Printer Friendly

Siete narrativas en torno a la metropoli de Guadalaj ara/Seven Narratives Around the Guadalajara Metropolis.

Siete narrativas en torno a la metropoli de Guadalajara significa a la vez siete estructuras de significado en torno a la vivencia y el habitar cotidiano esta metropoli con tintes megalopolitanos. Y no obstante, son pocas frente a la diversidad de narrativas que componen este universo en constante expansion. La metafora del titulo de este trabajo pretende es la de ser una proyeccion humilde a partir de la confluencia de los cruces de Colon, Leandro Valle y Nueva Galicia conocido como las Nueve Esquinas, lugar rico por la diversidad de oferta de comida que, segun mis calculos comensales, tampoco representa la diversidad de sabores que se producen en la metropoli de Guadalajara. Sin embargo, siete narrativas son una excelente excusa para entrar a la diversidad que implica vivir en la sociedad tapatia metropolizada.

El objeto es resaltar siete narrativas en torno a la experiencia de vida en la metropoli de Guadalajara. Las narrativas, como expresion condensada de cultura compartida, se produjeron con distintos actores gremiales que la habitan y la piensan como una creacion a rehacerse permanentemente. La generacion de narrativas en torno a la metropoli de Guadalajara desde distintos actores significa integrar visiones en una unidad y al mismo tiempo identificar las diferencias. El supuesto es que las metropolis mantienen un crecimiento propio, dado por factores estructurales que vienen dados por la extension, la heterogeneidad y la diversificacion (Wirth, 1988; Soja, 2001). Estos componentes estructurales se combinan con las legitimas creencias de que los individuos son los constructores de la ciudad que habitan, en el mejor sentido del interaccionismo simbolico (Goffman, 1959). De ahi que el habitar una metropoli siempre sea una pasion, pues el crecimiento estructural se siente producto de la imagineria individual. De ahi la importancia de las narrativas en torno a ella, pues los actores se pretenden activos en la creacion de una estructura que de por si crece por si misma e incesantemente.

Los campos semanticos de la metropoli (la resaltacion, en narrativas, del sentido y de los significados que estan incorporados en las practicas sociales que implican el vivirla y habitarla, pero tambien el imaginarla y el tener la conciencia de que ella es un producto de la accion cotidiana de actores discretos), construidos desde las narrativas de distintos actores, es de sumo interes sociologico y antropologico, pues delimita campos de accion en estructuras globales, es decir, alinea las practicas cotidianas en estructuras de accion, estructurantes de la vida metropolitana. El planteamiento teorico se encuentra en la teoria del habitus y los campos de Bourdieu (1990), pero mas especificamente en las posibilidades de sintesis de los programas sociologicos de Durkheim (1982) y Weber (1988), fuente del debate de la ciencia social. (1)

Dos componentes atraviesan estas narrativas: 1) la metropoli de Guadalajara como un ente en expansion permanente, aspecto clave de lo que cada actor piensa hay que ocuparse pues el cambio es lo mas sentido; y 2) estos cambios cuestionan el tradicionalismo nostalgico, que anora una ciudad, ahora inexistente, que fue sustituida por otra en funcion de su integracion global. En este sentido, la ciudad fragmentada entre el oriente y el poniente se revela como una anoranza que debe ser superada y sustituida con proyectos de integracion. En este punto coinciden las narrativas, en lo que discrepan es en las formas, los metodos y los procedimientos para lograr dicha integracion. Ambos puntos son ejes y fuentes de imaginacion y proyectos urbanos que cada narrativa gremial presenta.

Quizas haya sido la explosion de 1992, en la zona de Analco, el catalizador colectivo que dio entrada, como un parteaguas, para hablar de una metropoli mas cosmopolita y mas ciudadanizada. Posterior a aquella fecha fatidica, la ciudad de Guadalajara (si bien ya estaba en camino de un reacomodo habitacional en que las elites de ascendencia criolla estaban abandonando el centro de la ciudad para habitar en las periferias acomodadas), experimento un cambio que puede traducirse en la participacion activa de sectores de la poblacion, antes al margen o en estado pasivo respecto de los proyectos urbanos, en la construccion de esta ciudad (Reguillo, 2005). Y es que de alguna manera el ser victima de una explosion unio a las personas en los proyectos de salvamento de vidas entre los escombros y rescate de cuerpos. La solidaridad desplegada sirvio a los habitantes para cambiar esa actitud conformada por la condescendencia al destino que implicaba el nacer en dicha parte de la ciudad y la pasividad politica que esto conllevaba. A partir de dicho evento, la sociedad de Guadalajara emergio con una fuerza ciudadana caracterizada en las formas de organizacion que la solidaridad espontanea genero para salvar vidas en un primer momento. Una mujer, a quien le toco vivir y experimentar el intento de salvar vidas o cuerpos en el temblor de la ciudad de Mexico de 1985 y luego en la explosion de Guadalajara de 1992, decia que la tragedia de los dos sucesos fue impresionante pero lo que mas resaltaba era la solidaridad inmediata, aunque dijo que habia algo mas fuerte: las formas de organizacion social que se generaron de manera mediata. Ella misma se lamentaba de que quizas sean necesarias este tipo de tragedias para hacer ver a la gente el valor de la organizacion social y la participacion politica. (2)

Metodologia

Los actores que entreviste fueron un representante de una colonia de clase media; un joven representante de jovenes emprendedores; un heladero de garrafa cuya trayectoria fue el ambulantaje; un joven de cultura alternativa establecido en el Tianguis Cultural de Guadalajara; un periodista; un representante de una Organizacion de la Sociedad Civil cuyas metas son la convivencia en y entre las metropolis; y una maestra de educacion basica. Estos actores sociales manifiestan alguna diversidad cultural de la metropoli de Guadalajara pero no la agotan, pues faltan las narrativas indigenas que se han apropiado del comercio ambulante en el centro de la ciudad y en el tianguis de Guadalajara, donde puede verseles con sus trajes tipicos y sus productos a la venta, pero tambien los mazahuas que se han apropiado de los establecimientos de las calles Gigantes y Gomez Farias en pleno centro de la ciudad junto al mercado de San Juan de Dios para expender productos de jarceria; las narrativas de los colonos populares que han construido la metropoli en las periferias y que muchos de ellos vienen de municipios que han dejado atras las vocaciones agricolas; y las narrativas de los individuos con preferencias sexuales diversas que desde 1994 han hecho tradicional la marcha a favor de los derechos a la diversidad sexual (Aceves y otros, 2004); y ahora y cada vez mas con mayor presencia las narrativas del horror que deriva de la presencia de organizaciones de la violencia y el crimen, por ejemplo.

Reconociendo esto, la fuente principal de este estudio fueron las narrativas construidas desde siete personas dedicadas a una actividad en especifico que tiene que ver con el habitar y el vivir cotidianamente la metropoli de Guadalajara. Las preguntas que se les hicieron refirieron primero a que describieran como es la metropoli, como la viven, para luego ver como la simbolizan y la imaginan y como les gustaria que fuera. La unidad de analisis fue la percepcion diagnostica desde cada gremio en forma de narrativa, como producto de entrevistas en profundidad. Se focaliza en los referentes gremiales.

Se realizaron siete entrevistas. Con ellas se logra la saturacion/repeticion de significados desplegados (Ruiz e Izpizu, 1989) en torno a la metropoli de Guadalajara, y al mismo tiempo permitio ver las diferencias. De ahi que a partir de dichas narrativas se pueden encontrar rasgos generales que explican los imaginarios en torno a la metropoli de Guadalajara. El analisis de las narrativas se hizo cruzando la informacion en cada entrevista.

Un muro invisible

Antes de la explosion de 1992 la ciudad de Guadalajara se autocontenia en un provincianismo sensible, notorio en el olor de sus calles y la tranquilidad de los pasos de su gente. Siempre dividida por el muro invisible que antes fue el rio San Juan de Dios y despues, una vez entubado, la Calzada Independencia (que separaba el poniente del oriente), parecia poner a sus habitantes en un estado de conformismo de sus origenes ligados al sector de la sociedad tapatia en que habian nacido. La terminal se encontraba en el lado pobre e indigena, alli pegada al lugar de la explosion. Cuando uno llegaba, la provincia se sentia a flor de piel, casi toda la ciudad emanaba ese olor picante que el menudo expandia por cada esquina en que senoras dedicaban la vida a la venta de ese delicioso platillo. El mosaico sobre las banquetas le daba un estilo rustico a la ciudad de esta parte del centro que contrastaba con el cemento carente de adornos caracteristico de los estilos actuales. Uno sentia en aquel tiempo que Guadalajara se trataba de una ciudad que acaba apenas acaba de ser pueblo. La ciudad de aquella epoca era un universo detenido, parado en una configuracion estable y conforme. Desde Clavel 120, calle centrica del Sector Reforma, se podia mirar el interior de la zona pobre y viajar a los contornos de la zona rica, es decir, atravesar permanentemente el muro invisible que separa(ba) a esta ciudad por la Calzada. Dormir en ese domicilio era descubrir el paso lento del tiempo que se anunciaba cada 15 minutos, y condensado en dos minutos de campanadas pues los relojes de cada iglesia no estaban coordinados. Asi, sonaba primero el reloj de la iglesia de San Jose, hacia el rumbo de Analco; luego el de La Concepcion, alla entre los negocios ambulantes de la avenida Javier Mina; un poco encimado llegaba el sonido del Sagrado Corazon de Jesus, hacia la Plaza Tapatia y de inmediato pero hacia el otro rumbo, el del Sagrado Corazon de Jesus que estaba en el hospital de la Madre Nati, cuyo reloj siempre sono al final de esta orquesta de tiempo sagrado anunciado cada cuarto de hora. El tiempo transcurria despacio, de la misma forma como caminaban sus habitantes, muchos de ellos viejos andantes sobre esos mosaicos sucios que adornaban las banquetas.

Los que vivian en estas calles centrales eran diversos y muchos. Las casas estaban construidas de adobe pero en una misma calle, desde Clavel 120 se podia distinguir, podian convivir los habitantes de unas casas mas grandes con los de otras mas pequenas; era como si las diferencias de estatus y clase convivieran de la misma forma, al ser vecinas las casas individuales (de dos pisos y balcones) con las vecindades. Los pigmentos de la piel de sus habitantes se desplazaban entre el moreno y el blanco, pero todos salian a la calle a jugar palo, un juego tradicional que implicaba lanzar de un golpe un palo de 20 centimetros y contar la distancia, quien lo lanzaba mas lejos, ganaba. Siempre fue divertido ver aquellas humanidades que se apropiaban de la calle para jugar. Casi no existian los autos, lo que permitia ver a los ninos y jovenes jugar a media calle. Y era curioso que los mas acomodados jugaran con su ropa de mezclilla y los menos favorecidos, en calzones, casi desnudos. Sus pieles cargaban con la negrura que la mugre impregnada potenciaba. Desde la perspectiva de aquellos anos, me imaginaba que asi jugarian, tal vez, los ninos del paleolitico. Pasaron los anos y estos ninos se convertirian en jovenes con problemas de adiccion y sus actos ilegales, ya sea por consumo o venta de drogas, por violencia o por robos, los llevaron o a la carcel o al psiquiatrico.

Junto a esto, ir a misa siempre fue una parte sustantiva de la vida. Ahora a San Jose, esta vez a La Concha, manana al Sagrado Corazon, pero el domingo a la catedral. De ahi que caminar el centro siempre era parte de la vida de aquella epoca. Una ciudad podia hacerse caminando. Pasar por el hospicio Cabanas era como escuchar las voces de los ninos huerfanos que lo habitaron, todavia como producto de las narrativas que los habitantes tenian sobre ese lugar, cuando el Estado asumia la proteccion de los "sin padres." Llegar a la catedral era pisar la frontera de ese muro imaginario que dividia a las dos Guadalajaras, solo que a la vista desde alli, no parecian tan distintas pues el Sector Hidalgo era muy parecido al Reforma.

Cambiaba, sin embargo, unas cuadras mas adentro, cuando uno tomaba un camion para llegar a la Glorieta Minerva, alli donde la Nueva Vallarta era una colonia de casas de gente acomodada. Alli, desde la calle Bismarck en el numero 18, se podia afinar una mirada que revelaba que una gran mayoria de vecinos habian sido originarios o descendientes de antiguos prosperos rancheros, de regiones aledanas a la ciudad como eran los Altos, Chapala, Ixtlahuacan, Tlajomulco o Tequila. Las personas ricas siempre hablaban con orgullo de aquellos origenes y de aquellas ventas de ranchos que hicieron para llegar a habitar estas nuevas colonias de la capital del estado. A la vez, las mezclas con los fundadores de Guadalajara que del centro habian cambiado sus residencias a esta zona o la de Chapalita, convirtieron el centro de Guadalajara en una zona de museo historico o refugio de la otredad (Aceves y otros, 2004), un lugar para canalizar los miedos y afinar las identidades por contraste.

Los estilos de vida de estas personas se diferenciaban enormemente con los del otro lado de Guadalajara pues el uso de automovil era la base de la movilidad, pero tambien lo era asistir a la Universidad Autonoma de Guadalajara para afinar los estatus y delinear los estilos; el consumo ludico de enervantes y los paseos divertidos en auto eran una forma de vida de los jovenes; las casas tenian pastitos en los jardines con algun guayabo corto para recordar los tiempos de vida en el anterior rancho, pero ahora siempre junto a una pequena piscina; las recamaras grandes con su propio bano y tina y, afuera, alli junto a la cochera, un pino que se recordaba lo sembro fulano o zutano cuando era pequeno. Pero tambien era cotidiano rezar el rosario todos los dias por la tarde antes de la cena. Una vez cumplida tal disposicion la cena se sentia como un logro personal.

Estas eran las dos ciudades de aquella epoca. Las dos eran tradicionalistas pero cada una a su modo. Las dos se conformaban, indiferentes cada una hacia la otra. El destino estaba dado segun el sitio de nacimiento con el que cargaba cada cual. De esta forma, las dos Guadalajaras las pude vivir desde Clavel 120 en el Sector Reforma y desde Bismarck 18 en la Nuevo Vallarta.

Pero habia algo mas que ilustraba el tradicionalismo de la ciudad. Por ejemplo, en el zoologico del parque Agua Azul, se podian ver en distintas jaulas animales como coyotes u osos, pero tambien burros y cabras, peculiaridad interesante de combinar lo domestico con lo salvaje. Ademas, y en otro tema, en cierta temporada del ano la virgen de Zapopan recorria la ciudad completa. Las calles del sector Reforma se adornaban por completo con cordones que iban de azotea a azotea y la genta esperaba en el umbral de sus puertas el paso de la virgen para aventar confeti y rezarle en ese paso. Incluso las personas que venian de la Nuevo Vallarta acudian a ver la romeria aunque se mezclaran con los pobres de la ciudad. Guadalajara y Zapopan constituian una metropoli a partir de esta practica religiosa, aspecto inexistente en la actualidad. Esa era la Guadalajara de antes. En ella el muro invisible era poderoso pero todos asumian su destino con orgullosa gallardia; ahora el muro sigue existiendo, pero como reto para integrarse, aunque la integracion de la metropoli se hace en funcion de cada aspiracion gremial.

La metropoli de Guadalajara

y los planteamientos teoricos

La ciudad de Guadalajara fue fundada en el Valle de Atemajac hacia el ano de 1542, alli junto a los barrios indios de Mexquitan, Mexicalcingo y los de Tetlan, ubicados en el barrio de Analco (Chavez, 1953). La preeminencia de Guadalajara sobre los distintos municipios conurbados que integran esta metropoli se debe a que el crecimiento de la zona metropolitana se mide desde el centro de la capital hacia las periferias. Este esquema de conurbacion/integracion de las zonas metropolitanas refiere a la confluencia de distintos territorios municipales (Garza, 2000), lo que le asigna la preeminencia a alguno de ellos. El Cuadro I muestra los municipios que conforman esta metropoli, estando en el primer anillo los de Guadalajara, Zapopan, San Pedro Tlaquepaque, Tlajomulco de Zuniga, Tonala y El Salto; y en el segundo anillo los de Ixtlahuacan de los Membrillos y Juanacatlan.

Los desplazamientos de personas, bienes y mensajes entre estos municipios son tan intensos y cotidianos que le merecen a esta metropoli ser la segunda en importancia del pais. Ademas, se puede afirmar que el proceso de expansion de la metropoli incorpora municipios mas alejados como los de Ixtlahuacan del Rio, Zapotlanejo, San Cristobal de la Barranca, Chapala, Ocotlan o Tequila, zonas desde las que todas las mananas se puede testificar el desplazamiento de personas que van a trabajar a algun lugar de la metropoli.

El proceso metropolitano trae consigo la aglomeracion de personas, bienes, mensajes, transporte, infraestructura, servicios, comercio, industria, violencia, emergencia del anonimato, caos, diversidades, desestructuraciones, reestructuraciones, resistencias, aculturaciones, etcetera. Esta aglomeracion urbana acarrea densidades de simbolos que no necesariamente son compartidos de manera homogenea por la totalidad de los habitantes de las grandes metropolis (Lindon, 2001), o mas aun, por los que radican en las meta regiones de esta realidad difusa (Nivon, 1998) por su extension y heterogeneidad. La heterogeneidad (de clase, de origen etnico, de generacion, de sexo, de preferencia sexual, de gremio laboral), trae aparejada la diversidad de significados culturales en torno a lo multiple y lo diverso, pentagrama simbolico que esta sociedad ofrece a cada uno de sus miembros. En este sentido, cabe la analogia de Soja, cuando dice que la metropoli (la postmetropoli para el) es como una gran sinfonia en la que cada quien toca un instrumento con su propio ritmo y sentido melodioso (2001).

La metropoli se compone de distintas escalas dada la difusidad de composicion (Gonzalez, 2014). Primero es la escala es la rural para luego pasar a la escala ciudad, donde la diferenciacion de la apropiacion del espacio publico, cuyo principal emblema lo constituye el boulevard (Benjamin, 2005), se presenta como el resultado de la apropiacion del espacio que diferencialmente realizan las clases sociales (Harvey, 2005). Es precisamente en la ciudad donde el espacio publico aparenta estar al alcance de todos. Si en la ciudad, pese a las diferencias de clase social que se proyectan, la unidad colectiva se alcanza por medio de la publiceidad (3) que se hace del espacio publico se hace. En la siguiente escala, la de la metropoli, la unidad del espacio se fragmenta. Si en la ciudad se tenia presente la idea del flaneur urbano que la abarca toda por su propio pie (esto dio entrada a la idea de Benjamin (2005) que marca al boulevard y al escaparate como emblemas de la ciudad y de la vida moderna), en la metropoli, son los medios televisivos los que pretenden abarcarla en su totalidad. Distinto al flaneur de la ciudad, los medios dan cuenta de fragmentos de esta totalidad, solo acceden a ella a traves de su fragmentacion. Intervienen en esta intencion (la de dar cuenta de esta unidad urbana que escapa a la mirada de conjunto) los prejuicios, los intereses y los valores propios de los actores de los medios. La construccion de los imaginarios a traves de los medios se convierte en una suerte de informacion extra contextual que se somete a la agenda setting, (4) unas veces en solitario y otras en evidente alianza con otros sectores, elites o grupos poderosos.

La ciudad encierra las posibilidades de convivencia que podrian generarse desde la comunidad civil; la metropoli proyecta la idea de una ciudad fragmentada sin lograr ni realizar sentido de comunidad. El espacio publico pierde su uso normativo, funcional y simbolico en la medida que no se canaliza a la convivencia entre los diferentes y los desconocidos (entre las clases sociales como hacia la ciudad, ejemplo claro de la

convivencia, como lo mencione en el apartado anterior). El consumo ludico y el esparcimiento se transforman en una oferta privada de espacios publicos (centros comerciales, por ejemplo) en donde los consumidores intentan borrar las diferencias de clase y culturales (Bauman, 2016), sumergidos en espacios limpios y seguros en los que la vigilancia panoptica se convierte en un bien en tanto se transforma en marca de distincion construida entre similares.

En la escala metropolitana el espacio publico proveido por el Estado es reemplazado, u ofertado de manera paralela, por el que provee la iniciativa privada. Mientras, los espacios publicos proveidos por el sector publico se caracterizan por el abandono ante la incapacidad institucional por vigilarlos (convirtiendose asi en espacios peligrosos donde el crimen, la violencia y el delito son los componentes que los caracterizan), (5) los que son proveidos por el sector privado encuentran en los dispositivos de vigilancia un sentido de distincion, pues la vigilancia entre iguales no significa sino la exposicion permanente de la capacidad de consumo.

De esta forma, la metropoli de Guadalajara ya indica su caracter difuso y su cualidad expansiva sin limites. En ella se incorporan las escalas de lo rural, lo citadino, lo metropolitano con potencial a la metalopolis (Serrano, 2002) (6) en el sentido que se trata de integraciones difusas de regiones urbanas y rurales a la vez. La imposibilidad de abarcarla en su totalidad potencia su caracter diverso, heterogeneo y expansivo en la que los imaginarios en torno a ella, es decir, en la que los significados a su alrededor suman para hacerla una metropoli fascinante por su modernidad.

Una metropoli es un lugar de encuentro de personas

La ONG

Los representantes de la ONG piensan que una metropoli no se define por la extension sino por los encuentros sociales que en ella se generan. Mientras mas grande mas complejidad en la misma proporcion que los encuentros entre diversos. De esta forma, las metropolis mas bien son entendidas como mapas de vidas y no de infraestructuras o normativas. La metropoli puede ser construida desde la vision gubernamental (Duhau y Giglia, 2008), la llena de normas y funciones de uso, pero en realidad quienes le dan el contenido son las formas singulares de su apropiacion generando asi una semiotica de la calle (Delgado, 1991).

Ante la escalada de privatizacion de la metropoli se plantea la necesidad de recuperarla como espacio publico, es decir, como espacio de encuentro con la diversidad cultural. Los espacios deben tener accesibilidad para la integracion de todos. Las reglas civiles son la base de esta integracion necesaria en una metropoli que compite por hacer publicos los espacios. En esta intencion hay una apreciacion: la ciudad de Guadalajara es fundamentalmente diurna, de ahi que en la busqueda de una ciudad nocturna se puede transformar el centro y la zona de Analco, alla se pueden establecer negocios para darle vida a la metropoli por las noches.

Pero la vision de la ONG es mas amplia. Dicen ellos que Guadalajara es el centro urbano del occidente mexicano, de ahi que las vinculaciones con otras ciudades como la de Mexico es estrategico para tener las condiciones de contribuir al desarrollo nacional. Lo mismo sucede con el puerto de Manzanillo. La estructuracion de las metropolis en secuencias de produccion regional para luego articularse en el ambito nacional y de ahi al internacional es un argumento clave la ONG. La metropoli de Guadalajara se entiende en su dimension macro como un polo de definiciones productivas del centro occidente del pais que puede conectar, ademas, con ciudades de Estados Unidos como San Antonio, Kansas o Portland. Y es que una metropoli es un punto detonador de desarrollo para toda una region, es el argumento clave de esta narrativa. Auto asumirse como un polo de definiciones regionales que contribuye relacionalmente con otras metropolis del pais y de otros paises, significa que define las vocaciones regionales para articularlas y expandirlas hacia el desarrollo, es decir, una metropoli es ante todo un catalizador de ventajas comparativas regionales que suman con otras metropolis. Estas generan ideas para articular y potenciar las vocaciones regionales, despues vincularan con otras metropolis para el desarrollo y de estas hacia fuera.

El argumento es interesante en la medida que definen preeminencias entre metropolis. En Mexico, Guadalajara es la segunda en terminos de poblacion pero la tercera en terminos de industria. Estar en el occidente la coloca como un polo de desarrollo de toda una region que, articulada con la metropoli del centro (y con las vinculaciones con metropolis de Estados Unidos que pueda ella hacer), contribuye al crecimiento nacional y a la integracion global. (7)

Luego viene el reconocimiento de la dos Guadalajaras; la de alla y la de aca, dicen los miembros de la ONG, pero de inmediato regresan a su idea principal, "pero tambien existe la Guadalajara internacional". Reconocen que las dos sociedades se dividen porque una representa los barrios antiguos y la otra los barrios nuevos, es decir, hay un criterio de temporalidad en la definicion de las otredades. Lo nuevo y lo viejo conforman los componentes que separan los estilos de vida de esta metropoli. Cuando se les pregunta sobre que hacer para integrar a Guadalajara afirman que se puede contribuir haciendola una ciudad nocturna, es decir, gentrificar el centro y aquellos barrios, pero luego reaccionan cuando dicen que esto se deberia hacer tambien en las periferias de la metropoli, es decir, colocar a Guadalajara como oferta de disfrute, diversificando, pues se piensa que periferias y centro son monotematicos en su oferta y una metropoli, dicen, es fundamentalmente diversa. Luego vienen las ideas en torno a los procedimientos para integrar a esta metropoli separada por un muro historico invisible: "el primer paso es identificar zonas grises, esas zonas que por grises nadie las mira. Son las areas que todos han olvidado".

Hay en la narrativa de la ONG una vision global de la metropoli que contrasta con un reconocimiento de una ciudad separada. En su narrativa la integracion es inesperada y genera respuestas como recurso de ocurrencias improvisadas. Pero lo reconocen: Guadalajara se encuentra separada y esta separacion se extiende a la metropoli, es decir, es regional.

De la misma forma, la ONG afirma que muchos de sus miembros son oriundos de otras regiones. Muchos de ellos vienen de la Ciudad de Mexico, otros de los estados de Mexico, Sinaloa y Michoacan y su participacion en la ONG se vuelve marginal por este hecho. No es que no tengan buenas ideas, solo es que al ser foraneos se les escucha menos. Hay en esta dinamica formas de administrar las otredades que se observan en las interacciones de quienes somos de aqui y de quienes no lo somos.

Una metropoli es un sitio de historias sorprendentes

El periodismo

Se dice que una metropoli antes de colocar la primera piedra para inaugurar una nueva colonia, las calles ya estan nombradas. Y es que la infinitud con que se presenta una metropoli la hace ver como si su crecimiento expansivo fuera infinito. Siempre la pensamos como una mancha que va integrando pueblos frenados en su crecimiento. Pensarla de esta forma es considerar que la que cuenta con el factor activo es la metropoli, mientras los pueblos, pasivos en su crecimiento interno, solo esperan pasivamente integrarse a ella. Sucede en realidad que los pueblos tienen sus propias formas de aglomerarse. Todo crecimiento urbano tiene la forma de un fractal, es decir, van sumando enteros irregulares contenidos en un patron de crecimiento definible por la auto similitud (Mandelbrot, 1987), de tal forma que desde una matriz de origen (genotipo) se proporcionan los componentes para la expansion (fenotipo). Asi, con su propio patron de expansion y aglomeracion urbana, los pueblos de una region crecen a su propio ritmo, ellos mismos se encuentran en procesos de urbanizacion. La metropoli hace lo mismo pero a su ritmo propio y de pronto, se encuentra con el pueblo, entonces, el ritmo de crecimiento del pueblo se suma al de la metropoli, en esto consiste la difusividad de toda metropoli, en el sentido que al incorporar distintas escalas de urbanizacion (rural, ciudad, metropoli, megalopoli, metalopoli) tambien integra distintos fenotipos y temporalidades (Gonzalez, 2014).

De ahi que la metropoli sea, para los periodistas, "una cerrada jungla de historias que esperan ser contadas". Esto significa que la metropoli esta por descubrirse y que el sentido pleno de ella esta en las historias que pueden ser captadas por un periodista en un aparato de grabacion para luego ser contada. La metropoli es un acto de habla por descubrir, se encuentra sumergido en las trayectorias de vida de cada persona, de cada colonia, de cada pueblo, de cada ciudad; de la suma de ellas se genera la metropoli.

Estas historias que pueden ser contadas por los individuos estan cargadas del contexto local en que viven o en el que se desarrollan, de tal suerte que una historia contada por alguien que vive en la colonia Jalisco sera diferente a otra que radica en las Canadas. Los ricos y los pobres tienen historias diferentes que contar. El muro que separa el tradicionalismo entre ricos y pobres encuentra otra vez una resonancia en las narrativas de los periodistas, solo que aca representa una oportunidad para captar historias, es una riqueza de la metropoli. Y sin embargo no piensan que esta separacion sea "natural", por el contrario, asumen que es algo que no contribuye a la integracion plena de la metropoli. A la pregunta sobre que hacer para integrarla, dan un rodeo y contestan que eea es tarea del gobierno y que si no esta integrada la metropoli es porque existe una institucionalidad debil. Y van mas alla al afirmar que un indicador de dicha debilidad es que la ciudadania se acerca a los periodistas para reclamar, para lanzar una queja, para aludir a un problema no resuelto por las autoridades, por hacer explicita una denuncia, reclamar una provision fallada de un servicio publico, exigir seguridad o canalizar en los medios un lamento colectivo ante el horror que genera la violencia. El reportero periodista, asi, se erige como un actor bisagra en cuyas historias contadas vincula a la ciudadania de cualquier parte de la metropoli con las autoridades gubernamentales. Son ellos verdaderas vitrinas de la queja, esperanzas para visibilizar una metropoli que en su dimension, esconde los espacios singulares a la vista de la autoridad. La metropoli es captada en fragmentos mas no en su totalidad, de ahi la importancia de los medios y, mas especificamente, del periodista que absorbe la confianza ciudadana para hacer visibles los lugares marginales de la metropoli.

Pero luego viene otra vision del periodista. Dado que los sucesos dentro de la metropoli emergen siempre con urgencia, se convierte una necesidad estar alli, en ellos, lo mas pronto posible. Entonces la movilidad es un asunto clave en la narrativa de los periodistas. Pero esta ciudad esta ya aglomerada, es la metropoli de los turistas, de los trabajadores, de los paseantes, de los que se mueven de un lugar a otro, las vias de comunicacion estan saturadas siempre. Todos los rumbos tienen un momento de saturacion y luego, saliendo de la zona centro, se destapan, para llegar con facilidad a Ocotlan, a Ixtlahuacan o a Zapotlanejo. En la expresion sobre la movilidad urbana que manifiestan los periodistas ya se encuentra la idea de la region urbana (8) como un universo del que hay que dar cuenta, es decir, en la narrativa de los periodistas es la region el indicador paradigmatico de la vida metropolitana. Todo periodista da cuenta de las historias que se suceden en toda region metropolitana, ya sea en sus anillos interiores o los exteriores.

Una metropoli es una plataforma para la inversion

El empresario

"No hay mejor ecosistema para la inversion que una metropoli", es la narrativa que precisa decir, de inmediato, un joven empresario que vive y radica en la metropoli de Guadalajara. Pero ademas recalca, "la mejor metropoli de Mexico para invertir es esta": las razones, "porque nuestros padres pusieron negocios que servian para el sosten de las familias y ahora a los jovenes nos toca transformar esos negocios en empresas". La trayectoria que plantea el joven es de sumo interes pues hay en la genealogia de la empresa un negocio familiar cuya meta no es crecer sino ser la base para el sostenimiento familiar. Diferente a los negocios, se encuentra la empresa cuyo verbo central es el de crecer. Y este verbo, en la narrativa empresarial, significa consolidar tanto la metropoli que se vuelva atractiva para atraer inversiones. Consolidar significa crecer a un punto tal que los inversionistas se seduzcan para invertir. Una empresa es abierta a la inversion. Si el negocio familiar se funda en los principios primarios de relacion, la empresa busca el asocianismo mediado por un contrato entre extranos. En la narrativa empresarial se rompe el tradicionalismo de una Guadalajara para los oriundos al sustituirla por un cosmopolitismo fundado en las inversiones. Un freno para configurar esta metropoli es que del extrano se desconfia: "es mas facil tratar el robo que un familiar te ha hecho que el de un extrano". La otredad es un asunto complicado para el tapatio arriesgado, pero a la vez es un reto que se debe realizar pues es la condicion para crecer.

Una metropoli, para los empresarios, es fundamentalmente una cuna de ideas, pero toda idea requiere, para su crecimiento, de inversion y viene lo negativo: "en Mexico no hay inversionistas de alto riesgo". Y aqui radica una contradiccion sentida en la metropoli de Guadalajara, esta es una arena idonea para las inversiones pues las ideas florecen de manera constante y creativa, pero los inversionistas son temerosos, contradiccion que frena el crecimiento. De ahi que el crecimiento de la metropoli sea el de juntar a los que tienen ideas con los inversionistas, alli se encuentra la meta de cualquier gobierno. Una metropoli es fundamentalmente una cuna de ideas, esta hipotesis llevo a Soja a afirmar que la idea de la agricultura estuvo precedida por la aglomeracion urbana (2001), lo cual cambia el sentido de la revolucion neolitica.

Ademas, en la configuracion imaginaria de la metropoli desde el empresario, toda empresa no es un negocio familiar y por lo tanto es formal, esta integrada en el circuito bancario mediante los creditos y es evaluativa en funcion de logros. La modernidad es la cualidad mas resaltante en el imaginario empresarial sobre lo que debe ser una metropoli. A los negocios "Dios les da a entender como se las arreglan, pero en las empresas es uno mismo quien evalua el resultado". La reflexividad como el componente clave de las interacciones metropolitanas. La pedagogia para el crecimiento es la profesionalizacion.

En la narrativa de los empresarios se proyecta otra genealogia. Si la empresa tiene su origen en los negocios familiares, es muy probable que muchos de ellos comenzaron en la informalidad. De ahi que cualquier negocio informal debe transformarse en negocio formal, condicion necesaria para aspirar a convertirse, posteriormente, en empresa. Se delinean asi dos actividades alternas de los gobiernos: formalizar a la informalidad y unir o vincular las ideas con las inversiones.

De esta forma, Guadalajara aglutina el talento de occidente en la medida que es en ella donde se genera la creatividad y las ideas. De ahi que la metropoli deberia ser mas diversa en su oferta cultural, no reducirse al turismo de museos sino al de servicios y aglutinarlos en la oferta de restaurantes y bares. De hecho, dice el empresario, si hay que integrar los barrios del centro es a traves de un cambio de sus vocaciones; abandonar el comercio informal que alli se practica para formalizar su actividad y despues, los que subsistan y tengan ideas, convertir sus negocios en empresas. No obstante, dice el empresario que en la actualidad ir al centro de la metropoli es no encontrar nada. El potencial del centro es nulo. Se justifica su olvido, pues en realidad es lo digital lo que viene, es decir, empresas sin territorio.

El centro ha quedado reducido a un refugio para los pobres, un lugar para construir la otredad (Aceves y otros, 2004). En la narrativa de la diversidad queda plasmado que Zapopan es la ciudad cosmopolita, Tlaquepaque la ciudad del turismo y Guadalajara la ciudad de los pobres. De ahi que si se buscara una integracion del centro seria mediante la transformacion del mismo para abastecer a los informales de empleo. Ademas, dice el empresario: "en eso consiste la responsabilidad social de cualquier empresa".

El centro como el lugar privilegiado para los negocios

Un heladero

Si el centro de la ciudad de Guadalajara es un lugar vacio para los ojos del empresario, para el trabajador informal es el universo ideal para construirse un trabajo todos los dias. Y es que la informalidad es en realidad la forma como los pobres construyen, dia a dia, las condiciones para auto proveerse un trabajo (Bueno, 2016). El movil es la de proveer a la familia de los insumos diarios para la vida. Un ambulante siempre comienza vendiendo lo que en su casa saben preparar pasteles, flanes, empanadas; luego, conforme ven a sus companeros de venta ambulante experimentan nuevos productos; tejuino, tepache; y al final, descubren el producto que mas se vende; nieve de garrafa. Entonces comienza el crecimiento, hay posibilidad de poner mas puestos distribuidos en la zona centro, se pide la ayuda de un familiar, asi la familia entera entra al negocio pero distribuidos en una zona bien identificada.

Pero la prosperidad continua para muchos ambulantes. Seducidos por las facilidades que los gobiernoas dan para formalizar el negocio, se convierten en establecimientos fijos, pero los impuestos son el primer componente que los desencanta. Se paga mucho (mas si se contratan los servicios de un contador, dicen) y es complejo comprender los procedimientos de pago. Y no obstante, el vendedor ambulante sabe que esa es la trayectoria de cualquiera. Es decir, transitar del ambulantaje al negocio en establecimiento fijo es la ruta. Una vez establecido se busca extender el producto a distintos mercados, de ahi que se busque "la calidad ISO, pues es requisito para meter el producto en los super mercados", dice el entrevistado. Una frase de los negocios de este tipo es el siguiente: "si quieres sobrevivir, debes vender en los super mercados". Lo anterior construye ilusiones y clarifica metas. La estrategia para abastecer otros mercados comienza por adquirir las certificaciones de calidad pero a la vez se debe "vestir" el producto de cualidades propias que lo hagan competitivo o que lo envistan de ventajas comparativas: "el helado de garrafa es mas sano y mas ligero que las nieves cremosas", por ejemplo, dice el entrevistado.

El centro de la metropoli se considera un lugar lleno de oportunidades para todos. Los pobres se lo apropian en la medida de sus posibilidades, pero siempre hay un riesgo, que alguno de ellos acapare las oportunidades (Tilly, 2000) que da la apropiacion del espacio publico y se expanda sin transmutar a negocio fijo. "Entonces se siente un desequilibrio pues el espacio publico es para todos pero no hay que aprovecharse", pues esto deriva en competencia desleal y no permite que todos los pobres accedan al espacio publico. "Si se siguiera la trayectoria de consolidacion sin acaparar espacios publicos, estariamos hablando de un espacio publico democratico, pero si alguien se lo apropia, es como un monopolio", dice la narrativa del ambulante consolidado en su negocio propio. Ante esta situacion, un negociante fijo que comenzo siendo ambulante se encuentra atrapado entre las responsabilidades fiscales que su nuevo estatus le da y la envidia cuando mira a sus contemporaneos ambulantes (y se compara cuando recuerda su propio pasado como ambulante) que desde aquellas posiciones se pueden administrar las ganancias. Aqui hay sin duda una trampa institucional que termina por perpetuar la informalidad. Si las instituciones dieran soluciones reales para que el negociante fijo "sintiera" mayores beneficios que los contemporaneos ambulantes, seguro que la trayectoria estaria fijada por la aspiracion de transmutar del ambulantaje al establecimiento fijo. Pero asi como estan las cosas parece que la gestion corrupta y conflictiva con las autoridades da mejores resultados que las vinculaciones fiscales de los fijos. Aqui hay fallas en el contrato civil que deriva de las instituciones gubernamentales, y esta narrativa las esclarece.

En las condiciones actuales, para que un negocio ambulante consolide en negocio fijo se requieren de 10 a 13 anos de venta ambulante. En este tiempo se consolidan las ventas pero fundamentalmente los conocidos y los amigos. Las historias sobre compadrazgos y padrinazgos entre clientes y ambulantes son siempre recurrentes, no solo en Guadalajara sino en cualquier lugar de Mexico donde existan ambulantes. Las relaciones primarias de interaccion explican en buena medida el tipo de sociedad que se configura desde este tipo de apropiaciones del espacio publico para vender de forma ambulante: "el cliente ya no dice vamos a las nieves sino dice vamos con fulano". El sistema de interaccion comercial implica un tipo de confianza primaria en la que el vender y el comprar se construye como un acto de reciprocar. Este contenido cultural de trabajar de los pobres esta lejos de volverse empresarial, pues conocer al cliente forma parte de las relaciones.

El mundo de los ricos aparece, para los negociantes fijos con trayectorias ambulantes, como el acceder a los super mercados. La parte centro de la ciudad aparece como el espacio publico idoneo para procurarse un trabajo cotidiano. De esta forma, la funcion de las autoridades locales deberia ser regular el ambulantaje con censos precisos para evitar el monopolio y brindar asesorias fiscales a los recien establecidos. Asi, el ambulantaje representa un mercado con sus propias reglas y la necesidad de sus propias regulaciones. No se trata de sustituirlo sino de administrarlo, pues los pobres siempre encontraran en esta actividad una salida a sus gestiones de vida.

Una metropoli provee de alternatividad

El tianguis de Guadalajara

Retomar la palabra nahuatl para hablar de un mercado alterno es significativo en la medida que se construye como un sitio de mercadeo que se pretende diferente, es decir, como un lugar de identidad, en el sentido de Auge (1996), al que asiste una demanda diferente, alternativa a lo que cualquier otro mercado oferta. Esta cualidad lo convierte en un sitio de elasticidad grande a la diversidad, o si se quiere con una alta capacidad de tolerar la diferencia. Se trata de un sitio que abre espacio para las manifestaciones culturales juveniles globales (musica, utensilios para la ropa, tatuajes, peinados, peliculas); las artesanias hechas por los miembros de los pueblos indigenas que atraen a la demanda del turismo; los paseos familiares que buscan manifestaciones artisticas alternativas, como son los conciertos, los perfomances de los cuenteros, las obras de teatro o el guinol; y el estar en un lugar distinto a los que oferta la ciudad. El tianguis se presenta como un sitio de amplio albedrio, abierto a la diferencia y tolerante a la diversidad; es el espacio de la creacion y de la multiculturalidad urbana. Alli los jovenes despliegan sus vocaciones artisticas y sus gustos alternativos (Corona, 2014). Pero sus pasos paulatinos al misticismo han llevado al sitio a una frontera que roza la adiccion. Este fenomeno ha terminado por expulsar los paseos familiares del lugar, aspecto que obliga a pensar que un aumento de la seguridad no caeria mal para regresar a ese estado de equilibrio, necesario para ser alterno en esta metropoli, segun nos indica un joven que pertenece a este universo, pues administrar la libertad siempre corre el riesgo de perderla. Los limites se presentan borrosos en un mundo que quiere retener a los clientes en completa libertad. En este sentido, ser alternativo significa practicar la libertad individual y la tolerancia a la libertad; y estas dos cosas se viven consumiendo algo diferente, algo creativo, algo que estos jovenes proveen.

Y es que la construccion de la autenticidad es un permanente esfuerzo por distinguirse. Buscar la originalidad en un mundo mercantil obliga a agruparse con los de los mismos gustos, con los similares y ser alternativo es una forma de agrupacion colectiva. "En este mercado encuentras lo que no encuentras en otros lugares", dice el joven, de ahi que este tianguis sea una alternativa para quien desea ser original, quien esta en la busqueda de una personalidad; quien no se conforma con los estereotipos dados por la publicidad y el mercado existente. Se trata de una oferta de bienes con cultura integrada. Es para una demanda especial que busca y no se conforma; los disenadores de la propia identidad.

La ciudad para ellos no aparece separada, pues dicha separacion no es mas que el producto de los estereotipos sociales. De ahi que cada parte de la ciudad es diferente, solo eso, "pero no es menor o mayor", dice el entrevistado. De la misma forma, comprar en este tianguis no se reduce al mero acto de comprar, sino implica un acto de reconocer el arte del productor, su creatividad. Las compras y las ventas son el resultado de practicas de mutuo reconocimiento; vendedores y compradores son gente especial porque en el consumo van mas a fondo, saben reconocer significados espaciales en los productos consumidos.

En la metropoli de Guadalajara cada vez existen mas los jovenes que buscan construir su vida con autenticidad. La interconexion de ciudades hace ver a una demanda que viene de El Salto o de Ocotlan en busqueda de bienes alternativos. De la misma forma, los turistas que llegan a comprar artesanias representan emblemas de prestigio, pues el turista es un comprador que carga de sentido el bien que compra, no lo hace por su utilidad sino por su representatividad. De eso estan compuestos los bienes del tianguis, de una dimension social que se explica por lo que representan, por el significado que lanzan a los demas en la ocasion de ser puestos, de ser colgados, de ser amarrados al cuerpo, como lo indicaron desde siempre Douglas (1996) y Douglas e Isherwood (1990). Es por eso que la oferta de estos bienes no la puede hacer cualquiera, debe hacerla alguien que este preocupado y ocupado en el proyecto de una demanda que esta en la busqueda de su autenticidad e identidad. El vendedor es un permanente creativo, nos recuerda Talien Corona (2014). Oferta y demanda interactuan mas alla del acto de la venta como tal, en dicha interaccion se juega una pedagogia pues cada bien posee un contenido que ayuda a la construccion de tal o cual personalidad. Cada compra es como un rito, se inicia a algunos con informacion nueva y luego, con el paso del tiempo, solo se les orienta o se les informa sobre la aparicion de un nuevo bien o de un nuevo significado asociado al bien en cuestion, pues cualquiera que se invente permanentemente a si mismo, siempre requerira de nueva informacion. La metropoli que se proyecta desde esta narrativa nos habla de la autenticidad como el esfuerzo permanente que se debe invertir para lograrla. La juventud es un componente de esta metropoli que desea construirse en nuevas rutas; menos rigidas y mas tolerantes.

Una metropoli de desapegos generacionales

Una maestra

La metropoli como los desencuentros generacionales es la narrativa de una maestra de educacion basica. El desapego de los padres con los hijos se manifiesta en el poco compromiso con la escuela, por ejemplo. Pero tambien el hecho de la solteria entre los padres y las madres juega un papel importante para explicar dichos desapegos. Esto significa un debilitamiento de la solidaridad, es decir, los apegos primarios se encuentran desgastados. Y sigue la maestra: "cuando los padres se encuentran desapegados de los hijos, es cuando tratan de sustituir el amor comprandoles cosas". Asistimos a una sociedad de intensos horarios de trabajo y poco tiempo de ocio para compartir con los hijos. Padres y madres se encuentran trabajando siempre, por eso dejan a los hijos con los abuelos. Esto es muy importante en la narrativa presente, pues si bien la metropoli se conforma por el desencuentro de las generaciones que conforman padres e hijos (por la necesidad de trabajar muchas horas por parte de los padres o madres solteras), es un hecho que tambien se produce un encuentro, en este caso, con los abuelos: "es tan visible que en las primarias hemos decidido ademas de festejar el dia de la madre, el dia del abuelo". A la pregunta si algun estatus sufre de manera mas fuerte esta situacion, la respuesta es contundente: "todos los estratos sufren el mismo desapego y el mismo apego". En un escenario de desapegos "aumenta la presencia de personas nerviosas", dice la entrevistada. Refiere a la relacion de la melancolia como marca de esta metropoli, es decir, maestros y estudiantes que contemplan con tristeza el devenir de sus vidas; pero tambien la emergencia de excentricos, es decir, ninos y maestros que sufren al administrar la frustracion (Binswanger, 1956). Los ninos del futuro se encuentran sumergidos en una narrativa de nerviosismo dado por la debilidad de los apegos. La narrativa de la maestra es interesante en la medida que vincula su argumento con la emergencia de la violencia. La metropoli contribuye poderosamente a que la vida en comunidad se disloque, manifestandose en la perdida del contrato social basico que implica el amor entre las generaciones. De ahi que una labor de las escuelas deberia ser la recuperacion de la comunidad, pues solo a traves de ella se pueden recomponer las personalidades nerviosas. De ahi la necesidad de tener espacios dignos y maestros con neurosis equilibradas: "la vida del consumo no sustituye lo importante: la comunidad", dice la maestra.

El residir debe cuidarse en una metropoli:

Un representante de una colonia

Muchas son las colonias de Guadalajara estan siendo afectadas por el crecimiento metropolitano. Las colonias que antes eran consideradas de la alta sociedad ahora encuentran contrastes con colonias de mayores poderes adquisitivos. Es el caso de la colonia Ladron de Guevara, donde si bien se tienen los servicios garantizados y proveidos con regularidad, es importante no salir del visor de las autoridades, es decir, mantener la visibilidad es un asunto importante en la gestion de la vida metropolitana. Y es que ante la extension de la metropoli se corre el riesgo de desaparecer en la medida que se definen nuevas prioridades. Cuidar el entorno de la colonia significa a la vez cuidar el estrato social. Esta colonia es antigua y en la actualidad experimenta un proceso de cambio en el uso del suelo. Las antiguas casas estan transmutando en oficinas, por lo que las calles estan llenas de autos y los transeuntes siempre son desconocidos. En esta narrativa se define a una ciudad de antes, propia, en la medida en que era nuestra, a otra, la de la actualidad, compuesta fundamentalmente por desconocidos. Antes, en esta colonia, todos se conocian, ahora nadie. Todos son trabajadores que vienen de fuera. Guadalajara es la ciudad de los trabajadores de fuera. Pero tambien sucede que los foraneos son los peligrosos, de ahi que los saludos entre conocidos se van perdiendo y el temor aumenta al caminar por las calles. Quizas los mayores temores de la sociedad tapatia sean precisamente los desconocidos, es decir, los que no se interpretan como similares.

La colonia Ladron de Guevara se encuentra en medio de otras dos con distintos estratos sociales. Santa Teresita es una colonia popular llena de comercios de todo tipo; La Providencia, por el contrario, es una colonia de ricos en la que el uso del suelo es exclusivamente para habitacion. Senalan que en la Ladron de Guevara falta un parque, como existe en La Providencia, para ser de clase alta. Y es que de alguna manera los desarrollos urbanos de los ochenta tenian su parque para el disfrute paseante de los vecinos, pero en la actualidad dicho concepto se ha perdido, lo que queda, cuando la oferta inmobiliaria se privatiza, son casas con pequenos lugares para el esparcimiento. En la narrativa del colono se observa que la metropoli ha perdido calidad de vida en la medida que el espacio publico ya no cuenta con esos parques en los interiores de las colonias, hecho que permitia un espacio publico para "nosotros los vecinos". Hay un "ruido" permanente en las ciudades actuales, pues los parques ya no aparecen en el andar paseante y seguro de sus habitantes. Y es que en la medida que se cuente con lugares de esparcimiento se contrasta con la ciudad que solo tiene comercios, como es el caso de Santa Teresita, la colonia popular en la otra frontera de la Ladron de Guevara. Pero esta tiene un emblema que une a las tres colonias independientemente de su estatus social: "alli se encuentra la iglesia". En la narrativa de este colono hay una expresion clara: "las ciudades deben hacerse para caminarlas", el problema es que la metropoli se encuentra en otra escala, por lo que se deben hacer andadores para disfrutar el pequeno lugar central que corresponde al lugar en el que se habita, vive e imagina la metropoli.

Cuando se pregunta sobre los habitantes del centro, los de aquel lado de la Calzada, la reflexion entra de inmediato y la respuesta es contundente: "a los pobres se les debe ayudar pero sin descuidar a las colonias consolidadas", es decir, la ciudad aparece separada por pobres y ricos. La integracion se debe hacer con acciones gubernamentales que terminen por apoyar a cada uno en sus necesidades concretas y singulares.

Conclusiones

El objeto de este trabajo fue descriptivo. Se enfoco en siete narrativas en torno a la vida en la metropoli de Guadalajara. Desde ellas pudimos ver que existen dos dos aspectos mas destacables: 1) la densidad y aglomeracion de personas resaltando la otredad entre oriundos y foraneos y 2) el muro invisible que separa a los habitantes del poniente de los del oriente el cual, no obstante, existe en la actualidad como un proyecto a superar partiendo de su reconocida existencia.

Si bien no se puede argumentar que en este trabajo se obtienen la totalidad de narrativas en torno a la metropoli (pues faltarian las de los indigenas ambulantes, las de los indigenas mazahuas de los establecimientos fijos del centro, las diversidades sexuales y las narrativas de la violencia y el crimen, entre otras), las siete que se consideran manifiestan en buena medida las complejidades de una metropoli que se erige con preeminencia reconocida en el occidente mexicano.

Se partio de un enfoque urbano considerado por escalas en funcion de la logica misma de cualquier espacio urbano: su logica expansiva. De esta forma la expansion va acompanada de lo heterogeneo y lo diverso. El crecimiento estructural se articula con las conductas individuales. De esta forma se alinean las practicas en estructuras de accion, de dicha articulacion se erigen los componentes estructurantes de toda metropoli. De esta manera, conviven en la metropoli distintas escalas urbanas que van desde lo rural hasta la metalopolis, pasando por la ciudad y la metropoli. La escala rural refiere al asentamiento sedentario con sus propias formas de crecimiento; la escala ciudad a aquella apropiada por todos en la medida de que se puede acceder a ella en un sentido no fragmentado, como es el caso de la metropoli. No es el caso de la metropoli de Guadalajara convertirse en magalopoli si por ella entendemos la articulacion estructural entre dos metropolis, mas bien, aca, se trata de una region urbana cuya preeminencia la tiene la metropoli de Guadalajara, a esta difusividad se le puede llamar la metalopolis.

De esta manera se presentan las formas simbolicas de definir a la metropoli de Guadalajara desde siete narrativas.

El miembro de la Organizacion no Gubernamental

La ONG resalta la importancia de una metropoli para articular una region, luego articularla con las metropolis nacionales y despues a las internacionales. La vocacion internacionalista es el primer planteamiento. En medio de dicha situacion el problema de la integracion regional se convierte en un problema que se puede resolver mediante el cambio de vocaciones y la gentrificacion del centro de la metropoli. En esta logica, Guadalajara aparece como un polo de definiciones regionales, lo cual significa tener la capacidad de articular vocaciones regionales para el desarrollo. Esta centralidad coloca a la metropoli de Guadalajara como la portadora de las propuestas de desarrollo del occidente, con potencial a articular la costa oeste del pais y del continente, como las ciudades del centro del pais, especificamente la Ciudad de Mexico.

A la vez, la metropoli de Guadalajara es para ellos un lugar de encuentros. En su narrativa no se encuentra la palabra desencuentros, sino precisamente su antonimo. La metropoli es para encontrarse, de ahi la necesidad de recuperar los espacios publicos, pues todos espacio es un espacio de encuentro con la diversidad. En este escenario la existencia de las dos Guadalajaras se define por lo antiguo y lo nuevo, dos aspectos importantes para la interaccion y los encuentros colectivos. Esa Guadalajara antigua debe, no obstante, cambiar sus vocaciones por una ciudad centrada en el turismo.

El periodista

En el discurso del periodista la metropoli aparece como una densidad de historias que estan por descubrirse y que requieren de la presencia del periodista para ser contadas. Simbolizar la ciudad desde esa perspectiva significa auto colocarse como una vitrina de la queja, pues en buena medida el periodista, en su intento integrar la totalidad metapolitana, se convierte en un catalizador del lamento colectivo de las localidades, pues a la vez, los habitantes de cualquier rincon de la metalopoli encuentran en el periodista una oportunidad de visibilizacion.

La labor del periodista se encuentra en la de dar cuenta de la totalidad metropolitana, alli radica su estres cotidiano. Pero el va mas alla, encuentra que las calles de la metropoli son densas y la movilidad lenta, pero una vez saliendo de ella se puede desplazar con rapidez a los lugares que reclaman ser informados, es el momento en que se toma una region urbana como un universo de historias que contar. En la narrativa del periodista se puede construir la imagen de la metalopoli, es decir, aquellas regiones que se encuentran articuladas al devenir de la metropoli de Guadalajara. La movilidad urbana es para el periodista una demanda de suma importancia en la medida que su trabajo se define por rescatar historias.

Respecto a los dos Guadalajaras. El periodista dice que esta dualidad es una riqueza de la metropoli, pues de esta forma se tiene la posibilidad de crear historias de los mas diversos contenidos.

Joven empresario

Desde los empresarios, la metropoli es un nicho permanente de ideas. La aglomeracion genera ideas, pero estas, para realizarse, requieren de las inversiones. De ahi que una metropoli garantiza ideas, pero frustradas si no se complementan con la inversion. En esta medida todo debe tender hacia la empresa, es decir, hacia la formalidad de la oferta de bienes. En la misma logica ecosistemica, dice el empresario, hay una genealogia que comienza con el negocio familiar. Dicho negocio implica la union familiar para sacar adelante a la familia, pero ahora a las nuevas generaciones les toca trascender el negocio por la empresa, es decir, hacer un plan empresarial que se sostenga por la profesionalizacion y la evaluacion permanente.

Es por eso que el centro y la ciudad de la Calzada para alla, es un caso perdido, o se invierte alli y se emplea a sus usuarios ambulantes de la actualidad, o se deja tal cual se encuentra. Para los empresarios jovenes, de la

Calzada para alla es nada, espacio vacio, frente a una Guadalajara llena de oportunidades y con un horizonte por llenar mediante la formulas empresariales. Lo lleno y lo vacio definen en buena medida las dos Guadalajaras.

El comerciante de helados de garrafa

En cambio para el comerciante al menudeo que ha transitado del ambulantaje al negocio fijo, el centro de la ciudad es un lugar precioso para generarse las condiciones de trabajo diario. Y sin embargo asiste a sus aspiraciones la idea de que los productos del ambulantaje, para subsistir, deben venderse en los super mercados, es decir, a las personas que viven del lado de alla..., de la Calzada. La Guadalajara de este lado es un campo de oportunidades para los pobres, la de alla, un lugar al que hay que aspirar a vender los productos propios.

El espacio publico para los pobres de la ciudad de Guadalajara (y de todas las ciudades de Mexico en general) es un lugar del cual se puede echar mano, es un sitio a disposicion y hecho para el uso de los pobres. En la medida que es de todos se interpreta que se le puede apropiar. En esa misma medida se convierte en una oportunidad para procurarse un trabajo. De ahi que el ambulantaje sea una opcion para los pobres, pues en su articulacion de espacio publico y trabajo precario se conforma esta configuracion social. Sucede asi que los que trascienden de ambulantes a fijos se encuentran atrapados entre las responsabilidades fiscales y el ser testigos de la mayor prosperidad de los ambulantes contemporaneos. Hay alli una trampa que hace que el ambulantaje se convierta en competencia desleal mientras aumenta la apropiacion monopolica del espacio publico, nos da a entender el vendedor de helados de garrafa.

Comerciantes alternativos

Desde el Tianguis de Guadalajara se resalta la idea de la libertad y la diversidad cultural. Se trata de un sitio de amplio albedrio, abierto a la diferencia y tolerante con la diversidad. Las narrativas de los usuarios de este mercado son fundamentales para entender a la metropoli como un escenario de modernidad en construccion permanente, pues la construccion de la autenticidad y la originalidad proviene precisamente de esa sociedad moderna que se plantea ante todo la distincion frente a los demas. La reflexividad que implica invertir ideas, creatividad e imagineria en uno mismo para construir la identidad, no es mas que un producto de la modernidad, pero a la vez, el factor de convivir con la diversidad cultural hace de este grupo un permanente constructor de autenticidad. Es por eso que la ciudad dividida no aparece en la narrativa de este sector social, de la juventud en busqueda y construccion de un estilo de vida alternativo. Las dos Guadalajaras son solo diferentes mas eso no hace a una mas que a la otra, dice el comerciante para luego enfatizar que las desigualdades son producto de los estereotipos.

Pero mantener un estilo de vida en el libre albedrio no es facil, pues administrar la libertad siempre corre el riesgo de estar en la mirada de las autoridades que prefieren sujetos alineados, de ahi que se mantienen en el filo de una sociedad que consume alternativamente bajo la mirada permanente de las autoridades.

La maestra de educacion basica

La maestra de secundaria con una narrativa corta, precisa y sin adornos, manifiesta un discurso interesante en la medida que hace enfasis en la carencia de los afectos primarios, todo ellos causa de un aumento de las enfermedades nerviosas que pueden derivar en violencias. La busqueda de comunidad se convierte en el factor mas buscado y en esa medida se debe integrar a los pobres en escuelas dignas.

En medio de este nerviosismo social estan los desencuentros generacionales, es decir, un debilitamiento de la solidaridad. En este escenario de desapegos emergen las enfermedades nerviosas. Surgen los melancolicos y los excentricos, personas sufrientes que en la cotidianidad administran sus frustraciones, plataforma susceptible desde la cual emerge la violencia. El contrato social de esta metropoli se encuentra debil en el lado mas delicado, afirma la maestra: en el afecto entre generaciones. Y esa crisis la sufren tanto los habitantes de la Guadalajara de la Calzada para alla como los de aca.

Un residente

Por ultimo, el colono popular enfatiza en el sentir colectivo de que la metropoli ha dejado de ser de los oriundos o de los similares. Ahora los foraneos y los diferentes son los duenos de las calles. expresion de ello no solo es que las calles de la colonia se han llenado de extranos sino la intensa cantidad de autos que la transitan, pues las casas, antes dedicadas a la vivienda, ahora han cambiado su uso del suelo para transformarse en oficinas. Con esto se pierde confianza en el andar cotidiano y el miedo refuerza los estilos de vida metropolitanos. Ante esto se hace necesario construir parques publicos en las colonias, es decir, se siente que un indicador que termina por fragmentar la solidaridad vecinal es que el espacio publico se ha transformado en espacio para el crecimiento empresarial.

La metropoli de Guadalajara es sin duda un universo de investigacion fascinante que esta construyendose permanentemente. El Valle de Atemajac hoy mas que nunca aparece cosmopolita, conflictivo y urbano, pero tambien interesante en la medida que se ha transformado en un universo de interacciones infinitas. Su estudio narrativo nos lleva a considerar a esta metropoli como un universo que trasciende a la metalopoli, en la medida que integra en su dinamica a regiones.

Bibliografia

Aceves, J., De la Torre, R. y Safa, P. (2004). "Fragmentos urbanos de una misma ciudad, Guadalajara", en: Espiral, Vol. XI, Num. 31, 277-320.

Alexander, J. (1997). Las teorias sociologicas desde la Segunda Guerra Mundial. Analisis multidimensional. Gedisa: Barcelona.

Auge, M. (1996). Los no lugares. Espacios del anonimato. Una antropologia de la sobremodernidad. Gedisa: Barcelona.

Bauman, Z. (2016). Vida de consumo. FCE: Mexico.

Benjamin, W. (2005). Libro de los pasajes. AKAL: Madrid.

Binswanger, L. (1956). Tres formas de la existencia frustrada. Amorrortu editores: Buenos Aires.

Bourdieu, P. (1990). Sociologia y cultura. Grijalbo-CNCA: Mexico.

Bueno, C. (2016). Configuraciones productivas en la globalizacion. Trayectorias a la mexicana. UIA: Mexico.

Chavez Hayhoe, Arturo. (1953). Guadalajara en el sigloXVI, Banco Reaccionario de Jalisco, Tomo I, Guadalajara.

Corona Ojeda, E. T. (2014). La supervivencia artistica de los jovenes creadores: Tianguis cultural de Guadalajara, 1995-2011. El Colegio de Jalisco: Guadalajara.

Delgado, J. (1991). "Valle de Mexico: el crecimiento por conurbaciones", en: Miguel Panadero Montoya y Miroslawa Czerny (coordinadores). America Latina, regiones en transicion. Universidad de Castilla, Espana.

Douglas, M. (1996). Estilos de pensar. Gedisa: Barcelona.

Douglas, M. y Isherwood, B. (1990). El mundo de los bienes. Hacia una antropologia del consumo. Grijalbo: Mexico.

Duhau, E. y Giglia, A. (2008). Las reglas del desorden. Habitar la metropoli, UAM-Siglo XXI: Mexico.

Durkheim, E. (1982). La division del trabajo social. Colofon: Mexico.

Garza, G. (2000). "Ambitos de expansion territorial", en: Gustavo Garza (Coord.), La Ciudad de Mexico en el fin del segundo milenio. Colegio de Mexico y Gobierno del Distrito Federal. Mexico.

Goffman, E. (1959). The Presentation of Self in Everyday Life. Doubleday: Nueva York.

Gonzalez Ortiz, F. (2014). Carnavales metropolitanos. Accion ritual ante el crecimiento urbano. San Francisco Tlalcilalcalpan. UIEM-UAEMex: Toluca.

Harvey, D. (2005). El nuevo imperialismo. Acumulacion por desposesion, CLAC-SO, Buenos Aires.

INEGI (2015). Conteo de Poblacion y Vivienda, Aguascalientes, Mexico. Iracheta Cenecorta, A. (1992). Hacia una planeacion urbana critica. UAEMex: Mexico.

Lindon, A. (2001). "La modernidad y la subjetividad social; una aproximacion a la vida metropolitana", en: Miguel Angel Aguilar y Mario Bassols (coordinadores), La dimension multiple de las ciudades. UAM-I: Mexico.

Mandelbrot, B. (1987). Los objetos fractales, Tusquets, Madrid.

McCombs, M. y Shaw, D. (1972). "The Agenda Setting, Function of Mass Media", en: The Public Opinion Quaterly, Vol. 36, Num. 2, USA, 176 -187.

Nivon Bolan, E. (1998). "De periferias y suburbios, territorio y relaciones culturales en los margenes de la ciudad", en: Garcia Canclini, N. (coordinador), Cultura y comunicacion en la Ciudad de Mexico. Modernidad y multiculturalidad. La Ciudad de Mexico afin de siglo. Grijalbo-UAM-I,:Mexico.

Parsons, T. (1987). La estructura de la accion social, Guadarrama-FCE,:Mexico.

Reguillo Cruz, R. (2005). La construccion simbolica de la ciudad. Sociedad, desastre y comunicacion. UIA-ITESO: Guadalajara.

Ruiz Olabuenaga, J. I. y Izpizua, M. A.. (1989). La decodificacion de la vida cotidiana. Metodos de investigacion cualitativa. Universidad de Deusto: Bilbao.

Sassen, S. (1999). Ciudad global, Nueva York, Londres, Tokio. Eudeba: Buenos Aires.

Serrano Moreno, J. (2002). "De megalopolis a metapolis, de metapolis a metaregion, ?futuro de la region centro?", en: Delgadillo Macias, J. e Iracheta Cenecorta, A. (coordinadores), Actualidad de la investigacion regional en el Mexico central, CRIM-UNAM, El Colegio Mexiquense, El Colegio de Tlaxcala, Plaza y Valdes: Mexico.

Soja, E. W. (2001). Postmetropolis, Critical Studies of Cities and Regions. Blackwell: USA.

Tavares dos Santos, J. V. (2012). Violencias e conflitualidades, Tomo editorial, Porto Alegre.

Tilly, Ch. (2000). La desigualdad persistente. Manantial: Buenos Aires.

Weber, M. (1988). Economia y sociedad. FCE: Mexico.

Wirth, L. (1988). "El urbanismo como modo de vida", en: Bassols, M. et al. Antologia de sociologia urbana. UNAM: Mexico.

Recibido: 31 de julio de 2018

Aprobado: 10 de septiembre de 2018

Felipe Gonzalez Ortiz Mexicano. Doctor en Antropologia por la Universidad Autonoma Metropolitana-Iztapalapa. Profesor PRODEP y SNI Nivel II. Lineas de investigacion: Metropoli y Cultura y Educacion superior intercultural Reconocimientos academicos por la Universidad de Puno, Peru y por la Alcaldia los Morochucos en Peru; felsus1@yahoo.es

(1.) No es gratuito el intento de sintesis que propuso Talcott Parsons en relacion a la estructura de la accion social (1987), proyecto bien identificado por el propio Jeffrey Alexander (1997).

(2.) Dicha mujer es oriunda de Chapala vivio en la Ciudad de Mexico y ahora regreso a su tierra natal. La entreviste en el mismo Chapala en ocasion de un evento televisivo que asignaba reconocimiento a los rescatistas que salvaron vidas en el temblor de 1985. Ella veia con tristeza dichos programas, me parecia a mi que le llegaba una especie de nostalgia solidaria, pero no, ella me dijo, despues y con las lagrimas en las mejillas, que lamentaba el hecho de que no se hiciera ningun reconocimiento a los rescatistas que no tuvieron la suerte de rescatar a alguien con vida, como era su caso, tanto en 1985 como en 1992.

(3.) Entiendo por publiceidad el caracter o pretension de todo objeto a valer como publico, como cosa publica, de acceso para todos como algo comun. No utilizo el termino publicidad para no confundirlo con la accion hecha para la promocion del consumo de determinado producto.

(4.) La Agenda Setting es un concepto que define la confluencia de la opinion que los medios deslizan y los intereses de la audiencia, se trata de hacer coincidir la agenda de los medios con la agenda de los ciudadanos (McCombs y Shaw, 1972).

(5.) Esto ha dado entrada a las llamadas zonas de seguridad, es decir, zonas que conforman espacios publicos reconocidos institucionalmente y por lo tanto, provistos de seguridad. Fuera de ellos, todo es peligroso (Tavares, 2012).

(6.) En el esquema teorico de Gustavo Garza (2000), una megalopolis es aquella que integra el territorio urbano entre dos entidades federativas, por ejemplo la del centro de Mexico. Si se sigue este esquema, la de Guadalajara no tendria posibilidades de convertirse en megalopolis, pero el tamano y la expansion que presenta puede ayudar a afirmar que se trata de una metalopolis, en el sentido de una integracion difusa regional (Serrano, 2002) con caracteristicas similares, si no identicas, a las de cualquier megalopolis.

(7.) El planteamiento de integracion global se encuentra subsumido en los esquemas teoricos de la red de metropolis mundiales en que se asignan preeminencias a cada una de ellas en funcion de su contribucion al PIB global. Existen asociaciones de este tipo en todo el mundo y el planteamiento general es el planteado por Sassen (1999).

(8.) La dimension de la region urbana siempre es implicita en los estudios urbanos, sin embargo, quien ha manifestado esta cualidad como el centro de explicacion metropolitana es Iracheta (1992).
Cuadro I
Zona metropolitana de Guadalajara al 2015

Municipio     Habitantes   Superficie   Habitantes por
                           (km2)        km2

Guadalajara   1,460,148      150.2       9,721.36
Zapopan       1,322,272      893.2        1491.57
Tlaquepaque     664,193      270         2,459.97
Tlajomulco      549,442      636.9         862.68
Tonala          536,111      119.58      4,483.28
El Salto        183,437       41.5       4,420.17
Ixtlahuacan      53,045      184.2         287.98
Juanacatlan      17,955       89.08        201.56
Total         4,786,603    2,384.66     23,928.57

Fuente: Elaboracion propia con base en INEGI (2015).
COPYRIGHT 2019 Universidad de Colima, Centro Universitario de Investigaciones Sociales
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Ortiz, Felipe Gonzalez
Publication:Estudios sobre las Culturas Contemporaneas
Date:Jun 22, 2019
Words:12982
Previous Article:Estudios sobre las Culturas Contemporaneas y un proyecto de civilizacion/Estudios sobre las Culturas Contemporaneas & a Project of Civilization.
Next Article:Experiencias de trabajo en la ninez nahua jornalera agricola: en Cuauhtemoc, Colima/Labor Experiences of Nahua Agricultural Children Workers in...

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters