Printer Friendly

Sistema de conservacion y desarrollo silvicola, lecciones de un caso de aplicacion de manejo forestal en jalisco, Mexico.

SYSTEM OF SILVICULTURE FOR CONSERVATION AND DEVELOPMENT, LESSONS FROM A CASE OF FOREST MANAGEMENT IN JALISCO, MEXICO

INTRODUCCION

El origen del SICODESI. En Mexico en 1986 se aprobo la ley forestal en donde se resalta el concepto de manejo integral forestal, el que complementado por las disposiciones derivadas de la Ley General de Equilibrio Ecologico y Proteccion al Ambiente en 1988, establecieron un marco legal al sector forestal y en especial a los aprovechamientos forestales. A partir de la promulgacion de esta legislacion las peticiones de permiso para aprovechamiento maderable persistente deben justificase mediante estudios de manejo integral (articulo 50, Ley Forestal de 1986). De acuerdo con la ley, el manejo integral consiste de instrumentos de planeacion silvicola para lograr la persistencia del recurso forestal, mediante labores y politicas que explicitamente dan seguimiento a los demas recursos asociados.

Dentro del marco de cooperacion tecnica y cientifica en materia forestal entre Mexico y Finlandia, se desarrollo en 1989 en la Universidad de Helsinki el Sistema de Conservacion y Desarrollo Silvicola, SICODESI (Aguilera et al., 1989), como una tecnologia de manejo forestal integral que regula el ritmo de extraccion, la temporalidad de la reproduccion de las masas forestales y que aporta directrices para facilitar la planeacion y operatividad del manejo forestal en bosques predominantemente de coniferas de clima templado y frio de Mexico.

Los anos transcurridos desde los primeros predios forestales pilotos con el sistema han permitido completar mas de un ciclo de corta de 10 anos en las areas donde inicio la aplicacion comercial. Este tiempo es suficiente para esperar resultados silvicolas visibles, asi como una operacion administrativa cuyos costos y eficiencia se ha estabilizado. En esta resena historica con enfoque explicativo y descriptivo se propone repasar los hechos relevantes de la aplicacion del SICODESI en un area forestal donde se tenga la informacion necesaria y suficiente para detallar los acontecimientos tecnicos de la ordenacion silvicola en un ciclo de corta completo de 10 anos con la ejecucion del SICODESI. Entre los mejores ejemplos documentados y con un prestigio ganado por buena ejecucion, sobresalen los de la Sierra Occidental de Jalisco, motivo por el cual en este trabajo se eligio estudiar un caso en esta region para ilustrar las cualidades y resultados del metodo.

En este trabajo se parte del estado del arte y del conocimiento forestal que estaba vigente en el momento de iniciar la practica del SICODESI. En la actualidad este conocimiento ha sido rebasado ampliamente en lo teorico, en la realidad del monte, en el entorno legal, organizativo y politico, pero sobre todo en las expectativas de la gente respecto del bosque, de la actividad forestal y de los productos y servicios forestales (Gadow et al., 2001). No seria justo valorar el desempeno de cualquier programa si se toman como parametro los criterios actuales, por lo que se analizaran los meritos y debilidades del SICODESI respecto de su epoca y su trayectoria historica. La parte importante del manejo forestal en un bosque es su aplicacion, puesto que, como afirma Oliver (1990), las actividades de manejo pueden aumentar o disminuir el espacio total del cultivo forestal de un area determinada. De acuerdo con Rivero y Zepeda (1993), el concepto de manejo integral forestal se incorporo a la legislacion a traves de la Ley Forestal de 1986 normada por la entonces Secretaria de Agricultura y Recursos Hidraulicos (SARH, hoy sectorizado el manejo forestal en la CONAFOR de la SEMARNAT), en la que se establece que el manejo integral, ordenacion integral o uso multiple de recursos forestales es el conjunto de acciones y tecnicas sistematicas encaminadas a regular el uso y aprovechamiento de los multiples recursos forestales de una determinada area. Por su parte, Menzies (1995) ha clarificado el manejo forestal como el conjunto de reglas y tecnicas que la gente usa para mantener las tierras forestales en una condicion deseada.

Torres y Magana (2001) hacen referencia a los elementos de la planeacion aplicables al manejo forestal, en que los objetivos son algo que hemos idealizado y que conforme nos acercamos a ellos podemos readecuarlos en forma mas precisa, un plan no es algo que hacemos y seguimos al pie de la letra, por el contrario, es una herramienta que nos permite proveer de luz a nuestra ruta para lograr los objetivos, es una guia que debemos cargar por todo el camino, modificando sus elementos y directrices, de tal forma que con el aprendizaje que vayamos teniendo a lo largo de la ruta nos facilite el camino hacia el objetivo final. Otros autores como Rietberggen (2001), dicen que el manejo forestal es una rama tecnica, sustentada en principios cientificos, pero tambien en la experiencia practica, asi como una profesion cuyos origenes se remontan al siglo XVIII.

En general, la politica forestal de estos tiempos busco que el propietario fuese tambien el silvicultor, es decir, quien extrae la madera, transporta, transforma, da valor agregado y fabrica los productos de consumo final derivados de la madera. Esta politica planteo la integracion de organizaciones de propietarios, con el fin de que luego se convirtieran en organizaciones de silvicultores, se pretendia que poco a poco se fuera avanzando en la integracion horizontal y vertical hasta que dichas organizaciones tuvieran una participacion importante en todos los niveles de creacion de valor en la cadena de la produccion maderera. Tambien como consecuencia de las modificaciones a la Ley Forestal de 1986 y su reglamento de 1988 (Del Angel, 2012), en 1989 cambio la politica de ordenacion. Se considero en esta ley que la responsiva de los permisos forestales solo podria recaer en el propietario o poseedor de tierras forestales, lo cual implico una responsabilidad legal del titular de aprovechamientos acerca de los efectos de sus actividades silvicolas sobre de los recursos asociados, asi como la obligacion de mitigar sus impactos ambientales (Veruette, 2001). Bajo este marco legal e institucional, en 1990 se genera el Sistema de Conservacion y Desarrollo Silvicola (SICODESI), primero en su version 1.0, pero fue actualizado en anos posteriores y se emitieron las versiones 1.4, 1.8 y 2.0), aplicable a condiciones de bosque regular o irregular, dentro del entorno de organizacion de los servicios tecnicos forestales, que en ese momento funcionaban como Unidades de Conservacion y Desarrollo Forestal (UCODEFO). El Sistema de Conservacion y Desarrollo Silvicola es uno de los varios metodos de manejo de bosques que existen en la actualidad en Mexico (2013), y que estan descritos en la bibliografia oficial, asi como en la elaborada por especialistas en el tema: SEMARNAT (2007), Musalem (2007), Hernandez (2008) y Moreno y Torres (2010). En resumen, la mayoria de estas tecnologias fueron intentos fallidos de remplazar al Metodo Mexicano de Ordenacion de Montes (MMOM), y sus variantes como el Metodo de Manejo de Bosques Irregulares (MMOBI), metodos que hoy por hoy son los que mas se usan en superficies bajo manejo forestal, con 50% y 45% respectivamente (FAO, 2009). Por lo tanto, los objetivos del presente estudio fueron realizar una resena de los hechos tecnicos silvicolas que se observaron y se estimaron relevantes en la aplicacion del programa de manejo denominado SICODESI para un caso donde se tiene un ciclo de corta completo de diez anos, de 1990-1999 y buscar evidencias de que el SICODESI cumplio con los propositos teoricos que contribuyo a impulsar el desarrollo economico de los duenos, de la sociedad misma y propicio la permanencia de los recursos maderables y asociados en la region. Por lo anterior, se considera que el SICODESI fue un factor esencial del exito del manejo forestal si al aplicar este metodo resulto que:

Legalidad: Cumplio con la normatividad vigente al aprobarse dichos programas. Conformidad con la norma: Las auditorias o inspecciones al conjunto predial fueron aprobadas sin sanciones. Planeacion: El SICODESI ofrecio un plan de cortas rentable a los propietarios que fue posible aplicar sin cambios en el programa de flujo y remocion de volumenes, ni en el calendario de las areas de corta anual. Silvicultura y manejo: Se complemento con un regimen silvicola biologicamente viable y afin a sus politicas de regulacion de la corta de acuerdo a los algoritmos del sistema operativo. El regimen silvicola ocasiono de forma planeada y sistematica que apareciera renuevo de especies comerciales, con individuos de alta calidad y homogeneamente distribuidos en los sitios programados para regeneracion, y ademas se avanzo notoriamente en acercar la espesura de los otros rodales hacia la meta de densidad llena, acorde a la meta de la tabla normal de produccion de la zona. La asignacion de tratamientos logro un acercamiento a la meta de balance de estructuras que se haya fijado, acercando la distribucion del decimo ano en la debida proporcion, a la frecuencia ideal de un bosque normal con maximo rendimiento continuo. Beneficios economicos y sociales: El analisis de los ingresos y egresos produjo entradas netas positivas, asi como saldos a favor entre el valor inicial y final del bosque.

MATERIALES Y METODOS

Se efectuaron diversos recorridos en las areas ordenadas utilizando camara fotografica, geoposicionadores y equipo de evaluacion dasometrica (cinta diametrica, relascopio, brujula, clinometro, entre otros aparatos) para realizar diferentes mediciones a las variables silvicolas a analizadas.

Descripcion del area de estudio. El estado de Jalisco cuenta con una superficie forestal de alrededor de 4.8 millones de hectareas, de las cuales cerca de tres millones de ha constituyen la superficie arbolada, lo que representa 5% del pais. El conjunto predial forestal "Los Corrales", esta localizado en el Municipio de Mascota de la region Sierra Occidental de Jalisco, Mexico, como se aprecia en la Figura 1.

[FIGURA 1 OMITIR]

El municipio de Mascota tiene una extension territorial de 1 591.63 km2 y se localiza al noroeste del estado de Jalisco, a una altitud de 1 268 msnm, en las coordenadas que van de los 20 15' 00'' a los 20[grados] 50' 00'' de latitud Norte y de los 104[grados] 22' 20'' a los 105[grados] 05' 00'' de longitud Oeste.

Geologia. Compuesto de rocas igneas extrusivas e intrusivas, andesita, arenisca, basalto, conglomerados, diorita, granito, riolita, toba y brecha volcanica.

Topografia. Mas de la mitad del municipio cuenta con una orografia accidentada de grandes elevaciones, pues se encuentra en la region montanosa de la Sierra Madre Occidental y en la subprovincia costera.

Clima. Humedo, con invierno y primavera secos; semicalido, sin estacion invernal definida. La temperatura media anual es de 21.8 [grados]C; su precipitacion media anual es de 890.9 milimetros, con regimen de lluvias de junio a octubre y un promedio de 23 dias con heladas al ano.

Hidrografia. El municipio cuenta con grandes recursos hidrologicos, provistos fundamentalmente por los rios Mascota y Talpa, pero tambien por arroyos permanentes: Agua Mala, Agua Vieja, El Chino, El Tala, Felipe y Rancho.

Suelos. Predominan los suelos de origen volcanico, en especial los de tipo regosol y cambisol cromico.

Vegetacion. Abundan las zonas boscosas, en las que predominan especies caracteristicas de la region ecologica de las sierras templadas (Reich et al., 2007).

Fauna. La vegetacion y el clima descritos determinan una fauna silvestre con especies como el venado, el conejo y la ardilla, entre otras.

Uso del suelo. Predomina el uso forestal de la mayor parte del suelo (Fiprodefo, 2007). Muy pocos de los espacios aptos para la agricultura y la ganaderia son activamente utilizados, en parte por la falta de infraestructura caminera y en parte porque hay poca poblacion con interes en asuntos del campo.

Metodologia de la investigacion. La parte medular de los datos que fundamentan esta investigacion proviene de los reportes de inventarios de los anos 1990 y 2000, realizados por los profesionales forestales denominado Servicios Tecnicos Forestales Profesionales Mascota, S.C. Los metodos utilizados en esta investigacion son descriptivos. Mediante ellos se resenan situaciones y acontecimientos de la aplicacion del metodo de manejo silvicola y socioeconomico, es decir, como fue y se manifesto determinado suceso tecnico con la aplicacion del SICODESI. Tambien se utilizaron metodos explicativos, que son un conjunto de definiciones y de suposiciones relacionados entre si de manera organizada y sistematica al realizar entrevistas, encuestas, platicas y reuniones con duenos de terrenos forestales, prestadores de servicios tecnicos forestales, industriales forestales y sociedad. Como parte del proceso de investigacion, se establecieron sitios temporales silvicolas adicionales a los sitios de inventario donde fue posible observar la respuesta de los tratamientos (Figura 2).

[FIGURA 2 OMITIR]

Sistema de Conservacion y Desarrollo Silvicola en resumen. Su definicion formal fue presentada por Alajarvi et al. (1991) en su version 1 (1990). El SICODESI como metodologia de manejo forestal incluye los aspectos ambientales, tecnologicos y socioeconomicos agregados conforme a la normatividad forestal generada por la Subsecretaria Forestal de la Secretaria de Agricultura y Recursos Hidraulicos (SARH, 1984), para los programas de manejo silvicola, ademas de especificar los estudios dasometricos, ecologicos y silvicolas que deban acompanar a las propuestas de autorizacion de aprovechamiento maderable persistente.

Al solicitar al gobierno de Finlandia la elaboracion de un programa de manejo forestal que se concreto como el SICODESI, el proposito del gobierno mexicano era que las empresas campesinas forestales tuvieran acceso a una tecnologia que, cumpliendo plenamente los requisitos legales sobre manejo integral y reduccion del impacto ambiental, fuera tan sencilla, accesible y economica, que pudiera ser conducida por los responsables campesinos con un minimo de apoyo de consultoria tecnica, la cual seria ofrecida por el Estado. Tambien era parte de las intenciones de la politica forestal y rural del momento usar el SICODESI y otras herramientas de manejo forestal para que los propietarios y poseedores de predios forestales se convirtieran en verdaderos productores de madera, se concientizaran del valor del recurso forestal y adoptaran actitudes propicias a la tecnificacion de operaciones forestales, involucrandose en los distintos aspectos y etapas del proceso de creacion de valor productivo Esto ultimo, mas que una medida para ganar la voluntad de los propietarios forestales hacia un manejo responsable de sus tierras, era un instrumento del gobierno para promover el desarrollo rural; ello a pesar de la estrecha perspectiva y limitada capacidad del sector oficial forestal para dirigir procesos mas alla de las tierras con potencial maderero.

Silvicultura y manejo. El SICODESI supone la existencia de un bosque predial formado de una mezcla preponderantemente de coniferas, en masas coetaneas; si bien admite masas irregulares y prescripciones de corta selectiva, la logica del modelo de simulacion silvicola no admite elementos para representar estas masas mas alla de sus aspectos medios, cuando lo esencial de ellas es su distribucion completa, no solo la media, cualquiera que sea el atributo representado (alturas, diametros, volumenes, cobertura, regeneracion, incorporacion, etcetera.).

Para fines de clasificacion del terreno, el SICODESI toma del MDS (Rosales et al., 1982) la idea de que los atributos de sitio son permanentes y grandes, y que esto permite crear rodales en un mapa. La dinamica de coberturas en cada rodal genera situaciones locales distintas (subrodales), cada una de ellas de tal extension que amerita un lugar en el mapa, un momento en el plan de cortas y un tratamiento silvicola especifico para su situacion local.

Cuando se trata de un bosque sin intervencion o de uno que viene de otros sistemas de manejo, el primer turno se dedica a un proceso gradual de renovacion de los subrodales, programandolos para recuperar un solo escenario con el fin de que los varios subrodales de un rodal confluyan en el momento de la regeneracion. Este periodo de conversion implica tratamientos unicos e irrepetibles, pero una vez regenerado el sitio, se inicia la secuencia teorica normal de tratamientos que se repetira turno tras turno.

Inventario forestal. El SICODESI utiliza un inventario de prescripcion similar a MDS. Asi, todos los subrodales deben ser visitados por un silvicultor regional, quien es un experto en la silvicultura del tipo forestal a que corresponden los subrodales, y conoce la situacion local biologica, natural, social y politica. Se designa el regimen silvicola teorico a que corresponde cada subrodal y prescribe varios tratamientos para este regimen y para la situacion presente del subrodal, invariablemente debe partir de que el sitio no reciba tratamiento en el siguiente ciclo de corta, que se aplique un tratamiento de regeneracion cualquiera o se realicen labores culturales intermedias, coetaneas (aclareos), o incoetaneas (selectiva, mejoramiento, refinamiento, saneamiento, salvamento, etc.), que permitan a esa masa desarrollarse de la mejor manera hasta que resulte oportuno regenerarla. Al tiempo que se visita cada subrodal, se cuantifican los atributos de la masa con fines de corroborar en gabinete la asignacion de calidad de estacion, regimen silvicola, prescripciones complementarias al sitio y vegetacion, actividades sanitarias y de fomento, y sobre todo sirven para cuantificar las condiciones de la masa previa al tratamiento y estimar la remocion (a partir de marqueo visual).

Los procedimientos de medicion de area basal se fundamentan en el relascopio simple, por punto medido, se busca que el factor del angulo rinda entre cinco y diez arboles contables. Se miden o registran los atributos de no mas de tres arboles por sitio. El procesamiento previo al analisis considera las medias y los totales por subrodal, pues para fines estadisticos el subrodal es la unidad muestral. Cuando la norma ha exigido mayor calidad en la estadistica y en el muestreo, el SICODESI ha reemplazado sus formas de estimacion por las recomendadas o requeridas oficialmente. Para llevar a cabo la contabilidad volumetrica se usan diversos modelos matematicos; a continuacion se presentan los principales.

Determinacion de la superficie maxima de cortas de regeneracion y volumen maximo de escurrimiento. Con el conocimiento de las caracteristicas edafologicas, fisiograficas, cobertura de vegetacion de los rodales y la precipitacion media anual que cae en este conjunto de predios, se calculo el volumen de escurrimiento mediante:

Vm = A * C * Pm

Donde:

Vm = Volumen de escurrimiento, [m.sup.3] /ano

A = Area de la cuenca, [km.sup.2]

C = Coeficiente de escurrimiento

Pm = Precipitacion media anual, mm/ano

Puesto que se pretendio no rebasar 10% del volumen de escurrimiento actual, suponiendo que unicamente el volumen de escurrimiento depende de la alteracion provocada por las cortas de regeneracion, se calculo el volumen maximo de escurrimiento:

Vmax = 1.10 * Vm

Donde:

Vmax = Volumen maximo de escurrimiento, [m.sup.3] /ano

Superficie maxima de corta de regeneracion. Se calculo la superficie maxima en la que se aplicaron las cortas de regeneracion:

Smax = [Vmax - Vm] / [Pm * CC]

Donde:

Smax = Superficie maxima de corta de regeneracion, [km/sup.2]

Vmax = Volumen de escurrimiento maximo, [m.sup.3]/ano

Vm = Volumen de escurrimiento, [m.sup.3]/ano

Cc = Cambio en el coeficiente de escurrimiento

Pm = Precipitacion media, mm/ano

La superficie maxima de cortas de regeneracion anual se calculo ademas considerando el tiempo de recuperacion, es decir, el tiempo en el cual se espera que la regeneracion cubra el 100% del area tratada:

Smax/ano = Smax / t

Donde:

Smax/ano = Superficie maxima anual de cortas de regeneracion

Smax = Superficie maxima de cortas de regeneracion

t = Tiempo de recuperacion

Tambien con los valores climaticos, edafologicos, fisiograficos y de vegetacion se calculo para cada sitio el indice de erosion aplicando la ecuacion universal de perdida de suelo. Se procedio a generar restricciones a las cortas de regeneracion y aclareos para el calculo de la potencialidad de cortas, estableciendo como un nivel maximo aceptable de erosion entre los limites de las clases 0 y 1 de erosion, es decir, un valor de erosion maxima aceptable Smax = 30.0 Ton/ha/ano, que es el nivel de erosion limite, con la cual se permite una erosion laminar anual de 2 mm, que puede considerarse como permisible, al grado de que es normal que luego de tres temporadas ya no se pueda distinguir el efecto de la perturbacion (Likens y Bormann, 1995).

Tablas de volumenes y distribucion de productos. Con el fin de establecer la funcion del volumen, se utilizaron datos del arbolado derribado en la zona. Se eligieron selectivamente tres ejemplares por categoria diametrica de cada especie. Posteriormente se ajustaron los datos del modelo de Schumacher (Avery y Burkhart, 2002), con el proposito de construir funciones de volumen en rollo total arbol para cada grupo de especie; con los mismos datos se construyo la tabla de distribucion de productos. Las ecuaciones generadas son del tipo:

Ln(Vol) = [b.sub.0] + [b.sub.1] *Ln(DN) + [b.sub.2] *Ln(AT)

Donde:

Vol = Volumen fustal del arbol de cualquier especie de un grupo taxonomico, [m.sup.3]

DN = Diametro normal, cm

AT = Altura total del arbol, m

Modelo del renuevo. Con esta informacion se realizo el ajuste del modelo:

Ln(Arb) = [b.sub.0 + [b.sub.1] *Ln(Edad) + [b.sub.2] *Ln(IS)

Donde:

Arb = Brinzales establecidos, vivos, en buen estado, individuos por hectarea

Edad = Edad representativa de los brinzales, anos

IS = Indice de sitio, m a los 60 anos de edad base

Estimacion de la calidad del sitio. Se utilizo el siguiente modelo:

Ln(AT) = [b.sub.0] + [b.sub.1] * 1/Edad

IS = Ln(AT)- [b.sub.2] * 1/Edad

Donde:

AT = Altura media de los dominantes

IS = Indice de sitio, m

Edad = Edad, anos

A partir de este modelo se graficaron bandas de indice de sitio (IS), con espaciamientos homogeneos entre ellas (modelo alomorfo); sobre estas graficas de altura dominante y edad se clasifico el indice de sitio de cada rodal usando datos de todos los subrodales que contiene.

Modelo de altura. Esta funcion describe la relacion existente entre la altura del arbol y su diametro normal. Se utilizo para su estimacion la ecuacion de Naslund (1937):

HT = 1.3 + (DN^2) / [([b.sub.0] + [b.sub.1] *DN)^2]

Donde:

HT = Altura total, m

DN = Diametro normal, cm

Modelo de distribucion diametrica. Se utilizo una funcion de densidad de probabilidad de cierto diametro para operar sobre el total de la distribucion en lugar de hacer inferencias sobre el arbol medio o sobre los datos empiricos. Se eligio la distribucion de Weibull (acumulativa), debido a su amplia plasticidad para representar distintas formas geometricas y por la facilidad de ajuste (Torres, 1992). Su estructura es:

f(DN) = 1 - exp [- [(x - a)/b ]^c]

Donde:

DN = Diametro, cm

f(DN) = Valor de la funcion en el punto DN, que en la forma acumulativa es el area basal de los arboles menores de DN

Modelo de incremento y corteza. Se elaboro un modelo de crecimiento por arbol para cada grupo de especie/estrato:

Ln INC(ab) = [b.sub.0] + [b.sub.1]*Ln (DN-5) + [b.sub.2]*Ln (Edad - 5) + [b.sub.3]*Ln (ab/AB) + [b.sub.4]*Ln (IS)

Donde:

INC(ab) = Incremento en area basal de un arbol, [m.sup.2]/ano

DN = Diametro normal, cm

Edad = Edad, anos

ab = Area basal del arbol, [m.sup.2] /ha

AB = Area basal del subrodal, [m.sup.2] /ha

IS = Indice de sitio, m

Para obtenerlo se necesita de un modelo que explique la relacion del area basal sin corteza en funcion del area basal con corteza. Para ello se utilizo:

Ln (AB) = [b.sub.0] + [b.sub.1] *Ln (ABSC) + [b.sub.2]* Ln (Edad)

Donde:

AB = Area basal con corteza, [m.sup.2] /ha

ABSC = Area basal sin corteza, [m.sup.2] /ha

Edad = Edad, anos

Tabla normal de produccion. El SICODESI es un sistema de planeacion en dos fases: la primera, que tiene una vision a largo plazo, se denomina planeacion estrategica; en ella se describe la funcion de produccion teorica con la cual se calcula el potencial de aprovechamiento y se simula el desarrollo de este en un horizonte de planeacion de 30 anos. Para ello se requiere un inventario estrategico cuya informacion sirve para generar los parametros de los modelos dasometricos. En la segunda fase, llamada planeacion operativa o a corto plazo, se toma la informacion dasometrica preliminar de los sitios temporales de inventario y se aplica a planear las actividades para los primeros cinco anos del area de estudio; esta ultima parte se designa como inventario operativo.

Desde las primeras cuantificaciones se va ajustando a la situacion del predio un conjunto de ecuaciones a partir de los datos de los inventarios estrategico y operativo. Estas ecuaciones estan codificadas en un programa de computo inicialmente escrito en Pascal, luego transportado a C+. Los parametros de las ecuaciones que son estimados como parte de las rutinas iniciales del programa se insertan de manera automatica en el conjunto logico de un simulador silvicola, y con datos de entrada de cada subrodal se calculan estimaciones de las tendencia para los siguientes 30 anos, con supuestos que se realizan de forma sucesiva: no corta, corta de aclareo y corta final. Los reportes de salida indican: incorporacion, mortalidad, crecimiento y rendimiento por ciclo de corta, sin hacer correcciones en la anualidad del ciclo en la que ocurrira el tratamiento; tambien se considera que no haya calamidades o siniestralidad. El reporte da estas estimaciones desglosadas por especie (o grupo, si asi se codifico, por ejemplo, para plantas hojosas).

Regulacion de la corta. Si bien es cierto que los inventarios, la silvicultura y el manejo forestal maderable que incluye el SICODESI son derivaciones del MDS, la principal diferencia estriba en que la meta de bosque normal se pospone tanto como se desee, con el proposito de abrir espacios de solucion mas pronta a urgencias como empleo, flujo de remocion, ubicacion de areas de corta, atencion a recursos y valores no maderables. Aqui el dasonomo analiza las proyecciones forestales del algoritmo computarizado y modifica manualmente, de acuerdo a las condiciones actuales, las prescripciones de campo para acomodar metas tecnicas con ajustes que aluden al manejo integral, junto con las consideraciones sociales, economicas y operativas del productor y su organizacion evaluando su desempeno silvicola entre lo proyectado y el plan aplicado. Estos cambios se incorporan al algoritmo para finalizar la contabilidad volumetrica oficialmente requerida, y se obtiene el listado del plan de cortas definitivo para el primer quinquenio, con el fin de que se preparen de forma manual los mapas correspondientes. De manera paralela a la emision de los reportes sobre la contabilidad de la madera, el programa de computo del SICODESI genera reportes relativos a los recursos asociados y a las metas sociales.

RESULTADOS Y DISCUSION

El conjunto predial forestal Los Corrales, en Mascota, Jalisco, cuenta con un historial documentado de su manejo tecnico forestal en forma conservacionista y restauradora desde antes de 1950, aunque el aprovechamiento legal comenzo en 1990, con el primer estudio de manejo integral forestal (SEPROFO, 2006). El area de estudio es un conjunto de seis predios, anteriormente propiedad privada de una familia; en total, los terrenos suman 1 510.6 ha. De esta superficie, 378.4 ha (25.0%) se consideraron productivas en 1990, cantidad que aumento en 2000 a 627.8 ha (41.6%).

Experiencias del SICODESI en la region. Los duenos viven fuera de los predios y su actividad economica es diversa, complementandose con la actividad forestal, se interesaron en la silvicultura, que les ofrece un negocio que requiere presencia ocasional, y que puede conducirse operativamente por contratistas independientes.

Para el caso concreto de los propietarios del conjunto predial la finalidad en su momento, era asegurar el valor del predio para estar listo en cualquier momento para venderlo cuando asi conviniera a la gestion de su conjunto de negocios familiares. Este proposito de los propietarios se traduce a politicas que se instruyeron a sus asesores dasonomicos acerca de no cambiar el uso del suelo, mantener la cobertura vegetal, recuperacion de inventarios de madera en pie a mediano y largo plazo, luego de siniestros catastroficos previos a 1990, y lograr una corriente estable de alto rendimiento de productos primarios forestales.

Servicios tecnicos y funciones de la autoridad forestal. En la actualidad (2013) la presencia de instituciones publicas en materia de asistencia tecnica es nula, toda vez que existen varias empresas prestadoras de servicios tecnicos forestales perfectamente consolidadas y equipadas para ofrecer asistencia tecnica a los productores locales a precios competitivos y con un nivel de calidad que excede los requerimientos normativos. Desde 2002, se le conoce con el nombre de Consultoria Ambiental Mascota S.C. Su actividad fundamental es proporcionar asesoria para el aprovechamiento de los recursos naturales; tiene como prioridad proporcionar satisfactores a la sociedad y bienestar a sus propietarios, orientando la accion para alcanzar el manejo sustentable, como base de la conservacion y proteccion de los bosques.

Desempeno del manejo forestal con el SICODESI

El ciclo de corta de 1990 a 1999 se fundamento en un estudio dasonomico que resulto de inventariar en 1990 todo el predio y estimar las superficies por su vocacion; a partir de esto se preparo un programa de manejo para el periodo 1990-1994, y se propuso otro en 1994 para el quinquenio 1995-1999 (Fajardo, 1990). Como en 1999 se tomo la decision de continuar con el SICODESI, en 2000 se repitio el mismo procedimiento de inventario y calendarizacion de la corta de 1990-1999, para programar los quinquenios 2000-2004, y 2005-2009 (Fajardo, 2000).

Al final del periodo (2000), los resultados de superficies por cobertura y por uso muestran que de las 1 511 ha prediales, la distribucion preponderante es la del uso forestal (93.1 %); mucho de eso no es aprovechable (63.6 %), casi todo por ser inaccesible, pues solo 12.1 % es biologicamente improductivo. El 0.9 % contiene arbolado precomercial (Cuadro 1). Para complementar estos datos hay que tomar en cuenta que no se declararon sitios restringidos por presencia de especies legalmente protegidas, sitios de alta pendiente, o sitios rocosos. Solo 0.8 % esta restringido por normas ambientales como la exclusion de areas riberenas.

En la Figura 3 se observa la proporcion de intensidad de corta, o sea la relacion entre remocion y existencias residuales en pie, en donde se observa una reduccion ligera de existencias debido a alteraciones en la rodalizacion y extracciones volumetricas no asociadas a la deforestacion. Asimismo, se despliega la tendencia entre lo autorizado y lo ejercido, que en este caso implica un cumplimiento bastante esmerado de los planes silvicolas.

[FIGURA 3 OMITIR]

En la Figura 4 se presentan la continuidad de los volumenes cosechados y las reservas logradas para el futuro. El desglose por tratamientos expresa las distintas politicas silvicolas que modulan la intensidad de la corta, aunque mucho de las cifras agregadas mas bien representan a las superficies con ese tratamiento y cuales tratamientos son mas demandantes con remocion de biomasa arbolada.

[FIGURA 4 OMITIR]

La constancia que significa aplicar ano tras ano los tratamientos se muestra en la Figura 5.

[FIGURA 5 OMITIR]

El esfuerzo puesto en regular la distribucion de edades respecto del balance normal se observa en la Figura 6, que indica la superficie ocupada por clase de edad del arbolado en el inventario de 1990 comparada con la que existia en el ano 2000.

[FIGURA 6 OMITIR]

La politica de acumular una mayor cantidad de inventarios maderables maduros explica en parte el pequeno avance hacia un balance de edades y superficies, debido a que el interes principal de los propietarios no era economico, sino tener reserva maderable para su posterior venta del Conjunto Predial, que representa la ocupacion de terreno por categoria diametrica (Figura 7).

[FIGURA 7 OMITIR]

En las areas de regeneracion de la primera a la tercera anualidad, se observa la presencia de regeneracion y se inicia la regeneracion en las ultimas areas de corta.

Con informacion del inventario del ano 2000 fue posible saber que:

* El programa de cortas finales se modifico debido al efecto de los siniestros, que en forma fisica se convirtieron en tratamientos de regeneracion.

* Los aclareos redujeron en aproximadamente un tercio las existencias de los rodales tratados, dejando una densidad ligeramente deficiente de alrededor de 16 [m.sup.2]/ha en area basal.

* La regeneracion por arboles padre puede considerarse consistente y confiable, aunque deficiente: los primeros tres anos fue de alrededor de 500 brinzales por hectarea establecidos de manera satisfactoria cada ano; en total se establecieron definitivamente 1 500 brinzales. Este ritmo de reclutamiento disminuyo despues. Al final, la ocupacion llego a 21% del terreno forestal productivo, de acuerdo con datos de campo recopilados durante la presente investigacion. Ese conjunto de 1 500 individuos de alta calidad bien distribuidos facilmente supera la meta actual de 1 100 arboles, que resulta mas razonable que la meta propuesta en tiempos del SICODESI de 2 000 brinzales. Sin embargo, que solo la quinta parte de los subrodales donde deberia aparecer renuevo lo haya logrado luego de tres temporadas es algo que pudiera ser preocupante.

* La regulacion de la corta avanzo a ritmo poco satisfactorio en su intencion de balancear estructuras, en un bosque totalmente en etapa de latizal a maduro, deficiente en espacios con arbolado juvenil. En la distribucion inicial no habia rodales de menos de 50 anos, cuando el turno es de 60. Al termino del ciclo solo 5% del area fue regenerada, incluyendo siniestros, lo que mejoro la distribucion inicial de edades solo marginalmente. Con este desempeno se presenta un deficit en la conversion al bosque meta, pues si el metodo hubiera sido el MDS, la meta seria de 16 % de la superficie productiva regenerada en 10 anos, que es lo necesario para mantener el turno. Esta amplia holgura para la meta de regular la ocupacion territorial de cada edad fue una politica consciente que permitio logar otras metas como el aumentar el area productiva de 378.4 ha (1990) a 627.8 ha (2000), a partir de masas previamente degradadas y de bajas existencias.

* La distribucion de clases de edad que se encontro en el inventario de 1990 comparado con el existente en el ano 2000, demuestra que las categorias intermedias del turno se encuentran distribuidas en superficies similares, pero en 2000 se refleja un aumento moderado de superficies en las clases de edades cercanas al turno debido a la incorporacion de areas clasificadas como no aprovechables en 1990. En ambos casos la meta de bosque regulado en su totalidad esta lejana, pues la mayoria de rodales y subrodales tienen edades arriba del turno y son marcadamente pocos los subrodales con arbolado de renuevo y juvenil.

En el curso del ciclo terminado se mantuvo un flujo positivo de efectivo en caja, de volumen de ventas y labores silvicolas, que denota una oferta de empleo e ingreso neto medio razonablemente estable para condiciones rurales mexicanas (Figura 8).

[FIGURA 8 OMITIR]

Los revisores de las Secretarias responsables (SARH-SEMARNAT) recibieron sin ninguna objecion los estudios que se realizaron en 1990 y en 2000 al predio Los Corrales, al igual que la mayoria de propuestas del SICODESI.

En el lapso de 1990 a 1999 no hubo inspecciones ni denuncias, tal vez porque el prestigio de los silvicultores y los profesionales forestales hace improbable una inspeccion por denuncia y solo se llevan a cabo actos rutinarios de la autoridad ambiental. En 1996 fue necesario modificar la ejecucion del plan de manejo propuesto para el periodo de 1990 a 1999 a causa de siniestros de consecuencias no anticipadas. Este es un error del metodo, porque carece de elementos para realizar ajustes sobre la marcha de un plan ya elaborado; tampoco cuenta con aclaraciones para resolver una serie de eventualidades, por ejemplo: medios de deteccion y combate de fuego, plagas, eventos extremos meteorologicos, problemas legales de tenencia o cambios a la normatividad forestal o ambiental.

El sistema silvicola que se uso es una modificacion del tradicional sistema de arboles padre y aclareos cada 10 anos, que se sigue frecuentemente en el MDS y en el SICODESI en otras regiones de Mexico. La principal modificacion es el uso ocasional de aclareos y arboles padre ligeros (menor intensidad de corta, mas sombra), relativo a las prescripciones usuales. Los tratamientos ligeros se aplican a sitios de mayor riesgo de erosion, o con poco arbolado, o especies y entornos mas secos que el comun de los subrodales comerciales.

En 1990 se promedio un volumen en pie previo a las cortas de 117.2 [m.sup.3] /ha, que para 2000 llega a 145.7 [m.sup.3] /ha; en este cambio considerese que tambien hay un cambio en la superficie total comercial, y que estas dos cifras fueron producto de dos procesos estadisticos distintos, la primera producto de un intento de ir mejorando los protocolos matematicos del SICODESI, y la segunda es una estimada de la medicion de inventario 2000. Para ponderar que tan constante podria ser la espesura del bosque manejado por el SICODESI, considerese tambien que las estimaciones del modelo de simulacion silvicola pronosticaban para los siguientes 30 anos una estabilidad del inventario total de existencias de madera en el predio, el cual debia variar entre 40776 [m.sup.3] y 44067 [m.sup.3] (Figura 4). Estas cifras son consistentes con las de remocion, pues en el ciclo finalmente se extrajeron 14630 m totales (76.4 % de lo autorizado), lo que implica una remocion de 2.3 [m.sup.3] /ha/ano. Considerando que para el ciclo siguiente (2000 a 2009), se estimo un incremento de 4.1 [m.sup.3]/ha/ano, y una acumulacion de inventarios en pie creciente: 66451 [m.sup.3], 154.4 [m.sup.3]/ha pronosticados para 2010.

Acorde a las prescripciones definitivas en el programa de manejo, 15 subrodales fueron designados para tratamientos de regeneracion, de entre 70 registrados como maderables. En los sitios adicionales al inventario maderable, que captaron informacion de tipo silvicola, se observo que de los 15 subrodales programados para regeneracion, en 2000 eran 6 los que tenian regeneracion en un numero mayor de 500 arbolitos por hectarea, en buen estado, y bien distribuidos. La mayor parte del renuevo existente es de Pinus douglasiana, demostrando la capacidad de esta especie como dominante del tipo forestal en esta region. Este resultado podria considerarse deficiente, pero no preocupante, pues la experiencia jalisciense indica que mientras se mantengan las actuales politicas silvicola y de uso del suelo, eventualmente se regenerara a plenitud la totalidad de los sitios cortados para regeneracion y los sitios siniestrados y restaurados (Buenrostro 2002). El ingreso forestal si resulto ser fundamental para el bienestar de la familia del productor, pero no en el sentido de sustento sino como inversion fija de largo plazo, cuyos productos, ademas del dinero obtenido de la madera, se constataron con la venta del predio en 2002 en condiciones ventajosas derivadas del estado residual de las masas arboladas y de la conveniencia legal y forestal de contar con un programa de manejo autorizado bajo la directriz de SICODESI en segundo paso de corta. En materia de tecnificacion, eficiencia operativa, eficacia y fiabilidad del acopio de madera y abasto a las empresas, que la usan como materia prima, lo que fue evidente en esta investigacion es que las mismas decisiones de politica nacional que provocaron el desarrollo del SICODESI tambien anularon la viabilidad de los sistemas mecanizados de gran escala que previamente existian en las unidades forestales.

Si en el discurso oficial (Castanos, 2011), se dice que hoy las decisiones y la responsiva del manejo son prediales y ya no hay empresas corporativas publicas ni privadas, ni individuos explotando las riquezas de campesinos forestales. A eso se le llama desarrollo sustentable, desarrollo social, desarrollo forestal, desarrollo rural, pero tales terminos terminan siendo eufemismos que ocultan lo absurdo de la realidad patente en los bosques de este pais. El SICODESI es el sistema de manejo forestal que quiso ser la continuidad del metodo de desarrollo silvicola (MDS) e ir multiplicando su ejecucion a todas las regiones forestales templadas y frias pais a traves de los focos de aplicacion en las zonas forestales de Chihuahua, Durango, Oaxaca, Veracruz, Jalisco, entre otras entidades. Al examinar el legado actual del SICODESI aparecen claros defectos de diseno. El punto medular es que las decisiones de usar manejo integral, codificar las decisiones en un programa de computo que quedo oculto e inmodificable significo que el propietario en lugar de empoderarse de las decisiones que le competen como gerente de su empresa forestal, siga dependiendo de profesionales que estan alineados economica e ideologicamente al discurso del Estado mexicano en materia rural y de recursos forestales. Esto provoco conflictos tanto tecnicos como socioeconomicos en las regiones en donde se aplico, y son pocos los casos actuales en que se usa para nuevos programas de manejo. En la region Sierra Occidental, donde se ubica el Conjunto Predial "Los Corrales", el SICODESI es practicamente el unico metodo en uso seguido de lejos por el MMOM, MMOBI y el MDS en los predios o conjuntos prediales forestales. El SICODESI se volvio popular porque contribuyo a mecanizar los analisis dasometricos de los datos del inventario forestal, las estimaciones y calculos necesarios para la planificacion de las operaciones silvicolas. Esta mecanizacion ocurre porque se repartieron pocas copias de la paqueteria de computo, y a nivel nacional solo un punado de despachos privados tiene la infraestructura para procesar el SICODESI. Como estos despachos tienen capacidad sobrada, pues sus servicios se necesitan solo cada 5 o 10 anos por predio, es natural que haya amplia disponibilidad y precios accesibles para procesar centralmente informacion de cualquier parte del pais. Esto ha sido sin duda un progreso importante, pero el problema es que algunos tecnicos llegaran a creer que un programa de computo puede resolver cuestiones que dependen de la capacidad de decision del silvicultor basada en sus conocimientos, experiencia y la observacion continua de como responden los bosques a las intervenciones silvicolas.

Como premisa detras de esta argumentacion cabe hacer patente que los antecedentes del caso elegido permiten suponer que la aplicacion del SICODESI en "Los Corrales" en el ciclo 1990-1999 fue correcta, y esta misma busqueda de un caso valido para esta investigacion ha dilucidado que estos resultados han ocurrido debido al uso multiple de recursos forestales, logrando un rendimiento sostenido de cada uno y del conjunto de ellos, junto con una disminucion importante de los impactos ambientales asi como de los siniestros naturales en el bosque.

El SICODESI cumplio una parte razonable de sus propositos tecnicos en proporcion al tiempo de aplicacion y las dificultades de la condicion inicial del bosque. Por lo tanto, es historico en el sentido de dejar una herencia significativa. La parte preocupante de esta herencia es que los hechos concretos en Corrales y en la Sierra Occidental de Jalisco parecen depender fuertemente de la honestidad, capacidad, laboriosidad y constancia de los profesionales forestales, que por decadas han estado actuando de manera consistente, responsable, apegada a norma, y con buenas relaciones con los productores y con las autoridades forestales, ambientales y autoridades locales. El que las fracturas logicas fatales en el SICODESI muchas nacieron de su intencion de gestion de recursos multiples para objetivos multiples y para sectores sociales multiples, que miran con diversa prioridad lo que esperan del bosque, parece anunciar la necesidad de iniciar en Mexico el manejo forestal tipo siglo XXI, como es descrito en Klemperer (1996).

El proceso cumplio un ciclo historico irreversible, improrrogable. Ya no es argumentable que haya falta de datos o de informacion cientifica respecto a la ecologia del bosque o sus cualidades cuantitativas. No es necesario hoy tener tablas normales de produccion, ni prescribir aclareos acorde a los dictados de modelos de densidad, crecimiento o muerte, y no es aceptable pronosticar renuevo de forma determinista e independientemente de la dinamica de la masa, su entorno, o las labores complementarias. No se necesita mas el bosque normal, ni el rendimiento sostenido, y tener certeza de obtener el maximo de cosecha tampoco es una meta razonable para los actuales silvicultores. En este entorno nuevo el SICODESI es insalvablemente insuficiente como tecnologia. Otro asunto circunstancial por el cual el SICODESI no ha sido plenamente vigente es que se perdieron las parcelas permanentes de donde se anticipaba construir el modelo de bosque normal para ese ciclo. Los medios de ubicacion de estas parcelas no estaban a la altura de confiabilidad de los medios de localizacion que hoy se usan. Las adecuaciones al SICODESI en el ejemplo estudiado someramente amplian conceptualmente, llenan detalles y reparametrizan especificaciones localmente, pero no detectan inconsistencias de trascendencia en el diseno teorico. La experiencia local con el SICODESI en Jalisco gradualmente cambio de un impulso inicial de parte del gobierno federal, a una progresiva autodeterminacion e independencia tecnologica, acentuada con el cambio de administracion sexenal, y culminada con la emision de la normatividad hoy vigente sobre servicios tecnicos como postulancia en mercado libre de servicios tecnicos forestales. En la medida que se aflojaban las conexiones con autoridades centrales, se reforzaba el apoyo, liderazgo y relaciones con autoridades estatales en materia forestal, ambiental, rural, industrial y economica. En este proceso el SICODESI fue una concepcion mas madura, estable y propiciatoria que las otras tecnologias concurrentemente disponibles estatalmente.

Hoy el escenario hace no viable al SICODESI, debe desaparecer, pero gracias a las acciones y resultados del sistema en el terreno, el escenario del que se parte para el cambio es comodo. El metodo es un ejercicio bien llevado de planeacion y gestion, compatible y de comparable calidad con cualquier esquema administrativo aceptado generalizadamente para la conduccion de empresas de cualquier giro: asigna y usa eficazmente los factores de la produccion para los fines y metas del propietario y de los empresarios, previo cumplimiento de las obligaciones normativas, ambientales y de etica que se han asumido. En los aspectos socioeconomicos de interes a SICODESI no se incluyen todos los parametros imaginables, solo el del ingreso y el empleo, en donde se percibe que los empleados forestales si obtuvieron un ingreso constante y elevo su calidad de vida al no optar por emigrar a los Estados Unidos de Norteamerica.

CONCLUSIONES

A pesar del fracaso al no lograr sus propositos de politica forestal de entregar al productor medios para que se ponga a la cabeza de la toma de decisiones forestales y participe directamente en la gestion y hasta en el trabajo de campo en su propio predio, sin haber logrado sus objetivos silvicolas y de manejo, y habiendo fallado en sus fundamentos teoricos y cientificos, la experiencia del SICODESI todavia hoy es vista por la autoridad como una metodologia viable. A raiz de esta investigacion ya no es conveniente su aplicacion aunque se ejecuto cabalmente, al menos en el predio Corrales, caso estudiado en esta investigacion. Ademas se ha reproducido, utilizandose en la mayoria de aprovechamientos de la region Sierra Occidental, y del estado de Jalisco, ademas de haber iniciado el segundo ciclo en varios de ellos.

Esta viabilidad del SICODESI seguramente es indicativa de que genera los beneficios suficientes para las expectativas del productor, de la autoridad forestal y del publico, al margen de las diferencias de opinion tecnica entre el gremio de los forestales profesionales que lo aplican con los que lo critican. El SICODESI, entonces, fue un buen metodo debido a razones no todas sustentadas en el diseno, sino en la etica y profesionalismo de los dasonomos que lo han usado, la mentalidad independiente de los silvicultores e industriales, que ya antes del SICODESI habian dado muestras de que poseen bosque porque es su deseo poseer bosque y cultivarlo, incluso al grado de estar dispuestos a hacer lo necesario para recuperar los inventarios y productividad biologica de predios que han sido objeto de siniestros para los cuales el SICODESI carece de elementos de gestion, Concientizar a estos productores de apreciar el bosque y sus valores es innecesario, y convencerlos de tomar capital de su bosque para invertirlo en integrar verticalmente cadenas de valor es algo que les perjudica y que no van a hacer cuando ya tienen funcionando formas de organizacion para la produccion que permiten viabilidad en el contexto tan limitado que la normatividad agraria les permite.

Recibido: 13 de septiembre de 2013. Aceptado: 20 de noviembre de 2013.

Agradecimientos

Al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnologia; al Postgrado de Botanica del Campus Montecillo del Colegio de Postgraduados; al Programa de Ingenieria Agroforestal de la Facultad de Ingenieria Agroforestal de la Benemerita Universidad Autonoma de Puebla

LITERATURA CITADA

Aguilera, M., P. Alajarvi, H. Granholm, J. Iturbe, A. Mutikainen, P. Muuttomaa y J. Sarkeala. 1987. Sistema de la planificacion forestal a nivel predial, presentacion preliminar. Programa de Cooperacion Cientifica y Tecnica en el Sector Forestal entre Mexico y Finlandia, Suproyecto 2. Planeacion de Manejo Forestal. Departamento de Dasometria y Manejo Forestal, Universidad de Helsinki. Helsinki, 81 p.

Alajarvi, P., A. Mutikainen, E. Nikinmaa, J. Sarkeala y T. Tuomasjukka. 1991. Guia para el uso del Sistema de Conservacion y Desarrollo Silvicola. Programa de Cooperacion Cientifica y Tecnica en el Sector Forestal entre Mexico y Finlandia, Suproyecto 2. Planeacion de Manejo Forestal. Departamento de Dasometria y Manejo Forestal, Universidad de Helsinki. Helsinki, 2 vols.

Avery, T.E. y H.E. Burkhart. 2002. Forest Measurements. Five edition. McGraw-Hill. USA. 408 p.

Buenrostro, G., J. L. 2002. Respuesta de la regeneracion natural a intervenciones de arboles padres en el estado de Jalisco. Universidad Autonoma Chapingo. Chapingo. 38 p.

Castanos, M,, L. J. 2011. El desarrollo forestal. Memoria del Seminario Internacional sobre la evaluacion de politicas publicas. Comision Nacional Forestal. Consultada el dia 06 de agosto de 2013. En: http://www.conafor.gob.mx:8080/documentos/docs/7/2552Memoria%20del%20Seminario%20Intemacional%20Evaluaci%c3%b3n%20de%20 Pol% c3%adticas%20P%c3%bablicas.pdf

Del Angel Mobarak, G. A. 2012. El medio forestal de Mexico. In: La Comision Nacional Forestal en la historia y el futuro de la politica forestal de Mexico. CIDE. Mexico. 346 p.

Fajardo, Aceves, J. J. 1990. Plan de Manejo Forestal Integral Forestal del conjunto de predios denominado "Los Corrales Fracciones I, II, III, IV y San Jeronimo Fracciones I y II", municipio de Mascota, Jalisco. Mexico. Secretaria de Agricultura y Recursos Hidraulicos. Subsecretaria Forestal. Subdelegacion Forestal en el Estado de Jalisco. Unidad de Administracion Forestal "Mascota", S.C. 388 p.

Fajardo, Aceves, J. J. 2000. Programa de Manejo Forestal Maderable Persistente Para el conjunto predial denominado "Los Corrales Fracciones I, II, III, IV y San Jeronimo Fracciones I y II", del municipio de Mascota, Jalisco. Mexico. 294 p.

FAO. 2009. Programa Estrategico Forestal para Mexico 2025 (PEF 2025). Comision Nacional Forestal. Segunda revision. Consultada el dia 17 de agosto de 2013. En: http://www.conafor.gob.mx/portal/index.php/acercade- conafor/programa-estrategico-forestal-2025.

Fiprodefo. 2007. Inventario y monitoreo de los recursos naturales del estado de Jalisco, Reporte 2006. Fideicomiso para la Administracion del Programa de Desarrollo Forestal (Fiprodefo), Secretaria de Desarrollo Rural, Gobierno de Jalisco. Guadalajara, Jal. 6p 16 CD. Boletin Estadistico del Sector Rural del Estado de Jalisco Num. 3. Comite Estatal de Informacion Estadistica y Geografica para el Desarrollo Rural Sustentable (Ceiegdrus) 2(1): 21-23

Gadow, Klaus von, Timo Pukkala, Margarida Tome (eds.) 2001. Sustainable Forest Management. Kluwer Academic Publishers. Holanda. 356 p.

Hernandez-Diaz, J. C., J. J. Corral-Rivas, A. Quinones-Chavez, J. R. Bacon-Sobbey y B. Vargas-Larreta. 2008. Evaluacion del manejo forestal regular e irregular en bosques de la Sierra Madre Occidental. Madera y Bosques 14(3), 2008:25-41. Mexico. En: http://coepo.jalisco.gob.mx.

INEGI. 2013. Productos y servicios. Cartas topograficas. Aguascalientes, Mexico. Consultado el 08 de agosto de 2013. En: http://www.inegi.org.mx/geo/contenidos/topografia/carta250000.aspx.

Klemperer, W. D. 1996. Forest resource economics and finance: Economics of forestland use and even-aged rotations. Mc Graw-Hill. New York. 551 p.

Likens, G. E. y F. Herbert Bormann. 1995. Biogeochemistry of a forested ecosystem. Springer-Verlag 2nd. ed. New York, 159 p.

Menzies, N. 1995. Forest and land management in Imperial China. St. Martin's Press, Londres.

Moreno-Sanchez, R. y J. M. Torres-Rojo. 2010. Decision support systems for forest management in Mexico: Their characteristics and context for their creation and evolution. In: Decision support systems in agriculture, food, and the environment, trends and advances (B. Manos, K. Paparrizos, N. Matsatsinis and J. Papathanasiou, eds.). Information Science Reference. Hershey, New York.

Musalem, L., F. J. 2007. Panorama general del manejo forestal en Mexico. In: Talleres regionales. Aspectos tecnicos del manejo forestal sustentable. Secretaria de Ecologia, Medio Ambiente y Recursos Naturales (R. Rios ed.), Semarnat, 24 al 26 de octubre. Morelia, Michoacan, Mexico, CD.

Naslund, M. 1937. Skogsforsksanstaltens gallringsforsok i tall-skog. Primarearbetning. Meddelanden fran Statens Skogsforsoksanstalt. 29 (1937), 121 pp.

Oliver, C.D. y B.C. Larson. 1990. Forest stand dynamics. McGraw-Hill, Colina Inc. New York. 469 p.

Reich, Robin M.; Aguirre-Bravo, Celedonio; Mendoza, Martin A. 2007. An innovative approach to inventory and monitoring of natural resources in the Mexican State of Jalisco. Environmental Monitoring Assessment. Springer Verlag DOI 10.1007/s10661-007-0086-4, New York.14 p.

Rietbergen, S. 2001. The history and impact of forest management. En: J. Evans (Ed.). The forest handbook. Vol. 2. Applying forest science for sustainable management. Blackwell, Oxford, Inglaterra. pp. 1-24.

Rivero, B. D. P. y B. E. M. Zepeda. 1993. Principios basicos de regulacion forestal. Serie de apoyo academico Num. 42. Chapingo. 262 p.

Rosales, S., P. H., M. A. Olayo, J. A. Morales, R. Alvarez, I. Martinez y S. Castro. 1982. El Metodo de Desarrollo Silvicola: una alternativa en la silvicultura y ordenacion en bosques. Tesis de Licenciatura. U.A.CH.Departamento de Bosques. Chapingo. 406 p.

SARH. 1984. Normas minimas de calidad para la formulacion de estudios dasonomicos en bosques. Direccion General de Aprovechamientos Forestales, Subsecretaria Forestal, Secretaria de Agricultura y Recursos Hidraulicos, Mexico, 8 vols.

SARH. 1992. Anexos de la guia del sistema de conservacion y desarrollo silvicola (Sicodesi). Acuerdo de cooperacion en materia forestal Mexico-Finlandia. Mexico, 269 pp.

SARH. 1993. Guia tecnica para la aplicacion del Sistema de Conservacion y Desarrollo Silvicola (Sicodesi). Acuerdo de cooperacion en materia forestal Mexico-Finlandia. Mexico. 178 pp.

SEMARNAT. 2007. Talleres regionales. Aspectos tecnicos del manejo forestal sustentable. Secretaria de Ecologia, Medio Ambiente y Recursos Naturales (R. Rios ed.), 24 al 26 de octubre. Morelia, Michoacan, Mexico. CD.

Servicios Profesionales Forestales Mascota, S.C. 2006. Estudio para el establecimiento de la unidad de manejo forestal "Mascota". Conafor-Silvicultores Unidos de la Sierra Occidental de Jalisco, A.C. Inedito. Consultado el 18 de agosto de 2013. En: http://www.conafor.gob.mx:8080/documentosdocs/9/3239Estudio%20Regional %20Forestal%201410.pdf.

Torres R., J. M., M. Acosta M. y Magana O. S. 1992. Metodos para estimar los parametros de la funcion Weibull y su potencial para ser predichos a traves de atributos de rodal. Agrociencia Serie Recursos Naturales Renovables 2(2): 57-76.

Torres, I., S. Perez, F. Robredo y C. Belda. 2012. Is De Liocourt's distribution stable?. Instituto Nacional de Investigacion y Tecnologia Agraria y Alimentaria (INIA). Forest Science 58(1): 34-46.

Torres, R. J. M. y O. S. T. Magana. 2001. Evaluacion de plantaciones forestales. Editorial. Limusa. Mexico. 472 pp.

Veruette, Fuentes, Jesus. 2001. La economia mexicana y la politica publica forestal (1880-1994). Tesis doctoral. Colegio de Postgraduados. Mexico. 353 pp.

Francisco Dominguez-Hernandez [1]; Martin Alfonso Mendoza-Briseno [2] y Lauro Lopez-Mata [3]

[1] Postgrado de Botanica. Campus Montecillo, Colegio de Postgraduados. Ingenieria Agroforestal. Facultad de Ingenieria Agrohidraulica. BUAP. Avenida Universidad s/n, Barrio Benito Juarez, Tetela de Ocampo, Puebla, Mexico. Codigo Postal 73640. Correo: forestal_umar@hotmail.com; 2 Profesor-Investigador. Campus Veracruz. Colegio de Postgraduados y 3Profesor-Investigador. Postgrado de Botanica. Campus Montecillo. Colegio de Postgraduados.
Cuadro 1. Distribucion de coberturas y usos del suelo en el
conjunto predial Los Corrales, Mascota, Jalisco, Mexico.

LOS CORRALES           2000

Cobertura         ha        %

Arbolada          431.67    28.6
Renuevo           14.2      0.9
Riberas           11.66     0.8
No aprovechable   866.87    57.4
Pasto             58.39     3.9
Erosion           93.93     6.2
Agricola          34.81     2.3
TOTAL             1511.53   100.0
COPYRIGHT 2013 Universidad Autonoma Indigena de Mexico
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2013 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Dominguez-Hernandez, Francisco; Alfonso Mendoza-Briseno, Martin; Lopez-Mata, Lauro
Publication:Juyyaania
Article Type:Report
Date:Jul 1, 2013
Words:10069
Previous Article:Potencial endofitico de diferentes aislados de Beauveria bassiana en plantas de tomate (Lycopersicon esculentum Mill.).
Next Article:Impacto de la fertilizacion nutricional en la calidad de la nuez pecanera.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters