Printer Friendly

SOBRE LA ESTRUCTURA POBLACIONAL DE LAS SOCIEDADES DEL SUR DEL BRONCE VALENCIANO.

On the population structure of the societies from the South of the Valencian Bronze Age area

1. Introduccion (1)

Desde que en la decada de 1950 se propusiera la existencia de diversas areas culturales para la Edad del Bronce en el mediodia de la Peninsula Iberica (Tarradell, 1950, 1965), las investigaciones arqueologicas se encaminaron a la caracterizacion secuencial y material de los grupos arqueologicos de El Argar, el Bronce del Suroeste, el Bronce de La Mancha y el Bronce Valenciano (Tarradell, 1963; Schubart, 1975; Lull, 1983; Marti, 1983; Najera, 1984; Hernandez, 1986; Martin et al., 1993). Mas recientemente, la introduccion de nuevos planteamientos teoricos oriento la investigacion hacia la corroboracion de diversas hipotesis de tipo identificatorio, relativas al grado de desarrollo social (Lull y Estevez, 1986; Martinez Navarrete, 1989; Chapman, 1990). Mientras que para El Argar se planteaban distintas propuestas--sociedad de tipo jefatura (Gilman, 1981; Chapman, 1990; Ramos, 2013), sociedad de clases (Arteaga, 2000; Camara y Molina, 2011) o de caracter estatal (Lull et al., 2011)--, para el Bronce Valenciano y de La Mancha se ha planteado su identificacion sociologica con sociedades segmentarias (De Pedro y Marti, 2004; Brodsky et al., 2013), como sociedades tribales en apariencia (Jover, 1999) o como sociedades jerarquizadas (Bernabeu et al., 1989; Gil-Mascarell, 1995; Najera y Molina, 2004).

Los principales indicadores empleados en la validacion de estas hipotesis han sido las practicas funerarias (Lull y Estevez, 1986; Lull et al., 2011; Najera et al., 2012), el control de la produccion (Risch, 2002; Lull et al., 2010; Schuhmacher, 2012) y el estudio del patron de asentamiento, desde el que se ha pretendido inferir la existencia de diversos niveles de jerarquizacion poblacional (Nocete, 1989; Arteaga, 2000; Camara et al., 2007; Fernandez-Posse et al., 2008; Lull et al., 2011; Legarra, 2013; Martinez Monleon, 2014).

En el presente articulo pretendemos avanzar en el estudio de este ultimo aspecto, analizando las caracteristicas del poblamiento en el ambito geografico de lo que, tradicionalmente, se ha venido definiendo como area cultural del Bronce Valenciano (2), asi como proponer algunas hipotesis sobre la estructura social y politica y el proceso historico involucrados en su conformacion.

2. Los primeros ensayos de caracterizacion del patron de asentamiento en las sociedades del Bronce Valenciano

Desde la decada de 1980 hasta la actualidad se ha llevado a cabo una intensa labor de prospeccion en las diversas cuencas fluviales que integran las tierras valencianas (Martinez Perez, 1985; Pascual, 1990; Morano y Garcia, 1991; Cerda, 1994; Ripolles, 1994; Palomar, 1995; Esquembre, 1997; Ribera y Pascual, 1997; Perez Boti, 2000; Esquembre y Simon, 2001; Garcia Borja, 2004; Soriano, 2004; Garcia Guardiola, 2006; Cebrian, 2008/09, entre otros). Estos trabajos han venido a concretar, sobre espacios geograficos acotados, aquellas pristinas propuestas que senalaban que el Bronce Valenciano (Fig. 1) se caracterizaba por la existencia de una multitud de pequenos poblados ubicados en lo alto de cerros y laderas montanosas (Tarradell, 1963; Marti, 1983).

En este sentido, han pasado ya dos decadas desde la formulacion de las primeras propuestas interpretativas sobre la dinamica del poblamiento, esencialmente basadas en el analisis de algunos territorios especificos. Asi, M. S. Hernandez (1997) razonaba que el amplio numero de yacimientos de pequeno tamano detectados en la cuenca media del rio Vinalopo debian de responder a un modelo de asentamientos de corta duracion orientados economicamente a una agricultura itinerante, favorecida por una baja densidad demografica y una amplia disponibilidad de terreno agricola. Todo ello fomentaria la movilidad de los grupos y el abandono y creacion de nucleos de poblacion que, por tanto, no serian siempre contemporaneos. Por su parte, M. A. Esquembre (1997) introducia factores de orden funcional en relacion con la ubicacion de los asentamientos. A su juicio, el elevado numero de emplazamientos localizados en espacios montanosos, alejados de tierras aptas para el cultivo y con muy diverso grado de visibilidad, se podria explicar en relacion con la explotacion de recursos silvopastoriles.

Por esas mismas fechas, otros estudios basados en el analisis de la distribucion, tamano y localizacion de los asentamientos en la cuenca del rio Vinalopo permitian observar la existencia de diversas agrupaciones significativas que, posteriormente, fueron matizadas con la aplicacion de diversas tecnicas de analisis espacial, como los poligonos de Thiessen y el coeficiente del vecino mas proximo. Los resultados obtenidos en aquellos anos mostraban la configuracion durante la primera mitad del II milenio cal AC de un patron donde los asentamientos de mayor tamano--entre 0,1 y 0,4 ha--se distribuian de manera uniforme, ordenada y casi equidistante entre ellos, mientras los de menor tamano se disponian agrupados en torno a los primeros (Jover y Lopez, 1999: 241).

Por otro lado, las excavaciones emprendidas en diversos asentamientos mostraban que las estructuras que habian hecho pensar en la existencia de poblados amurallados correspondian mas bien a muros de cierre o a plataformas de aterrazamiento (De Pedro y Marti, 2004; Jover y Lopez, 2016), carentes de un caracter expresamente defensivo. En cualquier caso, denotaban la inversion de una importante cantidad de trabajo en el acondicionamiento de los espacios de habitat, con la voluntad de permanecer ocupando un mismo emplazamiento de forma indefinida (Jover, 1999: 145-148).

A la luz de estos datos, se considero la existencia de una estructura poblacional estable, caracterizada por una progresiva consolidacion de los nucleos de mayor tamano desde los momentos iniciales de la Edad del Bronce hasta, al menos, mediados del II milenio cal AC (Jover y Lopez, 2016). Sin embargo, esta propuesta carecia de apoyos empiricos firmes de caracter estratigrafico y cronologico para ser validada o refutada. Se hacia necesario emprender la excavacion de diferentes tipos de asentamientos en un mismo territorio para iniciar el necesario proceso evaluatorio.

Los ultimos anos han servido para incrementar las bases documentales en diferentes aspectos. La excavacion de un buen numero de enclaves se ha visto acompanada de la ampliacion de las prospecciones (3) y del analisis territorial (De Pedro y Soler, 2015; Jover y Lopez, 2016). Estos trabajos siguen corroborando la ausencia de nucleos de la Edad del Bronce en el llano en esta zona de la peninsula --entendiendo como tales asentamientos estables con cronologias comprendidas entre c. 2200/2150 y c. 1500/1450 cal AC--, a diferencia de lo constatado en ciertas zonas del territorio argarico (Ayala, 1991; Lull et al., 2011) o de La Mancha (Mejias Moreno et al., 2015). Si en el primer caso su existencia se ha explicado en un marco de estrecha dependencia politica y economica con respecto a los nucleos en altura (Risch, 2002), para la zona de La Mancha, en cambio, se ha aludido a un evento climatico de una extrema aridez--el 4.2 Ka bp--que habria estimulado un control mas directo sobre unos recursos hidricos cada vez mas escasos (Lopez Saez et al., 2014; Mejias et al., 2015).

De este modo, para la zona del Bronce Valenciano y en el periodo comprendido entre finales del III y mediados del II milenio cal AC, se sigue corroborando que la inmensa mayoria de los yacimientos son de reducidas dimensiones, en ningun caso de mas de 0,4 ha, y se localizan tanto en cerros ubicados en las distintas terrazas de las cuencas fluviales, como en crestas destacadas de las estribaciones montanosas que las delimitan, ocupando, en casos excepcionales, pequenos promontorios costeros (Gusi y ularia, 2014). A estos, debemos anadir la ocupacion de cuevas, tanto asociadas a los anteriores como aisladas, ubicadas preferentemente en zonas montanosas. Estas han sido interpretadas como lugares de ocupacion esporadica estrechamente relacionados con actividades silvopastoriles (Palomar, 1995; Fairen, 2001; Garcia Borja et al., 2011).

Por ultimo, uno de los progresos mas significativos de los ultimos anos ha consistido en la aplicacion de la estadistica bayesiana a amplias series de dataciones radiocarbonicas de tres asentamientos de larga ocupacion ubicados en las tierras meridionales valencianas--Terlinques, Cabezo Pardo y Cabezo Redondo--, asociadas a los diferentes momentos de construccion, uso y abandono detectados, lo que ha hecho posible cotejar en el tiempo recurrentes dinamicas de ocupacion, transformacion y abandono, a las que se les puede atribuir un significado historico. Para el periodo temporal aqui analizado son tres las fases que han podido concretarse entre c. 2200/2150 y 1500/1450 cal AC (Jover et al., 2014). Solo en Cabezo Redondo se reconoce una fase siguiente entre 1500/1450 y 1300/1250 cal AC, tradicionalmente denominada para la zona en estudio como Bronce Tardio (Hernandez et al., 2016).

Consideramos que, disponiendo de estas nuevas bases empiricas y de un mejor y mas actualizado conocimiento del registro arqueologico, resulta necesario volver a analizar las caracteristicas del poblamiento en el Bronce Valenciano, centrando nuestra atencion en las tierras meridionales, a dia de hoy las mejor conocidas.

3. Las tierras meridionales del Bronce Valenciano como ejemplo de analisis territorial

3.1. Consideraciones sobre las variables de analisis manejadas

Desde nuestra perspectiva, toda nueva propuesta que pretenda explicar la dinamica del poblamiento en un territorio concreto, durante un periodo de tiempo dado, ademas de analizar todas las variables que se consideren relevantes para la caracterizacion del patron de asentamiento, deberia disponer tambien de informacion sobre las secuencias de ocupacion de diversos asentamientos y contar con una fasificacion lo mas ajustada posible, en la que dimensionar temporalmente el proceso. En este sentido, son los territorios meridionales de las tierras valencianas--en concreto, buena parte de la cuenca de los rios Vinalopo y Montnegre, situados en las proximidades de la zona septentrional de El Argar (Fig. 2)--los que ofrecen en la actualidad estos requerimientos empiricos. A la labor de prospeccion realizada en las ultimas decadas cabe sumar la excavacion de mas de una decena de yacimientos (4), algunos de ellos con amplias series radiocarbonicas (Jover et al., 2014).

En este estudio se han analizado los datos relacionados con el tamano y la localizacion topografica de los yacimientos al aire libre documentados en diversos trabajos de prospeccion. Aunque estas dos variables pueden considerarse fundamentales, su analisis no permite, por si solo, establecer un patron de asentamiento, sino que deben considerarse en conjunto junto a otras. Sin embargo, hemos considerado pertinente avanzar en este trabajo algunas de las hipotesis que venimos manejando acerca del modelo de organizacion territorial de las sociedades en estudio, basandonos exclusivamente en las dos variables senaladas y en su contrastacion con los datos obtenidos en la excavacion y datacion de algunos de ellos. Esto nos ha permitido matizar y corregir ciertos aspectos del modelo al que las primeras aparentemente apuntaban, obligando a considerar hipotesis alternativas que, en todo caso, deberan ser finalmente validadas o refutadas tras la aplicacion de otras tecnicas de analisis territorial en las que continuamos trabajando y que, dado el volumen de informacion resultante, requeririan para su exposicion sobrepasar considerablemente la extension maxima permitida para trabajos como el que aqui se presenta (5).

Asi, uno de los aspectos considerados clave en este estudio es el tamano o superficie conservada de los yacimientos, que estimamos revelador de la magnitud e intensidad en la ocupacion de un sitio y que ha sido considerado un indicador potencial de la existencia de centros politicos y de relaciones de dependencia entre asentamientos--jerarquizacion social--(Steponaitis, 1981; Feinman, 2011). Dado que numerosos factores pueden incidir en la distorsion de la extension original de estos (Burillo y Pena, 1984; Burillo, 1996), ha sido necesario identificar la superficie actualmente conservada (6) en los yacimientos y plantear su interpretacion teorica, teniendo en cuenta los procesos que pueden incidir en su destruccion y/o ampliacion por dispersion de los restos, principalmente de fragmentos ceramicos. En este sentido, la experiencia obtenida de la excavacion de algunos de estos nucleos ha venido a corroborar que su tamano real suele ser mas reducido que la extension superficial maxima estimada previamente. En algunos casos, como Barranco Tuerto (Jover y Lopez, 1999), Cabezo del Polovar o Cerro de los Purgaticos (Jover et al., 2017), la extension real del asentamiento una vez excavado se redujo entre un 20 y un 30% sobre la estimacion inicial del deposito sedimentario conservado a nivel superficial.

Otro factor analizado en este trabajo es la altura relativa de los asentamientos respecto del llano circundante, un indicador que creemos que aporta datos muy clarificadores sobre las estrategias de implantacion en el territorio. Aunque la eleccion de un determinado emplazamiento no siempre hubo de estar orientada a maximizar el aprovechamiento de todas las condiciones que este podia ofrecer en cada caso, es razonable suponer que las caracteristicas del mismo y de su entorno fisico revelen que factores--como, por ejemplo, la visibilidad o el coste de desplazamiento a las areas de captacion--se potencian dentro de los sistemas de ocupacion del territorio, permitiendo, asi, realizar valoraciones sobre la funcionalidad probable de los mismos. Frente a otros metodos de calculo empleados para cuantificar esta variable (Nocete, 1996: 16-17; Burillo y Lopez, 2005/06: 75-76), en este caso se han desarrollado dos procedimientos diferentes. Los valores se han obtenido tomando como referencia la altura maxima del yacimiento y su diferencia con respecto a la altura minima ([H.sub.r1]) y la altura media ([H.sub.r2]) existente en el entorno de 1 km.

3.2. Datos sobre el tamano y la altura relativa en las cuencas de los rios Vinalopoy Montnegre

Asi, en el espacio geografico considerado--que supone aproximadamente unos 2.700 [km.sup.2]--se ha documentado un total de 151 yacimientos al aire libre (Fig. 3). De entre todos ellos, unicamente Cabezo Redondo (7), ubicado en la cubeta de Villena, superaria con creces la media hectarea de extension superficial. Aunque se trata de un nucleo de amplio desarrollo temporal, que abarca todo el II milenio hasta su abandono en torno a 1250 cal AC, la mayor parte de su trama urbanistica y dataciones corresponden a la fase del Bronce Tardio, con enterramientos individuales dentro del area de habitat (Hernandez et al., 2016). Ningun otro de los yacimientos documentados en este amplio espacio fisico muestra una secuencia de ocupacion tan amplia, ni alcanza una magnitud comparable.

Los 151 yacimientos conocidos se reparten de forma desigual por el territorio en estudio. La mayor densidad se detecta en el curso alto del Vinalopo y la cubeta de Villena, en donde se documenta un total de 75. Ello supone que casi el 50% de los yacimientos se localiza en una superficie proxima a los 785 [km.sup.2]. Probablemente, las optimas condiciones edaficas y la riqueza biologica e hidrica de esta zona del Alto Vinalopo contribuyen a explicar esta mayor densidad. En cualquier caso, los datos permiten proponer una extension del habitat de 1 yacimiento cada 10-11 [km.sup.2] en esta zona, densidad similar a la del curso alto del rio Montnegre. Esta alta concentracion contrasta con lo registrado en los cursos medio y bajo de estos rios, donde la relacion es casi tres o cuatro veces superior respectivamente y la distancia entre yacimientos se duplica (Fig. 4). En estas diferencias creemos que pueden influir, entre otros, factores de caracter politico vinculados al establecimiento de la frontera argarica (Lopez Padilla, 2011: 103), aunque tambien se debe tener en cuenta el diferente grado de intensidad en la prospeccion territorial efectuada hasta la fecha.

La extension superficial conservada es uno de los datos de mayor interes para concretar la magnitud de los yacimientos. Dejando de lado aquellos donde la presencia de ocupaciones humanas posteriores, basicamente de epoca medieval --pero tambien durante el Bronce Tardio en el caso de Cabezo Redondo, El Negret y Portixol--, ha alterado su fisionomia de forma irrecuperable, impidiendo realizar estimaciones sobre su tamano original--unos 22 yacimientos y el 14,57% del total--, los datos obtenidos muestran que apenas algo mas del 15% podria corresponderse con los asentamientos de mayor tamano en la escala regional --entre 0,1 y 0,35 ha--, mientras que el 85% restante serian nucleos con una extension inferior a las 0,06 ha, de los cuales mas del 60% son inferiores a 300 [m.sup.2]. Entre los nucleos de mayor tamano, parece evidente que solo unos pocos--unicamente 6 (8) de 19--podrian haber alcanzado una extension entre 3.000 y 3.500 [m.sup.2]. De ellos, 4--Cabezo de la Escoba, Cabezo del Rosario, la Atalaya y Cabezo de la Virgen 1--se ubican en la cubeta de Villena, justamente donde se localiza Cabezo Redondo y una de las zonas mas fertiles edafica y biologicamente del area en estudio (Fig. 5). Estos datos son equiparables a los constatados en otras cuencas levantinas mas septentrionales (Palomar, 1995; Ribera y Pascual, 1997; Garcia Borja, 2004; De Pedro et al., 2015).

Por otro lado, un analisis de su distribucion muestra la presencia recurrente de agrupaciones de asentamientos--normalmente 3 o 4--ubicados de forma muy proxima unos de otros, cuestion que ya fue senalada a traves de la aplicacion de tecnicas como la del coeficiente del vecino mas proximo para la cubeta de Villena (Jover y Lopez, 1999) y el curso bajo del rio Montnegre (Soriano, 2004). Por lo general, en esas agrupaciones suele documentarse algun nucleo de mayor tamano que el resto.

En otro sentido, la altura relativa de los yacimientos sobre su territorio mas proximo varia notablemente en funcion de las condiciones topograficas de cada zona. No obstante, hay un patron bastante significativo que constatamos de forma recurrente. La mayor parte de los yacimientos ocupan cerros aislados en medio del llano o promontorios rocosos adelantados ubicados en estribaciones montanosas que les confieren una posicion ligeramente sobreelevada sobre su entorno circundante, aunque en el caso del curso alto del rio Montnegre muchos de estos enclaves, a pesar de encontrarse en altura, no presentan una posicion destacada sobre su entorno (Fig. 6). Estas caracteristicas son las que presentan buena parte de los enclaves de mayores dimensiones de este territorio, pero tambien buena parte de aquellos de tamano mas reducido. Sin embargo, un significativo numero de yacimientos--el 25%-, en su mayor parte inferiores a 300 [m.sup.2] con excepcion del Cabezo de la Virgen 1 y Cati-Forada, ocupa cerros o crestas montanosas con fuertes pendientes, aunque en ocasiones la topografia agreste en la que se emplazan y el no estar localizados en los puntos mas elevados de dicho territorio implica que no destaquen por su altura relativa con respecto a la media de su entorno, distinguiendose claramente de otros yacimientos que destacan por su posicion predominante--p. e. Penya Buitrera, Penon de la Moneda, Puntal de Ginebre (Fig. 7B) o Pena de la Zafra--. No obstante, en ambos casos, la eleccion de este tipo de enclaves conlleva un significativo alejamiento de cursos de agua permanentes y de tierras con minimas condiciones edaficas para el desarrollo de practicas agricolas. Pero, por otro lado, facilita la posibilidad de establecer una destacada red de intervisibilidad que se extiende mas alla del valle en el que se enclavan.

4. Las excavaciones arqueologicas: hacia una caracterizacion de las unidades de asentamiento del Bronce Valenciano

A la valoracion de aspectos como el tamano de los asentamientos y la altura relativa sobre el medio circundante, conviene ahora anadir la informacion proporcionada por las excavaciones realizadas en las ultimas decadas. De algunos de los asentamientos superiores a los 1.000 [m.sup.2] se cuenta con informacion relevante. Asi, las unicas actuaciones arqueologicas efectuadas en asentamientos superiores a 3.000 [m.sup.2] han sido las emprendidas en su momento por Soler en el Cabezo de la Escoba (Cabezas, 2015) y, mas recientemente, en El Negret (Barciela et al., 2012). En el primero, Soler realizo al menos 3 sondeos, en uno de los cuales pudo documentar parte de una vivienda con un hogar al que se asociaban diversas vasijas ceramicas, pesas de telar y restos carpologicos carbonizados. En el segundo, la excavacion de cerca de 400 [m.sup.2] ha deparado una dilatada continuidad en la ocupacion del espacio con al menos 4 unidades habitacionales. Las dataciones obtenidas para las unidades habitacionales 2 y 3 han permitido determinar que corresponden al Bronce Tardio, aunque existen niveles previos de ocupacion que podrian hacer pensar que su fundacion se pudo producir en momentos previos (Barciela et al., 2012: 128).

De otros, cuyo tamano se situa entre 0,1 y 0,2 ha, como, por ejemplo, Terlinques (Jover y Lopez, 2016), pero tambien otros mas septentrionales en el Camp del Turia, como la Lloma de Betxi (De Pedro, 1998; De Pedro y Soler, 2015), gracias a las excavaciones efectuadas se ha documentado la construccion de muros de cierre y muros de aterrazamiento que exigieron una considerable inversion de trabajo para el acondicionamiento de las cimas y laderas de los cerros. La construccion de estas infraestructuras y de otras no menos relevantes, como cisternas y depositos para el almacenamiento de agua, registrados en los asentamientos senalados, incluso de silos como en Terlinques evidencia un firme proposito de ocupacion continuada e indefinida. Todos los yacimientos de este tipo que han proporcionado dataciones radiocarbonicas--Mas del Corral, Terlinques y Lloma de Betxi--muestran largas secuencias de ocupacion que, en muchos casos, se inician hacia 2200/2150 cal AC, prolongandose hasta 1500/1450 cal AC (Trelis, 1992; Jover et al., 2014; Cabezas, 2015; De Pedro y Soler, 2015). En el caso de La Horna (Hernandez, 1994) la ausencia de dataciones impide concretar si se trata de un yacimiento exclusivamente correspondiente a la fase del Bronce Tardio, tal y como ha sido propuesto, a partir de la tipologia de sus evidencias materiales. En algunos, como Terlinques (Figs. 7d y 8b), se observan importantes transformaciones en la gestion de los espacios y en la organizacion de las actividades productivas a lo largo de los casi 700 anos de ocupacion. Si en un primer momento resultan caracteristicos los edificios de gran tamano, ocasionalmente con pequenos tabiques interiores separando diversas areas de actividad, hacia 1800/1750 cal AC se documenta una amplia transformacion del espacio habitado. A partir de esos momentos, en bastantes asentamientos de este tipo se constata una planificacion urbanistica caracterizada por la construccion de unidades habitacionales de menor tamano adosadas y distribuidas a ambos lados de un pasillo o calle central. En Terlinques, uno de estos edificios sobrepasaba con claridad las dimensiones del resto, concentrando en su interior, ademas, gran numero de molinos en uso y las vasijas de mayor capacidad (Jover y Lopez, 2016: 438). Entre el repertorio material destaca la presencia de grandes cantidades de instrumentos de molienda de distintos tamanos, asi como cereales y leguminosas, vasijas ceramicas de unos 30 l de capacidad para el almacenamiento (9), todo tipo de instrumentos liticos--en especial dientes de hoz--, concentraciones de pesas de telar, fusayolas y husos, adornos de diferentes materias primas--con cierta presencia de objetos de marfil, ademas de una variada gama de adornos metalicos y malacologicos--, instrumentos de cobre y, en algunos casos, practicas de fundicion metalurgica (De Pedro, 1998; Simon, 1998).

Por otro lado, y como norma general antes senalada, alrededor de estos asentamientos mayores se constata la presencia de otros de mucho menor tamano que se agrupan en torno a ellos. Se trata de nucleos inferiores a 600 [m.sup.2], aunque en su mayor parte no suelen superar los 300 [m.sup.2]. En su mayoria se localizan cercanos a tierras optimas para la practica agricola de tipo cerealista y para el pastoreo. Su numero es el mas amplio en todo el territorio en estudio--el 85% de los que ha sido determinado su tamano y el 70 % de la totalidad--.

Son varios los yacimientos de este tipo excavados de los que podriamos considerar algunos datos de interes. El asentamiento de la Lloma Redona (Figs. 7c, 8c y 9c-d) (Navarro, 1986), de dimensiones inferiores a 300 [m.sup.2], ocupa la parte alta de un cerro de forma conica situado en el corredor de Agost. Se estructuraba a partir de tres lineas de muros concentricos a modo de plataformas de aterrazamiento. En la zona mas elevada, definida por su lado meridional por uno de los anillos murarios, se localizaron paredes correspondientes a dos unidades habitacionales, una de ellas expoliada. En el ambiente restante, de planta cuadrangular y unos 30 [m.sup.2] de superficie (Fig. 8c), se detecto un unico nivel de ocupacion con un hogar, varias vasijas ceramicas --en su mayoria formas esfericas de pequena capacidad o de uso individual--y fragmentos de molinos de pequeno tamano, todo ello propio de un area de consumo domestico. La unica datacion disponible para este asentamiento, tomada de una muestra de microcarbones, situaria su ocupacion en cualquier momento de los siglos centrales de la primera mitad del II milenio cal AC (Jover etal., 2014).

En la cresta central del Cabezo del Polovar fueron documentados dos ambientes o departamentos de planta de tendencia rectangular-cuadrangular con un espacio util proximo a 28-35 [m.sup.2], con un sistema de postes que servia de sustento a la cubierta. Se hallaban separados por un muro medianero de escaso porte, en el que no pudo identificarse ningun vano que permitiera la comunicacion entre ambos. Solo se ha constatado una unica fase constructiva y de uso datada en los momentos centrales del II milenio cal ac. Las evidencias materiales y constructivas documentadas denotan la realizacion de practicas propias de la esfera domestica, al igual que en los yacimientos referidos anteriormente: recipientes ceramicos para el consumo y almacenamiento, junto a un silo con una capacidad para unos 25 kg, molturacion de cereales con molinos y molederas de pequeno tamano, machacado y triturado de otras materias con percutores liticos y el consumo de ovicaprinos.

La reciente excavacion de otros nucleos de muy pequeno tamano ha mostrado caracteristicas que difieren un tanto de los anteriores, adquiriendo otras posibilidades interpretativas. Son los casos de la cresta occidental del Cabezo del Polovar y el Cerro de los Purgaticos.

La cresta occidental del Cabezo del Polovar, separada por escasamente 50 m de las evidencias documentadas en la cresta central, ha evidenciado la presencia de una consistente plataforma de aterrazamiento sobre la que se levanto una especie de cabana semiabierta de solo unos 13,8 [m.sup.2] de superficie construida, delimitada por un unico muro en su extremo septentrional y con diversos postes de madera calzados (Fig. 8c). En este espacio, con una sola fase de ocupacion, cuya finalizacion, a tenor de la datacion absoluta obtenida, se situaria en torno a c. 1800 cal AC, tan solo se documento un fragmento de saco o capazo de esparto carbonizado que contenia algunas semillas de cebada, ademas de escasos fragmentos ceramicos de cuencos y poco mas de media docena de cuentas de collar discoidales de hueso. La gran inversion de trabajo efectuada para aterrazar dicho espacio contrasta con las reducidas dimensiones y la endeblez del edificio techado que se construyo sobre el. Ademas, la ausencia de hogares, silos o estructuras de combustion, asi como de instrumentos de molienda, percutores, dientes de hoz o incluso de restos faunisticos, si presentes en el resto de asentamientos senalados con anterioridad, son argumentos que han llevado a proponer que se pudiera tratar de una especie de cobertizo vinculado con un lugar de residencia proximo--?cresta oriental del Polovar?--, pero no con la ocupacion de la cresta central, ya que cronologicamente no son coetaneos (Jover et al., 2017).

Por otro lado, el cerro de los Purgaticos es un nucleo inferior a 100 [m.sup.2] caracterizado por la construccion de un gran muro plataforma adosado a la cornisa rocosa que corona el cerro, sirviendo de cierre de un pequeno abrigo, al que se accedia a traves de un vano (Fig. 10). La constatacion de un registro material centrado en ollas de boca cerrada, con la ausencia de cuencos, molinos, dientes de hoz u otros elementos que pudieran indicar la existencia de actividades de mantenimiento de un grupo humano, ha planteado la posibilidad de que pudiese tratarse de un establecimiento complementario de tipo refugio aprovechando un pequeno abrigo situado en lo alto de un cerro (Jover et al., 2017).

Por ultimo, junto a los anteriores, ya hemos senalado la presencia de un numero reducido de nucleos de muy pequeno tamano, de no mas de 300 [m.sup.2] de extension superficial en todos los casos, ubicados en puntos encumbrados de las sierras y de muy dificil acceso, lo que les confiere un importante aislamiento (Figs. 7a-b y 9a-b). No suponen mas del 20% en las cuencas de los rios Vinalopo y Montnegre. Aunque no se puede descartar la presencia de algun pequeno punto de agua en sus proximidades, la propia eleccion del emplazamiento implica un considerable alejamiento, tanto de los principales cursos hidricos de la zona, como de tierras aptas para el cultivo. Hasta el momento, solo un nucleo de estas caracteristicas ha sido excavado. Se trata de Barranco Tuerto (Jover y Lopez, 1999). Su fase mas antigua--la unica que ha podido ser documentada dado el alto grado de erosion que ha afectado a la mas reciente--destaca por la existencia de una especie de cabana de tendencia oval de unos 18 [m.sup.2], a la que se adosaba un departamento cubierto en parte, a modo de porche, de 72 [m.sup.2] (Fig. 8a). No se documentaron mas que vasijas ceramicas de pequeno tamano, el apice de una posible punta de flecha de cobre, una pesa de telar oblonga de 4 perforaciones, fragmentos de otra y restos faunisticos, predominando las extremidades de especies domesticas, y estando ausentes los instrumentos de molienda activos y los dientes de hoz y silos. La unica datacion disponible permite considerar que su fundacion se efectuaria durante el primer cuarto del II milenio cal AC, sin que pueda confirmarse la existencia de una continuidad habitacional entre las dos fases constructivas documentadas.

En definitiva, las excavaciones efectuadas han permitido determinar que los yacimientos superiores a 0,1 ha suelen ser de larga ocupacion y constituyen los principales asentamientos humanos. Por el contrario, los nucleos inferiores a 600 [m.sup.2] jugaron roles muy diversos: desde asentamientos de muy reducido tamano a establecimientos complementarios de los anteriores. Es necesario en este punto proyectar una nueva representacion de las caracteristicas del patron de asentamiento y del poblamiento en las tierras meridionales del Bronce Valenciano.

5. Hacia una representacion del poblamiento en el area meridional del Bronce Valenciano

Los datos que se han ido exponiendo a lo largo del texto evidencian que en la actualidad se cuenta con un nivel de informacion bastante consistente sobre las caracteristicas del poblamiento durante la Edad del Bronce para algunas de las cuencas del area valenciana, en especial para las tierras meridionales. El analisis del conjunto de yacimientos efectuado permite reconocer a partir exclusivamente del tamano de los mismos (ver Fig. 4), al menos tres agrupaciones (10) para el periodo comprendido entre c. 2200/2150 y 1500/1450 cal AC.

En primer lugar, distinguimos dos conjuntos de asentamientos--Grupos 1 y 2 (Fig. 11)--, cuya extension superficial supera los 1.000 [m.sup.2], pero sin sobrepasar los 3.600 [m.sup.2]. Constituyen los nucleos de mayor tamano y representan algo mas del 15%. El Grupo 1, aquellos con una extension superficial entre 0,2 y 0,36 ha, estaria integrado por 6 asentamientos, para los que en tres casos--El Negret, Portixol y Cabezo de la Virgen 1--es imposible por el momento concretar si realmente tendrian este tamano en momentos previos al Bronce Tardio. Las mismas consideraciones podemos senalar para Cabezo Redondo, aunque en este caso su extension superficial excede lo constatado para el conjunto tal y como hemos expuesto. Otros 13 asentamientos con dimensiones entre 0,1 y 0,2 ha se incluirian en el Grupo 2 (f Fig. 4).

En cualquier caso, como muestran las dataciones disponibles de los yacimientos de ambas agrupaciones, su fundacion parece remontarse a los siglos finales del III milenio cal AC y, ademas, presentan secuencias de ocupacion prolongadas, con varias fases constructivas. En algunos de ellos se ha constatado el desarrollo de una amplia diversidad de actividades productivas --agricolas, ganaderas, metalurgicas, textiles, artesanales, etc.--y el consumo de determinados bienes de destacado valor social (Jover y Lopez, 2016). Su distribucion en la mayoria de los espacios geograficos analizados parece ser uniforme, y la magnitud del numero de instrumentos de molienda, semillas de cereales carbonizados e incluso de silos registrados en ellos permite relacionarlos con la explotacion estable de las tierras llanas ubicadas en su entorno inmediato (De Pedro, 1998; Jover, 1999; De Pedro y Soler, 2015).

Tanto en las proximidades de los asentamientos de los Grupos 1 y 2, como a una distancia considerable respecto a estos, se documenta un gran numero de yacimientos--Grupo 3--de dimensiones mucho mas reducidas que los anteriores--inferiores a 600 [m.sup.2]--. A tenor de las excavaciones efectuadas, solo una parte de ellos debieron ser nucleos de residencia en los que se llevarian a cabo las tareas necesarias para la sostenibilidad y el mantenimiento de un reducido numero de personas, aunque otros, como ha sido senalado, podrian ser establecimientos de caracter logistico o complementario de los anteriores en tareas de almacenamiento, como refugio ocasional o como rediles para el ganado, entre otras actividades. Ademas de tener un tamano considerablemente menor, estos enclaves se distinguen tambien por carecer de evidencias relacionadas con ciertas actividades productivas de caracter artesanal, si constatadas en los asentamientos de las agrupaciones anteriores. La informacion secuencial de algunos de los yacimientos excavados muestra preferentemente ocupaciones monofasicas y las dataciones absolutas disponibles plantean que su fundacion se pudo efectuar en cualquier momento desde finales del III milenio hasta 1500/1450 cal AC (11)--p. e., cresta occidental y cresta central del Polovar, Penon de la Zorra (Garcia Atienzar, 2017), Lloma Redona, Cerro del Rocin--.

Por ultimo, un cierto numero de yacimientos de muy pequeno tamano--menos de 300 [m.sup.2]--, ubicados en puntos encumbrados de las sierras, podrian constituir un subgrupo dentro del Grupo 3 (Fig. 9a-b), aunque para su correcta caracterizacion seria necesario contar con mas informacion de la que ha proporcionado el unico yacimiento de este tipo excavado hasta la fecha como es Barranco Tuerto (Jover y Lopez, 1999). Con independencia de cual fuera su funcion--logistica, refugio ocasional, explotacion silvopastoril de zonas montanosas, entre otras--, lo que parece evidente es que las optimas condiciones que ofrecia su emplazamiento para el dominio visual del territorio se valoraron por encima de las dificultades e incomodidades que imponia lo escabroso del acceso a la gran mayoria de ellos, tanto por la altitud a la que se encontraban, como por lo abrupto y las fuertes pendientes del terreno circundante.

Por tanto, parece evidente que existieron diferencias de tamano entre los yacimientos del area en estudio, de lo que se puede inferir una cierta disparidad en cuanto a la densidad poblacional entre los nucleos habitados. Estas mismas diferencias de tamano han sido constatadas en las tierras orientales de La Mancha, a tenor de los resultados obtenidos en las prospecciones efectuadas (Hernandez, 2002; Fernandez-Posse et al., 2008). Sin embargo, los datos recabados difieren abiertamente con lo que se observa en el ambito argarico mas proximo (Martinez Monleon, 2014), donde las diferencias de tamano entre asentamientos pueden alcanzar valores de varias hectareas, tanto si se trata de yacimientos localizados en el fondo de los valles cuaternarios, como en grandes cerros alejados de tierras optimas para las practicas agricolas (Arteaga, 2000; Lull et al., 2011). La distinta densidad y capacidad de nuclearizacion poblacional de El Argar frente a los grupos culturales de su periferia septentrional es palmaria, lo que obliga a matizar y aminorar la importancia de las diferencias de tamano constatadas en el area del Bronce Valenciano.

6. Algunas inferencias sobre la dinamica poblacional y social de las sociedades del Bronce Valenciano

De todo lo expuesto hasta ahora podemos inferir una serie de aspectos estrechamente vinculados con la dinamica poblacional y social subyacente al proceso historico que conformaron las caracteristicas del poblamiento de los grupos del Bronce Valenciano que acabamos de exponer:

1. Los yacimientos del Grupo 3 se revelan claramente como los mas numerosos de entre los registrados en tierras valencianas, aunque habria que tener presente que una parte--por el momento dificilmente cuantificable--de los yacimientos catalogados pudieron no ser nucleos de residencia, sino mas bien establecimientos complementarios para la gestion productiva del territorio ocupado. En cualquier caso, los nucleos con caracter residencial incluidos en este grupo probablemente estuvieron ocupados por un numero muy reducido de personas, todas ellas involucradas en las actividades necesarias para su sostenibilidad. Estos asentamientos, como unidades minimas de organizacion social, debieron de mantener necesariamente vinculos con los nucleos de mayor tamano--Grupos 1 y 2--, en cuyo entorno--o incluso aledanos--suelen encontrarse, no solo para obtener de ellos productos o recursos necesarios, o para afrontar con mayores garantias de supervivencia situaciones de carestia, sino, ante todo, para garantizar su reproduccion a nivel biologico.

2. En los asentamientos de caracter agropecuario de mayor tamano--tanto en el Grupo 1 como en el 2--se registran evidencias de las mismas actividades de almacenamiento, produccion y consumo de bienes subsistenciales que las presentes en los asentamientos menores. En cambio, se observa en ellos una inversion de trabajo considerablemente mayor en el acondicionamiento y mantenimiento del habitat--grandes aterrazamientos, cisternas, silos de gran capacidad--, asi como la realizacion de ciertas actividades productivas ausentes en los nucleos menores. Seria el caso de parte de los procesos de produccion textil, de manufactura de objetos de marfil y, especialmente, de la produccion metalurgica, de la que dan testimonio las escorias, lingotes, crisoles y moldes de fundicion documentados hasta ahora exclusivamente en estos (Simon, 1998; Jover y Lopez, 2016). Aunque el acceso al consumo de productos podria considerarse generalizado al conjunto de asentamientos, con independencia de su tamano, probablemente existieron diferencias en el volumen y calidad de los objetos y materias primas foraneas a las que tuvieron acceso unos y otros y, en especial, en cuanto a las capacidades de transformacion de estas ultimas en artefactos.

3. Por el momento, las dataciones disponibles para los Grupos 1 y 2 plantean que la fundacion de una buena parte de ellos se pudo llevar a cabo hacia finales del III milenio cal AC, perdurando hasta, al menos, mediados del milenio (Jover et al., 2014). Para los del Grupo 3, incluyendo asentamientos, pero tambien refugios, cobertizos o establecimientos secundarios logisticos en general, su fundacion tambien se pudo ejecutar durante todo el periodo analizado. El surgimiento de asentamientos menores, muchos de ellos alrededor de los Grupos 1 y 2, creemos que podria ser explicado, entre otras hipotesis, como resultado de un proceso de fision grupal desde los asentamientos mayores y de reproduccion social bajo las mismas condiciones sociales y materiales, en terrenos no ocupados. Por su parte, los yacimientos de muy pequeno tamano encumbrados podrian haber sido creados ante la necesidad de incrementar el control social sobre el espacio apropiado, respondiendo todos a una estrategia politica adoptada de forma conjunta por la totalidad social. Probablemente, una parte de los asentamientos del Grupo 3, fundados ex novo, fracasarian en su intento de reproduccion, dada la deteccion de secuencias monofasicas, mientras que otros, en cambio, se consolidarian y mantendrian activos.

4. En cualquier caso, la mayoria de los asentamientos acabarian siendo abandonados hacia 1500/1450 cal AC (Jover etal., 2014). Solo unos pocos parecen consolidarse y crecer a partir de estas fechas, caso de Cabezo Redondo (Hernandez et al., 2016) o El Negret (Barciela et al., 2012), configurandose una nueva distribucion poblacional, mas nuclearizada, y con una mayor distancia entre asentamientos (Jover y Lopez, 2016).

7. Conclusiones

En la trayectoria investigadora sobre la Edad del Bronce en las tierras valencianas se habia consolidado un panorama caracterizado por la alta densidad de asentamientos de un tamano relativamente reducido, ampliamente distribuidos en cimas, laderas de cerros y crestas adelantadas de estribaciones montanosas (Tarradell, 1963)--Sin embargo, las investigaciones efectuadas en las ultimas decadas vienen mostrando que la articulacion poblacional fue algo mas compleja que lo supuesto inicialmente (Esquembre, 1997; Ribera y Pascual, 1997; Jover y Lopez, 1999)--Los analisis territoriales unidos a la excavacion y datacion de un buen numero de yacimientos vienen a mostrar que el registro arqueologico constatado es el resultado de la acumulacion en el espacio geografico de un conjunto de asentamientos, acompanados de establecimientos secundarios o complementarios, generados por un proyecto social iniciado c. 2200/2150 cal AC y prolongado en el tiempo hasta c. 1500/1450 cal AC, incluso c. 1300/1250 cal AC en varios casos, del que cabe resaltar que no todos los nucleos fueron fundados al mismo tiempo--Y es que, hasta hace poco, todavia se adolecia de la falta de estratigrafias y referencias cronologicas lo bastante firmes como para posibilitar una lectura social y politica de la dinamica poblacional de aquellas sociedades--Tampoco se habia abordado la necesaria excavacion en extension de yacimientos de diferentes tamanos y ubicaciones.

Asi, hacia c. 2200/2150 cal AC, constatamos en las tierras centrales del este de la Peninsula Iberica la fundacion de una parte de los asentamientos adscritos en la actualidad a la Edad del Bronce. Algunos de estos nucleos ya tuvieron desde sus momentos iniciales unas dimensiones cercanas o superiores a los 1.000 [m.sup.2], asi como unas dilatadas secuencias de ocupacion y de transformacion del emplazamiento a lo largo de casi 700 anos, como asi ha sido observado en varios asentamientos excavados en extension.

La fundacion y la amplia distribucion sobre el territorio de muchos de estos nucleos iniciales, con tierras susceptibles de ser explotadas en su entorno inmediato, estarian senalando el desarrollo de un nuevo proyecto politico. Consecuentemente, la gestion de los espacios apropiados debio de regirse, por un lado, por la articulacion de cada uno de los grupos domesticos con el medio fisico, transformado o no, y, por otro, por las relaciones intragrupales e intergrupales que determinarian, en ultima instancia, tanto la distribucion y asignacion de las tierras y los recursos, como el modo de ejecutar las tareas y de gestionar los recursos y lo producido--Tales principios garantizarian la continuidad poblacional en los espacios asignados y refrendaria la transmision de estos derechos de unas generaciones a otras, fortaleciendo, ademas, los lazos de reciprocidad intrasociales.

Ademas, frente a lo constatado en cuanto a practicas funerarias en el ambito argarico (Lull y Estevez, 1986; Lull et al., 2016), en los asentamientos del sur del Bronce Valenciano domina la inhumacion multiple en cuevas o grietas ubicadas en las proximidades de los lugares de asentamiento (McClure et al., 2010; Hernandez et al., 2015). A este ritual, cabe anadir contados enterramientos individuales, en general sin ajuares, en fosas practicadas en las terrazas o en acondicionamientos exteriores de los asentamientos (De Pedro, 2010). Tampoco se puede hablar de ajuares normalizados, predominando la ausencia de los mismos--o, cuando excepcionalmente aparecen, como en el caso del Cabezo de la Escoba (Cabezas, 2015), hay razones para suponer una cronologia relativamente avanzada para ellos--. Todo lo cual vendria a incidir en la ausencia de indicadores de estratificacion social en los enterramientos, como tampoco parecen observarse en la organizacion territorial del poblamiento.

No obstante, tratamos con sociedades abocadas a un continuo proceso de transformacion debido a su interaccion constante con otras sociedades vecinas con mayor grado de desarrollo social, como es el caso de El Argar (Lull et al., 2011), con las que establecieron, a tenor del registro arqueologico, lazos productivos y reproductivos. Como resultado, durante la primera mitad del II milenio cal AC se aprecia un cierto desarrollo de las capacidades productivas y organizativas de las comunidades asentadas en buena parte del Bronce Valenciano, que pudieron derivar hacia procesos de fision poblacional y la ocupacion y puesta en explotacion de nuevas tierras. De este modo, se explicaria no solo el crecimiento de muchos de los nucleos inicialmente fundados, sino tambien el surgimiento de buena parte del resto de nucleos menores en torno a los anteriores, asi como enclaves o establecimientos de caracter logistico.

Asi, con la intensificacion de las relaciones sociales entre los grupos argaricos y las sociedades implantadas en la actual area valenciana, y ante la imposibilidad de seguir creciendo con el mismo modelo organizativo, a partir de momentos proximos a mediados del II milenio cal AC la dinamica poblacional se tuvo que reorientar politicamente --al menos en las tierras mas meridionales--hacia el desarrollo de procesos de nuclearizacion poblacional, como el constatado en Cabezo Redondo (Hernandez et al., 2016). En este sentido, no podemos olvidar que el principal elemento en los procesos productivos en este tipo de sociedades es la fuerza de trabajo humana, siendo su nuclearizacion uno de los cauces mas directos para incrementar la capacidad productiva y propiciar mayores niveles de desigualdad social.

DOI: http://dx.doi.org/10.14201/zephyrus20188293117

Bibliografia

Almagro Gorbea, M. (1997): "La Edad del Bronce en la peninsula Iberica: periodizacion y cronologia", Saguntum, 30, pp. 217-229.

Antolin, C. (1998): El suelo como recurso natural en la Comunidad Valenciana. Valencia: Generalitat Valenciana.

Arteaga, O. (2000): "La sociedad clasista inicial y el origen del estado en el territorio de El Argar", Revista Atlantica-Mediterranea de Prehistoria y Arqueologia Social, 3, pp. 121-219.

Ayala, M. M. (1991): Elpoblamiento argarico en Lorca. Estado de la cuestion. Murcia.

Barciela, V.; Hernandez, M. S.; Lopez, E. y Torregrosa, P. (2012): "A medio camino. Excavaciones arqueologicas en El Negret (Agost, Alicante)", MARO. Arqueologia y Museos, 5, pp. 103-131.

Bernabeu, J.; Pascual, J. Ll. y Guitart, I. (1989): "Reflexiones en torno al patron de asentamiento en el Pais Valenciano entre el Neolitico y la Edad del Bronce", Saguntum, 22, pp. 99-124.

Brodsky, M. C.; Gilman, A. y Martin, C. (2013): "Bronze Age Political landscapes in La Mancha". En Berrocal, M. C.; Garcia, L. y Gilman, A. (eds.):

The Prehistory of Iberia: Debating Early Social Stratification and the State. New York, pp. 141-169.

Burillo, F. (1996): "Prospeccion arqueologica y geoarqueologia", Arqueologia Espacial, 15, pp. 67-81.

Burillo, F. y Lopez, J. (2005/06): "Una propuesta cuantitativa de descripcion de los asentamientos para un sistema de informacion geoarqueologica", Kala thos, 24-25, pp. 69-84.

Burillo, F. y Pena, J. L. (1984): "Modificaciones por factores geomorfologicos en el tamano y ubicacion de los asentamientos primitivos", Arqueologia Espacial, 1, pp. 91-105.

Burillo, F. y Picazo, J. (2001): "Prospeccion arqueologica y Edad del Bronce: una experiencia en la serrania turolense". En Ruiz-Galvez, M. (coord.): La Edad del Bronce ?Primera Edad de Oro de Espana? Sociedad, economia e ideologia. Barcelona: Critica, pp. 87-120.

Cabezas, R. (2015): El Cabezo de la Escoba (Villena, Alicante): revision de un asentamiento de la Edad del Bronce en el corredor del Vinalopo. Villena: Fund. Jose Maria Soler.

Camara, J. A.; Contreras, F.; Lizcano, R.; Perez, C.; Salas, F. E. y Spanedda, L. (2007): "Patron de asentamiento y control de los recursos en el valle del Rumblar durante la Prehistoria Reciente". En Morin, J.; Urbina, D. y Bicho, N. F. (eds.): As Idades do Bronze e do Ferro na Peninsula Iberica: Actas IV Congresso de Arqueologia Peninsular (Faro, 2004). Promontoria Monografica, 9. Faro, pp. 273-287.

Camara, J. A. y Molina, F. (2011): "Jerarquizacion social en el mundo argarico (2000-1300 a. C.)", Quaderns de Prehistoria i Arqueologia de Castello, 29, pp. 77-104.

Castro, P.; Lull, V. y Mico, R. (1996): Cronologia de la Prehistoria Reciente de la Peninsula Iberica y Baleares (c. 2800-900 cal ane). BAR Intern. Ser., 652. Oxford: Archaeopress.

Cebrian, R. (2008/09): "Una aproximacio al poblament en la vall del riu Gorgos (La Marina Alta, Alacant) del Neolitica a l'Edat del Bronze", Recerques delMuseu d'Alcoi, 17-18, pp. 139-164.

Cerda, F. (1994): "El II mil-leni a la Foia de Castalia (Alacant). Excavaciones arqueologiques a la Foia de la Perera (Castalia)", Recerques del Museu d'Alcoi, 3, pp. 95-110.

Chapman, R. W. (1990): Emerging Complexity: The Later Prehistory of South-East Spain, Iberia and the West Mediterranean. Cambridge: cup.

De Pedro, Ma. J. (1998): La Lloma de Betxi (Paterna, Valencia). Un poblado de la Edad del Bronce. Trabajos Varios del sip, 94. Valencia.

De Pedro, Ma. J. (2010): "Cuevas, fosas y eistas. Evidencias funerarias del II milenio a. C. en tierras valencianas. En torno al Argar y el Bronce Valenciano". En Perez, A. y Soler, B. (coords.): Restes de vida, restes de mort. La mort a la Prehistoria. Valencia: Diput. de Valencia-Museo de Prehistoria de Valencia, pp. 55-72.

De Pedro, Ma. J. y Marti, B. (2004): "Los poblados de la Cultura del Bronce Valenciano". En Garcia, R. y Morales, F. J. (coords.): La Peninsula Iberica en el II milenio a. C.: poblados y fortificaciones. Cuenca: UCLM, pp. 299-334.

De Pedro, Ma. J.; Ripolles, E. y Fortea, L. (2015): "El territorio. Hacia una definicion del espacio social". En De Pedro, Ma. J. y Soler, B. (eds.): Vivir junto al Turia hace 4000 anos. La Lloma de Betxi. Valencia: SIP, pp. 45-51.

De Pedro, Ma. J. y Soler, B. (2015): Vivir junto al Turia hace 4000 anos. La Lloma de Betxi. Valencia: Museo de Prehistoria.

Esquembre, M. A. (1997): Asentamiento y territorio. La Prehistoria en los municipios de la Biar, la Canyada de Biar, Camp de Mirra, Beneixamay Banyeres de Mariola. Villena: Fund. Jose Maria Soler.

Esquembre, M. A. y Simon, J. L. (2001): "Consideraciones en torno al poblamiento de la Edad del Bronce en la Marina Alta", Archivo de Prehistoria Levantina, xxiv, pp. 199-222.

Fairen, S. (2001): "Simas, abrigos y graneros: sobre el uso de las cuevas en la comarca de l'Alcoia", Recerques delMuseu d;Alcoi, 10, pp. 73-82.

Feinman, G. M. (2011): "Size, Complexity, and Organizational Variation: A Comparative Approach", Cross-Cultural Research, 45, pp. 37-58.

Fernandez-Posse, M. D.; Gilman, A.; Martin, C. y Brodsky, M. (2008): Las comunidades agrarias de la Edad del Bronce en La Mancha oriental (Albacete). Bibliotheca Praehistorica Hispana, XXV. Madrid: CSIC.

Garcia Atienzar, P. (2017): "La secuencia crono-cultural del yacimiento de Penon de la Zorra (Villena, Alicante)". En Barcelo, J. A.; Bogadonovic, I. y Morell, B. (eds.): IberCrono. Cronometrias para la Historia de la Peninsula Iberica. Actas Congreso de Cronometrias para la Historia de la Peninsula Iberica (Barcelona, 2016). Barcelona: CEUR-WS, pp. 128-142.

Garcia Borja, P. (2004): "Avanc sobre el poblament de la vall del Canyoles durant l'Edat del Bronze". En Hernandez Alcaraz, L. y Hernandez Perez, M. S. (eds.): La Edad del Bronce en tierras valencianas y zonas limitrofes (Villena, 2002). Villena: Inst. Cultura J. Gil-Albert, pp. 347-350.

Garcia Borja, P.; Carrion, Y.; Lopez, J.; Morales, J. V.; Pardo, S.; Perez, F.; Perez, G.; Roman, D.; Sanudo, P. y Verdasco, C. (2011): "Les ocupaciones prehistoriques de la cueva de la Diabla (Ayora, Valencia)", Saguntum, 43, pp. 33-54.

Garcia Guardiola, J. (2006): Arqueologia, patrimonio y paisaje. El valle de los Alhorines (Villena, Alicante). Coleccion Vestigium, 2. Villena: Museo Arqueologico.

Gil-Mascarell, M. (1995): "Algunas reflexiones sobre el Bronce Valenciano", Saguntum, 28, pp. 63-73.

Gilman, A. (1981): "The development of social stratification in Bronze Age Europe", Current Anthropology, 22, pp. 1-23.

Gusi, F. y Olaria, C. (2014): Un asentamiento fortificado del Bronce medio y Bronce final en el litoral mediterraneo: Oropesa la Vella (Oropesa del Mar, Castellon, Espana). Castellon: Diput. de Castellon.

Hernandez, M. S. (1986): "La cultura de El Argar en Alicante. Relaciones temporales y espaciales con el mundo del Bronce Valenciano". En Homenaje a L. Siret 1934-1984 (Cuevas de Almanzora, 1984). Sevilla: Junta de Andalucia, pp. 341-350.

Hernandez, M. S. (1997): "Desde la periferia de El Argar. La Edad del Bronce en las tierras meridionales valencianas", Saguntum, 30, pp. 93-114.

Hernandez, M. S. (2002): "El poblamiento prehistorico en Albacete. Estado actual y perspectivas de futuro". En II Congreso de Historia de Albacete. Albacete: Inst. Estudios Albacetenses, pp. 11-20.

Hernandez, M. S.; Garcia, G. y Barciela, V. (2016): Cabezo Redondo (Villena, Alicante). Alicante: Univ. de Alicante-Ayto. de Villena.

Hernandez, M. S.; Mataix, J. J. y Ferrer, P. (2015): "Reflexiones en torno a los enterramientos de la Edad del Bronce en las tierras valencianas. A proposito de la Cova de l'Esbarzer (la Vall de la Gallinera, Alacant)", Alberri, 25, pp. 93-110.

Jover, F. J. (1999): Una nueva lectura del 'Bronce Valenciano'. Alicante: Univ. de Alicante.

Jover, F. J. y Lopez, J. (1999): "Campesinado e historia. Consideraciones sobre las comunidades agropecuarias de la Edad del Bronce en el Corredor del Vinalopo", Archivo de Prehistoria Levantina, xxiii, pp. 233-257.

Jover, F. J. y Lopez, J. A. (2016): "Nuevas bases para el estudio de las comunidades campesinas de la Edad del Bronce en el Levante peninsular: el asentamiento de Terlinques (Villena, Alicante)". En Del neolitic a l'edat del bronze en el Mediterrani occidental. Estudis en Homenatge a B. Marti Oliver, Trabajos Varios del sip, 119. Valencia, pp. 427-449.

Jover, F, J.; Lopez, J, A, y Garcia-Donato, G, (2014): "Radiocarbono y estadistica bayesiana, Aportaciones a la cronologia de la Edad del Bronce en el extremo oriental del sudeste de la peninsula Iberica", Saguntum, 46, pp. 41-69.

Jover, F, J,; Moratalla, J,; Martinez, S, y Segura, G, (2017): "Poblados, cuevas, cobertizos y refugios de la Edad del Bronce: la aportacion del cerro de los Purgaticos (La Canyada, Alicante)", Saguntum, 49, pp. 7-29.

Legarra, B, (2013): "Estructura territorial y estado en la cultura argarica", Menga, 4, pp. 149-171.

Lopez Padilla, J, A, (2011): Asta, hueso y marfil. Artefactos oseos de la Edad del Bronce en el Levante y Sureste de la Peninsula Iberica (c. 2500-c. 1300 cal AC). Serie Mayor, 9. Alicante: marq.

Lopez Saez, J, A,; Alba, F,; Najera, T,; Molina, F,; Perez, S, y Sabariego, S, (2014): "Paleoambiente y sociedad en la Edad del Bronce de La Mancha: la Motilla del Azuer", Cuadernos de Prehistoria y Arqueologia Univ. de Granada, 24, pp. 391-422.

Lull, V, (1983): La cultura de El Argar. Un modelo para el estudio de las formaciones economico-sociales prehistoricas, Madrid.

Lull, V, y Estevez, J, (1986): "Propuesta metodologica para el estudio de las necropolis argaricas", En Homenaje a L. Siret 1934-1984 (Cuevas del Almanzora 1984). Sevilla, pp. 441-452.

Lull, V,; Mico, R,; Rihuete, C, y Risch, R, (2010): "Metal and social relations of production in the 3rd and 2nd millennia BC in the southeast of the Iberian Peninsula", Trabajos de Prehistoria, 67 (2), pp. 323-347.

Lull, V,; Mico, R,; Rihuete, C, y Risch, R, (2011): "El Argar and the Beginning of the Class Society in the Western Mediterranean", En Hansen, S, y Muller, J, (eds,): Sozialarchaologische Perspektiven: Gesellschaftlicher Wandel 5000-1500 v. Chr. Zwischen Atlantik undKaukasus, Berlin, pp. 381-414.

Lull, V,; Mico, R,; Rihuete, C, y Risch, R, (2016): "Argaric sociology: sex and death", Complutum, 27 (1), pp. 31-62.

Marti, B, (1983): El nacimiento de la agricultura en el Pais Valenciano. Cultura Popular, Valencia: Univ, de Valencia,

Martin, C,; Fernandez-Miranda, M,; Fernandez-Posse, M, D, y Gilman, A, (1993): "The Bronze Age of La Mancha", Antiquity, 67, pp. 23-45,

Martinez Monleon, S, (2014): El Argar en el Bajo Segura y Bajo Vinalopo. Patron de asentamiento en un territorio de frontera, Villena: Fund, Jose Maria Soler, Martinez Navarrete, I, (1989): Una revision critica de la prehistoria espanola. La Edad del Bronce como paradigma. Madrid: Siglo XXI.

Martinez Perez, A, (1985): "La Cultura del Bronce Valenciano en la Ribera", Al-Gezira, 1, pp. 13-111.

McClure, S, B,; Garcia, O,; Roca, C,; Culleton, B, y Kennett, D, (2011): "Osteological and paleodietary investigation of burials from Cova la Pastora, Alicante, Spain", Journal of Archaeological Science, 38, pp. 420-428.

Mejias, M,; Benitez de Lugo, L,; Lopez, J, A, y Esteban, C, (2015): Arqueologia, hidrogeologiay medio ambiente en la Edad del Bronce en La Mancha. La Cultura de las Motillas, Madrid: IGME.

Morano, I, y Garcia, J, M, (1991): "Introduccion al estudio del poblamiento durante la Edad del Bronce en el Sur de la Plana Baixa (Castello)", Boletin de la Asociacion Arqueologica de Castellon, 9-11, pp. 13-67.

Najera, T, (1984): La Edad del Bronce en La Mancha occidental, Tesis Doctorales de la Universidad de Granada, 458. Granada.

Najera, T,; Jimenez, S,; Molina, F,; Delgado, A, y Laffranchi, Z, (2012): "La aplicacion de los metodos de la Antropologia Fisica en un yacimiento arqueologico: la Motilla del Azuer", Cuadernos de Prehistoria y Arqueologia Univ. de Granada, 22, pp. 149-183.

Najera, T, y Molina, F, (2004): "Las Motillas: Un modelo de asentamiento con fortificacion central en la llanura de La Mancha", En Garcia, M, R, y Morales, J, (eds,): La Peninsula Iberica en el II milenio a. C.: poblados y fortificaciones, Cuenca: UCLM, pp. 173-214.

Navarro, J, F, (1982): "Materiales para el estudio de la Edad del Bronce en el valle medio del Vinalopo (Alicante)", Lucentum, I, pp. 19-70.

Navarro, J, F, (1986): "La Lloma Redona", En Arqueologia en Alicante 1976-86, Alicante, pp. 102-103.

Nocete, F, (1989): El espacio de la coercion. La transicion al estado en las campinas del Alto Guadalquivir (Espana) 3000-1500 a. C. BAR Int, Ser., 492, Oxford: Archaeopress.

Nocete, F, (1996): "Un modelo de aplicacion de analisis multivariante a la prospeccion arqueologica: La definicion de la Unidad Geomorfologica donde se establece el Asentamiento", Arqueologia Espacial, 15, pp. 7-35,

Palomar, V. (1995): La Edad del Bronce en el Alto Palancia. Maria de Luna, vi. Segorbe.

Pascual, J. Ll. (1990): "L'Edat del Bronze en la comarca del Comtat". En Ayudas a la investigacion 1986-87. Alicante: Inst. Cultura J. Gil-Albert, t. III, pp. 83-103.

Perez Boti, G. (2000): "Una aproximacion a la Edad del Bronce en la cabecera del rio Polop (Alcoi, Alacant)", Recerques del Museu d'Alcoi, 9, pp. 97-106.

Ramos, A. (2013): "Villages of wealth and resistance in paradise: Millaran and Argaric chiefdoms in the Iberian Southeast". En Berrocal, M. C.; Garcia, L. y Gilman, A. (eds.): The Prehistory of Iberia. Debating Early Social Stratification and the State. New York, pp. 74-98.

Ribera, A. y Pascual, J. (1997): "Els poblats de l'Edat del Bronze d'Ontinyent i la Vall d'Albaida Occidental (i III). Analisi i consideracions", Alba, 12, pp. 25-78.

Ripolles, E. (1994): "Les Raboses (Albalat dels Tarongers): Un yacimiento de la Edad del Bronce en el Baix Palancia", Archivo de Prehistoria Levantina, XXI, pp. 47-82.

Risch, R. (2002): Recursos naturales, medios de produccion y explotacion social. Un analisis economico de la industria litica de Fuente Alamo (Almeria) 2250-1400 antes de nuestra era. Iberia Archaeologica, 3. Mainz.

Schubart, H. (1975): Die Kultur der Bronzezeit im Sudwesten der Iberischen Halbinsel. Madrider Forschungen 9. Berlin.

Schuhmacher, T. X. (2012): "El marfil en Espana desde el Calcolitico al Bronce Antiguo. Resultados de un proyecto de investigacion interdisciplinar". En Banerjee, A.; Lopez, J. A. y Schuhmacher, T. X. (eds.): Marfil y elefantes en la Peninsula Iberica y el Mediterraneo occidental (Coloquio internacional, Alicante, 2008). Iberia Archaeologica. Elfenbeinstudien. Faszikel 1. Mainz: dai-marq, pp. 45-68.

Simon, J. L. (1998): La metalurgia prehistorica valenciana. Trabajos Varios sip, 93. Valencia.

Soriano, S. (2004): "El patron de asentamiento durante la Edad del Bronce en el Camp d'Alacant". En Hernandez Alcaraz, L. y Hernandez Perez, M. S. (eds.): La Edad del Bronce en tierras valencianas y zonas limitrofes (Villena 2002). Alicante: Inst. Cultura J. Gil-Albert, pp. 263-268.

Steponaitis, V. P. (1981): "Settlement hierarchies and political complexity in non-market societies: the formative period of the Valley of Mexico", American Anthropologist, 83, pp. 320-363.

Tarradell, M. (1950): "La Peninsula Iberica en la epoca de El Argar". En v Congreso de Arqueologia del Sudeste Espanol. Almeria, pp. 72-85.

Tarradell, M. (1963): El Pais Valenciano del Neolitico a la iberizacion. Ensayo de sintesis. Valencia: Univ. de Valencia.

Tarradell, M. (1965): "El problema de las diversas areas culturales de la Peninsula Iberica en la Edad del Bronce". En Ripoll, E. (ed.): Miscelanea en Homenaje al abate H. Breuil (1877-1961). Barcelona: Diput. Prov.-Inst. Prehistoria y Arqueologia. Barcelona, vol. II, pp. 423-430.

Trelis, J. (1992): "Excavaciones en el yacimiento de la Edad del Bronce de Mas del Corral (Alcoy-Alicante)", Recerques del Museu d'Alcoi, 1, pp. 85-89.

Francisco Javier Jover Maestre *, Sergio Martinez Monleon ** y Juan Antonio Lopez Padilla ***

* Instituto Universitario de Investigacion en Arqueologia y Patrimonio Histerico (INAPH). Universidad de Alicante, Aptdo, 99, 03080 Alicante. Correo-e: javier.jover@ua.es, ID ORCID: 0000-0001-5213-2361

** Dpto, de Prehistoria, Arqueologia, Ha, Antigua y Filologias Griega y Latina, Universidad de Alicante. Aptdo, 99, 03080 Alicante. Correo-e: sergio.mmonleon@ua.es, ID ORCID: 0000-0002-6352-4499

*** Museo Arqueologico Provincial de Alicante (MARQ). Plaza Gomez Ulla, s/n, 03013 Alicante. Correo-e: japadi@ diputacionalicante.es, ID ORCID: 0000-0002-1506-4731

Recepcion: 14/12/2017; Revision: 11/02/2018; Aceptacion: 26/06/2018

(1) El presente trabajo forma parte del proyecto de investigacion Espacios sociales y espacios de frontera durante el Calcolitico y la Edad del Bronce en el Levante de la Peninsula Iberica (HAR2016-76586-P), financiado por el Ministerio de Economia y Competitividad.

(2) Las distintas sociedades que se incluirian bajo lo que historiograficamente se conoce como Bronce Valenciano (Jover, 1999) tambien han sido englobadas bajo Bronce Ibero-Levantino (Castro et al., 1996: 135) o Bronce Iberico (Almagro, 1997: 224). En ambos casos, dichas propuestas no significaron mas que un cambio de etiqueta con la intencion de integrar bajo un nuevo termino realidades arqueologicas muy diversas, ampliamente repartidas por un espacio geografico mas amplio del este peninsular que el inicialmente propuesto para el Bronce Valenciano, e incluso, en muchos casos, peor caracterizadas que la propuesta inicial de Tarradell (1963: 62; 1965: 427). En nuestro caso, para este trabajo asumimos parte de las reflexiones de Gil-Mascarell (1995: 69) en relacion con el uso del termino 'Bronce Valenciano'--con la excepcion del marco territorial que considero para el mismo--y nos reafirmamos en los planteamientos realizados hace ya unos anos con respecto a su contenido (Jover, 1999: 56-68).

(3) Por ejemplo, las series anuales sobre actuaciones arqueologicas en la provincia de Alicante y jornadas de arqueologia de la Comunidad Valenciana que, aunque de forma incompleta, pueden ser consultadas on line.

(4) Cabezo Redondo, Terlinques, Barranco Tuerto, Cabezo del Polovar, Cerro del Rocin, Cerro de los Purgaticos, Penon de la Zorra, La Horna, Lloma Redona, El Negret y Foia de la Perera.

(5) En este sentido, la delimitacion de las areas de captacion representadas en la Fig. 9 se ha realizado teniendo en cuenta como factores limitantes para el desplazamiento unicamente la pendiente y la existencia de espacios lacustres, generando un modelo de costes o friccion segun las propuestas elaboradas en trabajos previos y considerando que un adulto en buen estado fisico recorre aproximadamente unos 5 km/h en un terreno llano (Martinez Monleon, 2014: 31, tab. 1). A partir de este raster, se han evaluado las posibilidades economicas del entorno geografico inmediato con la cartografia de capacidad de uso del suelo, a escala 1:50.000, elaborada por la coput de la Generalitat Valenciana (Antolin, 1998), agrupando las cinco categorias definidas en dos: capacidades de uso muy elevada, elevada y moderada, por un lado, y por otro las capacidades de uso baja y muy baja.

(6) Se entiende por superficie conservada el area en la que se observa la presencia de depositos sedimentarios artificiales asociados a evidencias arqueologicas. Ello supone considerar para el caso aqui en estudio que la superficie estimada sera siempre el tamano maximo posible conservado.

(7) Cabezo Redondo es un asentamiento de compleja secuencia ocupacional cuya fundacion parece remontarse a finales del III milenio cal AC y su abandono se cifra hacia el 1250 cal AC (Hernandez et al., 2016; Garcia Atienzar, 2017: 139, fig. 9). A traves de las observaciones de campo efectuadas, la extension maxima superficial del area destinada al habitat, la ladera sudoccidental, se situa en torno a los 6.000 [m.sup.2]. Por el momento, es muy dificil concretar cual seria el tamano o extension ocupada en cada uno de los momentos de su secuencia, aunque a tenor de los datos publicados seria durante el Bronce Tardio o momentos posteriores a mediados del II milenio cal AC cuando adquiriria su maximo tamano. A modo de hipotesis, se podria considerar que podria haber sido un asentamiento superior a los 1.000 o 2.000 [m.sup.2] en momentos previos al Bronce Tardio, pero este extremo es imposible contrastarlo mientras no se publiquen ampliamente los trabajos de excavacion en curso. Lo mismo podemos considerar para el asentamiento de El Negret (Barciela et al., 2012: 128), cuyas excavaciones han puesto de manifiesto una secuencia de ocupacion que podria iniciarse con anterioridad al 1600 cal AC y claramente prolongarse, por dataciones, hasta casi el transito al i milenio cal AC. Determinar sus dimensiones en cada una de las fases de ocupacion es igualmente imposible por el momento.

(8) De los 6 yacimientos, en 3 de ellos esta atestiguada una amplia ocupacion durante el Bronce Tardio--Portixol, El Negret (Barciela et al., 2012)--o de momentos del Bronce final y del Hierro Antiguo--Cabezo de la Virgen 1--, lo que impide considerar de forma fehaciente que su tamano durante las fases previas pudiese corresponderse con el determinado a nivel superficial. De igual modo, el yacimiento de la Esparraguera (Navarro, 1982), de unos 1.300 [m.sup.2], tambien cuenta con vasijas de clara adscripcion al Bronce Tardio/Final I.

(9) Cf. tambien Perez Jorda, G. (2013): La agricultura en el Pais Valenciano entre el vi y el I milenio a.C. Tesis doctoral presentada en 2013 en la Universidad de Valencia (http://roderic.uv.es/handle/10550/31152).

(10) Sin tener en cuenta la cronologia y fases de ocupacion de los yacimientos, 4 serian las agrupaciones a diferenciar en funcion de la extension superficial, aunque, como ya hemos indicado anteriormente, las excavaciones efectuada en Cabezo Redondo evidencian que su mayor extension superficial la alcanzo durante los primeros siglos de la segunda mitad del II milenio cal AC, en la fase denominada Bronce Tardio.

(11) Por el momento esta propuesta esta basada en un reducido numero de yacimientos excavados y datados. Otras alternativas desarrolladas en diferentes investigaciones han considerado oportuna la correlacion entre los repertorios ceramicos de los contextos excavados y su extrapolacion a conjuntos superficiales (Nocete, 1989: 97; Burillo y Picazo, 2001: 90-92). Sin embargo, en nuestro caso, esta posibilidad no la consideramos como viable dada la escasa variedad formal de los repertorios ceramicos documentados, tanto en los yacimientos prospectados como los excavados, ademas de que los repertorios obtenidos a traves de prospecciones superficiales no asegura la coetaneidad de los mismos.

Leyenda: Fig. 1. Mapa con indicacion del area del Bronce Valenciano en relacion con El Argar.

Leyenda: Fig. 2. Mapa con la distribucion general de asentamientos argaricos (en rojo) y del Bronce Valenciano (en negro) e indicacion mediante linea en blanco de los limites Fronterizos hipoteticos entre ambos.

Leyenda: Fig. 5. Grafica donde se muestra la distribucion general del tamano de los asentamientos en estudio en [m.sup.2].

Leyenda: Fig. 6. Grafica que muestra la distribucion de los yacimientos estudiados relacionando la altura maxima del yacimiento y su diferencia con respecto a la altura minima ([H.sub.r1] y la altura media ([H.sub.r2]) existente en el entorno de 1 km. En distintos colores, simbolos y tamanos se indican las distintas agrupaciones de yacimientos consideradas en este texto a tenor de su extension superficial. Con circulos negros los inferiores a 600 [m.sup.2]; con cuadrados naranjas los situados entre 1.000 y 2.000 [m.sup.2]; con rombos rojos, entre 2.000y 3.600 [m.sup.2]; y con un triangulo morado, el unico yacimiento superior a 6.000 [m.sup.2], Cabezo Redondo.

Leyenda: Fig. 7. Imagenes de algunos de los yacimientos destacados en el texto. Yacimientos correspondientes al Grupo 3: a) Barranco Tuerto; b) Puntal del Ginebre; c) Lloma Redona y Grupo 2: d) Terlinques.

Leyenda: Fig. 8. Planimetria general de algunos de los yacimientos citados en el texto: a) Barranco Tuerto; b) Terlinques; c) cresta oriental del Cabezo del Polovar; d) Lloma Redonda.

Leyenda: Fig. 9. Areas de captacion isocronicas de 1 hora con indicacion del potencial agrario y campo visual (10 km) de los yacimientos que sirven como ejemplo de cada una de las agrupaciones diferenciadas: a-b) Barranco Tuerto; c-d) Lloma Redona y e-f) Terlinques.

Leyenda: Fig. 10. Planta y vision lateral del yacimiento del Cerro de los Purgaticos,

Leyenda: Fig. 11. Territorio especifico de estudio en el que se indican las diferentes agrupaciones de yacimientos diferenciados; tambien se indican aquellos enormemente transformados por ocupaciones posteriores en los que es imposible determinar su tamano y demas caracteristicas.
Fig. 3.
Relacion de yacimientos arqueologicos en el territorio de estudio,
indicando su extension superficial, altura relativa sobre el llano y
la propuesta de agrupacion en la que se incluirian.

                 Yacimiento                Municipio         Tamano
No.                                                       ([m.sup.2])

1      Cerro de los Huesos              Caudete               150
2      La Atalayica                     Caudete               150
3      Cerro Moro                       Caudete               500
4      Cabezo del Rosario               Caudete               3000
5      Los Anteojos                     Caudete               200
6      Puntal de los Anteojos           Caudete                --
7      Monteagudo                       Caudete               150
8      Pena Horadada                    Caudete               300
9      Loma de la Cueva de la Arena     Caudete               300
10     Santa Margarita                  Caudete                --
11     Penon Grande ii                  Caudete               300
12     Lomica de la Plata I             Caudete               300
13     Lomica de la Plata II            Caudete               300
14     Penon Grande I                   Caudete               150
15     Loma de la Rambla Toconera       Caudete               150
16     El Espolon                       Caudete               300
17     La Atalaya                       Caudete               3500
18     Cerro El Rocin                   Villena               100
19     Cerro de las Albarizas           Villena               300
20     Alto del Barranco del Infierno   Villena                50
21     Cerro del Cantalar               Villena               300
22     Penon de los Cuervos no. 2       Villena               500
23     Penon de los Cuervos no. 1       Villena               300
24     Altos de la Zafra                Villena               300
25     El Castellar                     Villena                50
26     Cerro de la Hiedra               Villena               300
27     Cerro de la Escoba               Villena               3500
28     Cabezos de Penalva 2             Villena               200
29     Cabezos de Penalva 1             Villena               450
30     Cabezo de la Virgen 2            Villena               357
31     Cabezo de la Virgen 1            Villena               3000
32     Cabezo del Molinico              Villena               1680
33     Cabezo Redondo                   Villena               6000
34     Penon de la Zorra                Villena               500
35     Los Pedruscales                  Villena                50
36     Penon de los Mosquitos           Villena               400
37     Terlinques                       Villena               1600
38     Cabezo del Polovar occidental    Villena               100
39     Cabezo del Polovar central       Villena               100
40     Cabezo del Polovar oriental      Villena               100
41     Castillo de la Atalaya           Villena                --
42     Castillo de Salvatierra          Villena                --
43     Las Penicas                      Villena               410
44     Barranco Tuerto                  Villena                90
45     Cabezo de Valera 2               Villena               150
46     Cabezo de Valera 1               Villena               1500
47     Sierra del Collado I             Villena               130
48     Cabezo de las Torbas 1           Villena                30
49     Cabezo de las Torbas 2           Villena               1500
50     Penon del Rey                    Villena               450
51     Penon de la Moneda               Villena               200
52     La Fontanella o La Blasca        Banyeres              300
53     El Bovar o L'Hedra               Banyeres              132
54     La Serrella 2                    Banyeres              150
55     La Serrella                      Banyeres              2000
56     Alt de la Crehueta               Banyeres              300
57     Cabepo dels Llorenpos            Banyeres              300
58     El Blanquinal I                  Beneixama             200
59     El Blanquinal II                 Beneixama             376
60     El Blanquinal III                Beneixama             200
61     Cerro de los Purgaticos          La Canyada             60
62     Cabezo Candela                   La Canyada            168
63     La Crehueta                      La Canyada            1980
64     La Mina                          La Canyada            1300
65     Castell d'Almirra                Camp de Mirra          --
66     La Fantasmeta                    Camp de Mirra         594
67     Castell de Biar                  Biar                   --
68     Les Fontanelles II               Biar                  402
69     Les Fontanelles I                Biar                  538
70     Cabezo Gordo II                  Biar                  180
71     El Picacho                       Biar                  185
72     El Picacho II                    Biar                  150
73     El Picacho IV                    Biar                  150
74     Cantal de Ferris II              Biar                  200
75     Penya Buitrera                   Biar                  140
76     Cabepo de les Gerres             Biar                  237
77     Cantal de Ferris II              Biar                  137
78     El Puntal                        Sax                   300
79     Cabep del Frare Quinto           Onil                  500
80     El Tormo                         Onil                  200
81     Alt de la Paella                 Castalia              150
82     Castell de Castalia              Castalia               --
83     Cap Fontes                       Castalia              200
84     Cabep deis Campellos             Castalia              560
85     Foia de la Perera                Castalia              360
86     Doncelleta del Barber            ibi                   400
87     Fernova                          ibi                   300
88     Ermita de San Miguel             ibi                    --
89     Castell Vermell                  ibi                    --
90     Castell Vell                     ibi                    --
91     La Cascada                       ibi                   500
92     Santa Maria                      ibi                   500
93     Els Pans dels Moros              ibi                   300
94     Mas del Canonge                  Alcoi                 300
95     Clapissa del Mas de Roma         Alcoi                 300
96     Tossal del Barranc de la         Alcoi                 150
       Batalla
97     Alt de la Penya del Comptador    Alcoi                 150
98     Cornisa del Abric 3 de La        Alcoi                 100
       Sarga
99     Els Plans del Mig                Alcoi                 300
100    Lloma del Taularet               Tibi                   --
101    Cabero de la Torrosella          Tibi                   25
102    Cabero del Pinar del Pla         Tibi                  300
103    El Cantalar                      Tibi                  100
104    Cabero del Ull de la Font        Tibi                   --
105    Castell de Tibi                  Tibi                   --
106    Cerro de la Cresta               Tibi                  300
107    La Font Vella                    Xixona                1000
108    El Tossal de les Mamelludes      Xixona                150
109    Cerro Casa de Don Pedro          Salinas               1000
110    Castell de Petrer                Petrer                 --
111    Puntal del Ginebre               Petrer                200
112    Alt del Perrio                   Petrer                300
113    Mirabuenos                       Petrer                300
114    Cati-Forada                      Petrer                2000
115    Penon del Trinitario             Elda                  500
116    El Monastil                      Elda                   --
117    Pont de la Jaud                  Elda                  500
118    Sambo Mayor                      Novelda                --
119    La Llometa                       Monovar               1000
120    Pena de la Zafra                 Monovar               150
121    Sambo Menor                      Novelda               100
122    Casa Roma                        Novelda               300
123    Puntal de Bartolo                Novelda               300
124    Castillo de la Mola              Novelda                --
125    La Esparraguera                  Novelda               1300
126    Montagut i                       Novelda               100
127    Montagut ii                      Novelda               200
128    Casa Paus                        Novelda               300
129    El Castillarejo                  Pinoso                400
130    El CalafUch                      Monovar               400
131    El Ramblizo                      Hondon de las         400
                                        Nieves
132    La Horna                         Aspe                  1000
133    La Mesa de Piedra                Aspe                  600
134    Las Tres Hermanas                Aspe                   --
135    El Azud                          Monforte del          300
                                        Cid
136    Lloma Redona                     Monforte del          300
                                        Cid
137    El Portitxol                     Monforte del          3000
                                        Cid
138    Carochita                        Torremanzanas          --
139    Abio                             Xixona                520
140    Els Arrendadors                  Torremanzanas         100
141    Castellet de la Murta            Agost                  --
142    El Negret                        Agost                 3440
143    El Pinchillet                    Agost                 242
144    Cerro de los Lobos               Alicante              976
145    Cerro Venta Amaro                Mutxamel               55
146    Serra Bonalba                    Mutxamel              384
147    Les Canyades                     El Campello           300
148    Loma del Garbinet                Alicante              280
149    Serra Grossa                     Alicante              248
150    Benacantil-Arrabal               Alicante               --
       Roig
151    Benacantil-Cara del              Alicante               --
       Moro

        [H.sub.R1]     [H.sub.R2]
No.        (m)            (m)        Grupo

1          150             61          3
2          138             29          3
3          141             31          3
4          146             87          1
5          209            -35          3
6          223             16          --
7          220             0           3
8          163             96          3
9           51             16          3
10          14             -1          --
11         136             41          3
12         122             25          3
13         111             14          3
14         302            193          3
15          57             10          3
16         100             29          3
17         124             65          1
18         193            123          3
19          49             23          3
20         140             58          3
21          52             22          3
22         132             20          3
23         170             57          3
24         235             99          3
25         119             58          3
26          45             10          3
27         118             59          1
28          49             30          3
29          50             29          3
30         100             69          3
31         192            154          1
32          32             19          2
33          66             47          1
34         126             38          3
35          90             -2          3
36          84             39          3
37          91             63          2
38          78             69          3
39          80             71          3
40          75             66          3
41          53             21          --
42         220            135          --
43         161             76          3
44         177             69          3
45          81             23          3
46         125             48          2
47         224            132          3
48          82             28          3
49          79             37          2
50         180             99          3
51         287            207          3
52         277            141          3
53          70             1           3
54         134             44          3
55         148             46          2
56         230            119          3
57         144             55          3
58         124             38          3
59         281            120          3
60         211             29          3
61          85             28          3
62          69             37          3
63         110             72          2
64         105             73          2
65         116             83          --
66          96             67          3
67         128             67          --
68         132             26          3
69         140             31          3
70         366            187          3
71         207             60          3
72         231             66          3
73         185             10          3
74         105            -16          3
75         351            133          3
76         106             54          3
77         167             29          3
78         168             65          3
79         150             -9          3
80         217             32          3
81         263            131          3
82         134             92          --
83          77             22          3
84         103             47          3
85          53             7           3
86          58            -14          3
87         115             49          3
88          99             34          -
89         107             45          --
90         152             19          --
91         147             -5          3
92         147             -3          2
93         100            -11          3
94         186             9           3
95         205             20          3
96         182             36          3
97         172             63          3
98         113             21          3
99         137             25          3
100        100             13          --
101         92             13          3
102         60             1           3
103        125             55          3
104        146             14          --
105        150             52          --
106        181             66          3
107         60            -30          2
108         74            -32          3
109        103             18          1
110         88             26          --
111        285            116          3
112        136             17          3
113        223            108          3
114        240            118          2
115        135             47          3
116         73             22          --
117        104             62          3
118        177            131          --
119        127             67          2
120        288            178          3
121         50             2           3
122         42             3           3
123        179            110          3
124         84             27          --
125         84             18          2
126        259            185          3
127        210            136          3
128         69             25          3
129        222            130          3
130         69             41          3
131        116             38          3
132        153             84          2
133        108             64          3
134        151             94          --
135         20             5           3
136        113             73          3
137        103             62          1
138        208             65          --
139        190             65          3
140        151             34          3
141        224            129          --
142         80             54          1
143         77             52          3
144        127             95          2
145         75             37          3
146        114             59          3
147         87             -2          3
148         88             56          3
149        110             69          3
150         90             51          --
151        150            117          --

Fig. 4. Comparacion entre la superficie territorial, numero de
yacimientos, densidad y distancia entre yacimientos por comarcas
naturales en el area de estudio.

                                              No.
Zona                  Superficie          yacimientos

Alto Vinalopo      785,59 [km.sup.2]          75

Alto Montnegre     380,69 [km.sup.2]          34

Medio Vinalopo     892,08 [km.sup.2]          28

Bajo Montnegre     661,93 [km.sup.2]          14

Total             2720,29 [km.sup.2]          151

Zona                   Densidad        Distancia entre
                                         Yacimientos

Alto Vinalopo       1 yacimiento /         1,17 km
                   10,47 [km.sup.2]

Alto Montnegre      1 yacimiento /         1,28 km
                   11,20 [km.sup.2]

Medio Vinalopo      1 yacimiento /         2,78 km
                   31,86 [km.sup.2]

Bajo Montnegre      1 yacimiento /         3,15 km
                   47,28 [km.sup.2]

Total               1 yacimiento /         1,61 km
                   18,02 [km.sup.2]
COPYRIGHT 2018 Ediciones Universidad de Salamanca
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Jover Maestre, Francisco Javier; Martinez Monleon, Sergio; Lopez Padilla, Juan Antonio
Publication:Zephyrus
Date:Jul 1, 2018
Words:14086
Previous Article:LOS DISCOS DE ORO DEL MUSEO ARQUEOLOGICO DE ASTURIAS: ALGUNAS OBSERVACIONES SOBRE LA ORFEBRERIA PREHISTORICA.
Next Article:LAS CERAMICAS PINTADAS CON BICROMIA POSCOCCION DE LA VERTIENTE ATLANTICA IBERICA.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters