Printer Friendly

TORRECILLA, Jesus (2016): Espana al reves. Los mitos del pensamiento progresista (1790-1840).

TORRECILLA, Jesus (2016)

Espana al reves. Los mitos del pensamiento progresista (1790-1840)

Marcial Pons, Madrid

Los trabajos de Jesus Torrecilla estan casi siempre a caballo entre la historia de la literatura y la historia de las ideas. En ellos, los textos del pasado son, sobre todo, ventanas por la que asomarse a los discursos historicos, politicos y literarios que han construido la imagen de Espana en los ultimos siglos. Torrecilla ha contribuido especialmente al estudio de la idea de Espana en tiempos de la Ilustracion con obras como Espana exotica o Guerras literarias del dieciocho espanol. Entre otras cosas, ha demostrado que los escritores espanoles de aquella epoca veian la Ilustracion como un fenomeno extranjero esencialmente contrario a la idiosincrasia nacional. Algunos defendieron abiertamente la tradicion cultural hispana y se opusieron con vehemencia a las modas francesas. Otros adoptaron el gusto neoclasico y las ideas ilustradas, pero sintieron con frecuencia que habia una contradiccion entre sus preferencias esteticas e ideologicas y su fidelidad a la patria.

Partiendo de estas solidas premisas, Torrecilla analiza en su nuevo libro los mitos historicos del primer liberalismo espanol. En su opinion, los ilustrados espanoles no fueron capaces de ofrecer una alternativa a la imagen tradicional de Espana. Solo a partir de la Revolucion Francesa una pequena minoria progresista empezo a imaginar una Espana alejada del despotismo y la intolerancia que hasta entonces parecian definirla. Para no ser tildados de traidores a la patria, estos progresistas crearon una serie de mitos historicos que les permitieran enlazar su nueva Espana tolerante y liberal con un supuesto pasado nacional.

Torrecilla presta atencion, sobre todo, a dos mitos historicos: el de las libertades medievales y el de al-Andalus. El mito de las libertades medievales, construido esencialmente en torno a los comuneros de Castilla y a los fueros de la Corona de Aragon, fue importantisimo para la retorica liberal durante la Guerra de la Independencia. Los liberales gaditanos insistieron en presentarse como los restauradores de las libertades que los espanoles habian perdido tras la derrota de los comuneros en Villalar. Eso implicaba asumir que, hasta 1521, los fueros y las Cortes de los distintos reinos de Espana habian protegido los derechos de la nacion e impedido el despotismo de los reyes. Segun el mito, la epoca de los Austrias y los Borbones fue un parentesis de despotismo monarquico en una historia nacional caracterizada por la incansable resistencia de los espanoles frente a la tirania.

Si el mito de las libertades medievales tino de patriotismo la politica liberal, el mito de al-Andalus intento combatir la extendida idea de que Espana era, por naturaleza, un pais intolerante. Torrecilla situa la genesis de este mito en el exilio al que los liberales se vieron abocados tras la restauracion absolutista de 1814. Lejos de Espana, los liberales se sintieron abandonados por sus compatriotas, cuya entusiasta acogida de la reaccion fernandina parecia indicar que seguian fieles a la vieja Espana intolerante y monarquica. Al verse desterrados por el fanatismo del pueblo y de las autoridades, los liberales exiliados compararon su suerte con la de los moriscos expulsados en 1609 por Felipe III. Segun Torrecilla, algunos de estos exiliados creyeron hallar en la Reconquista la raiz del fanatismo espanol y elaboraron una historia alternativa que hacia de al-Andalus un paraiso de tolerancia y cultura tristemente destruido por los reinos cristianos de la Peninsula Iberica.

Hay aspectos discutibles en la interpretacion de Torrecilla. Lo es, por ejemplo, identificar rotundamente la contrarrevolucion con el absolutismo. Ya en tiempos de las Cortes de Cadiz, algunos de los mas conocidos reaccionarios, como Jose Colon o Jose Clemente Carnicero, compartieron con sus enemigos la idealizacion de las libertades medievales y el rechazo al despotismo de Austrias y Borbones. Y a lo largo de todo el siglo XIX, los tradicionalistas espanoles se inspiraron en los fueros medievales para oponerse al Estado unitario que, a su entender, trataban de imponer los liberales.

Tambien es exagerado decir que los progresistas espanoles sustituyeron el mito de la Reconquista por el mito de al-Andalus. Como el propio Torrecilla reconoce, ni la exaltacion de la cultura andalusi ni las criticas a la expulsion de los moriscos eran novedosas en el siglo XIX. Es cierto que algunos liberales exiliados entre 1813 y 1833 identificaron su suerte con la de los moriscos expulsados dos siglos antes, pero no por eso celebraron la irrupcion del Islam en la Peninsula Iberica ni lamentaron que los cristianos hubiesen ganado la Reconquista. En la mayoria de los casos, se limitaron a considerar que, tras la conquista de Granada, los cristianos debieron ser mas generosos con los vencidos. Siguiendo una tradicion que se remonta al menos al siglo XVI, los progresistas decimononicos insistieron en que el ejemplo y la persuasion habrian sido mas eficaces que la violencia para convertir a los moriscos. En cualquier caso, el rechazo a la politica intolerante de los Austrias no les impidio continuar idealizando a los reinos cristianos que combatieron a al-Andalus. De hecho, los liberales atribuyeron a esos reinos el origen de las libertades politicas espanolas y los describieron con frecuencia como ejemplos de una tolerancia religiosa que solo se extinguio con la creacion de la Inquisicion espanola en tiempos de los Reyes Catolicos.

Mas alla de estas cuestiones debatibles, Espana del reves es de obligada lectura para quien se interese por la historia del nacionalismo espanol. Desde hace quince anos, los historiadores suelen dar por hecho que el nacionalismo surgio en Espana hacia 1808 de la mano de la idea de soberania nacional. Con esta vision aun imperante, el nacionalismo conservador fue esencialmente una reaccion al nacionalismo liberal y no surgio hasta bien entrado el siglo XIX. El gran acierto de Torrecilla es, precisamente, invertir este relato. Su nuevo libro demuestra que el nacionalismo progresista espanol fue una reaccion a un nacionalismo anterior y mas exitoso que identificaba a Espana con la unidad religiosa y el gobierno monarquico. Es la historia de un punado de escritores y politicos espanoles que a comienzos del siglo XIX trataron de construir una nacion tolerante y liberal que pudiera oponerse a esa Espana tradicional. Podria decirse que, en gran medida, es la historia de un fracaso. Sus protagonistas reconocieron muchas veces que eran una exigua minoria y que la mayoria de sus compatriotas se identificaban con esa Espana intolerante que ellos trataban de combatir. Algunos se vieron tentados a romper sus lazos con Espana y a abandonar a su suerte a una nacion que les parecia empenada en oponerse a la modernidad con todas sus fuerzas.

Espana al reves es una obra clave para entender por que, a lo largo de la Edad Contemporanea, los progresistas espanoles no han sido capaces de construir un discurso nacional exitoso. Y por que, con frecuencia, se han sentido extranjeros en su propia tierra o han preferido otras patrias al no verse reconocidos en la espanola.

Juan Pablo Dominguez. Instituto Cultura y Sociedad (ICS)

Universidad de Navarra
COPYRIGHT 2016 Servicio de Publicaciones de la Universidad de Navarra
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Dominguez, Juan Pablo
Publication:Revista Empresa y Humanismo
Date:Dec 1, 2016
Words:1288
Previous Article:MELE, DOMENEC Y SCHLAG, Martin (eds.) (2015): Humanism in Economics and Business. Perspectives of the Catholic Social Tradition.
Next Article:Implicaciones eticas que se desprenden de algunas corrientes de responsabilidad social: los bienes, las normas y las virtudes.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters