Printer Friendly

Resistencias y movilizaciones indigenas contemporaneas en Mexico/Contemporary indigenous resistance and mobilizations in Mexico.

Sumario. 1. Nota metodologica. 2. Introduccion. 3. Del patron diverso de luchas a la constitucion de un movimiento social amplio. 4. De la uniformidad a la diversificacion de las luchas y movilizaciones. 5. La constelacion multiple: una nueva forma de articulacion de las luchas indigenas. 6. Corolario: la candidata indigena en la era de la conformacion diversa de las luchas indigenas. 7. Bibliografia.

1. Nota metodologica

En este escrito las resistencias y movilizaciones indigenas actuales seran consideradas como acontecimientos de una historia larga y sucesiva que han vivido los pueblos indigenas desde la conquista a la fecha. La primera parte de esta historia registra una variedad amplia de movilizaciones, aparentemente reactivas, a traves de las cuales los pueblos indigenas simplemente resistieron y se opusieron a las distintas formas de dominacion que les habrian de imponer primero, los regimenes de la conquista, la colonia y luego, los que resultarian despues de la llamada independencia del reino de Espana. La segunda sucede a finales del siglo XX, cuando por primera vez los pueblos indigenas consiguen establecer una agenda de luchas bastante unificada, a lo largo y ancho del pais, en torno a las demandas de libre determinacion. Y la tercera y mas actual, que es el motivo principal de este ensayo, se caracteriza por presentarse como una constelacion de movilizaciones multiples, localmente situadas, sin vinculos organicos y sin una agenda comun, con lo cual, se rompe con el patron unificado que recientemente observaban las luchas indigenas en el pais. Ante una situacion de esta naturaleza, lo primero que hice fue tratar de identificar alguna linea teorica que facilitara su abordaje. La halle en la propuesta de la llamada "revolucion molecular" sostenida por Felix Guattari (1977) en su libro de titulo semejante, y en el sugerente texto titulado Rizoma que este mismo autor escribiera junto con Gilles Deleuze (1977). Este planteamiento me facilito enormemente la posibilidad de entender a la diversidad de las luchas y resistencias indigenas actuales en su simultaneidad, en su configuracion molecular, alejada de la unicidad molar reciente, pero con conexiones y enlaces rizomaticos altamente dinamicos a traves de los cuales, siendo cada caso unico, mantienen estrecha vinculacion sin anularse y sin subsumirse entre si.

2. Introduccion

En distintos momentos y epocas de la historia de Mexico, los pueblos indigenas han protagonizado diversos episodios de lucha. Algunas de esos acontecimientos formaron parte de grandes gestas historicas, como la guerra de independencia en 1810 y la revolucion mexicana en 1910. En situaciones asi, las luchas de estos pueblos han alcanzado el reconocimiento de actos heroicos, pero en el resto de los casos no. El registro que se tiene de ellas las pone como acontecimientos acotados, de dimensiones menores que ocurrieron en diferentes fechas y lugares entre los siglos XVI y principios del siglo XX, y que merecieron por sus caracteristicas particulares diversas denominaciones, tales como: asonadas, motines, sublevaciones, levantamientos, revueltas, guerras de castas, insurrecciones, rebeliones, etcetera. El libro Etnia, estado y nacion, del destacado historiador mexicano Florescano (1997), expone un recuento de acontecimientos de esta naturaleza. De manera parecida, aunque mas detallada, es la consideracion que presenta el libro: Revuelta, rebelion y revolucion. La lucha rural en Mexico del siglo XV al siglo XX, compilado por Katz (1990). De igual forma, numerosos trabajos dedicados al estudio de los movimientos sociales en el siglo XX registran variadas situaciones en las cuales las comunidades de los pueblos indigenas y sus organizaciones se ven envueltas en episodios de lucha por diversas motivaciones. Varias de estas situaciones parecen cercanas a las que estimulan a los movimientos propiamente campesinos de aquellas epocas que luchaban por la tierra, por creditos, por educacion, por derechos sociales diversos. En otras, las motivaciones entranan causas que estuvieron ligadas a las caracteristicas especificas de los pueblos indigenas, como la lucha por la preservacion de los territorios ancestrales, por el mantenimiento de las tradiciones, de las formas de gobierno y de organizacion social y politica (Warman y Argueta 1993).

En todo caso, lo mas relevante era que, como interesa para este escrito, el patron historico de manifestaciones tendia a ser diverso y no exhibia ningun tipo de articulacion que permitiera referir la existencia de un movimiento social indigena en singular. Pero a partir de la decada de 1970, este escenario de luchas diversas comenzara a transformarse hasta propiciar la generacion de un movimiento social indigena nacional.

3. Del patron diverso de luchas a la constitucion de un movimiento social amplio

A lo largo de la historia, los pueblos indigenas han sufrido todos a la vez afrentas y perjuicios semejantes. Los primeros y mas brutales surgieron con la conquista. Todos los pueblos de la America indigena, sostiene Bonfil (1987), sufrieron de forma subita la suspension de sus proyectos civilizatorios. Convertidos en esclavos, en siervos, o en subditos de un reino lejano, los indigenas del actual territorio mexicano se vieron de pronto bajo el yugo de un orden social que no inventaron, pero que los colocaba en los niveles mas bajos de la estructura social racializada (Grosfoguel y Castro-Gomez, 2007). Ni los regimenes de excepcionalidad, llamados "republicas de indios" en el siglo XIX, ni las politicas indigenistas recientes escapan de ser vias de extension de los agravios compartidos. Pero aun asi, con danos comunes y equivalentes, en ninguna epoca surgiria un movimiento social indigena capaz de enderezar o coordinar una gran movilizacion en todo el conjunto territorial del pais, sino hasta muy avanzada la segunda mitad del siglo XX.

Los factores que propiciaron el cambio que hicieron pasar de un patron diverso de luchas a uno que tendio a ser mas uniforme y englobante, como lo ha reconocido la literatura especializada, parecen haber sido basicamente dos: una coyuntura internacional favorable a las luchas liberadoras de los pueblos originarios, y la accion de una capa de intelectuales indigenas que fue capaz de problematizar el complejo de agravios puntualmente sufridos por los pueblos originarios en cada una de sus regiones como un fenomeno de dimensiones nacionales.

Como la han documentado algunas investigaciones (Argueta y Perez, 2015), la intelectualidad indigena fue procurada por el Estado mexicano, cuando este impulso (fundamentalmente entre las decadas de 1940 y 1970) la capacitacion de un amplio numero de jovenes para que sirvieran de intermediarios entre el Estado y los pueblos indigenas en asuntos educativos, de salud y desarrollo comunitario (Aguirre-Beltran, 1976; De la Pena, 2008). De esa capa de intermediarios, que fue formada principalmente en los internados escolares establecidos por la politica indigenista del Gobierno mexicano, surgiria la intelectualidad indigena (Gutierrez, 2001) que en la decada de 1970 se va a demostrar como la principal impulsora de los derechos a la libre determinacion de los pueblos originarios de Mexico (Sarmiento y Mejia, 1987). Unos anos despues, poca duda quedaba del surgimiento de un movimiento social indigena unico, de dimensiones nacionales. Este movimiento, que pugnaba fundamentalmente por el ejercicio de la libre determinacion a traves de la autonomia, habria de alcanzar su maximo esplendor y apogeo en la decada de 1990.

3.1. La autonomia como elemento unificador de las luchas indigenas entre 1970 y 1990

Como debate y como discusion, el derecho a la libre determinacion al que aludian los intelectuales indigenas mexicanos en la decada de 1970 tenia antecedentes filosoficos y politicos que se remontan hacia el final de la Primera Guerra Mundial. En ese tiempo, este derecho fue la base de la constitucion de la Sociedad de Naciones (en 1920) y, en 1945, de la Organizacion de las Naciones Unidas (ONU). Fue tambien un referente que se uso para justificar la fundacion del Estado de Israel en 1948 (Lerner, 1991). En Nicaragua proporciono los fundamentos para que los indigenas Misquitos, Sumos y Ramas alcanzaran derechos de autonomia en la reorganizacion sociopolitica y constitucional que resulto del triunfo la Revolucion Sandinista en 1979.

Voces indias y quinto centenario (1998) se titula el libro en el que se describe y analiza el ciclo de protestas del que habria de nacer el movimiento social indigena de Mexico. Sarmiento, su autor, habia seguido con acuciosidad la serie de acontecimientos que fueron dandole forma a este fenomeno social de 1970 a 1992. Barre, en su libro Ideologias indigenistas y movimientos indios (1983), tambien describe con mucha claridad este proceso. Tesis universitarias (como la de Altamirano, 1998) y numerosos libros y ensayos--como los Diaz-Polanco (1996), Castellanos y Lopez (1997), Villoro (1994), Ordonez (1999), Lopez (2006), Stavenhagen (2007) y De la Fuente (2008), entre otros--seran dedicados a estudiar los acontecimientos mediante los cuales el movimiento social indigena exige de manera central la autonomia como una forma de instrumentacion del derecho de libre determinacion de los pueblos indigenas.

4. De la uniformidad a la diversificacion de las luchas y movilizaciones

En 1994, cuando se insurreccionaron los zapatistas en el estado de Chiapas, la proyeccion autonomista del movimiento indigena era inequivoca (Poole, 2009). Por eso, aunque este ejercito se habia levantado defendiendo un amplio catalogo de demandas, sus bases indigenas, que siempre fueron la mayoria, lo van a inducir, pocos dias despues de su aparicion publica, a declararse fundamentalmente a favor de la autonomia indigena (Le Bot, 1997). Desde entonces, esta se convertiria en el tema principal de las negociaciones y de los acuerdos que este ejercito lograria establecer con el Gobierno federal el 16 de febrero de 1996. Y si bien el EZLN y el movimiento indigena no eran lo mismo, la sombrilla de la autonomia los enlazo de manera estrecha (Velasco, 2003). En el proceso de negociacion y en los acuerdos firmados, los zapatistas y los lideres del movimiento indigenas aparecieron juntos, unidos, enlazados por la causa comun que perseguian. El Congreso Nacional Indigena (CNI) sello esta vinculacion en octubre de 1996. En esta primera sesion del CNI que reunio a zapatistas y a representantes del movimiento indigena nacional, la voz del conjunto, es decir de zapatistas y de representantes del movimiento indigena nacional, declaro su insatisfaccion por los acuerdos. La causa principal era que en ellos la autonomia aparecia como una posibilidad general de arreglo, no como la solucion precisa que ambicionaban los actores en su demanda. La generalidad los molestaba. Pero a su vez les hizo ver que la imprecision o indefinicion no era solamente por oposicion gubernamental, sino por el estado mismo de fragmentacion de los propios pueblos originarios, que debian ser los sujetos de la autonomia indigena. En los hechos el sujeto politico, es decir los actores de la autonomia, definido bajo los canones establecidos en el lenguaje occidental, los llamados pueblos indigenas, como entidades precisas, no existian en la mayoria de los casos. En su sobrevivencia historica, estos pueblos acusaban un complejo estado de fragmentacion no solo geografica, sino tambien social, organizativa y politica. Al percibirlo de esta manera, los participantes decidieron clausurar la sesion inicial de este congreso, declarandose a favor de la lucha por "la reconstitucion integral de los pueblos indigenas de Mexico". Cuando los acuerdos de referencia dan lugar finalmente a una reforma constitucional en agosto de 2001, el movimiento indigena llevaba cinco anos enfrentando los desafios multiples que conllevaba la consigna de la reconstitucion integral de los pueblos originarios, dispuesta en el CNI en 1996 y que fue refrendada en sus sesiones subsiguientes (CNI, 2017).

Fue asi que, paradojicamente, en la busqueda de crear unidad, o de restaurar la integridad social y politica de los pueblos para el ejercicio de la autonomia, el movimiento indigena autonomista se pulverizo en una diversidad de movilizaciones locales. Algunas de ellas, como las que encabezara el EZLN en las regiones de su epicentro, se caracterizaran por tratar de ejecutar, bajo sus propios recursos, los derechos a la libre determinacion a traves de la autonomia, creando sistemas regionales de gobierno, remunicipalizando, reactivando sistemas de trueque, etcetera. Pero, en el resto, tal intento de reconstitucion imponia ante todo enfrentar prioridades impostergables; unas relacionadas con agravios viejos relativos al territorio en general, a la educacion, a los derechos politicos, a los derechos de ciudadania, a los derechos culturales y linguisticos. En otros casos, en cambio, se impondrian desafios emergentes como las amenazas de las companias mineras, forestales, hidroelectricas, eolicas, de los consorcios agroindustriales promotores de la siembra de semillas transgenicas. En otros, las movilizaciones debieron enfrentar los desplazamientos forzados que en los territorios indigenas estan llevando a cabo el crimen organizado, la gentrificacion capitalista (que promueve y ejecuta el implante de los llamados desarrollos turisticos) y la migracion economica. Y algunas otras debieron hacerse cargo de la biopirateria y la privatizacion del agua. De este modo, bien puede decirse que en la pulverizacion, las movilizaciones indigenas lo mismo van a ser reconstituyentes y autonomistas, que de reaccion ante una nutrida variedad de agraviantes de todo tipo.

En el estado de Sonora, por ejemplo, el pueblo Yaqui, bastante conocido por haber conseguido ejercer cierto regimen de autonomia desde finales de la Revolucion mexicana, lucha hoy dia por el acceso al agua del rio Yaqui, cuyo caudal, menguado por la utilizacion excesiva que recibe en territorio estadounidense, el Gobierno estatal ha venido desviando para darle otros usos, lo que ha dejado a los yaquis inermes y sin posibilidades de acceso al agua del rio que creen les pertenece por derecho ancestral. La confrontacion ahi ha dejado lideres muertos, encarcelados y mantiene en vilo un estado de conflictividad encendido (Ramirez, 2011).

En el estado de Chihuahua, el pueblo Raramuri hace frente al aniquilamiento de sus bosques, a la vez que batalla frente a la invasion de los grupos del crimen organizado que arrasan comunidades enteras para apropiarse de sus territorios con el fin de establecer en ellos cultivos de estupefacientes y laboratorios para la fabricacion de drogas. En esta lucha, los raramuris estan practicamente solos (Arredondo, 2017).

En el estado de Michoacan, los pueblos purepechas de Cheran y otros municipios organizados se han visto envueltos en una contienda en contra de los madereros y del crimen organizado a traves de fogatas y rondas comunitarias armadas. El Gobierno estatal y federal intenta criminalizarlos, pero ellos se defienden bajo un discurso que apela a los derechos de libre determinacion que instrumentos internacionales y, desde 2001, las disposiciones legales nacionales les conceden y permiten. El saldo a la fecha incluye muertos, lideres presos, lideres criminalizados y en riesgo de carcel, y una tensa realidad que mantiene a los comuneros siempre atentos a los hostigamientos armados de policias estatales y de las bandas criminales que asolan la region (Santillan, 2014).

En el estado de Guerrero, las mineras canadienses poseedoras de concesiones y permisos otorgados por el Gobierno de la republica mantienen a varios pueblos originarios en estado de confrontacion permanente con agentes de la empresa transnacional, bandas del crimen organizado que venden seguridad a la empresa, y con el ejercito y las fuerzas policiales de la demarcacion estatal. La movilizacion ahi es intensa y casi permanente (Mercado, 2014). La contraparte lo mismo es municipal, estatal y federal que transnacional y, de manera extraordinaria, tambien comprende a los lideres de los carteles y jefes de las bandas criminales. La mineria en esta region paso de ser una amenaza potencial a una realidad que avanza sin detenerse devastando cerros enteros, contaminando manantiales con mercurio y otros metales pesados. Los estragos son evidentes en muchos aspectos. Los ecosistemas estan rotos en su equilibrio, los manantiales han resultado totalmente contaminados y han dejado de ser aptos para el consumo humano y de cualquier otra especie viva (Tlachinollan, 2017). El aire arrastra veneno, el agua cancerigenos y la salud de los habitantes indigenas presenta estragos diversos. La mineria alli se desarrolla sin tregua bajo la modalidad conocida como cielo abierto. Las perforaciones avanzan en un diametro de enorme magnitud que crece en la medida en que se hacen mas profundas. La devastacion no tiene nombre. La movilizacion indigena esta viva (Lizarraga, 2017).

En la llamada Sierra Norte del estado de Puebla, en el centro del pais, nahuas y totonacos, principalmente, enfrentan las amenazas de la mineria a cielo abierto y del mecanismo de extraccion de hidrocarburos conocido como fracking o fractura hidraulica. La enorme experiencia organizativa en esta region ha propiciado una reaccion sistematica de oposicion. Las concesiones han sido otorgadas a las multinacionales. Estas no cejan. Persisten en su afan de instalarse. Las leyes energeticas federales estan de su lado. Las organizaciones comunitarias, las autoridades comunales y una capa intelectual y de lideres formada esmeradamente en el proyecto educativo propio que comenzo a funcionar desde 1982, entre las localidades de Zautla, San Andres Yauitlalpan e Ixtacamaxtitlan--y que hoy dia cubre los niveles de educacion secundaria, bachillerato, licenciatura y maestria--, conducen la resistencia activa, los ciclos de movilizacion y mantienen en alerta a toda la region (OCMAL, 2014).

En la zona del istmo de Tehuantepec, en el estado de Oaxaca, principalmente los pueblos zapotecos, ikoots, chontales y zoques libran una resistencia brusca marcada por episodios de movilizacion y confrontacion directa con los proyectos eolicos de generacion de energia electrica que en su demarcacion territorial, empresas espanolas han instalado al cobijo de la autorizacion oficial y de la reforma energetica que lo permite (Matias, 2017). Como motivo de sus inconformidades y resistencias, alegan que nunca fueron consultados, que no reciben beneficios a cambio, y que hay patologias y enfermedades entre la poblacion como consecuencia de los altos decibelios que producen en su funcionamiento las helices generadoras de la energia eolica. La lucha es fuerte en esta geografia. Los lideres sufren persecucion y no se avizoran senales de solucion de ningun tipo (Olvera, 2017).

En Jalisco, Nayarit, Durango y San Luis Potosi, el pueblo Wixarika lleva anos librando una batalla en defensa de su territorio sagrado llamado Wirikuta, que esta situado dentro del estado de San Luis Potosi. En esa demarcacion, que comprende un total de 140.000 hectareas, "el Gobierno mexicano ha entregado al menos 22 concesiones mineras a la empresa canadiense First Majestic Silver Corp en el area (llamada) Real de Catorce, a traves de la empresa mexicana Real Bonanza SA de CV y una mas al Mega-Proyecto Universo de una firma tambien canadiense de nombre Revolution Resources. Ambas empresas recibieron en concesion de cerca del 50% del total de la superficie total del Wirikuta. Y planean realizar la explotacion siguiendo el metodo del "minado de tajo a cielo abierto y utilizando a la vez el recurso de la llamada lixiviacion a montones mediante cianuracion" (Wixarika, 2012). Como en el estado de Guerrero, en Wirikuta, al lado de la amenaza potenciales de la mineria, sucede ahora mismo la explotacion activa de al menos cuatro concesiones propiedad del Proyecto Universo. La ampliacion del riesgo es inminente. Pero las acciones de los pueblos wixarikas pretenden desterrar rotundamente a la mineria como realidad y como amenaza.

Los mayas de la peninsula de Yucatan se enfrentan a Monsanto, la compania transnacional productora de semillas transgenicas, ademas de pesticidas diversos, por el cultivo de soya o soja transgenica que esta empresa global esta realizando en grandes areas de los territorios ancestrales, todo bajo la autorizacion de los Gobiernos estatales y federales. El caso esta en litigio. El suplemento Ojarasca del periodico mexicano La Jornada, un diario de circulacion nacional, ha senalado que: "La lucha juridica que estan dando las comunidades mayas del estado de Quintana Roo en contra de la soya transgenica no es solo una lucha contra la siembra y comercializacion de la misma. Es una lucha frontal contra el despojo generalizado que han ido activando los poderes facticos de la peninsula de Yucatan (territorio en el cual se situa el estado de Quintana Roo) para erradicar a las comunidades campesinas mayas, arrancandoles selva (asi a locabron, con cadenas enormes arrastradas por tractores que desmontan de cuajo). Quieren acapararles tierras de cultivo, desmantelar derechos ejidales, desaparecer lengua, tradicion, modos y saberes de trabajo, justicia, educacion y semillas nativas e identidad con tal de implantar un espacio para predar obteniendo rapidas ganancias" (Vera, 2017).

Las comunidades agrupadas en el Consejo Regional Maya de Bacalar y el Colectivo de Semillas Nativas MuchKananL'inaj, junto con sus asesores legales, llevan el caso juridico. Con sus gestiones han logrado la intervencion de la Suprema Corte de Justicia de la Nacion. Pero esta instancia, despues de largo tiempo, "sigue sin definirse sobre el fondo del asunto planteado por los demandantes: la cancelacion de los permisos otorgados para siembra y comercializacion de soya transgenica en el espacio de Quintana Roo" (Vera, 2017).

En el fondo de esta lucha, que aparece en la superficie como simple oposicion al uso de semillas transgenicas en su region, lo que esta realmente de por medio para las comunidades mayas "es el rechazo al modelo de monocultivo industrial de gran escala, que implica agroquimicos, deforestacion y contaminacion generalizada y (el riesgo de aparicion de) enfermedades atipicas y mutaciones geneticas" (Vera, 2017).

En sus palabras, los protagonistas exponen los motivos de su oposicion en los siguientes terminos:
Para nosotros como pueblo maya la milpa no es monocultivo, no es
mecanizado, sino que es la variedad de cultivos que obtenemos de la
tierra que nos proporciona una sana alimentacion. Sin embargo,
ultimamente han llegado marcas de semillas y productos extranjeros
elaborados a base de quimicos sinteticos y glifosato que contaminan la
tierra, el agua y por si fuera poco, la miel que es una parte
fundamental de nuestra vida. Quieren acabar con nuestras semillas
nativas para imponer sus semillas transgenicas, quieren contaminar
nuestra miel, quieren enfermarnos para que sus ganancias sean mayores.
A estos empresarios coludidos con el Gobierno no les importa si vivimos
o morimos, si nos enfermamos o no, lo unico que les importa es ganar,
ganar y ganar. Sabemos que la siembra de esa soya transgenica
autorizada requiere la aplicacion de, cuando menos, dos millones de
litros de glifosato al ano; sabemos tambien que, desde el 2015, la
Organizacion Mundial de la Salud declaro al glifosato como posible
cancerigeno y que por las caracteristicas de nuestros suelos, todos
esos millones de litros de agrotoxico iran a parar a nuestras aguas
subterraneas. Sabemos bien lo que significa la implementacion de este
proyecto para nuestra vida y nuestra cultura: deforestacion, perdida de
nuestras especies animales y vegetales, mortandad de abejas y perdida
de la apicultura, contaminacion del agua y riesgos a la salud de
quienes aqui habitamos, ademas del despojo de nuestros recursos
naturales. (Vera, 2017).


Los indigenas Mames que habitan en la sierra madre de Chiapas, una region que existe fuera del perimetro zapatista, estan librando cotidianamente la amenaza de la mineria a cielo abierto. Con campesinos y pequenos propietarios con quienes viven en vecindad, han sostenido una lucha dificil ante una empresa que, para todo sentido practico, solo es en esa entidad un bufete juridico, una firma de abogados que fue contratada para litigar, para administrar el conflicto y para convertir la demanda en un simple tramite legal (Roblero y Hernandez, 2012). Los movilizados han tomado las calles, y han ido al Congreso local y alli han exigido la reaccion de los legisladores en su favor. Su exigencia tambien ha llegado al poder ejecutivo de esa entidad. En ningun caso su lucha ha merecido una atenta mediacion. Uno de los lideres, Mariano Abarca Roblero, fue asesinado. Su muerte solo hizo mas agudo el conflicto. Segun la prensa, la paralisis gubernamental se debe a la corrupcion que existe entre la empresa, que destina importantes cantidades de dinero para comprar la voluntad de los gobernantes, y estos que actuan solamente para anular y hacer invisible la exigencia social (Chiapasparalelo, 2016).

Los indigenas zoques, que han habitado ancestralmente la parte norte del estado de Chiapas, sufrieron en la decada de 1980 una especie de desplazamiento forzado por la erupcion del volcan llamado Chichonal, que aparecio de repente en medio de su territorio el ano de 1982. Cuando este fenomeno natural sucedio, algunos de los que han vivido fuera del radio principal de la erupcion vieron como los afectados mudaban su domicilio dentro y fuera de sus territorios historicos, de por si ya bastante menguados por afectaciones ganaderas, petroleras y distintas formas de posesion y despojo legalizadas oficialmente, y por la inundacion provocada por el establecimiento de presas hidroelectricas. A esa diaspora siguieron otras, casi permanentes, cuyo motor ha sido la falta de oportunidades en la region. Pero la efervescencia elevada de las luchas indigenas por los derechos de libre determinacion de los pueblos originarios en el resto del pais, principalmente en su fase mas intensa sucedida en la decada de 1990, propicio el reconocimiento de las articulaciones entre las distintas comunidades en diaspora con la region de origen. Tambien habria de generar a la postre lo que seria el reencuentro de los mas jovenes (unos crecidos y otros nacidos fuera de los territorios ancestrales), a traves de las redes sociales, con sus origenes, con sus ancestros y, en ultima instancia, con las causas y luchas de su pueblo (Dominguez, 2013).

El derrumbamiento de un cerro provocado por la intensidad de las lluvias aplasto en 2007 practicamente a toda una localidad denominada Juan de Grijalva, en territorio zoque. Este fenomeno de aparente origen natural presento la oportunidad perfecta para que el Gobierno del estado de Chiapas propusiera concentrar a varias de las localidades dispersas de la region, incluidos a los sobrevivientes de Juan de Grijalva, en un area de facil acceso, con servicios de agua potable, energia electrica, escuelas, etcetera. Todo, segun la disposicion oficial, para garantizar mejores condiciones de vida y seguridad a los habitantes. Un lugar asi, en la opinion gubernamental, tenia que ser atractivo para los lugarenos, pues se proyectaba como una especie de ciudad con todos los servicios. El proyecto estaba listo. No necesito consulta alguna. Formaba parte de un plan que pretendia concentrar la poblacion de varias regiones del Estado bajo una idea aparentemente novedosa con el nombre de Ciudades Rurales Sustentables. La ciudad que concentraria a los habitantes de Juan de Grijalva y a otros poblados de la region fue denominada Ciudad Rural Sustentable "Nuevo Juan de Grijalva", y asi comenzo a ser edificada sin mayor contratiempo. La promocion oficial que en paralelo se fue publicando destacaba la generosidad de la idea. Pero lo que nunca dijo esa promocion era que con ese proyecto, el Gobierno ensayaba una politica de gentrificacion, de limpieza de la region, una politica de desplazamiento de los habitantes a las modernas areas de concentracion con el fin de expropiar los territorios para poder ponerlos a disposicion libre de conflictos a cualquier compania minera o petrolera que tuviera interes en el area. La concentracion, o mejor dicho la reduccion, de Nuevo Juan de Grijalva no tuvo el exito esperado, como tampoco lo tuvieron todas las demas Ciudades Rurales Sustentables edificadas en el estado de Chiapas. Fueron abandonadas, unas mas rapidamente que otras. Por esa razon, las mineras y petroleras que han adquirido concesiones en la region zoque enfrentan hoy en dia a las comunidades del area, cada vez mas organizadas y dispuestas a no claudicar (Chacatorex, 2012).

En la zona zapatista en el estado de Chiapas, la vida en las comunidades no es menos dificil que al comienzo de la insurreccion, pero en los 24 anos que han transcurrido de 1994 a la fecha (2018), ha pasado por distintas etapas. La primera, y de gran significado despues del levantamiento, fue haber instaurado un sistema de autonomia sin ningun tipo de reconocimiento oficial. Bajo este regimen que se han otorgado ellas mismas, las comunidades han inventado o reinventado sus instituciones y las han puesto a funcionar. El experimento se ha convertido en su principal fuerza moral para conminar a los pueblos indigenas, primero del pais y luego del resto del continente americano, a crear sus propios sistemas de autonomia. La llamada Otra Campana, que emprendieron los delegados zapatistas la vispera de las elecciones de 2006, mantuvo como uno de los propositos principales promover la organizacion politica de las comunidades y los pueblos del "Mexico de abajo" para la resistencia y el cambio, y para incentivar a los pueblos indigenas a instaurar la autonomia libre y sin permiso y sin mayor demora (Bellinghausen, 2003). Si al comienzo este movimiento veia en el Gobierno mexicano a su principal enemigo a vencer, a partir de 2006--tanto a su lucha como a la de los pueblos indigenas en general y a la de "los mexicanos de abajo" no necesariamente indigenas--, poco a poco se le ira apareciendo el capitalismo, en sus dimensiones planetarias, como el contendiente mayor al que por consecuencia tambien habria que hacer frente y dar batalla, lo mismo que al Gobierno en turno y al sistema y al orden social en su conjunto. La figura del capitalismo como un animal fabuloso, como una hidra con muchas cabezas, cada cual con capacidad de generar agravios, desafios y amenazas distintas, fue la metafora que el zapatismo encontro para tratar de explicar la multiplicacion de los desafios actuales que viven los mexicanos de abajo y los pueblos indigenas (EZLN, 2016), y para proponer una manera de conjuntar y articular todos las luchas como si se trataran de modalidades distintas de un mismo fenomeno.

4.1. El extractivismo legalizado que multiplica las luchas indigenas

El libro de la investigadora mexicana Mina Lorena Navarro titulado Luchas por lo comun. Antagonismo contra el despojo capitalista de los bienes naturales en Mexico (2015) parece darle la razon a los zapatistas. En esta obra se demuestra que los motivos que detonan distintas modalidades de movilizacion y lucha entre los pueblos indigenas, asi como entre otros actores generalmente del Mexico de abajo, son agravios imputables principalmente al capitalismo en su modalidad conocida como extractivista. Las companias locales e internacionales ejecutan los fines de este tipo de capitalismo bajo la cobertura legal y la anuencia gubernamental. Los permisos y las concesiones bajo los cuales proceden se amparan en respaldos constitucionales especificos que gradualmente fueron estableciendose a partir de que el Gobierno mexicano adoptara el giro neoliberal en la decada de 1980 (Perez, 2014). Las investigaciones que se han ocupado recientemente de estos temas, como la de Lara (2017), asi lo reconocen, como reconocen tambien que las llamadas reformas estructurales realizadas en 2013, entre las que se cuenta la reforma energetica, han constituido el mayor punto de apertura que las empresas y companias extractivas han podido tener en la historia del pais para incursionar con toda libertad y sin reservas en el suelo, el subsuelo, el aire, las aguas territoriales y continentales de Mexico.

Para los analistas de las leyes y las reformas constitucionales, la reforma energetica de 2013 ha sido una excelente motivacion para la produccion de ensayos y escritos diversos. Para los movimientos sociales, en cambio, esta reforma es principalmente una fuente infinita de agravios multiples (AA.VV., 2015). En el caso particular de los pueblos originarios, esta reforma corona el conjunto de cambios que, de algun modo, venian gradualmente abriendo desde hace tiempo las puertas a la rapacidad capitalista en contra de sus territorialidades (Lopez, 2017). Con la reforma energetica de 2013, la hidra capitalista, de la mitologia zapatista, termino de colar su cuerpo y sus multiples cabezas hacia el lado en donde los pueblos originarios ejercen sus ultimos bastiones y reductos de resistencia y, una vez en ese lado, ya no hay nada que la detenga en sus ambiciones. Prueba de esta situacion lo ofrece el informe de una comision especial de la Organizacion de las Naciones Unidas dado a conocer en Ginebra, Suiza, en mayo de 2017. En ese documento, la ONU destaca que las concesiones y permisos concedidos, entre otras, a las empresas mineras, eolicas y productoras de semillas transgenicas, como la transnacional Monsanto, son otorgados sin la anuencia de los habitantes de los territorios afectados, pese a que, segun a reformas constitucionales que amparan la apertura de inversiones de esta naturaleza, la consulta sobre tales temas es un derecho de los habitantes que el Gobierno no solo debe garantizar y respetar, sino tambien tomar en consideracion para negar u otorgar los permisos correspondientes. Tal mandato no sucede. Segun la ONU, las comunidades no son consultadas y menos tomadas en consideracion. Sin los tiempos legales de las consultas de por medio, los procesos se aceleran. Las comunidades y los pueblos subitamente se ven obligados a la movilizacion inmediata para tratar de defender lo suyo. En todos los casos citados, la historia se repite. Y es asi que se explica la pulverizacion de las luchas y su evidente multiplicacion (Lopez, 2017).

No importa que tan variados sean los objetivos que acometen las empresas extractivistas (pues las hay, como se ha senalado, del ramo minero, eolico, petrolero, de la produccion agricola intensiva por medio de semillas transgenicas, de la privatizacion del agua y de la produccion de drogas y estupefacientes, etcetera), el problema es que, independientemente de la modalidad en la que actuen, los efectos que provocan atentan contra la vida humana, los derechos territoriales de los pueblos, el equilibrio ecologico, la diversidad biologica. Al invadir los territorios, estas companias los explotan sin ningun limite. Pero ademas, el caso es que tambien corrompen a la sociedad, envenenan el agua, el aire y diseminan enfermedades, padecimientos y muertes prematuras, todo ello con efectos expansivos que trascienden los perimetros locales o regionales de su accion directa.

El capitalismo extractivo no tiene nacionalidad, es global y, por tanto, parece un monstruo gigantesco. Luchar contra el es de algun modo semejante a enfrentarse a molinos de viento, como en la metafora de El Quijote de Cervantes. Aun asi, los pueblos han decidido enfrentarlo. Lo hacen a su modo, a veces a solas, con solidaridad o sin ella, con recursos y sin ellos. Su lucha define dos frentes fundamentales; uno local y otro internacional o global. En el local estan su contrapartes gubernamentales y empresariales nacionales; en el internacional o global, los Gobiernos extranjeros y las companias transnacionales.

En la literatura convencional de los movimientos indigenas, usualmente se entiende que la contraparte fundamental de ellos son los Gobiernos nacionales y solo eventualmente algunos actores transnacionales. Pero en la epoca actual, la tendencia dominante es que el escenario de la lucha resulte global, al tiempo que lo es tambien nacional. Los zapatistas lo intuyen o lo saben bastante bien. Desde que se firmaron los acuerdos de San Andres el 16 de febrero de 1996, estos defienden, como lo hiciera Holloway (2011), la idea de hacerle grietas al capitalismo. El sistema de autonomia ejercido por iniciativa propia ha tenido una pretension semejante. Y, cuando han recomendado a otros pueblos en el resto del pais ejercer la autonomia, lo han pensado con el mismo proposito: fisurar el capitalismo, desafiarlo, crearle agujeros, agrietarlo. Su conviccion es la misma de aquellos que han declarado que otro mundo y que otros sistemas son posibles. En algunas regiones del pais algo de esto esta sucediendo. Los pueblos, al tiempo que resisten, han decidido de algun modo intentar salirse del sistema--en una especie de exodo, de salida de lo convencionalmente establecido, a la manera sugerida por Verni, en Gramatica de la multitud (2003)--, reactivando procedimientos ancestrales de intercambio. Esta sucediendo asi en el norte del estado de Veracruz. Alli, los totonacos y los nahuas resisten a las amenazas de la mineria y el fracking, y a los proyectos hidroelectricos que amenazan con hundir grandes porciones de sus territorios ancestrales, al tiempo que desarrollan un sistema de comercio justo. Su caso ha sido documentado y analizado por distintos estudiosos como Hernandez et al., (2017). Son ellos los creadores en Mexico de la primera moneda local llamada Tumin. Esta moneda comunitaria se puso en circulacion a finales de 2010 (Najar, 2012) y su uso ha resultado exitoso (Sinembargo, 2017) al grado que su ejemplo se ha extendido a la fecha al menos a regiones indigenas de 16 estados de la republica mexicana (EFE, 2016). Sistemas educativos propios comienzan a ensayarse en los cuales se ensenan los saberes heredados, con una filosofia afin a la cosmovision de los pueblos indigenas. Formas de policia y buen gobierno tambien, y parece claro que en estos mismos entornos indigenas se extiende simultaneamente el interes por reposicionar formas de gobierno propio y, en la coyuntura reciente (2018), por aprovechar el contexto electoral del pais--en el que se habria de renovar la presidencia de la republica--para proponer la postulacion de una representacion indigena que le disputara al sistema politico mexicano, en sus propios terminos, las definiciones de lo politico, la politica y las politicas. ?Se agrieta el sistema con esto? No esta claro. Pero en todo caso la iniciativa que se habria de seguir se postulaba en esa direccion.

5. La constelacion multiple: una nueva forma de articulacion de las luchas indigenas

En todos estos anos en los que han prevalecido las formas de lucha en cierto modo pulverizadas, es decir centradas en batallas locales y regionales, la solidaridad no ha faltado. Los Wixarikas en la defensa de Wirikuta, su territorio ancestral, la han tenido de organizaciones ecologistas y del altruismo de personalidades del espectaculo que los han acompanado (Alvarez, 2014). La defensa de los bosques en Guerrero y en Michoacan ha sido un polo que ha atraido a los defensores del equilibrio ecologico del pais y del mundo. Dos indigenas guerrerenses merecieron un premio internacional por su destacada lucha por preservar la naturaleza y la existencia de los bosques (Greenpeace, 2010). La pelea por suprimir la siembra de transgenicos en territorios mayas de la peninsula de Yucatan ha recibido en forma parecida la atencion de grupos ecologistas mundiales y locales. Y la misma lucha librada en la region zapatista en el estado de Chiapas, tambien. De este modo, bien puede decirse que son movimientos articulados con movilizaciones globales. Y, en tal virtud, la individualidad y la soledad de las luchas son solamente aparentes. Cierto es que las conexiones que las articulan a todas entre si no son visibles. Apoyandonos en una idea defendida principalmente por Deleuze y Guattari (1977), podemos decir que entre todas ellas existen conexiones rizomaticas, subterraneas, invisibles, que las enlazan en un entramado de red de las que todas ellas serian como una especie de nodos, de puntos de anclaje que las situa como dimensiones moleculares de un fenomeno que dejo de pronto de ser uniforme por las caracteristicas de los agravios multiples y diversos que las configuran. En tal sentido, su morfogenesis actual no permite definirlas como expresiones organicas de un todo indistinto sino como singularidades unicas, sin subordinacion, sin jerarquias, ni predominios absolutos, sino como multiplicidades simples pero finalmente alimentadas entre si.

Bajo estos presupuestos, es posible distinguir por que el Congreso Nacional Indigena, que hoy en dia tiene un papel importante en la configuracion rizomatica de las luchas de los pueblos originarios, no es la suma de todas las movilizaciones indigenas actuales, sino apenas un espacio de enlace que utilizan para coordinarse las unidades moleculares que son los movimientos indigenas actuales. Tambien es posible diferenciar entre el CNI como puente o figura de enlace y el EZLN, y todas las otras luchas indigenas entre las cuales no hay jerarquias ni mandos, sino afinidades, coincidencias, aspiraciones y sufrimientos compartidos.

El CNI, que encabezo, en cierto modo, la era de la pulverizacion de las luchas indigenas en Mexico en 1996, bajo la consigna de pugnar por la reconstitucion integral de estos pueblos, reaparecio en el verano de 2016 en los titulares de la prensa para anunciar, sin mayores detalles, el lanzamiento de una propuesta de articulacion de todas las luchas contra el capitalismo extractivo. Un ano despues, las cosas parecian mas claras. Lo que encabezaba el CNI era una propuesta de coordinacion de la movilizacion centrada en una agenda politica de visibilizacion de las luchas indigenas del pais y de todas aquellas otras formas de movilizacion social que se enfrentan a la rapacidad del capitalismo actual. Con la ayuda de Google Maps, este Congreso acompana su iniciativa con la figura de un mapa de Mexico en el que se situan diferentes puntos en donde su iniciativa tiene respaldo.

La ilustracion no es banal. Los puntos senalan lugares en donde hoy en dia hay resistencias y movilizaciones multiples en contra de las companias y empresas extractivas. En esos lugares se hacen manifiestas las energias de todo tipo de actores que han sido conjurados precisamente por los agravios extractivistas. Con estos actores, diversos por sus origenes y extracciones, los pueblos indigenas aparecen enfrentando a las agresiones de un sistema economico, social y politico que los amenaza de frente y de manera muy semejante. El CNI y el EZLN conocen muy bien esta caracteristica que asumen las luchas actuales de los pueblos originarios. Por eso no es nada extrano que ambos protagonistas se declaren afines a una lucha abierta, masiva, simultanea y variopinta, por la composicion de los actores que la integran, en aras de una transformacion social, politica y economica anticapitalista en todo el pais.

Al mapa del CNI se pueden agregar otros que corroboran el enlace de las luchas que estan propiciando las amenazas potenciales y los implantes extractivos en el pais. En la red estan disponibles algunos otros como los que han elaborado organismos como el Environmental Justice Atlas, el Observatorio de Conflictos Mineros en America Latina y el Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales.

Como se puede apreciar en el mapa numero 2, el Environmental Justice Atlas ha puesto marcas en el territorio mexicano que senalan distintos puntos de conflictos que poseen colores diferentes atendiendo al tipo de motivacion que los provoca.

En el mapa numero 3, el Observatorio de Conflictos Mineros en America Latina senala 31 conflictos mineros a lo largo y ancho del territorio mexicano. Todos los puntos han sido marcados con una estrella roja.

Para una demostracion mas clara y precisa, el Environmental Justice Atlas utiliza una ilustracion por cada tipo de conflicto que registra. Es el caso de los mapas del 4 al 8.

6. Corolario: la candidata indigena en la era de la conformacion diversa de las luchas indigenas

Como en muchos de los anos previos, en 2017, varios lideres indigenas cayeron muertos por la causa de la misma lucha que libran en sus territorialidades. Los mas recientes han sido dos hermanos wixarikas asesinados; uno el 20 de mayo de 2017 y el otro al dia siguiente. Sus nombres: Miguel y Agustin Vazquez Torres. A ambos los asesinaron por ser lideres. Habian encabezado la recuperacion de cientos de hectareas de tierra que mantenian en su poder ganaderos y seudoagricultores dedicados al cultivo de amapola y otras drogas (Castaneda, 2017). Despues de muchos anos en litigio, la lucha parecia eterna, pero los wixarikas lo habian conseguido. Habian recuperado parte de sus territorios y eso los animaba a seguir adelante. Los posesionarios no acababan de irse; echarlos era parte de la accion pendiente, y en ello se orientaban parte importante de las gestiones de ambos lideres ante las autoridades. Los zapatistas expresarian en un comunicado su solidaridad con el pueblo wixarika (Mandujano, 2017). Otros pueblos harian lo mismo, como lo habian hecho cuando se hizo publica la muerte de otros lideres en territorio Yaqui en Sonora, en territorio Purepecha en Michoacan, y lo mismo cuando cayeron asesinados dirigentes indigenas en el estado de Guerrero.

La simultaneidad con que son agraviados no ha permitido en estos casos mas que la solidaridad. Cada pueblo batalla en su frente situado sin denuedo, sin descanso porque las cabezas de la hidra capitalista estan atacandolos al mismo tiempo. Si se descuidan, las amenazas dejaran de serlo para convertirse en realidad. Asi que no pueden abandonar la trinchera. Tienen que atenderla permanentemente. El desgaste es enorme. Pero en la aparente separacion material que guardan estos pueblos entre si, sumidos en sus luchas particulares, las conexiones rizomaticas se hacen visibles cuando han logrado encontrarse para identificar sus problemas semejantes. A esas conexiones del rizoma que integran estas luchas se ha dirigido el liderazgo zapatista para tratar de deslizar en ellas la idea de constituir una candidatura femenina en la coyuntura de las elecciones presidenciales que tendrian lugar en el verano de 2018. ?Por que una candidatura femenina indigena? En un pais racista, machista, patriarcal y sexista como Mexico, la propuesta era, al menos, una herejia, pero para el zapatismo no. El zapatismo en su configuracion molecular abraza o contiene un movimiento de mujeres que le impuso una Ley Revolucionaria de las Mujeres de manera muy temprana, cuando recientemente se habia insurreccionado en 1994 (Velasco, 2004). La historia de este movimiento dentro del zapatismo ha merecido la atencion de muchos analisis como el de Millan (2014), que no solo lo describen sino que lo explican y lo analizan hasta favorecer la comprension necesaria de por que en este grupo insurgente, las mujeres figuran con enorme fortaleza en todos los niveles y puestos de dirigencia y de representacion que la organizacion comprende. Como quiera, el caso es que los concejales o representantes del CNI tomaron la propuesta de una posible candidatura femenina para consultarla entre las comunidades indigenas. En esta preocupacion, durante todo el periodo que va del verano de 2016 a la primavera de 2017, el CNI fungio como el nodo, como el espacio de la promocion de esta propuesta. Alli, al cobijo de esta figura de enlace, los delegados de los pueblos y los movimientos indigenas acordaron socializar la idea entre las comunidades y discutir si la aprobaban o no. Despues, al reencontrarse, los delegados del CNI hicieron saber la opinion de sus regiones. Todas ellas apoyaron la propuesta. Por eso en la reunion del CNI celebrada en la ciudad de San Cristobal de las Casas, Chiapas, los dias 27 y 28 de mayo de 2017, los delegados trabajaron para nombrar a la candidata. Maria de Jesus Patricio, Marichuy, una medica tradicional de origen nahua nacida en el estado mexicano de Jalisco, fue la persona seleccionada. A ella el CNI le encomendo encabezar la lucha politica de los pueblos originarios, en condicion de vocera, precisamente en un momento en el que los medios y la arena publica en general suelen estar dominados con bastante grado de exclusividad por los temas partidistas y electorales.

En marzo de 2018, la constitucion de la candidatura presidencial fuertemente impulsada por los concejales del CNI fue suspendida y cancelada. El Instituto Nacional Electoral (INE) de Mexico no admitio su registro formal por no reunir el requisito minimo exigido de demostrar el respaldo y la firma de al menos un millon de ciudadanos con credencial electoral vigente, mediante una aplicacion electronica solo disponible a traves de telefonos celulares o moviles de gamas media y alta. En el mundo indigena son pocas las personas que cuentan con celulares de tales caracteristicas, por su alto coste economico, y no todas las regiones que componen este mundo cuentan con cobertura satelital del servicio de telefonia celular. Segun Villoro (2018)--un prestigiado literato mexicano y de enorme sensibilidad con las causas de los pueblos originarios--, ambas situaciones expusieron a la candidata indigena a dificultades insalvables que impidieron formalmente su registro. Y aunque algunos analistas electorales creen que el caso se reduce simplemente a un problema tecnico, los concejales del CNI piensan que lo que exhibe el caso es la operacion impudica de los mecanismos de exclusion con que el sistema de partidos (racista, machista y elitista por excelencia) protege sus privilegios en el reparto del poder politico en Mexico.

Despues de este suceso, los concejales del CNI llamaron a los pueblos indigenas al reajuste de la agenda politica (Enlace Zapatista, 2018) y, a finales de mayo de 2018, aun seguian discutiendo el tema. En ese trance el CNI ha podido reconocer que el proposito de posicionar los temas indigenas durante el periodo de precampana y de la campana electoral propiamente dicha fue alcanzado en buena medida, y eso, al final de cuentas, arroja un saldo bastante positivo. Pero la fuerza y el vigor de las luchas y las resistencias indigenas en Mexico durante los ultimos tiempos ha estado dominantemente mas alla de la agenda y de los temas electorales; justo alli en donde los desafios cotidianos se diversifican y se multiplican haciendo de ellas una manifestacion a todas luces rizomatica y molecular.

7. Bibliografia

Aguirre-Beltran, G. (1976): El proceso de aculturacion, Mexico, UNAM.

Altamirano, M. I. (1998): De eso que llaman movimiento indio y su proyecto identitario. El movimiento indio en Mexico, 1970-1994, Tesis de Licenciatura inedita. Escuela Nacional de Antropologia e Historia, Mexico.

Alvarez, I. (2014): El Frente en Defensa de Wirikuta: la construccion de lo sagrado, en Pacarina del Sur. Disponible: http://pacarinadelsur.com/dossier-12/977-el-frente-en-defensa-de-wirikuta-la-construccion-de-lo-sagrado [Consulta: 25 de febrero 2018]

Arce, J. L. (2017): Mineras canadienses arrebatan miles de hectareas a comunidades indigenas y campesinas. Disponible en: https://actualidad.rt.com/actualidad/256576-minera-canada-despoja-tierras-comunidades-indigenas-mexico [Consulta: 21 de enero 2018]

Argueta, A. y M. L. Perez (2015): "Jovenes indigenas como promotores culturales. Dos experiencias mexicanas (1951-1992)", en M. L. Perez, V. Ruiz y S. Velasco, eds., Interculturalidad(es). Jovenes indigenas: educacion y migracion. Mexico, Universidad Pedagogica Nacional.

Arredondo, I. (2017): Narcotala en Chihuahua desplaza a raramuris, en El Universal, Mexico, Disponible en: http://www.eluniversal.com.mx/periodismo-de-investigacion/narcotala-en-chihuahua-desplaza-raramuris [Consulta: 20 de diciembre de 2017]

Barre, M. C. (1983): Ideologias indigenistas y movimientos indios, Mexico, Siglo XXI Editores.

Bellinghausen, H. (2003): El EZLN llama a los pueblos indios a ejercer la autonomia "con o sin ley", en periodico La Jornada. Disponible en: http://www.jornada.unam.mx/2003/01/03/006n1pol.php?printver=1 [Consulta: 30 de abril de 2017]

Bonfil, G. (1987): Mexico profundo. Una civilizacion negada, Mexico, CNCA y Editorial Grijalbo.

Castaneda, C. (2017): "Los wixarikas en el Estado sin ley". Disponible en: http://www.excelsior.com.mx/opinion/clemente-castaneda-hoeflich/2017/05/24/1165323 [Consulta: 15 junio de 2017]

Castellanos, A. y G. Lopez (1997): "Autonomias y movimiento indigena en Mexico: debates y desafios". Revista Alteridades Vol. 7, num. 13, pp 145-159. Disponible en: http://www.trialog.or.at/images/doku/autonomia_y_movimiento_indigena_mexico.pdf [Consulta: 21 de mayo 2017]

Cerda, A. (2011): Imaginando zapatismo. Multiculturalidad y autonomia indigena en Chiapas desde un municipio autonomo, Mexico, Universidad Autonoma Metropolitana/Miguel Angel Porrua.

Chacatorex (2012): Esta es la historia de la Ciudad Rural Sustentable de Nuevo Juan de Grijalva. Disponible en: http://chacatorex.blogspot.mx/2012/05/esta-es-la-historia-de-la-ciudad-rural.html [Consulta: 22 de abril de 2017]

Chiapasparalelo (2016): Denuncian posible reactivacion de la mineria en Chicomuselo. Disponible en: http://www.chiapasparalelo.com/noticias/2016/01/denuncian-posible-reacctivacion-de-la-mineria-en-chicomuselo/ [Consulta: 11 de mayo de 2017]

CNI (2017): Resolutivos varios. Disponible en: https://www.congresonacionalindigena.org/ [Consulta: 3 de mayo de 2017]

De la Pena, G. (2008): "La antropologia social y cultural en Mexico". Disponible en: http://pendientedemigracion.ucm.es/info/antrosim/docs/DelapenaMexico.pdf [Consulta: 3 de mayo de 2017]

De la Fuente, R. (2008): Autonomia indigena en Chiapas, Madrid. La Catarata.

Deleuze, G. y F. Guattari (1977): Rizoma. Introduccion, Madrid, Pre-textos.

Diaz-Polanco, H. (1996): Autonomia regional: la autodeterminacion de los pueblos, Mexico, Siglo XXI Editores. Disponible en: http://pacarinadelsur.com/dossier-12/977-el-frente-en-defensa-de-wirikuta-la-construccion-de-lo-sagrado [Consulta: 15 de mayo de 2017]

Dominguez, F. (2013): La comunidad transgredida: Los zoques en Guadalajara. Un estudio entre indios urbanos, Mexico, Unidad de Apoyo a las Comunidades Indigenas de Guadalajara y Universidad de Guadalajara.

EFE (2016): Tumin, una moneda alternativa que esta en medio Mexico, en Chicago Tribune. Disponible en: http://www.chicagotribune.com/hoy/ct-hoy-8676889-tumin-una-moneda-alternativa-que-esta-en-medio-mexico-story.html

[Consulta: 14 de octubre de 2017]

Enlace Zapatista (2018): Falta lo que falta. Disponible en: http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2018/05/02/falta-lo-que-falta/ [Consulta: 10 de mayo de 2018]

Environmental Justice Atlas (2017): Disponible en: https://ejatlas.org/ [Consulta: 17 de mayo de 2017]

EZLN (2016): El pensamiento critico ante la hidra capitalista 1, Mexico, Ediciones libres.

Florescano, E. (1997): Etnia, estado y nacion: ensayo sobre las identidades colectivas en Mexico, Mexico, Aguilar.

Frente en Defensa de Wirikuta TamatsimaWahaa (2013): Salvemos Wirikuta, Blogspot.com. Disponible en: http://salvemoswirikuta.blogspot.com [Consulta: 15 de mayo de 2017]

Guattari. F. (1977) (2017): La revolucion molecular, Madrid, Errata Naturae.

Greenpeace (2010): Por fin! justicia a campesinos ecologistas, en Greenpeace, Mexico. Disponible en: http://www.greenpeace.org/mexico/es/Noticias/2010/Diciembre/Por-fin-justicia-a-campesinos-ecologistas/ [Consulta: el 18 de mayo de 2017]

Grosfoguel, R. y S. Castro-Gomez, eds., (2007): El giro decolonial. Reflexiones para una diversidad epistemologica mas alla del capitalismo global. Colombia, Siglo del hombre editores, Universidad Central, Instituto de estudios sociales contemporaneos, Pontificia Universidad Javeriana e Instituto Pensar.

Gutierrez, N. (2001): Mitos nacionalistas e identidades etnicas: los intelectuales indigenas y el Estado mexicano, Mexico, Instituto de Investigaciones Sociales, UNAM.

Hernandez, et al., (2017): El Impacto del tumin como valede cambio en las microempresas familiares de la comunidad indigena, en Revista Pueblos Originarios, Mexico. Disponible en: http://www.revistas.unam.mx/index.php/ents/article/view/58835/51963 [Consulta: 20 de marzo de 2017]

Holloway, J. (2011): Agrietar al capitalismo: el hacer contra el trabajo, Mexico, Bajo tierra ediciones.

Katz, F. Comp. (1990): Revuelta, rebelion y revolucion. La lucha rural en Mexico del siglo XVI al XX, Mexico, Editorial Era.

Lara, F. I. (2017): Las Luchas sociales en defensa de las culturas originarias (2009-2014): Las experiencias de los pueblos wirrarika, k'eri, yaqui y mapuche, Espana, Editorial Academica Espanola.

Le Bot, Y. (1997): Subcomandante Marcos. El sueno Zapatista, Barcelona, Plaza y Janes.

Lerner, N. (1991): Minorias y grupos en el derecho internacional. Derechos y discriminacion, Mexico, Comision Nacional de Derechos Humanos.

Lizarraga, G. (2012): Guerrero: indigenas en resistencia contra mineras canadienses, en Los Angeles Press. Disponible en: http://www.losangelespress.org/guerrero-indigenas-en-resistencia-contra-mineras-canadienses/ [Consulta: 18 de abril de 2017]

Lopez, F. (2006): Autonomia y derechos indigenas. Espana, Universidad de Deusto.

Lopez F. (2013): "Reforma energetica y derechos indigenas" en periodico La Jornada, Mexico. Disponible en: http://www.jornada.unam.mx/2013/10/24/opinion/024a1pol [Consulta: 22 de febrero de 2017]

Lopez, F. (2017): La vida o el mineral. Los cuatro ciclos del despojo minero en Mexico, Mexico, Akal, Inter Pares.

Mandujano, I. (2017): "Indigenas zapatistas condenan asesinato de lideres wixarikas y exigen castigo a los responsables", en Revista Proceso. Disponible en: https://www.proceso.com.mx/488943/indigenas-zapatistas-condenan-asesinato-lideres-wixarikas-exigen-castigo-a-los-responsables [Consulta: 15 junio de 2017]

Matias, P. (2017): Indigenas del Istmo de Tehuantepec se amparan para proteger zona de megaproyectos economicos, en Revista Proceso. Disponible en: https://www.proceso.com.mx/478585/indigenas-del-istmo-tehuantepec-se-amparan-proteger-zona-megaproyectos-economicos. [Consulta: 20 de septiembre de 2017]

Mercado, F. (2014): La pareja de la mineria y el crimen organizado en Guerrero. Disponible en: https://desinformemonos.org/la-pareja-de-la-mineria-y-el-crimen-organizado-en-guerrero/ [Consulta: marzo 2018]

Millan, M. (2014): Des-ordenando el genero/?Des-centrando la nacion? El zapatismo de las mujeres indigenas y sus consecuencias, Mexico, Facultad de Ciencias Politicas y Sociales, Universidad Nacional Autonoma de Mexico/Del Lirio.

Najar, A. (2012): El pueblo que invento sus billetes, en BBC News Mundo, Disponible en: http://www.bbc.com/mundo/noticias/2012/01/120126_tumin_dinero_mexico_an.shtml [Consulta: 13 de abril de 2017]

Navarro, M. (2015): Luchas por lo comun. Antagonismo contra el despojo capitalista de los bienes naturales en Mexico, Mexico, Benemerita Universidad Autonoma de Puebla.

OCMAL (2014): La amenaza minera en la Sierra Norte de Puebla, en Observatorio de conflictos mineros de America Latina. Disponible en: https://www.ocmal.org/la-amenaza-minera-en-la-sierra-norte-de-puebla/ [Consulta: 14 de mayo de 2017]

Olvera, D. (2017): Zapotecos se levantan contra tres parques eolicos; acusan despojo y engano de grupos extranjeros, en Sin Embargo. Disponible en: http://www.sinembargo.mx/21-03-2017/3177956 [Consulta: 23 de abril de 2017]

Ordonez, J. E. (1999): Pueblos indigenas y derechos etnicos. Jornadas Lascacianas, Mexico, UNAM.

Perez, S. (2014): Territorialidades contenciosas en Mexico: el caso de la mineria. Tesis de Maestria en Geografia inedita. Facultad de Filosofia y Letras, UNAM.

Poole, D. (2009): "Autonomia desterritorializada", en C. Martinez, ed., Repensando los movimientos indigenas, Ecuador, FLACSO sede Ecuador y Ministerio de Cultura. Disponible en: http://cdjbv.ucuenca.edu.ec/ebooks/librosyrev/si7732.pdf [Consulta: 20 de mayo de 2017]

Ramirez, E. (2011): Por el agua de Sonora, en Revista Contralinea. Disponible en: http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2011/06/21/yaquis-en-resistencia-por-el-agua/ [Consulta: 20 de abril de 2017]

Robledo M. y G. Hernandez (2012): El despertar de la serpiente. La mineria en la Sierra Madre de Chiapas, en Revista de Geografia Agricola, Chapingo. Disponible en: https://chapingo.mx/revistas/revistas/articulos/doc/rga-1682.pdf [Consulta: 14 de marzo de 2017]

Santillan, V. M. (2014): El ejercicio del poder desde la resistencia indigena. Cheran, Michoacan, 2011-2014. Tesis de maestria inedita. Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Mexico.

Sarmiento, S. y M. C. Mejia (1987): La lucha indigena, un reto a la ortodoxia, Mexico, Siglo XXI Editores.

Sarmiento, S. (1998): Voces indias y V centenario, Mexico, Instituto Nacional de Antropologia e Historia.

Sinembargo (2017): Una moneda para comerciar entre pueblos de Mexico nacio en Veracruz y ya esta en 16 estados, en periodico Sinembargo. Disponible en: http://www.sinembargo.mx/27-05-2017/3226551. [Consulta: 9 de septiembre de 2017]

Stavenhagen, R. (2007): Los pueblos indigenas y sus derechos. Mexico, UNESCO.

Tlachinolla (2017): Juba Wajiin: Un rayo contra las mineras. Disponible en: https://desinformemonos.org/juba-wajiin-rayo-las-mineras/ [Consulta: 14 de octubre de 2017]

Velasco, S. (2003): El movimiento indigena y la autonomia en Mexico. Mexico, UNAM-UPN. Disponible en: http://www.posgrado.unam.mx/publicaciones/ant_col-posg/23_Mov_indigena.pdf

Velasco, S. (2004): "Las mujeres indigenas de Mexico y el movimiento social por sus derechos a raiz del surgimiento del EZLN", en I. Garcia ed., Mujeres y sociedad en el Mexico contemporaneo: Nombrar lo innombrable. Mexico: Camara de Diputados, Instituto Tecnologico y de Estudios Superiores de Monterrey y Miguel Angel Porrua.

Vera, R. (2017): ?Quienprotege a las comunidades mayas? Disponible en: http://ojarasca.jornada.com.mx/2017/04/07/quien-protege-a-las-comunidades-mayas-3809.html [Consulta: 20 de septiembre de 2017]

Verni, P. (2003): Gramatica de la multitud. Para un analisis de las formas de vida contemporaneas, Madrid, Traficantes de suenos.

Villoro, J. (2018): La extension del camino, en periodico El Siglo de Torreon, Mexico. Disponible en web: http://hemeroteca.elsiglodetorreon.com.mx/pdf/dia/2018/02/18/18tora06.pdf?i&acceso=4778363f2ecefaca97d29a8b4204adbd [Consulta: 20 de mayo de 2018]

Villoro, L. (1994): "Los pueblos indios y su derecho a la autonomia". Revista Nexos, Mexico. Disponible en: http://www.nexos.com.mx/?p=7057 [Consulta: 12 de abril de 2017]

VV.AA. (2015): Dossier Reforma energetica y pueblos indigenas. Disponible en: https://consultaindigenajuchitan.files.wordpress.com/2015/01/dossier-reforma-enrgetica-y-territorios-indc3adgenas-feb-2015.pdf [Consulta: 3 de febrero de 2017]

Warman, A. y A. Argueta, eds., (1983): Movimientos indigenas contemporaneos en Mexico, Mexico, CEII-UNAM y Miguel Angel Porrua.

Wixarika (2012): Para entender Wirikuta. Disponible en: http://wixarika.mediapark.net/sp/documents/paraentenderWirikuta_000.pdf [Consulta: 12 de marzo de 2018]

Saul Velasco Cruz (1)

Recibido: 29-06-2018/ Aceptado: 22-02-2019

Como citar: Velasco Cruz, S. (2019): "Resistencias y movilizaciones indigenas contemporaneas en Mexico", Politica y Sociedad, 56(1), pp.

21-45.

(1) Universidad Pedagogica Nacional, Unidad Ajusco, Ciudad de Mexico (Mexico).

E-mail: velascosaul@gmail.com

https://dx.doi.org/10.5209/poso.60791
COPYRIGHT 2019 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:MONOGRAFIA
Author:Cruz, Saul Velasco
Publication:Politica y Sociedad
Date:Jan 1, 2019
Words:10809
Previous Article:Presentacion.
Next Article:Del !Ni una mas! al #NiUnaMenos: movimientos de mujeres y feminismos en America Latina/From "Ni una mas" to #NiUnaMenos: Women's and Feminism in...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters