Printer Friendly

Una hipotesis sobre la supuesta presencia de Posidonia oceanica (L.) delile (Posidoniaceae) en la costa atlantica iberica.

Leyenda: A hyphotesis about the alleged presence of Posidonia oceanica (L.) Delile (Posidoniaceae) on the Iberian atlantic coast

Introduccion

Posidonia oceanica (L.) Delile es una fanerogama marina, perenne, monoica y eurihalina (Hartog & Kuo 2006: 10), que crece completamente sumergida, anclandose con rizomas en substratos blandos, hasta 40 m de profundidad (Roig i Munar 2001: 273), con un sistema de polinizacion hidrofilo y abio tico (Ackerman 2006) y que presenta una alta productividad (Pergent-Martini et al. 1994), siendo asimismo el refugio de una amplia macrofauna (Gallmetzer et al. 2005).

El genero Posidonia tiene una distribucion bipolar (Talavera & Gallego 2010: 115). Hartog & Kuo (2006: 10) reconocen nueve especies del genero, ocho de las cuales habitan las aguas templadas australianas mientras que P. oceanica solo existe en el mar Mediterraneo. Talavera & Gallego (2015) contemplan tres especies y corroboran que P. oceanica es la unica que vive en las costas de la Peninsula Iberica y afirman no haber observado material de la especie fuera del Mediterraneo. Posidonia oceanica ha sido citada en distintos lugares de la costa atlantica europea (Guiry et al. 2015), aunque se tratan de registros antiguos como el de Ascherson & Graebner (1897: 300) para Biarritz (Francia).

Para la zona Cantabrica lo hacen Willkomm & Lange (1861: 27) en Castro Urdiales, cita que recoge Amo y Mora (1871: 424) asi como Colmeiro y Penido (1889: 12). Sin embargo, Lainz (1999: 198) no encontro testimonio alguno en Coimbra en el herbario de Willkomm y tampoco aparece registro en la revision que Ortiz (1988) realizo del mismo. Gredilla (1913: 76) la senala de Fuenterrabia y San Sebastian, con Lazaro como referente. Aseginolaza et al. (1984: 898) la citaron de las costas del Pais Vasco y Aizpuru Oiharbide et al. (1997: 224) la incluyen en el catalogo floristico del Pais Vasco y territorios limitrofes, dando credibilidad a las anteriores citas. Lainz (1999) realizo una revision de la especie para las costas atlanticas de la peninsula iberica desechando lo dicho en Aseginolaza et al. (1984) al dudar de lo caracteristico de las egagropilas de Posidonia aunque no precisa si reviso el pliego.

En Galicia, Posidonia oceanica ha sido citada por Alonso Lopez (1820: 273) quien la incluye en su listado de plantas espontaneas en general y que no estan cuidadas por ningun cultivo. Posteriormente, Planellas Giralt (1852: 370) contempla la cita de Alonso Lopez y Colmeiro (1889: 12) indica su presencia en Galicia, citando como fuentes al propio Planellas y Sarmiento, y de Ferrol en particular, basandose de nuevo en Alonso Lopez. Por ultimo, Nino Ricoi et al. (1994: 224) la dan como especie a confirmar basandose unicamente en Planellas. Asi pues, todas las citas se basan en Alonso Lopez del que no se conserva pliego alguno en el museo naval de Ferrol (Fagundez 2006: 8) y en las referencias a Sarmiento de Colmeiro. Es probable que Colmeiro se refiera a Sarmiento (1750: 95) quien en su viaje a Galicia en 1745 enumera los nombres vernaculos de muchas plantas, entre las que encontramos <<golfe>> o <<argazo>> para una planta o broza marina. En todo caso, aunque es conocida la capacidad herborizadora de Sarmiento (Izco 1997: 373) que recolecto tres baules de vegetales de Galicia, aparentemente todo el material del benedictino se ha perdido en las posteriores desamortizaciones de la iglesia catolica.

Para Portugal encontramos referencias de Posidonia oceanica en Nyman (1882: 680), Boissier (1842: 589) y Coutinho (1913: 53, 1939: 60), pero Sampaio (1913: 13) admite no tener ningun pliego de la especie, aunque la considera probable. Gandoger (1917: 366) la senala de Faro en el Algarve y Dandy (1980: 12) indica Portugal con un interrogante al tiempo que la da como local en la costa atlantica del Sw de Europa. Colmeiro (1889: 12) la senala del pais con Welwitsch y Boissier como fuentes.

Aunque las praderas marinas de P. oceanica estan menguando o desapareciendo a nivel mundial de sus habitats naturales (Marba et al. 2005: 53) y que las citas bibliograficas de la costa atlantica son antiguas, no cabe suponer que la disminucion actual se deba a extinciones locales, sino a confusiones o errores de determinacion. No obstante, Boudouresque et al. (2006: 11) sostienen que tras la desecacion parcial del Mediterraneo en el Messiniense, debido al cierre del estrecho de Gibraltar, P oceanica sobrevivio a esta crisis probablemente por la existencia de refugios en el propio Mediterraneo o en las costas atlanticas cercanas, de donde hubiera sido capaz de colonizar nuevamente el Mediterraneo despues de la reapertura del estrecho.

El objetivo de este trabajo es revisar las referencias de P. oceanica en las costas atlanticas de la Peninsula Iberica, tanto bibliograficas como de testimonios y proponer una explicacion razonada a su supuesta presencia.

Material y Metodos

Se ha revisado la bibliografia y los herbarios SANT y LOU asi como consultas en los herbarios JACA, MACB, MA, MAF, COI (her bario Willkomm (Lainz 1999, Ortiz 1988), Sauvaugeau (Lainz 1999) y Planellas (Pau 1921, 1922, 1924) sin exito alguno (salvo lo indicado para el pliego de Rivas Mateos). Se recolectaron egagropilas de las playas del Mar Mediterraneo y se efectuaron visitas a distintos mataderos para obtener bezoarios de diferentes zonas de Galicia procedentes de los Servicios Veterinarios Oficiales de Salud Publica. Se obtuvieron imagenes de microscopia electronica de barrido (MEB) de las fibras de egagropilas de P. oceanica y de pelos de trichobezoarios en el Centro de Apoio Cientifico e Tecnoloxico a Investigacion de la Universidad de Vigo.

Resultados y discusion

En los herbarios gallegos visitados hemos encontrado tres pliegos de P. oceanica, si bien, ninguno ha sido recolectado en el atlantico iberico.

En MAF existe un pliego miscelaneo con varios ejemplares y tres etiquetas no asignadas a ninguno de los ejemplares. Las etiquetas contienen la siguiente informacion manuscrita: (i) Posidonia caulini Koen., Bayona, 110; (ii) Herbario espanol de B. Lazaro, sub Posidonia caulini Koen., Coruna, leg B. Lazaro, septiembre de 1889; (iii) Herbario general de M. Rivas Mateos, Posidonia caulini Koenh. (P. oceanica), Isla de Arosa (Galicia), Mayo, numero 2953; ademas presenta la etiqueta del Herbario Espanol de la Facultad de Farmacia, solo con el numero de Herbario (MAF 44956), que sin duda se incluyo para indicar el identificador de pliego en el citado Herbario, mucho despues de la inclusion del pliego en el Herbario. Ademas de ser un pliego multiple con varios ejemplares inasignables entre si, el hecho de que no todo es Posidonia y que si uno menudea los comentarios de Rothmaler (1935: 6-7) sobre la sensata prevencion sobre el herbario de Rivas Mateos, sin sacar el ojo del pliego, uno no puede menos que hacer caso; no es extrano que Lainz (1999) senale que <<debe olvidarse>>.

En el herbario JACA se conserva el pliego 530083 que respalda la cita de Aseginolaza et al. (1984): Vizcaya, Somorrostro, Pla ya de la Arena, 30TVN9099, 5 m, 9-IV-1983, D. Gomez, G. Montserrat et C. Aseginolaza. Se trata de un pliego con 5 estructuras esferoidales de unos 5 cm de diametro de apariencia similar a las egagropilas de P. oceanica. Sin embargo, se trata en realidad de bezoarios de ganado caprino (Fig. 1c, f). Las fibrillas de las egagropilas de Posidonia se diferencian de los pelos de mamiferos en que son huecas, estan recorridas por entre 10 y 20 costillas longitudinalmente y presentan una anchura similar a lo largo de la misma con fracturas irregulares en sus extremos, mientras que los pelos muestran una estructura lisa e uniforme de queratina, con un extremo acuminado por un lado y engrosado por el otro (raiz) y son macizos.

A pesar de la relativa abundancia de referencias bibliograficas, no se han localizado pliegos testigo en los diferentes herbarios consultados que corroboren definitivamente la presencia de Posidonia en las costas atlanticas.

Tal y como indica el propio Lainz (1999) las pruebas de la presencia de Posidonia en esas costas parecen cenirse al hallazgo en arribazon de las caracteristicas <<egagropilas>> que anualmente el mar arroja a las playas. Efectivamente, los rizomas de Posidonia se desprenden de manera natural y son arrastrados por las corrientes, llegando muchos de ellos a las zonas costeras (Boissier 1839: 589). De hecho, en muchas zonas mediterraneas, tales restos se acumulan en grandes cantidades en las playas y junto con otras partes de la planta como los frutos denominados <<aceitunas de mar>> o las propias hojas, y suelen utilizarse como abono para la agricultura. Cuando las hojas y demas restos quedan desmenuzados en fibras por la accion del mar, se van agregando para formar las <<marine balls>> o <<Posidonia balls>>, atestiguadas desde antiguo en las playas del Mediterraneo (Kuo & Hartog 2006: 60).

La egagropilas de Posidonia tienen forma esferica o esferoidal y su diametro mayor no suele ser superior a los 120 mm, y un peso entorno a los 30 grs. (Fig. 1a). Presentan gran cantidad de restos vegetales que le confieren una textura tupida, tenaz y fibrosa, tal como confirma Font Quer (2000: 360). Sin embargo, con parecida morfologia hemos encontrado en arribazon otras estructuras denominadas bezoarios (Fig. 1b, c, f, g) Se trata de unos concrementos, tambien llamados egagropilas, que se forman en el rumen y redecilla de los rumiantes domesticos (Marek 1950: 74), constituidos bien por ingestion de pelos (trichobezoarios) o de materias vegetales (fitobezoarios). Estos animales a fuerza de lamer su propia piel o la de sus congeneres van deglutiendo pelos o fibras de lana y mediante los habituales movimientos peristalticos de la panza, acaban formado pelotas esfericas u ovoides que pueden llegar a alcanzar un diametro superior a los 10 cm. y un peso superior a los 100 grs. Mas interes tienen para nosotros los denominados fitobezoarios que al igual que los anteriores se nuclean en torno a un cuerpo extrano pero en este caso debidos a la ingestion de determinadas plantas como Romulea bulbocodium (L.) Sebast. & Mauri o Stipa sp. etc. (Bedotti et al. 2008: 190). Todos estos bezoarios suelen ser asintomaticos para los animales portadores y solo son descubiertos durante el sacrificio en los mataderos, donde, por su escaso valor, son eliminados.

En Espana, los mataderos no empezaron de manera efectiva a realizar depuracion de aguas residuales y subproductos hasta 1977, con la puesta en vigor del Real Decreto 3263/1976, de 26 de noviembre, por el que se aprueba la Reglamentacion Tecnico-Sanitaria de Mataderos, Salas de Despiece, Centros de Contratacion, Almacenamiento y Distribucion de Carnes y Despojos, por lo tanto, antes de esa fecha la eliminacion de los bezoarios se realizaba con el lavado de estomagos e intestinos hacia los canales de desague, bien a los cursos fluviales bien directamente al mar. De hecho, Galicia poseia una nutrida red de mataderos costeros desde Ribadeo hasta A Guarda que eliminaban sus residuos directamente al mar. De ahi que a principios de la decada de los 70 del siglo pasado todavia se podian encontrar estos bezoarios en las playas cercanas a los establecimientos de sacrificio mientras que en la actualidad ello resulta muy dificil. Aunque los mataderos propiamente dichos--con caracter publico--surgen a finales del siglo XIX, fueron precedidos por establecimientos de tablajeria principalmente en las localidades de mayor poblacion que eliminaban los residuos directamente al entorno; ademas, el tipo de explotacion ganadera de aquel entonces, favorecia la formacion de bezoarios en las panzas de los rumiantes, por lo que no seria extrano que Alonso Lopez encontrase y confundiese un bezoario arribado a una playa con una egagropila de Posidonia oceanica, que pudo llegar a ver en sus estancias en Cadiz como piloto de la Marina (Fagundez 2006: 7). Igual suerte pudo correr Mateo Martinez, corresponsal de Willkomm y Lange, quienes basandose en aquel, la senalaron de Castro Urdiales o Lazaro que afirmaba haber encontrado las caracteristicas egagropilas en San Sebastian y Fuenterrabia y desde luego, Aseginolaza et al. (1984) confundieron comprensiblemente, dada su semejanza, aquellas con bezoarios.

Teniendo en cuenta que no se han encontrado testimonios de la presencia de Posidonia oceanica en el atlantico iberico y que se aporta una explicacion razonada a las confusiones que han llevado a la generacion de multiples citas erroneas, con los datos actuales P. oceanica se debe excluir de las costas atlanticas de la Peninsula Iberica.

http://dx.doi.org/ 10.5209/BCOM.53197

Recibido: 11 junio 2015 / Aceptado: 14 julio 2015

Agradecimientos

A Javier Amigo, Maria Andrea Carrasco, Jose Pizarro, Concepcion Baranda y David Gomez, responsables respectivos de los herbarios SANT, MACB, MAF y MA por su ayuda y colaboracion en la revision de los pliegos de Posidonia. A Salvador Talavera por sus comentarios. A los revisores anonimos por sus sugerencias que han contribuido a mejorar este trabajo. Agradecemos a Jesus Mendez Fernandez e Ines Pazos Gamudo, del servicio de microscopia del CACTI de la universidad de Vigo, las facilidades para la obtencion de imagenes, las cuales han sido financiadas (FJSP) con cargo al convenio Conselleria de Merio Rural e do Mar--INDITEX.

Referencias bibliograficas

Ackerman, J. D. 2006. Sexual reproduction of seagrasses: pollination in the marine context. En: A. W. D. Larkum et al. (eds.) Seagrasses: biology, ecology and conservation: 89-109.

Aizpuru Oiharbide, I.; Aseginolaza Iparraguirre, C.; Uribe-Echebarria, P. M. & Urrutia, P. 1997. Catalogo floristico del Pais Vasco y territorios limitrofes. Itinera Geobot. 10: 183-233.

Alonso Lopez, J. 1820. Consideraciones generales sobre varios puntos historicos, politicos y economicos a favor de la libertad y fomento de los pueblos. II. Geologia, climatologia y botanica de Ferrol y su comarca. Imp. Repulles, Madrid.

Amo y Mora, M. 1871. Flora fanerogamica de la Peninsula Iberica o descripcion de las plantas cotyiledoneas, que crecen en Espana y Portugal. I. Granada, Espana.

Ascherson, P. & Graebner, P. 1897. Synopsis der mitteleuropaischen Flora. 1. Embryophyta zoidiogama. Embryophyta siphonogama. Leipzig, Alemania.

Aseginolaza, C.; Gomez, D.; Lizaur, X.; Montserrat-Marti, G.; Morante, G.; Salaverria, M. R. Uribeechebarria, P. & Alejandre, J. A. 1984. Catalogo floristico de Alava, Vizcaya y Guipuzcoa. Gobierno Vasco, Viceconsejeria de Medio Ambiente, Vitoria-Gasteiz.

Bedotti, D. O.; Miranda, A.; Fort M.; Cid, M. S.; Sierray, P. & Bellada, A. 2008. Obstruccion intestinal por bezoares en un feed-lot de la provincia de la pampa. Vet. Arg. 25(243): 183-191.

Boissier, E. 1842. Voyage botanique dans le midi de l'Espagne pendant l'annee 1837. Fasc. 19(2): 577-608. Paris, Gide et Cie., librairies-editeurs.

Boudouresque C. F.; Bernard, G.; Bonhomme, P.; Charbonnel, E.; Diviacco, G.; Meinesz, A.; Pergent, G.; Pergent-Martini, C.; Ruitton, S. & Tunesi, L. 2006. Preservation et conservation des herbiers a Posidonia oceanica. Ramoge pub.

Colmeiro y Penido, M. 1889. Enumeracion y revision de las plantas de la Peninsula Hispano-Lusitana e islas Baleares, con la distribucion geografica de las especies, y sus nombres vulgares, tanto nacionales como provinciales. 5. Madrid, Imprenta de la viuda e hija de Fuentenebro.

Coutinho, A. X. P. 1913. A flora de Portugal (plantas vasculares) disposta em chaves dichotomicas. Lisboa: Aillaud, Albes & Cia.

Coutinho, A. X. P. 1939. A flora de Portugal (plantas vasculares) disposta em chaves dichotomicas; 2.a edicao. Lisboa: Bertrand Irmaos, Ltd.

Dandy, J. E. 1980. Posidonia C. Konig. En: T. G. Tutin; V H. Heywood; N. A. Burges; D. H. Valentine (eds.) Flora Europaea, 5. Alismataceae: 12. Cambridge, University Press.

Fagundez, J. 2006. El trabajo botanico de D. Jose Alonso Lopez (Ferrol 1763-1824). Comparacion con la flora vascular actual del termino municipal de Ferrol (A Coruna). Bol. R. Soc. Esp. Hist. Nat. (Sec. Biol.) 101 (1-4): 5-12.

Font Quer, P. 2000. Diccionario de Botanica. Ediciones Peninsula. Barcelona.

Gallmetzer, I.; Pflugfelder, B.; Zekely, J. & Ott, J.A. 2005. Macrofauna diversity in Posidonia oceanica detritus: distribution and diversity of mobile macrofauna in shallow sublittoral accumulations of Posidonia oceanica detritus. Marine Biol. 147: 517-523.

Gandoger, M. 1917. Catalogue des plantes recoltees en Espagne et en Portugal pendant mes voyages de 1894 a 1912. Paris.

Gredilla, A. F. 1913. Apuntes para la corografia botanica Vasco-Navarra. Barcelona.

Guiry, M. D. & Guiry, G.M. 2015. AlgaeBase. World-wide electronic publication, National University of Ireland, Galway. http://www.algaebase.org; searched on 23 August 2015.

Hartog, C. Den & Kuo, J. 2006. Taxonomy and biogeography of seagrasses. En: A. W. D. Larkum et al. (eds.) Seagrasses: biology, ecology and conservation: 1-23.

Izco, J. 1997. Fr. Sarmiento: el proyecto de flora gallega En: 1695-1995. Frei Martin Sarmiento no tricentenario do seu nacemento. O Padre Sarmiento e o seu tempo. Actas do Congreso Internacional do Tricentenario de Fr. Martin Sarmiento. Consello da Cultura Galega, Santiago de Compostela.

Kuo, J. & Den Hartog, C. 2006. Seagrass morphology, anatomy, and ultrastructure. En: A. W. D. Larkum et al. (eds.) Seagrasses: biology, ecology and conservation: 51-87.

Lainz, M. 1999. Sobre algunas viejas -o no tan viejas- menciones atlanticas de Posidonia. Anales Jard. Bot. Madrid 57(1):198-198.

Marba, N.; Duarte, C. M.; Diaz-Almela, E.; Terrados, J.; Alvarez, E.; Martinez, R.; Santiago, R.; Gacia, E. & Grau, A. M. 2005. Direct evidence of imbalanced shoot population dynamics in seagrass (Posidonia oceanica) the Spanish Mediterranean. Estuaries 28(1): 53-62.

Marek, J. 1950. Patologia terapeutica especiales de los animales domesticos. Enfermedades de los organos. 2. Editorial Labor, Barcelona.

Nino Ricoi, E & Losada Cortinas, E & Castro Gonzalez, J. 1994. Catalogo da flora vascular galega. Conselleria de Agricultura, Ganaderia e Montes. Santiago de Compostela.

Nyman, C. F. 1882. Conspectus florae europaeae. Orebro Sueciae: Typis officinae Bohlinianae.

Ortiz, S. 1988. Las plantas gallegas del herbario de Willkomm (COI). Bol. Soc. Broteriana, serie 2, 61: 11-40.

Pergent-Martini, C.; Rico-Raimondino, V & Pergent, G. 1994. Primary production of Posidonia oceanica in the Mediterranean Basin. Marine Biology 120: 9-15.

Planellas Giralt, J. 1852. Ensayo de una flora fanerogamica gallega ampliada con indicaciones acerca los usos medicos que se describen. Imprenta y litografia de D. Juan Rey Romero. Santiago de Compostela.

Roig i Munar, F. X. 2001. El conocimiento de la Posidonia oceanica y sus funciones ecologicas como herramienta de gestion litoral. La realizacion de encuestas a los usuarios de playas y calas de la isla de Menorca. Papeles de Geografia, julio-diciembre, 34.

Rothmaler, W. 1935. Generum plantarum ibericarum revisio critica III. Euphrasia L. Cavanillesia 7: 5-28.

Sampaio, G. A. 1913. Lista das especies representadas no Herbarioportugues. Pteridofitas e spermafitas. Porto, Tipografia Costa Carregal, Travessa Passos Manuel.

Sarmiento, M. 1975. Viaje a Galicia 1745. Universidad de Salamanca.

Talavera, S. & Gallego, M. J. 2010. Posidonia K. D. Koenig. En: S. Talavera, M. J. Gallego, C. Romero Zarco & A. Herrero (eds.) Flora iberica, 17: 114-117.

Willkomm, H. M. & Lange, J. M. Ch. 1861. Prodromus florae hispanicae seu synopsis methodica omnium plantarum in Hispania sponte nascentium vel frequentius cultarum quae innotuerunt. I. Stuttgartiae: Sumtibus E. Schweizerbart.

Ruben Pino-Perez (1), Juan Jose Pino-Perez (2) y Francisco Javier Silva-Pando (3)

(1) Departamento de Biologia Vegetal y Ciencia del Suelo, Facultad de Ciencias, Universidad de Vigo, Lagoas-Marcosende s/n, 36310-Vigo, Pontevedra (Espana)

E-mail: ruben.pino.perez@gmail.com

(2) Facultad de Ciencias, Universidad de Vigo, Lagoas-Marcosende s/n, 36310-Vigo, Pontevedra (Espana) E-mail: pino@uvigo.es

(3) Centro de Investigacion Forestal de Lourizan, Direccion Xeral de Montes, Xunta de Galicia, Carretera de Marin km 3,5, Apartado 127, 36080-Pontevedra (Espana)

E-mail: francisco.javier.silva.pando@xunta.es

Leyenda: Figura 1. Posidonia oceanica. a: egagropila; b: trichobezoario de vacuno, Salamanca, 2006; c: trichobezoario de caprino, bezoarios; d-e: fibras de egagropila (MEB), Tunez, Hammamet, 08/2005 (LOU 34854); f: detalle de pelo de bezoario, Vizcaya, Somorrostro, 9-IV-1983 (JACA 530083); g: trichobezoario de caprino (MEB), detalle de pelo de bezoario, Pontevedra, Lalin, 2006.
COPYRIGHT 2016 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Pino-Perez, Ruben; Pino-Perez, Juan Jose; Javier Silva-Pando, Francisco
Publication:Botanica Complutensis
Date:Jan 1, 2016
Words:3475
Previous Article:Analizando la diversidad beta en ensambles de liquenes en un gradiente vertical sobre cinco especies de forofitos en la pluvisila montana de la Gran...
Next Article:Aportaciones a la brioflora de la Argentina (Lunulariales, Marchantiales, Marchantiophyta).

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters