Printer Friendly

Silverstein, Stephen. The Merchant of Havana. The Jew in the Cuban Abolitionist Archive.

Silverstein, Stephen. The Merchant of Havana. The Jew in the Cuban Abolitionist Archive. Vanderbilt UP, 2016. 205 pp. ISBN: 978-0-8265-2109-5.

Desde el propio titulo, The Merchant of Havana (2016), Stephen Silverstein se hace eco de la obra shakespeariana, The Merchant of Venice--presumiblemente escrita entre 1594 y 1598--ya que este retrata tambien tanto la percepcion social del ya simbolico prestamista judio, Shylock, como de la judeofobia iniciada en Europa y trasladada a America en todas sus posibles variaciones, entre las que sobresale la vision cristiana que senala al judio como un sujeto moralmente degradado. Si The Merchant of Havana ya tiene el merito de investigar el lugar del judio en los archivos del abolicionismo de la Cuba colonial--y dejar implicita la pregunta de la localizacion de este en el resto de America--sobresale igualmente en su valor critico del discurso e imaginario coloniales de lo cubano y en sus audaces contribuciones interpretativas a la literatura de la Isla.

Distribuido en cuatro capitulos, The Merchant of Havana. The Jew in the Cuban Archive, presenta, primeramente, la nocion de judio--o el concepto ficticio de este-asi como la judaizacion de cualquier comerciante, fuese ingles, espanol peninsular u otro. Sab (1841) de Gertrudis Gomez de Avellaneda (1814-1873) es util en el segundo capitulo para realizar un estudio de las inscripciones y disposiciones establecidas en lo racial dentro del imaginario cubano. El tercer capitulo discute la alquimia etnografica dentro del proyecto de nacion dando paso a un capitulo cuarto y final que anuncia una Cuba de diseno imposible para la difference y en la que, a la par de la judeofobia imperan la negrofobia y la mulatofobia--podriamos anadir la homofobia--todas estas religiosa y socialmente estigmatizadas.

En este libro bien organizado, cuyas partes se complementan provechosamente, el lector puede encontrar los argumentos principales tanto en la breve introduccion como en los dos primeros capitulos, en los que se demuestra eficazmente como en el imaginario nacional cubano ha predominado la identificacion de lo judio con lo extranjero y, en consecuencia, se ha afianzado un discurso de blanqueamiento etnico en virtud de un privilegio de lo espanol. La exclusion de lo foraneo, designado y descrito en multiples ocasiones como lo judio construye un doblete social judio/extranjero --o viceversa--que gravita no solo en una comprension que rechaza las nuevas realidades socio-economicas sino en un entendimiento de la moral que describe al judio--y al extranjero--como "persona irreligiosa o desmoralizada, impia." (1). Una definicion critica para penetrar los "exclusivos limites" del imaginario cubano de la epoca y que le permite a Silverstein, en el segundo capitulo, indagar de otra manera en la literatura cubana en la que Gomez de Avellaneda sobresale al describir en Sab como se percibe la usura y la impiedad del personaje ingles Jorge Otway. Para Silverstein, "Jorge Otway need not be called a Jew by name: his Judaized life history, body, and manner of thinking were more than enough evidence for the nineteenth-century reader's highly acute racial radar" (36).

The Merchant of Havana adelanta en la introduccion una fantastica indagacion de los archivos del abolicionismo y da cuenta de que las pasadas sanciones de la Iglesia catolica contra los judios que poseen o tratan con esclavos resultan claves en el nacimiento del antisemitismo cubano. Anota Silverstein como un pensador cubano de la epoca, Francisco de Armas y Cespedes (1821-1903), enfatiza que "el fundador del pueblo judio era propietario de esclavos" mientras que "la ley de Moises informa de las circunstancias caracteristicas de la servidumbre en ese pueblo" (7). En contraposicion, continua Silverstein, de Armas y Cespedes presenta la Iglesia catolica en un afan abolicionista que combatia la institucion esclavista a traves de "influencias puramente morales" (7). Un razonamiento ventajoso para la aristocracia criolla de la Isla que temia tanto el gesto insurreccional del esclavo como su emancipacion misma, al punto que, puede recordarse el hecho historico de que Padre de la Patria, Carlos Manuel de Cespedes (1819-1874) buscaria posteriormente el apoyo de Norteamerica para, una vez obtenida la independencia, contener, cualquier manifestacion de inconformidad del negro.

A pesar de que la poblacion judia en la Cuba del siglo diecinueve no era significativa, la leyenda del judio complice del esclavismo se instala en beneficio del poder eclesiastico y de una Cuba espanola que niega la otra Cuba que habia comenzado con anterioridad su prosperidad economica--y su distanciamiento de lo peninsular--dentro del libre comercio, paradojicamente llevada a cabo por criollos enfrentados a la administracion de la metropoli. A la altura del siglo xix, se trata, en palabras de Silverstein, de una reorganizacion socio-economica, consecuencia de la expansion cubana del azucar que fue estimulada por metodos de produccion industrializados de capital extranjero y comercializacion en un mercado mundial.

Esta reorganizacion socio-economica evidenciaba, por una parte, la bancarrota de propietarios nacionales y, por la otra, exponia, el impulso de una clase comercial junto con el establecimiento de una burguesia nacida en el extranjero, que seria descrita como judia. Tal definicion con la que se instala el desden por el libre comercio, se localiza dentro de la realineacion del colonialismo en Cuba cuyo discurso positivista conferia una superioridad al proceso de dominacion de la "raza europea", y al cual se anade la competencia entre Espana e Inglaterra. Estas ideas traducidas a la trama cubana marcaran en unidad cerrada el rechazo a lo extranjero y a lo judio--via re-identificacion de las actividades comerciales con el judaismo--la adhesion al "blanqueamiento racial" y la "re-espanolizacion" cultural de la nacion. The Merchant of Havana de Stephen Silverstein acusa recibo de esta problematica colonial que puede leerse, ademas, en la literatura cubana decimononica a traves de textos que se desplazan del romanticismo (Sab) al realismo costumbrista (Cecilia Valdes 1839), pero que, en su opinion, confluyen, en crear un imaginario en el que lo extranjero como lo judio--o viceversa--se comprende a traves de descripciones despreciativas tanto de orden moral como fisico. Luego de The Merchant of Havana, sera dificil seguir leyendo las marcas de genero, raza e identidad de lo cubano sin atender al personaje del mercader extranjero--o judio--que discute el inmovilismo del discurso oficial contra la movilidad de una sociedad participativa mas alla de los limites impuestos. No seria ocioso senalar la utilidad de The Merchant of Havana en la deconstruccion de una sociedad en la que durante casi dos siglos--en diferentes etapas, colonial, republicana o castrista--lo cubano es lo extranjero--o lo judio--en dispersos paises y dispersas capitales.

RITA MARTIN

Radford University
COPYRIGHT 2019 University of North Carolina at Chapel Hill, Department of Romance Languages
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Martin, Rita
Publication:Hispanofila
Geographic Code:5CUBA
Date:Jun 1, 2019
Words:1064
Previous Article:Ryan, Lorraine. Memory and Spatiality in Post-Millennial Spanish Narrative.
Next Article:Terukina Yamauchi, Jorge L.: El Imperio de la virtud. Grandeza mexicana (1604) de Bernardo de Balbuena y el discurso criollo novohispano.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters