Printer Friendly

Se retira: Jacqueline Lopez, el cisne negro mexicano.

[ILUSTRACION OMITIR]

Jaqueline Jackie Lopez es diferente al estereotipo de las bailarinas de ballet tan de moda en la actualidad por el exito de la pelicula El cisne negro que le valiera un premio Oscar a la actriz Natalie Portman:

Jackie se salvo de tener una mama posesiva, esta fuera de la anorexia y la cleptomania, y si se retira de la Compania Nacional de Danza (CND) del INBA despues de 18 anos, no es porque desprecie ya el ballet, al contrario, se encuentra en su mejor momento. Y quiere experimentar con formas nuevas: la danza contemporanea y formas interdisciplinarias.

Jacqueline Lopez se despide del ballet convencional en el papel de la tenebrosa y sensual Odile dentro de la temporada de El Lago de los Cisnes que se encuentra en plena marcha en la isleta del Bosque de Chapultepec (hasta finales de este mes) y que ano tras ano logra reunir a miles de personas alrededor de la magica historia de los cisnes embrujados bajo el poder del terrible hechicero Rothbart.

Al reves

En pleno ensayo para el estreno que tendra en una obra del coreografo Angel Rosas, miembro del Sistema Nacional de Creadores y considerado uno de los valores mas importantes en la investigacion del ballet como una forma contemporanea de expresion, Jackie interrumpe algunos momentos su trabajo para explicar su perspectiva sobre Odile, el cisne negro que le roba a Odette el amor del principe Sigfrido.

"Fue el primer pas de deux que estrene con la CND hace 15 anos, es un tour de force, la variacion es muy tecnica y con el paso del tiempo lo empece a cambiar. Genere todo un dialogo con el partner ... Insisto en que es muy dificil, tecnico, y requiere que estes muy bien entrenada. Desde que estaba en la escuela queda hacerlo porque es una variacion muy 'animalosa', y cuando me enfrente por primera vez a ella y vi que tienes que hacer doble pirouette y doble tour a la segunda, me preguntaba: '?Y aqui donde y cuando estas enamorando a nadie?'. Aqui hay que salir a mostrar la tecnica, y creo que fue Cuauhtemoc Najera quien me dijo: 'Lo estas enamorando con eso, con tus giros y tu perfeccion, el se enamora de ti porque tu eres la mujer que puede hacer 32 fouettes y eres la mejor en cuanto a tecnica en tu danza'."

Y pensando en la pelicula de El cisne negro, "donde la pobre mujer debe enfrentar a sus instintos para conseguir poder hacer el personaje, pues a mi me paso al reves: cuando tuve que hacer el cisne blanco me dijeron 'por favor calmate un poquito' ... y no es que fuera una desgraciada o loca, sino que mi temperamento, mi forma de ser en la vida es mas cercana a la pasion. Para hacer el cisne blanco hay que hacer todo mas lento, mas suave, fragil y retardar las respuestas. Yo soy pura fibra".

Para ella, los estereotipos de la pelicula caben como posibilidad, pero "a la pobre de Nina le tocaron todos, vamos, una barbaridad. Lo que nos pasa a los bailarines es que trabajamos con nuestro cuerpo y lo modificamos en base a nuestras necesidades, la escena es nuestra razon de ser. Y si, hay quienes meten los pies debajo del piano para bajar empeines, pero es normal ... Lo del sacrificio no lo veo, uno en lo que piensa es en la ensonacion del escenario. Yo trabaje mucho mis piernas de adolescente porque eran grandes, asi que busque clases muy rapidas para alargarlas. Hay hombres que tienen el torax muy amplio y logran hacerse de una musculatura que no lo muestra. Se trabaja como en cualquier arte perfeccionando tu instrumento, y en este caso es el cuerpo. Asi que yo a eso no le veo problema.

"En la pelicula Nina va a que le enderecen un pie, es algo normal. Vas, te lo enderezan, sales bien y das las gracias feliz."

Ofrece un parangon con el caso de los deportistas, quienes en ocasiones requieren de un quiropractico o un masajista. Las grandes companias de danza tienen siempre sus masajistas que reacomodan o relajan el cuerpo de los bailarines.

La felicidad

Egresada de la Escuela Nacional de Danza del INBA a la que entro por gusto y donde curso sus ocho anos de carrera, hizo su servicio social en la CND, donde posteriormente la contrataron, y su vida ha sido bastante feliz desde entonces.

"Cada periodo de vacaciones viajaba a Nueva York para entrenarme con los grandes maestros, incluso tome clases con el American Ballet Theater, donde se me abrio un panorama de la vida muy amplio, hasta tome clases de tecnica Horton de contemporaneo. Asi que modifique mi forma de moverme, aprendi a hacer un trabajo de brocado en los pies, por asi decirlo.

"Asi que cuando bailo el cisne negro no pienso ya en la tecnica, sino que simplemente me tiro a matar, voy con la musica y con mi propia pasion; en clase pongo la cabeza, cuido los detalles, reviso todo lo que hay que hacer y en el foro dejo que mi cuerpo responda con la confianza de saber que estoy entrenada, y que mi cuerpo por lo mismo sabe lo que tiene que hacer y cuando. Es algo muy interesante y muy vivificante si bailar es lo que te gusta hacer. Las celulas hacen su trabajo."

A pregunta expresa sobre su edad, bromea:

"Si quieres te digo mi peso, pero mi edad jamas. Bueno, la verdad es que tengo 36 anos --se ve 10 anos mas joven, cuando menos--, y no suelo pesarme seguido porque me pone nerviosa, pero debo de estar en unos 48, y me siento en plena forma."

En dos semanas, Jacqueline Lopez bailara con Angel Rosas en tacones, sin un tutu y posiblemente con una peluca. Sus 18 anos en la CND son para ella la mejor forma de abrir una nueva puerta como bailarina y fotografa.

"No soy cleptomana, si soy una obsesiva, se que el cisne negro debe terminar en una cuarta, y tengo claro que los arabesques son a 90 grados. No me parece un sacrificio, insisto, es como si no te gusta ser periodista, serio puede ser una pesadilla."

Bailar en el Lago de Chapultepec se le antoja a Jackie como una experiencia inolvidable:

"Los noches que he bailado ya han sido muy agradables, el foro es un tanto oscuro, pero eso se sabe y adelante. Lo peor que me ha pasado es quedarme parada sin saber que hacer y ahi lo unico que atine fue subirme a una quinta en puntas, y ya esta. Alguna ocasion estaba enojada y baile asi, y no me gusto."

Rie:

"No me cai al lago ... Pues hay algunos que se han caido, sobre todo cuando se suben a la lancha del final, muchas veces Sigfrido y Odette han acabado la funcion nadando.

"?Y sabes? Algunas veces me senti tan bien haciendo tanto cisne blanco como cisne negro, que recuerdo una ocasion en que bailando con Raul Fernandez cisne blanco me dio la mano de una forma tan segura, tan artistica, que alcance a pensar: 'Y yo para que me hago la remolona con este principe, seria mejor decirle bailando, bueno si, si me voy contigo, ya esta, seamos felices ... pero sostuve mi personaje y no cedi."
COPYRIGHT 2011 CISA Comunicacion e Informacion, S.A. de C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2011 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

 
Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Manzanos, Rosario
Publication:Proceso
Article Type:Entrevista
Date:Mar 13, 2011
Words:1299
Previous Article:El discurso del Oscar.
Next Article:Regulacion para los "productos milagro".
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters