Printer Friendly

Trigo y revolucion verde en el noroeste de Mexico (1930-1970).

Wheat and the green revolution in the Northwest of Mexico (1930-1970)

INTRODUCCION

Por medio de lo que podria denominarse una politica de Estado, y con el acicate de mercados que se expandian con vigor mas alla del rio Bravo, un macroproyecto habria de destacar durante decadas en el Mexico posrevolucionario: la edificacion de grandes sistemas de irrigacion. Con la construccion de multiples y en ciertos casos enormes distritos de riego, la frontera agricola logro expandirse en millones de hectareas durante el siglo XX (1). En este trabajo se pondra especial atencion en: a) las politicas y objetivos que pusieron en marcha dichos sistemas de irrigacion en el norte del pais, espacio multirregional cuya mas visible caracteristica es la aridez; b) la construccion de un vasto sistema de irrigacion en el Valle del Yaqui (Sonora), que expandio en miles de hectareas la frontera agricola del noroeste; c) la irrupcion en ese rincon norteno de la llamada revolucion verde y de su mas explosiva expresion, el trigo, y d) la herencia academica de Norman Borlaug.

La hipotesis operativa sugiere, en primer termino, que el gran norte mexicano fue escenario principal de una muy dinamica frontera agricola, particularmente impulsada a partir de 1925 por cuantiosas inversiones federales en irrigacion. Luego se plantea que en ese devenir se fueron combinando factores estrategicos complementarios como la investigacion aplicada que, en el caso aqui tratado, genero reconocimiento internacional al ser evaluada como un modelo exportable. Si bien la participacion de los sectores productivos y academicos regionales resulto tambien de notoria importancia (tema tratado con amplitud en otros trabajos), se puede inferir que en ambas vertientes las politicas de Estado resultaron decisivas.

LA NUEVA FRONTERA AGRICOLA

Las instituciones y organismos creados desde 1925 serian fundamentales para el desenvolvimiento socioeconomico del pais. Las fundaciones del Banco de Mexico, de la Comision Nacional de Irrigacion y del Banco Nacional de Credito Agricola, verbigracia, brindaron aliento y recursos tanto a las grandes obras de infraestructura hidraulica como a la idea paralela de repartir la tierra y el agua entre propietarios medios y pequenos, ademas de a la simultanea aparicion de multiples actividades empresariales, tanto rurales como urbanas (2). Segun diversas fuentes y autores, entre 1930 y 1970 se abrieron a la explotacion al menos dos millones y medio de hectareas. Si se suman las que entraron en operacion durante la decada siguiente, la superficie irrigada "con obras hidraulicas del gobierno federal", segun Esteva (1981, p. 233), se acercaba a las tres millones y medio. Warman, por su lado (2001, p. 127), detallo que alrededor de tres millones de las hectareas irrigadas se ubicaban "en grandes obras construidas y controladas por el gobierno federal".

Un protagonista clave de esta politica fue el ingeniero Adolfo Orive Alba, quien acompano al presidente Miguel Aleman Valdes (1946-1952) como titular de la Secretaria de Recursos Hidraulicos. Orive apunto que a fines de 1958 "se contaba ya con 2.238.810 hectareas de riego", y que aun cuando cada presidente habia impreso desde 1926 "su propia modalidad", la obra de irrigacion "tuvo una gran continuidad". Luego mencionaba: "La obra realizada por los gobiernos de 1926 a 1958 ha permitido agregar al acervo agricola de Mexico (...) una superficie de riego total (ya en explotacion) de 2.238.810 hectareas, entre nuevas y mejoradas" (Orive Alba, 1962, pp.147 y 157). Consecuencia: Mexico habia sacado hacia 1955 una amplia ventaja a otros paises latinoamericanos.

Segun el experto Jacques Chonchol (1957, p. 6), quien recorrio Mexico a mediados de los 50, eran "pocos los paises del mundo que puedan senalar en los ultimos anos un esfuerzo (mas considerable) para incrementar la superficie regada ... que el que Mexico esta haciendo". En su trabajo, Hewitt (1999, p. 28) indico que "la proporcion del presupuesto agricola asignada a los grandes proyectos de irrigacion en el Mexico posrevolucionario fue cada vez mayor". Acompanaba su comentario con cifras que confirmaban dos claras tendencias: a) como se expandieron las tierras bajo irrigacion desde mediados de los 30; b) el alto porcentaje que en esa dinamica asumieron los denominados distritos de riego (3).

POR EL NORTE Y SUS DESIERTOS

La mayoria de las grandes presas se construyo en el norte del pais (4). La figura 1 brinda la ubicacion de los mas voluminosos sistemas de riego que se montaron en areas septentrionales entre 1930 y mediados de los 70 (5). Los proyectos del Estado durante los anos 20 y parte de los 30 dependieron, en fuerte medida, de los nortenos Alvaro Obregon y Plutarco Elias Calles. Obregon era un muy emprendedor agricultor que operaba entre los rios Mayo y Yaqui, en pleno desierto sonorense. Calles tenia raices mas urbanas, pero tambien simbolizaba el perfil de sectores medios regionales a los que las oligarquias porfirianas solian cerrar sus puertas. Hombres de frontera, acostumbrados a convivir con la epica ocupacion territorial estadounidense, sus ideas y propuestas incluian combinar renovadas dinamicas productivas con una reforma agraria tipo farmer, para lo cual no solo habia que expropiar a los grandes terratenientes sino que se requeria expandir la frontera agricola, humedecerla, tecnificarla y acotarla con propiedades privadas medianas y pequenas. Por ello, con oscilaciones y vaivenes, tendieron a la "agriculturizacion"del desierto, a acentuar la disputa por las aguas fluviales con el vecino pais (6), y al poblamiento de sus zonas irrigables con una finalidad estrategica: usufructuar la efervescencia capitalista de los Estados Unidos (ya en sus mercados de consumo y productivo, ya como intermediario con otros mercados gracias a su red ferroviaria, su sistema de puertos y su flota comercial).

Y si faltaba algo, el Estado tras la revolucion de 1910 necesitaba con urgencia capacidad exportadora. Ante la evidente caida del sector minero aposto a la produccion agricola y a su mercado "natural": Estados Unidos.

No puede sorprender por lo tanto que el remoto norte pasara a ser desde entonces uno de los espacios de mayor protagonismo sociopolitico, economico y empresarial. Las instituciones gestadas a partir de 1925 fueron decisivas para su desarrollo agropecuario (7). La vertiente callista de la reforma agraria y del desarrollo rural, recuperada despues de 1940 (8), alento medidas medulares para: a) la puesta en marcha de numerosas obras hidraulicas; b) abrir al cultivo areas semiaridas mediante los distritos de riego, y c) propiciar mecanismos de distribucion de la tierra entre centenares de propietarios medios y pequenos, urdimbre socioeconomica que gestaria o modificaria, segun el caso, las trayectorias productivas regionales (Krauze, 1981, p. 162; Cerutti, 2011a).

Desde otra perspectiva, Samaniego (2006, p. 173) explico que para mediados del siglo XX la gran hidraulica habia "transformado el oeste de Estados Unidos y el norte de Mexico". ?Que habia sucedido? Los mas recientes avances de la vertiente hidraulica de la ingenieria, con el uso intensivo del acero y del cemento, sostenian tecnologicamente estos gigantescos proyectos que empezaron a generalizarse en ambos paises desde los anos 30 (9). Un segundo aspecto en que se manifestaban coincidencias consistia en la certeza de que tan cuantiosas inversiones solo podia enfrentarlas el gobierno federal. Si en el caso estadounidense esta tesitura quedo en evidencia con Franklin Roosevelt, en Mexico fue asumida por casi todos los presidentes que gobernaron entre 1925 y 1970 (10). Dichas inversiones fueron acompanadas por el uso multiple de los embalses: la generacion de hidroelectricidad y la necesidad de poblar areas casi deshabitadas destacaban en tal sentido. El desierto tendio a agriculturizarse en el suroeste estadounidense y en el norte mexicano porque ofrecia, en esa coyuntura, uno de los cultivos mas rentables: el algodon (Rivas Sada, 2011 y 2013). Por ello, no pocos autores han coincidido en que el lejano y rustico norte recibio el grueso de los recursos para la gran irrigacion (figura 1, tabla 1).

Los primeros lugares en inversiones fueron ocupados por estados nortenos. Si se suman las realizadas en los cinco mas beneficiados (Sinaloa, Tamaulipas, Sonora, Baja California y Chihuahua), el total llego casi al 53 %. Si agregamos Coahuila y Durango, el monto seria mayor al 60 %. La comparacion entre cinco estados del norte y otros tanto del centro-sur verifica hacia donde se apunto antes de 1970: Tabasco, Puebla, Oaxaca, Michoacan y Guanajuato sumaron solo el 23.77 %.

Los mas grandes distritos que se fueron poniendo en funcionamiento generaron llamativos resultados y multiples demandas. Una de las mas significativas, ya senalada, fue la construccion de caminos regionales y vecinales que, a su vez, debian quedar entrelazados con las carreteras troncales en el centro y norte del pais, y rumbo a Estados Unidos. Credito e intermediacion financiera, agroindustria, transportes, investigacion aplicada, servicios e industria pesada se contaron entre los sectores estimulados. La tabla 2 resume la superficie bajo riego de algunos de esos distritos septentrionales y detalla los cultivos que habrian de prevalecer en sus territorios (11).

EL VALLE DEL YAQUI Y LA GRAN HIDRAULICA

A principios del siglo XX, tal vez el dato mas significativo de la historia contemporanea del rio Yaqui, de la planicie que baja de la Sierra Madre Occidental y del mismo Valle del Yaqui era el combate entre miembros de las ferreas culturas autoctonas y los "civilizadores" de origen mexicano o extranjero, ansiosos por poner suelo y agua bajo el dominio del capital (Lorenzana, 2006, pp.144 y ss.). La resistencia de los grupos vernaculos soporto diferentes ataques entre 1880 y los anos 20. Finalmente se vieron obligados a ceder parte de las tierras y del agua al Estado y a los agentes economicos que comenzarian a transformar desde fines del XIX tan aspero paisaje. Se procurara entonces describir los vinculos que se manifestaron entre la construccion de un vasto sistema de irrigacion y diversos fenomenos ocurridos entre 1930 y 1970: entre otros, a) la expansion de la frontera agricola en el sur sonorense; b) la creciente hegemonia del cultivo del trigo, y c) la gestacion de un escenario adecuado para la revolucion verde (12).

Otros autores han narrado la actividad inaugural de la Compania Constructora Richardson S. A. (CCR), cuyos planes de ocupacion del suelo y sus sistemas de irrigacion marcaron el futuro del valle (13). Sus acciones resultaron lo suficientemente significativas como para que su posterior retirada no frustrara la colonizacion, la ampliacion de la frontera agricola y la puesta en marcha de importantes proyectos. Aunque genero protestas y no cumplio muchos de sus compromisos (14), la CCR alcanzo a fijar mecanismos de asentamiento que sobrevivieron a su salida del Yaqui, cuando en 1928 el Estado se hizo cargo de proseguir lo iniciado. Y ni la reforma agraria lanzada en los 30 por Lazaro Cardenas, ni la creacion de la Irrigadora del Yaqui (15), ni la llamativa transformacion rural-urbana que habria de transitarse en el valle desde 1940 modificarian aspectos sustanciales de este sistema de ocupacion del suelo.

Su dato central era la manzana. Media 2.000 metros de lado, lo que suponia una superficie de 400 hectareas. Cada manzana (figura 2), por su lado, estaba dividida en cuarenta lotes de 200 por 500 metros: es decir diez hectareas de superficie. La ocupacion del suelo, la red de riego y la tierra cultivar se desenvolvieron y avanzaron siguiendo este trazado (16). Hacia mediados de los 40, cuando estaban ya en funcionamiento la presa La Angostura y el antiguo Canal Principal, el sistema comprendia unas 300 manzanas (17). Un cuarto de siglo despues, la Secretaria de Recursos Hidraulicos resaltaba los resultados historicos de aquel procedimiento:

Cuando se describe la forma en que fueron distribuidas las tierras, calles, canales y drenes del Valle del Yaqui parece que se estuviese dando una conferencia tecnica de Irrigacion sobre como debe disenarse un Distrito de Riego. Asi de uniforme y regular es nuestro Distrito integrado en un area compacta circunscrita por un perimetro sin solucion de continuidad, repartida en una cuadricula con calles situadas cada dos kilometros y orientadas astronomicamente de Norte a Sur y de Oriente a Poniente (...) [La] disposicion de las vias de agua permite hacer un eficiente suministro (...) de riego y facilita el drenaje superficial y profundo para cada manzana de 400 hectareas (Distrito, 1969, pp. 3-4).

La penetracion agricola bajo el indetenible dominio del capital se expandio en la margen meridional del rio a partir de la segunda mitad de los 20. Dentro de este ciclo, dos cultivos habrian de sobresalir: arroz y trigo, que comenzarian a definir no solo un paisaje rural de larga duracion, sino a la vez el caracter agroindustrial de la futura Ciudad Obregon. Entre 1911 y 1932, las hectareas dedicadas a ambos cultivos los definieron como los principales del Yaqui. Durante los anos 20 dichos cultivos llegarian a ocupar mas del 80 % del area trabajada.

Si bien en el largo plazo el trigo terminaria definiendose como el cultivo historico del Yaqui, el arroz transito autenticas etapas de auge. Ortega (s/f, pp. 52-55) indicaba a mediados de los 40 que se lo consideraba "el cultivo tipico" de la zona. Coadyuvaban en tal sentido "la composicion de los suelos, que en su inmensa mayoria son propios para ese cultivo" y "el regimen de escurrimiento del rio, ya que la temporada de avenidas mas frecuentes coincide con el ciclo de vida de la planta".

Pero la regulacion de las aguas que consumarian las presas La Angostura y El Oviachic haria desaparecer el arroz. La Angostura se levanto en la parte septentrional de la cuenca. Impulsada inicialmente por el gobierno de Cardenas, las primeras extracciones regulares se registraron en 1942. Gracias a esta presa la superficie irrigada en el bajo Yaqui alcanzo las 120 mil ha. Pero fue con El Oviachic que se llego a la maxima capacidad con riego superficial. Para 1952, un informe tecnico (18) detallaba que si La Angostura habia constituido la segunda etapa en el desarrollo de un gran distrito de riego, la tambien llamada Alvaro Obregon haria factible "el aprovechamiento del escurrimiento total del rio"; tornar realizable la construccion de otro gran canal, el Principal Alto, y llevar la superficie de riego "sin deficiencias" a 220 mil hectareas. Por ello se la estaba edificando en la boquilla del Oviachic, 40 kilometros al norte de Ciudad Obregon, junto con la otra gran obra del proyecto, el Canal Principal Alto, al occidente. Con todo ello se agregarian mas de cien mil hectareas de riego, hasta alcanzar las 220 mil. El Yaqui seria, por lo tanto, "el nucleo de tierras agricolas mas importante de nuestro pais" (19).

TRIGO, BOURLAG Y LA REVOLUCION

Borlaug, bisnieto de noruegos, por el Yaqui

Mas alla de ciertas coyunturas o altibajos sociopoliticos, derivados de la naturaleza, de las politicas publicas o de los impredecibles mercados, el trigo logro imponerse como el cultivo preponderante del siglo XX en estas calidas tierras. Las superficies cultivadas y cosechadas entre 1940 y 1955 verifican que la "disputa" entre arroz y trigo quedo cancelada al comenzar los 50 (20). El impacto territorial y agroindustrial del trigo habria de delinear tanto el aprovechamiento del sistema de irrigacion como el devenir economico y empresarial regional.

Su posicion quedo fortalecida cuando los valles costeros de Sonora, con el Valle del Yaqui en primer termino, fueron elegidos para poner en practica un nuevo proyecto--la luego denominada revolucion verde--, que elevo de manera drastica los rendimientos. Aunque existen serias discrepancias sobre las consecuencias sociales y ecologicas de estos cambios en el largo plazo, en general se coincide en tres aspectos: a) que la revolucion verdeincluyo un "paquete tecnologico" que irrumpio en Mexico durante los anos 50, en especial en el noroeste; b) que combinaba de manera eficaz mecanizacion, semillas mejoradas, fertilizantes, insecticidas y otros insumos derivados de la segunda revolucion tecnologico-cientifica (21); c) que ello se torno factible gracias a la construccion previa de monumentales distritos de riego, ya que, sin ese escalon, no hubiese sido posible su aplicacion (22).

El actor mas reconocido de esta experiencia (aunque no el unico) fue Norman Ernest Borlaug (23), un bisnieto de noruegos nacido en Estados Unidos, hijo y nieto de agricultores y doctorado en fitopatologia. Borlaug llego a Mexico en 1944 patrocinado gracias a un programa delineado por la Secretaria de Agricultura y la Fundacion Rockefeller. Dicha fundacion habia emprendido labores desde 1942 para aumentar la productividad de la agricultura mexicana. Segun Ortoll (24), los objetivos que procuraban los cientificos de Rockefeller Foundation (quienes habrian de trabajar con expertos mexicanos agrupados en la Escuela Nacional de Agricultura, en Chapingo) eran: a) abatir las "fronteras agriculturales", nacionales e internacionales (25); b) que las nuevas semillas "resistieran con mas fuerza las plagas y enfermedades vegetales que las variedades locales" a reemplazar; c) que con aquellas semillas "se incrementara la produccion agricola en porcentajes elevados"; d) que al aceptarse y adaptarse nuevos cultivos (soya, sorgo), se los hiciera rotar y, con ello, se "enriquecieran los suelos y acrecentaran su capacidad para retener agua" (Ortoll, 2003, p. 82).

Los cientificos que antecedieron a Borlaug habian reconocido que entre "los problemas mas agudos (de) Mexico se encontraba el mejoramiento del manejo de suelos y las practicas de labranza". Se requeria "introducir, seleccionar o propagar variedades de cultivo mejor adaptadas, de rendimiento superior y de mejor calidad", y existia la necesidad de "controlar plagas y enfermedades" (Ortoll, 2003, pp. 82-86). De acuerdo con Ortoll se trataba nada mas--y nada menos--que del "primer experimento agricola de la Fundacion (Rockefeller) en el mundo". En su entender, los profundos cambios que se generaron entre mediados de los 40 y fines de los anos 60 detonaron "quiza la mas importante revolucion de transferencia de tecnologia agricola en la historia moderna".

La propuesta del Estado federal y de la Fundacion Rockefeller, y la decision de aplicarla en el Yaqui resulto ampliamente apoyada por el gobierno de Sonora y numerosos productores locales. Y fue ese marco institucional (nacional y regional) el que recibio a Borlaug al aterrizar en el proscenio de sus mas resonantes logros en investigacion aplicada: el Valle del Yaqui. Una de sus ocupaciones perentorias fue el control de las plagas que solian destruir los trigales. Mas aun, cuando comenzo su trabajo, "las autoridades tenian poca fe en el potencial de [los] suelos para la produccion de trigo. Se suponia que Mexico carecia del suelo y del clima adecuados para este cultivo". Pese a ello, se planteo convertir la economia vernacula en autoabastecida y "en el menor tiempo posible" (26).

MEXICO, SU TRIGO Y EL YAQUI, SEGUN BOURLAG

En su conferencia de Oslo, tras recibir el Premio Nobel de la Paz (27), el propio Borlaug reseno parte de sus experiencias. Un resumen de su exposicion (parcialmente comentado por nosotros) puede ayudar a valorar lo que la revolucion verde estaba desatando en suelos mexicanos, en especial en el semidesertico y costero valle del rio Yaqui. Dijo Borlaug:

La revolucion verde [no fue] un golpe de suerte ni un accidente de la naturaleza. Su exito se baso en la investigacion agricola relevante y bien fundamentada.

En Mexico se finco [su] cimiento: dos decadas de investigacion dinamica sobre [el] trigo que no solamente capacito a este pais para lograr su autosuficiencia, sino que tambien abrio la ruta para conseguir rapidos aumentos de produccion en otras naciones.

Fue en Mexico donde las variedades enanas se formaron y se mejoraron. Fue tambien alli donde se determino y estructuro la nueva tecnologia de produccion que permite a estas variedades, cuando se les cultiva apropiadamente, expresar su alto potencial genetico de rendimiento.

[Constituyeron] las variedades enanas mexicanas de trigo (...) el catalizador que impulso la revolucion verde. Y lo que hizo que los trigos enanos mexicanos fuesen un poderoso catalizador de esta revolucion fue su extraordinaria habilidad de adaptacion combinada con un alto potencial genetico de rendimiento, una notable eficiencia en el uso de altas dosis de fertilizantes y un amplio espectro de resistencia a las enfermedades.

El rapido aumento de la produccion de trigo no se baso solo en las variedades enanas: tambien involucro la transferencia [desde] Mexico a Paquistan y a la India de una nueva tecnologia de produccion que hizo posible que estas variedades exhibieran en el campo su alto potencial de rendimiento

La experimentacion con trigos enanos mexicanos se inicio en la India y en Paquistan en 1963 y continuo en 1964. Los resultados fueron tan promisorios que, en 1965, Paquistan e India importaron 350 y 250 toneladas de semilla, respectivamente. [Como] se obtuvieron notables resultados, la India decidio importar 18.000 toneladas de semilla en 1966. Un ano despues, Paquistan importo 42.000 (28).

Es importante remarcar, con cierto enfasis, estas apreciaciones y las cifras citadas. Para Borlaug y para muchos de quienes lo acompanaban en aquel momento, el desarrollo cientifico, los avances en biotecnologia y la investigacion que se aplicaba en regiones especificas del Mexico de los anos 40 y 50 arrojaron resultados muy significativos. Si eso se habia logrado, el paso siguiente era (y fue) llevar a otras latitudes los instrumentos experimentados y utilizados en el arido Mexico durante veinte anos. Asi, desde espacios como el Valle del Yaqui se habia podido transferir la tecnologia desarrollada hacia paises como la India y Paquistan (con enormes poblaciones necesitadas de alimentos). La adaptacion de las nuevas especies, sus rendimientos y su resistencia a las plagas estaban fundados, eso si, "en el uso de una alta dosis de fertilizantes", es decir, de los luego censurados agroquimicos. Sigue Bourlag:

Tan importante como la transferencia de la nueva semilla y de la nueva tecnologia fue la introduccion de una estrategia en las campanas de produccion. [Ella] acompano el alto potencial de rendimiento de las nuevas semillas y de la nueva tecnologia [con] una politica gubernamental que aseguro al agricultor un precio adecuado por su grano, la disponibilidad de los insumos necesarios--semillas, fertilizantes, insecticidas, herbicidas y maquinaria--y el credito para adquirirlos. En conjunto, los insumos y la estrategia formaron la base a partir de la cual se desarrollo la revolucion verde

El rapido incremento de la produccion de trigo en India y Paquistan fue posible en parte gracias a dos decadas de investigacion en Mexico. En esa epoca (1943-44, MC), Mexico importaba mas del 50 % del trigo que consumia y una considerable proporcion de su maiz. Los rendimientos de trigo eran bajos y estaticos, con un promedio nacional de 750 kg/ha.

La necesidad requeria un remedio urgente, asi que se inicio un programa sencillo de investigacion orientado a aumentar la produccion. He tenido el privilegio y la buena fortuna de estar asociado con el programa casi desde el principio, y de haber permanecido con el durante los ultimos 26 anos. Desde que comenzo el programa se estudiaron todos los factores que limitaban la produccion de trigo. Por consiguiente, hubo investigaciones interdisciplinarias sobre genetica y fitomejoramiento, agronomia, fertilidad del suelo, fitopatologia y entomologia. Mas tarde se anadieron quimica de cereales y bioquimica.

Borlaug resalto en su alocucion lo decisiva que habia resultado, asimismo, "una estrategia en las campanas de produccion". O sea, una politica de Estado que aseguraba al agricultor desde precios remuneradores hasta el credito para adquirir los multiples insumos (y servicios, agregamos) que requeria este sector para alcanzar crecientes niveles de productividad. Con mas de un cuarto de siglo de experiencia, el premio Nobel no dejaba de recordar que, en un inicio, lo que emprendian no era mucho mas que "un programa sencillo de investigacion orientado a aumentar la produccion". Y tras recordar la importancia que supuso la extension en este proceso, no dejo de advertir que el programa de Mexico se habia convertido en un modelo:

A medida que la investigacion hacia posible la [aparicion] de nuevas variedades, de recomendacion de fertilizantes y de practicas culturales, se incorporaban a los programas de produccion y se llevaban a los agricultores para que las aplicaran. Los investigadores fueron a la vez extensionistas practicos. Ellos mismos organizaban demostraciones en los predios de los agricultores. De hecho, la revolucion triguera en ese pais tuvo lugar antes que se organizara un servicio de extension agricola.

Los rendimientos unitarios de trigo en Mexico comenzaron a acrecentarse a partir de 1948. Durante los ultimos 26 anos el rendimiento medio nacional aumento de 750 kg/ha a 3.000 kg/ha, segun los datos de la cosecha del ciclo pasado (1969, MC). En el mismo periodo, la produccion total aumento siete veces. Mexico se autoabastecio de trigo por primera vez en 1956.

La distribucion de los trigos enanos se inicio en Mexico en 1961. Con ellos, los mejores agricultores pudieron cosechar 5, 6, 7 y aun 8 toneladas o mas por ha. En un periodo de siete anos se duplico el rendimiento medio nacional. Estos mismos trigos enanos mexicanos fueron precisamente la punta de lanza de la revolucion verde en la India y Pakistan (...) El programa de Mexico se convirtio en un modelo (Borlaug, 1972).

En sintesis, y segun narro tan conspicuo protagonista 29 , el exito de la ya llamada revolucion verde se habia basado en la "investigacion agricola relevante, bien fundamentada". Desde Mexico se habia transferido no solo la tecnologia: con ella circularon tambien los procedimientos de una politica gubernamental, que fueron otro pilar del proyecto. Esas, a la par de la gran irrigacion, habrian sido las bases de tan verde revolucion.

AUGE TRIGUERO, PREDOMINIO ESTATAL Y NACIONAL

Mientras Sonora se consolidaba como la zona triguera "mas importante de Mexico" (Dabdoud, 1964, p. 379), la radical expansion de su sistema de riego (30) y los impactos de la revolucion verde llevaron en el ano agricola 1954/1955 a superar en el Yaqui las cien mil hectareas. La tabla 3 indica que entre 1954 y 1981 solo en cinco ocasiones se cosecharon menos de cien mil hectareas de trigo. A pesar que la superficie irrigada aumentaba de manera visible, en nueve ocasiones se levanto trigo por encima del 50 % del area, y hubo algun caso en que se desbordo el 70 %.

Sembrar trigo en mas de cien o ciento veinte mil hectareas se tornaria, por lo tanto, algo habitual desde mediados de los 50 (31). Esta expansion fue acompanada por paulatinos pero firmes aumentos de productividad, fenomeno que se contaria entre los mas espectaculares frutos de la revolucion verde.

La tabla 4 y la figura 3 detallan los saltos en la productividad mostrados entre 1950 y principios de los 80: en el ano 1955/56 se rebaso las dos toneladas; ocho anos mas tarde se pasaria de las tres; siete ciclos despues se llegaria a las cuatro, y para mitad de los 70, a casi 5.2 toneladas por hectarea (32). Sumadas hectareas mas productividad, la produccion en el distrito de riego 041 pasaria de algo mas de 70 mil toneladas en 1950/51, a mas de medio millon al arribar los 80, con las oscilaciones de costumbre.

Hacia finales del periodo analizado (1974-1981), el distrito cosecho entre el 45 y el 51 % del total en Sonora, principal productor de Mexico. En cuanto a hectareas cosechadas, las mismas habian oscilado entre el 45 y el 46% de las contabilizadas en el Estado. Y respecto al total mexicano, lo mas destacable es que en los cerca de treinta anos apuntados en la tabla 5 el Yaqui aporto el 30 % o mas en trece ocasiones, y solo en una oportunidad cosecho menos del 20 % 33. El resto oscilo entre el 20 (33) (1980-81) y el 29.58 % (1959-60).

LA HERENCIA DE BORLAUG

Importa resumir ahora la paulatina aparicion en el Valle del Yaqui de un racimo de instituciones dedicado a la investigacion agropecuaria, sobre el recurso agua y/o a problemas socioambientales. Las dos primeras nacieron a mediados de los 50 y, como otras que se agregaron anos mas tarde, continuan operando tanto en el ambito de la investigacion aplicada como en el de la formacion de recursos humanos.

CENTRO DE INVESTIGACIONES AGRICOLAS DEL NOROESTE (CIANO, ACTUAL CIRNO)

Con seguridad, la mas relevante en terminos historicos es el Centro de Investigaciones Agricolas del Noroeste (CIANO) (34), que a partir de 1955 se constituyo en uno de los pioneros en el Mexico norteno en cuanto a vinculacion entre Estado, investigacion cientifica y sectores productivos. El CIANO (35), donde trabajo Borlaug, fue componente ilustre de una red de centros de investigacion montada por una politica acentuada desde los anos 40. Fue sustento vertebral de la enorme transformacion productiva que se desato en el sur de Sonora y su aportacion mas importante a la agricultura del noroeste--segun lo han remarcado destacados actores socioeconomicos de la region--la constituyo "la tecnologia de produccion que ha generado para el cultivo del trigo". Con el "objetivo principal de identificar y resolver, mediante la ciencia y la tecnologia, los problemas de la produccion agricola regional", fue instalado "en un terreno de cien ha (...) auspiciado y patrocinado por agricultores sonorenses, con la participacion del gobierno federal" (Vargas Martinez, 2004, p. 219)

El predio fue adquirido gracias al aporte de organizaciones de productores, de empresas e instituciones--entre las que sobresalian la Union de Credito Agricola de Cajeme, la Union de Credito Agricola del Yaqui, el Banco Nacional de Credito Ejidal, el Banco Nacional de Credito Agricola y Ganadero, la multinacional Anderson Clayton, la Union de Credito Agricola e Industrial del Noroeste--, e involucro un listado de 35 firmas. Asentadas en Ciudad Obregon y alrededores, dichas sociedades aportaron mas de medio millon de pesos de la epoca (36). Segun otro autor local (Anaya, 2004, pp. 83-84), el CIANO nacio a mediados de los cincuenta "cuando un grupo de agricultores se reunio alrededor de Norman E. Borlaug para proyectar la creacion de un centro de investigaciones". Respaldo politico decisivo fue el exgobernador y productor Rodolfo Elias Calles (hijo del expresidente entre 1924 y 1928), quien entonces era alcalde de Ciudad Obregon. "Con la creacion del CIANO en 1955--manifiesta Anaya--empieza a conformarse una vigorosa comunidad cientifica compuesta por ingenieros agronomos y especialistas de las diferentes areas relacionadas con la agricultura" (37).

En 1969 se pusieron a su disposicion otras 240 ha "para experimentos". Sus estudios se expandieron hacia el resto del estado de Sonora y a Baja California. Llego a operar durante el ultimo cuarto del siglo XX una red de seis campos experimentales, e influyo sobre mas de un millon y medio de hectareas bajo cultivo. En el CIANO se indagaba inicialmente, tambien, sobre maiz, frijol, algodon, sorgo, ajonjoli y hortalizas. Durante las decadas de los 60 y 70 extendio sus programas a la soya, cartamo, garbanzo, cebada, forrajes, frutales y vid (38).

El actual CIRNO sigue enfocado "a desarrollar proyectos para fomentar la productividad del sector agropecuario", ademas de promover "la adopcion de tecnologia, la formacion de recursos humanos y ofrecer servicios de calidad a los productores, academicos, estudiantes, tecnicos, empresas y publico interesado" (39). Su area de influencia comprende Sonora, Sinaloa, Baja California y Baja California Sur, donde estan ubicados los campos: Norman E. Borlaug (CENEB, Sonora, 56 anos de fundado), Costa de Hermosillo (Sonora, 44 anos), Valle de Culiacan (Sinaloa, 56 anos de fundado), Valle del Fuerte (Sinaloa, 50 anos), Valle de Mexicali (Baja California, 55 anos), y Todos Santos (Baja California Sur, 40 anos).

El campo Borlaug trabaja en el mejoramiento de cultivos que han ocupado las mas extensas areas de siembra: ademas del trigo incluye cartamo, soya, maiz, algodonero. Ademas, opera en el control de plagas y enfermedades; en el desarrollo de tecnologia para reducir costos en la produccion de cultivos basicos e industriales, y en la reconversion productiva con frutales (citricos y nogal). En anos recientes emprendio estudios sobre biocombustibles con sorgo dulce y remolacha azucarera, y otros sobre comportamiento de cultivos ante el cambio climatico (40). Pero el trigo seguia siendo en la segunda decada del siglo XXI uno de sus temas principales. En el 2011 se difundio el trabajo Agronomia del trigo en el sur de Sonora. En su prologo, el ingeniero Rodolfo Elias Rodriguez Flores (41) asumia que aunque "numerosas especies se adaptan a las condiciones del suelo y clima del Valle del Yaqui", la mayoria "no prevalece con una superficie estable". El trigo, en cambio, "se ha mantenido por mucho tiempo como eje de la economia regional a pesar de los esfuerzos por impulsar la reconversion agricola de la region". El trigo ha sido y es "el cultivo mas estudiado", y de alli la necesidad de reconocer que el Campo Borlaug ha realizado "una excelente labor" con las recomendaciones "mas actualizadas en el manejo agronomico del cultivo".

INSTITUTO TECNOLOGICO DE SONORA (ITSON)

Por detras del antiguo CIANO emprendio su camino el Instituto Tecnologico de Sonora (ITSON), que inauguro estudios de grado en la decada de los 60 y luego de denominarse Instituto Tecnologico del Noroeste. Su punto de arranque se remite a julio de 1955, epoca en que el crecimiento economico del municipio de Cajeme "demandaba con urgencia la formacion de capital humano que apuntalara la formacion de nuevas empresas y la llegada de (mas) instituciones publicas y privadas" (Anaya Mexia et al., 2015, p. 5). Segun se menciona en Trascendieron, a mediados de los 50 "el optimismo ondeaba como bandera" en la region:

La bonanza economica generada por la agricultura parecia una veta inagotable [y] apenas explorada, con promesas aun no descubiertas y realidades al alcance de la mano. Dos anos atras habia sido inaugurada la presa "Alvaro Obregon", el riego agricola se expandio en la superficie del Valle del Yaqui. Grandes fortunas se amasaban con las cosechas, aunque tambien algunas se perdieron en una mala temporada de algodon (Anaya Mexia et al., 2015, p.10).

Y de inmediato, la mencion inevitable: en 1955 habia sido fundado el CIANO, "que puso al Valle del Yaqui en el mapa de la agricultura mundial". Bajo el liderazgo de Borlaug, sigue el texto, "surgio una comunidad cientifica" a la que se integraron no pocos actores locales. Aunque todo parecia promisorio, empero, habia "un enorme hueco incrustado en el centro de esa imagen de prosperidad": el bajo nivel educativo de la ciudad. Como el contraste era evidente, el crecimiento economico y poblacional "demandaba un nivel educativo mas alto" (Anaya Mexia et al., 2015, p.12).

Cuando promediaba la decada de los 60, y con la apertura de la carrera de Ingenieria Industrial, el ITSON apunto hacia la educacion superior. Su ultima generacion de preparatorianos termino en 1976, cuando abrio la licenciatura en Administracion e inicio su transformacion "como organismo de tipo universitario". Su cartera de carreras se fue ampliando y en septiembre de 1976 le fue concedida la autonomia universitaria (42). En un contexto de notoria dinamica, desde fines de los anos 80, su direccion de investigacion comenzo a impulsar diversos proyectos, entre los que ya se contaban "los principales efectos ambientales de la agricultura bajo riego en el valle del Yaqui, y en particular sobre la calidad del agua" (Camara Duran, 1994, p. 60). Una muestra de las tesis de grado y posgrado defendidas entre 1990 y 2012, revisadas en diversas visitas al ITSON, permitio inferir los ejes principales de los programas de investigacion que el instituto fue definiendo con el devenir de los anos, en general muy relacionados con necesidades, problemas o proyectos regionales.

En septiembre del 2017 el ITSON agrupaba alrededor de 16 mil alumnos, con 24 carreras, trece programas de maestria y tres de doctorado, distribuidos en sus seis campus (43), en los que forma cuadros para administracion, analisis e investigacion de asuntos hidraulicos, ambientales y productivos de la region y de su entorno. Entre las lineas actuales de investigacion pueden citarse procesos biotecnologicos: ambiente, alimentos y salud; extraccion y aplicacion de metabolitos de interes agroindustrial; salud animal y epidemiologia; calidad e inocuidad de alimentos de origen animal; desarrollo de tecnologias para biosistemas acuaticos; efectos sobre la nutricion y cultivo del camaron; biotecnologia en la produccion agricola; fisiologia genetica en bovinos; fisiologia genetica en porcinos; gestion del agua y economia ambiental; microbiologia agricola; aprovechamientos de residuos acuicolas; desalinizacion; biotecnologia agricola; biotecnologia ambiental; agricultura organica; y plantaciones forestales (Vales Garcia, 2017, pp. 229 y ss.).

CENTRO REGIONAL UNIVERSITARIO DEL NOROESTE (CRUNO)

Instancia de la Universidad Autonoma Chapingo (44) con mas de tres decadas "de experiencia en trabajos de investigacion vinculada al sector primario", fue establecida en 1981. De manera inicial funciono en la poblacion de Cocorit, pero luego fue trasladada a Ciudad Obregon. Su proyecto fundacional incluia el vasto espacio ocupado por Sinaloa, Sonora, Baja California y Baja California Sur, pero sus actividades se han circunscrito con mayor enfasis al sur de Sonora y el norte de Sinaloa, al cual denomina "de influencia inmediata". "La complejidad y diversidad de actividades agropecuarias y rurales, se senala, ha exigido que los proyectos de investigacion, servicio y capacitacion se articulen para procurar atender la problematica regional". En tal sentido se han delimitado zonas de acuerdo con los siguientes criterios: a) condiciones del medio natural como elemento diferenciador; b) sistemas de produccion dentro de cada zona; c) nivel de desarrollo de las tecnologias empleadas por los productores primarios, y d) complejidad y logros alcanzados por las organizaciones de productores. Sobre la base de esos criterios, CRUNO ha identificado las siguientes areas geografico-productivas: a) los valles del Yaqui y Mayo; b) las comunidades yaquis; d) la Sierra, donde predomina la ganaderia extensiva y, en parte, la agricultura de temporal; e) el area de riego por bombeo de Guaymas-Empalme; f) el Sistema Hidraulico Integrado del Noroeste (SHINO).

Entre sus objetivos principales se cuenta, claro esta, la investigacion agropecuaria. Involucran a la vez la formacion, capacitacion y actualizacion de recursos humanos bajo "un enfoque racional y sostenible de los recursos naturales". Participa por ello en actividades de docencia de la Universidad Autonoma Chapingo, entre las que figuran la carrera de Ingenieria en Agricultura Sostenible y la maestria en Gestion del Desarrollo Rural. Este centro regional ha impulsado asimismo la opcion Agricultura Empresarial (45).

INSTITUTO TECNOLOGICO SUPERIOR DE CAJEME (ITESCA)

El Instituto Tecnologico Superior de Cajeme fue creado en 1996 para realizar "tareas de docencia, investigacion y promocion de la cultura". Menos de un ano despues iniciaba actividades con 217 alumnos y tres licenciaturas: Ingenieria en Sistemas Computacionales, Ingenieria Mecanica y Arquitectura. A comienzos del siglo XXI la investigacion empezo a ser uno de los pilares del Instituto, una "actividad sustantiva". En enero del 2003 definieron sus "ejes prioritarios" con la creacion de los centros de Capacitacion, Desarrollo y Transferencia Tecnologica; de Tecnologia Avanzada; de Docencia Superior y Artes; en Marketing y Desarrollo Urbano, y en Desarrollo Empresarial, Calidad y Productividad. Dos anos mas tarde fue puesta en marcha una de sus carreras mas vinculadas a problemas urgentes del medio: la de Ingenieria Ambiental (46).

Desde el 2003 ITESCA publica Entorno Academico, dedicada a difundir resultados de investigacion tanto de autores locales como externos a Sonora y Mexico. Un rapido pero detallado repaso a los numeros editados entre abril del 2003 y junio de 2017 verifico titulos y contenidos especificamente vinculados a la tematica de este trabajo. La cuestion ambiental, sumamente grave en el Yaqui, ha sido un objeto de estudio prioritario en el ITESCA. Un ejemplo de ello fue el Tercer Congreso Internacional de Ingenieria Ambiental, celebrado bajo su organizacion en Guaymas, Sonora, en marzo del 2016 (47). Al presentar el numero de Entorno Academico, difundido por ese motivo, el director del ITESCA, Gabriel Baldenebro Patron, alertaba: el aumento constante de la poblacion humana "ha provocado una excesiva demanda y presion sobre los recursos naturales, lo que ha estimulado modificaciones importantes en el medio ambiente". De alli la necesidad de "buscar alternativas de solucion que reduzcan y mitiguen los efectos negativos" que se han ocasionado.

BREVE COMENTARIO FINAL

Tres serian los procesos y/o fenomenos que merecen ser resaltados al cerrar este trabajo: a) la trascendencia en el largo plazo de las politicas de gran irrigacion en Mexico, que desde el gobierno federal se proyectaron con enfasis hacia los territorios nortenos; b) la consecuente construccion en el Valle del Yaqui de un enorme distrito de riego, autentico escenario de la agriculturizacion de suelos semiaridos; y c) la hegemonia historica del trigo en el valle, y sus llamativos vinculos con la investigacion aplicada y con la revolucionverde.

El Estado posterior a la guerra civil puso en marcha y sustento en el largo plazo un gigantesco programa de irrigacion, el que habria de modificar radicalmente numerosas regiones del arido norte limitrofe con Estados Unidos: una politica que se mantuvo durante mas de medio siglo, y que no tuvo parangon en los territorios que descienden desde el rio Bravo hasta la Tierra del Fuego. Ese programa se combino paulatina y parcialmente con la reforma agraria, de la que surgirian mecanismos de redistribucion de la tierra en el Yaqui,que, en verdad, no resultaron muy distintos a lo que diseno en 1909 la californiana Richardson.

Pero tambien emergieron otros proyectos desde ese estado consolidado hacia los anos 40. Aunque sin la espectacularidad socioeconomica (y arquitectonica) de los distritos de riego, el incentivo a la investigacion en materia agricola sobresalio entre ellos. El Valle del Yaqui, su trigo y quienes lograron adaptarse a las transformaciones derivadas de las nuevas instituciones (reforma agraria incluida) estuvieron en el corazon de la revolucion verde: un proceso, como dijo Borlaug, sustentado en la investigacion sistematica y acompanado del paquete tecnologico caracteristico de la--ahora--muy discutida agricultura comercial (fertilizantes, plaguicidas, riego, mecanizacion, inversiones and so).

BIBLIOGRAFIA

Aboites Aguilar, L. (2013). El norte entre algodones. Poblacion, trabajo agricola y optimismo en Mexico (1930-1970). Mexico DF: El Colegio de Mexico.

Anaya Mexia, S. (2004). Retrospectiva de Cajeme. Ciudad Obregon: Ayuntamiento de Cajeme/DESCOS.

Anaya Mexia, S., Osorio Altuzar, F., Gil Galvez, T., Moncada Ochoa, C., y Estrella Acedo, E. (2015). Trascendieron. Edicion especial por el 60 aniversario delITSON. Ciudad Obregon: Instituto Tecnologico de Sonora.

Appendini, K. (1988). El papel de la agricultura en el desarrollo nacional: una reflexion sobre la agricultura de la frontera norte. Cuadernos de Trabajo. Tijuana: El Colegio de la Frontera Norte.

Arvizu R., Z., y Laird, R. J. (1958). Fertilizacion del trigo en el Valle del Yaqui. Mexico DF: Secretaria de Agricultura y Ganaderia (Folleto tecnico 26, febrero).

Azpeitia Gomez, H. (1972). Compania Exportadora e Importadora Mexicana, S.A. (1949-1958). Conflicto y abasto alimentario. Mexico DF: CIESAS.

Beck, F. H. (1977). La agroindustria en el noroeste de Mexico. Como controla la agroindustria la produccion de verduras en el noroeste de Mexico. Problemas del Desarrollo, VIII(31), 99-135.

Benassini, A. (1952). Distrito de Riego del Rio Yaqui. Presa "Alvaro Obregon". Mexico DF: Secretaria de Recursos Hidraulicos.

Borlaug, N. E. (1972). La revolucion verde, paz y humanidad. Mexico DF: Centro Internacional de Mejoramiento de Maiz y Trigo, Serie Reimpresos y Traducciones.

Camara Duran, O. A. (1994). Impacto de la agricultura bajo riego sobre localidad del agua: el caso del valle del Yaqui. Ingenieria Hidraulica, IX(3), 57-71.

Cerutti, M. (2008). Crisis y reconversion del tejido productivo en un espacio regional del norte de Mexico: La Laguna (1875-1975). Investigaciones de historia economica, 10, 97-128.

Cerutti, M. (2011a). El noroeste agricola hacia 1950. La nueva trayectoria del desarrollo regional. En J. A. Gomez Estrada y A. Almaraz (coords.), Inversiones, colonizacion y desarrollo economico en el noroeste de Mexico, 1870-1940 (pp. 289-330). Tijuana: El Colegio de la Frontera Norte/Universidad Autonoma de Baja California.

Cerutti, M. (2011b). Agricultura, tejidos productivos y dinamica empresarial en el norte de Mexico (1925-1965). Revista de la Historia de la Economia y de la Empresa, 5, 25-54.

Cerutti, M. (2011c). Tierras en Irrigacion, tejido productivo y empresariado en el Yaqui (1925-1965). En C. Sheridan y M. Cerutti (coords.), Usos y desusos del agua en cuencas del norte de Mexico (pp.181-218). Mexico DF: CIESAS.

Cerutti, M. (2016). La Comarca Lagunera (1920-1955). Dinamica historica de un tejido productivo en el norte de Mexico. En A. Carrillo Rojas y E. Rivas Sada (coords.), Agricultura empresarial en el norte de Mexico (siglo XX). Actores y trayectoria de la economia regional (pp. 53-108). Mexico DF: Plaza y Valdes/Asociacion de Historia Economica del Norte de Mexico.

Cerutti, M. (2018). La agricultura empresarial en el norte de Mexico. Contribuciones recientes al estudio de sus economias regionales. Ponencia presentada en el II Congreso Internacional "Transiciones en la agricultura y la sociedad rural", Santiago de Compostela.

Cerutti, M., y Almaraz, A. (coords.) (2013). Algodon en el norte de Mexico (1920-1970). Impactos regionales de un cultivo estrategico. Tijuana: El Colegio de la Frontera Norte.

Chonchol, J. (1957). Los distritos de riego del noroeste. Tenencia y aprovechamiento de la tierra. Mexico DF: Instituto Mexicano de Investigaciones Economicas

Dabdoud, C. (1964). Historia de El Valle del Yaqui. Hermosillo: Gobierno del Estado de Sonora (edicion facsimilar, 1995).

Distrito de Riego 41. Rio Yaqui (1969). El Valle del Yaqui. Mexico DF: Secretaria de Recursos Hidraulicos/Gerencia General en el estado de Sonora.

Esteva, G. (1981). La batalla del Mexico rural. Mexico DF: Siglo XXI Editores.

Fujigaki Cruz, E. (2001). Modernizacion agricola y revolucion. Haciendas y companias agricolas de irrigacion del norte de Mexico, 1910-1929. Mexico DF: Universidad Nacional Autonoma de Mexico.

Gomez Morin, M. (1928). El credito agricola en Mexico. Mexico DF: Biblioteca Mexicana de Clasicos Financieros (edicion facsimilar, 1991).

Hansen, R. D. (1979). La politica del desarrollo mexicano. Mexico DF: Siglo XXI Editores.

Hernandez Hernandez, L. (2006). La red de trigo del valle del Yaqui: estrategia de comercializacion (Tesis de maestria), El Colegio de la Frontera Norte, Tijuana, Mexico.

Hewitt de Alcantara, C. (1999). La modernizacion de la agricultura mexicana, 1940-1970. Mexico DF: Siglo XXI Editores.

Historia General de Sonora (1985). Tomo V. Hermosillo: Gobierno del Estado de Sonora.

Krauze, E., Meyer, J., y Reyes, C. (1981). La reconstruccion economica. En Historia de la revolucion mexicana, Vol. 10. Mexico DF: El Colegio de Mexico.

Lorenzana Duran, G. (2006). El avance de la frontera agricola en el sur de Sonora, (1890-1941). En A. Carrillo Rojas y M. Cerutti (coords.), Agricultura comercial, empresa y desarrollo regional en el noroeste de Mexico (pp. 143-163). Culiacan: Universidad Autonoma de Sinaloa/Universidad Autonoma de Nuevo Leon.

Lioanes, A. (1972). Discurso de presentacion al Nobel de la Paz de 1970. En N. Borlaug, La revolucion verde, paz y humanidad (pp. 3-8). Mexico DF: Centro Internacional de Mejoramiento de Maiz y Trigo. Serie Reimpresos y Traducciones.

Madrid Escobedo, R. (1966). Estudios preliminares sobre el combate quimico de maleza en el cultivo del maiz en el valle del Yaqui, Sonora. (Tesis de licenciatura), Escuela Nacional de Agricultura, Chapingo.

Martinez Huerta, R. (2002). La nueva actividad agricola y la horticultura sinaloense. En Lopez Leiva, S., Rosales Inzunza, S., Espinoza, J.A., y Martinez Huerta, R. Los sistemas regionales de innovacion. Un acercamiento al caso de Sinaloa (pp. 283-359). Culiacan: varios editores.

Mexico. 75 anos de Revolucion (1988) Tomo 2. Mexico DF: Fondo de Cultura Economica.

Munoz Rodriguez, M. Santoyo Cortes, H., y Altamirano Cardenas, J.R. (2002). Mercados e instituciones financieras rurales. Una nueva arquitectura financiera rural en Mexico. Chapingo: Universidad Autonoma de Chapingo.

Okada, I. (2000). El impacto de la revolucion mexicana: la Compania Constructora Richardson en el Valle del Yaqui (1905-1928). Historia Mexicana, L(1), 91-144.

Olmedo Vazquez, V. (2006). El impacto del seguro agricola en la competitividad de cultivo del trigo en el valle del Yaqui (Tesis de maestria), El Colegio de la Frontera Norte, Tijuana, Mexico.

Orive Alba, A. (1962). La politica de irrigacion en Mexico. Mexico DF: Fondo de Cultura Economica.

Ortega Leite, O. (s/f). Datos de la explotacion agricola del valle del Yaqui, Sonora. Ciudad Obregon: Irrigadora del Yaqui SA.

Ortoll, S. (2003). Origenes de un proyecto agricola: la Fundacion Rockefeller y la revolucion verde. Sociedades rurales, produccion y medio ambiente. 4(1), 81-96.

Pellicer de Brody, O., y Mancilla, E. L. (1988). El entendimiento con los Estados Unidos y la gestacion del desarrollo estabilizador (1952-1960). Mexico DF: El Colegio de Mexico.

Pichardo Gonzalez, B. (2006). La revolucion verde en Mexico. Agraria, 4, 40-68.

Ramirez, R. R (1992). Cambio tecnologico, regimen de cultivos y ocupacion en la agricultura sonorenses, 1960-1990.

En Memoria delXVII Simposio de Antropologia e Historia (pp. 297-316). Hermosillo: Universidad de Sonora. Ramirez, J. C. (1990). La nueva division economica. Revista de El Colegio de Sonora, II(2), 52-74.

Riemann, A. (1940). Memoria del distrito de riego de El Yaqui. Mexico DF: Comision Nacional de Irrigacion.

Rivas Sada, E. (2011). Cambio tecnologico, dinamica regionaly reconversion productiva en el norte de Mexico. La Comarca Lagunera (1925-1975) (Tesis de doctorado), Universidad Complutense de Madrid, Madrid, Espana.

Rivas Sada, E. (2013). Competitividad de la Comarca Lagunera (1920-1960). Productividad, calidad y desempeno en los mercados. En M. Cerutti y A. Almaraz (coords.), Algodon en el norte de Mexico. Impactos regionales de un cultivo estrategico (pp. 73-138). Tijuana: El Colegio de la Frontera Norte.

Robles, R. (1988). Estructura de la produccion y cultivos, 1950-1960. En J. Moguel (coord.), La epoca de oro y el principio de la crisis de la agricultura mexicana, 1950-1970 (pp.13-83). Historia de la cuestion agraria mexicana, vol.7. Mexico DF: Siglo XXI Editores/Centro de Estudios Historicos del Agrarismo Mexicano.

Samaniego Lopez, M. A. (2006). Rios internacionales entre Mexico y Estados Unidos. Los tratados de 1906 y 1944. Mexico DF: El Colegio de Mexico/Universidad Autonoma de Baja California.

Serrano-Bosquett, F. J. (2015). La Fundacion Rockefeller y la modernizacion de la agricultura cientifica mexicana. Workingpaper

Silos-Alvarado, J. S. (1966). e Yaqui Valley of Sonora, Mexico. Its Agricultural Development, Resource Utilization and Economic Potential (Tesis de doctorado) Cornell University, Ithaca.

Solis, L. (1971). La realidad economica mexicana. Retrovision y perspectivas. Mexico DF: Siglo XXI Editores.

Tapia, M. (1995) Cuando el desierto florece. Ciudad Obregon: s/e.

Vales Garcia, J. J. (2017). 2[degrees] Informe general de actividades (2016-2017). Ciudad Obregon: Instituto Tecnologico de Sonora.

Vargas Martinez, J. (2003). Los depredadores. Testimonio de la expropiacion agraria en el Valle del Yaqui en 1975-76. Ciudad Obregon: s/e.

Vargas Martinez, A. (2004). El valle del rio Yaqui y su sistema de riego. Guadalajara: s/e.

Villa Ibarra, M., Flores Suarez, E., Badii Zabech, M.,Brito Zurita, O., Gonzalez Enriquez, R., y Herrera Andrade, H. (2006). Apuntes sobre los plaguicidas. Un analisis de las caracteristicas, usos, impactos y situacion en el Valle del Yaqui. Ciudad Obregon: Instituto Tecnologico Superior de Cajeme.

Yunez Naude, A. (2010). Las transformaciones del campo y el papel de las politicas publicas, 1929-2008. En S. Kuntz Ficker (coord.), Historia economica general de Mexico. De la colonia a nuestros dias (pp.729-756). Mexico DF: El Colegio de Mexico/Secretaria de Economia.

Warman, A. (2001). El campo mexicano en el siglo XX. Mexico DF: Fondo de Cultura Economica.

ARCHIVOS Y CENTROS DE DOCUMENTACION

Archivo General del Estado de Sonora (AGES, Hermosillo)

Archivo de Notarias del Estado de Sonora (ANES, Hermosillo)

Registro Publico de la Propiedad y el Comercio de Ciudad Obregon (RPPCCO)

Biblioteca Publica Municipal de Ciudad Obregon

Biblioteca del Instituto Tecnologico de Sonora (ITSON, Ciudad Obregon)

Archivo Historico del Agua (AHA, Ciudad de Mexico)

Biblioteca del Banco de Mexico (BBMx, Ciudad de Mexico)

Biblioteca y Centro de Documentacion de la Secretaria de Agricultura, Ganaderia, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentacion (SAGARPA, Ciudad de Mexico)

PAGINAS WEB DE:

Centro de Investigaciones Regionales del Noroeste "Norman E. Borlaug" (CIRNO).

Instituto Tecnologico de Sonora (ITSON)

Universidad Autonoma de Chapingo

Centro Regional Universitario del Noroeste (CRUNO)

Instituto Tecnologico Superior de Cajeme (ITESCA)

NOTAS

(1.) La infraestructura material desplegada desde el gobierno federal, en especial entre 1925 y los anos 70, gestaria a su vez una serie de externalidades y multiplicadores que estimularon diferentes actividades publicas y empresariales. El proyecto bajo orientacion federal estuvo, a la vez, destinado a poblar zonas escasamente habitadas: dos propuestas particularmente impactantes y funcionales en los desiertos del norte de Mexico

(2.) Un complemento decisivo fue el tendido paulatino de una red de carreteras interestatales y de caminos rurales que contribuirian a afirmar la articulacion del mercado interno, intensificar los intercambios humanos y mercantiles, y acentuar los contactos con los Estados Unidos. "Siguiendo el sentido comun, el gobierno de (Plutarco Elias) Calles decidio dar especial prioridad al desarrollo de los recursos hidraulicos para la agricultura, asi como al restablecimiento del transporte y las comunicaciones, y a la reconstruccion del sistema bancario" (Wionczek, 1982, p. 395). Ver tambien Gomez Morin, 1928; Krauze et al., 1981; Mexico. 75 anos de Revolucion, 1988. Un resumen mas reciente en Yunez Naude, 2010.

(3.) Roger Hansen (1979, p. 62) lo recapitulo asi: "Entre 1935 y 1960 mas de la mitad de la inversion en el sector publico se destino a gastos (...) de infraestructura en la agricultura, los transportes y comunicaciones. La mayoria del dinero invertido en el sector agricola se aplico a la construccion de vastas redes de irrigacion. Como resultado, la superficie irrigada mediante sistemas hidraulicos de financiamiento publico se ha elevado con una tasa del 4.9 por ciento desde 1950: ahora incluye mas del 60 por ciento de toda la tierra irrigada en Mexico, en comparacion con el 13 por ciento que era en 1940". El programa mexicano, concluia, podia ser evaluado como "uno de los mas grandes de su clase en el mundo".

(4.) Se trata de un territorio ocupado por diez estados: incluye los seis fronterizos con los Estados Unidos (Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo Leon y Tamaulipas) y sus respectivos colindantes meridionales: Baja California Sur, Sinaloa, Zacatecas y Durango, mas porciones de San Luis Potosi. Suma cerca de un millon de kilometros cuadrados: alrededor del 60 % de la geografia mexicana.

(5.) Dicho espacio geografico se caracterizaba al comenzar el siglo XX por rasgos que marcaron las politicas de los sucesivos gobiernos centrales. Uno era la presencia casi abismal del desierto, termino aplicado en este caso en su doble sentido: a) ecologico-ambiental; b) y como franja territorial a ocupar de manera efectiva por el Estado, el capital y una poblacion que migraba hacia esas latitudes. En cuanto a lo primero, se considera a vastas porciones del norte como la prolongacion meridional de los suelos aridos y semiaridos de California, Arizona y Nuevo Mexico.

(6.) Los rios Colorado (en el oeste) y Bravo/Grande, en el centro y oriente (vease Samaniego, 2006).

(7.) Sobre todo en una faceta que se ha analizado de manera especifica y desde el mismo norte: la empresarial (Cerutti, 2018).

(8.) "A principios de los cuarenta, al consolidarse el poder politico de la familia pos revolucionaria, la estrategia adoptada por Calles en el sector agricola volvio a resultar atractiva desde muchos puntos de vista. Parecia la mejor via, la mas rapida e inmediata, para solucionar los males que aquejaban a la agricultura". Wionczek, 1982, p. 398.

(9.) De acuerdo con Samaniego (2006, p. 31), "La construccion de un nuevo tipo de obras hidraulicas a fines del siglo XIX y durante el siglo XX transformo la forma de poblamiento asi como la manera de aprovechar el recurso hidrico en una extensa region: el norte de Mexico y el oeste de Estados Unidos. (Obras) de una dimension distinta a la practicada en anos anteriores (podian) trasladar, almacenar y distribuir grandes cantidades de agua en dimensiones por completo diferentes".

(10.) Segun Wionczek (1982, p. 396), la ley de Irrigacion de 1926 "ratifico la jurisdiccion federal sobre todos los recursos hidraulicos, y declaro que los proyectos de irrigacion constituian un servicio publico" porque el Estado "se reservaba el exclusivo derecho de tomar en sus manos el desarrollo hidraulico", y de "disponer de las tierras irrigadas".

(11.) La Comarca Lagunera ya se habia configurado como productora especializada de algodon durante el porfiriato.

(12.) En otros trabajos se analizaron la dinamica empresarial sustentada en la agricultura, la formacion de tejidos productivos alimentados por la base agricola, y la aparicion de familias empresariales que se basaron en dicho tejido para acumular recursos, bienes, experiencia, contactos, influencia y capitales. Ver Cerutti, 2008, 2011b, 2011c y 2016.

(13.) Entre otros, Fujigaki Cruz, 2001; Lorenzana, 2006; Historia General, 1985; Jaime Vargas Martinez, 2003; Alberto Vargas Martinez, 2004; Okada, 2000.

(14.) Vease los muy severos informes oficiales de principios de los anos 30 en Archivo Historico del Agua (AHA), Fondo de Aprovechamientos Superficiales, exp. 14679.

(15.) Organismo federal creado en 1943 para hacerse cargo de los bienes de la antigua Compania Constructora Richardson.

(16.) Como puede observarse en el mapa 2, y de acuerdo con Jaime Vargas Martinez (2003, p. 13), se uso un sistema de cuadriculas que partia de dos ejes perpendiculares (de norte a sur y de este a oeste) que constituyeron las lineas de referencia

(17.) Alrededor de 120 mil hectareas.

(18.) AHA, Fondo Consultivo Tecnico, exp. 7175: Ingeniero A. Benassini, Distrito, 1952.

(19.) Ibidem, pp.10-11.

(20.) SAGARPA, Estadisticas agricolas (1950-1955); Ortega Leite (s/f, cuadro 10); Silos-Alvarado (1968, table 3); Madrid Escobedo (1966, tablas 3 y 4). Solo otro competidor surgio de manera coyuntural: el algodon, fibra que se encontraba en sus momentos boyantes (Aboites, 2013; Cerutti y Almaraz, 2013).

(21.) Sobre este ultimo aspecto vease Rivas Sada, 2011, introduccion.

(22.) Rosario Robles, 1988, conjunto dichos supuestos al decir que los factores fundamentales que provocaron la expansion de la agricultura en los anos 50 "pueden identificarse con la irrigacion, la mecanizacion, la investigacion genetica, la aplicacion de semillas mejoradas y la utilizacion de insecticidas y fertilizantes en el proceso productivo del medio agropecuario". Otros autores que desde Mexico han considerado de importancia o considerado la revolucion verde son los citados Hewitt, Hansen y Warman. Tambien Solis, 1971; Martinez Huerta, 2002; Ramirez R., 1992; Ramirez, J. C. ,1990; Appendini, 1988; Torres, 2006; Ortoll , 2003; Pichardo Gonzalez, 2006 y Serrano-Bosquet, 2015. En la ganaderia lactea fue estudiada por Rivas Sada, 2011.

(23.) "La llegada de Borlaug al Valle del Yaqui fue el inicio de la Revolucion Verde, cuyas bondades son de sobra conocidas aunque tambien se han cuestionado las enormes cantidades de agroquimicos que deben aplicarse ... " (Anaya, 2004, p. 83).

(24.) Este autor ofrece una amplia, moderada y desprejuiciada descripcion de los origenes y primeras fases del proyecto.

(25.) Consistia en obtener semillas y variedades de un lugar para adaptarlas a otras regiones, "sin fronteras".

(26.) La propuesta de Borlaug era "conjuntar esfuerzos para producir variedades de trigo con mayor potencial de rendimiento, con mayor resistencia a las enfermedades y con mejores caracteristicas agronomicas [y] desarrollar practicas de produccion mas adecuadas. El resultado (.) fueron las nuevas variedades mexicanas de trigo que, como se sabe ahora (1972, MC), producen rendimientos extraordinariamente altos, son resistentes a las enfermedades y permiten el uso intensivo de fertilizantes, [y] en contraste con las anteriores variedades de trigo, los nuevos tipos se adaptan a una amplia gama de condiciones ecologicas en numerosas regiones del mundo". Lioanes, 1972, p.5.

(27.) En ese momento Borlaug era todavia director del programa sobre el trigo en el Centro Internacional de Mejoramiento de Maiz y Trigo (CIMMYT), en Mexico.

(28.) Sobre la exportacion de semillas de trigo vease Tapia (1995, pp. 33-34), quien menciona que desde la Asociacion Agricola del Valle "se abrieron los mercados .en lugares tan remotos como Argelia, Egipto, Iran, Irak, Sri Lanka, India, Sudan, Bangladesh, Afganistan, Portugal, Grecia, China y la entonces URSS".

(29.) Borlaug sigue siendo honrado en el Valle del Yaqui. Una de las avenidas de Ciudad Obregon, urbe principal de la region, lleva su nombre. En marzo de 2014, al cumplirse el centenario de su nacimiento, se organizo una gran reunion dedicada a su memoria en la Universidad Lasalle.

(30.) El sistema de presas se completo en 1965 con El Novillo. Informacion sobre sus caracteristicas en AHA, Fondo Documental de Aguas Nacionales, exp. 8673. La politica de riego era acompanada por medidas favorables a la expansion triguera, en busca de la "autosuficiencia nacional" (era un cereal dedicado en especial al mercado interno), que se manifestaba en precios de garantia para los productores, subsidios, seguro agricola y demas beneficios. Al respecto vease Azpeitia Gomez, 1994; Robles, 1988; Hewitt, 1999; Munoz Rodriguez et al, 2002; y Pellicer de Brody y Mansilla, entre otros.

(31.) Durante los 80 hubo anos en que se llego o se estuvo cerca de las 150 mil ha. En 1999/2000 se cosecharon 166.789. El panorama se reitera en el siglo XXI (2006/07 y 2011/12, cerca de 150 mil). En el ciclo 2014-2015 se superaron las 170 mil. SAGARPA, Estadisticas; Hernandez Hernandez, 2006; Olmedo Vazquez, 2006; Tribuna, Ciudad Obregon, 7 de enero de 2015.

(32.) Los niveles de productividad continuaron incrementandose, aunque con repercusion en los costos de produccion. Las estadisticas indican que en 1998/199 se habian superado las seis toneladas por ha. Y en 2011/ 12 se alcanzaba las 7.13 como promedio. Algunos productores rebasaron posteriormente las ocho toneladas.

(33.) Las cifras disponibles con frecuencia no coinciden, aun las originadas aparentemente en la misma fuente. De todos modos, las tendencias parecen evidentes.

(34.) Especialmente destacable por haber sido sede fundacional de la investigacion ligada a la revolucion verde en el noroeste, escenario de los grandes avances de Bourlag y una de sus mas valiosas herencias.

(35.) Llamado hoy Centro de Investigaciones Regionales del Noroeste "Norman E. Borlaug" (CIRNO).

(36.) El monto llegaba a casi 44 mil dolares.

(37.) "El exito de la agricultura regional a partir de los 50, aclara, no puede entenderse solo por los factores sociales, politicos y economicos que se citan con frecuencia. Tambien tuvo gran influencia la mentalidad de [los] productores, privados y sociales, que reconocieron la importancia de estar actualizados con informacion tecnica y cientifica". Anaya, 2004, p. 84.

(38.) Segun Alberto Vargas Martinez, "gran parte de los trabajos de investigacion se realiza[ba] con la participacion y en terrenos de los productores", lo que facilitaba "la transferencia de tecnologia y acelera[ba] la adopcion de innovaciones tecnicas". Para principios del siglo XXI, "el CIANO y las instituciones que lo antecedieron han desarrollado 55 variedades de trigo, cuya utilizacion ha permitido incrementar los rendimientos unitarios de hace 25 anos en mas de un 150 %". Vargas Martinez, 2004, pp. 220-23.

(39.) http://www.inifap.gob.mx/SitePages/centros/cirno.aspx. Consultada 9 de marzo de 2017.

(40.) Ibidem

(41.) Presidente de la Union de Sociedades de Produccion Rural del Sur de Sonora.

(42.) http://www.itson.mx/Universidad/Paginas/historia.aspx, consultada 29 de marzo de 2018. Ver asimismo Anaya, 2004, p.107.

(43.) Dos en Ciudad Obregon (Centro y Nainari), dos en Navojoa (Centro y Sur), Guaymas y Empalme.

(44.) El Sistema de Centros Regionales de la Universidad Autonoma de Chapingo suma ocho unidades, mas un par de centros dedicados a transferencia tecnologica y capacitacion. El "caracter distintivo" de la investigacion es "la atencion a la agricultura regional". (https://chapingo.mx/scru/actividades.html#navinv, consultado 2 de abril de 2018).

(45.) https://chapingo.mx/scru/cruno.html (consultado 2 de abril de 2018).

(46.) Una resena historica del ITESCA en http://www.itesca.edu.mx/itesca/historia.asp.

(47.) Por razones de espacio no se ha considerado aqui el severo problema ambiental generado en el sur de Sonora en los ultimos cuarenta anos, consecuencia de la indiscriminada aplicacion de agroquimicos. Al respecto puede verse Villa Ibarra et al., 2006.

Mario Cerutti

Universidad Autonoma de Nuevo Leon, Mexico

marioceruttipignat@gmail.com

Recepcion: 03 agosto 2018 | Aceptacion: 01 octubre 2018 | Publicacion: 05 abril 2019

https://doi.org/10.24215/15155994e103

Leyenda: FIGURA 1. Principales sistemas de embalses en el norte (1930-1970)

Leyenda: FIGURA 2. Trazado del distrito de riego 041, Valle del Yaqui
TABLA 1.
Inversiones en irrigacion por estados (1941-1970) *

Estado            Inversion (U$D de 1950)    % nacional

Sinaloa                       150.605,318         22.25
Tamaulipas                     70.172,254         10.34
Sonora                         52.331,098          7.73
Baja California                46 229,827          6.83
Tabasco                        39.840.231          5.89
Chihuahua                      39.513,873          5.84
Puebla                         34.921,965          5.16
Oaxaca                         33.437,688          4.94
Michoacan                      29.283,931          4.33
Coahuila                       24.133,988          3.57
Durango                        23.846,936          3.52
Guanajuato                     23.372,832          3.45
Total nacional                676.710,983        100.00
5 de centro-sur                                   23.77
5 del norte                                       52.99

Fuente: Beck, 1977, p. 105

TABLA 2.
Principales distritos de riego del norte (1930-1970)

Area de riego           Estados          Hectareas

Valle del Yaqui     Sonora             220 a 230 mil
Valle del Mayo      Sonora                   100 mil
Valle del Fuerte    Sinaloa                  230 mil
Valle de Culiacan   Sinaioa                   95 mil
Valle de Mexicali   Baja California    180 a 200 mil
Comarca Lagunera    Coahuila/Durango         100 mil
Bajo Rio Bravo      Tamaulipas         200 a 350 mil

Area de riego          Principales cultivos

Valle del Yaqui          arroz, trigo, algodon
Valle del Mayo                 garbanzo, trigo
Valle del Fuerte    cana de azucar, hortalizas
Valle de Culiacan          hortalizas, algodon
Valle de Mexicali                      algodon
Comarca Lagunera           algodon, trigo, vid
Bajo Rio Bravo                  algodon, sorgo

Fuente: elaboracion propia

TABLA 3.
Auge triguero y nuevos cultivos (1950-1981)

  Ano       Total Ha
Agricola   cosechadas   Ha trigo   % Total

50/51        139,772     56,037     40.09
51/52        126,713     63,479     50.10
52/53        126,081     56,755     45.01
53/54        154,427     94,283     61.05
54/55        209,506    113,267     54.06
55/56        213,232    154,039     72.24
56/57        221,848    143,110     64.51
57/58        212,594    105,126     49.45
58/59        226,492    130,500     57.62
59/60        220,648     90,799     41.15
60/61        258,916    110,865     42.32
61/62        255,610    114,546     44.31
62/63        234,853    143,504     61.10
63/64        256,079    134,016     52.33
64/65        244,953    135,176     55.13
65/66        213,325     85,716     40.13
66/67*       291,041    136,696
67/68        306,366    108,930
68/69        327,986    130, 608
69/70        309,154    136,703
70/71        265,684     89,832
71/72        267,795     97,912
72/73        316,038    108,623
73/74        284,821    124,693
74/75        301,189    136,209
75/76        252,082    164,984
76/77        217,503    115,412
77/78        258,094    110,415
78/79        331,875     69,314
79/80        260,183    126,529
80/81        285,446    121,905

  Ano        Ha
Agricola   algodon   % Total    Ha soya

50/51      30,118      21.55
51/52      32,350      25.53
52/53      42,658      33.83
53/54      45,376      29 38
54/55      86,249      41.76
55/56      31,935       14.98
56/57      49,695      22.40
57/58      74,014      34.81
58/59      47,672      21.05
59/60      78,975      35.79
60/61      56,041      21.64
61/62      64,636      25.27
62/63      47,226      20.11
63/64      61,017      23.33
64/65      52,509      21.44
65/66      64,815      30.33     15,721
66/67*     47,456                34,732
67/68      73,641                74,365
68/69      49,135               107,608
69/70      34,083                76,015
70/71      51,222                56,132
71/72      62,652                59,799
72/73      37,577               106,999
73/74      49,644                72,835
74/75       5,531                83,126
75/76       6,445                46,921
76/77      35,856                12 046
77/78      26,009                30,450
78/79      40,338                81,627
79/80      34,531                40,884
80/81      42,499                60,420

Fuente principal: SAGARPA, Estadisticas Agricolas (1950-1981)

En el ciclo 66/67 comienza la doble cosecha anual de productos como
la soya. Se deja de mencionar por lo tanto el % de tierras con
trigo y algodon, cultivos de una cosecha.

TABLA 4.
Rendimientos crecientes del trigo

  Ano      Rendim.     Produccion
Agricola   ton/ha    total (tons.)

1950/51     1.256          70,332
1951/52     1.335          37,913
1952/53     1.553          33,140
1953/54     1.799         169,656
1954/55     1.727         195,670
1955/55     2.116         325,947
1956/57     2.100         300,531
1957/53     2.196         230,357
1953/59     1.706         222,610
1959/60     2.249         204,226
1960/61     2.490         275,570
1961/62     2.937         336,410
1962/63     2.762         396,424
1963/64     3.358         449,972
1964/65     2.544         343,924
1965/66     2.305         240,421
1966/67     3.664         500,317
1967/63     2.610         284,310
1963/69     3.357         503,732
1969/70     3.307         520,423
1970/71     4.051         363,012
1971/72     3.651         357,493
1972/73     4.263         463,619
1973/74     4.533         571,463
1974/75     5.191         707,117
1975/76     4.300         791,931
1976/77     4.127         476,305
1977/73     4.374         433.005
1973/79     4.999         346,531
1979/30     4.455         563,530
1930/31     4.403         536,737

Fuente: SAGARPA, Estadisticas Agricolas (1950-1966)

TABLA 5.
Valle del Yaqui vs Mexico (1950-1966)

  Ano       Mexico      D.041       %
agricola     tons.      tons.     Total

1950/51     210,004     70,332    33.51
1951/52     250,702     37,918    35.07
1952/53     255,083     88,140    34.55
1953/54     559,940    169,656    30.30
1954/55     536,719    195,670    36.46
1955/56     331,666    325,947    39.19
1956/57     340.498    300,531    35.76
1957/58          ND    230,857       --
1953/59     752,967    222,610     30.09
1959/60     691,404    204,226    29.58
1960/61     962,377    275,570    26.52
1961/62    1001,413    336,410    33.59
1962/63    1242,766    396,424    31.90
1963/64    1613,452    449,972    27.39
1964/65    1523,746    343,924    22.57
1965/66    1069,123    240,421    22.49
1966/67    1563,416    500,817    32.03
1967/63    1335,875    284,310    21.23
1963/69    1741,719    503,732    23.92
1969/70    1875,843    520,423    27.74
1970/71    1415,433    363,012    25.65
1971/72    1495,071    357,493    23.91
1972/73    1633,350    463,619    27.54
1973/74    1833,224    571,463    30.34
1974/75    2260,429    707,117    31.23
1975/76    2793,490    791,931    23.30
1976/77    1844,558    476,305    25.82
1977/78    2130,396    433.005    22.15
1978/79    1308,069    346,531    19.16
1979/30          ND    563,530      ...
1980/31    2639,834    536,737    20.33

Fuente: SAGARPA, Estadisticas Agricolas (1950-1966)

FIGURA 3.
Rendimientos del trigo por hectarea (en kg, 1950-1975)

1950-51      1256
1952-53      1553
1955-56      2116
1961-62      2937
1968-69      3857
1973-74      4583
1974-75      519

Fuente: ver tabla 4

Nota: Tabla derivada de grafico lineal.
COPYRIGHT 2019 Universidad Nacional de la Plata. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educacion
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Cerutti, Mario
Publication:Mundo agrario: Revista de estudios rurales
Date:Apr 1, 2019
Words:12961
Previous Article:La organizacion sindical de los trabajadores agrarios en Uruguay: origen, trayectoria y perspectivas.
Next Article:Genero y migraciones. Un estudio sobre mujeres migrantes tarijenas en torno al mercado de trabajo horticola de Apolinario Saravia en la provincia de...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |