Printer Friendly

UNDIFFERENTIATED CARCINOMA OF THE EXOCRINE PANCREAS IN DOG: CASE REPORT/CARCINOMA INDIFERENCIADO DE PANCREAS EXOCRINO EN PERRO: DESCRIPCION DE CASO/CARCINOMA INDIFERENCIADO DE PANCREAS EXOCRINO EM CAO: RELATO DE CASO.

INTRODUCCION

Las neoplasias de pancreas exocrino son extremadamente raras, representando menos de un 0,5% de todas las neoplasias malignas en perros. Existe mayor afeccion de animales adultos y de edad avanzada, sin predileccion de sexo (1,2). Las razas mas frecuentemente afectadas son el Cocker Spaniel, Airdale Terrier, Boxer y Labrador Retriever (2,3). Los factores de riesgo relacionados con la incidencia de tumores pancreaticos en perros no estan bien esclarecidos (3). Sin embargo, en los humanos, la pancreatitis cronica puede representar un riesgo elevado para el desarrollo de esta neoplasia (4,5), al igual que en gatos, la diabetes mellitus puede ser un factor predisponente (6).

Las neoplasias del pancreas exocrino son de origen epitelial (3), clasificados como adenomas o carcinomas, siendo mayor la incidencia de carcinomas (2). La metastasis es una caracteristica sobresaliente de las neoplasias malignas pancreaticas, siendo mas frecuentes las metastasis en peritoneo, mesenterio, organos gastrointestinales adyacentes, pulmones e higado (1,2,7,8).

La mayoria de los pacientes no presentan sintomas en estadios iniciales del tumor, dificultando el diagnostico precoz (9). A medida que evoluciona la enfermedad, los pacientes manifiestan dolor abdominal, perdida de peso, vomito, anorexia, letargia y depresion (1,7).

En la mayoria de casos el diagnostico es dado a partir de laparotomia exploratoria, la cual permite tanto la visualizacion del tumor primario y su metastasis, como la obtencion de muestras para el examen histopatologico e inmunohistoquimico (2,3). Los marcadores tumorales son ampliamente utilizados en medicina humana, ayudando al diagnostico precoz y al seguimiento de pacientes con tumores pancreaticos (4). Algunos marcadores como el antigeno CA 19-9 y mutaciones del gen Kras han estado presentes en mas de un 90% de carcinomas pancreaticos y en lesiones metastasicas (4,5,10).

Este trabajo describe un caso de carcinoma pancreatico exocrino de rapida evolucion en un perro de raza Poodle que requirio confirmacion inmunohistoquimica para el diagnostico final.

DESCRIPCION DEL CASO

Un perro de raza Poodle, macho, de 10 anos de edad, fue atendido en una clinica veterinaria privada por presentar orina oscura durante siete dias. Durante la anamnesis y evaluacion clinica, se evidencio ictericia en piel y mucosas. Se realizaron examenes sanguineos como hemograma completo, bioquimica serica (alanino aminotrasferasa--ALT, aspartato aminotransferasa--AST, bilirrubina total, fosfatasa alcalina (ALP), glicemia, urea y creatinina), serologia para hemoparasitos (Erliquiosis y Babesiosis), urianalisis y ecografia abdominal.

Se encontraron alteraciones en los niveles de enzimas hepaticas (ALT: 193,2 UI/l, AST: 186,1 UI/l, ALP:132 UI/l) y bilirrubina (bilirrubina total: 13,9 mg/dl), junto con la visualizacion de cristales de bilirrubina en la orina. En la ecografia abdominal se observo la vesicula biliar distendida con paredes engrosadas, con presencia de ducto cistico y coledoco dilatado y tortuoso. En el cuerpo del pancreas fue visualizada un area heterogenea de contorno mal definido de 2 x 1,5 cm. Se indica la realizacion de una laparotomia exploratoria para corroborar la existencia de una masa tumoral. Previo al procedimiento, se realizaron radiografias toracicas con el fin de descartar la posible presencia de metastasis pulmonar.

Fue realizada laparotomia exploratoria encontrandose un nodulo blanquecino en porcion medial de pancreas midiendo aproximadamente 1,5 x 1,5 cm con presencia de nodulos en mesenterio de aproximadamente 2 a 4 mm (Figura 1). No fue posible la remocion total del nodulo, por lo que solo se recolectaron muestras de pancreas y mesenterio para posterior estudio histopatologico. En el periodo pos operatorio el paciente permanecio con parametros estables, sin embargo debido a complicaciones clinicas el animal fallecio siete dias despues de la cirugia. Se realizo posteriormente necropsia del animal.

Durante el procedimiento de necropsia se encontro una masa en pancreas de aproximadamente seis cm de diametro la cual se extendia por todo el organo, presentando multiples nodulos irregulares de consistencia firme (figura 2A). Adicionalmente, se visualizaron puntos de necrosis e ictericia en todo el tejido pancreatico (figura 2B). La vesicula biliar se evidencio distendida debido a la obstruccion provocada por la neoplasia. En higado se encontraron nodulos de apariencia similar a los descritos en mesenterio. Se recolecto tejido de higado y mesenterio para estudio histopatologico.

Todos los tejidos obtenidos fueron fijados en formol al 10% y procesados de manera rutinaria por el metodo de Hematoxilina & Eosina. Al corte histopatologico del pancreas se evidenciaron numerosos acinos pancreaticos poco diferenciados y de aspecto predominantemente solido con una pequena area de tejido conjuntivo invadida por nidos y cordones de celulas epiteliales (Figura 3A). Caracteristicas celulares similares fueron encontradas en el mesenterio e higado. Estas celulas son poliedricas, polimorficas, con citoplasma escaso, ocasionalmente vacuolizado, con elevada relacion nucleo: citoplasma, nucleo grande, ovoide, cromatina dispersa y multiples nucleolos visibles; ademas de presentar moderada actividad mitotica (1 a 3 figuras de mitosis por campo de gran aumento). Para mejor identificacion del origen de esta neoplasia, se realizo examen inmunohistoquimico del tejido pancreatico con citoqueratina AE1/AE3, vimentina, insulina, glucagon, somastatina y citoqueratina 19 (CK19).

Los cortes histologicos fueron incubados con el anticuerpo primario contra las proteinas pan-citoqueratina (AE1/AE3, Invitrogen), citoqueratina 19 (Dako cytomation), insulina (Dako Cytomation), glucagon (Abcam), somatostatina (Sigma) y vimentina (V9, Invitrogen) en diluciones de 1:300, 1:100, 1:50, 1:100, 1:100, 1:400 respectivamente durante 18 horas (overnight). Posteriormente los anticuerpos se incubaron con el polimero Envision (Dako, Carpinteria, CA, USA) por 60 minutos. La coloracion se obtuvo utilizando 3,3' diaminobenzidine tetrachloride (DakoCytomation, Carpinteria, USA). Finalmente los cortes fueron contrastados usando hematoxilina Harris. El tejido mostro positividad para citoqueratina, ausencia de marcacion para insulina, glucagon, somastatina y vimentina; y marcacion en mas de un 50% de celulas para CK19 (Figura 3B, 3C y 3D).

El caso aqui descrito trata de un canino de 10 anos de la raza Poodle que presento carcinoma de pancreas exocrino, tumor que segun Head et al. (1) afecta animales adultos y de edad avanzada, sin predileccion racial ni de sexo.

Para algunos autores (2,3) la presentacion clinica de tipo inespecifica dificulta el diagnostico pudiendo mimetizar signos derivados de pancreatitis. El signo clinico principal descrito en este caso fue ictericia debida a obstruccion de ducto biliar que concuerda con otros reportes (11). El aumento en la actividad de enzimas hepaticas e hiperbilirrubinemia fueron hallazgos relevantes encontrados en este caso; los cuales, son comunmente observados en casos de obstruccion de ducto biliar y en metastasis hepatica (3). Alteraciones hematologicas diferentes como anemia y neutrofilia tienden a ser descritas en algunos animales (2), sin embargo estas alteraciones no se evidenciaron en este paciente.

En el caso relatado, el examen ecografico fue esencial para el direccionamiento de la conducta clinica, puesto que al examen fisico no fue detectado ningun tipo de masa, aumento de volumen o dolor. Para el caso de tumores pancreaticos los metodos de diagnostico por imagen son ampliamente utilizados ya que como es bien descrito en caninos, muchos tumores pueden no ser palpables en el examen fisico (2,3,7).

Muchas veces la sospecha de tumor en pancreas se confirma solo en el momento de la laparotomia exploratoria (3), hecho que ocurrio en el caso descrito, donde adicionalmente a la masa en el cuerpo del pancreas, fueron encontradas metastasis en mesenterio e higado. La descripcion histopatologica es coincidente con lo descrito por Head et al. (1) al referirse a carcinoma pancreatico poco diferenciado; quienes ademas describen caracteristicas de bordes poco diferenciados y presencia de nucleos amontonados que tienden a ser irregulares y de variados tamanos, estas ultimas caracteristicas no fueron visualizadas en este estudio histopatologico, sin embargo la ausencia de estos cambios celulares no altero el diagnostico.

Algunos autores definen los tumores pancreaticos bien diferenciados cuando las celulas presentan citoplasma eosinofilico con granulos de zimogeno, nucleo de tamano uniforme, con pocas figuras de mitosis y con baja relacion nucleo: citoplasma (1,8), lo que no se observo en el tejido evaluado. Dentro de los principales diagnosticos diferenciales que fueron descartados se encontraron los carcinomas de origen endocrino, los cuales se descartaron con tecnicas de inmunohistoquimica, de igual forma, el carcinoma de ductos biliares o colangiocarcinoma fue tenido en cuenta por presentar curso agresivo y por alterar enzimas hepaticas y causar signos clinicos parecidos con los descritos en este caso. Sin embargo, histologicamente el colangiocarcinoma es caracterizado por estructuras lineares con celulas cuboidales y con presencia de estroma difuso y fibroso que separa las estructuras glandulares (12), caracteristicas que no fueron identificadas en el caso descrito. Adicionalmente, el patron de metastasis del colangiocarcinoma es hacia pulmones y nodulos linfaticos en hasta un 88% de los casos y no hacia pancreas (13), lo que no explicaria en este caso el tumor pancreatico.

El diagnostico histopatologico fue de carcinoma pancreatico indiferenciado con metastasis a mesenterio e higado, organos ya descritos como sitios frecuentes de metastasis (1). Existen pocas informaciones disponibles sobre el origen de tumores pancreaticos en perros, sin embargo, Withrow (3) sugiere que gran parte sean de tipo epitelial de celulas acinares exocrinas.

La positividad para citoqueratina (AE1/AE3) y la ausencia de marcacion para vimentina confirmaron el origen epitelial de la neoplasia maligna, lo que concuerda con otros reportes (14). La ausencia de marcacion para insulina, glucagon y somastatina descarto un posible origen de pancreas endocrino, debido a que estos tumores expresan marcacion inmunohistoquimica para insulina, glucagon y/o somastatina (15). La reactividad en mas de un 50% de celulas para CK19 sugiere un origen secretor que es presentado en carcinoma de pancreas exocrino y no en carcinomas endocrinos (16). En humanos, este mismo autor demostro que la marcacion para CK19 presenta un valor pronostico negativo en neoplasia pancreatica endocrina, debido a que se cree que CK19 es expresado en celulas madre de los ductos pancreaticos y no expresa en los islotes. Asi, cuando las celulas endocrinas adquieren positividad para CK19 se piensa que presenta un mayor inmunofenotipo ductal, el cual es conocido por tener un curso mas agresivo. En perros esta relacion no ha sido estudiada, sin embargo se plantea que CK19 sea tenido en cuenta para los estudios con inmunohistoquimica de neoplasias pancreaticas indiferenciadas, debido tanto a su valor diagnostico, como fue descrito en este caso, y como pronostico.

A pesar de que sean muy poco frecuentes, los carcinomas de pancreas exocrino son responsables por una alta tasa de mortalidad en pequenos animales (2,3). De hecho, se observo una rapida evolucion clinica de la enfermedad ocasionando la muerte del paciente en pocos dias despues del procedimiento quirurgico. Durante la necropsia, tanto el aumento significativo del tumor como la presencia de metastasis hepaticas no observadas anteriormente, refuerzan el comportamiento agresivo del carcinoma de pancreas exocrino en este caso. Y aunque las modalidades de tratamientos disponibles como quimioterapia o radioterapia no sean efectivas para carcinomas de pancreas en perros e incluso en humanos (3), la rapida evolucion desfavorable del paciente no permitio instaurar tratamiento antineoplasico.

Recebido em: 19/04/2015

Aceito em: 31/04/2017

REFERENCIAS

(1.) Head KW, Else RW, Dubielzig RR. Tumors of the alimentary tract. In: Meuten DJ. Tumors in domestic animals. 4th ed. Iowa: Iowa State Press; 2002. p. 401-81.

(2.) Sobral AS, Daleck CA, Rodaski S. Neoplasias do sistema digestorio. In: Daleck CA, De Nardi AB, Rodaski S. Oncologia em caes e gatos. 1a ed. Sao Paulo: Roca; 2009. p. 317-33.

(3.) Withrow SJ. Exocrine pancreatic cancer. In: Withrow SJ, Vail DM, Page RL. Withrow and MacEwen's small animal clinical oncology. 5th ed. Missouri: Saunders Elsevier; 2013. p. 401-2.

(4.) Pascual MH, Herrero EF, Castilho FMJ, Guadarrama GFJ, Pelaez TP, Botella BF. Epidemiology and diagnosis of the pancreatic cancer. Rev Esp Enferm Dig. 2004;96(10):714-22.

(5.) Collins MA, Magliano MP. Kras as a key oncogene and therapeutic target in pancreatic cancer. Front Physiol. 2013;4(407):1-20.

(6.) Linderman MJ, Brodsky EM, De Lorimier LP, Clifford CA, Post GS. Feline exocrine pancreatic carcinoma: a retrospective study of 34 cases. Vet Comp Oncol. 2012;11(3):208-18.

(7.) Bennett PF, Hahn KA, Toal RL, Legendre AM. Ultrasonographic and cytopathological diagnosis of exocrine pancreatic carcinoma in the dog and cat. J Am Anim Hosp Assoc. 2001;37(5):466-73.

(8.) Chang SC, Liao JW, Lin YC, Liu CI, Wong ML. Pancreatic acinar cell carcinoma with intracranial metastasis in a dog. J Vet Med Sci. 2007;69(1):91-3.

(9.) Nobeschi L, Bernardes W, Favero N. Diagnostico e prevencao do cancer de pancreas. Ens Cienc. 2012;16(1):167-75.

(10.) Goggins M. Molecular markers of early pancreatic cancer. J Clin Oncol. 2005;23(20):4524-31.

(11.) Kierszenbaum AL. Glandulas digestorias. In: Kierszenbaum AL, Tres LL. Histologia e biologia celular. Uma introducao a patologia. 2a ed. Rio de Janeiro: Elsevier; 2008. p. 489-517.

(12.) Patnaik AK, Hurvitz AI, Lieberman PH, Johnson GF. Canine bile duct carcinoma. Vet Pathol. 1981;18(4):439-44.

(13.) Liptak JM. Hepatobiliary tumors. In: Withrow SJ, Vail DM, Page RL. Withrow and MacEwen's small animal clinical oncology. 5th ed. Missouri: Saunders Elsevier; 2013. p. 405-12.

(14.) Desnoyers MM, Haines DM, Searcy GP. Immunohistochemical detection of intermediate filament proteins in formalin fixed normal and neoplastic canine tissues. Can J Vet Res. 1990;54(3):360-5.

(15.) O'Brien TD, Hayden DW, O'Leary TP, Caywood DD, Johnson KH. Canine pancreatic endocrine tumors: inmunohistochemical analysis of hormone content and amyloid. Vet Pathol. 1987;24(4):308-14.

(16.) Jain R, Fischer S, Serra S, Chetty R. The use of Cytokeratin 19 (CK19) immunohistochemistry in lesions of the pancreas, gastrointestinal tract, and liver. Appl Immunohistochem Mol Morphol. 2010;18(1):9-15.

Sabrina Oliveira dos Santos [1]

Priscila Pavini Cintra [2]

Carlos Fonseca-Alves [3]

Oscar Rodrigo Sierra Matiz [4]

Georgia Mode Magalhaes [5]

Angelo de Sousa Jorge [1]

Sabryna Gouveia Calanzans [2]

[1] Medico Veterinario autonomo.

[2] Universidade de Franca (UNIFRAN).

[3] Pos-doutorando do Departamento de Clinica Veterinaria da Faculdade de Medicina Veterinaria e Zootecnia da Universidade Estadual Paulista, Campus de Botucatu.

[4] Doutorando em Medicina Veterinaria na Faculdade de Ciencias Agrarias e Veterinarias da Universidade Estadual Paulista, Campus de Jaboticabal.

[5] Docente do Instituto Federal Sul de Minas--Muzambinho.

Caption: Figura 1. Imagen fotografica de laparotomia exploratoria, perro. Se observa la presencia de nodulo en pancreas (flecha gruesa) de coloracion blanquecina y de nodulos redondeados sobre el omento (flecha delgada).

Caption: Figura 2. Imagen fotografica de necropsia. (A) Se evidencia nodulo irregular de aproximadamente seis cm de aspecto friable en tejido pancreatico (*). Notese el exagerado crecimiento con respecto al nodulo de la figura 1. (B) Pieza de la region pancreatica extraida del cadaver. Se observa mismo nodulo en pancreas de la figura anterior que al corte longitudinal evidencia areas necroticas e ictericas en todo el parenquima.

Caption: Figura 3. Fotomicrografia de carcinoma de pancreas en perro. Marcacion inmunohistoquimica: (A) Carcinoma pancreatico exocrino. Notese los nichos celulares y el aspecto celular en bloque solido. H&E, 20x. (B) Marcacion positiva para AE1/AE3, (C) Ausencia de marcacion para Vimentina, (D) Marcacion positiva para CK19. Envision, DAB, contra coloracion con hematoxilina de Harris, 20x.
COPYRIGHT 2017 Universidade Estadual Paulista. Facultade de Medicina Veterinaria e Zootecnia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Santos, Sabrina Oliveira dos; Cintra, Priscila Pavini; Fonseca-Alves, Carlos; Matiz, Oscar Rodrigo S
Publication:Veterinaria e Zootecnia
Date:Jun 1, 2017
Words:2467
Previous Article:HYPERTROPHIC OSTEOPATHY ASSOCIATED WITH INTRATHORACIC METASTASIS OF MAMMARY TUMOR CANINE: TWO CASES REPORT/OSTEOPATIA HIPERTROFICA ASSOCIADA A...
Next Article:REMAINING UTERINE MESONEPHRIC DUCT CYST IN FEMALE DOG (CANIS FAMILIARIS)--FIRST CASE REPORT IN BRAZIL/CISTO DE DUCTO MESONEFRICO UTERINO REMANESCENTE...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |