Printer Friendly

Puente Candamo, Jose Agustin y Jose de la Puente Brunke (comps.). El Estado en la sombra. El Peru durante la ocupacion chilena. Documentos administrativos (diciembre de 1881 - julio de 1882).

Puente Candamo, Jose Agustin y Jose de la Puente Brunke (comps.). El Estado en la sombra. El Peru durante la ocupacion chilena. Documentos administrativos (diciembre de 1881 - julio de 1882). Lima: Pontificia Universidad Catolica del Peru, 2016, 432 pp.

Los grandes protagonistas de este libro compilatorio son Manuel Candamo (1841-1904) y Carlos Elias (1841-1907), personajes que trabajaron en Lima como delegados y agentes confidenciales del gobierno de Lizardo Montero en plena ocupacion chilena de la capital durante la guerra de 1879. Su nombramiento en estos puestos data del 23 de noviembre de 1881, poco tiempo despues de que el presidente Francisco Garcia Calderon fuera apresado y remitido a Chile--por oponerse a una paz con cesion territorial--y de su reemplazo por el vicepresidente Montero, entonces residente en Cajamarca. Como delegados, y ante la imposibilidad de que Montero pudiera operar desde Lima en el marco de las circunstancias de la ocupacion, Candamo y Elias debian llevar a cabo en la capital todos los actos que, en el orden politico, financiero y administrativo, requieran la accion del gobierno, segun indicaba el texto de su nombramiento. En la practica, se trato de una responsabilidad enorme, dada la situacion de Lima como la urbe mas poblada del pais, ademas de centro economico y nudo de comunicaciones con el interior y el exterior de la nacion. En su condicion de agentes confidenciales, su labor consistia en ser interlocutores con los representantes de gobiernos extranjeros en la capital y en coordinar el trabajo de las pocas representaciones que entonces tenia el Peru en el exterior; en particular en los Estados Unidos de Norteamerica, pais en el que se habia depositado--con bastante exageracion y poca compresion de las crudas reglas de la politica internacional de ese tiempo--grandes esperanzas como estado mediador. El nombramiento como agentes confidenciales equivalia, pues, a responsabilizar a Candamo y Elias del ambito de la politica exterior del estado, reservandose Montero, en su calidad de jefe de gobierno, la decision final.

El libro El Estado en la sombra, que reune los documentos de esta gestion tan singular por las circunstancias en que debio llevarse a cabo, evidencia el trabajo abnegado de estos agentes, verdaderos heroes civiles, casi desconocidos hoy por el gran publico peruano, los cuales operaron de manera clandestina en medio de grandes azares. En el libro no solo son publicados los documentos de la delegacion y de la agencia confidencial entre diciembre de 1881 y julio de 1882, sino que se incluye tambien una rigurosa narracion introductoria, preparada por Jose Agustin de la Puente Candamo y Jose de la Puente Brunke, para explicar el contexto en que fueron preparados estos escritos oficiales. Este estudio esta acompanado, a cada paso, por pequenas biografias de los protagonistas de la epoca, presentadas en notas a pie de pagina, que son de gran utilidad. La narracion aborda temas delicados y de los cuales suele hablarse poco, como, por ejemplo, el de la alianza con Bolivia durante la guerra.

La informacion proporcionada por este libro cuestiona la tesis, que fue difundida sobre todo en tiempos del dependentismo de las decadas de 1970 y 1980, de que el Estado peruano simplemente colapso como consecuencia de las derrotas militares. Pese al desorden (e incluso guerra civil) que se produjo luego de la caida de Lima, queda claro a traves de testimonios como los que aqui se presentan, que el Estado se fortalecio desde fines de 1881 cuando, luego de la renuncia de Nicolas de Pierola, fue asentado un gobierno unico en el Peru liderado por Lizardo Montero. Como se puede apreciar en esta publicacion, se constituyo una red que unia a Montero desde su sede en el interior, a la delegacion de Lima a cargo de Candamo y Elias y a las fuerzas militares de Andres Avelino Caceres, que operaban en la Sierra Central, a lo que se anadia la citada gestion operativa de la politica exterior a cargo de la agencia confidencial. Por ejemplo, esta claro que Caceres gestionaba, y muchas veces obtenia, recursos para sus fuerzas del interior por medio de la actividad de los delegados. Aunque la iniciativa sin duda la tuvo Caceres, el mayor fruto de esta red fue la extraordinaria ofensiva que las fuerzas peruanas llevaron a cabo en el valle del Mantaro en julio de 1882, que puso en fuga a la division chilena del coronel Estanislao del Canto Arteaga y que libero, hasta el ano siguiente, la totalidad de la sierra central. Se trato de un acontecimiento que motivo gran preocupacion en Chile, y que hizo sentir a las autoridades de ese pais que la sierra peruana ofrecia un limite a las iniciales aspiraciones del pais vencedor de convertir al Peru en una suerte de << protectorado >>, o pais vasallo, a la usanza de la epoca. No fue, pues, ninguna casualidad que, luego de este espectacular triunfo y del ingreso de las fuerzas peruanas en Tarma en medio de la euforia general, Caceres haya dirigido, con fecha 22 de julio de 1882, un extenso oficio << a los senores delegados del Supremo Gobierno de Lima >>, tal como indican otros documentos recopilados por Pascual Ahumada Moreno en su Guerra del Pacifico. Precisamente, el 8 de agosto, Candamo y Elias fueron detenidos y enviados como prisioneros de guerra a Chile, junto con varias otras personalidades del pais, acusadas (en la perspectiva de los invasores) de instigar a las montoneras. De ahi que el conjunto documental que aqui se presenta solo se extienda hasta julio de 1882.

Otra tesis que aparece cuestionada en este libro, y cuyo origen se remonta al tiempo mismo del conflicto, es la de un supuesto total entreguismo de las clases altas peruanas ante la derrota en la guerra. No cabe duda de que muchos peruanos prominentes no solo huyeron del Peru y lo descapitalizaron, e incluso tuvieron comportamientos que rozaron con la traicion, pues pensaron solamente en conservar sus fortunas. No obstante, el trabajo que aqui se presenta muestra esta vez a los otros peruanos prominentes, como Candamo y Elias, y a la mayor parte de los abnegados compatriotas de diferentes credos politicos que fueron desterrados a Chile, quienes no solo no abandonaron el pais en sus horas mas amargas, sino que asumieron puestos delicados, poniendo en peligro su seguridad y la de sus familias.

En cierta manera, el libro El Estado en la sombra es la continuacion de otro libro de los compiladores, que fue publicado en 2008 bajo el mismo sello editorial, El Peru desde la intimidad. Epistolario de Manuel Candamo (1873-1904). Se trata, pues, de dos aportes que no solo han ampliado de manera destacada el horizonte documental del tiempo de la guerra con Chile, sino que tambien han dado pautas para importantes interpretaciones y reinterpretaciones sobre este conflicto internacional, que tan complejos aspectos viene mostrando a la luz de las mas recientes investigaciones academicas.

Hugo Pereyra Plasencia

Pontificia Universidad Catolica del Peru

https://doi.org/10.18800/historica.201802.009

Please Note: Illustration(s) are not available due to copyright restrictions.
COPYRIGHT 2018 Pontificia Universidad Catolica del Peru
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Plasencia, Hugo Pereyra
Publication:Historica
Article Type:Resena de libro
Date:Dec 1, 2018
Words:1253
Previous Article:Silva Riquer, Jorge. La reforma fiscal de los ayuntamientos novohispanos (1765-1812).

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters