Printer Friendly

Una etnografia sobre arreglos familiares, leonas y mujeres superpoderosas: Practicas compartidas de cuidado entre las titulares del "Ellas Hacen".

An ethnography of family arrangements, lionesses and women with superpowers: shared care practices among the holders of the social program "Ellas Hacen"

Uma etnografia sobre arranjos familiares, leoas e mulheres superpoderosas: praticas de cuidados compartilhados entre as beneficiarias do programa social "Ellas Hacen"

Introduccion

El lunes 4 de agosto de 2014 llegue temprano al barrio Las Quintas en la ciudad de La Plata. Con Gabriela,1 presidenta de la cooperativa "Las Leonas", habiamos acordado que pasaria a buscarla a las 8:30 de la manana para llegar a la primera jornada de capacitacion para titulares del programa social del Ministerio de Desarrollo Social de Nacion "Ellas Hacen". Golpee en su casa, nos saludamos y salimos caminando juntas por las calles del barrio. Supuse que ya partiriamos, pero en realidad restaba encontrarnos con otras vecinas. Pasamos a buscar a Cecilia, que cargaba a su bebe, quien vendria con nosotras. Esperamos a Carolina, que estaba demorada. Conversamos sobre temas de horarios escolares, planificacion del dia y, en pocos minutos mas, partimos juntas hacia la jornada de capacitacion que tendria lugar en el Club Olimpia, ubicado en el barrio Los Hornos de la ciudad de La Plata.

Cuando llegamos al club donde se realizarian las capacitaciones, llamo mi atencion la cantidad de mujeres reunidas, pero aun mas la presencia de bebes y ninos/as pequenos/ as que acompanaban a sus mamas. El inicio de la capacitacion programado para las 9 de la manana estaba retrasado, muchas titulares del programa continuaban llegando con demora. Pasada media hora, el coordinador tomo la palabra para iniciar la jornada y propuso: "Vamos arrancando. Sabemos que esta el tema de los chicos y la escuela, asi que vamos a empezar un poco mas tarde y salir un rato antes, asi pueden llevar y buscar a sus chicos" (Registro de campo, La Plata, agosto 2014).

Estas capacitaciones correspondian a una segunda etapa de formacion, la cual verso sobre emprendimientos productivos (la primera acontecio en 2013). (2) Este primer dia tuvo por objetivo trabajar "que es una cooperativa, como se conforman, como se organizan entre cooperativistas" (Registro de campo, La Plata, agosto 2014). Estos temas fueron mencionados por uno de los capacitadores que intentaba asi ganar atencion y dar comienzo al encuentro.

Al igual que otras titulares del "Ellas Hacen", un poco mas tarde, llego Vanina con su bebe. Ella tambien reside en el barrio Las Quintas e integra la cooperativa "Las Leonas". Mientras tanto, circulaban las listas de asistencia, acompanadas de murmullos, preocupaciones por inasistencias y consultas por companeras que tendrian que estar presentes. Los/as talleristas nos indicaron que trabajaramos en grupos, asi que varias companeras de distintas cooperativas nos trasladamos a un salon mas pequeno, que contaba con un pizarron y algunas sillas.

Gabriela, Carolina, Vanina y Cecilia son familiares y vecinas en el Barrio Las Quintas. Junto con mujeres de otros barrios a las que tuve la oportunidad de conocer en estas capacitaciones, conforman la cooperativa de trabajo "Las Leonas". Una vez acomodadas y habiendose presentado quien seria nuestra tallerista, se dio inicio a la capacitacion.

La posibilidad de participar en las jornadas de formacion puso ante mi un tema recurrente que preocupaba y ocupaba a "Las Leonas". Me refiero a la cuestion del cuidado de sus hijos/as, horarios de almuerzo y entrada-salida de la escuela, tema que emergia durante los talleres y en las conversaciones previas y posteriores a la capacitacion. Este era un condicionante relevante que hacia a la posibilidad de participacion en las capacitaciones y en las jornadas de trabajo "en obra". La cuestion del cuidado comenzo a tomar en mi registro de campo un lugar preponderante al momento de reflexionar sobre la organizacion de las mujeres en torno al trabajo en el programa.

El "Ellas Hacen" fue lanzado en el ano 2013. Corresponde a una linea de intervencion especifica del programa nacional "Ingreso social con Trabajo-Argentina Trabaja" del Ministerio de Desarrollo Social de Nacion. Esta orientado a

mujeres desocupadas, priorizando jefas de hogar con hijos discapacitados o tres o mas hijos a cargo, o que padecen violencia de genero, y viven en villas y asentamientos o barrios emergentes; por considerar que constituyen el 'nucleo duro' de la vulnerabilidad y exclusion socio-ocupacional. (Ministerio de Desarrollo Social, 2014, p.40)

Cabe destacar tambien que el programa se destina a mujeres que esten dispuestas a organizarse en cooperativas de trabajo. Conjuntamente, requiere que ellas retomen o inicien sus estudios primarios o secundarios, participen de capacitaciones sobre temas concretos que el programa establece y se inserten o reinserten al trabajo extradomestico. (3) Las cooperativas reunidas en el Club Olimpia se abocan a un tipo de trabajo poco convencional para las mujeres, como es el trabajo en la construccion. (4) Las capacitaciones conforman una de las actividades obligatorias que cumplen semanalmente junto con las jornadas de trabajo "en obra". (5)

El objetivo de este articulo consiste en dar cuenta de las practicas cotidianas en torno al trabajo de cuidado de las mujeres integrantes de la cooperativa "Las Leonas" del barrio Las Quintas, perteneciente al programa social "Ellas Hacen" desde un enfoque que privilegia la indagacion en el orden domestico, familiar, barrial.

Este trabajo dialoga con una serie de estudios sobre genero, cuidado, crianzas qom y politicas sociales. En especial se consideran los aportes de la economia feminista sobre division sexual del trabajo y economia de cuidado, a partir de los cuales se pone en evidencia la escision entre trabajo productivo y trabajo de cuidado en el marco de politicas sociales. En el caso en estudio, la posibilidad de participacion concreta en el programa requiere que las titulares establezcan modalidades de cuidado especificas que permitan cumplir con las actividades requeridas. Como muestro a continuacion, "Las Leonas" del barrio Las Quintas generan practicas compartidas de cuidado. En este trabajo sostengo que esta modalidad de organizacion articula a las familias y en especial a las mujeres en tramas colaborativas, habilitadas por los vinculos parentales, etnicos y migratorios que mantienen los grupos domesticos que conforman el barrio. En este sentido, propongo que estas practicas compartidas responden creativamente a los modelos monoparentales de cuidado, ya que facilitan a las mujeres el acceso al trabajo productivo y a la socializacion por fuera del ambito domestico.

"Las Leonas" del Barrio Las Quintas

El barrio Las Quintas esta situado en la ciudad de La Plata y pertenece a la delegacion San Carlos. Tambien es conocido como Barrio Qom ya que, desde los anos noventa, numerosas familias provenientes del Chaco, muchas de ellas qom, migraron y se asentaron en esa zona de La Plata, y conformaron lo que inicialmente fue un asentamiento al borde del arroyo El Gato. (6) Hacia el ano 2006, Las Quintas estaba conformado por aproximadamente 30 familias, emparentadas entre si, provenientes de esa provincia. (7) En la actualidad el numero de familias se amplio: crecio la cantidad de vecinos/as y el numero de viviendas; de esta manera se extendio lo que fuera el nucleo originario. De todos modos, a pesar de esta ampliacion, la pertenencia a familias comunes continua siendo uno de los lazos principales que organiza las relaciones barriales (en terminos de vivienda, de solidaridad, de trabajo, por nombrar algunas cuestiones). Aquellas familias registradas para el ano 2006 siguen, en su mayoria residiendo alli; algunas recibieron nuevos familiares provenientes del Chaco y unas pocas vendieron su terreno y dejaron el barrio.

Directamente relacionada con la obtencion de la tenencia de los lotes habitados se conformo la Asociacion civil Q'om Dal Laxaic (Gente Nueva) (Depetris, 2007). En general, la fuerza adscriptiva de la identidad qom se manifiesta de manera diversa entre las familias del barrio. La identificacion cotidiana se observa principalmente entre algunas de las familias, las cuales vienen desempenando cargos formales en la asociacion y se ocupan de las gestiones con el Estado, ONG, universidad, organizaciones sociales. Algunos de los miembros mayores de estas familias hablan la lengua y transmiten conocimientos especificos sobre la realizacion de artesanias, saberes culinarios y medicinales, entre otros. La participacion en la iglesia evangelica construida desde los inicios del barrio refuerza la pertenencia etnica. Alli las familias se encuentran, comparten ceremonias, celebran los cumpleanos de quince de las jovenes, presentan a los bebes ante "el Senor" y ante la comunidad, ejecutan instrumentos musicales y danzan.

En el barrio se construyo un salon comunitario llamado "El brazo del rio", en el cual, desde el proyecto de extension antes mencionado, llevamos adelante un "espacio de mujeres". Este se inicio en el 2013, con talleres de alfabetizacion, y continua hasta la actualidad, aunque ha ido transformandose, tanto en relacion con el numero de mujeres que lo conforman como en relacion con las tematicas que nos convocaban. Desde el inicio del proyecto de extension, en el ano 2010, las mujeres del barrio acompanaron las actividades que se realizaban. Por ejemplo, las acciones por demanda de los DNI, la vinculacion con el Centro de Actividades Infantiles (CAI), entre otras. Tomando como punto de partida las clases a las que acudian convocadas por la maestra del barrio en el salon comunitario, comenzamos a planificar actividades especificas, y en el ano 2013 se conformo el "espacio de mujeres". Este fue afianzandose a partir de la realizacion de distintas actividades que se consensuaban desde los intereses compartidos. (8)

En este salon nos reunimos con las mujeres que estuvieron interesadas en participar, las cuales, en terminos generales, podriamos identificar con dos grandes grupos familiares. Uno de ellos no suele expresar abiertamente su identificacion qom. Por el contrario, en algunas oportunidades prefirieron identificarse como chaquenses. Algunos miembros de sus grupos familiares si lo hacen, y exponen relaciones de parentesco entre las familias autopercibidas qom y las que no lo manifiestan de manera explicita. Estas mujeres no estan vinculadas formalmente con la asociacion civil, y en oportunidades se pudo observar cierto nivel de tension entre las familias. El otro grupo esta vinculado con la asociacion civil arriba mencionada. Las mujeres adultas conocen la lengua, abiertamente se llaman qom y recuerdan orgullosas sus raices, las de sus madres y abuelas. A las mas jovenes les interesa aprender la lengua, las danzas y las tecnicas de tejido y trabajo en barro.

Cabe destacar que, aunque algunas de estas mujeres no reivindiquen abiertamente la pertenencia etnica, participan de espacios donde lo qom esta presente, como la iglesia y los cuerpos de baile que en esta se conforman; asi como tambien en las conversaciones reconocen o recuerdan ciertas tecnicas qom de tejido o de trabajo con barro. Las mujeres que integran "Las Leonas" pertenecen al primer grupo; es decir, en su cotidianeidad se vinculan principalmente con la procedencia chaquense. Ellas llegaron a La Plata desde la provincia de Chaco entre 2005 y 2010; pertenecen a grupos familiares que se encuentran emparentados. Son mujeres que, aunque tienen distintas edades (en un rango de 25 a 35 anos), son madres a cargo de un grupo familiar, y que poseen una trayectoria de vinculacion con el Estado a traves de la titularidad en distintos programas sociales, lo cual propicio la articulacion con organizaciones sociales (Corriente Clasista y Combativa -CCC- en Chaco; Movimiento Justicia y Libertad en La Plata). En las ciudades de origen (Resistencia, Fontana), algunas de ellas tuvieron experiencias de trabajo en programas sociales, asi como tambien fueron beneficiarias del Plan Jefes y Jefas de Hogar. En distintos momentos fueron emigrando del Chaco y, una vez en La Plata, se reunieron en el barrio en cuestion.

"Las Leonas" es una cooperativa de trabajo integrada por mujeres que se incorporaron al "Ellas Hacen" en el ano 2013. Desde el comienzo se les asignaron trabajos relacionados con el rubro de la construccion. En el ano 2014, el programa avanzo en la formalizacion de estos grupos de trabajo en cooperativas. A partir de ese momento, se autodenominan "Las Leonas". La cooperativa, al momento de su conformacion, estaba formalmente integrada por 34 mujeres, pero en la practica de trabajo cotidiano, son alrededor de 10 las que se reconocen como "Las Leonas" y llevan adelante las tareas de trabajo y capacitacion de manera conjunta.

Con este grupo mas reducido de mujeres me vincule en mi trabajo de investigacion. La practica etnografica posee un "anclaje barrial" construido desde mi trabajo en territorio en el barrio Las Quintas en el marco del proyecto extensionista que llevamos adelante; en mi caso, desde inicios del 2014. El acceso al barrio y el establecimiento de vinculos prolongados con sus integrantes -en especial con las mujeres- facilitaron la practica etnografica. Me refiero a la realizacion de entrevistas, observacion participante, la posibilidad de mantener conversaciones de manera asidua y en un ambito de confianza; la participacion en reuniones internas de la cooperativa y el acceso a las jornadas de capacitacion mencionadas.

A continuacion presentare las modalidades de organizacion del cuidado entre "Las Leonas" del barrio Las Quintas.

Modalidades de cuidado en el barrio Las Quintas: ?quienes cuidan mientras "ellas hacen"?

La observacion participante en las capacitaciones en las que muchas de las mujeres cuidaban a sus ninos o modificaban el horario para llevar o retirarlos de la escuela, hacerles el almuerzo; sumado a que esta situacion era naturalizada por los/as referentes del ministerio y talleristas alli presentes, condujeron a buscar respuestas en el barrio, a preguntar a las mujeres, a trasladar estos interrogantes a mi trabajo de campo en Las Quintas.

Consulte por este tema especialmente a Gabriela. Como comente lineas arriba, ella es la presidenta de "Las Leonas". Fue elegida por sus companeras: "Ellas me dijeron que me votaban a mi para que yo sea presidenta, por como yo era. Que iba con todo, que nunca estaba mal, que cuando habia que poner cosas sobre la mesa se ponian en ese momento" (Gabriela, La Plata, diciembre 2014). Gabriela llego al barrio Las Quintas en el ano 2010 junto a su esposo y sus hijos/as. Nacio en Fontana (Chaco), donde aun tiene familiares, con los cuales mantiene vinculo. Antes de ingresar al programa, ella trabajaba de recolectora, recorriendo la ciudad con un carro tirado a caballo, actividad en la cual contaba con la ayuda de sus hijos/as. Al dia de hoy, con 34 anos, consiguio un terreno en el barrio donde vive con su marido y cuatro hijos/as.

En 2013 ingreso, junto con otras vecinas, al "Ellas Hacen", cuando--despues de que el barrio Las Quintas resultara fuertemente afectado por las inundaciones que sufrio la ciudad en abril de ese ano- se habilito un cupo de inscripciones para este programa. La incorporacion de Gabriela estuvo acompanada de una serie de cambios a los que la entrevistada califico como positivos: "ayudo bastante en la economia, entra algo mas en tu casa" (Gabriela, La Plata, diciembre 2014). Sumado al ingreso monetario, este trabajo genera entusiasmo en otros ordenes de su vida:

de ser mujer tambien me ayudo mucho de aprender de albanileria. Porque los hombres viste que te critican: ?Y vos que vas a hacer los cimientos? ?Que me vas a parar una pared? Vos no sabes nada. !Y hay cada hombre que te critica! Hoy, mostrarle a un hombre que vos haces una casa, que sabes revocar, hacer un fino, es como que ellos quedan asi viste [abre los ojos como manifestando asombro]. (Gabriela, La Plata, diciembre de 2014)

Gabriela se muestra orgullosa del oficio aprendido. Me cuenta que, a diferencia de los primeros trabajos realizados, hoy los capacitadores "se quedan sentados y nos miran a nosotras, cuando nosotras antes los mirabamos a ellos" (Gabriela, La Plata, diciembre de 2014). En la misma entrevista, reconociendo la intencionalidad en mi pregunta, le comento:

--A ustedes les pagan por hacer un trabajo de [cuando iba a decir "de hombres" me interrumpe y finaliza mi frase]:

--!De hombre! [se rie]

--?Te gusta eso?

--A mi me encanto, a mi, si me daban a elegir entre cuidar chicos y la construccion, elijo la construccion, porque una parte sabia y otra aprendi en el programa. Lo que vos aprendiste no se va a terminar aunque el programa se termine. Vos ya sabes, ya aprendiste. Tambien te sirve para armar tu casa porque en vez de pagar la mano de obra para que vengan a hacerte la casa vos mismo podes levantarla. (Gabriela, La Plata, diciembre de 2014)

El rol de presidenta, los vinculos que fue generando o fortaleciendo, la ayudaron a que sus companeras la respetaran, a tomar la palabra, a tener "autoridad". A traves de Gabriela conoci el programa, cuando en uno de los talleres de alfabetizacion que llevabamos adelante en 2014 conto que fue elegida presidenta de "Las Leonas". Ella se apoyaba en este espacio para realizar las tareas escolares que habia retomado en el marco del programa.

En su caso, tener a sus cuatro hijos ya en edad de llevar adelante tareas domesticas de cuidado y de limpieza la ayudo a mantener el trabajo fuera de su casa. Su hijo mas grande (17 anos) tambien se encarga de acompanar a los mas pequenos a la escuela cuando ella no llega a tiempo. Me cuenta:

Yo le ensene a mi hija. No todo ella, porque el Hernan tiene que levantarse a arreglar las camas, las tres camas, doblar las frazadas y extender las sabanas. Si Ramiro y Cami no van a la escuela, tenian que barrer y lavar los platos. Mi hija mas grande (15 anos) lava. Cada uno como que tenia su tarea. Si querian cocinar yo les dejaba algo para que compren algo. (Gabriela, La Plata, diciembre de 2014)

De todos modos, me senala: "Necesitamos alguien que les ponga atencion a los chicos para dejarlos ahi cuatro horas para ir a trabajar". Gabriela es amiga y cunada de Carolina, tambien una de "Las Leonas". Entre ellas se apoyan y acompanan en distintas tareas cotidianas. El cuidado de los chicos es una de ellas, para lo cual tambien acuerdan con Vanina (leona y familiar) y otras mujeres con las cuales mantiene vinculos de parentesco y/o de vecindad. Resulta comun observar en el barrio el cuidado compartido de los mas pequenos/as y del que participan abuelas, tias, cunadas, hermanas.

La configuracion que adquiere "lo domestico" en este barrio resulta significativa al momento de entender las modalidades de cuidado observadas. En el barrio Las Quintas, lo domestico se entreteje a partir de relaciones de parentesco, etnicas y migratorias. El origen geografico comun, la identificacion qom y las creencias evangelicas, las relaciones de filiacion y parentesco, conectan a las familias en la conformacion de un espacio domestico que desborda el modelo de familia nuclear autosuficiente. Las condiciones materiales de existencia tambien influyen en esta configuracion. En muchos de los casos, un mismo terreno es compartido por varias viviendas; otras veces, la vivienda es habitada por mas de una familia nuclear. Los lazos de parentesco, vecindad y amistad entre las mujeres tambien ponen en evidencia los limites desbordados de lo domestico como monofamiliar y la trama ampliada de grupos familiares enlazados de manera colaborativa en pos de la manutencion del grupo.

Laura Santillan (2010) afirma que el "barrio" no constituye una categoria abstracta o predefinida. Por el contrario, el contexto local es vivido y significado singularmente por quienes viven en el (p. 926). Como afirma la autora, las nociones sobre el barrio y lo barrial en tanto espacio para el desarrollo de los hijos e hijas no constituye un reservorio de experiencias vividas de un modo homogeneo. Es decir, las formas de cuidar, sus sentidos e iniciativas asociadas no se restringen a la "privacidad" del mundo familiar ni se cinen a pautas culturales predeterminadas.

Estas se producen en el entramado de un conjunto de interacciones sociales marcadas por las relaciones de reciprocidad y tambien por la transaccion, es decir, por intercambios que son asimetricos y que tienen lugar en el espacio local de los barrios de referencia. (Santillan, 2010, p. 930)

En este sentido, si lo barrial, lo familiar, la crianza, se construyen localmente, cabe preguntarse por la incidencia de la pertenencia qom en las practicas de cuidado observadas. Una serie de estudios (Colangelo, Tamagno y Cusminsky, 1996; Garcia Palacios, Hecht y Enriz, 2015) senalan la relevancia, entre las familias qom, del contexto domestico grupal de la crianza. Acuerdan en describir un "estilo de cuidado" qom que traspasa los modelos occidentales, basado en la responsabilidad materna/paterna, el encierro, la sujecion o el aislamiento y "se funda en una fuerte contencion familiar y grupal de los/as ninos/as" (Garcia Palacios et al., 2015, p. 196). De esta manera, lo colectivo conforma un "marco de referencia solido que otorga libertad y seguridad de movimientos" a las crianzas (Garcia Palacios et al. 2015, p. 196), pero tambien a las figuras responsables de la tarea. Asi como los estudios sobre comunidades qom asentadas en ciudades como Buenos Aires (Garcia Palacios, 2012), La Plata (Tamagno, 2001) y Derqui (Hetch, 2013), e investigaciones en grupos qom de Formosa tambien dan cuenta de la amplitud de las tareas de cuidado (Citro, 2002; Gomez, 2016) donde vivir en comunidad propicia la libertad de los ninos/as en terminos de movilidad, por ejemplo, a la hora de jugar. Cuidadoras/es que no necesariamente coinciden con la figura de la madre o del padre se describen como protagonicas, en especial las/os abuelos/as (Citro, et. al., 2016).

En este sentido, lo etnico otorga un componente especial a las modalidades de cuidado en terminos de familia ampliada y responsabilidades compartidas. Por ello pongo en dialogo los trabajos arriba mencionados con una serie de estudios que senalan la necesidad de trascender el modelo de familia nuclear para comprender las practicas de cuidado. Me refiero a trabajos que proponen pensar el cuidado como algo que no se resuelve de forma individual sino colectiva. En esta linea, encontramos estudios sobre experiencias de jardines comunitarios (Ierullo y Maglioni, 2015); sobre procesos autogestivos (Partenio, 2016a, 2016b), sobre "cadenas globales de cuidado" en grupos migrantes (Perez Orozco, 2009). En especial, con mayor vinculacion a mi estudio, cabe senalar investigaciones que proponen pensar el trabajo de cuidado en tanto practica colectiva (Fernandez Alvarez y Pacifico, 2016; Pacifico, 2016) y en terminos de solidaridad inter- e intrageneracional (Tobio Soler, 2007; Faur, 2014; Lopez et al., 2015).

En el contexto del barrio, las familias nucleares se encuentran entrelazadas en sus practicas cotidianas, y se apoyan en instancias clave para la subsistencia y reproduccion del grupo familiar. El cuidado es una de esas actividades en las que mujeres y varones; ninos, adultos y ancianos se encuentran involucrados/as, aunque de distinta y desigual manera.

Gabriela me cuenta que cuando:

Vani se iba a trabajar, le cuidaba Mara (cunadas entre ellas). O si Vanina y Mara se iban a trabajar, se los cuidaba Carolina (cunada de ambas y tambien de Gabriela). A veces saliamos yo, Carolina, Mara y Vanina, las cuatro. Caro, Vani y Mara le dejaban a Ana (madre de Mara), era mas de 15 nietos que cuidaba ella. (Gabriela, La Plata, diciembre de 2014)

Asi da cuenta de la trama familiar que sostiene el trabajo de cuidado. Cunadas, madres, vecinas y amigas se organizan y apoyan de manera colectiva para poder "salir a trabajar" y al mismo tiempo no descuidar sus responsabilidades en el hogar.

El caso de Cecilia, una de las mas jovenes de "Las Leonas" (25 anos), tambien encuentra en las tramas familiares apoyo para cumplir con el programa. De regreso con Cecilia al barrio, luego de acompanar a algunas de "Las Leonas" a un encuentro con un referente politico por el tema del retraso en el pago, conversamos sobre su bebe. Ella estuvo sin trabajar porque estaba embarazada y retomaba sus actividades luego de la licencia por maternidad. Ahora, con su bebe, debia organizarse para poder cumplir con los dias de trabajo y capacitacion. Como pude observar, ella lo llevaba a las capacitaciones y hacia uso de la guarderia los dias de trabajo en obra. Cecilia me conto que su mama la ayuda, que se queda al cuidado de su nene mas grande y, cuando puede, del bebe.

En Las Quintas, ademas de las abuelas y tias, el cuidado aparece depositado en las hijas mayores del grupo familiar. Reiteradas veces, cuando llevabamos adelante el espacio de mujeres, pude observar a ninas de distintas edades cuidando a hermanos/as y sobrinos/ as menores. Muchas de las veces son ellas las que alivian el trabajo cotidiano de las mujeres adultas de su familia. Por lo general, las ninas cuidan al interior del barrio; en las "salidas", como puede ser hacia la escuela, por ejemplo, se prioriza en la tarea a una mujer adulta.

Una manana que nos encontramos para ir a las capacitaciones en el Olimpia, Carolina se refirio a los inconvenientes para asistir a ellas dado que su nene mas chico estaba enfermo. Me conto que aquel dia su esposo habia tenido que faltar al trabajo para cuidarlo ya que su hijo "no estaba como para ir a la escuela" (Carolina, La Plata, agosto de 2014). Gabriela suele cuidar a los chicos de Carolina pero, cuando se siente muy cansada como para hacerlo, es el marido de Carolina quien se encarga. Como en el caso de Carolina, Gabriela tambien relata una oportunidad en la que su esposo tuvo que encargarse del cuidado y faltar a su trabajo. Estas situaciones en que los esposos se hacen cargo del cuidado son referidas como instancias inesperadas y no cotidianas, en las cuales por razones de enfermedad de alguno de los chicos, por ejemplo, o por la dificultad de alguna de las mujeres de hacerlo, debian recurrir a esta "colaboracion".

La familia ampliada se constituye en la principal involucrada en las tareas de cuidado, a tal punto que en determinadas situaciones pude observar la llegada de familiares mujeres residentes en la provincia de Chaco; ellas llegaron especialmente con la funcion de cuidar a algun familiar. Estas mujeres se albergaron en la casa de su pariente por tiempo indeterminado. En especial pude conversar con dos de estas mujeres, las cuales vinieron ante la delicada salud de su hermano, en uno de los casos, y de su tia en el otro.

?Que alternativas de cuidado tienen estas mujeres mas alla de las tramas familiares? Algunas de "Las Leonas" me comentaron sobre la existencia de una "guarderia", como nombraron al espacio que el programa ofrece a las mamas. Gabriela me conto: "El programa tiene una guarderia. Vos te quedas ahi, cuando duermen [los ninos/as] te pasas un trapo, te limpias los banos. No trabajas en la construccion. La guarderia es para trabajar no para capacitacion" (Gabriela, La Plata, diciembre de 2014).

El programa reconoce el rol de las titulares como responsables del cuidado familiar, ya que planifica el funcionamiento de una "guarderia". (9) Paradojicamente, si los dias de trabajo en construccion las mujeres van con sus ninos/as, deben quedarse en Gambier, (10) donde funciona la guarderia, y no salen a trabajar en las obras, sino que permanecen cuidando ellas mismas a los ninos/as y realizando tareas de limpieza del espacio. Segun lo manifiestan, no se concibe como una solucion al problema que se presenta con el cuidado infantil al momento de asistir al trabajo.

Gabriela refiere a una situacion que llamo mi atencion:

A lo primero cuando salio el programa, que Ramiro (su hijo) era chiquitito, que estaba embarazada Carolina, cuando ya tuvo y empezo a trabajar; le pagabamos a Manuel [cunado de Carolina, hermano de Mara] para que cuide a los chicos. Porque Ana [suegra de Carolina, mama de Mara y Manuel] a veces tenia que trabajar y no podia. Antes eran $2000 y llegaban $1800 porque le dabamos a Manuel. (Gabriela, La Plata, diciembre de 2014)

A diferencia de las posibilidades de otras familias de sectores medios, las mujeres del barrio no cuentan con la posibilidad de acudir al mercado para encontrar formas de cuidado alternativas. En su estudio sobre el cuidado en sectores populares, Faur (2014) identifica dos modalidades en este tipo de trabajo. La primera refiere a la ayuda reciproca entre familiares y vecinos, es decir, a redes de solidaridad intra e intergeneracional. La segunda menciona a la contraprestacion, que, aunque no es la estrategia mas comun entre las mujeres de Las Quintas, es mencionada por Gabriela en la entrevista. La modalidad mas observada en terminos de organizacion cotidiana es el acuerdo entre mujeres familiares. El unico caso de contratacion que registre fue el de Manuel. Significativamente, el caso de un varon, para quien este tipo de trabajo no seria "natural", lo que confirma el caracter feminizado del cuidado que venimos describiendo a partir de la construccion de practicas colectivas de cuidado entre mujeres. De la misma manera, el caracter excepcional de la colaboracion de los esposos funciona en el mismo sentido que la contratacion de Manuel; es decir, confirma la feminizacion de este tipo de trabajo.

Las familias -y en especial, las mujeres- amortiguan los vacios de la intervencion estatal y la imposibilidad economica de acceder al mercado para satisfacer esta necesidad. Como senale, "Las Leonas" de Las Quintas, junto con sus parientas, amigas y vecinas generan practicas compartidas de cuidado. De esta manera, logran cumplir con las instancias requeridas desde el programa. Ante un panorama desventajoso para las mujeres en terminos de responsabilidades y acceso igualitario al trabajo productivo (Pautassi, 2007), resulta significativo preguntarnos sobre las modalidades creativas por medio de las cuales las mujeres logran romper-reconfigurar-resignificar los limites objetivos y simbolicos que su condicion de genero les impone. Aqui es posible observar que la colaboracion sin espera de remuneracion monetaria resulta una practica cotidiana entre mujeres en pos del cuidado.

Los vinculos entre parientas, vecinas y amigas generan una trama de confianza que anima a contar con otra mujer por fuera de su grupo nuclear para el cuidado de su(s) hijo/a(s). Los lazos parentales, migratorios y comunitarios configuran una domesticidad en la que el cuidado trasciende la relacion unilineal madre-hijo/a, en que "el estilo de cuidado qom" resulta eficiente para enfrentar las dificultades que el rol materno y domestico monoparental impone al trabajo productivo de las mujeres. En este sentido, resulta oportuno pensar el trabajo de cuidado en terminos de interdependencia mutua (Del Rio y Perez Orozco, 2004), de actores en colaboracion y en tanto actividades que contribuyen a preservar las sociedades y los individuos (Cerri y Alamillo Martinez, 2012; Fernandez Alvarez y Pacifico, 2016). Esta perspectiva en relacion con lecturas criticas respectivas a los generos, el trabajo reproductivo y productivo, la incidencia de las politicas sociales en la vida cotidiana de las mujeres, se presentara en el apartado siguiente con el objetivo de observar la manera en que se articula "trabajo" y "cuidado" desde la implementacion del "Ellas Hacen", asi como tambien en las practicas cotidianas de las titulares.

Economia del cuidado y division sexual del trabajo

El cuidado puede definirse como una practica que refiere a las familias y a las mujeres como actores centrales. Esta afirmacion acuerda con la configuracion de la "organizacion social del cuidado" en America Latina en general y en Argentina en especial (Rodriguez Enriquez, 2015). Para esta region, la evidencia muestra una distribucion desigual de las responsabilidades de cuidado entre hogares, Estado, mercado y organizaciones comunitarias. Al mismo tiempo que se verifica una desigualdad en la distribucion de responsabilidades tambien entre varones y mujeres. "En sintesis, la evidencia muestra que el trabajo de cuidado es asumido mayormente por los hogares y, dentro de los hogares, por las mujeres" (Rodriguez Enriquez, 2015, p. 41).

Este tipo de diagnosticos que muestran la desigualdad en la distribucion de las responsabilidades del cuidado se hacen posibles ante una perspectiva feminista de la economia, que incorpora las relaciones de genero como una variable relevante en la explicacion de su funcionamiento (Rodriguez Enriquez, 2015). La economia feminista introduce la nocion de "economia del cuidado", y destaca el caracter de trabajo invisibilizado y no remunerado que llevan adelante las mujeres, para dar cuenta de una relacion social desigual entre los generos. La economia del cuidado permite poner en cuestion los modos en los que se genera esta distribucion de los trabajos, los tiempos y los ingresos (Esquivel, 2011).

La nocion de division sexual del trabajo ha sido especialmente estudiada desde la antropologia. Sin embargo, en la bibliografia antropologica suele primar una especie de tendencia a naturalizar esta relacion entre los sexos, que la presenta en conexion con la nocion de complementariedad. En este sentido, Maxine Molyneux sostiene que la naturalizacion de la division sexual del trabajo esconde la existencia de importantes mecanismos de determinacion social conectados a la biologia. La division sexual del trabajo debe ser considerada, segun la autora, como una construccion social (Molyneux, 1977 en Tabet, 2005).

La division sexual del trabajo tiene dos principios organizadores: la separacion entre trabajos de varones y trabajos de mujeres, y la jerarquizacion, que supone que el trabajo de un varon vale mas que el trabajo de una mujer (Falquet, 2007). Es decir, tiene como caracteristica la asignacion prioritaria de los hombres a la esfera productiva y la de las mujeres a la esfera reproductiva, asi como, simultaneamente, la captacion por parte de los hombres de las funciones con fuerte valor social agregado (politicas, religiosas, militares, etcetera).

Paola Tabet (2005), referente del feminismo materialista frances, senala que la division sexual del trabajo no es neutra, sino orientada y asimetrica. Cuando hacemos referencia a esta division, deberiamos reconocer que no se trata de una relacion de complementariedad o de reciprocidad, sino de dominio. "Finalmente, en este marco, es necesario analizar la division sexual del trabajo como una relacion politica entre los sexos" (p. 63).

Cabe destacar que, asi como la division sexual del trabajo distribuye de manera desigual las responsabilidades respecto del cuidado acorde con la estructura patriarcal a la que responde, la division sexual del trabajo puede ser reforzada o cuestionada mediante, entre otras, formas de intervencion estatal especificas. En esta linea, resultan significativos los estudios sobre politicas publicas desde una perspectiva de genero (Molyneux, 2003; Ortale y Carbonero Gamundi y Levin, 2007; Anzorena, 2010; Enriquez Rosas, 2011; Eguia, Ortale y Piovani, 2015); y en especial sobre cuidado y politica social (Pautassi y Zibecchi, 2010; Esquivel, 2011; Esquivel, Faur y Jelin, 2012; Faur, 2014; Findling y Lopez, 2015; Rodriguez Enriquez, 2015). En este sentido, la propuesta refiere a comprender el cuidado en relacion con el rol del Estado, cuestion de relevancia cuando se estudia el cuidado en sectores populares, los cuales dependen en gran medida de las provisiones estatales (Faur, 2014).

Ante lo presentado, se observa que las familias, el Estado, el mercado y las organizaciones comunitarias resultan actores a considerar -y de manera interrelacionada- en la produccion y distribucion del cuidado. En este sentido, se requiere de enfoques que contemplen el tema en terminos de organizacion social y politica del cuidado (Faur, 2014; Arcidiacono et al., 2015; Rodriguez Enriquez, 2015). Alejados de una mirada biologicista de los roles de genero y de la distribucion de las tareas de cuidado, centrando la atencion en una perspectiva que coloca al cuidado en una trama de relaciones de poder, los estudios ya mencionados aportan claves de lectura al momento de comprender los generos, el trabajo productivo y el reproductivo, las responsabilidades de cuidado, lo domestico y lo publico. Mas aun, proponen un modelo amplio desde el cual observar problematicas complejas, en las que el cuidado trasciende lo domestico, se extiende y reproduce en ambitos sociales tales como el que aqui planteo: el trabajo de cuidado en las tramas organizativas de un grupo de mujeres cooperativistas en el marco de un programa social.

Mujeres superpoderosas: arreglos familiares y cuidado compartido entre mujeres

El "Ellas Hacen" se propone como una politica de inclusion con trabajo y con perspectiva de genero. Como describi en otra oportunidad, los espacios de capacitacion del programa promueven "practicas de encuentro" entre mujeres, en los que la reflexion critica emerge de las discusiones que se generan en torno a temas especificos (Sciortino, 2015a, 2015b, 2017). Los roles de genero, los tipos de trabajos que realizan, sus capacidades y fortalezas se tornan puntos reflexivos que las articulan en debates y acciones concretas. La trayectoria de Gabriela -al igual que la de otras mujeres que pude conocer- expone el potencial de un programa que valoriza a las mujeres como "hacedoras" en terminos de trabajo productivo, en un rubro tradicionalmente masculino; al mismo tiempo que promueve la finalizacion de sus estudios y la capacitacion en temas especificos (politica, economia social, cooperativismo, oficios).

Este programa desafia la division sexual del trabajo al momento que se dirige a mujeres y les propone realizar actividades por fuera de sus hogares. Paradojicamente, refuerza un perfil de titular mujer-madre en el que se naturaliza su condicion de cuidadora y no se contempla en terminos de intervencion social la desigual distribucion de las responsabilidades del cuidado.

Asi como desde la politica social la mujer continua cristalizada en un perfil maternalista, (11) como madre y natural cuidadora, en las representaciones y practicas de "Las Leonas", esta naturalizacion tambien aparece con fuerza. "La mujer es de la casa". "Amen, hermana", respondio Carolina a la conclusion que compartio Gabriela luego de conversar sobre todo lo que tenia que hacer al llegar a su hogar luego de no haber estado durante la manana (Carolina, Registro de campo, La Plata, agosto de 2014). Un lunes de capacitacion volviamos al barrio y, cerca del final del recorrido, las obligaciones respecto al trabajo domestico ocuparon nuevamente un lugar central. La discusion sobre el futuro rumbo de la cooperativa y el enojo con las companeras que "no cumplian" habia quedado unas cuadras atras. Mientras nos despediamos, la firmeza con que esas palabras cerraron la conversacion expuso la continuidad cotidiana existente entre las practicas de trabajo extradomestico y las de cuidado.

A pesar del giro que el "Ellas Hacen" plantea al definirse como una politica social con perspectiva de genero, para las mujeres, trabajo y cuidado continuan enlazados de una manera problematica. Ellas llevan los chicos/as a las capacitaciones e instancias de trabajo, realizan arreglos familiares/vecinales para poder asistir, restan horas a sus propias capacitaciones para que no se superpongan con los horarios escolares. Tiempo despues, en la entrevista compartida, Gabriela resumiria estas reflexiones y definiria, tanto a ella como sus congeneres, como "mujeres superpoderosas", poniendo ante mi una imagen de mujer que puede con todo, desde "hacer cemento, un fino, revocar" hasta "ser de la casa" (Gabriela, La Plata, diciembre de 2014).

Trabajo y cuidado aparecen como practicas escindidas desde la politica social, mientras que en la cotidianeidad, el trabajo productivo depende de que, entre otras cosas, las titulares puedan establecer de la manera mas eficiente posible modalidades de cuidado que las habiliten a cumplir con las actividades extradomesticas. Sin embrago, en este caso se destaca la manera por medio de la cual el rol tradicional de las mujeres como madres-cuidadoras y los lazos entre las familias nucleares son configurados de manera tal que posibilitan practicas de cuidado compartidas. De esta forma, la familia extendida conforma la trama sobre la cual se apoyan modalidades colaborativas que afrontan las limitaciones que la distribucion desigual de responsabilidades provoca en sus vidas cotidianas. Por lo tanto, propongo poner atencion a los vinculos que se construyen "entre mujeres en espacio de mujeres" en terminos de relaciones de poder y resistencia (Abu-Lughod, 1990), asi como a la potencialidad de las costumbres en tanto motor para la agencia social (Mahmood, 2006).

Si convenimos que la organizacion social del cuidado responde a los valores simbolicos de una comunidad (entre ellos, las imagenes de genero y la division sexual del trabajo) (Faur, 2014), resulta significativo observar la configuracion de practicas de cuidado que, aunque teniendo como referencia a la mujer en tanto principal responsable del cuidado del grupo familiar, se construyen de manera comunitaria. Estas practicas compartidas desafian (aunque no sea de manera confrontativa y racionalmente planificada y ejecutada) la estructura desigual que relega a las mujeres a un tipo de trabajo especifico en el ambito domestico, el cual se invisibiliza como tal y, por ende, no es remunerado. Observamos practicas cotidianas entre mujeres que no se contraponen a llevar adelante el trabajo de cuidado, sino que reafirman los vinculos familiares en practicas colectivas y solidarias. De esta manera logran sostener el trabajo de cuidado al mismo tiempo que "salen" a trabajar. Lila Abu-Lughod (1990) propone la nocion de "resistencias locales" para referirse a practicas que no podrian describirse como radicalmente opuestas a los sistemas de poder especificos pero que, de alguna manera, los desafian o cuestionan.

Con el objetivo de abrir el debate, me pregunto si resulta adecuado pensar estas practicas compartidas en terminos de agencia social. Esta ultima, entendida no simplemente como un sinonimo de resistencia a las relaciones de poder, mas si como la capacidad de accion creada y propiciada por relaciones de subordinacion historicamente configuradas (Mahmood, 2006). Mahmood cuestiona la insistencia del pensamiento posestructuralista por conceptualizar la agencia en terminos de subversion y resignificacion de normas sociales. La propuesta de Mahmood consiste en ver que la capacidad de agencia puede ser tambien encontrada, no solo en actos de resistencia a las normas, sino tambien en las multiples formas en que esas normas son incorporadas (Mahmood, 2006). Aqui, el estilo qom de cuidado que describi lineas arriba otorga un marco de contencion que promueve la supervision grupal de las crianzas y la responsabilidad colectiva de esta tarea entre hermanas, abuelas, tias e hijas, principalmente. De este modo, las mujeres titulares del programa encuentran apoyo con las tareas de cuidado a partir de arreglos familiares entre mujeres que las habilitan a responder con las actividades del programa.

Conclusiones

En estas paginas aborde las modalidades de organizacion colectiva de mujeres en torno al cuidado en vinculacion al programa "Ellas Hacen" desde un enfoque que privilegia la indagacion de las practicas cotidianas en el orden domestico, familiar y barrial. En este marco, el cuidado fue entendido en tanto trabajo, retomando la propuesta de la economia feminista. De la misma manera, apoyandome en una serie de estudios ya mencionados que anteceden esta investigacion, construi un modelo de interpretacion desde el cual las modalidades de cuidado pudieron ser identificadas desde un componente etnico que pondera lo colectivo-grupal-comunitario.

El "Ellas Hacen", en tanto linea de intervencion estatal que se define con perspectiva de genero, desafia la division sexual del trabajo al momento que se dirige a mujeres y propone realizar tareas por fuera de sus hogares. Paradojicamente, refuerza esta division al no reconocer el trabajo de cuidado, que recae de manera desigual sobre las mujeres. Esto consolida un perfil de titular mujer-madre en el que se naturaliza su condicion de cuidadora y no se contempla la desigual distribucion de las responsabilidades del cuidado en terminos de problematica social sobre la cual intervenir.

La escision entre trabajo y cuidado desde la politica social es "encarnada" cotidianamente por las titulares y se configura en practicas locales de cuidado. Al no cuestionarse desde el programa el lugar naturalizado de las titulares como cuidadoras, son ellas las que deben resolver las dificultades de la doble jornada de trabajo (en el programa y en sus hogares). En esta investigacion propuse entender el marco grupal y comunitario desde el cual el cuidado se construye y despliega en tanto modalidad que se corresponde con un estilo de crianza qom; desde el cual las tramas familiares extendidas sostienen la crianza y, en este caso, "Las Leonas" puedan "salir" a trabajar fuera de sus casas, recibir una remuneracion y, llegado el caso, "encontrase" con otras mujeres trabajadoras.

Al final de este texto incorporo la nocion de agencia social con el objetivo de reflexionar sobre practicas cotidianas que, aunque no disruptivas de ordenes de poder, logran modificar/cuestionar vinculos y contextos desiguales. En el espacio comunitario, domestico, familiar ampliado y principalmente entre mujeres es desde donde se afianzan practicas de organizacion compartidas que habilitan a las mujeres a "salir a trabajar". En mi opinion, una mirada critica respecto de como las politicas sociales consideran el cuidado resulta necesaria para superar lineas de intervencion social que abandonen la resolucion de la doble jornada y la feminizacion del cuidado a las voluntades colectivas e individuales de las titulares de los programas, de sus grupos familiares y de sus comunidades de pertenencia.

Datos de financiamiento

Este trabajo presenta resultados de una investigacion llevada a cabo en el marco de mi formacion posdoctoral durante los anos 2014-2016 en el Programa de Posdoctorado en Ciencias Humanas y Sociales de la Facultad de Filosofia y Letras de la UBA, bajo la direccion de la Dra. Maria Ines Fernandez Alvarez. "Este documento es resultado del financiamiento otorgado por el Estado Nacional, por lo tanto queda sujeto al cumplimiento de la Ley No. 26.899". Organismo que ha financiado: CONICET, Argentina.

Agradecimientos

Este estudio fue posible a partir del intercambio con distintos/as interlocutores/as. Por un lado, se vinculo con el Proyecto UBACYT 2014-2016 "Etnografia de procesos de organizacion colectiva del trabajo en sectores subalternos: entre logicas racionales, practicas creativas y dinamicas politicas", radicado en el Instituto de Ciencias Antropologicas, Facultad de Filosofia y Letras, Universidad de Buenos Aires y dirigido por M. Ines Fernandez Alvarez. Agradezco a Maria Ines la solidaridad de incorporarme a sus proyectos y equipo de investigacion.

Por otro lado, se conecta con la practica extensionista que llevo adelante en el marco de una serie de proyectos radicados en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educacion de la Universidad Nacional de La Plata. La Dra. Angela Oyhanty viene dirigiendo desde el 2010-2015 el proyecto de extension "Educacion y acceso a derechos", radicado en el Barrio Qom Barrio Las Quintas. Esta linea de trabajo continua dirigida por la Lic. Victoria Lucero en los proyectos "Fortalecimiento comunitario y ampliacion de derechos en el Barrio Qom" (2016-2017). Agradezco a ambas, al equipo en general y en especial a mis companeras extensionistas del espacio de mujeres con las cuales cada ano el desafio de trabajar junto a mujeres adultas nos convoca, interpela y entusiasma. Asi tambien agradezco a las mujeres del barrio, las cuales nos reciben afectuosamente y con ganas de hacer, pensar y luchar juntas.

Finalmente, agradezco a la Dra. Susana Ortale su mirada especializada y sugerencias oportunas.

Referencias bibliograficas

>> Abu-Lughod, L. (1990). The Romance of Resistance: Tracing Transformations of Power Through Bedouin Women. American Ethnologist, 17(1), 41-55.

>> Anzorena, C. (2010). "Mujeres": destinatarias privilegiadas de los planes sociales de inicios del siglo XXI--Reflexiones desde una perspectiva critica de genero. Revista Estudos Feministas, 18(3), 725-746.

>> Arcidiacono, P., Arfuch, L., Natenzon, C., Raffin, M., Findling, L. y Rodriguez, P. (2015). El cuidado como practica politica y socio-cultural. Argumentos, 17(1), 40.

>> Balerdi, S. (2012). Migracion, etnicidady trayectorias laborales. Un abordaje de las experiencias de Qom chaquenos asentados en un barrio del Gran La Plata (tesina de grado). Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educacion, Universidad Nacional de La Plata, La Plata, Argentina.

>> Carbonero Gamundi, M. A. y Levin, S. (Comps.) (2007). Entre familia y trabajo: relaciones, conflictos y politicas de genero en Europa y America Latina. Rosario: Homo Sapiens.

>> Cerri, C. y Alamillo-Martinez, L. (2012). La organizacion de los cuidados, mas alla de la dicotomia entre esfera publica y esfera privada. Gazeta de Antropologia, 28(2), 14.

>> Citro, S. (2002). De las representaciones a las practicas: la corporalidad en la vida cotidiana. Acta Americana. Revista de la Sociedad Sueca de Americanistas, 10(1), 93-112.

>> Citro, S., Cuaneri E. Diarte, R., Garcia, A., Gomez, M., Gonzalez, R., Greco L., Ortiz, G., Ortiz, P., Ortiz, R., Quiroga, A., Salomon, I. y Torres Aguero, S. (2016). Memorias, musicas, danzasyjuegos de los qom de Formosa. Buenos Aires: Editorial de la Facultad de Filosofia y Letras, Universidad de Buenos Aires.

>> Colangelo, A., Tamagno L. y Cusminsky, M. (1996). Atencion de la salud infantil en una comunidad toba de un medio urbano. Simposio "Los pueblos indigenasy la salud". Academia Nacional de Medicina y Sociedad Argentina de Pediatria, Buenos Aires, Argentina.

>> Del Rio, S. y Perez Orozco, A. (2004). Una vision feminista de la precariedad desde los cuidados. En Actas IX Jornadas de Economia Critica. Madrid, Espana. Universidad Complutense de Madrid. Recuperado de https://webs.ucm.es/info/ec/jec9/index.htm

>> Depetris, A. (2007). Aborigenes Toba en la periferia de la ciudad de La Plata: Accion colectiva (tesis de grado). Universidad Nacional de La Plata, Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educacion, La Plata, Argentina. Recuperado de http://www.memoria. fahce.unlp.edu.ar/tesis/te.471/te.471.pdf

>> Eguia, A., Ortale, M. S. y Piovani, J. I. (Comps.) (2015). Genero, trabajo y politicas sociales. Estudios de caso en el Gran La Plata. Buenos Aires: CLACSO.

>> Espinosa, C. (2016). "Equivocandote aprendes": dinamicas corporales, dinamicas ejemplares. En M. I. Fernandez Alvarez (Comp.), Hacerjuntos(as). Dinamicas, contornos y relieves de la politica colectiva (pp. 275-294). Buenos Aires: Biblos.

>> Esquivel, V. (2011). La economia del cuidado en America Latina. Poniendo a los cuidados en el centro de la agenda. Panama: Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

>> Esquivel, V., Faur, E. y Jelin, E. (2012). Las logicas del cuidado infantil. Entre las familias, el Estado y el mercado. Buenos Aires: Instituto de Desarrollo Economica y Social.

>> Falquet, J. (2007). Division sexual del trabajo militante: reflexiones en base a la participacion de las mujeres en el proceso revolucionario en El Salvador (1981-1992). En M. L. Femenias (Comp.), Perfiles del Feminismo Iberoamericano (pp. 93-122). Buenos Aires: Catalogos.

>> Faur, E. (2014). El cuidado infantil en el siglo XXI. Buenos Aires: Siglo XXI.

>> Fernandez Alvarez, M. I. y Pacifico, F. (2016). Cuidados, trabajo y formacion. Reflexiones a partir de una etnografia sobre programas de "inclusion social" destinados a cooperativas de mujeres. En IV Encuentro Internacional de Investigacion de Genero. Universidad Nacional de Lujan, Lujan, Argentina.

>> Findling, L. y Lopez E. (Coords.) (2015). De cuidados y cuidadoras: acciones publicas y privadas. Buenos Aires: Biblos.

>> Garcia Palacios, M., Hecht, A. C. y Enriz, N. (2015). Crianza y ninez en dos comunidades indigenas de la Argentina (qom y mbya). Cuicuilco, 64, 185-201.

>> Garcia Palacios, M. (2012). Religion y etnicidad en las experiencias formativas de los ninos y ninas de un barrio toba de Buenos Aires (tesis de doctorado). Facultad de Filosofia y Letras, Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, Argentina.

>> Gomez, M. (2016). Guerreras y timidas doncellas del Pilcomayo. Una etnografia con mujeres qom (tobas) del oeste de Formosa. Buenos Aires: Biblos.

>> Hecht, A. C. (2013). Ninez, escolarizacion y lengua indigena. Una mirada antropologica sobre la diversidad linguistica en la escuela. Revista Educacion Publica Cuiaba, 22(49/2), 405-419.

>> Ierullo, M., Maglioni, C. (2015). Cuidado y organizaciones comunitarias: reflexiones a partir de la experiencia de la Coordinadora de Jardines Maternales Comunitarios de La Matanza. Argumentos, 17, 150-177.

>> Lopez, E., Findling, L., Lehner, M. P., Venturiello, M. P., Ponce, M., Mario, S., Cirino E. y Champalbert, L. (2015). Los cuidados en las familias: senderos de la solidaridad intergeneracional. Argumentos, 17, 238-256.

>> Mahmood, S. (2006). Teoria feminista, agencia e sujeito liberatorio: algunas reflexones sobre o revivalismo islamico no Egipto. Revista Etnografica, X(1), 121-158.

>> Ministerio de Desarrollo Social de la Nacion. (2013). Ellas hacen Historia. Relatos de las integrantes del Programa Ellas Hacen. La Plata, Argentina.

>> Ministerio de Desarrollo Social de la Nacion. (2014). Informe 1 Antecedentes, creacion y primera etapa de Ellas Hacen. Buenos Aires, Argentina. Recuperado de http://www. desarrollosocial.gob.ar/ellashacen

>> Molyneux, M. (2003). Movimientos de mujeres en America Latina. Estudio teorico comparado. Madrid: Catedra.

>> Nari, M. (2004). Politicas de maternidad y maternalismo politico. Buenos Aires, 1890-1940. Buenos Aires: Biblos.

>> Ortale, S. y Enriquez Rosas, R. (Coords.) (2011). Politica social en America Latina y genero. Configuraciones /reconfiguraciones en la participacion de las mujeres. Buenos Aires: Biblos.

>> Pacifico, F. (2016). "Mas alla del programa". Politicas estatales, mujeresy vida cotidiana en el Gran Buenos Aires (tesis de licenciatura). Facultad de Filosofia y Letras, Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, Argentina.

>> Partenio, F. (2008). Genero y participacion politica: Los desafios de la organizacion de las mujeres dentro de los movimientos piqueteros en Argentina. Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO). Recuperado de http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/becas/2008/deuda/partenio.pdf

>> Partenio, F. (2016a). Interconexiones entre justicia economica, ecologica y de genero: herramientas para re-pensar la sostenibilidad en los procesos autogestivos. En IV Encuentro Internacional de Investigacion de Genero. Universidad Nacional de Lujan, Lujan, Argentina.

>> Partenio, F. (2016b). ?Es posible hablar de una sustentabilidad reproductiva?: apuntes para el diseno de una caja de herramientas en las experiencias de economia social. En A. Perez Orozco y A. Artiaga Leiras (Eds.), ?Por que nos preocupamos por los cuidados? (pp. 142-156.) Santo Domingo: ONU Mujeres Training Centre.

>> Pautassi, L. (2007). El cuidado como cuestion social desde un enfoque de derechos. Serie Mujer y Desarrollo, 87. Santiago de Chile: Comision Economica para America Latina y el Caribe (CEPAL). Recuperado de http://www.cepal.org/mujer/noticias/noticias/4732494/serie87.pdf

>> Pautassi, L. y Zibecchi, C. (2010). La provision de cuidado y la superacion de la pobreza infantil. Programas de transferencias condicionadas en Argentina y el papel de las organizaciones socialesy comunitarias. Santiago de Chile: Naciones Unidas.

>> Perez Orozco, A. (2009). Miradas globales a la organizacion social de los cuidados en tiempos de crisis I: ?Que esta ocurriendo? Serie Genero, migracion y desarrollo, 5. Santo Domingo: Instituto Internacional de Investigaciones y Capacitacion para la Promocion de la Mujer.

>> Rodriguez Enriquez, C. (2015). Economia feminista y economia del cuidado. Aportes conceptuales para el estudio de la desigualdad. Nueva Sociedad, 256, 30-44.

>> Santillan, L. (2010). Las configuraciones sociales de la crianza en barrios populares del Gran Buenos Aires. Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Ninez y Juventud, 8(2), 921-932.

>> Sciortino, S. (2015a). Trabajo y fortalecimiento colectivo: un enfoque de la participacion en el programa "Ellas hacen" desde la construccion de redes solidarias entre mujeres. En V Congreso Internacional de Investigacion de la Facultad de Psicologia. Universidad Nacional de La Plata, La Plata, Argentina.

>> Sciortino, S. (2015b). Practicas colectivas de organizacion del trabajo en el marco del programa social "Ellas Hacen": vida cotidiana y construccion de redes entre mujeres. En V Jornadas de Antropologia Social del Centro. Facultad de Ciencias Sociales, Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, Olavarria, Argentina.

>> Sciortino, S. (2017). Introduccion a la Antropologia feminista: una mirada sobre las mujeres y la politica en estudios etnograficos. En C. Tello (Comp.), Antropologia e intervencion social. Aproximaciones desde la formacion de trabajadores/as sociales (pp. 92-106). La Plata: EDULP.

>> Tabet, P. (2005). Las manos, los instrumentos, las armas. En O. Curiel y J. Falquet (Comps.), El patriarcado al desnudo. Tresfeministas materialistas: Colette Guillaumin--Paola Tabet--Nicole Claude Mathieu (pp. 57-129). Buenos Aires: Brecha Lesbica.

>> Tamagno, L. (2001). Nam Qom Hueta'a na Doqshi Lma'. Los tobas en la casa del hombre blanco. Identidad, memoria y utopia. La Plata: Al Margen.

>> Tobio Soler, C. (2007). Monoparentalidad y solidaridad entre mujeres en Espana: el papel de las abuelas cuando las hijas trabajan. En S. Levin, y M. A. Carbonero (Comps.), Entrefamiliasy trabajo: relaciones, conflictoy politicas de genero en EuropayAmerica latina (pp. 307-326). Rosario: Homo Sapiens.

Silvana Sciortino (1) *

(1) Instituto de Investigaciones en Humanidades y Ciencias Sociales, Universidad Nacional de La Plata, Consejo Nacional de Investigaciones Cientificas y Tecnicas, Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educacion, La Plata, Argentina

Correo electronico: silvana.sciortino@gmail.com

* Silvana Sciortino es doctora en Antropologia por la Universidad de Buenos Aires. Posdoctora en Ciencias Humanas y Sociales por la Universidad de Buenos Aires. Licenciada en Antropologia por la Universidad Nacional de La Plata. Investigadora asistente del Consejo Nacional de Investigaciones Cientificas y Tecnicas, Instituto de Investigaciones en Humanidades y Ciencias Sociales, Centro Interdisciplinario de Metodologias en Ciencias sociales, Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educacion, Universidad Nacional de La Plata. Docente e investigadora de la Universidad Nacional de La Plata, Catedra Perspectivas Antropologicas para la Intervencion social; Laboratorio de Estudios en Cultura y Sociedad, Facultad de Trabajo Social.

Recibido: Mayo de 2017

Aceptado: Noviembre de 2017

(1.) Los nombres de las interlocutoras han sido modificados.

(2.) En el marco del programa que menciono al inicio se planifican capacitaciones semanales para las titulares. Mas adelante me explayo al respecto.

(3.) Cabe aclarar que al momento de la correccion de estilo de este trabajo, los programas Argentina Trabaja y Ellas Hacen han sido redireccionados hacia un nuevo lineamiento en materia de politica social. Desde inicios del 2018 los/ as titulares de estos programas pasaron a conformar "Hacemos futuro". A diferencia de los programas anteriores donde el trabajo en cooperativas fue un aspecto central para la permanencia en los mismos, ahora los requisitos se han reducido a la inscripcion en los "cursos de formacion integral" y a estar cursando estudios primarios/ secundarios o haber finalizado la secundaria. El tiempo verbal presente responde a que al momento de la escritura el programa estaba vigente.

(4.) Hago esta salvedad porque existen cooperativas del programa, en la misma ciudad de La Plata y en otras ciudades de la provincia de Buenos Aires, que no se dedican al trabajo de construccion, sino que desarrollan trabajos de reciclado, textileria y limpieza, entre otros.

(5.) Trabajo "en obra" refiere a las tareas de construccion, las cuales se desarrollan una vez por semana.

(6.) Para una caracterizacion del barrio ver Balerdi (2012).

(7.) Agradezco a Analia Depetris por su solidaridad al brindarme informacion de la investigacion que llevo adelante en el barrio Las Quintas. Datos disponibles en Depetris (2007).

(8.) Las lecturas sobre experiencias de conformacion de "espacios de mujeres" resultaron de apoyo para la reflexion de nuestras practicas; en especial las de Partenio (2008) y Espinosa (2016).

(9.) La "guarderia" se vincula con los Centros de Desarrollo Infantil en el marco de la Ley Nacional 26.233. Sancionada el 28 de marzo de 2007, promulgada el 24 de abrilde 2007.

(10.) Instalaciones que nuclean las actividades de construccion y administracion del "Ellas Hacen". Alli las mujeres arman las placas que se utilizaran como paredes de las casas que luego arman en un terreno indicado.

(11.) Sobre "maternalismo politico" vease Nari (2004).
COPYRIGHT 2018 Universidad de Buenos Aires. Facultad de Filosofia y Letras Antropologia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Sciortino, Silvana
Publication:Cuadernos de Antropologia Social
Article Type:Ensayo
Date:Nov 1, 2018
Words:10508
Previous Article:Ninez indigena y desnutricion: Analisis antropologico comparativo de la implementacion de programas alimentarios en Colombia y Argentina.
Next Article:Decidir entre todos: Una propuesta de analisis en torno a los mecanismos de deliberacion y decision en ambitos colectivos.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters