Printer Friendly

Tensiones entre la condicionalidad del Oportunidades y las ideas de responsabilidad y reciprocidad que le subyacen.

Tensions between conditionality opportunities and ideas of responsability and reciprocity underlying it

1. Introduccion

En las ultimas dos decadas del siglo xx muchos paises de America Latina sufrieron crisis estructurales que derivaron en el aumento de la pobreza y el desempleo. En este dificil contexto comienza un cambio (o consolidacion, dependiendo del pais) en la politica economica mas favorable al mercado, y con ello surgen tambien los programas de atencion a la pobreza de segunda generacion, tambien llamados Programas de Transferencias Condicionadas o Conditional Cash Transfer Programs (en ingles) (Marchionni y Conconi, 2008; Sepulveda, 2009: 16-17; Zibecchi, 2008: 9-10).

Los Programas de Transferencias Condicionadas (ptc) se caracterizan por contar con cuatro elementos generales comunes que los diferencian de los anteriores programas de atencion a la pobreza. En primer lugar, realizan una transferencia directa de efectivo (mientras los primeros programas otorgaban un subsidio a la oferta, los segundos otorgan un subsidio a la demanda); en segundo lugar, tienen como unidad basica de intervencion a la familia (en lugar de la comunidad, los pobres o individuos); en tercer lugar, usan mecanismos de focalizacion (mientras los primeros programas eran relativamente universales, los segundos se concentran principalmente en las familias en pobreza extrema); finalmente, se imponen condicionalidades para fomentar la inversion en capital humano (mientras en los primeros programas de combate a la pobreza el capital humano no era una prioridad, los segundos obligan a las familias a realizar acciones favorables a la acumulacion de este capital) (Zibecchi, 2008: 10; Bastagli, 2009: 3; Hanlon, Barrientos y Hulme, 2010: ix; Sepulveda, 2009: 16-17; Sepulveda y Nyst, 2012: 48; Lloyd-Sherlock, 2008: 622-625; Maldonado et al., 2011: 45).

Este articulo se concentra en la condicionalidad del Programa Oportunidades, (1) el cual surgio en 1997 con el nombre de Progresa y contaba con los cuatro elementos senalados. La condicionalidad que se aplica en este programa se concibe como un elemento sine qua non (Levy, 2009: 159; Schuring, 2011: 10) para, segun la definicion de pobreza predominante, poder superar la pobreza en Mexico.

Detras de la condicionalidad es posible identificar una serie de fundamentos teoricos y normativos que explican la necesidad de imponer a los pobres cierto comportamiento (para una amplia revision ver Sandoval, 2013). Estos fundamentos son que los pobres desconocen los beneficios de la educacion y la salud, que no se comportan de manera altruista con sus hijos, que tienen aversion al riesgo, que desconocen los beneficios sociales de que sus hijos esten educados y sanos, etcetera. Sin embargo, este articulo se concentra solo en los fundamentos teoricos y normativos de responsabilidad y reciprocidad.

De esta forma, el objetivo central de este documento es presentar las tensiones entre la condicionalidad del Programa Oportunidades y los mismos fundamentos teoricos y normativos (ideas) de responsabilidad y reciprocidad que les subyacen y justifican, puesto que estas ideas tambien imponen restricciones y requisitos minimos en una sociedad para que esta pueda exigir de los mas pobres la responsabilidad y reciprocidad. De manera secundaria este documento intenta promover el debate ignorado en Mexico en torno a la pertinencia de la condicionalidad en un programa para personas que viven en pobreza extrema.

Este articulo utiliza el que genericamente se llama "enfoque ideacional" (2) en politicas publicas, el cual se refiere a que la naturaleza y contenido concreto de las politicas publicas, entendidas de manera general como soluciones a problemas publicos, esta directamente vinculado con un conjunto de supuestos teoricos y normativos, "ideas" que guian a los hacedores de politicas publicas (Medrano, 2009; 2011a).

La etiqueta "ideacional" es sumamente amplia y alude al aspecto subjetivo intangible que se encuentra presente en todo proceso social. Lo ideacional hace referencia al vasto universo que integra la cognicion social pero tambien de las percepciones individuales. La cognicion social es todo el conocimiento que las personas usan para hallar sentido e interpretar su entorno, y en el se incluyen las creencias cultuales, estereotipos sociales, ideologias y representaciones sociales (Hogg y Vaughan, 2005: 102) pero tambien paradigmas y teorias cientificas: en pocas palabras, todos los conocimientos socialmente creados y compartidos (Medrano, 2013). Sin embargo, el enfoque ideacional no relega la importancia de los sujetos, que son, al final de cuentas, quienes estan en el centro de los procesos sociales (Medrano y Berrios, 2013). Si bien los actores sostienen conocimientos socialmente creados y compartidos, tambien sus ideas comprenden una dimension normativa relacionada con sus motivaciones, deseos, sentimientos personales, expectativas, etcetera (principios normativos). (3)

Se hace uso de la nocion de ideas porque esta es sumamente amplia, definiendose como cualquier construccion mental o todo tipo de cognicion (Medrano, 2013). Las ideas comprenden distintos elementos, desde paradigmas hasta prejuicios y otras creencias personales (Medrano, 2009). Las ideas que subyacen a una politica publica se materializan y manifiestan en el contenido mismo de las politicas publicas (por ejemplo, sus instrumentos), en el marco legal y en el discurso de politicas publicas (y de los actores implicados). Para efectos de este trabajo se hace uso del termino "ideas" para referir a los fundamentos (elementos o principios basicos) teoricos y normativos que subyacen a la condicionalidad, en especifico los referidos a la responsabilidad y reciprocidad.

En cuanto a la estrategia metodologica, este trabajo hace uso de herramientas cualitativas, como la investigacion y el analisis documental de distintas fuentes y la descripcion del Programa Oportunidades. Ademas, se hace uso intensivo de fuentes documentales como informes, reglas de operacion, evaluaciones cuantitativas y cualitativas, informes de organismos internacionales, documentos academicos y entrevistas de fuentes secundarias. La temporalidad va desde los primeros bosquejos del Oportunidades (1991), pasando por una de sus primeras evaluaciones (1998), y finalmente hasta las reglas de operacion mas recientes (2012), pues la condicionalidad aparece y se mantiene casi sin ningun cambio en este periodo.

El documento se estructura de la siguiente forma. En un primer momento se sintetizan las ideas centrales de responsabilidad y reciprocidad que se han desarrollado principalmente en paises anglosajones en torno a las politicas sociales y se resaltan las condiciones que una sociedad debe cumplir para poder exigir la responsabilidad de los mas pobres. En el segundo apartado se explica brevemente que es la condicionalidad y cuales son las caracteristicas de esta en el Programa Oportunidades, y se resaltan las faenas como actividades que buscan que los beneficiarios "hagan algo". En un tercer apartado se exponen las declaraciones en torno a la responsabilidad y reciprocidad de los implicados en el diseno e implementacion del Oportunidades. En un cuarto apartado se muestran las tensiones de la condicionalidad del Oportunidades a la luz de los mismos fundamentos teoricos y normativos expuestos en el primer apartado. Finalmente se hacen unos breves comentarios.

2. Las ideas de responsabilidad y reciprocidad

Desde los anos noventa, principalmente en paises anglosajones, ha emergido una serie de argumentos teoricos (pero tambien normativos, Goodin, 2002: 579) en torno a la politica social, que senalan el equilibrio que debe existir entre derechos, responsabilidades y reciprocidad que los miembros de una sociedad (pero especialmente los beneficiarios de la asistencia social) deben mostrar ante sus conciudadanos (White y Cooke, 2007: 3; ver tambien Goodin, 2002; Deacon, 2003; Dwyer, 2004, la propuesta comunitarista de Etzioni, 1996: 155; Mead, 1986; 1989; Griggs y Bennett, 2009; Lister, 2009; Stanley, Lohde y White, 2004). Asi, la finalidad de este apartado es sintetizar las principales ideas de responsabilidad y reciprocidad.

Antes de continuar debe aclararse que a pesar de las diferencias entre los regimenes de bienestar de los paises anglosajones y los de America Latina (en cuanto a cobertura y prestaciones sociales), hay una influencia y similitud entre los argumentos de los autores que en este apartado se presentaran con los que se esgrimen en America Latina en torno a la asistencia social, en este caso los ptc (Hanlon, Barrientos y Hulme, 2010: 41; tambien ver Isuani, 2006: 201; y Perez, 2004; Boltvinik y Damian, 2005; Sandoval, 2013: 80-85). En ambos argumentos se hace un fuerte enfasis en la idea de que para que los beneficiarios, pero en especial los pobres, puedan recibir beneficios sociales deben hacer una contraprestacion ("hacer algo") y asumir una responsabilidad.

Asi, los argumentos que dan forma y justificacion a la condicionalidad en los ptc pueden ser analizados a partir de los fundamentos teoricos y normativos de responsabilidad y reciprocidad de los autores anglosajones que en este apartado se muestran.

2.1 El origen de los derechos y obligaciones

El desarrollo teorico de los principios de responsabilidad y reciprocidad parte de que el acceso a los beneficios de la politica social se justifica por un contrato entre ciudadanos (los beneficiarios) y la comunidad en su conjunto, en el que los primeros deben ser reciprocos con los segundos. Ademas, dichos beneficios tienen como contraparte varias responsabilidades que los ciudadanos de forma individual estan obligados a cumplir. Derivado de este contrato, el papel legitimo del Estado es promover estas responsabilidades (White, 2000: 507).

El contrato social entre ciudadanos y la sociedad establece, segun el principio de responsabilidad y reciprocidad, que los derechos sociales pueden ser entendidos como un razonable acceso incondicional a un recurso, en lugar de la interpretacion dominante de un derecho a recibir el mismo recurso sin condiciones (White, 2000). Dichos principios pueden satisfacerse mediante la responsabilidad y el deber de trabajar.

Una politica, aunque no la unica, que refleja de manera clara esta relacion entre derechos y obligaciones es el workfare. (4) El principio detras de este tipo de politica es que los beneficiarios de la politica social no son considerados ciudadanos completos hasta que no realicen lo que esta considerado como actividades sociales de caracter obligatorio (Mead, 1986). Asi, el cumplimiento de la reciprocidad con la comunidad y de su responsabilidad como ciudadano mediante una actitud activa hacia el trabajo, representa el fundamento legitimo para gozar de sus derechos sociales (Mead, 1986: 257).

La responsabilidad y el deber de trabajar no es la unica forma de satisfacer estos principios, hay otras formas distintas de ser responsable y reciproco con la comunidad por los beneficios recibidos de la politica social, como podria ser el cuidado de los familiares enfermos o el cuidado y la educacion de los ninos (White, 2000: 515-516).

2.2 El papel de la condicionalidad: modificar las conductas

Actualmente en los paises que enfrentan amplias reformas o "cambios fundamentales" en la seguridad social (White, 2000) y en los ya consolidados sistemas liberales de bienestar (como la mayoria de paises de la ocde, Goodin, 2002: 579), las condicionalidades suelen desempenar dos papeles (Nevile, 2008: 10; Lund et al, 2008: 15-16). El primer papel tiene que ver con utilizarlas como un mecanismo de racionamiento o una forma de asegurar que los beneficios y las transferencias lleguen a los mas necesitados (Nevile, 2008: 10).

El segundo papel ha sido anadido recientemente en los regimenes de bienestar liberal y residual, (5) en los que se utiliza la condicionalidad como un mecanismo para modificar las conductas "socialmente poco aceptadas" (Deacon, 2003: 1-4). Asi, las transferencias dependen de que los individuos acepten su responsabilidad de realizar ciertas actividades consideradas socialmente deseables, como "la busqueda activa de empleo asalariado o asegurarse de que sus hijos asistan a la escuela" (Nevile, 2008: 10), lo que disminuye la posibilidad de generar algun tipo de dependencia (Cohen y Franco, 2006: 61; Dwyer, 2004: 268). En suma, el nuevo papel de la condicionalidad es "reafirmar y hacer cumplir las responsabilidades y obligaciones de los beneficiarios de la asistencia social, como solicitantes de empleo, como padres, y como inquilinos" (Deacon, 2003: 2).

2.3 La interrelacion entre reciprocidad y responsabilidad

La reciprocidad y la responsabilidad van de la mano. La responsabilidad esta ampliamente ligada a una cuestion de "obligacion mutua" o "justa reciprocidad", que en otras palabras implica que los pobres o los beneficiarios de las politicas sociales deben contribuir de alguna manera como lo hacen los mas afortunados (Goodin, 2002: 579-580).

Intentando clarificar ambos principios, la reciprocidad implica responsabilidades interconectadas e interdependientes de los ciudadanos de forma individual, de la comunidad (que se materializa en el Estado), y las multiples asociaciones de la sociedad civil (White y Cooke, 2007: 14). Mientras que el principio de responsabilidad alude a las obligaciones asignadas moralmente a las personas (como padres, inquilinos, trabajadores), el principio de reciprocidad alude a las obligaciones de los beneficiarios con sus conciudadanos.

Asi, cuando se dice que la responsabilidad y reciprocidad van de la mano es, por ejemplo, porque se puede asumir el cuidado (y educacion) de los hijos como "una responsabilidad para con los ninos [se es responsable como padre] y la sociedad en general [se es reciproco con la sociedad]" (White y Cooke, 2007: 8).

La diferencia analitica principal entre el principio de responsabilidad y reciprocidad es que el primero hace alusion a las expectativas que una persona debe cumplir segun sus diferentes roles (ya sea como trabajador, padre, inquilino, vecino, etcetera); en otras palabras, es la forma en que la sociedad contrasta el actuar de una persona con el conjunto de obligaciones, funciones y atribuciones establecidas socialmente. Por otro lado, el principio de reciprocidad hace alusion al deber de una persona de pagar la prestacion que los ciudadanos le hacen en forma de beneficios sociales. En suma, mientras que en la responsabilidad el compromiso es con las expectativas sociales, en la nocion de reciprocidad el compromiso es con ciudadanos reales o concretos que han pagado sus impuestos.

2.4 Restricciones y minimos para la exigencia de responsabilidad y reciprocidad

Para algunos autores, el principio de reciprocidad otorga legitimidad a las politicas sociales (White, 2000: 514; Dwyer, 2004: 278), pues las personas no son "Homo economicos" (es decir, que solo persiguen racionalmente sus propios intereses sin tener en cuenta las normas de equidad), pero tampoco son altruistas incondicionales. Mas bien, se senala, las personas estan dispuestas a hacer su parte para el beneficio general de la comunidad "siempre y cuando puedan estar seguras de que los demas tambien haran una contribucion razonable"; son por lo tanto "Homo reciprocans" (White, 2000: 514, cursivas nuestras).

En este sentido, la reciprocidad puede ser vista como una cuestion de justicia, pues la sociedad debe ser, de alguna forma, un esquema de cooperacion para el beneficio mutuo (White y Cooke, 2007: 1) que evite la explotacion entre conciudadanos (Dwyer, 2004: 278). Por ello, las prestaciones sociales que no aplican ninguna condicionalidad "son injustas porque permiten a las personas recibir el producto de la cooperacion social sin hacer un aporte reciproco para su produccion" (White y Cooke, 2007: 1; vease White, 2003: 50).

Sin embargo, debe quedar claro que los principios de responsabilidad y reciprocidad deben ser exigidos de manera "proporcional" (White, 2003: 54; White y Cooke, 2007: 8), con ello se defiende otros tipos de contribuciones valiosas, pero ademas se otorga restricciones a los principios de reciprocidad y responsabilidad para evitar que se conviertan en mecanismos que generen injusticias. Como senalan White y Cooke:

La idea aqui no es que cada persona debe necesariamente hacer una contribucion equivalente al valor de los bienes y servicios que consumen. Mas alla de sus dificultades practicas, se debe insistir en que seria injusto [hacer eso] teniendo en cuenta que la capacidad de las personas para hacer valiosas contribuciones es hasta cierto punto una cuestion moralmente arbitraria. En cambio, la idea es que los ciudadanos tienen el deber de hacer una contribucion razonable teniendo en cuenta sus dotes naturales [cursivas nuestras]. (White y Cooke, 2007: 8)

En este sentido, las restricciones a la aplicacion de los principios de responsabilidad y reciprocidad reconocen que estos no estan exentos de implicaciones, pues el deber de contribuir (ya sea por medio del trabajo u otras contribuciones razonables), entendido como un deber social que el Estado puede (y debe) hacer cumplir, no es independiente del caracter de la sociedad (White y Cooke, 2007: 2; Goodin, 2002: 592; Deacon, 2003: 14). Si la sociedad esta basada en un contrato injusto, entonces no es "legitimo" exigir de los menos favorecidos que contribuyan a su propia explotacion (White, 2000: 515; White y Cooke, 2007: 9).

Asi, para que sea legitima, posible y razonable la condicionalidad (y la exigencia de la responsabilidad y reciprocidad en general) en la politica social, no pueden desconocerse las caracteristicas de la sociedad, que debe cumplir al menos cuatro condiciones minimas de distribucion. Estas son las siguientes: 1) justa distribucion de oportunidades, los ciudadanos deben tener las mismas oportunidades para desarrollarse; 2) justa recompensa, los salarios no deben ser desproporcionados, y las contribuciones tributarias deben ser de caracter progresivo; 3) universalidad, las contribuciones deben ser esperadas y exigidas de todos los miembros de la sociedad que tengan la capacidad para hacerlo; 4) diversidad, la sociedad debe ser sensible a un amplio rango de contribuciones que los ciudadanos pueden hacer segun sus propias condiciones (White, 2000: 515-516; Goodin, 2002: 592; para una explicacion extensa vease White y Cooke, 2007: 4-10).

Estas condiciones que debe cumplir una sociedad traen consigo una pregunta: ?que tantas "oportunidades" deben ser creadas para que la responsabilidad y reciprocidad de los mas pobres sea exigida? (Deacon, 2003: 6). White y Cooke senalan al respecto lo siguiente:

La respuesta a esta pregunta es casi seguro un problema complejo que es dificil de resumir de forma facil. En una sociedad profundamente injusta, los esfuerzos para hacer cumplir una reciprocidad basada en "la responsabilidad de trabajar" bien podria consolidar la injusticia como, por ejemplo, aumentando la presion sobre los ciudadanos menos favorecidos por trabajos precarios [...]. Para los progresistas, la responsabilidad basada en la reciprocidad de contribuir solo tiene sentido como parte de una sociedad basada en un contrato justo de bienestar. Si el contrato es radicalmente injusto, como en la distribucion de oportunidades y recompensas, entonces la razon de justa reciprocidad comienza a desaparecer (al menos para los ciudadanos menos favorecidos). Dicho de otro modo, ?como pueden los grupos mas ricos y privilegiados, que se benefician de las oportunidades y la estructura de recompensas, justificar un llamado a aquellos que tienen una desventaja injusta a "seguir las reglas del juego" y "hacer su parte" [que les toca]? ?No responderian los grupos desfavorecidos: "vamos a poner nuestro granito de arena, cuando tu hagas lo tuyo", mediante el fomento de una distribucion mas equitativa de oportunidades y recompensas? Simplemente no es aceptable que el injustamente rico y privilegiado escoja "los pedacitos" del contrato social que deben ser respetados y aplicados. (White y Cooke, 2007: 9)

En suma, el matiz que se propone dentro de la misma argumentacion de los principios de reciprocidad y responsabilidad tiene la finalidad de garantizar un regimen de condicionalidad que sea lo suficientemente sensible a las necesidades, circunstancias y otras responsabilidades de los ciudadanos, en especial de los menos aventajados (White y Cooke, 2007: 8). Estos requisitos minimos que una sociedad debe cumplir permiten que la exigencia de la responsabilidad y reciprocidad sea "justa" (White, 2003).

A la luz de las cuatro condiciones minimas que una sociedad debe cumplir para exigir la responsabilidad y reciprocidad, se mostraran las tensiones entre la condicionalidad en el Programa Oportunidades de Mexico y los argumentos que le subyacen. En otras palabras, se intentara hacer una critica a la argumentacion (de la condicionalidad) desde la misma logica que la sostiene. Sin embargo, antes es pertinente detallar en que consiste la condicionalidad en dicho Programa.

3. La condicionalidad en el Oportunidades

En el ambito de las politicas sociales, y en particular de los ptc, la condicionalidad (6) ha sido disenada para generar los incentivos positivos para que las familias en pobreza extrema inviertan en capital humano. Mediante la condicionalidad las familias son incentivadas (u obligadas), con la finalidad de recibir la transferencia monetaria, a enviar a los ninos a la escuela de forma continua, a asistir a consultas medicas preventivas por lo menos dos veces al ano, a asistir a charlas informativas para cuidados de la salud, entre otras (estas son las corresponsabilidades, o condicionalidades: exigencias concretas) (Marchionni y Conconi, 2008; Villatoro, 2007: 5; Cecchini y Martinez, 2010: 112). Se concibe, ademas, que solo con las condicionalidades mejoraran las oportunidades de vida de los pobres extremos (Lund et al, 2008: 3).

La condicionalidad intenta, mediante el favorecimiento de la toma de decisiones eficientes, que las familias a largo plazo dejen de depender de la ayuda que se les proporciona por medio de estos programas (Cohen, Franco y Villatoro, 2006: 95). Ademas, las condicionalidades aplicadas a las familias beneficiarias en los ptc buscan evitar que estas sigan tomando decisiones que a largo plazo son "ineficientes", como sacar a los ninos de la escuela para trabajar y ganar pequenas cantidades de dinero (Hanlon, Barrientos y Hulme, 2010: 135).

No obstante, el termino condicionalidad no es usado de manera generalizada en todos los ptc alrededor del mundo. Esto se debe a su connotacion negativa (Schuring, 2010: 4-5), principalmente proveniente de las distintas fases de ajuste estructural emprendida por los paises prestatarios, como condicion impuesta por la Banca Multilateral de Desarrollo (Babb, 2010: 7, 101, 117). Esa es una de las razones que llevaron a cambiar el termino por "corresponsabilidades", pero tambien porque se hace enfasis en la responsabilidad activa de los beneficiarios para cambiar su condicion y la del gobierno para facilitar a estos servicios de salud y educacion. Para el caso de los documentos oficiales del Programa Oportunidades se utilizan unicamente los terminos "corresponsabilidad" y "corresponsabilidades".

La condicionalidad como instrumento del Oportunidades comprende una serie de obligaciones y actividades que las familias beneficiarias deben cumplir para poder recibir la transferencia, como son la asistencia continua de los ninos a la escuela (85% de asistencia minima), asistencia de todos los miembros de la familia a consultas medicas cada seis meses, los jovenes deben asistir a platicas de salud reproductiva, las madres o titulares del apoyo deben asistir a platicas de salud en general, salud reproductiva e higiene. Sin embargo, estas no son las unicas caracteristicas de la condicionalidad en el Programa.

La condicionalidad que aplica el Oportunidades esta construida en torno a "argumentos tecnicos" (orientar a la familia a comportamiento mas "eficiente" e invertir mas en capital humano), pero tambien de manera implicita a otros principios teoricos y normativos (Cecchini y Madariaga, 2011: 62; Madariaga, 2009: 42). La condicionalidad que aplica el Programa esta profundamente alineada al objetivo central de este, que no es aumentar los niveles de ingreso de la poblacion beneficiaria sino el desarrollo de su capital humano (Hanlon, Barrientos y Hulme, 2010: 41) y disminuir la pobreza en el largo plazo (Sedesol, 2011: 3).

Por ello, la transferencia de dinero solo constituye un insumo para financiar las nuevas conductas positivas hacia la educacion y la salud (Madariaga, 2009: 42). La importancia que se le asigna al cambio de conducta se ve reflejada, como se senalo, en condicionar los apoyos no solo a las acciones como mandar a los ninos a la escuela, sino a la asistencia a charlas informativas sobre salud en general, salud "reproductiva" e "higiene" (condicionalidades) (Cecchini y Martinez, 2010: 112).

La condicionalidad del Programa Oportunidades tambien se caracteriza por exigir a los beneficiarios la realizacion de ciertos tramites administrativos y por la realizacion de actividades periodicas (Sedesol, 2011: 10, 17-18); y, en un intento por que la familia comprenda que la transferencia no es una simple dadiva sin condiciones, por exigir la firma de una carta compromiso (Sedesol, 2011: 52); ademas, el Programa lleva a cabo un monitoreo estricto (mediante varios registros, formularios, etc.) del cumplimiento de las condicionalidades (Sedesol, 2011: 18-22).

La condicionalidad del Programa no contempla exenciones de ningun tipo, ni para ninos discapacitados, poblacion sin servicios basicos de educacion y salud, ancianos, madres solteras, etc. (Sandoval, 2013: 101-102); y dado que el objetivo principal del Programa es la acumulacion de capital humano (salud, alimentacion y educacion), se destina una transferencia por cada actividad a realizar de educacion y salud con la finalidad de que la familia "comprenda" que la falta en un area conlleva la cancelacion

de la transferencia especifica (Sedesol, 2011: 12-15), y si la familia persiste en incumplir con sus corresponsabilidades se le sanciona con la expulsion del Programa, sin determinar las causas de la falta (Sedesol, 2011: 12).

Y aunque la condicionalidad del Oportunidades esta encaminada a la acumulacion de capital humano, esta no comprende obligaciones especificas que realmente reflejen el aumento de este capital (ciertas notas en la escuela, cierto peso y estatura de los ninos, etc.) (Sandoval, 2013: 106-107).

3.2 Las faenas como corresponsabilidades extraoficiales

Desde que el Programa se puso en marcha como Progresa en 1997, se han ido introduciendo de manera informal ciertas actividades y trabajos comunitarios que tienen que realizar los beneficiarios del Programa, principalmente la titular (que suele ser la madre), como barrer las calles, pintar banquetas, limpiar o pintar la escuela, limpiar el centro de salud, instar a las mujeres a hacerse el examen de cancer, o estimular a los estudiantes a mantener cierto promedio en la escuela, etc., todo ello con la finalidad de que se le certifique su asistencia a los centros de salud o a la escuela (Hevia, 2007: 12; Escobar y Gonzalez de la Rocha, 2005: 296-297; Adato, 2000: 35). Estas actividades son definidas por los actores locales que no tienen autoridad real para convocar a dichas labores (no tiene sustento en las reglas de operacion), como los medicos y maestros.

Las faenas refuerzan la idea de no permitir "recibir algo a cambio de nada", como si asistir a los centros de salud, mandar a los ninos a la escuela y ser pobre no fuera de por si suficiente (las corresponsabilidades). En este articulo se concibe que las faenas establecen de facto una logica de workfare que se deriva a su vez de la logica misma de la condicionalidad. En el apartado en que se muestran las tensiones entre la condicionalidad del Oportunidades y los principios ya senalados se retomaran "las faenas".

4. La vision de los actores clave sobre la responsabilidad y reciprocidad

Las elites mexicanas y actores implicados en el diseno y operacion (7) del Oportunidades sostienen argumentos convergentes con los expuestos en el apartado sobre la responsabilidad y reciprocidad que los pobres deben asumir para ser beneficiarios de la politica social, ligados especialmente al cumplimiento de las condicionalidades. Algunos de los actores que manifiestan estas ideas son el ex coordinador nacional del Programa Oportunidades, el doctor Neftali Escobedo, los ex presidentes de la Republica, Vicente Fox y Felipe Calderon, asi como de Santiago Levy, uno de los principales disenadores del Programa. (8)

Desde el primer bosquejo de Levy sobre lo que seria el Progresa se vislumbraba una clara preocupacion por evitar que los programas de atencion a la pobreza crearan dependencia entre los beneficiarios. En su documento para el Banco Mundial, Levy (1991) senalaba que el Programa debia crear los incentivos necesarios para que los pobres por si mismos superaran su condicion ("se pongan en pie por si mismos"), al respecto Levy senalaba que:

las politicas de ayuda a los pobres necesitan evitar la creacion de una clase "dependiente de la asistencia social" [welfare dependents]; la estructura de incentivos debe ser tal que en el margen siempre beneficie a los pobres a trabajar y a ganar ingresos adicionales [sz'c]. [...] Claramente, los esquemas que simplemente transfieren ingreso a los pobres no generan los incentivos para que estos trabajen. (Levy, 1991: 52)

Aunque los regimenes de bienestar de Mexico y Estados Unidos son distintos, la preocupacion de Levy coincide con la de Mead (1986) con respecto a evitar que los pobres o desempleados dependan de la asistencia social para siempre (Medrano, 2011b). Sin embargo, Mead orienta su preocupacion hacia la obtencion de una ciudadania plena por parte de los beneficiarios que asumen responsabilidades sociales (como trabajar), mientras que Levy deja un vacio y se preocupa mas por la carga que pueden representar los pobres para el Estado.

No obstante, es importante senalar la diferencia entre las poblaciones que Mead y Levy temen se hagan "dependientes" del Estado; en un caso son los desempleados con capacidad de trabajar en la economia estadounidense, mientras en el otro son los pobres extremos que llevan decadas y generaciones siendo pobres (campesinos, indigenas, etc.). De esta forma, la preocupacion de Levy va mucho mas alla de lo razonable, no solo por la diferencia entre los sistemas de bienestar sino tambien por tratarse de la poblacion de la que se trata (Ordonez, 2002: 137-138; Barba, 2004: 26-30, en especial la ultima pagina).

Ahora bien, como se senalo anteriormente, el termino corresponsabilidad alude a la responsabilidad activa de los pobres y del Estado. Para la Sedesol exigir la responsabilidad de los beneficiarios se vuelve prioridad. En el apartado "Fomentar la corresponsabilidad de los padres" se senala que:

La participacion activa de los padres de familia es insustituible para alcanzar una buena educacion de los hijos; tambien lo es para mejorar su salud y su nutricion. Los esfuerzos gubernamentales en estas areas solo pueden rendir frutos con la participacion activa de las familias. En este sentido, los apoyos son un complemento, y nunca un sustituto del esfuerzo cotidiano que realizan las propias familias para superar la pobreza [cursivas nuestras]. (Sedesol, 1999: 8)

Nuevamente citando a Santiago Levy, pues es uno de los que mas argumenta sobre las condicionalidades y la responsabilidad para el caso de Mexico, senala lo siguiente:

Las familias pobres precisan de apoyos; pero estos no deben suprimir o minar su funcion de sujetos centrales en la transformacion de sus condiciones de vida. Las actitudes tutelares son incompatibles con la erradicacion de la pobreza. La corresponsabilidad y el respeto no son solo indispensables para combatir la pobreza de un modo efectivo; tambien son elementos esenciales de una sociedad democratica. La corresponsabilidad y el respeto implican, indisolublemente, un esfuerzo reciproco de las familias pobres, que vincule los beneficios que reciben con acciones concretas de su parte. Por ello, independientemente de consideraciones tecnicas, en 1996 se juzgo indispensable que los apoyos del Progresa fuesen directamente a las familias y estuviesen condicionados a acciones directas de estas para mejorar su nutricion, salud y educacion. Ademas se decidio que estos apoyos fuesen un complemento, mas no un sustituto, de su esfuerzo cotidiano. Tambien por eso se establecio que la mayor parte de los apoyos fuesen monetarios y no en especie. Ello daria mas libertad de eleccion [cursivas nuestras]. (Levy y Rodriguez, 2005: 60)

En esta ultima cita se expresan los conceptos relacionados con lo expuesto anteriormente: la corresponsabilidad, fundamentalmente enfocada en la responsabilidad de los beneficiarios (y no en la del Estado) para que superen su condicion y dejen de depender de la ayuda del Estado (los pobres como "sujetos centrales en la transformacion de sus condiciones de vida"). De igual forma, la corresponsabilidad es entendida como un esfuerzo reciproco entre el Estado y las familias pobres ("un esfuerzo reciproco de las familias pobres, que vincule los beneficios que reciben con acciones concretas de su parte").

Ademas, Levy y Rodriguez expresan su temor por la posible dependencia de las familias pobres que el Oportunidades podia generar, de alli la importancia que ellos le asignan a las corresponsabilidades como promotoras de la responsabilidad:

Por otro lado, la corresponsabilidad implicaba tambien que se debia procurar evitar que las familias pobres tuvieran una dependencia permanente de las transferencias de ingreso. En consecuencia, los apoyos debian asegurar que las familias siempre tuvieran incentivos para aumentar sus ingresos a traves de su propio esfuerzo; por ello, los programas tenian que lograr un equilibrio entre apoyos a las familias pobres con recursos para aumentar su consumo presente y apoyos que permitan invertir en su futuro [cursivas nuestras]. (Levy y Rodriguez, 2005: 61)

En su libro Pobreza y transicion democratica en Mexico, Levy vuelve a senalar la importancia de la responsabilidad y las condicionalidades. Al respecto escribe:

Exigir su participacion activa contribuye a que los beneficiarios adquieran un sentido de responsabilidad, realizacion personal y mayor poder de decision [...]. Los hogares pobres no estan recibiendo dadivas: participan activamente en un esfuerzo por superar las dificiles condiciones de pobreza en las que viven [cursivas nuestras]. (Levy, 2006: 131, vease tambien pagina 147)

Otro actor que tambien menciona la nocion de la responsabilidad y reciprocidad es quien fuera coordinador nacional del Programa, el doctor Neftali Escobedo. En una entrevista radiofonica hecha el 8 de octubre de 2010, declara lo siguiente:

Mire, [en] promedio podemos decir que es de 790 pesos mensuales lo que se les da, y efectivamente es un monto que equivale, en terminos generales, al 20 por ciento de los ingresos de las familias de escasos recursos. ?Por que?, bueno, el objetivo del Programa no es cubrir la totalidad de las necesidades propias de la ciudadania porque entonces entrariamos en un proceso de dame todo sin que yo tenga que hacer un esfuerzo de nada.

Y creo que las condiciones del pais no estan para eso. Entonces el Programa esta disenado de tal forma de que lo que se les da como apoyo economico a las familias, siempre solicitando una corresponsabilidad de ellas, ya sea en salud o en educacion, lleva consigo el asegurar un minimo que permita a la familia solventar muchos de los gastos alimentarios que tiene y que, bueno, implica que tambien la familia haga un esfuerzo por ir mejorando sus condiciones economicas [cursivas nuestras] [...]. (Oportunidades, 2010a)

En esta declaracion se puede observar que el ex coordinador nacional del Oportunidades hace alusion a la idea de reciprocidad cuando senala "porque entonces entrariamos en un proceso de dame todo sin que yo tenga que hacer un esfuerzo de nada", pero tambien hace alusion a la idea de responsabilidad cuando declara que "implica que tambien la familia haga un esfuerzo por ir mejorando sus condiciones economicas". No hay ninguna duda que de manera inconsciente (esto es, sin conocer los referentes teoricos normativos que aqui se han mostrado) o consciente, el ex coordinador nacional del Programa hace referencia a las ideas de responsabilidad y reciprocidad.

El doctor Neftali vuelve a senalar la importancia de las condicionalidades y la responsabilidad en una entrevista realizada el mismo 8 de octubre en el programa de Sergio Sarmiento. Al respecto se expresa de la siguiente forma:

El esquema de transferencias condicionadas que implementa el Programa Oportunidades, en donde no hay un solo recurso que se le de a los beneficiarios si no va hilado a una corresponsabilidad por parte de ellos, o sea, no hay nada que se de sin que ellos tambien pongan algo de su parte o pongan algo de ellos para mejorar su calidad de vida [cursivas nuestras]. (Oportunidades, 2010b)

Nuevamente queda de manifiesto la nocion de reciprocidad, principalmente, de los pobres para cambiar su condicion, claramente ligada al cumplimiento de las condicionalidades.

Por otro lado, el ex presidente Vicente Fox (2000-2006) tambien puso de manifiesto la idea de responsabilidad de los pobres que participan en el Oportunidades. Al respecto declaro en un discurso:

Como toda la politica social de mi administracion, este Programa se aleja de las practicas paternalistas y descansa en la responsabilidad compartida de todos; en la corresponsabilidad de la gente, en la solidaridad de las comunidades. Aqui reside la fuerza y eficacia del Programa. Con Oportunidades impulsamos a las familias para que puedan superar la condicion de pobreza por su propio esfuerzo [cursivas nuestras]. (Zamorano, 2008: 81-82)

En esta declaracion del ex presidente Vicente Fox se puede observar de forma clara la idea de reciprocidad cuando se refiere a que el Programa descansa en "la responsabilidad compartida de todos", pues, como se senalo en el apartado anterior, la reciprocidad para algunos autores "implica responsabilidades interconectadas e interdependientes".

Tambien el ex presidente de la Republica, Felipe Calderon, en un discurso se refirio a la estrategia para superar la pobreza en terminos de responsabilidad (sin embargo, sin mencionar las condicionalidades), senalando lo siguiente:

[La estrategia social] no cancela ni la libertad ni la responsabilidad de la gente, sino que parte de la premisa de que solo con mas libertad y solo con mas responsabilidad personal es posible superarse; por eso promueve condiciones indispensables para el verdadero desarrollo como son, precisamente, la libertad, la igualdad, la justicia y la responsabilidad. (Oportunidades, 2008)

Aqui el ex presidente Calderon tambien se refiere a la idea de responsabilidad cuando senala que "solo con mas responsabilidad personal es posible superarse".

Algunos otros miembros del gobierno federal de Mexico (en la discusion del Oportunidades y los derechos humanos), enfatizaban el riesgo de situar a los derechos en el centro de la discusion sin hacer hincapie en las responsabilidades de los pobres. Estos miembros del gobierno federal senalaban que "los pobres tienen derechos en tanto son responsables al mismo tiempo" (responsabilidad), y que no se deberia hacer "una interpretacion pasiva de los derechos humanos" en la cual solo el gobierno tiene responsabilidades (reciprocidad) (entrevistas en Medrano, 2011b: 29).

Como se puede observar, tanto las elites como personas involucradas en el diseno e implementacion del Programa enfatizan la responsabilidad y reciprocidad de los pobres en superar su propia condicion y senalan a la condicionalidad como el mecanismo para que este principio se cumpla.

Ya sea una argumentacion teorica estructurada o una apelacion a algun valor moral, sea de forma consciente o no referencia a los fundamentos teoricos normativos ya expuestos, la responsabilidad y reciprocidad de los pobres figura como una prioridad en el Oportunidades. En este sentido, la condicionalidad puede ser vista como un instrumento de politica que se utiliza para promover la acumulacion de capital humano, pero tambien para obligar a los beneficiarios a pagar una contraprestacion (ser reciprocos) y ensenarles a no depender del resto de la sociedad materializada en el Estado (ser responsables).

Sin embargo, ?hasta que punto es justo o legitimo, segun los mismos fundamentos teoricos y normativos expuestos, que el Programa Oportunidades exija la responsabilidad y reciprocidad de los beneficiarios (los pobres extremos) mediante el uso de condicionalidades? En el apartado siguiente se intentara responder esta pregunta.

5. Las tensiones entre la condicionalidad en el Oportunidades y los fundamentos de responsabilidad y reciprocidad

Desde el mismo nombre que se ha asignado a las condicionalidades en el Oportunidades (corresponsabilidades) aparece la idea de que los pobres asuman su responsabilidad para superar la condicion en la que se encuentran y la de realizar acciones especificas para demostrar que en efecto estan asumiendo dicha responsabilidad. Para gozar de derechos, los pobres tienen que asumir su responsabilidad y ser reciprocos. En esta logica, la culpa por la perdida de derechos recaeria sobre los pobres mismos (Dwyer, 2004: 276; Corona, 2011: 151-152).

Sin embargo, los fundamentos teoricos y normativos de responsabilidad y reciprocidad senalan que exigir la corresponsabilidad de los pobres no es irrestricta de las caracteristicas de una sociedad. Asi, no se puede culpar a los pobres y exigirles su responsabilidad si la sociedad es injusta, pues esta injusticia es la causa ultima de la pobreza. Una sociedad justa debe cumplir cuatro condiciones.

La primera condicion es que debe haber una justa distribucion de oportunidades. Recientemente el Banco Mundial ha destacado que Mexico es el tercer peor pais de America Latina con movilidad intergeneracional, justo detras de Guatemala y Nicaragua. En otras palabras, las probabilidades de una persona de ascender economicamente en relacion con su generacion anterior son pocas (bm, 2013: 108). Torche senala que en Mexico los quintiles superior e inferior presentan una significativa inmovilidad. "Para personas con origenes en el quintil mas pobre, la mitad (51%) permanece en dicho quintil en su vida adulta, y solo 4% accede al quintil superior" (Torche, 2007: 17). La autora tambien senala que "la movilidad descendente desde el quintil mas rico, incluso de corta distancia, es muy limitada. En otras palabras, provenir del sector mas privilegiado de la sociedad es una garantia poderosa de alto bienestar economico en el caso de Mexico" (Torche, 2007: 18).

Ademas, en Mexico las oportunidades de acceder a educacion de calidad no son iguales para todos, siendo favorecidos los ninos o jovenes de localidades urbanas en detrimento de las rurales (De Paes et al., 2008: 210). De igual forma, en el ambito laborar siguen existiendo un conjunto de factores que ponen en desventaja a algunas personas a pesar de sus capacidades (debido al color de la piel, al aspecto fisico, a la lengua y al origen etnico, etc.) (De la Madrid, 2012: 15). Yaschine (2012: 263-264) aparte de senalar los deficientes resultados del Oportunidades para superar la pobreza intergeneracional (en los primeros ninos beneficiarios que en el 2007 tenian de 18 a 24 anos), tambien hace una fuerte critica al Programa por no considerar los factores de desventaja a los que se tienen que enfrentar estos jovenes.

La segunda condicion que debe cumplir una sociedad para poder exigir la responsabilidad y la reciprocidad de los mas pobres es que debe evitarse una gran desigualdad de ingreso entre los miembros de la sociedad. Mexico tampoco cumple esta condicion. La ocde (2011: 1) ha senalado que entre los paises que pertenecen a esta organizacion en promedio los ingresos del 10% de la poblacion mas rica es 9 veces mayor a los del 10% de la poblacion mas pobre; sin embargo, en Mexico esta diferencia es de 25 veces.

La tercera condicion senala que todas las personas, incluyendo los ricos y los que viven de sus rentas, deben hacer alguna contribucion; si esto no sucede, no es legitimo exigir a algunos (a los mas pobres) que sean responsables. Si se exige a los mas pobres que envien a sus hijos a la escuela, que asistan a platicas de higiene y hagan trabajo social por una transferencia que representa 20% de sus ingresos ?que se exige a los demas?

La ocde senala que la recaudacion tributaria de Mexico, con respecto al pib, es la mas baja de entre los paises miembros de la organizacion, siendo de tan solo 13.9%, mientras el promedio de la organizacion es de 35% (ocde, 2011: 16). Pero un pais no solo debe recaudar mas, sino recaudar de manera progresiva para que esa sociedad sea justa, que pague mas (no solo un monto mayor sino un porcentaje mayor de su ingreso) el que mas gana. Pero no solo eso, de manera extraordinaria y en condiciones irregulares (como los diputados senalaron) el mismo sat reconocio en 2009 que "el regimen de consolidacion fiscal que se contempla en la Ley del Impuesto Sobre la Renta permite que alrededor de 400 grandes grupos empresariales, que en conjunto acumularon ingresos por 4.96 billones de pesos en 2008, tengan una carga fiscal en isr de 1.7% en promedio" (Camara de Diputados, 2010), lo que contrasta con 15.6% de impuestos y contribuciones que tienen que hacer los empleados en Mexico.

La cuarta condicion de una sociedad justa es que debe ser sensible a diferentes formas de contribucion (como el cuidado y apoyar la educacion de los hijos), teniendo en cuenta las proporciones y considerando las diferencias de las personas. Esta seria la unica condicion que se cumpliria con las condicionalidades en el Oportunidades si no fuera por las actividades o faenas que tienen que realizar las titulares del beneficio.

Como se senalo en el segundo apartado, las faenas la mayoria de las veces no son legitimas, pues tienen unicamente la finalidad de cargar de trabajo a las beneficiarias para que "hagan algo". En el fondo se encuentra la idea de que los pobres beneficiarios son ociosos o no trabajan, y que cumplir con mandar a los ninos a la escuela, asistir a platicas y a las citas medicas no es suficiente, tienen que "hacer algo mas". El mismo White considera que cuidar a los ninos y no echar por la borda la educacion de estos es una forma valida de tomar responsabilidad como padres y ser reciprocos con la sociedad por la ayuda recibida via las politicas sociales (White y Cooke, 2007: 8; White, 2000: 515-516; 2003: 72-77, 91; Goodin, 2002: 590).

De esta forma se puede observar que asumiendo de forma amplia y detallada los fundamentos teoricos y normativos de responsabilidad y reciprocidad, es posible senalar que la condicionalidad en Mexico es ilegitima e irrazonable. La condicionalidad del Oportunidades se aplica en una sociedad injusta, por lo que lo unico que puede resultar de ello es perpetuar dicha sociedad.

Comentarios finales

En las explicaciones de las causas de la pobreza que predominan en Mexico no aparecen ni los problemas estructurales (vease Medrano, 2009; 2011a; 2011b; 2013) ni el Estado como una causa (ya sea por su ausencia o por su intervencion) de la pobreza, por lo que se intentan trasladar las obligaciones o responsabilidades del Estado, y otros actores, a los pobres extremos (Deacon, 2003: 2). Asi, los pobres son responsables de su propia pobreza y responsables de salir de ella. En esta logica, la condicionalidad que implementa el Oportunidades busca cambiar el comportamiento de los pobres, pues se hace un mayor enfasis en las elecciones, estilos de vida y la cultura de los propios pobres (Ovejero, 2008: 131). Asi, los pobres deben ser responsables de superar su condicion y de ser reciprocos con la sociedad por los apoyos recibidos via las politicas sociales.

Mucho se ha debatido en otros paises (principalmente anglosajones) sobre la necesidad y pertinencia de imponer condicionalidades a los mas desaventajados de la sociedad. En Mexico este debate nunca ha ocurrido, por el contrario, se concibe a la condicionalidad como un elemento indispensable para que los pobres puedan superar su condicion: es un elemento que no esta sujeto a cuestionamiento.

En este articulo se concibe que la condicionalidad del Oportunidades debe ser debatida, ya no solo desde otros enfoques como el de los derechos economicos, sociales y culturales (Sandoval, 2013) o desde el desarrollo teorico del ingreso basico universal, sino desde los mismos fundamentos teoricos y normativos de responsabilidad y reciprocidad que la justifican.

La condicionalidad del Oportunidades no resiste ni siquiera a la argumentacion que le subyace y aparentemente justifica; por lo que, a la luz de esta misma argumentacion, es ilegitima, injusta e irrazonable, puesto que Mexico no cumple con ninguna de las cuatro condiciones que debe tener una sociedad para exigir la responsabilidad y reciprocidad, especialmente de los mas pobres. Mexico no genera oportunidades iguales para todos, los ingresos son desproporcionalmente desiguales, no todos contribuyen en la misma proporcion (especialmente los grupos empresariales) y finalmente no es sensible a distintas formas de contribucion (pues permite las faenas).

Una sociedad injusta como la mexicana (a la luz de los mismos argumentos de responsabilidad y reciprocidad) no tiene autoridad legitima para poner en practica los principios de responsabilidad y reciprocidad de manera estricta. Pues una "sociedad poco justa es la que menos puede exigir a sus ciudadanos menos favorecidos, y la que mas mensura debe tener al intentar forzar tales contribuciones" (White y Cooke, 2007: 9).

Recibido: julio de 2013

Revisado: octubre de 2013

Bibliografia

Adato, Michelle (2000), "El impacto de Progresa sobre las relaciones sociales en la comunidad", ifpri, en url http://www.ifpri.org/sites/default/files/publications/ adato_comunidad.pdf, fecha de consulta mayo de 2013.

Barba, Carlos (2004), Regimen de bienestar y reforma social en Mexico, Serie Politicas Sociales, num. 92, julio, Santiago, Naciones Unidas.

Bastagli, Francesca (2009), From Social Safety Net to Social Policy?: the Role of Conditional Cash Transfers in Welfare State Development in Latin America, ipc-ig working paper, num. 60, Brasilia, The International Policy Centre for Inclusive Growth.

Blyth, Mark (2002), Great Transformations: Economic Ideas and Institutional Change in the Twentieth Century, Cambridge, Cambridge University Press.

Blyth, Mark (2001), "The Transformation of the Swedish Model: Economic Ideas, Distributional Conflict, and Institutional Change", World Politics, vol. 54, num. 1, octubre, pp. 1-26.

Blyth, Mark (1997), "Any More Bright Ideas?: the Ideational Turn of Comparative Political Economy", Comparative Politics, vol. 29, num. 2, pp. 229-250.

BM (Banco Mundial) (2013), La movilidad economica y el crecimiento de la clase media en America Latina, Washington, Banco Mundial.

Boltvinik, Julio y Araceli Damian (2005), "Derechos humanos y politica social en Mexico. El caso del Oportunidades", en Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria y Miguel Concha (dir.), Informe Anual sobre la Situacion de los Derechos Economicos, Sociales, Culturales y Ambientales, Nov. 2003-Nov. 2004, Mexico, Indesol, Sedesol y Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, pp. 13-52.

Camara de Diputados (2010), Gaceta Parlamentaria, numero 2994-IV, jueves 22 de abril.

Campbell, John (1998), "Institutional Analysis and the Role of Ideas in Political Economy", Theory and Society, vol. 27, num. 3, pp. 377-409.

Cecchini, Simone y Aldo Madariaga (2011), La trayectoria de los programas de transferencias con corresponsabilidad (ptc) en America Latina y el Caribe, Santiago, cepal.

Cecchini, Simone y Rodrigo Martinez (2010), Proteccion social inclusiva en America Latina. Una mirada integral, un enfoque de derechos, Santiago, cepal.

Cohen, Ernesto, Rolando Franco y Pablo Villatoro (2006), "Mexico: el programa de desarrollo humano Oportunidades", en E. Cohen y R. Franco (coords.), Transferencias con corresponsabilidad una mirada latinoamericana, Mexico, Flacso-Mexico y Sedesol.

Cohen, Ernesto y Rolando Franco (2006), "Los programas de transferencias con corresponsabilidad en America Latina: similitudes y diferencias", en E. Cohen y R. Franco (coords.), Transferencias con corresponsabilidad una mirada latinoamericana, Mexico, Flacso-Mexico y Sedesol, pp. 22-84.

Corona, Benito (2011), "?Redencion o conduccion? los efectos del Programa Oportunidades en los pobres", Politica y Cultura, num. 35, enero, pp. 131-160.

Deacon, Alan (2003), "Justifying Conditionality: the Case of Anti-social Tenants", texto presentado en la Autumn Conference of the Housing Studies Association University of Bristol, 9 y 10 de septiembre.

De la Madrid, Ricardo (coord.) (2012), Reporte sobre la discriminacion en Mexico 2012--Trabajo, Mexico, Conapred y cide.

Denzau, Arthur y Douglass North (1994), "Shared Mental Models: Ideologies and Institutions", Kyklos, vol. 47, num. 1, pp. 3-31.

De Paes, Ricardo, Francisco Ferreira, Jose Molinas y Jaime Saavedra (2008), Midiendo la desigualdad de oportunidades en America Latina y el Caribe, Washington, Banco Mundial.

Dery, David (2000), "Agenda Setting and Problem Definition", Policy Studies, vol. 21, num. 1, pp. 37-47.

Dwyer, Peter (2004), "Creeping Conditionality in the uk: from Welfare Rights to Conditional Entitlements?", The Canadian Journal of Sociology, vol. 29, num. 2, primavera, pp. 265-287.

Escobar, Agustin y Mercedes Gonzalez de la Rocha (2005), "Evaluacion cualitativa del programa Oportunidades en zonas urbanas, 2003", en Instituto Nacional de Salud Publica, Evaluacion externa de impacto del Programa Oportunidades 2003, Mexico, Instituto Nacional de Salud Publica.

Etzioni, Amitai (1996), "A Moderate Communitarian Proposal", Political Theory, vol. 24, num. 2, mayo, pp. 155-171.

Fiszbein, Ariel y Norbert Schady (2009), Conditional Cash Transfers Reducing Present and Future Poverty, Washington, World Bank.

Fleckenstein, Timo (2011), Institutions, Ideas and Learning in Welfare State Change: Labour Market Reforms in Germany, Basingstoke, Palgrave Macmillan.

Francke, Pedro y Edgardo Cruzado (2009), Transferencias Monetarias Condicionadas e instrumentos financieros en la lucha contra la pobreza, Lima y Otawa, Proyecto Capital.

Goodin, Robert (2002), "Structures of Mutual Obligation", Jnl. Soc. Pol., vol. 31, num. 4, pp. 579-596.

Griggs, Julia y Fran Bennett (2009), Rights and Responsibilities in the Social Security System, Occasional Paper No. 6, Londres, Social Security Advisory Committee.

Hall, Peter (1990), "Policy Paradigms, Social Learning, and the State: the Case of Economic Policymaking in Britain", Comparative Politics, vol. 25, num. 3, abril, pp. 275-296.

Hanlon, Joseph, Armando Barrientos y David Hulme (2010), Just Give Money to the Poor: the Development Revolution from the Global South, Sterling, Kumarian Press.

Hay, Colin (2006), "Constructivist Institutionalism", en S. A. Binder, R. A. W. Rhodes y B. A. Rockman (eds.), Oxford Handbook of Political Institutions, Oxford, Oxford University Press, pp. 56-74.

Hevia, Felipe (2007), El programa Oportunidades y la construccion de ciudadania, Mexico, ciesas, tesis de doctorado.

Hill, Michael (1997), The Policy Process in the Modern State, Essex, Prentice Hall.

Hogg, Michael y Graham Vaughan (2005), Social Psychology, cuarta edicion, Essex, Pearson Education.

Isuani, Armando (2006), "Importancia y posibilidades del Ingreso Ciudadano", en C. Molina (ed.), Universalismo basico. Una nueva politica social para America Latina, Washington, Banco Interamericano de Desarrollo, pp. 189-212.

Levy, Santiago (2009), Pobreza y transicion democratica en Mexico, Mexico, Fondo de Cultura Economica.

Levy, Santiago (2006), Progress against Poverty. Sustaining Mexico's Progresa-Oportunidades Program, Washington, Brookings Institution Press.

Levy, Santiago (1991), Poverty Allivation in Mexico, working papers, Washington, World Bank.

Levy, Santiago y Evelyne Rodriguez (2005), Sin herencia de pobreza: el programa Progresa-Oportunidades de Mexico, Mexico, Banco Interamericano de Desarrollo y Planeta.

Lister, Ruth (2009), Social Citizenship in New Labour's New "Active" Welfare State, Copenhague, Cinefogo.

Lloyd-Sherlock, Peter (2008), "Doing a Bit More for the Poor? Social Assistance in Latin America", Journal of Social Policy, num. 37, pp. 621-639.

Lund, Frances, Michael Noble, Helen Barnes y Gemma Wright (2008), Is there a Rationale for Conditional Cash Transfers for Children in South Africa?, School of Development Studies Working Paper No. 53, Durban, University of KwaZulu-Natal.

Madariaga, Aldo (2009), Redefiniendo los espacios de la politica social. Reduccion de la pobreza, transferencias y corresponsabilidades, Taller de expertos proteccion social, pobreza y enfoque de derechos: vinculos y tensiones, Santiago, cepal.

Maldonado, Jorge, Rocio Moreno, Isabel Giraldo y Camila Barrera (2011), "Los Programas de Transferencias Condicionadas: ?hacia la inclusion financiera de los pobres en America Latina?", Lima y Otawa, Instituto de Estudios Peruanos (iep) e International Development Research Centre.

Marchionni, Mariana y Adriana Conconi (2008), "?Que y a quien? Beneficios y beneficiarios de los programas de transferencias condicionadas de ingresos", en G. Cruces, J. M. Moreno, D. Ringold y R. Rofman (eds.), Los programas sociales en Argentina hacia el Bicentenario: visiones y perspectivas, Buenos Aires, Banco Mundial, pp. 199-234.

Mead, Lawrence (1986), Beyond Entitlement, Nueva York, Free Press.

Medrano, Anahely (2013), "Social Policy and Sub-National Governments in Mexico: Analyzing Policy Change", documento presentado en Primer Congreso Internacional de Ciencia Politica (amecip), Guanajuato, Mexico, 26-28 de agosto.

Medrano, Anahely (2011a), "Change and Social Policy in Mexico: Insights from Ideational Institutionalism", Economia Informa, num. 369, julio-agosto, pp. 41-57.

Medrano, Anahely (2011b), "Human Rights and Neoliberalism: an Uneasy Alliance for Protecting Children in Mexico", Estudios Sociales, vol. 19, num. 38, juliodiciembre, pp. 10-36.

Medrano, Anahely (2009), Elites, Ideas and Poverty in Mexico, York, University of York, tesis de doctorado.

Medrano, Anahely y Pilar Berrios (2013), Politica social en ambito subnacional en Mexico: analisis del diseno de programas de apoyo economico para mujeres en tres entidades federativas, s/l, CLACSO, mimeo.

Nevile, Ann (2008), "Human Rights, Power and Welfare Conditionality", Australian Journal of Human Rights, vol. 14, num. 1, pp. 1-20.

North, Douglass (1992), "Institutions, Ideology, and Economic Performance", Cato Journal, vol. 11, num. 3, invierno, pp. 477-488.

ocde (Organizacion para la Cooperacion y el Desarrollo Economicos) (2011), Estudios economicos de la ocde: Mexico 2011, Mexico, oecd Publishing, mayo.

Oportunidades (2010a), Enlace telefonico del Dr N. Salvador Escobedo Zoletto, Coordinador nacional de Oportunidades, con Antonio Valerio Delgado, conductor del noticiario "98.5 ", Grupo Imagen, 98.5 fm, 13:45 horas, 8 de octubre, en url http://www.oportunidades.gob.mx/Portal/wb/Web/entrevista_con_antonio_valerio_delgado, fecha de consulta junio de 2013.

Oportunidades (2010b), Enlace telefonico del Dr N. Salvador Escobedo Zoletto, Coordinador nacional de Oportunidades, con Sergio Sarmiento, conductor del noticiario "La red de radio red", Grupo Radio Centro, 1110 am y 88.1 fm, 9:10 horas, 8 de octubre, en url http://www.oportunidades.gob.mx/Portal/wb/ Web/enlace_telefonico_del_dr_escobedo_sergio_sarmiento, fecha de consulta junio de 2013.

Ordonez, Gerardo (2002), "El Estado de bienestar en las democracias occidentales: lecciones para analizar el caso mexicano", Region y Sociedad, vol. 14, num. 24, pp. 99-145.

Ovejero, Anastasio (2008), "Desigualdad, subdesarrollo y pobreza en la actual globalizacion ultraliberal", Eikasia, Revista de Filosofia, ano III, num. 18, pp. 107-176.

Perez, Cristian (2004), "Ingreso basico universal y dialogo social: una propuesta", Dialogo Social, boletin num. 156, pp. 51-80.

Rochefort, David y Roge Cobb (1994), "Problem Definition: an Emerging Perspective", en D. Rochefort y R. Cobb (eds.), The Politics of Problem Definition: Shaping the Political Agenda, Lawrence, University of Kansas Press, pp. 1-31.

Sandoval, Benjamin (2013), La condicionalidad en el programa Oportunidades:

un analisis de sus fundamentos teoricos y normativos y de sus implicaciones para garantizar los derechos economicos, sociales y culturales, Mexico, UAMCuajimalpa, tesis de maestria.

Schmidt, Vivien (2011), "Give Peace a Chance: Reconciling the Four (not Three) New Institutionalisms", en D. Beland y R. Henry (eds.), Ideas and Politics in Social Science Research, Nueva York, Oxford University Press, pp. 47-64.

Schmidt, Vivien (2010), "Taking Ideas and Discourse Seriously: Explaining Change through Discursive Institutionalism as the Fourth 'New Institutionalism'", European Political Science Review, vol. 2, num. 1, marzo, pp. 1-25.

Schmidt, Vivien (2008a), "Discursive Institutionalism: the Explanatory Power of Ideas and Discourse", Annual Review of Political Science, vol. 11, pp. 303-326.

Schmidt, Vivien (2008b), "From Historical Institutionalism to Discursive Institutionalism: Explaining Institutional Change in Political Economy", Encuentro annual apsa 2008 Annual Meeting, Hynes Convention Center, Boston, en url http://www.allacademic.com/meta/p278339_index.html, fecha de consulta junio de 2013.

Schmidt, Vivien (2005), "Institutionalism and the State", en C. Hay, M. David y M. Lister (eds.), The State: Theories and Issues, Basingstoke, Palgrave.

Schuring, Esther (2011), "Preferences for Conditioning and Being ConditionedExperimentaly Survey Evidence from Zambia", Maastricht Graduate School of Governance y unu-merit, en url http://arno.unimaas.nl/show.cgi?fid=23592, fecha de consulta junio de 2013.

Schuring, Esther (2010), Conditions, Conditionality, Conditionalities, Responsibilities-Finding Common Ground, mgsog Working Paper, octubre, Maastricht, Maastricht University.

Sedesol (Secretaria de Desarrollo Social) (2011), Reglas de operacion del Programa de Desarrollo Humano Oportunidades, Mexico, Secretaria de Desarrollo Social.

Sedesol (Secretaria de Desarrollo Social) (1999), Mas oportunidades para las familias pobres. Evaluacion de resultados del Programa de Educacion, Salud y Alimentacion, Mexico, Secretaria de Desarrollo Social.

Sen, Amartya (2010), La idea de la justicia, Mexico, Santillana.

Sepulveda, Magdalena (2009), Promocion y proteccion de todos los derechos humanos, civiles, politicos, economicos, sociales y culturales, incluido el derecho al desarrollo. Informe de la experta independiente encargada de la cuestion de los derechos humanos y la extrema pobreza, Nueva York, Asamblea General Naciones Unidas.

Sepulveda, Magdalena y Carly Nyst (2012), The Human Rights Approach to Social Protection, Helsinki, Ministry for Foreign Affairs.

Stanley, Kate, Liane Asta Lohde y Stuart White (2004), Sanctions and Sweeteners: Rights and Responsibilities in the Benefits System, Londres, IPPR.

Steinmo, Sven (2008), "What Is Historical Institutionalism?", en P. Della y M. Keating (eds.), Approachesin the Social Sciences, Cambridge, Cambridge University Press, pp. 150-170.

Stone, Debora (1989), "Causal Stories and the Formation of Policy Agendas", Political Science Quarterly, vol. 104, num. 2, verano, pp. 281-300.

Surel, Yves (2008) [1995], "Las politicas publicas como paradigmas", Estudios Politicos, num. 33, pp. 41-65.

Torche, Florencia (2007), Movilidad intergeneracional y cohesion social: analisis comparado de Chile y Mexico, Nueva York, Proyecto Nacsal Cieplan-New York University Press.

Villatoro, Pablo (2007), "Las transferencias condicionadas en America Latina: luces y sombras", documento de la cepal para el Seminario Internacional Evolucion y Desafios de los Programas de Transferencias Condicionadas, Brasilia, cepal e ipea, 20-21 de noviembre.

Wacquant, Loic (2009), Castigar a los pobres. El gobierno neoliberal de la inseguridad social, Barcelona, Gedisa.

Weiss, Janet (1989), "The Powers of Problem Definition: the Case of Government Paperwork", Policy Sciences, num. 22, pp. 97-121.

White, Stuart (2003), The Civic Minimum: on the Rights and Obligations ofEconomic Citizenship, Oxford, Oxford University Press.

White, Stuart (2000), "Social Rights and the Social Contract-Political Theory and the New Welfare Politics", British Journal of Political Science, vol. 30, num. 3, pp. 507-532.

White, Stuart y Graeme Cooke (2007), Taking Responsibility: a Fair Welfare Contract, Londres, Institute for Public Policy Research.

Yaschine, Iliana (2012), ?Oportunidades? Movilidad social intergeneracional e impacto en Mexico, Mexico, Centro de Estudios Sociologicos-El Colegio de Mexico, tesis de doctorado.

Zamorano, Gabriela (2008), "?Desarrollando capacidades? Pobreza, oportunidades y ciudadania neoliberal", Bajo el Volcan, vol. 7, num. 12, pp. 67-88.

Zibecchi, Carla (2008), "Programas de transferencia de ingresos. ?Mas condicionalidades y menos derechos para las madres pobres?: un analisis en base a tres experiencias en America Latina", Revista Aportes Andinos, num. 21.

Benjamin Sandoval Alvarez es maestro en ciencias sociales y humanidades por la Universidad Autonoma Metropolitana, plantel Cuajimalpa (2013). Dos de sus publicaciones son La condicionalidad en el Programa Oportunidades: un analisis de sus fundamentos teoricos y normativos y de sus implicaciones para garantizar los derechos economicos, sociales y culturales, Mexico, UAM-Cuajimalpa, 2013, tesis de maestria; asi como "El Programa Oportunidades y Bolsa Familia: origen, desarrollo y operacion desde una perspectiva municipal", Revista Espacialidades, vol. 2, num. 2, 2012, pp. 52-77.

Benjamin Sandoval

Correspondencia: Avenida de los Maestros 73/Int. 3/Col. Agricultura/Deleg. Miguel Hidalgo/Mexico, D.F./correo electronico: sandoval.alvarez@gmail. com

(1) No obstante, debe aclararse que no en todos los programas de este tipo (PTC) en el mundo la condicionalidad es igual, pues no todos tienen los mismos objetivos, la misma frecuencia de revision de cumplimiento, algunos tienen exenciones, algunos no aplican sanciones al incumplimiento, etc. En suma, no tienen las mismas caracteristicas, naturaleza e intencion (Schuring, 2010; Schuring, 2011: 10; Cecchini y Martinez, 2010: 102; Cecchini y Madariaga, 2011: 62; Fiszbein y Schady, 2009: 88; Madariaga, 2009: 40; Hanlon, Barrientos y Hulme, 2010: 41; Francke y Cruzado, 2009: 55-109).

(2) El enfoque ideacional ha sido ampliamente elaborado. Desde el estudio de politicas se ha senalado la importancia que las ideas y el discurso tienen en el diseno de las politicas publicas (Hill, 1997: 12-15; Stone, 1989; Weiss, 1989; Surel, 2008 [1995]; Dery, 2000), y desde el nuevo institucionalismo en la consolidacion, desempeno y surgimiento de nuevas instituciones (Schmidt, 2005; 2008a; 2008b; 2010; 2011; Steinmo, 2008; Blyth, 1997; 2001; 2002; Hall, 1990; Campbell, 1998; Hay, 2006; North, 1992; Denzau y North, 1994; Medrano, 2011a).

(3) En este sentido, las motivaciones de los actores para promover cierto diseno de politica publica no responde exclusivamente a sus intereses materiales, sino al compromiso con ciertas creencias, valores, principios normativos, como la equidad o justicia (Sen, 2010: 205-224); lo que consideran apropiado o legitimo (Rochefort y Cobb, 1994: 9); o a la busqueda del reconocimiento de autoridad legitima en la materia.

(4) El workfare parte de que las politicas que promueven derechos incondicionales afianzan la dependencia del bienestar. Por ello, si es necesario, las personas renuentes deben ser obligadas por el Estado, mediante la aplicacion de sanciones, a realizar alguna actividad. Pues solo aquellos que se hacen cargo de sus propias vidas se consideran ciudadanos responsables activos (Mead, en Dwyer, 2004: 268).

(5) Sin embargo, la condicionalidad al trabajo no es nueva, por ejemplo, la Ley de Pobres de Inglaterra de 1834 o el plan presentado por la Rochefouchauld-Liancourt en Francia en 1790, vease Goodin (2002); o el workfare en los noventa en Estados Unidos, Canada, Australia y otros paises desarrollados, veanse Wacquant (2009: 155, 429), y Fleckenstein (2011).

(6) Se hace uso del termino condicionalidad (en singular) para hacer referencia al instrumento o herramienta de una politica social que bien puede comprender una serie de exigencias concretas a los beneficiarios (que suelen llamarse condicionalidades o corresponsabilidades). Al hablar de "la condicionalidad" (en singular) se quiere poner a este concepto a la par del instrumento de focalizacion en una politica publica (y en el sentido de que no existen "focalizaciones"). Cuando se haga uso del termino condicionalidades, se entenderan las exigencias concretas.

(7) Se seleccionan a estos actores (y sus opiniones y declaraciones) porque se considera que son parte de la elite que en cada sexenio tuvo la posicion y el peso para decidir sobre la continuidad o no del Programa y sus caracteristicas, mas que cualquier otro ciudadano. Si bien la decision de continuidad pudo haber considerado factores tecnicos y politicos, tambien influyo la alineacion de estos actores con ciertas ideas y principios teoricos y normativos.

(8) Si bien Santiago Levy no fue el unico disenador del Programa, fue el que desarrollo mas ampliamente la parte teorica del Programa, mientras que otros actores como Ponce de Leon se ocuparon mas de la forma de instrumentar la focalizacion. En suma no puede atribuirse el diseno a solo estos dos actores, pero sin duda son los mas visibles y cuyas declaraciones son mas localizables.
COPYRIGHT 2015 El Colegio de Mexico, A.C.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

 
Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Sandoval, Benjamin
Publication:Estudios Sociologicos
Article Type:Ensayo
Date:Jan 1, 2015
Words:11423
Previous Article:Stefan Gandler, El discreto encanto de la modernidad.
Next Article:Mas alla del principio contributivo: cambios y continuidades en la politica social argentina, 2003-2011.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters