Printer Friendly

Relacion de los ataques de Desmodus rotundus con el manejo del ganado caprino y algunas caracteristicas del habitat en la Prepuna de Bolivia.

INTRODUCCION

Las especies que ocurren naturalmente encuentran niveles de coexistencia estables y resilientes, al considerarse escalas de tiempo grandes (Odum, 1971). Es asi que, las especies nativas estan mejor adaptadas a coexistir con depredadores, competidores y enfermedades transmitidas por otras especies silvestres nativas (Messmer, 2000). La modificacion de las comunidades faunisticas, por ejemplo, por la introduccion de especies exoticas como el ganado, puede provocar cambios numericos en algunas poblaciones silvestres; en el caso de los murcielagos vampiros (Desmodus rotundus, en adelante vampiros), como una respuesta a la oferta de un recurso alimenticio adicional, este cambio es positivo y origina conflictos con los humanos por las implicaciones economicas y por el efecto que esta interaccion tiene sobre la salud publica. Por tal motivo, en algunos casos los vampiros son considerados plaga (Ojasti, 2000; Conover, 2001).

Historicamente se han desarrollado estudios sobre los conflictos que se generan entre distintos organismos en estado silvestre y las actividades humanas, incluyendo el ataque de animales a campos agricolas (Oppenheimer y Lange, 1969; Perez y Pacheco, 2006; Romanach et al., 2007), los ataques de carnivoros grandes al ganado (Allen y Sparkes, 2001; Beckmann et al., 2004; Pacheco et al., 2010; Zarco-Gonzalez et al., 2012) y aquellos referidos a la transmision de rabia por vampiros (Belotto, 2001; Constantine, 2009; Carvalho-Costa et al., 2012; Nunez et al., 2012), incluyendo a seres humanos (Shneider et al., 2009; Johnson et al., 2010). La mortalidad de ganado bovino por causa de rabia transmitida por vampiros fue estimada para la decada de los 60 en un millon de cabezas por ano en Latinoamerica (Badger y Schmidt, 1979) y los mismos autores indican que la rabia era el problema de salud animal mas grave en Bolivia hasta 1972. Sin embargo, aunque uno de los conflictos mas comunes en areas ganaderas es el que se establece entre humanos y vampiros, especificamente D. rotundus, son escasos aquellos estudios destinados a entender la problematica subyacente, en particular respecto a la relacion de variables ecologicas de las poblaciones de murcielagos y de las poblaciones de animales domesticos o aspectos relacionados al manejo del ganado (Mayen, 2003).

Se sabe que D. rotundus es el unico murcielago que se alimenta de sangre de ganado domestico (Brown, 1994; Barclay y Harder, 2003), lo que redunda en perdidas economicas para los ganaderos. La respuesta de la gente es la realizacion de acciones de control de las poblaciones de vampiros, medidas que por lo general son inadecuadas y no selectivas y que ponen en riesgo poblaciones de otras especies de murcielagos (Aguirre, 2007; MMAyA, 2009).

Este estudio estuvo enfocado a entender el conflicto entre vampiros y ganaderia, luego de varias noticias de prensa (La Patria, 2006; La Razon, 2006; El Potosi, 2006) que reportaban la severidad del problema en la Provincia Nor Chichas del departamento de Potosi, region caracteristica de la Prepuna boliviana (Lopez, 2000). Es interesante notar que, segun la percepcion de los propios pobladores, los socavones que quedaron abandonados luego del cierre de las actividades mineras se constituyeron en refugios para los murcielagos, especialmente para vampiros. Se ha reportado que la abundancia del vampiro esta positivamente relacionada con la disponibilidad de refugios y alimento (Brown, 1994). En este sentido, la introduccion de ganado domestico podria tener un efecto positivo en la abundancia de las poblaciones de vampiros. Considerando que una de las actividades economicas mas importantes de nuestra zona de estudio es la crianza de ganado caprino, pensamos que esta oferta adicional de alimento podria representar otra de las causas del conflicto. De esta forma, tanto la oferta adicional de refugios (los socavones mineros abandonados) como la oferta adicional de alimento (el ganado caprino) estarian incidiendo positivamente en las poblaciones de vampiros. Por otro lado, tambien se sabe que los ataques no son aleatorios; en un estudio realizado en Costa Rica, Turner (1975) encontro que las reses que pasaban la noche en zonas arboladas y aquellas que se encontraban al borde de los grupos eran las que tenian mayor probabilidad de ser atacadas, lo que muestra que otros factores tambien podrian estar incidiendo en los ataques al ganado.

La forma de enfrentar el problema por los pobladores se centra en tres actividades principales: destruccion de los potenciales refugios de vampiros, que se realiza dinamitando los socavones abandonados, envenenamiento de todos los murcielagos, sean o no vampiros, con productos altamente peligrosos, como los raticidas; y caza directa de los murcielagos que se acercan a las fuentes de luz de las casas o las que se encuentran cerca de los corrales, lo que se realiza con plantas espinosas (A. Quiton, SENASAG, com. pers., 2006). Estas practicas afectan poblaciones de otras especies de murcielagos que comparten los refugios con los vampiros o que son confundidos con estos, que en el caso especifico de nuestro sitio de estudio implica a murcielagos insectivoros como Histiotus montanus (Verpertilionidae) y Molossus sp. (Molossidae), considerados importantes en el control de poblaciones de insectos, incluyendo aquellos que transmiten enfermedades a humanos (Kalko y Aguirre, 2007).

Nuestro objetivo fue entender cuales son los patrones de la incidencia de ataques de vampiros en la Prepuna boliviana. Para esto se evaluo si la incidencia de ataques es afectada por la distribucion y cantidad del ganado como recurso alimenticio, la distancia de los corrales a los principales refugios de los vampiros, la abundancia relativa del vampiro y algunas caracteristicas propias del habitat como la cobertura y altura de la vegetacion. Asimismo, discutimos algunos puntos a considerar para una estrategia de manejo del conflicto entre vampiros y ganado domestico, con sus implicancias sobre otras especies de murcielagos.

MATERIALES Y METODOS

Area de estudio

El trabajo fue realizado en los Municipios de Cotagaita y Tumusla de la Provincia Nor Chichas, departamento de Potosi, Bolivia. La region de la Prepuna boliviana se caracteriza por presentar inviernos frios, con temperaturas extremas de -13[grados]C, y veranos con temperatura maximas de ~30[grados]C, siendo la temperatura promedio anual de 15[grados]C y la precipitacion media anual de 300 mm (Lopez, 2000). La vegetacion esta dominada por chaparrales espinosos deciduos, en los cuales son frecuentes las cactaceas columnares y las plantas rastreras, con presencia de bosquecillos dominados por especies de Prosopis, Cercidium y Acacia (Lopez, 2000).

Las actividades economicas principales de los pobladores locales son la agricultura y la ganaderia de caprinos, aunque tambien se cria ganado vacuno, porcino y aves de corral. El ganado caprino pasa las noches dentro de corrales con muros construidos con plantas espinosas y durante el dia esta suelto en las areas de pastoreo comunales.

Para el estudio se consideraron seis localidades, separadas por un minimo de 8 km y un maximo de 25 km, que albergan poblaciones humanas de 50 y 60 familias (Fig. 1). En las localidades de Pampa Grande (PG), Sinandoma (SI), Tambo Valle Grande (TVG) y Vichacla (VI) cada corral esta junto a la casa a la que pertenece, mientras que en San Lorenzo (SL) y Cotagaitilla (CO) los corrales se encuentran un poco alejados de las casas en un area comun. La cantidad de cabras es siempre mayor respecto a la cantidad de otros animales en todas las localidades (Tabla 1).

[FIGURA 1 OMITIR]

Metodos de muestreo

El diseno de muestreo considero dos aproximaciones:

1) La evaluacion de la relacion entre la incidencia de ataques de vampiro y las caracteristicas propias de cada localidad: a) la abundancia relativa de vampiros, b) la distancia de la localidad a los refugios de vampiros mas cercanos (socavones de minas abandonadas), y c) la altura y la cobertura de la vegetacion. Para este proposito, se consideraron todos los ranchos de cada localidad como unidades de evaluacion y las localidades como unidades de respuesta.

2) La evaluacion de la relacion entre la incidencia de ataques y las caracteristicas propias de cada corral, para lo que se consideraron las siguientes variables: a) numero de cabezas de ganado, b) superficie del corral en el cual el ganado descansa por las noches, c) presencia o ausencia de techo en el corral, d) porcentaje del corral que presentaba techo (cobertura de techo), y e) material con el cual fue construido el corral. Para este proposito, cada corral fue tratado como una unidad de respuesta, independientemente de la localidad a la que pertenecia.

Calculo de la incidencia de ataques al ganado caprino

Para obtener la incidencia de ataques al ganado caprino se reviso a todos los animales de cada corral en busca de heridas nuevas (de la noche anterior), durante 22 dias consecutivos simultaneamente en las seis localidades entre febrero y marzo de 2007. Durante esta revision tambien se verifico la posible re-incidencia de ataques (nuevos ataques sobre cicatrices). Este trabajo fue desarrollado conjuntamente con los duenos de los corrales, quienes contabilizaron las heridas diariamente, luego de un periodo de entrenamiento para uniformar criterios. La incidencia de ataques (I) para cada corral se calculo a partir de la siguiente relacion:

I = (No animales con heridas recientes / dias de observacion) / cantidad ganado

Por otro lado, para cada localidad se calculo la incidencia como el promedio de incidencias obtenidas por corral en dicha localidad. Para comparar esta incidencia entre localidades se utilizo una prueba de Kruskall-Wallis (Siegel y Castellan, 1995).

Analisis de las caracteristicas ambientales en las localidades

Para este analisis se considero la incidencia de ataques como dependiente de la abundancia relativa de vampiros para cada localidad. La abundancia relativa se cuantifico en base al esfuerzo de muestreo: numero de murcielagos capturados por metro de red/hora (Medellin et al., 2000). Entre febrero y marzo de 2007 (epoca de lluvias) se capturaron vampiros en cada localidad instalando de forma aleatoria entre 10 y 15 redes de niebla (de 6 x 3 m), dependiendo de la extension del area de los corrales. Las redes fueron dispuestas a 1 m de la barda de los corrales para garantizar la captura de vampiros y fueron operadas por tres noches consecutivas en cada localidad, entre las 18:30 y 00:30, en una sola ocasion.

Ademas, se evaluo la distancia de los principales refugios (minas abandonadas) con relacion al centro de la localidad (cuando los corrales estaban asociados a las casas) o al area de los corrales (en el caso de que todos los corrales se hallaran ubicados en un area comun), en un radio de 10 km. Se eligio esta distancia ya que, aunque estos murcielagos pueden volar hasta 20 km buscando alimento, en general forrajean en areas de 5 a 8 km desde sus refugios (Greenhall y Schmidt, 1988; Medina et al., 2007). Para esto se utilizaron las coordenadas geograficas obtenidas de los socavones que se encontraban en ese radio de 10 km y, mediante un Sistema de Informacion Geografica (Arcview 9.3), se calculo la distancia entre este socavon y el centro de la localidad.

Finalmente, otras dos variables que tambien se consideraron en este analisis, porque suponiamos que podian afectar la incidencia de los ataques a traves de la actividad de los murcielagos, fueron la cobertura y la altura de la vegetacion en el area circundante a los corrales. Para evaluar estas variables se contabilizaron todas las plantas con DAP mayor a 1.5 cm en 10 transectos de 50 x 2 m (modificado de Mostacedo y Fredericksen, 2000). Para cada transecto se anoto la altura de cada planta y se calculo la densidad (numero de arboles o arbustos / superficie), considerando dos estratos de altura: el arbustivo, plantas < 1 m, y el arboreo, > 1 m.

Considerando nuestro tamano de muestra (n = 6 localidades) se decidio calcular correlaciones de Spearman (Siegel y Catellan, 1995) entre la incidencia de ataques y las variables propuestas. En todas las correlaciones se considero un a = 0.05 y para determinar la magnitud y sentido de la correlacion el valor del coeficiente de correlacion (rs).

Analisis de las caracteristicas del manejo del ganado

Para este analisis se consideraron variables obtenidas para cada uno de los corrales. La cantidad de ganado por corral fue considerada como una variable que podria explicar la incidencia de ataques en la region. El numero de cabezas de ganado caprino fue obtenido realizando un censo de los animales en cada corral. La superficie del corral tambien fue considerada como variable independiente, bajo el supuesto de que corrales de mayor tamano pueden ser localizados mas facilmente por los vampiros. La superficie de cada corral fue estimada utilizando una cinta metrica y de acuerdo a la forma del corral se aplico la formula correspondiente de calculo de area. Adicionalmente tambien se estimo el porcentaje del corral que estaba cubierto por techo y el material con el cual se construian las bardas (como barreras al ingreso de vampiros).

Se utilizo un Modelo Lineal Generalizado--GLM por sus siglas en ingles--(Mardia et al., 1979) para determinar las variables que explican mejor la incidencia de ataques. Se consideraron como variables independientes la cantidad de cabezas de ganado caprino por corral, la superficie del corral y el porcentaje de cobertura del techo; y como variables independientes categoricas el material con el cual se construyo la barda del corral (1: corrales construidos con plantas espinosas, 2: corrales construidos con adobe y piedra, y 3: corrales mixtos) y la localidad, que fue considerada como bloque debido a la variacion de la incidencia que se registro entre localidades. Previamente a correr el GLM, se realizo un analisis exploratorio para verificar posibles autocorrelaciones entre variables (Underwood, 1997; Gotelli y Ellison, 2004). Para identificar las variables independientes que explican mejor la incidencia de ataques calculada, se realizo una prueba "Stepwise" estandar, que incluye un analisis de eliminacion y adicion de variables (Gotelli y Ellison, 2004). Se considero el cambio de valor del criterio de informacion de Aikaike (AIC) para escoger el mejor modelo y el R2 para evaluar el ajuste de este modelo (Gotelli y Ellison, 2004).

RESULTADOS

En la zona se contabilizaron 2044 cabras, en un total de 40 corrales revisados en las seis localidades estudiadas. En el periodo de evaluacion, se registraron 637 ataques de vampiro, de los cuales solo el 7.1% (45 ataques) fueron realizados en cabras que ya habian sido mordidas la noche anterior. Estos resultados dan un promedio de 27 animales atacados por dia considerando las seis localidades evaluadas. La incidencia promedio (ataques recientes) fue de 0.031 [+ or -] 0.062 animales mordidos/dia en cada uno de los corrales. La incidencia de ataques fue distinta entre las seis localidades evaluadas (K-W [[ji].sup.2.sub.5] = 25.75; P<0.05), con la mayor incidencia registrada en Pampa Grande y la menor en Vichada y Sinandoma (Fig. 2). Las mordidas se dieron con mayor frecuencia detras de las orejas (50% de los ataques) y en el lomo (35% de los ataques).

Analisis de las caracteristicas ambientales en las localidades

La incidencia de ataques de vampiro al ganado caprino no se correlaciono con las variables de altura de la vegetacion arbolada ([r.sub.s] = 0.07; P = 0.89), altura de la vegetacion arbustiva ([r.sub.s] = 0.27; P = 0.59), densidad de vegetacion baja alrededor de los corrales ([r.sub.s] = -0.63; P = 0.179), ni con la distancia de la localidad al socavon abandonado mas cercano ([r.sub.s] = -0.71; P = 0.11). Sin embargo, fue claro que las localidades con mayor abundancia relativa de vampiros fueron las que presentaron mayor incidencia de ataques al ganado ([r.sub.s] = 0.83; N = 6; P = 0.04; Fig. 3).

Por otro lado, la abundancia relativa de vampiros en las localidades disminuyo con la distancia al refugio mas cercano ([r.sub.s] = -0.79; N = 6; P = 0.054), lo que sugiere que las localidades con mayores problemas por el ataque de vampiros son aquellas que tienen refugios mas cercanos. Es interesante notar que la abundancia relativa de vampiros baja abruptamente en Vichacla y San Lorenzo, que son localidades que estan a mas de 6 km del refugio mas cercano (Fig. 4).

Analisis de las caracteristicas del manejo del ganado

A traves del analisis "Stepwise" estandar del GLM se generaron cuatro modelos alternativos para explicar la incidencia de ataques de vampiros al ganado (Tabla 2). La variable que mejor ayuda a explicar la incidencia de ataques es la cantidad de ganado en cada corral, que varia inversamente con la incidencia (modelo 4 en Tabla 2), lo que indica que la incidencia de ataques disminuye con incrementos en la abundancia del recurso, en este caso las cabras en cada corral (Fig. 5).

[FIGURA 2 OMITIR]

[FIGURA 3 OMITIR]

[FIGURA 4 OMITIR]

[FIGURA 5 OMITIR]

No se hallo correlacion entre el porcentaje de cobertura del techo en los corrales y la incidencia de ataques de vampiros. Sin embargo, es importante notar que los dos corrales cubiertos totalmente tuvieron incidencias muy bajas (entre 3 y 10 veces menores que el promedio para la region).

DISCUSION

La incidencia de ataques de vampiros fue distinta entre las localidades estudiadas: aquellas con mayor incidencia eran las que se encontraban a distancias menores a 6 km de los refugios potenciales (socavones abandonados). A su vez, las localidades con mayor incidencia de ataques fueron tambien las que presentaron mayores abundancias relativas de vampiros, coincidentemente con lo reportado por Gonzales y Mitchell (1976) para Mexico. Sin embargo, la mayor incidencia no se dio en las localidades que tenian mayor cantidad de ganado (principal recurso alimenticio para los vampiros). Esto sugiere que el factor limitante no es la disponibilidad de alimento (ganado), sino la disponibilidad de refugios cercanos al recurso (los socavones), que albergan una cantidad limitada de vampiros.

Por otro lado, los valores de incidencia obtenidos en las diferentes localidades fueron en general bajos. La localidad con la incidencia mas alta fue Pampa Grande, con un animal mordido cada 7 o 9 dias por corral. Mientras que en localidades con incidencias menores se observo un animal mordido cada 30 dias por corral. Estos resultados sugieren que la cantidad de animales mordidos no es muy alta, en comparacion con los reportes de Gonzales y Mitchell (1976), quienes registraron 93 915 reses mordidas de un total de 164 834 animales evaluados en un periodo de dos anos en Nicaragua. Adicionalmente, en la zona de estudio los ataques a personas no son comunes, a diferencia de lo que ocurre en las regiones amazonicas (i.e. Schneider et al., 2001; Schneider et al., 2009; Carvalho-Costa et al., 2012; Romero-Sandoval et al., 2013). Pese a esto, en el area de estudio los ganaderos responden con practicas inadecuadas y no selectivas de control de las poblaciones de vampiros, afectando sobre todo a las poblaciones de murcielagos insectivoros, que se abastecen cerca de las fuentes de luz artificiales asociadas a viviendas humanas o viven en casas abandonadas.

La presencia de techos parciales no impide el acceso de los vampiros a los corrales, sin embargo la incidencia de ataques si se reduce con una cobertura de techo total; las incidencias en los corrales cubiertos totalmente, fueron las mas bajas en comparacion a los otros corrales. Esto sugiere que probablemente es suficiente un hueco en los techos parciales para permitir el ingreso de los vampiros.

La reincidencia de los vampiros sobre las presas esta reportada en la literatura (Brown, 1994) y esto ha sido utilizado como base para los protocolos de control del vampiro. Por ejemplo, se sugiere colocar el vampiricida en la herida de los animales mordidos previamente. Sin embargo, durante el trabajo se registro un numero muy bajo de animales que hubieran sido mordidos varias noches consecutivas (65 de 637 animales atacados). Esto sugiere que, al menos en el area de estudio, el colocar la pomada vampiricida en un animal mordido no incrementa la probabilidad de que el vampiro lo ingiera debido a que la probabilidad de que reincida sobre esa presa es baja.

Nuestra observacion de que la incidencia de ataques es mayor en corrales con menor cantidad de ganado parece contraintuitiva, ya que en el norte argentino se ha reportado que la abundancia de murcielagos se duplicaba en zonas ganaderas (Delpietro et al., 1992). Sin embargo, es posible que la explicacion sea que existe un numero constante de vampiros que se abastece en cada localidad y que estos se repartiran entre las presas disponibles cerca de su refugio. Esta hipotesis esta apoyada por dos resultados: la correlacion positiva entre la incidencia de ataques al ganado con la abundancia relativa de vampiros, que implicaria que el numero de ataques registrados en las localidades esta relacionado directamente con el numero de vampiros que se encuentran en cada localidad; y que la abundancia de vampiros esta inversamente relacionada con el numero de cabezas de ganado presente en las localidades estudiadas. Bajo este escenario podemos especular que, en la Prepuna boliviana, las poblaciones de vampiros no estan respondiendo directamente a la disponibilidad de recursos alimenticios, sino a la presencia de refugios cercanos a sus areas de abastecimiento y que son los refugios el factor limitante del numero de individuos en las poblaciones de vampiros y por lo tanto de la incidencia de ataques de los mismos sobre el ganado. Entonces, un incremento en la abundancia de cabras deberia reducir la probabilidad de ataque para cada cabra, coincidiendo con el efecto de dilucion de la probabilidad de ataque per capita con el incremento en la densidad de presas (Davies et al., 2012).Un dato adicional apoya nuevamente nuestra hipotesis. Se sabe que los vampiros en general forrajean en un rango de 6 a 8 km (Wimsatt, 1969). Un estudio de radiotelemetria, realizado en la comunidad de Sinandoma con cinco individuos de D. rotundus, indico que la distancia maxima que los vampiros se alejan de su refugio en busca de alimento es 5.2 km y que tienden a ser fieles a sus refugios y a sus areas de forrajeo (I. Moya, datos no publicados). Con base en estos resultados, es muy ilustrativo que las localidades de Pampa Grande, Sinandoma y Cotagaitilla, que tienen los mayores valores de incidencia, se encuentren a menos de 6 km de distancia de los potenciales refugios, y que la incidencia decaiga abruptamente en las otras localidades, que se encuentran a distancias mayores de los refugios.

Por otro lado, de acuerdo a nuestros resultados, en general un animal es atacado solo por un vampiro cada noche, a diferencia de lo que ocurre en Costa Rica, donde cada animal puede presentar hasta 10 heridas por noche (Turner, 1975). Si la cantidad de ganado se mantiene constante, es posible postular que la incidencia de ataques reflejaria de forma confiable la abundancia relativa de vampiros que se encuentran en nuestro sitio de estudio. Para hacer estas suposiciones nos hemos basado en que los vampiros son altamente eficientes para alimentarse y no requieren mas de 15 o 20 minutos para obtener el alimento necesario (Greenhall y Schmidt, 1988; Wimsatt, 1969), por lo cual no necesitan visitar mas de una cabra por noche. De esta forma, la incidencia de ataques puede ser un metodo confiable de monitoreo de la abundancia relativa de vampiros y puede ayudar a determinar el momento adecuado para realizar una campana de control del vampiro. Sin embargo, tambien debemos considerar que se han reportado situaciones en las que varios murcielagos se alimentaban de una misma herida (Greenhall et al., 1971), lo que podria resultar en una subestimacion de la abundancia de vampiros. Este aspecto deberia ser considerado en los programas de prevencion que se realicen recomendando siempre que las acciones deberian realizarse mucho antes de que los conflictos se inicien.

En el mismo escenario, si se acepta que la abundancia de refugios es el factor limitante de las poblaciones de vampiros, un incremento en la actividad minera reactivando los socavones abandonados o abriendo otros nuevos, implicaria a la larga un incremento en las poblaciones de vampiros, una vez que estos sean abandonados, lo que tendra como consecuencia un aumento en la incidencia de ataques al ganado en la zona. Por lo tanto, una de nuestras recomendaciones respecto a esta situacion es que para el manejo del conflicto se recomiende o incluso se obligue a cerrar los socavones que van a ser abandonados, ya que en esta zona no se han registrado otras especies compartiendo los refugios con D. rotundus, por lo que no habria un efecto sobre las otras especies de murcielagos. Otra recomendacion que podemos extraer de nuestros datos es generar programas de control letal mucho mas efectivos aplicando la warfarina a los vampiros capturados en sus refugios. Sin embargo, es importante reconocer que para obtener resultados positivos a largo plazo, estos controles deben ser repetidos anualmente (Conover, 2001). En el caso de los vampiros, si bien se ha llegado a estimar una reduccion de hasta el 95% de los individuos de una poblacion luego de una campana de control (Flores, 2003), aspectos como su capacidad reproductiva, cuidado parental y capacidad de vuelo (como mecanismo de repoblamiento) deben ser tomados en cuenta al momento de determinar los intervalos y la intensidad de la intervencion. Es importante destacar que si solo se emplea el control letal, las poblaciones de vampiros podrian restablecerse por efecto de la migracion (habiendo en la zona refugios libres y alimento a disposicion); y si solo se cierran los socavones, los vampiros podrian buscar otros refugios por la misma zona, incluyendo los entretechos de las casas, lo que incrementaria los conflictos con los humanos. Todos estos impactos van a tener aun consecuencias en la economia de los pobladores locales llevandolos a mantener sus practicas no selectivas de control del vampiro.

Tambien deben ser consideradas las campanas de vacunacion del ganado contra la rabia que deberian incluirse dentro de una estrategia integral, asegurando de esta forma la sanidad animal en la zona. En este sentido, se sabe que la vacunacion es el mejor metodo para evitar brotes de

rabia (Anderson et al., 2012), sin embargo si no esta acompanada de campanas de control letal del vampiro aun es posible que se mantengan otros problemas, como las heridas en los animales susceptibles a infecciones o los problemas de salud relacionados a la perdida de peso y reduccion en la produccion de leche por parte del ganado (Acha y Malaga Alba, 1988).

Por todo lo expuesto, lo mas apropiado seria realizar todas las acciones simultaneamente, generando programas integrales que permitan asegurar la salud humana y animal a traves de campanas de vacunacion antirrabica y manteniendo las poblaciones de vampiro en niveles bajos previniendo posibles conflictos con los pobladores locales.

Finalmente, seria necesario establecer conjuntamente a estas actividades un programa de capacitacion y educacion, dirigido tanto a los tecnicos de las diferentes instituciones que trabajan en la zona en temas relacionados a la produccion y sanidad animal, como a la gente de las diferentes localidades, con el objetivo de generar conciencia sobre cuan importante sera poner en practica una estrategia conjunta de control del vampiro, prevencion de la rabia en la zona y conservacion de las otras especies de murcielagos.

Recibido 14 enero 2014. Aceptado 5 diciembre 2014. Editor asociado: M Sandoval

AGRADECIMIENTOS

Agradecemos al Postgrado en Ecologia y Conservacion de la Universidad Mayor de San Andres y a la Organizacion Panamericana de la Salud por haber apoyado financieramente la realizacion del proyecto. Al Programa para la Conservacion de los Murcielagos de Bolivia por el apoyo logistico y a sus miembros que participaron en el trabajo de campo (Raquel Galeon, Oswaldo Palabral, Sandra Rivera). Al Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Animal (SENASAG) por el soporte logistico en campo y a Idea Wild por haber apoyado con equipo. Tambien agradecemos a Maria Sandoval y a los revisores anonimos del manuscrito cuyos aportes mejoraron sustancialmente la interpretacion de los resultados. Finalmente tambien queremos extender nuestro agradecimiento a cada una de las localidades por habernos permitido realizar el trabajo.

LITERATURA CITADA

ACHA PN y A MALAGA ALBA. 1988. Economic losses due to Desmodus rotundus. Pp. 208-214, en: Natural History of Vampire Bats (AM Greenhall and U Schmidt, eds.). CRC Press, Boca Raton, FL.

AGUIRRE LF. 2007. Historia natural, distribucion y conservacion de los murcielagos de Bolivia. Centro de Ecologia y Difusion Simon I. Patino, Santa Cruz de la Sierra.

ALLEN LR y EC SPARKES. 2001. The effect of dingo control on sheep and beef cattle in Queensland. Journal of Applied Ecology 38:76-87.

BADGER DD y KM SCHMIDT. 1979. Evaluation of the vampire bat control program. Departament of Agricultural Economics, Oklahoma State University, Oklahoma.

BARCLAY RMR y LD HARDER. 2003. Life histories of bats: Bats in the slow lane. Pp. 209-246, en: Bat Ecology (TH Kunz y MB Fenton, eds.). The University of Chicago Press, Chicago and London.

BECKMANN JP, CW LACKEY y J BERGER. 2004. Evaluation of deterrent techniques and dogs to alter behavior of "nuisance" black bears. Wildlife Society Bulletin 32(4):1141-1146.

BELOTTO AJ. 2001. Raiva transmitida por morcegos nas Americas: impacto na saude publica e na producao. Pp. 24-25, en: Seminario internacional de murcielagos como transmisores de rabia. Sao Paulo, SP. Programas e resumos. Secretaria da Saude, Sao Paulo.

BROWN DE. 1994. The vampire bat in fact and fantasy. High-Lonesome Books, Silver City, N. Mexico D.F.

CARVALHO-COSTA FA, VL TEDESQUI, M DE JESUS NASCIMENTO MONTEIRO y MN BOIA. 2012. Outbreaks of attacks by hematophagous bats in isolated riverine communities in the Brazilian Amazon; A challenge to rabies control. Zoonoses and Public Health 59:272-277.

CONOVER MR. 2001. Resolving human-wildlife conflicts: The science of wildlife damage management. Ed. Lewis Publishers, Boca Raton, Florida.

CONSTANTINE DG. 2009. Bat rabies and other Lyssavirus infections. Reston, Va. U.S. Geological Survey Circular 1329, 68 p.

DAVIES NB, JR KREBS y SA WEST. 2012. An introduction to behavioural ecology. Blackwell Scientific Publications, Oxford.

DELPIETRO HA, N MARCHEVSKY y E SIMONETTI. 1992. Relative population densities and predation of the common vampire bat (Desmodus rotundus) in natural and cattle-raising areas in north-east Argentina. Preventive Veterinary Medicine 12:13-20.

EL POTOSI. 2006. "Vampiros" atacan a Ganado caprino y bovino en Cotagaita. http//www.elpotosi.net.

FLORES R. 2003. Tecnicas, substancias y estrategias para el control del murcielago vampiro. Organizacion Panamericana de la Salud, ISBN970-92109-1-2. Mexico D.F.

GONZALES R y GC MITCHELL. 1976. Vampire bat control programs in Latin America. Proceedings of the 7th Vertebrate Pest Conference. Paper 22. http//digitalcommons.unl.edu/vpc7/22.

GOTELLI N y AM ELLISON. 2004. A primer of ecological statistics. Sinauer Associates Inc., Sunderland MA. 510 p.

GREENHALL AM y U SCHMIDT. 1988. Natural history of vampire bats. Bocca Raton, CRC Press, Florida.

GREENHALL AM y U SCHMIDT. 1971. Attacking behavior of the vampire bat, under field conditions in Mexico. Biotropica 3 (2): 136-141.

JOHNSON N, A VOS, C FREULING, N TORDO, AR FOOKS y T MULLER. 2010. Human rabies due to Lyssavirus infection of bat origin. Veterinary Microbiology 142:151-159.

KALKO EKV y LF AGUIRRE. 2007. Insectivoria, en: Historia natural, distribucion y conservacion de los murcielagos de Bolivia (LF Aguirre, ed.). Centro de Ecologia y Difusion Simon I. Patino, Santa Cruz de la Sierra.

LA PATRIA. 2006. Vampiros chupan sangre a cabras y vacas en Cotagaita. www.enlared.org.bo

LA RAZON. 2006. Murcielagos invaden Vitichi y Cotagaita. www.la-razon.com

LOPEZ R. 2000. La Prepuna boliviana. Ecologia en Bolivia 34:45-65.

MARDIA KV, JT KENT y JM BIBBY. 1979. Multivariate Analysis. Academic Press. ISBN 0-12-471252-5.

MAYEN F. 2003. Haematophagous bats in Brazil, their role in rabies transmission, impact on public health, livestock industry and alternatives to an indiscriminate reduction of bat population. Journal of Veterinary, Series B 50(10):469-472.

MEDELLIN RA, M EQUIHUA y M AMIN. 2000. Diversity and abundance as indicators of disturbance in Neotropical Rainforests. Conservation Biology 6:1666-1675.

MEDINA A, CA HARVEY, DS MERLO, S VILCHEZ y B HERNANDEZ. 2007. Bat diversity and movement in an agricultural landscape in Matiguas, Nicaragua. Biotropica 39:120-128.

MESSMER TA. 2000. The emergence of human-wildlife conflict management: Turning challenges into opportunities. International Biodeterioration and Biodegradation 45:97-102.

MMAyA (Ministerio de Medio Ambiente y Agua). 2009. Libro rojo de la fauna silvestre de vertebrados de Bolivia. Ministerio de Medio Ambiente y Agua, La Paz.

MOSTACEDO B y T FREDERICKSEN. 2000. Manual de metodos basicos de muestreo y analisis en ecologia vegetal. BOLFOR. Santa Cruz de la Sierra.

NUNEZ C, A PAEZ, C HERNANDEZ, H ESCOBAR y A BONELO. 2012. Transmision del virus de la rabia entre murcielagos urbanos del departamento del Valle del Cauca, Colombia, 1999-2008. Infectio 16(1):23-29.

ODUM EP. 1971. Fundamentals of ecology. WB. Saunders, Filadelfia.

OJASTI J y F DALLMEIER (Eds). 2000. Manejo de fauna silvestre neotropical. SI/MABSeries # 5. Smithsonian Institution / MAB Biodiversity Program, Washington D.C.

OPPENHEIMER JR y GE LANGE. 1969. Cebus monkeys: effects on branching of Gustavia trees. Science 165:187-188.

PEREZ E y LF PACHECO. 2006. Damage by large mammals to subsistence crops in a montane forest of Bolivia. Crop Protection 25:933-939.

PACHECO LF, G GALLARDO, A NUNEZ y F VARELA. 2010. Puma-livestock conflict in the Bolivian highlands: Lessons learned. Wild Felid Monitor 3(2):19.

ROMANACH SS, PA LINDSEY y R WOODROFFE. 2007. Determinants of attitudes towards predators in central Kenya and suggestions for increasing tolerance in livestock dominated landscapes. Oryx 41(2):185-195.

ROMERO-SANDOVAL, C PARRA, G GALLEGOS, A GUANOPATIN, MF CAMPANA, M HARO, S CALAPAQUI, C MORETA, F VITERI, M FEIJOOCID y M MARTIN. 2013. Hematophagous bat bites in Ecuadorian Amazon: Characterization and implications for sylvatic rabies prevention. Public Health Action 3:85-89.

SIEGEL S y J CASTELLAN. 1995. Estadistica no parametrica. Editorial Trillas, Mexico D.F.

SCHNEIDER MC, J ARON, C SANTOS-BURGOA, W UIEDA y S. RUIZ-VELAZCO. 2001. Common vampire bat attacks on humans in a village of the Amazon region of Brazil. Cadernos de Saude Publica, 17:1531-1536.

SCHNEIDER MC, PC ROMIJIN, W UIEDA, H TAMAYO, DF Da SILVA, A BELOTTO, JB Da SILVA y LF LEANERS. 2009. Rabies transmitted by vampire bats to humans: An emerging zoonotic disease in Latin America? Revista Panamericana de Salud Publica. 25:260-269.

TURNER DC. 1975. The vampire bat--A field study in behavior and ecology. John Hopkins University Press, Baltimore and Londres.

UNDERWOOD AJ. 1997. Experiments in ecology: Their logical design and interpretation using analysis of variance. Cambridge University, Nueva York.

ZARCO-GONZALEZ MM, O MONROY-VILCHIS, C RODRIGUEZ-SOTO y V URIOS. 2012. Spatial factors and management associated with livestock predations by Puma concolor in Central Mexico. Human Ecology 40:631-638.

WIMSATT WA. 1969. Transient behavior, nocturnal, activity patterns and feeding efficiency of vampire bats (Desmodus rotundus) under natural conditions. Journal of Mammalogy 5:233-244.

M. Isabel Moya (1,2,5), Luis F. Pacheco (2,3) y Luis F. Aguirre (4,5)

(1) Museo Nacional de Historia Natural, Cota Cota, Calle 26 s/n, La Paz, Bolivia. Telefonos: (591) 2-2795364, (591) 73293884 [correspondencia: M. Isabel Moya <isamoyadiaz@gmail.com>].

(2) Coleccion Boliviana de Fauna, Cota Cota, Calle 27 s/n, Campus Universitario, La Paz, Bolivia. Telefono: (591) 2-2792582.

(3) Instituto de Ecologia, Carrera de Biologia, Universidad Mayor de San Andres, Cota Cota, Calle 27 s/n, La Paz, Bolivia. Telefono: (591) 2-2792416, int. 5.

(4) Centro de Biodiversidad y Genetica, Universidad Mayor de San Simon, Calle Sucre, Parque La Torre, Cochabamba, Bolivia. Telefono: (591) 4-4540796.

(5) Fundacion Programa para la Conservacion de los Murcielagos y la Biodiversidad, Urbanizacion las Magnolias 2, No 30C, Cochabamba, Bolivia.
Tabla 1 Animales criados por las personas en cada una
de las localidades estudiadas. En la tabla se presentan
los promedios y rango (entre parentesis) de la cantidad de
animales por tipo de ganado. TVG = Tambo Valle Grande;
SIN = Sinandoma; SL = San Lorenzo; PG = Pampa Grande;
COT = Cotagaitilla; VI = Vichacla.

                TVG            SIN             SL

Animales    (7 corrales)   (7 corrales)   (7 corrales)

Vacas        3.3 (2-5)      2.8 (1-5)       0.3 (0-2)
Burros       2.0 (1-3)      2.3 (1-4)
Cerdos       3.3 (2-5)      1.5 (0-2)      1.6 (0-11)
Ovejas       2.5 (0-17)
Cabras      48.5 (22-75)   28.2 (8-53)    83.4 (47-140)
Pollos       4.5 (306)      9.2 (6-13)

                 PG            COT             VI

Animales    (7 corrales)   (5 corrales)   (7 corrales)

Vacas        1.3 (1-2)      1.2 (??-6)      0.1 (0-1)
Burros       1.0 (0-1)      2.0 (0-3)       2.5 (0-3)
Cerdos       4.4 (0-9)      0.4 (0-2)       1.7 (0-3)
Ovejas                      9.0 (0-16)
Cabras      23.2 (3-110)   57.0 (27-94)   55.2 (34-80)
Pollos       6.7 (0-10)

Tabla 2 Comparacion de los AIC y [R.sup.2] de cada uno de los modelos
generados a traves del "Stepwise" estandar para evaluar el efecto de
variables ambientales sobre la incidencia de ataques de vampiro
(ver MATERIALES Y METODOS).

Modelo                                          AIC      [R.sup.2]

Modelo 1                                      -241.09      0.692
(Incidencia = Cantidad de ganado+Cobertura
del techo+Area del corral+Material
de construccion de la barda)

Modelo 2                                      -242.991     0.691
(Incidencia = Cantidad de ganado+Cobertura
del techo+Material de construccion
de la barda)

Modelo 3                                      -244.725     0.689
(Incidencia = Cantidad de ganado+Material
de construccion de la barda)

Modelo 4 (Incidencia = Cantidad de ganado)    -246.833     0.674
COPYRIGHT 2015 Sociedad Argentina para el Estudio de los Mamiferos
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

 
Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Moya, M. Isabel; Pacheco, Luis F.; Aguirre, Luis F.
Publication:Mastozoologia Neotropical
Date:Jun 1, 2015
Words:6502
Previous Article:La comunidad de parasitos gastrointestinales de guanacos silvestres (lama guanicoe) de la reserva provincial la Payunia, Mendoza, Argentina.
Next Article:Estructura de la dieta de roedores sigmodontinos en arbustales del ecotono bosque-estepa del suroeste de Argentina.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters