Printer Friendly

Publicaciones recientes sobre la epistemologia de la ciencia liturgica (2000-2010).

Recent Publications on Epistemology of Liturgical Science (2000-2010)

<<Por diversos caminos el movimiento de renovacion liturgica no solo ha influido en muchos y muy variados campos de la reflexion teologica, sino tambien en la comprension misma de la teologia (...). La reflexion teologica debe (...) culminar en la liturgia, orientarse hacia ella. La liturgia debe ser no solo fuente, sino tambien, y sobre todo, meta del hacer teologia: al hablar de Dios y de su designio salvifico, la teologia completa su itinerario solo cuando pone de manifiesto que la Salvacion esta en acto en las acciones liturgicas y en toda la vida de la Iglesias>> (1).

Asi se expresaba, hace ahora quince anos, Jose Luis Illanes en el III Simposio Internacional de Teologia en la Universita della Santa Croce (Roma). Desde los inicios del Movimiento liturgico hasta nuestros dias, tanto teologos como liturgistas, sin olvidar el Magisterio y los organismos de la Santa Sede interesados, han mostrado un interes creciente por la liturgia. Despues de varias decadas, la renovacion liturgica atraviesa ahora una etapa de caracter marcadamente teologico sobre la profundidad teologal y misterica que encierra la liturgia. ?Cual es la ciencia mas adecuada para llevar a cabo esta labor? Hay quienes sostienen que las disciplinas tradicionales deberian ampliar sus perspectivas; otros ven mas necesario encontrar una nueva ciencia que, partiendo de los logros del Movimiento liturgico, se aproxime de un modo propio a la liturgia.

Desde que en 1759 el abad benedictino M. Gerbert utilizase por primera vez la expresion <<teologia littirgica>> (2), han proliferado los estudios sobre la liturgia desde las perspectivas y las terminologias mas diversas. Asi lo demuestran, por ejemplo, las obras de caracter general--diccionarios, enciclopedias, elencos bibliograficos, manuales--en donde, bajo la voz <<teologia littirgica>>, es posible encontrar un maremagnum de titulos y de enfoques: se habla a veces de <<Teologia de la Liturgia>> o de <<Liturgia fundamental>>, pasando por <<Theology of worship>>, <<Theology from worship>> o <<Liturgical Theology>>, llegando incluso a las distinciones netas entre <<Liturgiewissenschaft>>, <<Liturgik>>, <<Theologie der Liturgie>> y <<Liturgische Theologie>>. Supuesto que el nombre no solo designa convencionalmente una realidad, sino que indica sus notas esenciales, no es indiferente que terminologia escojamos para llamar a la ciencia que debe estudiar la liturgia de la Iglesia. Junto al problema del nombre de esta ciencia, tampoco hay unanimidad sobre su objeto propio, su metodo y los instrumentos de trabajo, asi como su colocacion entre los saberes teologicos, y su relacion con las ramas mas afines, como la teologia sistematica o dogmatica. Un problema anadido es la falta de dialogo entre los autores de ambitos geograficos o metodologicos distintos. El resultado es, por un lado, la aparicion de una <<selva nominalista>> en el nivel epistemologico fundamental; por otro lado, el nivel de las investigaciones particulares sobre los distintos ritos liturgicos adolece de un aparato critico serio, y del rigor teologico en sus conclusiones. Entre todas las expresiones, hemos privilegiado la expresion teologia liturgica. Podemos hablar de teologia liturgica, como una ciencia teologica o como un momento teologico de un campo de investigacion mas amplio, por distintos motivos. En primer lugar, porque, de hecho, hay publicaciones con esa terminologia en la literatura especializada. Por otro lado, es posible constatar el interes de algunos autores, como Alexander Schmemann, Louis Bouyer y Cipriano Vagaggini en los anos cincuenta, por aquilatar esa denominacion en sus obras. En tercer lugar, ha sido el mismo Concilio el que ha reconocido la importancia y la autonomia de una ciencia sobre la liturgia, y ha animado a reconsiderar los principios y los contenidos de las restantes ciencias teologicas.

Recientemente he tenido ocasion de profundizar en este debate del s. XX (3). No existian publicaciones donde se presentara un panorama general y exhaustivo de las distintas propuestas hasta nuestros dias. Tan solo algunas obras agrupan a los autores segun el area geografica (4); otras facilitan una bibliografia especifica sobre el tema, o en orden cronologico (5), o sin ulteriores clasificaciones (6).

En nuestro estudio anterior intentabamos presentar una clasificacion de tres modelos (7) sobre la teologia liturgica que se han propuesto en el s. XX: un modelo teologico-sistematico, que reconoce un momento de elaboracion racional--intellectus fidei--, del material liturgico disponible--auditus fidei--. El adjetivo sistematico subraya el interes de estos teologos por colocar adecuadamente la ciencia liturgica en el conjunto de las ciencias teologicas y, ademas, se refiere al uso peculiar que tales autores hacen de las fuentes liturgicas. En este modelo se encuentran Edward Kilmartin, Cipriano Vagaggini y Paul De Clerck. El segundo modelo, teologico-celebrativo, es el mas extendido: el termino celebrativo anade al modelo precedente una mayor conciencia de las implicaciones que encierra la misma celebracion liturgica. Es de dominio publico que el debate en torno a la categoria de celebracion y su esencia continua vivo en nuestros dias (8). Entre los autores de este modelo existe un dialogo mas fructifero, bien por circunstancias que podriamos llamar biograficas, o bien por el deseo de oir voces diferentes en un campo muchas veces inexplorado. Destacamos a quienes inician una propuesta unitaria como Alexander Schmemann, Salvatore Marsili, Achille M. Triacca y Alexander Saberschinsky; en otro nivel aparecen los que continuan esas intuiciones (9). Al tercer modelo lo hemos denominado antropologico ritual-pastoral, por contraste con los modelos anteriores: con el termino teologico nos referiamos al hecho de que las propuestas metodologicas reconocian un momento de elaboracion racional--intellectus fidei-del material liturgico disponible--auditus fidei--. En los autores de este modelo siguen hablando de teologia liturgica y reconocen un momento teologico, pero el concepto de teologia parece privilegiar de tal modo los datos procedentes de las ciencias humanas, que nos parece mas adecuado hablar de un modelo antropologico. Tambien hablabamos de celebrativo para indicar la conciencia que aquellos autores demostraban acerca de las implicaciones que encierra la misma celebracion liturgica. Hay quienes piensan que, en el fondo, celebracion y rito son sinonimos, de forma que estos autores bien podrian aparecer en el modelo anterior. Sin embargo, nosotros preferimos distinguirlos, porque si en el modelo teologico-celebrativo la celebracion goza de una prioridad cognoscitiva, con el rito no solo tenemos una prioridad cognoscitiva, sino que, en cuanto los autores suelen considerar el rito como fenomeno, la prioridad llega a ser, por asi decir, entitativa. Por eso lo hemos llamado modelo antropologico ritual. Con el adjetivo pastoral queremos subrayar su interes por obtener principios practicos a partir de la reflexion de la teologia liturgica, con los que dar sentido a la cuestion de Dios en una sociedad paganizada: ya sea en un nivel de teologia fundamental o de profundizacion en la identidad cristiana, o bien en el nivel de la realizacion de las ceremonias de culto, o, en ultimo lugar, en el ambito de la finalidad practica de la investigacion teologica. Los dos liturgistas mas emblematicos son Andrea Grillo y Giorgio Bonaccorso.

Como continuacion de mi trabajo anterior, ahora queremos presentar los libros y articulos que en la ultima decada tratan este debate epistemologico y aportan algunas intuiciones fructiferas. Asi seremos capaces de seguir reflexionando sobre el concepto, el metodo y la relacion de la teologia liturgica con las demas ciencias humanas y teologicas. Presentamos las publicaciones por orden alfabetico del autor y, dentro de cada uno, por orden cronologico de las mismas.

1. AUGE, M., <<La ricerca del senso e del valore del rito. Una problematica attuale>>, Lateranum 66 (2000) 373-384.

Matias Auge es un autor que ha buscado un sano equilibrio entre la teologia liturgica vista desde la antropologia y desde la teologia. Este articulo es uno de sus primeros escritos en el que entra en debate con Andrea Grillo y Giorgio Bonaccorso, cuando estos se oponen por principio a toda elaboracion teologica o liturgica que minusvalore el rito. Sin duda el rito exige una alta consideracion, pero--aclara Auge--sin desatender su naturaleza, es decir, la de ser relacion respecto <<al evento del que es mediacion y la vida de la que es portador>> (10); por tanto, entre el momento antropologico y teologico-liturgico deberia estar siempre <<el rito primigenio>> o, en otros terminos, el hecho cristologico. Respecto al metodo apropiado para la teologia littirgica, Auge sostiene que la dimension antropologica es, asimismo, importante, pero no conviene reducir el hecho liturgico a una simple transformacion del hecho antropologico o, peor aun, subordinar la comprension del dato liturgico a las leyes antropologicas o culturales del momento.

--, <<Questioni di epistemologia liturgica. Sesto Congresso Internazionale di Liturgia (Roma, 31 ottobre-3 novembre 2001)>>, Lateranum 68 (2002) 135-144.

--, <<Teologia liturgica>>, en LORIZIO, G. y GALANTINO, N. (eds.), Metodologia teologica. Avviamento allo studio e alla ricerca pluridisciplinari, Cinisello Balsamo: San Paolo, 2004, 280-293.

--, <<Metodologia liturgica>>, en IZQUIERDO, C., BURGGRAF, J. y AROCENA, E M. (eds.), Diccionario de Teologia, Pamplona: Eunsa, 2006, 584-587.

En estos escritos suyos posteriores al debate con los profesores de Padova no modifica sustancialmente su posicion; tan solo matiza: constata la necesidad de <<integrar la antropologia en la teologia>> (11), y anima a los teologos de la liturgia a recurrir con mas decision a las ciencias humanas (la antropologia cultural, la etnologia, la fenomenologia de la religion, la psicologia y la sociologia, la semiologia y la linguistica), para que estas profundicen en la posibilidad de que el misterio pascual se actue en la ritualidad.

En su escrito de 2004 sintetiza bien la situacion del ambito aleman: la reflexion de esos autores se centra en el objeto de la ciencia liturgica que es la Iglesia como asamblea; esta se siente llamada por Dios y se reune en la celebracion liturgica para hacer memoria de los eventos salvificos. La tarea de esta ciencia consistira en hacer posible un dialogo salvifico, cuyo fundamento es el misterio pascual, y que tiene su maxima expresion en la asamblea liturgica. La Liturgiewissenschaft puede emplear los metodos de las restantes ciencias teologicas, e incluso de las ciencias humanas, en cuanto que estas dan razon de la asamblea y del lenguaje simbolico.

2. BONACCORSO, G., <<I principali orientamenti dello studio della liturgia>>, en CARR, E. (dir.), Liturgia opus Trinitatis: epistemologia liturgica. Atti del VI Congreso Internazionale di Liturgia, Roma, 31 ottobre-3 novembre 2001, Roma: Pontificio Ateneo S. Anselmo, 2002, 95-121.

Su postura coincide con quienes plantean un modelo antropologicoritual de la teologia liturgica. La preocupacion de este autor por las cuestiones epistemologicas es constante a lo largo de su produccion. Un punto caracteristico de su modo de trabajar es el hilo conductor con que organiza tales presentaciones: el proyecto de superar la heterogeneidad entre el sujeto y el objeto a la hora de estudiar la liturgia; o, con otras palabras, la necesidad de ir mas alla de un concepto objetivista de ciencia 12. Como es habitual en este tipo de investigaciones, tambien Bonaccorso traza en sus escritos un status quaestionis sobre la ciencia que estudia la liturgia. Normalmente lo hace segun un esquema tripartito, en el que distingue entre estudios historicos (con Eisenhofer, Righetti, Martimort, Neunheuser), teologicos (Martimort, Guardini y Casel, Dalmais) y pastorales-antropologicos (Guardini, Andrea Grillo y otros autores del Istituto di Liturgia Pastorale de Padova).

--, La liturgia e la fede. La teologia e l'antropologia del rito, Padova: Edizioni Messaggero-Abbazia di Santa Giustina, 2005.

Con este libro seguimos en la cuestion epistemologica de la ciencia liturgica, pero con un enfasis y una claridad mayores acerca de las implicaciones antropologicas de la liturgia celebrada. La parte mas sugerente esta recogida en la introduccion general, en el capitulo primero y en toda la segunda parte. Bonaccorso percibe la necesidad de alcanzar un saber riguroso y que no desprecie ningun punto de vista a la hora de estudiar la liturgia (13), aunque, de hecho, en su libro sea manifiesta la intencion de subrayar el primado de la experiencia religiosa, del lenguaje simbolico y de la accion ritual de la Iglesia.

Aunque el autor, segun los casos, emplea denominaciones distintas, privilegia el termino teologia liturgica para denominar a esta disciplina teologica, una teologia que debe partir <<de la celebracion que, en cuanto presencia de Jesucristo, es lugar de verdad>> (14). y entra de lleno a hablar sobre el objeto, el metodo y el fundamento o verdad originaria, de esta ciencia teologica. Especialmente interesantes son las paginas dedicadas al metodo pues en ellas explica su vision mas personal: es necesario recuperar <<la dimension ritual de la fe>>.

3. DE CLERCK, P., <<Une theologie de la liturgie "pour la gloire de Dieu et le salut du monde">>, La Maison-Dieu 221 (2000) 7-30.

Se trata de un autor muy reconocido en Francia. Su pensamiento muestra interes por la ritologia y resulta de ayuda, porque dio a conocer en Europa a liturgistas del ambito estadounidense. Retomando buena parte del articulo mas representativo de su pensamiento (<<La liturgie comme lieu theologique>>, en DE CLERCK, R [dir.], La liturgie, lieu theologique, Paris: Beauchesne, 1999, 125-142), De Clerck nos da mas noticias sobre los avatares del termino teologia liturgica en el ambito norteamericano, desde Alexander Schmemann hasta Faberberg, pasando por Kavanagh, Kevin Irwin y David Power. Asimismo explica su concepto de liturgia, en su doble faceta de instituida--son aspect institue--y de instituyente--instituante--: el primer aspecto remite al aspecto material de la liturgia, en cuanto contenida en los libros liturgicos; el segundo esta relacionado con la virtualidad de la liturgia para constituir una asamblea liturgica, donde los textos seran objeto de una enunciacion viva--enonciation viveque establece el encuentro entre Dios y su pueblo. Su critica a la expresion teologia liturgica, se basa en la confusion que en ella existe al no distinguir entre teologal y teologico. Escribe en estos anos otros articulos relacionados con el tema pero son de menor relevancia, por lo que los citamos al pie (15).

4. DOS SANTOS, D. M., <<La natura della liturgia nella discussione odierna>>, en CARR, E. (dir.), Liturgia opus Trinitatis: epistemologia liturgica. Atti del VI Congreso Internazionale di Liturgia, Roma, 31 ottobre-3 novembre 2001, Roma: Pontificio Ateneo S. Anselmo, 2002, 61-100.

Formado en Roma, Damasio Medeiros dos Santos y su obra tienen un interes enciclopedico. En este caso nos encontramos ante una conferencia que recoge un sucinto status quaestionis sobre la ciencia liturgica hasta la decada de los noventa. Recoge sobre todo a los autores del area italiana que se han planteado la cuestion epistemologica y han hecho en sus obras una cierta propuesta (Neunheurser, Vagaggini, Marsili, Triacca, Tagliaferri, Bonaccorso, Pedro Fernandez), asi como--en menor medida y profundidad--a liturgistas como Kevin Irwin (Estados Unidos), H. Reifenberg (Alemania) y I. Buyst (Brasil). El escrito termina con unos principios--breves y de dificil aplicacion inmediata al quehacer teologico--que debe respetar toda ciencia liturgica si quiere ser fiel a su objeto de estudio: el acto liturgico.

5. DRISCOLL, J., <<Joseph Raztinger on The Spiritit of Liturgy>>, PATH o (2007) 183-198.

Aunque no entra en dialogo con los otros autores, Jeremy Driscoll habla del metodo de la teologia liturgica en un teologo de renombre en liturgia como es Joseph Ratzinger. Destaca como las cuestiones de teologia liturgica tienen siempre en este autor un punto de apoyo en una solida teologia biblica del Antiguo y del Nuevo Testamento, sin descuidar el sustrato antropologico de las otras religiones. En este sentido Ratzinger es ejemplar.

6. FAGERBERG, D., Theologia prima: What is Liturgical Theology?, Chicago: Liturgy Training Publications, 2004.

Discipulo de A. Schmemann y Aidan Kavanagh, Fagerberg ha popularizado las intuiciones de estos en Estados Unidos. Entre sus escritos sobre la teologia liturgica sobresalen dos titulos: What is Liturgical Theology? A Study in Methodology (16) (1992), y esta su segunda edicion. Desde los planteamientos de Schmemann, Kavanagh y Taft, este autor reivindica un concepto mas amplio para la leitourgia, como aquello que <<esta detras de las rubricas>>, la expresion de <<como Dios nos ve a nosotros>>, <<aquella norma viva o "logos" de la liturgia considerada como un todo, [que se encuentra] dentro de lo que es temporal y accidental>> (17). Acentua, como su predecesor Schmemann, la dimension epifanica y escatologica de la liturgia y subraya su caracter misterico, simbolico y eclesiologico-pascual.

Su concepto de teologia, al igual que Salvatore Marsili, procede de los padres griegos, quienes la entendian como <<discurso sobre Dios>> o <<hablar a/con Dios>> (18). Esta acepcion explica, en cierto modo, su critica habitual hacia el pretendido monopolio de la <<teologia academica>> o <<teologia segunda>>, frente a cualquier otra elaboracion teologica. El objeto propio de la teologia no es solo Dios y las cosas referidas a Dios, que constituyen la fe de la Iglesia; no es sin mas una doctrina, sino una <<relacion viva>> con la historia de la salvacion. De forma que no podemos separar la fe de su actualizacion ritual, donde tales eventos se manifiestan y son participados por la Iglesia. Por ello, la teologia tiene que ver mas con la descripcion que con la definicion, con aquella busqueda de las palabras adecuadas para hablar sobre Dios. La conclusion entonces es nitida: toda la teologia deberia ser liturgica, no en el sentido de tratar solo sobre liturgia, sino en cuanto que <<su ultimo punto de referencia es la fe de la Iglesia, una fe creada no tanto por proposiciones, como por la experiencia real del evento salvador>> (19) de Cristo, de la vida nueva en el Espiritu Santo, y de la presencia en este mundo del Reino escatologico. El siguiente paso es reclamar para la teologia liturgica el titulo de theologia prima que se funda en la estructura del rito.

7. FERNANDEZ RODRIGUEZ, P., Introduccion a la liturgia. Conocer y celebrar, Madrid: EDIBESA, 2005.

--, <<La Teologia de la liturgia, una cuestion pendiente,>>, Ecclesia Orans 23 (2006) 161-187.

Pedro Fernandez ha sido Profesor de liturgia en la Facultad de San Esteban (Salamanca) y en la Universidad Eclesiastica San Damaso (Madrid). Su trayectoria intelectual evoluciona desde una perspectiva de la dogmatica al tratar la liturgia--perspectiva que practicamente abandona--hasta llegar a una teologia de la celebracion liturgica, muy influenciada por Marsili y por Triacca. En su articulo de 2006--La teologia de la liturgia, una cuestion pendiente--retoma las intuiciones de sus escritos anteriores (20); gracias a ellos podemos conocer los autores del ambito italiano. Es facil ver la influencia de Triacca en su pensamiento, asi como su interes por estudiar las propuestas de Andrea Grillo, Chauvet y Houssiau para todo el discurso antropologico-ritual de la celebracion.

En su libro Introduccion a la liturgia. Conocer y celebrar (2005), parece seguir a Marsili y a Triacca en el nivel teorico. En cuanto al quehacer de la teologia liturgica describe con sentido comun la labor de investigacion, pero con consideraciones metodologicas ya conocidas. Parece mas clara su separacion de Vagaggini, cuya postura considera definitivamente insuficiente para los retos que presenta la liturgia; en cuanto a Marsili, si bien le gusta el concepto de teologia como hablar de Dios, no acaba de convencerle.

8. FERRARO, G., La liturgia dei sacramenti, Roma: CLV-Edizioni Liturgiche, 2008.

En esta obra no hay una justificacion teorica sobre la teologia liturgica ni entra en cuestiones de metodo; sin embargo, el caso de G. Ferraro es representativo de una teologia sacramentaria abierta a la celebracion liturgica. Sus articulos sobre los sacramentos, escritos a partir de los anos 70, han querido partir de la liturgia, con el fin de profundizar en el contenido de fe sobre ellos. En sus paginas describe el rito y analiza algunas textos importantes de cada uno de los sacramentos, con lo que apunta a la relevancia de todo el marco celebrativo. Estos articulos han sido recopilados y actualizados en esta reciente publicacion, y muestran uno de los frutos cuando se tiene en cuenta la perspectiva liturgica.

9. FLORES ARCAS, J. J., <<De la teologia liturgica a la espiritualidad: una propuesta para llegar a la vida liturgica>>, Ecclesia Orans 19 (2002) 405-418.

--, <<La teologia liturgica despues de Cipriano Vagaggini y Salvatore Marsili>>, en CAER, E. (dir.), Liturgia opus Trinitatis: epistemologia liturgica. Atti del VI Congreso Internazionale di Liturgia, Roma, 31 ottobre-3 novembre 2001, Roma: Pontificio Ateneo S. Anselmo, 2002, 123-152.

--, Introduccion a la Teologia liturgica, Barcelona: Centre de Pastoral Liturgica, 2003.

Su pensamiento esta ligado a la figura de Marsili, aunque entra en dialogo con Vagaggini y Triacca. Fruto de sus anos de docencia es su obra Introduccion a la teologia liturgica: un manual que describe los avatares historicos de esta ciencia. Mas iluminante sobre su pensamiento es la conferencia que pronuncio en el VI Congresso Internazionale di Liturgia en el Pontificio Istituto Liturgico (2001), donde entra en el debate actual sobre el estatuto epistemologico, con el deseo de superar el binomio Vagaggini-Marsili. Al final de su intervencion propone unas <<leyes>> para la teologia liturgica y unas conclusiones. De la teologia liturgica se dice que sera una teologia basada en el texto liturgico, en cuanto vehiculo de transmision del mensaje divino, y que conocemos con la ayuda de la historia de la liturgia; sera una teologia que nace de la celebracion liturgica y que es su consiguiente reflexion, es decir, en un momento distinto de la misma celebracion; debe ser una teologia que, en sintonia con cuanto afirmo el Concilio, integre en si todas las otras disciplinas reologicas en una unidad superior donde la teologia se hace vida y la vida teologia.

La lectura de las publicaciones del periodo 2000-2003 traducen un interes por esta tematica epistemologica, pero, sobre todo, su derivacion hacia la espiritualidad liturgica: <<es tiempo de profundizar e interiorizar la celebracion liturgica como una realidad eminentemente espiritual>> (21), reconocia. Es sintomatica de esos anos la insistencia para desarrollar una reflexion espiritual desde el dato liturgico, como una propuesta para la misma teologia liturgica (22). El interes practico de Flores le conduce a ilustrar la espiritualidad liturgica, capaz de vivificar una vida conforme a lo celebrado. De modo que la cuestion epistemologica de la teologia liturgica deja paso a la renovacion de la espiritualidad, de la que aquella es la via de acceso. No deja de ser interesante que, cuando desarrolla la reflexion vivencial desde el dato liturgico, ponga como condicion necesaria que el sujeto que reflexione--el teologo liturgico--adopte una actitud orante, es decir, una <<penetracion-comprension de toda la realidad misterica en una dimension de suplica y alabanza, por tanto, oracional>> (23).

--, <<Situacion actual de la teologia liturgica>>, Phase 287-288 (2008) 515-550.

En el mes de septiembre de 2008, en el ultimo encuentro de la Asociacion Espanola de Profesores de Liturgia, Flores pronuncio una conferencia con este utulo, y la dividio en dos partes: una historica y otra propositiva. En la primera establece varios modelos de teologia liturgica--aunque sin explicar el criterio de tal distincion--que dibujan un mapa sucinto del estado de la cuestion. En la parte propositiva la cuestion del concepto de teologia liturgica es relegado a un segundo plano, para tratar mas bien de cuestiones practicas--absolutamente necesarias en nuestros dias--sobre el alcance de la reforma y la importancia de la formacion liturgica. Su diagnostico sobre la falta de contacto entre la dimension academica y pastoral de la liturgia me parece acertada, y pide a los teologos liturgicos una mayor conciencia de su mision eclesia1 (24).

10. GRILLO, A., Introduzione alla teologia liturgica. Approccio teorico alla liturgia e al sacramenti cristiani, Padova: Edizioni Messaggero, 1999.

--, <<Il legittimo e tormentoso assillo del pensiero moderno C. Vagaggini tra (e oltre) la teologia monastica e la teologia scolastica>>, Rivista Liturgica 87 (2000) 505-512.

--, <<Il culto come luogo teologico. Originalita e limiti di una nuova comprensione delle celebrazioni cristiane>>, en MAZZOTTA, G. y ILUNGA MUYA, J. (eds.), Veritas in caritate. Miscellanea di studi in onore del Card. Jose Saraiva Martins, Citta del Vaticano: Urbaniana University Press, 2003, 205-217.

--, <<Teologia sacramentaria, teologia liturgica e teologia fondamentale: verso una convergenza>>, en GRILLO, A., PERRONI, M. y TRAGAN, P.-R. (eds.), Corso di Teologia Sacramentaria. I sacramenti della salvezza, vol. I, Brescia: Editrice Queriniana, 2000, 108-138.

Si bien se encuentra fuera del periodo que estamos considerando en este boletin bibliografico, la propuesta mas completa y expresiva de su pensamiento sobre la teologia liturgica es Introduzione alla teologia liturgica, libro en el que continua y desarrolla las intuiciones de su tesis doctoral (25). Destacamos esos dos adjetivos a proposito, pues aclaran sus presupuestos. Es completa porque sintetiza la historia y los debates en torno a esta nueva ciencia teologica, y dialoga de tu a tu con autores de todas las epocas, con el deseo de contextualizar y de aprender de sus logros y errores (26). Entre todos ellos, Grillo muestra su preferencia por Sequeri, quien ha propuesto una formulacion sistematica de la teologia fundamental que asume plenamente el rito como dato, junto a Bonaccorso, Catella y, con ciertas reticencias, los estudios de Terrin. Deciamos que se trata de una propuesta expresiva por su estilo vivo, ordenado y, en ocasiones, vehemente. El tono apologetico--legitimo cuando el panorama contemporaneo sobre el rito es confusose manifiesta en algunas repeticiones, y en el uso de una terminologia peculiar y no muy frecuente en otros autores de este ambito: son terminos como <<categoriale, trascendentale>>, la <<presupposizione, reintegrazione, rimozione>> del rito, o la <<coscienza credente>> de la teologia fundamental aplicada a la ritualidad, que sugieren un lenguaje nuevo que sea apto para una nueva elaboracion teologica.

-, <<I1 senso della ricerca liturgico-sacramentale sul valore del rito. In dialogo con Matias Auge intorno alla "Scuola Padovana di Liturgia">>, Ecclesia Orans 19 (2 002 ) 13 9-146.

Como deciamos mas arriba, Andrea Grillo ha abierto una linea de estudio sobre la liturgia a partir de la ritualidad. Como puede comprobarse en su enorme produccion, el rito es el eje alrededor del cual giran las cuatro areas de investigacion que desarrollan los autores del Istituto di Liturgia Pastorale: el area fenomenologico-antropologica (27), el area teologico-liturgica y sistematica (28), el area historico-liturgica (29) y el area biblico-liturgica (30). Esta presentacion nos permite conocer la variedad metodologica de este instituto, los nombres propios, asi como las areas -especialmente la primera y la segunda- donde es mas facil que surja la pregunta por la teologia liturgica. Dedica unas paginas al debate con Mafias Auge, que explicabamos al comienzo de esta bibliografia.

-, La nascita della liturgia nel secolo XX. Saggio sul rapporto tra Movimento Liturgico e (post-) modernita, Assisi: Citta della Editrice, 2003.

-, <<Il culto come luogo teologico. Originalita e limiti di una nuova comprensione delle celebrazioni cristiane>>, en MAZZOTTA, G. e ILUNGA MUYA, J.

(eds.), Veritas in caritate. Miscellanea di studi in onore del Card. Jose Saraiva Martins, Citta del Vaticano: Urbaniana University Press, 2003, 205-217.

-, Il rinnovamento liturgico tra prima e seconda svolta antropologica. Il presupposto rituale nell'epoca del postmoderno, Roma: Edizioni Vivere in, 2004.

Estamos ante uno de sus ultimos escritos sobre liturgia fundamental (2003). En el Grillo rememora su propio itinerario intelectual y los libros que lo han jalonado: desde su tesis doctoral (31) ha procurado iluminar la conexion entre el acto ritual de culto y el acto de revelacion-fe. Esto le condujo a una relectura -historica y teologica- de la teologia liturgica, y a proponer un modelo teorico de la relacion entre teologia y rito. Desde tal perspectiva -prosigue- ha comprendido el Movimiento liturgico mas a fondo, y en su interior ha querido formular un nuevo metodo para la ciencia teologica que describe en este libro. Es facil advertir la magnitud de esta empresa, dentro de la cual la teologia liturgica ocupa solo un capitulo. Su verdadero interes tiene un alcance mas amplio: consiste en mostrar el vinculo entre el rito y la fe, para descubrir su valor fundativo de la plena experiencia y relacion con Jesucristo (32); otras veces habla de integrar el rito y la experiencia ritual como dato esencial de la teologia fundamental, pastoral, liturgica, y, en general, de la identidad cristiana; y, en terminos profeticos, augura la llegada de una <<tercera fase del Movimiento liturgico>>, donde el culto sea considerado un locus theologiae (33). El corolario de este recorrido son sus libro de los anos 2003 y 2004, donde no encontramos ulteriores desarrollos de la tematica.

Este descontento de Grillo hacia la fallida insercion del rito en la reflexion teologica no se ha visto respaldado ni siquiera por sus obras sobre sacramentaria especial. Sus recientes publicaciones son un boton de muestra: la teologia liturgica especial no se llega a abordar, de modo que los argumentos permanecen en la esfera teorica (34).

11. IRWIN, K. W., Models of the Eucharist, New York: Paulist Press, 2005.

Kevin W. Irwin estudio la licenciatura en Liturgia en la Universidad de Notre-Dame (1973) y se doctoro en el Ateneo S. Anselmo de Roma en Teologia Sacramentaria (1977). Su preocupacion es eminentemente practica: como la liturgia influye en la vida del fiel que ha participado en la celebracion.

No obstante, nos encontramos ante un autor que conjuga con equilibrio dos niveles de reflexion: en un nivel fundamental o metodologico, Irwin sabe dialogar con los autores -europeos o norteamericanos- que han tratado del concepto y del metodo de la teologia liturgica. En este sentido, su obra Liturgical theology, a primer (35) marca un hito que continua citando en obras posteriores como un compendio bibliografico sobre la cuestion. La segunda obra -quizas la mas citada- es Context and Text (36): en ella tenemos una ampliacion de varias tesis anunciadas en otros escritos menores (37).

En el caso de Models of Eucharist Irwin se mueve en el nivel de la teologia liturgica especial, y reflexiona sobre la Eucaristia celebrada. Lo interesante de este libro es que para justificar la particularidad del estudio, nos facilita indicaciones generales sobre el concepto y el metodo de la teologia liturgica en general. Su reflexion parte de los ritos y oraciones aprobados por el Vaticano II: la reforma liturgica del Concilio hace que los libros liturgicos sean fuentes normativas y portadoras de fructiferas intuiciones teologicas. Entre los lenguajes de la accion ritual, Irwin destaca el papel de la palabra, las oraciones y el simbolo. Otro texto que debe incluirse como punto de referencia en la labor de la teologia liturgica son los Praenotanda -en nuestro caso, la Institutio del Misal romano-, a la que considera como <<una fuente complementaria>> que proporciona <<una informacion teologica importante>>, y que <<describe los protocolos que deben seguirse>> (38).

La estrecha relacion de la liturgia con la teologia y la espiritualidad de sus obras anteriores, aparece mencionada varias veces. Es logico, pues su estudio pretende subrayar el aspecto central, formativo y transformante de la Eucaristia. Si, en lugar de reflexionar sobre los elementos por separado, indagamos en la misma celebracion -en la Misa-, entenderemos a fondo el caracter dinamico de este evento tan especial -accion humana y divina- que invita a la familiaridad y a la participacion en el Misterio pascual, que se hace presente en la actio. Si pensamos como rezamos durante la Eucaristia, que significa y que hace, estamos en condiciones de dejar que la liturgia sea una fuente verdadera para la teologia y para la espiritualidad.

La primacia de la actio y la peculiaridad del estudio de la teologia liturgica no dejan de lado las demas fuentes de la teologia (39), ni separan a la ciencia del resto de la teologia catolica ni del Magisterio (40). Para nuestro autor es urgente que la teologia liturgica de la Eucaristia articule lo que los catolicos creen sobre ella hoy en dia, basandose en la tradicion viva de nuestra fe, tal como esta expresada en la liturgia. Del mismo modo, esta articulacion debe hacerse desde una perspectiva integral, tradicional -que respete la evolucion historica desde los apostoles-, y siempre nueva -capaz de presentar sus creencias de modo que se establezca un dialogo con todas las mentalidades, tiempos y lugares- (41).

Los resultados tan variados y tan numerosos de este estudio exigen una exposicion ordenada y logica. Por ello Irwin ha organizado el resto del libro distinguiendo diez modelos de la Eucaristia, que no son comprensibles por separado. Estos modelos -anade- ni explican totalmente la Eucaristia, ni se quedan en un nivel teorico, sino que alcanzan la misma participacion-celebracion liturgica, la existencia cristiana vivida conforme a lo celebrado, y hacen avanzar con exito a la teologia. De nuevo se hace notar el alcance practico del pensamiento de Irwin; afan que le lleva a ensayar una <<spirituality of the Eucharist as derived from the liturgy>> (42) como conclusion del libro.

12. ROTH, C., <<Die Diskussion um eine systematische Liturgiewissenschaft>>, Theologie und Glaube 100 (2010) 445-462.

Como es habitual en AlemaNa, Roth parte de la reflexion de Romano Guardini y del deseo de este de alcanzar una ciencia liturgica que aune en su estudio las perspectivas historica, practica y teologica. Este deseo ha sido acogido por los teologos y liturgistas alemanes desde planteamientos muy diversos. El autor hace una clasificacion de las cinco lineas y asigna a cada una de ellas sus principales tesis. Asi distinguimos una teologia liturgica entendida como ciencia sistematica y dogmatica; una segunda, con Guardini y R. Messner, que busca la experiencia de Dios que se dona en la misma celebracion; una tercera linea que, aunque no es sistematica, asume conceptos fundamentales de ella (oracion, sacrificio, sacramento) y dialoga con la Exegesis, las Ciencias de la religion, la Filosofia y la Dogmatica (43); en la cuarta, hay un intercambio con los resultados de las ciencias humanas (psicoanalisis, antropologia cultural y sociologia); por ultimo, una linea de corte espiritual y monastico, una via intermedia entre la mistagogia, la teologia practica y la historia con autores como Hoping.

13. SABERSCHINSKY, A., La liturgia, fede celebrara. Introduzione allo studio della liturgia, Brescia: Queriniana, 2008.

El original de esta obra es del ano 2006: Der gefeierte Glaube. Einfuhrung in die Liturgiewissenschaft. Nosotros hemos utilizado la edicion italiana recientemente traducida. El estilo claro y sencillo propio de un libro de introduccion no va en detrimento del rigor cientifico con el que, desde un nivel epistemologico fundamental, examina la liturgia como ciencia -Liturgiewissenschaft- y las implicaciones de las celebraciones liturgicas. Ademas, gracias a este libro, podemos conocer los derroteros que ha tomado la reflexion en el ambito aleman sobre la ciencia liturgica y su atencion casi exclusiva a las cuestiones practicas y pastorales. Resulta interesante comprobar como Saberschinsky recupera las ideas que Guardini habia escrito en los anos veinte sobre el nombre, el objeto, el estudio diacronico y sincronico de la ciencia sistematica de la liturgia (44).

Le podemos considerar dentro del modelo teologico-celebrativo. En efecto, la dimension antropologica de la celebracion liturgica ocupa parte de la reflexion de Saberschinsky, sin dejar de lado la dimension teologica, pues la primera no basta para fimdamentar <<de modo teologico-liturgico la dimension simbolica del culto divino como evento sacramental>>. Las reflexiones sobre el alcance pastoral de la ciencia liturgica ocupan el ultimo capitulo del libro.

14. SCHMEMANN, A., Introduction to Liturgical Theology, New York: St. Wladimir's Seminary Press, 2003.

Este teologo procedente de la Ortodoxia rusa, trabajo en Paris hasta 1951; despues se traslado a Estados Unidos, donde creo escuela. Gracias al trabajo de Thomas Fisch (45), disponemos de una cronologia exacta de cuando y como Schmemann comenzo a escribir sobre la teologia liturgica (46). En este punto se ha revelado como autentico precursor: sus distinciones terminologicas entre teologia de la liturgia o teologia liturgica constituyeron la base para la terminologia posterior. Su aruculo de 1957, Liturgical Theology: its task and method, propone las notas esenciales de la teologia liturgica y recoge de tal forma el nucleo de su pensamiento, que es retomado literalmente como la Introduccion a su obra Introduction to Liturgical Theology (47), cuyo original ruso es de 1961. Su traduccion al ingles es de 1966 y ahora en el ano 2003 se ha podido reimprimir felizmente. Una obra que es necesario conocer para entender todo el debate del siglo XX sobre la relacion entre la teologia y la liturgia.

15. SODI, M., <<Lex orandi e metodo teologico. La teologia liturgica fra tradizione e innovazione>>, PATH 3 (2004) 111-124.

-, <<La figura e l'opera del prof. Don Achille Maria Triacca, sdb>>, en TRIACCA, A. M., Matrimonio e verginita. Teologia e celebrazione per una pienezza di vira in Cristo, Citta del Vaticano: LEV, 2005, 425-464.

El pensamiento de esta autor resulta accesible si se pone en dialogo con Marsili y Triacca. Ni los escritos ni los intereses de ambos eran ajenos para Sodi, quien tuvo ademas la oportunidad de compartir con ellos tantas experiencias pedagogicas y editoriales. Ademas el mismo se considera discipulo de Achille M. Triacca (48).

Sobre el metodo y el estatuto de la teologia liturgica destacamos su arnculo de 2004 (49). En nuestra opinion, el concepto de teologia liturgica empleado sigue siendo el de Marsili, aunque, por la influencia de Triacca y por su propia formacion como profesor, exista un interes creciente por las implicaciones de la celebracion liturgica en la vida real de los que participan; de ahi que se tiendan puentes hacia la espiritualidad y la pastoral. Asimismo, aunque Sodi es prudente para integrar el aspecto ritual, tiene en cuenta, con acierto, las coordenadas espacio-temporales de la celebracion o, en otras palabras, en su insercion en el ano liturgico y en la cultura.

Su definicion de teologia liturgica es rica: <<una reflexion sobre el evento de fe celebrado por la comunidad eclesial; una teologia de la presencia y de la accion de Dios en el mundo, que en el mundo quiere realizarse como salvacion eterna en una dimension antropologica. Tal modo de hacer teologia manifiesta inmediatamente su dimension vital, tanto ad intra, es decir en el corazon del fiel, y por tanto en todo lo que concierne a la espiritualidad; como ad extra, en lo que se refiere a la accion pastoral>> (50).

16. TAFT, R., <<Les lois du developpement de la liturgie selon Anton Baumstark. Presentation et prolongements>>, La Maison-Dieu 243 (2005) 7-42.

Este articulo trata de valorar las propuestas de Anton Baumstark (18721948). Muchas de las ideas celebres de su famosa obra Liturgie comparee (Liturgie comparee. Principes et Methodes pour l'etude historique des liturgies chretiennes, Chevetogne-Paris: Coleccion Irenikon, 1953) se fraguan en los anos veinte, en el entorno de la Abadia de Maria Laach. Sus estudios de filologia clasica y de lenguas semiticas le han permitido el acceso a las fuentes liturgicas y a su interpretacion. Sus propuestas metodologicas desarrollan sobre todo el aspecto historico de la ciencia liturgica, aunque tambien ha tenido sus criticos. En este articulo Taft aclara el alcance del debate.

17. TRIACCA, A. M., <<Catechismo della Chiesa cattolica e liturgia>>, en SARTORE, D., TRIACCA, A. M. y CIBIEN, C. (eds.), Dizionari San Paolo.. Liturgia, Cinisello Balsamo: Edizioni San Paolo, 2001, 339-361.

En continuidad con sus articulos anteriores sobre la epistemologia liturgica, Achille Maria Triacca -cuyo pensamiento central se encuentra en su estudio <<Liturgia>>, <<locus theologicus>> o <<theologia>> <<locus liturgicus>>? (51)- desentra-na los aspecto liturgicos de este tesoro del Magisterio que es el Catecismo. Su lectura le permite subrayar la dimension de compromiso de la liturgia y establecer una sintesis armonica entre las fuentes clasicas de la teologia y la liturgia, conectandolas con la dimension omologetica de la autentica teologia destacando la conexion entre la teologia y la vida: <<el discurso sobre Dios -la teologia- no puede ser separado ni de la Revelacion (sacra pagina), que nos acerca a cuanto Dios revela de si mismo y de sus proyectos, ni de la mens patrum, es decir, de los interpretes mas acreditados de la Palabra de Dios, ni de la spiritualitas fidelium (lex vivendi)>> (52). El Autor entiende la espiritualidad de los fieles como la vida genuinamente cristiana de aquellos a los que ha llegado la Palabra, que a su vez ellos han acogido con la escucha, sobre ella han profundizado con la comprension de sus contenidos, y la que han hecho fructificar con una vida de conversion. Con estas reflexiones, Triacca se situa dentro de la corriente de teologos que, tras el Vaticano II y su enfoque pastoral, abordan la teologia en cuanto que actividad o tarea que esta en relacion con el fin de la Iglesia y como instrumento para la edificacion del hombre en Cristo.

-, <<Dal comparativismo all'interdisdplinarita: un cammino metodologico o una utopia depistante?: punti per una delucidazione sugli studi liturgici>>, en TAFT, R. F. y WINKLER, G. (eds.), Comparative Liturgy, Fifty Years after Anton Baumstark (1872-1946), Roma: Pontificio Istituto Orientale, 2001, 251-282.

Comienzan esas lineas sentando una idea tipica de este autor: segun sea el concepto de liturgia, asi es el concepto de ciencia liturgica. Tan rico es aquel, que es necesario implicar en su estudio a un buen numero de ciencias que, profundizando en la liturgia desde sus tres niveles (liturgia-mysterium, liturgia-actio, liturgia-vita), alcancen una vision apropiada de su objeto. En la interdisciplinariedad se encierra el futuro de los estudios sobre la liturgia; una interdisciplinariedad bien entendida que exige, en primer lugar, que la variedad de las disciplinas no conduzca a una uniformidad de propositos, y, por otra parte, aunque se contempla la posibilidad de que unas ciencias prevalezcan sobre otras, siempre ha de mantenerse a salvo la autonomia metodologica de cada una. Entonces, ?como aprender y perfeccionar el metodo de la teologia liturgica? Triacca responde que es necesario aplicarlo, pues se desarrolla ejercitandolo. Y esto es, precisamente, cuanto ha hecho el mismo en algunos de sus articulos de teologia liturgica especial (53).

A traves de la lectura de este boletin y del status quaestionis al que nos referiamos en la introduccion, podemos sacar algunas ensenanzas. Una muy importante es la necesidad de poner en dialogo a quienes se dedican a la liturgia y a los teologos dogmaticos: empresa dificil que exige una conversion intelectual de ambos. Los primeros deberian confiar todavia mas en la capacidad especulativa de la teologia, conocer bien los requisitos y los contenidos de su metodo, y realizar trabajos cientificos serios sobre la celebracion; los segundos deberian profundizar mas en la celebracion liturgica de la Iglesia en colaboracion con quienes se dedican especificamente a ellas, abriendose con confianza a las categorias utilizadas por los liturgistas; asimismo, con la conciencia de cuanto acontece en la celebracion, ambos estan llamados a adoptar en su trabajo una actitud orante. ?Como y donde es posible aprender estas coordenadas esenciales, esta actitud y este lenguaje, para abandonar viejos topicos? M igual que en tantas facetas de la vida, podemos aprender por nosotros mismos y a traves de otros: mediante la toma de conciencia personal de que es la liturgia para la vida de la Iglesia, y con la ayuda de quienes han reflexionado criticamente y con acierto sobre la celebracion.

De este modo, la teologia liturgica, que es todavia una ciencia joven, podra desarrollar su labor de servicio a la teologia: la de reflexionar y ofrecer los resultados de su investigacion teologica sobre los misterios de la historia de la salvacion que estan vivos y operantes en las celebraciones de la Iglesia. En ellas, la fe se pone en acto: no solo la fe en cuanto contenido de la Revelacion que la Iglesia custodia (fides quae), sino ademas en cuanto actividad y respuesta del sujeto que, en el encuentro celebrativo -la liturgia como fe celebrada-, intenta penetrar en el Misterio y asi manifiesta, actualiza y robustece su fe (fides qua).

Los resultados de este enfoque teologico podran iluminar, por ejemplo, algunas cuestiones clasicas de la Dogmatica, en cuanto muestran desde la Tradicion, lo que la Iglesia celebra, reza, cree y espera. Asimismo despertara en el teologo la conciencia de que el Dios sobre el que habla la fe se dona hoy y ahora. Conducira a todos a una contemplacion adorante de aquello que se estudia, y a un compromiso con lo que se ha celebrado y que esta llamado a fructificar en la vida cotidiana. La teologia liturgica vuelve a recordar el caracter de mediacion de la actio liturgica, y pone en el centro de la reflexion teologica al <<mysterium-sacramentum>> (54), que solo la celebracion <<puede hacer realidad y realizar, ritualizandolo en el decurso de los siglos>> (55), y que, por tanto, es accesible a traves de la experiencia de la participacion. Es el mysterium realizado y comunicado en la celebracion.

RECIBIDO: 15 DE OCTUBRE DE 2011 / ACEPTADO: 2 DE DICIEMBRE DE 2011

Alfonso BERLANGA

Facultad de Teologia. Universidad de Navarra

Pamplona. Espana

aberlanga@unav.es

(1) ILLANES, J. L., <<Fermenti di rinnovamento teologico agli inizi del secolo XX>>, en FITTE, H. y otros (eds.), Fermenti nella teologia alle soglie del terzo millennio. Atti del III Simposio Internazionale della Facolta di Teologia, Universita della Santa Croce (Roma, 12-14 marzo 1997), Citta del Vaticano: LEV, 1998, 29.

(2) Como dice el titulo de su obra Principia Theologiae liturgicae, quod divinum officium, Dei cultum et sanctorum, Fribourg 1759.

(3) BERLANGA, A., La teologia liturgica en el s. XX. Valoracion y propuesta, Roma: EDUSC, 2010.

(4) IRWIN, K. W., Liturgical Theology, a primer, Collegeville: Liturgical Press, 1990; en la Revista La Maison-Dieu se publican periodicamente este tipo de bibliografias: cfr. BOSELLI, G., <<Les recherches liturgiques dans le monde italien>>; y HEINZ, A., <<Les recherches liturgiques dans le monde germanophone>>, La Maison-Dieu 258 (2009) 137-144, 145-150.

(5) LUKKEN, G., <<La liturgie, comme lieu theologique irremplacable>>, Questions Liturgiques 286 (1975) 96-98.

(6) JEGGLE-MERZ, B., <<Liturgische Theologie. Eine Bibliographie>>, en HOPING, H. y JEGGLEMERZ, B. (eds.), Liturgische Theologie. Aufgaben systematischer Liturgiewissenschaft, Paderborn: Ferdinand Schoningh, 2004, 165-178. Unicamente en la obra del liturgista italiano Achille Maria Triacca hemos podido descubrir una presentacion mas elaborada de los cuatro modelos de teologia liturgica que, a su juicio, circulaban en la produccion teologica de su tiempo, si bien no tiene en cuenta con detalle a los autores del ambito anglosajon: cfr. TRIACCA, A. M., <<"Liturgia" "locus theologicus" o "theologia" "locus liturgicus"? Da un dilemma verso una sintesi>>, en FARNEDI, G. (dir.), Paschale Mysterium. Studi in memoria dell'Abate Prof. Salvatore Marsili (1919-1983), Roma: Benedictina-Edizioni Abbazia S. Paolo, 1986, 216ss.; TRIACCA, A. M., <<Teologia della liturgia o teologia liturgica? Contributo di E Salvatore Marsili per una chiarificazione>>, Rivista Liturgica 80 (1993) 280ss.

(7) Entendemos por <<modelo>> una <<expresion que sintetiza la postura de varios autores>>.

(8) Cfr. GUTIERREZ-MARTIN, J. L., Belleza y misterio. La liturgia, vida de la Iglesia, Pamplona: Eunsa, 2006, 89ss.

(9) Es el caso de algunos autores que resenamos en este boletin: David Fagerberg, Pedro Fernandez, Juan Javier Flores, Kevin W. Irwin o Manlio Sodi.

(10) AUGE, M., <<La ricerca del senso e del valore del rito>>, 380.

(11) Cfr. AUGE, M., <<Metodologia liturgica>>, 587.

(12) Cfr. BONACCORSO, G., <<I principali orientamenti dello studio della liturgia>>, 104ss.

(13) Cfr. BONACCORSO, G., <<La liturgia e la fede>>, 11.

(14) BONACCORSO, G., <<La liturgia e la fede>>, 11.

(15) DE CLERCK, P., <<L'evolution des objectifs dans les etudes liturgiques>>, en BOUSQUET, F. (dir.), La responsabilite des theologiens: melanges offerts a Joseph Dore, Paris: Desclee, 2002, 177-193; <<L'evolution des courants theologiques. Un parcours biographique>>, Transversalites 96 (2005) 177-196. Este ultimo articulo recoge su ultima clase en el Institut Catholique de Paris, del 23 de junio de 2005: tiene mucho de autobiografico.

(16) FAGERBERG, D., Theologia prima: What is Liturgical Theology? A Study in Methodology, Dublin: Columba Press, 1992.

(17) Ibid., 9-10.

(18) Ibid., 228.

(19) FAGERBERG, D., Theologia prima: What is Liturgical Theology?, 83.

(20) <<Liturgia y Teologia: la historia de un problema metodologico>>, Ciencia Tomista 63 (1972) 135-179; <<Liturgia y Teologia, una cuestion metodologica>>, Ecclesia Orans 6 (1989) 261-283.

(21) FLORES ARCAS, J. J., <<La espiritualidad eucaristica en Silos>>, en AA.VV., Silos. Un milenio. Actas del Congreso Internacional sobre la Abadia de Santo Domingo de Silos, Abadia de Silos: Studia Silensia, 2003, 349-375.

(22) Cfr. FLORES ARCAS, J. J., <<De la teologia liturgica a la espiritualidad>>, 405-418.

(23) Ibid., 416.

(24) Cfr. FLORES ARCAS, J. J., <<Situacion actual de la teologia liturgica>>, 548-549.

(25) Cfr. GRILLO, A., Introduzione alla teologia liturgica, 11. Ademas las ideas principales son retornadas en otras obras posteriores sobre teologia sacramentaria general citadas en el cuerpo del texto: GRILLO, A., <<Teologia sacramentaria, teologia liturgica e teologia fondamentale>>, 108-138. La segunda edicion de este libro (2011) no modifica sus ideas principales sobre la epistemologia de la ciencia liturgica.

(26) En este sentido, llama la atencion su conocimiento de la teologia clasica (santo Tomas, san Agustin), de los iniciadores del Movimiento liturgico (Festugiere, Gueranger, Beauduin ...), asi como de los autores contemporaneos de la teologia liturgica, y de la teologia fundamental. Su dialogo con Vagaggini es esclarecedor: cfr. GRILLO, A., <<Il legittimo e tormentoso assillo del pensiero moderno C. Vagaggini tra (e oltre) la teologia monastica e la teologia scolastica>>, Rivista Liturgica 87 (2000) 505-512.

(27) Con Terrin, Sovernigo, Cescon, De Sandre y Marchisio en una linea <<pre-teologica>>; Bonaccorso, Tagliaferri y Dal Maso en una linea netamente teologica. Ambos grupos buscan obtener resultados mediante los instrumentos antropologicos y de las ciencias humanas.

(28) Donde destacan Cavagnoli, Catella, Ventun, Piazzi, Ubbiali, Girardi y Meiatini. Comparten el deseo de dialogar con la tradicion liturgica y sacramental clasica, y tienden a aprovechar los conocimientos de una antropologia de corte mas filosofico-teologico que cultural.

(29) Con Brovelli, Trolese, Catella y Calapaj.

(30) Sobresalen Marangon, Cecolin y De Zan.

(31) GRILLO, A., Teologia fondamentale e liturgia. Il rapporto tra immediatezza e mediazione nella riflessione teologica, Padova: Edizioni Messaggero, 1995.

(32) Cfr. GRILLO, A., La nascita della liturgia nel secolo XX, 28.

(33) Cfr. GRILLO, A., Il culto come luogo teologico, 205.

(34) Cfr. GRILLO, A., <<Eucaristia corpo reale di Cristo, proposta della Chiesa alla liberta dell'uomo>>, en REALI, N. (dir.), Il mondo del sacramento. Teologia e filosofia a confronto, Milano: Paoline, 2001, 269-301; GRILLO, A., <<Il Rito della Penitenza e la guarigione dal peccato. La terminologia del IV sacramento e il suo rapporto con l'iniziazione cristiana>>, Vira Monastica 57 (2003) 16-52; GRILLO, A., <<II matrimonio e la salvezza dell'altro. Per una teologia liturgica del rito secondo l'edizione italiana>>, Rivista Liturgica 91 (2004) 1025-1038; GRILLO, A., Grazia visibile, grazia vivibile. Teologia del sacramenti <<in genere ritus>>, Padova: EMP-Abbazia di S. Giustina, 2008.

(35) IRWIN, K. W., Liturgical Theology, a primer, Collegeville: Liturgical Press, 1990.

(36) IRWIN, K. W., Context and Text. Method in Liturgical Theology, Collegeville: Liturgical Press, 1994.

(37) Cfr. IRWIN, K. W., <<Method in Liturgical Theology. Context is Text>>, Eglise et Tbeologie 20 (1989) 407-409.

(38) IRWIN, K., Models of the Eucbarist, 25.

(39) Entre todas ellas, Irwin da una importancia especial al Magisterio: cfr. IRWlN, K. W., Models of the Eucharist, 29.

(40) Cfr. IRWIN, K. W., Models of the Eucharist, 28-29.

(41) Cfr. IRWIN, K. W., Models of the Eucharist, 32. Sin duda, el afan ecumenico y la preocupacion practica por los problemas reales dan a este autor una fuerza expositiva encomiable.

(42) IRWIN, K. W., Models ofthe Eucharist, 34.

(43) Sobre este dialogo con la Dogmatica: cfr. FREYER, Th., <<Liturgie, eine Herausforderung fur die Dogmauk? Ammerkungen zum Verhaltnis von Dogmatik und Liturgiewissenschaft>>, Theologische Quartalschrifi 189 (2009) 75-93.

(44) Nos referimos al articulo de Guardini: GUARDINI, R., <<Uber die systematische Methode in der Liturgiewissenschaft>>, Jahrbuch fur Liturgiewissenschafi 1 (1921) 97-108.

(45) Fisch ha publicado una coleccion de los principales articulos de Schmemann sobre nuestro tema: FISCH, Th. (dir.), Liturgy and Tradition: Theological Reflecfions of A. Schmemann, New York: St. Wladimir's Seminary Press, 2003.

(46) Para conocer su bibliografia completa: cfr. GARRETT, P., <<Fr Alexander Schmemann: A Chronological Bibliography>>, St Vladimir's Theological Quarterly 28 (1984) 11-26.

(47) SCHMEMANN, A., Introduction to Liturgical Theology, New York: St. Wladimir's Seminary Press, 1975, 9-32.

(48) Su perfil biografico sobre Triacca no tiene desperdicio para que el lector se situe algo mas en los debates liturgicos italianos: cfr. <<La figura e l'opera del prof. Don Achille Maria Triacca, sdb>>.

(49) SODI, M., <<Lex orandi e metodo teologico>>, que anos mas tarde ha vuelto a publicarse con ligeros retoques que no afectan a la sustancia de su pensamiento: cfr. <<Metodo teologico e lex orandi. La teologia liturgica fra tradizione e innovazione>>, en SODI, M. (dir.), Il metodo teologico. Tradizione, innovazione, communione in Cristo, Citta del Vaticano: LEV, 2008, 201-227.

(50) SODI, M., <<Lex orandi e metodo teologico>>, 119. Citamos otro articulo de este periodo que no anade nada sustancial a su escrito del 2004: SODI, M., <<Sacrosanctum Concilium 1963-2003. Une nouvelle theologie de la liturgie ou une theologie liturgique>>, La Maison-Dieu 238 (2004) 65-77.

(51) TRIACCA, A. M., <<"Liturgia" "locus theologicus" o "theologia" "locus liturgicus"?>>, 193-233.

(52) TRIACCA, A. M., <<Catechismo della Chiesa cattolica e liturgia>>, 355.

(53) Un buen ejemplo de su metodologia puede verse en: <<"Presbyter: Spiritus Sancti vas". "Modelli" di presbitero testimoniati dall'eucologia (Approccio metodologico alla "lex orandi" in vista della "lex vivendi")>>, en FELICI, S. (dir.), La formazione al sacerdozio ministeriale nella catechesi e nella testimonianza di vira del Padri, Roma: Libreria Ateneo Salesiano, 1992, 193-236. Asimismo ha escrito algunos trabajos que recogen principios metodologicos sobre el estudio de la eucologia: cfr. TRIACCA, Pi. M., <<Studio e lettura dell'eucologia. Note metodologiche>>, en GHIDELLI, C. (dir.), Teologia, Liturgia, Storia. Miscellanea in onore di Carlo Manziana Vescovo di Crema, Brescia: La Scuola-Morcelliana, 1977, 197-224.

(54) TRIACCA, A. M., <<Per una trattazione dei sacramenti in prospettiva liturgica. Approccio ad un sondaggio di opinioni>>, Rivista Liturgica 75 (1988) 348.

(55) TRIACCA, A. M., <<"Liturgia" "locus theologicus" o "theologia" "locus liturgicus"?>>, 218.
COPYRIGHT 2012 Servicio de Publicaciones de la Universidad de Navarra
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2012 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:BOLETIN
Author:Berlanga, Alfonso
Publication:Scripta Theologica
Date:Aug 1, 2012
Words:9811
Previous Article:La <>: su recepcion en el ecumenismo y en la teologia.
Next Article:Thomas J. White, The Analogy of Being. Invention of the Antichrist or the Wisdom of God?
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |