Printer Friendly

Una noche sin cortes: la pelicula alemana Victoria no solo es un experimento filmico extremo, es tambien una ventana a la realidad de parte de la juventud en las grandes ciudades.

[ILUSTRACION OMITIR]

La joven espanola Victoria lleva muy poco en Berlin, casi no comprende el aleman y esta ansiosa por conectarse con otros. Baila sola en una discoteca y toma un trago antes de regresar a casa a las cuatro de la manana, justo a tiempo para descansar un poco antes de ir a abrir el cafe en el que trabaja. A la salida, conoce a cuatro jovenes alemanes.

Ella, un poco Ingenua y curiosa, se engancha con este grupo que la Invita a seguir la fiesta en el techo de un edificio, tomando y fumando. Lo que comienza como diversion va adquiriendo dimensiones insospechadas, cuando ella acepta ayudar a sus nuevos amigos en lo que supuestamente seria un pequeno trabajo para saldar una deuda pendiente.

El director aleman Sebastian Schipper tomo una opcion radical y arriesgada con su pelicula Victoria: filmar en una sola toma sin cortes el total de la cinta. El resultado es una larga toma secuencia de dos horas y 20 minutos, que sorprende al espectador y cuestiona mucho de lo que hemos visto.

La cinta arraso en los ultimos premios del cine aleman, ganando en seis de las siete categorias en las que postulaba, incluida "Mejor pelicula" y recibio el Oso de Plata a la mejor aportacion artistica en la pasada Berlinale. Al entregar el premio, el presidente del jurado, el director Darren Aronofsky, declaro: "Esta pelicula ha sacudido mi mundo y sacudira al publico de todo el mundo".

Muchos se preguntan por que lanzarse con esta agotadora propuesta, cuando a traves de la edicion de diferentes tomas se podria contar la misma historia. ?Es solo un "lujito" de Schipper, un capricho, un acto de osadia? ?Que hay mas alla del record tecnico?

La propuesta del director tiene mucho que ver con el contenido de la cinta. No seria la misma historia si no vivieramos minuto a minuto la evolucion de esta, desde las conversaciones tontas y el flirteo entre Victoria y uno de los berlineses, hasta la voragine que llega hacia el amanecer.

El progreso del relato en tiempo real da la sensacion, o mas bien la certeza, de estar presenciando y viviendo los acontecientes. Le aporta realismo y logra un fuerte involucramiento del publico. El camarografo se introduce en medio de la accion con pulso seguro y gran habilidad, por un recorrido sin pausa, ya sea en el club, la calle, un ascensor, un garaje subterraneo, el techo de un edifico o trasladandose en auto por las calles de Berlin.

Inquieta imaginar como consigue seguir al grupo sin tropezar ni equivocar el angulo, al tiempo que la pelicula va ganando en intensidad, generando nerviosismo, temor ante el riesgo inminente y ansiedad ante lo que pueda ocurrir. Amanece en la capital alemana y las cosas se van poniendo cada vez peores.

VIVIR EL PRESENTE

Con un guion de solo doce paginas, hubo bastante espacio para la improvisacion en los dialogos. Tras dos meses de ensayos, el equipo grabo tres tomas y finalmente Schipper opto por la ultima. El metodo empleado no daba la posibilidad de corregir errores, pero esto es algo que el director mismo busco como parte valiosa del proceso, asi como de la realidad misma.

El personaje de Victoria--una gran interpretacion de la espanola Laia Costa--se va abriendo camino, mostrando y creciendo en estos 140 minutos. Ella encarna a muchos jovenes que llegan buscando opciones en una gran ciudad como Berlin, abierta y cosmopolita. Carga frustracion y fracaso, pero mantiene una postura algo inocente, abierta y curiosa ante lo nuevo. No cuestiona a sus nuevos amigos, tiene la necesidad de Insertarse y sentirse aceptada. Cuando se involucra, lo hace con todo, no quiere fallar ni defraudar a los otros.

A pesar de que los nuevos conocidos no parecen compania muy segura, ella no tiene prejuicios; tampoco se queda atras ante el desafio, por !legal y peligroso que sea. La recien llegada quiere dejar su pasado atras y se inserta en un grupo de jovenes que viven sin pensar mas alla, aprovechando un sistema que les asegura cierto bienestar, pero en el que no encuentran su lugar. Es una marginalidad distinta, en un pais donde las personas pueden contar con una base para asegurar el sustento, la salud, la educacion, pero cada uno sigue siendo responsable de forjarse el mejor camino. Las decisiones de cada uno marcaran un quiebre definitivo en sus vidas.

Victoria, Alemania, 2015 / Direccion: Sebastian Schipper / Interpretes: Laia Costa, Frederick Lau, Franz Rogowski, Max Mauff, Burak Yigit / Guion: Olivia Neergaard-Holm, Sebastian Schipper / Fotografia: Sturla Brandth Grovlen / Duracion: 140 minutos / Genero: Drama, thriller.
COPYRIGHT 2015 Residencia San Roberto Bellarmino
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

 
Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Dannemann, Victoria
Publication:Mensaje
Date:Sep 1, 2015
Words:826
Previous Article:"Tiempo de piedras": Austeridad, severidad e inamovilidad.
Next Article:Una Cueca de Velorio para Margot Loyola.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters