Printer Friendly

Seasonal variation of the epigeal coleopteran diversity in the Laguna Caren (Santiago, Chile)/Variacion estacional de la diversidad de coleopteros epigeos en la Laguna Caren (Santiago, Chile).

Introduccion

Los recursos hidricos estan expuestos a fenomenos naturales y actividades humanas que influyen en la disponibilidad de uso como en su calidad. La evaluacion de la calidad del agua constituye un tema de gran relevancia, lo que ha llevado a la busqueda de indicadores e indices que permitan una interpretacion confiable de su estado real (The World Water Development Report, WWDR 2015).

En este sentido, en la valoracion de la calidad del agua se han utilizado historicamente parametros fisico-quimicos, que entregan solo caracteristicas inmediatas sobre el ecosistema (Figueroa et al. 2016). Los bioindicadores son especies o grupos taxonomicos capaces de reflejar el estado de conservacion, endemismo, diversidad, y grado de perturbacion en los ecosistemas. Las especies indicadoras son aquellos organismos o sus restos que ayudan a interpretar cualquier fenomeno, acontecimiento pasado o actual relacionado con el estudio del medio. Ofrecen ventajas dado que se encuentran en casi la totalidad de los sistemas ecologicos, informan de la situacion en el tiempo y favorecen estudios comparativos. Estos deben ser en general, especies abundantes, sensibles, faciles y rapidas de identificar, con poca movilidad y estudiadas, tanto en su ecologia como en su ciclo. Los macroinvertebrados mas utilizados pertenecen a la clase Insecta (Tenjo y Cardenas 2015). Los insectos son los organismos mas diversos y dominantes en los ecosistemas terrestres, ocupan una amplia variedad de habitats, tienen ciclos biologicos cortos asociados a microhabitats y una elevada riqueza especifica. Los insectos representan mas del 85% de las especies vivientes y el 75% de los artropodos conocidos, por lo cual constituyen el grupo de animales metazoarios con mayor importancia en cuanto a biomasa, variedad genetica e interacciones bioticas en ecosistemas terrestres (Bautista et al. 2004; Grimaldi y Engel 2005).

En particular, los coleopteros son de gran interes debido a que poseen un potencial alto como bioindicadores del cambio y degradacion del ambiente (Barbosa y Marquet 2002); han desarrollado la mayor diversidad estructural, dado su adaptacion a una amplia variedad de ambientes; cumplen un rol de gran valor en la naturaleza, ya que actuan como recicladores de materia organica; mientras otros favorecen en gran medida a la polinizacion (Ciesla 2011), y pueden formar parte de la alimentacion base de una vasta cantidad de seres vivos en las cadenas troficas (Haskell 2000; Hunter 2002). Pocos estudios han abordado caracteristicas del habitat y su relacion con la estructura del gremio de insectos para evaluar los efectos de la antropizacion en los humedales (Pauchard et al. 2006; Villagran et al. 2006). En ecosistemas de humedales se ha sugerido una relacion positiva entre la riqueza de especies de insectos y la naturalidad de la matriz, la heterogeneidad de la vegetacion, la profundidad y la calidad del agua (Figueroa et al. 2003; Villagran et al. 2006).

Por lo anterior, este estudio tuvo por objetivos: a) Analizar la variacion estacional de la diversidad (abundancia y riqueza) de coleopteros epigeos (que viven en el suelo) en la ribera de la Laguna Caren, Santiago, Chile, y b) Evaluar parametros fisico-quimicos, indicadores de la calidad del agua del cuerpo lacustre. Esto con el fin de aportar al conocimiento sobre la diversidad de estos coleopteros epigeos y su uso potencial como bioindicadores de la calidad del agua en cuerpos lacustres, actuando como herramienta complementaria al metodo tradicional de analisis fisico-quimico. Por ultimo, cabe destacar que este trabajo constituye el primer registro de la entomofauna en esta laguna, conformada mayoritariamente por formaciones de bosque esclerofilo de la zona central de Chile, fragmentadas fuertemente en estas ultimas decadas.

Materiales y metodos

Area de estudio. El cuerpo de agua y humedal Laguna Caren se situa en comuna de Pudahuel (33[degrees]25'48,55"N, 70[degrees]50'26,60"E), Santiago, Chile. Se conforma como un cuerpo de agua superficial suburbano con una geomorfologia relativamente plana, con lomajes suaves (cerca de 10 ha). En un tramo de su recorrido se desprenden dos brazos y ademas tiene una serie de esteros pequenos que fluyen hacia la laguna en forma de abanico. Este sector tiene un clima templado mediterraneo semiarido, caracterizado por una estacion seca y de radiacion alta, y otra, con precipitaciones y nubosidad durante el invierno. El regimen termico varia, en promedio, entre una maxima en enero de 30,6[degrees]C y una minima en julio de 4,3[degrees]C (Santibanez y Uribe 1990). En la ribera se observan plantaciones de eucalipto (Eucalyptus globulus Labill), formaciones boscosas esclerofilas nativas: espino (Acacia caven (Mol.) Mol.), algarrobo (Prosopis chilensis (Molina) Stuntz), maiten (Maytenus boaria Molina) y de especies semilenosas y herbaceas: romerillo (Baccharis linearis (Ruiz & Pav.) Pers.), totora (Typha angustifolia L.), junco (Scirpus sp.), quilo (Muehlenbeckia hastulata (J. E. Sm.) I. M. Johnst.), cardo penquero (Cynara cardunculus L.), cardo negro (Carduus pycnocephalus L.), galega (Galega officinalis L.), entre otras. La fauna de la zona se compone de especies de anfibios, reptiles, aves, y mamiferos, en su mayoria nativos y es un gran atrayente turistico. Cabe destacar que este ecosistema representativo del bosque esclerofilo de la zona de clima mediterraneo de Chile central ha sufrido eventos de contaminacion agroindustriales esporadicos que incrementan su vulnerabilidad.

Evaluacion de parametros fisico-quimicos de la calidad del agua. Se evaluaron parametros indicadores de la calidad del agua en cuatro estaciones de muestreo (EM) escogidas al azar, en dos temporadas (primavera de 2015 y verano de 2016). Las EM fueron representativas de las coberturas vegetales (arboreas, semilenosas y herbaceas): EM1 (alta: > 75 %), EM2 (media-alta: 51-75%), EM3 (media-baja: 20-50 %) y EM4 (baja: < 20%). Las distancias entre ellas variaron entre 300 a 1.000 m, dependiendo de las coberturas. En cada una de estas, a partir de una muestra de volumen 1L, se midieron in situ y a traves de un medidor multiparametro (WTW Multi 340i, Weilheim) los valores de los parametros fisico-quimicos, tales como: pH, conductividad electrica (CE) (mS/cm), oxigeno disuelto (OD) (mg/L), temperatura (t[degrees]) ([degrees]C), salinidad (%) y solidos totales disueltos (STD) (mg/L); mientras que la transparencia (cm) se determino con un Disco Secchi. En cada EM se obtuvo tres sub-muestras en tubos Falcon de 50 mL que se transportaron en frio (4 [degrees]C) al Laboratorio de Criminalistica Central de la Policia de Investigaciones de Chile (PDI) para un analisis del color (PtCo), turbiedad (FAU), nitrogeno total (mg/L) y fosforo total (mg/L). Se siguieron los metodos indicados por la normativa vigente en Chile (CONAMA 2004; Instituto Nacional de Normalizacion Chile (INN Chile 1987, 1996). Cada EM se clasifico segun su calidad en Clase Excepcional, 1, 2, 3 y 4, correspondiendo a excelente, muy buena, buena, regular y mala, respectivamente (CONAMA 2004). En la tipificacion de la calidad del agua se tomaron en cuenta principalmente los parametros de T[degrees] del agua, OD, pH y CE, considerados fundamentales para el desarrollo de la vida acuatica y por estar interrelacionados entre si.

Evaluacion de abundancia y riqueza de coleopteros epi geos de la ribera. Los muestreos de coleopteros epigeos se hicieron en la ribera en las mismas EM y temporadas indicadas. Se usaron trampas de intercepcion que consistieron en recipientes plasticos (1 L), cada uno con 0,4 L de etanol (96[degrees]) al 50% y 0,4 L de una solucion de agua con detergente. En cada EM y temporada se instalaron al azar, enterradas a ras de suelo, cinco trampas separadas al menos 5 m de la orilla de la laguna, y con una distancia minima de 10 m entre si (radio de captura de 5 m). Las trampas (unidad experimental) (n = 40) se retiraron a los 15 dias de ser instaladas. El contenido de cada trampa se guardo en frascos plasticos con etanol al 75% para la conservacion de las muestras, debidamente rotuladas. Los coleopteros se identificaron y contaron bajo lupa estereoscopica, con el apoyo de claves de reconocimiento y comparaciones con colecciones entomologicas de referencia del Laboratorio de Entomologia Forestal, Facultad de Ciencias Forestales y de la Conservacion de la Naturaleza, Universidad de Chile y del Instituto de Entomologia de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educacion, en Santiago. Con la informacion de las identificaciones taxonomicas de los coleopteros epigeos encontrados en cada EM y temporada se estimo el indice de diversidad alfa mediante el calculo de la abundancia (numero de individuos por ha) y la riqueza (numero de especies por ha). Ademas, de acuerdo con informacion bibliografica se clasifico cada especie conforme a su gremio trofico: fitofago, saprofago o depredador; estimando su abundancia por EM y temporada. Para evaluar diferencias entre EM se uso la prueba no parametrica de Kruskal-Wallis (H') (P < 0,05). En los casos que se encontraron diferencias significativas se realizo una prueba post hoc de Dunn de comparaciones multiples. Para evaluar diferencias entre temporadas se uso la prueba de Mann-Whitney (U'). Ambas pruebas se hicieron con el programa para analisis estadistico InfoStat, version 2008 (InfoStat 2008).

Resultados

Evaluacion de parametros de la calidad del agua. La Laguna Caren presento una apariencia estetica deteriorada, con aguas turbias y en algunas EM malos olores, proliferacion de microalgas y resuspension de sedimentos, principalmente en la zona de actividades recreativas cercana a la EM4, donde tambien se detecto una vegetacion mas rala y poco diversa. En verano, en general, disminuyo el flujo de la corriente de agua; aumento la ocurrencia de: microalgas, espuma, aceites o grasas; se redujo el avistamiento de peces y aves acuaticas y hubo resuspension de sedimentos. Se constato la existencia de un sistema de tratamiento de aguas servidas, donde la laguna era el cuerpo receptor. La calidad del agua en la laguna en verano fue inferior que en primavera, principalmente por los niveles de OD (en particular en la EM3), CE y STD; ademas, los niveles de fosforo total en ambas temporadas estuvieron muy sobre lo normal, como asimismo el nitrogeno total, en particular en la EM4. Por lo que este cuerpo de agua tiene caracteristicas eutroficas, es decir, no es adecuado para la conservacion de comunidades acuaticas (CONAMA 2004) (Tabla 1).

Abundancia y riqueza de especies de coleopteros epigeos de la ribera. En total se detectaron 19 especies (14 nativas), representadas por ocho familias con un total de 329 individuos de coleopteros epigeos de la ribera de la laguna. Con respecto a la abundancia de coleopteros, en primavera la EM1 registro una abundancia significativamente mayor que las otras tres estaciones (153% mas que la EM3) (P < 0,002) (Tabla 2), coincidiendo con la EM de mejor calidad del agua (Clase 2: buena). En verano la situacion fue diferente, ya que la EM3 obtuvo una abundancia superior a las demas estaciones (P < 0,04) (190% mas que la EM4). Entre temporadas se observaron diferencias en la abundancia en la EM3 (P < 0,01) y EM2 (P < 0,007). Al comparar en general la abundancia obtenida en las temporadas, la de verano fue mayor (P > 0,0003) a la de primavera, superandola en 102% (Tabla 2).

En relacion con la riqueza de especies, en primavera las EM2 y EM3 tuvieron una riqueza superior que las otras dos estaciones, en particular la EM2 (64% mas que la EM4) (P < 0,01). En cambio, en verano la EM1 y EM2 presentaron la mayor riqueza, en especial la EM1 (88% mas que la EM4) (P < 0,004). Entre temporadas, se observaron diferencias en la riqueza de la EM2 (P < 0,03) y EM3 (P < 0,01). Al cotejar globalmente las riquezas obtenidas por temporada, en primavera hubo una riqueza significativamente mayor (P > 0,01) con respecto al verano, superandola en 21% (Tabla 2).

Analisis de gremios troficos por temporada. En la temporada de primavera se observaron variaciones en los gremios troficos entre las estaciones de muestreo. A nivel de fitofagos, la EM1 registro una abundancia significativamente mayor que las demas estaciones (320% mas que la EM4) (H' = 13,58; P < 0,002). En el nivel de los depredadores, las EM3 y EM4 registraron un numero significativamente mayor de individuos, en particular la EM4 (175% mas que la EM1) (H' = 8,10; P < 0,02). Y en el nivel de los saprofagos, la EM1 registro un numero de individuos significativamente superior que las otras estaciones (340% mas que la EM4) (H' = 15,66; P < 0,001) (Tabla 2).

En la temporada de verano se observaron variaciones significativas de los gremios troficos solo en depredadores y saprofagos entre las estaciones de muestreo. A nivel de fitofagos, la EM2 tendio a presentar una mayor abundancia (las diferencias no fueron significativas; H' = 5,14; P > 0,08) en comparacion con las tres estaciones restantes (400% mas que la EM2). Destaco el bajo numero de fitofagos en las cuatro EM. En el nivel de los depredadores, la EM3 registro un numero significativamente mayor de individuos que las otras tres estaciones (971% mas que la EM1) (H' = 9,54; P < 0,02). Y en los saprofagos, la EM1 registro un numero de individuos mayor que las otras estaciones (975% mas que la EM2) (Tabla 2).

Discusion

De la calidad del agua en las EM analizadas en la Laguna Caren durante la primavera de 2015 y verano de 2016, se puede deducir que empeoro en esta ultima dado que los niveles de concentracion promedio en la CE y de STD se elevaron, los de OD se redujeron y los de nitrogeno y principalmente fosforo total se incrementaron. Ademas, el flujo menor en la corriente del agua y el aumento en la proliferacion de microalgas, decrecimiento de fauna (peces y aves acuaticas), aparicion de espuma y aceites o grasas en la orilla de la laguna, podrian constituir un indicio de eutrofizacion (Quiros 2000).

El sector con mayor sedimento (EM4) era de acceso publico y, en terminos de masa total, la mayor fuente de contaminacion del agua. La turbidez detectada que causo estos sedimentos pudo destruir sitios de alimentacion o desove de peces, o bien, favorecer la proliferacion de bacterias y agotar el OD, reduciendo la vida animal, tal como lo senalado por Moreno et al. (2010). El aporte excesivo de nutrientes, como el fosforo y nitrogeno, pudo dar lugar a una rapida proliferacion de microalgas y vegetacion acuatica. Como consecuencia, el OD de la laguna se redujo sobre todo en la superficie, capa mas oxigenada debido a su contacto con la atmosfera. Cuando estas microalgas y otros vegetales mueren, los microorganismos que los descomponen agotan el OD y se hace imposible la vida de otros seres vivos. El resultado es un agua maloliente e inutilizable (Mazzeo et al. 2002; Quiros 2000), como se observo particularmente en la EM4. Los niveles de nitrogeno y fosforo elevados registrados en las aguas de la laguna podrian explicarse por el vertido de aguas servidas, o bien en grandes extensiones, por ejemplo, por el escurrimiento de aguas ricas en fertilizantes agricolas (Quiros 2000).

Probablemente la abundancia y riqueza superiores de las EM1, EM2 y EM3 pueden atribuirse a las mejores condiciones de habitat con mayor disponibilidad de alimento (cobertura vegetal) junto con el aporte de los recursos troficos necesarios para sobrevivir y establecerse (Correa y Roa 2005; Grez et al. 2003; Ramirez et al. 2017). Cabe hacer notar que la abundancia como la riqueza en la EM4 fueron inferiores en las dos temporadas, coincidiendo con una calidad del agua regular (Clase 3), posiblemente debido a su mayor grado de antropizacion, con la concentracion de la mayoria de las actividades de recreacion y menos disponibilidad de recursos vegetales.

Los tenebrionidos constituyen una de las familias mas abundantes y diversas de los artropodos y desempenan un rol clave en los procesos de fragmentacion biologica del recurso vegetal, en los ciclos de los nutrientes y en la dieta de otros organismos (vertebrados) consumidores (Adamopoulou y Legakis 2002; Cepeda et al. 2005; Orgeas et al. 2003). Su abundancia en las tres primeras EM se puede deber a la disponibilidad de hojarasca, un sustrato que proporciona condiciones ideales para sus ciclos de vida (ovipostura, desarrollo hipogeo de los estados larvarios, obtencion de alimento, entre otros) (Pizarro et al. 2011). En cuanto a los carabidos, Canepuccia et al. (2009), Porrini et al. (2014), Purtauf et al. (2005) han comprobado que la calidad y estructura de la vegetacion, el grado de antropizacion, entre otros, determinan los patrones de su distribucion espacial; ademas, las precipitaciones afectan a estas especies, en particular a los depredadores y omnivoros, principalmente por la reduccion del habitat y de las presas disponibles; tal como la especie subxerofila Pachymorphus chalceus (Dejean, 1828) (Coleoptera: Carabidae), cuya abundancia aumento en verano. La familia Protocucujidae representada por la unica especie fitofaga Ericmodes sylvaticus (Philippi & Philippi, 1864), pudo ver reflejada su abundancia alta por la disponibilidad de recursos troficos. Por otro lado, el hecho que la abundancia varie entre ambas temporadas se pudo deber a que algunas especies son univoltinas, mientras otras pudieron cumplir varias generaciones en un ano. Un ejemplo es Nycterinus substriatus (Solier, 1848) (Tenebrionidae), una de las especies mas abundantes cuyo ciclo de vida no es estacional (Saiz et al. 1989; Vidal y Guerrero 2007).

En primavera las condiciones invernales atipicas registradas en esta evaluacion pudieron generar niveles mayores de pudricion y degradacion del material vegetal, por lo que, en las tres primeras EM, donde se detecto una mayor cantidad de vegetacion, coincidio tambien con una marcada presencia de coleopteros saprofagos (Ramirez et al. 2017). La abundancia de saprofagos puede explicarse por la carga de materia organica, que es retenida por la vegetacion emergente en la laguna; ya que, no existe una mayor presencia de animales que puedan aportar este tipo de materia (Saiz et al. 1989; Solervicens 2014).

En verano se registro una fuerte participacion de coleopteros depredadores en las EM2 y EM3, lo que puede deberse a que al aumentar la vegetacion existe una mayor disponibilidad de refugios y alimento, que se traduce en que los insectos depredadores tengan mas recursos para cubrir sus necesidades (Ramirez et al. 2017). Cepeda et al. (2005) y Baloriani et al. (2009) senalan que la abundancia de insectos depredadores es una consecuencia directa de la de fitofagos, por lo que la menor ocurrencia de estos ultimos en verano se podria explicar por la aparicion de los primeros (Fernandez et al. 2014). En las EM1 y EM4 se registro una dominancia de insectos saprofagos, lo que podria deberse principalmente a la alta disponibilidad de alimento (material vegetal degradado). Cabrera (2012) senala que los insectos saprofagos son mas abundantes y diversos en ambientes con una incorporacion de hojarasca variada y continua, humedad en el suelo alta y temperaturas bajas, propias de las dos estaciones debido a las formaciones boscosas dominantes.

Por otro lado, la homogeneidad ambiental brindada en este tipo de ambientes caracterizada por el tipo de vegetacion descrita, de gran cobertura, que se desarrolla en lugares que reciben un aporte constante de agua que aseguran condiciones estables y continua de temperatura y humedad adecuadas, es probable que actue como factor de concentracion de fauna que favorezca su diversidad. Por ultimo, cabe considerar que los insectos son muy vulnerables a la fragmentacion y perdida del habitat, donde los coleopteros son los mas abundantes y cumplen un rol fundamental en procesos ecologicos tales como herbivoria, depredacion o descomposicion, por lo tanto, cambios en su composicion o abundancia, producto de la fragmentacion y perdida de habitat, pueden afectar el funcionamiento normal del ecosistema (Tscharntke et al. 2002).

Conclusiones

Este trabajo constituye el primer registro de especies de insectos de la Laguna Caren el que estuvo formado principalmente por especies nativas. La riqueza como la abundancia de coleopteros epigeos vario por temporada, siendo superior en sitios con mayor cobertura vegetal. La disponibilidad de alimento y refugio para los coleopteros epigeos estaria influenciada principalmente por factores antropicos, que conducirian a un mayor grado de fragmentacion y alteracion del habitat. La informacion generada podria servir como base para futuras investigaciones sobre bioindicadores en humedales vulnerables de la region mediterranea.

Agradecimientos

Fondo de Apoyo para Publicaciones Cientificas, Departamento de Silvicultura y Conservacion de la Naturaleza, Universidad de Chile.

DOI: 10.25100/socolen.v44i2.7328

Literatura citada

ADAMOPOULOU, C.; LEGAKIS, A. 2002. Diet of a lacertid lizard (Podareis milensis) in an insular dune ecosystem. Israel Journal of Zoology 48: 207-219.

BALORIANI, G.; PALEOLOGOS, M. F.; MARASAS, M. E.; SARANDON, S. J. 2009. Abundancia y riqueza de la macrofauna edafica (Coleoptera y Araneae), en invernaculos convencionales y en transicion agroecologica. Revista Brasileira de Agroecologia 4 (2): 1733-1737.

BARBOSA, O.; MARQUET, P A. 2002. Effects of forest fragmentation on the beetle assemblage at the relict forest of Fray Jorge, Chile. Oecologia 132: 296-306.

BAUTISTA, F.; PALACIO, J. E.; DELFIN, H. 2004. Tecnicas de muestreo para manejadores de recursos naturales. Consejo Nacional de Ciencia y Tecnologia. Instituto Nacional de Ecologia. Universidad Nacional Autonoma de Mexico. D. F., Mexico. 513 p.

CABRERA, G. 2012. La macrofauna edafica como indicador biologico del estado de conservacion/perturbacion del suelo. Resultados obtenidos en Cuba. Pastos y Forrajes 35 (4): 349-364.

CANEPUCCIA, A. D.; CICCHINO, A. C.; ESCALANTE, A.; NOVARO, A.; ISAACH, J. P. 2009. Differential responses of marsh arthropods to rainfall-induced habitat loss. Zoological Studies 48 (2): 174-183.

CEPEDA, J.; PIZARRO, J.; VASQUEZ, H. 2005. Variacion en la abundancia de Arthropoda en un transecto latitudinal del desierto costero transicional de Chile, con enfasis en los tenebrionidos epigeos. Revista Chilena de Historia Natural 78: 651-663.

CIESLA, W. 2011. Forest insect management in forest entomology: A global perspective. Editorial Wiley-Blackwell. Chichester, Reino Unido. 400 p.

CONAMA (Comision Nacional del Medio Ambiente). 2004. Guia para el establecimiento de las normas secundarias de calidad ambiental para aguas continentales superficiales y marinas. Santiago, Chile. 18 p.

CORREA, P.; ROA, A. 2005. Relaciones troficas entre Oneifelis guigna, Lyealopex eulpaeus, Lyealopex griseus y Tyto alba en un ambiente fragmentado de la zona central de Chile. Mastozoologia Neotropical 12: 57-60.

FERNANDEZ, I.; FAVILA, M. E.; LOPEZ, G. 2014. Composicion, riqueza y abundancia de coleopteros (Coleoptera) asociados a bosques semideciduos y vegetaciones rudelares en la Sierra del Rosario, Cuba. Boletin de la Sociedad Entomologica Aragonesa 54: 329-339.

FIGUEROA, R.; VALDOVINOS, E.; ARAYA, E.; PARRA, O. 2003. Macroinvertebrados bentonicos como indicadores de calidad del agua de rios del sur de Chile. Revista Chilena de Historia Natural 76: 275-285.

FIGUEROA, R.; SORIA, M.; BELTRAN, M.; CORREA, F. 2016. Estudio de comunidades biologicas como bioindicadores de calidad de agua. pp. 23-34. En: Chatata B.; Talavera C.; Villasante F. (Eds.). Estudio de comunidades biologicas como bioindicadores de calidad de agua. 1a Edicion. Universidad Nacional de San Agustin-CONCYTEC. Arequipa, Peru.

GREZ, A. A.; MORENO, P.; ELGUETA, M. 2003. Coleopteros (Insecta: Coleoptera) epigeos asociados al bosque maulino y plantaciones de pino aledanas. Revista Chilena de Entomologia 29: 9-18.

GRIMALDI, D.; ENGEL, M. S. 2005. Evolution of the insects. Nueva York, EE. UU.: Cambridge University Press.

HASKELL, D. 2000. Effects of forest roads on macroinvertebrate soil fauna of the southern Appalachian Mountains. Conservation Biology 14 (1): 57-63.

HUNTER, M. D. 2002. Landscape structure, habitat fragmentation, and the ecology of insects. Agricultural and Forest Entomology 4 (3): 159-166.

INFOSTAT. 2008. Programa InfoStat version 2008. Grupo InfoStat, FCA, Universidad Nacional de Cordoba. Cordoba, Argentina.

Instituto Nacional de Normalizacion (INN CHILE). 1987. Norma Chilena Oficial de Requisitos de calidad del agua para diferentes usos NCh 1333. Of.78. Santiago, Chile. 9 p.

Instituto Nacional de Normalizacion (INN CHILE). 1996. Norma Chilena Oficial de Calidad de Agua NCh 411/1-4. Santiago, Chile.

MAZZEO, N.; CLEMENTE, J.; GARCIA-RODRIGUEZ, F.; GORGA, J.; KRUK, C.; LARREA, D.; MEERHOFF, M.; QUINTANS, F.; RODRIGUEZ-GALLEGO, L.; SCASSO, E 2002. Eutrofizacion: Causas, consecuencias y manejo. pp. 39-55. En: Dominguez, A.; Prieto, R. G. (Eds.). Perfil Ambiental del Uruguay. Nordan-Comunidad. Montevideo, Uruguay.

MORENO, D. P.; QUINTERO, J.; LOPEZ, A. 2010. Metodos para identificar, diagnosticar y evaluar el grado de eutrofia. Revista ContactoS 78: 25-33.

ORGEAS, J.; VIDAL, E.; PONEL, P. 2003. Colonial seabirds change beetle assemblages on a Mediterranean island. Ecoscience 10: 38-44.

PAUCHARD, A.; AGUAYO, M.; PENA, E.; URRUTIA, R. 2006. Multiple effects of urbanization on the biodiversity of developing countries: the case of a fast-growing metropolitan area (Concepcion, Chile). Biological Conservation 127: 272-281.

PIZARRO, J.; JEREZ, V.; CEPEDA, J.; ALFARO, F. M. 2011. Caracteres preimaginales y aspectos bionomicos de Gyriosomus luezotii Laporte, 1840 (Coleoptera: Tenebrionidae), elemento endemico y eremico del desierto costero chileno. Animal Biodiversity and Conservation 34 (2): 265-272.

PORRINI, D. P.; CASTRO, A. V; CICCHINO, A. C. 2014. Los carabidos (Coleoptera: Carabidae) asociados a los remanentes de bosque nativo en la Reserva Natural Municipal Laguna de los Padres, Buenos Aires. Revista de la Sociedad Entomologica Argentina 73 (1-2): 35-48.

PURTAUF, T.; DAUBER, J.; WOLTERS, V 2005. The response of carabid beetles to landscape differs between trophic groups. Oecologia 142: 458-464.

QUIROS, R. 2000. La eutrofizacion de las aguas continentales de Argentina. pp. 43-47. En: Fernandez, A. (Ed.). El agua en Iberoamerica: Acuiferos, lagos y embalses. CYTED. Subprograma XVII. Aprovechamiento y Gestion de Recursos Hidricos. Universidad de Buenos Aires, Facultad de Agronomia. Mar del Plata, Argentina. 147 p.

RAMIREZ, P.; HUERTA, A.; ARAYA J. E. 2017. Effect of postharvest forestry residue management practices on the diversity of epigeal coleopterans. Revista Facultad Nacional de Agronomia 70 (1): 8069-8075.

SAIZ, F.; SOLERVICENS, J.; OJEDA, P. 1989. Coleopteros del Parque Nacional La Campana y de Chile Central. Universidad Catolica de Valparaiso. Ediciones Universitarias de Valparaiso. Valparaiso, Chile. 124 p.

SANTIBANEZ, F.; URIBE, J. M. 1990. Atlas Agroclimatico de Chile: Regiones V y Metropolitana. Universidad de Chile, Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales, Laboratorio de Agroclimatologia, Santiago, Chile. 66 p.

SOLERVICENS, J. 2014. Coleopteros de la Reserva Nacional Rio Clarillo, en Chile central: taxonomia, biologia y biogeografia. Universidad Metropolitana de la Educacion, Corporacion Na cional Forestal, Gerencia de Areas Silvestres Protegidas. Santiago, Chile. 478 p.

TENJO, A. I.; CARDENAS, E. 2015. Importancia y utilidad de los bioindicadores acuaticos. Diversidad Colombia. Revista de Investigacion Cientifica 5: 39-48.

TSCHARNTKE, T.; STEFFAN-DEWENTER, I.; KRUESS, A.; THIES, C. 2002. Contribution of small habitat fragmentation to conservation of insect communities on grassland-cropland landscapes. Ecological Applications 12: 354-363.

VIDAL, P.; GUERRERO, M. 2007. Los tenebrionidos de Chile. Ediciones Universidad Catolica de Chile. Santiago, Chile. 478 p.

VILLAGRAN, R.; AGUAYO, M.; PARRA, L. E.; GONZALEZ, A. 2006. Relacion entre caracteristicas del habitat y estructura del ensamble de insectos en humedales palustres urbanos del centro-sur de Chile. Revista Chilena de Historia Natural 79: 195-211.

WWDR (The World Water Development Report). 2015. Agua para un mundo sostenible. UNESCO (Organizacion de las Naciones Unidas para la Educacion, la Ciencia y la Cultura), Perugia. Disponible en: http://www.unesco.org/new/fileadmin/ MULTIMEDIA/HQ/SC/images/WWDR2015ExecutiveSummary_SPA_web.pdf. [Fecha revision: 26 junio 2017].

Recibido: 5-nov-2017 * Aceptado: 25-oct-2018

ALEXANDRA ALVARADO-ORELLANA (1), AMANDA HUERTA-FUENTES (2), ALVARO PALMA-MUNOZ (3) y SEBASTIAN RODRIGUEZ-TOBAR (4)

(1) Ing. Forestal, Departamento de Silvicultura y Conservacion de la Naturaleza, Facultad de Ciencias Forestales y Conservacion de la Naturaleza, Universidad de Chile. Casilla 9206, Santiago, Chile, alexandra.alvarado@ug.uchile.cl. (2) Dra. Ing. Forestal, Departamento de Silvicultura y Conservacion de la Naturaleza, Facultad de Ciencias Forestales y Conservacion de la Naturaleza, Universidad de Chile. Casilla 9206, Santiago, Chile, ahuerta@uchile.cl. (3) Ing. en Recursos Naturales, Laboratorio de Criminalistica Central, Policia de Investigaciones de Chile (PDI). Santiago, Chile, appalma.m@gmail.com. (4) Biologo, Instituto de Biologia, Pontificia Universidad Catolica de Valparaiso. Valparaiso, Chile, s.rodriguez.tobar@gmail.com. Autor para correspondencia. Amanda Huerta Fuentes. Dra. Ing. Forestal, Departamento de Silvicultura y Conservacion de la Naturaleza, Facultad de Ciencias Forestales y Conservacion de la Naturaleza, Universidad de Chile. Casilla 9206, Santiago, Chile, ahuerta@uchile.cl.
Tabla 1. Parametros fisico-quimicos evaluados y clasificacion de la
calidad del agua en la Laguna Caren (Santiago, Chile) por temporada y
estacion de muestreo (EM).

Parametros                            Primavera 2015
fisico-quimicos
                            EM1      EM2      EM3      EM4

Temperatura ([degrees]C)   24,3     28,4     25,2     24,9
AT[degrees] ([degrees]C)    1,4      2,7      0,5      0,8
OD (1) (mg/L)               8,1      8,4      8,4      8,5
pH                          9,1      9,2      9,3      9,2
CE (2) ([micro]S/cm)       813,0    828,0    824,0    835,0
Salinidad (%)               0,3      0,3      0,3      0,3
STD (3) (mg/L)             824,0    832,0    826,0    834,0
Transparencia (cm)         20,0     20,0     20,0     27,5
Color (Pt-Co)              157,0    179,0    182,0    97,0
Turbiedad (FAU)            12,0     14,0     17,0      7,0
Fosforo total (mg/L)       200,0   1.000,0   600,0    300,0
Nitrogeno total (mg/L)     400,0    400,0    200,0   1.300,0
Clase calidad (4)            2        3        2        3

Parametros                             Verano 2016
fisico-quimicos
                             EM1       EM2       EM3       EM4

Temperatura ([degrees]C)    20,00     22,10     19,50     20,90
AT[degrees] ([degrees]C)     0,6       1,4       1,1       0,2
OD (1) (mg/L)                5,8       5,3       2,3       8,1
pH                           9,2       8,4       7,4       8,6
CE (2) ([micro]S/cm)       1.271,0   1.222,0    921,0    1.340,0
Salinidad (%)                0,6       0,6       0,6       0,6
STD (3) (mg/L)             1.272,0   1.240,0    832,0    1.344,0
Transparencia (cm)          30,0      80,0      25,0      50,0
Color (Pt-Co)               240,0     200,0     88,0      142,0
Turbiedad (FAU)             25,0      23,0       8,0      13,0
Fosforo total (mg/L)        400,0     700,0    1.200,0    300,0
Nitrogeno total (mg/L)      500,0     200,0     500,0    1.500,0
Clase calidad (4)             3         2         3         3

(1) Oxigeno disuelto; (2) Conductividad electrica; (3) Solidos totales
disueltos; (4) Clase 2: buena, Clase 3: regular.

Tabla 2. Abundancia (numero de individuos por ha) de coleopteros
epigeos en la ribera de la Laguna Caren (Santiago, Chile) por
temporada y estacion de muestreo (EM).

Familia/Especie *                                     Primavera de 2015

                                                       EM1       EM2

Anthicidae
Anthicus floralis (Linnaeus, 1758) (f)                  0         0
Bostrichidae
Dexicrates robustus (Blanchard, 1851) (f)               0       101,9
Buprestidae
Neocypetes guttulata (Fairmaire & Germain, 1858)      50,9      50,9
(f)
Mastogenius sulcicollis (Philippi & Philippi,           0         0
1864) (f)
Carabidae
Tetragonoderus viridis (Dejean, 1831) (d)               0       50,9
Parhypates sp. (d)                                      0         0
Metius femoratus (Dejean, 1828) (d)                     0         0
Pachymorphus chalceus (Dejean, 1828) (d)                0         0
Coccinellidae
Eriopis connexa chilensis (Hofmann, 1970) (d)           0         0
Hippodamia variegata (Goeze, 1777) (d)                  0       50,9
Histeridae
Euspilotus bisignatus (Erichson, 1834) (s)            50,9      178,3
Protocucujidae
Ericmodes sylvaticus (Philippi & Philippi, 1864)      483,8       0
(f)
Staphylinidae
Creophilus erythrocephalus (Fabricius, 1775) (s)        0       101,9
Aleochara lata (Gravenhorst, 1802) (s)                25,5        0
Glypholoma sp. (s)                                      0       25,5
Tenebrionidae
Nycterinus substriatus (Solier, 1848) (s)             458,4     101,9
Tribolium confusum (Jaquelin Du Val, 1868) (f)          0       50,9
Praocis costatula (Solier, 1840) (s)                  25,5        0
Aspidolobus piliger (Redtenbacher, 1868) (s)            0         0
No. promedio de individuos por ha **                 1.095,0    713,0
                                                       Ca        BCa
No. promedio de especies por ha                       331,0     458,4
                                                       ABa       Bb
No. promedio de individuos fitofagos por ha           534,8     203,7
                                                       Cb        Bb
No. promedio de individuos depredadores por ha          0       101,9
                                                       Aa        ABa
No. promedio de individuos saprofagos por ha          560,2     407,4
                                                       Ca        BCb

Familia/Especie *                                     Primavera de 2015

                                                       EM3       EM4

Anthicidae
Anthicus floralis (Linnaeus, 1758) (f)                  0       76,4
Bostrichidae
Dexicrates robustus (Blanchard, 1851) (f)               0         0
Buprestidae
Neocypetes guttulata (Fairmaire & Germain, 1858)        0         0
(f)
Mastogenius sulcicollis (Philippi & Philippi,           0         0
1864) (f)
Carabidae
Tetragonoderus viridis (Dejean, 1831) (d)               0       76,4
Parhypates sp. (d)                                    101,9       0
Metius femoratus (Dejean, 1828) (d)                     0       127,3
Pachymorphus chalceus (Dejean, 1828) (d)                0       25,5
Coccinellidae
Eriopis connexa chilensis (Hofmann, 1970) (d)         101,9     50,9
Hippodamia variegata (Goeze, 1777) (d)                  0         0
Histeridae
Euspilotus bisignatus (Erichson, 1834) (s)            101,9       0
Protocucujidae
Ericmodes sylvaticus (Philippi & Philippi, 1864)        0       50,9
(f)
Staphylinidae
Creophilus erythrocephalus (Fabricius, 1775) (s)        0         0
Aleochara lata (Gravenhorst, 1802) (s)                  0         0
Glypholoma sp. (s)                                      0         0
Tenebrionidae
Nycterinus substriatus (Solier, 1848) (s)             127,3     127,3
Tribolium confusum (Jaquelin Du Val, 1868) (f)          0         0
Praocis costatula (Solier, 1840) (s)                    0         0
Aspidolobus piliger (Redtenbacher, 1868) (s)            0         0
No. promedio de individuos por ha **                  432,9     534,8
                                                       Aa        ABa
No. promedio de especies por ha                       407,4     280,1
                                                       Bb        Aa
No. promedio de individuos fitofagos por ha             0       127,3
                                                       Aa        ABb
No. promedio de individuos depredadores por ha        203,7     208,1
                                                       Ba        Ba
No. promedio de individuos saprofagos por ha          229,2     127,3
                                                       ABa       Aa

Familia/Especie *                                      Verano de 2016

                                                       EM1       EM2

Anthicidae
Anthicus floralis (Linnaeus, 1758) (f)                  0         0
Bostrichidae
Dexicrates robustus (Blanchard, 1851) (f)               0       127,3
Buprestidae
Neocypetes guttulata (Fairmaire & Germain, 1858)        0         0
(f)
Mastogenius sulcicollis (Philippi & Philippi,         25,5        0
1864) (f)
Carabidae
Tetragonoderus viridis (Dejean, 1831) (d)               0         0
Parhypates sp. (d)                                      0         0
Metius femoratus (Dejean, 1828) (d)                    0,0        0
Pachymorphus chalceus (Dejean, 1828) (d)              76,4     1.095,0
Coccinellidae
Eriopis connexa chilensis (Hofmann, 1970) (d)         76,4      50,9
Hippodamia variegata (Goeze, 1777) (d)                25,5      50,9
Histeridae
Euspilotus bisignatus (Erichson, 1834) (s)            101,9       0
Protocucujidae
Ericmodes sylvaticus (Philippi & Philippi, 1864)        0         0
(f)
Staphylinidae
Creophilus erythrocephalus (Fabricius, 1775) (s)        0         0
Aleochara lata (Gravenhorst, 1802) (s)                  0         0
Glypholoma sp. (s)                                      0         0
Tenebrionidae
Nycterinus substriatus (Solier, 1848) (s)             942,2     101,9
Tribolium confusum (Jaquelin Du Val, 1868) (f)          0         0
Praocis costatula (Solier, 1840) (s)                    0         0
Aspidolobus piliger (Redtenbacher, 1868) (s)          50,9        0
No. promedio de individuos por ha **                 1.298,7   1.426,0
                                                       ABa       ABb
No. promedio de especies por ha                       382,0     356,5
                                                       Ba        Ba
No. promedio de individuos fitofagos por ha           25,5      127,3
                                                       Aa        Aa
No. promedio de individuos depredadores por ha        178,3    1.196,8
                                                       Ab        BCb
No. promedio de individuos saprofagos por ha         1.095,0    101,9
                                                       Bb        Aa

Familia/Especie *                                      Verano de 2016

                                                       EM3       EM4

Anthicidae
Anthicus floralis (Linnaeus, 1758) (f)                90,0        0
Bostrichidae
Dexicrates robustus (Blanchard, 1851) (f)             76,4        0
Buprestidae
Neocypetes guttulata (Fairmaire & Germain, 1858)        0         0
(f)
Mastogenius sulcicollis (Philippi & Philippi,           0         0
1864) (f)
Carabidae
Tetragonoderus viridis (Dejean, 1831) (d)               0         0
Parhypates sp. (d)                                      0         0
Metius femoratus (Dejean, 1828) (d)                   50,9      356,5
Pachymorphus chalceus (Dejean, 1828) (d)             1.858,9      0
Coccinellidae
Eriopis connexa chilensis (Hofmann, 1970) (d)           0         0
Hippodamia variegata (Goeze, 1777) (d)                  0         0
Histeridae
Euspilotus bisignatus (Erichson, 1834) (s)            25,5        0
Protocucujidae
Ericmodes sylvaticus (Philippi & Philippi, 1864)        0         0
(f)
Staphylinidae
Creophilus erythrocephalus (Fabricius, 1775) (s)        0         0
Aleochara lata (Gravenhorst, 1802) (s)                25,5        0
Glypholoma sp. (s)                                    25,5      382,0
Tenebrionidae
Nycterinus substriatus (Solier, 1848) (s)             76,4        0
Tribolium confusum (Jaquelin Du Val, 1868) (f)          0         0
Praocis costatula (Solier, 1840) (s)                    0         0
Aspidolobus piliger (Redtenbacher, 1868) (s)            0         0
No. promedio de individuos por ha **                 2.139,0    738,5
                                                       Bb        Aa
No. promedio de especies por ha                       280,1     203,7
                                                       ABa       Aa
No. promedio de individuos fitofagos por ha           76,4       0,0
                                                       Aa        Aa
No. promedio de individuos depredadores por ha       1.909,9    356,5
                                                       Cb        ABa
No. promedio de individuos saprofagos por ha          152,8     382,0
                                                       Aa        ABb

* Gremios troficos: (f) Fitofago, (s) saprofago, (d) depredador.
** Letras mayusculas y minusculas distintas en cada fila indican
diferencias significativas entre estaciones de muestreo (EM)
(Prueba Dunn) y temporadas (Prueba Mann-Whitney), respectivamente
(P [less than or equal to] 0,05).
COPYRIGHT 2018 Sociedad Colombiana de Entomologia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Alvarado-Orellana, Alexandra; Huerta-Fuentes, Amanda; Palma-Munoz, Alvaro; Rodriguez-Tobar, Sebastia
Publication:Revista Colombiana de Entomologia
Date:Jul 1, 2018
Words:5871
Previous Article:Genetic variability in Aegorhinus superciliosus (Coleoptera: Curculionidae) populations in Chilean Maytenus boaria (Celastrales:...
Next Article:Phenotypic plasticity in Heliconius erato (Lepidoptera: Nymphalidae) mandibles induced by different host plants (Passifloraceae)/Plasticidad...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters