Printer Friendly

Ricardo Sanmartin Arce: Libertad, sensualidad e inocencia. Ensayos en antropologia del arte II.

RICARDO SANMARTIN ARCE

Libertad, sensualidad e inocencia. Ensayos en antropologia del arte II

TROTTA

ANO: 2011

ISBN: 978-84-9879-245-4

PAGINAS: 157

[ILUSTRACION OMITIR]

Seis anos despues de la obra "Meninas, Espejos e Hilanderas", Ricardo Sanmartin Arce ha sacado a la luz su segundo volumen de ensayos sobre antropologia del arte. Se trata de seis nuevos textos que toman el testigo de la anterior publicacion al explorar los sentimientos y emociones emergentes de la observacion de numerosas obras de arte; procedentes sobre todo de la musica, la literatura, la pintura, la escultura y el cine. El nuevo libro mantiene de su predecesor la profundidad del analisis artistico ofrecida por un antropologo experto y capaz de detectar los elementos que mejor condensan el significado de las obras de arte. A lo largo de cada una de sus paginas se desbrozan, analizan y entrelazan cerca de un centenar de trabajos procedentes de todo tipo de generos, tiempos y estilos. El analisis de Sanmartin, a pesar de aplicarse sobre una gran magnitud de obras y tematicas; mantiene algunas constantes a lo largo de todas sus paginas. Entre ellas, se puede percibir un mismo principio de cohesion: el de que cualquier obra de arte es por definicion inacabada, pues solo el espectador puede, con la reflexion generada por su experiencia observadora, completar de manera personalizada las intenciones y logros originales de sus autores.

El primer ensayo, Dolor, amor nos traslada al contexto y sentimiento de la musica de Raimon, uno de los trovadores valencianos mas significativos de la transicion espanola. Sus canciones ofrecen sugestivos reflejos sobre algunas tematicas recurrentes en los distintos dominios del ser humano. En este caso se nos expresa el dolor por el desarraigo del lugar de origen, comparable al provocado por el amor. Raimon recupera para sus canciones los versos del poeta renacentista valenciano Ausias March, los envuelve con su voz y su musica para transmitir unos sentimientos que aparecen constantemente a lo largo de la historia. La obra artistica, especialmente cuando se realiza en momentos de transicion politica, es susceptible de convertirse en un instrumento de configuracion identitaria y mas aun cuando un idioma como el valenciano puede jugar un papel diferenciador en el contexto nacional. Al adentrarnos un poco mas en la vida de Raimon percibimos que existe un cierto distanciamiento entre su carrera artistica y el protagonismo politico esperado de un cantautor valenciano de la transicion. Sanmartin nos esclarece esta postura por medio de una sugerente perspectiva sobre el estudio de la identidad cultural. No es solamente--indica--a traves de los simbolos diacriticos y otros elementos diferenciadores como se puede representar la identidad de un grupo social, sino tambien a traves de aquellos que marcan precisamente lo contrario, la union y la creacion de emociones comunes. Se trata de sentimientos que emergen en cualquier epoca y lugar. De ahi que las canciones de Raimon no pretendan en modo alguno convertirse himnos de diferenciacion, sino por el contrario representar y sostener aquello que nos identifica, que nos unen como personas y que representa unos valores profundamente colectivos.

El segundo ensayo, Pena y gloria del canto, se abre con uno de los conceptos mas basicos y ricos de la antropologia, y en especial de la antropologia del arte: la creacion. Sanmartin compara la idea de la creacion divina, aquella que nace de la nada, frente a la que resulta del trabajo y el talento del artista. Esa ultima sintoniza con el sentimiento del espectador, convierte al artista en una suerte de transportador, ya que el es el primer sorprendido y fascinado por el proceso de su propia creacion. Como similitud, la creacion divina se condensa con la idea del nacimiento, un proceso de satisfaccion y goce que se funde tambien con el dolor, el de quien nace y el de quien da a luz. Por eso la creacion recoge una tension de contrarios y con ello una gran fuerza de significados. El mundo de la cancion es un buen ejemplo de ello. Manuel Quintero, Raimon, Joan Manuel Serrat o Antonio Molina son algunos de los compositores espanoles que ilustran claramente esta tension. Junto a ellos se comenta a otros autores cuyos trabajos se han difundido por todos los continentes. Los mismos temas que inspiraron a Bob Dylan o a John Lennon estaban ya en Espana a traves de otros generos de la cancion local, como es el caso de Valderrama o Machin. Por muy diferentes que la apariencia de la lengua y el estilo nos parezcan, la esencia tematica queda inalterable. La inspiracion con la que los Beatles crean su Can't buy me love no es muy distinta de la que tiene Manolo Escobar en Ni se compra ni se vende. Y entre estos temas recurrentes, el amor se erige como el mas universal de la cancion. Expresa la consciencia del sujeto que se ve a si mismo como mera mitad, algo que pone a la luz una herida de la soledad, de dolor ante el deseo de goce del encuentro amoroso.

El tercer ensayo, Bunuel, la libertad y la pobreza, se enlaza con el anterior al analizar otra de las grandes preguntas vinculadas a la creacion artistica, ?que ocurre con nuestra identidad al vernos reflejados en la obra de quien nos replica? La pelicula de Las Hurdes, Tierra sin pan (1933), dirigida por Luis Bunuel sirve como acertado ejemplo para abordar la respuesta. Sanmartin desvela detalles muy poco conocidos sobre aquella mitica y descorazonadora filmacion de la Espana rural de los anos 30. Todavia en el siglo XXI suenan los ecos de la pobreza inimaginable que Bunuel reflejo, o segun algunos construyo, en esta region extremena. A ellos se suman los relatos de Unamuno, Legendre y otros observadores. La profundidad antropologica nos ensena--entre otras cosas--que la conciencia de pobreza no tiene una medida unica en la cantidad de bienes, sino mas bien en otros elementos tales como la debilidad de los lazos sociales o--como senalaban Mary Douglas y Baron Isherwood--en el aislamiento y la manera relativa en que se observa desde fuera. Y este aislamiento se diferencia de la autonomia, que como dice Sanmartin se convierte a su vez en una clave para la libertad. Es interesante observar que el momento de la autonomia es distinto del de la conciencia de verguenza o miseria. Por eso cuando nos vemos reflejados en la obra de los observadores la percepcion que tenemos de nosotros cambia. En las Hurdes, indica Sanmartin, solo con el paso del tiempo y una vez superado el ancestral estado de miseria mas de medio siglo despues, sus habitantes han llegado a sentir dolor; pues es al contemplar la obra de Bunuel cuando reconocen aquella pobreza que les ahogaba.

El ensayo Complejidad y escision del sujeto moderno relaciona muchos de sus temas con el penultimo texto, Sensualidad en el paisaje. En ambos se nos presenta una desarrollada reflexion sobre el mundo de la imagen y la percepcion, la manipulacion y la comunicacion en la modernidad occidental. El espectador de hoy en dia sufre de la creacion descomunal alimentada por el proceso artistico, se identifica en su espejo audiovisual y este proceso lo expulsa del horizonte de su realidad original. Precisamente por eso el sujeto moderno es uno de los mas escindidos de la historia, escindido de su alma rota, poseido y dominado por una imagen creada. En Sensualidad en el paisaje se nos demuestra como la division interna del protagonista de una historia pasa a ser un recurso util ante la pluralidad de conexiones y opciones de la abundancia cultural. Esto se desbroza en algunas peliculas, desde Deseo, peligro de Ang Lee, hasta Lucia y el sexo, de Julio Medem; o desde Alpha Dog, de Nick Cassavetes hasta En la cama, de Matias Bize, por mencionar solo algunas. Todas ellas se basan y desarrollan valores culturales escondidos en el juego, la diversion, el anonimato y el sexo. En este penultimo ensayo se nos muestra como el arte audiovisual, y en esta ocasion de forma especial el cine, pueden configurar nuestra ilusion o imagen figurativa sobre la libertad. La abundancia de imagenes sensuales, afirma Sanmartin, es tambien una promesa de autonomia para que los protagonistas alcancen una vida mas alla de sus viejos limites; pero tambien es una autonomia que desemboca en la ruptura interna y la escision.

El libro se cierra con el ensayo Inocencia, estrechamente enlazado con el cuarto ensayo (Complejidad y escision del sujeto moderno), con el que comparte el subtitulo de "El bien y el mal". La quiebra del sujeto moderno se analizaba en el primero a traves de obras como El Guernica, de Picasso, El Coloso de Goya, El extrano caso del doctor Jekyll y Mr.Hyde de Stevenson o Peter Pan, el nino que no queria crecer, de James M. Barrie. En el ultimo ensayo la quiebra se nos presenta a su vez enfrentada al deseo de mantener la inocencia, ilustrandolo con ejemplos del genero cinematografico. De entre las peliculas que se analizan destacan Matar a un Ruisenor, de Robert Mulligan; o El Bosque de M. Night Shyamalan. En ambas cobra especial interes la figura paterna (representada por los personajes de Atticus y Edward Walker respectivamente). Por ejemplo, en El Bosque los adultos son quienes se visten como seres legendarios y pretenden dejar pruebas de la existencia de seres peligrosos para alertar a los jovenes. Con extraordinaria sutileza Sanmartin nos advierte que el modelo en el cine repite las funciones de los dioses Kachinas en los ninos zunis que ya reflejara Ruth Benedict o el ruido del tamberan en los arapesh que describiera Margaret Mead. La inocencia del personaje de Ivy, adolescente ciega en El Bosque, a quien el amor impulsa para enfrentarse al aterrador reto de acudir sola a la ciudad donde esta el mal, acaba en una concatenacion de tragedias aprovechadas por el padre para reforzar el mito del peligro entre los jovenes.

El libro que resenamos es una obra profunda. Mas que una invitacion a la meditacion y el disfrute artistico, se trata de una propuesta para expandir nuestra contemplacion mas alla de lo que vemos o pensamos como individuos. Nos impulsa a encontrar los lugares comunes, los que nos definen como cultura. La gran dificultad que aborda este libro, y a su vez su gran merito, es la capacidad para relacionar contenidos de tan variada diversidad de tematicas y variedades artisticas. La antropologia es una de las pocas disciplinas del saber capaces de completar este logro, porque a traves del analisis en profundidad el buen observador extrae la esencia comun de las obras de arte, independientemente de sus origenes, tiempos, lugares o generos. La relacion de las mismas con nuestros valores, los sentimientos que las provocaron y que ahora emanan de ellas es lo que nos permiten disfrutarlas como espectadores. Ahora bien, ?es un sentimiento comun o individual? Tal vez las dos cosas, esa es la gran tension del arte, la que consigue que entendamos la cultura como identidad, no solo como diferencia.

SERGIO DANIEL LOPEZ

UNIVERSITY OF VIRGINIA
COPYRIGHT 2012 Asociacion de Antropologos Iberoamericanos en Red
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2012 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Lopez, Sergio Daniel
Publication:Revista de Antropologia Iberoamericana
Date:Sep 1, 2012
Words:2001
Previous Article:Muertas en vida. Investigacion sobre la represion dada a las mujeres en la postguerra espanola en ciudad real.
Next Article:Andreia y sus contrarios. Masculinidades plurales a traves del arte.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |