Printer Friendly

The introduction of racial theories in Spanish Archaeology: Manuel de Assas y Ereno/La introduccion de las teorias raciales en la arqueologia espanola: Manuel de Assas y Ereno.

1. Introduccion

La figura pionera de Manuel de Assas y Ereno (Santander, 1813-1880) dentro de la arqueologia y del orientalismo espanol ha sido justamente reivindicada en estos ultimos tiempos gracias a los trabajos de autores como Victor M. Renero Arribas (2004. Vease tambien Peiro Martin y Pasamar Alzuria 1996: 73 y 144s.; Romero Recio 2005 y 2006). En este proceso de recuperacion, igualmente importante ha sido su inclusion en los principales diccionarios sobre historiadores y arqueologos espanoles publicados recientemente (Peiro Martin y Pasamar Alzuria 2002: 91s.; Mora 2009). En general, dichos trabajos han servido para rescatar del olvido a un personaje de relevancia en el desarrollo de las disciplinas antes citadas, y cuyo magisterio fue reconocido de forma explicita por figuras tan destacadas como las de Jose Ramon Melida (1906: 9s.) y Francisco de Paula Alvarez-ossorio (1934: 2).

Es precisamente gracias a los trabajos antes mentados que los principales datos biograficos de Assas resultan hoy facilmente accesibles y contrastables. De ahi que a continuacion unicamente recordaremos de forma sumaria algunos de esos datos, sobre todo aquellos relacionados con la arqueologia y los estudios orientales.

A pesar de una primera licenciatura en derecho obtenida en las universidades de Valladolid y Central de madrid (1836), sus principales intereses academicos fueron la linguistica oriental comparada y la arqueologia. Su formacion en estos campos se inicio en 1846 en la universidad Central, donde estudio arabe, hebreo y griego. posteriormente, en 1852 llevo a cabo un viaje por Francia, Suiza, alemania y rusia ejerciendo como delegado de la Academia de Arqueologia y Geografia del Principe Alfonso. Especial importancia tuvo su estancia en paris, donde siguio cursos de sanscrito, celta, antiguedades egipcias y arqueologia en la catedra de Historia Antigua de la Sorbona. De esta forma entro en contacto directo con la academia francesa, cuya influencia se identifica rapidamente a lo largo de sus trabajos.

En su madurez obtuvo las catedras de Sanscrito en la Universidad Central (1856-1858) y de Elementos de Arqueologia en la Escuela Superior de diplomatica (1867-1880), ademas de ser miembro de la Real Academia de la Historia (1857) y de la Academia Arqueologica de Belgica (1858).

en el ambito del orientalismo, su principal merito fue el de introducir en Espana unos estudios sobre los que no existia ninguna tradicion hasta entonces (Peiro Martin y Pasamar Alzuria 1996: 144). Con todo, desde un punto de vista estrictamente academico, lo cierto es que no realizo ninguna aportacion relevante a la disciplina. en cambio, sus trabajos arqueologicos si tuvieron mucha mayor trascendencia. asi, estudio y catalogo los monumentos megaliticos en espana, cuyos resultados fueron publicados en el Semanario Pintoresco Espanol, revista que dirigio entre 1839 y 1857. Todavia mas importante fue su identificacion del arte visigodo (que hasta entonces se creia inexistente) en una veintena de elementos arquitectonicos de la ciudad de Toledo (Assas 1848).

Sin embargo, si bien su biografia resulta facilmente accesible, buena parte de la obra de Assas continua siendo hoy en dia poco conocida y analizada. En el presente articulo nos vamos a centrar en un aspecto concreto de esa obra, esto es, en la importancia que Assas concedia a la cuestion racial como elemento determinante en el desarrollo historico de las sociedades antiguas.

Las ideas raciales de Assas se basaban fundamentalmente en la tradicion intelectual francesa, algo logico si tenemos en cuenta su periodo de formacion en Paris. Dichas ideas se hallan bien sistematizadas en su Cronica de la provincia de Santander (Assas 1867), donde el autor nos ofrece su propio ensayo sobre prehistoria europea. alli realiza una division tripartita de las razas humanas (blanca/caucasica, amarilla/mongolica y negra/etiopica), tomada directamente del influyente trabajo de Arthur de Gobineau, Essai sur l'inegalite des races humaines (Paris 1853-1855). Gobineau fue uno de los mas influyentes teoricos del racismo europeo surgido de la combinacion del cientifismo reduccionista de base biologica y la metafisica romantica de la raza (Bernal 1993 [1987]: 316ss.; vease tambien Buenzod 1967; Biddiss 1970; Poliakov 1987 [1971] 245ss.; Banton 1998: 62ss.). De acuerdo con su clasificacion racial, la raza blanca se dividiria a su vez en dos ramas. La primera era la rama aria, originaria de la India asiatica y a la cual pertenecerian todas las poblaciones europeas actuales. La segunda era la rama arameo-caucasica, donde se situaban todas las poblaciones semiticas conocidas (hebreos, arabes, fenicios, etc.) asi como los habitantes de casi todas las islas mediterraneas (Assas 1867: 15).

Esta division racial condiciono decisivamente la vision de Assas acerca de la prehistoria y protohistoria de la peninsula Iberica, sirviendole como marco interpretativo a partir del cual formular sus ideas decididamente filoarias. En los dos apartados siguientes repasaremos en primera instancia la importancia fundamental que segun Assas tuvo la raza aria en el desarrollo de la civilizacion occidental. en segundo lugar analizaremos la imagen negativa que ofrecio Assas de fenicios y cartagineses. el objetivo de ese apartado sera el de determinar si Assas, de acuerdo con el clima intelectual de la epoca en Europa, ademas de su explicita postura filoaria desarrollo un pensamiento antisemita basado en prejuicios raciales, o bien se limito a recoger una serie de topicos antifenicios de larga tradicion en la historiografia espanola.

2. Teorias filoarias y el proceso civilizador de la Peninsula Iberica

Tal y como senala Renero Arribas en sus apuntes biograficos sobre Assas, 1852 fue un ano clave para su formacion intelectual, en especial su estancia en paris y sus clases de lenguas indoeuropeas (sobre todo de sanscrito) con Theodore pavie (Renero Arribas 2004: 96). Alli adopto definitivamente algunos de los que despues se convertirian en los ejes principales de su pensamiento: la fascinacion por el sanscrito y la linguistica indoeuropea, la identificacion entre raza y lengua, la aplicacion de la taxonomia racial a los estudios historicos, una actitud decididamente filoaria y la aceptacion de la cuestion racial como principio explicativo fundamental de la historia humana.

De nuevo en Madrid Assas trato de difundir los estudios de linguistica indoeuropea mediante la imparticion de cursos sobre la materia en el Ateneo de Madrid y en la universidad Central. Ai mismo tiempo trabajo a nivel politico para la creacion de una catedra de Lengua Sanscrita, tal y como se aprecia en la siguiente carta del 2 de junio de 1856 dirigida a Francisco de Lujan Miguel Romero, que por aquel entonces se hallaba al frente del Ministerio de Fomento: (2)

Exmo Sr.

D. Manuel de Assas caballero de la Real y distinguida orden espanola de Carlos III, abogado, academico de la arqueologia espanola, a VE. con el debido respeto expone; que, son bien conocidos, y sobre todo de Ve., los estudios hechos recientemente en varios puntos de Europa, principalmente en Alemania, sobre la comparacion de las lenguas orientales con las occidentales de Europa, especialmente del sanscrito, lengua modelo, producto de la sabiduria de la India, y cuya filiacion el celebre Bopp (3) y otros eminentes filologos han descubierto en el griego y celta antiguos, en las lenguas germanicas, y de la consiguiente en casi todas las lenguas y dialectos de la actual Europa civilizada. Es ya pues, materia incuestionable en etnografia, que las principales naciones de la Europa culta forman en la humanidad una sola rama conocida por los autores bajo el nombre de indo-germanica. Seria ofender la ilustracion de V.E. entrar en largas consideraciones para demostrar cuan interesada esta Espana en la introduccion y prosecucion de esta clase de estudios; pues invadida primero por los celtas, despues por los romanos y godos, y establecidos en muchos puntos de sus costas los griegos; los rastros de estos pueblos que hablaban lenguas afines, han quedado impresos en la lengua castellana y en los nombres de montes, rios y lugares. Sin duda por la dificultad, por lo ingrato de la tarea, y por la ninguna recompensa que el publico o el gobierno han ofrecido hasta ahora a esta clase de estudios, ningun espanol ha habido que se haya dedicado a ellos con noticia del publico hasta que el exponente, fiado mas en su entusiasmo por la ciencia que en sus escasos conocimientos, y tendiendo mas bien a llamar la atencion del publico y del gobierno a esta clase de estudios, comenzo un curso de lecciones sobre lengua sanscrita en el Ateneo de esta corte en los dos anos de 1853 a 55. mas, como VE. sabe, no es este pequeno esfuerzo individual lo que puede satisfacer a la Espana ilustrada que entra actualmente por todos los caminos en la via de la civilizacion dirigida por las ciencias, ni a un gobierno celoso de no ver a su nacion retrasada en la marcha de los conocimientos humanos. mucho influye en la frecuencia y armonia de las relaciones internacionales mostrar descendientes de un mismo tronco y expresando sus sentimientos e ideas en variaciones de una misma lengua a pueblos creidos hasta el dia de opuesta procedencia y de antipaticos idiomas, y no influye menos en la union a que aspiran, en la fusion a que tienden tan rapidamente por las grandes invenciones del vapor y del telegrafo, las diferentes y antes rivales razas habitadoras de la peninsula, encontrar que los celtas de Portugal, de Galicia y de Cantabria, los griegos y provenzales de Cataluna y Valencia, y las razas germanico-latinas de todo el norte y centro de Espana, proceden de un tronco comun, y sus diferentes dialectos son hijos de una misma madre, que es la lengua sanscrita de la India. El exponente, no solo ha dedicado mucho tiempo en paris al estudio de esta lengua de los pueblos indo-germanicos con el distinguido profesor del College de France Mt. Theodore Pavie, (4) sino que para poder sacar mayor fruto de este estudio, ha completado el otro que de muchos anos llevaba preparado ya, sobre las lenguas semiticas, el hebreo y el arabe, que segun los ultimos descubrimientos etnograficos son la base de todos los dialectos hablados en el Africa septentrional, excepto el Egipto; es decir, en la region que por siete siglos dio a Espana pobladores y dominadores; lo cual se aviene perfectamente con las relaciones de la Historia, pues los fenicios colonizadores del Africa septentrional hablaban el hebreo, cuyos rastros han quedado en los actuales montaneses del AE las, siendo los habitantes de los valles y costas hijos de los arabes, ultimos conquistadores y actuales poseedores de esta tierra. En vista de esto el exponente espera de la ilustracion de VE. y de su ardor por la propagacion de las ciencias, que con tanto fruto cultiva, que hara senalar su administracion con la introduccion en Espana de una ensenanza de la lengua sanscrita comparada con las demas indo-germanicas (celtica, germanicas, griega, latina y sus dialectos modernos), y con las semiticas arabe y hebrea. por todo lo cual,

A V.E. suplica que autorice la explicacion de una ensenanza de esta clase en la universidad central para el proximo curso de 56 a 57, incluyendola en el plan de estudios, sin que sea obstaculo para su fundacion el esperar la dotacion de las Cortes; pues asi como voluntaria y patrioticamente ha explicado ya el exponente por espacio de dos anos en el Ateneo, se halla dispuesto a cumplir la orden satisfactoria en que VE. le encomendase esta ensenanza.

Dios guie a VE. ms. as. Madrid 2 de Junio de 1856. Manuel de Assas.

(AGA, legajo 114-17, caja 31/15303)

Como se observa en la carta, Assas defendia con la vehemencia propia de la epoca la necesidad de introducir los estudios de linguistica indoeuropea en la universidad espanola mediante la creacion de una catedra de lengua sanscrita en la Universidad Central de Madrid. De esta forma, Espana seguiria los pasos de paises como Francia, Inglaterra o Alemania, donde ya a principios del siglo XIX se habian creado las primeras catedras de lengua sanscrita (Bernal 1993 [1987]: 220). Es interesante observar como, al margen de los argumentos estrictamente academicos, Assas utilizo en su carta al ministro tambien dos argumentos de tipo politico para tratar de convencerle definitivamente acerca de la conveniencia de crear dicha catedra: (1) la necesidad de equiparar a Espana con el resto de paises de la Europa Occidental, donde, tal y como hemos comentado, dichas catedras ya existian; (2) el hecho de que los estudios indoeuropeos, al demostrar la existencia de una primitiva cohesion linguistica, podian contribuir de forma decisiva a mantener y reforzar la unidad de los pueblos de Espana. Las palabras de Assas cobran pleno sentido si tenemos en cuenta que precisamente durante la primera mitad del XIX surgieron movimientos como el catalanismo, que podian percibirse desde determinados sectores como un cuestionamiento de la unidad de Espana. Finalmente, Assas tuvo (relativo) exito en su empeno, logrando la creacion de la catedra de sanscrito en la Universidad Central. Con todo, cabe senalar que dicha catedra carecia de dotacion economica, lo que obligo a Assas a ejercer la docencia de forma gratuita, tal y como consta explicitamente en su Hoja de Servicios:

1856 a 1858--Explico gratuitamente en la Universidad central, la Lengua Sanscrita, autorizado al efecto por Reales Ordenes de 27 de Junio de 1856, y de 16 de Octubre de 1857, durante dos cursos academicos.

(Archivo-BNE, BN 3119/020)

Por lo que se refiere a su obra cientifica, el enorme interes de Assas por los estudios relacionados con las lenguas indoeuropeas y la raza aria condiciono de forma decisiva su vision sobre la prehistoria y la historia antigua de Europa. En este sentido, resultan fundamentales las primeras paginas de su ya mentada Cronica de la provincia de Santander, donde recogia de forma generosa las teorias historico-linguisticas de Friedrich Schlegel, uno de los fundadores de los estudios indoeuropeos (Villar 1996: 18ss.).

Assas demostro un especial interes en la cultura celta, un termino, el de celta, que a menudo utilizaba simplemente como sinonimo de ario, mostrando en cierta forma la evidente dificultad existente a la hora de definir ese concepto (Ruiz Zapatero 1993). Su evidente arianismo le llevo a aceptar de forma acritica diversos topicos acerca de la superioridad racial aria, llegando a afirmar que "los salvajes se puede decir que no tienen historia sino desde la epoca en que les han visitado los europeos" (Casado Rigalt 2006: 33). De los celtas/arios admiraba su legendaria belicosidad (Assas 1867: 42), asi como su superior capacidad intelectual, lo que les permitia alcanzar los mas altos logros civilizadores.

En este sentido resulta especialmente significativa su expresiva descripcion del estado de la Peninsula Iberica antes de la llegada de las poblaciones de origen celta:

sus habitantes eran sencillos en los vestidos y armas, y frugales en las comidas (...) ignoraban las ciencias; y el comercio, si le tenian, debia estar limitado a las costas (...) Debiendo hallarse las artes tan atrasadas como todo lo demas relativo a la civilizacion, y no habiendo llegado a nosotros ni noticia de monumento alguno de aquella primitiva epoca, podemos suponer que los espanoles habitarian a la sazon en las cavernas de las rocas, o en los huecos de los troncos de arboles carcomidos, o bien en chozas pajizas o cabanas formadas con ramas o troncos de arboles; o finalmente en cualquiera de las demas clases de albergues en que moran hoy diversas naciones no civilizadas.

(Assas 1857a: 130)

Unicamente la llegada de los celtas, a los que califica como "la vanguardia de la raza blanca" (Assas 1867: 42), a traves de los Pirineos permitio el surgimiento de la civilizacion en la peninsula, con el consiguiente abandono del salvajismo propio de las poblaciones prearias. para Assas, por lo tanto, las mas importantes virtudes y los mas altos logros de la historia y de la civilizacion eran elementos que estaban inevitablemente ligados a la superior capacidad fisica, intelectual y emocional de los pueblos de raza aria.

Con estos planteamientos Assas recogia directamente uno de los grandes temas del racismo fisiologico europeo, segun el cual tan solo la raza aria era capaz de crear cultura, frente a la esterilidad y el parasitismo que caracterizaria al resto de razas, en especial a los semitas. Dicha idea, enunciada a mediados del siglo XIX por autores como el orientalista Ernest Renan o el propio Gobineau (Bernal 1993 [1987]: 317ss.), fue especialmente celebrada por el nazismo, llegandola a reproducir el propio Hitler en Mein Kampf (Chapoutot 2008: 32).

3. ?Antisemitismo? Fenicios y punicos en la Peninsula Iberica

Rapidamente el arianismo filologico-racial se asocio con las crecientes tendencias antisemitas que se estaban desarrollando en la Europa del siglo XIX, dando lugar a "una nueva formulacion en la dicotomia racial ario-semita" (Alvarez Chillida 2002: 220). Esa dicotomia con frecuencia se planteo en terminos historicos como una especie de interminable combate a muerte entre arios y semitas, donde estos ultimos estarian empenados en conspirar de forma mas o menos explicita para la destruccion de la superior civilizacion europea aria y la imposicion de su linaje sobre el resto del mundo. Ya en el siglo XX, la ideologia volkisch exploto a fondo y amplifico esa idea de la lucha a muerte entre arios y semitas con los resultados dramaticos que todos conocemos. en el ambito de la historia antigua la oposicion arios-semitas tuvo tambien un importante desarrollo en la historiografia antisemita europea. Un buen ejemplo de ello lo ofrece el historiador frances Jules Michelet, uno de los mas claros exponentes del antisemitismo del siglo XIX. Asi, en su obra Histoire Romaine Michelet no dudaba en definir a fenicios y cartagineses como un pueblo avaro, capaz de perpetrar las mas horribles crueldades en el transcurso de sus practicas religiosas y, por supuesto, mucho mas amante del vil comercio que de la guerra heroica. En este sentido, resulta especialmente significativa la oposicion radical que describia entre romanos (arios) y cartagineses (semitas) a proposito de las guerras punicas, una oposicion que en ningun caso era circunstancial sino que ejemplificaba la eterna lucha entre las razas aria y semita:

Ce n'est point sans raison que le souvenir des guerres puniques est reste si populaire et si vif dans la memoire des hommes. Cette lutte ne devait pas seulement decider du sort de deux villes ou de deux empires; il s'agissait de savoir a laquelle des deux races, indo-germanique ou semitique, appartiendrait la domination du monde (...) D'un cote, le genie heroique, celui de l'art et de la legislation; de l'autre, l'esprit d'industrie, de navigation, de commerce. Ces deux races ennemies se sont partout rencontrees, partout attaquees. Dans la primitive histoire de la Perse et de la Chaldee, les heros combattent sans cesse leurs industrieux et perfides voisins. Ceux-ci sont artisans, forgerons, mineurs, enchanteurs. Ils aiment l'or, la sang, le plaisir. Ils elevent des tours d'une ambition titanique, des jardins aeriens, des palais magiques, que l'epee des guerriers dissipe et efface de la terre.

(Michelet 1833 [1830]: 245s.)

En dicho pasaje se aprecian con claridad algunos de los principales topicos antisemitas que poblaron la literatura europea del XIX: la avaricia, la crueldad, su pasion por el comercio, su ineptitud para la guerra y su insoportable falta de heroismo consecuencia inevitable de su naturaleza debil y afeminada.

Dicho esto, al repasar la produccion bibliografica de Assas relacionada con la arqueologia vemos como muchos de estos topicos caracteristicos del antisemitismo racial europeo tambien aparecen en sus obras.

Asi, al describir el origen asiatico de los pueblos semitas Assas ya hacia referencia a su inferioridad militar respecto a sus poderosos vecinos griegos y egipcios, y a su recurso al comercio como medio poco honorable a traves del cual superar su lamentable incapacidad belica:

Los individuos de esta raza (...) atravesaron el monte Zagros, y se extendieron por fin hasta las riberas del Tigris, del Eufrates y del Indo. El rey Stabrobates los contuvo junto a este celebre rio, y los griegos por el Norte y los egipcios por el Mediodia les fueron insuperables obstaculos en sus incesantes invasiones hacia el Poniente. Pero entre la Grecia y el Egipto quedaba abierto el camino del mar Mediterraneo; y por medio de este, opero, en parte, el comercio lo que la guerra no pudo realizar: por alli vinieron al Occidente los fenicios.

(Assas 1867: 18)

Centrandose de manera especifica en el caso fenicio, Assas destacaba de forma vehemente su legendaria avaricia y crueldad asi como, de nuevo, su malsano amor por el comercio:

Eran los fenicios avaros y crueles, y envidiosos enemigos de las empresas mercantiles de otros pueblos (...). Anadiendo a tan malas propiedades un sin numero de vejaciones ejercidas sobre las regiones por ellos colonizadas, se habian atraido el odio universal.

(Assas 1857b: 252)

Finalmente, Assas, ofreciendo una relectura particular de una noticia recogida por Justino y ampliamente reproducida por la historiografia espanola desde epoca medieval (Ferrer Albelda 1996: 23), definia una antigua y natural oposicion entre espanoles y fenicios, al tiempo que insistia en la cobardia e ineptitud militar de los ultimos:

Los espanoles, que ya los detestaban, sintiendose agraviados en una contienda causada por la avaricia de aquellos mercaderes, tomaron las armas; y despues de apoderarse de varios establecimientos fenicios, marcharon a atacar a Cadiz. Los de Fenicia, llenos de temor, como poco acostumbrados a la guerra, pidieron auxilio a los cartagineses (...).

(Assas 1857b: 252)

En este sentido, resulta muy ilustrativo comparar el pasaje anterior con la noticia del propio Justino a la que antes haciamos referencia, donde se aprecia claramente la voluntad de Assas de envilecer la imagen de los fenicios aun a costa de manipular las fuentes:

En efecto, cuando los gaditanos recibieron en suenos la orden de trasladar a Hispania el culto de Hercules desde Tiro, de donde tambien procedian los cartagineses, y fundaron alli una ciudad, puesto que los pueblos vecinos de Hispania, que veian con malos ojos el engrandecimiento de la nueva ciudad, hostigaban a los gaditanos con la guerra, los cartagineses enviaron ayuda a sus hermanos de raza. Alli, en una expedicion victoriosa liberaron a los gaditanos de la injusticia y con una injusticia mayor aun unieron una parte de la provincia a su dominio.

(Justino, Epitome, XLIV, 5, 2-3. Trad. J. Castro Sanchez 1995)

Las diferencias entre la cita de Justino y el parrafo de Assas son evidentes y muy significativas. Asi, en primera instancia, mientras que Justino entendia el ataque de los indigenas contra Gadir como un acto esencialmente injusto, Assas lo interpretaba como una defensa legitima y necesaria contra la avaricia insaciable de los fenicios. Por otra parte, mientras que Justino consideraba que la ayuda prestada por los cartagineses a los habitantes de Gadir era del todo logica teniendo en cuenta su comun origen etnico, sin realizar ningun juicio de valor posterior, Assas aprovechaba esa circunstancia para destacar nuevamente la conocida cobardia fenicia que les llevo rapidamente a solicitar la ayuda cartaginesa ante la amenaza indigena. Por lo demas, conviene recordar que tanto la cronologia como, incluso, la historicidad misma de esa informacion transmitida por Justino han sido objeto de muy diversas interpretaciones (Ferrer Albelda 1996: 57; Dominguez Monedero 2007: 215).

Sin embargo, considero que ese conjunto de referencias analizadas en realidad estan mas relacionadas con una secular tradicion historiografica espanola claramente antipunica que con el antisemitismo racial europeo del siglo XIX. En este sentido Eduardo Ferrer Albelda ha mostrado como mucho antes del surgimiento del antisemitismo de origen racista autores como Florian de Ocampo (1513-1590?), Juan de Mariana (1536-1624), Jose Morales Santiesteban (1799-?) o Modesto Lafuente (1806-1866) ya difundieron una imagen esencialmente negativa del mundo fenicio y, sobre todo, punico, basada en los prejuicios recogidos en las fuentes grecolatinas (Ferrer Albelda 1996: 33, 41, 69ss.; vease tambien Garcia Fernandez y Fernandez Gotz 2010: 55s.). Asi, en la Cronica general de Espana de Ocampo (1548) los punicos ya eran descritos como un pueblo avaro, impio, perfido y cruel, una imagen que reaparece incluso amplificada en la Historiae de rebus Hispaniae (1592) de Mariana y, por supuesto, en la historiografia romantica del XIX, tal y como se aprecia en la siguiente cita de Lafuente: "Por eso, y a pesar de las repugnantes condiciones de su caracter, y aun cuando siguio en sus procederes caminos poco honrosos, presto indudables servicios al progreso universal" (Wulff 2003: 144). Sin variaciones significativas ni elaboraciones intelectuales distintas, todos estos topicos son los que reaparecen en los textos de Assas sobre la presencia de fenicios y punicos en Hispania.

Otro elemento que nos lleva a vincular los planteamientos antipunicos expuestos por Assas con esa antigua tradicion historiografica espanola antes que con el antisemitismo racial europeo del siglo XIX es el hecho de que en su correspondencia, donde como hemos visto se refiere a la necesidad de potenciar el estudio de las lenguas hebrea y arabe, jamas se deslicen comentarios de corte antisemita ni referencias de ninguna clase a los principales teoricos del antisemitismo.

4. Consideraciones finales

El pensamiento de Assas partia de la aceptacion de una serie de principios determinantes como eran la identificacion entre lengua y raza, la superioridad racial aria, la importancia de la raza como motor de la historia, etc. Dichos principios condicionaron de forma absoluta su particular vision de la prehistoria y la historia antigua de Hispania, donde las poblaciones de origen indoeuropeo (celtas) fueron las responsables directas del influjo civilizador que saco a los primeros habitantes de la peninsula Iberica del salvajismo en el que se hallaban inmersos. Esta claro que Assas de esta forma recogia las ideas racistas que por entonces se desarrollaban en Europa. Con todo, conviene recordar aqui que no todos los investigadores relacionados con los estudios indoeuropeos abrazaron las ideas de la superioridad racial aria y la identificacion entre raza y lengua. Un ejemplo paradigmatico en este sentido es el de Max Muller (1823-1900), eminente orientalista aleman y profesor de Filologia comparada en la Universidad de Oxford, quien siempre rechazo de plano otorgar cualquier connotacion racial a sus estudios sobre linguistica indoeuropea (Figueira 2002: 44s.). el ejemplo de Max Muller ensena que el camino racista tomado por Assas no era un camino inevitable.

Mas dificil resulta valorar la difusion y el impacto que tuvieron las teorias de Assas en los estudios sobre la prehistoria y la historia antigua en la Espana del siglo XIX. Lo que si esta claro es que Assas dispuso de canales diversos y privilegiados a partir de los cuales difundir sus ideas. Asi, al margen de sus articulos y libros y de sus clases en las catedras de sanscrito y arqueologia, Assas pronuncio en el Ateneo de Madrid diversos ciclos de conferencias directamente relacionados con las materias que aqui hemos analizado y donde a buen seguro dio a conocer sus ideas acerca de la importancia de la raza en los estudios de prehistoria y protohistoria. Esta es la informacion que consta en su Hoja de Servicios:

1846 a 1849--Historia de la Arquitectura Espanola, en el Ateneo de Madrid, durante tres cursos.

1849 a 1852--Historia Universal de la Arquitectura, en dicho Ateneo de Madrid durante tres cursos.

1853 a 1854--Lengua y Literatura Sanscrita, en el mismo Ateneo durante un curso.

1854 a 1856--Arqueologia Espanola, en el Ateneo, durante dos cursos.

1856 a 1858--Lengua Celtica en el Ateneo, durante dos cursos.

1858 a 1860--Arqueologia Espanola, en el Ateneo, otros dos cursos.

(Archivo-BNE, BN 3119/020)

Dichos cursos indican que las ideas de Assas debian de ser bien conocidas entre los sectores cultos de la sociedad madrilena de mediados del XIX.

Desde un punto de vista estrictamente academico, sabemos que Assas concedia en sus clases de arqueologia en la Escuela Superior de Diplomatica especial atencion a la cuestion racial. Asi se aprecia, por ejemplo, en su Programa de la asignatura de arqueologia, donde la leccion 8 estaba dedicada a este tema, con los siguientes contenidos:

Las principales razas humanas y algunas de sus mas importantes emigraciones. Progresos de cada una en la civilizacion, y su consiguiente importancia en la Arqueologia.

(Assas 1876: 4) (5)

En este sentido resulta igualmente significativo comparar brevemente los trabajos de Assas con los de su discipulo mas reconocido, Jose Ramon Melida. Ciertamente, ambos discrepan de forma sustancial en muchos aspectos centrales, como puede ser el hecho de que Melida disminuyera considerablemente el papel historico-civilizador atribuido por Assas a los celtas en favor de las colonizaciones mediterraneas. Sin embargo, ambos coinciden en la importancia otorgada al elemento racial ario, tal y como se aprecia en los siguientes fragmentos extraidos de dos de las obras de Melida: "A la inteligente raza aria pertenecian los pobladores de la Grecia (...) La raza aria (...) rompe con todas las tradiciones hieraticas y espirituales del Oriente, y, emancipada, se entrega a la libre interpretacion de la Naturaleza" (Melida 1897: 7ss.); "Los griegos, raza privilegiada (...)" (Melida 1896: 57). Es del todo plausible suponer que detras de esas palabras de alguna forma se encuentran todavia presentes las antiguas ensenanzas de Assas, transmitidas desde su catedra de arqueologia en la Escuela Superior de Diplomatica a alumnos como el propio Melida, que estudio en dicha institucion entre junio de 1873 y diciembre de 1875 (Casado Rigalt 2006: 32).

Por todo ello parece razonable concluir que Assas logro difundir con relativo exito su particular vision de la prehistoria y la historia antigua universal y de Espana, fuertemente condicionada por la importancia decisiva concedida al elemento racial y la aceptacion de la superioridad aria.

http://dx.doi.org/10.5209/rev_CMPL.2013.v24.n1.42331

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

ALMAGRO-GORBEA, M.; RUIZ ZAPATERO, G. (eds.) (1993): Los CeltasHispaniay Europa. Actas, Madrid.

ALVAREZ CHILLIDA, G. (2002): El Antisemitismo en Espana. La imagen del judio (1812-2002). Marcial Pons, Madrid.

ALVAREZ-OSSORIO, F. (1934): Notas biograficas del Exmo. Sr. D. Jose Ramon Melida y Alinari. Anuario del Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueologos, 1: 1-48.

ASSAS, M. DE (1857a): Nociones fisionomico-historicas de la arquitectura en Espana. Monumentos celticos. Semanario Pintoresco Espanol, XXII: 129-133, 140-141, 148-149, 155-158, 163-165 y 172-173.

ASSAS, M. DE (1857b): Nociones fisionomico-historicas de la arquitectura en Espana. Monumentos cartagineses. Semanario Pintoresco Espanol, XXII: 252-253.

ASSAS, M. DE (1867): Cronica de la provincia de Santander. Rubio y Compania, Madrid.

ASSAS, M. DE (1876): Programa de la asignatura de arqueologia. Imprenta de T. Fortanet, Madrid.

BANTON, M. (1998): Racial Theories (SecondEdition). Cambridge University Press Cambridge.

BELTRAN, J.; Cacciotti, B.; Palma, B. (eds.) (2006): Arqueologia, coleccionismo y antiguedad: Espana e Italia en el siglo XIX. Universidad de Sevilla, Sevilla.

BERNAL, M. (1993) [1987]: Atenea negra. Las raices afroasiaticas de la civilizacion clasica. Critica, Barcelona.

BIDDISS, M. D. (1970): Father of Racist Ideology: The Social and Political Thought of Count Gobineau. Weybright and Talley, London.

BUENZOD, J. (1967): La Formation de la pensee de Gobineau et l'Essai sur l'inegalite des races humaines. Nizet, Paris.

CASADO RIGALT, D. (2006): Jose Ramon Melida y la arqueologia espanola. Real Academia de la Historia, Madrid.

CASTRO SANCHEZ, J. (1995): Marco Juniano Justino. Epitome de las Historias Filipicas de Pompeyo Trogo. Pompeyo Trogo. Prologos. Fragmentos. Gredos, Madrid.

CHAPOUTOT, J. (2008): Le national-socialisme et l'Antiquite. Presses universitaires de France, Paris.

DESPLAND, M. (1996): Pavie, Theodore. En Laplanche 1996: 516.

DIAZ-ANDREU, M.; MORA RODRIGUEZ, G.; CORTADELLA MORRAL, J. (eds.) (2009): Diccionario historico de la arqueologia en Espana. Marcial Pons, Madrid.

DOMINGUEZ MONEDERO, A. (2007): "Los fenicios en Occidente". En Sanchez-Moreno 2007: 75-225.

FERRER ALBELDA, E. (1996): La Espana cartaginesa. Claves historiograficas para la historia de Espana. Universidad de Sevilla, Sevilla.

FIGUEIRA, D. M. (2002): Aryans, Jews, Brahmins: Theorizing Authority Through Myths of Identity. State University of New York Press, New York.

GARCIA FERNANDEZ, F. J.; FERNANDEZ GOTZ, M. A. (2010): Esencialismo, normativismo, postmodemismo: las interpretaciones sobre la etnicidad en la Arqueologia espanola", Gerion, 28: 53-84.

GOBINEAU, A. (1853-1855): Essai sur l'inegalite des races humaines. Librairie de Firmin Didot freres, Paris.

LAPLANCHE, F. (ed.) (1996): Les sciences religieuses. Dictionnaire du monde religieux dans la France contemporaine. Beauchesne, paris.

MELIDA, J. R. (1896): Conferencias en el Museo Arqueologico Nacional, dadas en los dias 24 de mayo, 7 y 14 de junio de 1896. Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos, 4: 55-59.

MELIDA, J. R. (1897): Historia del arte griego. La Espana editorial, Madrid.

MELIDA, J. R. (1906): Iberia arqueologica ante-romana. Est. Tip. de la viuda e hijos de Tello, Madrid.

MICHELET, J. (1833): Histoire romaine. Premiere partie: Republique. Librairie classique et elementaire de L. Hachette, Paris.

MORA, G. (2009): Assas y Ereno, Manuel. En M. Diaz-Andreu; G. Mora Rodriguez; J. Cortadella Morral (eds.) 2007: 101-102.

PEIRO MARTIN, I.; PASAMAR ALZURIA, G. (1996): La Escuela Superior de Diplomatica (Los archiveros en la Historiografia Espanola Contemporanea). ANABAD, Madrid.

PEIRO MARTIN, I.; PASAMAR ALZURIA, G. (2002): Diccionaro Akal de historiadores espanoles contemporaneos (1840-1980). Akal, Madrid.

POLIAKOV, L. (1987) [1971]: Le mythe aryen. Essai sur les sources du racisme et des nationalismes. Complexe, paris.

RENERO ARRIBAS, V. M. (2004): Manuel de Assas y Ereno. Zona Arqueologica, 3: 95- 101.

ROMERO RECIO, M. (2005): La Biblioteca de la Escuela Superior de Diplomatica: la presencia de la Historia Antigua en la ensenanza espanola del siglo XIX a traves de sus fondos. Gerion, 23: 345- 370.

ROMERO RECIO, M. (2006): La arqueologia en la ensenanza espanola durante el siglo XIX: nuevas aportaciones a la luz de documentos ineditos. En J. Beltran, B. Cacciotti y B. Palma (eds.) 2006: 581-601.

RUIZ ZAPATERO, G. (1993): El concepto de Celtas en la Prehistoria europea y espanola. En M. Almagro-Gorbea y G. Ruiz Zapatero (eds.) 1993: 23-62.

SANCHEZ-MORENO, E. (ed.) (2007): Protohistoria y Antiguedad de la Peninsula Iberica. Vol. I: Las fuentes y la Iberia colonial. Silex, Madrid.

STERNEMANN, R. (1984): Franz Bopp und die vergleichende indoeuropaische Sprachwissenschaft. Institut fur Sprachwissenschaft der Universitat Innsbruck, Innsbruck.

URQUIJO GOITIA, J. R. (2008): Gobiernos y ministros espanoles en la Edad Contemporanea. Consejo Superior de Investigaciones Cientificas, Madrid.

VILLAR, F. (1996): Los indoeuropeos y los origenes de Europa. Lenguaje e Historia. Gredos, Madrid.

WULFF, F. (2003): Las esencias patrias. Historiografia e historia antigua en la construccion de la identidad espanola. Critica, Barcelona.

Jordi VIDAL

Universitat Autonoma de Barcelona

Departament de Ciencies de l'Antiguitat i de l'Edat Mitjana

universitat Autonoma de Barcelona

08193 Bellaterra (Cerdanyola del Valles)

Jordi.Vidal.Palomino@uab.cat

Recibido: 30/01/2013

Aceptado: 08/03/2013

Notas

(1.) Articulo producido en el marco del proyecto de investigacion HAR2011-23572. Agradezco a Jordi Cortadella la lectura que hizo del articulo. por supuesto, los errores son responsabilidad unicamente mia. abreviaturas utilizadas: AGA = Archivo General de la Administracion (Alcala de Henares); Archivo-BNE = Archivo de la Biblioteca Nacional.

(2.) Si bien la carta no especifica el nombre del destinatario, la posterior respuesta, tambien conservada en el expediente de Assas en el AGA, confirma que la misma se dirigio al ministro de Fomento, cargo por aquel entonces ostentado por Francisco de Lujan Miguel romero (urquijo Goitia 2008: 410).

(3.) Franz Bopp (1791-1867). Linguista aleman. Fue profesor de Filologia Oriental en la Universidad de Berlin y uno de los primeros investigadores responsables de sistematizar las similitudes entre las distintas lenguas de origen indoeuropeo. Entre sus obras destacan Vergleichende Grammatik des Sanskrit, Zend, Griechischen, Leteinischen, Litthauischen, Gothischen und Deutschen (Berlin 1833-1842) y Kritische Grammatik der SanskritaSprache in kurzerer Fassung (Berlin 1934) (Sternemann 1984).

(4.) Theodore Pavie (1811-1896). Orientalista frances. Fue profesor de sanscrito en el College de France durante el periodo 1852-1857. Entre sus obras mas importantes relacionadas con el sanscrito destacan Fragments du Mahabharata (Paris 1844) y Bhojaprabandha (Paris 1855) (Despland 1996: 516).

(5.) Agradezco muy sinceramente a Mirella Romero Recio que me facilitara una copia de dicho programa.
COPYRIGHT 2013 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2013 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Vidal, Jordi
Publication:Complutum
Date:Jan 1, 2013
Words:5843
Previous Article:The research history of Neolithic monumental architectures and landscapes in northwest Iberia: a bibliometric approach/La investigacion de las...
Next Article:Worship and cultures in Gorham's cave, (Gibraltar): the sanctuary history and its written items/Culto y culturas en la cueva de Gorham (Gibraltar):...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters