Printer Friendly

Teleotemporalidad: un nivel de estudio adicional para la organizacion derivado del modelo de Julius Thomas Fraser.

Teleotemporality: An Additional Study Level for the Organization Derived from the Julius Thomas Fraser Model

Teleotemporalidade: um nivel de estudo adicional para a organizacao derivado do modelo de Julius Thomas Fraser

INTRODUCCION

Este articulo propone la teleotemporalidad como un nivel de analisis adicional en el modelo de estudio del tiempo de Julius Thomas Fraser (1975; 1987). Esto se hace con el fin de aportar a la actual comprension de los estudios organizacionales acerca de los fenomenos temporales propios de los grupos de personas orientados por objetivos.

El modelo desarrollado por Fraser explica el tiempo como un fenomeno ubicuo que presenta diferentes comportamientos, de acuerdo con el analisis que se este aplicando. En la medida en la que el objeto de estudio se hace mas amplio, se van involucrando conceptos y disciplinas cientificas adicionales para explicar los fenomenos temporales.

Fraser propone seis capas de la realidad --o niveles de analisis--que se sintetizan en el presente articulo en orden creciente de complejidad. La teleotemporalidad, que proponemos en este texto, se insertaria entre el quinto nivel (correspondiente a la nootemporalidad, que estudia el tiempo de los individuos) y el sexto (sociotemporalidad, que estudia el tiempo de las sociedades) del modelo de este autor.

1. EL MODELO DE ESTUDIO DE LA TEMPORALIDAD DE FRASER

La mirada interdisciplinar de Fraser constituye una propuesta comprensiva de la temporalidad como un fenomeno esencial de la realidad (Montoya Restrepo & Montoya Restrepo, 2009), en oposicion a otras explicaciones desde una sola disciplina, como el exito de ventas de Stephen Hawking (1995). El modelo sostiene que el tiempo debe explicarse desde una perspectiva interdisciplinar y que es necesario analizar el universo como si estuviera constituido por capas. Si bien cada una de ellas exhibe caracteristicas independientes, deben considerarse en una relacion de orden, pues el desarrollo de una capa requiere la existencia de la anterior (Fraser, 1975).

Cada una de las seis capas del modelo --o umwelts, como son llamadas en la obra original--posee ciertas caracteristicas unicas y representa un nivel de estudio y naturaleza de los objetos de atencion diferente (figura 1). En efecto, las capas de realidad tienen caracteristicas particulares y explican fenomenos diferenciados en su dimension temporal (Fraser, 1987).

[FIGURA 1 OMITIR]

Como ya se ha insinuado, las capas consideradas y las caracteristicas temporales van creciendo en complejidad, en tanto se encuentran mas arriba en el diagrama. Asi, por ejemplo, la capa biotemporal es mas compleja que la prototemporal en cuanto a las caracteristicas temporales que implica y los fenomenos que busca explicar, por la cantidad de factores y relaciones que se consideran en ella, (Fraser, 1975).

2. ATEMPORAL

La capa atemporal se refiere a los fenomenos en los que no se puede hallar una causalidad explicita que ordene los eventos en un antes y un despues. Los fenomenos electromagneticos son, tal vez, el ejemplo por excelencia. Dado que no es posible determinar cual de las fuerzas en tension es la que provoca una reaccion de los elementos, no podria decirse que un electron genera el movimiento de otro o que un proton es el responsable del mismo.

De acuerdo con Fraser (1987), "nada en esta capa corresponde a nuestras ideas de pasado-presente-futuro, el paso del tiempo, o temprano-tarde. Nuestra guia para un entendimiento de esta extrana realidad atemporal sera la teoria de la relatividad especial de Albert Einstein" (p. 223).

Las situaciones en esta capa de la realidad suceden entre particulas subatomicas a velocidades cercanas a la luz. Este "es un estado de energia donde ninguna de nuestras nociones ordinarias asociadas al tiempo es aplicable" (Fraser, 1987, p. 368). La teoria que Fraser propone para navegar en este nivel de analisis, la teoria de la relatividad especial de Einstein, resulta importante, en el sentido de que muestra las disciplinas que tendran mas interes aqui. Segun este autor, "la teoria de la relatividad especial nos dice cosas interesantes acerca de la medicion del tiempo en condiciones inusuales, pero no dice que es el tiempo, la teoria asume que ya sabemos" (Fraser, 1987, p. 233). Podria existir una conceptualizacion, pero esta teoria no reflexiona respecto a este asunto en particular.

La manera de denominar esta capa es bastante reveladora. Podria decirse, de algun modo, que no hay tiempo. Las duraciones estan por fuera de nuestra percepcion y la comparacion de eventos como "antes o despues" o "mayor o menor duracion" estan lejos de nuestro alcance, debido a que las mencionadas interacciones electromagneticas se presentan de manera simultanea para nuestro aparato perceptual y, aunque es posible acceder a ellas, esto surge gracias a la ayuda de experimentos de laboratorio y observaciones realizadas en el espacio (Prigogine, 1980). Esta capa nos ayuda a entender lo comprensivo del modelo de Fraser, pero, considerada de forma individual, podria no intervenir en el analisis de grupos humanos.

3. PROTOTEMPORAL

En el nivel prototemporal, los elementos que establecen el ejemplo relevante de comportamiento son las moleculas. Estas uniones de atomos presentan patrones de conducta que se modelan en escenarios probabilisticos, los cuales son sistemas de ecuaciones que consideran al tiempo como una variable reversible. Estos escenarios probabilisticos se disenan con base en el conocimiento de los estados posibles de la materia (Fraser, 1987).

La denominacion de este escenario con el prefijo "proto" trata de dar cuenta del hecho de que aun no es una capa en la que el tiempo se manifieste de manera similar a nuestra experiencia usual en tanto seres humanos (Fraser, 1975). En otras palabras, con la ayuda de instrumentos de precision, puede identificarse la sucesion de eventos, pero este sigue siendo un escenario aun lejano de la experiencia humana, en tanto individuos o sociedades. De acuerdo con Fraser (1987):
   Existe una dificultad para hablar
   de las formas elementales de la
   materia. Nuestro lenguaje no tiene
   palabra para algo que es tan solido
   como un melon y tambien es una
   onda como una pieza musical. Los
   llamare objetos elementales.

   Los antropologos tienen dificultades
   similares cuando quieren describir
   culturas diferentes a la propia.
   Estos deben aprender primero
   a ver el mundo como es visto por
   las personas de otras culturas en sus
   propios terminos. Solo entonces, a
   traves del uso de nuevos conceptos,
   los antropologos pueden hacer propias
   las creencias y perspectivas de
   otra cultura (p. 243).


La problematica de expresion que describe la cita anterior tambien se presentara en otras capas de analisis, pero en menor medida. Aqui, el objeto de estudio central--las moleculas--excluyen el lenguaje de las Ciencias Sociales junto con sus metodos y paradigmas.

En esta capa de la realidad, son protagonicas ciencias como la Quimica y la Fisica Cuantica. Estas se apoyan en modelos probabilisticos para intentar determinar el estado futuro de una molecula o identificar su estado anterior a partir del examen del presente (Gell-Mann, 2007). En este punto, se puede identificar como se considera al tiempo como un fenomeno externo, lineal y sobre el cual se puede avanzar y retroceder.

Asimismo, es posible identificar probabilidad en la sucesion de eventos, a diferencia de la capa atemporal, en la que los fenomenos electromagneticos no permiten identificar la particula subatomica que provoca el movimiento de otra. Como se vera, la siguiente capa de complejidad se acerca aun mas a la experiencia humana directa.

4. EOTEMPORAL

La tercera capa, la eotemporal, esta en el dominio de los cuerpos inanimados que podemos percibir a simple vista. Las maquinas son un ejemplo tipico. En efecto, la manera de operar de las maquinas y el proposito con el que es disenada la mayoria de ellas conducen a la ejecucion de comportamientos repetitivos durante su existencia. Esta situacion es de tiempo reversible, en la que las leyes de la mecanica clasica (1) se aplican con todo rigor. La capa de eotemporalidad ha sido descrita como pura sucesion, sin una direccionalidad especifica (Fraser, 1987).

La pura sucesion es el escenario en donde podemos identificar y comparar la duracion de los eventos (Vasco, 2000), sin que nuestra posicion temporal con respecto al mismo sea importante. En este escenario, nuestras nociones sobre el pasado, presente y futuro no son relevantes (Fraser, 1975).

Segun Fraser (1975), el prefijo "eo" hace referencia a la diosa griega del amanecer. Este autor refiere el movimiento de los astros como otro ejemplo representativo de esta capa. Al hacerlo, invita a considerar los principios de la mecanica clasica y las ideas de Isaac Newton. Estas fueron esenciales para corregir los modelos astronomicos de la epoca y lograr predicciones mas precisas sobre el movimiento de los astros.

La mecanica clasica funge como una herramienta conceptual para entender el escenario en donde los cuerpos se mueven en el vacio. No se trata solo de un conjunto de ecuaciones conocidas, sino tambien de la representacion de toda una corriente de pensamiento que algunos autores han identificado con el mecanicismo (Etkin & Schvarstein, 1995).

El mecanicismo, como corriente de pensamiento, implica una vision particular del universo. Esta asigna, a otro tipo de realidades, caracteristicas de existencia similares a las de las maquinas (Nicol, 1965). Nuestra capacidad de predecir el comportamiento, el estudio de las partes para tratar de alcanzar la comprension del todo y la necesidad de una posicion objetiva son las caracteristicas mas discutidas de esta perspectiva (Morgan, 1997; Munera, 2007).

El mecanicismo se asocia con el concepto de ciencia reinante a finales del siglo XIX, heredero del cartesianismo y del positivismo, dos corrientes que aportan los supuestos ontologicos y epistemologicos de este paradigma (Ackoff, 2002). Ademas, se soporta en considerar la posibilidad del conocimiento completo para la prediccion y el control por medio de la objetividad y del analisis (Garcia, 2006; Morin, 1988).

La capa eotemporal deja de lado aspectos de nuestra experiencia en tanto seres biologicos, como los ciclos propios de la vida de un organismo y tampoco toma en cuenta nuestra percepcion del tiempo o, por ejemplo, el significado cultural que puede tener la interpretacion del reloj (Fraser, 1987; Whitrow, 1990).

Las caracteristicas temporales de esta capa son similares a las de la prototemporal, con la principal diferencia de que aqui el concepto central es causalidad y no probabilidad. En otras palabras, en esta capa, el tiempo es conceptualizado como un parametro externo, lineal y la diferencia entre pasado, presente y futuro esta relacionada con la posicion del observador, sin considerar diferencia cualitativa alguna. Esta es una aproximacion comun y quizas adecuada para campos como la Ingenieria Mecanica o la Electronica.

5. BIOTEMPORAL

En esta capa se estudian los seres vivos. Fraser (1975) llama al tiempo que aqui se considera "el tiempo de la vida", que considera las funciones biologicas y deja para la siguiente capa los aspectos cognoscitivos. El tiempo adquiere direccionalidad y los aspectos causales son mas importantes.

Esta capa de la realidad incluye circulos que consideran cambios irreversibles en los estados de la materia. Ciclos como la digestion o la respiracion son entendidos como partes de una perspectiva de mayor duracion dentro de los procesos de crecimiento. Estos procesos, a su vez, implican cambios.

Los cambios en la materia se han estudiado desde diversos puntos de vista. Se brinda una mirada interdisciplinar que combina aspectos de la Fisica Cuantica y la Biologia. Este tipo de aproximacion es protagonica en este momento (Fraser, 1987). Desde esta perspectiva, el crecimiento de los organismos es una tendencia de comportamiento y la evolucion de las especies es un proceso en el que interviene el caos. Estos procesos de cambio, evolucion y crecimiento son momentos de crisis que pueden ser provocados por eventos imprevisibles o caoticos y obligan a los sistemas vivos a modificar sus patrones de comportamiento (Prigogine, 1980; 1989; 1993; 1997).

La idea de biotemporalidad tiene relacion con las metaforas biologicas, usadas para ilustrar escenarios de interaccion humana desde principios del siglo XX (Fraser, 1987). Las metaforas ayudan a integrar al analisis organizacional elementos propios del mundo biologico, como los ciclos de renovacion que se presentan en los sistemas vitales de los mamiferos superiores, entre ellos, la respiracion, la circulacion sanguinea o la alternancia de descanso y vigilia (Goodwin, 1998). Algunos autores han usado metaforas biologicas como las del organismo, el organo o el cerebro, para asimilar aspectos propios del funcionamiento de la organizacion desde diferentes facetas (Morgan, 1997).

Por otra parte, una metafora tambien contribuye a entender la complejidad de esta capa de analisis. De acuerdo con Fraser (1987):
   Podemos decir que un organismo
   viviente es una orquesta con trillones
   de instrumentos que se estan
   interpretando de manera coordinada
   a cada instante. Esta es una util y
   apropiada metafora, porque nos recuerda
   la solidaridad organica que
   constituye el proceso vital (p. 128).


La biotemporalidad resalta caracteristicas como la existencia de multiples ciclos de duraciones y velocidades diferentes que coexisten en los seres vivos, por ejemplo, el ciclo respiratorio y el ciclo digestivo (Whitrow, 1980; 1990). Si bien hay fenomenos similares en los escenarios humanos y sociales, su estudio debe considerar los mas variados aspectos relacionados con la conciencia y la cultura.

Las caracteristicas temporales de la capa biotemporal destacan dos fenomenos importantes: 1) el crecimiento de los seres vivos, y 2) los ciclos de renovacion que, por su naturaleza, estan en permanente movimiento. El tiempo estudiado en esta capa muestra direccionalidad, en tanto hay evolucion y, en consecuencia, no-linealidad, por la presencia de ciclos y retornos de diferentes duraciones. Aqui se permite la construccion de cronologia y no de cronometria, es decir, se podran identificar sucesiones y eventos simultaneos, pero no asignarles magnitudes de duracion.

A diferencia de la capa eotemporal, en donde los fenomenos evolutivos o de crecimiento no son tomados en cuenta y en raras ocasiones se analizan procesos de degradacion o envejecimiento (Fraser, 1982), estos fenomenos son caracteristicas centrales de esta capa.

6. NOOTEMPORAL

El tiempo de los individuos esta en la capa nootemporal o temporalidad noetica. En ella, las personas consideran su propia experiencia y esta, a la vez, es influida por las consideraciones culturales e historicas conscientes e inconscientes (Fraser, 1975).

La experiencia humana abarca multiples aspectos, entre los que se cuentan la experiencia psicologica de la persona acerca del tiempo, como recuerda su pasado y proyecta su futuro, de que manera la vive en el presente, las variaciones en la percepcion de la duracion, las consideraciones culturales que constrinen el comportamiento y los controles racionales por parte de los individuos con respecto al tiempo (Boscolo & Bertrando, 1996).

Al situarse este presente en el contexto de la mente de los seres humanos, se estudia desde los conceptos provenientes de dos ciencias: la Psicologia y la Sociologia. La primera, por la construccion del concepto de presente en la mente del individuo (Piaget, 1971) y la segunda, porque es el escenario de referencia principal del individuo y de su contexto comunicacional (Maturana, 1997; Zea, 2004).

Los pasados considerados desde cada individuo estan marcados por la memoria, la cual se ve influida por la importancia que los actores asignan a cada evento (Fraisse, 1963). Por ejemplo, se recuerda como mas extenso el lapso pasado en la escuela que aquel transcurrido en casa, porque las consecuencias que se otorgan al paso por los estudios son mas significativas que las actividades desarrolladas en casa (Boscolo & Bertrando, 1996).

Uno de los conceptos empleados en esta capa es la orientacion temporal, vinculada con las diferentes tendencias a tomar como principal argumento los eventos en alguna posicion temporal, ya sea el pasado, el presente o el futuro. Se pueden observar personas con orientacion temporal hacia el pasado, como los adultos mayores, quienes tienden a la anoranza y la repeticion de patrones de comportamiento. La orientacion temporal hacia el presente es muy poderosa en los ninos y adolescentes, quienes son propensos a no examinar las consecuencias de los actos y concentrarse mas en la recompensa que en el mismo acto (Piaget, 1970). La tendencia a privilegiar las expectativas y, en general, la orientacion temporal hacia el futuro, cuando las decisiones estan mas concentradas en las consecuencias, es mas propia de los jovenes y adultos (Boscolo & Bertrando, 1996).

En relacion con dicha orientacion se halla el concepto de horizonte temporal, explicado como el lapso en el cual se proyecta una entidad. En realidad, las personas tienen diferentes horizontes temporales, relacionados con la experiencia del individuo. Asi, cuanta mayor experiencia, mayor sera el horizonte temporal (Boscolo & Bertrando, 1996). Un ejemplo de ello puede ser la manera en la que los ancianos tienden a proyectarse por decadas en el pasado, mientras los jovenes lo hacen considerando unos cuantos anos hacia el futuro.

Las decisiones orientadas al futuro suelen considerar cada vez mas factores cuanto mas extenso sea el horizonte temporal (Piaget, 1971). La decision de que comer al dia siguiente, por ejemplo, considera menos factores que una vinculada con el lugar mas adecuado para mudarse en los proximos anos. Esto no implica una relacion logica rigida, sino que, en ocasiones, los humanos tomamos decisiones mas o menos permanentes con criterios o razones perecederas (Mera, 2008).

Las ideas de pasado, presente y futuro son concepciones que anidan en los individuos y se moldean de acuerdo con las circunstancias especificas de cada uno; sin embargo, tienen origen en la cultura de referencia (Beriain, 2008; Valencia Garcia 2007). En esta capa temporal, debe entenderse que, si bien se estudia la temporalidad de una mente humana, esta tiene un marco de referencia necesario para que pueda ser explicada (Fraser, 1987).

El pasado de un individuo se relaciona con su cultura, en tanto tenga la capacidad o la prioridad de registrar dos conjuntos de datos: 1) los eventos de la sociedad de referencia que facilitan construir una cronologia de hechos, los cuales se pueden tomar como referencia del paso del tiempo, y 2) los hechos personales que permiten rastrear los hitos que marcan y, en ocasiones, medir la duracion de la vida de un individuo (Whitrow, 1990). En las sociedades occidentales actuales es posible conocer, con relativa sencillez, cuantos anos han transcurrido desde un nacimiento en particular, mas hubo culturas en las que no existia registro de un numero, sino de sucesos naturales como un temblor o el desbordamiento de un rio (Fagg, 1985; 2003).

El presente mental de los humanos, ademas de la estimacion de la duracion, tambien tiene especial complejidad. Deben atenderse necesidades multiples que implican diferentes grados de urgencia, satisfaccion y placer, asi como distintos grados de esfuerzo, lo que, en suma, genera un permanente cambio en los limites del presente mental (Fraser, 1975). En este punto, lo biologico--consciente y no consciente--, lo psicologico y lo social se hacen presentes en la mente, para competir por el esfuerzo y concentracion. En la competencia por un esfuerzo presente esta la construccion que se ha hecho del futuro, de manera que se perseguiran o no acciones que favorezcan la gratificacion futura o la inmediata.

La formacion del concepto temporal en cada individuo corresponde a un proceso de asimilacion de los codigos culturales desarrollados sobre ese aspecto. La estructura del cerebro que lo posibilita resalta que las personas operan primero con conceptos espaciales concretos y luego los temporales abstractos (Boscolo & Bertrando, 1996; Piaget, 1971). Los aspectos culturales adquieren relevancia en esta capa como un factor externo que influye en los procesos cognitivos del sujeto. A su vez, la estructura de la mente tiene una jerarquia que retiene la historia de su evolucion y suma en la percepcion temporal de los actores tanto las urgencias biologicas como los codigos de comportamiento cultural.

Los codigos temporales tambien inculcan el significado de conceptos como viejo, joven, adulto, rapido y muchos otros que usamos en la cotidianidad. Esto, claro esta, en el entendido de que siempre son puestos en contexto, dentro de ciertos limites, en cada cultura (Whitrow, 1990). Asi, por ejemplo, las ideas de adulto o viejo han ido cambiando para las culturas occidentales a lo largo de la historia (Fagg, 2003).

Esta capa presenta una temporalidad que estudia a los individuos y se interesa, en particular, en su percepcion y conceptualizacion del tiempo. La dimension temporal esta integrada tanto por aspectos de capas anteriores (por ejemplo, la direccionalidad del tiempo propia de la capa biotemporal) como por aspectos propios de la conciencia humana.

El tiempo es asumido en la percepcion de los individuos como no lineal. La separacion entre pasado, presente y futuro es cualitativa y no solo depende de la posicion del observador, como en la capa eotemporal, sino que es parte del objeto de estudio y no un parametro externo. Esto implica que la edad del sujeto, su formacion, su orientacion y su horizonte temporal deben ser tenidos en cuenta para la comprension de la dimension temporal de las personas (Mera, 2011). Para comprender escenarios de interaccion humana, es necesario incluir algunos otros factores como los que se analizan en la siguiente capa temporal.

7. SOCIOTEMPORAL

Esta capa del universo requiere la existencia de seres humanos y, por tanto, de la capa nootemporal. Sin embargo, este no es suficiente para explicar los fenomenos globales de la sociedad. Uno de los procesos mas notorios en la capa sociotemporal es el desarrollo historico, por medio del cual las sociedades evolucionan en su relacion con el tiempo. La capa sociotemporal es postulada como aquella que abarca la existencia global de los seres humanos e implica el tratamiento social del tiempo asi como su concepcion colectiva. Fraser (1987) indica:
   Desde esta [capa sociotemporal] se
   trata de una temporalidad--asi parece--que
   esta en proceso de creacion.
   Es muy dificil bosquejar sus
   rasgos con la misma autoridad con
   que se ha hecho para el tiempo de la
   luz, particulas sin masa en reposo,
   macrocuerpos o vida (p. 368).


Este autor considera que su propia posicion, en tanto observador, limita las posibilidades de describir los rasgos de comportamiento de la capa sociotemporal. Menciona dos procesos centrales dentro del analisis: 1) la socializacion del tiempo, y 2) la evaluacion colectiva del tiempo. Fraser (1987) los explica asi:
   El primero es la coordinacion [timing]
   de las acciones colectivas a
   traves de la sincronizacion y generacion
   de agendas. Este proceso puede
   ser llamado socializacion del tiempo.
   El segundo proceso es la creacion
   y mantenimiento de un sistema de
   valores que guie la conducta de los
   miembros de una sociedad. Este sistema
   deriva su autoridad de la historia
   y los planes del grupo, como son
   vistos por sus miembros. Este proceso
   puede ser llamado evaluacion
   colectiva del tiempo (p. 188).


En cuanto al cambio progresivo de los medios de la comunidad, para establecer acuerdos sobre la dimension temporal, se habla de calendarios y relojes como los medidores esenciales de estos pactos sociales. Esto se relaciona con los valores con los cuales se evaluan (Fagg, 2003). La socializacion del tiempo y la evaluacion colectiva del mismo estan intimamente relacionadas, pues estos simbolos van condensando mas significados en la medida en que una sociedad se desarrolla cada vez mas. Por ejemplo, hablar de mayoria de edad acarrea un cumulo de responsabilidades y derechos que no existia en las sociedades anteriores. Se crean instrumentos que integran cada vez mas significados para la socializacion del tiempo.

En la evolucion de simbolos mediadores en las actividades de socializacion del tiempo, como el reloj y los calendarios, es posible ver dos fenomenos: 1) la creciente independencia del tiempo frente a los entornos astrologico y biologico, y 2) la comprobacion de un desarrollo desde un punto de vista cultural de los conceptos asociados con el tiempo, como pueden ser la edad, los anos y las eras, entre otros (Askin, 1968).

El aspecto de la evaluacion colectiva del tiempo parece menos universal que los fenomenos de coordinacion alrededor del calendario y el reloj. La evaluacion colectiva es parte del sistema de valores, uno de los elementos mas complejos de estudio del comportamiento humano y social (Fraser, 1972). Este sistema se relaciona con la historia especifica de un grupo social en particular, de manera que es demasiado amplio considerar la cultura occidental en conjunto, como lo hicimos en el caso del calendario. A modo de muestra, no es uniforme el tiempo de espera socialmente correcto en diferentes paises occidentales: Inglaterra ha hecho fama de su puntualidad, mientras en paises de America Latina, como Mexico y Colombia, parece normal una espera de quince minutos. Los horarios de verano, la hora acostumbrada para el inicio de actividades y la cadencia de las actividades son otros indicadores que diferencian a una cultura de otra.

En esta capa, como en la anterior, el pasado y el futuro son cualitativamente diferentes. Esta es una caracteristica central de lo nootemporal y lo sociotemporal. El pasado debe ser construido en el presente, en particular cuando se trata de individuos y, para esto, se requiere memoria. Cuando el pasado pertenece a un grupo especifico, es necesario un sistema de registro que construya una memoria colectiva. El futuro, desde la perspectiva de un sujeto, corresponde a una evaluacion mas causal y parcializada. Para una sociedad, los elementos politicos y de valores historicos envian senales acerca de escenarios posibles (Fraser, 1987).

En esta capa sociotemporal, el presente depende de la sociedad de la que se trata (Fraser, 1987). En la actualidad occidental, los territorios estan conectados al instante por tecnologias de informacion y comunicaciones. Esta situacion hace que las culturas y los eventos se combinen y generen una sincronia nunca antes vista. Esta situacion produce una gran presion sobre los individuos y los grupos de personas para mantener un ritmo vertiginoso y lograr volumenes de informacion que sobrepasen las capacidades humanas (Toffler, 1984; 2000; 2006).

La capa sociotemporal es la mas compleja del modelo de Fraser y se nutre de todas las anteriores de manera indirecta y de la nootemporal de modo directo, el cual incluye la conciencia humana. La capa sociotemporal considera un tiempo que deja de ser perceptual, como lo es en parte en la nootemporal, para resaltar los ejercicios de coordinacion colectiva, los simbolos necesarios para que surja esa coordinacion y el proceso dinamico requerido para la creacion de tales simbolos. Esta capa, segun propone Fraser (1975; 1987), aporta los elementos para el estudio de la dimension temporal de un grupo de seres humanos.

8. LA ORGANIZACION COMO OTRA CAPA DE LA REALIDAD

Fraser establece que las capas de la realidad asi definidas son semiautonomas, lo que significa que tienen caracteristicas independientes y relaciones con las otras capas, en particular, con las mas cercanas. Si se considera la organizacion como otra capa de la realidad, las mas cercanas serian la nootemporal y la sociotemporal. Podriamos denominar "teleotemporal" al nivel de analisis en donde se caracteriza la temporalidad de la organizacion, si consideramos que el elemento central en la definicion y el comportamiento de las organizaciones es el enfoque hacia un objetivo.

En este nivel de analisis, proponemos considerar a la organizacion, en tanto grupo humano, como un fenomeno paradigmatico. Creemos que es vital la participacion de la teoria de la organizacion y el concurso de la gestion, la Psicologia Social, la Sociologia Organizacional y la historia de la empresa como dos aspectos que pueden contribuir a explicar los fenomenos presentes en esta capa temporal.

Tres conceptos han sido identificados como autonomos de la teleotemporalidad. Estos son: feedforward, horizonte temporal y dinamica (Beer, 1979; 1981) (implica ciclos, ritmo y cadencia) y estructura (Mera, 2008). El de feedforward es la tendencia de individuos o grupos a comportarse con base en una expectativa y no en la experiencia (Sanabria, 2003; Foerster, 1991). Esto, en terminos de la orientacion temporal ilustrada en la capa nootemporal, quiere decir la existencia de una orientacion hacia el futuro. La definicion de un conjunto de objetivos establece un escenario posible que aun no existe, pero ajusta el comportamiento del actor al mismo (Godet, 1996).

Por su parte, en la capa teleotemporal, el horizonte temporal adquiere un caracter mas preciso. Para grupos humanos como las organizaciones, la duracion del horizonte que esta transcurriendo es mas clara y rigida. Las organizaciones trazan planes para periodos determinados y estos impactan en el comportamiento organizacional. Una compania que planea una innovacion anual en su producto estrella se mide y comporta diferente de otra que presta un servicio mas o menos estable por decadas, si seguimos los razonamientos de Stacy (1992), por mencionar un ejemplo.

La dinamica se entiende desde varios componentes: el ritmo es la velocidad de sus ciclos principales, mientras la cadencia se refiere al movimiento general de avance. Una compania que fabrica alfileres tendra un ritmo veloz, pero una cadencia limitada, mas una consultora empresarial podria tener una relacion inversa en lo que atane a estos dos factores.

El aspecto de los ciclos de una organizacion se relaciona con la coordinacion entre ellos. La mayoria de las organizaciones vinculadas con el mercado estan obligadas, por ejemplo, a observar el ciclo fiscal dentro del cual pueden suceder varios ciclos de produccion y tal vez solo una determinada porcion de un ciclo innovador.

La estructura de una organizacion tiene una importante correlacion con el ambiente en donde se desenvuelve. Los nexos entre los componentes de una organizacion tienen fuerte correspondencia con su actividad principal. Esto la circunscribe a un sector de actividad, a ciertas barreras de entrada y salida y a determinadas velocidades posibles (Eisenhardt & Brown, 1987; 2002). Generar una innovacion anual para una petrolera, por ejemplo, no es una posibilidad; en cambio, se ha vuelto casi una obligacion para los productores de telefonia movil y es una opcion presente para otro tipo de organizaciones como los restaurantes.

CONCLUSIONES

Este articulo propone integrar un nuevo nivel de analisis a un modelo interdisciplinar reconocido y utilizado: el modelo de Fraser (1975; 1987). Este, en su version clasica, considera seis capas de estudio de la temporalidad. En el trabajo de este autor se hallan elementos utiles para el estudio de la temporalidad de las organizaciones, asi como un modelo comprensivo para analizar este fenomeno en escenarios de mayor alcance. Sin embargo, pensamos que los grupos humanos orientados a objetivos presentan suficientes comportamientos autonomos como para dar lugar a un nuevo nivel de estudio, que se ha denominado "teleotemporal" y se ubica en medio de la nootemporalidad y la sociotemporalidad (figura 1).

El comportamiento teleologico de un grupo de humanos exhibe caracteristicas de mayor rigidez de estructura que el de los individuos, asi como objetivos mas medibles y aislables que los de la sociedad. Si bien la propuesta acerca de la teleotemporalidad debe alimentarse de esas capas de la realidad, para que pueda ser estudiada tambien deben considerarse sus particularidades.

La busqueda por la comprension de la temporalidad de la organizacion no debe entenderse como una propuesta que trata de desplazar a otras, sino que debe integrarse a modelos mas comprensivos de la organizacion como pueden ser los de Stafford Beer (1979; 1981), el de Daniel Katz y Robert Kahn (1989) o la propuesta de Jorge Etkin (1993; 2005; 2007) entre otros, con el fin de hacer un estudio mas profundo de este fenomeno tan destacado para el ser humano.

Fecha de recibido: 10 de mayo de 2015

Fecha de aprobado: 16 de octubre de 2015

Doi: dx.doi.org/10.12804/rev.univ.empresa.30.2016.08

REFERENCIAS

Ackoff, R. (2002). El paradigma de Ackoff: una administracion sistemica. (R. Pina Garcia, trad.) Mexico D. F.: Limusa.

Askin, F. (1968). El problema del tiempo: su interpretacionfilosofica. Montevideo: Pueblos Unidos.

Battram, A. (2001). Navegar por la complejidad: guia basica sobre la teoria de la complejidad en la empresa y la gestion. Barcelona: Granica.

Beer, S. (1979). The Heart of Enterprise. Chichester: Wiley.

Beer, S. (1981). Brain of the firm: The managerial cybenetics of organization. Chichester: Wiley.

Beriain, J. (2008). Aceleracion y tirania del presente: la metamorfosis en las estructuras temporales del presente. Mexico D. F.: Antrophos.

Boscolo, L. & Bertrando, P. (1996). Los tiempos del tiempo: una nueva perspectiva para la consulta y la terapia sistemicas. Barcelona: Paidos.

Capra, F. (2000). El tao de la fisica (3a ed.). (A. A. Martell Moreno, trad.) Malaga: Sirio.

Eisenhardt, K. & Brown, S. (1987). Determinacion del ritmo en funcion del tiempo. En Harvard Business Review: La gestion de la incertidumbre (pp. 199-231). Bilbao: Deusto.

Eisenhardt, K. & Brown, S. (2002). Competir al borde del caos. Madrid: Granica.

Etkin, J. (1993). La doble moral de las organizaciones: los sistemas perversos y la corrupcion institucionalizada. Madrid: McGrawHill.

Etkin, J. (2005). Gestion de la complejidad en las organizaciones: la estrategia frente a lo imprevisto y lo impensado. Mexico D. F.: Granica.

Etkin, J. (2007). Capital social y valores en la organizacion social sustentable: el deber ser, poder hacer y la voluntad creativa. Buenos Aires: Granica.

Etkin, J. & Schvarstein, L. (1995). Identidad de las organizaciones: invarianza y cambio. Barcelona: Paidos.

Fagg, L. (1985). Two faces of time. Wheaton: The theosophical society.

Fagg, L. (2003). The becoming of time. Londres: Duke University Press.

Foerster, H. V. (1991). Las semillas de la cibernetica. Barcelona: Gedisa.

Fraisse, P. (1963). The Psychology of Time. NuevaYork: Harper& Row.

Fraser, J. T. (1972). Clock making: The most general trade. En The Study of Time II (pp. 339-355). Nueva York: Springer-Verlag.

Fraser, J. T. (1975). Of time, passion, and knowledge: Reflections on the strategy of existence. Nueva Jersey: Princeton University Press.

Fraser, J. T. (1982). The genesis and evolution of time: A critique of interpretation in physics. Amherst: University of Massachusetts Press.

Fraser, J. T. (1987). Time: The familiar stranger. Amherst: University of Massachusetts Press.

Garcia, R. (2000). El conocimiento en construccion: las formulaciones de Jean Piaget a la teoria de sistemas complejos. Barcelona: Gedisa.

Garcia, R. (2006). Sistemas complejos: concepto, metodo y fundamentacion epistemologica de investigacion interdisciplinaria. Mexico D. F.: Gedisa.

Gell-Mann, M. (2007). El quark y el jaguar: aventuras en lo simple y lo complejo (6a ed.). (A. Garcia & R. Pastor, trads.) Barcelona: Tusquets.

Godet, M. (1996). De la anticipacion a la accion: manual de prospectiva y estrategia. Bogota: Alfaomega.

Goodwin, B. (1998). Las manchas del leopardo: la evolucion de la complejidad. (A. Garcia, trad.) Barcelona: Tusquets.

Hawking, S. (1995). Breve historia del tiempo. Bogota: Planeta.

Katz, D. & Kahn, R. (1989). Psicologia Social de las organizaciones. Mexico D. F.: Trillas.

Maturana, H. R. (1997). El sentido de lo humano. Santiago: Dolmen.

Mera, C. (2008). Hacia un concepto de tiempo para la organizacion. (Tesis de maestria inedita). Universidad Nacional de Colombia, Bogota, Colombia.

Mera, C. (2011). Caracteristicas del tiempo en la organizacion. Conferencia presentada en el XVI Congreso Internacional de Contaduria Administracion e Informatica, Mexico D. F., Universidad Nacional Autonoma de Mexico.

Montoya Restrepo, I. & Montoya Restrepo, L. A. (2009). Algu nas concepciones del tiempo en Ciencias Sociales e implicaciones para la investigacion en direccion estrategica. Revista Facultad de Ciencias Economicas: Investigacion y reflexion, XVII(1), 57-79.

Morgan, G. (1997). Images of organization. Londres: SAGE.

Morin, E. (1988). El conocimiento del conocimiento. Madrid: Catedra.

Munera, P. (2007). La idea de organizacion. Medellin: Comunicacion S. A.

Nicol, E. (1965). Principios de la ciencia. Mexico D. F.: Fondo de Cultura Economica.

Piaget, J. (1970). The child's conception of time. Nueva York: Basic Books.

Piaget, J. (1971). La epistemologia del tiempo. Buenos Aires: El Ateneo.

Prigogine, I. (1980). From being to becoming: Time and complexity in the physical sciences. San Francisco: Freeman.

Prigogine, I. (1989). Exploring the complexity: An introduction. Munich: Piper Gmbh & Co.

Prigogine, I. (1993). ?Tan solo una ilusion? Barcelona: Tusquets.

Prigogine, I. (1997). El nacimiento del tiempo. Madrid: Taurus.

Sanabria, M. (2003). La temporalidad de la decision, la crisis y la construccion de la realidad organizacional. Innovar (22), 73-84.

Stacey, R. (1992). La estrategia de los 90. Bogota: Legis.

Toffler, A. (1984). El "shock" del futuro. Barcelona: Plaza & Janes.

Toffler, A. (2000). La tercera ola. Barcelona: Plaza & Janes.

Toffler, A. (2006). La revolucion de la riqueza. Barcelona: Plaza & Janes.

Valencia Garcia, G. (2007). Entre cronos y kairos. Las formas del tiempo sociohistorico. Mexico D. F.: Anthropos.

Vasco, C. (2000). El tiempo en la teoria general de procesos. En J. Lopera (ed.), El problema del tiempo (pp. 215-240). Medellin: Universidad Nacional de Colombia, Facultad de Ciencias Humanas y Economicas.

Whitrow, G. J. (1980). The Natural Philosophy of Time (2a ed.). Oxford: Clarendon Press.

Whitrow, G. J. (1990). El tiempo en la historia: la evolucion de nuestro sentido del tiempo y la perspectiva temporal. Barcelona: Critica.

Zea, L. F. (2004). La organizacion como tejido conversacional. Medellin: Fondo Editorial Universidad Eafit.

(1) Entendida como la porcion de la Fisica circunscrita a las leyes de Newton, las cuales son aplicables en escenarios gravitacionales a velocidades pequenas en comparacion con la velocidad de la luz y toman como referencia un objeto inerte (Capra, 2000). La formulacion alrededor del movimiento armonico simple es uno de sus ejemplos mas representativos.

Claudio Mera Ruiz, Doctor en Ciencias de la Administracion, de la Universidad Nacional Autonoma de Mexico (UNAM), magister en Administracion y administrador de empresas, de la Universidad Nacional de Colombia. Correo electronico: claudio.mera1@gmail.com
COPYRIGHT 2016 Universidad del Rosario
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Mera Ruiz, Claudio
Publication:Revista Universidad y Empresa
Article Type:Ensayo
Date:Jan 1, 2016
Words:6639
Previous Article:Fidelizacion y rentabilizacion de usuarios de seguros todo riesgo de vehiculos por medio de la venta cruzada y la venta escalonada. Un enfoque...
Next Article:?De que estan hechos nuestros emprendedores?
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters