Printer Friendly

The Centennial Journey Of Women's Journalism in Chile/El recorrido centenario del periodismo de mujeres en Chile.

Y tambien hicieron periodicos. Cien anos de prensa de mujeres en Chile, 1850-1950

Claudia Montero

Santiago, Hueders, 2018

Y tambien hicieron periodicos. Cien anos de prensa de mujeres en Chile, 1850-1950, de Claudia Montero, es un libro en el cual se sintetiza un trabajo investigativo de mas de veinte anos. Como relata la propia autora en la introduccion del volumen, ese trayecto se inicia con una primera investigacion, realizada junto a Carola Agliati a comienzos de los 2000, que llevo por titulo "Albores de modernidad: constitucion de sujetos femeninos en la prensa de mujeres en Chile, 1900-1920" y que obtuvo el Premio Tesis Bicentenario del Gobierno de Chile en 2005. A este primer paso, siguieron sucesivas investigaciones a nivel de magister, doctorado y posdoctorado, que dieron forma a la reflexion profunda y madura que aqui se presenta.

Entre sus muchos meritos, este libro logra sacar a la luz una realidad que permanecia velada, como lo es la produccion periodistica que numerosas mujeres chilenas llevaron adelante a lo largo del siglo que media entre 1850 y 1950. Vale decir, durante las decadas en que se inaugura y afianza nuestra modernidad cultural, en cuyo marco los movimientos de mujeres y feministas demandaron el acceso a los derechos civiles, politicos y culturales que historicamente se les habian negado. Es este el contexto en el que emergen las innumerables publicaciones que se hacen visibles en este volumen, las que evidencian una notable riqueza de objetivos, formatos, esteticas e ideologias. Asi, al recorrer los textos e imagenes que lo pueblan, no podemos sino cuestionar la vision tradicional sobre la reclusion femenina en mundos domesticos durante el siglo xix y comienzos del xx; y, del mismo modo, la idea de la excepcionalidad con la que, por mucho tiempo, se justifico la ineludible actuacion de ciertas mujeres en el espacio publico e intelectual de esas decadas.

Ahora bien, junto con dejar a la vista este notable corpus de revistas y periodicos, muchos de ellos desconocidos hasta ahora, este estudio tambien formula agudas preguntas sobre los materiales con los que se produjo esta investigacion. Entre ellas, destaco las interrogantes que se proponen respecto de los archivos y, en particular, sobre las exclusiones de genero que se esconden en los anaqueles; preguntas que lanzan el desafio de intentar descubrir, de modo detectivesco, el destino de esos papeles olvidados, muchas veces maltratados, extraviados en carpetas equivocadas e incluso nunca consideramos como dignos de guarda.

Otra pregunta relevante es la que se apunta a las voces que habitan en las publicaciones, pues en definitiva de lo que se trata es de seguir las huellas de las escritoras y editoras que las produjeron, cuyos luchas en pos de instalar una palabra que horadaba las fronteras de lo permitido han quedado plasmadas de multiples maneras en los impresos. Reflexionando sobre la dimension transgresora que esta inscrita en el actuar de estas sujetos, Claudia Montero afirma que las autoras y editoras que se atrevieron a cruzar el cerco hacia el territorio prohibido, sobre todo en el siglo xix, ya habian traspasado los limites de lo aceptable para ellas y, con esa claridad, es decir, haciendo un "ejercicio de autocomprension" (18), "se adentraron en la plaza publica para expresar ideas, opinar sobre el quehacer nacional y, finalmente, para ser" (13).

No obstante, como destaca la autora, fueron muchos los obstaculos que se les pusieron por delante a las publicistas para crear estos medios a traves de los cuales buscaron promover transformaciones a la propia vida, la sociedad, la politica y la cultura. A las dificultades para obtener los necesarios recursos financieros, y a la carencia de autonomia para disponer de ellos si se los tenia, hay que sumarle un miedo muy notorio en las mujeres de esas epocas, como era el atreverse a sacar una voz propia dentro de un espacio casi siempre hostil a este tipo de intervenciones. Asi se explica que muchas de ellas optaran por publicar de forma anonima o que recurrieran al disimulo que implicaba un seudonimo; mascaras con las cuales buscaron eludir el escarnio publico, mientras peleaban por afirmar una autoria, apuntando a la legitimidad y el reconocimiento del nombre propio. Las dificultades debieron ser mayores y es lo que en buena medida justifica, a juicio de Montero, "la corta vida de muchas de estas publicaciones en [los] muchos anos de su historia" (13).

En cuanto a otra de las contribuciones valiosas de este estudio, sin duda una muy significativa es su propuesta de ciertos criterios para la organizacion, comprension y analisis de estas publicaciones y textos. En este sentido, quiero destacar la periodizacion que establece la autora, distinguiendo cuatro momentos articuladores en la trayectoria centenaria del periodismo de mujeres chilenas. Ellos son: "Las precursoras", que abarca el periodo 1860 a 1890; "La explosion de las voces (1900-1920)", "La emergencia de las politicas (1930)" y "La institucionalizacion y su dilucion (1940-1950)".

Sobre la base de estos momentos se definen los cuatro capitulos del libro, los que se articulan a partir de una densa trama narrativa donde la historia nacional e internacional (la politica, social y cultural) se entrelaza con la de las demandas y aspiraciones de los movimientos de mujeres y, a su vez, con el perfil, objetivos y formatos de las publicaciones que ellas producen en cada periodo. De esta forma, cada capitulo se estructura a partir de un riguroso dispositivo metodologico que establece, en primer termino, una presentacion exhaustiva de las coordenadas historiograficas de cada periodo; luego, un despliegue esquematico de las caracteristicas de los materiales publicados; y, finalmente, una consideracion en profundidad de algun periodico o revista que destaque en el periodo analizado.

De las precursoras decimononicas, el trabajo de Claudia Montero resalta el hecho de haber desafiado la prohibicion a emitir opiniones politicas dentro de un contexto de alta exclusion a la participacion social de mujeres. Asimismo, identifica una serie de generos inaugurados en la segunda mitad del siglo, esencialmente: los periodicos politicos, como El Eco de las Senoras de Santiago; las revistas literarias, como La Revista de Valparaiso, editada por Rosario Orrego; y la revista ilustrada, como La Familia, de Celeste Lassabe. Sobre estas publicaciones, Montero sostiene que dibujan el transito femenino por el emergente espacio publico del siglo xix, abarcando desde "el anonimato empoderado" (74), que se asumia en El Eco de las Senoras de Santiago en defensa del orden social tradicional, hasta el impetu emprendedor de Celeste Lassabe, una empresaria de la prensa que firmaba con su nombre y definia una posicion politica a traves de su "revista magazinesca" (74).

En cuanto al segundo momento, "La explosion de las voces (1900-1920)", se lo caracteriza como aquel donde tiene lugar la visibilizacion de una pluralidad de voces de mujeres que, inmersas en el remolino de la modernizacion, ingresaban al espacio laboral y buscaban dar cuenta de los roles que comenzaban a asumir dentro de una sociedad en cambio. Es lo que explica la diversificacion que se produce en la produccion de medios, los que comprenden desde revistas y periodicos comerciales hasta publicaciones alternativas que adoptan una gran diversidad de formatos. La autora organiza las publicaciones en tres grandes tipos: feministas, conservadoras y culturales, dentro de los cuales define a su vez ciertos subgrupos. Entre las primeras, distingue la prensa obrera (La Alborada, La Palanca, El Despertar de la Mujer Obrera) de la liberal (Vida Femenina, Accion Femenina, La Aurora Feminista, entre otras); entre las segundas, las publicaciones catolicas de elite (El Eco de la Liga de Damas Chilenas) y las que producen trabajadoras desde sus espacios gremiales (La Sindicada); y, entre las culturales, encuentra las dedicadas al cine (Pantallay Bambalinas), la literatura (La Mireya, donde escribe Gabriela Mistral) o la actualidad y las modas (La Silueta).

El analisis del tercer momento, "La emergencia de las politicas", abarca toda la decada de 1930 y se enfoca en mostrar como la prensa de mujeres asume el perfil de un arma de accion politica; lo que es consistente con un escenario de alta activacion del discurso feminista y de luchas en pos del voto, que es propiciado por la politizacion propia de un periodo marcado por la crisis mundial, el ascenso del fascismo y conformacion del Frente Popular en Chile. Entre las publicaciones mas representativas del periodo se encuentra La Mujer Nueva, organo del Movimiento ProEmancipacion de la Mujer Chilena, que se publico desde 1935 a 1942 y que logro atraer a un amplio sector de la opinion a favor de la agenda de cambios sociales de la epoca. Sin embargo, desde la perspectiva de Claudia Montero, esta iniciativa no puede considerarse como un hito raro o anomalo en tanto esta publicacion debe ser comprendida como "heredera del periodico politico de las precursoras y de la prensa feminista liberal politica, de la feminista obrera e [incluso] de la prensa conservadora" del periodo anterior (185).

El cuarto y ultimo capitulo, "La institucionalizacion y la disolucion (1940-1950)", traza la trayectoria de ese momento epigonal, que habria dado paso al silencio feminista, como lo ha nombrado la historiografia, y al fin de la prensa de mujeres que se advierte a posteriori de la obtencion plena de los derechos politicos de las mujeres en Chile. No obstante, la autora se niega a pensar este momento como un tiempo terminal y prefiere, en cambio, asumirlo como una etapa historica que daria paso a nuevas formas de expresar la voz. Como concluye Montero, sin la trayectoria que se recupera en este libro no hallarian explicacion la existencia de los fanzines feministas que comenzaron a editarse con posterioridad al golpe de Estado de 1973 ni tampoco las herramientas digitales contemporaneas, como las plataformas webs y las redes sociales, que les posibilitan hoy a las mujeres seguir promoviendo cambios en pos de un sistema social y de imaginarios culturales que vayan mas alla de la dominacion patriarcal.

doi: 10.5354/0719-4862.50867

Alicia Salomone

Universidad de Chile

alicia.salomone@u.uchile.cl
COPYRIGHT 2018 Universidad de Chile, Facultad de Filosofia y Humanidades
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Salomone, Alicia
Publication:Meridional. Revista Chilena de Estudios Latinoamericanos
Article Type:Resena de libro
Date:Oct 1, 2018
Words:1654
Previous Article:House of Multiple Voices and Diverse Spaces: A Critical Journey Through the Poetic Work of Latin American and Caribbean Writers/Casa de multiples...

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters