Printer Friendly

Tercerizacion de las economias y servicios avanzados: un analisis de la cuestion a proposito de las ciudades.

INTRODUCCION

Las actividades y empresas de servicios han venido creciendo en las ultimas decadas hasta convertirse en el mayor sector economico en los paises desarrollados, asociado ello al crecimiento de la renta per capita, a cambios sociales y al despliegue de nuevas tecnologias y formas de organizacion y gestion. Al mismo tiempo, en ellos la industria ha venido perdiendo protagonismo por efecto de la globalizacion y la deslocalizacion de los procesos de fabricacion hacia paises los emergentes. En este marco, la economia de los paises mas desarrollados experimenta una metamorfosis en su organizacion interna, su morfologia y su entorno. Da cuenta de un intenso proceso de terciarizacion y avanza hacia su conversion en una economia cada vez mas basada en el conocimiento y la informacion, posibilitado ello por las nuevas tecnologias, lo que otorga una importancia creciente a las organizaciones que prestan servicios. Ha dado lugar, ademas, a nuevos modelos economicos en los que las tradicionales ventajas comparativas son sustituidas por otras nuevas. (Asian Chaves, 2002: 1)

Esta revolucion tecnico economica trae consigo rupturas y transformaciones sociales, culturales, financieras y espaciales, de similar envergadura a las que originaron la aparicion de las modernas ciudades. (Petit, 1987: 6; Castells, 1998: 10; Mendez, 1998: 1; Cohen, 2007: 23-24; Polese y Rubiera Morollon, 2009: 277). Por caso, en la Union Europea, el sector servicios representa en la actualidad unos dos tercios del PIB total, y da cuenta de forma exclusiva del crecimiento neto del empleo en los ultimos 30 anos, el que es crecientemente urbano (Innobasque, 2009: 2). Las transformaciones en curso se extienden progresivamente a los paises en desarrollo en los que se sobreponen a las tradicionales disparidades regionales, dando lugar a la expansion del empleo en el sector terciario en procesos simultaneos de inclusion y exclusion; empleos de calidad y productividad elevadas asociados al terciario superior y a la competitividad sistemica, conviven con otros de baja productividad y mala calidad (Weller, 2004).

De este modo, el crecimiento de la participacion del sector de servicios en las cifras de empleo de las economias nacionales y el valor anadido por el mismo, junto con la aparicion y desarrollo de las tecnologias de informacion y comunicacion (TIC) como un vector de innovacion en otros sectores de la economia, justifica indagar acerca de una mejor comprension de las especificidades de las actividades de servicios, y obliga a redefinir conceptos ligados a ellas, reduce la validez de las estadisticas tradicionales y de los instrumentos de contabilidad social a ellas asociados, impone nuevas miradas teorico metodologicas acerca de la dinamica economica y abre nuevas perspectivas analiticas acerca de la relacion entre terciarizacion y urbanizacion en distintos tipos de paises y regiones, por caso entre desarrollados y subdesarrollados.

Senala Santos que, las condiciones actuales de una economia internacional "mundializada" han hecho surgir un sinnumero de actividades que escapan a las clasificaciones tradicionales, realidades que no pueden escapar a las preocupaciones del analista. "El estudio del llamado "sector terciario" es, en las condiciones actuales de la economia, un heredero enriquecido de la ambiguedad que marca la definicion inicial de esa categoria de analisis. La situacion es, ahora mas, preocupante, pues una parte cada vez mas importante de las estadisticas disponibles no tienen en cuenta aquella ambiguedad inicial y aun menos, su gravedad posterior. Al disimular los resultados, el material asi ofrecido como base para una interpretacion de la realidad, es en si mismo una interpretacion distorsionada, que perjudica, y a veces impide, el correcto conocimiento de la realidad". (Santos, 1996: 67)

Entre los items, no siempre incluidos en el estudio del llamado "terciario", identifica Santos una serie de actividades sin las cuales la vida economica moderna no se podria ejercer, tal el caso de las de comercializacion (marketing), ingenieria (engineering), gerencia (management), investigacion, consultoria, etc. Asimismo, al presente, se amplian cualitativa y cuantitativamente las necesidades de las familias, y el propio sistema economico dispone de medios para crear nuevas necesidades y con ello nuevas actividades que se enmarcan dentro del terciario (salud, turismo, ocio, etc.), a lo que se agregan nuevas formas de actividad politica y administrativa en la esfera publica como privada, y actividades ligadas al concepto de seguridad individual y colectiva cuya expansion y diversificacion ha ampliado la burocracia (Santos, 1996: 67-68).

De este modo, de acuerdo a la consideracion del autor, en nuestros dias la definicion del terciario no se limita a las dos areas tradicionales, como son: las prestaciones que dan respuesta a las necesidades de los individuos, aislados o en grupo, y las actividades de intercambio, indispensables para la circulacion de bienes, personas o ideas. "El terciario impermeabiliza las otras instancias (primario y secundario) y constituye el elemento explicativo de la posibilidad de existencia con exito de innumerables actividades, en particular de aquellas que preceden a la produccion material propiamente dicha", lo que quiebra los esquemas clasicos de analisis (produccion, realizacion, reproduccion, entre otros) e impone una nueva optica (Santos, 1996: 68).

Alcanzar esta optica requiere partir paralelamente de la estructura economica mundial y de la realidad propia de cada pais. Ello por cuanto cada nivel cualitativo y cuantitativo de la actividad "terciaria" corresponde a una forma particular de division del trabajo internacional e interna a cada pais. Y la definicion cualitativa y cuantitativa del terciario correspondiente a cada pais, depende, por un lado, de las formas de realizacion de la vida colectiva y, por otro, de las formas de insercion del pais en el ambito de la economia mundial. Ambos datos reunidos dan -al mismo tiempo- la importancia global de la actividad terciaria y su distribucion en el espacio nacional, pues la division social del trabajo es simultaneamente, una division espacial del trabajo, y esto tanto a escala mundial como a escala de cada pais. (Santos, 1996:68-69)

O sea que hay una relacion diferente en cada momento historico entre las condiciones de intercambio y la localizacion de sus instrumentos y agentes. "Se impone, asi, conocer el lugar que cabe a cada cual en relacion con la economia global y como se articula con las demas variables, lo que explica, por un lado, la localizacion en el exterior de centros de "produccion" de insumos terciarios indispensables a la actividad socioeconomica de un pais determinado, y por otro, permite comprender las razones de su distribucion dentro del pais, lo cual no puede cenirse meramente a lo economico". (Santos, 1996: 69) Dentro de este sector tan heterogeneo, son aquellas actividades mas integradas e interrelacionadas con el sistema productivo -por caso los denominados servicios a la produccion, principalmente los Servicios Avanzados a las Empresas- los que vienen jugando un papel fundamental en los ultimos anos, debido a su papel estrategico (Asian Chaves, 2002). Es asi que en numerosos estudios recientes sobre la cuestion, se ha pasado, de concebir a los servicios como complementos pasivos de la localizacion industrial, a considerarlos, especialmente a los mas innovadores o avanzados, como un elemento fundamental en la creacion de un ambiente favorable a la atraccion de nuevas actividades economicas en una region. Distintos aportes de investigacion destacan el papel de estos servicios en la creacion de economias de aglomeracion y aprendizaje en los territorios, clusters o distritos y senalan la relacion directa entre su expansion y consolidacion y la configuracion de entornos o espacios innovadores (Aydalot, 1986; Aydalot et al, 1992, Camagni, 1992, Maillat et al 1992, Maillat et al 1993, Mendez, 1998, Poma y Boscherini, 2000, Campolina Diniz, 2006, Polese y Rubiera Morollon, 2009, entre otros).

Los servicios a empresas pueden ser un factor de "desarrollo" regional, en tanto el avance de las actividades clasificadas como Servicios Avanzados a las Empresas (SAE) se vincula con la necesidad de aumento de competitividad en los mercados cada vez mas globalizados. Con referencia a ello, Sassen analiza el impacto de la globalizacion de la actividad economica en las ciudades, senalando que ella ha desestabilizado las viejas jerarquias escalares, y generado un aumento de la complejidad de las transacciones economicas y un crecimiento de la intensidad de la participacion de los servicios en la organizacion de la economia. Esto se ha traducido en cambios en las funciones de las ciudades, a partir de la demanda creciente de SAE por parte de las empresas en todas las industrias, y el hecho de que las ciudades son los sitios preferidos de produccion de dichos servicios, a nivel global, nacional o regional. Derivado de ello, algunas ciudades se han convertido en "ciudades globales" por la concentracion y diversidad de los mismos y constituyen el foco de una nueva literatura de investigacion, en tanto una red de ellas tanto en el norte como en el sur, funcionan como centros para la coordinacion y el control del capital global (Sassen, 1998: 2; Sassen, 2010: 24). El estudio de los SAE se articula entonces a la variable territorio, por cuanto, cada sector de actividad que nace tiene un perfil geografico propio, provocando la evolucion de las estructuras economicas, y cambios en la geografia de las empresas y de las poblaciones. Asi, las TIC y la globalizacion traen consigo nuevas estructuras geograficas y nuevas formas urbanas ( Polese y Rubiera Morollon, 2009: 278).

No obstante, estas actividades no tienen la misma evolucion en los distintos territorios, de modo que las relaciones que se pueden dar entre los SAE y la competitividad del tejido empresarial difieren entre las areas centrales y las areas perifericas (Asian Chaves, 2002: 1). Lo anterior fundamenta que no sean trasladables de modo lineal los efectos positivos de la expansion de los servicios evidenciados en las areas centrales a las areas perifericas, en las que se detectan disparidades regionales y de la renta (Santos, 1996: 70), y asimetrias en materia de informacion, conocimiento y disponibilidad de capital. En ellas, la conjugacion de las "desigualdades" senaladas constituye un factor locacional importante para las actividades terciarias, en especial de aquellas cuya localizacion se debe al movimiento "espontaneo" de la economia; aunque tambien las implantadas "ex-oficio" por el poder publico, son, la mayoria de las veces, atraidas o sugeridas por las actividades economicas ya existentes o implantadas "espontaneamente" (Santos, 1996: 70)

Estas cuestiones justifican la realizacion de nuevos estudios sobre la transformacion del sector de los servicios, sobre las relaciones entre la innovacion tecnologica y la reorganizacion del espacio industrial y sobre el empleo terciario, en paises desarrollados y no desarrollados. Convocan, asimismo, a la elaboracion de nuevas propuestas metodologicas y nuevos indicadores para avanzar en la realizacion de analisis comparados, que aporten nuevo conocimiento de utilidad para la formulacion de politicas e instrumentos con relacion a las nuevas tecnologias y actividades y su impacto en los territorios (regiones y ciudades; jerarquias y funciones).

1. Los servicios: un conjunto heterogeneo de productos y actividades intangibles

Durante mucho tiempo a lo largo de la historia del pensamiento economico, se uso la denominacion "bienes inmateriales" para referirse a los servicios. El sector de referencia no solo no fue destacado por los autores por su contribucion economica y social, sino que fue considerado como un concepto residual, en tanto, tal como senalara Adam Smith en la "Riqueza de las Naciones", el trabajo de servicio no anadiria ningun valor, siendo entendido como un trabajo improductivo, ya fuera que lo ejecutaran empleados domesticos, o miembros del clero, abogados, artistas, musicos, etc. En esa linea, Smith considero en su epoca y en su desarrollo sobre la acumulacion de capital a partir del trabajo productivo y la division de tareas, cuatro razones para fundamentar el caracter improductivo del trabajo de servicios: a) ellos no producen resultados reales y visibles que representen riqueza; b) son accesorios de los bienes; c) son prestados internamente por los productores o por los vendedores ligados a la empresa y no representan una rama de actividad particular generadora de riqueza, y d) son invisibles y temporales, por lo tanto, son insignificantes comparados con los bienes (Smith, 1776: 425).

En el siglo XX, otros autores como Fisher (1939) y Clark (1940) tambien posicionaron al sector servicios dentro de las categorias residuales de la economia, al definirlos por lo que no son y no por lo que son, desarrollando una tipologia que integra al "sector terciario" como acompanante, para diferenciarlo del sector primario (agricultura y mineria) y del secundario (manufactura). (Kon, 2004: 30-31, Valotto Patuzzo, 2011: 6-8). Decadas despues, Hill los definio por su resultado, como: "un cambio en la condicion de una persona o de un bien perteneciente a una unidad economica, el cual se origina de la actividad realizada por otra unidad economica" (Hill, 1977). Y mas recientemente, autores como Sampson y Snape (1986), Bhagwati (1988), Cuadrado Roura y Del Rio (1993) y Gonzalez (1999) plantearon los rasgos mas destacados que los mismos poseen. que los distinguen de los productos, los que se pueden sintetizar en: intangibilidad, heterogeneidad, inseparabilidad, caracter perecedero, y ausencia de propiedad.

Hacia 2003, y ante la necesidad de definir estas actividades en plena diversificacion y expansion, varios organismos internacionales desarrollaron un Manual tecnico sobre Servicios siguiendo los criterios propuestos en el Sistema de Cuentas Nacionales de 1993. El los define como entidades que no pueden intercambiarse separadas de su produccion; son heterogeneos, y, por lo general, resultado de las actividades realizadas por sus productores a demanda de los consumidores (ONU, 2003: 6). Puede decirse -entoncesque actualmente lo tangible y lo intangible conviven en muchos productos dentro de los cada vez mas extendidos procesos de integracion entre bienes y servicios, en particular entre eslabones de cadenas productivas, inclusive los ubicados a variadas distancias fisicas. En esa linea, el precitado Manual de Estadistica del Comercio Internacional de Servicios de Naciones Unidas identifica la existencia de "un grupo de industrias generalmente clasificadas como Industrias de Servicios, cuyas producciones tienen muchas caracteristicas de los bienes; por caso, las industrias relacionadas con el suministro, el almacenamiento, la comunicacion, y la difusion de informacion, el asesoramiento y la produccion de informacion general o especializada, las noticias, los informes de consultoria, los programas de computacion, el cine, la musica, etc. Estas producciones suelen almacenarse en objetos fisicos que pueden comercializarse como los bienes ordinarios; y pueden ser producidos por una unidad y suministrarse a otra, haciendo posible la division del trabajo y la aparicion de mercados". Ello no excluye la distancia fisica entre unas y otras fases del circuito productivo, las que pueden desarrollarse en distintas regiones, ciudades o paises. (ONU, 2003: 6)

Por su parte, Murdick, Reader y Russell senalan que la frontera entre los servicios y los bienes materiales es dificil de establecer, dado que al comprar un bien el mismo va acompanado con servicios y viceversa. Segun este criterio, los servicios y los bienes tangibles son dos polos de un continuo. (Murdick, Reader y Russell, 1990: 23; citado en Valotto Patuzzo, 2011: 14-15) (1)

En ese sentido, a partir de los nexos reconocidos entre los elementos tangibles e intangibles, informacion, conocimiento, etc. en los circuitos y sistemas productivos, Meirelles senala que el servicio es trabajo en proceso, y no el resultado de la accion del trabajo; o sea "no se produce un servicio, sino que se presta un servicio, lo que alienta cambios en el tratamiento dado hasta el momento a esas actividades, tanto en terminos de clasificacion y cuantificacion, como desde el punto de vista de su papel en la dinamica economica". (Mierelles, 2006:134, citado en Valotto Patuzzo, 2011: 16).

Al presente, la innovacion tecnologica hace emerger una gran variedad de nuevos servicios a las personas y a las empresas; los primeros se asocian al aumento de la participacion del consumidor en las operaciones de servicios, en muchos casos asociado ello a las nuevas tecnologias (e-commerce, e-government, home banking; etc.) y a la creacion de nuevas necesidades resultantes de la globalizacion economica. Por su parte, los Servicios Avanzados a la produccion y a las empresas son intensivos en conocimiento, suelen denominarse "Servicios Empresariales Intensivos en Conocimiento", atienden necesidades especificas de empresas y organismos del sector publico y se vinculan al diseno y la manufactura asistidos por computadoras, a los sistemas de informacion geografica, al uso de software aplicado a la certificacion de calidad y trazabilidad de productos y el control de procesos, a la logistica y la distribucion en los mercados, a los sistemas de planificacion integral de empresas, los servicios financieros, juridicos, de transporte, de comunicacion, etc. En el caso de los servicios de "alta tecnologia" (high tech knowledge intensive services), la Comision Europea recoge las estadisticas de su desempeno en forma separada del resto, en tanto ellas se diferencian por cuanto traducen un comportamiento mas innovador de las firmas, mas cercano al de las empresas industriales, con mayores cifras de inversion en I+D, desarrollo de productos y procesos propios, y mejores niveles de productividad. Asimismo, ejercen una influencia muy grande en las ganancias de productividad de los sectores clientes, en particular de las empresas industriales, pero tambien de las administraciones publicas, efecto multiplicador que no se recoge en las estadisticas directas de actividad innovadora del sector sino que se traslada a los resultados de otros sectores (Innobasque, 2009: 3).

En tal sentido, las empresas de Servicios Avanzados funcionan como fuentes de innovacion, cuando inician y desarrollan actividad de innovacion en sus organizaciones clientes; funcionan tambien como facilitadores de innovacion cuando ayudan a las organizaciones en sus procesos de innovacion; y funcionan como transportadoras de innovacion cuando ayudan en la transferencia del conocimiento existente o entre organizaciones, sectores y redes. De este modo, el tipo de funcion desempenado por dichos Servicios dependera, parcialmente, de la respuesta de la organizacion cliente, de su grado de integracion con el proveedor, y de su capacidad de absorcion, aprendizaje y gestion del conocimiento. Ello tiene directa relacion con las politicas e instrumentos que ayuden al afianzamiento y crecimiento de este sector (Innobasque, 2009: 4).

2. De los servicios como un sector de la economia, a la economia de los servicios

Como fuera senalado, las empresas de Servicios Avanzados estan involucradas directamente en la revolucion tecnologica propiciada por las TIC, son un sector muy heterogeneo, mas estable que el manufacturero en materia de empleo y agregacion de valor (Cuadrado Roura, 2003: 274; Innobasque, 2009: 4 y sgtes.) e incluyen pequenas y grandes empresas. Numerosos autores senalan que la capacidad de generar productos y empleos por parte del sector de servicios se pone de manifiesto cada vez mas en las economias avanzadas y tambien en las que evidencian procesos de expansion, poniendo de relieve el papel desempenado por el mismo en la economia contemporanea, que tiende a caracterizarse como una Economia de servicios asociada al desarrollo de una economia manufacturera. La misma se corresponderia con la evolucion socioeconomica postindustrial, en la que ademas de la transicion economica de la industria hacia los servicios, se reestructura la sociedad entera, se da una division del capital nacional y global -globalizacion- y una privatizacion masiva, se segmentan procesos productivos y se difunden innovaciones en el tejido empresarial, en materia de Servicios Avanzados, y se operan procesos de aprendizaje. (Scott y Storper, 1986: 18; Maillat, 1995: 42; Mendez, 1998: 4; Cohen, 2007: 13; Innobasque, 2009: 2; Polese y Rubiera Morollon, 2009: 277).

Mas alla de ello, otros autores reflejan posiciones negativas respecto a los servicios, particularmente acerca de los de indole general, al considerar que el crecimiento de este sector llevaria a la disminucion de la productividad del conjunto de la economia, en tanto los recursos empleados en el no generarian el mismo grado de desarrollo economico que los empleados en las manufacturas, pues serian menos productivos e implicarian menores rendimientos. Ello resulta de las investigaciones empiricas realizadas, entre otros, por Murdick, Reader y Rusell (1990). Ya Baumol habia senalado en plena etapa de la expansion industrial contemporanea de postguerra que las actividades de servicios serian incapaces de proporcionar innovacion; y una economia con actividades mas intensivas en trabajo no permitiria el continuo aumento de la productividad (Baumol, 1967: 415-426, citado en Valotto Patuzzo, 2011: 18).

En el marco de ese debate, es a partir de mediados de la decada de 1970 cuando se produce una desaceleracion de los procesos de industrializacion y de urbanizacion a ella asociados, que se desplaza el centro de atencion del analisis economico desde el sector secundario al terciario, iniciandose en la decada de 1980 un periodo de gran fertilidad de investigacion en la tematica (Cuadrado Roura y Rubalcaba, 2000: 32; Polese y Rubiera Morollon, 2009: 277 y sgtes.). A partir de ello, la evolucion del sector terciario de una economia suele estar relacionada, por un lado, con factores intrinsecos al desarrollo de esas actividades, particularmente en lo que se refiere a la demanda de servicios en la economia; y por otro, con el comportamiento de factores exogenos como: i. el volumen y la velocidad de liberacion de la mano de obra calificada y no calificada de las actividades agrarias a las areas urbanas; ii. la evolucion cuanti y cualitativa de las actividades del sector secundario, que requieren la ampliacion y modernizacion de actividades complementarias, especialmente de servicios; iii. la capacidad del sector secundario de absorber la mano de obra liberada de la agricultura, calificada y no calificada; iv. la generacion de un excedente operacional de otros sectores economicos que debe ser reasignado a las actividades de servicios; y v. la existencia de una infraestructura economica concentrada en una region, que ofrece economias externas para la localizacion de nuevas actividades economicas. (Valotto Patuzzo, 2011: 21-22)

En estudios tradicionales sobre los servicios, como el de Fisher (1939), se sostenia que el progreso economico se manifiesta a traves del trasvase de mano de obra del sector primario al secundario y de este al terciario, en un proceso irreversible que seria objeto de atencion de los estudios del desarrollo; y en el de Clark (1940) se mostraba al sector terciario como un conjunto conformado por actividades muy variadas, unas intensivas en capital y otras en mano de obra, unas destinadas al consumo final y otras al consumo intermedio, etc., dando cuenta de una visible ambiguedad en el tratamiento de estas categorias de analisis. Ello ponia de manifiesto la idea de la relacion de los procesos de urbanizacion con el crecimiento de las actividades de servicios, el cambio de la produccion rural y la reasignacion del excedente de capital acumulado en las actividades primarias a otras actividades mas rentables, a las secundarias, en primer lugar, y a las terciarias, progresivamente, denotando cambios en la estructura productiva, caracteristica de la transicion de un sistema economico de baja productividad per capita a otro de productividad mas elevada. Esto se ha comprobado en los paises mas desarrollados, mientras que en las economias en desarrollo, la emigracion rural se dirige primeramente al sector terciario, a actividades que no exigen alta capacitacion, para desplazarse posteriormente al sector secundario, una vez adquirido un mayor conocimiento, dependiendo de la ampliacion de las inversiones de capital en este sector, condicionada con frecuencia por el tamano de los mercados interno y externo para el consumo de manufacturas, asi como por la rigidez de los coeficientes tecnicos de las funciones de produccion y por las restricciones en materia de ahorro interno necesario para la evolucion de los sectores mas dinamicos. (Valotto Patuzzo, 2011: 24)

Mas recientemente, un estudio realizado en 2006 por la Organizacion Mundial del Comercio concluye que se ha producido una considerable reestructuracion en las economias durante el periodo comprendido entre 1990 y 2001, traducida en un significativo despazamiento del empleo desde los sectores primario y secundario al sector de produccion de servicios; y en ese lapso de tiempo la participacion del valor agregado de los servicios en los PIBs de los paises ha tendido a aumentar significativamente y de forma paralela al nivel de ingresos de los paises. Con ello se ha extendido el termino "Economia de los servicios", dando cuenta del relevante papel de estas actividades en la generacion de la renta y riqueza de las economias, y de la mayor complejidad del sector y la naturaleza de las relaciones con los otros sectores economicos, y los agentes que contribuyen a la produccion y el consumo de los servicios. (OMC, 2006: 8-9)

En estos cambios se refleja, por un lado, el proceso de concentracion y centralizacion de la riqueza asociado a la dinamica industrial de la segunda postguerra que acompano el proceso de terciarizacion conjuntamente al desarrollo economico global, traducido en una reestructuracion en la administracion y en el control de las empresas, la creacion de redes de empresas de servicios auxiliares, etc.; y, por otro, la internacionalizacion del capital, y la "multinacionalizacion" de las grandes empresas que aumento la complejidad sus sistemas organizacionales, y aumento la demanda de servicios externos a las mismas (outsourcing), en materia de actividades financieras, de contabilidad, de asesoria juridica, etc., tanto en los paises de origen como en los receptores de inversiones directas de capital. (Valotto Patuzzo, 2010: 10)

En funcion de ello, y en el marco del retroceso de los sectores primario y secundario y la creciente concentracion de las economias en el sector terciario en el siglo XXI, Mierelles distingue 3 tipos de servicios: 1. los puros: en los que el resultado del proceso de trabajo es el propio trabajo; 2. los de transformacion de insumos y materias primas en nuevos productos (logistica, marketing, patentes, etc., ampliamente reconocidos en informes de la Organizacion Mundial del Comercio, de la OCDE y del Fondo Monetario Internacional desde mediados de la decada de 1980 (2)); y 3. los de cambio y circulacion, ya sea de personas, bienes, o moneda, tal el caso de los servicios bancarios, comerciales, de almacenamiento y transporte, de comunicacion, de distribucion de energia electrica, agua, etc. (Mierelles, 2006: 129).

Tal como senalan Bailly y Maillat, la produccion de un producto requiere cada vez mas trabajo inmaterial, e incorpora una cantidad creciente de actividades de servicios que se multiplican en el marco de la liberalizacion y expansion comercial a nivel internacional (Billy y Maillat, 1990:20).

En el caso de los Servicios Avanzados, definirlos reviste complejidad, en tanto la separacion con el resto de las empresas de servicios no es nitida, o porque muchas veces las propias empresas industriales comercializan servicios alrededor de sus productos, que pueden considerarse como pertenecientes al mismo segmento. Asimismo, la intensidad del conocimiento requerido para que un servicio sea considerado como "avanzado" constituye una variable dificil de definir y mas dificil todavia de medir. Pero en la medida en que dicho conocimiento avanzado refleja la integracion de una ciencia generica o especifica y una base tecnologica, podria ser visto como la combinacion de conocimiento embebido en nuevo equipamiento, personal especializado y una cierta intensidad de I+D. Con frecuencia, un indicador de la intensidad del conocimiento viene marcado por el porcentaje de graduados universitarios en la fuerza de trabajo. Asi, las empresas de Servicios Avanzados muestran un muy alto porcentaje de personas con estudios superiores, tanto en disciplinas de conocimiento tecnico, como del saber cientifico, de gestion, de administracion, legal, etc. Otros enfoques definen el conocimiento avanzado de estas empresas como el resultado de una transaccion entre la empresa que ofrece servicios y la que los compra o utiliza. De esta forma, el sector de Servicios Avanzados resultaria del cruce de una necesidad alta de conocimientos avanzados por parte del cliente con una necesidad alta a su vez de conocimientos avanzados por parte del proveedor de los servicios. (Innobasque, 2009: 4)

Una definicion mas operativa del sector de empresas de Servicios Avanzados fue la expuesta por Ian Miles en 1995, al caracterizar que son las unidades que: 1. dependen fuertemente de una base de conocimiento profesional; 2. proveen de productos que son fuentes en si mismos de informacion y conocimiento para usuarios, o 3. utilizan su conocimiento para producir servicios que son elementos intermedios para la actividad de sus clientes de generacion de conocimiento propio o de procesamiento de informacion; y 4. tienen a otras empresas u organizaciones como principales clientes (Innobasque, 2009: 5).

Puede citarse, asimismo, otra clasificacion con referencia a ellos disenada por la OCDE que tuvo vigencia desde 1999, aunque la desarrollada posteriormente por EUROSTAT, es la utilizada por las publicaciones estadisticas mas recientes del sector. Entre las actividades senaladas, las de mayor relevancia a los fines de la investigacion y la formulacion de politicas resultarian ser: los servicios empresariales (ingenieria, consultoria, arquitectura, etc.), los servicios de intermediacion financiera; y las actividades informaticas (Innobasque, 2009: 5).

Entre otros antecedentes referidos a la cuestion, cabe citar el Informe de la OCDE de 2006 sobre casos de estudio de empresas de Servicios Avanzados de 11 paises, que los clasifico en 4 grupos de actividad: software, salud, turismo y ocio y servicios empresariales, proponiendo ademas, un conjunto de recomendaciones para, desde la politica, tener en cuenta las necesidades del sector. El mismo reseno en particular algunos aspectos claves en el desarrollo de las empresas de Servicios Avanzados, relacionados con: el conocimiento basado en la investigacion y personas con una capacitacion y habilidades muy elevadas, lo que implica un apoyo fuerte a nivel gubernamental a la investigacion basica y al sistema educativo y de formacion; la importancia de la innovacion no tecnologica y la necesidad de politicas orientadas a fomentarla y apoyarla, frente al tradicional apoyo solo a actividades tecnologicas; la intangibilidad de los productos de las empresas de Servicios Avanzados, que requieren de politicas de apoyo para reconocerlos (certificacion de servicios, apoyo financiero, fomento de la demanda, etc.); y el caracter evolutivo de las politicas en virtud de las necesidades cambiantes de las empresas de Servicios Avanzados, a traves de instrumentos de estimulacion de la demanda de servicios, a la vez que apoyan su desarrollo y cualificacion (Innobasque, 2009: 11-12).

Otros estudios sobre la cuestion desarrollados recientemente a nivel europeo fueron el coordinado por TEKES (Agencia de Tecnologia e Innovacion Finlandesa) referido a 11 paises y regiones europeas, que se propuso identificar las necesidades de articulacion de politicas comunitarias en la materia, que incluyo especiales referencias respecto a la exportacion de servicios y la internacionalizacion, y a la importancia de las alianzas publico-privadas (2007); y el de la Comision Europea "Fostering Innovation in Services" (2007) que propuso un conjunto integrado de recomendaciones de actuacion a nivel comunitario con referencia a los Servicios Avanzados, los clusters y redes de innovacion, los marcos legales y regulatorios y los derechos de propiedad, las necesidades de investigacion y financiacion, el papel de la demanda, etc.

Puede senalarse entonces que, la tendencia a la terciarizacion del PBI en las economias avanzadas operada en las ultimas decadas, relacionada con las nuevas formas de organizacion y las estrategias empresarias (outsourcing, uso de las telecomunicaciones y controles remotos, innovaciones organizacionales de produccion just in time y gestion de inventarios, etc.), se ha venido complementando con la expansion del comercio internacional de servicios, y un cambio en la estructura de los mismos, asociada a los avances en las TIC que facilitan el suministro a distancia, la produccion segmentada en el espacio y la distribucion en redes y cadenas globales de valor. Ello transforma a la cuestion del intercambio mundial de los servicios en un tema clave de analisis desde el punto de vista academico, de los negocios, etc., resultante de la globalizacion economica y la integracion entre mercados y naciones, y cuyo agente y principal beneficiario es la gran empresa trasnacional, la que en si misma constituye una innovacion institucional, con capacidad estrategica y flexibilidad organizacional para desenvolverse en un contexto internacional caracterizado por elevada incertidumbre y vulnerabilidad sistemica (Ventura Diaz, et al, CEPAL, 2003: 09)

Esta dinamica convierte a la industria y a los servicios, particularmente los comerciales, en actividades complementarias, generadoras de ingresos y empleos, que mantienen transacciones con todas las clases de actividades economicas, y que detentan un rol estrategico en la coordinacion de las mismas, las que se desenvuelven en el marco de la fragmentacion productiva y la integracion por el comercio y las inversiones de capital, asociado ello a la cuestion de la los servicios intensivos en conocimiento, la competitividad de empresas y paises y la tecnologia (Molero y Valadez, 2005: 86; Valeri, 2006: 17; Valotto Patuzzo, 2011: 55-60).

De ese modo, el suministro de servicios a traves de bienes, o de soportes electronicos ha asumido las caracteristicas de racionalizacion y de organizacion de las manufacturas, lo que convierte a las actividades senaladas en una industria de servicios asociada a los flujos del comercio nacional, regional, e internacional, y al transporte, a lo que se agregan las comunicaciones, los seguros, los servicios informaticos y de informacion, otros servicios empresariales, los servicios personales, culturales y recreativos, los royalties y derechos de licencia ligados con el uso de los derechos de propiedad, marcas comerciales, patentes, franquicias, etc., dando cuenta del sector mas activo de la nueva estructura economica, mas alla de las caracteristicas distintas que evidencian en los paises desarrollados y en desarrollo (Rubalcaba, 1999:04; Bonet, 2006: 4; Innobasque, 2009: 3; Valotto Patuzzo, 2011: 55 y 62).

3. Servicios Avanzados y terciarizacion informal: concentracion y heterogeneidad

Como fuera senalado, en la nueva economia servoindustrial las actividades de servicios mas ligadas a los cambios tecnologicos en curso posibilitan el desarrollo de un nuevo y denso tejido industrial funcional a la acumulacion capitalista, que tiene a los paises y regiones centrales como protagonistas lideres. Ello se asocia a la globalizacion economica y el desarrollo tecnologico que ha venido produciendo un incremento sostenido de la competencia entre empresas, paises y regiones, forzando procesos de innovacion tecnica y organizacional de la produccion, con multiples consecuencias funcionales y espaciales en el sistema mundial y en la division internacional del trabajo. Los servicios a la produccion y a las empresas son los outoputs mas relevantes y los que han experimentado mayor crecimiento dentro del segmento de la economia de servicios (Stanback et al., 1981; Ochel y Weagner, 1987; Asian Chaves, 2002: 2), lo que indica que la division social del trabajo en la produccion de todos los outputs se esta ampliando ininterrumpidamente (Sayer y Walker, 1994).

Tal como senala Petit (1987: 11), el proceso de reorganizacion funcional (manufactura, por un lado, y gestion y control, por otro), y espacial (funciones de orden superior, I&D, etc. concentradas en los centros economicos mundiales, y funciones inferiores, o tareas "manuales" desplazadas a la periferia del sistema), ha determinado el crecimiento de los servicios a las empresas en un doble sentido: por un lado, favorecio la aparicion de nuevas tareas en la organizacion de la produccion, es decir "nuevos servicios", y, por otro, ha posibilitado la utilizacion de procesos de produccion externos a las empresas para realizar estas nuevas tareas.

En funcion de ello, Cuadrado reconoce la importancia de los Servicios Avanzados a las empresas y la innovacion tecnologica en el desarrollo competitivo del tejido industrial (Cuadrado, 1988). Todo ello se asocia a una "tercerizacion industrial", en la que destacan los servicios a la produccion (Sassen, 1999: 120) y una fuerte elevacion de la productividad que reestructura la division internacional y social del trabajo y la estructura y dinamica de los empleos e ingresos, al tiempo que plantea una demanda de nuevas competencias para el trabajo (Veltz, 1995; Mendez, 1997; Mendez, 1998; Mendez y Caravaca, 1999; Marquez y Pradilla, 2008: 2).

Pero derivado de tales cambios, es en esta misma fase del desarrollo del sistema que el sector servicios opera como "refugio" para la mano de obra expulsada de los otros sectores economicos, tanto en areas y paises perifericos, como en las propias "ciudades globales" en los momentos de crisis y reestructuracion. Por caso, por razones historicas y estructurales, el paso de la industria a los servicios, al igual que la externalizacion del trabajo industrial y la formacion de servicios a la produccion, que seria uno de sus componentes, no ocurren de la misma forma en America Latina que en los paises desarrollados, ni se pueden explicar, en sentido estricto, a partir de los mismos encuadres teoricos elaboradas para esos paises. (Marquez y Pradilla, 2008: 8).

Es que las condiciones del desarrollo industrial en los paises latinoamericanos que se industrializaron, fueron sustantivamente distintas a las de los paises de capitalismo avanzado, por lo que no se puede explicar el proceso de xxxxxxdesindustrializacionterciarizacion posterior utilizando los mismos esquemas de analisis de paises europeos o el caso estadounidense. En el caso latinoamericano, el patron de industrializacion dominado por empresas trasnacionales indujo un proceso de urbanizacion concentrado en pocas ciudades, una limitada articulacion dinamica entre la produccion de bienes de consumo y de bienes de capital, y se alimento de una masa de desempleados expulsados del sector agrario. Y la reestructuracion de las economias a partir de mediados de los anos 70 desarticulo aun mas las ramas industriales, otorgando prioridad a la produccion de commodities en el marco de procesos de profundizacion de la concentracion industrial y de extranjerizacion. Con ello se opero la desindustrializacion en las ramas manufactureras y reindustrializacion en nuevas ramas (De Mattos, 2007: 12-13), y el avance de la terciarizacion ligada a las finanzas, el comercio y el sector inmobiliario, reflejada, por un lado, en nuevos empleos calificados; y por otro, en la terciarizacion informal, o sea la expansion del empleo flexible y precario, y el desempleo y subempleo, tanto en las actividades rurales como en las urbanas, producto de la transformacion tecnologica de los procesos de trabajo y de la insuficiente generacion de empleo en el sector formal de la economia (CEPAL, 2001: 191; 2004: 134 y 136).

Asi la terciarizacion de las economias latinoamericanas ha adoptado una forma polarizada entre un sector terciario moderno, de magnitud restringida, con tecnologia avanzada, de productividad relativamente alta, que utiliza poca mano de obra pero mas o menos calificada, y un sector informal de gran magnitud, tecnicamente muy atrasado, de muy baja productividad, que involucra mucha fuerza de trabajo sin calificacion laboral especifica, mal remunerada y sin seguridad social. Ello podria calificarse como terciarizacion informalizada de la economia urbana (Pradilla y Marquez, 2004), muy alejada estructuralmente de la que ocurre en Europa, Japon o Estados Unidos. Y expresa la incapacidad urbana latinoamericana para integrar en la estructura formal a toda la fuerza de trabajo disponible, y habilita a negar la hipotesis de la terciarizacion como vector de desarrollo (Pradilla y Marquez, 2004).

Esto hace que el debate teorico acerca de la terciarizacion de las economias adquiera una dimension muy diferente para las metropolis de America Latina y otras regiones atrasadas, que para las de los paises centrales. La combinacion compleja de la industrializacion trunca, la posterior desindustrializacion, y la terciarizacion polarizada, modifican la estructura urbana -entendida como la forma estructural y operativa que asume la combinacion compleja de soportes materiales concentrados en el territoriocuya configuracion esta determinada por las relaciones y procesos de organizacion social (Pradilla, 1984, cap. 1). La reestructuracion industrial y la refuncionalizacion y reconversion de los inmuebles fabriles de las ultimas decadas transformados en espacios de servicios, centros de comercio, de oficinas o viviendas de lujo (Marquez, 2005, 176 y sgtes.) facilita y coincide con la configuracion de redes de corredores terciarios que sustituyen a la antigua forma de estructuracion de las ciudades con base en centros y subcentros (Pradilla Marquez y otros, 2008; Pradilla y Pino, 2004). Al mismo tiempo, la parte informal de la terciarizacion invade las calles y plazas de la centralidad tradicional. (Marquez y Pradilla, 2008: 12).

En America Latina ello difiere de los paises centrales en los que las empresas de servicios especializados han reemplazado a la industria como sector economico dominante. La externalizacion de los servicios como terciarizacion de una parte de las funciones de las empresas fabriles se opera de modo concentrado en las metropolis, pero cabe indagar con mayor profundidad acerca de su importancia estructural. Y adicionalmente, cabe explorar como esas nuevas actividades de Servicios Avanzados (producto de las TIC y otras) y los servicios al consumidor y generales a las empresas se despliegan en el territorio, y como se reconfiguran la jerarquia urbana y las funciones de las ciudades medias a partir de la transformacion que se opera en las formas de organizacion del trabajo y en la especializacion productiva. Tal como senala Asian Chaves, la insercion del territorio en el analisis de la relacion entre los Servicios Avanzados a Empresas y el desarrollo industrial no se ha desarrollado hasta el presente de modo adecuado, entre otras cosas porque se suele contemplar solamente el efecto proximidad, sin considerar otras cuestiones como aquellas relativas a los condicionamientos historicos, economicos, sociales y culturales especificos de cada territorio. Ello por cuanto la produccion y el consumo de servicios se realiza en un espacio y un tiempo determinado, y este espacio no es neutro, sino que tiene historia y esta dotado de diferentes recursos desigualmente repartidos, que son factores explicativos del modo de desarrollo de los servicios (Asian Chaves, 2002: 3).

Siguiendo a Moreno y Escolano (1992) puede decirse que el analisis geografico de los servicios deberia realizarse sobre otros aspectos que se podrian englobar en la nocion completa y adecuada de: "territorio o espacio de los servicios", en la que se podrian integrar los siguientes componentes: los lugares que soportan fisicamente algunas tareas de servicios (suelo, establecimientos, etc.); la organizacion de la produccion de servicios (a traves de grandes corporaciones, pequenas o individuos), rasgos materiales y psicologicos, las propias relaciones espaciales involucradas en los servicios, y las caracteristicas culturales de un pueblo o territorio.

Asi, diversas investigaciones dan cuenta de que existe una tendencia por parte de la oferta de Servicios Avanzados a las empresas a concentrarse en las regiones o espacios geograficos de mayor renta, atraidos por la disponibilidad de recursos humanos calificados, por la oferta de otros servicios a empresas (producto de la aglomeracion y diversificacion) y por la disponibilidad de informaciones generales y especificas, reflejando asimismo una localizacion central del poder de decision, y el peso de factores tales como el mercado de trabajo, transporte, accesibilidad y posibilidades de comunicacion, y la densidad del entorno economico y social. (Jouvaud, 1995: 8-12), mientras otros servicios tradicionales o "atrasados" se localizan de forma mas difusa sobre el territorio. A ello agregan Bonamy y Valeyre (1994) dos caracteristicas organizacionales que ayudan a entender los distintos comportamientos en materia de localizacion de los Servicios a las Empresas: la especializacion y division de tareas, y la coordinacion e integracion. (Asian Chaves, 2002: 4)

Lo anterior convoca a plantearse nuevos interrogantes, y a indagar acerca de los procesos de terciarizacion de las metropolis y las ciudades medias en America Latina, a recuperar aportes teoricos y crear nuevos, a incorporar multiples dimensiones en el analisis, y, en particular, a imaginar escenarios en los que el desarrollo de los servicios y las transformaciones urbanas se asocien a procesos de produccion sustentables ambiental y socialmente.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Asian Chaves, R.; La globalizacion de los servicios en la economia andaluza. El caso de los servicios avanzados a las empresas. Tesis doctoral. 2002

Asian Chaves, R.; "?Tercerizacion de la economia andaluza? La estructura productiva andaluza y los servicios en la globalizacion". Revista Estudios Regionales No 58.-2002

Aydalot, Ph. Milieux innovaturs en Europe. GREMI. Paris. 1986

Aydalot, Ph. y Keeble, D.; High technology industry and innovative environments. Croom Helm, Londres. 1992

Bailly, A. y Maillat, D. "Actividades de servicios y sistema de produccion". Papeles de Economia Espanola, No. 42, pp. 40-51. 1990

Baumol, W. J: "Macroeconomics of unbalanced growth: the anatomy of urban crisis". American Economic Review v. 57, No 3. 1967

Bhagwati, J.: "El Comercio de Servicios y las Negociaciones Comerciales Multilaterales". En: La Liberalizacion del Comercio Internacional de los Servicios, Revista del Instituto de Estudios Economicos, No,. 1, Madrid. 1988

Bonamy y Valery, A.:"Services, relation de services et organisacion" en Bonamy, J. y May, N. (Dir.) Services et mutations urbaines. Edi. Economica, Paris, pp. 17-34. 1994

Bonet, J.: "La terciarizacion de las estructuras economicas regionales en Colombia". Documentos de trabajo sobre Economia Regional. No 6 7. Centro de Estudios Economicos Regionales. Banco de la Republica. Cartagena. 2006

Camagni, R.: Empirical identification of innovative milieux in European lagging regiones. Colloque GREMI. Paris. 1992

Castells, M.: Lo local y lo global en la era de la informacion. Ed. Taurus. Barcelona. Espana. 1997

CEPAL: Una decada de luces y sombras. America Latina y el Caribe en los anos 90. Editorial Alfaomega. Bogota. 2001

CEPAL: Una decada de desarrollo social en America Latina. 1990-1999. Naciones Unidas. Santiago de Chile. 2004

Clark, C.: The conditions of economic progress. Macmillan and Co. Londres. 1940

Cohen, D.: Tres lecciones sobre la sociedad postindustrial. Katz difusion. Buenos Aires. 2007

Cuadrado Roura, J. R. y Del Rio, C. G.: Los Servicios en Espana. Ediciones Piramide, Madrid. 1993

Cuadrado Roura, J. R. y Maroto Sanchez, A.: Servicios y Regiones en Espana. Estudios de la Fundacion. Serie Economia y Sociedad. Fundacion de las Cajas de Ahorros (FUNCAS). Madrid. 2010

Cuadrado Roura, J. R. y Rubalcaba, L. B.: Los Servicios a Empresas en la Industria Espanola. Ed. Instituto de Estudios Economicos, Madrid. 2000

De Mattos, C.: "Modernizacion capitalista y revolucion urbana en America Latina: cinco tendencias genericas". Ponencia presentada en el Seminario Internacional La globalizacion neoliberal y la planeacion urbano-regional: perspectivas en America Latina. Universidad Nacional de Colombia, Medellin, 23 y 24 de agosto. 2007

Diniz, C. C.; Goncalvez, E.: "Economia do conhecimento e desenvolvimento regional". En

Diniz, C. C.; Lemos, M. B. Economia e territorio. Belo Horizonte: Editora da UFMG. 2005

Diniz, C., C.; Santos, F. y Crocco, M.: "Conhecimento, innovacao e desenvolvimento regional/local"; en Diniz, C., Crocco, M. Economia regional y urbana. Contribucioes teoricas recentes. Belo Horizonte. Editorial da UFMG. 2006

Fisher, A. G.: "Production, Primary, Secondary and Terciary", Economic Record, No. 15, junio, pp. 24-38. 1939

Garza, G.: La organizacion espacial de los servicios en Mexico. El Colegio de Mexico. Mexico D.F. 2006

Gonzalez, F. G.: Comercio Internacional de Servicios: Revision Conceptual y Especial. Referencia al Caso Espanol, Editorial Universidad de Granada, Granada. 1999

Hill, T. P. : "On goods and services". Review of Income and Wealth, No. 4. 1977 Innobasque: Aproximacion al sector de servicios avanzados. Borrador de Trabajo. Agencia de Innovacion. Pais Vasco. 2009

Jouvaud, M. "Localisation des services aux entreprises: combinasion de facteurs et types d' activites", en Notes der recherche du centre de' economie regionale d' Alix-en-Provence, no 173. Citado en Merenne- Schoumaker, 1996 y Asia n Chavez, 2002.

Kon, A.: Economia de servicios. Teoria e evolucao no Brasil. Editora Campos. 2004

Lacour, C. y Puissant, S. Medium- Sized Cities and the dynamics of Creative Services. Cahier du GRES (Groupement de Recherches Economiques et Sociales) No 2008-07. 2008

Maillat, D. y Perrin, J. C. (edits.); Enterprises innovatrices et development territorial. GREMI-EDES, Neuchatel. 1992

Maillat, D., Quevit, M. y Senn, L. (edits.); Reseaux de innovation el milieux innovateurs: un pari pour it developpment regional. GREMI-EDES, Neuchatel. 1993

Marquez Lopez, L. y Pradilla Cobos, E.; "Desindustrializacion, terciarizacion y estructura metropolitana: un debate conceptual necesario". Cuadernos del CENDES. V. 25, No 69. Caracas. 2008

Marquez Lopez, L.; La desindustrializacion del Area Metropolitana de la Ciudad de Mexico 1980-2004, Tesis de Maestra en Estudios Regionales, Mexico. D. F., Instituto de Investigaciones Dr. Jose Maria Luis Mora. 2005

Mendez, R. y Caravaca, I.; Organizacion industrial y territorio. Editorial Sintesis. Madrid. 1999

Mendez, R.; Geografia economica. La logica espacial del capitalismo global. Editorial Ariel. Barcelona. Espana. 1997

Mendez, R.; "Innovacion tecnologica y reorganizacion del espacio industrial: una propuesta metodologica". EURE. Vol. 24 No 73. Santiago de Chile. 1998

Mierelles, D.: "O conceito de Servicios". Revista de Economia Politica, vol. 26 No. 1 (101), janeiro-marzo. 99. 119-136. 2006

Molero, J. Z. y Valadez, P.; "Factores determinantes de la competitividad de los servicios: la importancia de la Innovacion. ICE, No. 824. 2005

Moreno Jimenez, A. y Escolano Utrilla, S.; El comercio y los servicios para la produccion y el consumo. Editorial Sintesis. 1992

Murdick, R.G., Reader, B. y Russell, R. S.; Services Operation Management. Allyn and Bacon, Boston. 1990

Naciones Unidas; Manual de Estadisticas del Comercio Internacional de Servicios. Ed. UN, UNCTAD, OECD, WTO, IMF, Ginebra. Disponible en: http://www.oecd.org/dataoecd/32/45/2404428.pdf 2003

Ochel, W. y Wegner, M.; Services Economies in Europe. Opportunities for growth. Comission of the European Communities. Pinter Publish. London. 1987

Organizacion Mundial del Comercio; La Medicion del Comercio de Servicios. En: Internet www.wto.org-2006

Petit, P. El crecimiento lento y la economia de servicios. Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Madrid. Espana. 1987

Polese, M.; Economia Urbana y Regional. Introduccion a la relacion entre territorio y desarrollo. Libro Universitario Regional. (EULAC/GTZ). Editorial Tecnologica de Costa Rica. Cartago. Costa Rica. 1998

Polese, M. y Rubiera, Morollon, F.; Economia urbana y regional. Introduccion a la geografia economica. Biblioteca Civitas de Economia y Empresa. Coleccion Economia. Thomson Reuters. Ed. Aranzadi. Pamplona. Navarra. Espana. 2009

Poma, L. y Boscherini, F.; Territorio, conocimiento y competitividad de las empresas. Las instituciones economicas en el espacio global. Ed. Mino y Davila. Madrid. 2000

Pradilla Cobos, E. y Marquez Lopez, L.; "Estancamiento economico, desindustrializacion y terciarizacion informal en la Ciudad de Mexico, 1980-2003, y potencial de cambio", en Ana Clara Torres Ribeiro, Hermes Magalhaes Tavares, Jorge Natal y Rosalia Piquet, orgs. Globalizacao e territorio. Ajustes perifericos. Rio de Janeiro. Edicoes Arquimedes. 2004

Pradilla Cobos, E.; Contribucion a la critica de la teoria urbana. Del espacio a la crisis urbana. Xochimilco, Universidad Autonoma Metropolitana. 1984

Pradilla Cobos, E.; "?Existen ciudades globales en America Latina?" Ciudades No 77. ene-mar, Mexico D.F., Red Nacional de Investigacion Urbana. 2008

Sampson, G. y Snape, R. H.; "Identificacion de los problemas en el comercio de servicios", Informacion Comercial Espanola No. 636-637. 1986

Santos, M. y Silveira, M. L.; O Brasil: territorio e sociedades no inicio do seculo XXI. Record. Rio de Janeiro. 2001

Sassen, S; "Ciudades en la economia global: enfoques teoricos y metodologicos". EURE. Vol. 24 No 71. Santiago de Chile. Marzo. 1998

Sassen, S.; La ciudad global. Nueva York, Londres, Tokio. Eudeba. Buenos Aires. 1999

Sassen, S.; Una sociologia de la globalizacion. 2da. Reimpresion. Katz discusiones. Buenos Aires. 2010

Sayer, A. y Walker, R.; La nueva economia social. Reelaboracion de la division del trabajo. Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Madrid. 1994

Scott, A. J. y Storper, M.; Production, work, territory. The geographical anatomy of industrial capitalism. Allen & Unwin. Boston. 1986

Smith; A.; La riqueza de las naciones. Traduccion Carlos Rodriguez Braun. Alianza Editorial. Madrid. 1776-2008

Stanback, T. M. et al ; Services: the new economy. Allenheld & Osmar. New York. 1983

Valeri, J. O.; Impactos de Atividades Innovativa sobre a Permanencia das Firmas Industriais brasileiras no Mercado Externo. Dissertacao de Maestrado, Universidade de Sao Paulo, Ribeirao Preto. 2006

Valotto Patuzzo, G.; El comercio internacional de servicios en Brasil una vision sobre la liberalizacion en el GATS y sus implicaciones. Tesis Doctoral. Universidad de Alcala. Espana. 2010

Valotto Patuzzo, G.; Las transformaciones en la consideracion del sector servicios del Siglo XVIII hasta la actualidad. Universidad de Alcala. Espana. 2011

Veltz, P.; "A quoi ser la proximite dans la economie?" En M. Savy y P. Veltz (dirs.) Economie globale et reinvention du local. DATAR. Editions de L' Aube. Marsella, pp 107-117. 1995

Ventura Dias, et al. : "Globalizacion y servicios: cambios estructurales en el comercio internacional". CEPAL, Serie Comercio Internacional, No. 46, Santiago de Chile. 2003

Weller, J.: "El empleo terciario en America Latina: entre la modernidad y la sobrevivencia". Revista Cepal No 84. Naciones Unidas. Santiago de Chile. 2004

Autor:

Lic. Graciela S. Landriscini

Docente investigador del Departamento de Economia. Facultad de Economia y Administracion. Universidad Nacional del Comahue. Prof. Titular en Teorias Economicas e Investigador cat. 1.

Email: gslandriscini@speedy.com.ar

(1) Esta definicion se basa en el producto del sistema productivo en que se inserta, siendo de Clase 1, cuando el producto del sistema es consumido simultaneamente con su produccion; de Clase 2, cuando el producto del sistema pueden ser almacenado en algun equipo para ser usado posteriormente; y de Clase 3, cuando el producto son actividades de apoyo que facilitan las actividades de otra empresa o familia (actividades financieras, de consultoria, de transporte y comunicaciones, entre otras). (Murdick, Reader y Russell, 1990: 23; citado en Valotto Patuzzo, 2011: 14).

(2) Por caso, en EEUU, la parte de los servicios en los consumos intermedios de las empresas ha pasado del 39% en 1972 al 52% en 1992, generalizandose que los productores se han concentrado en su actividad principal recurriendo cada vez mas a prestatarios de servicios externos y especializados.
COPYRIGHT 2011 Universidad Nacional de Comahue
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2011 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Landriscini, Graciela S.
Publication:Revista Electronica CECIET
Geographic Code:0DEVE
Date:Jan 1, 2011
Words:9622
Previous Article:Pymes hoteleras: gestion del conocimiento, para una mayor competitividad.
Next Article:Reflexiones sobre la generacion de experiencias significativas como clave de la competitividad de destinos turisticos.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters