Printer Friendly

Prevalencia de parasitos intestinales en gallos de pelea de la Ciudad de Coro, Estado Falcon, Venezuela.

PREVALENCE OF INTESTINAL PARASITES IN FIGHTING COCKS OF CORO CITY, FALCON STATE, VENEZUELA

Introduccion

En Venezuela, la pelea o lidia de gallos (Gallus gallus domesticus) es una actividad recreativa muy popular y ampliamente extendida que se practica en recintos (clubes gallisticos) denominados comunmente "galleras". Usualmente, las peleas de gallos se llevan a cabo durante los dias de fiesta, fechas patrias o los fines de semana, y se ha convertido en una industria pujante y en crecimiento, que provee numerosos empleos directos e indirectos, especialmente durante las festividades (Ibarra-Velarde et al., 2011).

El criador de gallos de pelea debe ganar las lidias de la manera mas expedita posible, contando con animales de excelente conformacion fenotipica y genetica; es decir, de espiritu combativo, buena conformacion, ligero, astuto, decidido y certero, ademas de plumaje resaltante y colorido (Varela, 2007). Sin embargo, uno de los inconvenientes que afectan el desempeno de estas aves es la perdida de condicion corporal por anorexia, perdida de sangre y proteinas plasmaticas por el tracto gastrointestinal, alteraciones en el metabolismo proteico, depresion en la actividad de enzimas intestinales y diarrea (Luka y Ndams, 2007; Alvarez et al., 2011; Ogbaje et al., 2012). Estas patologias pueden ser causadas por agentes infecciosos, incluyendo parasitos intestinales de tipo helmintos (nematodos: Tetrameres americana, Sheilospirura hamolusa, Heterakis spp, Ascaridia galli, Strongyloides avium; y platelmintos: Raillietina terragona, Amebotaenia cuneata, Chanotaenia infundibulum) y protozoarios (Eimeria spp) (Permin et al., 1997a; Rodriguez et al., 2001; Luna-Olivares et al., 2006; Ogbaje et al., 2012).

Las aves se pueden infectar a traves de los alimentos, agua y suelo (Oniye et al., 2000; Alvarez et al., 2011; Ogbaje et al., 2012). En el caso de las aves de pelea, los criadores permiten que esten al pastoreo, donde obtienen pasto verde, pero ademas pueden alimentarse con invertebrados, incluyendo artropodos (insectos), moluscos (babosas, caracoles) y anelidos (lombrices de tierra), quienes pueden ser hospedadores intermediarios o paratenicos de helmintos y protozoos (Oniye et al., 2000; Varela, 2007; Alvarez et al., 2011; Ogbaje et al., 2012). Estos parasitos pueden eventualmente causar enfermedad e incluso la muerte de las aves (Luka y Ndams, 2007).

El control de las enfermedades parasitarias, al igual que otras etiologias, depende en gran medida del diagnostico preciso y oportuno de los agentes etiologicos, a fin de establecer el correcto y eficaz tratamiento que permita mejorar la rentabilidad de la granja (Varela, 2007; Alvarez et al., 2011). En base a esto, el objetivo del presente trabajo fue determinar las especies y prevalencia de protozoarios y helmintos intestinales en gallos de pelea mantenidos en criaderos de la ciudad de Coro, Falcon, Venezuela. Asimismo, se indago sobre los posibles factores de riesgo que influyen en la adquisicion y frecuencia de los parasitos gastrointestinales en la poblacion de gallos de pelea.

Materiales y Metodos

El estudio se llevo a cabo entre septiembre de 2012 y marzo de 2013, en la ciudad de Coro, municipio Miranda, capital del estado Falcon. La region posee una zona bioclimatica del tipo Monte Espinoso Tropical (MET), con clima semiarido y vegetacion xerofitica, suelos francamente erosionados sujetos a la accion constante de los vientos alisios, con escasas y erraticas precipitaciones con promedios anuales de 250 a 500 mm, temperatura media anual de 28-29[grados]C y una elevada evapotranspiracion (Ewel et al, 1976).

Se hizo contacto con seis establecimientos dedicados a la cria y entrenamiento de gallos de pelea, y cuatro de ellos aceptaron participar en el estudio, lo cual permitio tomar muestras de heces a la totalidad de las aves con edades de 6 a 36 meses (n = 102).

Las muestras fueron recolectadas por los duenos en horas matutinas en envases esteriles hermeticos y se transportaron al laboratorio de parasitologia del Centro de Investigaciones Biomedicas (CIB) de la Universidad Nacional Experimental "Francisco de Miranda" (UNEFM). Las muestras, de no ser analizados el dia de la toma, se preservaron y fijaron anadiendoles 4-5 ml de formaldehido al 10%.

Las muestras fueron procesadas por el metodo coprologico directo y por las tecnicas de flotacion simple de Willis-Molloy con solucion sobresaturada de cloruro de sodio (NaCl), flotacion-centrifugacion de Faust con sulfato de zinc y de sedimentacion en tubo (TSET) (Morales y Pino de Morales, 1977; Botero y Restrepo, 2003). Las muestras fueron observadas por duplicado bajo microscopio de luz (Axiostar Plus, Carl Zeiss, Alemania) con y sin solucion yodada de lugol. La identificacion de las especies parasitarias se realizo mediante morfologia externa e interna comparada de quistes-ooquistes/ trofozoitos y huevos/larvas (Kaufrriann, 1996). Los animales se consideraron parasitados cuando se detecto, por lo menos, un estadio de protozoarios (quiste-ooquiste/trofozoito) o helmintos (huevo/larva).

A cada dueno o criador se le entrego una encuesta para indagar sobre aspectos y caracteristicas de las aves incluyendo tipo de alimentacion, condiciones sanitarias de cria, mantenimiento y entrenamiento, asesoria veterinaria y aplicacion de antiparasitarios. En base a las respuestas se analizaron las variables tipo de piso (tierra, cemento), suministro de agua (por tuberia, por tanque/tonel), frecuencia de limpieza de las jaulas (diario, 1-2 veces por semana), tipo de comederos y bebederos (comercial, artesanal), frecuencia de lavado de comederos y bebederos (diario, 2-3 veces por semana), tipo de desinfectante empleado (cloro, creolina), tiempo de pastoreo (10 a 30, 31 a 60 minutos), frecuencia de pastoreo (diario, 1-2 veces por semana), geofagia (si, no), consumo de lombriz de tierra y de insectos (si, no), tratamiento antiparasitario (si, no), frecuencia de tratamiento (cada 21-30 dias, > 30 dias), y quien lo prescribe (Medico Veterinario, criador).

La afinidad entre pares de especies que co-existieron se midio mediante el Indice de Fager ([I.sub.A,B]), determinandose su significancia con la prueba de "t", considerandose que existe afinidad real entre las especies involucradas cuando el valor de "t" calculado fue superior a 1.645 ([alfa] = 5%) (Morales y Pino de Morales, 1995). La asociacion univariante entre los posibles factores de riesgo con la presencia de parasitos intestinales se hizo mediante las pruebas de Ji cuadrado (x2) y x2 de Mantel-Haenszel. En los casos

donde se encontro una asociacion significativa (p < 0.05) en el analisis univariado, la fuerza se determino mediante los Odds Ratio (OR) por regresion logistica multiple, calculandose su bondad de ajuste con la prueba de HosmerLemeshow, a fin de poder controlar las variables de confusion (confounding variables). Los datos se analizaron con el paquete estadistico Statistix v. 1.0.

RESULTADOS Y DISCUSION

El 37.3% de las aves presento uno o mas taxones de helmintos o protozoarios en sus tractos digestivos (Cuadro 1).

Dentro de los helmintos, los nematodos Strongyloides spp (20.6%) y Capillaria spp (16.7%) y el cestode Choanotaenia spp (12.8%) fueron los de mayor prevalencia, mientras que Eimeria spp (4.9%) fue el unico protozoario detectado (Cuadro 1; Figs. 1 y 2). El monoparasitismo se presento en el 8.8% (9/102) de los casos con predominio de Strongyloides spp (10.5%), mientras que infecciones multiples ocurrieron hasta con seis taxones (Cuadro 2).

El indice de Fager ([I.sub.A,B]) solo revelo afinidades significativas entre Strongyloides spp con Capillaria spp ([I.sub.AB] = 0.29, t = 1.78), Choanotaenia spp ([I.sub.AB] = 0.27, t = 5. 12) e Hymenolepis spp ([I.sub.AB] = 0.27, t = 4.14); Capillaria spp con Eimeria spp ([I.sub.A,B] = 0.77, T = 6.68) y Heterakis spp ([I.sub.AB] = 0.46, t = 7.64); y Choanotaenia spp con Eimeria spp ([I.sub.A,B] = 0.57, t = 2.39).

Dentro de las caracteristicas de mantenimiento e higiene de las jaulas, se encontraron asociaciones significativas entre parasitismo intestinal y frecuencia de su limpieza [OR = 2.19 (1.11 - 6.47, intervalo de confianza al 95%)] y tipos de bebederos y comederos [OR = 2.11 (1.11 - 6.53)] asi como el desinfectante empleado [OR = 2.01 (0.89 - 5.25)] (Cuadro 3); mientras que con los aspectos relacionados con la alimentacion, solo la geofagia [OR = 2.17 (1.13 - 7.12)] mostro una asociacion significativa (Cuadro 4).

La frecuencia de administracion del antiparasitario [OR = 2.19 (1.11 - 6.47)] y quien lo prescribe [OR = 10.25 (2.15 - 55.32] fueron, asimismo, caracteristicas asociadas significativamente con el parasitismo gastrointestinal en gallos de pelea (Cuadro 5). Por otro lado, la prueba de Hosmer y Lemeshow mostro valores no significativos (x2 = 5.04; p = 0.7785), con lo cual se considera que el modelo utilizado cuenta con buen ajuste.

La frecuencia y prevalencia de parasitos intestinales que afectan a G. g. domesticus pueden variar por factores climaticos, ecogeograficos, culturales y tecnicas de diagnostico, asi como tambien por las practicas higienico-sanitarias y condiciones de manejo de las granjas (Permin et al., 1997b; Eslami et al., 2009). La literatura cientifica no es muy prolifica en trabajos relacionados con la prevalencia de parasitos gastrointestinales en aves de pelea. El 37.3% de prevalencia encontrada en el presente estudio es menor que el 64% de prevalencias reportadas en aves de corral en Dinamarca (Chadfield et al., 2001), 73% en gallinas en Bangladesh (Paul et al., 2012), 64% en pollos de engorde y gallinas ponedoras en Nigeria (Ogbaje et al., 2012), 91% en pollos en Etiopia (Eshetu et al., 2001) y 66% en gallinas en Brasil (Gomes et al., 2009).

Los estudios realizados en Venezuela sobre el tema de parasitismo gastrointestinal en aves son bastante antiguos (Mayoudon, 1955; Mayoudon y Montoya, 1970), mientras que los mas recientes se han enfocado basicamente a la problematica de la eimeriosis aviar (Martinez y Bohorquez, 1994; Tamasaukas et al., 1998; Brown et al, 2006). No obstante, los trabajos existentes senalan prevalencias de parasitismo gastrointestinal de 71 y 73% en gallinas de traspatio en los estados Aragua (Benjoya, 1972) y Falcon (Jimenez y Pereira, 2012), respectivamente, y de 40% en aves de pelea en el municipio Miranda del estado Falcon (Duno y Sambrano, 1997).

La prevalencia encontrada en el presente estudio fue relativamente baja pero se encontro una amplia diversidad de taxones. La infraestructura y tecnificacion en la crianza de los gallos de pelea en comparacion con los criadores de aves de traspatio pueden explicar las diferencias encontradas (Mwale y Masika, 2011). En todos los casos, el tipo de suministro de agua, consumo de lombriz de tierra, consumo de insectos y tratamiento antiparasitario fue similar para todas las aves de modo que no se pudo determinar el nivel de riesgo de estas variables.

El 78% de las instalaciones poseia pisos de tierra; no obstante, esta caracteristica no se encontro significativamente asociada a los parasitos intestinales. La literatura muestra resultados contrastantes para este parametro. Brown et al. (2006) encontraron mayores prevalencias de Eimeria spp en gallinas ponedoras mantenidas en pisos de tierra, mientras que Martinez y Bohorquez (1994) obtuvieron menores tasa de positividad en este tipo de piso. La conducta usual de las aves de corral es escarbar el suelo en busca de invertebrados (insectos, lombrices de tierra), los cuales pueden actuar como hospedadores intermediarios de varias clases de helmintos (Permin et al., 1997b; Ogbaje et al., 2012). La encuesta epidemiologica revelo consumo de insectos en todos los casos y acceso al pastoreo por tiempos variados; sin embargo, solo se encontro asociacion significativa a la geofagia (OR = 2.17, Cuadro 4), de alli que la limpieza de las jaulas y galpones puede jugar un papel muy relevante al disminuir las posibilidades del contacto de las aves con las heces contaminadas (Calderon, 2005), tal como se encontro en el presente estudio donde las tasas de infeccion fueron menores en jaulas con limpieza diaria (Cuadro 3).

La frecuencia de lavado de los bebederos/comederos no tuvo asociacion significativa con la presencia de parasitismo intestinal en los gallos de pelea. Por contraste, el tipo de bebedero y comedero tuvieron una asociacion significativa, donde mas del 70% de los criadores empleaba los de tipo artesanal, los cuales dificultan la limpieza (Marin y Benavides, 2007). Asimismo, se determino que la mezcla de agua y creolina fue mas eficiente en lograr la desinfeccion de los bebederos y comederos de las aves (OR = 2.01, Cuadro 3). Si bien, la limpieza y desinfeccion se encuentran dentro de los procedimientos de bioseguridad en toda actividad de sanidad animal y la creolina y el cloro son considerados agentes quimicos adecuados (De la Sota, 2004; Calderon, 2005), la eficacia de todo desinfectante depende de su concentracion, duracion de empleo, temperatura y pH de la solucion, y la susceptibilidad del microorganismo a la sustancia desinfectante (De la Sota, 2004; Calderon, 2005). En este sentido, existen quistes y ooquistes de varios taxones de protozoos intestinales que son capaces de permanecer viables ante agentes externos adversos (Aparicio-Rodrigo y Tajada-Alegre, 2007).

[FIGURA 1 OMITIR]

[FIGURA 2 OMITIR]

La administracion adecuada y profesional de drogas antiparasitarias a los gallos de pelea se encuentra dentro de las medidas necesarias para controlar los enteroparasitos y mantener su buen estado de salud, lo que contribuye a un mayor rendimiento en las li dias (Ibarra-Velarde et al., 2011). Sin embargo, si bien todos los criadores manifestaron que aplicaban tratamiento antiparasitario a las aves, la mayoria sin prescripcion del Medico Veterinario, se encontro altas tasas de infeccion parasitaria en aquellas tratadas con asistencia veterinaria profesional, lo que sugiere que otros factores como las condiciones de mantenimiento y sanitarias pudieran estar jugando un papel mas preponderante en la dinamica de trasmision.

Se debe resaltar el 20.6% de prevalencia de Strongyloides spp en el presente estudio; especialmente debido a su magnitud y a que no habia sido reportado en el estado Falcon (Duno y Sambrano, 1997; Jimenez y Pereira, 2012). Este resultado es menor al 75% detectado en aves de traspatio en Nicaragua (Luna-Olivares et al, 2006) y al 5368% en Malasia (Rahman et al., 2009), aunque mayor a otros reportes que mencionan tasas de prevalencia entre 2 y 10% (Poulsen et al., 2000; Irungu et al., 2004). En infecciones intensas, especialmente en aves juveniles, estos helmintos pueden ocasionar emaciacion con diarrea sanguinolenta (Kaufmann, 1996).

Capillaria spp tampoco habia sido reportado en aves en la zona del estudio (Duno y Sambrano, 1997; Jimenez y Pereira, 2012), donde el 16.7% de prevalencia en los gallos de pelea fue menor al 25% encontrado por Marin y Benavides (2007) y al 100% reportado por Percy et al. (2012) en aves de traspatio. No obstante, es una frecuencia mayor al 1.5% detectado por Irungu et al. (2004). Algunas especies de este genero requieren de lombrices de tierra (anelidos) como hospedadores intermediarios en su ciclo biologico de alli que llama la atencion que los criadores hayan indicado que sus aves no consumian a estos invertebrados. Los nematodos de este genero parasitan especialmente el buche y esofago de aves domesticas, pudiendo ocasionar inflamacion catarral y difterica, con adelgazamiento de las paredes de estos organos, con la consiguiente perdida de peso, especialmente cuando se tienen altas cargas parasitarias (Kaufmann, 1996; Marin y Benavides, 2007).

Los ascaris Heterakis spp y Ascaridia galli son los mas frecuentes en G. g. domesticus criados en forma libre. Los adultos de Heterakis spp habitan en el ciego, y en infecciones severas pueden producir inflamacion y adelgazamiento de la pared intestinal. El efecto mas llamativo de este helminto radica en que sus huevos pueden actuar como transportadores del protozoario Histomonas meleagridis, agente etiologico de la histomoniasis (Kaufmann, 1996; Permin et al., 1997a, b). La infeccion por A. galli, cuyos adultos se alojan en el intestino delgado, pueden producir irritacion de la mucosa con hemorragia, causando anemia con limitado desarrollo pondo-estatural (Kaufmann, 1996; Permin et al., 1997a, b). Las frecuencias observadas en los gallos de pelea (Cuadro 2) son similares al registro de 5.2% de A. galli en gallinas ponedoras del estado venezolano de Trujillo (Brown et al., 2006), aunque inferiores a las tasas de prevalencia encontradas en el estado Falcon (Duno y Sambrano, 1997; Jimenez y Pereira, 2012), y en Colombia (Marin y Benavides, 2007) y Nigeria (Ogbaje et al, 2012).

Las prevalencias de Syngamus spp (2%) y Trichostrongylus spp (3.9%), coinciden con otros trabajos en el pais (Mayaudon, 1955; Luka y Ndams, 2007; Luna-Olivares et al., 2006) y en otras latitudes (Mwale y Masika, 2011). Syngamus spp y particularmente S. trachea, son nematodos hematofagos que habitan en el arbol respiratorio de las aves, pudiendo ocasionar obstruccion de la traquea y asfixia (Kaufmann, 1996). Trichostrongylus spp son nematodos muy patogenos, particularmente T. tenuis, que habitan mayormente en el ciego de las aves, pudiendo causar anemia con inapetencia y emaciacion cuando se presentan cargas parasitarias altas (Kaufmann, 1996). Por otro lado, Tetrameres spp, cuya trasmision se encuentra estrechamente relacionada con insectos como cucarachas y saltamontes, presento una baja prevalencia (Cuadro 2), similar a otros estudios (Percy et al., 2012). Los estadios adultos de estos helmintos habitan principalmente a nivel del proventriculo y esofago (Kaufmann, 1996).

La eimeriosis es una coccidiosis que ocasiona grandes perdidas economicas en la cria de aves (Williams, 1999), y que ocasiona diarrea, malabsorcion y elevada mortalidad (Dalloul y Lillehoj, 2006). El 4.9% de prevalencia encontrada en el presente estudio fue bastante bajo en comparacion con otros estudios en gallinas o pollos de engorde, donde se reportan frecuencias de 17 a 51% (Martinez y Bohorquez, 1994; Tamasaukas et al, 1998; Brown et al, 2006). El hacinamiento es uno de los factores que contribuyen a la aparicion de estos protozoarios (Williams, 1999; Dalloul y Lillehoj, 2006), por lo que posiblemente el confinamiento en solitario de los gallos de pelea haya disminuido la propagacion de los ooquistes de Eimeria spp.

CONCLUSIONES

La prevalencia de parasitos intestinales en gallos de pelea en la zona de Coro, estado Falcon, Venezuela fue de 37.3%.

Recibido: 22 de mayo de 2013

Aceptado para publicacion: 30 de julio de 2013

LITERATURA CITADA

(1.) Alvarez C, Rodriguez P, Carvajal E. 2011. Efecto del extracto de paico (Chenopodium ambrosioides), en parasitos gastrointestinales de gallos de pelea (Gallus domesticus). Cultura Cientif 9: 76-80.

(2.) Aparicio-Rodrigo M, Tajada-Alegre P. 2007. Parasitosis intestinales. Pediatr Integr 11: 149-160.

(3.) Benjoya J. 1972. Prevalencia de helmintos parasitos del intestino de gallinas (Gallus domesticus), provenientes del estado Aragua, Tesis de Medico Veterinario. Maracay: Univ Central de Venezuela. 37 p.

(4.) Botero D, Restrepo M. 2003. Parasitosis intestinales por helmintos. En: Parasitosis humanas. 4 ed. Colombia: Corporacion para Investigaciones Biologicas. p 93-160.

(5.) Brown E, Diaz D, Moreno L, Gotopo A. 2006. Prevalencia de Eimeria spp en gallinas ponedoras de granjas pertenecientes a tres municipios del estado Trujillo, Venezuela. Rev Cientif FCVLUZ 26: 579-584.

(6.) Calderon K. 2005. Comparacion del efecto desinfectante de hidroxido de calcio vs. una mezcla de acidos organicos y surfactantes, aplicados en pediluvios de una granja avicola en el departamento de Guatemala. Tesis de Medico Veterinario. Guatemala: Univ San Carlos de Guatemala. 51 p.

(7.) Chadfield M, Permin A, Nansen P, Bisgaard M. 2001. Investigation of the parasitic nematode Ascaridia galli (Shrank 1788) as a potential vector for Salmonella enterica dissemination in poultry. Parasitol Res 87: 317-325.

(8.) Dalloul R, Lillehoj H. 2006. Poultry coccidiosis: recent advancements in control measures and vaccine development. Expert Rev Vaccines 5: 143-163.

(9.) De la Sota M. 2004. Manual de procedimientos de desinfeccion. Argentina: Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria. 28 p.

(10.) Duno A, Sambrano G. 1997. Determinacion de helmintos en aves de combate (Gallus domesticus) en el municipio autonomo Miranda. Tesis de Medico Veterinario. Coro: Univ Nacional Experimental Francisco de Miranda. 35 p.

(11.) Eslami A, Ghaemi P, Rahbari S. 2009. Parasitic infections of free-ranged chickens from Golestan province, Iran. Iran J Parasitol 4: 10-14.

(12.) Eshetu Y, Mulualem E, Ibrahim H, Berhanu A, Aberra K. 2001. Study of gastro-intestinal helminths of scavenging chickens in four rural districts of Amhara region, Ethiopia. Rev Sci Tech Off Int Epiz 20: 791-796.

(13.) Ewel J, Madriz A, Tosi Jr J. 1976. Monte espinoso tropical. En: Zonas de vida de Venezuela. Memoria explicativa sobre el mapa ecologico. 4 ed. Venezuela: Ed Sucre. p 56-65.

(14.) Fink M, Permin A, Magwisha H, Jensen K. 2005. Prevalence of the proventricular nematode Tetrameres americana Cram (1927) in different age groups of chickens in the Morogoro region, Tanzania. Trop Anim Health Prod 37:133-137.

(15.) Gomes F, Machado H, Lemos L, Almeida L, Daher R. 2009. Principais parasitos intestinais diagnosticados em galinhas domesticas criadas em regime extensivo na municipalidade de Campos dos Goytacazes, RJ. Cienc Anim Bras 10: 818-822.

(16.) Ibarra-Velarde F, Guerrero-Molina C, Vera-Montenegro Y, Alcala-Canto Y, Romero-Callejas E. 2011. Comparison of the anthelmintic efficacy of three commercial products against ascarids and Capillaria spp. in fighting cocks. J Pharm Pharmacol 2: 146-150.

(17.) Irungu L, Kimani R, Kisia S. 2004. Helminth parasites in the intestinal tract of indigenous poultry in parts of Kenya. J S Afr Vet Assoc 75: 58-59.

(18.) Jimenez P, Pereira D. 2012. Helmintos gastrointestinales en gallinas de traspatio sector Turupia, municipio Zamora del estado Falcon. Tesis de Medico Veterinario. Coro: Univ Nacional Experimental Francisco de Miranda. 39 p.

(19.) Kaufmann J. 1996. Parasites of poultry. In: Parasitic infections of domestic animals: a diagnostic manual. Germany: Basel Birkhauser Verlag. p 337-393.

(20.) Luka S, Ndams I. 2007. Gastrointestinal parasites of domestic chicken Gallus gallus domesticus Linneaeus 1758 in Samaru, Zaria, Nigeria. Sci World J 2: 27-29.

(21.) Luna Olivares L, Kyvsgaard N, Rimbaud E, Pineda N. 2006. Prevalencia y carga parasitaria de helmintos gastrointestinales en gallinas de traspatio (Gallus gallus domesticus), en el municipio de El Sauce, departamento de Leon, Nicaragua. Redvet 7: 1-4.

(22.) Marin S, Benavides J. 2007. Parasitos en aves domesticas (Gallus domesticus) en el Noroccidente de Colombia. Vet Zootec 1: 43-51.

(23.) Martinez de CH, Bohorquez N. 1994. Prevalencias y factores asociados a la coccidiosis en pollos de engorde. Rev Cientif FCV-LUZ 4: 25-36.

(24.) Mayaudon H. 1955. Endoparasitos de las gallinas (Gallus gallus domesticus) en Venezuela. Rev Med Vet Parasitol 14: 99-122.

(25.) Mayaudon H, Montoya F. 1970. Contribucion al estudio de la fauna parasitaria de las aves de Venezuela. Rev Med Vet Parasitol 13: 227-230.

(26.) Mwale M, Masika P. 2011. Point prevalence study of gastro-intestinal parasites in village chickens of Centane district, South Africa. Afr J Agric Res 6: 2033-2038.

(27.) Morales G, Pino de Morales L. 1977. Coprologia. En: Manual de diagnostico helmintologico en rumiantes. Venezuela: Colegio de Medicos Veterinarios del Estado Aragua. p 26-27.

(28.) Morales G, Pino de Morales L. 1995. Conceptos basicos en ecologia y epidemiologia de parasitos. En: Parasitometria. Venezuela: Clemente Ed. p 27-53.

(29.) Ogbaje C, Agbo E, Ajanusi O. 2012. Prevalence of Ascaridia galli, Heterakis gallinarum and Tapeworm infections in birds slaughtered in Makurdi township. Int J Poult Sci 11: 103-107.

(30.) Oniye S, Audu P, Adebote D, Kwaghe B, Ajanusi O, Nfor M. 2000. Survey

of helminth parasites of laughing dove (Streptopelia senegalensis) in Zaria Nigeria. Afr J Nat Sci 4: 65-66.

(31.) Panja A, Siden E, Mayer L. 1995. Synthesis and regulation of accessory/ proinflammatory cytokines by intestinal epithelial cells. Clin Exp Immunol 100: 298-305.

(32.) Paul D, Dey A, Bilkis F, Begum N, Mondal M. 2012. Epidemiology and pathology of intestinal helminthiasis in fowls. Eurasian J Vet Sci 28: 31-37.

(33.) Percy J, Pias M, Desberia B, Lucia T. 2012. Seasonality of parasitism in free range chickens from a selected ward of a rural district in Zimbabwe. Afr J Agric Res 7: 3626-3631.

(34.) Permin A, Bojesen M, Nansen P, Bisgaard M, Frandsen F, Pearman M. 1997a. Ascaridia galli populations in chickens following single infections with different dose levels. Parasitol Res 83: 614-617.

(35.) Permin A, Magwisha H, Kassuku A, Nansen P, Biggaard M, Frandsen F, Gibbons L. 1997b. A cross-sectional study of helminths in rural scavenging poultry in Tanzania in relation to season and climate. J Helminthol 71: 233-240.

(36.) Poulsen J, Permin A, Hindsbo O, Yelifari L, Nansen P, Loch P. 2000. Prevalence and distribution of gastrointestinal helminths and haemoparasites in young scavenging chickens in upper eastern region of Ghana, West Africa. Prev Vet Med 45: 237-245.

(37.) Rahman A, Salim H, Ghause M. 2009. Helminthic parasites of scaven-ging chickens (Gallus domesticus) from villages in Penang island, Malaysia. Trop Life Sci Res 20: 1-6.

(38.) Rodriguez R, Cob-Galera L, Dominguez J. 2001. Frecuencia de parasitos gastrointestinales en animales domesticos diagnosticados en Yucatan, Mexico. Rev Biomed 12: 19-25.

(39.) Tamasaukas R, Ruiz H, Roa N. 1998. Relacion costo-beneficio de la profilaxis de la coccidiosis aviar. Rev Cientif FCVLUZ 8: 217-221.

(40.) Varela A. 2007. Manejo productivo del gallo de pelea (Gallus gallus). Monografia profesional de Medico Veterina rio Zootecnista. Mexico: Universidad Veracruzana. 44 p.

(41.) Williams R. 1999. A compartmentalized model for the estimation of the cost of coccidiosis to the world's chicken production industry. Int J Parasitol 29: 1209-1229.

Dalmiro Cazorla P. [1, 2], Pedro Morales M. [1]

[1] Laboratorio de Entomologia, Parasitologia y Medicina Tropical (L.E.P.A.M.E.T.), Centro de Investigaciones Biomedicas (C.I.B.), Universidad Nacional Experimental "Francisco de Miranda" (UNEFM), Estado Falcon, Venezuela

[2] E-mail: lutzomyia@hotmail. com
Cuadro 1. Prevalencia de parasitos
intestinales en gallos de pelea (n = 102)
de granjas de la ciudad de Coro, estado
Falcon, Venezuela (2012-2013)

                         Aves
Taxon                    parasitadas

                          n    % (1)

Protozoarios
  Eimeria spp             5     4.9
Helmintos
  Strongyloides spp      21   20.6
  Capillaria spp         17   16.7
  Ascaridia galli         6    5.9
  Heterakis spp           7    6.9
  Trichostrongylus spp    4    3.9
  Choanotaenia spp       13   12.8
  Hymenolepis spp         3    2.9
  Syngamus spp            2    2.0
  Tetrameres spp          4    3.9
  Raillietina spp         5    4.9

(1) Los porcentajes se calcularon mediante
la division del numero de aves infectadas
con 1, 2, 3, 4, 5 o 6 parasitos entre el
numero total (n = 102) de aves

Cuadro 2. Asociacion entre parasitos intestinales en gallos de pelea
en la ciudad de Coro, estado Falcon, Venezuela (2012-2013)

                                                            Aves
                                                          parasitadas
Taxones
                                                             n   % (1)

Monoparasitismo
  Strongyloides spp                                          4   10.5
  Capillaria spp                                             2    5.4
  Choanotaenia spp                                           1    2.6
  Ascaridia galli                                            1    2.6
  Raillietinia spp                                           1    2.6
Biparasitismo
  Eimeria spp / Choanotaenia spp                             1    2.6
  Eimeria spp / A. galli                                     1    2.6
  Choanotaenia spp / Capillaria spp                               5.3
  Choanotaenia spp / Strongyloides spp                           10.5
  Choanotaenia spp / Trichostrongylus spp                    1    2.6
  Heterakis spp / A. galli                                   1    2.6
  Heterakis spp / Capillaria spp.                            1    2.6
  Strongyloides spp / Capillaria spp                              7.9
  Strongyloides spp / A. galli                               1    2.6
  Strongyloides spp / Trichostrongylus spp                   1    2.6
Triparasitismo
  Choanotaenia spp /Eimeria spp / Raillietinia spp           1    2.6
  Choanotaenia spp /Strongyloides spp / A. galli             1    2.6
  Choanotaenia spp /Strongyloides spp / Heterakis spp        1    2.6
  Strongyloides spp / Heterakis spp / A. galli               1    2.6
  Strongyloides spp / Heterakis spp / Raillietinia spp       1    2.6
  Strongyloides spp / Syngamus spp / Capillaria spp          1    2.6
  Strongyloides spp / Syngamus spp / Trichostrongylus spp    1    2.6
Tetraparasitismo
  Capillaria spp/Eimeria spp / Tetrameres spp /              1    2.6
  Trichostrongylus spp
  Capillaria spp / Strongyloides spp / Eimeria spp /         1    2.6
  Hymenolepis spp
  Capillaria spp / Raillietinia spp / Eimeria spp /          1    2.6
  Hymenolepis spp
  Capillaria spp / Eimeria spp / Heterakis spp /             1    2.6
  Tetrameres spp
Pentaparasitismo
  Capillaria spp / Eimeria spp / Strongyloides spp /         1    2.6
  Choanotaenia spp / Tetrameres spp
  Heterakis spp / Strongyloides spp / Capillaria spp /       1    2.6
  Hymenolepis spp / Raillietinia spp
  Heterakis spp / Choanotaenia spp / Eimeria spp /           1    2.6
  Strongyloides spp / A. galli
Hexaparasitismo
  Heterakis spp / Strongyloides spp / Capillaria spp /       1    2.6
  Hymenolepis spp / Raillietinia spp / Tetrameres spp

(1) En base a 38 aves infectadas

Cuadro 3. Caracteristicas de mantenimiento e higiene de jaulas y su
asociacion con parasitos entericos de gallos de pelea, Coro, estado
Falcon, Venezuela (2012-2013)

                                    Total de aveAves parasitadas
Variable                                                    p
                                    (n)      n      %

Piso                                              36.3
  Tierra                             80     29    40.9      0.69
  Cemento                            22      9
Suministro de agua
  Tuberia                           102     38    37.3
  Tanque/tonel                       0       0     0.0
Frecuencia de limpieza
  Diario                             30     17    56.7      0.009
  1 o 2 veces por semana             72     21    29.2
Tipo de bebederos / comederos
  Comercial                          30     16    53.3      0.01
  Artesanal                          72     22    30.8
Frecuencia de lavado de bebederos/
comederos                            34     11    32.4      0.47
  Diario                             68     27    39.7
  2 o 3 veces por semana
Desinfectante de bebederos /
comederos
  Agua + cloro                       32     17    53.1      0.03
  Agua + creolina                    70     21    30.0

Cuadro 4. Caracteristicas de la alimentacion de gallos de pelea y su
asociacion con parasitos entericos, Coro, estado Falcon, Venezuela
(2012-2013)

                               Total de aves   Aves parasitadas
Variable                                                          p
                                 (n)            n        %
Tiempo de pastoreo (min)
  10 a 30                        80             29     36.3     0.69
  31 a 60                        22             9      40.9
Frecuencia de pastoreo
  Diario                         34             11     32.4     0.47
  1 o 2 veces por semana         68             27     39.7
Geofagia
  Si                             52             26     50.0     0.007
  No                             50             12     24.0
Consumo de lombriz de tierra
  Si                              0             0       0.0
  No                             102            38     37.3
Consumo de insectos
  Si                             102            38     37.3
  No                              0             0       0.0

Cuadro 5. Tratamiento antiparasitario y asesoria veterinaria en
granjas de gallos de pelea y su asociacion con parasitos entericos,
Coro, estado Falcon, Venezuela (2012-2013)

Variable                           Total de aves   Aves parasitadas
                                        (n)        n     %       p
Tratamiento antiparasitario
  Si                                    102        38   37.3
  No                                     0         0    0.0
Frecuencia de tratamiento
  21 a 30 dias                          30         17   56.7   0.009
  > 30 dias                             72         21   29.2
Prescripcion del antiparasitario
  Medico Veterinario                    18         15   83.3   0.000
  Criador                               84         23   27.4
COPYRIGHT 2013 Universidad Nacional Mayor de San Marcos
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2013 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Cazorla P., Dalmiro; Morales M., Pedro
Publication:Revista de Investigaciones Veterinarias del Peru (RIVEP)
Date:Oct 1, 2013
Words:5151
Previous Article:Efecto de la adicion de fluido prostatico autologo y heterologo sobre la calidad espermatica del semen canino.
Next Article:Comparacion de la eficacia de tres medios de cultivo in vitro para el desarrollo de Blastocystis spp.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters