Printer Friendly

Rodriguez Silva, Anibal (2017). Poetica de la interpretacion. La obra de arte en la hermeneutica de H-G. Gadamer.

Rodriguez Silva, Anibal (2017). Poetica de la interpretacion. La obra de arte en la hermeneutica de H-G. Gadamer. Caracas, Latina. Bid & co. editor, 211 pp. ISBN: 978-980-403125-0

Alexis del C. Rojas P. Universidad Experimental "Simon Rodriguez", Nucleo Valera, Trujillo, Venezuela. Correo-e: alcaroja8@yahoo.com. ORCID: https://orcid.org/0000-0002-9229-1428

El encuentro con el texto de Rodriguez Silva, representa una hermosa experiencia lectora, pero sobre todo un inquietante espacio para hacernos sujetos del conocimiento, de la vida y del mundo. El autor desde una profusa y profunda lectura de la obra de Hans-Georg Gadamer, crea en Poetica de la interpretacion (2016) una perspectiva ontoepistemologica que dimensiona el pensamiento gadameriano, desde una singular experiencia escritural que lo coloca en formacion ante renombrados filosofos del siglo XX, ademas de facilitarnos la comprension del desarrollo de las ideas de este pensador de la historia universal.

En este horizonte se intenta mostrar la reinterpretacion que Rodriguez Silva hace sobre la experiencia hermeneutica mediante un tratamiento articulado de las distintas nociones, conceptos y tesis que Gadamer reconstruye bajo la concepcion de la tradicion humanistica, lo que permite en una primera instancia apreciar la interrelacion dialogica que fundamenta la propuesta de Gadamer y, a su vez valorar la interescritura que se produce al alcanzarse una verdadera "fusion de horizontes" entre estos autores. De ahi, la pertinencia en lo sucesivo de denominar a Rodriguez y Gadamer, a ratos, como autor y pensador respectivamente.

El titulo del texto Poetica de la interpretacion, es una manifestacion sensible e inteligible que concretiza la razon de ser de la experiencia estetica, al intersubjetivar el acto de creacion y de interpretacion en una produccion que despliega la expresion de un discurso hermeneutico contemporaneo. La presencia interpretativa del autor muestra la resignificacion de "la verdad de la obra de arte" en sus distintas formas de realizacion, en una secuencia discursiva abiertas a la configuracion de un sujeto en convivencia, factible de reconocerse en relacion con el otro y con el contexto, es decir en una manifestacion de lo humano.

Como preambulo, es significativo destacar la naturaleza fenomenologica que caracteriza la configuracion y desarrollo de los planteamientos hermeneuticos de este pensador, los cuales emergen desde su propia experiencia, tal como lo senala enfaticamente: "La praxis fue lo primero. Siempre procure, casi con ansia, no decir demasiado y no perderme en construcciones teoricas que no emanaran de la experiencia" (Gadamer, 1992: p, 388. En Rodriguez, 2016: p, 22). Esta perspectiva epistemica, mas alla de concebir su proposito teorico, responde metodologicamente al paradigma fenomenologico fundado por Husserl (1986), entendido como el estudio de la realidad tal como es vivida, sentida y expresada por las voces de los individuos que la integran; lo que posibilita un mayor acercamiento al lenguaje, a la comprension e interpretacion de los hechos en los cuales se produce el conocimiento. De modo, que Rodriguez nos deja ver como la obra de Gadamer se funda en realizaciones concretas entre el hombre y su contexto historico social en un proceso de relaciones dialogicas y amplitud del pensamiento.

En este libro Rodriguez Silva nos devela su indagacion sostenida por toda la obra de Gadamer, particularmente su enfatico estudio en Verdad y metodo I (1977) y II (1992), asi como por las distintas fuentes trabajadas por el pensador relativas al mundo griego y a la tradicion humanistica, en contraste con la tradicion filosofica de occidente del siglo XX y las ciencias modernas, centrada en la racionalidad de las ciencias naturales. Desde este entramado teorico, el autor resignifica con magistral agudeza y claridad las distintas nociones, conceptos e hipotesis que Gadamer reconstruye en su configuracion filosofica de la experiencia hermeneutica: simbolo, imagen, juego, mito; concebidos desde sus nuevos sentidos como representacion de la verdad en la experiencia del arte, signado por el lenguaje en sus infinitas posibilidades de realizacion, a lo que el pensador ha denominado "estructura especulativa del lenguaje", es decir un "espacio abierto al horizonte en donde el hombre hace mundo" (p, 109). Por lo tanto, es solo a traves de esta concepcion del lenguaje donde el hombre ante cualquier acontecimiento del arte, bien como espectador, observador, lector o escucha, puede experimentar y trascender con total amplitud la finitud del ser.

En este sentido, el autor nos permite precisar la significacion de la experiencia de la obra de arte, por ejemplo, a traves de la analogia que el pensador establece entre el "origen filologico de la nocion de simbolo" y el "antiguo mito del androgino", para denotar la fragmentacion y la busqueda de la unidad del hombre, proceso de recuperacion en la que se inserta la nueva nocion de formacion humana "como la busqueda de su fragmento que haga crecer su ser" (p, 43). De tal modo, que tanto las relaciones analogicas como de alteridad, expuestos a la luz de su recorrido textual, permiten comprender el desarrollo integrador de la propuesta hermeneutica.

Asi mismo, podemos valorar como Rodriguez en su esencia interpretativa nos permite entender con claridad los estados de confrontacion, la irrupcion de los limites y relaciones de alteridad que desde diversas referencialidades establece el pensador en la orientacion y reconstruccion de su tesis hermeneutica. Pues, asi, frente a la concepcion del saber de la ilustracion bajo el dominio metodologico de las ciencias naturales, a la estetica moderna de Kant, basado en lo que Gadamer llamo "abstraccion de la conciencia estetica", hace predominar su fundamento humanistico al instaurar la ontoepisteme del saber y la verdad desde la experiencia del arte, edificada en la ya mencionada "estructura especulativa del lenguaje"; pues es desde alli, donde es posible estar en constantes encuentros dialogicos de formacion y transformacion propios de la condicion humana.

Pero tambien, es representativo subrayar del texto dos recursos estructurales que captan el acto de transaccion lectora. El primero, las constantes detenciones reflexivas e interrogativas mediante frecuentes preguntas que nos invitan a la busqueda consciente de sus respuestas, a entender, redescubrir o replantearse el pensamiento gadameriano y sus encuentros o desencuentros con los postulados de tradicion, desde los clasicos pasando por los romanticos, modernos, hasta los contemporaneos de principio del siglo XX; pero sobre todo es un recurso provocativo que hace posible entrar en un dialogo con la obra y tejer una conciencia indagatoria. El segundo, las recurrentes explicaciones de las nociones e ideas, que mas alla de ser simples repeticiones, ayudan a aclarar, enfatizar e identificar las analogias que existen entre ellas; implican cohesionar las relaciones existentes y formar la unidad del pensamiento en toda su extension.

En esta dinamica discursiva, el autor en su intenso trabajo de interpretacion guiado por la constante nocion del simbolo y el principio griego de la tessera hospitalis, entreteje un vasto panorama conceptual, experiencial y filosofico que actualiza la intencion de la obra de arte y el lenguaje en la teoria hermeneutica de Gadamer. Desde esta aproximacion, que tan solo es un intersticio abierto a tantas otras interpretaciones que el texto ofrece, concluyo que el encuentro de estos autores configuran perfectamente el simbolo griego de "la tablilla de la hospitalidad"; pues el huesped Rodriguez, en su constante transcurrir y discernir la escritura de su excelente anfitrion Gadamer, logra re-conocerse, formar-se, al "hacer de lo extrano lo familiar", al hacer del lenguaje una "fusion de horizonte" al decir del propio Gadamer, que permite demostrar desde el pensamiento de Heidegger y Levinas en que entre estos autores, se produce la integralidad del pensamiento hermeneutico, pues "ambos son invitados a la casa del ser" (p, 54), ambos representan la hospitalidad del lenguaje, fuente inconmensurable de la vida humana.

Este trabajo esta depositado en Zenodo: DOI: http://doi.org/ 10.5281/zenodo.2427621
COPYRIGHT 2018 Revista Utopia y Praxis Latinoamericana
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Publication:Utopia y Praxis Latinoamericana
Article Type:Resena de libro
Date:Oct 15, 2018
Words:1402
Previous Article:Quintana Paz, Miguel Angel (2017). Reglas. Un ensayo de Introduccion a la hermeneutica de manos de Wittgenstein y Scherlok Holmes.
Next Article:Barreto Gonzalez, Juan Jose (2018). Una semiotica del orgullo.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters