Printer Friendly

Tecnologia, relaciones laborales y derecho del trabajo: acerca de la tension entre la tecnica y la persona.

Technology, Labor Relations and Labor Law: The Tension between Technique and Person

Tecnologia, relacoes laborais e direito do trabalho: acerca da tensao entre a tecnica e a pessoa

Introduccion

Como un inquieto miembro de la familia juridica, el derecho del trabajo que conocemos nacio bajo la sombra de dos grandes revoluciones: la primera, de indole politica (Revolucion francesa) y la segunda, de naturaleza tecnoeconomica (Revolucion Industrial). Las consecuencias sociales de ambas circunstancias historicas configuraron un regimen especial de vinculo productivo basado en el trabajo libre, pero dependiente. Dicho modelo de relacion, como es conocido, evoluciono en su regulacion contractual inicial a un posterior nivel legal y convencional y, desde alli, a los espacios constitucionales e internacionales de normatividad.

Hacia su interior, el derecho del trabajo afronto, desde su origen, un conjunto de tensiones geneticas que consisten en la presencia de contrastes que han perfilado sus principales categorias a lo largo de su existencia. En otro estudio se han enumerado dichas dualidades que aqui pueden resumirse en los siguientes pares: 1) cambio-estabilidad; 2) libertad-proteccion; 3) persona-tecnica; y 4) soberania-autonomia (Ambesi, 2017, pp. 13-16).

Estas tensiones no conviven de manera aislada; en rigor, se relacionan unas con otras y todas, a su vez, se conectan con los contextos sociales y juridicos en los que operan. De ese modo permeable, el derecho del trabajo vive en una constante movilidad interna que alcanza al mismo tiempo a la naturaleza de sus controversias y a los derechos comprometidos en ellas.

Con lo expuesto no se pretende opacar el protagonismo de ese gran par "capital-trabajo" sobre el que tanto se ha escrito. El interes del presente estudio apunta a reflejar lo que ha sucedido con uno de los contrastes hereditarios que signa la especialidad, fincado en la persona y la tecnica, hoy convulsionado por la constante evolucion tecnologica. Con el fin de analizar esta cuestion, se ha estimado conveniente emplear una metodologia mixta, pluridisciplinaria, al acudir a ciencias cercanas al campo juridico que ayuden a iluminar lo que sucede en la profundidad del derecho del trabajo actual. La investigacion historica, por ejemplo, contribuye a comprender el sentido y magnitud de las fuerzas que influyeron e influyen en la rama laboral y en sus instituciones (Tucker, 2017) sin que por ello se deba abandonar la morfologia cientifico-juridica que las alberga.

En otras palabras, se asume la necesidad de atravesar la frontera del conocimiento juridico para regresar, enriquecido, al punto de partida. Desde este umbral, se propone como hipotesis un replanteamiento intenso del ambito subjetivo del derecho del trabajo como forma de sostener la vigencia del principio protectorio del trabajador frente a la nueva economia tecnologica encabezada, en la actualidad, por los negocios de plataformas virtuales.

Se aclara al respecto que los terminos "tecnica" y "tecnologia" se utilizan aqui en un sentido amplio y aplicado a la elaboracion de procesos y cosas, aunque en este caso lo tecnologico alude a aquellos procesos productivos en donde lo cientifico juega un papel relevante, muy superior a lo puramente herramental.

Del trabajo al trabajador

Asiste razon a la literatura especializada que desde hace tiempo se interroga sobre la verdadera denominacion que deberia recibir el derecho del trabajo. Y es que, por sobre el objeto de la relacion contractual, desde temprano ha sido la persona el centro de relevancia normativa. El fin de la regulacion laboral paso de ser la "cosa" o fuerza de la prestacion a ser el propio trabajador al reconocersele, en dicha transferencia, una particular dignidad individual sin dejar de potenciarse su socializacion economica y politica (Supiot, 1996).

Todo ello significo un curso ascendente de reconocimientos juridicos nacionales e internacionales, donde el caracter subjetivo de la parte obrera incorporo una nueva representacion de tipo colectivo (el sindicato), cuya interaccion con los poderes publicos alento el desarrollo de programas normativos de proteccion y de progreso de finalidad comun (el Estado social). Los ejemplos paradigmaticos que ofrecen algunas de las constituciones y leyes de principios del siglo XX sirven para apreciar esta sinergia individual y colectiva en un sistema juridico que comenzo a ocuparse no solamente de la validez o invalidez de las conductas de las partes, sino tambien de las aspiraciones sociales que planteaban los trabajadores. Esto explica la facilidad con la que el derecho del trabajo de la epoca supero las fronteras entre lo privado y lo publico al erigirse como una rama juridica unica, en tanto privilegio la persona del trabajador en multiples niveles y dimensiones de decision. Tal superacion tambien se observa en los sistemas del common law. Mas alla de la vision critica con que se analiza el sustrato de aquella distincion (Klare, 1982), la evolucion que se opero desde el antiguo esquema privado del master and servant hasta el posterior reconocimiento estatal de las garantias individuales y de los derechos colectivos laborales en este periodo arroja un resultado positivo, aunque el mismo no siempre sea concluyente (Deakin & Morris, 2009, pp. 21-22; Arthurs, 2011).

Con el final de la Segunda Guerra Mundial y la crisis del positivismo normativista, la reexpresion del Estado social como Estado social de derecho y Estado de bienestar fue acompanada con la correlativa expansion del derecho internacional de los derechos humanos a ambos lados del Atlantico. Se edificaron asi los sistemas juridicos nacionales basados en una arquitectura de fuentes comunicadas entre si y articuladas con base en las siguientes caracteristicas: a) prevalencia operativa de los principios y reglas constitucionales y supralegales por sobre los principios y reglas legales e infralegales; b) constitucionalizacion subita de los casos o controversias sometidos a resolucion de los jueces laborales; c) protagonismo de los magistrados; y d) relevancia de la metodologia interpretativa y de la argumentacion. Dicho fenomeno, que la filosofia del derecho ha resumido bajo el termino "neoconstitucionalismo" (Vigo, 2015), incremento la axiologia humanista de la rama laboral mas alla de la conmocion estructural generada en aquellos aspectos sistemicos referidos a la jerarquia, a la armonia y a la congruencia de los ordenamientos locales.

La convergencia de los conceptos de persona, comunidad y derechos humanos desemboco en una perspectiva renovada: la de considerar al trabajador como ciudadano en todos los ambitos sociales, incluida la empresa. Esta concepcion elevo a un mayor grado de tutela aquellos derechos laborales centrados en el respeto al individuo y de especial conexion con su libertad, igualdad y dignidad. A partir de este desenvolvimiento internacional, regional y local, la persona humana (para emplear la terminologia propia del derecho internacional) paso a ser un sujeto con legitimacion para hacer valer sus pretensiones ante los organismos jurisdiccionales contemplados en tales niveles de integracion juridica (Llanos Mansilla, 1985; Candado Trindade, 2007; Santiago, 2009).

La incorporacion de estas garantias en el catalogo de los derechos fundamentales derivo, por su parte, en la aplicacion de mecanismos procesales de prevencion y reparacion, emanados directamente del nivel constitucional, dirigidos tanto a las autoridades publicas como a los sujetos privados. De esta forma, trabajadores y empresarios fueron alcanzados por un sistema juridico abierto, conformado desde los derechos fundamentales y estructurado sobre la clasificacion de las normas entendidas como mandatos de optimizacion, en el caso de los principios, y de determinacion, en el supuesto de las reglas (Alexy, 2012).

De la tecnica a la tecnologia

El aspecto tecnologico no es nuevo en la vida del hombre. La creacion de maquinarias concebidas como un encadenamiento de operaciones productivas nos llega desde la Antiguedad a partir de la confluencia entre la practica del cercano Oriente y el pensamiento contemplativo griego. El efecto de esta combinacion no fue otro que la creacion de instrumentos que pueden ser calificados al mismo tiempo como herramienta y operador (Simondon, 2017, pp. 131-132).

Si la tecnica ya jugaba un papel destacado en la evolucion del obrar humano, la primera Revolucion Industrial, en cuyo fragor aparecio el derecho del trabajo, no hizo sino aumentar dicha relevancia. La frase de Ricardo, citada por Marx, en cuanto a que maquinaria y trabajo viven en continua competencia (Marx, 2018, p. 157, nota 197), fue uno de sus justificativos para desarrollar, con algun atenuante referido al caracter paliativo de la explotacion, una posicion critica acerca del avance del medio de trabajo sobre el obrero. En sentido contrario, los estudios historicos concluyeron que, antes que un momento arrasador del trabajo humano por la primera gran industrializacion, en dicha etapa convivieron las factorias con las unidades mas pequenas de labor manual (Arenas Posadas, 2003, pp. 18-19).

Ahora bien, si la tension resenada pudo ser mas colaborativa que destructiva y, ademas, favorable al ascenso de los derechos de la persona, como sucedio con las cuestiones inherentes a la limitacion de la jornada o del trabajo de mujeres y menores, ?por que, entonces, cobro tanta fuerza la idea de asimilar lo tecnico como adversario de lo laboral?

Hay que decir que tal inquietud se manifesto de manera vehemente en los intelectuales del periodo de "entre guerras" que asignaron a la tecnica una monumental fuerza transformadora o, mejor aun, le dieron el caracter de fenomeno de caracter dual, de avance y sujecion. El caso de los hermanos Junger es bastante claro en este punto. Ernst, dedicado a reflexionar sobre la figura del trabajador, enfatizo la falta de neutralidad que posee la tecnica con su "logica misteriosa" que atrae y seduce a los seres humanos. En sus palabras, se trata de "una logica que se hace mas y mas evidente e irresistible a medida que va ganando totalidad el espacio de trabajo" (Junger, E., 1990, p. 156). Su hermano Friedrich dio un paso mayor en este sentido al considerar sus efectos en el ambito juridico. Apunto a la interferencia que la tecnica causa en las libertades individuales y colectivas que se sustraen a su modo de organizacion ("No se detiene tampoco ante el derecho publico, el derecho constitucional o el propio Estado"), asi como a las consecuencias perturbadoras que sobre el modelo social y gubernativo produce, avanzando y sustituyendo todo diseno organizativo: "La tecnica disuelve y liga al mismo tiempo" (Junger F., 2016, pp. 159-161).

Por la misma epoca, Ortega iniciaba su curso sobre la tecnica con una referencia a los conflictos que esta suscita en las sociedades, en especial por la "superabundancia de su propia eficiencia" (Ortega y Gasset, 2004). La dogmatica iuslaboralista acogio este concepto para explicar la escasez del trabajo por saturacion del sistema de necesidades, a la espera de la aparicion de nuevas necesidades y nuevos trabajos (Alonso Olea, 2016).

Poco despues fue Heidegger quien, en su conferencia del 18 de noviembre de 1953, propuso entender la esencia de la tecnica como un "des-ocultar", una liberacion de energias naturales con un sentido de "pro-vocacion" (Heidegger, 1997, pp. 113-148).

Este caracter explosivo de la tecnica, encarnada cientificamente por la tecnologia, es el que ha ocasionado una presion irresistible sobre la diferencia entre objeto y proceso. No es casual que una pensadora como Arendt, interesada en el hacer del hombre, haya dividido el curso historico de la tecnologia moderna en tres etapas: la primera, inherente a la Revolucion Industrial, que mantenia la imitacion de los procesos naturales para el logro de los objetivos humanos; la segunda, en donde comenzo la desnaturalizacion de la materia para la construccion de los artificios humanos; y la tercera, contemporanea a la epoca de la autora, con su punto culminante en la automatizacion plena y el desencadenamiento de la energia nuclear, a partir de lo que perdio sentido la distincion entre operacion y producto (Arendt, 2009, pp. 168-169).

Este breve repaso de opiniones acerca de la imagen que nos devuelve la tecnologia no estaria completo sin una brevisima referencia a quienes, con distinto enfasis critico, subrayan el efecto de sujecion por sobre cualquier metafora de progreso. Aunque excede los propositos de este analisis, las menciones a Weber, Adorno y Horkheimer, Marcuse o Foucault, entre otros, resultan citas obligadas para completar, desde distintas perspectivas, esta arista del fenomeno.

Los procesos tecnologicos y su impacto en el derecho del trabajo

Un repaso de la historia de las revoluciones industriales invita a caracterizar la fuerza movilizadora de la tecnologia presente en cada una de ellas: la primera (fines del siglo XVIII) quedo signada por la mecanizacion, la segunda (mitad del siglo XIX) se caracterizo por haber sido la epoca de la energia y la produccion en masa, la tercera (anos sesenta del siglo XX) quedo materializada en el surgimiento de las computadoras y del progreso de la telematica, y la cuarta (iniciada en el siglo XXI) se determino a partir del advenimiento de la economia digital (Gonzalez-Paramo Martinez-Murillo, 2017). En cada etapa, el impacto de las mencionadas transformaciones en la organizacion de las empresas fue dejando huellas en su geografia: de la factoria se paso a las grandes divisiones integradas de produccion, de alli a los disenos estructurales basados en la gestion de proyectos y desde ese modelo se llego al presente, donde el tamano de las empresas importa mucho menos que el desarrollo de sus competencias en terminos de valor de sus conocimientos (Kapas, 2008).

Las consecuencias de las apuntadas mutaciones en ambos sujetos de la relacion laboral (empleador y trabajador) son innegables y favorecen el analisis de los procesos de cambio tecnologico desde dos facetas que aqui se denominaran: a) de descentralizacion y b) de personalizacion.

Los procesos tecnologicos de descentralizacion

La crisis del Estado de bienestar, que data de mediados de los anos setenta del siglo XX, derivo en la decadencia del modelo de produccion fordista, encarnado en la exaltacion de la relacion vertical entre las partes y en la importancia del establecimiento matriz, con su empleo estable y su empleador unico. Posteriormente, cuando la productividad reclamo de la persona mayor eficiencia, las empresas dieron respuesta a este imperativo mediante el desarrollo de procesos marcados por la descentralizacion, cuyos reflejos juridicos se ubican en las contrataciones atipicas de los trabajadores y en las intermediaciones empleadoras, expandidas desde los anos ochenta y noventa. La llamada "fragmentacion" del trabajo dejo atras las categorias normativas pensadas para definir la relacion laboral basica, lo que obligo a los operadores juridicos a emplear nuevas herramientas para identificar a los empleadores y a los trabajadores comprometidos en un vinculo (Deakin, 2001; Fudge, Tucker & Vosko, 2002, pp. 87-88; Fudge, 2006). En el plano internacional, estas dificultades motivaron la adopcion, por la Organizacion Internacional del Trabajo, de una Recomendacion destinada a facilitar la solucion de las controversias surgidas en torno a la existencia de la relacion de trabajo (oit, 2006).

Observada desde el presente, la llamada "huida del derecho del trabajo" (Rodriguez-Pinero, 1992) obro, antes que en clave de retirada, como una sucesion de reacomodamientos normativos en la que los derechos nacionales adaptaron sus principios y reglas en procura de salvaguardar las instituciones laborales de proteccion. Este cambio dejo al sistema juridico laboral inmerso en una monumental paradoja: mientras el derecho internacional de los derechos humanos alimentaba sus fuentes tutelares, la realidad tecnologica se bifurcaba hacia senderos alejados del terreno laboral clasico. El esfuerzo doctrinario y jurisprudencial para asegurar la supervivencia del aparato protectorio se practico a costa de grandes sacrificios conceptuales, impuestos por la propia descentralizacion, como en las nociones tipicas de trabajador, empleador, establecimiento, jornada o remuneracion.

A su vez, la importancia creciente del conocimiento como factor de produccion llego a influir en la gestion de las empresas y su nexo con los trabajadores, y sustituyo la clasica cadena de mandos "superior-medioinferior" de las organizaciones por un patron articulado sin rangos medios, donde la base se maneja en un entorno controlado de autonomia y habilidad (Fisk, 2005).

La innovacion en el campo informatico acelero este proceso interventor sobre la subjetividad laboral para alcanzar el nivel colectivo. Al inicio de la decada de los noventa, Reich (1993) avizoro los denominados "tres trabajos del futuro", calificados segun sus posiciones competitivas. Asi, distinguio entre los "servicios rutinarios de produccion", los "servicios en persona" y los "servicios simbolico-analiticos". En su estudio destaco, entre otras, la particularidad de una ruptura de los lazos de solidaridad entre los trabajadores simbolico-analiticos y los restantes grupos, a la hora de negociar las condiciones de trabajo. La perdida de conciencia de clase y la reivindicacion de la individualidad son aspectos clave de los cambios provocados por la tecnologia en las relaciones laborales. De alli a la decadencia politica del sindicato, como representacion genuina de los trabajadores organizados con capacidad para influir en la toma de decisiones gubernativas, habra un solo paso.

En ese marco, la globalizacion y la interrelacion de los derechos laborales se contrapuso con la mundializacion del comercio de bienes y servicios. Tal combinacion provoco una nueva presion sobre los derechos locales al promover: a) un modelo productivo organizado de manera trasnacional; b) un marco de relaciones laborales de perfil horizontal y basado en el cumplimiento de objetivos; c) la consideracion instrumental de las fuentes juridicas; d) la influencia de procedimientos tecnicos y de certificacion de calidad, destinados a garantizar legitimidad, transparencia y eficacia, por sobre otros objetivos (Supiot, 2007).

Sobre este sedimento las organizaciones productivas adaptaron su estructura al diseno de red, con el fin de incrementar su movilidad y facilitar su constante transformacion. Estos esquemas empresarios no tardaron en conmover la concepcion tradicional de la relacion laboral, plasmada en los ordenamientos nacionales, al potenciar factores que ya afectaban las instituciones del trabajo, como la flexibilidad de mano de obra, funcional y salarial, la individualizacion del vinculo y el modo de negociacion entre las partes (Martinez Moure, 2017). La convergencia entre lo objetivo y lo subjetivo no tardo en diseminarse a escala global de la mano de la "empresa red", quien requirio para funcionar de una mayor conjuncion entre el trabajo descentralizado y la individualizacion del trabajador (Castells, 2006, p. 412).

Los procesos tecnologicos de personalizacion

La siguiente fase del cambio comenzo cuando la tecnica impregno su propio caracter en la elaboracion de cosas que antes no se creian realizables (Blumenberg, 2013, p. 89). La designada "cuarta revolucion industrial" abarca tres grandes areas: las fisicas, con los vehiculos autonomos, la impresion 3D, la robotica avanzada y los nuevos materiales de construccion; las digitales, con "internet de las cosas" (IoT en ingles), los registros encadenados blockchain y las plataformas digitales; y, finalmente, las biologicas, como la ingenieria genetica, la nanotecnologia y la neurotecnologia, entre otras manifestaciones (Schwab, 2017).

Como se predijo hace medio siglo en un inusual ensayo, "El intenso poder descentralizador de la computadora de eliminar ciudades y todas las concentraciones de poblacion no es nada comparado con su poder de convertir el hardware en software y los bienes de capital en informacion" (McLuhan, 2016, p. 88). A esto hay que adicionar el poder del consumo con la consiguiente mutacion de lo realizable en funcion de su utilidad, como stocks, depositos o reservas. Cobra sentido la temprana definicion de Heidegger en cuanto a que ya no hay mas objetos sino Bestande, existencias, sujetos o entes preparados para el consumo (citado por Acevedo Guerra, 2014, p. 308).

Se asiste, asi, a la expansion de un nuevo modelo de negocio, el de la economia bajo demanda o economia basada en la prestacion de servicios bajo plataformas virtuales que enlazan oferta y demanda de manera inteligente para llevar al maximo los grados de descentralizacion y de personalizacion. Como definicion generica, este modelo comprende distintas iniciativas enmarcadas en la llamada "economia colaborativa" y las modalidades de crowdsourcing o crowdwork, online u offline, entre otras actividades (Todoli Signes, 2015; Mercader Urbina, 2017).

Lo anterior resume el problema actual que interpela al derecho del trabajo y que trasciende los flujos y reflujos de la globalizacion. En sociedades atravesadas por el conocimiento, la informacion y el consumo individuales, la traslacion de este hipersujeto al mundo laboral ha sido clave para conmover la tipologia fundante del vinculo, como es la caracterizacion del empleador como aportante del capital fisico que moviliza la parte trabajadora dependiente. Al ingresar en un mundo multitudinario de "sujetos" conectados, fisicos o virtuales, el trabajador corre serios riesgos de perder su sitial como destinatario por excelencia de proteccion juridica. En este proceso tecnologico, parcialmente diverso al implementado tres decadas atras, la preeminencia radical del individuo desarma la formula compensatoria que el sistema juridico laboral ha venido sosteniendo desde hace poco menos de doscientos anos. Este futuro, que se ha hecho presente, interpela la necesidad de resguardar la situacion del sujeto mas debil porque el mismo queda disimulado en multiples relaciones paritarias con otros, con los que intercambia bienes y servicios, sin otras limitaciones horarias o prestacionales que aquellas impuestas por el enlace. El papel protagonico adjudicado al trabajador ahora se empequenece por conducto del mayor espectaculo de personalizacion productiva mediada por la tecnologia que hayamos observado.

Algunas respuestas de la gobernanza global

Del amplio universo de reacciones que el fenomeno apuntado ha generado, en especial en el campo laboral, se estima conveniente detenerse en las expresiones de los documentos emitidos por algunas instituciones de la denominada "nueva gobernanza global", nocion que alude a la construccion de un complejo policentrico de gobierno, cuyos procesos de decision involucran a sujetos publicos y privados, nacionales e internacionales, con multiples niveles legales e institucionales (Rigge, 2014). La Organizacion Internacional del Trabajo, el G20 y la Iglesia Catolica se ubican aqui como ejemplos calificados de tales sujetos. La reciente agenda sobre el tema, aprobada por el Parlamento Europeo, tambien merece ubicarse en este grupo. De igual manera, y para completar la plataforma de analisis, se considera pertinente avanzar sobre los ejemplos brindados por la jurisprudencia, siendo que ya existen pronunciamientos judiciales que han resuelto conflictos suscitados en el desenvolvimiento de la economia de plataformas.

Respuestas institucionales

A lo largo de su historia, la oit ha elaborado un conjunto de documentos destinados a sostener la vigencia de los principales criterios axiologicos en materia de proteccion laboral. Es conocida su actividad normativa a traves de la adopcion de convenios, generadores de obligaciones internacionales para los Estados que los ratifican, y de recomendaciones que, si bien no poseen el mismo grado de obligatoriedad que los anteriores, guardan identico caracter de universalidad y son objeto de seguimiento por la Oficina en lo relativo a la ejecucion de las medidas nacionales necesarias para su aplicacion (Bronstein, 2013, pp. 61-63).

Sin desmerecer la importancia de las citadas regulaciones, para los fines del presente estudio interesan otros instrumentos que, a pesar de no producir similares efectos juridicos, exhiben una importancia politico-institucional elocuente. Las Declaraciones de la Conferencia Internacional sobre Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo (1998) y sobre la Justicia Social para una Globalizacion Equitativa (2008), por ejemplo, reflejan--aunque no se mencione de esta manera--la preocupacion del organismo por los efectos del avance tecnologico sobre el trabajo. Junto a estas resoluciones merecen destacarse las memorias del director General que poseen, en determinadas circunstancias socio-economicas, un valor que excede su propia dimension particular. Basta recordar que en una de ellas se propuso como finalidad primordial para la oit la reivindicacion del concepto de "trabajo decente" en todo el mundo (1999).

Ahora bien, consciente de la emergencia de un nuevo fenomeno, el director General de la oit apunto a profundizar la llamada "Iniciativa del centenario relativa al futuro del trabajo" (2015), al formular en el texto un diagnostico sobre el estado actual del trabajo y de las relaciones laborales y al plantear puntos nodales de dialogo en torno al porvenir. En uno de estos analisis se ha delineado el tema que nos ocupa:

En la actualidad, cabe preguntarse si la revolucion tecnologica en curso, anunciada por muchos observadores, que se caracteriza por la utilizacion de megadatos (big data), impresoras en 3D y robots en los procesos de manufactura, ofrece un potencial tan grande para reemplazar la mano de obra que rompe por completo con todo lo que la precedio, y si, a fin de cuentas, no es en realidad un factor que inhibe en lugar de propiciar el trabajo decente (parrafo 57).

La respuesta brindada a este interrogante, en el parrafo siguiente del documento, insiste en desestimar toda resistencia al cambio y, por el contrario, asumir el desafio de gestionar la innovacion, garantizando que sus beneficios alcancen la mayor cantidad posible de destinatarios. Y ello porque: "En todo caso, los intentos por resistir a la innovacion no deberian verse como erroneos o contraproducentes, sino simplemente como una guerra perdida; no hay ninguna manera creible de ofrecer resistencia" (parrafo 58).

Una respuesta similar se encuentra en la declaracion formulada por los lideres del G20 que enfatiza en la interconexion mundial al concluir que la digitalizacion ofrece la oportunidad de crear nuevos y mejores trabajos y, al mismo tiempo, eleva los desafios a considerar en materia de capacidades, proteccion social y calidad del empleo (G20, 2017, pto. 15).

La Iglesia catolica, por su parte, ha seguido con atencion los resultados del avance tecnologico sobre las sociedades en general y sobre la relacion entre la tecnica y el sujeto trabajador como topico especifico. En la enciclica Laborem exercens, s. Juan Pablo II reconocio la significacion de la tecnica como "coeficiente fundamental del progreso economico", aunque se interrogo respecto a su vinculo con el trabajo humano y con su protagonista, el hombre (1981, II-5, ultimo parrafo).

Benedicto XVI dedico todo un capitulo de su enciclica Caritas in veritate a considerar la importancia de la tecnica en el desarrollo de los pueblos, reivindicando aquella dualidad antes resenada, sin dejar de lado sus riesgos: "(...) la tecnica tiene un rostro ambiguo. Nacida de la creatividad humana como instrumento de la libertad de la persona, puede entenderse como elemento de una libertad absoluta, que desea prescindir de los limites inherentes a las cosas" (2009, p. 70).

Francisco continuo este analisis al destacar su arista repersonalizadora porque, en manos de la tecnologia, el sujeto se despliega en el establecimiento del metodo cientifico con su experimentacion, que ya es explicitamente tecnica de posesion, dominio y transformacion. Es como si el sujeto se hallara frente a lo informe totalmente disponible para su manipulacion (2015, p. 106). Tal preocupacion lo llevo, en fecha reciente, a incorporar como juego conceptual el tandem "trabajo, tiempo y tecnologia", como forma de alertar que el avance tecnologico, del que se reciben tantos beneficios y oportunidades, puede obstaculizar el desarrollo sustentable si esta asociado a un paradigma de poder, dominio y manipulacion (Francisco, 2017).

La inquietud por adoptar un tratamiento uniforme de las actividades que se integran bajo este nuevo concepto economico-tecnologico movio al Parlamento Europeo (pe) a establecer una agenda de evaluacion de sus distintos aspectos, incluyendo su impacto en el mercado de empleos y en los derechos de los trabajadores (pe, 2017).

Respuestas judiciales

Los acontecimientos e innovaciones en analisis han dado lugar a una experiencia judicial comparada que ilustra la actividad de los operadores juridicos para dilucidar los contornos de las multiples vinculaciones en juego y los presupuestos a partir de los cuales la misma tecnica contribuye a demarcar el terreno subjetivo que divide a prestadores independientes de los determinados como trabajadores.

El ejemplo de Uber resulta paradigmatico, aunque no es el unico. Su alcance global, los terminos de su conexion con potenciales usuarios, los proveedores fisicos de los servicios y la jurisprudencia que todo ello ha generado, tanto en Estados Unidos como en Europa, ofrece un material rico para la reflexion que aqui se propone. De estas experiencias resulta apropiado destacar el modo en que los tribunales britanicos han resuelto la controversia iniciada por los conductores de vehiculos contra la empresa.

Tanto en la primera instancia (Employment Tribunals, et), como en la alzada (Employment Appeal Tribunal, eat) del caso Y. Aslam, J. Farrar & Others vs. Uber B. V., Uber London Ltd., Uber Britannia Ltd., se partio del analisis de las cuestiones ventiladas en el proceso, teniendo en cuenta las propias caracteristicas de la actividad. Ante el planteamiento incoado por la demandada, en cuanto a que el sistema de la aplicacion basicamente reune a 30.000 pequenos empresarios individuales que ofrecen sus servicios, la sede judicial respondio con un razonamiento que descarto tal argumento: "The drivers could not grow their 'businesses', they had no ability to negotiate terms with passengers (save to agree a fare reduction) and had to accept works on Uber's terms" ("Los conductores no pueden expandir sus 'negocios' porque no tienen capacidad para negociar los terminos con los pasajeros (excepto acordar una reduccion de la tarifa) y se ven obligados a aceptar trabajos en los terminos de Uber") (eat, 2017, p. 39, parrafo 107, reiterado de et, 2016, p. 28, parrafo 90).

Esta aplicacion actualizada de la tradicional regla de "primacia de la realidad" que rige el derecho del trabajo, utilizada en el novedoso contexto del intercambio de servicios, merece ser reivindicada. El argumento viene precedido por otra indagacion sobre la realidad del vinculo, como es el descubrir "the imbalance of power between the parties" ("el desbalance de poder entre las partes") que favorece el anclaje del caso en el puerto iuslaboral (eat, 2017, p. 35, parrafo 98).

Mas cerca en el tiempo, aunque con referencia a la calificacion de Uber como empresa de servicios de transporte, tambien merece ser citado el pronunciamiento del Tribunal de Justicia de la Union Europea (TJUE) que destaco la influencia decisiva que ejerce la empresa sobre las condiciones de prestacion, su control sobre la calidad de los vehiculos y el comportamiento de los conductores, entre otros fundamentos que lo llevaron a caracterizar dicha actividad de intermediacion (TJUE, 2017, parrafo 39).

El caso Ofilingua, decidido por la Sala Social del Tribunal Supremo de Espana (TS), es otra muestra de las cuestiones que se ventilan en los conflictos derivados del uso de las plataformas de enlace. El colegiado rechazo el recurso interpuesto por la empresa, dedicada a brindar servicios de traduccion, solicitados por organismos publicos a traves de la conexion con los traductores via una aplicacion informatica, estableciendo la existencia de una relacion laboral entre las partes. Para ello determino la presencia de notas de ajenidad y dependencia en el vinculo, sin perjuicio de la ausencia de un horario fijo en la prestacion, de su voluntariedad en la aceptacion (el traductor podia rechazar la convocatoria) y de su modo de retribucion fijo y periodico (mensual), en proporcion a la actividad prestada. En palabras del tribunal, "Aunque parece que el interprete goza de gran libertad a la hora de acudir o no a prestar servicios, es lo cierto que, dada la relacion establecida entre las partes, si no acude, corre el riesgo de que no se le vuelva a llamar" (TS, 2017).

En los caminos seguidos por estas resoluciones aflora una guia hermeneutica comun: el escrutinio de las cuotas de poder que administra cada sujeto de la red como metodo para discernir la correspondiente cuota de proteccion a asignar.

A modo de conclusion

Anegados por las constantes olas de progreso tecnico, resulta dificil apreciar hasta que grado el actual modo global de existencia ha afectado nuestra capacidad de percepcion para indagar en el interior del cambio. Ello impide visualizar la magnitud del impacto que el producto tecnologico obtenido provoca sobre el sujeto laboral que lo construye o interviene en su produccion que, no obstante, carece de la posibilidad de disponer o de aprovechar el fruto de su trabajo (Benjamin, 2012, pp. 56 y 312).

En el pasado, el derecho del trabajo, como sistema juridico, ha hecho gala de su capacidad de adaptacion frente a los cambios sociales al mantener un estandar de equilibrio funcional que le permitio seguir operando en condiciones estables. Sin embargo, las mutaciones provocadas por los procesos tecnologicos--de descentralizacion, primero y de personalizacion, despues--lo han llevado a debatir una cuestion mas profunda: si resulta util insistir con su propia nocion de equilibrio o si debe alentarse una nueva idea al respecto (Van der Kerchove & Ost, 1997, p. 150).

La ultima revolucion tecnologica viene forzando este planteamiento al sembrar de sujetos protagonicos las relaciones productivas de las empresas en red y al poner en duda la necesidad de contar con la figura del trabajador para acudir en asistencia de quienes prestan servicios enlazados en algun lugar y momento de la cadena de conexion.

Las opiniones recogidas en este analisis denotan, por una parte, una cierta resignacion a lo irreversible del cambio al apuntar al modo de gestionar sus consecuencias mientras, desde otra optica que no es necesariamente compatible con la anterior, se focaliza la atencion en los riesgos que conlleva la total rendicion a la supremacia tecnica que personaliza y despersonaliza al mismo tiempo.

Frente a ello, la jurisprudencia resenada muestra la capacidad resiliente del derecho del trabajo para resolver las controversias derivadas de la innovacion tecnoeconomica, a traves de una recreacion de las reglas de interpretacion iuslaboral, como son la primacia de la realidad y el desbalance de poder entre las partes.

Desde alli, entonces, resulta posible identificar un punto de partida sobre el cual apalancar futuras reflexiones destinadas a la actualizacion de la especialidad, que superen las antiguas concepciones aprioristicas de la relacion de dependencia y, a su vez, mantengan una axiologia protectoria. La funcion compensatoria del derecho del trabajo puede subsistir sin apelar a una solucion del tipo "todo o nada" que deje la idea del vinculo laboral como un obstaculo, una remora del siglo XX incompatible con la transformacion permanente del mercado. No hay impedimento alguno para considerar, como posibles, futuras regulaciones legales, colectivas o estatutarias que den cuenta de las nuevas realidades y alumbren nuevos conceptos. Serviran asi de sedimento para fijar, en un terreno normativo menos movedizo, la figura del trabajador como sujeto juridicamente protegido en el actual entorno tecnologico.

Referencias

Acevedo Guerra, J. (2014). Heidegger: existir en la era tecnica. Santiago de Chile: Ediciones Universidad Diego Portales.

Alexy, R. (2012). Teoria de los derechos fundamentales. Madrid: Centro de Estudios Politicos y Constitucionales.

Alonso Olea, M. (2016). El trabajo como bien escaso y la reforma de su mercado. Madrid: Civitas.

Ambesi, L. J. (2017). Constitucion, ley y derecho del trabajo. El sistema juridico laboral en la teoria y en la practica. Buenos Aires: La Ley.

Arenas Posadas, C. (2003). Historia economica del trabajo (siglos XIX y XX). Madrid: Tecnos.

Arendt, H. (2009). La condicion humana. Buenos Aires: Paidos.

Arthurs, H. (2011). Labour law after Labour. En G. Davidor y B. Langille (eds.). The idea of labour Law, pp. 13-29. Oxford: Oxford University Press.

Benedicto XVI. (2009). Enciclica Caritas in veritate. Recuperado de https:// w2.vatican.va/content/benedict-xvi/es/encyclicals/documents/hf_benxvi_enc_2 0090629_caritas-in-veritate.html

Benjamin, W. (2012). La obra de arte en la epoca de su reproductibilidad tecnica. En Obras, libro I, volumen 2. Madrid: Abada.

Benjamin, W. (2012). Sobre el concepto de historia. En Obras, libro I, volumen 2. Madrid: Abada.

Blumenberg, H. (2013). Historia del espiritu de la tecnica. Valencia: Pre-textos.

Bronstein, A. (2013). Derecho internacional del trabajo. Buenos Aires: Astrea.

Cancado Trindade, A. (2007). La persona humana como sujeto del derecho internacional: avances de su capacidad juridica internacional en la primera decada del siglo XXI. Revista IIDH, (46), 273-329.

Castells, M. (2006). La era de la informacion: economia, sociedad y cultura. Volumen III. Fin del milenio. Mexico, Buenos Aires, Madrid: Siglo XXI Editores.

Deakin, S. (2001). Commentary. The changing concept of the "employer" in labour law. Industrial Law Journal, 30(1), 72-84.

Deakin, S. y Morris, G. (2009). Labour law. Oxford: Hart Publishing.

Employment Appeal Tribunal (eat). London, Appeal No. ukeat /0056/17/da. Retrieved from https://www.gov.uk/employment-appeal-tribunal-decisions/ uber-b-v-and-others-v-mr-y-aslam-and-others-ukeat-005 6-17-da

Employment Tribunals (et). Case No. 2202551/15 & Others. Retrieved from https://www.judiciary.uk/wp-content/uploads/2016/10/aslam-and-farrar-vuber-reasons-20161028.pdf

Francisco. (2015). Enciclica Laudato si' sobre el cuidado de la casa comun. Recuperado de w2.vatican.va/content/francesco/es/encyclicals/documents/papafrancesco_2015052 4_enciclica-laudato-si.html

Francisco. (2017). Carta del Santo Padre a los participantes en la Conferencia Internacional De la Populorum Progressio a la Laudato si. Aula Nueva del Sinodo, Oficina de Prensa de la Santa Sede. Recuperado de w2.vatican.va/ content/francesco/es/letters/2017/documents/papa-francesco_20171123_ lettera-turkson-encicliche.html

Fisk, C. (2005). Knowledge work: new metaphors for the new economy. Chicago-Kent Law Review, 80. Retrieved from https://scholarship.kentlaw.iit.edu/cgi/ viewcontent.cgi?article=3499&context=cklawreview

Fudge, J. (2006). Fragmenting work and fragmenting organizations: The contract of employment and the scope of labour regulations. Osgoode Hall Law Journal, 44(4), 609-648. Retrieved from https://digitalcommons.osgoode. yorku.ca/ohlj/vol44/iss4/1

Fudge, J., Tucker, E. y Vosko, L. (2002). The legal concept of employment: Marginalizing workers. Law Commission of Canada. Retrieved from http:// publications.gc.ca/site/eng/313510/publication.html

G20. (2017). Leaders' declaration. Shaping an interconnected world. Hamburgo, 7 y 8 de Julio. Retrieved from https://www.g20germany.de/Content/EN/_Anlagen/G20/G20-leaders-declaration.html

Gonzalez-Paramo Martinez-Murillo, J. (2017). Cuarta revolucion industrial, empleo y estado de bienestar. Intervencion en el pleno de la Real Academia de Ciencias Morales y Politicas. Recuperado de http://www.racmyp.es/ intervenciones/intervenciones.cfm?i=1594&t=t

Heidegger, M. (1997). La pregunta por la tecnica. En Filosofa, ciencia y tecnica. Santiago de Chile: Editorial Universitaria.

Juan Pablo II. (1981). Enciclica Laborem exercens. Recuperado de w2.vatican.va/ content/john-paul-ii/es/encyclicals/documents/hf_jp-ii_enc_ 14091981 _laborem-exercens.html

Junger, E. (1990). El trabajador. Dominio y figura. Barcelona: Tusquets Editores.

Junger, F. (2016). La perfeccion de la tecnica. Barcelona: Pagina Indomita.

Kapas, J. (2008). Industrial revolutions and the evolution of the firm's organization: An historical perspective. Journal of Innovations Economics, (2), 15-33.

Llanos Mansilla, H. (1985). La persona humana como sujeto del derecho internacional. Revista Chilena de Derecho, 12 (1), 107-121.

McLuhan, M. (2016). La guerra y la paz en la aldea global. Buenos Aires: La Marca Editora.

Martinez Moure, O. (2017). Sistemas de relaciones laborales. Madrid: Centro de Estudios Financieros.

Marx, K. (2018). El capital. Libro I, tomo II. Madrid: Akal.

Mercader Urbina, J. (2017). Work and "platform economy". Spanish Labour Law and Employment Relations Journal, 6(1-2), 4-5. Retrieved from https://e-revistas. uc3m.es/index.php/ SLLERJ/article/view/3920

Organizacion Internacional del Trabajo (OIT). (2006). Recomendacion sobre la relacion de trabajo, No. 198. Recuperado de https://www.ilo.org/legacy/spanish/ inwork/cb-policy-guide/recomendacionsobrelarelaciondetrabajonum198.pdf

Organizacion Internacional del Trabajo (OIT). (2015). Iniciativa del centenario relativa al futuro del trabajo. Conferencia Internacional del Trabajo, 104a reunion. Memoria del director General. Informe I, Ginebra. Recuperado de https:// www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/--ed_norm/--relconf/documents/ meetingdocument/wcms_370408.pdf

Organizacion Internacional del Trabajo (OIT). (2018). Nuevas perspectivas para la gobernanza del trabajo. Nota informativa 11 preparada para la segunda reunion de la Comision Mundial sobre el Futuro del Trabajo, 15 a 17 de febrero. Recuperado de https://www.ilo.org/global/topics/future-of-work/ WCMS_618376/lang--es/index.htm

Ortega y Gasset, J. (2004). Meditacion de la tecnica y otros ensayos sobre ciencia y filosofia. Madrid: Alianza Editorial.

Parlamento Europeo (pe). P8_TA(2017) 0271. Resolucion del 17de junio de 2017 sobre una agenda europea para la economia colaborativa (2016/2003 (INI)).

Recuperado de http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?pubRef=-// EP//NONSGML+TA+P8-TA-2017-0271+0+DOC+PDF+V0//ES

Reich, R. (1993). El trabajo de las naciones. Hacia el capitalismo del siglo XXI. Madrid: Vergara.

Rodriguez-Pinero, M. (1992). La huida del derecho del trabajo. Relaciones Laborales. Revista de Teoria y Practica, (I), 85-92.

Ruggie, J. (2014). Global governance and "new governance theory": Lessons from business and human rights. Global Governance, 20(1), 5-17.

Santiago, A. (2009). El derecho internacional de los derechos humanos: posibilidades, problemas y riesgos de un nuevo paradigma juridico. Persona y Derecho. Revista de Fundamentacion de las Instituciones Juridicas y de Derechos Humanos, (60), 91-130.

Schwab, K. (2017). La cuarta revolucion industrial. Buenos Aires: Debate.

Supiot, A. (1996). Critica del derecho del trabajo. Madrid: Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

Supiot, A. (2007). Homo juridicus. Ensayo sobre la funcion antropologica del derecho. Buenos Aires: Siglo XXI Editores.

Todoli Signes, A. (2015). El contrato de trabajo en el siglo XXI: la economia colaborativa, on-demand economy, crowdsourcing, Uber economy y otras formas de descentralizacion productiva que atomizan el mercado de trabajo. Paper Social Science Research Network. Recuperado de https://papers.ssrn.com/sol3/ papers.cfm?abstract_id=2705402

Tribunal de Justicia de la Union Europea. (2017). Gran Sala. Asunto C-434/15, Sentencia del 20 de diciembre de 2017. Recuperado de http://curia.europa. eu/juris/document/document.jsf?text=&docid=198047&pageIndex=0&do clang=ES&mode=req&dir=&occ=first&part=1&cid=693546

Tribunal Supremo de Espana. (2017). Sala en lo Social. Sentencia No. 902/2017 del 16 de noviembre, Roj: STS 4552/2017. Recuperado de www.poderjudicial.es/search/contenidos.action?action=contentpdf&databasematch=TS &reference=8243382&links=&optimize=20171227&publicinterface=true

Tucker, E. (2017). On writing labour law history: A reconnaissance. International Journal of Comparative Labour Law and Industrial Relations, 33 (1), 39-58.

Van der Kerchove, M. & Ost, F. (1997). El sistema juridico entre orden y desorden. Madrid: Servicio de Publicaciones de la Universidad Complutense de Madrid.

Vigo, R. (2015). Iusnaturalismo y neoconstitucionalismo. Coincidencias y diferencias. Buenos Aires: Editorial de la Universidad Catolica Argentina.

Leonardo Jesus Ambesi, Doctor en Derecho (Universidad Austral), director del Departamento de Derecho del Trabajo, Facultad de Derecho, Universidad Austral, Buenos Aires, Argentina. El presente trabajo forma parte del plan trienal de investigacion del autor contemplado para los anos 2017-2020. Correo electronico: lambesi@austral.edu.ar

Fecha de recepcion; 29 de julio de 2018. Fecha de aprobacion: 28 de septiembre de 2018

DOI: http://dx.doi.org/10.12804/revistas.urosario.edu.co/sociojuridicos/a.7280
COPYRIGHT 2019 Universidad del Rosario
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Jesus Ambesi, Leonardo
Publication:Revista Estudios Socio-Juridicos
Date:Jan 1, 2019
Words:7493
Previous Article:Control de nuestros datos personales en la era del big data: el caso del rastreo web de terceros.
Next Article:Sobre el concepto de autonomia relativa en las investigaciones juridicas nacionales.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters