Printer Friendly

Shuk Toak. Historia natural y cultural de un geosimbolo de Sonora.

Resumen

En el noroeste del estado de Sonora, Mexico, existe una arida region cubierta por un escudo volcanico, cercana a un mar de dunas y al mar de Cortez. Alli la temperatura puede alcanzar los 56.7[grados]C en el verano y descender hasta los -8.3[grados]C en invierno. Con apenas 52 milimetros de precipitacion pluvial anual, podria pensarse que ese lugar es un paramo sin vida. No obstante, el Desierto de Altar y el escudo volcanico de El Pinacate se ha caracterizado desde del Pleistoceno por la presencia de una rica biodiversidad de la cual perduran cientos de especies de plantas y animales adaptados a las condiciones presentes. Por estas caracteristicas, el Gobierno Mexicano declaro a esta zona, en 1993, area natural protegida bajo la denominacion de Reserva de la Biosfera El Pinacate y el Gran Desierto de Altar. Mas aun, esta region ha sido historicamente relevante no solo por sus particularidades fisiograficas y ambientales, sino por haber sido habitada por el hombre desde el periodo paleoindio, y haber sido objeto de multiples exploraciones por parte de misioneros, colonizadores, gambusinos, cazadores y sobre todo cientificos, desde el siglo XVII hasta el presente. Entre sus visitantes mas destacados podemos citar a Fray Eusebio Francisco Kino, Carl Lumholtz, William Homaday y Julian Hayden. El presente articulo presenta ambas historias de esta reserva, la natural y cultural, y discute aspectos importantes de la geologia, morfologia y fisiografia de la zona, de su biodiversidad, asi como de su poblamiento temprano y exploracion posterior. Cabe senalar que este trabajo es resultado de una investigacion financiada por la Comision Nacional de Areas Naturales Protegidas (CONANP), con el proposito de generar un guion museografico que se materialice en una exposicion permanente albergada por el Centro de Visitantes es ese lugar.

Palabras clave: Desierto de Altar, El Pinacate, Sonora, Zonas Aridas, Biodiversidad, Antropologia del Desierto.

Abstract

In the northwestern corner of Sonora, Mexico, there exists an arid region covered by a volcanic shield that is close to both a singular sea of sand dunes and the Sea of Cortez. Temperature in this place may reach 56.7[degrees]C in the summer and -8.3[degrees]C during winter. In addition, with only 52 millimeters of annual rain, one could assume that this is an uninhabited landscape. However, the Desert of Altar and the volcanic shield of El Pinacate has characterized since the Pleistocene Era because of the existence of a singular biodiversity of which many specimens of fauna and flora transcend the current times. For these characteristics of this area, the Mexican government declared it, in 1993, a protected natural area with the name of Biosphere Reserve El Pinacate and the Great Desert of Altar. Moreover, this region has been historically relevant not only because of its physiographic and environmental singularities, but also because of the long presence of mala. This place was inhabited by human beings since the Paleoindian and the Late Prehistoric periods, and has repeatedly been explored since the 17th Century to present by missioners, colonizers, gold seekers, hunters, and on the top of all scientists. Among the most important visitors to this land should be mentioned Fray Eusebio Francisco Kino, Carl Lumholtz, William Homaday and Julian Hayden. This paper presents these two histories, the natural and the cultural, and discusses geological, morphological and physiographic aspects of this reserve, as well as those about biodiversity, early presence of man and ulterior explorations. This paper is the result of a wider project financed by the National Commission for the Protected Natural Areas (CONANP). The purpose of this research was to elaborate a museum exhibition in the Visitors Center of that place.

Key words: Desert of Altar, El Pinacate, Sonora, Arid Zones, Biodiversity and Anthropology of Desert.

Introduccion

La region volcanica de El Pinacate y el Gran Desierto de Altar, Sonora, es una Area Natural Protegida (ANP) por el gobierno federal, que fue declarada Reserva de la Biosfera mediante decreto publicado el 10 de junio de 1993, en el Diario Oficial de la Federacion (INE, 1995:1). Esta Reserva se encuentra ubicada en una zona desertica cuya aridez pareciera confirmar la generalizada idea sobre los desiertos como sitios ausentes de vida, lugares deshabitados, inmensos mares de arena en donde nada crece y nadie vive. (1) No obstante, como veremos en este articulo, esta zona del estado de Sonora ha estado historicamente habitada por una abundante y singular flora y fauna, y por diversos grupos que dejaron a su paso interesantes signos de ingenio para sobrevivir en ella. Mas aun, la Reserva de la Biosfera El Pinacate y el Gran Desierto de Altar contiene una historia rica e interesante de exploraciones y descubrimientos cientificos en los campos de la geologia, biologia, arqueologia, etnografia e historia, que merecen ser divulgados a traves de distintos medios. Uno de ellos es el presente articulo que hemos denominado "Shuk Toak. Historia natural y cultural de un geosimbolo de Sonora".

Para escribir esta historia revisamos primero la biblioteca especializada de la Reserva de la Biosfera (RB), en su Estacion Biologica, kilometro 50 de la carretera Sonoita-Puerto Penasco, Sonora. Hicimos una lista de expertos en El Pinacate, tanto mexicanos como estadounidenses y emprendimos una serie de entrevistas semiestructuradas con ellos tanto en la RB, como en las ciudades norteamericanas de Tucson, Ajo, Sells y Phoenix, Arizona. Esta tecnica arrojo nuevos prospectos para ser entrevistados asi como informantes clave de la region. Recorrimos en varias ocasiones la RB registrando fotograficamente sitios de interes, ademas de convocar a fotografos que en el pasado han trabajado en este lugar. Posteriormente realizamos el trabajo etnografico entrevistando a papagos mexicanos y estadounidenses, asi como a informantes no indigenas avecindados a la RB. Sistematizamos toda la informacion y escribimos un documento fuente para ser dictaminado, del cual se desprende el presente articulo a manera de sintesis de ese trabajo.

En este articulo se sostiene que El Pinacate es un geosimbolo, concepto que es empleado tanto por geografos como especialistas en estudios culturales, antropologos y sociologos ambientales entre otros academicos. Su acepcion puede resumirse en los siguientes terminos:

[Un geosimbolo es] Un lugar, un itinerario, una extension o un accidente geografico que por razones politicas, religiosas o culturales reviste a los ojos de ciertos pueblos o grupos sociales una dimension simbolica que alimenta y conforta su identidad (Bonneimaison, 1981:256, en Gimenez, 2005:vol.1).

En el transcurso de este articulo se documentara el porque El Pinacate es un geosimbolo, y como tal, un espacio geografico transitado, apropiado y disputado fisica y simbolicamente desde la prehistoria hasta la actualidad.

[FIGURA 1 OMITIR]

La historia natural

Sin lugar a dudas la Reserva de la Biosfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar es una region extremadamente arida y caliente. Se trata de 714,556.5 hectareas de superficie, localizadas en la esquina noroccidental del estado de Sonora, especificamente entre los 113[grados]00'-114[grados]30'W y los 31[grados]30'-32[grados]30'N. Aun cuando la temperatura media anual de esta region oscila entre los 18[grados] y 22[grados]C, en el verano esta puede elevarse hasta los 56.7[grados]C, y en el invierno descender hasta los -8.3[grados]C. El agua en esta ANP es muy escasa, con periodos de hasta 34 meses sin lluvia, y tala solo 52 milimetros de precipitacion pluvial anual. No en vano, estas condiciones le merecieron a esta zona el nombre del Camino del Diablo, y le hicieron escenario de dramaticos sucesos reales e imaginarios. Pese a estas condiciones, este ecosistema es responsable en buena medida de la estabilidad del clima en la region, ya que contribuye a la regulacion del ciclo hidrico.

El Pinacate

Datos generales: (INE, 1995)

Ubicacion: Entre los 113[grados]00'-114[grados]30'W y los 31[grados]30'- 32[grados]30'N.

Superficie: 714,556.5 hectareas.

Biodiversidad: 560 especies de plantas vasculares; 41 especies de mamiferos; 184 especies de aves; 43 especies de reptiles; 4 especies de anfibios; 2 especies de peces nativos de agua dulce.

Temperatura: Media anual entre los 18[grados] y 22[grados]C. Record de alta, 56.7[grados]C. Extremo bajo nocturno invernal, -8.3[grados]C.

Precipitacion: En la sierra del Rosario dentro de la Reserva se ha registrado un periodo de 34 meses sin lluvia. En Sonoyta se han registrado 164 milimetros anuales. En Puerto Penasco y San Luis, Sonora, entre 52 y 61 milimetros anuales.

Clima: Extremoso, muy arido, desertico, seco semicalido, con lluvias predominantes de invierno (Koppen).

Suelos: Litosoles, Regosoles, Fluvisoles, Yermosoles y Vertisoles.

Hidrografia: Cuenca baja del rio Sonoyta, Cuenca # 8 de Sonora y # 7 Rio Colorado. Cuenta con 23 tinajas mayores (Hayden, 1967) Pozos artesianos en el lindero sur de la Reserva.

Composicion: Elementos dominantes, estudo volcanico y campo de dunas. Elementos secundarios, sierras graniticas, planicie costera, lechos de arroyos, llanuras aluviales.

Poblacion: 200 habitantes (INE, 1995).

Mas aun, en el pasado las condiciones ambientales de esta zona eran radicalmente diferentes. Algunas investigaciones han demostrado que esta region era mucho mas humeda que en la actualidad, lo cual permitio que desde el Pleistoceno estuviera habitada por diversas especies de plantas y animales. Asi lo comprueban las excavaciones paleontologicas llevadas a cabo desde 1938 hasta 1990 en el contiguo Golfo de Santa Clara (Davis, et al., 1990). Mediante estas investigaciones se han localizado fosiles de animales vertebrados de especies extintas y algunas que aun sobreviven. Estos animales pertenecen a casi todas las clases taxonomicas, entre las que se encuentran las siguientes: 1) los anfibios como la tortuga de lodo, el sapo del Colorado, y la tortuga de tierra; 2) los reptiles como la boa constrictor y la culebra chirrionera, 3) las aves como el buho; 3) los peces de clase Osteichthys que no ha sido identificada, y sobre todo 4) los mamiferos, entre los que se encuentran ratas de algodon de Curtis, rata de arbolado, venado, tapir, perezoso gigante de tierra, probocideo primitivo, conejo, llama, rata cambista, mamut, felinos de talla mediana, caballo, borrego, antilocaprinos (familia del berrendo), camelidos, castor, hiena, lobo, tigre diente de sable, oso de anteojos, jaguar y tlacoyote.

La transformacion radical de este ecosistema dio inicio, sin embargo, hace 15 millones de anos. Esto se debio a dos eventos importantes: el llamado Evento Pre-Pinacate ocurrido durante el Mioceno (12 a 15 millones de anos), y el llamado Evento Pinacate ocurrido durante el Pliocuatemario (1.5 a 10 millones de anos) (Vidal, 2001). Como resultado de estos eventos, la zona se convirtio en un mar de arena alrededor de un escudo volcanico con sierras graniticas y pisos de roca ignea, con una planicie costera, lechos de arroyos y llanuras aluviales. A partir de entonces, el paisaje de esta region se caracterizo por la existencia de las siguientes morfologias:

1. Tinajas. Veintitres cavidades en los pisos de roca, en las cuales se almacena agua de lluvia. Estos depositos naturales han sido muy importantes en la supervivencia de animales del desierto, particularmente del borrego cimarron y el puma, asi como de varias especies de plantas y mamiferos menores. De la misma manera, estas tinajas han sido fundamentales para el asentamiento o el paso del hombre desde la prehistoria hasta la actualidad. Cabe senalar que al igual que estos depositos de agua, en esta Reserva se encuentran humedales formados por la cuenca baja del rio Sonoyta.
   Tinajas

   Tinaja de los papagos
   Tinaja de Emilia
   Tinajas altas
   Tinaja huarache
   Tinaja de los chivos
   Tinaja del cuervo
   Tinaja suvuk
   Tinaja del galletal
   Tinaja carlina
   Tinaja de Lumholtz
   Tinaja de la Sierra Blanca

* Atraque existen otras tinajas en el lugar,
estas son las mas importantes por su ubicacion,
volumen de agua que captan, y por el tiempo
que la conservan despues de llover.


2. Dunas. Un extenso mar de arena de cinco mil kilometros cuadrados, que tiene tres fuentes de origen: a) los sedimentos fluviales y deltaicos del rio Colorado, b) las playas del Golfo de California, y c) los abanicos fluviales y arroyos formados en la zona volcanica y en las sierras graniticas nortenas (Davis et al., 1990). Se trata del area mas grande de dunas vivas en America, cuya fisiografia y dinamica dan lugar a tres formas distintas: i) las dunas en forma de media luna (crecientes), localizadas hacia el este de la Reserva, con una elevacion de 10-80 metros; ii) las dunas en forma de estrella, localizadas hacia el oeste de la Reserva, con una elevacion de 80-150 metros, y iii) las dunas de alta reversion, localizadas alrededor del sistema anterior, con una elevacion de 10-20 metros. Por su parte, esta misma fisiografia y dinamica de las dunas, ha depositado la arena de mayor antiguedad en la parte central de las dunas en forma de estrella, mientras que la arena de menor edad se encuentra al norte de la Bahia Adhair (Davis et al., 1990).

Como es sabido, la dinamica de las dunas esta determinada principalmente por la intensidad y direccion del viento, el cual produce el fenomeno de "sedimentacion eolica". En el caso de El Pinacate, estos vientos provienen de tres direcciones diferentes: a) del norte, en invierno; b) del oeste, en primavera, y c) del sur, en verano. La accion eolica transporta del 25 al 30% del material que se mueve en este mar de arena, y determina las formas de las dunas (Davis et al., 1990).

3. Lava. Un piso volcanico en el que sobresalen los flujos y las burbujas de lava, conformados por una larga historia de erupciones volcanicas que dieron inicio hace 4 millones de anos, y cesaron hace 12 mil. Los flujos de lava producidos por las primeras erupciones se encuentran enterrados dentro del volcan, por lo que no forman parte del paisaje actual y no cuentan con acceso para su estudio. No obstante, el flujo de lava mas antiguo que si forma parte del paisaje, se encuentra expuesto en un canon al oeste del Cono Rojo y data de un millon setecientos mil anos. Estos flujos y burbujas de lava fueron originalmente resultado de la erupcion volcanica de El Pinacate, sin embargo, hace un millon doscientos mil anos, cientos de pequenos volcanes empezaron a tener actividad y a transformar el paisaje al expulsar un tipo de lava oscura (basalto). De esta actividad volcanica se origino la tinaja de Los Papago. A partir de entonces, una serie de erupciones de volcanes menores han sido la fuente principal de los flujos y burbujas de lava que hoy en dia se pueden observar en el entomo. Se trata de las erupciones de El Elegante hace 430 mil anos, del Carnegie hace 38 mil anos, de El Elegante nuevamente hace 32 mil anos, del Cono del Tecolote hace 27 mil anos y que dio origen al flujo Ives, sobre el cual se encuentra el Centro de visitantes de esta Reserva de la Biosfera, y del Cono Laja, hace doce mil anos. Cabe senalar que por la antiguedad del flujo mas reciente de lava visible, algunos cientificos han sugerido la posibilidad de que las culturas prehistoricas hayan presenciado los eventos volcanicos que le dieron origen (Guntmann, 2008).

4. Crateres. Nueve crateres "maar" que hacen de esta Reserva el sitio con mayor numero de crateres de este tipo en el mundo. Los crateres llamados geologicamente "maar" no se encuentran en la cima de un cerro o volcan convencional, ni fueron originados por la precipitacion de meteoritos como se penso en algun tiempo. Por el contrario, estos crateres se encuentran a nivel del suelo, y fueron producidos por la colision entre el flujo de lava en ascenso hacia la superficie de la tierra, y los mantos freaticos que se encontraban a su paso. Este choque entre magma y agua produjo una enorme explosion que dio por resultado la formacion de estos crateres al ras del suelo. El crater "maar" de mayor tamano es El Elegante. Tiene un diametro de 1.6 kilometros y una profundidad de 244 metros. En 1961, David J. Lynch calculo una edad para este crater, de 149,000 anos. En 2008, James Guntmann rectifico esta edad, y la estimo en 32,000 anos (Guntmann, 2008).

5. Volcanes. Por ultimo, como es de esperar, esta zona cuya genesis se encuentra en la actividad ignea, se caracteriza principalmente por la presencia de volcanes. Se trata de 400 conos cineriticos o volcanes menores, y El Pinacate, el cual en realidad conforma dos volcanes que estan compuestos de lava y basalto. La parte mas alta de esta montana con dos volcanes, posee una altitud de 1,206 metros sobre el nivel del mar. A El Pinacate se le atribuye una antiguedad de 1.1 millones de anos, y aunque se ha estimado que la ultima erupcion de este volcan ocurrio hace un millon ochenta mil anos, los geologos y vulcanologos consideran que aun se encuentra activo.
            Edades geologicas de El Pinacate

4'000,000   de anos, la region era un mar de arena, grava y playas.
            El rio Sonoyta corria al oeste hacia el area de Bahia
            Adair.

4'000,000   a 2,000,000 probablemente inicio el vulcanismo en este
            periodo de tiempo.

1'700,000   Ocurrio la erupcion del flujo de lava mas antiguo
            conocido hasta ahora. Este flujo esta expuesto en un
            canon al oeste del Cono Rojo.

1'080,000   Ocurrio la ultima erupcion de El Pinacate.

1'200,000   anos, al tiempo presente, erosion del volcan y erupcion
            de lava oscura (basalto) en cientos de pequenos volcanes,
            o conos cineriticos en toda la region. La lava de la
            Tinaja de los papago tiene 1'200,000 anos de edad.

430,000     anos, erupcion del cono cineritico que esta dentro del
            crater El Elegan te.

38,000      anos, erupcion que forma el volcan Carnegie.

32,000      anos, erupcion que forma el crater El Elegante.

27,000      anos, erupcion que forma el cono tecolote.

13,000      anos, erupcion que forma el flujo Ives y el suelo
            volcanico de este Centro de Visitantes.


12,000      anos, erupcion forma el cono laja.
            La edad del Cerro Colorado puede ser de mas de 12,000
            anos; tan antiguo como 50,000 anos o mas.

Fuente: Gutmann (2008).


Ahora bien, pese a esta gran transformacion de la region en una zona arida y caliente, poblada por inmensas dunas de arena, rios de lava, crateres y volcanes, alberga una biodiversidad representada por 560 especies de plantas vasculares, 41 especies de mamiferos, 184 especies de aves, 43 especies de reptiles, 4 especies de anfibios, y 2 especies de peces nativos de agua dulce (INE, 1995).

Entre las plantas mas notorias se encuentran las siguientes: saguaro (Carnegiea gigantea), mezquite (Prosopis glandulosa), palo fierro (Olneya tesota), palo verde-azul (Cercidium floridum), palo verde-amarillo (Cercidium microphyllum), palo verde mexicano (Parkinsonia aculeata), tomillo (Prosopis velutina), una de gato (Acacia gregii), biznaga (Ferocactus cylindraceus), senita (Lophocereus schottii), pitahaya (Stenocereus thurberi), pino salado (Tamaris ramosissima), ocotillo (Fouqueria splendens), hediondilla (Larrea spp.) nopal (Opuntia spp.), copal (Bursera microphylla), choyas (Cylindropuntia, spp.) de hasta siete especies diferentes, canutillo (Ephedra spp.), arbol de humo (Dalea spinosa), cabeza de viejito (Mamilaria spp.), incienso (Encelia farinosa), estafiate (Ambrosia acanthicarpa), chamizo salado (Artiplex spp.) de hasta cinco especies y pasto galleta (Hilaria rigida), entre muchas otras.

Entre la fauna del lugar podemos citar, entre los mamiferos, al berrendo (Antilocapra americana sonoriensis), borrego cimarron (Ovis canadensis mexicana), venado bura (Odocileus hemionus eremicus), puma (Puma concolor), zorra del desierto (Vulpes maerotis) y zorra gris (Urocyon cinereoargenteus), coyote (Canis latrans), tejon o tlacoyote (Taxidea taxus), gato montes (Lynx rufus), pecari de collar (Pecari tajacu), liebre cola negra (Lepus californicus), conejo (Sylvilagus auduboni), rata canguro (Dypodomis spectabilis), rata cambista (Neotoma lepida), ratones de hasta diez especies diferentes, y 23 tipos de murcielagos.

Entre las aves se encuentran: aguila dorada (Aquila chrysaetos), tecolote chillon (Otus asio), tecolote zancon (Speotyto cunicularia), buho (Bubo virginianus), zopilote (Cathartes aura), cuervo (Corvus corax), carpintero de Gila (Centurus uropygialis), tapacamino (Phalaenoptilus nuttallii), correcamino (Geococcyx californianus), codorniz de Gambel (Callipepla gambelii), paloma aia blanca (Zenaida asiatica), paloma huilota (Zenaida macroura), gavilan cola roja (Buteo jamaiscensis), halcon de Cooper (Aecipiter cooperii), halcon de Harris (Parabuteo unicinctus), matraca del desierto (Campylorhynchus brunneicapillus) y cuitlacoche (Toxostoma lecontei).

Los reptiles por su parte, incluyen viboras de cascabel de cinco especies: la cascabel "lomo de diamante" (Crotalus atrox), que es la de mayor tamano pues llega a medir mas de dos metros de largo. La cascabel de "cuemitos" (Crotalus cereastes), que vive en las dunas y es la mas pequena, ya que mide 82 centimetros. Las otras especies son: Crotalus mitchelli, de 132 centimetros, Crotalus scutulatus de 129 centimetros, y Crotalus tigris de 90 centimetros.

Tambien hay culebras de seis tipos distintos, lagartijas de catorce especies entre las que destaca la llamada "perrita" (Callisaurus draconoides), (2) monstruo de Gila (Heloderma suspectum), iguana del desierto (Dipsosaurus dorsalis), chuckwalla (Sauromalus obesus timidus), tortuga de tierra (Gopherus agassizii) y la tortuga de lodo (Kinosternon sonoriense).

Entre los insectos estan: alacranes o escorpiones de tres tipos diferentes, cienpies, arana viuda negra, abejas, avispas, tabanos, tarantulas.

Y por ultimo, en los humedales existen cuatro especies de peces: el Gila de Sonora (Poeciliopsis occidentalis), el pez mosquito (Gambusia affinis), el pupo (Cyprinodon eremus) y el endemico cachorrito del desierto (Cyprinodon macularius). Estos dos ultimos pececillos, el pupo y el cachorrito, nacieron de una especie original que vivio en el ancestral Rio Sonoyta que desembocaba en la Bahia Adhair. Al parecer, la evolucion de esta especie en los actuales Cyprinodones, se debio a la emergencia de la zona volcanica que transformo el ecosistema y cambio de rumbo al Rio Sonoyta. A decir de Marshall y Blake (2009), se ha podido comprobar que mientras que dichos peces tienen respectivamente una antiguedad de 1.9 y 1.1 millones de anos, los eventos geologicos y su impacto medioambiental tuvieron lugar hace 1.7 millones de anos.

La presencia de vida vegetal y animal en la Reserva de la Biosfera observa ciertos enfasis en las cinco morfologias anteriormente descritas. De esta manera los crateres se caracterizan por una mayor presencia de un tipo de flora y fauna que existe en menor cantidad en la zona de tinajas, mientras que en las alturas de las sierras aledanas podemos encontrar especies de plantas y animales que no encontramos entre las dunas o en los humedales costeros. Por ejemplo, para Ezequiel Ezcurra (1984) existen en el lugar 229 especies de plantas terrestres y 192 acuaticas, y para el INE (1995), siete de las especies de plantas terrestres son endemicas del sistema de dunas.
Especies de plantas endemicas del sistema de dunas

1. Heterotheca thinniicola

2. Chamaesyce platysperma

3. Croton wigginsii

4. Dimorphocarpa pinnatifida

5. Eriogonum deserticota

6. Lennoa sonorae

7. Stephanomeria schottii

Fuente: Instituto Nacional de Ecologia, 1995.


Asi mismo, esta institucion establece que 309 especies de animales habitan el escudo volcanico, 85 en las dunas, mientras que otro tipo de fauna vive en la region norte de El Pinacate. Las especies de flora y fauna que caracterizan a las morfologias anteriormente descritas son: 1) en las tinajas y los humedales podemos observar practicamente todos los animales que requieren del agua para sobrevivir. En estos lugares frecuentemente se observa borrego cimarron, berrendo, gato montes, puma, coyote, etc., y por supuesto aquella fauna que habita de maneta permanente en los humedales. Este es el caso de la tortuga de lodo y los peces endemicos como el pupo y el cachorrito del desierto; 2) en las dunas, destaca la presencia del camote del desierto, apreciado por los indigenas papago, y reptiles como los escorpiones, serpientes, lagartijas y lagartijas comudas, etc; 3) entre las grietas de la lava surgen saguaros, ocotillo, cacto senita, palo fierro, incienso, palo verde, cacto barril y creosota o hediondilla. Y en las cavernas formadas en la lava, habitan miles de murcielagos, insectos y aves; 4) al fondo de los crateres se puede encontrar choya, saguaro, pasto galleta, hierba de la flecha, cacto barril, palo verde, estafiate, y quaviri, ente otras plantas. Por su parte, Lumholtz (1990) habla de la costumbre del borrego cimarron de descender hacia estas profundidades a parir sus crias, y Guntmann (2006) habla de la extrana existencia de tortugas del desierto en ese lugar. En su opinion, la presencia de este animal es inexplicable, dada la dificultad para ascender al monticulo y descender al crater; 5) finalmente, en las partes altas de las sierras, particularmente de El Pinacate, se puede encontrar fauna mayor como el puma, el borrego cimarron, el gato montes, etc.

Considerando la existencia de esta fauna en la zona, se sugiere la siguiente red trofica:

[FIGURA 2 OMITIR]

La historia cultural

Para Simon Schama (1995) la historia de un sitio natural no puede limitarse a la descripcion de su geologia, fisiografia, flora y fauna, sino que debe incluir al hombre. Mas aun, para este autor, esto no significa atender unicamente a la adaptacion, aprovechamiento y transformacion que lleva a cabo el hombre en los ecosistemas, sino a las formas en que este los imagina y representa. Asi, en la opinion de Schama, la historia natural e historia cultural de un sitio son indisociables, ya que la primera forma parte de la segunda, en tanto que siempre la caracterizacion de la naturaleza se hace desde un marco de interpretacion cultural. Incluso, la adaptacion, el aprovechamiento y la transformacion misma de los ecosistemas, esta modelada por las formas en que estos son imaginados y representados.

De esta manera, el presente trabajo considera importante describir las distintas formas de ocupacion y aprovechamiento de El Pinacate, asi como la forma de imaginarla y representarla, tanto en el pasado como en el presente. En este sentido, es importante considerar en este texto: 1) la prehistoria (arqueologia del sitio) 2) su colonizacion y exploracion (historia del sitio), y 3) su situacion actual (sociologia del sitio).

Prehistoria. Arqueologia de El Pinacate

El proceso de poblamiento temprano en la sierra del Pinacate, tuvo lugar a traves de los tres periodos clasicos observados en todo el noroeste de Mexico: 1) el paleoindio, comprendiendo a los complejos malpais y sandieguito; 2) el arcaico, que incluye a los complejos amargosa y hohokam, y 3) el prehistorico tardio representado por los hiaced o'odham, tambien conocidos como arenenos o pinacatenos, y los tohono o'odham o papagos.

Respecto al primer periodo, existe un debate acerca de la antiguedad de los grupos malpais y sandieguito en la sierra de El Pinacate, lo cual pone en tela de juicio la antiguedad del hombre en la region, e incluso en America. Mientras que en la vecina peninsula de Baja California el complejo sandieguito es considerado el de mayor antiguedad, con una edad estimada de 10,000 anos (Bendimez y Laylander, 1996). Julian Hayden (1998) considera que en El Pinacate, el complejo malpais observa una antiguedad de hasta 40,000 anos. Esto desde luego se contrapone no solo con la antiguedad estimada para el hombre en las regiones vecinas, sino en America en su conjunto, que es de 25,000 anos. Mas aun, quienes cuestionan las estimaciones de Hayden senalan la imposibilidad de llegar a tales conclusiones sobre la antiguedad del hombre en un sitio a traves del metodo de arqueologia de superficie. Como es sabido, Julian Hayden nunca llevo a cabo excavaciones in situm.

Como grupos cazadores y recolectores, los malpais y los sandieguito desarrollaron una tecnologia basada principalmente en la litica, incluyendo aquella elaborada con piedra volcanica. Entre su tecnologia se encontraban artefactos elaborados tambien con madera tallada, hueso y conchas de almeja. Destaca entre los restos atribuidos al complejo malpais, los disenos grabados en los pavimentos del desierto, particularmente la figura humana en la Tinaja Suvuk y los senderos que unen a las tinajas con los lugares de abastecimiento de alimentos, en la sierra y las llanuras hacia el mar.

[ILUSTRACION OMITIR]

El periodo arcaico por su parte, comprende la existencia de los grupos amargosa y hohokam, con una antiguedad de 5,000 anos. La tecnologia de caza del primer grupo se desarrollo con la incorporacion de lanzas, y un instrumento llamado atlatl, el cual al parecer antecede al arco y la flecha, y consiste en un lanzadardos hecho de madera dura, atribuido regularmente a los pueblos mesoamericanos. No obstante, el atlatl tambien ha sido encontrado en Baja California Sur, Chihuahua y Coahuila, en Mexico, y en Arizona, Nuevo Mexico, Texas, Utah y Colorado, en los Estados Unidos. Asi tambien, el complejo amargosa desarrollo su tecnologia con la incorporacion de 1) metates, morteros y los singulares molinos giratorios; 2) jaspe, cuarzo y obsidiana para la elaboracion de su litica, y 3) conchas, pieles y cestos que obtienen del comercio con los yumanos de Baja California. De los mismos amargosa podemos encontrar figuras de animales y plantas en los pavimentos del desierto.

El unico atlatl sonorense

El artefacto denominado atlatl es un lanzador de dardos hecho de madera dura. Los mas largos provienen de Baja California Sur y miden 82 centimetros. Los demas de los estados de Arizona, Nuevo Mexico, Texas, Utha y Colorado en Estados Unidos. En Mexico, ademas de haberse encontrado en Baja California Sur, este instrumento ha sido hallado en los estados de Baja California, Chihuahua y Coahuila. Este artefacto antecedio al uso del arco y la flecha en America del norte. Su hallazgo se llevo a cabo en una cueva de lava llamada en ingles "Ten January Cave", en la ladera sur de El Pinacate. Junto a este artefacto se encontraron dos esqueletos de borrego cimarron. Al parecer, este instrumento de caza tiene una antiguedad de 3,451 anos y mide 55.3 centimetros de largo (Ferg y Peachey, 1998). Junto al antiguo artefacto se encontro tambien una bala de plomo para mosquete y un parche de tela de algodon hecho en maquina, que se utilizaba para separar la bala de la polvora. Piezas que estuvieron en uso en esta region alrededor del ano de 1890 (Hayden, 1998). Ambos artefactos representan prueba de la presencia del hombre en El Pinacate en dos periodos de la historia: Pre colonial y Colonial.

[FIGURA 4 OMITIR]

[FIGURA 5 OMITIR]

Los hohokam por su parte, procedentes del ahora estado de Arizona, tuvieron solo una presencia transitoria. Evidencia de esto son los disenos de conchas en la Tinaja del Cuervo, similares a los que se encuentran en los senderos de este grupo en las inmediaciones del Rio Gila.

El periodo prehistorico tardio se caracteriza por la presencia de los hiaced o'odham, tambien conocidos como arenenos o pinacatenos, y los tohono o'odham o papagos. Se trata de grupos con una antiguedad aproximada de 1,200 anos que trascienden al periodo historico o de contacto con los europeos. Por ser los unicos grupos encontrados en la region por los primeros exploradores no-indigenas, sobre ellos existe mayor informacion. Se sabe por ejemplo que a pesar de pertenecer al mismo grupo y hablar la misma lengua, los pinacatenos, los arenenos y los papagos se diferenciaban por el lugar que habitaban. Mientras que los primeros lo hacian justo en las inmediaciones de la Sierra del Pinacate, los segundos habitaban la zona de las dunas cercanas al golfo, y los terceros se distribuian a lo largo del desierto.

Pese a la anterior territorialidad de estos grupos, en el desierto o en las dunas, todos ellos transitaban por distintas razones por la sierra. En temporada de sequia, por ejemplo, los arenenos y papagos se dispersaban en tomo a las llamadas tinajas para aprovechar el agua que almacenaban. Durante la primavera, estos grupos acudian a este lugar a la colecta de saguaro y ocotillo para construir sus viviendas, de la biznaga y la pitaya para alimentarse, o de otras plantas con cualidades medicinales. Ademas, los papagos que vivian entre Pozo Verde y Sonoyta, caminaban por los antiguos senderos de estas tierras para llegar hasta la Bahia de Adhair para colectar sal que era utilizada en los ritos de iniciacion de estos grupos.

Finalmente, los indigenas del prehistorico tardio, al igual que sus antecesores del paleoindio y arcaico, basaron en gran medida su subsistencia en la caceria, la pesca y la recoleccion, y desarrollaron una importante tecnologia litica de caza y molienda. Sin embargo, se distinguieron de estos por haber desarrollado la actividad agricola, y por haber incursionado en la elaboracion de artefactos de ceramica y cesteria.
Calendario papago de aprovechamiento del desierto

Junio        Hahshani Mashad, mes de la recolecta del fruto del sahuaro.
Julio        Jukiabig Mashad, mes de la lluvia.
Agosto       Shopol Eshabig Mashad, mes corto para plantar.
Septiembre   Washai Gak Mashad, mes del pasto seco.
Octubre      Wi'ihanig Mashad, mes de la vegetacion persistente.
Noviembre    Kehg S-hehpijig Mashad, el mes cuando realmente
             se empieza a poner bonito y frio.
Diciembre    EDa Wa'ugad Mashad, mes de la columna vertebral del
             invierno.
Enero        Gi'ihodag Mashad; Uhwaling Mashad, el tiempo cuando los
             animales pierden la grasa y entran en celo.
Febrero      Kohmagi Mashad, el mes gris.
Marzo        Chehdagi Mashad, el mes verde.
Abril        Oam Mashad, el mes amarillo-naranja.
Mayo         Kai Chukalig Mashad, mes cuando las semillas se empiezan a
             poner negras dentro del fruto del sahuaro
             (Crosswhite, 1980).


[FIGURA 6 OMITIR]

Colonizacion y exploracion de El Pinacate

Como ha sido ampliamente documentado, debido a las extremas condiciones ambientales en la zona, la presencia de la poblacion no aborigen se desarrollo primero con esporadicas exploraciones motivadas por la busqueda de nuevos tesoros y territorios para poner bajo la tutela de la corona espanola. Posteriormente, esta poblacion dio inicio a un timido proceso de asentamiento a traves del establecimiento de pequenos ranchos. En realidad, no fue sino hasta el siglo XX cuando en esta region se consolidaron las primeras experiencias de colonizacion. De esta manera, los procesos de exploracion y colonizacion puede dividirse en tres periodos: 1) las exploraciones tempranas (1540 a 1890), 2) las exploraciones, incursiones y asentamientos durante la primera mitad del siglo XX (1905 a 1948), y 3) las exploraciones y colonizacion durante la segunda mitad del siglo XX (1956 a la fecha).

Como sabemos, la Sierra de El Pinacate fue descubierta por los europeos en 1540, a traves de Melchor Diaz, quien fuera capitan en el ejercito de Francisco Vasquez de Coronado, que partio hacia el norte de Mexico en busca de las miticas ciudades de Cibola y Quivira. Tratando de cumplir con la encomienda de Coronado, de encontrar los navios al mando de Fernando de Alarcon en la cabecera del Golfo de California, Diaz camino por esta sierra y dio nombre a una zona de arena como Playa Diaz. Tras su fracaso en dicha encomienda, Melchor Diaz sufrio un desafortunado accidente. Al caerse de su caballo, el capitan europeo se hirio en la ingle con su propia lanza que momentos antes habia arrojado a un perro que perseguia a una oveja. Sus hombres lo subieron a una improvisada camilla y lo cargaron herido de regreso, sin embargo, Diaz murio durante el camino. Se dice que fue sepultado en una pequena colina, ubicada entre las actuales poblaciones de Sonoyta y Caborca, Sonora. Sus restos nunca fueron encontrados.

Despues del tragico suceso protagonizado por Melchor Diaz, se sucedieron otras importantes exploraciones tempranas en esta zona, entre las que se encuentran las de Fray Eusebio Francisco Kino en 1698, 1701 y 1706, y que dieron como resultado la fundacion de la mision de San Marcelo, la denominacion del Pinacate como "Cerro de Santa Clara", el contacto con 200 indigenas pinacatenos viviendo en el volcan, y el descubrimiento--desde lo alto del mismo--de que Baja California era una peninsula y no una isla. El historiador estadounidense Herbert Eugene Bolton cuenta que "Dos veces, en 1698 y en 1701, Kino habia visto, desde el cerro de Santa Clara" (Bolton, 2001:591) esta caracteristica del remate del Golfo de California en su extremo norte.

Otras incursiones importantes durante el periodo de exploraciones tempranas en la zona son, la de Francisco Garces en 1772, quien reporto por primera vez la existencia de la Tinaja del Papago; la del capitan Juan Bautista de Anza en 1774, quien establecio el famoso Camino del Diablo, que une a esta zona con la ahora ciudad de Yuma, Arizona; las de Fray Pedro Font en 1775, quien acudio a las inmediaciones de Sonoyta con 20 familias; la de Aphonse Pinart, quien reporto en 1877 una erupcion volcanica, y la de Cipriano y Bartolo Ortega, quienes en 1890 establecieron una estacion para ganado en el Pozo de los Tres Ojitos, cerca de la Bahia de Adhair, y fundaron la hacienda de Santo Domingo.

Por su parte, el segundo periodo de exploraciones, las ocurridas en la primera mitad del siglo XX, fue conducido por cientificos, antropologos, naturalistas, revolucionarios, buscadores de tesoros, novelistas y constructores de nuevas rutas de comunicacion. Este periodo da inicio con la expedicion cientifica de McDougal, Hornaday, Sykes, Milton y otros, en 1905. Conformando un equipo multidisciplinario, estos personajes reportaron entonces la existencia de una singular geologia, flora y fauna del lugar, y registraron la existencia del Cerro Colorado, el Elegante, la Tinaja de Emilia (este), la Tinaja del Indio y la Luna, a los cuales les adjudican sus respectivos nombres.

Mas tarde, en 1909, Carl Lumholtz (1990) explora la region este de la sierra, acompanado del celebre guia Alberto Celaya. Sobresale de esta expedicion la visita que hicieran Lumholtz y Celaya, guiados por el chaman Kelili de Quelele, a los timeles de lava donde vivia Iitoy (la deidad principal de los papago): ahi Lumholtz fue testigo de una ceremonia conducida por su guia en honor de Iitoy, a quien le arrojo una singular ofrenda de varas pintadas, arcos, flechas miniatura, tabaco, pendientes y varas de oracion.

De igual forma, en 1913, Alvaro Obregon cruza esta zona, entre el Desierto de Sonoyta y el Rio Colorado, para combatir a los huertistas, y en 1920, Filiberto Perez "El Gorra Prieta", lleva a cabo una serie de incursiones en la zona en la busqueda de cuarzo con oro. A traves de estas expediciones, este personaje reporta la existencia de Juan Carvajales, considerado el ultimo indio pinacateno o hiaced o'odham, del cual habla mas tarde Julian Hayden. Siete anos despues, Ronald Ives hace un estudio en la region sobre una erupcion volcanica aparentemente sucedida en 1800, y para 1928, Gumersindo Esquer escribe su relato ficcion Campos de Fuego, en donde describe una serie de lugares fantasticos en la sierra Pinacate, cuya existencia a la fecha no se ha comprobado. En este mismo ano, una caravana de hungaros abre una brecha entre Sonoyta y San Luis Rio Colorado, y los llamados Choferes del Desierto abren una ruta entre Nogales y Mexicali, pasando por esta zona. Posteriormente, en 1936, Ruth Underhill realiza su trabajo Maria Chona, autobiografia de una mujer papago (1936) y diez anos despues la familia Romero desarrolla actividad agricola de temporal, al sureste de la zona de lava. Por ultimo, en 1948 se construye la famosa via para el ferrocarril Sonora-Baja California, a traves de una dificil empresa cuyas vicisitudes fueron llevadas al cine, y que significaron cruzar por la zona de dunas, sufrir del fenomeno llamado viento negro, y perder varias vidas.

En relacion al ultimo periodo de exploraciones, las que tuvieron lugar en la segunda mitad del siglo XX, podemos mencionar los infructuosos esfuerzos de rancheros por establecerse, el trabajo de Julian Hayden, las incursiones de la NASA (Administracion Nacional de Aeronautica del Espacio), y por supuesto la declaratoria de esta zona como Area Natural Protegida. Entre los rancheros que intentan echar a andar actividades productivas en la zona, sin exito, se encuentran Juan Bermudez, quien en1956 construye la Carretera num. 2 y establece un rancho ganadero rumbo a la Tinaja del Indio; Jesus Ma. Grijalva, quien en 1964 establece el Rancho La Pila y perfora dos pozos conocidos con los nombres de La Pila y Pozo Nuevo, y finalmente Pedro Barba, quien en el mismo ano establece una hacienda ganadera al sur de Pozo Nuevo.

Julian Hayden, por su parte, como hijo y ayudante de arqueologo, llevo a cabo diversas incursiones en la zona, empezando en 1958. Mas tarde, sin embargo, este investigador desarrollo sus propios estudios y teorias, y dio lugar a la coleccion arqueologica y etnografica mas importante de esta region, la cual se encuentra en posesion de su hijo Steve Hayden y la Fundacion Amerind, en Arizona.

Asimismo, entre 1965 y 1970, la NASA fue atraida por las caracteristicas fisiograficas de la zona, las cuales son similares a las de la superficie lunar. Por esta razon, esta agencia ocupo temporalmente al Pinacate, con el proposito de entrenar a los astronautas que irian posteriormente a la Luna.

Por ultimo, el 10 de junio de 1993, el gobierno federal reconoce el valor biotico del lugar, y declara a esta zona como La Reserva de la Biosfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar. El objetivo de esta declaratoria fue la de conservar y dar un manejo adecuado a la biodiversidad y a los valores paisajisticos, esteticos y culturales, unicos en el mundo, que posee esta area. Como hemos dicho anteriormente, en esta Reserva se encuentra un espectacular escudo volcanico con toda aquella variedad de formas geologicas propias de su origen como son flujos de lava, la mayor concentracion en el mundo de crateres gigantes tipo "maar", los cerca de 400 tonos cineriticos y las extensas planicies de arena con sus dunas activas. Asimismo, los vestigios del hombre prehistorico cobran singularidad a traves de singulares artefactos como el atlatl y el mortero giratorio, y los grandes disenos en el piso conocidos como intaglios o geoglifos.

[FIGURA 7 OMITIR]

El Pinacate y los imaginarios

Para Simon Schama, "Todo paisaje natural es resultado del trabajo de la mente. Su escenario se encuentra construido tanto por diferentes estratos de memoria, como por capas de rocas" (Schama, 1995:12). Y esto es precisamente lo que sucede con El Pinacate. Su notoriedad lo coloca al centro de la geografia humana y al centro de la geografia simbolica. Esto es particularmente evidente entre los indigenas papago, quienes reconocen a este sitio como el de mayor importancia dentro de su historia de adaptacion y supervivencia en el desierto y su cosmovision.

Sin lugar a dudas, la Reserva de la Biosfera del Pinacate y Gran Desierto de Altar, es un sitio que los indigenas papago recuerdan como fundamental en la supervivencia del grupo. Antiguamente, estos indigenas practicaban en ese lugar la caceria. Esto era especialmente en las tinajas, en donde abreva la fauna de mayor tamano, y en los crateres, los cuales segun Lumholtz servian de trampa de estos animales. Asimismo, algunos informantes recuerdan como utilizaban algunas de las tierras de la Reserva como areas de cultivo y de agostadero, aprovechando el agua de las tinajas. Incluso, estos mismos indigenas recuerdan la colecta periodica de plantas medicinales y sal, dentro de este territorio.

Pero ademas, la Reserva de El Pinacate es importante para estos indigenas principalmente porque ahi surgio todo. En su cosmovision, El Pinacate fue la morada mas importante de Iitoy, su principal deidad, y el lugar desde donde este creo al mundo, a los hombres anteriores a los o'odham, a los mismos o'odham, y a los cuatro monstruos destinados a acabar con este grupo: la serpiente o Wom Om, el Ho-ok, el aguila y el Nuubig.

De esta manera, colocado al centro de la cosmovision papago, El Pinacate se articula con una geografia simbolica compuesta por otros sitios. Estos pueden ser otras moradas de Iitoy, el lugar por donde se fue esta deidad, o los refugios de sus principales enemigos. Algunos hablan, por ejemplo de la laguna de Quitovac como una segunda casa de Iitoy, quien alternaba sus estancias en ambos sitios. Otros dicen que en realidad eran tres casas formando un triangulo en la geografia del lugar: el primero es el pico Pinacate, luego Pozo Verde, y el ultimo el Baboquivari. Algunos incluso hablan de cuatro casas en las que esta deidad vivia: la sierra del Cubabi, la Sierra Alta, el Baboquivari, y la principal de todas, El Pinacate. En realidad no existe consenso entre este grupo acerca de cuales podrian ser y donde estan exactamente las supuestas casas de Iitoy, sin embargo, todos tienen la certeza de que su dios vivio en El Pinacate y desaparecio en el Baboquivari, (3) prometiendo volver.

Por su parte, se dice que el Nuubig--otros dicen que una ogresa o bruja--vivia en la laguna de Quitovac. El Nuubig era un enorme monstruo que devoraba a los o'odham y a los animales, capturandolos y llevandoselos al fondo de aquella laguna. En el caso de la bruja, su amenaza era principalmente en contra de los ninos o'odham. Por esta razon, Iitoy se traslado desde El Pinacate a este lugar, y se dispuso a combatir a cualesquiera que lucra esta amenaza. Despues de una feroz lucha, la historia dice que Iitoy partio el corazon de aquel maligno ser que vivia en Quitovac. La version que habla de Nuubig, nos dice que de su corazon, Iitoy creo a una piedra macho y a una piedra hembra en El Pinacate, y que en la actualidad la piedra hembra sirve para llevar a cabo la ceremonia del cucu cada ano. La version que habla de la ogresa, sin embargo, nos dice que tras haberle cortado el corazon, Iitoy creo al mundo. En cualquiera de los dos casos, el corazon de Nuubig o de la ogresa, es representado por un pequeno monolito labrado en forma de una virgen catolica de la epoca colonial, a la cual llaman Santita. Cabe senalar que esta figura de piedra fue encontrada en una cueva en el cerro de la Petaca en Quitovac, junto con una pequena rana de cuarzo, un baston de mando y los huesos que dicen eran de aquel monstruo devorador de papagos. No obstante, estas piezas fueron saqueadas por mestizos procedentes de Caborca, pero anos despues, la Santita fue recuperada por el grupo para ocupar un lugar central en la ceremonia de wi:iguita, celebrada cada ano en el lugar. Es interesante anotar tambien, para tines de observar la capacidad de incorporacion de nuevos elementos al mito, que de acuerdo a paleontologos que llevaron a cabo excavaciones en la laguna de Quitovac, los llamados huesos del Nuubig, eran en realidad los restos de un mamut encontrado en este mismo lugar.

Mas aun, existe otra version de la leyenda de la ogresa o bruja, que se vincula con un lugar geografico distinto al de Quitovac, a la vez que explica parte de la fisiografia de la Reserva de El Pinacate. De acuerdo a nuestra informante Alicia Chuhuhua, esta bruja se ofrecia para cuidar a los ninos papago, y una vez con ellos los llevaba a su cueva localizada en Pozo Verde. Alli los mataba golpeandolos parados contra el piso, y despues se los comia. Por ello, dice esta version, en la cueva de Pozo Verde es posible ver todavia la cama de piedra de la bruja, la marca de los pies de los ninos en el piso, y su mano grabada en el techo. Esta historia refiere que preocupados por el dano que estaba haciendo esta ogresa, los papagos pidieron ayuda a Iitoy. El tambien llamado hermano mayor les sugirio entonces que la emborracharan, la hicieran bailar hasta desfallecer, y la mataran. Siguiendo esta recomendacion, la gente organizo una fiesta que duro tres dias, durante los cuales bailaron en relevos hasta que lograron que la bruja quedara exhausta. Aprovechando esta situacion, los indigenas metieron a la bruja a su propia cueva, la encerraron y le prendieron fuego. Por ello, dicen, el interior de la cueva de Pozo Verde esta ahumada. Algunos afirman que este fue el fin de la bruja. Otros por el contrario, dicen que una vez muerta, la bruja seguia haciendo dano. Por esta razon, la gente le pidio a Iitoy nuevamente ayuda, quien se encargo de hacer una olla grande de barro en donde la metio, y traslado hasta El Pinacate. Para enterrarla alli, Iitoy brinco con tal fuerza sobre la enorme olla conteniendo a la ogresa, provocando una extrana erupcion. Por eso, afirman los papago, el pinacate exploto pa'abajo y tuvo muchos brotes de piedra, porque reventaron. "Creo--dicen--son como 211 brotes".

La leyenda de Iitoy

Todo, la genesis, empieza en el castillo de Iitoy, donde el hace la creacion de los hermanos menores que el, y forma cuatro razas (amarillos, rojos, negros, blancos); como las razas estaban inconformes, los alejo de estas tierras. El formo al indio, al o'odham, el que iba a ser el casi igual a el, pero el o'odham tambien desobedecio. Lo persiguio el mal, entonces Iitoy empezo a hacer viajes, muchos lo siguieron y cuando lo siguieron, Iitoy hizo asentamientos de gente buena para separarlos de los malos. Los puntos a donde viajo todavia estan; el pico pinacate es el punto de en medio de un triangulo, son tres puntos: el primero es pico pinacate, luego pozo verde, el ultimo el Baboquivari. El Baboquivari fue donde desaparecio Iitoy. Ahi el dijo que iba a regresar. El poder de Iitoy fue mas alla del cerco (la linea fronteriza) y hasta alla fue perseguido, porque el mal no quiso que el o'odham fuera bueno. Las envidias causaron que Iitoy desapareciera, nadie puede probar que este muerto, el desaparecio nomas, porque fuimos desobedientes y egoistas con nosotros mismos. Queremos llevar el mensaje a nuestros hermanos, que fueramos unidos, porque ahora vivimos en guerra con nosotros mismos.

Fuente: David Valencia, informante papago. Informacion personal, febrero de 2010.

De esta manera, los o'odham llaman la atencion sobre la ignorada sacralidad que tiene para ellos la sierra El Pinacate. Servando Leon_(Gobernador Papago de Puerto Penasco, reconocido por el Consejo Indigena), afirma: "esas corrientes de lava son corrientes mismas de la sangre papaga; en esos aires, todo eso que ahi corre es el aliento de nuestros ancestros" (Informacion personal, febrero 2010).

Otros sitios de singular valor simbolico al que hacen alusion estos indigenas son, el crater Celaya y el crater de El Elegante. El primero, segun nos dicen, ademas de ser un asentamiento de grupos anteriores a los Tohono o'odham, era un lugar de ceremonias para empezar la recoleccion de pitaya. El segundo, por su parte, es en donde se hace anualmente una reunion para recordar la genesis del o'odham. Segun Servando Leon, "en esta ceremonia se eleva una oracion a Iitoy, y se cuentan las historias de los sabios, nuestras costumbres, nuestras creencias. En el elegante empezaron mis creencias, ahi entendi que es ser un o'odham de verdad" (Informacion personal, febrero 2010).

Por otra parte, si bien el imaginario papago parece ser el mas rico y versatil en cuanto a construccion simbolica de la geografia de El Pinacate, no es el unico. La sola alusion de esta zona como el Camino del Diablo, por parte de los colonizadores europeos, denota una forma en que esta arida geografia estimulaba su fantasia. Igualmente, la leyenda acerca de una legendaria mision perdida en el lado oeste de El Pinacate, nos habla del imaginario del colonizador en esta zona. De acuerdo a esta leyenda, dicha mision quedo sepultada por la arena y sus torres aparecen a veces, cuando sopla mucho viento.

Por ultimo, ya en el siglo xx, el imaginario construido en tomo a este lugar toma forma de una rica tradicion oral que nos habla de aparecidos y animales extranos, o bien se expresa a traves de una interesante literatura. Este es el caso de Campos de fuego, escrito en 1928 por Gumersindo Esquer, quien comenta que fue por el Cerro Colorado, cerca de los Pocitos, donde encontraron tres bovedas llenas de reliquias correspondientes a distintos periodos. En la primera caverna se hallaron ornamentos sacerdotales y objetos que "no pertenecen al hombre salvaje", en la segunda caverna encontraron dos esqueletos gigantescos calcinados de animales, asi como esqueletos de humanos gigantescos llamados quiname. Finalmente en la tercera caverna, Gumersindo Esquer refiere el hallazgo de un sarcofago de piedra con una momia. Segun este personaje, el area de El Pinacate estuvo poblada en periodos anteriores a las erupciones, por una poblacion blanca y por gigantes civilizados, que utilizaban jeroglificos para comunicarse. Esto explica, en la opinion de este autor, la presencia de los enormes intaglios o geoglifos.

De esta manera, El Pinacate constituye un conspicuo elemento geografico que ha alimentado la imagineria tanto del hombre prehistorico como del hombre actual.

Conclusion

El Desierto de Altar y el escudo volcanico El Pinacate, es ciertamente una zona dificil de habitar. No obstante, en el pasado esta constituia un habitat propicio para la fauna mayor y mega fauna, caracteristicas de ecosistemas de abundante vegetacion. Mas aun, las caracteristicas con que hoy en dia reconocemos a esta region, resultado de eventos volcanicos importantes hace millones de anos, no han inhibido la presencia diversificada de vida. De hecho, estos eventos dieron origen a cinco morfologias con las que hoy en dia identificamos a este inmenso desierto, y que al paso del tiempo se transformaron en pequenos ecosistemas que actualmente albergan nuevas especies de flora y fauna, asi como parte de las antiguas. Estas morfologias son: las tinajas, las dunas, los rios y burbujas de lava, los crateres y los volcanes, entre los que destaca El Pinacate. Cabe reiterar que pese a la aparente inutilidad de este ecosistema, es responsable de la estabilidad del clima en la region, y contribuye a la regulacion del ciclo hidrico. Por todo esto, el gobierno federal ha instituido a esta zona como Area Natural Protegida en el estatus de Reserva de la Biosfera.

Pero ademas, un aspecto que ha sido muy poco estudiado es el relativo a su ocupacion, apropiacion y disputa --material o simbolica-- por parte del hombre prehistorico, los indigenas contemporaneos y los exploradores. Como hemos visto aqui, los vestigios del hombre antiguo en la zona nos plantean preguntas de investigacion que aun no han sido respondidas. Por ejemplo, la presencia del atlatl y del mortero giratorio, que son tecnologias que no fueron empleadas por sus vecinos los yumanos de Baja California, pero que si estan presentes en distantes culturas mesoamericanas y australianas, y los disenos de piedra en el suelo conocidos como intaglios o geoglifos, cuya funcion aun se desconoce. Asimismo, queda aun por indagar la existencia o no de la mision perdida y la ubicacion de la tumba de Melchor Diaz, quien ademas de ser el primer europeo en El Pinacate, lo fue tambien en el Rio Colorado. Por ultimo, queda aun por sistematizar y divulgar los importantes hallazgos de los exploradores. Este es el caso de Lumholtz y sus contribuciones tanto en el campo de la botanica como de la antropologia del sitio --por ejemplo el consumo indigena del camote del desierto y la ritualidad de los tohono o'odham alrededor de los crateres y los volcanes--; este es el caso tambien de las expediciones de Hornaday, Sykes y MacDougall que arrojaron informacion importante sobre ciertos endemismos, y no se diga las exploraciones arqueologicas de Hayden y la discusion sobre la antiguedad del hombre en la zona.

El proposito de este articulo ha sido simplemente el presentar una cronologia de los eventos naturales y culturales mas importantes, que en un futuro inmediato sera contada con interesantes e ineditas imagenes y objetos de coleccion geologica, biologica, arqueologica, etnografica e historica, en el Centro de Visitantes de la Reserva de la Biosfera El Pinacate y el Gran Desierto de Altar.

Bibliografia

Bolton Herbert, Eugene, Los confines de la cristiandad, varias editoriales, Mexico, 2001.

Crosswhite, Frank S., "The Annual Sahuaro Harvest and Crop Cycle of the Papago, with Reference to Ecology and Symbolism", Revista Desert Plants, Volume 2, No. 1, Spring, The University of Arizona for the Boyce Thompson Southwestem Arboretum, Tucson, 1980.

Davis Owen, K., Alan H. Cutler, Keith H. Meldhal, Manuel R. Palacios Fest, Joseph F. Schreiber Jr., Nicholas Lancaster, Christopher A. Shaw, Stephen M. Sinitiere, Brian E. Lock, Lester J. Williams, Documento Quaternary Geology of Bahia Adair and the Gran Desierto Region, UNESCO, 1990.

Ezcurra, Exequiel, The vegetation of El Pinacate, Sonora. A quantitative study, tesis doctoral, Centro de Estudios de Desiertos y Oceanos, Tucson, 1984.

Ferg, Alan y Peachey William, "An atlatl from the Sierra Pinacate", Revista Kiva, Volumen 62, num. 2, invierno, The Arizona Archeological and Historical Society, Tucson, pp. 175-200, 1998.

Gimenez Montiel, Gilberto, Teoria y analisis de la cultura, Vol. 1, Conaculta, Mexico, 2005.

Guntmann, James; Turrin Brent D., "The age of Crater Elegante, a maar in the Pinacate volcanic field", Geologic Society of America, 2006.

Hayden, Julian D., Ground figures of the Sierra Pinacate, Sonora, Mexico, Documento, Tucson, Arizona, 1981.

--, The Sierra Pinacate, Southwest Center Series, University of Arizona Press, Tucson, 1998.

--, "A summary of prehistory and history of the sierra Pinacate, Sonora", Revista American Antiquity, No. 3, Washington, D.C., 1995.

INE, Programa de manejo Reserva de la Biosfera de El Pinacate y Gran Desierto de Altar, Instituto Nacional de Ecologia, Mexico, 1995.

Lumholtz, Carl, New trails in Mexico, University of Arizona Press, Tucson, 1990.

Marshall, Larry y Clark Blake, Land of black volcanoes and white sands. The Pinacate and Gran Desierto de Altar Biosphere Reserve, Enviromental Education Exchange, Tucson, 2009.

Underhill, Ruth, Papago Woman, Columbia University Press, Nueva York, 1936.

Referencias de interes sobre El Pinacate y su historia natural y cultural

Bailey, Vernon, Mammals of the southwestern United States, Dover Publications, Nueva York, 1971.

Barrios Matrecito, Valdemar, Por las rutas del desierto, sin editorial, San Luis (Sonora), 1977.

Bendimez, Maria Julita, Don Laylander, El arte rupestre en el norte de Baja California, manuscrito inedito, 1986.

Bonfil Batalla, Guillermo, Mexico profundo. Una civilizacion negada, Grijalbo, Mexico, 1990.

Bowden, Charles, Jack W. Dykinga, The Sonoran Desert, Harry N. Abrams, Inc. Publishers, Nueva York, 1992.

Britton, N. L. y J. N. Rose, The Cactaceae, Dover Publications, Inc. Nueva York, 1963.

Braniff, Beatriz, (coord.), La gran chichimeca. Lugar de las rocas secas, Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Mexico, 2001.

Broyles, Bill, Michael P. Berman, Sunshot. Peril and wonder in the Gran Desierto, The University of Arizona Press, Tucson, 2006.

Burt, William H., Grossenheider Richard P., Mammals, Houghton Miffiin Company, Nueva York, 1980.

Chambers, Nina, Trica Oshant Hawkins, S/A, Plantas invasoras del Desierto Sonorense, Sonoran Institute, Enviromental Education Exchange, Nacional Fish and Wildlife Foundation, sin lugar.

Conabio, 1998, La diversidad biologica de Mexico. Estudio de pais, Comision Nacional para el conocimiento y uso de la biodiversidad, Mexico.

Conafe, El berrendo, Consejo Nacional de Fomento Educativo, Mexico, 1995.

Cornett, James W., Wildlife of the North American Deserts, Nature Trails Press, Palm Springs, California, 1987.

DeVos, Jim, "The sonoran pronghorn", Revista Wildlife Views, Tucson, marzo de 1995.

Dodge Natt, N., Poisonous Dwellers of the Desert, Mountain States Printing, Phoenix, 1976.

Enkerlin Hoeflich, Ernesto, Adriana Nelly Correa Sandoval, Recursos bioticos en ciencias ambientales y desarrollo sostenible, Thomson Editores, Mexico, 2002.

Felger Richard, S., Flora of the Gran Desierto and Rio Colorado of Northwestern Mexico, The University of Arizona Press, Tucson, 2000.

Felger Richard, S. y Bill Broyles, Dry Borders. Great Natural Reserves of the Sonoran Desert, The University of Utha Press, Salt Lake City, 2007.

Fitzsimmons, Nancy; Buskirk Steven W. y Smith Michael H., "Population history, genetic variability and horn growth in big horn sheep", Revista Conservation Biology, Vol. 9, num. 2, abril de 1995.

Fleming, Theodore H.; Sandrine Maurice; Stephen L. Bucmann y Merlin D. Tuttle, "Reproductive biology and relative male and female fitness in a trioecius cactus, Pachycereus pringlei (Cactaceae)", American Journal of Botany, 81(7):858-867, 1994.

Garcia Moreno, Cristina, "Lascas, raspadores, choppers y percutores con patina. La industria litica del componente Malpais del sitio arqueologico La Playa, Sonora", tesis de Licenciatura (en CD), Escuela Nacional de Antropologia e Historia, INAH, Mexico, 2005.

Garduno, Everardo, "Cuatro ciclos de resistencia indigena en la frontera Mexico-Estados Unidos", Revista Europea de Estudios Latinoamericanos y del Caribe, num. 77, Amsterdam, 2004.

Geist Valerius, Antilope Country. Pronhorns: The Last Americans, Krause Publications, Iola, WI, 2001.

--, Wild Sheep Country, North Word Press, Toronto, 1993.

--, Mule Deer Country, North American Huntig Club, Minnetonka, MN, 1990.

Gimenez, Gilberto, Heau Catherine, "El desierto como territorio, paisaje y referente de identidad", Revista Culturales, vol. III, num. 5, enero-junio, CICMuseo-UABC, Mexicali, pp. 7-42, 2007.

Grady, Wayne, Vulture, nature's ghastly gourmet, GreyStone Books, Vancouver- Toronto, 1997.

Hartman H., Gayle, "Julian Hayden, ash, and The Pinacates: an anecdotal reminiscence", Revista Kiva, vol. 64, num. 2, invierno, The Arizona Archeological and Historical Society, Tucson, p. 102-114, 1998.

Hartmann, William K., Desert Heart. Chronicles of the Sonoran Desert, Fisher Books, Tucson, 1989.

Heffelfinger, Jim, Deer of the Southwest, Texas A&M University Press, College Station, Texas, 2006.

Heilen, Michael P., "Julian Hayden's Malpais model: a pre-clovis claim from the American southwest", Revista Kiva, vol. 69, No. 3, spring, Arizona Historical and Archeological Society, Tucson, Arizona, pp. 305-331, 2004.

--, "Julian Dodge Hayden and the Sierra Pinacate: Pioneering archeology of the western papagueria", Fragile patterns: The archeology of the western papagueria, Jeffrey H. Altschul, Adrianne G. Rankin, editores, SRI Press, Tucson, 2008.

Hodgson, Wendy C., Food Plants of the Sonoran Desert, The University of Arizona Press, Tucson, 2001.

Ives L., Ronald. Land of lava, ash and sand. The Pinacte Region of Northwestern Mexico, The Arizona Historical Society, Tucson, 1989.

Kingsley, Ken y Kursiuz Margaret, The hole in the cactus, document, sin ano.

Leopold A., Starker, Fauna silvestre de Mexico, Instituto Mexicano de Recursos Naturales Renovables, Mexico, 1965.

Lee, Raymond M. (ed.), The Desert Bighorn Sheep in Arozona, Arizona Game and Fish Department, Tucson, 1993.

Lehr, Harry J., A Catalogue of the Flora of Arizona, Desert Botanical Garden, Tucson, 1978.

Leydet Francois, The Coyote. Defiant songdog of the west, University of Oklahoma Press, Norman y Londres, 1977.

Litle, Herbert L., Field Guide to North American Trees, National Audubon Society, Alfred A. Knopf, Nueva York, 1980.

Lumholtz, Carl, New trails in Mexico, University of Arizona Press, Tucson, 1990.

MacMahon, James, Deserts, National Audubon Society, Alfred A. Knopf, Nueva York, 1998.

Moore, Michael, Medicinal plants of the desert and canyon west, Museum of Nuevo Mexico Press, Santa Fe, 1989.

Nabham, Gary Paul, Counting sheep. 20 ways of seeing desert bighorn, The University of Arizona Press, Tucson, 1993.

--, John, L. Carr, Ironwood: An ecological and Cultural Keystone of the Sonoran Desert, Conservation International, Occasional Papers in Conservation Biology, Washington, 1994.

--, The Desert Smell Like Rain, North Point Press, Farrar, Straus and Giroux, Nueva York, 1982.

National Geographic Society, Field Guide to the Birds of North America, Washington, 1983.

Netting, Robert M., Cultural Ecology, Waveland Press, Inc. Prospect Heights, I1., 1977.

O'Connor, Jack, Game in the desert, The Amwell Press, Clinton, 1977.

Salas Quintanal Heman Javier, "'La gente del desierto' en el norte de Sonora", Revista Culturales, vol. II, num. 3, enero-junio, pp. 9-31, CICMuseo, UABC, Mexicali, 2006.

Olin George, House in the Sun. A Natural History of the Sonoran Desert, Southwest Parks and Monuments Association, Tucson, 1994.

Peterson Roger, Tory y Edward L. Chalif, Aves de Mexico, Editorial Diana, Mexico, 1994.

Phillips, Steven y Patricia Wonthwort, (eds.), A Natural History of The Sonoran Desert, Arizona-Sonora Desert Museum, Tucson, 1999.

Sardan, Ziauddin y Van Loon Boris, Estudios culturales para todos, Paidos, Madrid, 2005.

Schama, Simon, Landscape and memory, Vintage Books, Nueva York, 1995.

Semarnap, Ley General del Equilibrio Ecologico y Proteccion al Ambiente, Secretaria del Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca, Mexico, 1988.

--, Programa de conservacion de la vida silvestre y diversificacion productiva en el sector rural, Secretaria del Medio Ambiente Recursos Naturales y Pesca, Mexico, 1997.

--, Norma Oficial Mexicana NOM-ECOL-2001, Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Mexico y Pesca, 2002.

Semarnat-Conafor, Enfermedades forestales en Mexico, Editores: David Cibrian Tovar, Dionisio Alvarado Rosales, Silvia Edith Garcia Diaz, Secretaria dei Medio Ambiente y Recursos Naturales y Pesca, Mexico, 2007.

Semarnat, ?Y el medio ambiente? Problemas en Mexico y el mundo, Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Mexico, 2007.

Snyder, Emest E., Prehistoric Arizona. Golden West Publishers, Phoenyx. Robbins, et. al. 1966. A guide to field identification. Birds of North America, Golden Press, Nueva York, 1987.

Riha Jan, Rudolf Subik, Pequena Enciclopedia de Cactus, Susaeta, Madrid, 1991.

Tapia Landeros Alberto (coord.), Baja California. Uso y abuso de su biodiversidad. Miguel Angel Porrua-UABC, Mexicali, 2006.

--, Homo-ovis. El Borrego cimarron en Mexico, UABC, 2008.

Taylor Tobi (ed.), Kiva, The Journal of Southwestern Anthropology and History, The Arizona Archaeological and Historical Society, Vol. 64, No. 2, Winter, Tucson, Arizona, 1998.

Van de Vender, Thomas, "Our first curators", Revista Sonoriensis Magazine, Vol. 5, No. 3, otono, Tucson, 1983.

Valdes Huerta, Daniel, Historia del ferrocarril en Baja California. Las calles y edificios antiguos de Mexicali, Costa-Amic Editores, Mexico, 1979.

Vidal Solano, Jesus Roberto, "Estudio petrogenetico del evento volcanico neogeno Pre-Pinacate, El Pinacate, Sonora, Mexico", tesis de Maestria en Ciencias-Geologia, Universidad de Sonora, Hermosillo, 2001.

Villalpando, Maria Elisa, "Hunters and gatherers of the sonoran islands", Perspectives on Southwestern Prehistory, editores: Charles Redmsa y Paul Minor, Westview Press, Boulder-San Francisco-Oxford, 1990.

Wentworth Lazaroff, David, Book of answers, Arizona-Sonora Desert Museum Press, Tucson, 1998.

Williams, James D. et al., Field Guide to North American Fishes, Whales, and Dolphins, National Audubon Society, Alfred A. Knopf, Nueva York, 1995.

Young P., Stanley y Goldman A. Edward, The Puma, Dover Publications, Nueva York, 1946.

Fuentes en la red

<www.conamp.gob.mx/anp/pagina.php?id_anp=30> 08/02/2008

<www.milenio.com> 28/03/2008

<www.ine.gob.mx/ueajei/publicaciones/gaceta38/resena5.html.>01/02/2008

<www.uga.edu/srel/Reprint/1939.htm> 07/02/2008

<www.messybeast.com/cat-prehistory.htm> 21/02/2008

(1) De acuerdo a los geografos, biologos y meteorologos, un desierto es aquella region que recibe menos de 250 milimetros de precipitacion pluvial anual, o que posee una radio de evapotransparicion (evaporacion del suelo con la transpiracion de las hojas y ramas de las plantas del lugar), mayor de 2:1 (Wentworth, 1998:8).

(2) Esta lagartija puede correr por las dunas, apoyada solamente con sus extremidades inferiores.

(3) El Baboquivari es una montana que se encuentra situada en el estado de Arizona, Estados Unidos, cerca del poblado papago de Sells.

Everardo GARDUNO, Doctor en antropologia, investigador del Centro de Investigacion Cultural, Museo de la Universidad Autonoma de Baja California, miembros del Cuerpo Academico Grupos Indigenas y Globalizacion, Mexico, correo electronico: everardo.garduno@hotmail.com

Alberto TAPIA, Maestro en educacion ambiental, investigador del Centro de Investigacion Cultural, Museo de la Universidad Autonoma de Baja California miembros del Cuerpo Academico Grupos Indigenas y Globalizacion, Mexico, correo electronico: altapialanderos@gmail.com

Eva CACCAVARI, Licenciada en historia y maestra en antropologia por la Universidad Nacional Autonoma de Mexico (UNAM), correo electronico: esamatica@gmail.com
COPYRIGHT 2011 Instituto Panamericano de Geografica e Historia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2011 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Garduno, Everardo; Tapia, Alberto; Caccavari, Eva
Publication:Revista de Historia de America
Date:Jan 1, 2011
Words:11967
Previous Article:Nota editorial.
Next Article:Extranas presencias en las indias: acerca de los otros Mediterraneos.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters