Printer Friendly

Tientos y diferencias de la Guantanamera compuesta por Julian Orbon. Politica cultural de la revolucion Cubana de 1959.

La Sinfonia no 3 en Mi bemol, que Ludwig van Beethoven comenzo a escribir en 1803 y que hoy conocemos como La Heroica, lleva por titulo en el manuscrito original: Sinfonia heroica: Bonaparte (1804). Napoleon era entonces el heroe de Beethoven y, segun su amigo Ritter Seyfried citado por Romain Rolland, el musico "deseaba para Francia el sufragio universal y esperaba que Bonaparte lo estableciese, echando asi las bases de la felicidad del genero humano." Pero Napoleon se corono emperador en 1804 y encendio la furia de Beethoven, quien tacho el titulo original y escribio entonces en la partitura: "Sinfonia heroica... a la memoria de un gran hombre." (1)

En esta anecdota se descubre el influjo que el medio puede ejercer sobre el artista y la obra de arte y como las revoluciones son traicionadas por sus propios heroes. La revolucion cubana de 1959 no fue menos. Asi, una cancion, con reminiscencias de romance y pasacalle, en la que se cruzan la guajira, el bolero y el son, troco, por las condiciones sociopoliticas del medio, a su autor.

La tonada que popularizo Joseito Fernandez

La pieza Guajira guantanamera alcanzo notoriedad por primera vez en la decada del 30 del siglo veinte. Segun escribe Cristobal Diaz Ayala, Joseito Fernandez (La Habana, 5 de septiembre de 1908-11 de octubre de 1979):

[...] en diversas entrevistas, ha situado el origen de este numero [...] desde 1928 hasta 1934. Tal y como se uso en la radio, primero en Radio Lavin y despues en el programa llamado Sucesos del dia, la Guajira guantanamera, [...] se uso para ambientar programas radiales; en su ultima version, Joseito Fernandez y otra cantante, La Calandria [Nela Cruz], cantaban -con la musica de la Guajira guantanamera- decimas en que comentaban un suceso, generalmente tragico, de sangre. En Lavin el programa habia comenzado a fines de los '30, pero en la CMQ, se inicio en 1941. Ya antes Joseito Fernandez, con su orquesta danzonera, habia grabado la Guajira guantanamera para la RCA Victor en 1940. (2)

Otros datos biograficos de Joseito Fernandez segun Helio Orovio

"Canto con trios, sextetos y orquestas tipicas. En la etapa de auge del danzonete, [...], canto primero acompanado por la orquesta Raimundo Pia y Rivero, despues al frente de su propia agrupacion danzonera. [...] Compuso, ademas, varios boleros y guarachas." (3)

La guajira y el son: Especies de la musica popular cubana

La palabra guajiro o guajira se utilizo durante el siglo dieciseis para referirse a los aborigenes esclavizados que llevaron los espanoles a Cuba procedentes de la Peninsula de la Guajira, hoy territorio colombiano, y luego se utilizo como sinonimo de campesino.

La guajira, como especie de la musica popular cubana, se caracteriza por tener un metro ritmo ternario, en el que se alternan el 6/8 y 3/4, con una primera parte en modo menor y la segunda en mayor, sus temas se refieren de manera idilica a la campina cubana. "[...] esta especie se situa a medio camino entre los complejos del punto y la cancion, aunque su inclusion en este ultimo es mas apropiada debido a la predominante funcion cantable [...]." (4)

El son montuno, se escribe en compas de 2/4, se cantan cuartetas que alternan con un estribillo y el diseno ritmico se caracteriza por el bajo anticipado, cuatro semicorcheas en cada tiempo en los bongoes, las maracas y la guitarra, y la clave xilofonica haciendo el figurado conocido como clave cubana. Su funcion es el canto y el baile.

La tonada Guajira guantanamera, es un cruce entre ambas especies. Tiene de la guajira el tema, que en ocasiones es bucolico, dicho en decimas y su funcion es el canto, que por su relacion con el punto es de caracter improvisatorio. Del son tiene el compas binario, y como es de 4/4 y no 2/4 como en el son montuno, las cuatro semicorcheas que tocan guitarras, maracas y bongo en cada tiempo se convierten en dos corcheas. Ademas, esas corcheas, en las guitarras o el piano, imitan el punteado del punto guajiro.

En la tonada popularizada por Fernandez se utilizan las decimas improvisadas, en controversia con otro poeta o describiendo alguna situacion por lo que la melodia, aunque sigue ciertos parametros fijos, el poeta tiene la libertad de variarla. No existe una melodia definitiva. Y el estribillo, que en el son se alterna con las cuartetas, Fernandez unas veces lo canta en la introduccion y la coda, otras solamente al final.

La Guantanamera que escucho Alejo Carpentier

En 1945 Carpentier (1904-1980) termino en Caracas uno de los libros mas emblematicos de la musicologia cubana, en el que describe la pieza asumiendo que es de autor anonimo, y que la melodia se relaciona con un romance espanol conocido. Lamentablemente, en esta obra Carpentier no da muchas explicaciones ni aporta suficientes documentos que prueben lo dicho:

[...] hace poco, una estacion de radio [...] obtuvo un gran exito [...] con una cancion de buen corte campesino, titulada La Guantanamera, que habia sido traida a la capital por autenticos "cantadores". Sobre su melodia se narraban, a manera de aleluyas, los ultimos sucesos de actualidad. Pues bien: la que correspondia a los dos primeros incisos de La Guantanamera no era otra que la del viejisimo romance de Gerineldo, en su version extremena. (5)

La Guantanamera de Espigul

Sucedio que con el tiempo y el uso el titulo de Guajira guantanamera se redujo a La Guantanamera, o Guantanamera lo cual ha provocado otros entuertos y algunos autores han tronado diciendo que la Guantanamera no esta registrada a nombre de Joseito Fernandez sino de Ramon Espigul, quien cobro durante anos los derechos que la Peer International le pagaba.

Lo que sucede, segun documenta Cristobal Diaz Ayala, es que Espigul, afamado actor de los bufos cubanos durante los primeros anos del siglo veinte, ciertamente compuso una pieza titulada La Guantanamera, pero esta no tiene nada que ver en melodia, armonia o texto con Guajira guantanamera, sino que es un son con dialogos que grabo Maria Gomez con el acompanamiento del Sexteto Estrellas Habaneras, en New York el 14 de enero de 1930 para el sello Victor (Matriz BVE 58381, fonograma 78" V30054).

Documentacion fonografica de la tonada que popularizo Fernandez

Se conservan grabaciones de la tonada que constituyen excepcionales documentos para la investigacion y el disfrute; entre ellas, algunas bajo el titulo de Guajira guantanamera, reeditada en "Homenaje Postumo a Joseito Fernandez. Creador de la Guantanamera" (Lp Egrem PRD 060), y en "Guajiras De Cuba -Cantan: Ramon Veloz y Joseito Fernandez" (CD Kubaney 265); y otras, que toman el titulo de acuerdo al tema de las decimas.

Segun Cristobal Diaz Ayala, los primeros registros de la tonada aparecieron bajo el titulo de A mi madre y Mi biografia, grabados para la Victor en 1940 y aunque ambos datan del 12 de septiembre de 1940 fue A mi madre el primero en publicarse. La EGREM reedito la tonada en 1973 con el titulo Cuento mi vida en "Guajira guantanamera. Joseito Fernandez" (Lp Guama 2010); y a finales de la decada del 70 aparecio como Asi es el arte, en el mencionado Lp, "Homenaje postumo." Tambien en 1945 Joseito grabo la tonada con el titulo La amistad, y al ano siguiente fue El canto de mi sinsonte. Estos dos ultimos registros fueron reeditados en 1998 en el CD "Paulina Alvarez y Joseito Fernandez: La Dama y El Caballero" (Cubanacan 1709).

Uno de los fonogramas que mas llama la atencion es el que aparecio bajo el titulo de Guantanamera en el disco "Benny More en vivo" (Lp Foton 037) editado en Mexico probablemente a fines de la decada del 70, reeditado en el mencionado "Homenaje postumo" a principio de los anos 1980, y en "El gran Benny More a duo con" (Mojito Records CD-12022) en 1997. En este registro Benny More y Joseito Fernandez improvisan sobre la tonada. Cristobal Diaz Ayala escribe al respecto en su obra citada: "es una controversia [...] tomada del programa 'Casino de la Alegria' de junio 17, 1959. Segun deduce la investigadora Adriana Orejuela por la cronica de Aquiles Heel en el diario Revolucion de junio 20, 1959."

Documentacion de la tonada en partituras

Esta musica se trasmite de manera oral y se toca de oido, por lo que no es necesario escribir arreglos ni partituras, a consecuencia de esto se hace casi imposible encontrar un documento escrito de la tonada, por eso sera utilizada la transcripcion de la grabacion de junio de 1959, una partitura hecha para los fines de este articulo. Es imperioso anotar, que cualquier transcripcion de estas tonadas corre el riesgo de ser inexacta, puesto que los poetas hacen tantas piruetas que la notacion musical a veces es insuficiente. Para estos casos frecuentemente se utilizan algunos simbolos y convenciones, pero eso no aportaria mucho mas a la investigacion, lo transcrito se acerca lo suficiente a la interpretacion como para hacer un justo analisis musical.

[ILUSTRACION OMITIR]

[ILUSTRACION OMITIR]

[ILUSTRACION OMITIR]

Divertimento orboniano

A finales de la decada del 40 la tonada estaba practicamente olvidada, pero el Maestro Julian Orbon (Espana 1925- Estados Unidos 1991), musico radicado en La Habana, pianista, compositor e intelectual de enorme importancia en la vida cultural cubana de la epoca, fundador del Grupo Renovacion Musical (1942-1948) y estrechamente ligado al Grupo Origenes, cantaba entre amigos, segun los testimonios, los versos de Jose Marti "con musica" de La Guantanamera.

Asi lo afirma en 1957 Cintio Vitier (1921-): "Experiencia inolvidable, verdadera iluminacion poetica, la de oir a Julian Orbon cantar con la musica de La Guantanamera, esas estrofas [de los Versos Sencillos] donde Marti alcanza, en su propio centro, las esencias del pueblo eterno." (6)

En 2001 Vitier declara a la revista Clave que las reuniones en casa de Orbon terminaban "con un gran coro loco cantando La Guantanamera [...] Una noche [...] el nos dijo que habia descubierto como se podian cantar los versos de La Guantanamera, y aquella noche la toco por primera vez en Cuba." (7)

Pero quizas Orbon no sentia gran orgullo por su Guantanamera como obra, porque sus referencias a esta pieza la describen como el resultado en un experimento, en el que unio el texto de Marti con la tonada popularizada por Fernandez, y entendiendo que no se ajustaban de la mejor manera decidio utilizar otra musica:
   He cantado el poema que trato [Para Aragon, en Espana], con la
   tonada de la "Guantanamera"; claro que la fusion es enorme; sin
   embargo, un dia percibi que algo faltaba, la musica no acababa de
   identificarse con los versos; si se producia ese extrano y gozoso
   coincidir que -al unir la tonada americana con lo remoto del verso-
   tambien ocurre si cantamos con la misma "Guantanamera" cualquier
   romance, Fontefrida, el Conde Arnaldos, etc.; de cualquier manera,
   algo estaba ausente. Cante entonces los versos con la melodia de
   una jota de Teruel: la fusion fue absoluta. (8)


Mas datos biograficos de Julian Orbon segun Encarta 2005

Julian Orbon (1925-1991), destaco como uno de los autores mas relevantes de su generacion. Nacio en Aviles (Principado de Asturias) el 7 de agosto de 1925 y, tras realizar sus primeros estudios de musica en el Conservatorio de Oviedo (1930-1934), se traslado a La Habana, donde estudio con Jose Ardevol; en 1946 continuo su formacion con Aaron Copland en Estados Unidos. [...] fue director del Conservatorio Orbon de La Habana (1946-1960) y profesor de composicion en el Conservatorio Nacional de Musica de Mexico (1960-1963) y en la Universidad de Washington (1964-1965). Tras afincarse en Nueva York, impartio clases en el Lenox Collage y en el Barnard Collage.

Su musica refleja diversas influencias, desde Manuel de Falla o Heitor Villa-Lobos hasta ritmos y melodias afrocubanas. En una primera etapa compuso segun la tendencia neoclasica, aunque a partir de 1950 recogio las nuevas tecnicas compositivas occidentales. Tambien el mundo literario le sirvio como estimulo en gran numero de composiciones. De sus obras destacan: Homenaje sobre la tumba del padre Soler (1942), Pregon (1943), Danzas sinfonicas (1955-1956) para orquesta, Crucifixus (1953) para coro y numerosas obras de camara e instrumentales, como la Toccata (1942) para piano.

Hector Angulo y Pete Seeger

En 1961, las decimas improvisadas sobre la tonada de Guajira guantanamera, no estaban de moda; sin embargo, el joven musico cubano Hector Angulo (Santa Clara, 3 de septiembre de 1932), quien estudiaba entonces en los Estados Unidos e impartia clases de musica, le cantaba a sus estudiantes los versos de Jose Marti como se los habia escuchado a su ex profesor Julian Orbon. Segun el folklorista norteamericano Pete Seeger, tuvo noticias de la pieza a traves de los estudiantes que tomaban clases con Angulo y que fue del propio Hector de quien aprendio a cantarla.

El 8 de junio de 1963, el folklorista la interpretaba publicamente en un concierto que fue grabado en vivo en el Carnigie Hall de New York. "Creo que fue una bendicion ese descubrimiento," dice Pete Seeger, "lleve la Guantanamera a mas de 35 paises." (9) En principio la pieza integro el album "We Shall Overcome," que salio al mercado unos meses despues, y a partir de entonces esta nueva Guantanamera (10) comenzo a integrar el repertorio de los mas populares artistas y fue cantada en todo el mundo bajo el caprichoso copyright: Marti-Angulo-Seeger.

Los derechos de Joseito Fernandez

Segun Migdalia Fernandez:
   [...] cuando Pete Seeger popularizo la Guantanamera [...] se la
   consideraba como una melodia [...] de dominio publico. Sin embargo,
   mi papa tenia la propiedad autoral desde 1929 [...]. El autorizo al
   Estado Cubano para que a traves de la EGREM [Empresa de Grabaciones
   y Ediciones Musicales] lo representara en el litigio internacional
   que se suscito por el reconocimiento autoral y asi recuperar para
   el patrimonio nacional esta melodia. (11)


A consecuencia de esto u otras acciones la partitura editada en 1965 por Fall River Music, Inc., aparecio con el no menos antojadizo copyright: "Letra y musica original de Joseito Fernandez. Adaptacion musical: Pete Seeger. Adaptacion del texto: Hector Angulo, basado en un poema de Jose Marti." En realidad, lo que Joseito Fernandez tenia registrado era el titulo de Guajira guantanamera, y la letra y musica de los ocho compases del estribillo en el que se canta unicamente: "Guantanamera, guajira guantanamera," algo que ademas nunca interpreto de manera identica.

La melodia de la tonada era imposible registrarla puesto que es un material que se improvisa en cada interpretacion, de tal modo que es a esa letra y musica del estribillo al que se refiere el copyright dado por Fall River Music, Inc. a Joseito Fernandez y no a la melodia con la que se canta el texto martiano.

Independientemente de los dictamenes que hubieran podido dar los juristas respecto a los derechos, las autoridades revolucionarias -el Estado Cubano- adoptaron la cancion que llegaba de allende los mares como una de sus mas emblematicas consignas, y ademas de la resonancia que tuvo en todos los medios de la isla, se le rindieron a Joseito Fernandez multiples homenajes; entre otros, en 1978 recibio del entonces Ministro de Cultura un Diploma de Honor por su labor artistica y contribucion al enriquecimiento de la identidad nacional por la creacion de Guajira guantanamera. Refiriendose a la cancion popularizada por Pete Seeger, la que contiene los versos de Jose Marti, y no a la tonada que Joseito Fernandez popularizo en "Los sucesos del Dia."

La repeticion del error

Desde entonces, se ha repetido acriticamente que la pieza popularizada por Pete Seeger con el titulo de Guantanamera y cantada en todo el mundo es de la autoria de Joseito Fernandez con la adaptacion del texto martiano por Orbon. Esto no es cierto, la pieza en cuestion es de la autoria total de Julian Orbon, es una obra totalmente nueva, una obra inexistente antes de que el genio de Julian la plasmara, y los elementos que la constituyen sobrepasan la simple musicalizacion de versos.

La estructura, la melodia y el texto se organizan en esta pieza de un modo completamente nuevo, y los elementos que utiliza de la tonada son sometidos a niveles de elaboracion tales que se convierten en componentes nuevos, con nuevas funciones, otorgandole a la pieza por tanto una nueva funcion. La Guantanamera de Orbon es una cancion escrita, y no una tonada improvisada. Orbon no acomodo los versos martianos a la tonada de Fernandez, Orbon creo una melodia completamente nueva para cantar las cuartetas del Apostol cubano.

Si bien es cierto que Julian Orbon experimento alguna vez con la melodia de la tonada popularizada por Fernandez para cantar versos de Jose Marti, como lo escribe en su articulo de 1971 en Exilio, la melodia que popularizo Pete Seeger no es la misma de la tonada, como lo demuestra la comparacion verso a verso entre ambas. (12) Es obvio que, por la fecha del articulo, Orbon estaba al tanto de la popularidad que la Guantanamera habia alcanzado en la voz de Pete Seeger y muchos otros interpretes -como pieza y no como resultado de un experimento-; sin embargo, nada nos revela directamente acerca de ella.

Si se compara verso a verso la tonada de Joseito con la cancion de Orbon, incluso quienes desconocen la lectura musical pueden reconocer que no existe relacion alguna entre una y otra.

[ILUSTRACION OMITIR]

[ILUSTRACION OMITIR]

Lo que creo Julian Orbon y lo que utilizo de la tonada de Joseito

Por supuesto que Vitier no lleva la lengua por el justo camino del analisis musical, sino por los del tropo poetico al decir que: "Julian cantaba con la musica de La Guantanamera esas estrofas de Marti." Cintio, aunque estuvo siempre rodeado de musica no es musico de profesion y muy probablemente no pudo darse cuenta de la notable diferencia entre la melodia creada por Orbon y la popular tonada que improvisaba Fernandez, y las dificultades para entonar el texto de Marti con la melodia de la tonada la cual como esta dicho mas de una vez, es una melodia variable.

Orbon debio crear una nueva obra para sus canturias martianas, pero al parecer jamas le paso por la mente registrarla. Ya el habia escrito un extenso catalogo de obras de gran valor artistico y grandes directores habian estrenado algunas de ellas. Erick Kleiber (1890-1956), el deslumbrante director austriaco, estreno el 17 de noviembre de 1946 en el Teatro Auditorium, con la Filarmonica de La Habana, el segundo y tercer movimiento de su Sinfonia en Do; y Frieder Weissmann, el 8 de febrero de 1953, frente al mismo conjunto y en el mismo escenario Homenaje a la tonadilla; y en 1947 habia comenzado a componer la obra Tres versiones sinfonicas, que fue premiada en el Primer Festival de Musica Latinoamericana, celebrado en Caracas en 1954 ?como podrian darle fama y fortuna aquellos compases de La Guantanamera, creados solamente para el solaz entre amigos?

En la obra creada por Orbon, que segun todos los testimonios es la que popularizo Pete Seeger en 1963, la melodia consta de doce compases y, como se puede leer en la transcripcion, la tonada de Joseito es mucho mas extensa. Orbon creo una melodia fija, que se puede memorizar facilmente por el comun de las personas y es sobre esa melodia, que consta de seis frases de ocho sonidos cada una, donde se montan las cuartetas octosilabas de los Versos Sencillos, cantando una silaba por sonido y repitiendo los dos primeros versos.

[ILUSTRACION OMITIR]

[ILUSTRACION OMITIR]

De la tonada de Joseito, Orbon utilizo el bajo obstinado o basso ostinato, y sus secuencias armonicas, (I-IV-V7) un recurso utilizado desde tiempos remotos en la musica occidental, sobre el que se canta tanto la melodia como el estribillo de ocho compases.

[ILUSTRACION OMITIR]

Observese como en cada una de las seis frases Orbon varia los motivos (A) y (B) creando seis diferencias:

[ILUSTRACION OMITIR]

[ILUSTRACION OMITIR]

Ademas de esto, tomo el motivo que forman las cuatro primeras notas del bajo y lo elaboro para formar las cuatro frases del estribillo y las seis de las cuartetas; estableciendo con esto tambien, conciente o inconscientemente, una relacion con el bolero, pues esas cuatro figuras, que comienzan en el contratiempo del tercer tiempo, coinciden con las que marcan las tumbadoras en algunas especies del bolero bailable. (13)

[ILUSTRACION OMITIR]

El estribillo que Joseito utilizaba al principio y/o al final de las decimas Orbon lo alterna con cada cuarteta -como en el son-, pero con una melodia nueva, creada tambien por Julian, porque Joseito, al tener que jugar con la improvisacion, variaba en cada version la melodia, aunque por lo general cierto giro melodico y el texto eran el mismo: "Guantanamera, guajira guantanamera." (14)

Observese que solo hay similitud entre los compases 6 y 7 de la tonada y 6 y 7 de la cancion de Orbon:

[ILUSTRACION OMITIR]

[ILUSTRACION OMITIR]

Estos recursos utilizados en La Guantanamera: el bajo obstinado y las tonadas del romancero, nos llegaron por cientos desde Espana y se transformaron de mil maneras por los caminos de America, por lo que es absolutamente imposible que Fernandez registrara la melodia de la tonada, la que constantemente el mismo variaba. El registro al que se refieren los testimonios y los documentos, como ya esta dicho, es al registro del estribillo y la secuencia armonica, que constituyen la parte mas estable de la pieza, pero este material procede, como lo asegura Carpentier, de ese inmenso catalogo anonimo. El hecho de que Joseito lo registrara no constituye en lo mas minimo un plagio, sino un recurso perfectamente valido en el mercado.

Orbon sintetizo el caos controlado que constituye toda improvisacion y lo convirtio en orden y simetria. El estribillo que creo Orbon, consta de cuatro secciones, y se alterna con cada cuarteta, de las que se repiten las dos primeras, es decir, las cuartetas se convierten en seis versos octosilabos, que sumados a los cuatro del estribillo nos proporcionan las diez secciones de una decima. Ademas, las diez frases estan hechas en forma de variaciones, utilizando el motivo que forman las cuatro primeras notas del bajo como elemento unificador.

Orbon concibio una decima con texto fijo, de pura esencia cancionistica, no improvisatoria lo que le imprime una nueva funcion al texto martiano, y al texto en el contexto de la obra musical.

Notese el equilibrio en la melodia del estribillo creado por Orbon:

[ILUSTRACION OMITIR]

Joseito canta su tonada en el cine y Brouwer realiza una version sinfonica de la Guantanamera de Orbon

Otra magnifica version de la tonada popularizada por Joseito es la que aparece en la banda sonora del filme Lucia, dirigido por el cineasta cubano Humberto Solas (1941-) en 1968. La musica original de todo el filme es de Leo Brouwer (1939-), pero en el tercer cuento, que se desarrolla en Cuba durante la decada del 60, "la fuerza del lenguaje discursivo esta en la voz en off de Joseito Fernandez, que narra los sucesos que acontecen en la pelicula con la musica de La Guantanamera. [...] lo que contribuye grandemente a dar sentido expresivo al relato." (15) Justo en la funcion que Fernandez siempre le dio a la tonada.

Al final de la pelicula Brouwer utiliza una orquesta sinfonica para recrear el tema de La Guantanamera, pero esta vez con la melodia originalmente creada por Orbon, la de los doce compases para el texto martiano, mas los ocho del estribillo. Sin dudas esto lo hizo porque en 1968 esa era en realidad la Guantanamera mas conocida en Cuba y el mundo.

Es lamentable que en los creditos de la pelicula no aparezca el nombre de Orbon, y mas triste aun que del articulo "Lucia en tres movimientos," se infiera la ignorancia de Brouwer sobre el origen verdadero de esta melodia. "[Tuve] la necesidad de orquestar una Guantanamera distinta y cubana [.] que no podia ser ni el producto excelentemente terminado de la importacion, ni la elementalmente original del autor."16 Ese "producto excelentemente terminado de la importacion" es la cancion creada por Julian Orbon, y la "elementalmente original" la tonada improvisada por Fernandez.

Conclusiones del analisis musical comparativo entre la tonada Guajira guantanamera y la cancion Guantanamera

En la comparacion verso a verso entre la tonada de Fernandez y la cancion dada a conocer por Pete Seeger titulada Guantanamera, no existe coincidencia de notas. No son melodias identicas por lo que la pieza que popularizo Pete Seeger en 1963 no es de la autoria de Joseito Fernandez. Segun los testimonios, la pieza que dio a conocer Pete Seeger le fue escuchada a Julian Orbon por varios de sus amigos a fines de la decada del 40. Los Versos Sencillos de Jose Marti no se ajustan a la musica de la tonada, porque la coincidencia entre los acentos ritmicos de la musica y los prosodicos del texto no es perfecta, asi que Julian Orbon debio crear una melodia y una estructura nueva para poder cantarlos, haciendo coincidir los acentos.

La funcion de la tonada es improvisar texto y musica, la funcion de la cancion de Orbon es interpretar un texto y una melodia ya existentes. La funcion de ambas expresiones musicales es diferente. En la cancion de Orbon se utilizan las dos palabras del estribillo de la tonada: Guajira guantanamera, y hay cierta similitud en dos de los ocho compases, pero esencialmente es una musica diferente, creada por Julian Orbon. En la cancion de Orbon se utilizan el mismo bajo obstinado y las secuencias armonicas que utiliza Fernandez en su tonada, lo cual no significa que ambas piezas musicales sean identicas. Fernandez improviso durante toda su vida sobre una tonada ancestral, que llego a el por transmision oral y, segun los testimonios, registro a su nombre los compases del estribillo con el titulo de Guajira guantanamera. Orbon, con algunos elementos de esa tonada y estribillo creo una obra completamente nueva que no registro y hoy se canta en todo el mundo con el nombre de Guantanamera.

Politica cultural de la revolucion cubana de 1959

Durante la decada del 60, el Estado expropio la industria discografica cubana, y aplico en la cultura un sistema economico presupuestario, al margen de las leyes de la oferta y la demanda, basado en que: "El arte y la literatura [en la revolucion] dejan de ser mercancias."17 Esto causo el hundimiento del comercio de la musica, un mercado que fue inusitadamente rico durante la primera mitad del siglo, y que tuvo a sus principales socios comerciales en los Estados Unidos y Europa. Por otra parte, el 19 de octubre de 1960 el gobierno de los Estados Unidos impuso un embargo comercial a todos los productos cubanos, incluida la musica, y el 3 de enero de 1961 rompio sus relaciones diplomaticas con la isla.

Esto provoco que los vinculos que durante decadas existieron entre disqueras, autores, artistas y editoras de Cuba y Estados Unidos quedaran disueltos, por lo que no hubo quien pudiera poner en el justo sitio los derechos de autor sobre la pieza al momento de ser publicada por Pete Seeger. Lo mismo que ha sucedido con tantas obras de otros autores durante decadas.

Los sucesos del dia. La cronica roja

Mientras en Cuba Joseito Fernandez se enteraba, a traves de la voz de Pete Seeger, que elaborando con ingenio algunos elementos de la tonada que el popularizo anos atras podian cantarse los Versos Sencillos de Jose Marti, la turbulencia social habia crecido hasta el paroxismo. La revolucion tenia su mas enjundiosa fundamentacion ideologica en los discursos de Fidel Castro, y en su voz se enunciaba claramente la necesidad de perseguir y reprimir a todo el que no comulgara con su doctrina.

Entre otras consecuencias, esta politica de "intransigencia revolucionaria" propicio que desde entonces hasta hoy se le imponga el estigma de "profugo," "desertor," "gusano," "contrarrevolucionario" o "traidor a la patria" a quienes deciden emigrar, condenando a millones de personas a sanciones asombrosas. Entre ellas, la perdida del empleo, la confiscacion de todos los bienes y la inhabilitacion en la historia de la patria.

Fidel Castro, el heroe de la revolucion cubana de 1959, ante un grupo de intelectuales reunidos en la Biblioteca Nacional de La Habana en junio de 1961, habia dicho: "los que se dejan atolondrar con la mentira, son quienes renuncian a la Revolucion. [...] ?Abandonar este pais [...] para ir a sumergirse en las entranas del monstruo imperialista [...]? Han preferido ser profugos y desertores de su Patria [...]." (18)

"El desertor" Julian Orbon

Cuando se conocio en Cuba la Guantanamera cantada por Seeger, Julian Orbon ya calificaba entre los "profugos" y "desertores" porque habia decidido emigrar a los Estados Unidos, a "las entranas del monstruo imperialista;" sus obras, de gran importancia para la historia musical cubana, habian sido prohibidas; las ciento sesenta academias "Orbon" que existieron por todo el pais, y que fundara su padre Benjamin Orbon (Asturias, 1874-La Habana, 1944) a principios del siglo veinte, habian sido expropiadas; el tan popular libro de piano de Orbon habia sido eliminado del sistema de ensenanza musical, y por supuesto anulada la posibilidad de ser reconocido publicamente como compositor de la Guantanamera.

Fue tal el rechazo que suscito el Maestro cubano-espanol en las filas revolucionarias, que la monografia sobre la obra orboniana que aparecio en la edicion principe de La musica en Cuba, de Carpentier, fue eliminada en las ediciones posteriores a la decada del 60.

Harold Gramatges, musico y compositor de gran prestigio, ganador del Premio Tomas Luis de Victoria, quien fuera presidente de la Sociedad Cultural Nuestro Tiempo, institucion dirigida por miembros del Partido Comunista desde 1950 hasta su disolucion en 1960, embajador de Cuba en Francia desde 1961 hasta 1964, justifica asi esa omision en el Preludio para el prefacio a la edicion cubana de 1979 de La Musica en Cuba:
   Han pasado tres decadas. Y a mitad del camino ha surgido una
   Revolucion que ha dado "senales de una renovacion ancha y multiple
   anunciadora de una creacion superior y distinta". Esta es la razon
   por la cual esta edicion, ligeramente corregida por su autor, se
   detiene en la trayectoria temporal de las figuras de Amadeo Roldan
   y Alejandro Garcia Caturla en el momento de sus muertes.


Pero tambien Gramatges, pasa por alto a Julian Orbon -y de paso a Virginia Fleites (La Habana 1916-) por iguales motivos- cuando al referirse al Grupo de Renovacion escribe: "De aquel grupo (cerca de diez compositores) quedan en activo Edgardo Martin, Argeliers Leon, Hilario Gonzalez y Harold Gramatges."19 Cuando en realidad Orbon en esa epoca creaba e impartia clases en Nueva York, pero Gramatges reconoce solo a quienes viven en Cuba.

Por su parte Leonardo Acosta afirma en la revista Clave,20 que Carpentier elimino este capitulo por diferencias esteticas con Orbon. Es dificil aceptar este razonamiento, si se tiene en cuenta que Carpentier no elimino otras afirmaciones que en los 70s ya habian caducado o estaban bajo escrutinio de la musicologia; entre ellas, las que hace sobre la cancion de la Ma' Teodora. En este capitulo, Carpentier no introdujo en la edicion de 1979 ninguna referencia al contundente ensayo Teodora Gines ?mito o realidad historica?, publicado por Alberto Muguercia en 1971, y para la edicion de 1988, con la muerte del autor, esas decisiones estaban en manos de los editores.

En 1967, Juan Marinello (1898-1977), en un articulo aparecido en Bohemia escribe: "[.] parece indudable que el triunfo de La Guantanamera se debe, en primer lugar, a la lograda calidad de su musica. [.] Pero lo que da vuelo a La Guantanamera es la presencia de los versos de Marti [.]." (21)

Marinello, un intelectual marxista leninista, conocedor de la vida y obra de Julian Orbon y muy probablemente de sus guantanameras martianas, descubre el vuelo que los versos le dan a la pieza, pero no menciona a su verdadero creador, su compromiso politico se lo impide, ya en una conferencia en octubre de 1959, en la Universidad de Oriente habia dicho: "La lealtad a nuestros principios sera, como debe ser, lealtad a la Revolucion Cubana." (22)

El revolucionario Pete

Pete Seeger (1919-), segun nos dice la Biblioteca de Consulta Microsoft Encarta 2005:
   [...] en 1938 abandono la Universidad de Harvard para viajar por
   Estados Unidos cantando y recopilando canciones, [...] trabajo
   [...] en el archivo de musica folk de la biblioteca del Congreso
   [...], y en 1955 fue investigado por el Comite de Actividades
   Antiamericanas de Joseph McCarthy, aunque en 1962 se retiraron los
   cargos en su contra. En la decada de 1960 participo activamente en
   movimientos de proteccion del medio ambiente y a favor de los
   derechos humanos de los negros de Estados Unidos.


Con este aval, su llegada a La Habana en junio de 1971, invitado por el gobierno revolucionario, fue gloriosa, porque -como afirma Cintio Vitier- "era un buen hombre, muy amigo de la Revolucion, que logro convertir esa musica [La Guantanamera] en una especie de Himno de la Revolucion cubana." (23)

Fue durante esta visita que Seeger se entrevisto con Cintio Vitier y pudo confirmar que Orbon tenia el credito de La Guantanamera. "El [Pete] -dice Vitier- traia una fotocopia de [...] Lo cubano en la poesia, que era donde yo habia escrito sobre eso. [...] yo le conte la historia y el se fue a Nueva York y se entrevisto alla con Julian." (24)

El revolucionario Joseito Fernandez

Fue sobre los hombros de Joseito Fernandez, quien decidio permanecer en Cuba y aplaudir las hazanas del regimen, donde el Estado Cubano trato de colocar publicamente todo el peso autoral de la pieza, una pieza que Fernandez grabo por primera vez con los versos de Jose Marti en 1967, seis anos despues que en un campamento de verano en los Estados Unidos, un folklorista norteamericano la aprendiera de Hector Angulo, y a la distancia de casi dos decadas de las canturias de Orbon.

La turbulencia totalitaria impidio que Joseito Fernandez pudiera divulgar que no era autor de la melodia con la que se cantaban los versos de Jose Marti, ningun medio -para entonces todos en poder del Estado- hubiera podido publicarlo. La "lucha ideologica" determino que quienes conocian las canturias martianas de Orbon, fueran silenciados, aunque como explica Vitier: "nosotros, sus amigos, dimos testimonio en el Ministerio de Cultura de Cuba." (25) El Estado Cubano debio mentir porque La Guantanamera, su emblematico himno revolucionario, era, ironicamente, una creacion del "desertor" Julian Orbon, y su explosiva distribucion en el mundo entero se debia a la clarividencia mercadologica del norteamericano Pete Seeger y la eficiencia del mercado capitalista para convertir la obra de arte en mercancia.

Ningun derecho

Los hechos eran verdaderamente conturbadores: Fidel Castro, el idolo de la revolucion cubana de 1959, abolio la propiedad privada que prometio proteger, violo primero y elimino despues la Constitucion que ofrecio cumplir y hacer cumplir, desbrozo el sagrado derecho a no estar de acuerdo y expresar libremente las ideas, abolio el Sufragio Universal, y echo por tierra los afanes martianos de fundar en Cuba una Republica con todos y para el bien de todos.

Dentro de la revolucion: todo: contra la revolucion ningun derecho, (26) fue la maxima de su politica cultural, la fundamentacion ideologica de las drasticas acciones que eliminaron o emborronaron la vida e historia de millones de cubanos. Un eslogan que parodia al dogma cristiano que reza: Con Dios todo, sin Dios Nada; y que es un retruecano del napoleonico grito: !La revolucion soy yo!

En abril de 1971 esta politica se enfatizaba en el Primer Congreso Nacional de Educacion y Cultura, un evento que utilizo Fidel Castro para enfrentar el repudio internacional que habia causado el encarcelamiento en La Habana del escritor cubano Heberto Padilla, no por realizar acciones delictivas, sino por divulgar ideas opuestas a la revolucion, un derecho que el regimen criminalizo. La Declaracion final del Congreso decia en uno de sus parrafos:

Condenamos a los falsos escritores latinoamericanos que [...] se refugiaron en las capitales de las podridas y decadentes sociedades de Europa Occidental y los Estados Unidos para convertirse en agentes de la cultura metropolitana imperialista. En Paris, Londres, Roma, Berlin Occidental, Nueva York, estos fariseos encuentran el mejor campo para sus ambiguedades, vacilaciones y miserias generadas por el colonialismo cultural que han aceptado y profesan. Solo encontraran de los pueblos revolucionarios el desprecio que merecen los traidores y transfugas. (27)

"Que se vaya la escoria:" Esa fue la consigna de los revolucionarios para reprender a quienes integraron el exodo masivo que partio rumbo a los Estados Unidos desde el puerto cubano de Mariel en 1980. Durante la nueva decada, los revolucionarios cubanos reiteraban en los llamados "actos de repudio" su violento rechazo a quienes, en un mundo de emigrantes, decidian emigrar.

Y en 1991, llego al final la vida del Maestro Julian Orbon, cumpliendo integramente la condena que le fuera impuesta por el Estado Cubano. Y si bien es cierto que Pete Seeger trato de subsanar el error y en las renovaciones del copyright incluyo a Julian Orbon, (28) el Maestro llego al final de sus dias despojado del derecho a ser admirado y reconocido publicamente en Cuba, donde compuso un valioso catalogo de obras sinfonicas y de camara, y donde segun los indicios, documentos y testimonios examinados creo la pieza conocida en todo el mundo como Guantanamera, un estandar americano que no falta en ningun repertorio.

P. E.: La rehabilitacion postuma de Orbon

La decada del 90 marco nuevos derroteros para Cuba. El derrumbe ideologico de los paises socialistas de Europa del Este provoco que Fidel Castro introdujera ciertos cambios economicos, los que propiciaron un temporal desajuste en sus manos de ciertos hilos del poder. Algunos baluartes de aprension se agrietaron y facilitaron que el nombre de Julian Orbon, imposibilitado definitivamente para replicar, fuera mencionado timidamente en boca de quienes por imposicion o "conciencia revolucionaria" le desconocieron, le ocultaron, le olvidaron y le borraron.

En 1994, Danilo Orozco ofrecio en La Habana una conferencia sobre su vida y obra, y se estreno su Cuarteto de Cuerdas; en 1997, la Orquesta Sinfonica Nacional de Cuba estreno Tres versiones sinfonicas; y en el mismo ano Cintio Vitier publico en La Gaceta de Cuba, un articulo titulado: "Julian Orbon, musica y razon"; y en 2001, la revista Clave publico la mencionada entrevista a Vitier bajo el titulo: "Julian Orbon, la musica inocente," y el articulo "Homenaje a Julian Orbon," de Leonardo Acosta.

Asi se le rehabilito, haciendose saber muy puntualmente que el musico:
   [...] no fue un enemigo salvaje de la Revolucion, no se unio a
   ningun grupo del exilio. Ni siquiera se unio al sistema de vida
   norteamericano, porque vivia muy modestamente de sus ingresos como
   profesor de Composicion, el, que era uno de los mas grandes musicos
   vivos de Hispanoamerica [!]. (29)


Y si "lo olvidamos o desconocimos durante treinta anos [fue] por motivos mas coyunturales que otra cosa [!!]." (30)

BIBLIOGRAFIA

Acosta, Leonardo. "Homenaje a Julian Orbon." Clave ano 3 no 1 (La Habana, 2001).

Brouwer, Leo. La musica, lo cubano y la innovacion. La Habana: Editorial Letras Cubanas, 1982.

Carpentier, Alejo. La musica en Cuba. La Habana: Editorial Letras Cubanas, 1979.

Depestre Catony, Leonardo. Homenaje a la musica popular. Santiago de Cuba: Editorial Oriente, 1989.

Diaz Ayala, Cristobal. Enciclopedia Discografica de la Musica Cubana 1925-1960. <http://gislab.fiu.edu/smc/SECCION02EF.pdf>.

Editorial de Ciencias Sociales. Politica cultural de la revolucion cubana. La Habana: 1977.

Gomez Zoila y Victoria Eli. Musica latinoamericana y caribena. La Habana: Editorial Pueblo y Educacion, 1995.

Gramatges, Harold. Presencia de la revolucion en la musica cubana. La Habana: Editorial Letras Cubanas, 1983.

Marinello, Juan. Ensayos. La Habana: Editorial Arte y Literatura, 1977.

Orbon, Julian. En la esencia de los estilos. Madrid: Editorial Colibri, 2001.

Orovio, Helio. Diccionario de la musica cubana. Biografico y tecnico. La Habana: Editorial Letras Cubanas, 1992.

Perez-Galdos Ortiz, Victor. Joseito Fernandez y su Guajira Guantanamera. La Habana: Editora Politica, 1999.

Picart Baluja, Gina. "Julian Orbon: la musica inocente." Clave ano 3 no 1 (La Habana: 2001).

Rolland, Romain. Vida de Beethoven. La Habana: Instituto Cubano del Libro, 1970.

Sanchez Cabrera, Maruja. Orquesta Filarmonica de La Habana. Memoria 1924-1959. La Habana: Editorial Orbe, 1979.

Serrano Fuentes, Isabel. La banda sonora como ambientacion de la cinematografia revolucionaria: La obra de Humberto Solas. Santiago de Cuba: Universidad de Oriente. Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades. Trabajo de Diploma inedito, 1994.

Vitier, Cintio. Lo cubano en la poesia. La Habana: Instituto del Libro, 1970.

DISCOGRAFIA

Borges, Lino y Orlando Contreras. Inolvidables. Vedisco Records Inc., 1997. CD 5213.

Expirience Cuba. The Golden Era. Benny More, Orquesta Aragon, Trio Matamoros, Guaracheros de Oriente. WEA latina Inc. 2000. CD 84848-2 Fernandez, Joseito. Homenaje postumo a Joseito Fernandez creador de la Guantanamera. Mediterraneo CDS, Inc. 1992. MCD-10072. More, Benny. El Gran Benny More a duo con. Mojito Records. 1997. CD-12022.

Mouskouri, Nana. Nana Mouskouri. 1966. Lp Fontana 6399 11. Sandpipers, The. A & M Records. Lp 117.

Seeger, Pete. Pete Seeger's Greatest Hits. Sony Music Entertaiment Inc. 2001. CD 506032 2.

PARTITURAS

La Nueva Coleccion de Musica Latina. Warner Bros. Publications, 1998. Big Book of Latin American Songs. 2a ed. Hal Leonard Corp.

PELICULAS

Lucia. Dir. Humberto Solas. Guion: Julio Garcia Espinosa y Nelson Rodriguez. Musica: Leo Brouwer y Joseito Fernandez. Int. Raquel Revuelta, Eslinda Nunez, Adela Legra, Eduardo Moure, Ramon Brito, Adolfo Llaurado. Produccion: ICAIC. Cuba, 1968.

Antonio Gomez Sotolongo *

* Antonio Gomez Sotolongo, Contrabajista, Orquesta Sinfonica Nacional de la Republica Dominicana.

NOTAS

(1) Romain Rolland, Vida de Beethoven. (La Habana: Instituto Cubano del Libro, 1970) 26.

(2) Cristobal Diaz Ayala, Enciclopedia Discografica de la musica Cubana 1925-1960. <http://gislab.fiu.edu/smc/SECCION02EF.pdf> (Ficha 910) 709.

(3) Helio Orovio, Diccionario de la musica cubana, biografico y tecnico. (La Habana: Editorial Letras Cubanas, 1992) 170.

(4) Zoila Gomez y Victoria Eli, Musica latinoamericana y caribena. (La Habana: Editorial Pueblo y Educacion, 1995) 280.

(5) Alejo Carpentier, La musica en Cuba. (La Habana: Editorial Letras Cubanas, 1979) 30-31.

(6) Cintio Vitier, Lo cubano en la poesia. 2a ed. (La Habana: Instituto del libro, 1970) 251.

(7) Gina Picart Baluja, "Julian Orbon, la musica inocente." Clave ano 3 no 1 (La Habana, 2001): 46.

(8) Julian Orbon, "Jose Marti: poesia y realidad." Exilio nos 16 y 17 (New York, invierno-primavera de 1971). Tomado de, En la esencia de los estilos y otros ensayos. (Espana: Editorial Colibri, 2000) 119.

(9) Leonardo Depestre Catony, Homenaje a la musica popular cubana. (Santiago de Cuba: Editorial Oriente, 1989) 30.

(10) En "Pete Seeger's Greatest Hits." (2001 Sony Music Entertaiment Inc. CD 5060362000).

(11) Depestre 34.

(12) Seria necesario localizar la mencionada jota de Teruel para documentar lo escrito por Orbon, y determinar si es con esa melodia con la que se canta la Guantanamera popularizada por Seeger, mientras tanto seguire adelante con la tesis de que Orbon termino por crear una melodia.

(13) Este figurado comenzo a evolucionar en los 40s con la entrada de la tumbadora en el conjunto de Arsenio Rodriguez, y se definio durante los 50s en boleros tan conocidos como Vida consentida, de H. Parra, y Morir sonando, de M. Pelayo (Lp Modiner NG 229. "Exitos de Lino Borges").

(14) En Asi es el arte, por ejemplo, Joseito canta el estribillo, con el texto de Guantanamera, antes de la primera decima y despues de la ultima, y en la grabacion de Junio 1959, solo al final.

(15) Isabel Serrano Fuentes, La banda sonora como ambientacion de la cinematografia revolucionaria: La Obra de Humberto Solas. (Santiago de Cuba: Universidad de Oriente, Facultad de Ciencias Sociales y Humanisticas, Departamento de Historia del Arte, Trabajo de Diploma inedito, 1994) 41-42.

(16) Leo Brouwer, La musica, lo cubano y la innovacion. (La Habana: Editorial Letras Cubanas, 1982) 74.

(17) Politica Cultural de la Revolucion Cubana. Documentos. (La Habana: Editorial de Ciencias Sociales, 1977) 59.

(18) Politica Cultural 46.

(19) Harold Gramatges, Presencia de la revolucion en la musica cubana. (La Habana: Editorial Letras Cubanas, 1983) 17.

(20) Leonardo Acosta, "Homenaje a Julian Orbon." Clave ano 3 no 1(La Habana, 2001): 38.

(21) Depestre 31.

(22) Juan Marinello, Ensayos. (La Habana: Editorial Arte y Literatura, 1977) 207.

(23) Picart 46.

(24) Picart 46-47.

(25) Picart 47.

(26) Politica cultural 17.

(27) Politica Cultural 60.

(28) Actualmente las partituras que se encuentran en el mercado reconocen parcialmente sus derechos. Entre otras ediciones, ver: La Nueva Coleccion de Musica Latina. (1998 Warner Bros. Publications) 146.

(29) Picart 48.

(30) Acosta 37.
COPYRIGHT 2006 Pontificia Universidad Javeriana
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2006 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Gomez Sotolongo, Antonio
Publication:Cuadernos de Musica, Artes Visuales y Artes Escenicas
Article Type:Ensayo critico
Date:Apr 1, 2006
Words:8227
Previous Article:El road movie: elementos para la definicion de un genero cinematografico.
Next Article:"Video tape is not television:" aproximacion a una estetica del videoarte.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters