las reflexiones logradas en los trabajos que se llevan a cabo, tanto a nivel local como Latinoamericano en las entidades mencionadas, nos llevan a reconocer que se hace necesario, antes que nada, formular una concepcion de universidad, particularmente la Estatal, que nos permitira comprender su mision actual y sus problemas, frente a sociedades conflictivas, que viven fuertes contradicciones economicas, en un modelo desarrollista que se considera agotado y que genera agudos deficit culturales, educativos y asistenciales. La universidad consecuentemente, tiene que elaborar un proyecto comprometido con esa realidad. Esta realidad repercute de manera acuciante en la concepcion pedagogica de la universidad, en su diseno curricular, en su estrategia didactica, en las politicas de la investigacion y en la orientacion de su proyeccion social, mediante sus programas de extension y servicio. Resulta logico reconocer que en una universidad asi concebida, el enfoque pedagogico debe ser consecuente a la sensibilidad social, a la probidad magisterial y a la voluntad etica de servicio. En todo caso, el docente, ademas de ser poseedor de estas cualidades socio-filosoficas, debe tener una solida y eficiente formacion tecnico-profesional.

Las circunstancias socio-politicas por las que atraviesa hoy la America Latina se reflejan en determinadas caracteristicas criticas de la universidad actual. Osvaldo Sunkel ha llegado a la conclusion de que las sociedades subdesarrolladas juegan un papel de complemento estructural de las sociedades industrializadas, las cuales asumen un papel hegemonico. Esta circunstancia repercute en la universidad al ser afectada la soberania economica. La universidad debe reinterpretar criticamente la realidad actual para crear objetivos y valores autonomos y proveer de los medios cientificos y tecnicos que requiere el desarrollo legitimo y libre de nuestra sociedad. En esta circunstancia, estriba el hacer critico de la universidad, frente a la realidad nacional. La Universidad Latinoamericana, dice Fals Borda, tiene que cumplir la mision de hacer "ciencia propia" si quiere sobrevivir. Es necesario modificar la base ideologica de los pensa de estudios y las politicas de desarrollo de la investigacion para las escuelas de posgraduados para construir autonomamente sus metodos y su filosofia cientifica, y consecuentemente, estimular el aprendizaje de los estudiantes con nuevas actitudes, inscritas en un marco de alta dignidad, emanada del conocimiento veraz de la realidad historica, politica y economica del pais.

La universidad tiene que repensar, en terminos de una concepcion racional y humana, en su papel gnoseologico. Por ahora, la universidad solamente cuenta con su esquema trifuncional de docencia, investigacion y accion social, pero esto le resulta insuficiente. Por supuesto, que no solo el colapso del desarrollismo es la causa de la crisis universitaria, tambien como institucion educativa tiene su propia cuota de responsabilidad.

La universidad tiene encomendadas, por sus bases legales y por su vocacion pedagogica, las tareas de ensenar y formar a la juventud; tareas que en ultimo termino convergen en el nucleo dinamico de "Hecho Educativo", que implica las funciones de ensenanza y aprendizaje, encomendadas al docente y al discente, para el buen manejo de los contenidos curriculares.

La universidad Centroamericana ha vivido todas estas circunstancias historicas, y en la misma forma que lo dejamos apuntado, tiene por ahora el papel de repensar su ulterior destino. Se hace necesario, revisar el nuevo papel que debe cumplir el docente universitario y formular reflexiones acerca de los programas de formacion docente, incluyendo el quehacer de la Maestria que ha creado la Facultad de Humanidades.

3. CONCEPCION TRIDIMENSIONAL DE LA FORMACION DEL DOCENTE UNIVERSITARIO

Partimos del aserto de que un profesor universitario debe poseer una erudicion critica y una capacidad permanente de actualizacion y transferencia de sus conocimientos. Podriamos agregar que, asi como es requerible que las carreras humanisticas incluyan en su curriculo ciencias exactas y naturales; y en las cientifico-tecnologicas, materias que proporcionen al estudiante una cosmovision y le den sentido de historicidad; asi tambien, el docente universitario debe poder ubicar historicamente su ciencia e identificar con justeza el papel que desempena en el ambito social. La formacion docente, permitira ese transito saludable entre la esfera historico-filosofica y los campos cientificos especializados; y favorecera, en ultimo termino, el robustecimiento de una cosmovision y la captacion objetiva de la realidad.

Por otra parte, el exito de la actividad docente dependera en mucho, del conocimiento de las caracteristicas psicologicas y sociales de los estudiantes. En efecto, la psicologia Pedagogica ha demostrado que existen diferencias individuales en la forma de aprender; que existen capacidades y aptitudes que son tambien diferentes en los miembros de un grupo alumnal, y que existe un ritmo de aprendizaje que es tambien un rasgo de caracter individual. Han descubierto los psicologos que, conociendo cientificamente el proceso que sigue la mente para aprender, se podria fundamentar mejor el metodo de ensenar, valga decir, de dirigir el aprendizaje.

En cuanto a la formacion pedagogica stricto sensu, el profesor universitario debera tener claridad de los objetivos que persiguen sus ensenanzas, teniendo a la vista los rasgos definitorios del desempeno profesional, ademas del sentido general que le dan los objetivos de la institucion. Tendra que planificar el desarrollo de su asignatura, teniendo a la vista las caracteristicas de la materia, las peculiaridades del grupo estudiantil, y el tiempo disponible. Debera prever una estrategia didactica que le permita propiciar el aprendizaje de los alumnos, de la manera mas segura y economica en tiempo y energia; estimulando la participacion activa de estos. No podra ser ajeno al empleo de los medios audiovisimotores y a ciertas tecnicas modernas, como la instruccion programada, la ensenanza individualizada, la dinamica de grupos, el aprendizaje computarizado y otras formas autogestoras de aprender. Y sus evaluaciones deberan ser confiables en el sentido de que reflejen con fidelidad el desarrollo mental de los estudiantes; el crecimiento en conocimientos y la eficiencia de sus habitos profesionales.

El ultimo aspecto de la formacion docente, se refiere a la actualizacion profesional, que si bien es requerible para todas las profesiones, resulta de mayor urgencia en ciertas carreras de caracter tecnico que estan recibiendo constantemente las innovaciones propias de su campo. En este punto, tenemos que reconocer que paralelamente a las universidades funcionan programas auspiciados por empresas agricolas, industriales y financieras. Un riesgo que corre el profesor universitario, por cierto, si no atiende constantemente su refrescamiento y actualizacion, consiste en caer en obsolencia, por su desconexion con el mundo productivo. La universidad debe promover actividades de actualizacion y perfeccionamiento profesional, pero a decir verdad, esta es una mision que compete mas directamente al profesional, y desde luego, al docente universitario en su doble papel de profesor y profesional.

Del rapido analisis anterior se deduce que un sistema de formacion docente, para que sea realmente eficaz, debe rebasar el aspecto pedagogico, que se refiere a los metodos y tecnicas de ensenanza, y abarcar el aspecto psicosocial, para lograr la formacion de una concepcion actualizada de la mision de la universidad y sus funciones basicas, frente a las demandas de la sociedad; y debe estimular a la vez el perfeccionamiento tecnico-profesional, que vincule al profesor con los ultimos hallazgos y conquistas atingentes a su propia profesion. Estas tres areas: la pedagogia propiamente dicha, la psicosocial y la tecnico-profesional, permitiran formular una oferta atractiva al docente de la ensenanza superior, en el entendido de que encontrara estimulos efectivos para sus superacion como profesor, y un enfoque metodologico en donde el sera el factotum de su propio desarrollo, para la creacion de formas docentes ajustadas a las necesidades de su curso.

Senores Estudiantes de la Maestria: Este es el mensaje que deseaba comunicarles; con la ensenanza de contribuir, con la colaboracion de ustedes, a la busqueda de una concepcion moderna y propia, de una Pedagogia Universitaria de nuestra Alma Mater.

Gracias.

LECCION INAUGURAL DEL PRIMER SEMESTRE DE 1989 DEL PROGRAMA DE MAESTRIA EN DOCENCIA UNIVERSITARIA.

"SURGIMIENTO Y DESARROLLO DE LA PEDAGOGIA UNIVERSITARIA EN CENTRO AMERICA"

Dictada por:

DR. CARLOS GONZALEZ ORELLANA

Senor Decano de la Facultad de Humanidades

Senor Coordinador del Programa de la Maestria

En Docencia Universitaria,

Senores Estudiantes,

Senoras y Senores.

(1) Trascripcion del documento original faclitado por el investigador Dr. Oscar Hugo Lopez de la Universidad de San Carlos de Guatemala, integrante del grupo EFEPEM en alianza con HISULA.
COPYRIGHT 2015 Universidad Pedagogica y Tecnologica de Colombia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Orellana, Carlos Gonzalez
Publication:Revista historia de la educacion latinoamericana
Date:Jul 1, 2015
Words:4436
Previous Article:La Historia de la Educacion de Guatemala de Carlos Gonzalez Orellana, su significado y desafios.
Next Article:Educadora, Feminista, Indigenista: Leolinda Figueiredo Daltro, uma "Dama" da educacao brasileira no final do seculo XIX.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters