Printer Friendly

Un camino para conocer el pensamiento de los teotihuacanos hacia el siglo XVI.

A way to know the though of Teotihuacans from the sixteenth century

Un camino para conocer el pensamiento Me pregunto si podemos conocer como fue la vision del mundo, el pensamiento de los sacerdotes y sabios teotihuacanos, asi como algo sobre las formas de su organizacion social y politica. Hablando con algunos arqueologos, estos me han dicho que las preguntas que acabo de plantear solo pueden resolverse, en cierto modo, por medio de inferencias.

Me atrevere yo aqui a insinuar otro posible camino. Durante los ultimos anos algunos arqueologos han sostenido que entre los teotihuacanos hubo una escritura glifica y, en prueba de ello, aducen muestras de la misma. Sin embargo, las evidencias que ofrecen son muy limitadas. El camino que quiero senalar es distinto.

Por una parte, pienso que debe tomarse en cuenta la iconografia de los numerosos murales que se conservan en Teotihuacan. Me refiero sobre todo a los que se localizan en varios de los palacios descubiertos por los arqueologos. Se habla asi, por ejemplo, de imagenes pictoricas del Tlalocan o paraiso de Tlaloc. Si ello es realmente lo que representan esos murales de Tepantitla, seran necesarias nuevas formas muy cuidadosas de descripcion. Hay tambien imagenes de sacerdotes de cuyas bocas o manos surgen volutas floridas. Tambien en el caso de esas representaciones habra que ahondar en la interpretacion de sus implicaciones. Hay, ademas, quienes afirman que en la iconografia teotihuacana hay imagenes de varios dioses. Esto lo corroboran mencionando figuras de deidades como Huehueteotl y Tlaloc descubiertas en varios lugares.

Lo que he mencionado debe tomarse en cuenta y sin duda puede arrojar luz sobre las concepciones religiosas y la vision del mundo prevalentes por lo menos entre algunos grupos de la metropoli teotihuacana. Y digo esto porque sabemos que Teotihuacan fue una ciudad pluricultural y multilingue. Entre sus habitantes hubo gente de habla nahuatl, zapoteca, otomi y probablemente otros idiomas, entre ellos, el totonaco. Ahora bien, quiero insinuar que existe otra posible referencia tocante a la vision teotihuacana del mundo.

Leyendo la obra del cronista espanol del siglo XVI Gonzalo Fernandez de Oviedo, titulada Historia general y natural de las Indias, me tope con unos capitulos que tratan de las pesquisas que llevo a cabo el fraile mercedario Francisco de Bobadilla en el ano de 1528 entre los pipiles nicaraos, habitantes del istmo de Rivas, entre el lago de Nicaragua y el oceano Pacifico. (1)

Fernandez de Oviedo recuerda que el conquistador Pedrarias Davila, que gobernaba en tierras colindantes con lo que hoy es Nicaragua, quiso demostrar que no habia habido predicacion cristiana en el territorio donde vivian los pipiles nicaraos. Para ello llamo precisamente a Francisco de Bobadilla, que, por cierto, era pariente de su mujer. Fray Francisco, valiendose de interpretes, converso con ancianos pipiles y con algunos de sus antiguos sacerdotes y gobernantes.

Y es pertinente que, al hablar de pipiles, notemos que es esta una palabra derivada del nahuatl pipiltin, que significa "gente noble". Al usarse en relacion con los pipiles nicaraos y con otros del ambito centroamericano se esta implicando que eran tenidos como gente noble y principal.

La informacion que acerca de los pipiles nicaraos pudo asi reunir Bobadilla es muy interesante para el fin que nos proponemos. Tal averiguacion incluye noticias acerca de la religion de ese grupo indigena, su vision del mundo, los atributos de sus dioses, los computos matematicos, el calendario, las formas de organizacion social, politica y economica, y otros varios aspectos mas. Toda esa informacion fue conocida por Fernandez de Oviedo, que la reunio e incorporo a su Historia.

Anadire aqui que hace mas de cuarenta anos publique un libro titulado La religion de los nicaraos, con el subtitulo de Analisis y comparacion de tradiciones culturales nahuas. (2)

Francisco de Bobadilla consigna que los pipiles nicaraos creian en una divinidad dual a la que llamaban Omeyateite y Omeyatecigoat, a la que adjudicaban atributos muy semejantes a los que otorgaban los nahuas del centro de Mexico a la suprema pareja dual, Ometecuhtli y Omecihuatl. (3) Entre tales atributos afirmaron que "estan al cabo del mundo", lo que coincide con aquello que creian en el centro de Mexico, sosteniendo que se hallaban en lo mas alto de los pisos celestes.

Hablaron tambien los nicaraos de otros de sus dioses: Quiateot, el senor de la lluvia, es decir, Tlaloc; Miqtanteot, es decir, Mictlantecuhtli, senor de la region de los muertos; Chiquinaut Hecat, Chicnauh Ehecatl, el senor Nueve Viento, el cual es uno de los nombres calendaricos de Quetzalcoatl, segun lo muestra Alfonso Caso en Calendarios prehispanicos. (4) Tambien proporcionaron los nombres de los dias, que coinciden con los del Altiplano, y dieron otro gran conjunto de informes que permiten conocer el nucleo de su antigua vision del mundo. Asimismo, ofrecieron informacion sobre sus formas de vida y de organizacion.

Recuerdese que todo eso se obtuvo en 1528, y se conocio desde antes de que en el centro de Mexico se llevara a cabo alguna investigacion formal sobre parecidos temas. Con ello quiero decir que tal informacion fue por completo independiente y recogida antes que cualquier otra en el ambito de Mesoamerica.

Al preguntarles Bobadilla a los sacerdotes de donde habian llegado y cuanto tiempo hacia de ello, le respondieron que venian del norte y que aproximadamente hacia ocho vidas de viejos que ello habia ocurrido. Calculando esas "vidas de viejos" como huehuetiliztli, o vejeces de 104 anos, tenemos que la referencia es cercana a algo que habia ocurrido alrededor de 832 anos antes. Retrocediendo ese numero de anos respecto de 1528, nos situamos en los anos finales del siglo VII d. C.

Gracias a la arqueologia sabemos lo que ocurrio por ese tiempo en el altiplano central, cuando Teotihuacan habia entrado ya en plena decadencia. Encontramos que la fecha aproximadamente coincide con la migracion de teotihuacanos hacia el sur. La arqueologia nos dice tambien que pasaron ellos hacia Cholula, de ahi hacia El Tajin y, de este, siguiendo las costas del Golfo de Mexico, con rumbo a los Tuxtlas, continuando hacia el sur a Chiapas y, de ahi, a Guatemala y a El Salvador, para llegar finalmente al istmo de Rivas, en la actual Nicaragua.

Esos migrantes de origen teotihuacano mantenian consigo sus tradiciones religiosas y culturales, asi como su antigua vision del mundo. Aun admitiendo que con el paso del tiempo tales elementos culturales pudieron sufrir modificaciones, me parece que, tomando en cuenta la actitud conservadora propia de los indigenas, al menos el nucleo de sus creencias fue conservado por ellos.

De esto resulta que los testimonios que recogio el fraile Francisco Bobadilla pueden reflejar, al menos en parte, lo que fueron el pensamiento y las tradiciones de los teotihuacanos de lengua y cultura nahuas.

Si esto que estoy diciendo es verdadero, y no veo por que ha de tenerse como falso, tenemos en los testimonios del fraile Bobadilla una fuente importantisima que puede acercarnos al pensamiento teotihuacano.

He expuesto esto que, hasta donde se, no se ha tomado en cuenta por arqueologo alguno, en cuanto caudal de noticias al alcance para conocer a los teotihuacanos. Si estoy en lo justo me atrevo a decir que en los capitulos sobre los pipiles nicaraos que Gonzalo Fernandez de Oviedo incluyo en su Historia hay una fuente olvidada, pero de gran valor, para conocer por lo menos algo del pensamiento que florecio en la gran metropoli teotihuacana.

La grandeza de la que se conoce como metropoli de los dioses fue seguramente ambito donde florecio un pensamiento rico en significaciones.

En lo que concierne a la organizacion social, politica y economica, el fraile Bobadilla proporciona tambien algunas noticias. (5) Habla asi de la existencia de gobernantes a los que, nos dice, llamaban "teytes", forma tal vez corrompida de tecuhtli o teuhti. Y, entre otras cosas, nos dice que esos senores se reunian en un calpon, es decir, en una calli (casa), con la desinencia pon, que le confiere un sentido aumentativo, probablemente corrupcion del sufijo -pol.

Segun esto, las reuniones de los nahuas pipiltin se efectuaban en una calli grande situada en determinados barrios, por lo que, me parece, sera de interes saber si existian tambien o no en los barrios teotihuacanos. Correspondera a los arqueologos tomar o no en cuenta lo que estoy exponiendo.

A continuacion expondre algunos testimonios en apoyo de la larga duracion de las creencias entre los teotihuacanos.

Un primer elemento en comun que ha perdurado durante muchos siglos entre los teotihuacanos y sus descendientes es precisamente su lengua, el nahuatl, con la posible variante de la elision de la l final: nahuat. Otro elemento presente en el arte arquitectonico es el de la introduccion del tablero y el talud en los basamentos piramidales. Ello se difundio a lo largo y ancho de Mesoamerica hasta los tiempos de la conquista.

Quiero aducir tambien aqui algo que se refiere a su creencia en la deidad dual. Dicha deidad era concebida como una especie de ser metafisico que se hallaba en los extremos del mundo, asociada muchas veces con un gran arbol cosmico, generalmente una ceiba. La creencia en ese ser supremo puede documentarse con la estela 5 de la zona arqueologica de Izapa, en el extremo sur de Chiapas, cerca de la frontera con Guatemala y no lejos del oceano Pacifico. En dicha estela, la suprema pareja se contempla en la figura de un ser masculino y otro femenino a un lado y otro del arbol cosmico. Esa estela, segun la arqueologia, data de entre dos y tres siglos antes de la era cristiana.

Muy alejada en el tiempo es la representacion que aparece en las paginas 75-76 del codice maya prehispanico Tro-Cortesiano o de Madrid. La imagen que se contempla en el centro de esas dos paginas es muy semejante, ya que representa tambien un arbol cosmico que tiene a un lado y al otro a la suprema pareja divina.

He aducido esto en apoyo de lo verosimil que es que lo que conocemos acerca de la religion y la vision del mundo de los pipiles nicaraos que, segun hemos visto, fueron descendientes de los teotihuacanos, pudo haber perdurado durante los siglos de separacion de estos con respecto a la salida de los migrantes teotihuacanos al ocurrir la ruina de su metropoli.

Los pipiles nicaraos dijeron, cuando informaron a Francisco de Bobadilla sobre sus creencias en 1528, que procedian del norte y que de ahi habian salido hacia ocho vejeces o huehuetiliztli, es decir, 832 anos, fecha que, conviene insistir en ello, aproximadamente coincide con la de la salida y el abandono de Teotihuacan. Dejo al prudente lector y tambien al prudente arqueologo esta informacion que ya he compartido, entre otros, con los arqueologos Eduardo Matos Moctezuma y Leonardo Lopez Lujan, que por escrito me han manifestado consideran altamente probable lo que aqui estoy exponiendo.

MIGUEL LEON-PORTILLA Doctor en filosofia por la Universidad Nacional Autonoma de Mexico. Investigador emerito del Instituto de Investigaciones Historicas de la misma universidad y miembro de El Colegio Nacional. De sus varios estudios se destacan: La filosofia nahuatl estudiada en sus fuentes; Nezahualcoyotl, poesia, y Codices. Los antiguos libros del Nuevo Mundo.

(1) Citare aqui esta edicion: Gonzalo Fernandez de Oviedo, Historia general y natural de las Indias, 14 v., Asuncion del Paraguay, Guarania, 1945. Las consultas se refieren sobre todo al contenido del tomo XI de esta edicion, p. 63-108.

(2) Miguel Leon-Portilla, La religion de los nicaraos. Analisis y comparacion de tradiciones culturales nahuas, Mexico, Universidad Nacional Autonoma de Mexico, Instituto de Investigaciones Historicas, 1973.

(3) Bobadilla en Fernandez de Oviedo, op. cit., p. 82.

(4) Alfonso Caso, Calendarios prehispanicos, Mexico, Universidad Nacional Autonoma de Mexico, Instituto de Investigaciones Historicas, 1967, p. 189.

(5) Bobadilla en Fernandez de Oviedo, op. cit., p. 72-192.
COPYRIGHT 2017 UNAM (Estudios de Cultura Nahuatl)
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Leon-Portilla, Miguel
Publication:Estudios de Cultura Nahuatl
Date:Jul 1, 2017
Words:2168
Previous Article:Espejos que de pronto pierden su poder de reflexion, cantos que se quedan sin sonidos, puertas que se cierran.
Next Article:Teotihuacan en Mexico-Tenochtitlan: descubrimientos recientes, nuevas perspectivas.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters