Printer Friendly

Reestructuracion y Relaciones Laborales en la Banca Colombiana, o Una Perspectiva Sociologica del Mundo Laboral Contemporaneo.

REESTRUCTURACION Y RELACIONES LABORALES EN LA BANCA COLOMBIANA, O UNA PERSPECTIVA SOCIOLOGICA DEL MUNDO LABORAL CONTEMPORANEO. * JUAN CARLOS CELIS OSPINA. **

Es lugar comun admitir las transformaciones del mundo laboral contemporaneo ligadas a la configuracion socio-tecnica, la flexibilizacion de las tareas, y el papel que parecen jugar el capital y la fuerza de trabajo. Existen tambien en ese lugar comun las consideraciones acerca de la calidad del trabajo contemporaneo, que si bien se ancla preferentemente en los jovenes, profesionales estos, no ven claro que sus expectativas, supongan la estabilidad y la confianza que asegure a largo plazo proyectos familiares y sociales, al contrario, persiste la idea de la volatilidad en los empleos, salarios traslapados en beneficios y reconocimientos y un vinculo laboral mas parecido a la compra y venta de servicios, sin ajustarse a los principios del Derecho Laboral y entra definitivamente al campo del Derecho Civil.

No es que el reciente libro intitulado Reestructuracion y Relaciones Laborales en la Banca, del sociologo Juan Carlos Celis O., aboque directamente esas problematicas, empero, son implicitamente discernibles en tanto la importancia que cobra hoy el sistema financiero -los bancos en este caso-, pero, asi mismo, otras expresiones del capitalismo contemporaneo como los supermarket, las cadenas de comidas llamadas fast food y junk food, en sintesis, para lo que cabria en la expresion del filosofo frances Houellebecq (2000), el mundo como un supermercado, y paradigma en la configuracion de las relaciones sociales.

Ahora bien, uno de los problemas metodologicos en ese contexto social contemporaneo, el cual a la manera de Bourdin (2007) se nos presente fluido, eclectico y en un permanente desequilibrio generador, tiene que ver con las posibilidades de aprehension analiticas, pues bien, a criterio de Celis O., es importante preservar la categoria de configuracion socio-tecnica, ampliamente utilizada para los Estudios en la industria manufacturera y, adicionalmente, la inclusion de un tercer actor, el cliente, advirtiendo su incidencia de control en el proceso de trabajo, las relaciones de poder, que adoptan formas concretas muy diversas a traves de los trabajos desterritorializados, la jornada de trabajo y los espacios productivos, empero, cabria preguntarnos si ese tercer actor no cobraria tambien significacion actualmente en otros sectores productivos, uno de ellos, por ejemplo, las telecomunicaciones, incluso, yendo mas alla, en los supermarket; discrepo, entonces, con el autor al hacer prevalente para los Estudios de las Relaciones Laborales en la Banca, este tercer actor, pues es evidente que se enuncia tambien su importancia para otros sectores, y ello tendria que ver con el supuesto de una contemporaneidad que visibiliza in extremis al individuo como sustrato civilizador que hace del consumo un valor social y modelo cultural (Bourdin, 2007).

La importancia de la apuesta analitica que nos ofrece el trabajo de Celis O., no seria entonces unicamente porque resalte la incidencia del cliente en las relaciones laborales contemporaneas, sino tambien porque pretende una ruptura metodica y epistemica, en relacion con perspectivas menos sistemicas u holisticas que tradicionalmente no centraban las relaciones laborales en ese actor, aludo entonces a trabajos como los de Barnard (1947), Simon (1977) y Perrow (1998).

La otra postura tambien importante que plantea el trabajo de Celis O., tiene que ver con el tema de las divergencias de las relaciones laborales, mas alla de los supuestos de la convergencia, bastante frecuentes en los trabajos contemporaneos, a partir del decaimiento de los sindicatos. En efecto, el autor logra mostrar con claridad la tendencia a la divergencia en los procesos de reestructuracion de la banca colombiana. La explicacion del por que y el como de las divergencias se lleva a cabo a traves del analisis de los tres bancos estudiados, el Banco Colombia, propiedad del Grupo Empresarial Antioqueno (GEA), el Banco Popular, propiedad del Grupo Aval, cuyo propietario principal es Ardila Lulle, y el Banco BVVA, de origen transnacional. Se resalta en la obra de Celis O., el animo de ajustar la propuesta investigativa a la luz de la metodologia del reconstructivismo, para la cual la realidad social no estaria sujeta a leyes universales que actuan al margen de la voluntad de los sujetos, en cambio si se reconocen las tendencias que pueden o no volverse reales en funcion de los sujetos y sus acciones. No se trata, agrega el autor, de negar el concepto de estructura, sino de abrirlo a la accion de los sujetos, lo que implica identificar las estructuras pertinentes al problema y al objeto. La conexion entre estructuras y subjetividades, serian propiamente los procesos de sentido, con los cuales los sujetos van a la accion y, de esta, sobre las estructuras y las subjetividades. Es de anotar que el autor pretende sustituir el concepto de sistema por el de configuracion, empero, no observo una mencion al menos marginal, que retraiga al sociologo aleman N. Elias (1995), quien le diera carta de presentacion al concepto, pretendiendo con el, una aprehension mas fenomenologica o de emergencia de la realidad social. Esa construccion teorica elisiana fue un aporte alentador a la sociologia contemporanea dadas las restricciones objetivas que suponia el uso del concepto de sistema en Parsons (Gouldner, 1979), el de estructura, aun en versiones de la doble hermeneutica de Giddens (1987), o la de campo en la propuesta de Bourdieu (Garcia-Canclini, 1990).

Decantados los enunciados del objeto-problema, asi como los presupuestos analiticos y metodologicos que orientan la investigacion, el segundo capitulo en la obra del profesor Celis O., expone las teorias de la reestructuracion productivas y el concepto de configuracion socio-tecnica, a partir de estudios clasicos y contemporaneos, advirtiendo un campo propio de la sociologia economica, con sus inicios en la decada de 1980, frente a los limites de las teorias y los estudios parciales, que no lograban dar cuenta de los fenomenos referidos a la empresas red, los entramados territoriales y las redes productivas, mostrando, entonces, como la logica en la construccion conceptual no tiende a la convergencia en un solo modelo de produccion, debido a los diferentes modos de crecimiento, las diversas elecciones de estrategias de ganancias y la adopcion por los actores intervinientes en la empresa, de diferentes medios para implementar la estrategia acogida de forma coherente y aceptable por estos, pero con un margen de maniobra o abanico de opciones bastante estrecho. Ahora bien, para el caso de los bancos, el autor muestra que el cambio tecnologico determinaria el paso de una organizacion muy burocratica (hasta principios de los anos 80), a un modelo basado en la orientacion a las ventas y a los clientes, y el acoplamiento funcional de nuevas instituciones -diriamos mejor, la emergencia de nuevas configuraciones-, dentro de la produccion de servicios bancarios, entre los que se cuentan las de relaciones laborales, cultura de la empresa y gestion de los recursos humanos, empero, frente a estos procesos de reestructuracion productiva y configuracion sociotecnica a escala mundial, observo que en ese esfuerzo de abstraccion que hace el autor, no aparece la relacion que pudieramos establecer entre esos procesos y las dinamicas de la globalizacion neoliberal, esto es, el capitalismo contemporaneo, bien sea que se lo considere en crisis o sencillamente a traves de periodos ciclicos de depresion o estabilidad en la contingencia.

El tercer capitulo, "La construccion social de las relaciones laborales", expresa la tradicion marxiana y critica en el sentido de que las relaciones laborales serian las que se establecen y desarrollan entre el capital y el trabajo en la empresa, abarcando el intercambio contractual (contrato laboral individual), el uso de la fuerza de trabajo, las relaciones sociales en el trabajo, las relaciones de poder, legitimacion, demarcacion y competencias, la generacion de costumbres de trabajo (instrumentacion de la cultura laboral, compromisos laborales, sentidos de pertenencia, involucramiento e identidad), la negociacion colectiva y su esfera de influencia. Esta construccion social de las relaciones laborales se estructurarian en niveles territoriales, institucionales, de empresas y sectoriales, asi como a diferentes temporalidades, siendo, nos dice el autor, producto historico de la interaccion de sujetos que concurren en la construccion, siempre cambiante de un campo acotado por estructuras relacionadas con el poder, la hegemonia, la trayectoria de estrategias y el conflicto.

El cuarto capitulo, "Breve resena de la dinamica de la banca colombiana entre 1990-2006", es un interesante esfuerzo por diseccionar y caracterizar el sindicalismo, dado que emergen caracterizaciones al tenor de sindicatos de negocios clientelistas, paradojicamente mas conflictivos que los sindicatos de clase, los sindicatos paternalistas y neo-paternalistas. Es sin duda esta una nueva ruta analitica y comprensiva para entender los conflictos sociales en Colombia, y es tambien cierto que en este apartado, de rigor historico, no sobra la sociologia, sino que mas bien resulta bastante importante para direccionar y dimensionar el trabajo de los historiadores.

Los capitulos quinto, sexto y septimo de la obra, refieren al tratamiento puntual que el autor hace a cada uno de los referentes empiricos. Asi, pasa revista al proceso de reestructuracion productiva y de configuracion socio-tecnica en el Banco Colombia, resaltando la transformacion del banco en un banco universal y su posicionamiento en el pais como el primer banco, y para el periodo del 2000 al 2006 significa a nivel de la configuracion socio-tecnica, la reorganizacion del trabajo, la profundizacion de practicas de Gestion de Recursos Humanos (GRH), permanente innovacion tecnologica de productos y nuevos negocios, y un re-perfilamiento de los empleados, y con ello nuevas tensiones y redefiniciones del campo de las relaciones laborales. El proceso de reestructuracion va a estar atravesado por una disputa hegemonica a traves de la implementacion de una cultura organizacional, que de un lado logro un sentido de pertenencia, pero encontraria contradicciones en su objetivo de propiciar el trabajo en equipo, con la individualizacion y la competencia por los clientes, generada por la manera en que se concretan la multifuncionalidad y la flexibilidad salarial. Su implementacion supuso, entonces, dialogos, pero tambien la negociacion conflictiva, con involucramiento parcial de los sindicatos, y un conflicto latente con empleados por los efectos sobre el bienestar laboral de la reestructuracion.

En relacion con lo acontecido en el Banco Popular, dista mucho de expresarse una situacion parecida, pues alli se unirian dos variables, de un lado, el clasismo del sindicato, con una gran identidad en torno a las conquistas laborales ligadas a las opciones politicas de Izquierda y, de otro lado, hasta cierto punto la administracion gubernamental del banco, no obstante, se emprende un proceso de reestructuracion productiva que se filtra en las relaciones laborales, periodo que se extiende entre 2000 y 2006, para introducir practicas de gestion del recurso humano, mas estas no logran cambiar sustancialmente la anatomia de las relaciones laborales, aunque introducen nuevas areas de tension y conflicto y reconfiguran otras existentes. Empero, la aplicacion parcial de practicas de Gestion de Recursos Humanos en el caso del Banco Popular, no incidio en la ruptura de la cultura laboral que en buena medida se habia formado por mas de dos decadas con un protagonismo muy activo del sindicato, lo cual para el autor, se expresaria como una lucha por la hegemonia cultural en el banco, lo cual plantearia, dice el autor, el embebimiento -embeddednes- (Granovetter, 1985), es decir, la insercion o absorcion de las relaciones laborales por la cultura laboral del sindicato, restandole efectos a la configuracion socio-tecnica que se redujo a la adaptacion y desarrollo de tecnologia dependiente, flexibilizacion de la fuerza de trabajo, a traves del cambio de perfil, pero sin grandes traumatismos, pues el banco seguiria valorando a los antiguos empleados por su honestidad y experiencia. Esa tension alrededor de la lucha hegemonica cultural, en la que sale avante la cultural sindical, se debio, agrega el autor, a la tradicion de lucha del sindicato, empero, considero que tambien deberiamos darle creditos a la adscripcion politica de Izquierda que presenta el sindicato para la epoca.

Queda finalmente observar los resultados acontecidos para el caso de un banco de origen transnacional, el BVVA. Alli se emprende un proceso profundo de transformacion de la configuracion socio-tecnica, que parte del arreglo tecnologico articulado a un proceso mas a largo plazo de implementacion de practicas de gerencia del recurso humano, orientadas a reducir a la minima expresion la bilateralidad de las relaciones laborales, flexibilizar estas tanto numerica como funcionalmente, acompanada de un recambio del perfil de la fuerza laboral -la juvenilizacion del trabajo-, y un intenso programa para imponer la cultura corporativa sobre la cultura laboral pre-existente. Frente a esto, los sindicatos no generaron iniciativas para negociar la reestructuracion al menos sus efectos, y el banco llenaria el deficit de consenso frente a la configuracion socio-tecnica generada, y la cultura corporativa, con practicas de coaccion a los empleados, discriminandolos entre los que estan comprometidos con la empresa y los que no lo estan. En esta apuesta del banco por la unilateralidad de las relaciones laborales, se complementaria la disputa por la hegemonia cultural con una judicializacion de buena parte de las relaciones laborales, en especial con demandas contra los dirigentes sindicales, lo que intensificaria la confrontacion con los sindicatos, donde el banco buscaria entre los trabajadores posicionar la idea de que las relaciones laborales se pueden desarrollar sin necesidad de sindicatos y con la codificacion del pacto colectivo. Como queda visto, son tres situaciones diferentes, respecto a los procesos de reestructuracion productiva y de configuracion socio-tecnica, que a todas luces muestra las tensiones entre el capital y la fuerza de trabajo, y por supuesto una inequivoca tendencia a las divergencias de las relaciones laborales, aun en condiciones del declinar de la fuerza sindical.

Recibido: 12 de septiembre de 2010

Aprobado: 11 de Octubre de 2010

* Celis Ospina, J.C. (2008). Reestructuracion y Relaciones Laborales en la Banca Colombiana, o una Perspectiva Sociologica del Mundo Laboral Contemporaneo. Mexico: Universidad de Queretaro.

** Sociologo de la Universidad de Antioquia, dedicado a los temas laborales. El libro hace parte de su tesis Doctoral.

RODRIGO SANTOFIMIO ORTIZ, Docente Asociado, Departamento de Antropologia y Sociologia, Universidad de Caldas, Manizales. E-mail: rodrigo.santofimio@ucaldas.edu.co
COPYRIGHT 2010 Universidad de Caldas
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2010 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Santofimio Ortiz, Rodrigo
Publication:Antropologia y Sociologia: Virajes
Date:Jan 1, 2010
Words:2565
Previous Article:El entendimiento de los superdotados: un libro de estudio de caso chino-israeli.
Next Article:De la conceptualizacion a la medicion de la pobreza en Colombia: dificultades y alternativas.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters