Printer Friendly

Sindrome de insuficiencia limbal.

Limbal Deficiency Syndrome

INTRODUCCION

La cornea es un tejido con caracteristicas muy particulares que le permiten al ojo cumplir su funcion fundamental. Organicamente consiste en una lente concavo-convexa con una cara anterior cubierta con una pelicula lagrimal mas una cara posterior banada por el humor acuoso (1). Estructuralmente es una membrana regular y uniforme formada por un conjunto ordenado de fibras de colageno de estrecho diametro y sin vasos sanguineos, lo cual le confiere transparencia. En cuanto a las lagrimas y el humor acuosos, sus funciones son vitales al encargarse de mantener sus requerimientos fisiologicos de hidratacion, lubricacion, intercambio y proteccion. Debido a su morfologia la cornea tiene una gran capacidad refractiva, actuando como un lente convergente con un poder de refraccion en su cara anterior de aproximadamente 48,8 dioptrias y de 5,8 dioptrias en su superficie posterior (2).

La cornea esta cubierta por un epitelio estratificado no queratinizado que representa el 10% de su grosor, el cual contiene cinco capas en su region central y cerca de diez en la zona periferica, formando una barrera eficaz contra la entrada de patogenos y protegiendo de los factores fisicos externos. Las celulas del epitelio son constantemente renovadas por proliferacion de las celulas madre limbales (CML por sus siglas en espanol) localizadas en la region basal del epitelio. Las celulas mas superficiales del epitelio mueren por apoptosis, se descaman periodicamente y tienen un promedio de vida de 3 a 7 dias, no estando aun claros los mecanismos moleculares de su regulacion (3, 4). Las evidencias acumuladas indican que su funcion esta determinada por el microambiente que las rodea, el denominado "nicho limbal" (5-7).

Cuando las CML son lesionadas y destruidas o el nicho limbal es disfuncional, puede surgir un estado patologico conocido como "sindrome de insuficiencia limbal", el cual puede ser definido como "la incapacidad de las celulas CML de mantener la integridad del epitelio de la cornea". Con esta revision se aporta informacion sobre la histologia y fisiologia del epitelio de la cornea tanto en condicion normal como patologica, discutiendose adicionalmente la utilizacion de las nuevas tecnicas de Ingenieria de Tejidos como medio terapeutico avanzado y efectivo para el tratamiento del paciente con el sindrome limbal.

I. EPITELIO DE LA CORNEA Y SINDROME LIMBAL

Estructura del epitelio de la superficie ocular

La superficie ocular esta compuesto por tres epitelios distintos que se originan de la superficie ectodermica y tienen en comun ser estratificados, escamosos y no queratinizados. Ellos difieren en cuanto a otras caracteristicas particulares que estan determinadas por su ubicacion y sus funciones especificas, Esos tres epitelios son:

1) El epitelio de la conjuntiva. Es un epitelio estratificado escamoso no queratinizado y bien vascularizado que contiene celulas caliciformes secretoras de mucina, la cual contribuyen a mantener la capa lagrimal de la superficie ocular. Sus celulas madre o CM -que en ingles son las denominadas stem cell o SC- tienden a localizarse tanto en las areas de mayor grosor como en las zonas de mayor pigmentacion de este epitelio. Se ha encontrado que las celulas progenitoras del epitelio conjuntival son bi-potenciales, siendo precursoras tanto de celulas caliciformes como no caliciformes (8). En cuanto a la diferenciacion de las celulas caliciformes, ellas parecen requerir de un medio ambiente constituido por un estroma mas especifico, como se demostro con estudios de celulas epiteliales conjuntivales sobre membrana amniotica (9). La diferencia entre los fenotipos epiteliales corneales y conjuntivos se basa en la expresion de diferentes queratinas --mucinas--, siendo las citoqueratinas CK4 y CK13 las que se expresan en el epitelio conjuntival (10).

2) El epitelio del limbo. Este epitelio esta en la zona de transicion entre el epitelio de la cornea y el epitelio de la conjuntivo, siendo morfologicamente diferente a ambos. Se diferencia del corneal por poseer melanocitos y celulas de Langerhans, que son dendriticas presentadoras de antigenos; en cuanto al conjuntival, carece de sus celulas caliciformes. Las celulas basales del limbo se disponen en una monocapa de celulas cilindricas sobre la membrana basal a la que se une por medio de hemidesmosomas que se fijan a las fibras de anclaje de dicha membrana, compuesta por colageno tipo VII que penetra en la estructura del estroma uniendose a placas compuestas por colageno tipo IV y VII. Las celulas de este epitelio son mitoticamente activas y sus nucleos se disponen perpendicularmente a la superficie, siendo ricas en filamentos de actina que desempenan un papel muy importante en la migracion celular. El epitelio limbal se encuentra sobre un estroma altamente vascularizado, cuyos vasos forman parte de las empalizadas de Vogt, lo que permite un contacto estrecho entre vasos sanguineos y epitelio, aportando altos niveles de nutrientes y oxigeno (11, 12).

La sustitucion de las celulas de la cornea que mueren por apoptosis, manifestando un mecanismo de autorenovacion semejante al que ocurre en la epidermis, el epitelio intestinal y en el mecanismo de la hematopoyesis (13, 14). En todos estos tejidos las celulas estan jerarquizadas en tres niveles: a) holoclones, las celulas CM, que se encuentran localizadas en el limbo; b) paraclones, celulas amplificadoras transitorias (CAT), terminalmente diferenciadas; c) meroclones, consideradas "paraclones jovenes" por su mayor capacidad proliferativa (15). Asi como se ha demostrado la existencia de los holoclones en el limbo corneal, tambien se ha demostrado la gran mayoria de celulas CAT en el epitelio corneal, estando dada su importancia por tener la capacidad de constituir un tejido que se auto-renueva constantemente, lo cual es esencial, indicando su propio nombre que "amplifican cada division de las primeras". De esta forma se reduce el numero de divisiones de los holoclones, lo que significa que las celulas CM conservan su carga genetica y se reduce la acumulacion de mutaciones (16). Independientes de su localizacion, las CM presentan una serie de caracteristicas fundamentales: una vida larga; un potencial ilimitado para dividirse; un ciclo lento de division; poca o nula diferenciacion, y estar convenientemente ubicadas en sitios protegidos que aseguran su funcion y viabilidad (17).

3) El epitelio de la cornea. Este epitelio utiliza como estrategia para expandir su poblacion celular el reclutamiento de las celulas CM, lo cual hace posible que se produzcan mas celulas de transito amplificadas (CTA), haciendo que aumente su tasa y eficacia de la replicacion (18). Las CML se encuentran en la capa basal del epitelio limbal mientras que las CAT se encuentran en la capa basal de todo el epitelio corneal, creando un movimiento celular centripeto que es el responsable de la regeneracion del epitelio corneal central (17). Conforme las celulas se van moviendo de esa forma tambien van desarrollando caracteristicas de celulas CAT y adquiriendo marcadores de novo, como las citoqueratinas 3 y 12, correspondientes al fenotipo diferenciado (19). La capa basal del epitelio limbal contiene tanto celulas CM como celulas CAT; mientras que el epitelio corneal esta constituido por una jerarquia de las celulas CTA, localizadas en la periferia con capacidad de multiplicarse varias veces, mientras que las localizadas en la cornea central presentan una capacidad de division muy limitada, constituyendo colonias terminales (18). Por otra parte, las celulas limbocorneales no se encuentra en igual proporcion alrededor de la superficie esclero-corneal, encontrandose su mayor proporcion en la superficie superior e inferior en comparacion a la region temporal y nasal (20).

Importancia del microambiente del estroma

Los estudios han puesto de relieve el papel fundamental del microambiente del estroma o nicho limbal en el mantenimiento y la homeostasis tanto del limbo como del epitelio de la cornea (21). Si bien las caracteristicas especificas del nicho no han sido completamente caracterizadas, este debe incluir los factores celulares y extracelulares (22), esto queda demostrado por los fibroblastos del estroma, los cuales son componentes fundamentales debido a su interaccion intima con el epitelio a traves de la produccion de citoquinas y factores de crecimiento (21, 23-25). Tambien es evidente que algunos de los factores que proceden de la sangre tambien ayudan a mantener las celulas en estado indiferenciado, tal como ocurre con las pequenas proyecciones del epitelio limbal, llamadas empalizadas de Vogt (1, 26).

Las citoquinas se expresan de diferentes maneras tanto en el limbo como en la cornea central, estando clasificadas en tres grupos: a) citoquinas tipo I, como la interleuquina IL-1[beta] producida por las celulas epiteliales corneales, la cual estimula la produccion de las citoquinas III en los fibroblastos del limbo y la cornea; b) citoquinas tipo II como la TGF-1[beta] producidas por las celulas en proceso de epitelizacion, que inhibe la produccion de citoquina tipo III por los fibroblastos del limbo y la cornea; c) citoquinas tipo III, como el factor de crecimiento de queratinocitos (keratinocyte growth factor o KGF, por sus siglas en ingles) producido por los fibroblastos del limbo y el factor de crecimiento de los hepatocitos (hepatocyte growth factor o HGF, por sus siglas en ingles), producido por los fibroblastos de la cornea; ambos controlan sinergisticamente la cicatrizacion de las heridas corneales (27-30).

Como fue mencionado, la preservacion de las celulas CML dependen de la condiciones del medio interno y externo, por lo que su regeneracion requiere condiciones especificas que solo se encuentren en el nicho donde estan localizadas estas celulas (31). Fuera de estas condiciones ellas proliferan desarrollando una expresion gradual de diferentes marcadores celulares, por lo que durante la diferenciacion se van expresando nuevos genes a la vez que se suprimen otros previamente expresados. Los estados intermedios presentan gran capacidad proliferativa, pero despues de un numero de replicaciones esta capacidad va disminuyendo hasta alcanzar la diferenciacion terminal (32).

Marcadores histologicos de las celulas madre de la cornea

Aunque se han propuesto numerosas moleculas como marcadores histologicos de las celulas CML, su importancia real en su identificacion sigue siendo controversial (5), por lo que un reto importante es encontrar un marcador seguro y especifico que las diferencie de los otros tipos celulares. En la actualidad los marcadores mas satisfactorios que se pueden usar son aquellas especies moleculares que presentan una mayor expresion en las celulas basales, como lo son p63 y ABCG2 (ATP-Binding Cassette G2). Tambien se han propuesto otros posibles marcadores como lo son K19, la vimentina, el KGF-R y la alfa enolasa, casi todos ellos marcadores de celulas indiferenciadas. El marcador p63 es un factor de transcripcion que pertenece a la familia de la p53 y p73 (33,34). Existen seis isoformas de p63, y la transcripcion de diferentes promotores genera dos moleculas diferentes de ARNs mensajero: TAp63 y [incremento de Np63]. El empalme alternativo de cada transcripto produce las isoformas [alfa], [beta], [gamma] respectivamente (35, 36).

Los queratinocitos oculares pueden contener todas las isoformas [incremento de N], siendo [incremento de ANp63[alfa]] la mas abundante, presente en los holoclones del limbo, pero no en la cornea central (37). Por otra parte se revelo que [DELTA]ANp63[alfa] y la integrina 1[beta] son marcadores que representan la misma poblacion celular dentro de la epidermis humana. Se podria pensar que [DELTA]ANp63[alfa] controlaria la expresion de la integrina 1[beta], la cual a su vez podria regular senales ejercidas desde la matriz extracelular hacia la cascada de transcripcional de p63. Por otra parte, un miembro de la familia de las integrinas, la subunidad 3a, esta bajo control transcripcional de las isoformas de [DELTA]ANp63[alfa], lo cual provee una base molecular a la hipotesis de que la familia p63 es esencial para el control del destino de las celulas CM por las interacciones entre la epidermis y el mesenquima (38).

En cultivos autologos de celulas epiteliales limbales se encontro una marcada expresion de las citoqueratinas 14 y 19, mas expresion elevada de p63, asociada a bajos niveles de expresion de citoqueratina 3. Estos bajos niveles de expresion confirman la baja diferenciacion de este epitelio limbal, mientras que existe una co-expresion de las citoqueratinas 14, 19 y p63; lo que se asocia a un gran potencial proliferativo de las celulas epiteliales limbales (39-42). Tambien se ha demostrado como la proteina transportadora ABCG2 se encuentra en la membrana celular y en el citoplasma de la mayoria de las celulas basales del epitelio limbal, pero no en las celulas epiteliales corneales. Se le considera un marcador de superficie util en la identificacion y aislamiento de las celulas CML, aunque su funcion especifica es aun desconocida. Hay hipotesis que hacen referencia al papel fisiologico de ABCG2 en la proteccion de las celulas CM en la excrecion de sustancias genotoxicas (5, 43, 44). En la presente revision es importante senalar que se ha observado como ciertos marcadores no se expresan o lo hacen minimamente en el epitelio basal limbar, siendo ellos la conexina 43, las citoqueratinas 3 y 12, la nestina, la caderina E y la involucrina. Algunos de estos marcadores son especificos del epitelio corneal diferenciado (1, 45).

Es importante senalar algunas propiedades y caracteristicas significativas de las CM, tales como: a) ser originadas en el ectodermo neural, lo cual se constata in vitro al haberse demostrado mediante reacciones inmuno-histoquimicas la presencia de receptores a neurotransmisores tales como gaba, dopamina o serotonina, hecho que determina las propiedades neurologicas de origen (46-48); b) en condiciones normales, la invasion corneal por parte del epitelio conjuntival vecino es impedida por las celulas limbares; c) la conjuntivalizacion corneal produce una tincion anomala con fluoresceina, la cual es tardia debido a que el epitelio conjuntival deja pasar la fluoresceina a diferencia del epitelio corneal; d) al danarse las celulas limbales, el epitelio conjuntival migra sobre el estroma corneal, produciendo la conjuntivalizacion, que se acompana de vascularizacion corneal (1).

Patologias de la cornea y deficiencias de las celulas madre limbales

Hay algunas patologias de la cornea cuya naturaleza se asocia con las deficiencias de las CML (49). Tales deficiencias se deben a los siguientes fenomenos:

1. Por aplasia, que es la perdida total de las CML debida a una destruccion primaria:

-- traumaticas, por dano quimico, dano termico o inducido por lentes de contacto.

-- iatrogenicas, producidas por cirugias limbales multiples o por medicamentos topicos utilizados a largo plazo (toxicidad)

-- autoinmunes, producidas por el sindrome de Stevens-Johnson; por penfigoide ocular cicatricial o por querato-conjuntivitis atopica.

2. Por hipofuncion, que es la perdida gradual de la funcion de las CML debido a soporte estromal insuficiente, que puede ser debida a:

-- hipofuncion congenita, como lo es la aniridia, la displasia ectodermica, el sindrome de queratitis-ictiosis-sordera y la queratitits asociada con deficiencias endocrinas multiples.

-- hipofuncion neural o isquemicas, la queratopatia neutrofica

-- hipofuncion inflamatorias e infecciosas, producidas por limbitis cronica o queratitis ulcerativa corneal periferica.

-- hipofuncion de otros tipos, como los producidos por el pterigion y pseudo pterigion idiopatico.

II. TRATAMIENTO DE LA INSUFICIENCIA LIMBAL

Manejo de la insuficiencia limbal

En el tratamiento de la insuficiencia limbal se han utilizado, como soporte, los lubricantes topicos, los lentes de contacto terapeuticos y la tarsorrafia (50); de desarrollarse opacidad corneal grave se recurria a la queratoplastia lamelar o penetrante (51). Ya que el sindrome de insuficiencia limbal esta relacionado con la deficiencia de las CML o una disfuncion de estas por las alteraciones del microambiente que las rodea, el tratamiento debe ir encaminado a repoblar el limbo y preservar la integridad esclero-corneal, siendo por tanto su objeto mantener los procesos de reparacion epitelial tanto en situaciones fisiologicas como patologicas. Asi, cuando la integridad del limbo se encuentre comprometida, es de suma importancia asegurar su reconstruccion anatomica y funcional con el objeto de mantener una poblacion suficiente de las CML para poder asegurar la regeneracion epitelial corneal (52, 53). A continuacion hablaremos sobre los principales recursos y tratamientos que se han utilizado hasta el presente para tratar de resolver la insuficiencia limbal.

Lagrimas artificiales. Estas no tiene ningun efecto sobre la actividad de las celulas CM, sin embargo suele mejorar sintomaticamente las molestias derivadas de la sequedad ocular que acompana a estos procesos (54).

Suero autologo. Por sus numerosos factores activos, tales como el factor de crecimiento epitelial, la fibronectina, la vitamina A, el factor transformador de crecimiento de fibroblastos, las antiproteasas, las anticolagenasas, etc., el suero autologo contribuye a mejorar el microambiente, y facilita los distintos mecanismos implicados en la renovacion y mantenimiento celular del epitelio (55).

Trasplante con membrana amniotica. Las membranas fetales han sido uno de los elementos biologicos mas antiguos que se han utilizado en el tratamiento de diversas patologias que requieren regeneracion tanto cutanea como mucosa. Entre ellas destaca la membrana amniotica, constituida por un epitelio formado por una monocapa de celulas con su membrana basal y una matriz estromal (56). Presenta propiedades tanto mecanicas como biologicas de importancia fundamental para la reconstruccion tisular, ya que su epitelio produce factores de crecimiento, lo cual le da un gran valor terapeutico. Particularmente la membrana basal es muy similar en su composicion a la membrana basal de la cornea, actua como buen sustrato y favorece la migracion y adhesion de las celulas epiteliales. Adicionalmente, facilita la proliferacion de las celulas progenitoras del epitelio corneal y promueve la diferenciacion celular. La matriz estromal reduce la formacion de tejido de granulacion y cicatrizacion, ademas de favorecer la supresion del factor de crecimiento transformante, disminuye la noevascularizacion y la inflamacion, la cual produce retrasos en la epitelizacion (57, 58). Asi, cuando es usada para el tratamiento de la cornea, la membrana amniotica mejora significativamente el medio ambiente de la matriz extracelular de las celulas epiteliales limbales, siendo muy util para el tratamiento de pacientes con insuficiencia limbal parcial, ya que sus distintos factores favorecen el desarrollo y expansion de las CML. Sin embargo, se ha podido demostrar que en el caso de pacientes que presentan aniridia, el tratamiento con la membrana amniotica solo ofrece resultados transitorios (59, 60). Asimismo; ya se ha demostrado que para mejorar las probabilidades de exito, al usar implantes con la membrana amniotica, es necesario eliminar sus celulas para trabajar solo con la matriz de soporte, ya que ellas pueden causar rechazo inmunologico, por lo que resulta muy conveniente eliminarlas (61-63).

Trasplante de tejido limbal. Este trasplante esta indicado en aquellos casos en los que existe una conjuntivalizacion del epitelio corneal por no regenerarse un epitelio con las caracteristicas de la cornea (64). Ha sido demostrado que la regeneracion epitelial inducida por el procedimiento de trasplante limbico mejora los procesos de reparacion estromal, facilitando la regresion de la opacidad, y por ello, una mejor recuperacion de la transparencia. Para practicar trasplante de limbo han sido consideradas las siguientes opciones:

1. Auto-trasplante desde un mismo ojo o del contra-lateral. Consiste en la transferencia de tejido limbal del ojo no lesionado, o menos lesionado, al mas severamente danado. Las lesiones provocadas por la toma de tejido curan rapidamente y no se observan cambios refractivos, inflamaciones cronicas, defectos epiteliales persistentes, ni neo-vascularizaciones corneales durante el postoperatorio. Previo al procedimiento siempre deberia descartarse patologia subclinicas que pudiera pasar inadvertida en el momento de la donacion y ser motivo de complicaciones futuras (65).

2. Trasplante de limbo alogenico. El trasplante de limbo alogenico solo se utiliza cuando el otro ojo del paciente no presenta un buen estado o cuando, por cualquier circunstancia no se considera prudente obtener tejido del ojo contra-lateral. El mismo se obtiene a traves de un donante, siendo ideal la donacion por parte de un familiar con compatibilidad de grupo sanguineo. Siempre sera deseable encontrar donantes menores de 50 anos, ya que asi se asegura una mayor cantidad de CM. Por otra parte, invariablemente, es necesario considerar, un tratamiento inmunosupresor sistemico (66). Trasplante con celulas madre. Al haberse desarrollado las tecnicas para la expansion in vitro de las celulas progenitoras del limbo, ellas se han podido utilizar adecuadamente y eficientemente para el tratamiento de los casos de insuficiencia limbica unilateral, por lo que hoy en dia el trasplante con CM es considerado la mejor alternativa terapeutica existente (67). En las investigaciones realizadas para el cultivo de las celulas del limbo con fines terapeuticos un aspecto critico ha sido encontrar un soporte para que las celulas puedan trasplantarse de forma adecuada y segura. Tal soporte es fundamental, ya que debe ser una matriz apropiada que asegure tanto el soporte como la preservacion de las propiedades de las CM. El ambiente creado debe ser optimo para el crecimiento, ya que se debe poder producir un numero de celulas activas suficiente a partir de la pequena muestra del tejido donante, lo cual permitira que tanto la caracterizacion como el mantenimiento de las propiedades de las celulas limbales cultivadas puedan usarse para cumplir con el objetivo de reconstruir adecuadamente la superficie ocular (68).

Para desarrollar una matriz de soporte mas eficiente se han realizado diversos estudios utilizando, entre otros, diversos tipos de geles, asi como fibronectina y colageno, pero los resultados obtenidos han sido limitados (69). Igualmente se han reportado el uso de soportes sinteticos realizados con polimeros, los cuales han causado fuertes procesos inflamatorios, y han presentado problemas para su degradacion (70). Una novedad en cuanto a una matriz de soporte, es la utilizacion de un lente de contacto sobre el cual se cultiva un fragmento de limbo para posteriormente colocarlo en la superficie ocular afectada. Este procedimiento, por los resultados alcanzados con los primeros ensayos que reportan la recuperacion visual de los pacientes tratados, deben ser confirmados y con el tiempo sera determinada su efectividad, que bien pudiera ser exitosa o no conveniente a largo plazo (71).

Sindrome limbal y matriz de fibrina. El exito de las tecnicas de ingenieria de tejidos reposan en crear las condiciones optimas in vitro para el mantenimiento y diferenciacion de las CM, donde destaca el papel que juega la matriz de soporte para su cultivo (72). Como ya se menciono, la membrana amniotica ha sido la mas utilizada como soporte para la expansion de las CML, pero ahora tambien se esta recurrido a la fibrina como matriz suplente de la matriz extracelular, la cual tiene las siguientes ventajas: (a) es un sistema natural que participa en la reparacion de heridas; (b) puede ser reabsorbida in vivo; (c) posee escasa antigenicidad, por lo que no desencadena rechazo inmunologico; (d) prolonga la supervivencia y capacidad de clonacion de las CM; (e) promueve la diferenciacion de las celulas epiteliales; (g) tiene propiedades antibacterianas; (h) inhibe la angiogenesis (73-76).

Se han publicado multiples trabajos sobre la utilizacion de la fibrina como soporte, destacando el trabajo pionero de Pellegrini y col. (77), quienes reportaron resultados exitosos de pacientes con patologia unilateral de la superficie ocular tratados con CM obtenidos de biopsias epiteliales oculares cultivadas sobre una matriz de fibrina. Posteriormente han aparecido un gran numero de publicaciones con trabajos donde se ha evaluado el efecto de diferentes variables con la finalidad de establecer las condiciones optimas y favorables para preservar la expresion del fenotipo en las CM, destacandose diferentes medios nutritivos de cultivo, metodos de disociacion, seleccion de ciertas regiones del limbo, crecimiento clonal, edad del donante etc. Ello ha llevado a optimizar la metodologia para la expansion y mantenimiento de las celulas indiferenciadas, bien sea para su aplicacion terapeutica inmediata o futura para conseguir la regeneracion del epitelio de la cornea. Hay trabajos en los cuales, ademas del soporte de fibrina, se han anadido a la matriz otros componentes, destacando el uso de las celulas 3T3 para que actuen como capa de alimentacion, bien conocidas como feeder layer o nurse cells. Tambien se han probado diferentes concentraciones de suero y factores de crecimiento, como los EGF, TGF[alfa] y KGF, los cuales promueven y estimulan el crecimiento clonal y mantienen el fenotipo de las CM durante todo el proceso de cultivo (68, 78-80).

Por otra parte, tambien se han realizado trasplantes de CML obtenidas a partir de las celulas multipotentes que se encuentran en la mucosa bucal de todas las personas, pudiendolo hacer, por tanto, de los pacientes con deficiencia limbica (81). Nishide y colaboradores obtuvieron resultados positivos con trasplante de celulas obtenidas de la mucosa bucal autologa en el caso de deficiencia limbica de ambos ojos, para lo cual no se hizo necesario aplicar un tratamiento con inmunosupresores (82). Pacientes con queratitis corneales fueron tratados con celulas de la mucosa bucal autologa y mostraron una re-epitelizacion y reduccion del proceso de la inflamacion en la zona ocular (83). Se compararon ademas, celulas del epitelio bucal con celulas epiteliales limbicas, las cuales morfologicamente expresaron marcadores similares tales como p63, ABCG2, la isoforma de p63 (Np63) y Muci na 1,4,16 (84). A pesar de las limitaciones existentes, como lo es no conocer definitivamente la presencia de un marcador especifico que caracterice a las celulas del limbo, asi como no conocer todavia, profundamente el funcionamiento y microambiente que rodea a las CML, esto no ha sido un impedimento para el desarrollo y aplicacion de esta tecnica.

CONCLUSION

La insuficiencia limbal, problema de salud de singular importancia, puede ser invalidante para el paciente que lo sufra, teniendo consecuencias personales, sociales y economicas notables. Esta revision pone de manifiesto la importancia de esta patologia por lo que se reviso y evaluo tanto la biologia de la cornea como la genesis, el manejo y los diferentes tratamientos que se ha utilizado para su solucion clinica. En la actualidad las tecnicas mas utilizadas para tratarla estan siendo sustituidas por los nuevos desarrollos realizados mediante la ingenieria de tejidos, los cuales tienen multiples ventajas, destacando la eliminacion de los riesgos de rechazo, disminucion del tiempo de tratamiento y reduccion de los costos. Es innegable que las celulas limbales en cultivo han hecho posible crear tecnicas cada vez mas perfeccionadas y seguras, por lo que consideramos que con ellas se podra controlar y curar eficientemente la insuficiencia limbal.

Recibido: 28-12-2011. Aceptado: 07-06-2012

REFERENCIAS

(1.) Daniels J, Dart J, Tuft S. Corneal stem cells in review. The Wound Healing Society 2001; 9:483-494.

(2.) Katz M. The human eye as an optical system. Tasman W, Jaeger E. editors. Duane's clinical ophthalmology, vol. 1, Philadelphia 1989, JB Lippincott Co.

(3.) Thoft R, Friend J. The X, Y, Z hypothesis of corneal epithelial maintenance. Invest Ophthalmol Vis Sci 1983; 24:1442-1443.

(4.) Lavker R, Dong G, Cheng S, Kudoh K, Cotsarelis G, Sun T. Relative proliferative rates of limbal and corneal epithelia. Implications of corneal epithelial migration, circadian rhythm, and suprabasally located DNA-synthesizing keratinocytes. Invest Ophthalmol Vis Sci 1991; 32: 1864-1875.

(5.) Schlotzer-Schrehardt U, Kruse F. Identification and characterization of limbal stem cells. Exp Eye Res 2005; 81:247-264.

(6.) Li W, Hayashida Y, Chen Y, Tseng S. Niche regulation of corneal epithelial stem cells at the limbus. Cell Res 2007; 17: 26-36.

(7.) Stepp M, Zieske J. The corneal epitelial stem cell niche. Ocul Surf 2005; 3:15-26.

(8.) Krenser K, Freddo T. Cytokeratin expresion in normal human bulbar conjuntiva obtained by impresion cytology. Invest Ophthalmol Vis Sci 1997; 38: 142-152.

(9.) Wei Z, Lin T, Sun T, Lavker R. Clonal analisis of the in vivo differentiation potencial of keratinocytes. Invest Ophthal mol Vis Sci 1997; 38:753-761.

(10.) Meller D, Dabul V, Tseng S. Expansion of conjunctival epithelial progenitor cells on amniotic membrane. Exp Eye Res 2002; 74: 537-545.

(11.) Gipson I. The epithelial basement membrane zone of the limbus. Eye 1989; 3: 132-140.

(12.) Lavker R, Tseng S, Sun T. Corneal epithelial stem cells at the limbos: looking at some old problems from a new angle. Exp Eye Res 2004; 78: 433-446.

(13.) Jackson K, Mi T, Goodell M. Hematopoietic potential of stem cell isolated from murine skeletal muscle. Proc Natl Acad Sci USA1999; 96: 14482-14486.

(14.) Zhang J, Niu C, Ye L, Huang H, He X, Tong WG, Ross J, Haug J, Johnson T, Feng JQ, Harris S, Wiedemann LM, Mishina Y, Li L. Identification of the haematopoietic stem cell niche and control niche size. Nature 2003; 425: 836-841.

(15.) Barrandon Y, Green H. Three clonal types of keratinocyte with different capacities for multiplication. Proc Natl Acad Sci USA 1987; 84: 2302-2306.

(16.) Pellegrini G, Ranno R, Stracuzzi G, Bondanza S, Guerra l, Zambruno G, Micali G, De Luca M. The control of epidermal stem cells (holoclones) in the treatment of massive full-thickness burns with autologous keratinocytes cultured on fibrin. Transplantation 1999; 68: 868-879.

(17.) Dua H, Azuara-Blanco A. Limbal stem cell of the corneal epithelium. Surv Ophthal mol 2000; 44: 415-425.

(18.) Lehrer M, Sun T, Lavker R. Strategies of epithelial repair: modulation of stem cell and transit amplifying cell proliferation. J Cell Sci 1998; 111: 2867-2875.

(19.) Schermer A, Galvan S, Sun T. Differentiation related expresion of a major 64K corneal keratin in vivo and in culture suggest limbal location of corneal epithelial stem cells. J Cell Biol 1986; 103: 49-62.

(20.) Boulton M, Albon J. Stem cell in the eye. Int J Biochem Biol 2004; 36: 643-657.

(21.) Notara M, Shortt A, Galatowicz C, Calder V, Daniels J. IL6 and the human limbal cell niche: a mediator of epitelial-stromal interaction. Stem Cell Res 2010; 5: 188-200.

(22.) Bishop A, Buterry L, Polak J. Embryonic stem cells. J Pathol 2002; 197: 424-429.

(23.) Omoto M, Miyashita H, Shimmura S, Higa K, Kawakita T, Yoshida S, McGrogan M, Shimazaki J, Tsubota K. The use of human mesenchymal stem cell derived feeder cells for the cultivation of transplantable epithelial sheets. Invest Ophthalmol Vis 2009; 50: 2109-2115.

(24.) Ainscough S, Linn M, Barnard Z, Schwab I, Harkin D. Effects of fibroblast origin and phenotype on the proliferative potential of limbal epithelial progenitor cells. Exp Eye Res 2011; 92: 10-19.

(25.) Schlozter- Schrehardt U, Dietrich T, Saito K, Sorokin L, Sasaki T, Paulsson M, Krusse F. Characterization of extracelular matrix components in the limbal epitelial stem cell compartment. Exp Eye Res 2007; 85: 845-860.

(26.) Dua H, Shanmuganathan V, Powel-Richards A, Tighe P. Joseph A. Limbal epitelial crypts: A novel anatomical structure and a putative limbal stem cell niche. Br J Ophthalmol 2005; 89: 529-532.

(27.) Li D, Tseng S. Three patterns of cytokine expression potentially involved in epithelial-fibroblast interactions of human ocular surface. J Cell Physiol 1995; 163: 61-79.

(28.) Li D, Tseng S. Differential regulation of keratinocyte growth factor and hepatocyte growth factor/ scatter factor by different cytokines in human corneal and limbal fibroblast. J Cell Physiol 1997; 172: 361-372.

(29.) Cheng C, Wang D, Kao M, Chen J. The growth promotig effect of KGF on limbal epitelial cells in mediated by up regulation of delta N p63 alpha through the p32 pathway. J Cell Sci 2009; 122: 4473-4480.

(30.) Yanai R, Yamada N, Kugimiya N, Inui M, Nishida T. Mitogenic and antiapoptotic effects of various growth factors on human corneal fibroblasts. Invest Ophthalmol Vis Sci 2002; 43: 2122-2126.

(31.) Ordonez P, Di Girolamo N. Limbal Epithelial Stem cell: Role of the niche Microenvironment. Stem Cells 2012; 30: 100-107.

(32.) Huang A, Tseng S. Corneal epithelial wound healing in the absence of limbal epithelium. Invest Ophthalmol Vis Sci 1991; 32: 96-105.

(33.) Pellegrini G, Dellambra E, Golisano O. p63 identifies keratinocyte Stem cells. Proc Natl Acad Sci USA2001, 98: 156-161.

(34.) Salehi-Had H, Alvarenga L, Isseroff R, Schwab I. Factors modulating p63 expression in cultured limbal epitelial cells. Cornea 2005; 24: 845-852.

(35.) Yang A, Kaghad M, Wang Y. p63 a p53 homolog at 3q27-29, encodes multiple products with transactivating death inducing and dominant-negative activities. Mol Cell 1998; 2: 305-316.

(36.) Di Iorio E, Barbaro V, Ferrari S. Q-FIHC: quantification of fluorescence immunohistochemistry to analyse p63 isoforms and cell cycle phases in human limbal stem cells. Microsc Res Tech 2006; 69: 983-991.

(37.) Di Iorio E, Barbaro V, Ruzza A, Ponzin D, Pellegrini G, De Luca M. Isoforms of Delta Np63 and the migration of ocular limbal cells in human corneal regeneration. Proc Natl Acad Sci USA2005; 102: 9523-952.

(38.) Schlotzer-Schrehardt U, Dietrich T, Saito K, Sorokin L, Sasaki T, Paulsson M. Characterization of extracellular matrix components in the limbal epithelial stem cell compartment. Exp Eye Res. 2007; 85:845-860.

(39.) Harbin D, Barnard Z, Gillies P, Ainscouugh S, Apel A. Analisis of p63 and cytokeratin expresion in a cultived timbal autograft used in the treatment of limbal cell deficiency. Br J Ophthalmol 2004; 88: 1154-1158.

(40.) Raeder S, Utheim T, Utheim O, Cai Y, Roald B, Lyberg T, Kjeldsen-Kragh J, Ramstad H, Messelt E, Nicolaissen B. Effect of limbal explant orientation on the histology, phenotype, ultrastructure and barrier function of cultured limbal epithelial cells. Acta Ophthalmol Scand 2007; 85:377-386.

(41.) Colabelli G, Gisoldi R, Pacobelli A, Villani C, Amato D, Pellegrini G. Evaluation of molecular markers in corneal regeneration by means of autologous cultures of limbal cells and keratoplasty. Cornea 2010; 29: 715-722.

(42.) Kawasaki S, Tanioka K, Yamasaki C Connon A, kinoshita S. Expression and tissue distribution of p63 isoforms in human ocular surface epithelia. Exp Eye Res 2006; 82: 293-299.

(43.) De Paiva C, Chen Z, Corrales R, Pflugfelder S, Li D. ABCG2 transporter identifies a population of clonogenic human limbal epithelial cells. Stem Cells 2005; 23: 63-73.

(44.) Kubota M, Shimmura S, Miyasshita H, Kawakita T, Tsubota K. The anti-oxidative role of ABCG2 in corneal epithetial cells. Invest Ophthalmol Vis Sci 2012; 51: 5617-5622.

(45.) Grueterich M, Espana E, Tseng S. Connexin 43 expression and proliferation of human limbal epithelium on intact and denuded amniotic membrane. Invest Ophthalmol Vis Sci 2002; 43: 63-71.

(46.) Seigel G, Sun W, Salvi R, Campell L, Sullivan S, Reidy J. Human corneal stem cell display functional neuronal properties. Mol Vis 2003; 9:159-163.

(47.) Touhami A, Grueterich M, Tseng S. The role of NGF signaling in human limbal epithelium expanded by amniotic membrane cultura. Invest Ophthalmol Vis Sci 2002; 43: 987-994.

(48.) Zhao X, Das A, Thoreson W, James J, Wattnem T, Rodriguez-Sierra. Adult corneal limbal epithelium: a model for studying neural potential of non-neural stem cells/progenitors. Dev Biol 2002; 250: 317-331.

(49.) Puangsricharem V, Tseng S. Cytologic evidence of corneal diseases with limbal stem cell deficiency. Ophthalmology 1996; 102: 1476-1485.

(50.) Yao YF, Zhang B, Zhou P, Jiang JK. Autologous limbal grafting combined with deep lamellar keratoplasty in unilateral eye with severe chemical or thermal burn at late stage. Ophthalmology. 2002; 109: 2011-2017.

(51.) Tiller A, Odenthal M, VerbraaK F, Gortzak-Moorstein N. The influence of keratoplasty on visual prognosis in aniridia: a historical review of one large family. Cornea 2003; 22: 105-110.

(52.) Tseng S. Concept and applications of limbal stem cells. Eye 1989; 3: 141-157.

(53.) Tseng S, Chen S, Shen Y, Chen W, Hu F. Critical appraisal of ex vivo expansion of human limbal epithelial stem cell. Curr Mol Med 2010; 10: 841-850.

(54.) Mackman G, Brighbill F, Optiz A. Corneal changes in aniridia. Am J Ophthalmol 1979; 87: 497-502.

(55.) Nobla A, Loh R, MacLennan S, Pesudova K, Reynols A, Bridges L, Burr J, Stewar O, Quereshi S. Comparison of autologous serum eye drop with conventional therapy in a randomised controlled crossover trial for ocular disease. Br J Ophthalmol 2004; 88: 647-652.

(56.) Niknejad H, Peirovi H, Jorjani M, Ahmadiani A, Ghanavi J, Seifalian AM. Properties of the amniotic membrane for potential use in tissue engineering. Eur Cell Mater 2008; 15: 88-99.

(57.) Tseng S, Espana E, Kawakita T. How does amniotic membrane work? The Ocular Surface 2004; 2: 177-187.

(58.) Giasson C, Bouchard C, Boisjoly H, Germain L. Amnios et problemes de surface oculaire. Med Sci (Paris) 2006; 22: 639-644.

(59.) Lopez Garcia J, Rivas L, Garcia Lozano I. Trasplante de membrana amniotica en el tratamiento de la insuficiencia limbal moderada de pacientes con aniridia congenita. Arch Soc Esp Oftalmol 2005; 80: 517-524.

(60.) Auw-Haedrich C, Agranai M, Gabber T, Meyer P, Arnold N, Reinhard T. Immunohistochemical expression of epithelial cell markers in corneas with congenital aniridia and ocular cicatrizing pemphigoid. Acta Ophthalmol 2011; 89: 47-53.

(61.) Shimazaki J, Aiba M, Goto E, Kato N, Shimmura S, Tsubota K. Transplantation of human limbal epithelium cultivated on amniotic membrane for the treatment of severe ocular surface disorders. Ophthalmology 2002; 109:1285-1290.

(62.) Kum Kim M, Jae Lim l, Joo Youn O, Mi Sun S, Kyeong Seon S, Won Ryang W. Efficient cultivation conditions for human limbal epithelial cells. J Korean Med Sci 2008; 23: 864-869.

(63.) Yang X, Moldovan N, Zhao Q, Mi S, Zhou Z Chen D. Reconstruction of damaged cornea by autologous transplantation of epidermal adult stem cells. Mol Vis 2008; 14: 1064-1074.

(64.) Kenyon K, Tseng S. Limbal autograft transplantation for ocular surface disorders. Ophthalmology 1989; 96: 709-723.

(65.) Dua H, Forrester J. The corneo-scleral limbus in human corneal epithelial wound healing. Am J Ophthalmol. 1990; 110: 646-656.

(66.) De Luca M, Pellegrini G, Green H. Regeneration of squamous epithelia from stem cells of cultured grafts. Regen Med 2006; 1: 45-57.

(67.) Sangwan V, Matalia H, Vemuganti G. Clinical outcome of autologous cultivated limbal epithelium transplantation. Indian J Ophthalmol. 2006; 54: 29-34.

(68.) Rama P, Matuska S, Paganoni G, Spinelli A, De Luca M, Pellegrini G. Limbal Stem -Cell therapy and long-term corneal regeneration. N Engl J Med 2010; 363:147-155.

(69.) He Y, Alizadeh H, Kinoshita K, McCulley J. Experimental transplantation of cultured human limbal and amniotic epithelial cells onto the corneal surface. Cornea 1999; 18: 570-579.

(70.) Di Girolamo N, Bosch M, Zamora K, Coroneo M, Wakefield D, Watson S. A contact lens-based technique for expansion and transplantation of autologous epitelial progenitors for ocular surface reconstruction. Transplantation 2009; 87: 1571-1578.

(71.) Arnalich-Montiel F, Pastor S, Blazquez-Martinez A, Fernandez-Delgado J, Nistal M, Alio J. Adipose-derived stem cells are a source for cell therapy of the corneal stroma. Stem Cells 2008; 26: 570-579.

(72.) Echevarria T, Di Girolamo N. Tissue regenerating vision-restoring corneal epithelial stem cells. Stem Cell Rev 2011; 2: 256-268.

(73.) Mee K, Jae L, Joo Y, Mi S, Kyeong S, Won R. Efficent cultivation conditions for human limbal epitelial cells. J Korean Med Sci 2008; 23: 864-869.

(74.) Yang X, Moldovan N, Zhao Q, Mi S, Zhou Z, Chen D. Reconstruction of damaged cornea by autologous transplatation of epidermal adult stem cells. Molecular Vision 2008; 14: 1064-1074.

(75.) Tsai R, Li L, Chen J. Reconstruction of damaged corneas by transplantation of autologous limbal epitelial cells. N Engl J Med 2000; 343: 86-93.

(76.) Tsai RJ, Tsai RY. ExVivo expansion of corneal stems cells on amniotic membrane and their outcome. Eye Contact Lens 2010, 36: 305-309.

(77.) Pellegrini G, Traverso C, Franzi A, Zingrian M, Cancedda R, De Luca M. Long-term restoration of damaged corneal surfaces with autologous cultivated corneal epithelium. Lancet 1977; 349: 990-993.

(78.) Rama P, Bonini S, Lambiase A, Golisano O, Paterna P, De Luca M, Pellegrini G. Autologous fibrin-cultured limbal stemm cells permanetly restore the corneal surface of patients with total limbal stem cell deficiency. Transplatation 2001; 72: 1478-1485.

(79.) Meyer-Blazejewska E, Kruse F, Bitterer K, Meyer C, Hofmann-Rummelt C, Wunsch P, Schlotzer-Schrebardt S. Preservation of the limbal stem cell phenotype by appropiate culture techniques. Invest Ophthalmol Vis Sci 2010; 51:765-774.

(80.) Nassiri N, Pandya H, Djalilian A. Limbal allograft transplantation using fibrin glue. Arch Ophthalmol 2011; 129: 218-222.

(81.) Nakamura T, Kinoshita S. Ocular surface reconstruction using cultivated mucosal epitelial stem cells. Cornea 2003; 22: 75-80.

(82.) Nishida K, Yamato M, Hayashida Y, Watanabe K, Yamamoto K, Edachi E. Corneal reconstruction with tissue-engineered cell sheets composed of autologous oral mucosal epithelium. N Engl J Med 2004; 351: 1187-1196.

(83.) Ma D, Kuo M, Tsay Y, Chen H, Chen X, Wang L, Li L, Hsiao C, Lin K. Transplantation of cultured oral mucosal epithelial cells for severe corneal burn. Eye 23; 2009: 1442-1450.

(84.) Krishnan S, Iyer G, KrishnaKumar S. Culture and characterization of limbal epithelial cells oral mucosal cells. Indian J Med Res 2010; 131: 422-428.

Francisco Arvelo [1,2], Felipe Sojo [1] y Carlos Cotte [2].

[1] Centro de Biociencias, Fundacion IDEA. Carretera Nacional Hoyo de la Puerta, Valle de Sartanejas, Baruta, Edo. Miranda, Venezuela.

[2] Laboratorio de Cultivo de Tejidos y Biologia de Tumores, Instituto de Biologia Experimental, Universidad Central de Venezuela. Caracas, Venezuela.

Autor de correspondencia: Francisco Arvelo. Centro de Biociencias, Fundacion IDEA. Carretera Nacional Hoyo de la Puerta, Valle de Sartanejas, Baruta, Edo. Miranda, Venezuela. Correo electronico: franarvelo@yahoo.com
COPYRIGHT 2012 Universidad del Zulia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2012 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

 
Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Arvelo, Francisco; Sojo, Felipe; Cotte, Carlos
Publication:Investigacion Clinica
Article Type:Perspectiva general de la enferm
Date:Jun 1, 2012
Words:7123
Previous Article:Efecto de la infeccion congenita por Trypanosoma cruzi sobre el desarrollo intrauterino y la respuesta inmune fetal-neonatal.
Next Article:Analisis de las eficiencias de amplificacion por PCR en tiempo real de tres regiones genomicas del virus dengue.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters