Printer Friendly

Una nueva antipsiquiatria.

El libro que presentamos, sintetiza una vida de reflexiones criticas, y una critica al mundo que las enriquece. Carlos Perez Soto, chileno, profesor de Estado en Fisica, ha sido catedratico de muchos quienes hemos recibido sus ensenanzas en aulas universitarias, sean de epistemologia, psicologia y derecho, entre otras.

Este Maestro, como se le denomina a quienes hacen Escuela, hoy nos invita a disfrutar de esta desafiante obra, y a encontrarnos de cara con una forma de opresion y control subjetivo invisibilizada. La configuracion de enfermedades mentales, bajo el alero de un modelo medico de psiquiatria.

El autor, a pesar de ser consciente y participe de una critica politica-epistemologica a un determinado modelo medico neurologico de la psiquiatria, es capaz, desde la propia logica interna que la avala, denunciar sus supuestos, exhibir sus contradicciones y denunciar la mercantilizacion y las bases de un saber-poder que lo garantiza. Razon por la cual obliga a realizar un pensamiento critico como ejercicio epistemico, de revision a las bases de nuestros saberes cientifico-culturales y, tambien, de nuestras experiencias cotidianas.

A pesar de estar clasificado en el area de las ciencias humanas medicas, resulta ser una invitacion a dialogos interdisciplinarios. Se convoca sutilmente a estudiantes y profesores de psiquiatria, psicologia, filosofia y tambien de derecho, a espacios de encuentro, para converger ante la desnudez de una practica comun de dominacion. La misma que sirve de base para nuestras disciplinas, las cuales se nutren de la arrogancia jerarquica del saber cientifico. Sin embargo, hoy desde los paradigmas cientificos complejos, desde la epistemologia de segundo orden, en fin, se han comenzado a advertir las debilidades de las clasicas y naturalizadas certezas, para demostrar su fragilidad.

En la Introduccion, el autor describe un contexto historico- cultural de la Antipsiquiatria, presentandola como parte de los movimientos "anti" de las decadas de los sesenta, particularmente contra los abusos cometidos contra los "locos" o bien, contra el mundo que los aprisiona. Para demostrar como, en anos posteriores, se llego a los "post", los que comenzaron a vencer y a neutralizar este devenir critico; para finalmente resurgir como un movimiento nuevo. Una nueva Antipsiquiatria que expresa una accion politica de usuarios capaces, desde su dolor, y de "expertos" conscientes, de denunciar la mercantilizacion del sufrimiento, sus efectos sociales y las ganancias tras ello.

En el Capitulo I, el autor aborda de manera general la Psiquiatria y el Modelo Medico, para anticipar lo que sera su argumento interno central; con el cual pretende denunciar la reduccion del sufrimiento psicologico a categorias medicas, basadas en modelos medicos reduccionistas y el abuso que ello admite.

En el Capitulo II, denominado: Modelo Medico de Enfermedad, el autor aborda un modelo medico moderno que reproduce el paradigma creado para las enfermedades infecciosas producidas por las bacterias, consistente en establecer un problema de "salud", que el medico debe "curar", buscando las "causas" que lo producen y el mecanismo de su desarrollo, o bien solo contener. Este ha sido aplicado a la psiquiatria, con las limitaciones que implica subsumir el sufrimiento psicologico a modelos medicos insuficientes.

En el Capitulo III, Modelo Medico en Neurologia, se explica lo inverosimil que resultan los modelos medicos revisados anteriormente, para probar una correlacion entre el sistema nervioso y estados determinados de la actividad subjetiva. Lo que sin duda deriva en etiquetamientos de todo tipo, y por lo tanto, en la negacion de las identidades. Para probar tal afirmacion, el autor asume un analisis a traves del cual da cuenta de la debilidad de los metodos cientificos acreditados para establecer aparentemente esta correlacion.

En el Capitulo IV, La Proyeccion del Modelo Medico sobre la Psiquiatria demuestra que la consideracion de las alteraciones del comportamiento como enfermedades da cuenta de uno de los tantos abusos que vinieron de la mano con la modernidad y que progresivamente se han logrado sofisticar.

En el Capitulo V, el autor ante la pregunta: ?Son enfermedades las alteraciones del comportamiento? A la cual responde negativamente, y prefiere aproximar su encasillamiento a formas de control social; en consecuencia, postula ser mas adecuado y legitimo abordarlas desde el ambito etico-politico y no medico; pues los objetivos que se persiguen estan orientados por la busqueda de un beneficio social, familiar, u otros; lo que en definitiva es un asunto politico. Concluye que se debe abandonar el uso del modelo medico en psiquiatria, pues como dice: "Es cierto y muy notorio que hay personas que estan manifiestamente "locas". Lo que no es cierto es que esten enfermas" (1).

En el Capitulo VI, dedicado a las Alternativas al Modelo Medico, el autor obliga a diferenciar entre "curacion" y "disciplinamiento." Tema apasionante que dejamos inconcluso para convocar a una enriquecedora y controvertida lectura personal.

En definitiva, estamos en presencia de un libro que desarrolla una larga investigacion sobre el tema, y por lo tanto, aporta una abundante informacion que permite concluir acertadas conclusiones. Se valora con ello su clara escritura, para ser leido por cualquier lector, y que al mismo tiempo, como dice el autor, hay un gesto politico basico de facilitar una bibliografia comentada y ordenada por tema.

Es un libro que permite una proyeccion heuristica y ofrece herramientas metodologica-politicas novedosas para revisar muchos de los supuestos con los cuales validamos teorias y acciones. Asi por ejemplo, en el area juridica nos habituamos a encontrar correlaciones donde no siempre las hay; entre leyes y efectos sociales beneficiosos, actividad jurisdiccional y resolucion de conflictos, teoria de la pena y su legitima ejecucion. Y de manera especifica, creemos que nos emplaza a explorar las consecuencias juridicas que implican las categorias de enfermedad mental, locura o autonomia de la voluntad, y como podria debilitarse el sistema juridico ante la mas minima revision.

La literatura clasica nos proporciona antecedentes de encuentros similares. Lombroso, psiquiatra de profesion, logro anudar en un discurso cientifico-criminologico un paradigma positivista favorable a un control social clasista y un acervo validante, para una teoria de la pena triangulando lo juridico-politico y medico. Desde otra vertiente, Michel Foucault relaciono estos saberes, aparentemente distintos, pero que conformaban un saber-poder- unificado para el control de una sociedad disciplinaria. En la actualidad, curiosamente, es un tema que aborda Fukuyama (2002), para dejar entrever las consecuencias politicas de la medicalizacion de la conducta. No casual resulta la publicidad de la vinculacion genoma humano y delincuencia, y no menos profundas las interrogantes que plantea la nanotecnologia a la filosofia, como lo advierte Thalia Fung (2010).

En sintesis, la invitacion es sugerente; nos devela la envergadura de un control social cada dia mas sofisticado y que se esconde bajo el alero de discursos cientificos. Los teoricos del derecho debemos estar en alerta ... Y nuestros estudiantes, no perder nunca su espiritu critico.

Lista de Referencias

BUSTOS RAMIREZ, Juan (1994). Bases criticas de un nuevo Derecho Penal. Ediciones Cono Sur, Santiago de Chile.

FUKUYAMA, Francis (2002) El fin del hombre, consecuencias de la revolucion biotecnologica. EDICIONES B, S.A, Barcelona.

FUNG RIVERON, Thalia. Ponencia presentada en el XIII Taller Internacional "Nueva ciencia politica" y al VI Coloquio Internacional "La dimension de la Filosofia y las Ciencias Sociales en el patrimonio inmaterial de los paises del Mediterraneo Americano", noviembre 2010, Universidad de La Habana, Cuba.

PEREZ SOTO, Carlos (2012). Una Nueva Antipsiquiatria. Ediciones Lom, Santiago de Chile.

Taeli Gomez Francisco

Facultad de Ciencias Juridicas

Universidad de Atacama, Copiapo.

Notas

(1.) Muy similar al argumento que da el penalista chileno Juan Bustos Ramirez, para abandonar el clasico significado individualizador de la "culpabilidad" y, para proponer la de "sujeto responsable". Con ello demuestra que no hay enfermedad, ni desviacion, sino, en ultima instancia, incompatibilidad politica por parte de quien ha realizado un injusto (Bustos, 1994).
COPYRIGHT 2013 Universidad del Zulia, Facultad de Ciencias Juridicas y Politicas
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2013 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

 
Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:Recensiones, Dialogos y Opiniones; Carlos Perez Soto
Author:Gomez Francisco, Taeli
Publication:Revista Fronesis
Article Type:Resena de libro
Date:Jan 1, 2013
Words:1435
Previous Article:El gran hermano te vigila ... y no olvida.
Next Article:La filosofia del derecho debe ser una herramienta util para el ejercicio de la abogacia.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters