Printer Friendly

SONIA MATTALIA, Onetti: una etica de la angustia.

SONIA MATTALIA, Onetti: una etica de la angustia. Universitat de Valencia, Valencia, 2012; 198 pp.

Desde la conmemoracion de su centenario en 2009, la indagacion en la vida y en la obra del escritor uruguayo Juan Carlos Onetti (1909-1994) se ha convertido en una tarea persistente para un amplio sector de la critica especializada. Como afortunada consecuencia de este hecho, algunos lectores se acercaron--incluso por primera veza--las herrumbradas paginas de varios celebres textos onettianos que habian quedado en el olvido o habian sido remitidos a la condicion de "clasicos latinoamericanos" sin una buena difusion ni lectura critica previa.

Si bien este redescubrimiento de su obra, tanto para lectores como para algunos academicos, atrajo en anos posteriores nuevas miradas interpretativas que comprendieron la reformulacion de muchos presupuestos esteticos sobre la literatura de Onetti, tambien la celebracion del centenario brindo la oportunidad para que varios estudiosos--onettianos de antano--difundieran, correlativa o posteriormente, trabajos de una profunda calidad, gestados a la luz de varias decadas de estudio de la narrativa del escritor uruguayo. Un ejemplo claro de esta constancia y dedicacion permanente del examen de la obra del autor se sintetiza en el libro Onetti: una etica de la angustia, de la investigadora y academica argentina Sonia Mattalia, lamentablemente fallecida en 2012.

La proximidad de Mattalia con la obra de Onetti data de muchos anos, pues ha sido una de las estudiosas mas avezadas sobre su narrativa; relacion que queda constatada en varios libros y articulos redactados en su honor. Como ella misma lo documenta en el primer capitulo de los cinco que construyen su texto ("Onetti: imagenes y trayectos de escritura"), su relacion personal con el arido mundo narrativo del uruguayo se remonta hasta la decada de los anos setenta, en la cual pudo tener acceso, desde la clandestinidad montevideana, a un ejemplar del tal vez mas emblematico texto del autor: "Me encontre con La vida breve en Montevideo, envuelta en papel de estraza y oculta bajo una montana de novelas de segunda mano en un quiosquito de la Avenida 18 de Julio, en el ano 1976. Onetti estaba prohibido en Uruguay pero yo tenia cierta habilidad para lo clandestino ... Habia cruzado el charco huyendo de una Buenos Aires irrespirable y me reuni con Brausen en esa cueva que me alquilaban unos viejos inmigrantes" (p. 15). Los recuerdos y la experiencia narrativa se conjuntan de manera permanente en esta investigacion. La semblanza inicial que proporciona la autora rinde un sentido tributo a la importancia que la obra del escritor tuvo en su propia proyeccion como lectora y academica, ademas de dar testimonio de su encuentro con el propio Onetti que, como es bien sabido, no era el mas calido de los anfitriones en su permanente exilio madrileno.

Luego de un repaso necesario por algunos aspectos sobresalientes en la biografia y la obra del escritor de Montevideo, Mattalia emprende un complejo recorrido reflexivo por uno de los temas sustanciales que dan vida a su ensayo: la angustia. Desde una perspectiva que comprende aspectos filosoficos, sociales y literarios, la autora examina en su segundo capitulo ("Una etica de la angustia: sentimiento y deseo") varias de las corrientes y tendencias que han profundizado acerca de este concepto tan problematico en la era moderna. El analisis de este tema--sumado a especificaciones relativas y terminos adyacentes--abarca una variada extension de autores y libros con los que Mattalia fue construyendo su propio concepto del termino angustia, dedicado, como se vera mas adelante, a la propia etica del termino ejercida por Onetti en su obra.

En esta exploracion que tiene como objetivo desmembrar y reconstruir el complejo entramado que compone la angustia--para llevarlo hacia una conceptualizacion mas profunda y compleja--, Mattalia transita por diversos caminos y autores que desempenan papeles primarios y secundarios; para estudiarlos, ofrece sus diferentes aportes en el analisis. Por un lado, presenta las reflexiones de pensadores consagrados de la tradicion filosofica occidental, que son medulares para su estudio (Kierkegaard, Freud, Janet, entre otros). Por el otro, complementa estos aportes con los de autores mas cercanos que han sido destacados lectores de los primeros; sobresalen aqui los nombres de Ramiro Ledesma, Juan Jose Saer y Veronica Andrea Ruscio.

Sin lugar a dudas, este segmento del ensayo resultara para el lector uno de los mas aridos por su alto contenido filosofico, su perfil netamente intimista y su caracter reflexivo, pues la autora logra explicar los diferentes actores que intervienen en la formulacion del concepto de la angustia y, transmite a su vez, la afliccion humana que deviene de su propio examen. No obstante, es uno de los pasajes mas significativos y necesarios de todo el libro, ya que permite al lector tener contacto con el eje medular de la propuesta enunciativa del texto en su conjunto. Como la propia Mattalia senala en el cierre del mismo, la obra de Onetti "instaura una etica de la angustia que, por una parte, despliega los conflictos de la subjetividad componiendo una contemporanea comedia humana, localizada en la cultura y en la coyuntura historica latinoamericana de los ultimos cincuenta anos; por otra, elabora una etica de la escritura, en la cual la literatura se ratifica como espacio privilegiado para escenificar los conflictos del fuero interior" (p. 73).

En el tercer capitulo del ensayo ("Onetti: escribir la angustia"), la academica realiza un somero recorrido literario en el que asocia varias de las ideas en torno a este concepto -trabajado intensamente en el capitulo anterior- con algunas de las mas celebres creaciones narrativas del autor. Destaca el agudo estudio de los cuentos: "Avenida de Mayo, Diagonal, Avenida de Mayo", "El posible Baldi"--ambos publicados por primera vez en el diario La Nacion de Buenos Aires, a principios de los anos treinta--, asi como el analisis, bajo esta misma perspectiva, de la novela La vida breve (1950). Los perfiles de los posibles personajes onettianos, asi como la construccion del escritor quedan expuestos mediante los mecanismos de analisis utilizados por Mattalia, en los que intervienen las potenciales asociaciones de un caracter sombrio, ya definido por la autora en paginas anteriores.

Esta idea se vera desarrollada con mayor detalle en el penultimo capitulo del libro ("?Como se desea a una mujer?--Se preguntan ellos"), en el que se abunda en la reflexion sobre los personajes femeninos y su destacado protagonismo, en cuentos como "El infierno tan temido", "Tan triste como ella" y "Un sueno realizado", entre otros. La figura de la mascara femenina sera uno de los referentes mas importantes para asociar el concepto de la angustia a la perpleja anecdota que rodea a la mayoria de las mujeres narradas por Onetti.

Con una clara alusion que rinde homenaje a Julio Cortazar y su celebre cuento "Continuidad de los parques", Mattalia cierra su ensayo con el capitulo "Continuidad de los textos", en el que logra hilvanar los elementos mas significativos de sus deliberaciones anteriores y retorna a una nueva discusion de tipo filosofico dirigida, nuevamente, bajo la voz de autoridad de figuras eminentes como Lacan y Freud. Con ese objetivo, el capitulo presenta un amplio trabajo de reflexion sobre el concepto de fetiche, para luego trasladar la discusion hacia instancias mas concluyentes que intentan determinar la proximidad del analisis literario--situado en la escritura de Onetti--, con la discusion filosofica en la que se sustenta gran parte del libro, pues no debemos olvidar que desde su titulo plantea el examen de una "etica de la angustia".

Ademas de proporcionar al lector una novedosa Coda poetica que cierra definitivamente el texto Onetti: una etica de la angustia, Sonia Mattalia examina con acierto los temas mas complejos relacionados con la obra de Onetti y el permanente sentimiento de angustia que en ella se encierra. Como lo expone la estudiosa, los personajes onettianos estan sumergidos dentro de ese espacio asfixiante que contiene toda una cavilacion filosofica para su creador. Con una seleccion adecuada y un examen pertinente de los textos mas representativos del uruguayo, Mattalia se aproxima con mucha astucia hacia su objetivo: desentranar esa etica de la angustia sanmariana. Nos deja un pendiente, tal vez, en el aspecto bibliografico, que podia haber sido engrosado con varios textos de aparicion mas reciente. Sin embargo, este detalle se pasa por alto al observar el buen manejo de las obras consultadas y su aporte analitico impecable.

ALEJANDRA AMATTO

Instituto de Investigaciones Filologicas

Universidad Nacional Autonoma de Mexico
COPYRIGHT 2015 El Colegio de Mexico, A.C.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Amatto, Alejandra
Publication:Nueva Revista de Filologia Hispanica
Date:Jul 1, 2015
Words:1511
Previous Article:ANTONIO CAJERO VAZQUEZ, Palimpsestos del joven Borges.
Next Article:YVETTE JIMENEZ DE BAEZ (ed.), Jose Emilio Pacheco. Reescritura en movimiento.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters