Printer Friendly

Rodriguez Hernandez, Antonio Jose, Arroyo Vozmediano, Julio y Sanchez Belen, Juan Antonio (eds.), Comercio, guerra y finanzas en una epoca en transicion (siglos XVII-XVIII).

Rodriguez Hernandez, Antonio Jose, Arroyo Vozmediano, Julio y Sanchez Belen, Juan Antonio (eds.), Comercio, guerra y finanzas en una epoca en transicion (siglos XVII-XVIII), Valladolid, Castilla Ediciones, 2017, 251 pags., ISBN: 9788494465772.

Dos temas importantes en la historiografia modernista actual tienen singular cabida en esta coleccion de ensayos: el papel de las finanzas en relacion a la guerra tanto maritima como terrestre, por un lado; y el estudio de casos sobre el papel de algunas comunidades o agentes de negocios (milaneses, flamencos, mercaderes de distintos origenes en la costa levantina, britanicos y holandeses) en el entramado de la Monarquia Hispanica de los siglos modernos. Ambos temas sirven para conocer aun mas sobre las relaciones comerciales entre Espana y el resto de Europa. Puede decirse que dos articulos se desvian un poco del conjunto homogeneo que forma el libro: el estudio de la construccion naval en Filipinas (Valdez-Bubnov) y la semblanza de la obra de Thomas Mun sobre la naturaleza del comercio como razon de estado (Arroyo Vozmediano). Pero voy por partes.

Una coleccion de buenos articulos esta orientada a analizar diversos aspectos en torno al debate del estado fiscal-militar. Sabemos que las tesis de John Brewer han conocido una extraordinaria continuidad a pesar de los problemas de los estudiosos en ponerse de acuerdo sobre las tesis planteadas acerca de la relacion entre desarrollo militar, centralizacion burocratica y control de recursos en la construccion del estado. O'Brien, Torres y otros autores que especialmente han aportado interesantes resultados de esta linea en Espana (recuerdo el monografico de Studia Historica publicado en 2013) o Glete (que define mas el estado-comercial) han hecho hincapie en los antecedentes de la creacion de este estado fiscal-militar. Los articulos recopilados aqui demuestran de forma general y empirica lo dificil que es separar lo privado de lo publico en la Edad moderna, maxime aun cuando parece que fue el siglo XVIII, sobre todo en su segunda mitad, el momento cumbre de la formacion de este negocio de estado fiscal-militar. Se trata de un contexto teorico complejo para entender el papel de las finanzas y, especialmente, como el control y movilizacion de recursos incidio en la construccion de la propia maquinaria estatal.

El caso espanol, como en tantas otras cuestiones, no fue nada aislado, sino que mantiene importantes paralelismos con otras naciones imperialistas. La vision comparativa es fundamental para entender los procesos de "herencia, transicion y divergencia" (Gonzalez Enciso), pero tambien para resaltar las notables diferencias en relacion a las actitudes politicas y economicas a la hora de afrontar los problemas, el discurso teorico, la evolucion de los cambios administrativos, diferente en cada pais, y la practica politica que afecto sobremanera a la deuda y a la estructura fiscal. Las diferencias se dieron especialmente en las distintas estructuras hacendisticas existentes, aunque los datos cuantitativos pueden generar confusion dada la problematica de las equivalencias en monedas. La definicion de lo que es un impuesto indirecto (aplicables a los consumibles) y sus correspondientes variaciones por paises, asi como saber que es exactamente la deuda publica (reconocida por el Estado mediante titulos que, como se hizo en Inglaterra, se pagaba con impuestos indirectos), supone una adecuada introduccion al resto de los temas debatidos en este libro.

La guerra ha sido un capitulo importante en el proceso de globalizacion, aunque la definicion economica de este termino, y la idea de integracion de las economias nacionales en una economia global parezca, en principio, algo contradictorio con las teorias de la formacion del estado moderno (Diaz-Ordonez). La globalizacion no solo pasaba ya antes del siglo XVIII, sino que, efectivamente, su principal motor, la guerra, fue un mecanismo que incentivo el comercio y los grandes monopolios por su caracter altamente especulativo. Esta idea, definida como teoria realista, explicaria el porque de la alta demanda y presion sobre los recursos naturales que estaban mas relacionados con la guerra, como la madera o el canamo. Esta interesante relacion entre recursos naturales, construccion naval y medios para la guerra es quizas uno de los temas mas novedosos en relacion a la interesante situacion que se dio entre el Baltico, Inglaterra, Holanda y Espana donde se establecieron rutas y redes para la produccion y comercio de recursos para la industria naval. La dependencia del Baltico en el canamo y en otros materiales, asi como la extrapolacion a America de este cultivo son cuestiones que sin duda conoceran mas investigacion en el futuro. La guerra puede favorecer o no el comercio, dependiendo de los casos, de los paises, y del nivel de especulacion. El pan de municion (Maffi) es un ejemplo interesante sobre los contratos de estado para la guerra y la manutencion de los ejercitos, al igual que sucedia con los vestidos de municion (Rodriguez Hernandez), temas en definitiva que tambien sirven para traer la historia al presente. En el brillante texto sobre el caso del pan de municion se parte de los presupuestos teoricos sobre la formacion del estado fiscal-militar y la revolucion militar para exponer los aspectos mas importantes sobre el papel de los empresarios privados como proveedores, pero sobre todo de negociantes y, o, especuladores sobre los recursos. El negocio de los medios para hacer la guerra endeudo al Estado en su proceso de construccion y tambien jerarquizo a los agentes implicados en estos negocios militares. Recientes trabajos han categorizado a estos agentes como mercaderes/banqueros, reclutantes (de soldados y marineros) y asentistas. En el caso de la provision de los vestidos de municion puede decirse que fue un paso importante en el proceso de la military revolution desde el siglo XVI, relacionado tambien con la privatizacion de la formacion de ejercitos a traves de los asentistas, y que sin duda pudo haber influido en los modelos de reclutamiento a pesar de los problemas que se tuvo para poder llevarse a cabo de forma homogenea.

Aunque parezca contradictorio, negocio publico y privado se dan la mano en lo que se refiere al sostenimiento de la economia de guerra. Como demuestra Solbes Ferri, la Tesoreria General es la encargada de pagar los contratos, firmados con agentes privados, para proveer al ejercito. Con una detallada definicion del papel de las distintas instituciones, se resaltan las peculiaridades, ventajas y tambien contradicciones del sistema de provision a los ejercitos. Este articulo hace referencia de pasada a la Secretaria y Junta de Marina, tema algo echado en falta en el libro. Al producirse importantes cambios que darian a la Secretaria de Hacienda un papel definitivo a partir de la decada de 1740 se puede analizar un posible cambio en la financiacion de la guerra via presupuestos departamentales o a traves de asientos controlados por la citada institucion y no ya a traves de los jefes militares o las provisiones que Francia hizo a Espana durante la Guerra de Sucesion con el objetivo de controlar los suministros belicos por parte de la propia administracion del Estado. No obstante, la organizacion de la marina de guerra es amplia y brillantemente expuesta en un texto que ilustra un episodio concreto del reinado de Carlos III en 1760 (Baudot Monroy). Es importante senalar como el complot antiensenadista llevado a cabo por el ministro Ricardo Wall, contrario a la idea de fortalecer la marina de guerra y decidido a contraer la deuda publica, no supuso, sin embargo, una falta de atencion hacia la Armada sino una reestructuracion de los recursos invertidos en ella, ajustandose a los ingresos reales. Este plan, aunque restrictivo, fue positivo a la larga, pues supuso una mayor racionalizacion de la financiacion del rearme naval que incluso fue continuado por el ministro Arriaga tiempo despues. Junto a la financiacion de la Armada, el conocimiento de la construccion naval es un aliciente significativo y ello a pesar de la extensa vision cronologica del estudio de Valdez-Bubnov. La construccion naval de la Carrera de Filipinas durante casi 200 anos requiere, como indica el autor, un marco conceptual distinto al que se ha tenido en cuenta para los trabajos sobre construccion naval en otras areas del extenso imperio espanol, dada la geografia del entorno y los condicionamientos sociales que influyeron en la mano de obra. Se especifica una evolucion en este amplio periodo historico con la descripcion de varios barcos construidos en los astilleros de Cavite y en Bagatao, la aplicacion del modelo constructivo de Antonio Gaztaneta, o el uso de la mano de obra autoctona. Sin duda, este estudio abre un posible modelo teorico para el analisis de los parametros de la arquitectura naval fuera de la Peninsula Iberica, que sin duda habria que cotejar arqueologicamente con los modelos de construccion local.

Los trabajos sobre comercio y comerciantes se orientan mas a la linea teorica y metodologica clasica de investigacion, aunque no por ello menos novedosos en sus datos y aportaciones. Esto se demuestra en los trabajos sobre los mercaderes de Valencia, Alicante y Cartagena y sus mecanismos para monopolizar las exportaciones de lana (Montojo Montojo y Blanes Andres). De especial interes es el estudio sobre los mercaderes flamencos en la Corte de Felipe IV y Carlos II, menos conocidos que sus coetaneos en otras ciudades y en otras epocas (Sanchez-Belen, Castilla Soto). Analizar esta colonia mercantil, asentada en la Corte de Madrid, en un periodo de entreguerras (entre 1659 y 1677) ayuda a comprender mejor su capacidad de supervivencia y su preeminencia ante sus competidores mas fuertes. Sin duda sus estrategias comerciales y financieras basadas en un bien organizado sistema de comision y correspondencia les otorgo acceso a los mercados en los que ya tenian solidas redes familiares y de negocios. La colonia britanica de Sevilla entre 1699 y 1729 es analizada en un espacio de tiempo crucial para esta comunidad, antes del Tratado de Sevilla que fue concluyente en la evolucion de las relaciones hispanobritanicas. Con una gran profusion de datos de archivos se describe un proceso de asentamiento que, como los autores (Fernandez Chaves y Gamero Rojas) hacen entender, parece ir de la mano o a remolque del acercamiento hispano-holandes de la segunda mitad del XVII. Efectivamente, los problemas que afectaron a este grupo mercantil en los anos de la Guerra de Sucesion fueron semejantes a los que sufrieron los holandeses incluyendo la relocalizacion y posterior reasentamiento o regreso de algunos mercaderes a sus anteriores negocios, aunque en un contexto politico dificil en el plano de las relaciones diplomaticas. Esto me recordo irremisiblemente a los holandeses de Cadiz durante los anos de la guerra de asentamiento borbonico. Las circunstancias que afectaron tambien a las redes de mercaderes milaneses en el largo siglo XVIII (Kaps) condicionaron su participacion en el comercio maritimo tanto en el Mediterraneo como en el Atlantico, y sus funciones no solo como negociantes sino tambien como artesanos y sirvientes. Es de resaltar el papel de estos agentes como actores de conexion entre ambos espacios maritimos de forma algo semejante a lo que hicieron las colonias flamencas y holandesas del Cadiz dieciochesco, centro neuralgico tambien para comprender las razones de asentamiento de estas colonias. Este trabajo resalta asimismo la importancia de analizar concienzudamente casos de uso, especialmente en la forma en como trabajaban las companias de comercio, su capacidad (por el ejemplo de la empresa Greppi) de involucrarse en la Carrera de Indias, y su relatividad a la hora de extrapolar conclusiones a un modelo mas generalista en el marco del comportamiento socioeconomico de estos agentes. El estudio de una compania comercial y su evolucion economica, ilustrada por Fabregas Roig, el caso de la firma formada por los consules de Holanda en Barcelona, Juan Kies y Amoldo Jager, es un ejemplo muy peculiar de negocio privado que accede a participar en multiples negocios de estado como asentistas del ejercito, actividad que los llevo a la quiebra en 1703.

Trece articulos en total que presentan cierta homogeneizacion tematica o, al menos, un interesante continuum de ideas, lineas de investigacion e hipotesis que confirman la importancia de las relaciones entre negocios privados y publicos en el complejo mundo del comercio maritimo, las finanzas privadas y estatales y los objetivos de la administracion en proveerse para la guerra y la defensa armada por mar y tierra. Las fuentes documentales han sido protagonistas de la mayor parte de los trabajos reunidos en este compendio que aportan datos ineditos con el fin de extraer nuevas y relevantes conclusiones. Otros casos, en mucha menor medida, estan mas sujetos a los marcos teoricos y la exposicion bibliografica. El texto de Gonzalez Enciso es una interesante reflexion basada en la literatura clasica y en los trabajos mas relevantes de este campo historiografico. Recoge datos e ilustra tablas interesantes sobre impuestos y estructura fiscal, aunque no se especifica la procedencia documental de los datos, mas alla de la cita literaria, lo cual seria interesante e importante a la hora de poder avanzar en estas investigaciones. La hacienda y su evolucion en los siglos modernos, aunque fue un sistema que mantuvo una estructura basica desde el reinado de los Reyes Catolicos, ha dado lugar a muchos trabajos tanto generales como especificos de cada reino y region. Diaz-Ordonez es exhaustivo en sus fuentes documentales y en la organizacion de datos, aunque se trasluce la ingente cantidad de material aun en el tintero, especialmente con la informacion que se pueda extraer de la base de datos del Sound-Toll Registers online, la cual es citada someramente. El trabajo de Solbes Ferri basa sus aportaciones principales en documentacion primaria. La investigacion de Baudot Monroy se caracteriza una vez mas por su empirismo basado en fuentes de archivo con una minuciosa observacion de los datos y su reflejo en los comentarios teoricos. Al igual que los trabajos de Valdez-Bubnov, Montojo y Blanes Andres, o Kaps. Al igual que en el primer caso, estos estudios hacen su correspondiente introduccion teorica que evidencia el estado actual de conocimientos sobre redes y agentes mercantiles. El trabajo de Sanchez-Belen y Castilla Soto se ilustra con valiosas tablas y aparatos graficos que resalta la profundidad de la investigacion llevada a cabo, asi como el articulo de Fernandez Chaves y Gamero Rojas de gran riqueza empirica.

Los textos que componen esta obra son el resultado de dos proyectos de investigacion. Dada la doble tematica que articula el volumen dichos articulos se distribuyen en dos bloques o partes bien diferencias en el indice. La lectura de estos textos, por su riqueza literaria y documental, da para muchas reflexiones, planteamientos de nuevas lineas y el deseo de cubrir mas faltas en la compleja articulacion existente entre los negocios privados y publicos de la guerra y el papel de los agentes comerciales en el marco socioeconomico y politico. Solo decir, quizas, desde el punto de vista del estilo y edicion que el libro tiene algunos errores tipograficos y ortograficos. Libero, sin embargo, a los coordinadores de esta responsabilidad. Se, por experiencia propia, que a veces las editoriales no tienen en cuenta las correcciones de imprenta que se les hace. Termino senalando el especial interes del articulo de Arroyo Vozmediano que describe la obra de Thomas Mun con el objeto de comprender las bases intelectuales de la expansion comercial inglesa. Mun fue uno de los padres del sistema mercantilista, un mercader afortunado que describio el comercio como uno de los principales, por no decir el mas importante, medios de la razon de estado. Es un ejemplo de mercader que accede a cargos de decision comercial, primero en la Compania de las Indias Orientales y despues en las variadas comisiones de comercio en las que participo que lo relacionan con las Navigation Acts. Con sus actividades publicas y privadas influyo en la economia politica dejando escrito un legado de practicas y experiencias. Casos como estos son sin duda ejemplos indiscutibles para comprender la evolucion de las politicas comerciales y la formacion de los estados, dos temas que no estan, de ninguna manera, incomunicados.

http://dx.doi.org/10.5209/CHMO.63931

Ana Crespo Solana

Instituto de Historia--Centro de Ciencias Humanas y Sociales

Consejo Superior de Investigaciones Cientificas

ana.crespo@cchs.csic.es
COPYRIGHT 2019 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Crespo Solana, Ana
Publication:Cuadernos de Historia Moderna
Date:Jan 1, 2019
Words:2965
Previous Article:Quiros Rosado, Roberto, Monarquia de Oriente. La corte de Carlos III y el gobierno de Italia durante la Guerra de Sucesion Espanola.
Next Article:Roman Lopez, Maria, El baron de la Bruere y la prensa ilustrada de provincias. Diario de Valencia (1790-1791).

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters