Printer Friendly

Retorica, emociones y pluralismo: deficit democratico en la identidad politica del actual independentismo catalan (2011-2017) / Rhetoric, emotions and pluralism: the democratic deficit in the political identity of the Catalan independence movement (2011-2017).

Introduccion

La cristalizacion del actual movimiento independentista se dio en 2012, aunque requirio unos antecedentes cercanos que ayudaron a entender por que ocurrio asi. El sustrato de insatisfaccion sobre el que opero el actual movimiento independentista catalan fue un elemento transversal en la sociedad catalana. Sin embargo, la identidad politica del independentismo catalan surge posteriormente expresando solo una parte de dicha insatisfaccion y, por tanto, con dificultades para recoger una mirada amplia de la sociedad que desea representar.

La tesis de este articulo es que la identidad politica que caracteriza al movimiento social y politico del actual independentismo catalan contiene determinados deficits democraticos que afectan a su inclusividad y pluralismo. Estos deficits estan en su propia concepcion y delimitan su capacidad de interaccion con una parte significativa de la sociedad catalana. Esta cuestion es relevante para la teoria democratica en tanto en cuanto el objetivo de dicho movimiento es crear un nuevo pais y/o un nuevo Estado. La pregunta concreta que vertebrara el articulo es si dicha identidad politica es una identidad politica comun o bien una identidad politica parcial porque, en ese caso, y teniendo en cuenta el objetivo que dicho movimiento pretende alcanzar, sus problemas normativos, desde un punto de vista democratico, no seran menores.

La temporalidad a la que se circunscribe el articulo va de 2011, ano del nacimiento de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), hasta las elecciones de diciembre de 2017, aunque tendra mas peso en el estudio su momento inicial y fundacional.

Este articulo se inserta dentro de la teoria politica, pero debido a que pretende analizar una experiencia politica concreta se vera abocado a aportar diferentes referencias empiricas que--tomadas a modo de exempla, siguiendo la tradicion retorica --permitan contrastar lo dicho. En este ambito, adquirira un lugar especifico lo planteado por la ANC, debido a la preponderancia que tal asociacion ha tenido sobre el conjunto del actual movimiento independentista catalan (2).

Para entender completamente lo ocurrido dentro del actual independentismo catalan es preciso mirar tambien a lo hecho y no hecho desde fuera de Catalunya. El positivismo juridico (3) en el que se instalo el gobierno espanol fue un factor relevante para llegar al lugar en el que nos encontramos. Si la propuesta del actual independentismo catalan muestra carencias democraticas, la respuesta dada por parte de las autoridades gubernamentales no se ha quedado corta minimizando la democracia hasta cotas insospechadas. El resultado ha sido un deterioro claro de la calidad de la democracia espanola en muchos de sus aspectos (juridicos, politicos, etc) (4). En un momento de crisis de la democracia lo que se precisaba era ampliarla y desplazarse hacia una mejor democracia, pero no fue asi. No obstante, la necesaria atencion y amplitud que requiere dicho asunto obliga a tratarlo en un trabajo dedicado exclusivamente a ello y no en este, de ahi que esta segunda cuestion se deje para otro trabajo (5).

El articulo quedara dividido en cuatro partes. La primera abordara el marco teorico; la segunda estudiara la sinecdoque propuesta a la hora de denominar al adversario politico; la tercera hara lo mismo, pero en referencia a la definicion del "nosotros" propuesto; y la cuarta se detendra en las emociones que caracterizan dicha identidad. Finalmente, se expondran unas breves conclusiones que las relacionan para una mejor comprension del conjunto.

Retorica, democracia y pluralismo

En 2003, Javier Roiz urgia a que la teoria politica del siglo veintiuno reabriera los casos del humanismo latino asi como de la "tradicion retorica de la democracia" (6), entendida como el arte del bien decir (ars bene dicendi), con la intencion de buscar herramientas y fundamentos teoricos que engrandecieran, mejoraran y ampliaran nuestra concepcion de la democracia. Sera desde esta perspectiva teorica, y algunas derivaciones indirectas de la misma, desde la que abordaremos nuestro objeto de estudio.

Para esta tradicion es preciso recordar que "frente al silogismo que establece sus verdades de forma abstracta y fuera del tiempo, el entinema retorico trabaja teniendo en cuenta las emociones del que escucha y su capacidad libre de juicio. Por eso, la retorica sin libertad seria imposible" (7). En este sentido, "para tener un buen juicio se necesita contar con los sentimientos y las emociones" (8) que nos mueven en cada momento, lo que "convierte a la historicidad del hombre en parte central de la filosofia" (9).

Que se precise tener en cuenta los sentimientos, emociones o pasiones--categorias que, pese a sus diferencias, usaremos de manera indistinta a lo largo de este articulo en aras de facilitar su lectura (10)--a la hora de pensar la politica democratica no significa que la forma en la que estos o estas se estudien tenga que ser univoca. Que duda cabe que la retorica puede ser definida y usada de varias maneras y para distintos fines. Puede hermanarse con la "abstraccion radical de la politica" y, aunque hable de sentimientos, quedar muy alejada del decir de algunos de los afectos de las personas de carne y hueso que componen una sociedad. Cuando es asi, "la retorica es un arte lesivo" (11) que queda emparentada con la mentira, la tergiversacion y la astucia, cuando no el engano.

Por el contrario, en la retorica democratica las emociones seran incorporadas a una concepcion pedagogica que debe tener un alcance relevante para la preparacion del foro democratico, expresando una idea de la democracia en la que esta presente "el reconocimiento de los afectos y [de] la etica en el aprendizaje civico" (12). Es esta doble presencia la que hace licito pensar que se pueda establecer algun tipo de relacion entre afectos y etica a la hora de elaborar una buena teoria y practica de la democracia. De este modo, y tomando como punto de partida una perspectiva emotivo-cognitiva (13), se entendera que las pasiones actuan sobre nuestros juicios a la vez que estos influyen sobre las emociones pudiendo ser enjuiciadas, y que dicha relacion implica "una combinacion o una predicacion (de un objeto o situacion con la idea de bueno o malo) sin pasar por proposiciones que tengan una formulacion linguistica" (14).

La racionalidad o no de un pensamiento politico no vendra dada por si se usa la razon o la emocion, ya que se pueden encontrar derivas irracionalistas tanto en la una como en la otra. Para salir democraticamente airoso de este envite lo que se requiere es de una buena articulacion entre ambas. Lo que se precisa es pensar mejor la democracia para hacerla mas democratica, para que su calidad aumente. Como bien precisa Roiz, la tradicion de la retorica democratica no pretende suplir la dialectica por la retorica, sino buscar soluciones "a las necesidades publicas con inventiva, es decir, con saber verdadero y no destructor" (15).

Esto supone reconocer dos cosas. Por un lado, que la articulacion emociones/razones constituye "un necesario concepto explicativo" (16) para la teoria democratica y en concreto a la hora de estudiar "la movilizacion, la contestacion y el conflicto entre proyectos e identidades" (17). Y, por otro, que es un valioso "concepto normativo que da cuenta de una imprescindible e irrenunciable dimension de la vida politica, precisada de especifica evaluacion y critica" (18), la cual, cuando no es atendida satisfactoriamente, puede producir lo que Roiz denomina como "politica de abandonos" (19).

Es verdad que en las identidades colectivas las pasiones tienen un papel destacado de cara a su cementacion. Tambien lo es que muchas identidades colectivas se constituyen desde la diferenciacion entre un "nosotros" y un "ellos" y que su evaluacion o consideracion democratica depende de como se definan y se relacionen en concreto (20). Y que es caracteristico del debate democratico el uso habitual de ciertos tropos retoricos. En el caso que nos ocupa, los dos que emergeran seran la sinecdoque (21) y la metafora, los cuales requieren internamente "la necesaria concurrencia de lo afectivo para que la significacion politica sea posible" (22). La cuestion no es si en la politica democratica hay o no sinecdoques o metaforas, ni si en estas operan los afectos, sino su contenido concreto y la manera en la que estos y aquellas se definen.

Seguramente la compleja relacion entre la parte y el todo sea una de las grandes cuestiones del pensamiento democratico contemporaneo. Su debate normativo viene de lejos y tiene una literatura procelosa que va desde los planteamientos de Jean-Jacques Rousseau (1712-1778) a los de Jeremy Bentham (1748-1832) pasando por John Stuart Mill (1806-1873), entre otros. Y llega hasta hoy en dia con la obra de Chantal Mouffe, Martha Nussbaum o Seyla Benhabib, entre otras.

Pero desde la Segunda Guerra Mundial hay un significativo acuerdo a la hora de abordar dicha cuestion que pasa por la defensa del pluralismo como elemento vertebrador de las diferencias. Tal y como han reconocido diferentes autores y desde distintas perspectivas, el pluralismo es un elemento imprescindible para la caracterizacion de las democracias actuales en aras del reconocimiento de un todo que nunca es homogeneo dado que el conflicto y la diferencia es constitutiva del propio sujeto democratico (23).

Toda reflexion sobre el pluralismo democratico supone una forma de acercarse a la relacion que hay entre la libertad politica y la libertad individual. En la tradicion del humanismo latino son claves las referencias hechas a este respecto por Quentin Skinner. Como senala Mouffe, que en esto sigue a Skinner, "la tarea principal de la teoria politica democratica moderna es la articulacion de libertad individual y libertad politica, siendo alli donde hunde sus raices la cuestion del pluralismo y la ciudadania democratica" (24). Esto implica que una teoria democratica moderna debe ser capaz de "formular el caracter etico de la ciudadania moderna de tal modo que sea compatible con el pluralismo moral" (25). Lo que nos hace ciudadanos de un sistema democratico son un conjunto de principios politicos especificos democratico liberales entre los que esta el pluralismo, aunque este es, a su vez, el vector que tambien posibilita el reconocimiento de los restantes.

Este concepto de ciudadania implica atribuirle un estatus legal ineludible e imprescindible, pero tambien reconocerle una dimension cultural (o politico cultural) que, yendo mas alla de ese estatus, le da sentido politico a la comunidad civica en la que se habita; es una forma de identidad politica comun que reconoce una pluralidad de lealtades que afectan a la libertad individual y a las diferentes identidades colectivas que deambulan por la sociedad, lo que la diferenciara de lo que comunmente se califica como "politicas de identidad" (26).

Esto supone apelar a determinados valores entre los que destaca el reconocimiento o la inclusion del otro como una parte caracteristica de los lazos que se fraguan entre los participantes de una asociacion politica--como la que conforma, por ejemplo, un Estado y/o un pais--. El pluralismo democratico sostiene una forma de asociacion de la que, dejando espacio a la libertad individual, "se puede gozar entre personas relativamente extranas que pertenecen a muchas asociaciones" (27) y cuyas respectivas lealtades a grupos especificos no debe entrar en contradiccion con su pertenencia a la asociacion civil.

Pero no conviene olvidar que si de lo que se esta hablando es de la creacion de una identidad politica comun en una sociedad democratica son imprescindibles varias cuestiones.

Por un lado, esta identidad politica comun estara sujeta a la contingencia de la vida por lo que no cabe pensarla como una solucion definitiva ni para siempre. Y a la par, la propia diferencia hara que no pueda abarcar literalmente la totalidad, de ahi que el ejercicio de la sinecdoque sea un recurso habitual para su formulacion.

Por otro lado, dicha identidad no podra venir cargada ni de dicotomias dialecticas --que imposibilitan la puesta en comun, pues solo cabe elegir entre lo uno o lo otro--ni de esencias que hagan imposible su mutacion o cambio. Todo encuentro inclusivo entre diferentes partes supone algun tipo de modulacion. La necesaria critica a las esencias, asi como a la dicotomizacion, hace que las teorias romanticas, y la dialectica que las caracteriza, no sean buenos acompanantes para este viaje porque de lo contrario dificilmente sera una identidad ampliamente compartida.

Y por ultimo, la heterogeneidad tendra que ser reconocida no solo fuera de si misma (exterior constitutivo), sino tambien en su propio seno--lo que podriamos denominar como su interior constitutivo--y que, como tal, ha de formar parte--aunque sea parcialmente--de esa identidad comun. Para que dicha identidad politica sea comun y pluralista se requiere reconocer ese interior constitutivo en las sociedades democraticas porque, de lo contrario, no habra pluralismo democratico en su interior, sino la mera concatenacion, ya sea via cohabitacion o imposicion, de diferentes identidades (parciales).

De este modo, se podria decir que una ciudadania democratica y pluralista al unir --aunque no sea completamente--a personas relativamente extranas hace que los conciudadanos de un determinado territorio no se sientan extranjeros en su propia sociedad.

Sera la manera concreta en la que se defina una identidad politica democratica la que hara que esta sea comun y pluralista o, en su defecto, parcial y no pluralista. Precisamente por esto es por lo que nuestra reflexion no pretende ser un analisis de toda identidad, ni de todo nacionalismo, ni de todo independentismo, ni de todo el proces catalan, sino que partiendo de una experiencia determinada estudia una de sus facetas mas relevantes como es su identidad politica.

Desde este marco normativo democratico sera desde el que se analizara la concreta formacion y definicion de la identidad politica en el actual independentismo catalan (2011-2017) y, en concreto, en la ANC como uno de sus significativos referentes.

La sinecdoque exterior: sobre esencias y dicotomias

El discurso que caracteriza a la ANC supone una forma determinada de abordar la identidad politica que va a definir al movimiento independentista. Como manifestaba de manera autoreferencial la ANC en 2012: la estrategia del movimiento independentista "se define en los puntos aprobados por la Conferencia Nacional por el Estado propio" (28), la cual no se modificara a lo largo de los cinco anos venideros.

Esta identidad politica se expresara a traves de la tipica diferenciacion entre un "nosotros" (la nacion o el pueblo catalan) y un "ellos" (Espana), lo cual no es ninguna novedad. Lo caracteristico sera la forma concreta en la que lo hace.

El sustrato sobre el que va actuar la ANC es la insatisfaccion con el proceso autonomico. A modo de ejemplo, cabe senalar que en junio de 2011 el grado de insatisfaccion de una parte de la sociedad catalana con el proceso autonomico era del 66,5 %. Un ano mas tarde se situaba todavia mas alto (68,4 %) y en octubre de 2012 supero la barrera del 70 % (71,6 %), quedando solo por encima de ese valor el indice de junio de 2013 (29). Hablamos de momentos de cifras record de esta insatisfaccion que siempre ha estado presente durante todo el proces y que, en ese momento, adquiere una fuerza enorme como contexto de recepcion (30). La ANC, en su Declaracion Fundacional, se hace eco de esta realidad cuando senala "que la opinion publica de Cataluna se manifiesta mayoritariamente insatisfecha con el grado de autonomia y de capacidad de decision que disfrutan los catalanes" (31). Sobre este malestar, la ANC postulo ciertas ideas que dieron sentido politico y emocional a su identidad politica. Bien podian haber cristalizado otras, aunque las unicas que se activaron fueron las provenientes del mundo independentista.

Desde un primer momento, la ANC dejaba claro que Espana era incapaz de atender la realidad nacional catalana, siendo contraria al desarrollo de Catalunya como nacion. Para justificar esta perspectiva el independentismo fijo una idea esencialista de Espana. Para la ANC "lo que nos proponen desde Espana" (32) es la misma idea de siempre, que no cambia ni puede hacerlo, siendo imposible que se pueda desprender de ella. Una tesis sobre la irreformabilidad de Espana que sera constitutiva de su discurso.

En la Hoja de Ruta de 2013 se afirmara que "la historia demuestra que todos los gestos hacia Cataluna, o han sido de hostilidad o de indiferencia, o son falsas propuestas hechas exclusivamente para calmar situaciones coyunturales de descontento o de reivindicacion general en Catalunya" (33). Y se concluira con que "Catalunya es tratada [por parte de Espana] como una colonia, segun la logica del derecho de conquista" (34).

En 2012, en la primera Hoja de Ruta que se confecciono como tal, se insiste en ello cuando se afirma que:
La via autonomica iniciada con la transicion democratica, no solo no
nos permite avanzar en la reconstruccion nacional, sino que, lo que es
aun peor, nos hace retroceder, conduciendonos inexorablemente a la
desaparicion de nuestra cultura, de nuestra lengua y, en definitiva, de
la nacion catalana. Este proceso nos lleva, tambien, al empobrecimiento
economico e intelectual de toda la sociedad catalana, tanto a nivel
individual como a nivel colectivo (35).


Tal concepcion sobre Espana y su esencia historica ya venia definida en la Declaracion Fundacional de 2011 donde la nacion espanola se concibe como un proyecto que:
Bajo la apariencia de modernidad, mantiene los objetivos unificadores y
homogeneizadores castellanos que siempre la han caracterizado. [De ahi
que] despues de mas de treinta anos, el modelo autonomico espanol
demuestre ser incapaz de responder a nuestras expectativas de
autogobierno. Este fracaso se ha producido, entre otras razones, porque
no ha sido un modelo fundamentado en el respeto a la realidad
plurinacional y plurilingue, y porque ha creado estructuras sociales,
culturales, administrativas y economicas contrarias al desarrollo de la
nacion catalana (36).


Para este relato, su constatacion mayor y definitiva sera la sentencia del Tribunal Constitucional de 2010 (37); momento y fecha que sera incorporada, desde el inicio, como emblema del relato independentista. Mas alla de la veracidad de dicho emblema, el cambio en el relato fue lo suficientemente eficaz como para ser un lugar desde el que el independentismo fuera creciendo.

La idea obsoleta y homogenea de Espana postulada supone un ejercicio de abstraccion nada desdenable que choca con los cambios acaecidos, aun con todos sus limites, en la sociedad y democracia espanola--incluida la catalana--en estos ultimos cuarenta anos y que afectan al proceso democratizador que se ha venido dando. Es un razonamiento descontextualizado y mitico, en donde no se habla de personas de carne y hueso con sus deseos, suenos y emociones, y que saca a una realidad plural y compleja de sus propios avatares en aras de una esencia que, por ser tal, es indemostrable y que, como tal, es inamovible. Cabe licitamente pretender mas autogobierno, pero una cosa es esa legitima pretension y otra las conclusiones que se infieren en este concreto razonar, segun el cual, Espana ha ido contra Catalunya como realidad politica y cultural.

Por ejemplo, que sea cierto que no haya en la actual Constitucion espanola un reconocimiento juridico expreso de la plurinacionalidad, en tales terminos, aunque si en los de "nacionalidad historica" (38), no significa que se hayan construido estructuras contrarias a la nacion catalana, ni que no haya en Espana un reconocimiento politico de la identidad cultural y politica de Catalunya como pais. Y menos aun que no la pueda haber juridicamente en un futuro. No solo la expresion politica y cultural de "nacion de naciones" forma parte de dicho bagaje (39), sino que el grado de reconocimiento politico y competencial de Catalunya es bastante significativo en la Espana actual (40). O por acudir a experiencias aun mas recientes y que afectan a otras cuestiones: ?como explicar el surgimiento del 15M o del movimiento contra la guerra de Irak o la universalizacion de la sanidad publica y de la educacion o la defensa de determinadas libertades sexuales y de igualdad entre los generos si la Espana de hoy es la Espana de siempre que dicha identidad politica pretende reflejar? (41).

No obstante, clamar esta idea esencialista de Espana, que la identifica con un halo autoritario, no es una novedad. Pero si que lo fue el ejercicio de sinecdoque en el que se apoyo para que tal idea se pudiera fijar mas facilmente en el imaginario social. El actual independentismo catalan aprovecho una situacion concreta de crisis economica y politica, asi como la llegada al gobierno del PP, con la intencion de establecer una idea de Espana periclitada y petrificada (42) confundiendo lo que puede significar un gobierno o unas politicas determinadas ciertamente inmovilistas--la parte--con Espana y su democracia--el todo--. De ello se hizo eco la propia ANC en 2012 cuando senalaba que: "la victoria del PP en las elecciones al Parlamento espanol puede suponer tambien un factor acelerador o potenciador" (43).

En este ejercicio de sinecdoque no solo se identificaban esencias culturales e identitarias. Tambien adquirira fuerza el aspecto economico. Los males economicos de Catalunya se explicarian por la relacion con Espana que imposibilita su expansion economica y que quedan reflejados en la sustraccion economica--expolio fiscal --que Espana, via financiacion, produce en Catalunya. Como se indica en la Hoja de Ruta de 2012, entre las razones para la independencia estan "las relacionadas con el expolio fiscal al que nos somete el Estado espanol [que nos afecta] a todos los ciudadanos catalanes" (44). Un expolio economico que se relaciona con el trato desigual que recibe Catalunya respecto a otras Comunidades Autonomas. Como vuelven a recordar en la Ponencia Marco de 2015, hay que "tener presente que la crisis economica y financiera hara aun mas evidente la diferencia de trato del Gobierno en Catalunya en comparacion con otros territorios del Estado espanol" (45).

Esta no contrastada reflexion sobre el "expolio" fiscal sera conectada con la cuestion del pacto fiscal que se estaba debatiendo en ese mismo tiempo, mostrando el valor instrumental que tendra dicha cuestion para el objetivo pretendido. Asi, en 2012 la ANC senalara que "es necesario que el gobierno catalan acelere el proceso negociador, no afloje en sus posiciones ni nos quiera hacer ver lo que no es... La ANC debe enmarcar el pacto fiscal en el camino hacia la consecucion del Estado propio" (46).

En un sentido similar se habia expresado la ANC en 2011 cuando afirmaba que:
El Estado no apoya a los habitantes de Cataluna y perjudica
notoriamente sus posibilidades de mantener e incrementar el nivel de
vida y bienestar social que la capacidad productiva e intelectual del
pais permitiria, disminuyendo y limitando conscientemente las
potencialidades de nuestro desarrollo economico y social (47).


Una situacion de destruccion economica que iba acompanada de un "genocidio cultural" (48) por parte de Espana que generaba una constante desafeccion y animo en la poblacion catalana que solo hacia posible dos salidas: o la definitiva integracion en el proyecto homogenizador que siempre ha caracterizado a Espana "o el inicio de un proceso de independencia que nos lleve a la constitucion de un Estado propio" (49).

Como era de prever en un razonamiento esencialista, las realidades no pueden modularse porque si no no se darian tales esencias. La forma de presentar el problema debe reflejar una concepcion dualista y dicotomica en la que solo caben dos soluciones (o dentro o fuera) ya que la unica manera en la que una perspectiva esencialista puede entender el conflicto y la diferencia es la que se da entre contradictorios (esto es, tertium non datur). Es por ello por lo que no caben opciones "intermedias" (es decir, tertium datur) siendo imposibles terceras posibilidades. De ahi que para el independentismo la cuestion sea u homogenizacion y perdida del sentido de la catalanidad o la creacion de un Estado propio independiente.

Este ejercicio de sinecdoque, sustentado en postulados esencialistas y dicotomicos, hace que la irreformabilidad de Espana afecte a su totalidad y no a algunas de sus partes; y por ello que la pertenencia de Catalunya en Espana implique, necesariamente, la negacion de la nacion catalana (en cuanto a lengua, cultura, economia, etc.), dandose una relacion de inconmensurabilidad entre ambas. Asi, quien quiera defender a Catalunya tiene que terminar queriendo irse de Espana. Si Catalunya y Espana son dos realidades que no tienen nada o poco que ver entre si, entonces, tener esa idea esencialista de Espana, ser independentista y "defender Catalunya" se convierten, para este discurso, en vocablos sinonimos.

Este juego de identificaciones es el que permite sacar fuera de Catalunya todo aquello que pudiera calificarse como negativo. Debido a este concreto ejercicio de sinecdoque lo que se contrapone son dos todos: uno con el que no merece la pena identificacion alguna--la Espana irreformable--, y otro del que poderse sentir orgulloso --la nacion catalana--(50).

Una vez visto como se fija y se distancia del adversario, es preciso preguntarse por la idea de Catalunya--o de nacion catalana--que esta identidad politica postula.

La sinecdoque interior: parcialidad y homogeneidad

Si bien las referencias que caracterizan su modelo cultural y politico para Catalunya son etereas y generales, si que se pueden encontrar tres ideas claves que vertebran su discurso.

En primer lugar, la sociedad catalana queda identificada con una determinada forma de entender la cultura catalana. En la Declaracion Fundacional de la ANC de 2011 se hace una apelacion a "la comunidad de lengua, de cultura, de derecho, de tradiciones y con una estructura social y economica similar" (51) que es Catalunya. En 2013 se concreta mas cuando se afirma que la singularidad de la nacion catalana "se fundamenta en la voluntad colectiva de ser, en su identidad cultural y en el catalan como lengua comun de nuestro pais, asi como del occitano-aranes en el Valle de Aran, sin perjuicio del respeto para las otras lenguas que esten presentes" (52). Esta diferenciacion entre la lengua comun (el catalan) y las otras lenguas expresa una jerarquizacion a la hora de definir su identidad que no reconoce la pluralidad linguistica en terminos de igualdad.

En segundo lugar, la sociedad catalana se presenta como una sociedad homogenea caracterizada por una "voluntad colectiva de ser". La sociedad catalana se encontraria unificada en torno a un unico objetivo comun como es el deseo de ser un Estado independiente. De hecho, es el unico futuro posible. Segun reza en la Hoja de Ruta de 2012: la sociedad catalana esta "mas unida que nunca en torno a la independencia como unico futuro posible" (53). Un unico futuro que queda inexorablemente relacionado con la defensa de la nacion catalana pues "este objetivo es inherente a la condicion de nacion" (54); de ahi que se afirme que "la condicion de nacion va emparejada con tener un aparato de Estado" (55), siendo ya solo posible defender "que el Estado propio es la mejor herramienta para conseguir mayores cotas de bienestar, de libertad, de igualdad y de justicia" (56). Toda una perspectiva en donde la defensa de la catalanidad y de una vida satisfactoria van necesariamente de la mano del deseo de independencia (lo uno lleva a lo otro y viceversa).

Y en tercer lugar, se muestra una contradiccion (tertium non datur) entre nacion catalana y Espana de tal modo que la "permanencia dentro del Estado espanol" (57) imposibilita el desarrollo de la sociedad catalana ya que esto supone la negacion de Catalunya como cultura, lengua y tradiciones; algo que ni siquiera la via autonomista ha sido capaz de corregir, mas bien lo ha acentuado. Esto supone que la actual Catalunya, donde hay reconocimiento del catalan y de las tradiciones y cultura catalana a unos niveles muy altos--dentro de su propia historia contemporanea--y siendo uno de los territorios de mayor desarrollo economico en Espana, no es valida como ejemplo del que partir para la Catalunya que se quiere "fundar"; por eso se afirma rotundamente que "la via autonomista se ha acabado" (58).

Hablamos, por tanto, de una identidad politica que identifica a Catalunya con la lengua catalana, con una determinada comunidad cultural que tiene una unica "voluntad de ser", en donde a quien quiera defender la catalanidad, sentirse como tal, solo le cabe postular la independencia y rechazar la via autonomica porque esta esta muerta. Y a partir de ahi, lo que le corresponde al movimiento social y politico es ampliar sus apoyos. Esta concepcion sobre la catalanidad responde a una forma determinada de caracterizarla. Cabe defenderla como una identidad mas dentro de un contexto amplio y plural, pero tiene no pocos problemas desde un punto de vista democratico si lo que pretende expresar es una identidad politica comun de caracter institucional, pues representa solo a una parte de la sociedad catalana. Nos detendremos en dos de estos problemas.

El primero afecta a la manera de entender lo catalan que fusiona una forma de sentirse (catalan) con una opcion politica (la independencia). Pero resulta que la realidad catalana es mas compleja y plural.

Si observamos los datos sobre las identidades en Catalunya se aprecia lo siguiente. La opcion "mas catalan que espanol", que se situa a lo largo de estos anos en segundo lugar, en octubre de 2012 (28,7 %) cae a la tercera posicion y empieza a marcar una tendencia clara a la baja, aunque nunca queda por debajo del 20,9 %. La opcion mixta media ("tan catalan como espanol"), que siempre ha sido la opcion mayoritaria en torno a porcentajes del 45 %, cae fuertemente a partir de junio de 2012 (37,3 %) y se ubica a una distancia ya muy menor respecto de las otras dos opciones perseguidoras. Y la opcion de "solo catalan" pasa de ser la tercera opcion a adelantar, en octubre de 2012 (29,6 %), a la opcion de "mas catalan que espanol", manteniendose en la segunda posicion hasta 2017, y siendo su item mas bajo el 23 % (octubre de 2016) y el mas alto el 31,3 % (noviembre de 2013) (59).

Estos indicadores nos muestran dos cuestiones. Por un lado, es a partir de 2012 cuando se empieza a dar una polarizacion entre la identidad de "solo catalan" (que sube a costa de la de "mas catalan que espanol") y la "identidad mixta media", la cual a su vez baja en sus porcentajes. Unos datos que coinciden con el estudio cualitativo de Silvina Vazquez sobre las identidades en el que la dicotomizacion ya ha empezado a cristalizar. Y lo hace sobre dos maneras distintas de definir la identidad politica. Asi, para determinados sectores independentistas su identidad era robusta, firme y sin ambiguedades (60), lo que encaja mejor tanto con una identidad clara y no mixta (como la de "solo catalan"), como con la dictomizacion postulada por la ANC (o dentro o fuera). Sin embargo, para quienes se veian bajo el paraguas catalan y espanol su identidad se caracterizaba por una expresion mas ambivalente (61), lo que encuentra mejor acomodo en identidades mixtas y en posiciones no dicotomicas.

Por otro lado, las identidades mixtas siguen siendo claramente mayoritarias en relacion con las que no lo son de tal modo que su suma se acerca al 70 % (62). Esto muestra que, pese al ascenso de la identidad de "solo catalan", esta sigue siendo inferior a las mixtas y que solo una incorporacion de dicha mixtura sera capaz de reflejar la pluralidad de la sociedad catalana, cosa que la identidad politica del independentismo, tal y como hemos visto en sus textos, no hace.

En cuanto a la propuesta politica que se prefiere de cara a la articulacion territorial, se aprecia lo siguiente. Ha sido un rasgo comun hasta 2012 que el apoyo a un "Estado independiente" se haya situado siempre por debajo de las opciones "autonomistas" y "federalistas". Sin embargo, a partir de febrero de 2012 la opcion por un "Estado independiente" va ascendiendo paulatina y rapidamente hasta un maximo del 48,5 % (noviembre de 2013) y manteniendo una media aproximada del 40 % (63). Si bien la opcion de un "Estado independiente" se mantiene como primera opcion desde 2012 hasta 2017, tambien es verdad que su techo se encuentra en torno a un 48,5 % lo que indica que siendo poderosa no es la mayoritaria, si entendemos por tal superar el 50 %.

Esto nos lleva a afirmar que el independentismo a lo largo de este lustro ha "roto" algunas barreras, acercandose a algunos sectores que van mas alla de los tradicionalmente independentistas. Si tenemos en cuenta los resultados de las ultimas elecciones de 2017, han conseguido ampliar y conservar una masa social y politica no pequena que conforma parte de la realidad catalana y que tiene una traslacion desproporcionada --en su favor--desde el punto de vista electoral. Que esto sea asi no es de extranar pues la vocacion de ganar a las mayorias ha estado siempre presente en este bloque, y en concreto en la ANC cuando afirma "que haya una mayoria social suficiente de ciudadanos que la quieran" (64).

Pero es preciso senalar que en este sentido solo ha conseguido uno de los puntos que el propio movimiento se puso como objetivo para considerar la viabilidad de la independencia (65): el referido a la mayoria parlamentaria (en escanos). Por el contrario, no ha conseguido ni el reconocimiento internacional anhelado ni la mayoria social suficiente como para llevar a cabo su proposito, no llegando ni al 51 % de los votos (66).

El segundo problema de la reduccion de lo catalan a los presupuestos anteriormente indicados tiene un calado mayor, si lo que se pretende es fundar un nuevo pais y/o Estado, ya que su definicion no incorpora a una parte significativa de la sociedad catalana a la hora de confeccionar su propio proceso deliberativo.

De este modo, se constata un intento de apropiacion de lo que es lo catalan en torno a un canon caracteristico de cierto nacionalismo para el que hay una lengua (catalan), una cultura (catalana) y un pueblo (catalan) que conforman una armonia. Se puede calificar de apropiacion ya que expresa una mirada parcial que no tiene en cuenta otras sensibilidades ni otras formas de sentirse catalan a la hora de determinar el espacio publico en su faceta deliberativa de cara a la decision que dicha sociedad deberia tomar. En ella no encuentran facil acomodo ideas como que el castellano es una lengua--a la par--de los catalanes y catalanas o que alguien se pueda sentir catalan, incluso sentirse parte de la nacion catalana, y no pensar que la via autonomica, o la federal, esten necesariamente muertas.

Esta parcialidad es un sintoma notorio de falta de pluralismo democratico al no reconocer esa diversidad de identidades a la hora de configurar dicho espacio publico deliberativo; es una parcialidad que se apoya en un concepto de nacion "objetivizable" que necesariamente conlleva un determinado proposito politico (la independencia). Su concepto de nacion implica una idea de la sociedad catalana en la que esta o se adecua al marco previo que dicha idea de nacion define o quien no lo haga quedara desplazado del propio proceso deliberativo. De hecho, esa parte de la sociedad que no es independentista no sera incluida sustantivamente como sujeto constituyente de la decision que se quiere tomar (la independencia) para conformar esa voluntad de ser (67).

La manera en que, de nuevo, esta exclusion se llevara a cabo, desde un punto de vista conceptual y politico, sera a traves del tropo de la sinecdoque. En este caso, la confusion entre la parte y el todo vendra dada de la siguiente manera: se identificara a la parte independentista de la sociedad catalana con el todo que constituye dicha sociedad de tal modo que el interior constitutivo que forma parte de la plural sociedad catalana quedara no reconocido ni incluido en dicho todo. Es un tipo de sinecdoque que se podria calificar de roussoniana (68) en la que la caracterizacion de su voluntad de ser implica una falta de pluralismo democratico notable que le resta legitimidad democratica a dicha propuesta si lo que quiere es alcanzar el fin deseado.

En el analisis de los textos de la ANC ya se han expuesto algunos ejemplos en los que no se considera a esa parte de la sociedad catalana que no es independentista. Pero hay dos momentos culmenes politicos que ejemplifican esta concepcion y que afectan ya no solo a los origenes del movimiento social y politico, sino a su etapa final.

El primero de ellos es lo ocurrido el mismo dia 1 de octubre de 2017 tras lo acontecido ese dia. Los errores cometidos por la desproporcionada carga policial en esa lugubre manana fueron indudables. Asi mismo, el 1 de octubre fue un importante acto de movilizacion social. Pero dichas verdades no conllevan que la votacion celebrada el 1 de octubre, mas alla de su ilegalidad, fuera un acto legitimo ni vinculante como para tomar decision alguna democratica a este respecto; de hecho, no fue legitimado como referendum ni consulta democratica por mas de la mitad de la ciudadania catalana.

De esto se hizo eco Vicenc Fisas cuando afirmaba en diciembre de 2017 que "ya adverti de lo que pasaria si se declaraba una DUI sin el apoyo de una amplisima mayoria (minimo de dos tercios); y dije que un referendum declarado ilegal por el Estado, en el que no se sentirian interpelados los partidarios del no--la inmensa mayoria de los cuales no participarian--, no tendria validez en la medida en que no reflejaria lo que pensaba toda la poblacion catalana, sin excepciones" (69).

Y sin embargo, la respuesta del independentismo catalan a ese no sentirse interpelado fue la de asumir y dar validez a los resultados del 1 de octubre como si estos fueran la expresion legitima y democratica de la sociedad catalana lo que permitia automaticamente proclamar la independencia.

La misma noche del 1 de octubre con todo el govern a su espalda, Carles Puigdemont afirmaba que "ahora que hemos conseguido celebrar el referendum de autodeterminacion... Las instituciones catalanas tienen el deber de respetar e implementar lo que hoy han decidido sus ciudadanos... Los ciudadanos de Catalunya nos hemos ganado el derecho a tener un Estado independiente que se constituya en forma de Republica. En consecuencia el Govern que presido trasladara en los proximos dias al Parlament de Catalunya... los resultados de la jornada de hoy para que actue de acuerdo con aquello previsto en la Ley de Referendum" (70).

Y diez dias mas tarde, en la sesion donde anunciara la DUI, y tras una introduccion un tanto mas amplia donde apelaba al conjunto de la ciudadania catalana, Puigdemont acoto para lo que realmente habia ido al Parlament: "Hoy toca hablar de los resultados del 1 de octubre en el Parlamento y eso es lo que haremos... Estamos aqui porque el pasado dia 1 de octubre Cataluna celebro el referendum de autodeterminacion" (71). Despues de hacer una comparacion con los resultados del estatut, de defender la fiabilidad y operatividad del censo, asi como de mostrar reconocimiento "a los votantes del Si y los del No, y a los del voto en blanco" (72), insistio en que "con los resultados del referendum del 1 de octubre Cataluna se ha ganado el derecho a ser un Estado independiente" (73). Y una vez que habia suspendido dicha declaracion se comprometio en "avanzar en las demandas del pueblo de Cataluna a partir de los resultados del 1 de octubre" (74).

En ambos casos se detecta claramente como los resultados del 1 de octubre tenian para Puigdemont--aunque no solo para el, pues todos los lideres independentistas formularon sentencias similares--plena legitimidad democratica como para hablar por el conjunto de la sociedad catalana y representarla. Ahi quedaron en evidencia los deficits democraticos de su propia concepcion puesto que tal "voluntad colectiva de ser" (75) representaba solo a una parte de Catalunya obviando la dimension plural, y pluralista, de la sociedad catalana, de ahi que dicho planteamiento no conforme una identidad politica comun, sino una parcial al representar solo a una parte insuficiente como para pretender expresar el todo. Este es el problema democratico en el que se encuentra el actual independentismo catalan y que no ha podido resolver pese a su empeno por agrandar su base social y politica. Y al quedar, tal y como hemos visto con anterioridad, esta identidad parcial definida de manera dicotomica, lo que hace es alimentar la division social (76) y la polarizacion abriendo una sima en el seno de la sociedad catalana, pudiendose hablar, como hace Basaguren, de dos naciones dentro de Catalunya (77). El peso de determinados elementos identitarios dicotomicos genera serias dificultades en el independentismo como para mirar a aquellos catalanes y aquellas catalanas que no quedan reflejadas en su concepcion.

Y desde un punto de vista sociologico tambien se confirma esta separacion entre ambos mundos. En este sentido se expresaba un estudio que mostraba como el sentimiento independentista no habia sido capaz de penetrar en la otra mitad de la sociedad catalana, conformandose dos realidades que se mueven en paralelo (78). Una dimension no inclusiva de dicha identidad independentista que tendra, como contrapartida, cierta expresion politico-social en la manifestacion del 8 de octubre de 2017 (y en la del 29 del mismo mes) celebrada en Barcelona, la cual hara visible colectivamente a una parte de la ciudadania catalana que no ha contado en nada para este proces (79).

Pero los problemas normativos de esta identidad parcial no acaban aqui. Queda por plantear que tipo de relacion se da entre esa parte de la sociedad catalana que no forma parte de dicha identidad y el "adversario" del que se ha hablado en apartados anteriores.

Para llevar a cabo esa relacion el tropo que es preciso analizar es el de la metafora. Una metafora supone establecer una relacion de identificacion entre dos terminos (o entidades) entre los que hay alguna--y por tanto no completa--semejanza. Toda metafora tiene tres componentes que son: el primer y segundo termino de la comparacion y la supuesta cualidad comun. Puede que estos tres elementos no siempre aparezcan de forma explicita, no pudiendo faltar el segundo termino de la comparacion; cuando solo aparece este la metafora sera calificada de implicita.

En el caso que nos ocupa, este segundo termino es el de la Espana irreformable; el primer termino es la sociedad catalana no independentista y la cualidad comun el no sentirse "solo catalan" (o para ser mas preciso: no sentirse independentista). La metafora implicita de la Espana irreformable supondra una identificacion de esta con la sociedad catalana no independentista de tal modo que esta quedara subsumida en lo que esta metafora contiene: autoritarismo, petrificacion, inmovilismo, anticatalanismo, etc.

La identificacion que se establece entre la Espana irreformable--el exterior constitutivo que se nombra y "contra el que se esta"--y la parte de Catalunya no independentista--el interior constitutivo que no se nombra y que no se incluye --hace que ese sector de la sociedad catalana dificilmente pueda ser reconocido como parte de la identidad politica del actual independentismo catalan puesto que queda situado tan fuera como supuestamente lo esta el exterior constitutivo. Una identificacion que recorre gran parte de las Hojas de Ruta en las que se aborda dicha cuestion --sin practicamente modificacion alguna sobre este menester--en donde la manera habitual de acercarse a esa parte de la sociedad catalana es casi ni nombrarla (80). Un tropo metaforico que conlleva todo un ejercicio de exclusiones que en nada ayuda a la formulacion democratica y pluralista de dicha identidad politica, expresando una concepcion homogenea y sesgada de la sociedad catalana.

Esta identificacion entre ambas realidades no solo tiene efectos narrativos, sino tambien cierto reflejo social. Belen Barreiro se ha referido a esta identificacion en un estudio que hizo para MyWord en noviembre de 2017 y que ejemplifica bien este tropo metaforico. Con el discurrir del tiempo, antes no era asi, y sobre todo en el ultimo ano, "se constata la division en dos bloques de la sociedad catalana... Ahora hay una mitad de la sociedad catalana que es igual que la espanola" (81) conformandose dos sociedades: "la de los catalanes no independentistas junto con el resto de espanoles frente a los catalanes independentistas" (82). Y a esa parte de la sociedad catalana no independentista no se dirigen ni los politicos no independentistas "ni sobre todo los politicos independentistas" (83).

Ya analicemos su relato o atendamos a otros estudios sobre la pervivencia de ciertos items en la ciudadania catalana, se constata que el independentismo actual tiene un muro que no ha podido asaltar y que dificilmente lo podra hacer mientras su identidad politica tenga por motor la no inclusion de una parte de Catalunya y, a la vez, la esencializacion de Espana como realidad irreformable. El irreformable esencialismo que proyecta sobre Espana es directamente proporcional a la falta de escucha que tiene sobre la otra Catalunya que no nombra porque--como sujeto constituyente--queda fuera de su identidad politica no siendo necesaria su participacion en su proceso deliberativo. De este modo, la dicotomia que se formula entre Espana vs Catalunya, se traslada hacia dentro de la propia sociedad catalana siendo, ahora, una dicotomia interior (84).

Afectos democraticos y politica de abandonos

Es esta metafora la que completa el proceder por el cual la identidad politica independentista saca fuera del proceso deliberativo de su proyecto politico a una parte significativa de la sociedad catalana, lo cual afecta no solo a sus resultados, sino a la matriz retorica y conceptual desde la que se piensa dicha realidad. Una matriz de falta de pluralismo e inclusividad, y por tanto de democracia, que viene cargada de creencias, pero tambien de ciertas emociones que, relacionadas con estas, quedan desplazadas en esta concepcion.

A la hora de pensar la relacion entre afectos y creencias politicas una pregunta importante que hay que responder, desde el punto de vista democratico, es la de "que sentimientos, que afectos resultan pertinentes para la deliberacion politica" (85).

A lo largo de todo el proces, e incluso antes si levantamos la vista mas alla de Catalunya y se observa la realidad politica espanola, se detectan toda una serie de emociones que van emergiendo y que juegan un papel muy importante en su desarrollo. Suele ser comun afirmar que en el actual independentismo catalan hay mucho de emocional (y por anadidura poco de racional). Cuando tal proposito pretende senalar la "actitud mitica" (86), visceral y semi-religiosa que en muchos momentos lo acompana es una disyuntiva atinada. Pero si se quiere profundizar algo mas, es necesario hacer una aproximacion mas honda. Es deseable pararse a pensar (87).

El enfoque teorico que hemos tomado en este articulo permite desplegar una perspectiva mas compleja. No solo porque establece relaciones entre ciertas pasiones y ciertas creencias y/o pensamientos, sino tambien porque pretende analizar en concreto que emociones se ponen en juego y cuales no--y como--, no haciendo un uso abstracto de las mismas.

Cuando en 2010 se abrio una estructura de oportunidades politicas tras la acumulacion de diferentes malestares que generaron una insatisfaccion con el proceso autonomico, se abrio un campo emocional que venia caracterizado por una indignacion. Esta estaba justificada en tanto en cuanto habia unos objetos determinados (crisis politica, territorial, economica, etc) que la causaba y hacia los que esta se dirigia de tal modo que se pensaba que lo que estaba ocurriendo era injusto. Esta indignacion era una emocion de una profunda transversalidad, tal y como se aprecio en diferentes momentos, que abarcaba una variedad enorme de sensibilidades politicas y sociales. La indignacion es, como senala Nussbaum, uno de los afectos democraticos mas caracteristicos ya que ayuda a reforzar la reivindicacion democratica contra la injusticia.

Es verdad que ante esta indignacion habria sido preciso dar respuesta en el sentido planteado por Quintiliano, es decir, de una mano abierta con capacidad para conectar con dicha insatisfaccion hondamente sentida; y hacerlo de tal manera que nuestra democracia se ampliara. Tal cosa no se dio ni por parte de los actores politicos catalanes ni de las formaciones politicas del conjunto del pais. En el gobierno espanol primo un quietismo politico, atrincherado en un positivismo juridico radical --alargado en el tiempo--, que expresaba indolencia ante dicho malestar. Por el contrario, si hubo una parte de la sociedad y de la politica catalana que ante esa insatisfaccion reacciono de una forma activa; reaccion que fue la que dio pie al nacimiento del actual independentismo catalan.

La primera emocion que se puede detectar en la propuesta llevada a cabo por los sectores independentistas fue reinterpretar lo que era una situacion de insatisfaccion e indignacion cargada de agravio, ampliamente compartida por la sociedad catalana, a otra en terminos de "humillacion al pueblo catalan". Si como hemos visto la indignacion es necesaria para el buen ejercicio de la democracia, la humillacion no cabe en esta (cuando se da indica algo insoportable para la democracia). Este cambio fue incorporado como tal en el relato politico del independentismo. Esto supuso una lectura intensiva del malestar y, a la vez, una tergiversacion y reduccion del mismo--en cuanto a su amplitud--pues no todos--ni gran parte--de quienes criticaban, por ejemplo, la sentencia del Tribunal Constitucional se identificaban con dicha emocion y menos aun con el deseo de crear un Estado propio (88).

Del mismo modo definir un adversario tan marcadamente negativo como es el de la Espana irreformable (sinonima de autoritaria, centralista, no democratica, antigua, etc.) que, a su vez, quedaba identificado con una parte de la sociedad catalana, tenia el riesgo de hacer emerger otra de las emociones a desterrar en un sistema democratico. Si alguien queda identificado con un juicio tan negativo que afecta a su identidad politica y cultural por el hecho de posicionarse en contra de, y frente a, posturas independentistas, y si esta identificacion ademas lleva el aval de la institucion politica y de la corriente politica hegemonica como es el nacionalismo catalan, ?cual es la emocion que probablemente florecera? ?No cabe pensar que pueda sentirse verguenza por situarse en dicho planteamiento ante la presion existente? Y si fuera asi, ?en que medida dicho sentimiento supondria socavar su fuente democratica?

Una sociedad democratica tiene razones poderosas para sentirse incomoda respecto de la verguenza debido a la gran importancia que atribuye al valor igualitario entre las personas y a nociones relacionadas con el respeto hacia uno mismo y los otros. Sin embargo, la verguenza tiene "un vinculo intimo con la jerarquia social y con una cultura publica que expresa la creencia de que las personas son desiguales en cuanto a su valor" (89).

Con todo, la emocion que mas brillo por su ausencia en la identidad politica independentista fue la falta de compasion (o simpatia) democratica y de empatia. La articulacion de la identidad politica independentista como una identidad politica parcial que no escuchaba a la otra parte de la sociedad catalana supuso la ausencia de una actitud compasiva y empatica para con quienes ni se nombra.

La empatia es "la capacidad de imaginar la situacion del otro, tomando con ello la perspectiva de ese otro... Requiere de nosotros que nos introduzcamos en el problema o la dificultad del otro, y eso precisa, a su vez, tanto una distincion entre el yo/nosotros y el otro, como un desplazamiento imaginativo" (90). Es una experiencia que requiere de una imaginacion vivaz del otro que no forma parte de mi grupo. En sentido estricto, no es sinonima de compasion y forma parte del debate filosofico si es necesaria para esta o no, aunque cuanto menos es de "una gran ayuda para la compasion" (91). Pero ya forme parte de la compasion o no, la empatia, en la concepcion de la identidad politica del actual independentismo catalan, tal y como hemos venido explicando a lo largo de estas paginas, no estuvo presente a la hora de imaginar al otro desde el momento en que no se tiene en cuenta--siendo indiferente, que es el antonimo de empatia--a aquella parte de la sociedad catalana que de algun modo se tendria que representar. Estuvo presente entre los propios--los unos diria Todorov--, pero no entre los "extranos"--los otros, al decir de este mismo autor--.

Algo similar ocurrira con la compasion. La compasion (o simpatia) es "una emocion dolorosa orientada hacia el sufrimiento grave de otra criatura o criaturas" (92). Esta viene caracterizada por varios elementos. Supone reconocer gravedad en el sentimiento ajeno, es decir, que "la persona que siente esa emocion piensa que otra esta sufriendo de un modo importante y no trivial" (93). Tambien significa que el padecimiento del otro--por ejemplo la posible angustia de no verse representado en las decisiones que se iban tomando de cara a la Declaracion Unilateral de Independencia --no es culpa suya. Y, por ultimo, requiere un razonamiento eudonomico, esto es, un juicio que "situa a la persona o personas que sufren entre las partes importantes de la vida de la persona que siente la emocion compasiva" (94). Es decir, supone reconocer que quien padece no es culpable de tal situacion y que se valora como importante lo que el otro siente y que eso es importante para uno mismo.

Sin embargo, poco de esto emergio en el discurso publico de dicha identidad politica. Igual si se pensaba en el ambito privado, pero no formo parte del espacio publico democratico ni del proceso deliberativo en la toma de ciertas decisiones que comprometian a otras personas y a sus destinos. Los concretos ejercicios de sinecdoque y metafora llevados a cabo no ayudaron a que esta emocion floreciera de cara a los otros, aunque si lo hiciera, de nuevo, entre los propios.

Cuando se identifica a una parte de la sociedad catalana o a una sociedad entera (Espana) con lo hecho por su gobierno o sus representantes--los cuales son los causantes del mal--dificil es que emerja una idea de no culpabilidad hacia esa poblacion, aunque sea en el ambito de lo no consciente; cuando se confunde la parte con el todo del modo en el que se hizo no reconociendo al interior constitutivo de la sociedad catalana, dificil es que se pueda pensar que lo que el otro siente es importante ya que el pensamiento eudaimonista (me importa lo que te importa) esta ausente. Lo que hay es indiferencia e insensibilidad, los antonimos justamente de la compasion, como senalabamos mas arriba. Y cuando esta no se da puede terminar ocurriendo que se convierta "en extranjeros a tus conciudadanos" (95), facilitando asi la division social.

Esta forma de definir la identidad politica por parte del actual independentismo catalan--falta de inclusion y pluralismo--lo que suele conllevar es la emergencia de cierto narcisismo (96), el cual choca con la experiencia compasiva y empatica, aunque, por el contrario, si es perfectamente compatible con la pieta.

Esta falta de empatia y compasion hacia las otras maneras de sentirse parte de una sociedad plantea problemas especiales si se aspira a la igual dignidad de todas las formas de identificacion que se pueden dar dentro de una ciudadania; problemas que deben abordarse "no solo mediante la aplicacion de reglas que promuevan esa igualdad de respeto, sino tambien por medio del juego y de la simpatia imaginativa, en un ejercicio que incluya la vulnerabilidad y la disposicion a renunciar a la omnipotencia" (97).

Asi, la forma en la que la identidad politica independentista catalana se fraguo produjo una "politica de abandono" (98) hacia una parte muy significativa de la sociedad catalana que es preciso destacar por su deficit democratico; abandono, huecos emocionales, que tampoco la otra parte en controversia relleno. Y es que las carencias afectivas senaladas tambien estuvieron presentes--desde el punto de vista del discurso publico--en aquellas formaciones politicas del conjunto del pais--a la cabeza de todas, el gobierno espanol--que debian responder satisfactoriamente ante tales demandas y tampoco lo hicieron. Tales indolencias no ayudaron a reforzar los lazos afectivos entre diferentes que son tan necesarios, segun la perspectiva teorica planteada, para el buen funcionamiento de la democracia; mas bien los congelo. En este vacio emocional de empatia y compasion los errores fueron compartidos. Y sus posibles consecuencias sociales repercutiran sobre el conjunto de la sociedad catalana.

Como dice Roiz, "empieza a echarse en falta una democracia pacifica, trabajadora y cotidiana, con sitio para hombres, mujeres e infantes, que cuide con garantias aqui y ahora de nuestras vidas, y que no inhiba ni anule nuestra espiritualidad" (99).

Concluyendo

Tras este recorrido, se puede concluir con que el deficit democratico de la propuesta independentista no afecta solo a su legalidad. Es cierto que este aspecto cobro protagonismo a partir de septiembre de 2017, ante lo cual conviene recordar la consideracion que hizo Dion cuando afirmaba que "la democracia y el principio de legalidad son inseparables" (100).

Tampoco su deficit se encuentra solo en la cantidad de apoyo recabado. Es verdad que el movimiento independentista afirma su vocacion mayoritaria. Pero a dia de hoy no llega ni al 50 %, ni a otros porcentajes mayores y mas deseables para abordar una cuestion tan relevante como la que se plantea. Este hecho hace que no tenga legitimidad democratica para imponer sus planteamientos al conjunto de la sociedad catalana.

Tambien es cierto que ha obtenido reiterados resultados a lo largo de este lustro, los suficientes como para formar legitimamente un govern y para que cualquier solucion politica pase por tener en cuenta dicha realidad (101), a la par que la otra parte tambien debe ser escuchada porque, de lo contrario, no habra solucion democratica viable.

Pero estos dos problemas no son los unicos que hay puestos encima de la mesa. Hay otro, que es el que se ha pretendido abordar en este articulo, de caracter teorico y normativo, que es previo y motiva el de indole practica, que afecta a la definicion de su identidad politica. Y lo hace de tal modo que si fueran fieles a la identidad politica del pais que defienden ocurriria que solo cabria una parte de la sociedad catalana en ella, lo que refleja deficits y serias debilidades democraticas en su formulacion por su falta de pluralismo e inclusion; debilidades que afectan tambien a su escasa fortaleza emocional democratica, pues ni la empatia ni la compasion (simpatia) con los otros --dos de los afectos cruciales para una buena democracia--hacen acto de presencia en su identidad politica (102).

Por todo ello, cabe afirmar que la identidad politica propuesta por el actual movimiento independentista catalan es un identidad politica parcial y particular y no una identidad politica comun y pluralista y, por tanto, sin el suficiente fundamento democratico como para llevar a cabo su proposito.

Por el contrario, una identidad politica comun y pluralista supondria crear un tipo de identidad nueva, de caracter transversal, que una a partes diferentes en aras de un proyecto inclusivo y plural de pais. Una identidad politica que si quiere ser democraticamente sostenible deberia ser capaz de expresar los sentidos eticos y emocionales de una parte realmente significativa de la sociedad (103). Y es que la democracia no es solo una cuestion de apoyos y procedimientos legales, que tambien, sino de valores y concepciones normativas.

Referencias bibliograficas

AA. VV., Libro Blanco de la Transicion Nacional de Cataluna. Sintesis, Generalitat de Catalunya, Barcelona, 2014.

Alvarez Junco, Jose, Mater dolorosa, Taurus, Madrid, 2017.

Alvarez, Javier, "Entrevista": eldiario.es (14-11-2017). Disponible en: https://www.eldiario.es/politica/dirigentes-independentistas-barbaridades-conducta-rebelion_0_707980198.html (1-3-2018).

Assemblea Nacional Catalana, Declaracio de la Confererencia Nacional per l'Estat propi, Barcelona, 30 de abril de 2011. Disponible en: https://assemblea.cat/index.php/documents/ (15-9-2018).

--, Full de Ruta 2012: Linies estrategiques i propostes d'actuacio, Barcelona, 10 de marzo de 2012. Disponible en: Disponible en: http://ipaz.ugr.es/wp-content/uploads/2018/05/3.-Full-de-Ruta-2012-marzo-10..pdf (1-3-2017).

--, Full de Ruta 2013: Full de Ruta aprovat en l'Assemblea General del 16 de marc de 2013, Girona, 16 de marzo de 2013.

--, Assemblea General ordinaria 2015. Ponencia Marc (2015- 2016), Lleida, 12 de abril de 2015.

Barreiro, Belen, "Hoy por hoy": Cadena SER (23-11-2017). Podcast y transcripcion disponibles en: http://play.cadenaser.com/audio/001RD010000004808159/?leer=on (1-3-2018).

Basaguren, Alberto Lopez, "Demanda de secesion en Cataluna y sistema democratico. El proces a la luz de la experiencia comparada": Teoria y realidad constitucional, no. 37 (2016), pp. 163-185.

Bobbio, Norberto, The future of Democracy, Polity Press, Cambridge, 1987

Centre d'Estudis d'Opinio, Barometre d'Opinio Politica, 1 onada 2017, Generalitat de Catalunya, Barcelona, 2017. Disponible en: http://ceo.gencat.cat/ca/barometre/detall/index.html?id=6168 (1-3-2018).

Costas, Anton, El final del desconcierto, Peninsula, Barcelona, 2017.

Diaz, Elias, "Legitimidad democratica versus legitimidad positivista y legitimidad iusnaturalista", en AA. VV, Anuario de Derechos Humanos, no. 1, Universidad Complutense de Madrid, Madrid,1981.

Dion, Stephane, "Entrevista": El Pais (25-11-2003). Disponible en: https://elpais.com/diario/2003/11/25/espana/1069714810_850215.html (1-3-2018).

--, "Un referendum de autodeterminacion es un traumatismo social": La Vanguardia (10-3-2014). Disponible en: www.lavanguardia.com/politica/20140310/54402966310/stephane-dion-un-referendum-de-autodeterminacion-es-un-traumatismo-social.html (1-3-2018).

--, "La democracia y el principio de legalidad son inseparables": El Pais (22-7-2017). Disponible en: https://elpais.com/politica/2017/07/22/actualidad/1500733917_804383.html (1-3-2018).

Fernandez-Llebrez, Fernando, "Democratizacion de las identidades, transgenerismo y malestares de genero": Desafios, vol. 27, no. 2 (2015), pp. 99-143.

Fisas, Vicenc, "El temps i el metode en la politica catalana": Ara.cat (28-12-2017). Disponible en: https://www.ara.cat/opinio/vicenc-fisas-temps-metode-politica-catalana_0_1933006688.html (1-3-2018).

Gabilondo, Inaki, "Ya estamos todos despiertos": El Pais (9-10-2017). Disponible en https://elpais.com/elpais/2017/10/09/la_voz_de_inaki/1507532368_744982.html (1-3-2018).

Garcia Rovira, Anna Ma. (ed.), Espana, ?nacion de naciones?, Serie Ayer, 35, Marcial Pons, Madrid, 1999.

Generalitat de Catalunya, LLEI 19/2017, del 6 de setembre, del "Referendum d'autodeterminacio": Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya, Barcelona, 2017.

Graupera, Jordi, "El desbordamiento": El Nacional.cat (17-2-2018). Disponible en: https://www.elnacional.cat/es/opinion/jordi-grauper-el-desbordamiento_240057_102.html (1-3-2018).

Grupo OEC, "La Cataluna inmune al proces", Barcelona, 20 de abril de 2017. Disponible en: https://www.societatcivilcatalana.cat/sites/default/files/docs/La-Cataluna-inmune-vf.pdf (1-3-2018).

Juaristi, Jon, "Identidad politica y politica de identidades": Letras libres, no. 5 (2002), pp. 40-45.

Juliana, Enric, "La Espana de los pinguinos": La Vanguardia (8-10-2017). Disponible en: https://www.lavanguardia.com/opinion/20171008/431878716908/la-espana-de-los-pinguinos.html (1-3-2018).

Lopez Basaguren, Alberto, "Hablemos (de nuevo) de nacion": El Correo (27-11-2016), p. 2. Disponible en: http://www.pensamientocritico.org/alblop1216.pdf (15-9-2018).

Maiz, Ramon, "La hazana de la razon: la exclusion fundacional de las emociones en la teoria politica moderna": Revista de Estudios Politicos, no. 149 (2010), pp. 11-45.

Munoz Machado, Santiago, Informe sobre Espana, Critica, Barcelona, 2014.

--, "Anomia catalana": La Vanguardia (10-2-2018). Disponible en: www.lavanguardia.com/opinion/20180210/44652016033/anomia-catalana.html (1-3-2018).

Munoz, Jordi, La construccion politica de la identidad espanola, CIS, Madrid, 2013.

Nussbaum, Martha, El ocultamiento de lo humano, Katz, Buenos Aires, 2006.

--, Emociones politicas, Paidos, Barcelona, 2014.

Puigdemont, Carles, "Declaracion integra del President", en Marta Lasalas, "Puigdemont llevara al Parlament la declaracion de independencia": El Nacional.cat (1-10-2017). Disponible en: https://www.elnacional.cat/es/politica/puigdemont-parlament-declaracion-independencia-referendum_197643_102.html (1-3-2018).

--, "Mensaje integro de la comparecencia del President Puigdemont ante el pleno del Parlament": Madridiario (10-10-2017). Disponible en: https://www.madridiario.es/449161/discurso-mensaje-comparecencia-puigdemont (1-3-2018).

Quintiliano de Calahorra, Obra completa, Universidad Pontificia de Salamanca, Salamanca, 1996.

Roiz, Javier, La recuperacion del bien juicio. Teoria politica en el siglo veinte, Editorial Foro Interno, Madrid, 2003.

Sanchez-Cuenca, Ignacio, La confusion nacional. La democracia espanola ante la crisis catalana, Los Libros de la Catarata, Madrid, 2018.

Todorov, Tzvetan, Los enemigos intimos de la democracia, Galaxia Gutenberg, Madrid, 2012.

Vazquez, Silvina, Identidad nacional y autogobierno. Un estudio cualitativo sobre las configuraciones identitarias nacionales en la Cataluna contemporanea, Monografies, Centre d'Estudis d'Opinio (CEO), Generalitat de Catalunya, Barcelona, Julio 2013.

Villaverde, Maria Jose, "Un conservador en el Siglo de las Luces: Jean-Jacques Rousseau": Revista de Estudios Politicos, no. 58 (1987), pp. 243-266.

Walzer, Michael, Pensar politicamente, Paidos, Barcelona, 2010.

Fernando Fernandez-Llebrez (1)

(1) Facultad de Ciencias Politicas y Sociologia, Universidad de Granada (Espana)

E-mail: ffllebrez@gmail.com

(2) Preponderancia que afectara tanto a la dimension social como politica del mismo, pues conviene senalar que dicho movimiento es social y, desde 2012, tambien politico-institucional.

(3) Para una conceptualizacion y critica a ese positivismo, vease Elias Diaz, "Legitimidad democratica versus legitimidad positivista y legitimidad iusnaturalista", en AA. VV., Anuario de Derechos Humanos, no. 1, Universidad Complutense de Madrid, Madrid, 1981.

(4) Sobre la judicializacion del proces, vease Javier Alvarez, "Entrevista": eldiario.es (14-11-2017). Disponible en: https://www.eldiario.es/politica/dirigentes-independentistas-barbaridades-conducta-rebelion_0_707980198.html (1-3-2018).

(5) Para un analisis critico y oportuno sobre la democracia legalista llevada a cabo por el gobierno espanol, vease Ignacio Sanchez-Cuenca, La confusion nacional. La democracia espanola ante la crisis catalana, Los Libros de la Catarata, Madrid, 2018.

(6) Javier Roiz, La recuperacion del bien juicio. Teoria politica en el siglo veinte, Editorial Foro Interno, Madrid, 2003, p. 63.

(7) Ibid., p. 37.

(8) Ibid., p. 44.

(9) Ibidem.

(10) Como indica Ramon Maiz, emplearemos como sinonimos estos tres terminos, "solo a los limitados efectos de nuestro objetivo en estas paginas". Ramon Maiz, "La hazana de la razon: la exclusion fundacional de las emociones en la teoria politica moderna": Revista de Estudios Politicos, no. 149 (2010), p. 13.

(11) Roiz, La recuperacion del buen juicio, p. 38.

(12) Ibid., p. 39.

(13) Vease Martha Nussbaum, Emociones politicas, Paidos, Barcelona, 2014, pp. 175 y ss. Con todo, es preciso hacer una critica a algunos de los presupuestos de Martha Nussbaum, como su escasa critica a la vigilancia o el lugar que ocupa la imaginacion en la compasion.

(14) Ibid., p. 175.

(15) Roiz, La recuperacion del buen juicio, p. 41.

(16) Maiz, "La hazana de la razon", p. 42.

(17) Ibidem.

(18) Ibidem.

(19) Roiz, La recuperacion del buen juicio, p. 13.

(20) Vease Tzvetan Todorov, Los enemigos intimos de la democracia, Galaxia Gutenberg, Madrid, 2012.

(21) Entenderemos por sinecdoque la identificacion, siempre compleja y problematica, entre las partes y el todo. Vease Quintiliano de Calahorra, Obra completa, Universidad Pontificia de Salamanca, Salamanca, 1996, tomo III, libros VII-IX, p. 249.

(22) Maiz, "La hazana de la razon", p. 40.

(23) Para la cuestion del pluralismo, acudase a Michael Walzer, Pensar politicamente, Paidos, Barcelona, 2010, pp. 131 y ss; Chantal Mouffe, El retorno de lo politico, Paidos, Barcelona, 1999, pp. 62 y ss; Norberto Bobbio, The future of Democracy, Polity Press, Cambridge, 1987, pp. 25 y ss.

(24) Mouffe, El retorno de lo politico, pp. 62 y 63.

(25) Ibid., p. 96.

(26) Como indica Mary Kaldor la identidad politica no es lo mismo que la "politica de identidad" y en concreto se contrapone a "la nueva politica de identidades [que] consiste en reivindicar poder basandose en etiquetas" que tienden a la fragmentacion y la exclusion. Citado por Jon Juaristi, "Identidad politica y politica de identidades": Letras libres, no. 5 (2002), p. 42. Para una critica a las politicas de identidad, vease Fernando Fernandez-Llebrez, "Democratizacion de las identidades, transgenerismo y malestares de genero": Desafios, vol. 27, no. 2 (2015), pp. 99-143. Para una aproximacion a la construccion de la identidad espanola, vease, entre otros, Jordi Munoz, La construccion politica de la identidad espanola, CIS, Madrid, 2013; y Jose Alvarez Junco, Mater dolorosa, Taurus, Madrid, 2017.

(27) Mouffe, El retorno de lo politico, p. 98.

(28) "Es definida en els punts aprovats per la Conferencia Nacional per l'Estat propi". Assemblea Nacional Catalana, Full de Ruta 2012: Linies estrategiques i propostes d'actuacio, Barcelona, 10 de marzo de 2012, p. 5. Disponible en: http://ipaz.ugr.es/wp-content/uploads/2018/05/3.-Full-de-Ruta-2012-marzo-10..pdf (1-3-2017).

(29) Pregunta 29: "Creu que Catalunya ha assolit...". Centre d'Estudis d'Opinio (CEO), Barometre d'Opinio Politica, 1 onada 2017, Generalitat de Catalunya, Barcelona, 2017. Disponible en: http://ceo.gencat.cat/ca/barometre/detall/index.html?id=6168 (1-3-2018).

(30) Entendemos por "contextos de recepcion" las situaciones en las que se percibe un texto--o un discurso (speech)--que influye de manera importante en su interpretacion. Teun van Dijk, "Algunos principios de una teoria del contexto": Revista Latinoamericana de Estudios del Discurso, vol. 1, no. 1 (2001), pp. 69-81.

(31) "Que l'opinio publica de Catalunya es manifesta majoritariament insatisfeta amb el grau d'autonomia i de capacitat de decisio de que gaudeixen els catalans". Assemblea Nacional Catalana, Declaracio de la Confererencia Nacional per l'Estat propi, Barcelona, 30 de abril de 2011, p. 1. Disponible en: https://assemblea.cat/index.php/documents/ (15-9-2018).

(32) "Els que es proposen des d'Espanya". Ibidem.

(33) "La historia demostra que tots els gestos cap a Catalunya, o han estat d'hostilitat o d'indiferencia, o son falses propostes fetes exclusivament per calmar situacions conjunturals de descontentament o reivindicacio general a Catalunya". Assemblea Nacional Catalana, Full de Ruta 2013: Full de Ruta aprovat en l'Assemblea General del 16 de marc de 2013, Girona, 16 de marzo de 2013, p. 3.

(34) "Catalunya es tractada... com una colonia, segons la logica del dret de conquista". Ibidem.

(35) "Que la via autonomica iniciada amb la transicio democratica, no nomes no ens permet avancar en la reconstruccio nacional, sino que, el que es encara pitjor, ens fa retrocedir, conduint-nos inexorablement a la desaparicio de la nostra cultura, de la nostra llengua i, en definitiva, de la nacio catalana. Aquest proces ens porta, tambe, a l'empobriment economic i intel*lectual de tota la societat catalana, tant a nivell individual com a nivell col*lectiu". Assemblea Nacional Catalana, Full de Ruta 2012, p. 3.

(36) "Que, sota l'aparenca de modernitat, mante els objectius unificadors i homogeneitzadors castellans que sempre l'han caracteritzada... Despres de mes de trenta anys, el model autonomic espanyol demostra ser incapac de respondre a les nostres expectatives d'autogovern. Aquest fracas s'ha esdevingut, entre d'altres raons, perque no ha estat un model fonamentat en el respecte a la realitat plurinacional i plurilinguistica, i perque ha creat estructures socials, culturals, administratives i economiques contraries al desenvolupament de la nacio catalana". Assemblea Nacional Catalana, Declaracio de la Confererencia Nacional per l'Estat propi, p. 1.

(37) "Esta situacion, definitivamente aclarada, desde la optica espanola, por la sentencia del Tribunal Constitucional espanol de 28 de junio de 2010" ("aquesta situacio, definitivament aclarida, des de l'optica espanyola, per la sentencia del Tribunal Constitucional espanyol de 28 de juny de 2010"). Ibidem.

(38) Pues depende de como se defina el termino nacion. Para este menester vease, Alberto Lopez Basaguren, "Hablemos (de nuevo) de nacion": El Correo (27-11-2016), p. 2. Disponible en: http://www.pensamientocritico.org/alblop1216.pdf (15-9-2018).

(39) Vease Anna Ma. Garcia Rovira (ed.), Espana, ?nacion de naciones?, Serie Ayer, 35, Marcial Pons, Madrid, 1999.

(40) Vease Santiago Munoz Machado, Informe sobre Espana, Critica, Barcelona, 2014.

(41) ?Y como maridar esa supuesta Espana de siempre con la iniciativa social "#Hablamos?" que consiguio amplisimas concentraciones de personas a lo largo del pais? Vease Enric Juliana, "La Espana de los pinguinos": La Vanguardia (8-10-2017). Disponible en: https://www.lavanguardia.com/opinion/20171008/431878716908/la-espana-de-los-pinguinos.html (1-3-2018).

(42) Imagen que concuerda con lo senalado por Silvina Vazquez en su estudio Identidad nacional y autogobierno. Un estudio cualitativo sobre las configuraciones identitarias nacionales en la Cataluna contemporanea, Monografies, Centre d'Estudis d'Opinio (CEO), Generalitat de Catalunya, Barcelona, Julio 2013.

(43) "La victoria del PP en les eleccions al Parlament espanyol pot suposar tambe un factor accelerador o potenciador". Assemblea Nacional Catalana, Full de Ruta 2012, p. 4.

(44) "Les relacionades amb l'espoli fiscal al que ens sotmet l'Estat espanyol... a tots els ciutadans Catalans". Ibid., p. 7.

(45) "Tenir present que la crisi economica i financera fara encara mes evident la diferencia de tracte del Govern espanyol a Catalunya en comparacio amb altres territoris de l'Estat espanyol". Assemblea Nacional Catalana, Assemblea General ordinaria 2015. Ponencia Marc (2015-2016), Lleida, 12 de abril de 2015, p. 7.

(46) "Cal que el govern catala acceleri el proces negociador, no afluixi en les seves posicions ni ens vulgui fer veure el que no es... L'ANC ha d'emmarcar el pacte fiscal en el cami cap a la consecucio de l'Estat propi". Assemblea Nacional Catalana, Full de Ruta 2012, p. 8.

(47) "L'Estat no dona suport als habitants de Catalunya i perjudica notoriament les seves possibilitats de mantenir i incrementar el nivell de vida i benestar social que la capacitat productiva i intellectual del pais permetria, disminuint i limitant conscientment les potencialitats del nostre desenvolupament economic i social". Assemblea Nacional Catalana, Declaracio de la Confererencia Nacional per l'Estat propi, p. 1.

(48) "Genocidi cultural". Ibidem.

(49) "O l'inici d'un proces d'independencia que ens porti a la constitucio d'un estat propi". Ibidem.

(50) Para un ejemplo reciente de ello, vease Jordi Graupera, "El desbordamiento": El Nacional.cat (17-2-2018). Disponible en: https://www.elnacional.cat/es/opinion/jordi-grauper-el-desbordamiento_240057_102.html (1-3-2018).

(51) "La comunitat de llengua, de cultura, de dret, de tradicions i en una estructura social i economica semblant". Assemblea Nacional Catalana, Declaracio de la Confererencia Nacional per l'Estat propi, p. 1.

(52) "Es fonamenta en la voluntat collectiva de ser, la seva identitat cultural i el catala com a llengua comuna del nostre pais, aixi com de l'occita-aranes a l'Aran, sense perjudici del respecte per a les altres llengues que hi son presents". Assemblea Nacional Catalana, Full de Ruta 2013, p. 3.

(53) "Mes unida que mai entorn de la independencia com a unic futur possible". Assemblea Nacional Catalana, Full de Ruta 2012, p. 3.

(54) "Aquest objectiu es inherent a la condicio de nacio". Ibid., p. 7.

(55) "La condicio de nacio va aparellada a la tinenca d'un aparell d'Estat". Ibidem.

(56) "Que l'Estat propi es la millor eina per aconseguir majors cotes de benestar, de llibertat, d'igualtat i de justicia". Ibid., p. 8.

(57) "Permanencia dins l'Estat espanyol". Ibid., p. 7.

(58) "La via autonomista s'ha acabat". Ibidem.

(59) "Sentiment de pertinenca", Pregunta C700. Centre d'Estudis d'Opinio (CEO), Barometre d'Opinio Politica, 1 onada 2017.

(60) Vazquez, Identidad nacional y autogobierno, p. 23.

(61) Ibidem.

(62) "Sentiment de pertinenca", Pregunta C700. Centre d'Estudis d'Opinio (CEO), Barometre d'Opinio Politica, 1 onada 2017.

(63) Pregunta 30, "Creu que Catalunya hauria de ser...". Centre d'Estudis d'Opinio (CEO), Barometre d'Opinio Politica, 1 onada 2017.

(64) "Que hi hagi una majoria social suficient de ciutadans que la vulguin". Assemblea Nacional Catalana, Full de Ruta 2012, p. 4.

(65) Ibidem.

(66) La cuantia para calibrar dicha mayoria se ha ido modificando con el tiempo. En un principio era, inspirandose en Montenegro, mas del 50 % de participacion y mas del 55 % de los votos afirmativos (ibidem). Al final del proces se quedo solo en mas votos afirmativos que negativos tal y como recogia el articulo 4.4 de la Ley de Referendum de septiembre de 2017. Vease LLEI 19/2017, del 6 de setembre, del "Referendum d'autodeterminacio": Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya, Barcelona, 2017.

Para una reflexion sobre una mayoria suficiente, vease Alberto Lopez Basaguren, "Demanda de secesion en Cataluna y sistema democratico. El proces a la luz de la experiencia comparada": Teoria y realidad constitucional, no. 37 (2016), pp. 163-185.

(67) Si lo sera formalmente al reconocerle su derecho a voto antes y despues de haberse constituido la "republica catalana". Vease AA. VV., Libro Blanco de la Transicion Nacional de Cataluna. Sintesis, Generalitat de Catalunya, Barcelona, 2014.

(68) Vease Maria Jose Villaverde, "Un conservador en el Siglo de las Luces: Jean-Jacques Rousseau": Revista de Estudios Politicos, no. 58 (1987), pp. 243-266.

(69) "Ja vaig advertir del que passaria si es declarava una DUI sense el suport d'una amplissima majoria (minim de dos tercos); i vaig dir que un referendum declarat illegal per l'Estat, en el qual no se sentirien interpellats els partidaris del no--la immensa majoria dels quals no hi participaria--, no tindria validesa en la mesura que no reflectiria el que pensava tota la poblacio catalana, sense excepcions". Vicenc Fisas, "El temps i el metode en la politica catalana": Ara.cat (28-12-2017). Disponible en: https://www.ara.cat/opinio/vicenc-fisas-temps-metode-politica-catalana_0_1933006688.html (1-3-2018). La reflexion de Fisas constata la pluralidad de opiniones que hay dentro del independentismo, como es su caso.

(70) Carles Puigdemont, "Declaracion integra del President", en Marta Lasalas, "Puigdemont llevara al Parlament la declaracion de independencia": El Nacional.cat (1-10-2017). Disponible en: https://www.elnacional.cat/es/politica/puigdemont-parlament-declaracion-independencia-referendum_197643_102.html (1-3-2018).

(71) Carles Puigdemont, "Mensaje integro de la comparecencia del President Puigdemont ante el pleno del Parlament": Madridiario (10-10-2017). Disponible en: https://www.madridiario.es/449161/discurso-mensaje-comparecencia-puigdemont (1-3-2018).

(72) Ibidem.

(73) Ibid., p. 5.

(74) Ibidem.

(75) Assemblea Nacional Catalana, Full de Ruta 2013, p. 3.

(76) En 2014 Stephane Dion ya advertia de esta posibilidad cuando senalaba que: "un eventual referendum de autodeterminacion en Catalunya podria comportar ciertos peligros y seria un 'traumatismo social' porque no solo separaria a Catalunya de Espana, sino tambien a los mismos catalanes... Todo referendum secesionista es un 'traumatismo social' porque unos quieren quitar a otros su sueno, mientras que otros a uno su conciudadania". Stephane Dion, "Un referendum de autodeterminacion es un traumatismo social": La Vanguardia (10-3-2014). Disponible en: https://www.lavanguardia.com/politica/20140310/54402966310/stephane-dion-un-referendum-de-autodeterminacion-es-un-traumatismo-social.html (1-3-2018).

(77) Basaguren, "Hablemos (de nuevo) de nacion".

(78) Grupo OEC, "La Cataluna inmune al proces", Barcelona, 20 de abril de 2017. Disponible en: https://www.societatcivilcatalana.cat/sites/default/files/docs/La-Cataluna-inmune-vf.pdf (1-3-2018).

(79) Inaki Gabilondo, "Ya estamos todos despiertos": El Pais (9-10-2017). Disponible en: https://elpais.com/elpais/2017/10/09/la_voz_de_inaki/1507532368_744982.html (1-3-2018).

(80) Assemblea Nacional Catalana, Full de Ruta 2012, p. 4.

(81) "En Cataluna vemos dos sociedades: la de los independentistas y la de los no independentistas". Belen Barreiro en el programa "Hoy por hoy": Cadena SER (23-11-2017). Podcast y transcripcion disponibles en: http://play.cadenaser.com/audio/001RD010000004808159/?leer=on (1-3-2018).

(82) Ibidem.

(83) Ibidem.

(84) Ni Espana es igual a esta caricatura homogenea, ni Cataluna a la que se pretende hacer desde otros lares. Ambas son realidades sociales y culturales complejas, plurales y contradictorias.

(85) Maiz, "La hazana de la razon", p. 41.

(86) Manuel Garcia-Pelayo, Los mitos politicos, Madrid, Alianza, 1986, pp. 26 y ss. Son atinadas las palabras de Francis Bacon (1561-1626) cuando criticaba duramente a quienes "hacen leyes imaginarias para republicas imaginarias, y sus discursos son como estrellas, que dan poca luz porque estan tan altas" (citado en Roiz, La recuperacion del buen juicio, p. 32). Palabras de inicios del siglo diecisiete que parecen haber sido escritas hace unos meses.

(87) Lo dicho en este apartado sobre las emociones sirve tambien para explicar parte del comportamiento de otras formaciones politicas de ambito estatal, en concreto aquellas que estan en el gobierno central, actuando muchas veces como vasos comunicantes.

(88) Vease Anton Costas, El final del desconcierto, Peninsula, Barcelona, 2017, pp. 289 y ss.

(89) Martha Nussbaum, El ocultamiento de lo humano, Katz, Buenos Aires, 2006, p. 385.

(90) Nussbaum, Emociones politicas, p. 179.

(91) Ibid., p. 180.

(92) Ibid., p. 175.

(93) Ibid., p. 176.

(94) Ibid., p. 178.

(95) Stephane Dion, "Entrevista": El Pais (25-11-2003). Disponible en: https://elpais.com/diario/2003/11/25/espana/1069714810_850215.html (1-3-2018).

(96) Entendemos por narcisismo "cuando las personas se centran egoistamente en su propia seguridad y satisfaccion e ignoran la de los otros". Nussbaum, Emociones politicas, p. 210.

(97) Nussbaum, Emociones politicas, p. 231.

(98) Roiz, La recuperacion del buen juicio, p. 13.

(99) Ibid., p. 41.

(100) Stephane Dion, "La democracia y el principio de legalidad son inseparables": El Pais (22-7-2017). Disponible en: https://elpais.com/politica/2017/07/22/actualidad/1500733917_804383.html (1-3-2018).

(101) Como afirma Santiago Munoz Machado, "hay que dialogar y negociar, pero nadie se querra sentar al otro lado de la mesa mientras no se pueda emplear un lenguaje inteligible, se reduzca la tension social inducida y se reponga la lealtad a las leyes. [Cuando esto ocurra] podran culpar con mas razon al Gobierno del Estado de su insoportable indolencia". Santiago Munoz Machado, "Anomia catalana": La Vanguardia (10-2-2018). Disponible en: https://www.lavanguardia.com/opinion/20180210/44652016033/anomia-catalana.html (1-3-2018).

(102) Debilidades que nos permiten decir que dicha identidad politica es expresion de un razonamiento dialectico que hace un uso lesivo de ciertos tropos retoricos.

(103) Lo cual significaria traspasar, en la sociedad catalana, las fronteras de uno u otro bloque y/o espacio politico.

Recibido: 16 de marzo de 2018 / Aceptado: 10 de mayo 2018

http://dx.doi.org/10.5209/FOIN.61509
COPYRIGHT 2018 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Fernandez-Llebrez, Fernando
Publication:Foro Interno
Article Type:Ensayo
Date:Jan 1, 2018
Words:14653
Previous Article:Sobre los valores y los principios para la actuacion de los servidores publicos / On the Values and Principles that Determine the Actions of Public...
Next Article:La globalizacion en la redefinicion de lo politico / Globalization and the Redefinition of Politics.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters