Printer Friendly

Semilleros de investigacion: una estrategia de iniciacion en la vida cientifica.

El desarrollo de la investigacion durante el ultimo quinquenio ha sido una clara intencion dentro de las politicas de Universidad Autonoma de Bucaramanga UNAB, lo cual le ha permitido a la Facultad de Medicina, en tan solo cuatro anos, contar con el Centro de Investigaciones Biomedica al cual pertenecen tres grupos avalados por Colciencias y dos grupos incipientes. Quienes hemos hecho parte del desarrollo de este proceso hemos visto crecer rapidamente, pero con paso seguro, los grupos de investigacion; su consolidacion los acerca cada vez mas a la llamada sociedad del conocimiento.

Si bien, hacer investigacion en una universidad con una tendencia mas disciplinar que investigativa es un reto, el mayor se genera cuando a los investigadores nos encomiendan por nuestra formacion, no solo desarrollar la investigacion propiamente dicha, sino motivar y orientar a las nuevas generaciones para que se inicien en la vida cientifica. Entonces aparecen sobre el escenario curricular la investigacion formativa y, algo mas dificil aun, la formacion investigativa como una actividad extracurricular.

En el plan de estudios de la Faculta de Medicina de la UNAB se ha plasmado la investigacion formativa de manera transcurricular, en una linea de cursos que se integran con los de las otras de lineas de conocimiento, donde se espera el estudiante logre una serie de competencias que finalmente le permitan escribir una propuesta de investigacion, y si es posible, desarrollarla hasta su publicacion. El desarrollo de esta linea ha significado un gran esfuerzo y compromiso por parte de la Facultad, pero no garantiza, excepto algunas excepciones, la formacion investigativa de nuestros estudiantes. Y es que la palabra formacion tiene un significado especial; debemos asumir la formacion como sinonimo de educacion, y esta como el conjunto de todas las acciones encaminadas a humanizar a la persona humana; esto es, al logro de su autonomia, su libertad, en fin, su mayoria de edad. Por lo tanto, parece dificil que esto se logre en el aula, con el desarrollo de un curso o de un ejercicio de investigacion.

Bajo este contexto, los semilleros de investigacion aparecen como un espacio propicio donde estudiantes involucrados en el trabajo cotidiano de un investigador, que actua como tutor, logran crear en conjunto comunidades de aprendizaje alrededor de un tema de investigacion, de la creacion de proyectos, del desarrollo de los mismos, de la socializacion de los resultados ante la comunidad cientifica y, por ultimo, no por ser lo menos importante, de la busqueda de recursos economicos para mantener vigente la investigacion.

El semillero de investigacion debe ser una propuesta de formacion a largo plazo para la Universidad, del cual se genere talento humano pre-calificado en investigacion, de donde surjan candidatos idoneos, comprometidos, y motivados, con alta posibilidad de iniciar una carrera academica en los ambitos de maestria y doctorado, cuyo producto humano y de investigacion sea a la vez revertido y aprovechado por la universidad en el futuro, para beneficio de la sociedad en general.

Quienes hemos tenido la oportunidad y fortuna de tener a nuestro cargo estudiantes iniciandose en la vida cientifica reconocemos que nos hace falta un largo camino por recorrer para definirnos como verdades tutores. Este es un proceso que se aprende dia a dia y para el cual no nos hemos preparado. En ocasiones los encuentros con los estudiantes terminan en un desencuentro al ver que el proceso no fluye a la velocidad con la cual deseariamos que se dieran las cosas. Claro esta que para esto siempre tendremos la excusa precisa, "nos hicimos expertos en un tema y terminamos de profesores". Pero ser tutor indudablemente es algo mas que ser profesor, es ensenar con el ejemplo, es propiciar que el estudiante piense para la intelectualidad, entendida como la capacidad y la voluntad de hacer propuestas a la sociedad desde la respectiva de la disciplina.

Una ventaja sin lugar a dudas de los semilleros de investigacion es la oportunidad de conocer, diria yo, a profundidad a los integrantes del semillero; pasamos de la docencia masiva, en donde en ocasiones convertimos a nuestros estudiantes en seres anonimos, desconocidos, a tratar de manera directa y personalizada con estos candidatos que se inician en la vida cientifica. Esto nos da lo oportunidad, no solo de intervenir en el proceso de formacion en investigacion, sino de propender por el pensamiento critico, que les permitan a estos investigadores en potencia hacer una investigacion mas reflexiva que instrumental, con pocos datos pero altamente interpretativa y con un sentido social.

Nuestro recorrido como Facultad ha sido corto, cuatro anos de proceso, con tres grupos de investigacion consolidados, dos incipientes, un Centro de Investigaciones emergiendo, y dos semilleros de investigacion creciendo con el impetu que da la juventud y amor por lo que se hace. Finalizando el 2004 podemos compartir con la comunidad academica de la UNAB, que dos egresadas de nuestra Facultad de Medicina, que se iniciaron en la vida cientifica haciendo parte de los grupos de investigacion de la Facultad, el grupo de Neuropsiquiatria y el de Estudio Genetico de Enfermedades Complejas, y quienes ha sido parte del grupo de Jovenes Investigadores de la universidad, una de ellas bajo el programa de Colciencias, en el 2005 iniciaran sus programas de maestria y, posteriormente, doctorado. Para ellas, Maria Carolina Paez y Laura del Pilar Cadena, quiens tambien han hecho el periplo completo de por el equipo editorial de MedUNAB, nuestras felicitaciones y certeza irrestricta sobre sus futuros logros, personales y profesionales.

Norma C. Serrano Diaz Directora del Centro de Investigaciones Biomedicas UNAB
COPYRIGHT 2004 MedUNAB
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2004 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:Editorial
Author:Serrano Diaz, Norma C.
Publication:MedUNAB
Article Type:Editorial
Date:Dec 1, 2004
Words:994
Previous Article:Factores de riesgo para abandono (no adherencia) del tratamiento antituberculoso.
Next Article:Taquicardia de complejos anchos. Un ejercicio academico *.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters