Printer Friendly

Un zoologico sin rejas.

En toda Europa --10 millones de kilometros cuadrados, del Atlantico a los montes Urales-- hay menos de 500 especies de aves. En los 2 millones de kilometros cuadrados del territorio mexicano hay registradas mas de 1,000. Tan solo en el estado de Chiapas se conocen 600 especies.

Las aves son solo una parte de la riqueza de la fauna mexicana, y no la mas nutrida: Mexico ocupa el primer lugar mundial en reptiles, con mas de 700 especies; el segundo por la cantidad de mamiferos, con 466; el cuarto por el numero de anfibios; el sexto por el de mariposas diurnas; y el decimo por la diversidad de aves.

Una buena parte de estos animales son endemicos, es decir, exclusivos de Mexico --si acaso, los hay en algunas zonas de Belice y Guatemala--, y a veces se concentran en sectores de unos cientos de kilometros. No hay otro lugar del mundo donde habite tal variedad faunistica y tan elevado porcentaje de especies propias. El hecho resulta mas notable cuando se toma en cuenta que esa enorme riqueza vive en una fraccion del territorio: 3 estados, Chiapas, Oaxaca y Veracruz, albergan casi el 70% de las especies conocidas en el pais.

Esta variedad se debe en parte a la accidentada topografia, que provoca marcadas diferencias ambientales; pero sobre todo es resultado de que --caso unico-- Mexico esta situado en la confluencia de 2 de las 6 grandes regiones zoogeograficas en que los biologos dividen el mundo: la neartica, que comprende las zonas templadas y frias de Norteamerica, y la neotropical, que se extiende al sur del Tropico de Cancer.

ENCRUCIJADA GEOGRAFICA

En Mexico, la region neotropical abarca toda la peninsula de Yucatan, Tabasco y las tierras bajas de Chiapas, y se extiende en 2 grandes ramas, como una tenaza, por las vertientes y planicies costeras del golfo de Mexico y el Pacifico. La neartica, a su vez, comprende casi toda la peninsula de Baja California y los estados del norte que, desde un punto de vista geografico, pertenecen a la zona templada por estar arriba del Tropico de Cancer. Pero tambien se prolonga hacia el sur, a manera de una entrante, por las sierras madres Oriental y Occidental y el altiplano, hasta el Distrito Federal y los estados vecinos. Debido a la gran altitud, que provoca un clima de templado a frio, en algunas regiones de Chiapas, en plena zona tropical, existen islotes nearticos en las sierras, donde habitan especies como la ardilla voladora, huesped propio de los bosques de zonas frias y templadas.

Esa posicion geografica favorece la abundancia y variedad de animales de zonas frias, templadas y tropicales. En algunos casos son especies muy parecidas, propias cada una de la fauna de su especifica region zoogeografica.

Coexisten, por ejemplo, el pavo silvestre del norte, llamado Meleagris gallopavo, y el de la peninsula de Yucatan, que aunque se le parece, es de genero y especie totalmente diferentes, y ha sido clasificado como Agriocharis ocellata.

Se encuentran ademas el puerco espin norteno y el pequeno puerco espin tropical, que igualmente pertenecen a generos y especies distintas; incluso hay 2 tipos de tlacuache muy parecidos entre si que los biologos clasifican por separado: el Didelphis virginianus, que habita tambien en Estados Unidos, y, el Didelphis marsupialis, tropical.

Sin embargo, en Mexico no hay grandes manadas ni grandes parvadas. Aunque hubo bisontes en el norte, nunca existieron esos inmensos rebanos que rondaban las praderas de Estados Unidos y que tardaban dias en pasar.

Tampoco hay animales comparables por sus dimensiones con el oso polar. Mexico es esencialmente un pais tropical y subtropical, y las enormes manadas y los ejemplares de gran talla son propios de otros climas y ecosistemas. Los mayores mamiferos terrestres del mundo habitan las extensas sabanas de Africa: es ahi donde aun hay manadas de elefantes, cebras, jirafas, antilopes y otros muchos animales. Igualmente, en las frias regiones de tundra de las altas latitudes se encuentran todavia rebanos de alces, renos y caribues.

Otra caracteristica de la extensa fauna mexicana es que, en general, los animales son de menor talla que otros de su misma especie que habitan mas al norte o mas al sur. La razon es que Mexico marca el limite entre las regiones neartica y neotropical. Esta particular ubicacion de sector fronterizo significa que las condiciones no son las optimas, sino apenas las necesarias para las especies propias de cada region. Por lo tanto, los animales no logran un crecimiento tan completo como en otros lugares.

Las aves

En materia de aves, de las 9,000 conocidas por los ornitologos en el mundo, en Mexico se habian registrado 1,018 hasta 1992, o sea una de cada 9. Eso representa un 30% mas que en Estados Unidos y Canada juntos, y el doble que en toda la antigua Union Sovietica. Por otro lado, de las aves mexicanas, 178 especies son endemicas o exclusivas.

La variedad de formas, colores y tamanos es notable. La mayor es sin duda el majestuoso condor gigante de las montanas de Baja California, que con las alas extendidas mide cerca de 3 metros y se alimenta esencialmente de carrona.

En el lado opuesto se encuentran los colibries, chupamirtos o chupaflores, de los cuales hay en Mexico medio centenar de especies; casi la sexta parte de las existentes en America, unico continente donde subsisten. Entre ellos destaca por su diminuto tamano la coqueta Lophornis helenae, muy abundante y ampliamente distribuida en Mexico, que mide apenas 65 milimetros, no mucho mas que el colibri Calypte helenae, de Cuba, el ave mas pequena del mundo.

Casi del mismo tamano es el colibri enano zumbador, Atthis heloisa, exclusivo de Mexico y muy comun en zonas boscosas; y el colibri enano sureno, Atthis ellioti, que solo se encuentra en las montanas de Chiapas.

Entre esos 2 extremos hay una inmensa gama de tucanes, loros, cotorras, calandrias, mosqueros, cisnes, picamaderos, palomas, zopilotes, garzas, chachalacas, aguilas, guacamayas, gavilanes y muchisimas aves mas, notables por su rareza, dimensiones, colorido, costumbres o caracteristicas. La totalidad de las paginas de esta serie no alcanzaria para describirlas. Tan solo la mas popular guia de campo sobre las aves de Mexico, que se limita a una muy concisa informacion basica, tiene 670 paginas. No todas estas aves residen permanentemente en el pais. Al rededor de la cuarta parte son migratorias y cada ano se desplazan de las zonas tropicales y subtropicales a las frias y templadas.

Pero no son simples turistas que cada ano vienen por una corta temporada huyendo del frio invernal para retornar a la llegada de la primavera. Los terminos pueden invertirse, y considerarlas residentes del tropico, que solo anualmente emigran al norte por unos meses.

Esto no es un simple juego de palabras sino un concepto que va teniendo cada vez mayor aceptacion entre los biologos. El punto de vista tradicional y casi indiscutido habia sido que las aves migratorias son originarias de Estados Unidos y Canada y adoptaron el habito de viajar a Mexico, Centro y Sudamerica para huir de los rigores del invierno. Pero en los ultimos tiempos ha ganado terreno el punto de vista opuesto: que en realidad son aves originarias del tropico que se habituaron a emigrar cada verano a las tierras templadas del norte en busca de condiciones mas propicias para reproducirse.

INMENSAS OLEADAS

Segun este punto de vista, el habito de emigrar al norte en verano lo desarrollaron porque en las tierras templadas encuentran menos enemigos naturales y hay mucho alimento disponible, como insectos y semillas.

Sea como sea, tratese de residentes del tropico que veranean en el norte, o aves de zonas templadas que emigran al sur para invernar --o, salomonicamente, aves que alternan sus estancias en las altas y las bajas latitudes--, el hecho es que cada ano inmensas oleadas recorren en una y otra direccion las diversas rutas migratorias de norte a sur; unas a traves del golfo de Mexico, otras contorneando el Golfo, y otras mas tierra adentro, a lo largo del macizo continental.

Nadie puede decir, ni siquiera con aproximacion razonable, cuantas participan en esta portentosa migracion anual. Los calculos oscilan entre 2,000 y 5,000 millones. De ellas, quiza la tercera parte llega a Chiapas, la peninsula de Yucatan y el Peten guatemalteco. La mayoria se queda en el noreste, el occidente y el altiplano central y, las menos, siguen viaje a Centro y Sudamerica.

No solo llegan patos y golondrinas, que son las aves migratorias por excelencia, sino otras muchas de todos tipos, tamanos y habitos. Algunas son insospechadamente pequenas, como el diminuto colibri de paso --Archilochus colubris-- o verdines tan pequenos que un gramo de grasa les suministra la energia necesaria para cruzar de un tiron los 1,000 kilometros del golfo de Mexico, volando sin parar hasta 40 horas.

Por otro lado, no todos los cisnes, patos y gansos son migratorios. De las 33 especies registradas en Mexico --mas de la quinta parte del total mundial-- hay varias que pasan aqui todo el ano, como el pijiji o pato chiflador --Dendrocygna autumnalis--, o el considerado ancestro de todos los patos domesticos, el Cairina moschata, conocido popularmente con diversos nombres como pato real, indio, perulero, pinto y solareno.

Los mamiferos

La mastofauna --los mamiferos-- es tan rica como la avifauna, ya que de las poco mas de 4,000 especies conocidas en el mundo, 466 se encuentran en Mexico, tambien con una vasta diversidad de formas, tamanos y habitos: desde musaranas excepcionalmente feroces, pero tan pequenas como el pulgar de un hombre, que pesan apenas 3 o 4 gramos, hasta pacificos manaties de una tonelada.

Sin embargo, la mastofauna pasa inadvertida porque el 60% de los mamiferos es de habitos nocturnos, y porque aun aquellos que son activos durante el dia, prefieren mantenerse ocultos o confundirse con las rocas y la vegetacion; unos para cazar sin ser vistos por sus victimas, y otros para eludir a sus depredadores. Son muy pocos los que, como el imponente borrego cimarron del arido noroeste, se exhiben orgullosamente. La gran mayoria prefiere el silencio y la oscuridad nocturna en la espesura de bosques y selvas, escurrirse entre los matorrales del desierto, esconderse entre el ramaje o la hojarasca del suelo, o llevar vida subterranea para obtener el maximo de seguridad.

Por sus tendencias al ocultamiento y la vida nocturna, los mamiferos --no solo los mexicanos, sino todos-- son los animales mas conocidos pero al mismo tiempo los menos vistos. Esto resulta especialmente cierto en el caso de los murcielagos, el grupo de mamiferos mas grande de la fauna mexicana con 120 especies identificadas a la fecha, la septima parte del total mundial y la mitad de las de Latinoamerica. Algunas de ellas estan ampliamente distribuidas por todo el pais y forman colonias inmensas.

Uno de los mas comunes y abundantes es el murcielago higuero o zapotero, Artibeus jamaicensi; pero el que quiza se lleva la palma es el guanero, Tadarida brasiliensi, que forma colonias de millones de individuos. Ningun pais iguala a Mexico en especies de murcielagos. Pero, a pesar de su abundancia y presencia, la mayoria de la gente tiene de estos amos de las tinieblas solo visiones fugaces y una buena cantidad de ideas erroneas.

La mala fama es gratuita, pues si bien en Mexico existen los 3 unicos vampiros conocidos en el mundo, todos los demas son no solo inofensivos sino beneficos. Los hay insectivoros, frugivoros (que se alimentan de frutas), polinivoros, que compiten con los colibries por el nectar de las flores; y aun pescadores, que en vuelo a ras de agua sobre bahias, lagos y lagunas, atrapan pequenos peces y otros animales. Y en su busqueda de alimento eliminan muchos insectos nocivos, dispersan semillas, fecundan flores y realizan otras utiles funciones. Estudios recientes revelaron que en zonas arrasadas por incendios o desmontes, el grueso del trabajo de reforestacion lo llevan a cabo los murcielagos frugivoros que esparcen semillas con sus excrementos.

Es tan importante la utilidad de los murcielagos en los ecosistemas, que su desaparicion o la reduccion de su numero generalmente conduce a desastres ecologicos, como la multiplicacion de plagas agricolas.

PARIENTES CERCANOS

En contraste, algunos mamiferos ejercen una especial atraccion por su belleza y majestuosidad. El jaguar, por ejemplo, ha llegado a convertirse casi en simbolo para quienes demandan proteccion a la fauna silvestre.

Hay otros muy raros y escasos, tanto o mas amenazados que el jaguar, de los que casi no se habla y por cuya suerte se preocupan solo un punado de cientificos que tratan de reproducirlos en semicautiverio. Dos de ellos son el tapir y el senso, o jabali de labios blancos, de las selvas del sureste. Ambos de tamano intermedio entre un cerdo y un caballo pequeno y tan adaptados a la vida en la espesura, que no pueden sobrevivir en terrenos desmontados. Por ello sus Poblaciones han disminuido drasticamente en las ultimas decadas.

Entre los mamiferos no podian faltar las especies endemicas, muchas de las cuales tienen ademas una distribucion muy limitada. Son los casos de la liebre del istmo, Lepus flavigularis, que solo habita en un pequeno sector de Oaxaca y Chiapas; y de unos curiosos conejillos exclusivos de la isla de Cozumel, los Nasua nelsoni.

En lo mas alto de las montanas que rodean al DF, y solo ahi, habita otra especie unica en el mundo: el zacatuche o conejo de los volcanes, Romerolagus diazii.

Otro nutrido grupo es el de los mamiferos marinos, de los cuales se conocen en Mexico 45 especies; de ellas, 28 viven en el golfo de California, que alberga mas de la tercera parte de las existentes en el mundo.

Salvo el caso de la vaquita de mar, todos los mamiferos son abundantes; incluso los delfines, que algunos desinformados suponen en peligro de extincion. De la celebre ballena gris, que se reproduce en las bahias y lagunas costeras de Baja California, hay ahora unos 20,000 ejemplares, cantidad extraordinaria si se considera que en 1930 solo quedaban 100 y la especie se hallaba a punto de desaparecer por la implacable caceria de los balleneros norteamericanos.

Los lobos marinos --las simpaticas focas de circos y zoologicos-- son tan numerosos en las aguas del Pacifico, que los pescadores reniegan de ellos, pues destruyen sus redes y trampas para hurtarles los peces que capturan. Hay tambien grandes poblaciones de elefantes marinos; y de la famosa foca fina de la isla Guadalupe, 2 veces considerada extinguida en este siglo, los ejemplares se cuentan por miles.

El solitario punto negro en el panorama de los mamiferos marinos es el de la vaquita de mar. Esta diminuta ballena --la mas pequena del mundo, con solo 1.60 metros de largo--, denominada Phocaena sinus, habita solo en el fondo del golfo de California, cerca de la desembocadura del rio Colorado. De ella quiza sobreviven 400 ejemplares, y a fin de evitar su extincion, se han dictado estrictas normas protectoras, que tambien serviran para preservar a otra especie exclusiva de Mexico que vive en la misma zona: la totoaba, un gran pez de la familia de la corvina que supera en dimensiones a la propia vaquita de mar.

Reptiles

Con sus 707 especies de reptiles, Mexico ocupa un primer lugar mundial. La mitad de ellas son endemicas, y no se trata de animales extraordinarios por su tamano o caracteristicas. En su casi totalidad son lagartijas o pequenas serpientes. Quiza el unico reptil endemico verdaderamente notable sea la tortuga del Bolson de Mapimi, Gopherus flavomarginatus, que habita aquella desertica region en los limites de Chihuahua y Durango, y esta emparentada con las tortugas gigantes de las islas Galapagos. Dos cosas la hacen fuera de lo comun: su tamano, hasta un metro de largo y 50 kilos de peso y el hecho de que apenas en 1959 fue conocida por la biologia.

Mas de la tercera parte de las especies mexicanas de reptiles son lagartijas y especies afines, de las cuales hay una enorme diversidad de tamanos, desde gecos o cuijas de unos pocos centimetros, hasta iguanas de mas de metro y medio, muy apreciadas por su carne tierna y sabrosa.

Aunque las lagartijas no parezcan nada extraordinario, las hay singulares por una u otra razon. Por ejemplo, los pasarrios de las zonas tropicales, como el Bassiliscus vittatus, de larguisima cola --2 veces mayor que el resto del cuerpo-- que utilizan como timon para controlar sus cambios direccionales, corren con tal velocidad que llegan a cruzar charcas y arroyos como si caminaran sobre el agua.

Hay tambien lagartijas que solo tienen patas delanteras, o que carecen de ellas; viven semienterradas y casi nunca se de jan ver, por lo que son poco conocidas. Hay incluso 2 especies afines a las lagartijas, y son ponzonosas: ambas son llamadas escorpion, y pertenecen al genero Heloderma. Tienen el aspecto de iguanas rechonchas, con patas que se antojan raquiticas, cola corta y robusta, de color rojo y negro o amarillo y negro. Habitan la costa del Pacifico.

A la especie del norte se le llama monstruo de Gila, por su nombre comun en ingles, Gila monster. Poseen glandulas venenosas en la mandibula inferior --no en la superior, como las viboras--, pero no tienen mecanismos de inyeccion, sino que el veneno simplemente escurre por el exterior de los dientes: por eso su peligrosidad real es minima.

Quiza las lagartijas mas impresionantes sean las llamadas camaleones --Phrynosoma orbiculare-- y que en realidad no son camaleones (los verdaderos pertenecen a otra especie). Pequenos, de apenas 10 centimetros de largo, tienen el cuerpo ancho y aplanado y la cabeza llena de rigidas espinas corneas. A veces, al ser molestados, reaccionan secretando sangre por la esquina de los ojos, lo cual les ha ganado el nombre popular de "llorasangre". Son comunes en el altiplano, donde se les llama tambien por su nombre nahuatl: tapayatzin.

En el mundo de las serpientes --330 especies, de las cuales una es marina-- las menos conocidas son las diminutas agujillas, unas serpientes ciegas o semiciegas a las que frecuentemente se confunde con lombrices. En el extremo opuesto, por su tamano, se encuentra la gigantesca boa Constrictor constrictor imperator, llamada tambien mazacuata y vibora sorda, que alcanza 4 metros de longitud pero carece de veneno y es practicamente inofensiva: en muchas zonas del pais se la utiliza para combatir ratas y ratones en almacenes de granos y hasta en viviendas.

A las serpientes se les teme, pero en realidad el 80% de las existentes en Mexico no representan peligro por carecer de glandulas venenosas o por tener los dientes inyectores en el fondo de la boca. Esto --sumado a su pequeno tamano-- hace que solo puedan inocular su veneno a pequenos animales en el momento de tragarlos.

Entre la profusion de culebras inofensivas las hay de los mas variados tipos, colores y tamanos, como las ratoneras, chirrioneras y voladoras; los bejuquillos, cordelillos y petatillos; y los cincuates y el falso coralillo, semejante en su coloracion al autentico, pero de mayor tamano.

Las serpientes realmente peligrosas son las viboras, como las de cascabel. De ellas hay mas de 2 docenas de especies en Mexico, todas del genero Crotalus, incluso una muy extrana, exclusiva de las islas del golfo de California y que carece de cascabeles. Igualmente peligrosas son las nauyacas o cuatronarices, como la Bothrops atrox, de mas de 2 metros de longitud, a la que tambien se llama barba amarilla. O los cantiles, como el Aqkistrodon bilineatus. Y, desde luego, las coralillo, de las que hay varias especies, casi todas con un veneno muy activo que ataca el sistema nervioso.

DE RIOS Y MARES

Hay tambien numerosas tortugas terrestres y de agua dulce, y aunque por lo general se piensa que son pequenas, propias solo para mascota de ninos, las hay que superan el medio metro de longitud y los 20 kilos de peso. La popular jicotea, Pseudemys scripta, por ejemplo, es conocida casi solamente por los pequenos ejemplares juveniles de llamativa coloracion que se venden en las tiendas de animales; pero, adulta, mide cerca de medio metro. Igual tamano alcanza la feroz tortuga lagarto o mordelona, Chelydra serpentina; en tanto que la tortuga blanca, Dermatemys mawii, alcanza un poco mas de 60 centimetros.

De las 7 especies de tortugas marinas que se conocen, 6 habitan en Mexico, donde se encuentran las mas importantes playas de anidacion en el continente americano y quiza en todo el mundo.

Una de esas tortugas, la llamada lora o cotorra, Lepidochelys kempii, resulta extraordinaria, pues aunque normalmente vive en una extensa zona del Atlantico, desde el noreste de Estados Unidos hasta el Caribe, durante la temporada de desoye todos los adultos reproductores, machos y hembras, se congregan frente a la playa de Rancho Nuevo en el estado de Tamaulipas. Ahi se aparean y luego las hembras salen en masa, como si obedecieran a una orden, para depositar sus huevos en la arena. No se conoce otro caso semejante en que todo el potencial reproductivo de una especie que vive ampliamente dispersa, se concentre en un sector tan reducido.

En el litoral del Pacifico, en las costas de Oaxaca, Guerrero y Michoacan, se observan tambien --aunque en menor escala que antes-- esas espectaculares "arribazones" o "arribadas" de tortugas, en que decenas de miles de ellas surgen de las olas casi simultaneamente e invaden la playa para ovipositar en un sector de pocos kilometros. En esos lugares, la protagonista es una prima hermana de la lora a la cual se conoce popularmente como golfina y cientificamente como Lepidochelys olivacea.

Tambien se ha visto arribar por millares en playas de Michoacan, la gigantesca tortuga laud o de cuero, Dermochelys coriacea, una especie muy primitiva que llega a pesir tres cuartos de tonelada --es la mayor del mundo-- y se caracteriza porque su concha o caparazon no es dura como la de las demas tortugas, sino que esta formada por una gruesa capa de cuero saturada de aceite e incrustada de huesecillos. A la laud se le considera una especie amenazada, pero su conservacion parece garantizada en Mexico, donde se encuentran sus playas de anidacion mas importantes a nivel mundial y se le brinda completa proteccion, al igual que a las otras 5 especies.

NINFA DEL BOSQUE

Entre ranas, sapos, salamandras, ajolotes y cecilias, los anfibios mexicanos redondean las 280 especies, lo cual situa al pais en el cuarto lugar mundial.

Los anfibios mas conocidos son, por supuesto, las ranas, de las que hay numerosas especies y cada region tiene las suyas. En el noroeste, por ejemplo, abunda la rana tarahumara, Rana tarahumarae, que en Estados Unidos llaman rana mexicana. En el norte la mas comun es la rana toro o Rana casteheiana, que con sus 20 centimetros es la mayor de todas. La tipica del valle de Mexico y el altiplano central, es la rana comun Rana montezumae; en tanto que la mas extendida en el pais es la leopardo o Rana pipiens, de piel intensamente moteada, que solo alcanza la mitad de tamano que la toro.

Todas, y otras del mismo genero, son ranas ordinarias, de habitos acuaticos y con membranas entre los dedos. Tambien hay numerosas especies de las llamadas arboricolas, adaptadas para subir agilmente a los arboles gracias a pequenos discos de succion, como ventosas, que poseen en los dedos. Todas ellas se distinguen por su pequeno tamano --de 3 a 6 centimetros-- y su asombrosa capacidad para cambiar de color.

Una de las mas hermosas ranas arboricolas mexicanas --tambien las hay en Centroamerica-- es la llamada Agalychnis callidryas, que significa "bella ninfa de los bosques". En su colorido predomina el verde esmeralda, que contrasta con el vivo color rojo de sus grandes ojos.

De los sapos, el mas abundante y conocido es el sapo gigante, Bufo marinus. Es de agua dulce. Las hembras, mucho mayores que los machos, alcanzan hasta 25 centimetros de longitud y casi kilo y medio de peso. Aunque esta emparentado con las ranas, se distingue de ellas por las numerosas verrugas que le cubren el cuerpo y le dan un aspecto repulsivo; y a diferencia de las ranas, que son comestibles, el sapo gigante es venenoso: por unas glandulas situadas a los lados de la cabeza, exuda cierta sustancia toxica que le escurre por la piel y cuyo contacto provoca violentas reacciones. En cambio, los ajolotes no solo son comestibles, sino que desde tiempos prehispanicos se les considera delicadeza gastronomica. De estos anfibios, tipicos de Mexico, hay numerosas especies; casi todas de color oscuro y con aspecto de renacuajos gigantes, de 10 a 15 centimetros, con patas diminutas y branquias muy visibles, como plumas. Abundan o abundaban en los lagos del altiplano y se distinguen de los demas anfibios porque no completan su metamorfosis.

En tanto que ranas y sapos primero viven en el agua respirando por medio de branquias y como renacuajos se transforman gradualmente en adultos con patas y pulmones, los ajolotes conservan su aspecto juvenil, sin perder las branquias, desde que nacen hasta que mueren. Pero en ciertas condiciones pueden completar su desarrollo: les crecen las patas, pierden las branquias y se convierten en salamandras que, si bien son animales terrestres, carecen de pulmones y respiran a traves de la piel.

Finalmente, hay que hablar de las cecilias, unos anfibios de cuerpo alargado como serpiente, desprovistos de patas y con ojos diminutos, atrofiados por falta de uso. Hay docenas de especies, pero son quiza los miembros menos conocidos de la fauna mexicana, ya que viven bajo tierra o entre la hojarasca de selvas y bosques.

El gran santuario

Igual que otras especies, las mariposas mexicanas presentan una mezcla de especies nearticas y neotropicales increiblemente variada.

Las hay de escasos 10 o 12 milimetros con las alas desplegadas, en tanto que la mayor de todas, la gavilana --Thysania agrippina-- alcanza mas de 25 centimetros. La gavilana --asi llamada por las escamas de sus alas, que semejan el plumaje de un gavilan-- es nocturna y habita en los estados del sureste.

En cambio, son de habitos diurnos las grandes y llamativas tecolotas del genero Opsiphanes, que en las alas presentan unos dibujos que a primera vista parecen los ojos de un buho o tecolote y sirven para ahuyentar a posibles enemigos.

Esta todavia por determinarse cuantas especies de mariposas hay en Mexico. Unos hablan de 5,000; otros multiplican esa cifra por 4. Sea cual sea el numero, hay muchisimas, sobre todo en las zonas tropicales --en especial en Chiapas-- pero tambien en los bosques y las zonas deserticas o semiaridas. Los miles de especies presentan una extraordinaria variedad de colores y formas y algunas son muy llamativas, como las del genero Morpho. Otras, en cambio, se distinguen por su relacion con el nombre, como aquellas que en estado larvarlo se conocen como gusanos belloteros, medidores, soldados o descortezadores, y son plagas de bosques y cultivos.

Las hay tambien notables por algunas singularidades de su vida y desarrollo: en los arboles de madrono de las sierras del centro y norte de Mexico, pueden verse unas curiosas bolsas colgantes. Son capullos gigantes en cada uno de los cuales se apinan de 35 a 60 orugas de la mariposa del madrono, Eucheira socialis.

Los llamados frijoles saltarines mexicanos (Mexican jumping beans) que se venden como curiosidad, son semillas de ciertas plantas de zonas aridas en cuyo interior hay orugas de una pequena mariposa, Carpocapsa saltitans, que con sus movimientos hacen brincar las semillas. Los apetecibles gusanos de maguey, no son sino orugas de una mariposa, Aegiale hesperiaris.

EN BLANCO Y NEGRO

La situacion de la fauna mexicana no es tan aterradora como pregonan algunos alarmistas, pero tampoco tan tranquilizadora como dicen algunos portavoces oficiales. Si bien el unico caso comprobado de extincion de una especie importante en este siglo es el de la foca monje del Caribe, las poblaciones de otras han disminuido marcadamente --el manati y los cocodrilos son buenos ejemplos-- y la situacion de muchas es preocupante o critica.

El bisonte, que todavia a principios de siglo vivia en estado silvestre en las proximidades de la frontera con Estados Unidos, ya no existe mas en nuestras praderas; el lobo mexicano --una raza del lobo comun-- ferozmente perseguido por los ganaderos, casi ha desaparecido de sus antiguos territorios del norte y el noroeste, donde era abundante; y hay quienes aseguran que ya fue cazado, en la sierra de Chihuahua, el ultimo oso gris que habia en Mexico.

Hace mucho no se ve al chorlo polar o Tringa flavipes, una pequena --pesa solo 80 gramos-- pero extraordinaria ave migratoria que todavia en las primeras decadas del siglo pasaba por Mexico en inmensas bandadas 2 veces por ano, durante su portentosa travesia de 20,000 kilometros del extremo sur del continente americano hasta las regiones articas de Canada y Alaska.

El quetzal sobrevive en las montanas de Chiapas, al igual que el tucan esmeralda Aulacorhynchus prasinus, que ya casi solo existe en los bosques de niebla de ese estado sureno.

HIJOS DE LA MILPA

En cambio, otras especies soportan muy bien las alteraciones del medio ambiente o la presencia humana. El tlacuache es uno de esos acomodaticios que han sabido adaptarse a la vida urbana al descubrir en sus andanzas nocturnas que en los depositos hogarenos de basura hay alimento mas sabroso, abundante y variado que en el campo; y la zorra gris resiste bastante bien la deforestacion.

Otras especies han sido favorecidas por la accion del hombre. La codorniz de Yucatan, Colinus nigrogularis, por ejemplo, que solo habitaba en el noroeste de la peninsula, se ha ido multiplicando a la par que los desmontes, y ahora se le encuentra hasta en Belice y Guatemala.

Las densas y escandalosas parvadas de negros zanates Quiscalus mexicanus, son una plaga en los campos agricolas. De la paloma torcaza o huilota costena, Zenaida asiatica, abundante en las zonas costeras, se calcula que tan solo en Tamaulipas hay entre 70 y 80 millones de ejemplares, y tambien constituyen una pesadilla para los agricultores, pues acaban con las cosechas de sorgo.

La garza garrapatera, Bubulcus ibis, no ha cesado de incrementar su numero desde que llego a Mexico en los anos 30 o 40; y las poblaciones de patos tienen en los arrozales del sureste alimento suficiente para sus nutridas bandadas. Otra especie en expansion, cada vez mas abundante gracias a la accion humana, es el garrapatero Crotophaga sulcirostris, ave parecida al zanate y negra como el carbon, que se la pasa muy a gusto en pastizales, potreros, campos cultivados y bordes de caminos.

El coyote, habitante de matorrales y terrenos abiertos, ha sido tambien beneficiado con los desmontes --ocupa ahora mas territorio que nunca--; lo mismo que el venado cola blanca, Odocoileus virginianus, aun abundante pese a ser la pieza de caza mayor mas perseguida en Mexico. Igual sucede con animales de caza menor como el tepescuintle, el tejon, el sereque y el jabali, que se benefician de los desmontes para uso agricola, y se alimentan de milpas o de vegetacion silvestre que crece en los sembradios.

De hecho, los campesinos de zonas tropicales que practican la agricultura milpera en claros de la selva, saben que perderan parte de sus cultivos, devorados por animales silvestres, pero no lo consideran una perdida, pues al cazarlos obtienen carne. Casi podria decirse que crian fauna silvestre por medio de sus milpas.

En otros casos, el medio ambiente ha sido trasformado con el proposito de restaurar un habitat destruido y propiciar el restablecimiento de su fauna original. Es el caso del lago de Texcoco, cercano al DF, al que una equivocada politica de desecacion para evitar inundaciones dejo reducido a unas charcas pestilentes. Ahora, parcialmente rehabilitado, alberga densas poblaciones de patos, chichicuilotes y otras aves acuaticas.

Muchas especies, en cambio, han sido diezmadas no tanto por la caceria como por la destruccion de su habitat. Sobre todo aquellas que viven en la selva y no pueden adaptarse a otros tipos de vegetacion. Por ejemplo, el jaguar, el tapir, el senso o jabali de labios blancos, el mono aullador o saraguato, el aguila arpia, la gallina de monte, el guan cornudo y otros muchos. Para estas especies, no quedan ya mas refugios que las reservas de la biosfera, y otras areas naturales protegidas.

SOPA Y CREMA

Otras veces se han combinado la destruccion del habitat con la caceria. El jaguar no solo tiene cada vez menos espacio para vivir y cazar a medida que la selva es arrasada para crear potreros, sino que los ganaderos lo persiguen por considerarlo danino, sin parar mientes en que ellos se entrometieron en sus dominios, y al destruir la selva reducen sus terrenos de caza y lo orillan a incursionar ocasionalmente en busca de alimento.

Sin embargo, en terminos generales, puede decirse que la caceria no ha sido nunca tan intensa como se cree. Como punto de comparacion, baste decir que mientras en Mexico los cazadores deportivos abaten 50,000 patos al ano, en un solo estado norteamericano, el de Luisiana, se mata esa misma cantidad en un dia, al abrirse la temporada de caza. En Mexico la caceria ha sido por siglos solo para autoconsumo y no ha hecho mella importante en la poblacion animal.

Son relativamente pocos los casos --con resultados casi siempre desastrosos-- en que se realizaron explotaciones comerciales en gran escala, por lo general ilegales, para satisfacer la demanda de pieles y otros productos. Manaties, cocodrilos, nutrias, jaguares y tigrillos, fueron implacablemente cazados por las cualidades o la belleza de su piel. La tortuga blanca del Caribe tuvo la desgracia de que los gourmets britanicos, y luego los alemanes, estuvieran dispuestos a pagar muy buen precio por cierta sustancia gelatinosa que ese animal tiene en el interior del caparazon y que es la base para preparar la sopa de tortuga tipo ingles.

A la caguama le sucedio algo parecido desde que alguien hizo creer a las mujeres de Europa y Estados Unidos que la crema de aceite de tortuga les dejaria la piel mas tersa.

Y la de carey fue igualmente explotada --sigue siendolo clandestinamente-- para satisfacer la vanidad de las japonesas, que desean lucir peines, aretes, prendedores y demas adornos de legitimo carey, sin preocuparse demasiado por su procedencia.

PRUDENCIA Y SACRIFICIOS

En algunos casos, como el de las tortugas marinas del Pacifico, los estudios cientificos condujeron a evaluaciones demasiado optimistas sobre la capacidad reproductiva de una especie, y se permitio que fuera explotada a un ritmo que parecia razonable pero despues resulto excesivo. En general, los problemas de la fauna mexicana son resultado de las trasformaciones en el medio ambiente o de la expansion de las poblaciones humanas, mas que del exterminio directo.

Hay especies que simplemente no pueden convivir con el hombre. Las tortugas marinas, por ejemplo, dan media vuelta y se abstienen de desovar si encuentran luces y movimiento en la playa, como ocurre en las zonas turisticas del Caribe, y eso ha contribuido a que su numero disminuya.

Los cocodrilos son demasiado peligrosos para tenerlos de vecinos en una zona poblada, igual que las coralillo o las viboras de cascabel.

Otras especies estan tan especializadas que si su habitat cambia no pueden sobrevivir. Ciertas aves de la selva, por ejemplo, casi no vuelan sino que pasan el tiempo en el suelo.

Si desaparece la selva, perecen por falta de alimento o porque sin la proteccion de los arboles son victimas de aves de presa. Y cuando desaparecen esas aves, desaparecen tambien otros animales relacionados con ellos, como el vampiro de alas blancas, que se alimenta casi exclusivamente con sangre de aves silvestres.

Como las condiciones naturales cambian sin cesar --aun sin intervencion humana-- es inevitable que resulten afectadas algunas especies, porque ni la naturaleza es inmutable ni las especies son eternas.

Algo que muchas veces se pierde de vista es que el 95% de los animales que han habitado la Tierra se extinguieron antes de que apareciera el ser humano; y de las extinciones ocurridas en los ultimos cientos de miles de anos, dificilmente podria culparse al hombre primitivo, incapaz de transformas la naturaleza en gran escala o de realizar matanzas masivas.

Por otro lado, tambien a menudo se olvida que Mexico es uno de los paises que mayores esfuerzos hace para proteger y conservar su fauna y su flora, aunque ello a veces ha significado sacrificios importantes. La prohibicion absoluta de pescar tortugas, dictada en 1991, dejo sin ocupacion a miles de pescadores de Oaxaca y Guerrero que durante la temporada de captura vivian de atraparlas y procesarlas. (Si bien les entregaron pequenas lanchas y redes para que se dedicaran a la captura de pescado, de hecho no pudieron hacerlo por carecer de infraestructura para conservarlo, transportarlo y comercializarlo.)

La proteccion que se da a las tortugas marinas en Mexico no tiene paralelo en ningun otro pais del mundo. A lo largo de ambas costas existe una serie de campamentos en los que cada temporada de anidacion se mantiene vigilancia para evitar la matanza y el saqueo de huevos. Se protegen los nidos naturales y se recogen los huevos de nidos abandonados para incubarlos con cuidados especiales. En todo esto participan no solo las autoridades sino diversas instituciones privadas, empresas hoteleras, universidades, escuelas de nivel medio, grupos sociales y particulares.

En el golfo de California, para proteger a la totoaba y la vaquita de mar, se establecieron severas limitaciones a la pesca que afectaron seriamente a miles de pescadores de camaron de esa zona del noroeste.

No hay en Estados Unidos, por ejemplo, nada comparable a la gigantesca Reserva de la Biosfera del Desierto de Sebastian Vizcaino, en Baja California, de mas de 2 y medio millones de hectareas; y la de Calakmul, en las selvas de Campeche, es mayor que cualquier parque nacional norteamericano, excepto el de Yellowstone.

Da gusto poder concluir este fasciculo con un balance positivo: en Mexico la fauna silvestre no esta abandonada a su suerte.
COPYRIGHT 1998 Editorial Contenido, S.A. de C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 1998 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:TA: animals in Mexico; TT: A zoo without cages; animales que existen en Mexico
Publication:Contenido
Date:Aug 1, 1998
Words:6864
Previous Article:?Volvera a Los Pinos Amalia S. vda. de Cardenas?
Next Article:Armando Alanis, el bardo de las bardas.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters