Printer Friendly

TURISMO Y CAPITAL SOCIAL: VACIOS Y OPORTUNIDADES DE INVESTIGACION.

TOURISM AND SOCIAL CAPITAL: RESEARCH OPPORTUNITIES AND GAPS

Introduccion

El capital social representa uno de los aspectos mas relevantes de los actuales procesos de investigacion en las ciencias sociales. Su concepcion ha sido extensiva y comunmente comprendida como el analisis de las relaciones e interacciones en una comunidad. Este concepto ha sido asumido para explicar una inmensa gama de fenomenos, incluido el turismo, el cual, en las ultimas decadas se ha constituido en un importante objeto de estudio dadas sus multiples implicaciones en los procesos sociales, politicos y economicos, asi como sus impactos, tanto positivos como adversos.

Sin embargo, a pesar del avance cientifico en el campo de estudio del turismo en las ultimas dos decadas, su vinculo con el capital social es incipiente. Por lo anterior, el objetivo de este articulo es plantear nuevas oportunidades de investigacion sobre dicho binomio; esta propuesta obedece a las limitaciones y los vacios que evidencia la literatura especializada, en particular, sobre los impactos generados por esta actividad en dicho capital.

Para atender metodologicamente tal proposito, se utilizo un enfoque cualitativo, tambien un metodo de analisis documental que procura destacar el sentido y las caracteristicas fundamentales de cada investigacion, en el que la revision y el analisis son sistematicos, centrados en una interpretacion personal y subjetiva, ademas de la intencion e intuicion del investigador (Lopez, 2002).

Con base en ello, fueron delimitadas las siguientes categorias de analisis: objetivos, conceptos, metodologia y resultados, a partir de lo cual se realizo una profunda revision de la literatura especializada en espanol e ingles que aborda de manera conjunta el capital social y el turismo en los grupos sociales.

Dicha revision documental partio de tres tipos de busqueda: la primera, centrada en articulos cientificos en repositorios como ScienceDirect, Taylor & Francis, Redalyc y Sage Journals, entre otros. La segunda se baso en libros, ya fuera de autores individuales o editados por organizaciones como la Comision Economica para America Latina y el Caribe (CEPAL) y el Banco Mundial. La tercera estuvo fundamentada en la busqueda en la web para identificar memorias de congresos, articulos no indexados y otros documentos que aborden la relacion entre el capital social y el turismo.

Adicionalmente, esta metodologia de analisis documental (articulos cientificos y libros) desarrollada a lo largo de la investigacion se ubica en el ambito de lo descriptivo, lo cual la hace pertinente para atender el proposito de este articulo respecto a develar los componentes basicos del binomio capital social y turismo, a fin de identificar futuros temas de investigacion en esta tematica.

Este articulo se deriva de la investigacion Impactos del turismo en el capital social de los actores del turismo en Teotihuacan y San Martin de las Piramides, Mexico, y se integra por los siguientes apartados: en primer termino, se aborda el capital social desde su significado y concepcion, hasta llegar a las definiciones mas relevantes en la investigacion, posteriormente, se concibe al turismo como un agente de cambio en las sociedades, para lo cual se plantea su relacion con el capital social a partir de los impactos que provoca la actividad turistica. Finalmente, se presenta un analisis de las principales visiones teoricas y metodologicas; con este fin, se identifican las diversas formas de abordaje conceptual, los metodos empleados, asi como las aportaciones y los principales resultados. Con ello se logra establecer los vacios de conocimiento sobre el particular y se esbozan futuras lineas de investigacion en torno al tema.

De lo individual a lo colectivo

Los antecedentes del capital social se remontan a 1835, cuando autores como Tocqueville, Durkheim y Weber estudiaban las relaciones entre las asociaciones, corporaciones e individuos, para dar una explicacion a los problemas sociales de la epoca (Inkpen y Tsang, 2005). Aunque estos clasicos dejaron un precedente en el analisis del capital social, los posteriores desarrollos del concepto y su actual influencia se deben, en gran parte, a Pierre Bourdieu, James Coleman, Robert Putnam, Francis Fukuyama y John Durston. A raiz de sus aportaciones, el concepto de capital social fue objeto de un analisis mas elaborado y se popularizo, lo que permitio su discusion y debate en las ciencias sociales.

Para Bourdieu (1980), se define como el conjunto de recursos actuales o potenciales relacionados con la posesion de una red durable de relaciones mas o menos institucionalizadas de entre-conocimiento y entre-reconocimiento; o, en otros terminos, con la adhesion a un grupo. En esta concepcion, el autor trata de hacer una reflexion sobre los fenomenos sociales de esa epoca y deja claro que el capital es equivalente al poder y que su distribucion configura las estructuras sociales.

En consecuencia,

[...] plantea una vision instrumental e individualista del concepto, ya que su analisis se centra en los beneficios que las personas podrian obtener al participar en determinados grupos, siendo el capital social un medio para poder obtener otros tipos de capital. (Ramirez Plascencia, 2005, citado en Cacciutto, 2010b, p. 57).

Bajo esa optica, "determinadas personas estarian mejor posicionadas y legitimadas para aprovechar los recursos y beneficios derivados de su pertenencia a grupos y redes especificas" (Ramirez Plascencia, 2005, citado en Cacciutto, 2010b, p. 57).

De la misma forma, Coleman (1990) define el capital social por su funcion. Este autor aclara que no se trata de una sola estructura, sino de una variedad de ellas con dos caracteristicas en comun: todas constan de algunos aspectos de estructura social y facilitan ciertas acciones de los individuos que estan dentro de dicha estructura. A partir de este argumento, Coleman identifica que el capital social es productivo y hace posible el logro de ciertos fines que no serian alcanzables en su ausencia. A diferencia de otras formas de capital, este es inherente a la estructura de las relaciones entre las personas y las organizaciones (2).

Coleman tambien argumenta que el capital social es un bien publico, con continuidades y asimetrias. Lo publico reside en que no puede ser comercializado, pues aun quien lo genera no lo privatiza, sino que el capital social corresponde a quienes se encuentran en la estructura de relaciones. "Coleman le [sic] apuesta a las estructuras cerradas, considera que las normas efectivas pueden constituir una poderosa forma de capital social, porque estas facilitan o constrinen las acciones" (Jorquera, 2008, 36), mientras que, en una estructura abierta, quienes no tienen vinculos o los terminan limitan su acceso a beneficios sociales, lo cual obstaculiza su generacion del capital.

Adicionalmente, Coleman se centra en las acciones colectivas (intencionales y no intencionales), las reglas de comportamiento y el grado de confianza de organizaciones y asociaciones voluntarias. Sin embargo, Atria (2003a) menciona que la nocion del capital social es mucho mas amplia, por lo que propone integrar los siguientes elementos: el entorno medioambiental, los recursos economicos, el tiempo dedicado a las relaciones y el compromiso de reciprocidad.

Putnam (1993), por su parte, define este capital como el conjunto de lineamientos de la organizacion social que abarcan la confianza, las normas y las redes de asociacion civica, "elementos que mejoran la eficiencia de la organizacion social, promoviendo iniciativas tomadas de comun acuerdo" (Saiz y Rangel, 2008, p. 252) en beneficio propio. "La vision de Putnam es resultado de su trabajo empirico en Italia, en el que hace referencia a las condiciones institucionales de una comunidad y del potencial de una reforma institucional en esta" (Saiz y Rangel, 2008, p. 252), lo cual evidencia el caracter politico de su concepcion. La perspectiva de Putnam tiene ciertas coincidencias con la de Coleman, pues, para ambos, el capital social esta relacionado con elementos de confianza y de normatividad, caracteristicas que guardan las organizaciones; sin embargo, el rasgo distintivo es que Putnam hace enfasis en el vinculo de las interacciones, optando por un enfoque comunitario.

En la misma sintonia, Fukuyama (1995) alude a la importancia de la confianza y concibe el capital social como una capacidad que deviene de esta en una sociedad o en ciertas partes de la sociedad, por lo que este elemento puede ser el diferenciador de las sociedades. De la misma forma, Durston (2002) argumenta que la combinacion de elementos como la confianza, la reciprocidad y la cooperacion construye un capital capaz de atraer mayores beneficios a quienes establecen las relaciones; ademas, sus beneficios pueden ser acumulados. Desde esta concepcion, "la confianza, la reciprocidad y la cooperacion constituiran el contenido de las relaciones y de las estructuras sociales del capital social" (Barbini, 2008b, p. 73).

Asi, entonces, "el capital social de un grupo podria entenderse como la capacidad efectiva de movilizar, productivamente, y en beneficio del grupo, los recursos asociativos que radican de las redes sociales a los que tienen acceso los miembros del grupo en cuestion" (Atria, 2003b, pp. 49-50) (confianza, reciprocidad y cooperacion). Dicha "capacidad de movilizacion y la disponibilidad de redes sociales se expresan concretamente en ciertos factores que son recurrentemente considerados en el analisis de este capital, tales como redes, reciprocidad, confianza, normas y proactividad" (Atria, 2003b, pp. 49-50; Saiz y Rangel, 2008, p. 259).

De acuerdo con lo anterior y lo argumentado por Cacciutto (2010b), es posible observar que existe un debate en torno a la conceptualizacion del capital social, debate que ha dificultado una definicion universal. Algunas razones son que el termino se interpreta y opera segun los elementos que lo conforman (confianza, cooperacion, reciprocidad, accion colectiva, etc.) (Akcomak, 2011; Stolle, 2002; Uphoff, 1999; Zhao, Ritchie y Echtner, 2011). En tal sentido, Bagnasco (2003) establece que es un concepto situacional y dinamico; por ende, no hace referencia a un 'objeto' especifico y tampoco "puede ser encasillado en definiciones rigidas, sino que debe ser interpretado [...] en relacion con los actores, con los fines que persiguen y con el contexto en el que actuan" (Saiz y Rangel, 2008, p. 256).

El planteamiento anterior justifica la extensa variedad de concepciones alentada, en parte, porque este capital se ha formado, basicamente, en los limites teoricos de la sociologia, la economia y la politica. Asi mismo, los autores no definen claramente al capital social como una teoria, un concepto o un instrumento de analisis. A partir de la revision de la literatura especializada para la investigacion que da soporte a este articulo, se le considera un enfoque teorico, pues dicho capital representa una propuesta sustentada, concreta y sistematica de ideas que ayudan a entender y a explicar un fenomeno determinado.

Asi, entonces, retomando los elementos de los principales teoricos, se formula la siguiente definicion de capital social: conjunto de relaciones sociales entabladas por actores publicos, sociales y privados de una sociedad, en el que la confianza, las normas, la reciprocidad, los valores, el acceso e intercambio de informacion, las acciones colectivas y el compromiso civico enmarcan las capacidades y habilidades para obtener determinados recursos, cumplir objetivos y resolver problemas tanto colectivos como particulares.

Capital social, multiples visiones

El caracter interdisciplinario del capital social ha dado lugar a diversos enfoques y ha propiciado una serie de discusiones y debates que han limitado su concepcion. Por ello, algunos autores lo han clasificado partiendo de la forma en que nace (Durston, 2002; Narayan y Pritchett, 1999; Woolcock, 1998), de los actores que participan, asi como del tipo y la calidad de relaciones que son entabladas en este proceso. La contribucion mas conocida es la de Woolcock (1998), en un esfuerzo por entender que tipo de relaciones entablan las personas dentro y fuera de los grupos sociales con el fin alcanzar bienestar y desarrollo economico; a partir de ello, se identifican los siguientes tipos de capital social.

a) Bonding: "Las redes de relaciones [en el] interior del grupo o comunidad", limitandose a "contribuir al bienestar de sus miembros" (Saiz y Rangel, 2008, p. 257).

b) Bridging: "Las redes de relaciones entre grupos o comunidades similares" (Saiz y Rangel, 2008, p. 257), el cual abre oportunidades a los grupos excluidos o con escasas posibilidades de relaciones sociales.

c) Linking: Asociado con los niveles mas amplios (politico, social y economico).

De la misma forma, Pizzorno (2003) da un valor especial a la solidaridad y a la reciprocidad en las relaciones que entablan los actores. Los dos tipos de capital social que propone son:

a) De solidaridad: Se genera por la intervencion de un tercero (grupo social, institucion, organizacion) que supervisa la relacion para que no se propicie algun tipo de explotacion u oportunismo entre las otras dos partes. Este tipo de capital se subdivide en dos:

* De confianza interna, en el que dos personas en un mismo grupo actuan bajo las mismas obligaciones de solidaridad.

* De confianza externa, cuando dos individuos que pertenecen a distintos grupos se relacionan con el fin de cumplir un objetivo en comun.

b) De reciprocidad: Se construye en la relacion entre dos partes: "Una anticipa la ayuda de la otra en la persecucion de sus fines, en tanto [que] se asume que se constituye una relacion [...] de mutuo apoyo" (Saiz y Rangel, 2008, p. 257).

A su vez, Durston (2003) formula cinco clasificaciones, que se determinan segun el rol social de los actores:

a) Capital social individual, que se manifiesta principalmente en las relaciones sociales de la persona, en las que predominan la confianza y la reciprocidad.

b) Capital social grupal, una extension de las redes egocentradas cuando se cruzan muchos vinculos en un grupo. Se trata de personas que tienen confianza entre si y multiples relaciones de reciprocidad y compromiso (Saiz y Rangel, 2008, p. 257).

c) Capital social comunitario, que consta de las estructuras sociales (3) que conforman las instituciones de cooperacion grupal (Saiz y Rangel, 2008, p. 257).

d) Capital social de puente, eslabonamiento de alianzas a nivel regional y local (Saiz y Rangel, 2008, p. 257).

e) Capital social societal, instituciones sociales generalizadas (por ejemplo, instituciones valoricas [como la Iglesia] o normas culturales informales) (Saiz y Rangel, 2008, p. 257).

De otro lado, Siles (2003) distingue tres tipos de capital social con base en los elementos y las caracteristicas de las relaciones que sostienen los actores:

* Vinculo, existente en relaciones sociales muy estrechas, caracterizadas por sentimientos de carino, afecto y preocupacion.

* Nexo, presente en relaciones sociales semicerradas; generalmente, se basa en caracteristicas comunes de compromisos moderados, como respeto y confianza.

* Puente, el cual existe en relaciones entre personas con muy pocas caracteristicas comunes, limitado contacto personal y con diferencias importantes en cuanto a posesion de recursos. (Saiz y Rangel, 2008, p. 257).

Por su parte, y desde la perspectiva teorica de la sociologia relacional, Di Nicola, Stanzani y Tronca (2008) asumen que el capital social puede ser de cuatro tipos:

I) Familiar. Es descrito a partir de los contenidos en terminos de confianza y de reciprocidad de las relaciones entre los miembros de la familia.

II) Comunitario. Se mide a partir de la cantidad de ayuda reciproca presente en el interior de las redes de amistad, vecindad y de colegas de trabajo, ya sea entre los que constituyen estos nucleos interactivos o entre los que se encuentran en el exterior.

III) Asociativo. Es revelado por medio de indicadores de ayuda reciproca y de confianza presentes en el interior de las redes constituidas que se adhieren a la misma asociacion.

IV) Generalizado. Es descrito a partir del grado de confianza interpersonal generalizada y de confianza en la capacidad de mediacion entre los individuos y las instituciones.

La diversidad de estas propuestas denota un especial interes en el contexto, en los actores, en el tipo de relaciones y en otros elementos que se incorporan a su clasificacion en un esfuerzo por entender y contextualizar el capital social. De esta forma, se resalta que de las relaciones establecidas entre los diferentes actores y la forma como las utilizan en el contexto social dependera el tipo de capital social de cada comunidad. Asi mismo, Portes y Landolt (2000) afirman que es posible encontrar diversos tipos de capital social en una comunidad, que son los responsables de difuminar las brechas entre los individuos para llevar a cabo acciones conjuntas, presentes y futuras, y que generan colaboraciones exitosas.

No obstante, algunos investigadores (Bowles y Gintis, 2002; Piselli, 2003; Portes, 1998) hacen hincapie en que no todo capital social es valioso o positivo socialmente, ni tampoco perecedero, intercambiable o trasladable de un espacio a otro. Por lo anterior, Woolcock y Narayan (2000) y Durston (2003) advierten que el capital social es un arma de doble filo que conlleva tanto beneficios como costos. Por ello, Durston lo divide en "positivo" y "negativo". El positivo

[...] plantea que las relaciones estables de confianza, reciprocidad y cooperacion pueden contribuir a tres tipos de beneficios: reducir los costos de transaccion; producir bienes publicos; y facilitar la constitucion de organizaciones de gestion de base efectivas, de actores sociales y de sociedades civiles saludables. (Durston, 2000, p. 7).

Adicionalmente, el capital social negativo, al igual que el positivo, tambien parte de las relaciones entabladas por los actores; sin embargo, se diferencian en que el primero tiene consecuencias "malignas", como la exclusion de los actores, "excesivas demandas sobre los miembros del grupo, restricciones [a] la libertad individual" (Portes y Landolt, 2000, citados en Dirven, 2001, p. 7) y normas que no son justas.

Siguiendo la linea del turismo, este argumento podria retomarse cuando se plantea que este puede influir en el capital social a partir de sus impactos. En este marco, se sugiere que la tendencia sociologica liga la sociabilidad con efectos positivos, "mientras que los aspectos negativos se asocian mas a los comportamientos economicos, es decir, la lucha por el control de recursos escasos" (Arriagada, 2003, p. 572).

Turismo como agente de cambio

El turismo se ha convertido en una de las actividades economicas, sociales y culturales de mayor relevancia en la actualidad. Asi mismo, su conceptualizacion ha sido una tarea compleja debido a la falta de consenso que permita entender la complejidad implicita en este termino, tanto en su teoria como en su practica. Ademas, obedece a las diferentes posturas desde las cuales ha sido abordado, ya que en la comunidad academica se han generado diversos enfoques y conceptualizaciones que suelen tener algunas discrepancias.

De esta forma, para comprender las multiples definiciones en torno al turismo, Monterrubio (2011) propone separarlas en tres grupos: industrial, en la que es comparado con las grandes industrias manufactureras debido al flujo de efectivo que genera; tecnica, creada por instituciones y orientada a la medicion de aspectos de temporalidad y/o distancia; y conceptual, que surge del esfuerzo de la comunidad academica por integrar todos los elementos que hacen posible el turismo y las relaciones que estos guardan entre si.

En este marco, Hall y Lew (2009) resaltan que cualquier intento por conceptualizarlo debe reconocer sus alcances y los diferentes elementos vinculantes, e identificarlo como un fenomeno que impacta tanto a la sociedad como a las culturas. Ante tal argumento, para este articulo, el turismo es definido como un fenomeno complejo originado por la interaccion y las relaciones entre elementos sociales, culturales, economicos, politicos y ambientales, el cual conlleva el desplazamiento de individuo(s) fuera de su lugar de residencia habitual, impactando en todos los individuos y elementos inmersos en el.

Por lo anterior, se considera que la actividad turistica es propiciada por el encuentro entre visitantes y residentes, que conduce inminentemente a transformaciones. Por ello, Page y Connell (2006) reconocen en el una de las actividades economicas, sociales y culturales de mayor impacto internacional, y lo conciben como una industria de suma importancia a nivel mundial.

Por su parte, Wall y Mathieson (2006, p. 19) destacan tres elementos componentes basicos del turismo:

a) Un elemento dinamico, el cual incluye la decision de viajar a un determinado destino (o destinos), asi como una multitud de factores sociales, economicos e institucionales que afectan dicha decision.

b) Una estancia en el destino, que incluye interaccion con el sistema social, ambiental y economico del lugar.

c) Un elemento consecuencial, resultado de los aspectos anteriores. Este se relaciona con efectos en el subsistema economico, ambiental y social, con el cual el turista esta directa o indirectamente en contacto.

Particularmente, el tercer elemento abre el camino para reconocer la complejidad de este rubro y con ello discutir lo que la literatura ha denominado "impactos del turismo", que hacen que el turismo se conciba como un agente de cambio y permite proponer los componentes conceptuales y teoricos para comprender las transformaciones que puede provocar o acelerar. Asi mismo, segun estos autores, diversas investigaciones (Alipour y Kaboudi, 2012; Monterrubio, 2011; Park, Nunkoo y Yoon, 2015; Spanou, 2007) han revelado que el turismo es un importante generador de impactos socioculturales, ambientales y economicos, los cuales afectan a las estructuras sociales.

Ryan (2003) lo propone como un agente potenciador de cambio, planteamiento que se traslada a la realidad cuando se genera el viaje de millones de personas de su lugar de residencia a un destino turistico. Otros aspectos que le confieren la condicion de agente de fuente de cambio son la presencia constante de visitantes, la construccion de infraestructura para atender las necesidades de la demanda, la realizacion de espectaculos y todo un conjunto de transformaciones asociadas con el turismo.

De acuerdo con Spanou (2007), los impactos tienen una relacion significativa con este renglon debido a sus costos y beneficios tanto en los lugares donde se lleva a cabo como entre la poblacion receptora debido a la afluencia de visitantes al destino, que ocasiona diversas consecuencias (por ejemplo: cambio de estructura social, actividades sociales y culturales, relaciones sociales, entre otras). A partir de este planteamiento, es posible considerar el turismo como un fenomeno de masas cuyos impactos le darian el caracter de agente de cambio en los procesos cotidianos de una sociedad.

Por otro lado, sus impactos generalmente se dividen en tres categorias (Acerenza, 2006; Alipour y Kaboudi, 2012; Andereck, Valentine, Knopf y Vogt, 2005; Andersson y Lundberg, 2013; Hall, 2000; Wall y Mathieson, 2006;): 1) economicos, correspondientes, en su mayoria, a impuestos, creacion de empleos, inflacion, deudas gubernamentales, etc.; 2) ambientales, respecto a los elementos que destruyen la flora, la fauna, el aire, el agua; y 3) sociales y culturales, que abarcan el resurgimiento o la transformacion de tradiciones, el incremento o decremento de la delincuencia, cambios en la cultura, etc. (Andereck, 1994, citado por Andereck et al., 2005).

Para entender mejor las tres dimensiones en que se dividen los impactos segun su origen y repercusion, se muestra el esquema propuesto por Hall (2000) (ver figura 1).

En dicha ilustracion, el autor identifica y clasifica los impactos de acuerdo con su origen y establece tres dimensiones: economica, ambiental y sociocultural. Asi mismo, resalta las relaciones entre cada tipo de impacto y detalla que estos pueden pertenecer a dos o tres dimensiones, lo que complejiza clasificar los impactos en un solo campo.

Lo anterior permite tener una vision mas amplia sobre como el turismo, como agente de cambio, provoca impactos en las dimensiones economica, ambiental y sociocultural. Es de resaltar que la literatura solo los divide en dos grandes grupos: positivos y negativos; ademas, los considera beneficios y costos, respectivamente.

Por otra parte, el turismo y sus efectos han sido ampliamente discutidos por la comunidad academica, que ha dejado clara la necesidad de "reconocer que la naturaleza y el tipo de cambios sociales generados en las localidades son [...] definidos en una medida muy importante por las condiciones sociales, culturales, politicas y economicas de la localidad" (Monterrubio et al., 2011, p. 172). Por ello, es importante identificar si las transformaciones son provocadas por el turismo o si son consecuencia del cambio natural que se va gestando en las comunidades. Tal circunstancia es un reto practico para la gestion turistica, sobre todo cuando la intencion es fomentar el desarrollo local o regional, y mas aun cuando ya existe una dependencia con respecto a esta actividad en los sitios de afluencia.

De esta forma, se reconoce que en una sociedad se producen cambios, unas veces de forma paulatina y otras veces de forma mucho mas rapida. Estos cambios pueden originarse en la comunidad misma por la simple capacidad de innovacion de los humanos ante la necesidad de adaptarse a situaciones nuevas. A pesar de ello, Alipour y Kaboudi (2012) aclaran que, en ciertas ocasiones, los mecanismos de cambio cultural son externos a la propia comunidad, porque en la actualidad las poblaciones mantienen lazos y relaciones tan variadas que van desde la alimentacion hasta el trabajo, pasando por ofertas de ocio. Lo anterior pone en evidencia el continuo flujo de informacion, servicios y productos entre distintas sociedades, principalmente de los paises desarrollados a los menos desarrollados, por medio de la cual se impone un modo de vida.

Con base en esta serie de argumentos, el turismo es considerado un agente de cambio, e "identificar los beneficios y costos sociales en las comunidades receptoras de turismo es de suma importancia para efectos de planificacion y gestion de la actividad turistica" (Monterrubio et al., 2011, p. 172), principalmente, en aquellas cuya dependencia hacia esta actividad es significativa para su desarrollo social y economico. Por ello, es posible vincular el turismo con el capital social, debido a que este ultimo es inherente a las comunidades (Park, Nunkoo y Yoon, 2015) y, por ende, es susceptible de ser modificado por la actividad turistica.

En tal contexto, actualmente existe un tema de investigacion vinculado al binomio capital social y turismo que explora ambos elementos tanto en la practica como en la teoria. En concordancia con los planteamientos expuestos, los siguientes apartados establecen la relacion entre el turismo y el capital social en la literatura, asi como la produccion cientifica sobre este binomio.

Turismo y capital social, su produccion cientifica

Las investigaciones que incorporan la teoria del capital social al estudio del turismo son escasas, aun asi, se han realizado desde variados enfoques. Los primeros acercamientos que dan cuenta de este vinculo corresponden al ano 2003, y desde entonces ha continuado su abordaje (Cacciutto, 2010 a y b). La mayoria de ellas proviene de Espana, Argentina y Brasil, mientras que la produccion bibliografica mas reciente corresponde al continente asiatico, particularmente a paises como Corea del Sur, China y Malasia.

Alvarez (2005); Spanou (2007); Ying y Zhou (2007); Corodeanu y Nita (2009); Barros y Santos (2009); Gonzalez e Iglesias (2009); Barbini (2010); Park et al. (2012); Oliveira, Mendonca y Fransualdo (2014) son algunos autores de las disciplinas sociales que a partir del binomio turismo-capital social han ahondado en el analisis de los problemas sociales, politicos, ambientales y economicos que aquejan a las sociedades vinculadas con esta actividad. Por ello, Kimbu y Ngoasong (2013) establecen que el capital social guarda una relacion con el fenomeno turistico debido a que ambos estan vinculados con los procesos sociales.

De forma general, la literatura especializada posibilita establecer la relacion entre capital social y turismo, principalmente en tres sentidos. Cacciutto (2010b) propone dos: por un lado, las investigaciones "analizan la contribucion del capital social de una comunidad al desarrollo del turismo" o sociedad y, por otro, "proponen una vision opuesta, aunque complementaria: [...] la contribucion del turismo al incremento del capital social" (Cacciutto (2010b, p. 96). Un tercer sentido, aportado por Park, Nunkoo y Yoon (2015), considera que el capital social sirve para mitigar impactos ocasionados por las actividades turisticas.

Una de las investigaciones a partir de ese binomio corresponde a Alvarez (2005), quien analiza el turismo en el Camino Xacobeo desde la perspectiva de la comunidad receptora. Su aportacion mas importante es identificar siete tipos de capital: social, simbolico, financiero, humano-cultural, medioambiental, patrimonial y de infraestructuras, y reconocer la contribucion del turismo a su fortalecimiento y al incremento del capital social de la comunidad, por reforzar relaciones entre personas, empresas, instituciones y otras regiones o paises. Sin embargo, no aclara que aspectos de la actividad influyen en el crecimiento de este tipo de capital y, en consecuencia, en el desarrollo; aun asi, argumenta que el desarrollo dependera del incremento de todos ellos.

Aunque Alvarez (2005) sostiene que el desarrollo de una sociedad se puede alcanzar uniendo los tipos de capital propuestos por el, no aporta un camino especifico ni el proceso para conseguir ese desarrollo. Asi mismo, su planteamiento integra diversos tipos de capital social, lo cual da paso al desarrollo; esto puede ser objeto de discusion, pues se ha evidenciado (Piselli, 2003) que en algunas ocasiones este capital es negativo y no necesariamente otorga beneficios.

Desde una perspectiva opuesta a la de Alvarez, los investigadores Richards y Wilson (2005) abordan empiricamente el capital social y el turismo partiendo de la hipotesis de que "las sociedades con altos niveles de capital social son mas resistentes a los impactos culturales" provocados por esta actividad (Cacciutto, 2010b, p. 87). De la misma forma, proponen la encuesta como un instrumento para su estudio, lo que constituye un aspecto novedoso, pues ha sido escasamente utilizada ante el predominio de metodos cualitativos en las investigaciones relacionadas con el capital social.

De una forma similar, Park, Nunkoo y Yoon (2005) exponen que las sociedades con altos niveles de capital social son resistentes a los impactos culturales del turismo, pero no dejan claro si estos niveles son generados por el. Asi mismo, mencionan que contar con un bajo nivel de capital social no posibilita crear cohesion social ni asegurar una distribucion mas equitativa de los beneficios de esa actividad. Aun asi, los estudios de Richards y Wilson y el realizado por Park, Nunkoo y Yoon son postulados como pioneros en considerar los impactos culturales provocados por el turismo como el principal factor que afecta el capital. Adicionalmente, solo evaluan este tipo de capital entre los grupos culturales, es decir, toman en cuenta unicamente a personas y a grupos que participan en actividades culturales, no obstante, excluyen a los demas actores civiles, instituciones y organizaciones que pertenecen a la sociedad.

Ante ello, Ying y Zhou (2007) plantean que los actores del turismo corresponden a dos grandes grupos: uno de ellos lo conforman los turistas actuales, pasados y futuros; el segundo lo integran actores publicos, sociales y privados, "cuyo principal objetivo es ofertar y desarrollar el turismo en un determinado territorio" (Ramirez, Cruz y Vargas, 2018, pp. 60-61). De esta forma, ambos grupos crean sus redes alrededor de actividades turisticas o participan en relaciones creadas a partir de dicho rubro, estableciendo un cierto nivel y tipo de capital social. Por lo tanto, al propiciar relaciones, el turismo es el causante de generar cambios en las condiciones socioculturales y de otros actores sociales (incluyendo a los propios turistas) en ambos grupos.

Por su parte, Merinero (2008) incorpora el enfoque del capital social al estudio de los microclusteres turisticos en Andalucia (Espana) con el proposito de identificar si las redes sociales que se forman entre los actores publicos y los privados vinculados a ese renglon guardan relacion con el desarrollo turistico de la region. El autor concluye que "existe una correlacion entre las relaciones entabladas por estos y el nivel de ese desarrollo, asi como entre la densidad, estabilidad y formalidad de las redes sociales que conforman los actores" (Cacciutto, 2010b, p. 88).

Merinero argumenta que las caracteristicas de tales relaciones son producto, en gran medida, del desarrollo turistico en la zona. Sin embargo, no deja clara la causa de las interacciones entre los integrantes de tales redes y su vinculo con el desarrollo turistico; es decir, no aclara cuales son las razones que propician el desarrollo en una comunidad turistica. Asi mismo, desde la perspectiva de los mircroclusteres, el autor solo toma en cuenta a los empresarios, pero deja de lado tanto a los actores sociales como a los privados, situacion que evidencia una vision parcial.

Al igual que Merinero, Tavakoli, Mura y Rajaratnam (2017) retoman a los actores privados. En su estudio exponen como las relaciones entre las familias dedicadas a la hoteleria en Malasia contribuyen al fortalecimiento del capital social entre si y entre los miembros de la comunidad, a pesar de que esta tiene distintos intereses en torno a la actividad turistica.

Por otro lado, Andrade (2008) "analiza el capital social comunitario generado a partir de la implementacion del proyecto 'Mardelira' por la comunidad pesquera de Lira (Galicia), Espana" (Cacciutto, 2010b, p. 88), orientado a contrarrestar la crisis de la pesca artesanal mediante el turismo. La autora plantea que el capital social comunitario favorece el desarrollo sostenible de las comunidades a partir del aprovechamiento de sus recursos; relaciona su analisis con el turismo, en tanto considera que la puesta en marcha de dicho proyecto contribuyo a generar capital social comunitario en la localidad (Cacciutto, 2010b, p. 88).

No obstante, una limitacion visible de la autora es que no toma en cuenta al turista como un elemento que podria fortalecer el capital social, sino la actividad economica que representa el turismo. Ademas, solo incluye en su analisis a la comunidad local, y deja a un lado al resto de los actores que influyen en ese tipo de capital.

Un estudio mas de la comunidad local corresponde a Barbini (2008b), quien destaca la importancia de identificar a los agentes de desarrollo en el tejido social de las comunidades para conocer sus visiones, percepciones, actitudes e intereses y asi establecer tanto potencialidades como restricciones respecto al turismo y su contribucion al desarrollo local (Cacciutto, 2010b, p. 92). Sobre el vinculo entre capital social y desarrollo, "la autora considera que las localidades que poseen diversas redes sociales y asociaciones civicas se encuentran mejor posicionadas para solucionar conflictos y aprovechar oportunidades" (Cacciutto, 2010b, p. 93).

Adicionalmente, es necesario reconocer los principales factores que influyen en el capital social de las comunidades, pues luego contribuyen a la resolucion de conflictos o a adecuados manejos en la gestion del turismo rural. Por ello, Park, Lee, Choi y Yoon (2012) plantean que algunas variables sociodemograficas--como edad, genero, oficio y educacionno afectan las relaciones entre los actores y el turismo; en contraparte, si modifican los niveles de capital social, pues los grupos mas homogeneos sociodemograficamente tienden a tener mayor nivel de capital social.

En este sentido, Zhao, Ritchie y Echtner (2011) reconocen la contribucion de Park et al. (2012) al definir el perfil y el tipo de relaciones que entablan los actores al vincularse con las actividades turisticas. No obstante, cuestionan que dichos autores no analizan como el turismo afecta el capital social de las comunidades, lo cual evidencia un vacio en el conocimiento. Por ello, Jamieson (2014) devela como los eventos turistico-deportivos generan e incrementan el capital social entre habitantes de comunidades rurales de Australia.

A diferencia de la mayor parte de los estudios que abordan el capital social y el turismo, centrados en la comunidad local, actores publicos y privados, Mura y Tavakoli (2014), en un estudio enfocado en tres comunidades etnicas de Malasia, le otorgan un papel protagonico al turista y definen sus caracteristicas, asi como el tipo de relaciones que entabla. Los autores afirman que, derivado del turismo, se han incrementado y fortalecido las relaciones entre los visitantes, lo que fortalece el nivel de capital social entre ellos.

Su estudio aporta material empirico para vincular al turista como parte del fenomeno turistico, pero, ademas, propicia el debate sobre la naturaleza de los viajes y las experiencias durante los desplazamientos y despues de ellos. Una limitante es que aborda el turismo de forma general, y no como generador de cambios o impactos que podrian incidir directamente en el capital social. Asi mismo, solo analiza este tipo de capital en las relaciones entre turistas, de manera que deja de lado al resto de los actores vinculados con ese rubro.

Al igual que Mura y Tavakoli, tambien Casado-Diaz, Casado-Diaz y Casado-Diaz (2014) incorporan a su estudio a los turistas y a la comunidad local. Estos autores afirman que el turista es el principal generador de capital social porque entabla amistad con la poblacion local, lo cual conlleva que se generen visitas reciprocas, por ejemplo, los turistas de Reino Unido acuden a Espana y viceversa. De esta forma, dicha investigacion expone una forma de generacion de capital social no solo entre los mismos turistas, sino con la comunidad local del destino.

Por otro lado, Portes y Landolt (2000) sostienen que, en terminos generales, "los estudios han abordado por separado el papel del Estado, de las empresas y de las comunidades, sin vincular el papel de cada uno, lo cual limita la informacion para el entendimiento del capital social" (Ramirez et al., 2018, p. 70). Este planteamiento fue retomado por Cacciuto y Barbini (2012) al analizar el capital social de un pequeno grupo de una comunidad italiana en Argentina. Asi mismo, Hwang y Stewart (2016) retoman la propuesta de portes y Landolt, aunque solo estudian un grupo de actores: los lideres de dos comunidades en Corea del Sur y sus relaciones sociales.

Si bien estas investigaciones incorporan unicamente a actores sociales, Zhao, Ritchie y Echtner (2011) analizan como los actores privados se relacionan para crear nuevos negocios. Por su parte, Mura y Tavakoli (2014) estudian a los turistas y los beneficios que obtuvieron en sus relaciones sociales despues de viajar. Adicionalmente, otras investigaciones, como las de Lee (2013) y Casado-Diaz, Casado-Diaz y Casado-Diaz (2014), combinan el analisis del capital social en dos actores (sociales y publicos) en la promocion de un destino turistico.

De forma general, la referida produccion del binomio turismo-capital social permite entrever la amplia variedad de visiones en torno al tema; algunas abordan el capital social en microclusteres turisticos (Merinero, 2008); lo analizan en los procesos de desarrollo turistico y planeacion (Alvarez, 2005); estudian la atenuacion de sus impactos culturales en las comunidades locales (Jamieson, 2014; Richards y Wilson, 2005); plantean la forma de contrarrestar la crisis economica en una comunidad por medio del desarrollo turistico (Andrade, 2008); proponen como abordar el desarrollo turistico desde las relaciones entre actores (Barbini, 2010); identifican los factores que influyen en el capital social de las comunidades receptoras (Park et al., 2012); o exploran en que medida el turismo lo fortalece (Mura y Tavakoli, 2014; Park, Nunkoo y Yoon, 2015).

Asi mismo, a partir del contenido de las investigaciones discutidas, con enfasis en sus metodologias y resultados, se identifican tres vacios en la literatura que los estudiosos del tema no han podido atender: I) incluir en el estudio a todos los actores relacionados con el turismo; II) una metodologia que mida el capital social de todos los actores en comunidades receptoras; y III) reconocer el turismo como agente de cambio que influye directamente, de manera positiva o negativa, en el capital social.

Vacios y oportunidades de investigacion

Los tres grandes vacios planteados en el apartado anterior deben ser cubiertos en futuras investigaciones que versen sobre el binomio capital social-turismo, atendiendo lo siguiente segun cada uno de los casos:

Inclusion de actores

Del analisis de la literatura se observa que ninguna de las investigaciones referidas incluye a todos los actores que intervienen en el turismo. Ante ello, Portes y Landolt (2000) destacan la necesidad de tomar en cuenta a todas las personas, instituciones, organizaciones y empresas relacionadas con esta actividad, de manera que se posibilite una vision general y no sesgada del fenomeno que se estudia.

En sintonia con ello, Massey (2009) "destaca cuatro actores con amplia capacidad para concebir e influir [en] la actividad turistica: la comunidad local, el sector publico, el sector privado y los turistas" (Ramirez et al., 2018, p. 70). "Aunque el autor hace hincapie en que estos ultimos no forman parte del destino, si califica de significativo el poder de apropiacion simbolica que ejercen en dicho espacio". (Ramirez et al., 2018, p. 61).

En tal contexto, Pulido (2010) expone la necesidad de tomar en cuenta a todos los actores "para entender sus relaciones [y] lograr una comprension mas amplia del turismo" (Ramirez et al., 2018, p. 61). Sin embargo, la complejidad de esta actividad propicia la existencia de un amplio numero de participantes que actuan independientemente unos de otros, pero que tienen en comun el turismo.

Por lo anterior, Morales y Hernandez (2011) identifican a los siguientes actores en este rubro:

1) Empresas de alojamiento (hoteles, hostales, casas rurales, campings, apartamentos turisticos, etc.); 2) restaurantes; 3) tour operadores, agencias de viajes mayoristas y minoristas o empresas de intermediacion; 4) centrales de reservas; 5) empresas de actividades turisticas; 6) museos, teatros y centros de interpretacion; 7) oficinas de turismo; 8) asociaciones y clubes deportivos, culturales y de ocio (asociaciones de senderismo, micologicas, cinegeticas, ornitologicas o teatrales, entre otras, dependiendo de las distintas tipologias de turismo existente); 9) ayuntamientos, mancomunidades, grupos de accion local, diputaciones provinciales, consejerias, ministerios y demas organismos publicos relacionados, en funcion de las tipologias de turismo existentes; 10) fundaciones, universidades y otros organismos relacionados y con caracter relevante en el sector; 11) edificios y lugares de interes turistico y cultural; 12) espacios naturales protegidos, patrimonios de la humanidad y demas figuras de interes; 13) periodistas y medios de comunicacion especializados; 14) promotores del destino en el extranjero; 15) empresas del sector del comercio; 16) empresas del sector del transporte terrestre y maritimo. (Ramirez et al., 2018, p. 61).

Este listado evidencia las actividades inherentes al turismo y brinda un panorama sobre la amplia diversidad de actores que intervienen en el, lo cual resulta un reto en materia de investigacion, pues complejiza conocer la percepcion y la actitud de cada uno de ellos hacia la referida actividad.

Metodologia de la medicion del capital social

Respecto a otro de los vacios, es importante destacar que, gracias a la complejidad y a la multidimensionalidad para medir el capital social, existen diferentes metodologias que utilizan distintos enfoques y variables para abordarlo. A ello se suma el debate respecto a las variadas propuestas para su medicion de acuerdo con los actores, los objetivos de cada estudio y su enfoque.

Este ultimo es otro aspecto no consensuado en las investigaciones referentes a capital social y turismo. En algunos casos prevalece el cualitativo (Alvarez, 2005; Andrade, 2008; Barbini, 2008 a y b; Cacciutto y Barbini, 2012; Merinero, 2008; Mura y Tavakoli, 2014; Park, Lee, Choi y Yoon, 2012; Richards y Wilson, 2005); en otros, el enfoque cuantitativo (Zhao, Ritchie y Echtner, 2011); otros autores optan por uno mixto (Hwang y Stewart, 2016); mientras que en los metodos, las tecnicas y los instrumentos utilizados predominan las entrevistas y la encuesta (Ramirez et al., 2018, p. 57).

Asi mismo, existe una amplia gama de variables para analizar el capital social segun los objetivos de la investigacion; las principales identificadas en la literatura cientifica evaluan la cooperacion, la confianza, la normatividad, la reciprocidad, la estructura social (redes de relaciones sociales) y la accion colectiva (Barbini, 2008b, p. 65).

La tabla 1 expone las principales aproximaciones metodologicas en las investigaciones sobre turismo y capital social.

Lo anterior evidencia que, aun cuando--en terminos cuantitativos--, no es amplio el numero de investigaciones que retoman el binomio turismo y capital social, si son variadas las aproximaciones metodologicas, lo que supone un importante reto en investigacion, puesto que es necesario definir las variables, los actores e intrumentos para medir el capital social y no caer en una vision parcial de este tipo de capital.

Tambien es importante subrayar que la mayoria de los estudios analizados utilizan un enfoque cualitativo y su analisis es a nivel micro, centrado en grupos como pueblos, comunidades u organizaciones. Por lo tanto, seria oportuno rescatar algunas bondades de la investigacion cuantitativa que faciliten estudiar el tema desde una dimension macro (paises o regiones). No obstante, se reconoce la dificultad que representa el definir, a gran escala, procesos para evaluar la calidad y la reciprocidad de las relaciones entabladas por los actores.

Respecto al enfoque cuantitativo, la mayoria de las investigaciones expuestas retoman y adaptan a sus objetivos particulares el "Cuestionario para la medicion del capital social", realizado por Grootaert, Narayan, Nyhan y Woolcock (2003), expertos del Banco Mundial. Dicho instrumento plantea como variables de medicion grupos y redes, confianza y solidaridad, accion colectiva y cooperacion, comunicacion, cohesion social e inclusion, empoderamiento, accion politica e informacion.

Reconocer el turismo como agente de cambio

El tercero y ultimo de los vacios identificados se vincula al hecho de que, desde las ultimas decadas, "el turismo ha sido objeto de atencion por sus multiples implicaciones sobre la cotidianidad de los procesos sociales y economicos", en terminos de costos y beneficios (Gonzalez e Iglesias, 2009, p. 53).

La literatura especializada establece la relacion entre el turismo y el capital social en tres sentidos: por un lado, este ultimo contribuye al desarrollo turistico; por otro lado, es un instrumento para mitigar cambios provocados por el turismo en la comunidad local; por ultimo, dicha actividad contribuye al incremento o generacion de capital social en los actores sociales, publicos y privados. Esta ultima vision ha sido abordada con menos frecuencia, y la literatura sobre el tema evidencia una carencia al momento de determinar en que medida el turismo influye en el capital social de los actores vinculados a esta actividad (Mura y Tavakoli, 2014; Park et al., 2012).

Ante el panorama expuesto, uno de los retos de la investigacion cientifica es conocer la relacion contextual entre el turismo y el capital social, puesto que, para Gonzalez e Iglesias (2009), ciertos elementos del capital social--como la cohesion social y la accion colectiva--podrian ser un impacto provocado por la actividad turistica; ello abre el debate en cuanto a si realmente el capital social contribuye al desarrollo turistico o si el capital social es influido por el turismo.

Conclusiones

El capital social ha sido abordado en la investigacion gracias a la atencion de las diversas ciencias sociales que se ocupan de su estudio, particularmente la sociologia, la politica y antropologia. Tal condicion ha contribuido a posicionarlo como un objeto de estudio interdisciplinario al que se le identifica como teoria, instrumento de analisis o enfoque, por tener caracteristicas que posibilitan vincularlo con uno u otro. Resalta el hecho de que, a pesar de estas marcadas diferencias conceptuales, se aprecia una tendencia a entender el capital social como el conjunto de relaciones entabladas por individuos, grupos o instituciones en una sociedad.

Este elemento es de especial importancia, pues las relaciones sociales establecidas entre los diferentes actores pueden entenderse mejor si se situan en un entorno evolutivo y cambiante, influenciado por factores economicos, medioambientales y culturales, entre otros, lo que facilitaria una mejor comprension de los problemas que afectan a las sociedades.

Asi mismo, el contexto permite identificar el nivel y los diferentes tipos de capital social en las distintas sociedades, porque la forma en que se gesta no es homogenea, como tampoco lo son los actores que participan y la calidad de relaciones en torno a el. Al respecto, Portes y Landolt (2000) resaltan que la relacion entre los diferentes actores condicionara el tipo de capital social en cada comunidad, asi como sus caracteristicas y nivel.

Por otro lado, dado que se considera el turismo un campo de estudio emergente, su conceptualizacion aun no es ampliamente aceptada por la comunidad cientifica, sin embargo, existen avances que contribuyen a definirlo mediante los elementos que lo integran. Uno de ellos, y que no puede obviarse, es el elemento consecuencial, pues otorga a esta actividad un caracter de agente de cambio, dado que los costos y beneficios que provoca en las poblaciones locales son innumerables, complejos, variables, cambiantes, impredecibles e inevitables.

De esta forma, la principal relacion entre el binomio capital social y turismo tiene lugar en los procesos sociales de las comunidades. Tal situacion representa un reto complejo al asociar la actividad turistica con el capital social, puesto que cada uno tiene diferentes abordajes teoricos y metodologicos. A ello se suma que la literatura cientifica estudia este binomio desde diferentes posturas, pues mientras algunas investigaciones enfatizan en el turismo, otras aluden a la influencia de este sobre el capital social, y otras mas los utilizan para mitigar impactos.

Por lo anterior, al analizar la literatura fueron identificados vacios que requieren ser atendidos en futuras investigaciones. El primero de ellos es la exclusion de actores relacionados con la actividad turistica; dejar por fuera a alguno y las relaciones que entabla con otros genera una vision parcial de la realidad estudiada. En tal sentido, es posible observar que en la mayoria de las investigaciones el turista no aparece entre los actores relacionados con esta actividad, lo cual evidencia otro deficit en la tematica, ya que algunos autores (Beeton, 2006; Burkart y Medlik, 1981; Goeldner y Ritchie, 2009; Hernandez, 1985; Holden, 2005;) plantean que el visitante o turista pertenece al fenomeno turistico.

El segundo vacio identificado en la literatura es la falta de consenso metodologico para abordar el binomio capital social y turismo, por lo tanto, cada aproximacion propone diferentes variables, actores, metodos e instrumentos. Las distintas propuestas dependen de los actores estudiados, los intereses y el enfoque de cada investigador.

El ultimo vacio evidenciado corresponde a reconocer el turismo como un agente de cambio. La mayoria de las investigaciones proponen que el binomio de referencia es un camino para el desarrollo, pero olvidan que el turismo es una motivacion para generar, mejorar o dar por terminadas relaciones sociales (Ryan, 2003). Por lo tanto, antes de considerar este binomio como una pieza clave para la gestion y el desarrollo de las comunidades turisticas, es necesario determinar si el capital social se fortalece debido al desarrollo turistico o si, por el contrario, es el capital social el que genera el turismo.

La atencion a los vacios identificados en la literatura permitira avanzar en el proposito de reducir la actual vision parcializada de los estudios en torno al binomio capital social y turismo. Es necesario recordar que, aun cuando las investigaciones persiguen fines particulares, no las exime de estudiar la percepcion de todos los actores inmersos en una actividad, ya que, segun Barbini, Cacciutto y Cruz (2017), la presencia de los diversos actores relacionados con la toma de decisiones en la actividad turistica "es imprescindible en la medida que se busque dar cauce a caminos alternativos a los modelos orientados a la masividad" (p. 72).

DOI: https://doi.org/10.18601/01207555.n24.02

Referencias bibliograficas

Acerenza, M. (2006). Efectos economicos, socioculturalesy ambientales del turismo. Mexico: Trillas.

Akcomak, I. (2011). Social capital of social capital researches. Review of Economics and Institutions, 2(2). DOI: 10.5202/rei.v2i2.32

Alder, P. y Kwon, S. (2002). Social capital: Prospects for a new concept. Academy of Management Review, 27(1), 17-40. DOI: 10.2307/4134367

Alipour, S. y Kaboudi, M. (2012). Community perception of tourism impacts and their participation in tourism planning: A case study of Ramsar, Iran. Procedia-Social and Behavioral Sciences, 36, 333-341. DOI: 10.1016/j.sbspro.2012.03.037

Alvarez, A. (2005). La contribucion del turismo al desarrollo integral de las comunidades receptoras. Aspectos teorico-metodo logicos. Politica y Sociedad, 42(1), 57-84. Recuperado de http://revistas.ucm.es/index.php/POSO/article/view/24144

Andereck, K. (1994). Environmental consequences of tourism: A review of recent research. En S. McCool y A. Watson (comps.), Linking tourism, the environment, and sustainability (pp. 77-81). Ogdon, ut: Intermountain Research Station.

Andereck, K., Valentine, K., Knopf, R. y Vogt, C. (2005). Resident's perceptions of community tourism impacts. Annals of Tourism Research, 32(4), 1.056-1.076. DOI: 10.1016/j.annals.2005.03.001

Andersson, T. y Lundberg, E. (2013). Commensurability and sustainability: Triple impact assessments of a tourist event. Tourism Management, 37, 99-109. DOI: 10.1016/j.tourman.2012.12.015

Andrade, M. (2008). Sociedad pesquera y desarrollo turistico pensado desde una cofradia de pescadores. Analisis cualitativo de la significacion del Proyecto Mardelira. En Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA) y Consejo Superior de Investigaciones Cientificas (CSIC) (eds.), II Jornadas Turismo y Sociedad (pp. 57-84). Cordoba, Espana: IESA y CSIC. Recuperado de http:// www.iesa.csic.es/es/jornadasturismoII/ponencias/S3res-Andrade.pdf

Arapa, E., Junco, R., Arotoma, S. y Galvez, J. (2014). Capital social y competitividad del turismo en un contexto de globalizacion: Huamaga. REDIELUZ, 4(2), 63-68.

Arriagada, I. (2003). Capital social: potencialidades y limitaciones analiticas de un concepto. Estudios Sociologicos, XXI (63), 557-584. Recuperado de http://www.redalyc.org/pdf/598/59806303.pdf

Atria, R. (2003a). Capital social: concepto, dimensiones y estrategias para su desarrollo. En R. Atria, M. Siles, I. Arriagada, J. Robinson y S. Whiteford, Capital social y reduccion de la pobreza en America Latina y el Caribe: en busca de un nuevo paradigma (pp. 581-590). Santiago de Chile: Naciones Unidas, CEPAL.

Atria, R. (2003b). La dinamica del desarrollo del capital social: factores principales y su relacion con movimientos sociales. En I. Arriagada y F. Miranda (comps.), Capital social: potencialidades analiticas y metodologicas para la superacion de la pobreza (CEPAL. Serie Seminarios y Conferencias) (pp.49-62). Santiago de Chile: Naciones Unidas-CEPAL. Recuperado de https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/6583/S039608_es.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Ayaviri, D., Quispe, G. y Borja, M. (2017). El capital social en el desarrollo local comunitario, un estudio en comunidades rurales de Bolivia. Revista Galega de Economia, 26(2), 77-88. Recuperado de http://www.redalyc.org/pdf/391/Resumenes/Resumen_39152751005_1.pdf

Bagnasco, A. (2003). Teoria del capital social y political economy comparada. En A. Bagnasco, F. Piselli, A. Pizzorno y C. Trigilia, El capital social: instrucciones de uso (pp. 89-122). Argentina: Fondo de Cultura Economica.

Barbini, B. (2008a). Capacidades locales de desarrollo a traves del turismo: reflexiones para su abordaje. En A. Cesar y A. Burne (eds.), Turismo y desarrollo: crecimiento y pobreza (pp. 207-227). Mexico: Universidad de Guadalajara.

Barbini, B. (2008b). Capital social y desarrollo. Aplicacion de indicadores de capital social al ambito turistico. Aportes y Transferencias, 12(2), 65-91. Recuperado de http://www.redalyc.org/pdf/276/27615331005.pdf

Barbini, B. (2010). Dimension sociocultural: actividad turistica y capital social. En J. Mantero, B. Barbini, G. Benseny, D. Castellucci, R. Dosso y C. Varisco, Turismo y territorio (pp. 185-226). Mar del Plata: Universidad Nacional de Mar del Plata.

Barbini, B., Cacciutto, M. y Cruz, G. (2017). Turismo y gobernanza: implicancias para un desarrollo sostenible. El caso del Ente Municipal de Turismo de Mar del Plata-Argentina. En G. Cruz (coord.), Turismo y gobernanza: ?en donde estamos? Aproximaciones teoricas y empiricas (pp. 65-78). Toluca: Universidad Autonoma del Estado de Mexico.

Barros, C. y Santos, C. (2009). Earnings of hotel managers: Comparing the human and social capital approach. Tourism Economics, 15(1), 87-103. DOI: 10.5367/000000009787536762

Beeton, S. (2006). Community development through tourism. Collingwood: Landlinks Press.

Bourdieu, P. (1980). Le capital social. Actes de la Recherche en Sciences Sociales, 31, 2-3.

Bowles, S. y Gintis, H. (2002). Social capital and community governance. The Economic Journal, 112, 419-436. Recuperado de http://tuvalu.santafe.edu/~bowles/SocialCapital.pdf

Burkart, A. y Medlik, S. (1981). Tourism: Past, present and future (2a. ed. reimp.). London: Heinemann.

Cacciuto, M. y Barbini, B. (2012). Cultura y capital social. El caso de la comunidad italiana del barrio Puerto de Mar del Plata. Estudios y Perspectivas en Turismo, 21(3), 681-705. Recuperado de http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1851-17322012000300008

Cacciutto, M. (2010a). La aplicacion de la teoria del capital social a los estudios turisticos. FACES, 76(34-35 enero/diciembre), 111-127. Recuperado de http://nulan.mdp.edu.ar/1531/1 /FACES_n3435_111-127.pdf

Cacciutto, M. (2010b). La teoria del capital social: analisis de sus aportes y aplicacion a estudios turisticos orientados al desarrollo (Monografia de graduacion). Universidad del Mar del Plata, Mar del Plata, Argentina. Recuperado de http://nulan.mdp.edu.ar/1148/1/cacciutto_m.pdf

Casado-Diaz, M., Casado-Diaz, A. y Casado-Diaz, J. (2014). Linking tourism, retirement migration and social capital. Tourism Geographies: An International Journal of Tourism Space, Place and Environment, 16(1), 124-140. DOI: 0.1080/14616688.2013.851266

Coleman, J. (1990). Foundations of social theory. Cambridge: Harvard University Press.

Corodeanu, D. y Nita, V. (2009). The network and the social capital - Important aces for tourism entrepreneurs. Revista de Turism, 7, 10-19. Recuperado de http://www.revistadeturism.ro/rdt/article/viewFile/109/78

Cruz, G. (coord.). (2017). Turismo y gobernanza: ?donde estamos? Aproximaciones teoricas y empiricas. Toluca: Universidad Autonoma del Estado de Mexico.

Di Nicola, P., Stanzani, S. y Tronca, L. (2008). Reti di prossimita e capitale sociale in Italia. Milan: Franco Angeli.

Dickinson, J. E., Filimonau, V., Hibbert, J. F., Cherrett, T., Davies, N., Norgate, S., Speed, C. y Winstanley, C. (2017). Tourism communities and social ties: The role of online and offline tourist social networks in building social capital and sustainable practice. Journal of Sustainable Tourism, 25(2), 163-180. DOI: 10.1080/09669582.2016.1182538

Dirven, M. (2001). Entre el ideario y la realidad: capital social y desarrollo agricola: algunos apuntes para la reflexion. Recuperado de https://www.cepal.org/prensa/noticias/comunicados/3/7903/dirven.pdf

Durston, J. (2000). ?Que es el capital social comunitario? (Serie Politicas Sociales). Santiago de Chile: Naciones Unidas--CEPAL.

Durston, J. (2002). Capital social campesino en la gestion del desarrollo rural. Santiago de Chile: CEPAL. Recuperado de http://archivo.cepal.org/pdfs/2002/S2002033.pdf

Durston, J. (2003). Capital social: parte del problema, parte de la solucion, su papel en la persistencia y en la superacion de la pobreza en America Latina y el Caribe. En R. Atria, M. Siles, I. Arriagada, L. Robison y S. Whiteford (comps.), Capital social y reduccion de la pobreza en America Latina y el Caribe: en busca de un nuevo paradigma (pp. 147-202). Santiago de Chile: Comision Economica para America Latina y el Caribe. Recuperado de https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/2324/1/S029693_es.pdf

Elche-Hortelano, D., Martinez-Perez, A. y Garcia-Villaverde, P. (2015). Bonding capital, explotacion de conocimiento e innovacion incremental en los clusters de turismo cultural: las ciudades patrimonio de la humanidad en Espana. Investigaciones Europeas de Direccion y Economia de la Empresa, 21(3), 120-128. DOI: 10.1016/j.iedee.2014.03.002

Foronda, C. y Garcia, A. (2011). Capital social y gobernabilidad en el turismo minero de Riotinto. En J. L. Jimenez Caballero (coord.), Turismo y desarrollo economico: IV Jornadas de Investigacion en Turismo (pp. 139-156). Sevilla: Facultad de Turismo y Finanzas. Recuperado de https://idus.us.es/xmlui/bitstream/handle/11441/53039/foronda-garcia.pdf?sequence=1

Fuentes, M. (2002). Tecnologias sociales, relaciones publicas y comunicacion organizacional. Arequipa: Universidad Catolica de Santa Maria.

Fukuyama, F. (1995). Trust: The social virtues and the creation of prosperity. New York: Free Press.

Goeldner, C. y Ritchie, B. (2009). Tourism: Principles, practices and philosophies (11a. ed.). New Jersey: Jhon Wiley & Sons, Inc. Recuperado de goo.gl/C7pBC8

Gonzalez, M. e Iglesias, G. (2009). Impactos del turismo sobre los procesos de cohesion social. Caibarien, Cuba. Estudios y Perspectivas en Turismo, 18(1), 53-68. Recuperado de http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1851-17322009000100004

Grootaert, C., Narayan, D., Nyhan, V. y Woolcock, M. (2003). Measuring social capital. An integrated questionnarie. Washington, D.C.: The World Bank. Recuperado de https://openknowledge.worldbank.org/bitstream/handle/10986/15033/281100PAPER0Measuring0social0capital.pdf?sequence=

Hall, C. (2000). Tourism planning. Harlow: Prentice Hall.

Hall, C. y Lew, A. (2009). Understanding and managing tourism impacts: An integrated approach. London: Routledge.

Hernandez, E. (1985). Proyectos turisticos: formulacion y evaluacion (1a. ed.). Mexico: Trillas.

Holden, A. (2005). Tourism studies and the social sciences. Oxon: Routledge. Recuperado de goo. gl/kyTkNv

Hwang, D. y Stewart, W. (2016). Social capital and collective action in rural tourism. Journal of Travel Research, 56(1), 81-93. DOI: 10.1177/0047287515625128

Inkpen, A. y Tsang, F. (2005). Social capital, networks, and knowledge transfer. Academy of Management Review, 50(1), 146-165. DOI: 10.2307/20159100

Jamieson, N. (2014). Sport tourism events as community builders--How social capital helps the <<locals>> cope. Journal of Convention & Event Tourism, 15(1), 57-68. DOI: 10.1080/15470148.2013.863719

Jorquera, R. A. (2008). Capital social y seguridad urbana en espacios defensivos de clase media en Nogales, Sonora, Mexico (Tesis doctoral). El Colegio de Sonora, Hermosillo, Mexico. Recuperada de http://148.228.173.140/topofiliaNew/assets/tdjorquera.pdf

Junco, C. (2015). Turismo y capital social: el caso de turismo vivencial comunitario en Chacan (Tesis de master). Universidad Jaume i de Castellon, Castellon de la Plana.

Kimbu, A. y Ngoasong, M. (2013). Centralised decentralisation of tourism development: A network perspective. Annals of Tourism Research, 40, 235-259. DOI: 10.1016/j.annals.2012.09.005

Lee, B. (2013). The impact of social capital on tourism technology adoption for destination marketing. Current Issues in Tourism, 18(6), 561-578. DOI: 10.1080/13683500.2013.861392

Lopez, F. (2002). El analisis de contenido como metodo de investigacion. XXI. Revista de Educacion, 4, 167-179. Recuperado de goo.gl/PKRLxc

Lopez, M., Bertoni, M. y Testa, J. (2015). El capital social endogeno para el turismo sustentable en Necochea. Comunicacion presentada en el vil Simposio Internacional y XIII Jornadas Nacionales de Investigacion Accion en Turismo, Congreso Internacional de Turismo. Facultad de Turismo, Universidad de Comahue, Nequen.

Lopez, V. (2014). El capital social en las empresas indigenas de turismo. Su analisis y dinamizacion en la Red Expediciones Sierra Norte, Mexico (Tesis doctoral). Universitat de Girona, Espana. Recuperada de https://core.ac.uk/download/pdf/132556678.pdf

Lorca, M. (2001). Turismo, capital social e industria cultural. En Colegio de Antropologos de Chile (ed.), IV Congreso Chileno de Antropologia (pp. 1.192-1.196). Santiago de Chile: Colegio de Antropologos de Chile. Recuperado de https://www.aacademica.org/iv.congreso.chileno.de.antropologia/169.pdf

Marti, J. y Lozares, C. (2008). Redes organizativas locales y capital social: enfoques complementarios desde el analisis de redes sociales. Portularia, 5(1), 23-39. Recuperado de http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=161017350002

Martinez, A., Elche, D. y Garcia, P. (2012). Capital social e innovacion en los distritos de turismo cultural: el papel mediador de la estrategia de conocimiento. Ponencia presentada en la International Conference on Regional Science. The challenge of regional development in a world of changing hegemonies: Knowledge, competitiveness and austerity. XXXVIII Reunion de Estudios Regionales-AECR. Asociacion Espanola de Ciencia Regional (AECR), Bilbao. Recuperada de https://old.aecr.org/web/congresos/2012/Bilbao2012/htdocs/pdf/p411.pdf

Massey, D. (2009). Concepts of space and power in theory and in political practice. Documents d' Analisi Geografica, 55, 15-26. Recuperado de https://ddd.uab.cat/pub/dag/02121573n55/02121573n55p15.pdf

McGehee, N., Lee, S., O'Bannon, T. y Perdue, R. (2010). Tourism-related social capital and its relationship with other forms of capital: An exploratory study. Journal of Travel Research, 49(4), 486-500. DOI: 10.1177/0047287509349271

Merinero, R. (2008). Micro-cluster turisticos: el papel del capital social en el desarrollo economico local. Revista de Estudios Empresariales. Segunda epoca, 2, 67-92. Recuperado de https://revistaselectronicas.ujaen.es/index.php/REE/article/view/366

Monterrubio, J. (2011). Turismo y cambio sociocultural: una perspectiva conceptual. Mexico: Plaza y Valdes y Universidad Autonoma del Estado de Mexico.

Monterrubio, J., Mendoza, M., Fernandez, M. y Gullete, G. (2011). Turismo y cambios sociales. Estudio cualitativo sobre percepciones comunitarias en Bahias de Huatulco, Mexico. Cuadernos de Turismo, 28, 171-189. Recuperado de http://www.redalyc.org/pdf/398/39821278009.pdf

Morales, G. I. y Hernandez, J. M. (2011). Los stakeholders del turismo. Tourism & Management, 1, 894-903. Recuperado de http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=388743867081

Mura, P. y Tavakoli, R. (2014). Tourism and social capital in Malaysia. Current Issues in Tourism, 17(1), 28-45. DOI: 10.1080/13683500.2012.718320

Narayan, D. y Pritchett, L. (1999). Social capital: Evidence and implications. En P. Dasgupta e I. Serageldin (eds.), Social capital: A multifaceted perspective (pp. 269-295). Washington, D.C.: The World Bank.

Olaya, N. (2008). ?Pueden las escuelas-empresas de turismo construir capital social para mejorar la calidad de vida de las personas? Turismo y Sociedad, IX, 15-29. Recuperado de https://revistas.uexternado.edu.co/index.php/tursoc/article/view/423/403

Oliveira, M., Mendonca, K. y Fransualdo, F. (2014). Turismo e capital social: uma aproximacao teorica. PASOS. Revista de Territorio y Patrimonio Cultural, 12(2), 443-452.

Page, S. y Connell, J. (2006). Tourism: A modern synthesis (2a. ed.). London: Thomson Learning.

Park, D., Lee, K., Choi, H. y Yoon, Y. (2012). Factors influencing social capital in rural tourism communities in South Korea. Tourism Management, 33(6), 1.511-1.520. DOI: 10.1016/j. tourman.2012.02.005

Park, D., Nunkoo, R. y Yoon, Y. (2015). Rural resident' attitudes to tourism and the moderating effects of social capital. Tourism Geographies: An International Journal of Tourism Space, Place and Environment, 17(1), 112-133. DOI: 10.1080/14616688.2014.959993

Piselli, F. (2003). Capital social: un concepto situacional y dinamico. En A. Bagnasco, F. Piselli, A. Pizzorno y C. Trigilia, El capital social: instrucciones de uso (pp. 53-88). Buenos Aires: Fondo de Cultura Economica.

Pizzorno, A. (2003). Por que pagamos la nafta. Por una teoria del capital social. En A. Bagnasco, F. Piselli, A. Pizzorno y C. Trigilia, El capital social: instrucciones de uso (pp. 19-52). Buenos Aires: Fondo de Cultura Economica.

Portes, A. (1998). Social capital: Its origins and applications in modern sociology. Annual Review of Sociology, 24, 1-24. DOI: 10.1146/annurev. soc.24.1.1

Portes, A. y Landolt, P. (2000). Social capital: Promise and pitfalls of its role in development. Journal of Latin Studies, 52(2), 529-547.

Pulido, J. (2010). Las partes interesadas en la gestion turistica de los parques naturales andaluces. Identificacion de interrelaciones e intereses. Revista de Estudios Regionales, 88, 147-175. Recuperado de http://www.revistaestudiosregionales.com/documentos/articulos/pdf1132.pdf

Putnam, R. (1993). Making democracy work: Civic traditions in modern Italy. Princeton: Princeton University Press.

Ramirez, I., Cruz, G. y Vargas, E. (2018). Un acercamiento al capital social y al turismo desde el enfoque mixto y mapeo de actores. Antropologia Experimental, 18, 55-73. DOI: 10.17561/ rae.v0i18.3806

Richards, G. y Wilson, J. (2005). Social capital, cultural festivals and tourism in Catalunya. Turismo y Sociedad, IV, 170-181. Recuperado de https://revistas.uexternado.edu.co/index.php/tursoc/article/view/2245/1988

Ross, G. (2005). Cyber-tourism and social capital: Ethics, trust and sociability. Tourism Recreation Research, 50(3), 87-95. DOI: 10.1080/02508281.2005.11081490

Rubio, M. y Mazon, T. (2009). El capital social como factor coadyuvante de los procesos de desarrollo turistico y socioeconomico de los destinos de interior. Papers de Turisme, 45, 41-55. Recuperado de goo.gl/XqDaXa

Ryan, C. (2003). Recreational tourism: Demands and impacts. Clevedon: Channel View Publications.

Saiz, J. E. y Rangel, S. (2008). Capital social: una revision del concepto. Revista CIFE, 13, 250263. Recuperado de https://core.ac.uk/download/pdf/7082270.pdf

Segrado, G., Serrano, R., Juan, J., Amador, K. y Arroyo, L. (2013). Capital social y turismo en destinos rurales de Quintana Roo, Mexico. Gestion Turistica, 20, 71-89. Recuperado de http://www.redalyc.org/pdf/2233/223348206005.pdf

Shakya, M. (2016). Tourism and social capital: Case studies from rural Nepal. En S. McCool y K. Bosak (eds.), Reframing sustainable tourism. Environmental challenges and solutions (vol. 2, pp. 217-239). Dordrecht: Springer. DOI: 10.1007/97894-017-7209-9_13

Siles, M. (2003). El paradigma del capital social. En I. Arriagada y F. Miranda (comps.), Capital social: potencialidades analiticas y metodologicas para la superacion de la pobreza (pp. 39-48). Santiago de Chile: CEPAL.

Spanou, E. (2007). The impact of tourism on the sociocultural structure of cyprus. Tourismos: An International Multidisciplinary Journal of Tourism, 2(1), 145-162. Recuperado de goo.gl/YBKAGj

Stolle, D. (2002). Social capital: An emerging concept. En B. Hobson, J. Lewis y B. Siims (eds.), Key concepts in gender and European social politics (pp. 195-229). Cheltenham: Edward Elgar Press.

Tavakoli, R., Mura, P. y Rajaratnam, S. (2017). Social capital in Malaysian homestays: Exploring hosts' social relations. Current Issues in Tourism, 20(10), 1.028-1.043. DOI: 10.1080/13683500.2017.1310189

Uphoff, N. (1999). Understanding social capital: Learning from the analisis and experience of participation. En P. Dasgupta e I. Serageldin (eds.), Social capital: A multifaceted perspective (pp. 215-249). Washington, D.C.: The World Bank. Recuperado de goo.gl/YnHfse

Wall, G. y Mathieson, A. (2006). Tourism: Changes, impacts and opportunities. Essex: Pearson Prentice Hall.

Woolcock, M. (1998). Social capital and economic development: Toward a theoretical synthesis and policy framework. Theory and Society, 27(2), 151-208. Recuperado de goo.gl/6Z3joh

Woolcock, M. y Narayan, D. (2000). Capital social: implicaciones para la teoria, la investigacion y las politicas sobre desarrollo. Washington, D.C.: The World Bank.

Ying, T. y Zhou, Y. (2007). Community, governments and external capitals in China's rural cultural tourism: A comparative study of two adjacent villages. Tourism Management, 28(1), 96-107. DOI: 10.1016/j.tourman.2005.12.025

Zhao, W., Ritchie, B. y Echtner, C. (2011). Social capital and tourism entrepreneurship. Annals of Tourism Research, 38(4), 1.570-1.593. DOI: 10.1016/j.annals.2011.02.006

OMAR ISMAEL RAMIREZ HERNANDEZ

Doctor en Estudios Turisticos por la Universidad Autonoma del

Estado de Mexico

Profesor investigador del Centro Universitario uaem

Temascaltepec

Mexico

[omar.ramirez.hdez@hotmail.com]

GRACIELA CRUZ JIMENEZ

Doctora en Ciencias Sociales por El Colegio Mexiquense A. C.

Profesora e investigadora en la Facultad de Turismo y Gastronomia

de la Universidad Autonoma del Estado de Mexico

Mexico

[gracicj@hotmail.com]

ROCIO DEL CARMEN SERRANO BARQUIN

Doctora en Ciencias Ambientales por la Universidad Autonoma

del Estado de Mexico

Universidad Complutense de Madrid

Profesora e investigadora en la Facultad de Turismo y Gastronomia

de la Universidad Autonoma del Estado de Mexico

Mexico

[rocioserba14@gmail.com]

(1) Fecha de recepcion: 14 de agosto de 2017

Fecha de modificacion: 24 de enero de 2018

Fecha de aceptacion: 22 de mayo de 2018

(2) Las organizaciones se entienden como aquellas entidades y asociaciones que son creadas por dos o mas individuos con un objetivo en comun, siendo siempre una institucion con orden y sistematizacion de actividades (Fuentes, 2002).

(3) Las estructuras son todas las relaciones interpersonales establecidas entre dos o mas individuos, instituciones u organizaciones pertenecientes a la misma comunidad o a diferente comunidad.

Leyenda: Figura 1. Dimensiones de los impactos del turismo
Tabla 1. Aproximaciones metodologicas sobre turismo y capital
social

     Autor(es)            Enfoque           Actor(es)
                                           analizado(s)

Lorca (2001)           Cualitativo     Sociales

Alvarez (2005)         Cualitativo     Sociales

Ross (2005)            Cualitativo     Sociales

Richards y Wilson      Cualitativo     Sociales
(2005)

Olaya (2008)           Cualitativo     Sociales y
                                       publicos

Marti y Lozares        Cuantitativo    Privados
(2008)

Merinero (2008)        Cualitativo     Privados y
                                       publicos

Andrade (2008)         Cualitativo     Sociales

Barbini (2008 a y      Cualitativo     Sociales
b)

Rubio y Mazon          Cualitativo     Sociales
(2009)

McGehee, Lee,          Mixto           Privados
O'Bannon y Perdue
(2010)

Foronda y Garcia       Cualitativo     Sociales y
(2011)                                 publicos

Zhao, Ritchie y        Cuantitativo    Sociales y
Echtner (2011)                         privados

Martinez, Elche y      Cualitativo     Privados
Garcia (2012)

Cacciutto y            Cualitativo     Sociales
Barbini (2012)

Park, Lee, Choi y      Cualitativo     Sociales
Yoon (2012)

Segrado, Serrano,      Cualitativo     Sociales y
Juan, Amador y                         privados
Arroyo (2013)

Mura y Tavakoli        Cualitativo     Sociales
(2014)                                 (turistas)

Jamieson (2014)        Cualitativo     Sociales
                                       (comunidad y
                                       turistas)

Lopez (2014)           Cualitativo     Privados

Casado-Diaz,           Cuantitativo    Sociales
Casado-Diaz y                          (turistas)
Casado-Diaz
(2014)

Arapa, Junco,          Cuantitativo    Sociales y
Arotoma y Galvez                       privados
(2014)

Park, Nunkoo y         Cuantitativo    Sociales
Yoon (2015)

Junco (2015)           Cualitativo     Sociales

Elche-Hortelano,       Cuantitativo    Privados
Martinez-Perez y
Garcia-Villa-
verde (2015)

Lopez, Bertoni y       Cualitativo     Sociales, publicos
Testa (2015)                           y privados.

Shakya (2016)          Mixto           Sociales

Hwang y Stewart        Mixto           Sociales
(2016)

Ayaviri, Quispe y      Cuantitativo    Sociales
Borja (2017)

Dickinson,             Cualitativo     Sociales
Filimonau,                             (comunidad local y
Hibbert, Cherrett,                     turistas)
Davies, Norgate,
Speed y Winstan-
ley, (2017)

Tavakoli, Mura y       Cualitativo     Sociales y
Rajaratnam (2017)                      privados

     Autor(es)              Variables          Metodos, tecnicas
                            analizadas           o instrumentos
                                                   utilizados

Lorca (2001)           Acceso a la            Observacion
                       informacion,           participante
                       influencia de
                       opinion y redes.

Alvarez (2005)         Estructura social,     Entrevista
                       confianza.

Ross (2005)            Redes                  Analisis de
                                              comunidades
                                              virtuales

Richards y Wilson      Confianza,             Entrevista
(2005)                 identidad y
                       cohesion social.

Olaya (2008)           Redes                  Analisis de caso

Marti y Lozares        Redes                  Cuestionario
(2008)

Merinero (2008)        Formalidad,            Entrevistas
                       estructura y
                       densidad social.

Andrade (2008)         Cohesion social,       Entrevistas
                       cooperacion.

Barbini (2008 a y      Normatividad,          Entrevistas
b)                     reciprocidad y
                       cohesion social.

Rubio y Mazon          Redes                  Analisis de caso
(2009)

McGehee, Lee,          Redes                  Entrevista y
O'Bannon y Perdue                             cuestionario
(2010)

Foronda y Garcia       Cohesion social y      Analisis de caso
(2011)                 colaboracion

Zhao, Ritchie y        Estructura social      Encuesta y
Echtner (2011)                                cuestionario

Martinez, Elche y      Redes                  Modelos teoricos
Garcia (2012)

Cacciutto y            Cooperacion,           Entrevistas en
Barbini (2012)         reciprocidad y         profundidad
                       confianza.

Park, Lee, Choi y      Cohesion social,       Entrevistas
Yoon (2012)            norma-tividad y
                       reciprocidad.

Segrado, Serrano,      Organizacion y         Entrevista semies-
Juan, Amador y         accion colectiva       tructurada
Arroyo (2013)

Mura y Tavakoli        Relaciones             Entrevistas
(2014)                 sociales

Jamieson (2014)        Cohesion social        Entrevistas

Lopez (2014)           Redes                  Etnografia,
                                              observacion
                                              participativa y
                                              entrevistas.

Casado-Diaz,           Redes                  Encuesta
Casado-Diaz y
Casado-Diaz
(2014)

Arapa, Junco,          Confianza y            Cuestionario
Arotoma y Galvez       reciprocidad
(2014)

Park, Nunkoo y         Normatividad,          Encuesta y
Yoon (2015)            confianza,             cuestionario
                       aceptacion social.

Junco (2015)           Redes                  Entrevista

Elche-Hortelano,       Redes                  Cuestionario
Martinez-Perez y
Garcia-Villa-
verde (2015)

Lopez, Bertoni y       Redes, identidad y     Entrevista semies-
Testa (2015)           agencialidad.          tructurada

Shakya (2016)          Redes                  Entrevista y
                                              cuestionario

Hwang y Stewart        Estructura social,     Entrevistas en
(2016)                 confianza y accion     profundidad y
                       colectiva.             semies-
                                              tructurada,
                                              encuesta.

Ayaviri, Quispe y      Redes, cooperacion     Encuesta
Borja (2017)           y confianza.

Dickinson,             Redes                  Entrevista y
Filimonau,                                    aplicacion virtual
Hibbert, Cherrett,
Davies, Norgate,
Speed y Winstan-
ley, (2017)

Tavakoli, Mura y       Redes                  Entrevista
Rajaratnam (2017)

Fuente: Elaboracion propia con base en revision bibliografica.
COPYRIGHT 2019 Universidad Externado de Colombia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Ramirez Hernandez, Omar Ismael; Cruz Jimenez, Graciela; del Carmen Serrano Barquin, Rocio
Publication:Anuario de Turismo y Sociedad
Date:Jan 1, 2019
Words:12965
Previous Article:EDITORIAL.
Next Article:ENFOQUES DE LAS INVESTIGACIONES ACERCA DEL CICLO DE VIDA DEL AREA TURISTICA (CVAT).
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters