Printer Friendly

Un cura pederasta de Coahuila, protegido por jerarcas catolicos.

Un caso mas de pederastia sacude a la Iglesia catolica mexicana: un seminarista de Piedras Negras, Coahuila, sufrio abusos sexuales del rector del seminario local. Y pese a que la victima denuncio ante las autoridades eclesiasticas, nada se hizo para castigar al abusador. Para cuando el joven acudio a las autoridades judiciales, su victimario ya estaba profugo, aparentemente ayudado por el arzobispo de Monterrey y el nuncio apostolico en Mexico.

En 2015, aun como rector del Seminario Menor de la diocesis de Piedras Negras, Coahuila, Juan Manuel Riojas Martinez abusaba sexualmente de su estudiante Javier Calzada Tamez, entonces de 16 anos y quien denuncio ese abuso ante las autoridades eclesiasticas. Al comprobar que estas protegian al sacerdote, el joven acudio este ano a la Procuraduria General de Justicia de Coahuila, donde denuncio penalmente tanto al pederasta como al obispo de Piedras Negras, Alonso Gerardo Garza Trevino, por considerarlo encubridor.

Estos hechos ocurren en un entramado de encubrimiento eclesiastico de muy alto nivel, en el que participan el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera; el nuncio apostolico en Mexico, Franco Coppola; y algunos sacerdotes subalternos. Todos conocian los atropellos de Riojas Martinez, conocido como el padre Meno, y aun asi permitieron que se fugara.

En entrevista, Calzada Tamez, ya de 18 anos y quien acaba de abandonar sus estudios en el seminario, relata paso a paso los atropellos que sufrio, asi como las artimanas y presiones de la Iglesia con que intentaron acallarlo. De entrada, detalla que entre marzo y julio de 2015 el padre Meno lo obligaba a entrar a su habitacion para cometer ahi sus abusos sexuales, valiendose de su autoridad como rector del seminario.

Cuenta el hoy exseminarista: "La primera vez que el padre Meno abuso de mi fue el 23 de marzo de ese ano, dia de su aniversario sacerdotal. Me ordeno que le llevara a su cuarto una casulla. El estaba ya ahi ... esperandome ... y andaba tomado.

"A partir de entonces uso varios pretextos para jalarme a su recamara; en una ocasion me pidio que le llevara su telefono celular; en otra, un jarro de agua ... Llego el momento en que me asigno un cuarto al lado del suyo para tenerme cerca. Ahi tambien abuso de mi."

--?Y mientras estudiabas ahi, nunca le informaste al obispo?

--No. Tenia mucho miedo de que el padre me corriera del seminario. Tambien pensaba que quedaria como un mentiroso que solo le levantaba falsos al rector y que mas bien el me culparia a mi.

"Al unico a quien entonces llegue a confesarle estos abusos fue a mi director espiritual, el padre Jesus Martinez Compean. Pero el me decia que lamentablemente el seminario no tenia una estructura para afrontar este tipo de situaciones."

Del Seminario Menor de Piedras Negras el adolescente paso a estudiar al Seminario Mayor de la arquidiocesis de Monterrey. Fue ahi donde, a mediados de diciembre de 2016--mas de un ano despues de los hechos-, se atrevio a denunciar al sacerdote ante las autoridades eclesiasticas.

Les comento el caso al prefecto academico y al coordinador del curso introductorio del Seminario Mayor, los sacerdotes Arturo Garza y Anuar Canavati, respectivamente. Estos consideraron que la denuncia debia hacerse ante el obispo de Piedras Negras, Garza Trevino, por tratarse del superior jerarquico del pederasta.

Para debatir el espinoso asunto, el 19 de diciembre Garza Trevino y Canavati tuvieron una reunion en Monterrey en la que tambien participaron Pedro Pablo Gonzalez, promotor de justicia de la arquidiocesis de Monterrey, y Juan Carlos Arcq Guzman, rector del seminario de esa arquidiocesis.

Ahi elaboraron una constancia--copia de la cual tiene Proceso--donde asientan haber "recibido informacion de un posible acto de pederastia por parte del pbro. Juan Manuel Riojas Martinez".

El documento agrega que, junto con el arzobispo de Monterrey, todos acuerdan "actuar de manera apropiada cumpliendo con el articulo 12 bis de la Ley de Asociaciones Religiosas", que exige denunciar estos ilicitos ante las autoridades civiles. Tambien acordaron juzgar internamente al sacerdote segun la "legislacion canonica", en concreto a "las normas de los delitos reservados a la Congregacion de la Doctrina de la Fe".

En suma, en ese escrito de diciembre se comprometieron a denunciar a Riojas ante la justicia civil y eclesiastica, como lo marcan las leyes. Pero todo quedo en el papel. No lo denunciaron ante las autoridades civiles. Mas bien se dieron a la tarea de acallar a la victima para evitar cualquier escandalo.

Para lograr eso, el 20 de diciembre--un dia despues de elaborar el documento-Garza Trevino se reunio con el seminarista abusado, quien relata asi los pormenores de ese encuentro: "Me hizo jurar que lo que yo le contaba era verdad. Y asi lo hice. Luego me comento que jamas le habian presentado una queja de ese tipo contra el rector de su seminario.

"Para ese tiempo mi familia ignoraba todavia los abusos que sufri. El obispo me pidio que no le contara a mis papas todos los hechos, solo los menos graves, y que ademas lo hiciera de una manera 'atenuada' para no alarmarlos. Me prometio resolver el problema y me mando hacer estudios psicologicos."

El diagnostico psicologico, emitido por el doctor Ornar Kawas Valle, indica que la victima "sufre de un trastorno de estres postraumatico. Este trastorno se manifiesta con ansiedad severa, sensacion de falta de aire, palpitaciones, dolor de cabeza, pensamientos de minusvalia, alteraciones en el sueno e irritabilidad. Ademas de recuerdos del evento traumatico, lo que le impide desempenarse en sus actividades academicas y espirituales de manera regular".

Denuncia penal

No fue sino hasta enero de este ano cuando el seminarista revelo a sus padres los abusos de que fue victima. Relata: "Estaba en un centro comercial, con mi padre y mi madre cuando les conte lo que habia pasado. Se los hice saber como me lo pidio el obispo; de manera atenuada. Aun asi mi mama empezo a llorar. Mi papa quedo muy confundido.

"Le hablaron entonces a quien habia sido mi director espiritual en el seminario menor, el padre Jesus Martinez Compean, quien supo todo desde el principio. Este tuvo platicas con mis papas para tratar de tranquilizarlos. Pero siempre intento que el caso no llegara a las autoridades civiles."

Despues, el 17 de enero, Garza Trevino cito en su casa a los padres de la victima para tratar de acallarlos a cambio de dinero. Relata el exseminarista los pormenores de ese encuentro: "Al obispo lo que le preocupaba era que el caso se hiciera publico. Les advirtio a mis papas que si denunciaban penalmente al padre Meno, el asunto inmediatamente se ventilaria en la prensa, y yo seria el mas perjudicado por toda la presion que tendria encima.

"Entonces el obispo les ofrecio dinero a cambio de su silencio: 'Pidanme lo que quieran, lo que se les ofrezca, yo estoy dispuesto a darselos', les decia. Pero mis padres no aceptaron."

Senala que un mes despues, el 18 de febrero, el obispo le quito finalmente la rectoria del seminario al padre Meno. Pero no lo castigo. Solo lo cambio de puesto. Lo nombro vicario del Santuario de Guadalupe.

Sobre este cambio de adscripcion, comenta indignado la joven victima: "El obispo mas bien le dio un premio al padre Meno, pues el Santuario de Guadalupe es el principal templo de la diocesis y al que concurren mas feligreses. Y, por si fuera poco, el obispo tambien lo dejo a cargo de una casa para migrantes aqui mismo, en Piedras Negras.

"Luego, a principios de marzo, durante unos dias que tome de asueto en el Seminario Mayor para estar con mis papas en Piedras Negras, el padre Jesus Martinez me llamo para decirme: 'Ya te tengo una respuesta del obispo'. Me alegre muchisimo, pense que el obispo por fin se habia decidido a denunciar a su sacerdote. Pero al encontrarme con el padre Chuy (Martinez Compean), este me entrego una carta, redactada en primera persona y en nombre mio, como si yo la hubiera escrito. La carta decia que yo exculpaba al obispo de todo acto de encubrimiento."

Fechada el 8 de marzo, la carta dice textualmente: "Expreso que no es mi voluntad que el Sr. Obispo Alonso Gerardo Garza Trevino sea acusado de no actuar en el orden civil, en lo referente al caso de mi persona. Lo exculpo totalmente de que no proceda el ante la autoridad civil, pues se que el nunca aceptaria complicidad en una situacion asi".

En la carta aparece el nombre del seminarista abusado. Solo faltaba su firma para exculpar al obispo. Cuenta ahora el joven: "El padre Chuy me instaba a firmar esa carta. Le respondi que lo pensaria y que me la llevaria. Se la mostre a mis papas y jamas la firme. Fue una maniobra del obispo para intentar protegerse, utilizandome a mi".

--?Recurriste a otra autoridad eclesiastica para pedir ayuda?

--Si, le pedi apoyo al nuncio Franco Coppola. Le escribi una carta donde le relate los hechos. Se la envie a mediados de marzo. Ya para entonces habia comprendido que el obispo de Piedras Negras jamas denunciaria a su sacerdote.

"Por otro lado, mi familia y yo tambien decidimos denunciar penalmente al padre Meno. Lo hicimos el pasado 24 de marzo, ante la Procuraduria de Justicia de Coahuila. Un dia antes le avisamos al padre Martinez Compean que pondriamos la denuncia porque la diocesis no hacia nada.

"Nos llevamos una gran sorpresa; el mismo dia que pusimos nuestra denuncia, la diocesis tambien denuncio a su sacerdote ante la procuraduria. ?Como sucedio esto? El padre Chuy le habia dado el pitazo al obispo de que interpondriamos la denuncia, por lo que la diocesis, para cubrirse, tambien puso inmediatamente la suya.

"Fue un error nuestro haberle avisado a Martinez Compean, porque esto ademas provoco que la diocesis alertara al padre Meno para que ese mismo dia se diera a la fuga."

--?Y el nuncio Coppola finalmente intervino? ?Respondio a tu peticion de apoyo?

--En abril recibi su carta de respuesta. No me sirvio de nada. Ahi solo me dice que al padre Meno se le abrio un proceso en el Vaticano, y que el obispo de Piedras Negras lo habia suspendido de sus funciones sacerdotales, cosa totalmente falsa. Lo unico que hizo el nuncio fue proteger al obispo.

Fechada el pasado 4 de abril, la carta de Coppola--este semanario tiene copia--le informa al seminarista: "A finales del mes de enero pasado, S.E. Mons. Alonso Gerardo Garza Trevino, obispo de Piedras Negras, remitio tu denuncia a la Santa Sede, la cual actualmente esta siendo considerada por la Congregacion para la Doctrina de la Fe, institucion encargada por el Papa Francisco para tratar estos dolorosos casos. Tengo entendido, ademas, que Mons. Garza Trevino dispuso diversas medidas cautelares al p. Riojas Martinez, incluyendo la suspension temporal, por ahora, del ejercicio del ministerio sacerdotal".

Esta carta del nuncio le llego al seminarista a traves del arzobispo de Monterrey, quien lo mando llamar para darsela personalmente.

Cuenta el joven sobre ese encuentro: "Al entregarme la carta, el arzobispo Cabrera me pidio que se la leyera en voz alta. Se la lei. Me recomendo mucho que no me metiera con el obispo de Piedras Negras, porque quien cometio el abuso fue el padre Meno. Para entonces ya todos protegian al obispo, querian impedir que lo acusara de encubridor".

--?Y finalmente te atreviste a denunciarlo?

--Si, lo denuncie penalmente el pasado 8 de mayo, en la misma procuraduria. Dos dias despues me sali del Seminario Mayor. Ahi ya todos me veian mal por haber protestado.

--?Y del padre Meno que se sabe?

--!Nada! La procuraduria dice que lo sigue buscando. Y la Interpol ya puso, por su lado, la ficha roja ... No sabemos donde se esconde.

Leyenda: Garza Trevino. Presunto encubridor

Leyenda: Calzada Tames. Denuncia penal
COPYRIGHT 2017 CISA Comunicacion e Informacion, S.A. de C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Vera, Rodrigo
Publication:Proceso
Date:Aug 13, 2017
Words:2159
Previous Article:Deporte, crimen y juicio paralelo.
Next Article:La inestabilidad de las coaliciones PAN-PRD.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters