Printer Friendly

TACITO, EL TEMPLO ROMANO DE LA C/ MORERIA (CORDOBA) Y EL ORIGEN DEL CULTO PROVINCIAL EN BAETICA.

Tacitus, the Roman Temple of Moreria Street (Cordoba) and the origin of the Provincial Cult in Baetica

1. Introduccion

"Per idem tempus Hispania ulterior, missis ad senatum legatis, oravit ut exemplo Asiae delabrum Tiberio matrique eius extrueret". Este pasaje de Tacito (Ann. IV, 37), o mas bien la negativa de Tiberio a satisfacer el piadoso deseo de los beticos, ha sido el principal argumento esgrimido durante mas de un siglo por numerosos historiadores para rechazar la implantacion del culto provincial en Baetica antes de Vespasiano (Krascheninnikoff, 1894: 180 y ss.; Etienne, 1958: 126 y s.; Deininger, 1965: 31 y ss.; Fishwick, 1987: 219 y ss.; Pailler, 1989; Gonzalez, 2007: 175 y s.). Ello se ha cimentado tambien en la ausencia de monedas de Colonia Patricia, capital de Baetica, con imagenes de monumentos de culto imperial, la cronologia de los primeros flamines provinciales (1) y las concomitancias observadas entre los honores recibidos por dichos sacerdotes y los recogidos en la Lex de flamonio provinciae Narbonensis (CIL XII, 6038) (2). Sin embargo, tambien ha habido voces discrepantes. Asi, Fiske (1900: 137 y s.), Kornemann (1901: 122 y ss.) o Abaecherli (1935: 167 y s.) plantearon la existencia del culto betico en epoca julioclaudia; idea retomada recientemente, primero con cautela (Le Roux, 1994: 399; Castillo, 1998: 438) y despues, tras los avances en el conocimiento arqueologico de la Cordoba romana, de forma mas firme (Garriguet, 2002: 160 y ss.; Ventura, 2007b) (3).

En las paginas siguientes trato de nuevo el tema, en absoluto cerrado, del origen del culto provincial en Baetica (Fig. 1), ofreciendo propuestas e hipotesis alternativas a las comunmente aceptadas y abriendo nuevos interrogantes de cara a ulteriores estudios. Para ello me centro en los hallazgos acaecidos hace dos decadas en la c/ Moreria de Cordoba, correspondientes a un gran espacio publico presidido por un templo colosal. Con ello pretendo reivindicar el papel que la arqueologia, junto a las fuentes literarias, epigraficas o numismaticas, debe jugar en la resolucion de problemas historicos.

2. Roma, Augusto y los inicios del culto provincial en Occidente

El establecimiento del culto provincial, o regional, en el occidente del Imperio se vincula a la ereccion, poco antes del cambio de Era y por iniciativa del poder imperial, de altares dedicados a Roma y a Augusto en territorios limitrofes, apenas romanizados y de incierto control militar (Fishwick, 2014a). Una de esas arae, el "Altar de las Tres Galias", fue levantada por Druso maior c. 12 a. C. junto a la confluencia de los rios Rodano y Saona, cerca de Lugdunum. En torno a ella surgio un santuario federal para el culto al emperador vivo donde anualmente se reunian representantes de Aquitania, Belgica y Gallia Lugdunensis (Hanlein-Schafer, 1985: 246 y ss.; Fishwick, 1987: 97 y ss.; 2002: 9 y ss.). Otro altar territorial, el Ara Ubiorum, fue dedicado c. 12-9 a. C. junto a la poblacion de los ubios que despues dio origen a Colonia. Alli tambien fue Druso el Mayor -?o Tiberio?- quien instauro el culto imperial entre gentes recientemente sometidas (Hanlein-Schafer, 1985: 252 y ss.; Fishwick, 1987: 137 y ss.; 2002: 20). En el Noroeste de la Peninsula Iberica, quiza cerca de Finisterre, se emplazaron las Arae Sestianae, tres altares erigidos c. 22-19 a. C. por L. Sestius Quirinalis, gobernador de Hispania Ulterior, que habrian actuado como centro del culto al emperador y foco de romanizacion entre pueblos de Callaecia y Asturia (Fishwick, 1987: 141 y ss.; 2002: 6 y ss.), ademas de como marcadores del limite occidental del mundo conocido (Gruner, 2005).

En fechas mas o menos coetaneas dio comienzo asimismo -de forma "espontanea" y directa o a traves de su genius o numen- el culto a Augusto en ciudades de Italia y del Occidente latino (4). Ademas de en teatros (Gros, 1990), este culto civico se celebro alrededor de aras -como las de Tarraco (5) y Narbo (Fishwick, 1987: 146, 171 y ss., 245) o Arelate (Gros, 1987: 346 y ss.)--y templos forenses -Pula, Vienna (Hanlein-Schafer, 1985: 149 y ss., 244 y ss.; Pensabene, 2004: 177), Augusta Emerita (6) (Alvarez-Nogales, 2003; Pensabene, 2004: 184 y s.) o Barcino (Pensabene, 2004: 184 y s.; Roda, 2007: 748 y s.)--dedicados a Augusto solo o junto a Roma (7).

En suma, el culto provincial previo a epoca tiberiana se desarrollo en Occidente alrededor de altares regionales erigidos en areas fronterizas y de reciente incorporacion al Imperio; no en torno a templos o aras urbanos de territorios integrados, por lo general, desde hacia tiempo en la orbita de Roma, donde se genero un culto civico.

3. Templos provinciales para Divus Augustus

En septiembre del 14 d. C., casi un mes despues de su muerte, el Senado romano divinizo a Augusto (8), que se convirtio asi en Divus Augustus (9). Para atender su culto se creo un sacerdocio especifico --flamen Augustalis--(10), cargo ocupado en primer lugar por Germanico (Lyasse, 2007: 316 y ss.). Livia, la viuda del Princeps, fue designada sacerdotisa del nuevo divus (11) y junto con el nuevo emperador, su hijo Tiberio, asumio la construccion de un templo para aquel en Roma (12), concluido por Caligula (13). Numerosas ciudades de Italia y de las provincias occidentales crearon de inmediato sacerdocios y otros cargos menores, subordinados al ordo decurionum, para rendir culto a Divus Augustus. En dichas comunidades se consolido, ademas, la practica de dedicar templos y/o aras forenses para el culto imperial (cf. supra). Leptis Magna (14) (Hanlein-Schafer, 1985: 226 y ss.; Livadiotti y Rocco, 2005: 230), Ebora (Hauschild, 1991; Pensabene, 2004: 185) y, tal vez, Ostia (15) (Hanlein-Schafer, 1985: 130; Gros, 2000: 316) construyeron en sus foros templos dedicados a Augusto. Arelate (Gros, 1987: 357 y ss.; Pensabene, 2004: 179) levanto un recinto monumental adosado a su plaza civica. Y en Augusta Emerita, Ilici e Italica es posible que se instalasen altares, aunque solo contamos con testimonios numismaticos de epoca tiberiana para plantear, no sin dudas, su existencia (Chaves et al., 2000) (16).

A diferencia de lo acontecido en el nivel local, la divinizacion de Augusto conllevo un cambio sustancial para el culto provincial en Occidente, como evidencia la embajada hispana enviada a Roma en 15 d. C. a fin de solicitar permiso a Tiberio para levantar un templo a Augusto en Tarraco. Conseguida la autorizacion, este hecho, que "dio ejemplo a todas las provincias" (17), habria supuesto el inicio del citado culto en Hispania Citerior (Etienne, 1958: 406; Fishwick, 1987: 150 y ss.).

3.1. Templum ut in colonia Tarraconensis...

La existencia del templo de Tarraco se basa en la famosa cita de Tacito (18), en otras menciones literarias (19) y epigraficas del edificio (Pena et al., 2015) y en las monedas acunadas en epoca tiberiana por la colonia con la imagen de un templo octastilo y la leyenda Aeternitatis Augustae (RPC I nos. 219, 222, 224 y 226). No obstante, el conocimiento arqueologico del templo tarraconense es muy limitado, lo que ha suscitado largas controversias sobre su ubicacion, apariencia o relevancia para el desarrollo del culto provincial en la Citerior. Ultimamente, el estudio de elementos arquitectonicos dispersos (Pensabene y Mar, 2004, 2010) y las excavaciones acometidas en la parte alta de la ciudad (Macias et al., 2007, 2014) han empezado a arrojar luz acerca de tales cuestiones. Asi, el hallazgo bajo la nave central de la catedral medieval de una plataforma de opus camenticium parece haber zanjado la discusion sobre la zona de Tarragona--la parte baja o la acropolis--donde se situo el templo de Augusto, ya que dicha estructura pudo pertenecer a la cimentacion de aquel. Sin embargo, la arqueologia no ha aclarado aun la fecha de su construccion, fijada en epoca tiberiana gracias al texto de Tacito y a las monedas aludidas. Ademas, las dimensiones de la plataforma resultan problematicas, pues permiten reconstruir un templo octastilo y periptero similar al de Mars Ultor en Roma (Macias et al., 2014); pero su tamano no concuerda con el calculado a partir del analisis de piezas arquitectonicas atribuidas al edificio (Pensabene y Mar, 2004: 78 y ss.; 2010: 255 y ss.). En cualquier caso, el templo se integro despues en el recinto de culto (20) que presidio el gran complejo arquitectonico en terrazas de la provincia, levantado con marmol de Luni en la acropolis de Tarraco durante la etapa flavia (Pensabene y Mar, 2010; Mar et al., 2015: 83 y ss.) (21).

Al margen de su emplazamiento o tipologia arquitectonica, lo mas interesante aqui es el papel que el templo de Augusto jugo en la implantacion del culto provincial en Hispania Citerior. Segun Fishwick (1987: 154; 2002: 43 y ss.), la ereccion de un edificio de culto local no habria necesitado un permiso imperial, mientras que la autorizacion del emperador era imprescindible para un templo provincial. A favor de un caracter no local apuntan, asimismo, la complejidad del proyecto o su magnitud y enorme coste (Domingo, 2015). Pero el hecho de que no se conozcan aun flamines provinciales anteriores a los flavios (22) ha llevado a dudar del origen de los fondos empleados en la construccion del templo y de cuando y como se desarrollo realmente el culto provincial en la Citerior (Ruiz de Arbulo, 2014: 44; Mar et al., 2012: 348, 360). Incluso se ha sostenido que aquel pudo ser una iniciativa de las elites locales para el culto colonial, aunque despues se incorporase al complejo de la provincia (Macias et al., 2007: 782; Gros, 2009: 332). ?Que interpretacion cabria hacer, pues, del templo de Tarraco? ?Fue desde el principio un edificio para el culto provincial? ?Como pudo celebrarse este en epoca julioclaudia sin flamines?

3.2. Tras los pasos de Tarraco: el templo provincial de Augusta Emerita

Ningun escritor antiguo alude a la existencia en Augusta Emerita de un templo dedicado a Augusto (23). Sin embargo, monedas acunadas en la capital lusitana en epoca tiberiana muestran un edificio tetrastilo con la leyenda Aeternitati Augustae (RPC I nos. 29 y 47-48). Ello ha conducido tradicionalmente a afirmar que la instauracion del culto provincial en Lusitania acontecio, como en Hispania Citerior, bajo Tiberio (Etienne, 1958: 414; Fishwick, 1987: 156 y ss.); circunstancia corroborada por la epigrafia, pues al menos uno de los flamines lusitanos actualmente conocidos lo fue en epoca de aquel y otros desempenaron su cargo en la de Claudio (Delgado, 1999, 2011; Gonzalez Herrero, 2015).

Por otro lado, trabajos arqueologicos realizados en Merida en las ultimas decadas han descubierto un espacio monumental distinto al foro colonial y de cronologia posterior (24) que ocupo una superficie de cuatro insulae, elevandose respecto al entorno (Mateos, 2006b: 318 y ss.). Este nuevo recinto, rodeado de porticos al menos por tres de sus lados, tuvo como acceso principal el llamado "Arco de Trajano" y acogio en su centro un gran templo de marmol blanco, hexastilo -no tetrastilo como el de las monedas- y de orden corintio, cuyos restos se localizaron en la c/ Holguin (Mateos, 2006a; 2007: 379 y ss.). Su planta seria similar a la de la Aedes Concordiae de Roma, restaurada por Tiberio en 9-10 d. C. con su caracteristica cella "barlonga".

La epigrafia hallada en las inmediaciones de este magno espacio publico, fundamentalmente inscripciones imperiales de los ss. I-IV d. C. (Saquete, 2005; Stylow, 2006), ha llevado a considerarlo un recinto de culto provincial (Alvarez y Nogales, 2003: 297 y ss.; Mateos, 2006a: 271 y ss.; 2006b: 337) (25). Como ha argumentado Saquete (2005), en su construccion probablemente intervino L. Fulcinius Trio, gobernador de Lusitania entre 21? y 31 d. C., quien tal vez contase con la ayuda de L. Cornelius Bocchus (Mateos et al., 2011), prafectus fabrum hasta en cinco ocasiones y posteriormente flamen de la provincia (26). La presumible relacion de Fulcinius Trio con el templo de la c/ Holguin situaria la ereccion de este en los anos 20 del s. I d. C., cronologia coincidente con la que proporcionan el analisis de su ornamentacion arquitectonica (27) y los contextos ceramicos documentados en el entorno del templo (Mateos, 2006a: 270). Asi pues, por su datacion y monumentalidad este debio de estar consagrado, como el de Tarraco, a Divus Augustus.

4. El templo de la c/ Moreria y el forum novum

El analisis exhaustivo de piezas arquitectonicas y escultoricas halladas en la calle Moreria y sus alrededores permitio a Marquez (1998: 176 y ss.) proponer la existencia en Cordoba de un gran templo y su plaza justo al sur del foro colonial, a la manera de un forum adiectum. Posteriormente, una excavacion realizada en dicha calle confirmo la citada tesis, descubriendo restos del podium de un templo, el asiento de las losas del espacio que lo rodeaba y diversos elementos marmoreos (Garcia y Carrasco, 2004: 159 y ss.) (Fig. 2). El hallazgo del forum adiectum, o novum, se incorporo de inmediato a la bibliografia arqueologica sobre Colonia Patricia (Leon, 1999; Fishwick, 2000; Garriguet, 2002: 119 y ss.), a la par que se analizaban su modelo y elementos compositivos (Marquez, 2004: 109 y ss.; Marquez y Ventura, 2005: 448 y ss.). Pero ha sido ultimamente cuando mas se ha avanzado en su conocimiento e interpretacion (Ventura, 2007b; Pena, Ventura y Portillo, 2011) (28).

4.1. Ubicacion y dimensiones

Los datos obtenidos en la excavacion de la c/Moreria y en intervenciones proximas evidencian que el forum novum ocupo cuatro manzanas de la ciudad, duplicando asi la superficie del foro colonial (Fig. 3). Como en Merida, su construccion conllevo el arrasamiento de viviendas preexistentes (29). Asimismo, amortizo parte del decumano maximo occidental, que actuo como eje transversal de todo el conjunto (30). El templo de marmol que lo presidio --ante el cual se erigio un gran altar (Marquez, 2009: 113 y ss.; Marquez y Ventura, 2005: 451 y ss.)--se situo en posicion centrada y orientado hacia el Oeste (Marquez, 2004: 117) (31) (Fig. 4). La decoracion arquitectonica evidencia el gigantismo del edificio, equiparado en tamano a los Aurea Templa de Roma y ligeramente inferior al de Mars Ultor (Marquez, 2004: 113 y s.), su modelo. El templo, podium incluido, alcanzo una altura de casi 30 m. Sus 29,6 m de anchura--unos 100 pies--permiten considerarlo octastilo y de ritmo picnostilo (Ventura, 2007b: 223 y s.) (32) (Fig. 5).

4.2. Materiales, ornamentacion y talleres

La decoracion arquitectonica del forum novum y su templo fue realizada mayoritariamente en marmol de Luni (Marquez, 2004: 114 y ss.) (33), aunque tambien se usaron otros marmoles blancos--tanto importados como locales (Marquez, 2004: 115)--y policromos, estos principalmente para solerias interiores de opus sectile (Gutierrez, 2007: 100 y ss.). Solo el templo necesito unos 1.400 [m.sup.3] de marmol lunense, mientras que su coste total pudo ascender a unos 2,7 millones de sestercios (Ventura, 2007b: 224 y n. 9). Es decir, el forum novum fue una empresa prestigiosa, acorde con la ideologia oficial del momento y extremadamente cara, tanto por el empleo masivo de marmol foraneo como por la contratacion de mano de obra importada y muy cualificada. De ahi que se haya planteado una posible intervencion imperial para asumir, en parte, el elevado importe del proyecto; tal vez facilitando el modelo a imitar y el suministro del material marmoreo. No obstante, la financiacion debio de recaer, sobre todo, en las elites patricienses (Marquez, 2004: 116; 2009: 118 y ss.).

El estilo de los elementos arquitectonicos del templo de la c/ Moreria remite al del Mars Ultor (Marquez, 2004: 110 y ss.). La ornamentacion escultorica atribuida al forum novum --como una colosal estatua thoracata o un pie con mulleus (Lopez y Garriguet, 2000: 51 y ss.)--(34) indicaria que en el se imito el programa ornamental del Forum Augustum de Roma (Goldbeck, 2015: 81 y ss.). Las semejanzas entre las piezas arquitectonicas de uno y otro son tales que Marquez (2002: 170 y ss.; 2004: 113 y s.) defiende la intervencion en Cordoba de un buen taller romano o centroitalico, quizas el mismo que trabajo en el Foro de Augusto.

4.3. Cronologia, dedicacion e interpretacion

El complejo de la c/ Moreria ha sido datado en epoca tardoaugustea o tiberiana a raiz de su decoracion arquitectonica (Marquez, 2002: 172; 2009: 112). Por su parte, las ceramicas asociadas al arrasamiento de la domus localizada bajo el templo situan su construccion en el primer cuarto del s. I d. C. (Garcia y Carrasco, 2004: 159); y el modulo de las losetas de opus sectile conduciria a epoca augustea (Gutierrez, 2007: 100 y ss.). Resulta muy dificil precisar mas cuando se materializo tan magna empresa, que pudo dilatarse en el tiempo --especialmente en lo que atane al programa ornamental (Pena, 2009: 575; Goldbeck, 2015: 83)--debido a su enorme coste. Ahora bien, para avanzar en la interpretacion del forum novum y su templo debe atenderse al momento inicial de las obras, que, segun las actuales evidencias, tuvo lugar en alguna de las etapas siguientes:

4.3.1. Primera posibilidad: epoca tardoaugustea

El estrecho parentesco que la decoracion arquitectonica del forum novum y su templo mantiene con programas ornamentales de la Roma augustea y la posible intervencion en el foro patriciense de maestros que trabajaron en el Forum Augustum abogarian a favor de una datacion del complejo cordobes proxima a las fechas en las que aquel se concluyo (35). Pero si el templo hubiese comenzado a construirse en epoca tardoaugustea no habria podido ser entonces un edificio "provincial"; pues el culto provincial anterior a Tiberio quedo circunscrito en Occidente a areas limitrofes y apenas romanizadas; y tampoco se habria dedicado, al menos en origen, a Divus Augustus, ya que por esos anos el Princeps, aun vivo, no habia sido divinizado.

En consecuencia, una datacion del inicio de las obras a finales del principado de Augusto implicaria que el forum novum fue proyectado y financiado por las elites patricienses, contando quiza con el apoyo del emperador (36). Su construccion junto al viejo foro de la colonia, aunque en posicion mas elevada (37), y prolongando hacia el S sus limites oriental y occidental, podria indicar la vinculacion de este espacio con los asuntos locales (Marquez, 2004: 116 y ss.; 2009: 112 y 118). Por otro lado, una cronologia tardoaugustea conllevaria que el templo se consagrase a una divinidad del panteon romano o a Augusto vivo (a traves de alguna virtud o abstraccion imperial, o de forma directa y junto a Roma). No obstante, es posible que la dedicacion pensada inicialmente para el templo en su constitutio se modificase tras morir Augusto, estuvieran las obras concluidas o no. Nuevas dedicaciones de edificios religiosos en pie, o casi, no faltan en el mundo romano (Fishwick, 1987: 203 y ss.). Mas dificil resultaria, en principio, que un espacio creado por las elites coloniales para acoger, entre otras actividades, la liturgia del culto local hubiese pasado poco despues a manos del proconsul de la provincia y/o al servicio del concilium de esta.

Ahora bien, ?que habria llevado a Colonia Patricia a realizar en epoca tardoaugustea tan descomunal ampliacion de su centro civico? La ciudad crecio notablemente en superficie y poblacion bajo Augusto, pero ?justificarian las necesidades juridico-administrativas de la colonia la construccion, aun en vida de este, de tan costoso y monumental complejo? El foro colonial fue renovado unas decadas antes (Ventura, 2007a: 97) y, sin embargo, mantuvo limites similares a los de la epoca republicana (Marquez, 2009: 108 y ss.; Marquez y Ventura, 2005: 430 y ss.). Por otro lado, ?disponia dicho foro a principios del s. I d. C. de un templo de culto imperial como los que en fechas similares presidieron las plazas de numerosas ciudades o carecia del mismo? Si en el foro colonial hubiera existido un templo augusteo dedicado al Princeps no parece factible que las elites locales le erigiesen una segunda aedes aun en vida en un recinto anexo. Distinto seria que en el foro augusteo de Cordoba no se hubiese alzado un templo, sino un altar, para celebrar el culto civico a Augusto; o que en aquel existiera un santuario dedicado a Divus Iulius (38).

4.3.2. Segunda posibilidad: epoca tiberiana temprana

La decoracion arquitectonica y los datos arqueologicos obtenidos en la c/ Moreria permiten plantear una opcion cronologica muy proxima a la anterior, pero con significado harto diferente: que el forum novum se erigiese a comienzos del principado de Tiberio. En este caso, la dedicacion del templo a Divus Augustus apenas presentaria dudas. Pero ahora habria que determinar si el mismo fue colonial o provincial. Los argumentos topograficos antes enunciados--la insercion del nuevo espacio en el centro de la urbe y su anexion al foro civico--podrian aducirse de nuevo para postular la vinculacion del forum novum a la colonia y al culto local. Sin embargo, la situacion del culto imperial no era ya la del periodo tardoaugusteo. Augusto habia sido divinizado y la difusion de su culto por las provincias era vital para su sucesor. El deseo--?espontaneo, estimulado por el gobernador provincial?--(39) de los hispanos de erigirle un templo en Tarraco contribuyo a este objetivo, originando la primera transformacion del culto provincial en Occidente. En ella habrian jugado un rol crucial recintos monumentales edificados en las capitales provinciales y presididos por templos consagrados a Divus Augustus. Por tanto, habria que preguntarse si en la Cordoba de epoca tiberiana temprana se erigio un templo para aquel y si el mismo acogio un culto provincial.

Con respecto a la primera cuestion, los restos del templo patriciense podrian bastar para responder afirmativamente. En cuanto al posible caracter provincial del edificio, debe tenerse en cuenta, primero, que hacia el 2 a. C. la Betica dedico a Augusto en su Foro de Roma una estatua de oro de 100 libras de peso--probable representacion de la provincia--en agradecimiento por su pacificacion (CIL VI, 31.267). La inscripcion que conmemora tan extraordinaria donacion se integro en un conjunto de ofrendas realizadas al Princeps por gentes diversas (40). Ademas de demostrar la existencia entonces de una cierta organizacion asamblearia en la Ulterior, el epigrafe evidencia la lealtad y gratitud que los beticos sentian hacia Augusto vivo (Caballos, 2011: 193 y ss.). ?Como explicar que unos anos mas tarde observaran indiferentes como los de la Citerior manifestaban su devocion hacia aquel, ya divinizado, erigiendole un magnifico templo en su capital?

Por otro lado, un proyecto constructivo de la magnitud del forum novum necesito para su ejecucion de mucho dinero. Aun cuando Tiberio hubiese colaborado en su financiacion, como habria hecho con el templo de Tarraco (Domingo, 2015), si el recinto cordobes hubiese empezado a edificarse a principios de epoca tiberiana--c. 15-25 d. C.--es probable que, ademas de los patricienses, otros beticos ayudasen a cargar con sus gastos; incitados todos, quiza, por el gobernador provincial (41) y con el ejemplo de los tarraconenses en mente. Ahora bien, que el templo de la c/ Moreria se hubiese construido con fondos de cordobeses y otros provinciales no implicaria la existencia en Baetica, en epoca tiberiana temprana, de un culto provincial similar al desarrollado a partir de Vespasiano (Garriguet, 2002: 165 y ss.). Por su rango de caput provinciae y sede habitual del proconsul (Haensch, 1997: 178 y ss.), y debido a su atractivo para las elites beticas (Ventura, 2007a), Colonia Patricia pudo ser considerada por estas la ciudad idonea para erigir un colosal templo consagrado a la memoria de quien tantos beneficios otorgase a la provincia y a Cordoba en vida (42). Construido el edificio, no parece que el concilium prouinciae, si ya existia como tal, interviniese en el culto; de modo que su celebracion quiza recayese durante decadas en sacerdotes locales. Ello explicaria la ausencia de flamines beticos hasta la regulacion flavia del culto provincial--?o surgieron antes; cf. Goffaux, 2013?--. Asi, los casos de Cordoba y Tarragona mostrarian ciertas semejanzas (Le Roux, 1994: 402 y ss.) (43).

La devocion de Baetica hacia Divus Augustus pudo traducirse, pues, en la construccion de un gran recinto sacro en su capital y principal urbe entonces. Posteriormente, tal vez ese espacio fuese usado por el concilium y la administracion provincial; pero sin que ello hubiese de generar conflictos con el antiguo foro de la colonia, al cual se adoso, ni con los organos de gobierno de esta, como sucedio en Carthago, capital de Africa Proconsularis (Gros, 1997). No obstante, el mayor escollo para aceptar la existencia de un templo provincial o supralocal en la Cordoba de epoca tiberiana temprana es el texto con el que se inicia este trabajo.

4.3.3. Tercera posibilidad: epoca tiberiana tardia

En efecto, las palabras de Tacito sobre la embajada de Hispania Ulterior que en 25 d. C. pidio permiso a Tiberio para dedicar un templo a este y a su madre han sido interpretadas por Etienne (1958: 416) o Fishwick (2004: 88 y ss.) como prueba de que en Baetica no existia entonces ningun templo provincial dedicado a Augusto. Fishwick (2002: 112) argumenta, ademas, que la construccion de dos posibles templos provinciales en fechas tan proximas habria supuesto un derroche para las arcas de los beticos. Pero no debe olvidarse que a principios de epoca julioclaudia la economia de las elites beticas era bastante holgada (44), por lo que poseian medios suficientes para afrontar, si se les hubiera permitido, la edificacion de dos templos provinciales con solo unos anos de diferencia.

No obstante, apoyandose en el texto de Tacito, asi como en nuevos vestigios epigraficos y arqueologicos (45) y en la revision de otros antiguos, Ventura (2007b) ha formulado una propuesta sobre la funcionalidad y cronologia del forum novum y su templo que ha sido aceptada por diversos investigadores (Pena, 2009: 575; Panzram, 2010: 389) (46). Dejando al margen la hipotetica restitucion de la inscripcion dedicatoria del templo, me centrare aqui en la posible vinculacion del complejo cordobes desde sus inicios con el culto provincial y la administracion de la Betica, asi como en su supuesta construccion a partir del 25 d. C.

Sobre lo primero, la argumentacion expuesta mas arriba podria considerarse igualmente valida ahora, pero bajo la premisa de que el adjetivo "provincial" no tendria la misma acepcion que en epoca flavia, ni la que Ventura le otorga. Deberia entenderse como un esfuerzo financiero de las aristocracias cordobesas y beticas para venerar conjuntamente a Augusto -y hacer ostentacion de su riqueza con animo de promocionar- llevado a cabo en el lugar mas idoneo para ello por su vitalidad economica e importancia politico-administrativa: la capital de la provincia. Que papel desempeno aqui el concilium prouinciae, si jugo alguno, no puede determinarse actualmente. En cuanto a si el forum novum fue el "centro provincial" de Baetica desde epoca tiberiana avanzada, constituyendo la sede del proconsul y su equipo (Ventura, 2007b: 232 y ss.), algunos de los argumentos esgrimidos merecen consideracion (47), pero otros generan dudas (48). Y las inscripciones dedicadas a flamines o a emperadores que Ventura cita a favor de su hipotesis--por proceder de la c/Moreria y alrededores y mencionarse en ellas a la provincia--datan de momentos muy posteriores a los aqui tratados (49); ello impide hoy dia asegurar que desde epoca de Tiberio el forum novum funcionase como "Provincial Centre" (50).

Por otro lado, cabe hacer dos objeciones a la cronologia defendida por Ventura para la construccion de este complejo arquitectonico--a partir del 25 d. C.--. En primer lugar, tal datacion choca con la asignada por Marquez (2002: 172) a la decoracion arquitectonica del templo--c. 5-20 d. C.--; asi como con la enorme afinidad que esta evidencia con la del Mars Ultor, hasta el punto de que ambas parecen haber sido ejecutadas por los mismos artistas. Una construccion del templo cordobes c. 30 d. C. (51) imposibilitaria practicamente que en el hubiesen intervenido los maestros que trabajaron en Roma. En segundo termino, que Baetica decidiese dedicar un templo a Divus Augustus una decada despues de que lo hiciera Hispania Citerior manifestaria la negligencia de sus elites y cierta dejadez por parte de los gobernadores provinciales a la hora de fomentar la adhesion de aquellas a la casa imperial y a su fundador (52). Pero que los beticos adoptasen tal decision tras rechazar Tiberio un templo para el y su madre, y aconsejar el culto a su divino predecesor (53), solo podria calificarse de desproposito. Una torpeza posible, pero poco probable tratandose de unos provinciales tan ligados a Roma y agradecidos a Augusto (54). ?Como interpretar entonces el pasaje de Tacito? ?Cabria deducir del mismo que antes del 25 d. C. existia o se estaba construyendo en Baetica un templo "provincial" para Divus Augustus? El mutismo del historiador latino al respecto ha llevado a diversos investigadores a rechazar esta posibilidad. Quiza quepa una explicacion distinta para su silencio y para el "extrano" comportamiento de los beticos (55).

5. Tacito, Asia, Baetica y el templo de Cordoba

Acerca de la primera cuestion debe tenerse presente que, tras relatar el episodio del templo que los hispanos decidieron dedicar a Augusto en Tarraco e indicar que tal actitud dio ejemplo a todas las provincias, no habria tenido sentido que Tacito aludiese a todas las embajadas provinciales dirigidas al emperador con identico proposito. Para el habrian resultado mas dignas de mencion las situaciones que se apartasen del "modelo" tarraconense (56). Asi ocurrio con la legacion enviada por Baetica en 25 d. C., que no manifestaba su devocion a Divus Augustus, sino a Tiberio y a su madre, al igual que habian hecho en 23 d. C. los representantes de Asia (57). ?Por que los beticos imitaron a los asiaticos y no a los tarraconenses? Segun Eck (2001: 568 y ss.), la Betica formulo su anomala peticion a Tiberio en agradecimiento por el juicio y condena de un exgobernador, el proconsul Vibio Sereno, acusado de cometer abusos contra los provinciales durante su mandato; curiosamente, un conflicto similar motivo la solicitud de Asia dos anos antes (58). Que la iniciativa de los beticos obedeciese a una causa semejante a la que provoco el deseo de los asiaticos de erigir un templo a Tiberio y a su madre--junto al Senado--resulta convincente, e invita a pensar en la existencia de paralelismos mas estrechos entre las elites de ambas provincias a principios del s. I d. C. En efecto, cuando envio su embajada a Roma la Betica probablemente sabria que Asia habia solicitado poco antes su segundo templo provincial, pues ya contaba con el construido en Pergamo hacia decadas para el culto de Augusto y Roma (59). Por disponer de dicho edificio Pergamo fue descartada a la hora de decidir en que urbe se emplazaria el templo autorizado por Tiberio. Despues de tres anos de deliberaciones, el Senado eligio a Esmirna (60).

La imitacion del ejemplo de Asia por la Ulterior pudo responder al objetivo apuntado por Eck --agradecer a Tiberio su intervencion contra un mal gobernador--, pero tambien a otro de mayor repercusion para el culto imperial: conseguir el permiso del cesar para levantar en alguna de sus ciudades mas notables un segundo templo provincial, en el supuesto de que ya existiera el de Cordoba para Divus Augustus. ?De que mejor manera demostrarian los beticos su lealtad y devocion a la domus Augusta, ademas de su riqueza y afan de promocion social, que emulando a una provincia tan rica y con esplendidas urbes como Asia? Esta hipotesis explicaria el desconcertante desinteres de Baetica por el culto a Augusto en 25 d. C., y su no menos sorprendente intencion de proclamar la divinidad en vida de Tiberio. Lo que Hispania Ulterior pidio no fue solo un delubrum con el que expresar su gratitud a este, sino una alternativa revolucionaria a la via fijada por el emperador para el desarrollo del culto provincial en Occidente al autorizar el templo de Tarraco. En ella el objeto de culto pasaba a ser el principe viviente, no Divus Augustus. Esto podia consentirse y justificarse en Oriente, donde existia una larga tradicion de veneracion a los gobernantes vivos (Price, 1984: 23 y ss.; Fishwick, 1987: 6 y ss.). Pero no en las provincias occidentales, pues ello habria hecho peligrar la estabilidad de Tiberio en el trono--rompiendo con la moderacion de Augusto en cuestion de honores divinos, especialmente a nivel provincial (Fishwick, 1987: 73 y ss., 83 y ss.; 2014a)--(61) y la propia continuidad del regimen. Se entiende bien asi el discurso, tenido de modestia, que el emperador pronuncio ante los senadores en respuesta a la peticion de los beticos; muy similar al recogido en la carta escrita anos antes a los habitantes de la ciudad de Gitio--en el Peloponeso--, quienes deseaban tributarle honores divinos (Paci, 2008: 195-197; Lozano, 2010: 86). El ano 25 d. C. Tiberio dejaba claro que el culto provincial en Occidente no podia seguir cauces distintos a los que habia marcado a los tarraconenses; debia centrarse en el emperador divinizado. Por tanto, la Betica habria de conformarse con un unico templo provincial, el que quiza se estaba construyendo ya en Cordoba para el culto a Divus Augustus. Pero esta situacion tal vez no se mantuviese inalterable a lo largo del periodo julioclaudio; y menos aun cuando la nomina de emperadores divinizados comenzara a incrementarse ...

6. Conclusiones

El descubrimiento en Cordoba del llamado forum novum y su colosal templo ha reavivado en los ultimos anos el debate, nunca cerrado, sobre el origen del culto provincial en Baetica. En efecto, la datacion del complejo cordobes de la c/ Moreria en las primeras decadas del s. I d. C. no solo equipara a Colonia Patricia con las otras dos capitales provinciales hispanas, Tarraco y Augusta Emerita, que contaron asimismo entonces con recintos distintos a sus foros presididos por aedes monumentales dedicadas a Divus Augustus. Tambien ha sembrado serias dudas sobre la supuesta implantacion del culto provincial betico en epoca flavia, admitida tradicionalmente por los historiadores. ?Pueden los restos descubiertos en Cordoba utilizarse como argumento para contradecir la opinion de aquellos, basada en un controvertido texto de Tacito y en la ausencia--hasta ahora--de flamines provinciales preflavios? Ello depende de dos factores: la cronologia inicial del templo patriciense; y el significado que se otorgue al adjetivo provincial aplicado al Occidente romano y a la epoca julioclaudia.

Por lo que atane al factor temporal, la informacion arqueologica actualmente disponible situa el inicio de las obras del forum novum y su templo en algun momento entre c. 5-30 d. C. Si tal hecho tuvo lugar con Augusto aun vivo, dicho espacio no pudo proyectarse para acoger el culto provincial, mientras que, por el contrario, una datacion en epoca tiberiana haria muy probable o casi segura su relacion con el mismo. Por otro lado, determinadas circunstancias historicas--el papel desempenado por Colonia Patricia en el contexto de Baetica a comienzos de la etapa imperial, las fortunas y ambiciones de muchos beticos, su gratitud al Princeps, su estrecha vinculacion a Roma, etc.--permiten pensar que los hispanos de la Ulterior habrian emulado a los de la Citerior poco despues de que estos recibieran permiso para erigir un templo a Augusto en Tarraco !y no una decada mas tarde y como solucion de compromiso! Ello conduciria a fechar el comienzo de la construccion del complejo cordobes en epoca tiberiana temprana --c. 15-25 d. C.--y a defender su dedicacion, como en el caso tarraconense, a Divus Augustus.

En cuanto al factor semantico o conceptual, cada vez resulta mas evidente que eso que denominamos culto provincial deberia entenderse, para las zonas mas romanizadas de Occidente como la Betica, como un fenomeno dinamico surgido justo tras la divinizacion de Augusto y que evoluciono a lo largo del s. I d. C.: desde un estado inicial de cierta indefinicion con Tiberio hasta su consolidacion como forma de veneracion colectiva de una provincia hacia el poder imperial en tiempos de Claudio y, sobre todo, Neron--cuando Roma tuvo un nuevo emperador divinizado, Divus Claudius--; y su posterior ordenacion juridica bajo los flavios, incluyendo explicitamente desde entonces como objeto de culto tanto a los divi como a los cesares vivos.

?Como se organizo y celebro el culto provincial en Baetica en el periodo julioclaudio sin contar, aparentemente, con sacerdotes especificos? ?Donde tuvieron su sede entonces el concilium prouinciae y los organos de gobierno de la Betica? ?Dispuso esta en algun momento de mas de un templo, como sucedio en Asia? Estas y otras preguntas solo podran responderse a partir de futuros hallazgos arqueologicos y epigraficos, y mediante nuevas reflexiones.

DOI: http://dx.doi.org/10.14201/zephyrus201780113130

Bibliografia

Abaecherli, A. L. (1935): "The Institution of Imperial Cult in the Western Provinces of the Roman Empire", Studi e Materiali di Storia delle Religioni, XI, pp. 153-186.

Alarcon, C. (2013): "La devotio iberica y R. Etienne: ?El origen del culto imperial en Hispania?", Antiguedad, Religiones y Sociedades, 11, pp. 209-226.

Alvarez, J. Ma. y Nogales, T. (2003): Forum Coloniae Augustae Emeritae. "Templo de Diana". Merida.

Bullo, S. (2002): Provincia Africa. Le citta e il territorio dalla caduta di Cartagine a Nerone. Roma.

Burrell, B. (2004): Neokoroi. Greek Cities and Roman Emperors. Leiden.

Caballos, A. (2011): "La Betica como referente indicador en la documentacion epigrafica". En Caballos, A. y Lefebvre, S. (coords.): Roma, generadora de identidades. Madrid, pp. 185-207.

Caballos, A. y Deininger, J. (1965): Die Provinziallandtage der romischen Kaiserzeit von Augustus bis zum Ende des 3. Jahrhunderts. Munchen-Berlin.

Calandra, E. (2000): "Documenti inediti sul tempio di Roma e di Augusto a Ostia", Romische Mitteilungen, 107, pp. 417-450.

Castillo, C. (1998): "Los flamines provinciales de la Betica", Revue d'Etudes Anciennes, 100, pp. 437-460.

Castillo, C. (1999): "Los flamines provinciales. El caso de la Betica". En Rodriguez Neila, J. F. y Navarro, F. J. (eds.): Elites y Promocion social en la Hispania romana. Pamplona, pp. 201-218.

Castillo, E. (2015): "Tacito y el templo de Tarraco. Nueva propuesta de interpretacion". En Lopez Vilar, J. (ed.): Tarraco Biennal. Actes del 2 Congres Internacional d'Arqueologia i Mon Antic (Tarragona, 2014). Tarragona, vol. 2, pp. 171-180.

Charlesworth, M. P. (1939): "The Refusal of Divine Honours. An Augustan Formula", Papers of the British School at Rome, 15, pp. 1-10.

Chaves, F.; Melchor, E.; Oria, M. y Gil, R. (1999): "El paisaje urbano en los ss. I a. C.-I d. C. y la emision de moneda local: el caso de Gades". En Gonzalez, J. (ed.): Ciudades privilegiadas en el Occidente romano. Sevilla, pp. 87-99.

Chaves, F.; Melchor, E.; Oria, M. y Gil, R. (2000): "Los monumentos en la moneda hispanorromana", Quaderni Ticinesi di Numismatica e Antichita Classiche, XXIX, pp. 289-317.

Chic, G. (2005): "El comercio de la Betica altoimperial", Habis, 36, pp. 313-332.

Chic, G. (2006): "Movimiento de personas y aceite betico". En Demougin, A. (eds.): Migrare. La formation des elites dans l'Hispanie romaine. Bordeaux, pp. 273-299.

Delgado, J. A. (1998): Elites y organizacion de la religion en las provincias romanas de la Betica y las Mauritanias: sacerdotes y sacerdocios. Oxford.

Delgado, J. A. (1999): "Flamines Provinciae Lusitaniae", Gerion, 17, pp. 433-461.

Delgado, J. A. (2011): "El flaminado local y provincial en Lusitania. Contribucion a la historia politica, social y religiosa de una provincia hispana". En Cardoso, J. L. y Almagro-Gorbea, M. (eds.): Lucius Cornelius Bocchus. Escritor Lusitano da Idade de Prata da Literatura Latina. Lisboa-Madrid, pp. 231-244.

Domingo, J. A. (2015): "El templo de Augusto en Tarraco, A. Caecina Severus y la estandarizacion de la arquitectura gigantesca". En Lopez Vilar, J. (ed.): Tarraco Biennal. Actes del 2 Congres Internacional d'Arqueologia i Mon Antic (Tarragona, 2014). Tarragona, vol. 2, pp. 191-196.

Eck, W. (2001): "La mirada a Roma. Asuntos en torno a la muerte de Germanico y su repercusion en la Betica". En Carmona romana (Carmona, 1999). Sevilla, pp. 559-570.

Edmondson, J. (2015): "The Roman emperor and the local communities of the Roman Empire". En Ferrary, J. L. y Scheid, J. (eds.): Il princeps romano: autocrate o magistrato? Fattori giuridici e fattori sociali del potere imperiale da Augusto a Commodo. Pavia, pp. 701-729.

Etienne, R. (1958): Le culte imperial dans la Peninsule Iberique d'Auguste a Diocletien. Paris.

Fishwick, D. (1987): The imperial cult in the Latin West. Leiden, vols. I.1 y I.2.

Fishwick, D. (2000): "A new Forum at Corduba", Latomus, 59, pp. 96-104.

Fishwick, D. (2002): The Imperial Cult in the Latin West. Leiden, vol. III.1.

Fishwick, D. (2004): The Imperial Cult in the Latin West. Leiden, vol. III.3.

Fishwick, D. (2012): "Lex de flamonio Provinciae Narbonensis. A Flavian provincial law and the government of the Roman empire". En Capogrossi, L. y Tassi, E. (eds.): Vespasiano e l'impero dei Flavi. Roma, pp. 149-168.

Fishwick, D. (2014a): "Augustus and the cult of emperor", Studia Historica. Historia Antigua, 32, pp. 47-60.

Fishwick, D. (2014b): "The Temple on the New Forum of Corduba and the Provincial Centre of Hispania Ulterior", Latomus, 73 (3), pp. 661-666.

Fiske, G. C. (1900): "Notes on the Worship of the Roman Emperors in Spain", Harvard Studies in Classical Philology, 11, pp. 101-139.

Garcia, R. y Carrasco, I. (2004): "Hallazgos en el numero 5 de la calle Moreria y nuevo espacio publico de Colonia Patricia", Anales de Arqueologia Cordobesa, 15, pp. 145-172.

Garriguet, J. A. (2002): El culto imperial en la Cordoba romana: una aproximacion arqueologica. Cordoba.

Goffaux, B. (2013): "CIL [II.sup.2]/5, 316 (Igabrum) y la cronologia de los primeros flamines provinciales de la Betica", Archivo Espanol de Arqueologia, 86, pp. 261-278.

Goldbeck, V. (2015): Fora Augusta: Das Augustusforum und seine Rezeption im Westen des Imperium romanum. Regensburg.

Gonzalez, J. (2005): "Colonizacion y municipalizacion cesariana en la Ulterior". En Melchor, E.; Mellado, J. y Rodriguez Neila, J. F. (eds.): Julio Cesar y Corduba (Cordoba, 2003). Cordoba, pp. 397-412.

Gonzalez, J. (2007): "El origen del culto imperial en la Betica segun la documentacion epigrafica". En Nogales, T. y Gonzalez, J. (eds.): Culto imperial: politica y poder (Merida, 2006). Roma, pp. 173-189.

Gonzalez Herrero, M. (2009): "La organizacion sacerdotal del culto imperial". En Andreu, J.; Cabrero, J. e Roda, I. (eds.): Hispaniae. Las provincias hispanas en el mundo romano. Tarragona, pp. 439-452.

Gonzalez Herrero, M. (2015): La implantacion del culto imperial de la provincia en Hispania. Oxford.

Gradel, I. (2002): Emperor Worship and Roman Religion. Oxford.

Gros, P. (1987): "Un programme augusteen: le centre monumental de la colonie d'Arles", Jahrbuch des Deustchen Archaologischen Instituts, 102, pp. 339-363.

Gros, P. (1990): "Theatre et culte imperial en Gaule Narbonnaise et dans la Peninsule Iberique". En Trillmich, W. y Zanker, P. (eds.): Stadtbild und Ideologie (Madrid, 1987). Munchen, pp. 381-390.

Gros, P. (1997): "Les batiments administratifs de la Carthage romaine. Problemes d'identification et de localisation", Romische Mitteilungen, 104, pp. 341-350.

Gros, P. (2000): "L'evolution des centres monumentaux des cites italiennes en fonction de l'implantation du culte imperial". En Les elites municipales de l'Italie peninsulaire de la mort de Cesar a la mort de Domitien entre continuite et ruptura. Roma, pp. 307-326.

Gros, P. (2009): "Le role de l'architecture sacree dans la definition et la hierarchisation des espaces de la ville romaine imperiale". En Mateos, P.; Celestino, S.; Pizzo, A. y Tortosa, T. (eds.): Santuarios, oppida y ciudades. Merida, pp. 329-344.

Gruner, A. (2005): "Die Altare des L. Sestius Quirinalis bei Kap Finisterre. Zur geopolitischen Konstruktion des romischen Herrschaftsraums", Madrider Mitteilungen, 46, pp. 247-266.

Gutierrez, Ma. I. (2007): Los opera sectilia cordobeses. Cordoba.

Haensch, R. (1997): Capita provinciarum: Stattthaltersitze und Provinzialverwaltung in der romischen Kaiserzeit. Mainz am Rhein.

Hanlein-Schafer, H. (1985): Veneratio Augusti. Eine Studie zu den Tempeln des ersten romischen Kaisers. Roma.

Hauschild, T. (1991): "El templo romano de Evora". En Templos Romanos de Hispania. Murcia, pp. 107-117.

Koortbojian, M. (2013): The Divinization of Caesar and Augustus: Precedents, Consequences, Implications. Cambridge.

Kornemann, E. (1901): "Zur Geschichte der antiken Herrscherkulte", Klio, 1, pp. 51-146.

Krascheninnikoff, M. (1894): "Uber die Einfuhrung des provinzialen Kaiserkultus in romischen Westen", Philologus, 53, pp. 147-189.

Leon, P. (1999): "Itinerario de monumentalizacion y cambio de imagen en Colonia Patricia (Cordoba)", Archivo Espanol de Arqueologia, 72, pp. 39-56.

Le Roux, P. (1994): "L'evolution du culte imperial dans les provinces occidentales d'Auguste a Domitien". En Les Annees Domitien (Toulousse-Le-Mirail, 1992). Pallas, pp. 397-411.

Livadiotti, M. y Rocco, G. (2005): "Il tempio di Roma e Augusto". En Di Vita, A. y Livadiotti, M. (eds.): I tre templi del lato nord-ovest del Foro Vecchio a Leptis Magna. Roma, pp. 165-264.

Lopez, I. y Garriguet, J. A. (2000): "La decoracion escultorica del foro colonial de Cordoba". En Leon, P. y Nogales, T. (coords.): Actas III Reunion sobre Escultura romana en Hispania (Cordoba, 1997). Madrid, pp. 47-80.

Lozano, F. (2010): Un dios entre los hombres. La adoracion a los emperadores romanos en Grecia. Barcelona.

Lozano, F. (2011): "The creation of Imperial gods: not only imposition versus spontaneity". En Iossif, P. P.; Chankowski, A. S. y Lorber, C. (eds.): More than Men, less than Gods: Studies on Royal Cult and Imperial Worship. Leuven, pp. 475-519.

Lozano, F. y Alvar, J. (2009): "El culto imperial y su proyeccion en Hispania". En Andreu, J.; Cabrero, J. y Roda, I. (eds.): Hispaniae. Las provincias hispanas en el mundo romano. Tarragona, pp. 425-438.

Lyasse, E. (2007): "Germanicus, flamen Augustalis et la creation de nouveaux flaminats a Rome", Gerion, 25 (1), pp. 305-328.

Macias, J. M.; Menchon, J. J.; Munoz, A. y Teixell, I. (2007): "Excavaciones en la catedral de Tarragona y su entorno: avances y retrocesos en la investigacion sobre el Culto Imperial". En Nogales, T. y Gonzalez, J. (eds.): Culto imperial: politica y poder (Merida, 2006). Roma, pp. 763-787.

Macias, J. M.; Munoz, A.; Pena, A. y Teixell, I. (2014): "El templo de Augusto en Tarraco: ultimas excavaciones y hallazgos". En Alvarez, J. Ma.; Nogales, T. y Roda, I. (eds.): Centro y Periferia en el Mundo Clasico. Actas XVIII CIAC (Merida, 2013). Merida, vol. II, pp. 1539-1543.

Mar, R.; Ruiz de Arbulo, J. y Vivo, D. (2013): "Los genios de los conventus iuridici y el lugar de reuniones del concilium provinciae Hispaniae citerioris. ?Una 'curia' de uso provincial en Tarraco?". En Soler, B.; Mateos, P.; Noguera, J. M. y Ruiz de Arbulo, J. (eds.): Las sedes de los ordines decurionum en Hispania. Merida, pp. 25-42.

Mar, R.; Ruiz de Arbulo, J.; Vivo, D. y Beltran-Caballero, J. A. (2012): Tarraco. Arquitectura y urbanismo de una capital provincial romana. Volumen 1. Tarragona.

Mar, R.; Ruiz de Arbulo, J.; Vivo, D.; Beltran-Caballero, J. A. y Gris, F. (2015): Tarraco: arquitectura y urbanismo de una capital provincial romana. Volumen 2. Tarragona.

Marquez, C. (1998): La decoracion arquitectonica de Colonia Patricia. Una aproximacion a la arquitectura y urbanismo de la Cordoba romana. Cordoba.

Marquez, C. (2002): "Talleres imperiales en la provincia Betica: el caso de Colonia Patricia e Italica". En Reggiani, A. M. (ed.): Villa Adriana. Paesaggio antico e ambiente moderno. Milano, pp. 169-180.

Marquez, C. (2004): "Baeticae Templa". En Ruiz de Arbulo, J. (ed.): Simulacra Romae (Tarragona, 2002). Tarragona, pp. 109-127.

Marquez, C. (2009): "Transformaciones en los foros de Colonia Patricia". En Noguera, J. M. (ed.): Fora Hispaniae. Murcia, pp. 105-121.

Marquez, C. y Ventura, A. (2005): "Corduba tras las guerras civiles". En Melchor, E.; Mellado, J. y Rodriguez Neila, J. F. (eds.): Julio Cesar y Corduba (Cordoba, 2003). Cordoba, pp. 429-466.

Mateos, P. (2006a): "El templo: la traslacion de los modelos metropolitanos a la capital de la provincia lusitana". En Mateos, P. (ed.): El "Foro Provincial" de Augusta Emerita: un conjunto monumental de culto imperial. Madrid, pp. 251-276.

Mateos, P. (2006b): "El culto imperial en el llamado 'Foro Provincial' de Augusta Emerita". En Mateos, P. (ed.): El "Foro Provincial' de Augusta Emerita: un conjunto monumental de culto imperial. Madrid, pp. 315-354.

Mateos, P. (2007): "El conjunto provincial de culto imperial de Augusta Emerita". En Nogales, T. y Gonzalez, J. (eds.): Culto imperial: politica y poder (Merida, 2006). Roma, pp. 369-393.

Mateos, P.; Pena, A.; Stylow, A. y Ventura, A. (2011): "Novedades arquitectonicas y epigraficas sobre el recinto de culto imperial provincial de la Lusitania". En Nogales, T. y Roda, I. (eds.): Roma y las provincias: modelo y difusion. Roma, vol. II, pp. 645-652.

Nogales, T. (2000): "El relieve historico de M. Agrippa, los relieves de Pan Caliente y el altar del foro emeritense", Espacio, Tiempo y Forma, Serie II, Historia Antigua, 13, pp. 391-423.

Paci, G. (2008): "Tiberio e il culto imperiale". En Gasperini, L. y Paci, G. (eds.): Nuove ricerche sul culto imperiale in Italia. Roma, pp. 193-218.

Pailler, J. M. (1989): "Domitien, la 'loi des narbonnais' et le culte imperial dans les provinces senatoriales d'Occident", Revue Archeologique de Narbonnaise, 22, pp. 171-189.

Panzram, S. (2003): "Los flamines provinciae de la Baetica: autorrepresentacion y culto imperial", Archivo Espanol de Arqueologia, 76, pp. 121-130.

Panzram, S. (2010): "Zur Interaktion zwischen Rom und den Eliten im Westen des Imperium: Hispanien, Nordafrika und Gallien", Madrider Mitteilungen, 51, pp. 368-396.

Pensabene, P. (2004): "Roma e le capitali provinciali. Contributi per lo studio dell'architettura e della decorazione archittetonica in marmo nella Hispania romana". En Ruiz de Arbulo, J. (ed.): Simulacra Romae (Tarragona, 2002). Tarragona, pp. 175-200.

Pensabene, P. y Mar, R. (2004): "Dos frisos marmoreos en la Acropolis de Tarraco. El Templo de Augusto y el complejo provincial de culto imperial". En Ruiz de Arbulo, J. (ed.): Simulacra Romae (Tarragona, 2002). Tarragona, pp. 73-86.

Pensabene, P. y Mar, R. (2010): "Il tempio di Augusto a Tarraco. Gigantismo e marmo lunense nei luogui di culto imperiale in Hispania e Gallia", Archeologia Classica, 61 (11), pp. 243-308.

Pena, A. (2009): "La decoracion arquitectonica". En Ayerbe, R.; Barrientos, T. y Palma, F. (eds.): El Foro de Augusta Emerita. Genesis y evolucion de sus recintos monumentales. Merida, pp. 525-582.

Pena, A.; Gorostidi, D.; Macias, J. M.; Munoz, A.; Roda, I. y Teixell, I. (2015): "Mas datos sobre el templo del Divus Augustus de Tarraco. A proposito de una nueva inscripcion". En Lopez Vilar, J. (ed.): Tarraco Biennal. Actes del 2 Congres Internacional d'Arqueologia i Mon Antic (Tarragona, 2014). Tarragona, vol. 2, pp. 181-189.

Pena, A.; Ventura, A. y Portillo, A. (2011): "El templo consagrado a Divo Augusto y su temenos (Forum Novum)". En Cordoba, reflejo de Roma. Cordoba, pp. 59-67.

Price, S. R. F. (1984): Rituals and Power. The Roman imperial cult in Asia Minor. Cambridge.

Roda, I. (2007): "Documentos e imagenes de culto imperial en la Tarraconense septentrional". En Nogales, T. y Gonzalez, J. (eds.): Culto imperial: politica y poder (Merida, 2006). Roma, pp. 739-762.

Roddaz, J.-M. y Hurlet, F. (2001): "Le gouverneur et l'image du pouvoir imperial. Recherches sur la diffusion de l'ideologie dynastique en Occident au ier siecle ap. J.-C.". En Evers, C. y Tsingarida, A. (coords.): Rome et ses provinces. Bruxelles, pp. 153-166.

Ruiz de Arbulo, J. (2007): "Bauliche Inszenierung und literarische Stilisierung: das 'Provinzialforum' von Tarraco". En Panzram, S. (ed.): Stadte im Wandel. Hamburg, pp. 149-212.

Ruiz de Arbulo, J. (2009): "El altar y el templo de Augusto en la colonia Tarraco: estado de la cuestion". En Noguera, J. M. (ed.): Fora Hispaniae. Murcia, pp. 155-189.

Ruiz de Arbulo, J. (2014): "Tarraco, capital de conventus y de la provincia Hispania citerior. Una aproximacion a sus funciones y a su urbanismo publico como modelo escenografico en relacion con las ciudades romanas valencianas". En Olcina, M. H. (ed.): Ciudades romanas valencianas. Alicante, pp. 31-53.

Saquete, J. C. (2005): "L. Fulcinius Trio, Tiberio y el gran templo de culto imperial de Augusta Emerita", Epigraphica, 67, pp. 279-308.

Saquete, J. C. (2011): "L. Fulcinius Trio, L. Cornelius Bocchus y el templo del Divus Augustus en Merida", Habis, 42, pp. 163-172.

Saquete, J. C. y Alvarez, J. Ma. (2007): "Culto imperial en Augusta Emerita: complejos monumentales y documentos epigraficos". En Nogales, T. y Gonzalez, J. (eds.): Culto imperial: politica y poder (Merida, 2006). Roma, pp. 395-414.

Stylow, A. (2006): "La epigrafia y el culto imperial en Augusta Emerita: nuevos epigrafes del conjunto provincial de culto imperial". En Mateos, P. (ed.): El "Foro Provincial' de Augusta Emerita: un conjunto monumental de culto imperial. Madrid: CSIC, pp. 297-314.

Ventura, A. (2007a): "Bauliche und literarische Inszenierung. Die Eliten des Colonia Patricia und das Jahr 5 v. Chr.". En Panzram, S. (ed.): Stadte im Wandel. Hamburg, pp. 87-126.

Ventura, A. (2007b): "Reflexiones sobre la arquitectura y advocacion del templo de la calle Moreria en el forum adiectum de Colonia Patricia Corduba". En Nogales, T. y Gonzalez, J. (eds.): Culto imperial: politica y poder (Merida, 2006). Roma, pp. 215-238.

Ventura, A. (2008): "Una lastra 'campana' en Cordoba: Assinius Pollio, el auguraculum y la deductio de Colonia Patricia". En Garcia-Bellido, M. P.; Mostalac, A. y Jimenez, A. (eds.): Del Imperium de Pompeyo a la Auctoritas de Augusto. Madrid, pp. 85-105.

Weinstock, S. (1971): Divus Julius. Oxford.

Zanker, P. (1992): Augusto y el poder de las imagenes. Madrid.

Jose Antonio Garriguet Mata

Dpto. de Historia del Arte, Arqueologia y Musica-UCO. Facultad de Filosofia y Letras. Plaza del Cardenal Salazar, 3. 14071 Cordoba. Correo-e: aa1gamaj@uco.es

Recepcion: 17/09/2016; Revision: 20/02/2017; Aceptacion: 3/03/2017

(1) In memoriam D. Fishwick. Actualmente, cerrada ya la polemica sobre el flamen augustal de Castulo (Fishwick, 1987: 221 y ss.)--el primero de su ciudad, no de la provincia, en ejercer el flaminado provincial (Panzram, 2003: 122)--, el sacerdote betico mas antiguo es C. Sempronius Speratus (CIL [II.sup.2]/7, 799), que ocupo su cargo en 98-99 d. C. (Delgado, 1998: 41 y ss.; Castillo, 1998, 1999). No obstante, la revision realizada por Goffaux (2013) del cursus honorum de un flamen provincial de Igabrum obliga a no descartar la existencia del flaminado preflavio en la Betica.

(2) La evidente relacion de varias inscripciones de sacerdotes beticos (CIL [II.sup.2]//7, 291, 293, 295 y 799) con la Lex Narbonensis, probablemente obra de Vespasiano, ha llevado a pensar a Fishwick (1987: 240 y ss.; 2012) en una ley similar para Baetica, promulgada tambien por aquel.

(3) Investigadores que hace no mucho defendian la datacion flavia del culto provincial betico parecen aceptar ya la posible existencia de este con los julioclaudios (Panzram, 2010: 378; Fishwick, 2012: 156).

(4) Para el inicio del culto local a Augusto vivo en Occidente, cf. Fishwick (1987: 73 y ss.) y Zanker (1992: 343 y ss.). Respecto a la Peninsula Iberica, ademas de la obra de Etienne (1958) resultan de interes las contribuciones al tema de Lozano y Alvar (2009) y Alarcon (2013), que rechazan la propuesta de aquel sobre el supuesto papel de la devotio iberica en el surgimiento del culto hispano a Augusto.

(5) No se conocen restos del altar de Tarraco mencionado por Quintiliano (Instit. Orat. 6, 3, 77) y representado en monedas tiberianas de la ciudad (RPC i nos. 218, 221, 225 y 231). Segun algunos autores (Fishwick, 2014a: 57-59; Ruiz de Arbulo, 2009: 177 y s.), se ubico en el foro colonial, pero otros (Mar et al., 2012: 341 y ss.) lo situan en la acropolis tarraconense y dudan entre su vinculacion al culto local o provincial.

(6) Se trata del llamado "Templo de Diana", cuya dedicacion a Augusto y Roma se considera posible (Alvarez-Nogales, 2003: 286 y ss.; Saquete y Alvarez, 2007: 399) o indudable (Gros, 2009: 333). Mateos (2006b: 347), en cambio, cuestiona su conexion con el culto imperial, al menos en sus inicios.

(7) Ademas de esas construcciones, el citado culto necesito logicamente sacerdotes y otros cargos dependientes de las curias; cf. para Hispania, Etienne (1958: 197 y ss.), Delgado (1998; 2011) y Gonzalez Herrero (2009: 445 y ss.).

(8) Tac., Ann. I, 10; Cass. Dio, lvi, 46, 3.

(9) El segundo de los divi de Roma tras Divus Iulius. Para el culto a este, instaurado en 42 a. C., veanse el trabajo clasico de Weinstock (1971) y los de Hanlein-Schafer (1985: 99 y ss., 255 ss.), Fishwick (1987: 56 y ss.) o Gradel (2002: 54 y ss.), asi como la reciente monografia de Koortbojian (2013).

(10) Augusto ya dispuso en vida de un flamen Augustalis en Pisa. Por otro lado, para el culto de Divus Augustus se crearon tambien los sodales Augustales (Lyasse, 2007: 314 y ss.).

(11) Dio. Cass., LVI, 41, 1-2.

(12) Dio Cass., LVI, 46, 3. Mientras se erigia el citado templo, una estatua de oro de Divus Augustus fue incluida en el de Mars Ultor (Suet., Cal. 21.1).

(13) Dio Cass., LIX, 7, 1; Suet., Cal. 21.

(14) Bullo (2002: 175-176) considera que las obras de dicho edificio se iniciaron en epoca augustea tardia.

(15) Calandra (2000: 442 y ss.) situa la ereccion del templo ostiense en el periodo tardoaugusteo. Pensabene (2004: 177) lo fecha entre 5-20 d. C., dejando abierto el problema.

(16) Las monedas emeritenses muestran un ara Providentiae (RPC I nos. 28, 34-36 y 45-46), al que tal vez perteneciesen los relieves de Pancaliente (Nogales, 2000). En las de Ilici figuran un altar y la leyenda Salus Augusta (RPC I nos. 196-197) y en las de Italica, un ara dedicada a la Providentia Augusti (RPC I nos. 64-65).

(17) Tac. Ann. I, 78.

(18) Interpretada de forma muy distinta por Castillo (2015), para quien Tacito se refiere a una legacion hispana que solicito a Augusto, no a Tiberio, permiso para construir un templo en Tarraco.

(19) Vit. Hadr. XII, 3-5; Sev. III, 3.

(20) Donde se imito, parcialmente, la decoracion del Forum Augustum (Goldbeck, 2015). En el portico del fondo, tras el templo, pero en su mismo eje y con identicas dimensiones, se erigio en epoca flavia una sala interpretada como curia provincial (Mar et al., 2013); a la cual perteneceria un friso decorado con bucraneos, guirnaldas e instrumentos sacerdotales (Pensabene y Mar, 2004: 80 y ss.; 2010: 255 y ss.).

(21) Este vasto complejo no solo se habria construido para acoger los ritos y fiestas celebrados en honor de los divi y Augusti por el concilium provinciae, sino tambien, sobre todo, para albergar edificios de la administracion provincial (Ruiz de Arbulo, 2007; Mar et al., 2013).

(22) Fishwick (2002: 52 y s.) atribuye esta situacion a la falta de costumbre de homenajear a los flamines provinciales en epoca julioclaudia y/o la utilizacion de un tipo de soporte, la placa, mas fragil que los pedestales de estatua dedicados a aquellos a partir de la dinastia flavia.

(23) Ello no sorprende si se tienen en cuenta las palabras de Tacito sobre el ejemplo que el templo de Tarraco supuso para las demas provincias (Fishwick, 2002: 41; Saquete, 2005: 304 y ss.).

(24) Como demuestra el hecho de que parte del cardo maximo y varias viviendas de la colonia augustea fueron amortizados para su construccion.

(25) Segun Gros (2009: 333), el templo de la c/ Holguin fue "... sans doute voue au culte provincial des divi ...".

(26) Una inscripcion descubierta en el foro colonial emeritense vincula a estos dos personajes, aunque su estado fragmentario ha generado tres lecturas distintas (Mateos et al., 2011; Saquete, 2011; Gonzalez Herrero, 2015: 18 y ss.).

(27) Pensabene (2004: 184) fecha el templo entre 10 y 30 d. C.

(28) Cf. tambien Portillo, A.: El templo de la calle Moreria en el Forum Novum de Colonia Patricia. Analisis arquitectonico y funcional. Tesis doctoral presentada en 2016 en la Univ. de Cordoba.

(29) Restos de una domus construida hacia el ultimo tercio del s. I a. C. y destruida en el primer cuarto del s. I d. C. se localizaron en el solar de Moreria (Garcia y Carrasco, 2004: 158 y ss.).

(30) Portillo, op. cit. n. 28: 30 y ss., 53 y ss.

(31) Portillo, op. cit. n. 28: 52 y ss.

(32) Portillo, op. cit. n. 28: 54 y ss.

(33) Ibidem: 79 y ss.

(34) Cf. tambien Portillo, op. cit. n. 28: 83 y ss.

(35) Sobre el Forum Augustum, su configuracion y ornamentacion, y las imitaciones que suscito, cf. Goldbeck (2015).

(36) Las relaciones de los emperadores con las comunidades locales, a las que aquellos ayudaron a menudo en proyectos constructivos, han sido objeto de un interesante y reciente estudio de Edmondson (2015).

(37) Portillo, op. cit. n. 28: 34.

(38) El culto a Divus Iulius fue acogido en ciudades de Italia y del Imperio que debian su estatuto municipal o colonial a Cesar (Weinstock, 1971: 401 y ss.). Para Hispania, se ha planteado que en Tarraco, colonia cesariana, fuese venerado en un templo construido ex profeso, o bien en el Capitolio (Ruiz de Arbulo, 2014: 42). Tambien se ha sugerido que el templo representado en monedas augusteas de Gades, municipio con Cesar, fue consagrado a Divus Iulius (Chaves et al., 1999: 93 y s.). Dado que Corduba recibio al parecer su estatuto colonial mediante una deductio cesariana en 44-43 a. C.--completada por otra augustea c. 19 a. C.--(Gonzalez, 2005: 406; Ventura, 2008: 99 y s.), ?pudo instaurarse un culto a Divus Iulius en dicha ciudad?

(39) Sobre los gobernadores y su papel en la difusion del culto imperial, cf. Haensch (1997: 381), Roddaz y Hurlet (2001: 162, 164) o Burrell (2004: 370 y ss.). Para el caso de Lusitania, Saquete (2005: 301 y ss.). En cuanto al debate entre la espontaneidad o la imposicion del culto, recientemente Lozano (2010: 88 y ss.; 2011) ha defendido una "via intermedia" que permitiria superar dicha dicotomia--historiografica mas que real--y entender mejor el surgimiento de aquel: la persuasion o induccion.

(40) Vell., II, 39.2.

(41) El proconsul de la Betica pudo fomentar y controlar la ejecucion del proyecto, pero probablemente habria quedado al margen de sus costes, pues estos solian recaer en las elites de las comunidades implicadas (Haensch, 1997: 381 y ss.; Roddaz y Hurlet, 2001: 156 y ss.).

(42) Corduba debio a Augusto, al menos, una segunda deductio colonial (cf. n. 38) y, probablemente, la participacion directa del Princeps en las obras el teatro (Ventura, 2007a: 97).

(43) Para Ventura (2007b: 232, n. 23), la carencia de inscripciones de flamines de la Betica antes de epoca flavia se explicaria porque en epoca julioclaudia el flaminado provincial fue ejercido con caracter vitalicio por unos pocos individuos, cuya huella epigrafica seria hoy casi imposible de rastrear.

(44) Por ejemplo, el cordobes Sexto Mario era quiza el hispano mas rico de su tiempo, hasta el punto de suscitar la codicia de Tiberio; lo que a la postre le supuso la muerte (Tac., Ann., VI, 19; Dio. Cass., LVIII, 22, 2-3). Sobre la boyante situacion economica de la Betica en epoca altoimperial --especialmente en epoca julioclaudia--, basada en la mineria y el comercio del aceite, cf. Chic (2005, 2006).

(45) Restos de peldanos de una escalinata, dos fragmentos arquitectonicos y otros tantos epigraficos--para insertar litterae aureae--de caracter monumental--ademas de una inscripcion que documentaria un proceso judicial, aun inedita--, descubiertos en un muro medieval cerca del Guadalquivir (Ventura, 2007b: 217 y ss. y n. 3).

(46) Pero no por Fishwick (2014b: 666), quien admite que el templo se dedico a Divus Augustus, pero lo interpreta como "... an independent edifice (...) that was itself neither municipal nor provincial ...". Cf. ademas Portillo, op. cit. n. 28: 194 y ss.

(47) En especial, la idea, sugerida tambien por Mateos (2006b: 346), de que el punto de llegada de los gobernadores provinciales a sus respectivos territorios se vinculase arquitectonica e iconograficamente con el espacio de Roma desde el que aquellos partian tras recibir sus destinos: el Forum Augustum (Dio. Cass., lv, 10, 2).

(48) Si bien ha sido atribuida al forum novum (Pena et al., 2011: 67), no puede asegurarse que la exedra con schola recuperada en un vertedero bajoimperial extramuros se ubicase originalmente alli (Portillo, op. cit. n. 28: 73-77).

(49) Los epigrafes imperiales oscilan entre los anos 40 del s. III d. C. (CIL [II.sup.2]/7, 255) y mediados del s. IV d. C. (CIL [II.sup.2]/7, 265); los dedicados a (o por) sacerdotes provinciales van de finales del s. II a las primeras decadas del III d. C. (CIL [II.sup.2]/7, 221, 291, 293 y 295). Algunas de esas inscripciones proceden de otras zonas de Cordoba (CIL [II.sup.2]/7, 256 y 291) o carecen de localizacion segura (CIL [II.sup.2]/7, 259).

(50) Ventura equipara en funciones al forum novum con el recinto surgido junto al foro colonial de Merida, donde Mateos (2007: 390) situa el pretorium o sede del concilium lusitano. Pero para Mateos (2006b: 340) el forum novum cordobes, junto con el espacio emeritense presidido por el templo de la c/ Holguin y el que acogio al templo de Augusto en Tarragona, habrian sido "conjuntos provinciales de culto imperial--temenos, plaza y templo--sin que conozcamos, hasta el momento, mas edificios publicos en el area"; de ahi que "no estariamos realmente ante foros provinciales".

(51) Entre el regreso de la embajada betica desde Roma y el inicio de facto de las obras debio de transcurrir cierto tiempo, lo que nos aproximaria a ese ano.

(52) Algo bastante extrano si se tiene en cuenta que en Baetica se aplico con fidelidad y celeridad, por iniciativa del proconsul Vibio Sereno, el senadoconsulto sobre los honores funerarios concedidos a Germanico, como demuestra la Tabula Siarensis (Eck, 2001; Roddaz y Hurlet, 2001: 161).

(53) Es decir, como segunda opcion tras el estrepitoso fracaso de la primera. Kornemann (1901: 124) ya sugirio que la respuesta de Tiberio habria llevado a los beticos a dedicar, poco despues de 25 d. C., un templo a Augusto.

(54) La prosperidad general de la Betica, la riqueza de su capital y los nexos que cordobeses y otros beticos mantenian con Roma y en general con Augusto c. 5 a. C. han sido expuestos por Ventura (2007a). Habida cuenta de esa estrecha relacion entre el Princeps y los beticos, ?seria posible que dos decadas despues estos se olvidasen por completo de aquel y no lo honrasen como se merecia justo tras su divinizacion?

(55) Gonzalez Herrero (2009: 441; 2015: 72 y ss.) ha reflexionado tambien agudamente sobre la peculiar solicitud de estos a Tiberio, considerandola un indicio -indirecto- de que el culto provincial a Divus Augustus ya existia en Hispania Ulterior en 25 d. C.

(56) En la misma linea, aunque en relacion a Lusitania, se expresa Saquete (2005: 304 y ss.).

(57) Tac., Ann. IV, 15.

(58) Tac., Ann. III, 66-69.

(59) Dio. Cass., LI, 20, 6-9.

(60) Tac., Ann. IV, 55-56. Ademas de Pergamo y Esmirna, entre la segunda mitad del s. I y el III d. C. otras ciudades asiaticas albergarian tambien santuarios provinciales -a veces mas de uno- administrados por su koinon; por lo cual recibieron el titulo honorifico de neokoros (Burrell, 2004).

(61) Sobre este tema vease tambien el clasico, pero aun muy valido, trabajo de Charlesworth (1939).

Leyenda: Fig. 1. Divisiones y capitales provinciales de Hispania en epoca altoimperial (a partir de Hispania Antiqua. Denkmaler der Romerzeit, 1993).

Leyenda: Fig. 2. Fragmento de fuste colosal perteneciente al templo de la c/ Moreria de Cordoba (fotog. Portillo, op. cit. n. 28).

Leyenda: Fig. 3. Planimetria general de Cordoba en epoca tiberiana: 1) foro colonial; 2) forum novum; 3) templo de la c/Moreria; 4) decumano maximo occidental (plano de J. Ma. Tamajon).

Leyenda: Fig. 4. Delimitacion del forum novum de Colonia Patricia y ubicacion en el mismo del templo de la c/ Moreria (segun Portillo, op. cit. n. 28; plano de J. Ma. Tamajon).

Leyenda: Fig. 5. Propuesta de restitucion de la fachada del templo de la c/ Moreria (Portillo, op. cit. n. 28).
COPYRIGHT 2017 Ediciones Universidad de Salamanca
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Garriguet Mata, Jose Antonio
Publication:Zephyrus
Date:Jul 1, 2017
Words:12142
Previous Article:EL ARTESANADO ALFARERO EN IBERIA A FINALES DE LA EDAD DEL HIERRO Y EL INICIO DE LA CONQUISTA ROMANA: CALIDAD VS. CANTIDAD.
Next Article:Los foros de Conimbriga y de Aeminium: comparacion y sintesis del estado de la cuestion.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters