Printer Friendly

Prevalencia de la infeccion por Chlamydia trachomatis en hombres infertiles.

Prevalence of Chlamydia trachomatis infection in infertile men

INTRODUCCION:

En la actualidad, en el ambito mundial, se considera que la infertilidad en las parejas es un importante problema de creciente trascendencia, magnitud y de caracter multicausal, en que el hombre puede ser responsable de hasta 50% de los casos (CDC 2000).

Esta situacion se complica por el hecho que la infertilidad masculina ha aumentado con el paso del tiempo y frecuentemente se asocia a infeccion bacteriana, pero en equilibrio con el hospedador (Lee et al. 2013, Meza 2004).

En los ultimos anos las infecciones genitales masculinas por mucho tiempo subestimadas, son consideradas hoy dia como fuente importante de trastornos reproductivos y entre ellas destacan las causadas por la bacteria gramnegativa Chlamydia trachomatis (Chlamydiales: Chlamydiaceae) por ser un patogeno intracelular que de forma directa puede afectar al espermatozoide, una vez que se adhiere a el, penetra su membrana y alcanza el citoplasma, o indirectamente con la inflamacion, a traves de tres mecanismos, el primero, por especies reactivas de oxigeno (Ion superoxido y peroxido de hidrogeno) que son moleculas que danan los espermatozoides; el segundo por la aglutinacion de los espermatozoides debido a la presencia de anticuerpos anti-Chlamydia en el semen, con lo cual disminuye la motilidad de las celulas sexuales masculinas y por ende la capacidad reproductiva del hombre; y el tercero por alteraciones en la viscosidad y densidad del liquido espermatico que impide el libre desplazamiento del espermatozoide (Astenozoospermia) (Eley 2011, Niccolai et al. 2005, Villegas et al. 1991, Witkin et al. 1993).

La inversion monetaria en la atencion de las secuelas o complicaciones de esta infeccion son considerables para la familia y el estado, porque supone para el primer grupo una parte importante del presupuesto del hogar y para el segundo, el sector oficial de atencion terciaria en salud, mayor subvencion en personal, en materiales y suministros, fundamentalmente en la investigacion de infertilidad como una causa no despreciable de visitas a centros de atencion en salud en muchos paises del mundo (Gillespie et al. 2012, OMS 2006).

Se agrava la problematica porque la infeccion en la mayoria de los casos es asintomatica y porque es la infeccion bacteriana de transmision sexual mas comun en todo el mundo, sin embargo, en Venezuela y especificamente en el estado Carabobo, no se tiene informacion sobre la prevalencia de esta infeccion en hombres, particularmente en los que arguyen problemas reproductivos, ademas, como en esta y en muchas regiones del mundo no se considera como politica sanitaria la deteccion temprana, es decir, en estadio asintomatico de la infeccion genital por C. trachomatis, con el fin de evitar las complicaciones y reducir la transmision (Mishori et al. 2012, CDC 2010).

En consecuencia el objetivo de la presente investigacion es determinar la prevalencia de infeccion en venezolanos del estado Carabobo con problemas reproductivos con el fin de suministrar informacion para el fortalecimiento de los programas de prevencion e intervencion del estado con particular enfasis en poblaciones vulnerables.

METODOLOGIA.

El estudio fue descriptivo y la muestra fue recogida durante dos anos a partir del 2011. Se incluyeron en el estudio a todos aquellos hombres sexualmente activos con antecedentes de infertilidad (con 12 o mas meses sin lograr embarazo en sus parejas, las que ya habian parido al menos un hijo en uniones previas), sin terapia antimicrobiana en los ultimos 30 dias previos a la toma de muestra sanguinea y que fueron referidas de distintos centro de salud del estado Carabobo al Laboratorio Embriogen en la Unidad de Reproduccion Humana de una clinica de salud privada. Se obtuvo el consentimiento de las participantes previa explicacion de los objetivos de la investigacion. La muestra quedo conformada por 48 hombres. A traves venopuncion se obtuvo entre 3-5 ml de sangre venosa y mediante centrifugacion se obtuvo el suero.

A traves de un metodo inmunoenzimatico indirecto (ELISA) comercial (Bioline[R]) se determinaron los anticuerpos IgM e IgG anti C. trachomatis, prueba que tiene una sensibilidad de 90% y 100% de especificidad. Las muestras con indices menores o iguales a 0.9 fueron consideradas negativas para anticuerpos IgM e IgG anti C. trachomatis, pero los muestras con indices mayores o iguales a 1.1 fueron consideradas positivas. Las pruebas serologicas pueden ser interpretadas de tres formas: ausencia de infeccion (IgM e IgG negativas), infeccion activa (IgM e IgG positivas o IgM positiva e IgG negativa) e infeccion cronica (solo IgG positiva).

De los resultados se determinaron las frecuencias absolutas y relativas y se realizaron analisis de asociacion entre variables de interes. Para esta investigacion se acepto un intervalo de confianza de 95% y un valor de p<0.05.

RESULTADOS.

De los 48 hombres estudiados, el de menor edad tenia 26 anos y el de mayor 55, la edad promedio del grupo fue de 36.3% [+ o -] 6.6 anos, con diferencia significativa entre adultos jovenes (93.8%) y mayores (6.3%) (p<0.00000,) en total fueron 4 de 48 (8.3%) los infectados, todos adultos jovenes. De los cuatro hombres positivos a todos se les detecto un solo anticuerpo anti-Chlamydia, dos para IgG y dos para IgM, es decir, dos tenian infeccion activa y dos infeccion cronicas (tabla 1).

DISCUSION.

Son muchos los factores que pueden influir negativamente sobre la capacidad reproductiva del hombre y en muchos casos no es posible identificar la causa de la misma, pero es frecuente la asociacion entre patologia infecciosa asintomatica, especialmente por C. trachomatis (hasta en 10%) e infertilidad masculina, esta parece ser la situacion en la muestra de hombres aqui estudiados porque en que 8.3% (todos adultos jovenes) resultaron con infeccion, pero existen reportes de diferencias en el tipo y prevalencia de la infeccion en hombres con infertilidad y tambien de hombres infertiles en los cuales no se demostro la relacion con bacteriemia. (Custo et al. 1989, Keck et al. 1998, Motrich et al. 2006, Ness et al. 1997, Solis et al. 2000, Szoke et al. 1998). No obstante, respecto al grupo de edad afectado, lo hallado, concuerda con el gran porcentaje (mayor a 80%) de esterilidad por distinta causas reportada en adultos jovenes de otras regiones del mundo (Domes et al. 2012, Op de Coul et al. 2012, Stock et al. 2012).

Tambien es valedero indagar a profundidad en los hombres con problemas de reproduccion que resultan negativos para infeccion por C. trachomatis la existencia de otra causa desencadenante, por ejemplo, se sabe que el alcohol produce alteraciones en la funcion exocrina y endocrina que llevan a la atrofia testicular, con azoospermia, impotencia y feminizacion. De la misma manera el tabaquismo produce atrofia testicular con demora en la espermatogenesis y variacion de la morfologia del espermatozoide; factores como pesticidas plasticos, aditivos en comida y gases de vehiculos entre otros pueden del mismo modo alterar al espermatozoide (Sobek et al. 2012, Wolff 1998).

La diferencia en cuanto a la proporcion de infeccion por C. trachomatis e infertilidad masculina hallada en esta y otras investigaciones puede atribuirse a que se realizan con distintos metodos diagnosticos, en poblaciones distintas o en grupos de hombres con variables clinicas dificiles de controlar, todos estos son factores que impiden medir el grado de impacto de las infecciones genitales por C. trachomatis en la capacidad reproductiva del hombre. Tambien en la genesis de infertilidad de origen bacteriano puede influir la concentracion de bacterias libre en los fluidos genitales; la localizacion del foco de infeccion; el tiempo de evolucion o cronicidad, en este reporte esto no parece crucial pues la mitad de los infectados infertiles tienen infeccion activa y la otra mitad cronica; igualmente participan en el dano reproductiva masculino el tiempo de contacto entre espermatozoides y las celulas inflamatorio; y la presencia de cicatrices en el tracto genital (Gallegos-Avila 2003, Salmeri et al. 2010, Trum et al. 2000, Wolff 1998).

Finalmente se concluye en este primer reporte que en hombres venezolanos del estado Carabobo, la infeccion por C. trachomatis no parece tener un rol preponderante en la genesis de infertilidad; que es igual la proporcion de hombres con infeccion activa o cronica, en consecuencia la historia natural de la enfermedad tampoco parece influir decididamente en la aparicion de infertilidad; que el tamano de la muestra, si se quiere pequena, se debio a la tan arraigada costumbre del hombre latinoamericano, quien ante la enfermedad no acude al profesional en salud o lo hace muy tardiamente; y que esta informacion permitira a los entes oficiales de salud impulsar o mejorar programas sanitarios existentes, o en todo caso incluir al hombre en ellos.

REFERENCIAS.

Centers for Disease Control and Prevention (CDC). 2000. Assisted reproductive technology success rates. Reprod. Heal. Nat. Sum. Fertil. Clin. Rep. 1-12.

Centers for Disease Control and Prevention. 2011. Sexually transmitted disease surveillance 2010. Atlanta, GA: U.S.: Department of Health and Human Services.

Custo GM, Lauro V, Saitto C et al. 1989. Chlamydial infection and male infertility: an epidemiological study. Arch. Androl. 23:243-248.

Domes T, Lo KC, Grober ED et al. 2012. The utility and cost of Chlamydia trachomatis and Neisseria gonorrhoeae screening of a male infertility population. Fertil Steril. 97: 299-305.

Eley A. 2011. How to detect Chlamydia trachomatis in males? J. Andrology. 32: 7-15.

Gallegos-Avila G. 2003. Infecciones por Chlamydia trachomatis y Mycoplama sp. Su relacion con la infertilidad masculina. Bol. Coleg. Mex. Urol. 18: 106-112.

Gillespie P, O'Neill C, Adams E et al. 2012. The cost and cost-effectiveness of opportunistic screening for Chlamydia trachomatis in Ireland. Sex. Transm. Infect. 88: 222-228.

Keck C, Gerber-Schafer C, Clad A et al. 1998. Seminal tract infections: impact on male fertility and treatment options. Hum. Reprod. 4: 891-903.

Lee YS, Lee KS. 2013. Chlamydia and male lower urinary tract diseases. Korean J. Urol. 54: 73-77.

Meza, R. 2004. Valoracion de fructosa en liquido seminal de individuos oligoazoospermicos y normozoospermicos. Trabajo de grado. Departamento de Bioanalisis de la Universidad de Oriente, Cumana.

Mishori R, McClaskey EL, WinklerPrins VJ. 2012. Chlamydia trachomatis infections: screening, diagnosis, and management. Am. Fam. Physician. 86: 1127-1132.

Motrich R, Cuffini C, Oberti J et al. 2006. Chlamydia trachomatis occurrence and its impact on sperm quality in chronic prostatitis patients. J. Infect. 53: 175-183.

Ness RB, Markovic N, Carlson CL et al. 1997. Do men become infertile after having sexually transmited urethritis? An epidemiologic examination. Fertil Steril. 68: 205-213.

Niccolai L, Rowhani-Rahbar A, Jenkins H et al. 2005. Condom effectiveness for prevention of Chlamydia trachomatis infection. Sex. Transm. Infect. 81: 323-325.

OMS. 2007. Estrategia mundial de prevencion y control de las infecciones de transmision sexual: 2006 2015: romper la cadena de transmision.

Op de Coul EL, Gotz HM, van Bergen JE et al. 2012. Who participates in the Dutch Chlamydia screening? A study on demographic and behavioral correlates of participation and positivity. Sex. Transm. Dis. 39: 97-103.

Salmeri M, Santanocita A, Toscano M et al. 2010. Chlamydia trachomatis prevalence in unselected infertile couples. Syst. Biol. Reprod. Med. 56: 450-456.

Sobek A Jr, Hladikova B, Koutna O et al. 2012. Prevalence of Chlamydia trachomatis infection in patients treated for infertility. Ceska. Gynekol. 77: 476-479.

Solis EA, Gatti VN, Bouvet BR et al. 2000. Round cells in semen and genital infections. Arch. Esp. Urol. 53: 101-105.

Stock I. 2012. Henrichfreise B. Infections with Chlamydia trachomatis. Med. Monatsschr. Pharm. 35: 209-222.

Szoke L, Torok E, Dosa E et al. 1998. The possible role of anaerobic bacteria in chronic prostatitis. Int. J. Andrology.21: 163-168.

Trum JW, Pannekoek Y, Spanjaard L et al. 2000. Accurate detection of male subclinical genital tract infection via cervical culture and DNA hybridization assay of the female partner. Int. J. Androl. 23: 43-45.

Villegas H, Pinon M, Shor V et al. 1991. Electron microscopy of Chlamydia trachomatis infection of the male genital tract. Arch. Androl. 27: 117-126.

Witkin S, Jeremias J, Grifo J et al. 1993. Detection of Chlamydia trachomatis in semen by the polymerase chain reaction in male members of infertile couples. Am. J. Obstet. Gynecol. 168: 1457-1462.

Wolff H. 1998. Methods for the detection of male genital tract inflammation. Andrologia. 30 Suppl 1: 35-39.

Recibido: 16 mayo 2013 Aceptado: 15 sep 2013

Milagros Joya (1), Astrid Joya (2), Monica Sequera (1), Everilda Arteaga (3), Gilberto Bastidas (4).

(1) departamento de Microbiologia, Escuela de Ciencias Biomedicas, Universidad de Carabobo. Doctoranda en Postgrado de Ciencias Medica de la Universidad de Carabobo. (2) Laboratorio Embriogen, Unidad de Reproduccion Humana, Centro Medico Rafael Guerra Mendez. Estado Carabobo. (3) Departamento Clinico Integral del Norte, Escuela de Medicina, Universidad de Carabobo. Doctoranda en Postgrado de Ciencias Medica de la Universidad de Carabobo. (4) Departamento de Salud Publica, Escuela de Salud Publica y Desarrollo Social, Universidad de Carabobo. Email: bastidasprotzoo@hotmail.com.
Tabla 1 Distribucion de positividad de los
marcadores IgM e IgG para infeccion por C.
trachomatis hombres. Carabobo, Venezuela.

Anticuerpos-    Grupo de edad
Anti-           25-45 (Adulto  Interpretacion
Chlamydia       Joven)

                  f      %

IgM               2     50     Infeccion activa
IgG               2     50     Infeccion cronica
  Total           4     100
COPYRIGHT 2014 Universidad de Los Andes, Facultad de Medicina
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

 
Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Joya, Milagros; Joya, Astrid; Sequera, Monica; Arteaga, Everilda; Bastidas, Gilberto
Publication:MedULA
Date:Jan 1, 2014
Words:2303
Previous Article:Comparacion y utilidad de nueva formula para calcular la superficie corporal.
Next Article:Efecto del cobre sobre el contenido serico de albumina y de lipidos y sobre las concentraciones sericas y tisulares de cobre en ratas con sindrome...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters