Printer Friendly

Un tesoro bajo el mar.

Un pueblo casi destruido por una ola vive de lo que da el oceano.

EL 22 DE MAYO DE 1960, EL MAYOR terremoto de la historia chilena (9,5 en la escala Richter) derribo edificios y estremecio el suelo oceanico. Entonces una ola de 15 metros devasto la pequena poblacion de Corral, en la Costa sur de Chile. Muchas casas quedaron reducidas a escombros y grandes cargueros anclados en la bahia parecian fragiles kayaks.

El oleaje saco del fondo del mar proyectiles de canones espanoles del siglo XVII. Y algo mas: nuevas especies maritimas y una industria que desde entonces es la que da de comer al pueblo.

Antes de la ola, solo teniamos cuatro especies [comerciales] de mariscos. Despues, tuvimos seis", relata Sergio Ramos, historiador no oficial del pueblo.

No hay pruebas de que exista un nuevo ecosistema. Pero en lugares como Corral, un pueblo de 4.000 habitantes, la opinion de gente mayor coma Ramos es suficiente. Dicen que el sisma causo una proliferacion de algas, el producto que ahora es la base economica del pueblo.

Las algas, de las que la mas importante es la Gracileria Chilensis, conocida en Chile como pelillo, se cosechan, se secan en las playas y se venden a una procesadora que las convierte en un fino polvo blanco, que se vende a US$15,50 el kilo en Japon. En la temporada alta, de septiembre a marzo, las botes invaden la costa para recoger la casecha de algas.

La exportacion de algas vale unos US$60 millones al ano, pero para Corral esos dolares son vitales.

El pelillo crece en la bahia que forman la desembocadura de los rios Valdivia y Tarnagaleanes en el oceano Pacifico. La cosecha de esta alga dura todo el ano en esta lluviosa zona, donde abundan los pinas de Monterrey.

"Hace 25 anos, cuando el pelillo aparecio, nadie La recagia. No sabiamos que era valiaso", dice Epitacia Barquez, que vive en la isla Mancera, cerca de un fuerte espanol de 1645 cuya guarnicion se batio con piratas ingleses para defender la ciudad de Valdivia. La fortaleza es la unica atraccion turistica de Corral.

Empleador local. Barquez calcula que la mitad de la poblacion de la isla trabaja en el camercia del pelillo. La mayor parte del trabajo tiene lugar bien avanzada la primavera, cuando el sol estimula el crecimienta y permite cosechas cada 15 dias. "Solo nas pagan 200 pesos el kilo [30 centavos]", se queja Barquez. Pero US$3.600 de ganancias en un solo embarque es una pequena fortuna en esta region donde una cena con salmon cuesta US$2,50 y los viajes en embarcaciones fletadas entre las islas pueden costar menos de US$1.

Hace falta toda la camunidad para empacar los envios de 12.000 kilos para los compradores que recorren la bahia en barcos pesqueras. Con un rastrillo de hierro ilamado arana, los buzos, equipados con tanques de oxigeno, recogen las prolificas plantas del fondo del mar. Otros recorren las playas y recogen monticulos de algas. A media tarde, la playa parece el suelo de una barberia.

Arturo Zavala dirige a 150 trabajadores en la mayor pracesadora de pelillo de Chile. El alga se convierte en agar, que se usa para espesar los alimentos. La planta ProAgar envia unas 40 toneladas de agar procesado al mes, sobre todo a Asia y Norteamerica.

En una reciente cosecha, dos hombres de unos 75 anos trabajan desde un bote frente a la playa, colocando bolsas de 25 kilos llenas de alga en su chinchorro. Ponen el pelillo en los muelles a que se seque y le quitan los cangrejos y los residuos atrapados en las finas hebras. Cuando le preguntan sobre su edad, uno de los dos viejos responde con orgullo: "Mi madre todavia trabaja y tiene 94 anos".

El clima hostil y el terreno aspero que endurecen a estos islenos son tambien el obstaculo principal al crecimiento economico. Pero un constante aumento de la cantidad y La variedad de los productos marinos, coma los mejillones y las algas, seven como una clave del desarrollo.

Desde su oficina en el segundo piso de una mansion de madera, con vista al puerto, el alcalde de Corral, Gaston Perez, elogia las corrientes marinas, pero reconoce que devastaron su pueblo. "La cosecha de pelillo es una base economica fundamental para la clase media baja", dice. "Hay familias enteras en la costa recogiendo pelillo, que le garantiza una entrada de dinero a los que no tienen trabajo. Si no, estarian talando los bosques [para vender la madera como lena]. Y ahora estamos creando programas para proteger esos bosques autoctonos"

Pero lo que es bueno para el bosque no necesariamente es saludable para el ecosistema oceanico. Si el precio del pelillo sube, el trabajo se intensitica "Cuando el precio sube, los buzos arrancan hasta la ultima raiz", dice Campos, el historiador del pueblo. Despues de un periodo de extraccion intensiva, los pescadores locales Ilegan con las redes vacias, comenta. "Observamos una escasez de pez rey y de robalo. Durante la cosecha de pelillo, los trabajadores desechaban un material gelatinoso. No sabian lo que era: millones de huevos de peces".

Sin embargo, Campos conserva su optimismo y reconoce lo mucho que Corral le debe al mismo oceano que casi lo borro del mapa. "Todo nuestro desarrollo esta intimamente conectado al mar ... Si lo administramos bien, podemos vivir del mar para siempre"
COPYRIGHT 2001 Freedom Magazines, Inc.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2001, Gale Group. All rights reserved. Gale Group is a Thomson Corporation Company.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:FRANKLIN, POR JONATHAN
Publication:Latin Trade
Date:Oct 1, 2001
Words:901
Previous Article:Aumenta la demanda de servicios de negocio electronico en America Latina.
Next Article:Turistas de guerrilla.


Related Articles
Produccion francesa sitiada.
El Uso Justo: Un Debate.
Guerra al tabaco.
Geo fia de mas en EE.UU. La ambiciosa estrategia de la constructora de viviendas en el exterior deja grietas en casa. (Al Corriente Enero 2002).
Narcos manosos. (A Vuelta de Rueda).
Ruden McClosky se extiende a Venezuela. (Articulo Especial De Publicidad).
Nuevos metodos pro investigar TV ratings.
Jornadas listo para un nuevo organizador de eventos.
Mas alla de la revolucion digital.

Terms of use | Copyright © 2017 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters